Page 70

Atención integral con enfoque a la salud en la familia y comunidad

a) inmediatamente después del diseño de la intervención, dentro de la misma sesión; b) como una tarea para el hogar, de manera que el cliente la implemente entre sesiones; c) como una implementación ―paso a paso‖ en donde se trabaja un segmento de la intervención seguido de pasos adicionales, después de haber completado exitosamente el primero y; d) una combinación de las tres. Al trabajar con clientes jóvenes, es importante recordar que, dado que su sentido del tiempo es tan inmediato, puede ser necesario identificar un aspecto del problema, diseñar una intervención y pasar directamente a la implementación en un período corto de tiempo. La ventaja de este abordaje es que muestra a la juventud que algo se puede realizar, lo que hace parecer menos abrumador el desafío o la situación actual. La posible desventaja es que todo el proceso es más gradual. Los consejeros deben tener en cuenta con quién están trabajando y adaptar el proceso de acuerdo a eso. Más aún, luego de que la intervención haya sido seleccionada e implementada, el consejero y el cliente pueden volver a evaluar la situación y después retornar a la etapa de planificación para buscar otro tema. Los consejeros deben utilizar su juicio para determinar qué cantidad de los desafíos del momento deben trabajar y a qué ritmo deben proceder con las intervenciones. En cierta medida, esto depende de la edad del joven y de la magnitud y grado de intensidad del problema. Si el problema interfiere mucho con la vida diaria y provoca mucha angustia al cliente o a otros, se recomienda trabajar partes del él e intervenir de una forma más temprana, volviendo a la evaluación según sea necesario. La implementación de planes para el cambio de comportamiento debe realizarse cuando el adolescente esté listo para la acción o preparándose para la misma. La etapa de acción es cuando el adolescente de hecho modifica su conducta. En este punto será apropiado verificar con el adolescente para confirmar y validar si las metas de cambio fijadas aún son relevantes y precisas. Los consejeros saben que las metas pueden cambiar para el joven cliente y que deben mantenerse abiertos y flexibles para manejar estos cambios. Habiendo decidido una acción específica, el joven ya está listo para implementar y poner en práctica lo que tiene intención de hacer. Durante esta fase, el adolescente puede experimentar cierta ansiedad, dado que el cambio está relacionado con el manejo de lo desconocido. Los consejeros deben tener conocimiento de cómo el joven está encarando los cambios. En esta etapa es muy importante proveer estímulos y apoyo al cliente. Las intervenciones también pueden ser implementadas exitosamente como una tarea para el hogar. Esto no solo refuerza los conceptos discutidos durante la sesión de consejería, sino que también es particularmente útil para los individuos más jóvenes cuya capacidad de memoria de una sesión a otra es, por lo general, limitada. La asignación de tareas para el hogar puede realizarse de distintas formas:

Modulo V

Pág. 69

ATENCION INTEGRAL OBST 5  
ATENCION INTEGRAL OBST 5  
Advertisement