Page 1

Gazebo – Edición N°2 – 29 de mayo de 2014

Edición N°2 - 29 de mayo de 2014

1


Gazebo – Edición N°2 – 29 de mayo de 2014

Editorial _____________________________________________________________________ p. 3 Presentación y objetivos de la revista. Artículos ____________________________________________________________________ p. 4 1.

Ser hermano mayor en la literatura infantil y juvenil actual: Problemas y desarrollo personal de los personajes en esta posición. (El guardián entre el centeno - ¡Hurra! Susanita ya tiene dientes).

2. El juego entre la realidad y la ficción en la literatura infantil y juvenil (Corazón de tinta – The Wrong Book). Críticas ___________________________________________________________________________ p. 10 1.

Si la primavera no va a usted, ¡Búsquela! (El gigante egoísta, Oscar Wilde)

2. Podrías quedarte tranquila, por favor (Olivia, Ian Falconer) 3. Y ahora, ¿Quién podrá defendernos? (The coming of the avengers, Stan Lee & Jack Kirby) Propuestas Pedagógicas _____________________________________________________________ p. 13 1.

Cadavercita Roja - It book

2. El túnel – Anthony Browne 3. Tintín en América – Hergé Tráileres ___________________________________________________________________________ p. 19 1.

El chichón de Pino, Gabriela Keselman & Teresa Novoa

2. Buenas noches, gorila, Peggy Rathmann Obras Consultadas __________________________________________________________________ p. 21 Referencias Bibliográficas __________________________________________________________ p. 22

2


Gazebo – Edición N°2 – 29 de mayo de 2014

Gazebo es una revista orientada a la promoción y análisis de la Literatura Infantil y Juvenil (LIJ) y sus distintos géneros discursivos (Bajtín, 1982). El nombre proviene del latín y significa “mirador”, algo que en este contexto se entenderá como un lugar desde el que se observará y analizará la LIJ a partir de diversas perspectivas teóricas. Esto se llevará a cabo a través de la presentación de artículos, críticas, propuestas pedagógicas y tráileres. El objetivo principal de esta revista es aumentar el bagaje literario de nuestros receptores para que así su intertexto lector (Mendoza, 2003) vaya en continuo desarrollo, considerando que son ellos los mediadores (Siro, 2005) tanto en aula como en distintos contextos. Se espera, de igual forma, comparar novelas y cuentos que muestran los nuevos temas de la literatura, en dónde se presentan los complejos caminos de la vida y el inevitable conflicto de ésta (Colomer, 1999, p. 111). Además, analizarán los recursos metaficcionales en novelas y E-books. En este mismo sentido, se analizaran los nuevos recursos presentes en la literatura, como los elementos metaficcionales (De amo, 2005; Mendoza, 2003), pero no solo se limitará este análisis a lo más tradicional de la literatura, sino que ahondaremos los nuevos recursos (Unsworth, 2006): lectura digital y multimodalidad. Esperamos ser una contribución a quienes trabajan y estudian la literatura infantil y juvenil, y motivar también a aquellos que no son tan cercanos a ésta, para demostrar que este gran género discursivo posee un gran valor en sí mismo. Quedan todos cordialmente invitados a leer la revista y a hacerse participes del proceso de nuestros jóvenes lectores, para potenciar su desarrollo y gusto por la lectura.

3


Gazebo – Edición N°2 – 29 de mayo de 2014

í

Ser el hermano mayor no es fácil. Muchos de ustedes pueden dar fe de esto. Lidiar con un niño pequeño, “el hermano menor”, es algo que se plantea muchas veces como un problema en la infancia– adolescencia y que será un elemento determinante en la formación personal de los jóvenes. Con el surgimiento de la nueva literatura infantil y juvenil (LIJ) esta temática se comienza a abordar más frecuentemente al darse el desplazamiento desde aquellas novelas moralizantes con un profundo sentido ético a lo estético (Munita, xxxx) pues se habla de la “complejidad de la vida (…) considerando el conflicto como parte inevitable de la propia vida” (Colomer, 1999, pp. 110-111). Bajo este supuesto temas como el mencionado anteriormente se transformaron en algo presente en la LIJ, mostrando a su vez los el carácter de sus personajes y su desarrollo como tal en la obra (Lluch, 2003). En este artículo se espera analizar cómo se construye la figura de hermano mayor en la literatura infantil y juvenil, luego de los desplazamientos de ésta, en base a los conflictos y situaciones personales y cómo a su vez estos personajes evolucionan producto de aquellos sucesos. Para este apartado se consideraran dos novelas. La primera de estas corresponde a un clásico de la literatura, tan aclamado como criticado: El guardián entre el centeno de Jerome David Salinger; La segunda novela que se hace parte de este corpus es ¡Hurra! Susanita ya tiene dientes del escritor búlgaro Dimitar Inkiow. El guardián entre el centeno (The catcher in the rye) fue publicada por primera vez en 1951. La historia es narrada por su protagonista, Holden Caulfield, un joven de 17 años que relata cómo fue expulsado de su escuela, Pencey Prep, y lo que hace luego en Nueva York al no querer volver a casa para no informar a sus padres de la suspensión. A lo largo de la novela se hacen referencias a eventos del pasado de Holden, como la muerte de su hermano menor Allie o su especial relación con Phoebe, su hermana menor. Por otro lado, se encuentra la novela infantil ¡Hurra! Susanita ya tiene dientes, que cuenta con un narrador en primera persona, al igual que la obra anterior. Claudio debe transformarse en hermano mayor, asumiendo diferentes responsabilidades frente a sus padres, como cuidar a Susana, y también afrontar el hecho de no ser el único hijo en la familia. Es posible apreciar también a lo largo de la obra como el pensamiento del protagonista va mutando acorde su hermana va creciendo.

4


Gazebo – Edición N°2 – 29 de mayo de 2014 El análisis de estas obras se sustentará en lo planteado por Colomer (1999) que menciona que “los conflictos psicológicos tienen una presencia abrumadora en la literatura infantil y juvenil actual (…) proviniendo los problemas desde su interior, de su aprendizaje de normas o se su control de sentimientos propios” (p. 126). Por otro lado, se espera abordar también el desarrollo personal de los personajes en base a los conflictos presentados y cómo evolucionan en base a éstos. Para llevar esto a cabo se tomará la perspectiva presentada por Gema LLuch (2003) en Cómo analizamos relatos infantiles y juveniles”, específicamente en lo relacionado con los personajes dentro de la narración. Holden Caulfield, joven de 17 años de una familia de Nueva York con buena posición económica. Inconformista y crítico con todas las situaciones. Marcado por muerte de su hermano menor Allie: “Cuando murió tenía solo trece años y pensaron en llevarme a un psiquiatra y todo porque hice añicos las ventanas del garaje” (Salinger, 1951, p. 55). Colomer (1999) plantea que en “la edad intermedia la crisis deriva de la toma de conciencia del mundo exterior, especialmente de las relaciones familiares” (p. 126). En la cita expuesta anteriormente se evidencia una de las posibles raíces de la personalidad conflictiva de Holden, pues la crisis desencadenó su poco interés por el mundo “- Pheobe: Dime una cosa que te guste mucho. –Holden: Bien. Pero no podía concentrarme (…), no se me ocurría nada” (Salinger, 1951, p. 222). Por otro lado, la relación entre el protagonista y su hermana menor representa uno de los verdaderos intereses de Holden, algo que logra centrarlo, otorgarle cierta madurez y felicidad: “De pronto me sentía feliz viendo a Pheobe girar y girar. Si quieren que les diga la verdad, me sentí tan contento que estuve a punto de gritar. No sé por qué” (Salinger, 1951, p. 271). El personaje se replantea a pesar de todas las situaciones con su hermana menor, siendo posible afirmar que ésta sea el motor de cambio de Caulfield, quien no siente nada más que por ella y su fallecido hermano. Por otro lado, se observa la presencia de un “narrador autodiegético o protagonista de la historia” (Lluch, 2003, p. 80) que en palabras de Colomer (1999) “invita al lector a seguir el mismo viaje mental del personaje explorando sus propias perplejidades (…)” (p. 128). J.D. Salinger presenta datos que permiten la caracterización del personaje, ayudando esto a discernir entre los elementos que son constituyentes de su identidad de hermano mayor, como por ejemplo “rasgos psicológicos, la función actancial que realiza y la caracterización determinada por el género” (Lluch, 2003, p. 84). Además de esto, se diferencian elementos paradigmáticos de personajes, siendo posible plantea que el protagonista es un personaje estático y plano

5


Gazebo – Edición N°2 – 29 de mayo de 2014 pues “mantiene sus atributos a lo largo de la trama (…) y es construido en torno a una sola idea y paradigma de virtud o defecto”. Caulfield comienza con una personalidad y termina con la misma, considerando que el relato se basa en una cantidad reducida de días, pero haciendo referencia a sucesos del pasado. En el otro extremo se encuentra ¡Hurra! Susanita ya tiene dientes. Su protagonista es Claudio, un pequeño que se debe enfrentar lo que Lluch (2009) denomina como “circunstancias y relaciones familiares en donde se debe afrontar la llegada de un hermano (…)” (p. 50). El personaje deseaba tener un hermano, por lo que a pesar de su corta edad se siente feliz cuando ocurre. A diferencia de “El guardián entre el centeno”, el personaje se presenta como uno “dinámico, pues sus atributos experimentan cambios” (Lluch, 2003, p. 85), esto se evidencia en “No es nada fácil ser el hermano mayor de un bebé (…) Pues cuando te llegue un hermanito lo verás, aunque para entonces será demasiado tarde, pues el bebé habrá llegado y será imposible devolverlo” (Inkiow, 1990, p. 7) y “Dios mío, la niña la puede caminar (…) Yo asentí orgullosamente, como si fuera yo el que hubiera acabado de aprender a caminar” (Inkiow, 1990, p. 75). En las citas expuestas se evidencia cómo cambia Claudio desde que su hermana pequeña nació hasta que creció, pasando de ser una molestia a un orgullo para él, afirmando incluso que él era el responsable de Susana “Papá duerme como un lirón y mamá con seguridad estaba cansada, y por lo tanto, no oiría a Susanita cuando llorara” (Inkiow, 1990, p. 16). En vista de lo analizado en el artículo, la nueva LIJ permite que la narración psicológica (Colomer, 1999) se haga presente y que aborde temas como el ser hermano mayor en la LIJ definiendo a través de esto características comunes. En primer lugar se tiene a un Holden Caulfield aburrido del mundo, que a pesar de todo logra cambiar completamente por su hermana menor, Phoebe, siendo capaz de afrontar cualquier situación por ella. En el otro extremo se encuentra Claudio que cambia su perspectiva frente a la llegada de su hermana Susana, sintiéndose responsable de ella y generando un cambio es su conducta. Con las hermanas menores se forma un carácter especial logrando así extraer lo mejor de cada personaje. Finalmente, queda cordialmente invitado a explorar las novelas analizadas en este artículo, de manera que evidencie por usted mismo los nuevos lineamientos de la Literatura Infantil y Juvenil que abordan las novelas.

6


Gazebo – Edición N°2 – 29 de mayo de 2014

í

Producto de los diversos cambios históricos (Revolución Industrial, nuevos paradigmas sociológicos) en los años 60 se da una forma diferente de comprender la infancia, y por ende un nuevo desarrollo de la literatura infantil. Como plantea Colomer (1999) con los desplazamientos en la LIJ se utilizan nuevos recursos literarios como la Intertextualidad que se define como “el conjunto de textos que entran en relaciones en un texto dado” (Genette (1982) en Mendoza (2003), p. 18) y el juego metaficcional (Metaficción) que consiste “en un tipo de ficción que aborda su propia construcción narrativa o lingüística” (Silva-Díaz, 2005, p. 5) y “mantiene a los lectores dentro y fuera de la ficción al mismo tiempo” (Ow, 2012, p. 412). El propósito de este artículo es analizar los recursos metaficcionales en dos obras de la nueva literatura infantil y juvenil: Corazón de Tinta de Cornelia Funke, de la categoría de novela saga (o libro saga) y el E-book The wrong book presente en soportes digitales como tablets o iPad. Este estudio se llevará a cabo con base teórica en Silva-Díaz (2005) señalando que su “objetivo último [de la metaficción] es señalar la brecha que existe entre la literatura y la realidad, pues la primera es una creación codificada de naturaleza muy diferente a la segunda” (p. 5). Además entrega conceptos como la Indeterminación, Reverberación y Cortocircuito; y Ow (2012) que definirá la metaficción como una “obra autoconsciente que deja entrever la maquinaria narrativa” (p. 415). The wrong book es narrado en primera persona, vale decir por su protagonista Nicholas Ickle. A lo largo de la historia Ickle intenta contar acerca de qué tratará su libro, pero esto se le hace imposible por la aparición personajes como un elefante, monstruos, piratas, una reina, ratas y una marioneta. Finalmente, cuando logra expulsar a todos los extraños de su libro, este finaliza. Por otro lado, se encuentra la novela perteneciente a la serie Mundo de Tinta: Corazón de Tinta que cuenta la historia de un padre y su hija, quienes deben salir de su casa al recibir la visita de Dedo Polvoriento con su mascota Gwin. Este extraño personaje advierte a Mo, padre de Meggie, que Capricornio lo estaba buscando para obtener el libro. Lo que la niña no sabía es que su padre tenía un poder sobrenatural que le permitía traer a la vida los personajes de los libros con tan solo leer en voz alta, siendo esta la razón por la que Capricornio los perseguía. Meggie se daría cuenta luego que Dedo Polvoriento no era quien decía, y que además era un personaje de libro: Corazón de Tinta. Además de esto notaría también que ella poseía el mismo poder que su padre, dándole esto un interesante giro a la historia.

7


Gazebo – Edición N°2 – 29 de mayo de 2014 The Wrong book es un E-book desarrollado por Itbook. La Metaficción se evidencia en primer lugar en que se “subvierten los roles tradicionales de autor, lector, narrador, personaje, entre otros” (Ow, 2012, p. 411), pues es el personaje (Nicholas Ickle) el autor de su propio libro “My name is Nicholas Ickle and this book it’s about (…)”. Por otro lado se evidencian variaciones metaficcionales que escapan de las presentes en las narraciones convencionales. “La reverberación se produce cuando la historia trae ecos de otras historias o materiales (…) lo que impide apreciarla como un todo coherente en sí mismo” (Silva-Díaz, 2005, p. 14); la intervención de distintos personajes que no pertenecen a la obra imposibilita el desarrollo de la narración como tal, pero permiten a su vez la “construcción del mundo metaficcional” (Ow, 2012, p. 421) pues se rompe el esquema entre la realidad y la ficción (contrario a la costumbre, que suele ser que la narración siga una estructura convencional sin elementos que generen ruptura; pero en oposición en The wrong book el protagonista es quien traza su historia y escribe el libro), generando así un cortocircuíto ya que “se ocasiona un salto entre los elementos narrativos en las narraciones canónicas se mantienen en un lugar determinado, trastocándose las jerarquías y los planos de la comunicación narrativa” (Silva-Díaz, 2005, p. 14). Que sea Nicholas Ickle quien escribe el libro quiebra todos los estándares con los que se maneja la literatura tradicional, es decir, altera la jerarquía entre autor y personaje, subvirtiendo éstos roles en la obra. Por otro lado, Corazón de tinta posee lo que Ow (2012) denomina como “guiño al lector pues se pone en evidencia el carácter material y representacional de las obras literarias” (p. 416) al tratarse el libro como un objeto presente en el mismo libro: “Meggie estrechó contra sí Corazón de tinta” (Funke, 2006, p. 111). En este caso se evidencia como se hace referencia Corazón de Tinta dentro de Corazón de Tinta ubicándola así como un elemento que se puede representar. En este mismo sentido, “se transgrede las barreras de lo que está dentro de la historia (el argumento) y lo que está fuera (la situación comunicativa)” (Silva Díaz, 2005, p. 5), pues los personajes del libro provienen a su vez del mismo libro, pero quebrantaron la realidad y lo ficcional en la obra: “- He visto a Gwin- dijo Meggie. - ¿Ah, sí? – Dedo Polvoriento se reclinó y cerró los ojos. (…) –Lo he visto en el libro (…). Estaba encima de una letra, en una N” (Funke, 2006, p. 71). Los personajes entran y salen del mundo ficcional propio del libro, que además posee otro dentro de sí llamado Corazón de Tinta.

8


Gazebo – Edición N°2 – 29 de mayo de 2014 Por otro lado, se evidencia la presencia de variantes metaficcionales como la Indeterminación, que consiste en “imprecisiones, ambigüedades o contradicciones en el texto” (Silva Díaz, 2005, p. 14), pues el hecho que se haga referencia a Corazón de tinta, dentro de Corazón de Tinta puede inducir a confusiones en el texto. Además, se genera un cortocircuito ya que se “ocasiona un salto entre los elementos narrativos que en las narraciones canónicas se mantienen en un lugar determinado, trastocándose las jerarquías y los planos de la comunicación narrativa. Por ejemplo, se borran los límites de lo que está fuera y dentro de la historia” (Silva Díaz, 2005, p. 14).

El hecho que se quebrante la ficción en la misma ficción supone un cortocircuíto, pues el lector no está preparado para enfrentar la variación metaficcional notando la existencia del libro en el libro. Se puede afirmar que producto de la nueva Literatura Infantil y Juvenil se comienzan a utilizar recursos y variaciones metaficcionales como las observadas en el análisis. Ambas obras, pertenecientes a soportes mediales distintos posee esa alteración entre la realidad y la ficción, quebrantando así los roles y jerarquías tradicionales. Son estos recursos a su vez los que revelan cómo se construye la obra en sí misma develando así los múltiples participantes de la producción literaria. Quedan todos los lectores cordialmente invitados a explorar Corazón de Tinta, correspondiente al primer volumen de la saga Mundo de Tinta, y el E-book The wrong book, de manera que genere su propio análisis a partir de éstos, y responda preguntas como: ¿Qué beneficios puede traer trabajar estos recursos en aula? ¿Desde qué edad se pueden abordar estos libros? ¿Cuál es la importancia de la metaficción en la literatura actual?

9


Gazebo – Edición N°2 – 29 de mayo de 2014

í Ficha Bibliográfica Título: El gigante egoísta (The Selfish Giant) Autores: Oscar Wilde Género discursivo: Cuento Datos de Edición: Santiago, Chile Salo. 1989 N° de páginas: 15 páginas

Desde la narrativa inglesa llega a nuestras manos la obra “El gigante egoísta” del dramaturgo británico-irlandés Oscar Wilde. Esta conocida obra del autor devela la naturaleza humana en su necesidad de compañía y afecto, transformándose ésta así en una oportunidad para aproximarse de manera informada la creación del autor. Luego de estar un tiempo en Cornish con su amigo el ogro, el gigante decidió volver a su castillo. A su llegada encontró niños jugando en su propiedad. Sorprendido y molesto ahuyentó a los pequeños, los que tristes y horrorizados salieron del jardín. Luego de esto irguió un gran muro para que nadie pudiese entrar, y esto se cumplió de tal forma que ni la primavera llegó. El gigante no comprendía qué pasaba, hasta que un día vio que su jardín florecía nuevamente, pero ¡Gracias a los niños! Al notar esto invitó a los pequeños a disfrutar su jardín pero el niño que había impulsado su cambio no había vuelto nunca más. Un día lo vio nuevamente en su jardín, pero herido; sin embargo el niño le sonrió y le dijo “tú me dejaste jugar en tu jardín, ahora yo te llevaré al mío, que es el paraíso”. Al llegar ese día los niños a jugar encontraron al gigante muerto. La estructura narrativa de la obra facilita su comprensión y abordaje, pues posee una organización quinaria: Situación inicial, inicio del conflicto, conflicto, resolución del conflicto y situación final (Lluch, 2003), en la que se marca cada sucesión de acciones. Por otro lado, el personaje del gigante egoísta es un personaje dinámico, pues “sus atributos experimentan cambios” (Lluch, 2003, p. 85) pasando del egoísmo a la bondad y afección. Estos elementos permiten a su vez que la obra pueda ser abordada por cualquier lector, considerando además que éste deberá afrontar la carga emocional que conlleva la lectura de este cuento. Quien tenga en sus manos esta narración debe estar preparado para la sorpresa y el dinamismo del autor. Para todos aquellos que están familiarizados con la obra de Oscar Wilde, y para los que no, se realiza una extensiva invitación a leerlo y analizarlo, no tan solo con sus cuentos recordando la versatilidad del autor que fue capaz de trabajar con diversos géneros discursivos. De igual forma, obras como estas siguen siendo vigentes en la literatura infantil y juvenil actual a pesar de los desplazamientos desde el polo ético al estético, contando incluso con adaptaciones cinematográficas. Por todo lo mencionado anteriormente, quedan cordialmente invitados a explorar la obra “El gigante egoísta”, que desde una perspectiva poética (Bodoc, 2010) logra abordar temas como el egoísmo, la redención y la muerte; siendo además esta narración una buena puerta de entrada para la extensa producción del artista Oscar Wilde. Totalmente Recomendada.

10


Gazebo – Edición N°2 – 29 de mayo de 2014

í Ficha Bibliográfica Título: Olivia Autores: Ian Falconer Ilustrador: Ian Falconer Datos de Edición: Fondo de cultura económica N° de páginas: 25 pp.

Desde el género discursivo del Libro Álbum llega hasta nuestras manos “Olivia” de Ian Falconer. Esta fascinante y conocida obra, que incluso posee una versión televisiva, expone desde la doble codificación el carácter inagotable de la infancia, constituyéndose a su vez como una buena oportunidad para comprender ésta y para introducir a los niños en los álbumes ilustrados. Olivia es una pequeña cerdita que sueña con conocer el mundo. Es muy activa, por lo que suele cansar a quienes están a su alrededor. Suele hacer todo tipo de cosas, como pintar en lugares indebidos, asustar a su hermano pequeño o probarse toda la ropa antes de elegir algo. Ella vive con su mamá, su papá, su hermano Ian y sus mascotas: Perry el perro y Edwin, el gato. Todo lector será bien recibido por esta obra, pues al estar pues al estar doble codificada se genera una doble lectura, tanto la imagen como el texto narran en un álbum (Shulevitz, 2005), por lo que sin importar la edad del lector, éste podrá generar una interpretación y comprender a su vez lo que se relata. Quien se enfrente a esta obra debe estar dispuesto a encontrar notas de humor en sus líneas y esperar a su vez una posible identificación con el personaje principal. Por otro lado, la estructura narrativa del álbum, que corresponde a una organización de corte repetitivo, más específicamente una “enumeración de elementos que conlleva una ordenación, a veces caótica, de elementos de todo tipo como personajes, acciones o lugares” (Lluch, 2003, p. 61). Vemos que la obra no sigue una secuencia estándar de desarrollo, sino que presenta todos los elementos constituyentes de forma aislada y desordenada. Otro punto a considerar es que se encuentra un personaje individual, Olivia, un tanto plano pues la obra completa se basa en un paradigma, que en este caso corresponde a la curiosidad de la protagonista. El género discursivo al que pertenece esta obra es relativamente nuevo, y son sus elementos característicos (como doble codificación) los que permiten que sea abordable desde cualquier contexto educativo y social. En vista de lo expuesto anteriormente, se recomienda totalmente el álbum ilustrado “Olivia”, pues la narración está estructurada de forma tal que no se generan confusiones ya que desarrolla los hechos casi de forma aislada. En este mismo sentido, el hecho de que sea un personaje infantil con características como las de la protagonista puede inducir a la identificación del lector con el personaje. Por todo lo anterior, se recomienda la obra para introducir el trabajo con el libro álbum y la obra de Ian Falconer, así como para el disfrute, recordando que la literatura tiene una dimensión de goce, algo completamente alcanzable, por esto se recomienda totalmente.

11


Gazebo – Edición N°2 – 29 de mayo de 2014

í Ficha Bibliográfica Título: The coming of the avengers Autores: Stan Lee Ilustrador: Jack Kirby Género discursivo: Comic Datos de Edición: Marvel Worldwide, INC. N° de páginas: 26 páginas

La definición de nuevos géneros discursivos determinados por las distintas esferas sociales (Bajtín, 1982) permite el surgimiento del comic como un elemento importante dentro de las narrativas modernas. “Los Vengadores” (“The coming of the avengers”) se presenta como una compilación de las hazañas de varios superhéroes popularizados por el archiconocido autor global “Marvel” de la mano de su creador Stan Lee. Los vengadores y otras colecciones de Marvel llevan años siendo publicadas y aún se mantienen vigentes, siendo apreciadas por personas de distinta edad. El hecho de que estos escritores se hayan mantenido presentes en el escenario de este género discursivo demuestra la gran calidad de su trabajo, siendo incluso llevados a la pantalla grande tanto de forma individual (The incredible Hulk, Thor, Captain America) como en la agrupación conocida como Los Vengadores. En relación al lector la edad no es un factor determinante para establecer quienes pueden acceder a él (a pesar de que años atrás los cómics de Marvel estaban autorizados solo para mayores de edad por la violencia explícita contenida es estos), pues existe también la doble codificación en donde podemos establecer la semiosis a partir de la ilustración, el texto o en como un complemento. El lector además suele reconocer a los personajes presentes pues se han transformado en elementos culturales, que apelan al intertexto lector del decodificador. La estructura que posee, tanto por el propio género del cómic, como por su organización narrativa dan cuenta de una sucesión de hechos que como plantea Lluch (2003) se denomina estructura quinaria pues se marca cada parte. Personajes individuales que se hacen parte de un colectivo: Los vengadores (The avengers). En conclusión, el lector que se enfrente a esta obra deberá prepararse para encontrar acción, emoción y suspenso, viéndose esto facilitado por una estructura narrativa lineal y coherente. “The coming of the avengers” se presenta como una buena obra para introducir a los niños (y jóvenes) en el estudio de este género discursivo pues al ser un elemento cultural facilita su apreciación y comprensión. Por todo lo explicitado anteriormente, se recomienda el cómic “The coming of the avengers”.

12


Gazebo – Edición N°2 – 29 de mayo de 2014

Propuesta pedagógica Género Discursivo Título Autor Curso Objetivo de Aprendizaje

Objetivo de la propuesta

E-book Cadavercita Roja It book Cuarto básico OA 4: Profundizar su comprensión de las narraciones leídas describiendo y comparando a los personajes y expresando opiniones fundamentadas sobre actitudes y acciones de los personajes Comparar las características de los personajes del cuento clásico de la Caperucita Roja con el e-book de “Cadavercita”, siendo capaces de crear un nuevo cuento en base a lo leído.

Actividad Hipertextual La docente presenta a los estudiantes el E-book “Cadavercita Roja” explicando que es una forma distinta de observar narraciones. Se les menciona a los estudiantes que estén atentos a las características de cada personaje. Una vez finalizada esta actividad se le pregunta a los niños a qué cuento tiene similitud el E-book que acaban de ver. Cuando ya se tiene la respuesta la profesora realiza una animación lectora de la versión original de la “Caperucita Roja”. Una vez finalizada la lectura se realiza un cuadro comparativo entre las dos versiones leídas. En base a la comparación realizada los estudiantes escriben un cuento tomando elementos de ambas narraciones. El rol del mediador consiste en primera instancia en presentar a los estudiantes el E-book, destacando que en este caso el libro se encuentra en un soporte digital, constituyendo así otra forma de generar narraciones. Luego realiza la animación lectora, organizando al curso de manera que todos escuchen y participen. Finalizada la lectura invita a los alumnos a buscar similitudes y diferencias entre los cuentos, sus personajes y sus acciones. Cada estudiante debe compararlos y escribir lo que obtuvo en una hoja entregada por la docente. El mediador también destacará la relación que se crea entre ambas narraciones, y que en una se haga referencia a la otra, de manera que los estudiantes comprendan que las obras siempre están relacionadas entre sí o con elementos culturales. Actividad de Comunidad de Lectores Finalizada la comparación de personajes se procederá a hacer una puesta en común entre los estudiantes, exponiendo lo que encontraron como características; las que serán escritas en pequeñas cartulinas de modo que queden como tarjetas. Estas tarjeras serán puestas en una bolsa, agrupadas por personajes, habiendo tantas como alumnos en el curso (Considerando esto, algunas características se deberán repetir). Luego de esto, los alumnos sacarán una cartulina por cada personaje y escribirán un cuento con estos elementos. El tema quedará a elección del niño. Terminado esto procederán a exponer su escrito frente a sus compañeros y a un curso de otro nivel, explicando que sus personajes provenían de otro cuento pero que ellos los utilizaron en uno nuevo.

13


Gazebo – Edición N°2 – 29 de mayo de 2014

Justificación Teórica. Tal como plantea De Amo (2005) “resulta prioritario establecer una selección de textos literarios infantiles cuya recepción permita mostrar explícitamente y jugar con los hipotextos a fin de favorecer o estimular la ampliación del intertexto del lector” (p. 5). La presentación de ambos textos permitirá entender a los estudiantes que los textos son entramados de otros textos, como menciona Mendoza (2003) “un conjunto de textos que entran en relación en un texto dado” (p. 18). De esta manera podrán aumentar su intertexto lector y fomentar el reconocimiento de éstos. Por otro lado, la actividad Hipertextual está enfocada a desarrollar la “vocación de lectores y la curiosidad por los libros y por leer lo que caiga en sus manos” (Machado, 1998, p. 11), pues al crear los estudiantes sus historias serán participantes activos del mundo literario.

14


Gazebo – Edición N°2 – 29 de mayo de 2014

ó Género Discursivo Título Autor Curso Objetivo de Aprendizaje

Objetivo de la propuesta

Libro álbum El festín de Agustín Mauricio Paredes & Verónica Laymuns Cuarto Básico Escribir creativamente narraciones (experiencias personales, relatos de hechos, cuentos, etc.) que incluyan: una secuencia lógica de eventos; inicio, desarrollo y desenlace Reconocer la estructura narrativa que presenta el género discursivo del libro álbum, y a partir de esto, crear su propio libro con base en experiencias personales.

Actividad Hipertextual Se leerá el festín de Agustín en la clase. Esto se llevará a cabo mediante una animación lectora realizada por el mediador, quien dispondrá de la distribución del curso de manera que todos los estudiantes puedan atender de manera adecuada a la lectura. Finalizada la animación lectora se procede a trabajar con otro libro de similares características, y se comenta a los alumnos que están en presencia de un género discursivo nuevo, en donde la imagen narra al igual (o más) que lo dicho por las palabras. Luego, se les plantea a los niños la actividad que consiste en la elaboración de un pequeño libro álbum (No más de 15 páginas) que con base en experiencias personales desarrollado con una estructura narrativa simple: inicio, desarrollo y desenlace. El rol del mediador estará enfocado en realizar la animación con el festín de Agustín, como con el hipotexto, que se denomina así por las características que subyacen en este en relación al mencionado anteriormente. Por otro lado, será el docente quien exponga las características de este género discursivo, explicando que es una forma distinta degenerar narraciones, pero es igual de válida que los libros más tradicionales. Finalmente, será éste quien oriente a los estudiantes en la realización del libro, contestando dudas y supervisando la correcta creación del género discursivo. Actividad de la comunidad de lectores. Finalizada la creación del libro álbum por parte de los estudiantes se procederá a realizar, en primera instancia una exposición en el curso explicando de qué trata el libro y por qué se eligió el tema abordado. Finalizada esta actividad se procederá a la exposición de las obras por parte de los alumnos a otro curso, en donde se explicará en qué consiste el género discursivo del libro álbum. El rol del mediador estará enfocado en esta etapa solo en la regulación de las demostraciones, pues se espera que los estudiantes manifiesten el conocimiento adquirido mediante la actividad Hipertextual.

15


Gazebo – Edición N°2 – 29 de mayo de 2014 Justificación Teórica En primera instancia, la presentación del libro álbum se justifica en que este es un medio con doble codificación, es decir tiene un “componente verbal y uno visual” (Maturana, 2013, p. 1), pues esta es una forma de “reconstruir el sentido del texto por parte de los lectores” (Castillo, Maturana & Ow, 2012, p. 1). Se espera que los alumnos con esta actividad comprendan que la semiosis se da tanto por la ilustración como por el texto, vale decir, que ambas son formas de narrar y construyen significado. Otro elemento a destacar de la actividad en comunidad es el de desarrollar la educación literaria pues esta es una obra que “propicia el contacto con el lenguaje artístico y connotativo que, a su vez, exige una posición activa y creadora del lector” (Munita, 2010, p. 28). Se espera que los estudiantes se transformen en participantes activos del proceso de la educación literaria, pues se les está solicitando que creen una historia en base a su experiencia personal, promoviendo la “escritura como un complemento pertinente y necesario para la formación lectora de los niños, pues la creatividad no siempre es espontánea: se trabaja, se educa y se potencia (…) (Munita, 2010, p. 49). De esta forma, se estará ayudando a desarrollar las capacidades de los niños y su interés por la lectura.

16


Gazebo – Edición N°2 – 29 de mayo de 2014

ó Género Discursivo Título Autor Curso Objetivo de Aprendizaje

Objetivo de la propuesta

Cómic Tintín en América Hergé Cuarto básico Leer y familiarizarse con un amplio repertorio de literatura para aumentar su conocimiento del mundo y desarrollar su imaginación; por ejemplo: Historietas. Escribir creativamente narraciones (experiencias personales, relatos de hechos, cuentos, etc.) que incluyan: una secuencia lógica de eventos; inicio, desarrollo y desenlace Conocer distintos tipos de textos, reconociendo la relación que se da entre éstos, aun perteneciendo a distintos géneros discursivos.

Actividad Hipertextual El docente lee “Tintín en América”, junto con los estudiantes. Como el cómic es extenso (62 pp.) lee un fragmento en el que se ejemplifiquen bien las características de los personajes y la estructura que posee este género discursivo. Luego de leer la historieta, se procede a la lectura por parte de la docente de un fragmento en donde se muestre la vida indígena en Chile, analizando factores como vestimenta y características de la vida. Considerando estos elementos se les solicita a los alumnos realizar un cómic tomando elementos de las narrativas analizadas. Para esto, son libres de crear los personajes que quieran, considerando siempre las características vistas. El máximo de viñetas será entre 20 y 25. El rol del mediador estará enfocado en primera instancia en la lectura del cómic de Hergé. Luego este expondrá las características de los indígenas, elemento presente en el cómic, distinguiendo el hecho que estos son de otro contexto. Luego, da las particularidades del cómic en base a “Tintín en América”, por ejemplo que está compuesto por viñetas y que la imagen también narra. Finalmente, cuando los estudiantes realizan su propia historieta orienta en base a como la estén estructurando. Actividad Comunidad de Lectores Se selecciona uno de los cómics realizado por los niños mediante una votación. Una vez elegido, es leído por el docente. Luego, se extrae cada personaje con sus características y son anotadas en la pizarra por el docente. Al tener las características se dividirá el curso en seis grupos en total. El curso realizará dos cómics en conjunto, siendo estos una reedición del trabajado previamente, teniendo como factor en común solo los personajes. Dos grupos se encargarán de la situación inicial, dos del conflicto y dos del desenlace. Cada grupo trabaja de forma separada. Luego de que cada grupo desarrolle su estructura, se procederá a hacer la unión del trabajo de tres grupos: un inicio, un conflicto y un desenlace, creando así en conjunto un cómic. Lo mismo se hace con los tres grupos restantes. Con la historieta unida, los alumnos procederán a la lectura de la creación al resto del curso. Como es posible que al trabajar de forma aislada se generen historias sin nexo entre sí, el rol del mediador estará enfocado en que éste supervise el trabajo, asegurándose de que exista una continuidad entre las dos historias desarrolladas a nivel macro, creando también una conexión entre los niños. Otra función del mediador es leer al inicio el cómic seleccionado por los estudiantes, ayudándoles a distinguir las características en común de los personajes. Finalmente, se puede realizar una exposición a otro curso de los cómics creados por los alumnos.

17


Gazebo – Edición N°2 – 29 de mayo de 2014 Justificación teórica Los géneros discursivos son parte de la vida diaria del estudiante. Es importante conocer distintos géneros para poder enfrentarlos hábilmente cuando se presenten, comprendiendo que estos “reflejan las condiciones específicas y el objeto de cada una de las esferas no solo por su contenido temático y por su estilo verbal (…) sino por su estructuración” (Bajtín, 1982, p. 248). Se espera que los alumnos comprendan que los cómics son un género concreto determinado por sus características, tales como viñetas. La creación de una historieta por parte de los estudiantes se sustenta en lo que Munita (2010) denomina educación literaria, esperando así que los niños se transformen en participantes activos y no en meros receptores. Trabajar con distintos libros permite que los estudiantes tengan una visión más amigable de la lectura en la escuela, pues si se acercan solo a los textos de las evaluaciones del Plan de Lectura Complementaria (Munita & Pérez, 2013) “no se despierta el interés de los jóvenes por lectura” (Machado, 1998, p. 15). De esta forma, con el trabajo de estos géneros, se espera generar en los estudiantes la curiosidad y la creatividad, motivándolos a hacer sus propias creaciones.

18


Gazebo – Edición N°2 – 29 de mayo de 2014

Género Discursivo: Libro álbum Texto: Gabriela Keselman Ilustraciones: Teresa Novoa

19


Gazebo – Edición N°2 – 29 de mayo de 2014

Género Discursivo: Libro álbum Texto: Peggy Rathmann Ilustraciones: Peggy Rathmann

20


Gazebo – Edición N°2 – 29 de mayo de 2014

Bland, N. (2009). The wrong book. Itbook. Browne, A. (1989). El túnel. México, Fondo de Cultura Económica. Falconer, I. (2000). Olivia. México, Fondo de Cultura Ecónomica. Funke, C. (2008). Corazón de tinta. Trad. de Rosa del Pilar Blanco. – México: FCE, Ediciones Siruela, 2008. Hergé. (1932). Tintín en América. Juventud. Inkiow, D. (1990). ¡Hurra! Susanita ya tiene dientes. Editorial Norma Lee, S. & Kirby, J. (1963/2002). The coming of the avengers. Marvel Worldwide, INC. Ontiveross. J, A. (2013). Cadavercita Roja. Itbook. Salinger, J.D (1951). El guardián entre el centeno. 12ª ed. –Buenos Aires: Edhasa, 2009. Wilde, O. (1989). El gigante egoísta. Chile Salo, 1989.

21


Gazebo – Edición N°2 – 29 de mayo de 2014

á Bajtin, M. (1982-1993). “El problema de los géneros discursivos”. En Estética de la creación verbal (pp. 248-292) México D.F.: Siglo Veintiuno Editores. Bodoc, L. (2010). “La literatura como discurso artístico”. En Actas del CILELIJ. Actas y memorias. Segunda Parte. (pp. 244246). Santiago: Fundación SM. Colomer, T. (1999). “La literatura infantil y juvenil actual”. En Introducción a la literatura infantil y juvenil actual. (pp. 107-158). Madrid: Síntesis. De Amo, J. (2005). “El papel del álbum en el desarrollo del intertexto lector”. Campo abierto, 28 (pp. 61-80). Hanán, F (2011). “Literatura infantil latinoamericana”. Peonza. No 96. (pp. 4-14) Lluch, G. (2003). “Propuesta teórica. Un análisis en tres fases”. En Cómo analizamos relatos infantiles y juveniles. (pp. 2545). Bogotá: Norma. Lluch, G. (2003). “Tercera fase: ¿Cómo leemos un relato?”. En Cómo analizamos relatos infantiles y juveniles. (pp. 59-98). Bogotá: Norma. Lluch, G. (2009). “¿Qué criterios utilizamos para valorar la calidad de libros de niños y jóvenes?”. En Cómo reconocer los buenos libros para niños y jóvenes. (pp. 41-102). Bogotá: Fundalectura. Machado, A. (1998). “Entre vacas y gansos: escuela, lectura y literatura”. En V Simposio sobre Literatura Infantil y Lectura. (pp. 9 -21). Madrid: Sudamericana. Maturana, C. (2013). Doble codificación: Leyendo el texto verbal y el visual. [En prensa]. Maturana C. et al. (2012). “Lectura multimodal del álbum ilustrado Willy el Campeón en primeros lectores”. [En prensa]. Mendoza, A. (2003). Los intertextos: del discurso a la recepción. (pp. 17-33). Cuenca: Universidad de Castilla-La Mancha. Munita, F. (2010). “¿Por qué la literatura infantil y por qué la escuela?”. En Literatura Infantil y Educación: un diálogo posible. (pp. 19-52). Valdivia: Kultrún. Ow, M. (2012): “Metaficción en álbumes para primeros lectores”. En Perspectivas en investigación e innovación didáctica en recepción lectora. (pp. 411-427). España: Universidad de Almería. Silva-Díaz, M. (2005). La metaficción como un juego de niños. Una introducción a los álbumes metaficcionales. Venezuela: Banco del libro Unsworth, L. (2006). “Children’s literature and literacy in the electronic age”. En E-literature for children, Enhancing digital literacy learning. (pp. 1-12). Nueva York: Routledge

22


Gazebo – Edición N°2 – 29 de mayo de 2014

Gazebo 23

Revista literaria Gazebo 2  

Revista Literaria Gazebo / Mayo 2014

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you