Page 1

25 septiembre 2016

Semanario de información y de cultura religiosa Año XXXVI Núm. 1.931 2,70 euros

RECURSOS PARA DESCUBRIR LA PRESENCIA DE DIOS EN LOS NIÑOS

Fragmenta Editorial

Vivir la fe en familia

Taller «Respira» organizado por Camí Endins e impartido por Inês Castel-Branco, autora del libro homónimo, en el Ateneo L’Harmonia.

La apasionante historia de la recuperación del «Beatus» de La Seu d’Urgell, una de las piezas emblemáticas del Museo Diocesano

P9

«Somos un solo pueblo» Entrevista a Vera Baboun, católica y primera alcaldesa de Belén P 12-13

Vera Baboun con el obispo auxiliar de Jerusalén, Mons. William Shomali.


Opinión

3 25 septiembre 2016

Editorial

Familia e interioridad T odavía hoy muchos padres bautizan a sus hijos, unos cuantos hacen la Primera Comunión, muy pocos llegan a la Confirmación y solo una minoría persevera en el itinerario creyente. La transmisión de la fe sigue siendo una ardua labor. Esta semana en Catalunya Cristiana hemos querido dar pistas para la educación de la interioridad. El Primer Plano ha sido elaborado por nuestro redactor Joan Andreu Parra. Jaume Gubert, padre de dos hijos, profesor de instituto y militante de ACO sostiene que «una educación de sentido común, positiva, enriquecedora y abierta es el necesario e imprescindible punto de arranque de un posible proceso de fe». Los padres y los adultos «somos los primeros cristianos creíbles a sus ojos». Hilario Ibáñez, de Camí Endins, apunta que «en cada hogar debería haber un oratorio o un espacio para conectar con la interioridad. A la dinámica

familiar es necesario incorporar instantes de silencio o momentos de respiro para pequeños y mayores». Cuidado, porque silencio frente a la pantalla hay mucho. No queremos un silencio pasivo expuesto a un bombardeo de imágenes y de palabras: es necesario mucha atención para saber de dónde beben los pequeños. El papa Francisco en la Amoris laetitia (260) dice que la familia «necesita plantearse a qué quiere exponer a sus hijos. Para ello, no se debe dejar de preguntar (...) quiénes entran en sus habitaciones a través de las pantallas...» Jordi Espí, consiliario diocesano del MIJAC de Barcelona y Terrassa, explica lo enriquecedor que ha sido descubrir la presencia de Dios en los niños. Asegura que los niños también nos evangelizan: «En el MIJAC partimos de la intuición de que los niños son los mejores evangelizadores de

La redacción os propone

los demás niños y de sus familias; pueden anunciar en su entorno el Evangelio y participar en la construcción de la Iglesia. Y todo esto lo hacen desde su realidad infantil: invitando a sus amigos y amigas a “hacer grupo”, a actuar con ellos o como ellos, a asistir a sus encuentros y celebraciones, a descubrir cómo Jesús se encuentra presente en todo lo que hacemos y vivimos.» Muchos padres y madres entran en relación con nuevas personas a partir de las relaciones que han establecido sus hijos con amigos o compañeros, especialmente en la etapa escolar. Podemos percatarnos de la mirada de Dios a través de su mirada, de sus hechos o podemos hacer experiencia del Amor de Dios definido con características maternales y paternales a partir de la propia experiencia de madres y padres. Cada familia puede encontrar estas y muchas otras ocasiones de evangelización.

Un nuevo umbral

El corazón de la experiencia creyente Exclusión de la misa en el programa de actos de la Merced

Quinientos años de cristianismo protestante

Mn. Joan Martínez Porcell habla de esta polémica P8

Artículo de Guillem Correa, del Consejo Evangélico de Cataluña P 15

Compromiso evangélico en la «dulce prisión»

Nace la diplomatura de Música Sacra

La benedictina Enriqueta Guarch comparte la tarea de las Hermanitas de Jesús en Ceuta P 16-17

TÚ VAS POR EL «CAMÍ ENDINS»

Estudios ofrecidos por la Facultad Antoni Gaudí en colaboración con la abadía de Montserrat P 27

ENCUENTRAS UNA CUEVA DONDE HABLAMOS MUCHO...

Sebastià Taltavull Anglada

Obispo auxiliar de Barcelona

En otro tiempo cantábamos «Poble de Déu, poble en marxa» con aquel espíritu que el Concilio Vaticano II había inyectado en las comunidades y en nuestros corazones. Conciencia de pueblo y conciencia de camino, la de quienes sabemos ciertamente que un cristianismo individualista no lleva a ninguna parte y que una fe que no se encarna en la realidad humana no tiene nada que decir y muy poco que hacer. Por eso, decir «arraigados donde estamos» significaba el esfuerzo de presencia y la voluntad de influencia cristiana sobre los escenarios de la vida. Como María, que, cuando canta el Magníficat, abre su corazón a Dios y al mismo tiempo ve que la tierra que pisa necesita un cambio radical hacia bien, una cierta transformación de todo, una revolución interior y social. María no soporta las desigualdades, la obsesión del poder, el orgullo. Desde esta perspectiva, me preocupa cómo ser fermento evangélico en medio de la sociedad donde estamos arraigados. Me preocupa la educación, la sanidad, la falta de trabajo, el ámbito de los jóvenes y de las familias, la indiferencia religiosa, las desigualdades y la exclusión social, la violencia verbal y física, la preservación de los espacios naturales, el fenómeno del turismo, el compromiso político y la necesidad de diálogo constructivo, los agentes económicos, el mundo mediático, el de la universidad y el de la cultura, cualquier irresponsabilidad propia y ajena. Y me preocupa, sobre todo, cómo influir positivamente desde nuestra fe, ofreciendo lo mejor del Evangelio hecho vida en nosotros y en tantos otros, con quienes compartimos valores, sentimientos, convicciones y opciones. A este «arraigados donde estamos», que muestra nuestro amor por la propia tierra, la propia lengua, la propia cultura, la que hemos aprendido con el amor de nuestros padres, que nos da identidad y nos constituye como pueblo, debemos darle una nueva dimensión, la de «abiertos a todo el mundo». Es el gesto inconfundible de la solidaridad humana y, sobre todo, de la caridad cristiana, la que nos hace mirar el mundo y a las personas con la misma mirada de Dios, la de su amor.

...Y DESPUÉS SALES Y MIRAS EL CIELO ESTRELLADO ¡Y SABES QUE DIOS EXISTE!


4/5 25 septiembre 2016

Espiritualidad en familia: posible y necesaria Iniciativas para cultivar la interioridad

JAUME GUBERT «Niños y niñas pueden evangelizarnos ahora y aquí, sin tener que esperar a que sean mayores»

Joan Andreu Parra

JORDI SÀNCHEZ «Vivir la fe en familia y sin edad es una de las riquezas de la espiritualidad ignaciana»

Los niños están en el núcleo del discurso y de la acción de Jesús. No en vano, el evangelista Mateo pone en boca del Maestro: «Os lo aseguro: si no os hacéis como niños, no entraréis en el Reino del cielo.» En cambio, los adultos tenemos grandes dificultades para descubrir la presencia de Dios en el mundo infantil. «Todavía consideramos a los niños y a los ofrecen el retiro multigeneraadolescentes como proyectos cional desde hace seis años. Se de personas, futuros ciudatrata de un fin de semana de danos, futuros cristianos. Esto oración y de reflexión en clave hace que a menudo olvidemos ignaciana dirigido a familias, que los niños y niñas pueden parejas sin hijos o con hijos de evangelizarnos ahora y aquí, todas las edades y a personas sin tener que esperar a que mayores. La actividad, disposean mayores», argumenta nible en dos ediciones al año, Jaume Gubert, profesor de ins- Las próximas ediciones del retiro multigeneracional en la Cueva de Manresa serán el 25-26 de está dirigida por un grupo de tituto y miembro de la Acción marzo y el 20-21 de mayo de 2017. diez laicos y asisten en torno a Católica Obrera (ACO). 30 o 40 personas. Intentar vivir y valorar más «Pretendemos dar respuesta a una el presente, los signos, los necesidad espiritual que es palpable hechos, e «intentar descubrir Una parte del en nuestras parroquias y comunidades cómo sopla el Espíritu a través equipo de laicos de ir más allá de los retiros centrados de los niños» es lo que propone que organiza en una sola persona», explica Jordi el propio Gubert. Para hacerlo el retiro Sànchez, del equipo organizador. La se necesita «un cierto parón, multigeneracional Cueva de Manresa, donde san Ignacio un estar atentos, un leer la en la Cueva de escribió la mayor parte de los Ejercivida entre líneas». En definiManresa (de cios Espirituales, es el marco donde se tiva, «cambiar el chip: niñas izquierda a realiza la actividad: «Hacer un retiro y niños son personas hoy, por derecha): Rafael en familia en la cuna de la espiritualitanto, Dios también se hace Abós, Jordi Matías, dad ignaciana puede representar una presente en ellos y pueden Glòria Andrés, Jordi experiencia importante para el trabajo hacer experiencia a su manera, Sànchez, Jaume de nuestra interioridad», argumenta muy sencilla, pequeña, y que Casassas y Lucía Sànchez, que también es colaborador nunca es la del adulto cristiaMontobbio. de Catalunya Cristiana. no», subraya Gubert. En relación con la dinámica, los Esta misma inquietud tamejercicios del santo de Loyola son el eje bién arraiga en la Amoris laetitia, la ex- des, retiros, talleres como los que orgaRetiro multigeneracional en vertebrador, a pesar de que «no se trata hortación apostólica de Francisco, con nizan la Cueva de Manresa o la Asociala Cueva de Manresa de un fin de semana de ejercicios espitodo un capítulo, el noveno, dedicado a ción Camí Endins. Son propuestas que la «Espiritualidad conyugal y familiar»: parten de la sencillez y que aspiran a El Centro de Espiritualidad de la rituales, sino de un retiro que los tiene «La educación en la fe sabe adaptarse a educar y cultivar la interioridad y la Cueva de San Ignacio y la Escuela como trasfondo. Así, el hilo conductor, cada hijo, porque los recursos aprendi- espiritualidad en el seno de la familia. Ignaciana de Espiritualidad (EIDES) el tema y los textos propuestos son los dos o las recetas a veces no funcionan. (...) Los padres que quieren acompañar la fe de sus hijos están atentos a sus cambios, porque saben que la experiencia espiritual no se impone sino que se «En el MIJAC (Movimiento Infantil y Juvenil de Acción recuerda Espí. propone a su libertad» (288). Católica) partimos de la intuición de que los niños son A menudo se propician momentos de contemplación El Obispo de Roma también apunlos mejores evangelizadores de los demás niños y de sus y de silencio «terminando el día con una reflexión, reta de manera precisa algunos de las familias», explica el consiliario del MIJAC, Jordi Espí. En visión u oración. De este modo, en las cosas que hacen dificultades: «(...) los padres llegan a este movimiento especializado, presente en las diócesis y viven, los niños van descubriendo la presencia viva de casa cansados y sin ganas de hablar, de Barcelona, Girona, Lleida, Mallorca, Terrassa y Vic, Jesús en su familia, en los compañeros de la escuela, en en muchas familias ya ni siquiera existe observan que «gracias a los niños llegamos a muchas su barrio...», detalla Espí. el hábito de comer juntos, y crece una familias que están alejadas de la fe; cuando explican lo Espí destaca la riqueza que le ha supuesto como gran variedad de ofertas de distracque hacen y lo que viven en el día a día del movimiensacerdote descubrir la presencia de Dios en el mundo to, provocan interrogantes en sus padres e, incluso, un infantil y evoca momentos concretos: «Cuando me siento ción...» (50). E invita a las familias a no acercamiento a la Iglesia», constata Espí. con un grupo de niños y leemos un texto del Evangelio abandonar su función y a ser creativas: «Queremos que los niños se sientan “como en casa”, y lo comentamos juntos, cuando reviso con ellos lo que «La familia no puede renunciar a ser con los demás niños, los animadores y consiliarios, y Jehemos hecho en un día y expresamos alguna alegría o lugar de sostenimiento, de acompañasús», relata Espí que destaca la centralidad de la figura preocupación con una oración, cuando celebro con ellos miento, de guía [de los hijos], aunque de Jesús: «Cuando con los niños revisamos lo que hemos la Eucaristía y les invito a reconocer el amor de Jesús que tenga que reinventar sus métodos y vivido acudimos al Evangelio para que Jesús nos ayude se hace presente en el pan y en el vino. Por todo esto, encontrar nuevos recursos (...)» (260). a dar gracias por las cosas que hemos hecho bien o para cada día doy gracias a Dios porque me da la oportunidad Es en esta línea que, cada vez más, que nos ayude a ver las que debemos hacer mejor», de amarle y servirle en los más pequeños.» pueden encontrarse algunas activida-

Niños protagonistas en el MIJAC


Fragmenta Editorial

Fragmenta Editorial

En primer plano

Observar una flor o un paisaje, caminar con los ojos cerrados, respirar juntos padre e hijo, son actividades sencillas que se realizan en los talleres de Camí Endins. mismos para todo el mundo, aunque después hay actividades que se hacen por grupos de edad, otras para familias, para todo el grupo», aclara Sànchez. Los organizadores destacan que es durante las primeras horas de haber llegado cuando las familias encuentran más dificultades porque «llegan impulsadas por el ritmo frenético de la semana y aquí les ofrecemos un parón para su ritmo físico y una oferta de espiritualidad para su interior». En cambio, lo más celebrado «es poder compartir la experiencia que nos ofrece esta espiritualidad, tengan la edad que tengan. Es una de las riquezas de la espiritualidad ignaciana: se vive la fe en familia y sin edad», subraya Sànchez.

Camí Endins: educar la dimensión interior Para responder a la pregunta fundamental «¿Quién soy yo?» el ser humano, más que una exploración exterior, debe hacer una introspección. Esta es la intuición básica de Camí Endins, una asociación formada por dos matrimonios del barrio de Sant Andreu de Barcelona, y que desde hace tres años aporta herramientas educativas que ayuden a hacernos conscientes de la riqueza que radica en la propia persona. «¿Pero a dónde vais? ¡Dejadme con esta mariquita!» Marta Digón, de Camí Endins, se emociona al recordar cómo en una actividad que hicieron, un niño de tres años dio toda una lección a los adultos en la importancia del ahora y del aquí: «Los hijos se abren más, son más sinceros, más naturales, acceden a la interioridad con más facilidad que los adultos. Nosotros tenemos más filtros, como el de la vergüenza o pensar en cuál es la formulación más adecuada», sostiene Digón. Camí Endins propone diferentes itinerarios, dirigidos tanto a pequeños como a mayores, que ayudan a conectar con quienes somos. Los ejes del trabajo son practicar y vivir el silencio, la meditación y la atención plena: «No es solo la moda del mindfulness [técnica que podríamos traducir por “plena conciencia”], es otro punto que da el silencio, el no pensar, la vivencia radical de que no soy alguien que se construye a sí

Aparcar la formulación y vivir la experiencia, es lo que propone Camí Endins en sus actividades. mismo, sino que todos somos uno y que interdependemos», capta», justifica Ibáñez. explica Hilario Ibáñez, de Camí Endins. Desde la entidad, constatan que la Para conectar con esta interioridad, interioridad en las familias sigue viviéndesde Camí Endins explican que hay dose de manera dual, con el mundo que hacer todo un proceso de desadulto y el mundo infantil separados: prendimiento de las capas con las que «Esto no va de educar a niños, la educonstruimos nuestra identidad externa cación es para todos. Va de cómo nos y que nos dificultan conectar con lo que transmitimos la capacidad de emociosoy: «Estas categorías o definiciones: nar, de admirar, de hacer silencio, de madre, hermana, maestra, trabajadoagradecer. Vamos a investigar juntos. ra... pueden desaparecer de un día para De hecho, a pesar de que los adultos otro. Entonces queda el yo, la esencia», tenemos la capacidad de la formulaexplica Digón. ción, los niños nos dan cien vueltas en Teresa Vallvé, que había sido relivivencia», explica Ibáñez. giosa en las Hermanitas de la Asunción También anotan que la espiritualiy con experiencia eremítica, está en el dad puede vivirse más allá del marco origen de Camí Endins: «Es curioso el religioso: «Nos llegan familias con recohecho de que los eremitas se retiran rrido creyente, no rebotadas, que han para alejarse del ruido y, en cambio, llevado a sus hijos a escuelas cristianas, tienen una actividad inmensa de persoa esplais, han recibido catequesis y que nas que les van a visitar. Esto contradice no encuentran respuesta a la educación la opinión mayoritaria de que quien se en la interioridad: los zapatos que pone en busca de la interioridad se aíshemos llevado siempre quizás ahora la. Probablemente tendrás una etapa ya no nos van bien, el viejo paradigde alejamiento, pero el regreso es con ma espiritual ha quedado obsoleto», una profundidad y una riqueza que se opina Digón. Para educar la interioridad y la espiritualidad en el seno de la familia es necesario «mucho diálogo, mucho testimonio ilusionado y tener presente que a la larga hijas e hijos decidirán Els infants: obrir portes i preparar camins es un librito que publicó el libremente. La familia puede ofrecer, profesor de instituto Jaume Gubert en la Acción Católica Obrera (disponible mostrar, dejarse evangelizar por los en abierto en www.acocat.org/hemeroteca) donde se anota que los adultos hijos e hijas, poner medios, participar tenemos un «planteamiento mercantilista de la fe», en el sentido de que de celebraciones de la fe, pero sobre «queremos fabricar los cristianos del mañana esperando en el esfuerzo todo debe ser testimonio de fe y de educativo unos rendimientos a largo plazo». Este planteamiento anacróparticipación en el plan de Dios por un nico «debe evolucionar hacia la visión de que niños y niñas son personas mundo más justo y solidario. El cultivo hoy y que pueden hacer experiencia cristiana, a su manera», opina Gubert. de la espiritualidad sin ir vinculada a la Una preocupación recurrente en los progenitores es cómo transmitir vida y a la acción por un mundo como la fe a los hijos. En cambio, «la fe es un don que nos es dado por la gracia el que quiere Dios, no tiene demasiado de Dios. Por tanto, ya podemos educar para el futuro, que si el don no llega no hay nada que hacer. Lo que sí es necesario es preparar el camino sentido», concluye Gubert. por si este don llega», indica Gubert. Es aquí donde adquiere importancia «el testimonio de fe de la familia, el conocimiento de Jesús, la educación en valores y el crecimiento como personas libres y críticas. Si más adelanMÁS INFORMACIÓN: te han de abrazar la fe cristiana lo tendrán que hacer ellos libremente», concluye Gubert. · Retiro multigeneracional «A la larga, después de años la conclusión podría ser esta: si como faen la Cueva de Manresa. milia se ha conseguido que los hijos sean personas felices, todo el esfuerzo Tel. 938 720 422 y ha valido la pena; si, además, hijos e hijas se han convertido en personas info@covamanresa.cat. solidarias, con capacidad de hacer el bien y de hacer aportación positiva al · Asociación Camí Endins. mundo en el que viven, podemos darnos por plenamente satisfechos; y si, www.camiendins.org además, les ha legado el don de la fe y lo han acogido, ¿qué más podemos y camiendins@gmail.com. hacer que dar gracias a Dios?», resume Gubert.

MARTA DIGÓN «Los hijos se abren más, son más sinceros, más naturales, acceden a la interioridad con más facilidad que los adultos»

HILARIO IBÁÑEZ «Esto no va de educar a niños, la educación es para todos. Vamos a investigar juntos»

El don de la fe

Profile for Camí Endins

¿Cómo educar la interioridad en la familia?  

Algunas claves para educar la dimensión interior en la familia.

¿Cómo educar la interioridad en la familia?  

Algunas claves para educar la dimensión interior en la familia.

Advertisement