Page 19

11

José Ángel Vásquez

El gerente que ha dejado una profunda huella en COOPEPALMARES t Estoy convencido de que el cooperativismo es una bendición de la humanidad. Digo que el solidarismo es un gran invento de Costa Rica para el mundo. El cooperativismo no nació en Costa Rica, pero también es una maravilla aquí. Don José Ángel Vásquez Vargas tiene treinta y seis años de trabajar en COOPEPALMARES y tiene veintidós años de ser el gerente general.

Tres supermercados -¿Cuántos supermercados tienen hoy? -Hoy tenemos tres y vamos para un cuarto supermercado. -¿Cómo les va con el almacén de suministros? -Tenemos un solo almacén de suministros. Vendemos ferretería y químicos agrícolas. Nuestra meta siempre ha sido luchar por ser reguladores de precios. Nosotros no estamos interesados en obtener ganancias sino en regular los productos en el pueblo. De esa forma, cumplimos con dos misiones. Una es darle los mejores precios a nuestros asociados, y la otra, que la comunidad salga beneficiada. Esto nos ha destacado y nos ha puesto a competir fuertemente con empresas extranjeras y con empresas locales, que las respeto y admiro.

Camilo Rodríguez Chaverri Ventanario

-Gracias por recibirnos. ¿Dónde nació? ¿Dónde ha vivido? -Soy palmareño, nací en 1957. Tengo sesenta y un años, de los cuales, tengo treinta y seis años de dedicarle todo mi tiempo y mi energía de trabajo a la cooperativa. Soy hijo de asociado y soy asociado de la cooperativa. Pertenezco a una familia de cooperativistas. Son nueve hermanos. Me siento muy orgulloso de dedicarle mi vida profesional a la cooperativa. Por cosas de la vida, yo estudié Agronomía, pero inicié trabajando como subgerente y me quedé después como gerente.

Una anécdota muy especial -Es bueno que sea ingeniero agrónomo. No solo tiene que saber de administración y finanzas porque usted trabaja con productores. -Una anécdota. Soy el nieto mayor de treinta y ocho nietos que tuvo mi abuelo. Para poder estudiar, tuve que entrar al colegio nocturno porque para mi papá, yo era el mayor y él era jornalero de mi abuelo; entonces, el que yo estudiara, significaba tener un empleado menos. Entonces, encontré la opción de estudiar en el colegio nocturno en San Ramón. Mi papá logró comprar un pedacito de terreno y después otro. Hoy es uno de los productores de Palmares. Estudie en el Tecnológico la carrera de Administración de Empresas. Me dice mi abuelo, ¿qué es eso? No sabía cómo explicarle eso en palabras que él me entendiera. Le dije, “abuelo, no sé, algún día seré gerente de la cooperativa”. A pesar

de estar en contra de que estudiara, en ese momento sí conseguí tener el apoyo de mi abuelo. Hablarle de la cooperativa fue lo que me salvó.

pués, mi abuelo falleció, pero vio todo mi logro.

Importancia de -Cuándo le dijo eso, ¿qué le COOPEPALMARES

contestó él? -Soltó una risilla. Duré solo tres meses en el Instituto Tecnológico de Costa Rica. Sin embargo, el cambio de trabajar todo el día y estudiar de noche, en un colegio, fue un cambio muy terrible. Me regresé, entré a estudiar en la Universidad de Costa Rica. Al estar muy relacionado con el campo, me dio por estudiar Agronomía. -¿Terminó la carrera? -Sí, soy ingeniero agrónomo especialista en fitotecnia. Hice la tesis en el beneficio de café. Sucede que renuncia el gerente, don Fernando Estrada; entonces, nombran a la subgerencia en la gerencia, y yo fui un candidato de tres. -¿Recién graduado? -Sí. -O sea, ¿que ser subgerente y luego gerente de COOPEPALMARES ha sido su único trabajo? -Sí. Solo cuatro años que me prestaron a COOPEINDIA. Después regreso a Palmares. Lo más hermoso para mí fue que empecé en 1996 como gerente de COOPEPALMARES. Mi abuelo, que había estado en contra de que estudiara, estaba en el departamento médico de la empresa y se paró muy orgulloso y les dijo a todos, “él es mi nieto mayor y es el gerente de la empresa”. Eso me hizo sentir muy orgulloso. Un año des-

-¿Qué significa COOPEPALMARES para este cantón? -Lo he definido así: Palmares sin COOPEPALMARES sería un pueblo muy distinto. Desde que empezamos, aquí la distribución de tierras ha sido uno de los puntos altos. Palmares es de los lugares más distribuidos en cuanto a tenencia de la tierra. No son haciendas, son propiedades que no superan las tres hectáreas. Desde el inicio, la cooperativa no financia para comprar terrenos, pero sí financia con base en la producción. Eso hace que los productores, aunque estuvieran con una necesidad de financiamiento, pudieran acceder al apoyo de la cooperativa. -¿Eso hace que los productores no tuvieran que vender sus propiedades? -Exactamente. Actualmente nos sentimos muy orgullosos de que nuestros padres hayan sido cooperativistas… ¿Por qué? Porque si bien es cierto hoy esos terrenos son áreas más pequeñas, es lo que muchos tenemos. Es la finca que nos dieron como herencia. Todo esto es gracias a que nuestros padres no tuvieron que vender. Además, la cooperativa no se quedó en solo procesar y comercializar el café, sino que también tiene supermercados y en el año ochenta iniciamos con suministros agrícolas.

-Me preocupa que se haga un monopolio de supermercados. -Exacto. Con todo respeto por su trabajo, también me preocupa que los chinos están entrando con condiciones diferentes a las de nosotros. Eso les está dando una ventaja. Les admiro su capacidad de trabajo, quince horas al día, pero creo que probablemente tienen unas regulaciones que les dan ventajas que no las tenemos los ticos. En algún momento oportuno, quisiera que se haga un examen de eso. Estoy muy contento en la parte objetiva porque no nos quedamos solo procesando el café, ni con insumos agrícolas, sino que innovamos en otro campo con el departamento médico de empresa. En los años ochenta, las empresas cooperativas establecieron el médico para los asociados, pero al día de hoy, solamente esta cooperativa mantiene el servicio médico de empresa. Cuándo se habla de médico de empresa, ¿para quién es ese servicio? Se desarrolló para los asociados, no solo para los empleados. Tenemos un médico con una enfermera que atiende todos los días, durante cinco horas, a los empleados, los asociados y sus familias. dos.

-¿Cuántos asociados tienen? -Mil doscientos cincuenta y

-He escuchado decir a don Rolando Araya que Palmares es el gran ejemplo de reforma agraria de Costa Rica, pero le agregaría que esa reforma agraria de Costa Rica se le debe al cooperativismo. En este caso, se le debe a COOPEPALMARES. -Estoy totalmente seguro que eso se dio sin presión, se dio por un acto voluntario basado en un sistema cooperativo. Hoy disfrutamos

de estos y muchos somos profesionales, gracias a que los padres, agricultores, pudieron mantener la finca.

“El cooperativismo es una forma de vida”

-¿Qué significa el cooperativismo para usted? ¿Cómo lo define? -El cooperativismo para mí es una forma de vida, en la que podemos expresar con buena administración el amor al prójimo. Se hace un esfuerzo por la gente que está asociada. Muchas veces queremos que nos agradezcan, pero no sucede.

-Eso le pasó a Jesús, él devolvió la vista a un grupo de personas. Sanó a leprosos. Y solo uno se volvió y le dio las gracias. Es bíblico. -Debe ser una forma de vida. Hay que estar dispuesto a dar lo mejor pero sin esperar a que nos den las gracias.

-COOPEPALMARES R.L. tiene una unidad móvil odontológica. -La unidad móvil odontológica es un proyecto que inició en los años ochenta, con la odontóloga y fundadora, Norita Chávez. Se creó un sistema para poder llevar sillas odontológicas a las escuelas y así dar atención bucodental a los niños. Posteriormente se compró un furgón y se llevaban las tres sillas a las escuelas. -¿A la escuela? -Sí, se lleva a la escuela.

-¿Es una labor social de la Cooperativa? -Sí, una labor social. Hay varios elementos. Primero está la contribución desinteresada de la doctora Chávez y de la Universidad de Costa Rica, que envía a los practicantes de Odontología. También ayuda la Colgate-Palmolive, la Asociación Cívica de Palmares, y los niños que pueden también contribuyen; quiero decir, las familias de estos niños, cuando pueden, contribuyen. Es así como entre todos hacemos una inversión de veintidós a veintitrés millones de colones por año. Sin embargo, eso no es lo importante; lo importante es que si sumáramos los trabajos que se hacen en la salud bucodental de los niños, el proyecto estaría dando un fruto de doscientos y resto de millones. Eso cuesta hacer todos esos trabajos. Este proyecto se lo planteamos al presidente Luis Guillermo Solís, pero no vimos otro ejemplo. Este proyecto es un ejemplo a seguir.

-¿Solo esta cooperativa lo tiene? -Sí, solo nosotros lo tenemos.

Profile for Camilo Rodríguez

Guapileño264  

Guapileño264

Guapileño264  

Guapileño264

Advertisement