Page 1


Año 5 Nº 219

10.6. Los Profetas hablan en Nombre de Dios (2) ECulto exterior

Domingo 1 Enero de 2012

Formación Historia de la salvación (8)

U

no de los aspectos más criticados de la vida religiosa del Pueblo de Israel fue el culto. En realidad, por lo general se trataba de un culto esencialmente e x t e r i o r, s i n u n a v e r d a d e r a participación interior (Is 29,13). Es lo que está pasando también ahora: misas, bautismos, fiestas, bodas , quince años... ¿Y el conocimiento del verdadero Dios'? ¿Y la obediencia a sus mandatos? No hay tiempo. EPocos profetas

P

or qué hoy en día existen tan pocos profetas? Porque la misión del profeta es muy difícil y tiene que enfrentarse a muchos peligros. Por eso muchos prefieren estar muy bien integrados al sistema y vivir del presupuesto. ¿Acaso muchos no se dan cuenta de la graves deficiencias presentes en la sociedad? Claro que se dan cuenta, pero prefieren callar para evitar problemas y seguir con su vida cómoda de siempre.

¿

ETodos somos responsables

A

parte de algunos que tienen el don de profecía de una manera muy especial y que están llamados a “abrir caminos”, todos en nuestro pequeño mundo tenemos que hacer algo para vivir nuestra vocación profética. No le echemos siempre la culpa al papa, a los obispos y a los sacerdotes, si vemos que ciertas cosas andan mal dentro y fuera de la Iglesia. 10.7. Dios castiga a su pueblo (1) EEl pueblo no escucha la voz de los profetas

M

ientras los profetas hablaban en nombre de Dios, el pueblo seguía en el camino

Caminando

3

pasa ahora. Frente a una intervención de Dios, no todos reaccionan en la misma manera; los que de por sí están buscando a Dios, entienden el significado del acontecimiento y se acercan a Él; mientras los demás no entienden nada y se alejan siempre más. Es lo que está pasando con el problema de las sectas: los que de por sí están buscando a Dios, al ver los estragos causados por las sectas, cierran filas alrededor de la jerarquía y tratan de fortalecer su fe con el estudio y un mayor compromiso, mientras los demás, de plano lo dejan todo y se pasan con ellas, aprovechándose de cualquier pretexto (algún mal testimonio, ayuda

del pecado, la injusticia, el culto puramente exterior y la idolatría. Es lo que sigue sucediendo ahora: mientras el papa, los obispo, y los sacerdotes tratar de dar a conocer al pueblo la voluntad de Dios, este no les hace caso y prefiere vivir la fe a su modo.

EEl pueblo consigue la libertad y renueva su Alianza con Dios (Es 1,1-8;

ESe pierde la independencia política

Ne 8,1-12; 9,6-37).

Y

económica, presión psicológica, etc.)

E

llegó el castigo. El año 721 a.C., cayó el Reino del Norte, conquistado por Asiria, y desde entonces desapareció para siempre. Los asirios se llevaron a la gente más capacitada y en su lugar pusieron a gente pagana, llegada desde lejos. Los dos grupos se mezclaron y surgió un nuevo pueblo, con costumbres paganas e israelitas. Por eso vemos como en el Nuevo Testamento se despreciaban tanto a los samaritanos, por tener precisamente costumbres y creencias paganas, e israelitas.

n el año 538 a.C. Ciro, rey de Persia, después de haber conquistado Babilonia, concedió a los hebreos la libertad para regresar a su tierra. Puesto que en su mayoría pertenecían a la tribu de Judá, desde entonces los hebreos o israelitas empezaron a llamarse judíos. . . . a

EEl pueblo se arrepiente (Lam 1; Dan 9,4a-19; Ez 3,16-21; 34; 36,22. 30)

Editor Responsable: Roberto Helguero

E

ncontrándose lejos de su tierra, sin rey y sin templo, y viendo el gran resplandor de las religiones paganas, muchos perdieron completamente su fe en el Dios de Israel. Otros, al contrario, se dieron cuenta de la causa de un castigo tan grande y se arrepintieron. Lo mismo

Continuará la próxima semana

Caminando

Junto a Cristo y María de Luján

Revista semanal con las lecturas de cada Domingo, sus comentarios, y artículos de formación católica.

Tirada: 1.200 ejemplares de distribución gratuita

Grupo H - Cuit: 30-71080423-7

Arte y Diagramación: Roberto y Marcos Antonio Helguero Arte en portada: Viviana Helguero Comercialización y Distribución: Roberto Helguero y Jorge Pascual Impresión: ImpreArt - Mendoza 2145 - Tel: 4-32-6689

http://issuu.com/caminando/docs/219 eMail: roberto@tucbbs.com.ar

http://www.facebook.com/pages/Caminando/265884673423602


Domingo 1 de Enero de 2012

6 Caminando

Palabra de Dios Continuación del Evangelio Viene de la página 1

. . . Ocho días después, llegó el tiempo de circuncidar al niño y se le puso el nombre de Jesús, nombre que le había sido dado por el ángel antes de su concepción. v

Palabra del Señor

Reflexión: ¿ uiénes son estos pastores a

Q

aquí todo parece más o menos lógico. Lo verdaderamente extraño es que el signo les convenza, que hagan suyo el evangelio -creyendo que ha nacido el Salvador- y alaban a Dios por todo ello. Nosotros, lo mismo que los pastores, nos movemos aquí en el plano de la paradoja fundamental del cristianismo: vemos por un lado a un niño, envuelto en los pañales, indefenso, sencillamente un hombre; o vemos si se quiere a un pretendido profeta del Señor que muere ajusticiado. Tal ha sido el signo, el de Belén o el del Calvario. Pues bien, sobre ese signo se descorre la palabra de la epifanía(manifestación) radical de Dios que anuncia: Les ha nacido (ahí lo tienen) el salvador, el Mesías de la esperanza de Israel, el Señor de todo el cosmos. Ante esa paradoja, los pastores han respondido como creyentes; en ellos, que eran quizá los más pequeños de la tierra, ha comenzado a brillar como en Abraham, la nueva luz de la verdad de Dios para los hombres. Ante esa paradoja se nos pide también a nosotros el valor de una respuesta. Como detalle debemos añadir que en realidad no existe adoración de los pastores (en

los que el ángel del Señor ha dirigido su mensaje? Siguiendo una tradición antigua se les identifica con los pobres de la tierra, los que viven alejados de los pueblos y no pueden cumplir reglamentos de la ley ceremonial de los judíos. Todas estas notas parecen ser auténticas. Sin embargo, no podemos olvidar que nos hallamos en Belén, ciudad del rey David, que fue pastor, llamado por Dios de entre el rebaño; tampoco olvidemos a Abraham y los patriarcas, que, siendo pastores, escucharon la llamada de Dios y recibieron su visita. En otros pueblos del oriente antiguo se han contado historias más o menos semejantes. Por todo eso pensamos que los pastores del relato no son simplemente los pobres y alejados, contra de la adoración sino también de los magos de Mt 2, Encontraron a María, aquéllos que están a José y al recién nacido. 11). Su gesto se Ocho días después prontos a escuchar refleja en estos la voz de Dios y a se le puso el nombre de Jesús r a s g o s : a ) fundar su nuevo encuentran al niño pueblo entre los hombres. y le aceptan como signo de Dios ; b) Sea cual fuere su sentido definitivo, confían en la palabra del ángel, lo cierto es que los pastores aceptan creyendo en su evangelio (nacimiento la palabra del ángel, se dirigen a de un salvador); c) glorifican a Dios. La observar el signo y encuentran al historia ha comenzado en Dios, que niño acostado en el pesebre. Hasta les ha puesto en camino hacia el niño

Año 5 Nº 219

del pesebre; desde el niño, aceptando el evangelio, todo vuelve a conducirles hacia Dios, a quien alaban por su obra salvadora. Ante el relato de los pastores, el texto de Lucas nos ofrece dos respuestas. Están a un lado los curiosos, que se admiran por lo extraño del suceso. Está en el otro la figura de María, que conserva todas estas cosas, las medita en su interior y reconoce (va reconociendo) la presencia de Dios en el enigma de su hijo envuelto entre pañales, recostado en un pesebre. También nosotros nos hemos situado ante el relato: ¿Como los pastores y María? o ¿Simplemente como curiosos? v Biblia Litúrgica N.T. Pág. 1239 S

Primera Lectura

E

Lectura del Libro de los Números 6, 22-27

l Señor dijo a Moisés: “Habla en estos términos a Aarón y a sus hijos: Así bendecirán a los israelitas. Ustedes les dirán: 'Que el Señor te bendiga y te proteja. Que el Señor haga brillar su rostro sobre ti y te muestre su gracia. Que el Señor te descubra su rostro y te conceda la paz'. Que ellos invoquen mi Nombre sobre los israelitas, y Yo los bendeciré”. v

Reflexión:

Palabra de Dios

E

l texto que acabamos de leer, se compone de tres partes: una introducción (vs. 22-23), un poema litúrgico que es una fórmula de bendición (vs. 24-26) y una conclusión (v. 27).

En las tres partes una raíz verbal común: "bendecir" (vs. 23. 24. 27), y en las tres oraciones del poema (paralelas por su contenido y forma) un mismo sujeto: el Señor (vs. 24-26). Esta triple invocación del nombre del Señor hace eficaz la bendición de los sacerdotes aaronitas (v. 23). En realidad es Dios el que bendice a través de sus mediadores (v. 27).


Año 5 Nº 219

Domingo 1 Enero de 2012

Una de las tendencias dominantes de la primera parte del libro de los Números es poner en claro el papel o función de los sacerdotes. Es cierto que patriarcas, reyes y levitas pueden bendecir (cfr. Bn. 27,

material y espiritual tanto a nivel individual como colectivo... La paz aquí no se opone a la guerra solamente, sino a todo lo que puede perjudicar el bienestar humano y las buenas relaciones de los hombres entre 48; II Sam. 6, 18; I Rey. 8, sí y con Dios. 14. 55; Dt. 10, 8, 221, 5), A l g u n a s pero aquí esta variantes textuales función está reserponen los verbos de vada en exclusiva a este relato en futuro, los sacerdotes (cfr. adquiriendo así la Sir. 50, 22 ss). bendición un valor La bendición profético. Por eso hace presente a Dios muchos Padres han en medio del pueblo visto en este texto el (v. 27). Toda bendianuncio de la auténInvocarán mi Nombre ción humana tica bendición: la sobre los israelitas, continúa la venida de Jesús, y Yo los bendeciré bendición de Dios a nuestra paz (cfr. Is. los seres creados y a 9,6;11,1-9...) . Estos los patriarcas (cfr. Gn. 1, 22.28; 12, 2 ss). días contemplamos el nacimiento de Pronunciada, siempre produce su este Príncipe que nos trae una paz efecto sin poderse revocar (cfr. Gn. 27, basada en la justicia, el amor a Dios y 30-38: difícil de entender a todo hombre a los hermanos (cfr. Is. 32, 17; 60, 17...). occidental. La bendición en el Antiguo Millones de seres humanos pasan Testamento guarda similitud con la bendición hambre. Los bienes materiales gitana). escasean incluso en nuestro mundo La fórmula de bendición posee occidental: aumento del paro, un estilo arcaico y conciso (es muy citada carencia de poder adquisitivo... El en el Antiguo Testamento...: Sa. 67, 1,; 119, 135..., y en la literatura del Qumran, signo evidente de su egoísmo reina por todas las partes: importancia en la piedad judía). Se implora la sólo nos interesa lo nuestro y los bendición divina para que el Señor: nuestros; los demás no cuentan, ni 1) Conceda abundantes siquiera Dios. Al contemplar estos cosechas, ganados, éxitos en las días al Príncipe de la paz en Belén empresas... (v. 24; Dt. 28, 2-14) . imploremos también su bendición; Término equivalente a bendecir, de lo contrario nuestro mundo tiene aunque en forma negativa, es visos de convertirse en una jauría de "proteger". locos. v 2) "Ilumine su rostro sobre ti": en Prov. 16, 14 ss., esta expresión se opone a la ira del rey. Indica, por tanto, mostrar su favor, conceder el bien y la vida (cfr. Sal 31, 17; 80, 4.8.20). 3) Te concede la paz. La paz es un término muy rico en hebreo, sin traducción posible en nuestras lenguas. Indica la idea de perfección o de totalidad: bienestar, prosperidad

Angel Gil Modrego Dabar, 1986 nº 7

Salmo Responsorial Salmo 66, 2-3. 5-6. 8 R: El Señor tenga piedad y nos bendiga

E

l Señor tenga piedad y nos bendiga, haga brillar su rostro sobre nosotros, para que en la tierra se reconozca su dominio, y su victoria entre las naciones. R.

7

Que canten de alegría las naciones, porque gobiernas a los pueblos con justicia y guías a las naciones de la tierra. El Señor tenga piedad y nos bendiga. R. ¡Que los pueblos te den gracias, Señor, que todos los pueblos te den gracias! Que Dios nos bendiga, y lo teman todos los confines de la tierra. R.v

Segunda Lectura Lectura de la Carta a los Gálatas 4, 4-7

H

ermanos: Cuando se cumplió el tiempo establecido, Dios envió a su Hijo, nacido de una mujer y sujeto a la Ley, para redimir a los que estaban sometidos a la Ley y hacernos hijos adoptivos. Y la prueba de que ustedes son hijos, es que Dios infundió en nuestros corazones el Espíritu de su Hijo, que clama a Dios llamándolo: ¡Abbá!, es decir, ¡Padre! Así, ya no eres más esclavo, sino hijo, y por lo tanto, heredero por la gracia de Dios. v

Reflexión:

Palabra de Dios

P

ablo compara la situación del hombre antes de Cristo o al margen de Cristo, a la de un niño que, aun siendo el heredero, vive bajo la tutela de sus pedagogos hasta que "se cumpla el tiempo" y entre en posesión de la herencia. Mientras llega su mayoría de edad, el niño vive sometido y en nada se diferencia de los criados; pero, cuando ya es mayor, cambia su suerte y todos reconocen que es el señor. Los judíos que vivieron antes de Cristo tuvieron como pedagogo la Ley de Moisés, los gentiles que viven al margen de Cristo tienen a los "elementos" de este mundo (3. 23-4. 3). Para unos y otros ha llegado el tiempo de vivir y ser tratados como hijos adoptivos de Dios y coherederos con Cristo. Ha llegado el tiempo de la liberación tanto de la Ley como de los "elementos" de este mundo. . . . a Continúa en página 8


Caminando nº 219  

Santa María Madre de Dios María, madre del Señor

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you