Issuu on Google+

x

P

2

cana e

5

nocidos

2Mar Ruíz 2Luis G. Mendoza 2Gerardo Farías 2Alberto MArtínez 2José miguél Santos Rivera

“La casona del sabor” Sabino núm. 156, Santa María, La Ribera, delegación Cuauhtémoc, D. F. CP 06400 febrero 14

18 00 hrs

hacemos libros... nos quedan bien bonitos...


Muy Alto y Muy Soberano Consejo Editorial de

P

2

cana e

oficinas para LatinoamĂŠrica y El Caribe


Grac ias Citara

largas casas para ustedes 

Escuela Mexicana de Cocina largas experiencias culinarias para ustedes

La Casona del Sabor

largas y fecundas visitas siempre para ustedes

www.tvmiciudad.tv

largas bandas anchas para ustedes

IMER

largas audiencias para ustedes

unomásuno

largas ocho columnas para ustedes

La Jiribilla

largas ocho columna para ustedes también

Chef Jorge L. Álvarez larga y alimenticia vida para ti

El Muy Alto y Muy Soberano Consejo Editorial de Canapé reconoce con entusiasmo y dicha su participación siempre llena de amabilidad y buenos modos; siempre dispuesta y solidaria, para todos ustedes larga, muy larga, muy larga dicha


Grac ias

Gloria Saldívar por tus Giros y abismos 

Jorge Leroux

por tu Demasiado mí

Armando Alanís Pulido por tu Puerta entreabierta

Juan Mendoza

por tu Algo de Línea de producción

Gustavo Enrique Orozco

por tus Cuatro trazos para alertar la aurora

Ericka Orozco Saúl por tus ilustraciones

Carnalita

por las impresiones

El Muy Alto y Muy Soberano Consejo Editorial de Canapé reconoce especialmente su confianza y su voto de fe, que sus palabras y sus trazos lleguen siempre, que todos sus lectores sean tocados, que este pacto de paz entre los hombres todos, que es la literatura, los congregue siempre y sigan escribiendo cosas tan monas... no cambien, valen mil...


Grac ias Sara Camhaji

porque sin ti esto no tendría nombre

Ave Mahatma Rabí Sir Rudolph Müntzer

por tus enseñanzas de paciencia y de ternura

Georgina Cabrera

por tu simpatía y apoyo al proyecto

Rafael Maldonado T. por todas tus palabras

Andrés Castuera-Micher y Código DF

por apostar con nosotros

a los viajeros del tiempo José Miguel Santos Marco Antonio Almazán Gustavo Enrique Orozco su osadía será recordada por centurias

7

e s o... Gr a c i a s


no

nosotros no tiramos guayabazos, no somos piñatas, ni guayaberas, ni guayabos. no decimos que sí para decirles luego cuándo. nosotros no queremos piropearlos, no nos importa si se ven bonitos. nosotros no regalamos homenajes, ni damos honor a quien no lo merece. nosotros no usamos sombrero, por eso no nos lo quitamos. nosotros no creemos en las vacas sagradas, sabemos muy bien que ellas tampoco existen: son los papás... nosotros no arruinamos la navidad, así ya estaba... nosotros no somos unos caballeros: nosotros no olvidamos. a todos y cada uno de los que directa o indirectamente participaron o han o habrán de participar con nosotros; a las familias de los viajeros del tiempo, que valientemente siguen reconociéndolos y eventualmente alimentándolos; a los miembros de las distintas dinastías y linajes de todos los hacedores de libros que habitan la faz de la tierra y sus alrededores en el estado de méxico también; a los enanitos extranjeros que colaboran gratuita y eficazmente con nosotros en nuestros talleres subterráneos y ocultos y saben escapar cuando llegan a capturarlos; a las instalaciones de la torre norte, bastión a la mitad de la nada; a la prensa internacional y a las comunidades visibles e invisibles de la ciudad de méxico; a la señora de las tortas con agua de sabor de a veinte pesos; a nuestras caseras, dignas dignísimas y altas potestades; a los carnales, a los valedores, a los fans, a los compadres y compadras; a los que nos enseñaron que la botánica era el arte supremo de botanear a los que amamos; a los que durante todo este hermoso viaje han sido también motivo de nuestra alegría y han hecho nuestras delicias con sus ocurrencias sin par; a los seres y seras de todo el universo tambor

7

Gr a c i a s ...


x P

2

cana e

hacemos libros... nos quedan bien bonitos...

cualquier reproducci贸n de nuestro material con fines que no sean chidos, ser谩 perseguida y las torturas a las que someteremos a los culpables no tendr谩n comparaci贸n con nada en la historia de la crueldad universal... ya les dijimos... que conste...


Agradecer