Page 1


Editorial Bienvenidos es una palabra a estas alturas les debe sonar trillada. Tanto de parte de las excelsas autoridades del ICEI, como de sus profesores, el centro de estudiantes y sus compañeros más grandes. Bienvenidos al año que para muchos será el primero de universidad, bienvenidos a un nuevo académico y a lo que va quedando de los míticos pastos de Juan Gómez Millas.

Por La Factoría

Como Revista Candola no podemos sino sumarnos a todos los buenos deseos. Esperamos que sus primeras semanas en la universidad hayan sido entretenidas y que luego de un par de condoros y algo de sentido común, puedan sobrevivir a la locura de ser mechón. Esperamos también que se hayan acostumbrado a volver al anonimato de no conocer a casi nadie, luego de haber sido el centro de atención para todo el Instituto; a no acordarse de sus ramos, ni de quienes son tus compañeros, y aún no poder identificar la diferencia entre la sala 1 y la 4, porque todas tienen nombres y no números. En este contexto de bienvenidas y celebraciones los que fuimos mechones el año pasado escuchamos cientos de veces palabras como pluralismo, universidad estatal y laica, pero muy pocas mencionaban la cara más real de la moneda, esa que sería la tónica del 2011, la de un país atravesado por la injusticia social y que se dejó ver principalmente con las demandas por educación gratuita y de calidad para todos, recordándonos que ya por pertenecer a esta Universidad somos parte de una elite, y que lo mínimo que podemos hacer es darnos cuenta que “la Chile” no es el Chile que la mayoría vive. Entre Cartagua, los pastos, entregas de taller y pruebas de actualidad nos pilló el 28 de abril, con la primera marcha del año. Las demandas no eran nuevas, seguían siendo básicamente las mismas que el 2006 o el 2008, evidenciando un país que tiene una deuda histórica con la educación, la salud, la vivienda, el transporte y otras tantas cosas que no caben ni en la editorial más larga de todas, y que son producto de

2


un sistema económico en el que no tienen cabida los derechos, ni menos la justicia. A comienzos del 2011 ni los mechones, los centros de estudiantes o la dirigencia de la FECh podrían haber vaticinado el peso que iban a tener estas movilizaciones, porque más allá de la duración del paro, fueron casi siete meses donde mucha gente se dio cuenta que tiene derechos que puede y debería exigir, y que este sistema está lejos de ser infalible e irrefutable. Pese a no haber tenido ganancias concretas y haber sumado tan pocos meses de clases, el año pasado estuvo lejos de ser un año perdido. Fue de un año lleno aprendizajes, en donde comprobamos que no basta con estar en una sala de clases, o anotar cosas en un cuaderno para saber cosas importantes. Que en una marcha, en una asamblea o escuchando a las personas que se detenían frente a la toma de la casa central se aprenden otras cosas, muchas veces más importantes y tangibles. Este año está bastante más claro a qué nos enfrentamos. Al conflicto estudiantil se le suma un despertar generalizado de distintos actores sociales, factor fundamental para comenzar a poner en práctica la lección que quedó más clara de la experiencia del 2011: la necesidad de crear organizaciones fuertes, que sean capaces de trascender más allá de los tiempos de efervescencia. El equipo de Revista Candola reitera la bienvenida, invitándolos a unirse a este nuevo año de lucha. Hoy creemos en la posibilidad de no repetir los mismos errores, pero finalmente la responsabilidad recae en nosotros, la contingencia está ahí, al igual que el camino que el agitado 2011 dejó abierto.

revista.candola@gmail.com

Twitter: @revistacandola

3


MOVIMIENTO ESTUDIANTIL

La verdadera propuesta del pueblo: organizar , fortalecer y disputar Las movilizaciones en el último año han demostrado el malestar de sectores sociales específicos afectados por carencias materiales determinadas, como los estudiantes contra la mercantilización de su educación, los pobladores contra la nueva ficha de protección social, los portuarios, quienes esperan la reconstrucción post terremoto y los radicales bloqueos de camino en Aysén. Sin embargo, de la misma forma en que un proverbio chino propugna que “los que a hierro matan, a hierro mueren”, por cada levantamiento, hay una respuesta, y de esta forma la realidad se superpone a cualquier historia samurai que hable del equilibrio interior.

Por Big Yamo ft. Tony Dize

Asumir la lucha hoy por hoy implica asumir los costos, al mismo tiempo que asumir la necesidad impostergable de la victoria definitiva y total. Pero ¿qué significa luchar en estos días, cuando los últimos 25 y 30 años “las grandes usinas del imperialismo –diría Néstor Kohan- y también las diversas variantes del reformismo y la socialdemocracia internacional han tratado de inocular en el movimiento popular latinoamericano la peregrina idea de que la revolución ya no es viable, ni posible ni deseable”? ¿Qué significa hoy la consigna que nos incita a seguir peleando con el fin de desterrar de una vez y para siempre una forma de vida basada en el consumo, las deudas, la humillación y el crédito, convirtiéndonos en verdaderos pusilánimes pendientes de cuan bien marchamos por la senda de la meritocracia que este modelo nos ofrece?

4


Pues, algunos nos incitan a ser responsables, a tomar precauciones y que no podemos estar en paro por siete meses nuevamente. Pero eso no debe traducirse en la posición ilusa de que es posible la conciliación entre los intereses del gobierno y de los estudiantes. Esa responsabilidad, que mas bien parece el reflejo de una actitud entreguista que tanto pregonan los hasta ahora vistosos presidentes de la FECH y la FEUC, no es otra que la actitud de quien pela por detrás y envidia por delante. “Este es el año de las propuestas” agitan de la mano con un ministro Harald Beyer que espera “cobrarles la palabra”. Los aludidos pasan de la crítica a la colaboración con la “clase política”, haciendo vida el slogan que llevó a Marcela Sabat al parlamento: “¡Refréscate!”. Entre tanto trajín, la verdadera responsabilidad está en que no podemos estar en paro por siete meses si este no significa una lucha cotidiana, organizada y política, si no significa superar la dispersión de las masas estudiantiles y enfrentar con efectividad la fórmula que bien le ha resultado al gobierno: represión, dilatación y encauzar a las masas a los marcos de la legalidad, el diálogo y las negociaciones. Es cierto, los estudiantes tenemos una responsabilidad, pero que poco tiene que ver con la cómplice institucionalidad y sus lacayos participacionistas. Nuestra responsabilidad tiene que ser acumular la fuerza, organizarla y prepararla, hacer de la lucha su escuela donde crezcan y se fortalezcan nuestros compañeros, alcanzar triunfos que nos permitan proyectar la pelea, hasta vencer.

5


La lucha histórica de los medios comunitarios

Si la prensa nos calla, hablarán las murallas Poco y nada se sabe sobre la comunicación popular. Los grandes peces tienen el deber de preservar el cerco mediático y el pez estatal velará por alimentar a los grandes, en desmedro de los chicos. Sin embargo no somos tan chicos. La comunicación popular, alternativa y comunitaria existe en cuanto haya organización social. He aquí unos retazos para comprender esta historia y motivarse a seguir construyéndola. Por Baby Rasta ECP Volvamos al pasado. Fines del siglo XIX e inicios del próximo, cuando las primeras organizaciones obreras se agrupaban en sindicatos, mutuales y mancomunales exigiendo condiciones laborales dignas. En ese entonces, la dificultad de educarse y crear conciencia de clase era facilitada por los periódicos obreros, que permitían la expresión popular con su cultura y política, marcada por la ideología anarquista, socialista o demócrata. Un personaje fundamental en este proceso fue Luis Emilio Recabarren, quien ayudó a conformar y desarrollar la prensa obrera, especialmente por su voluntad de organización y conocimientos tipográficos y literarios. En una columna del periódico La Democracia de 1901, Recabarren afirmaba que “la prensa obrera tiene por misión sagrada, contribuir a la ilustración y difundir la cultura en las costumbres de los pueblos (…) debe ser un libro en el cual encuentre la savia vivificante para fortalecer el espíritu, cuando abatido por las luchas de la vida, se siente adormecer.” La persistencia de los medios Una característica de los medios populares, aparte de informar, culturizar y crear conciencia, es que el medio no se constituye por sí solo, sino como necesidad de una organización que apunta socializar un mensaje colectivo, dirigido a las autoridades y a la población en general. Sin embargo no todos los medios son iguales, ya que se prioriza en función de los objetivos. En función de esto, señalaremos tres conceptos clave: lo comunitario, popular y alternativo de los medios.

6


Por comunitario vamos a entender una acción colectiva, que se desarrolla con el fin de organizar a la comunidad y generar dinámicas de participación entre los pares. La comunicación comunitaria pone énfasis en el proceso de trabajo antes que en la finalidad de éste y trabaja con los códigos propios de la comunidad. Lo alternativo es aquello que se posiciona como una opción distinta a los medios tradicionales de comunicación masiva, dando espacio a actores sociales excluidos del entramado mediático hegemónico. De esta forma, el contenido y códigos apuntan a un público masivo. Lo popular se entiende como el saber generado por los pueblos, que asumen la vivencia cotidiana como un espacio de construcción constante de realidad. Es el intercambio de experiencias, informaciones, expresiones que realiza el pueblo en su propio seno hacia el resto de la sociedad, en su tarea de constituirse como sujeto histórico. Asumiendo que estos tres conceptos en ningún caso son excluyentes, sino que se complementan en función del contexto en el cual se desarrolla el medio, cabe reflexionar cuál es el discurso y el sujeto histórico que hoy se manifiesta a través de los medios comunitarios, alternativos y/o populares. Para ello, sabemos que existe una concentración absurda de los medios de comunicación masivos: El Mercurio y Copesa concentran el 95% de la prensa escrita En radio existen seis grupos económicos que concentran el 70% del espectro. Los tres principales son Iberoamericana Radio Chile, Grupo Dial y Grupo Bezanilla. La televisión abierta está comprada por grandes empresas: El 67% de Canal13 pertenece a Andrónico Luksic, dueño de CCU, Minera Pelambres y Banco de Chile. Chilevisión pertenece a la empresa gringa Time Warner. Megavisión ahora pertenece al grupo Bethia, dueño de Falabella, Sodimac y Tottus. Los medios de comunicación comunitarios surgen con fuerza en la dictadura militar, como contrainformación desde la clandestinidad producto de la censura impuesta por el régimen. Hoy existen muchos medios a lo largo del país, que deben sobrevivir en condiciones precarias, ya que las posibilidades de obtener una concesión estatal son mínimas. No existen incentivos para que las comunidades trabajen con sus propios medios, más bien se fomenta los allanamientos por considerarlas ilegales y se aumenta el avisaje estatal a los grandes peces. Sin embargo se puede participar. Acá mismo en Macul, Ñuñoa y Peñalolén. En la población Lo Hermida está Canal8 que trabaja hace varios años en la población transmitiendo cada fin de semana. La página web es canal8.cl. También funciona la Radio El Encuentro, en Peñalolén. Esta radio sí es autorizada y su web es radiocomunitariaencuentro.blogspot.com. En el ICEI puedes encontrar la Radio Juan Gómez Millas en jgmradio.blogspot.com y la Escuela de Comunicación Popular en ecpopular.cl.

7


memoria

29 DE MARZO: DÍA DEL JOVEN COMBATIENTE Por Nigga ft. Farruko

“Pero la verdadera justicia está por hacerse y sólo será realidad cuando volvamos a ser un pueblo luchador y conciente, solidario y amoroso... sólo entonces sentiremos de nuevo alegría en nuestros corazones.” - Familia Vergara Toledo

El 29 de marzo de 1985, los hermanos Rafael y Eduardo Vergara Toledo se encontraban en una acción de recuperación de dinero, cuando son interceptados por un furgón de carabineros al mando del subteniente Alex Ambler, el suboficial Marcelo Muñoz y los cabos segundos Jorge Marín y Francisco Toledo. Al verse acorralados por Carabineros, los hermanos deciden esconderse en los blocks de unos edificios, pero los cabos Muñoz y Marín lograron alcanzarlos y les dispararon en el block 972-C. Producto de la balacera, Eduardo Vergara fallece de un disparo en el pecho mientras que Rafael, quien se encontraba herido en la cadera producto de la ráfaga de ametralladora, se arrastró hacia donde estaba su hermano y lo abrazó para que reaccionara. Sin embargo, es subido herido al furgón de carabineros donde es asesinado, rematado de un disparo en la nuca. Ambos cuerpos son finalmente abandonados en plena vía pública. Luego de 20 años de lucha incansable por las calles exigiendo justicia, se logra condena en contra de los involucrados. Jorge Marín es condenado a diez años y un día, por ser el autor material del asesinato de Rafael. Alex Ambler y Francisco Toledo son condenados apenas a siete años y un día. Hoy están presos en Punta Peuco, un hotel más que cárcel, desde septiembre del 2010. Con la llegada de la supuesta “democracia”, la violencia política que se utilizaba para combatir un régimen dictatorial, ahora es rechazada y tildada de lumpen y delincuencia. Los medios de comunicación elaboran verdaderas “campañas del terror” en torno al día, quitándole toda la carga política que implica la conmemoración de esta fecha. Es así como antes del 29 de marzo y el 11 de septiembre, a través de grandes

8


campañas mediático-publicitarias, se entremezcla la violencia política con el “terrorismo”, justificando la militarización y la fuerte presencia policial en las poblaciones más movilizadas. Sin ir más lejos, la violenta represión que se ejerce en el Día del Joven Combatiente cobró una nueva víctima hace unos años. Es el caso del joven Johnny Cariqueo Yañez, quien participó el día 29 de marzo del 2008 en un acto de homenaje en la comuna de Pudahuel, que terminó a las 20:00 hrs. de manera pacífica. Él y sus amigos se retiraban a sus hogares cuando fueron interceptados por un furgón del GOPE y, tras recibir una golpiza, son detenidos y derivados a la 26° Comisaría de Pudahuel, donde las agresiones físicas a todos los detenidos se hicieron cada vez más crueles. Johnny Cariqueo sufría de problemas cardíacos y, a consecuencia de las brutales golpizas y constantes azotes propinados por Carabineros durante su detención en la comisaría, comenzó a sentir un intenso dolor en el pecho y un brazo, por lo que fue trasladado más tarde al Servicio de Urgencias de Pudahuel. A pesar de las recomendaciones médicas que indicaban la realización de más exámenes médicos, la institución decide devolver a Johnny Cariqueo a la comisaría antes de ser atendido. El lunes 31 de marzo una vez en su casa, cerca de las 14:00 horas Johnny se recostó en su cama, y comenzó a mostrar claros síntomas de un infarto, el que pese a los intentos desesperados de asistencia de sus padres y amigos, en pocos minutos ocasionó su muerte. La historia de lucha de los hermanos Vergara y de Jhonny, así como la de muchos otros jóvenes que han estado presentes tanto en contra de la dictadura como de este “Estado democrático”, ha articulado una memoria que traspasa los límites del tiempo lineal. Son jóvenes que no se sienten representados por este sistema deshumanizador como el neoliberal, perpetuando de alguna forma la lucha que se había dado en décadas anteriores. Jóvenes herederos de la experiencia acumulada en décadas pasadas, de proyectos que sufrieron el rigor de las más duras condiciones de vida, imponiéndose a la muerte y la tortura, ofrendando al futuro una armadura identitaria de esta juventud rebelde que no cree en una historia contada, sino que en un proceso que recién se escribe. Es así que el día del joven combatiente se conforma en la funcionalidad de la memoria, en la configuración de una identidad que se transmite en la lucha, en la construcción colectiva, en el amor fraterno y en una participación política que no tiene cabida en los canales tradicionales. La muerte de los hermanos Vergara representa la lucha de un pueblo entero, de una batalla que no se construye con odio sino que con compañerismo, amistad y cariño. Como diría Pablo Vergara: “Esto es una tarea de locos…de los locos del amor”.

9


personaje del mes

We will always love you “El profesor ya se fue” es la respuesta que uno escucha cuando pregunta por Gustavo González, periodista, ensayista y ex académico del ICEI, retirado el 2011, más conocido como Gugo por sus alumnos. Quienes alcanzaron a conocerlo recordarán su paso tranquilo y su trato ama- Por Omega ft. La Factoría ble, aunque nos estuviera retando. Su voz –sedante infalible para muchos- le daba un sello particular, al igual que los variados temas y actividades que podían aparecer en sus clases: desde hacer perfiles de nuestros compañeros cuando apenas nos conocíamos, escribir cartas de amor o conversar sobre las distintas formas de lucha en los movimientos sociales. Esta despedida no ha pasado desapercibida en el ambiente, donde todos lamentan su retiro. Ya no habrá nuevas generaciones que queden impresionadas por ese pelado bajito que caminaba por los pasillos del ICEI, sonriéndole hasta a los que nunca habían sido sus alumnos. Tampoco vivirán las discusiones en clases, donde él, adoptando un tranquilo rol de moderador, lograba que hasta los más tímidos hablaran. Para todos quienes entraron a periodismo porque les gustaba escribir, las clases del profesor eran ideales, llenas de ejercicios en donde la literatura y la creatividad estaban presentes, en las que lograba transmitirnos sus incansables ganas de observar y retratar el mundo a través de las letras, todo mientras escribía lenta y ordenadamente en la pizarra, ayudándonos a escapar del fome periodistés utilizado en los medios tradicionales. Esperamos que vengan nuevos académicos que, al igual que Gugo, a través de las lecturas y discusiones en clases intenten que los alumnos expandan su perspectiva sobre el mundo y conozcan más sobre temas que rara vez aparecen en la agenda setting. Gracias a esto, casi todas las mechonas 2011 admiraron y se creyeron por un rato Solangie, guerrillera de las FARC y protagonista del libro “Últimas noticias sobre la guerra”. No queremos hacer una biografía del profesor, sino destacarlo por su paso en el ICEI. Agradecer el apoyo que otorgó a las movilizaciones estudiantiles del año pasado, su reconocimiento a la Escuela de Comunicación Popular, por el tiempo e interés dedicado a todos los estudiantes, la eterna paciencia reflejada en cada corrección, y por las bonitas palabras que en su despedida dedicó a sus alumnos y su familia, en especial cuando agradeció a su esposa y dijo –cabros, tomen nota- “ella, más que mi cable a tierra, es mi cable al cielo”.

10


cancionero PO P U L A R

Guitarreo al alcance de todos Los Vásquez - Tu me haces falta REm-DO-SIB FA Sin ti los minutos me parecen años DO REm Como te extraño, quiero verte CORO:(se repite dos veces) SIB FA No puedo vivir tú me haces falta DO Tú me haces falta mi amor REm Tú me haces falta Sin ti los minutos me parecen años DO REm REm-DO-SIB Como te extraño, quiero verte FA Siento tu perfume aquí en mi cama DO REm REm-DO-SIB Como se extraña, quiero verte -CORO x2-

Falta, tú me haces falta Tu sabes mi reina te quiero como a ninguna Contigo yo vería la luna A un viaje de placer te llevare por las estrellas Verte, mira verte, mira niña quiero verte Pienso todo el día como le hago para pa tenerte Tú me haces falta sin ti no puedo estar. FA Pasa y pasa el tiempo y de ti no se nada DO REm REm-DO-SIB Ni una llamada, que me acerque FA Ay solo una sonrisa tuya bastaría DO REm REm-DO-SIB Para curar está herida FA Y te falle, porque otros labios yo bese DO REm-DO-SIB Fui un imbécil yo me equivoque, amor vuelve FA Y caí,no pensaba que era tan feliz, DO REm REm-DO-SIB Como un tonto todo lo perdí, amor vuelve -CORO-

11


Revista Candola Marzo  

En este número no se pierda: - "Si la prensa calla, hablarán las murallas". La lucha histórica de los medios del pueblo - Perspectivas del m...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you