Issuu on Google+

S U P L E M E N T O S O B R E T E M A S D E L A M U J E R | C A M B I O D E M I C H O A C Á N | N Ú M E R O 236 | J U E V E S 3 DE ABRIL D E 2 0 14

Ser vegetariana, ¿opción realmente saludable? POR DINORAH AMBRIZ

apasionados debates. Mucho más que ensaladas

Aunque la alimentación vegetariana y el estilo de vida vegano tienen larga historia, es hasta tiempos recientes que ambos ganan popularidad y parecen ser adoptados por más gente. El vegetarianismo se presenta como una manera saludable y responsable de relacionarse con una misma y el entorno; pero a la par, también se ha posicionado como una opción controversial, debido a que en torno a ella se generan

«Mi alimentación incluye muchas frutas y verduras, leche de soya, gluten, soya texturizada, panes y pastas. Lo que como es muy variado, pero irónicamente lo que menos como son ensaladas; preparo tantos platillos como cualquier persona. Casi siempre evito todo lo de origen animal, excepto cuando salgo a algún lugar donde no hay opción; en estos casos me permito el queso, por ejemplo

en pizza o quesadillas», comparte Carolina, quien dejó las carnes rojas hace nueve años para paulatinamente dejar también pollo, pescado y lácteos. Por su parte, Minerva lleva 29 años como vegetariana y su alimentación también resulta ser mucho más que ensaladas: «Como frutas, vegetales, semillas, leguminosas, cereales y aceites vegetales. No como ningún tipo de carne animal, llámese pollo, pescado, res o cualquier cosa que tenga ojos o corazón; tampoco consumo huevos ni leche, sólo yo-

gur y queso». Para comprender este tipo de alimentación, Irasema Vega Franco, egresada de la Maestría en Nutrición Clínica por la Universidad Iberoamericana, explica que hay distintos tipos de vegetarianismo. En esencia, explica Vega Franco, el vegetarianismo evita el consumo de cualquier tipo de producto cárnico, y a partir de ahí se puede ser: ovolactovegetariano, donde se pueden consumir productos lácteos y huevo; lactovegetariano, que consume productos lácteos como leche y queso, pero

evita el huevo; y vegano, donde no se consume ningún tipo de producto de origen animal. ¿Verdaderamente saludable? Desde el campo médico, parece ser difícil asegurar que cualquier tipo de vegetarianismo será saludable, pues cada tipo de alimentación vegetariana tiene su nivel particular de exigencia y de impacto sobre la salud. PASA A LA SIGUIENTE PÁGINA


Jueves 3 de abril de 2014

Mujer.es

2|

Piedra de alumbre, el nuevo desodorante

DESCÚBRETE

POR DINORAH AMBRIZ En torno a los desodorantes se acumulan ciertas suspicacias, luego de saberse cómo el uso de estos puede perjudicar la salud a largo plazo. El uso de desodorantes alternativos, como la piedra de alumbre, es una opción cada vez más empleada para cuidar salud, el bolsillo y el medio ambiente. Uno de los grandes inconvenientes de usar desodorantes comerciales radica en el empleo del aluminio en su elaboración; esta sustancia es conocida por bloquear los poros para impedir la transpiración, y se le ha relacionado a casos de cáncer de mama

y otras enfermedades. La piedra de alumbre, de apariencia cristalina, inhibe la proliferación de las bacterias responsables del mal olor en las axilas y regula la cantidad de sudoración. Por sus cualidades ha sido usada desde la antigüedad en los rituales de belleza de Medio Oriente, particularmente en los baños árabes. Esta alternativa puede comprarse en mercados locales, tiendas de cosméticos naturales o en Internet. En Morelia se puede conseguir con Triskel (Jabón Triskel en Facebook), que vende la piedra acompañada de un aromático atomizador con aceites esenciales.

En caso de usarla sin atomizador, basta frotar las axilas con la piedra mojada, pues el alumbre es un sulfato mineral soluble en agua. Al inicio de su aplicación, algunas mujeres pueden encontrar resistencia de su cuerpo, pues sus poros se han acostumbrado a los componentes de las opciones comerciales. En estos casos se puede alternar el uso de la piedra de alumbre con desodorantes comerciales libres de aluminio. El alumbre tiene más usos en la rutina de higiene y belleza; entre otras cosas, también es buen cicatrizante y astringente, por lo que es ideal para cuidar la piel tras la depilación.

Suplemento Mujer.es de Cambio de Michoacán. Director: Vicente Godínez Zapién. Coordinador: Arved Alcántara Betancourt Editora: Dinorah Ambriz Contacto: suplementomujer.es@gmail.

Ser vegetariana, ¿opción realmente saludable? VIENE DE LA PORTADA

«La evidencia sugiere que ser lactovegetariano, en comparación a ser vegano, tiene mayores beneficios para la salud y para la reducción de los riesgos de enfermedades crónicas», asegura la nutrióloga Irasema Vega para ejemplificar los diferentes impactos que tienen dos tipos de alimentación vegetariana. Pero sin duda, asegura Vega, una persona vegetariana puede estar bien nutrida e incluso más saludable que una persona no vegetariana. «La Asociación Dietética Americana y Dietistas de Canadá menciona que sí se puede estar bien nutrido, siempre y cuando se siga una dieta adecuada y nutricionalmente planificada que incluya alimentos fortificados. De ser así, la alimentación vegetariana proporciona beneficios para la salud y reduce riesgos en enfermedades crónicas», dice Irasema. La buena salud que se obtiene de una alimentación vegetariana es visible. Minerva comparte los beneficios tangibles que ella ha visto en su salud desde que dejó de comer cárnicos: «Mi piel mejoró, tengo más energía y cero pesadez; mi carácter se volvió más sereno, equilibrado y me siento muy en paz». Por su parte, Carolina dice: «Mi digestión es mejor, me siento me-

salud y buen funcionamiento. «La realidad es que los alimentos de origen vegetal aportan proteínas, alimentos de granos como el pan, arroz, frijoles, nueces o almendras. La combinación de un cereal con una leguminosa en los alimentos puede satisfacer nuestra necesidad de proteína, por ejemplo, al comer arroz con frijoles», explica Irasema, quien ha laborado en hospitalización en el IMSS y también da consulta privada. A partir de su experiencia, Carolina asegura que el asunto de las proteínas no es complicado para ella: «Muchas verduras tienen contenido proteínico. Hay algunas muy ricas en proteína vegetal, como el brócoli y la col rizada».

Para contactar a la nutrióloga Irasema Vega, puede escribir a iras_vega@hotmail.com. nos pesada en las comidas, mi piel es más sana, mantengo mi peso y en general me siento mejor. Sobre mi estado nutricional tengo una pequeña anécdota: hace poco fui a donar sangre, y de entre cinco personas fui la única que pudo donar; las pruebas arrojaron que mi sangre era la única en el estado saludable necesario para po-

der ser donante». El asunto proteínico Uno de los mitos más generalizados en torno a la alimentación vegetariana es que comer sin cárnicos no permite al cuerpo obtener los nutrimentos necesarios en especial las proteínas- para su

Un estilo de vida El vegetarianismo, en numerosas ocasiones, forma parte de una filosofía de vida más amplia que se basa en el respeto a las distintas formas de vida. El estilo de vida vegano, asegura Vegan Action -organización reconocida internacionalmente-, es «la extensión natural del vegetarianismo» al ser un estilo de vida libre de crueldad hacia los animales, el ambiente, y la propia salud. Al ser vegano se evitan también lácteos, huevos, y el uso de productos cuya producción dañe

de alguna manera a los animales, como pieles, cuero, lana, o cosméticos probados en animales. «Yo soy vegetariana porque me parece que es una manera sana y rica de comer. Pero también por justicia animal, los animales merecen ser tratados con dignidad y respeto, no me agrada la idea de comer algo que sufrió para estar en mi mesa», asegura Carolina. «Yo lo hago por salud, ecología, contaminación; pero sobre todo, por respeto a la vida», comparte Minerva. Opción personal e informada Sin duda el tipo de alimentación siempre será una decisión personal. Al considerar el vegetarianismo como buena opción, ya sea por disminuir riesgos de enfermedades u otros motivos, siempre será importante contar con una guía profesional. «Se debe consultar a un profesional de la nutrición. Se requiere una evaluación individual para adecuar y planificar una dieta vegetariana que aporte las calorías, macro y micronutrimentos suficientes para cada persona. Además el nutriólogo juega un papel clave en la educación de los vegetarianos sobre las fuentes alimentarias de nutrientes, compra y preparación de alimentos», concluye Irasema Vega.


Jueves 3 de abril de 2014

Mujer.es

3|

DEL DICHO AL HECHO

DE CIENCIA Y OTRAS TENTACIONES

Famosos y los beneficios vegetarianos

Conociendo al clítoris

POR DINORAH AMBRIZ Una alimentación libre de productos cárnicos, y bien encaminada con la ayuda de un profesional, puede tener importantes efectos benéficos para la vida de cada persona. La conciencia y deseo de estos beneficios llega a cada vez más celebridades, quienes dejan la carne para adoptar una alimentación que aporte en mayor medida a su bienestar integral. Más sexo, mejor salud y mayor felicidad Hoy en día se llevan a cabo diversos estudios que buscan conocer el impacto de la alimentación vegetariana sobre la vida de las personas. Según un reciente estudio, publicado en la revista científica Hormones and Behavior, las personas que llevan una dieta vegana tienen una mejor vida sexual. Esto puede deberse, afirma el estudio, a la presencia de fitoestrógenos -hormona sexual- en los productos vegetales. En el mismo tenor, PETA -organización global que trabaja por los derechos animales-, asegura que una dieta vegana ayuda a ser sexualmente más resistente. La salud también se ve beneficiada. Según un reciente estudio elaborado en California, los vegetarianos tienen menos probabilidades de desarrollar enfermedades del corazón y diversos tipos de cáncer; también presentan menos niveles de deterioro cognitivo. La explicación para el incremento de salud se encuentra, según la revista digital Vegetarian Times, en que los vegetarianos no consumen grasa animal ni coles-

terol, mientras que aumentan su ingesta de fibra y antioxidantes. El estado anímico es otro aspecto vital que se beneficia por la ausencia de carne. Un estudio publicado en la revista científica Health Psychology, asegura que la alimentación basada en productos vegetales hace que las personas tengan incrementos estadísticamente significativos en sus niveles de tranquilidad y sensación de felicidad. En parte esto se debe, explica el estudio, a que los vegetarianos tienen bajos niveles de ácido araquidónico, responsable de producir cambios neurológicos que dañan el estado anímico. Sobre el mismo tema, los autores de otro estudio, publicado en Nutrition Journal, aseguran que incluso las personas omnívoras pueden verse beneficiadas con sólo reducir su consumo de carne. «Restringir el consumo de carne, pescado, y aves de corral, provoca una mejora a corto plazo en el dominio de los estados de ánimo en los omnívoros modernos», se afirma en el estudio. Algunos otros beneficios de llevar una alimentación libre de carne son: niveles de peso saludables, menor frecuencia de diabetes y cataratas, regulación del colesterol, longevidad, fortalecimiento de huesos, disminución de síntomas menopaúsicos, y más energía. Famosos vegetarianos La lista de celebridades que han adoptado el vegetarianismo aumenta rápidamente. La actriz Natalie Portman ha sido vegetariana durante mucho tiempo, durante el cual ha apoyado a diversas orga-

nizaciones pro vegetarianismo. Ella asegura que su amor por los animales ha sido un factor de peso para su estilo de vida: «Yo amo a los animales, y actúo conforme a mis creencias y valores». En el 2009 la actriz adoptó un estilo de vida completamente vegano; al respecto declaró: «El coste humano de la cría industrial tanto en el bienestar de los trabajadores de los mataderos como, más aún, los efectos ambientales de la producción en masa de los animales- es asombroso y devastador». Las razones de Paul McCartney, ex Beatle, se inclinan más hacia la justicia ambiental y mejora del mundo: «Si alguien quiere salvar al planeta, lo único que tiene que hacer es dejar de comer carne». Bill Clinton, ex presidente de Estados Unidos, lo hace por motivos de salud. Clinton comenzó su dieta vegetariana hace un par de años, luego de ser sometido a una cirugía de bypass cuádruple. Desde entonces ha perdido casi diez kilos y tiene una apariencia más saludable. «Todas mis pruebas de sangre son buenas, mis signos vitales están bien, y me siento bien; también tengo, lo creas o no, más energía», ha dicho el ex presidente, quien se ha convertido en un defensor de este estilo de vida. Otros famosos que han adoptado este tipo de alimentación son: la comediante Ellen DeGeneres, el ex vicepresidente estadounidense Al Gore, el ex campeón mundial de boxeo Mike Tyson, los cantantes Usher y Thom Yorke, los actores Joaquín Phoenix y Christian Bale, el corredor olímpico Carl Lewis, la modelo Hayden Panettiere, y la actriz Kate Winslet.

POR DINORAH AMBRIZ Se sabe que el clítoris es una parte del cuerpo femenino indispensable a la hora de estimulación sexual; sin embargo, alrededor de esta fuente de gran placer aún hay desconocimiento y malentendidos. El clítoris, puerta al orgasmo para muchas mujeres, es un tejido del cuerpo con la capacidad de, al igual que el pene, ponerse erecto; la hinchazón y cambio de tamaño varía en cada mujer. La erección sucede cuando los tejidos eréctiles se llenan de sangre, provocando a su vez la exposición de más nervios de la zona y volviendo al clítoris aún más sensible. El glande, octava parte de todo el clítoris, es la parte visible y táctil; y es sólo el indicio de un órgano mucho más grande. El tamaño completo de este órgano sexual es, en promedio, de nueve a doce milímetros. La imagen a la que se suele recurrir para comprender la

fisiología del clítoris es la de un iceberg, donde la glándula clitoral es la punta de todo un cuerpo carnoso y placentero. Diversos estudios han demostrado que una mujer puede llegar al orgasmo al masturbar el clítoris, directa o indirectamente, en cuatro minutos; y para más del 80 por ciento de las mujeres esta manera es más efectiva que la penetración para lograr un orgasmo. Expertos en sexología recomiendan que las mujeres experimenten el clímax sexual a través de la estimulación del clítoris antes de llegar a la penetración; así, el coito resulta más placentero. El clítoris es diferente en cada mujer, por lo que para conocerlo se recomienda explorarlo y examinarlo antes, durante, y después de la estimulación; además, de esta manera cada una sabrá qué le excita más. Al autoconocimiento se suma otra razón de peso para acariciar el clítoris, pues de no ser estimulado éste se puede atrofiar; es decir, ante la falta de irrigación sanguínea, el clítoris se retrae bajo la capa de piel que lo cubre.


Jueves 3 de abril de 2014

Mujer.es

4|

Trabajadoras del hogar, un grupo vulnerable EN FOCO

POR DINORAH AMBRIZ Las trabajadoras del hogar, junto a mujeres indígenas y embarazadas, es uno de los grupos sociales más vulnerables. Se suele tener la vaga percepción de que su trabajo es infravalorado y mal remunerado; sin embargo, no es hasta que se da un vistazo más profundo que se es consciente de los alcances de la discriminación en su entorno cotidiano. El día a día como trabajadora del hogar En la actualidad, asegura Fondo Semillas, organización que trabaja en el fortalecimiento de organizaciones femeninas pro derechos de la mujer, las cifras en torno a la vida de las trabajadoras del hogar muestran con claridad su condición de vulnerabilidad y discriminación. La Ley Federal del Trabajo define este trabajo como aquel donde una persona, a cambio de un salario monetario, realiza servicios de atención y limpieza en hogares de terceros, y según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo de 2013, realizada por el Inegi, en México hay 2.2 millones de personas dedicadas al trabajo doméstico, en su mayoría –nueve de cada diez- son mujeres. El 96 por ciento de ellas labora sin contar con un contrato escrito, el 80 por ciento no cuenta con ningún tipo de pensión para su retiro –estando imposibilitadas para aspirar a una jubilación–, el 70 por ciento carece de toda prestación formal y sólo el dos por ciento de ellas tiene acceso a servicios de salud como parte de sus derechos laborales. En cuanto a la remuneración económica, según datos del Inegi, el 66 por ciento de las trabajadoras del hogar percibe menos de dos salarios mínimos, mientras que el 34 por ciento de ellas recibe un salario mínimo, o menos, por su trabajo. Es decir, casi cuatro de cada diez trabajadoras del hogar reciben la cantidad máxima diaria de entre 67 y 63 pesos al día, según el área geográfica donde laboren; situación que se contextualiza por el hecho de que casi la mitad de todas las trabajadoras del hogar tienen tres hijos o más. La mayoría de las trabajadoras del hogar también se ha enfrentado a otros tipos de discriminación, por ejemplo, el de acceso a la educación. Más del 30

por ciento no tiene acceso a la educación primaria, porcentaje que aumenta a casi el 70 por ciento al hablar de educación secundaria, y el 6.9 por ciento se declara analfabeta y sin haber recibido ningún tipo de educación. Según una infografía sobre el tema realizada por el diario Milenio con datos del Inegi, los estados que reportan más personas dedicadas al trabajo doméstico son el Estado de México, el Distrito Federal, Veracruz, Jalisco, Puebla, Guanajuato y Michoacán. Caminos trazados En el marco del Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar, conmemorado el pasado 30 de marzo, han saltado a los reflectores distintas iniciativas y organizaciones que trabajan por los derechos de quienes se dedican al servicio doméstico. Uno de los ejes en los que se

trabaja es en la exigencia de un marco normativo no discriminatorio para las trabajadoras del hogar. La Ley Federal del Trabajo, en su artículo 146, no establece que los empleadores tengan obligación alguna de aportar al Fondo Nacional de la Vivienda para las trabajadoras del hogar, y en la Ley del Seguro Social, por su parte, no se contempla a estas mujeres como personas susceptibles a ser aseguradas. Una de las principales figuras referentes en México que lucha por los derechos de las trabajadoras del hogar es Marcelina Bautista, quien es fundadora del Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar (CACEH). Bautista, originaria de Oaxaca, llegó a la Ciudad de México a los catorce años de edad con el mixteco como su única lengua, y tras trabajar durante 21 años como trabajadora del hogar, en un entorno en que la discriminación y el

abuso son elementos constantes, emprendió el proyecto del CACEH en el año 2000. Hoy en día, en un fin de semana normal, este organismo atiende en promedio a 40 personas, y sobre sus actividades, Bautista dice: «Se imparte información patronal, valorización económica y social de la labor doméstica y derechos sexuales y reproductivos». A la fecha, Marcelina Bautista ha sido reconocida con el Premio por la Igualdad y la No Discriminación del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), y ha participado en distintos foros internacionales sobre el trato digno para las trabajadoras del hogar, entre el que está la Aprobación del Convenio sobre el Trabajo Decente para las Trabajadoras y Trabajadores Domésticos, en Ginebra, Suiza. Hoy en día, el CACEH trabaja además en ajustar las leyes mexicanas al Convenio 189 de la Orga-

nización Internacional del Trabajo (OIT), primera norma internacional dirigida a mejorar las condiciones laborales de quienes se dedican al trabajo doméstico. En su última campaña, lanzada a finales de marzo, el CACEH difunde exigencias y pensamientos de las trabajadoras del hogar con frases como: «Tratarme mal no te hace superior a mí. ¡Quiero un trato digno!», «mi cuerpo no está al servicio de mi patrón. ¡No a la violencia sexual en el trabajo!», o «después de 25 años trabajando, tengo derecho a una jubilación». Sin duda, las condiciones laborales de las empleadas domésticas se ven beneficiadas gracias al trabajo de organizaciones como el CACEH, fundado por Bautista, pero también exige una consciencia colectiva donde cada persona aporte al fortalecimiento de este grupo social que, al igual que todos, merece condiciones dignas de trabajo.


Mujer.es 03 Abril de 2014