Issuu on Google+

Calidad de la salud en Colombia A raíz de la ley 100 de 1993, nace la descentralización de las instituciones de salud públicas. Dicha descentralización origina la creación de procesos, como la facturación, la gestión de cartera y la auditoría de cuentas médicas, que aún hoy en día están en crecimiento y ajustes. La calidad de la salud en Colombia, se ha venido deteriorando, luego de las reforma realizadas a la ley 100 de 1993, las cuales han perjudicado principalmente los sectores más vulnerables del país, la principal debilidad de la reforma radica en su aplicación, debido a esto la salud en Colombia se encuentra en crisis y su calidad tiende a disminuir. Es un sistema de salud, el cual tiene su base en estrategias de mercado la Constitución Política de Colombia de 1991, fue la primera gestora de ese proceso de facturación para la salud. El sistema de seguridad social en salud propone que todas las entidades de salud, sean independientes, autónomas y tengan un sostenimiento a partir de la venta de servicios de salud. Este proceso involucra tarifas, contratos, auditorias, glosas, objeciones, cuentas, pagos, deudas entre otros. Por tanto, las entidades de salud pasaron de manejar pacientes a atender clientes y pasamos sistemáticamente a una crisis ya que en las manos de entidades autónomas, coloco el estado recursos correspondientes al régimen subsidiado, para que vincularan la población, en este caso la gran mayoría. La población vinculada a estas entidades se encuentra afectada por estrategias económicas que propenden a aumentar la cobertura y disminuir la calidad, el reflejo de las acciones: disminución de tiempo consulta por paciente, los pocos medicamentos incluidos en el plan obligatorio de salud (POS), la dificultad para acceder a tratamientos con especialistas, la mínima autorización para procedimientos quirúrgicos y el mal esto de las empresas, contribuyen a disminuir la calidad de la salud. El acceso a la atención en salud está mediado por barreras o condiciones donde la demora en la atención y la mala calidad de la misma afectan el acceso a servicios de salud. Estas barreras son de tipo personal, principalmente por los usuario que ya han consultado y sus experiencias no han resultado satisfactorias y mucho menos oportunas; barreras geográficas, que se originan por el lugar de residencia de los clientes y las amplias distancia de los lugares de atención en salud que generan impedimentos para el desplazamiento; barreras institucionales, las cuales están dadas por el tipo de atención, donde no es igual solicitarla en un servicio de urgencias o consulta externa ya que hay una cita entregada con anticipación; las decisiones de los agentes de salud sean médicos o enfermeras se convierten en otra barrera institucional porque una decisión que no corresponda con las necesidades del usuario termina en reprocesos innecesario.


el tiempo de las instituciones difiere del tiempo de los usuarios para resolver su problema de enfermedad, por lo cual se convierte en otra barrera para acceder a la atención, solicitar atención en días festivos, noches, Semana Santa o días especiales como la Navidad se hace aún más difícil; sin embargo, la mayor dificultad para acceder a la atención en salud son los trámites, mediante los cuales las IPS deben comprobar el derecho que tienen los usuarios al servicio que se les ofrece, estos trámites implican filas, fotocopias, confusiones en la información y, por supuesto como en todo lo anterior, genera sobrecostos que el usuario debe asumir, y a lo cual se le debe adicionar el pago de copagos y cuotas moderadoras. Todas las barreras que se consolidan en el acceso a los servicios de salud contribuyen al perjuicio del cliente, quien no solo debe realizar diferentes procedimientos y acciones para acceder a servicio de de salud, sino también, manejar la patología. Algunas entidades prestadoras de salud han presentado insuficiencias e ineficiencias en la red de operaciones y servicio, entre las que se incluyen casos de corrupción y el rechazo de algunos pacientes por no cumplir requisitos financieros o administrativos básicos, obligándolos a acudir a otros centros de atención y a veces a sufrir sucesivos rechazos que pueden culminar con el fallecimiento de la persona sin recibir la atención necesaria, lo que se le llama popularmente en Colombia como el "paseo de la muerte". Es de gran importancia que se aprueben proyectos de ley que buscan regular las deficiencias del sistema, y que contribuirían a mejorar la calidad de la salud de los colombianos. Los clientes (enfermos) deben tener garantía a un derecho fundamental como lo es la salud.

Fuentes cibergráficas 1. http://www.deslinde.org.co/El-estado-critico-de-la-salud-en.html 2. http://aprendeenlinea.udea.edu.co/revistas/index.php/iee/article/viewArtic le/8527/8705


Calidad de la Salud en Colombia