Page 1

Miradores en movimiento para conocer La Paz desde el cielo

ías Domingo 12 de agosto de 2018 | aùo 10 | N° 399


Cambio invita a los pasajeros de BoA a llevar de manera gratuita la edición de la revista.

ías w

Contenido

La Paz - Bolivia www.cambio.bo periodico@cambio.bo

Periódico del Estado Plurinacional de Bolivia Fundado el 22 de enero de 2009 Depósito Legal 4-3-8-09 P. O. Calle Potosí esquina Ayacucho NO 1220 Zona Central, La Paz Telfs.: 2902597 - 2902266 - 2902299 2902587 DIRECTOR Delfín Arias Vargas director@cambio.bo EDITOR GENERAL

Retina

4

Un moderno puente peatonal de 150 metros hace furor en Vietnam

18

Ciencia y Tecnología La cuenca amazónica, sostén de la diversidad aviar

Rolando Carvajal Vargas editor@cambio.bo JEFE DE REDACCIÓN

Ramiro Ramírez Simons EDITORA REVISTA 7DÍAS Melina Valencia Achá REDACTORES Javier Prado Rodríguez

6

Destino Turístico

Historia de Vida

Irupana, el destino yungueño de los parapentistas

Los afrobolivianos en el ‘infierno verde’ se sumaron a la defensa del territorio nacional de forma voluntaria

20

DIAGRAMACIÓN Franz Rosas Álvarez CORRECCIÓN María Luisa Quenallata E. Dennis Cortez Fernández Karen Keyla Nina Pino Coral Mattos Gutiérrez FOTOGRAFÍA Gonzalo Jallasi Huanca Carlos Barrios Guerra Jorge Mamani Karita

Personajes

8

CRUCIGRAMA-7 DIFERENCIAS Máximo Choque

22

Reportaje

FOTO DE TAPA Jorge Mamani Karita AGENCIAS Deutsche Welle, PL, AFP, EFE, BBC, ABI, IPS y AFKA

Jorge Ortiz, el actor y poeta boliviano proyecta su talento a cada instante

Mi Salud

10

JEFA COMERCIAL

Ana María Soria Machicado

Miradores en movimiento para conocer La Paz desde el cielo

Fotoenvejecimiento, una consecuencia de la radiación solar que deteriora la piel

Aldea Global

23

Un laberinto en Armenia revoluciona el turismo

Cel. 767 44473 - Int. 117 EJECUTIVA DE VENTAS Y PUBLICIDAD

Mireya Plantarosa Terceros Cel. 796 34366 - Int. 117

Mario Valdivia Cel. 706 59720 - Int. 118

Clotilde Echeverría B. Cel. 701 82045 - Int. 118

Interno de publicidad Interno Fax: 120 ENCARGADO AGENTES INTERIOR

Marco Antonio Alanoca Condori Cel. 70671564

16

Sabores Ceviche, una delicia marinada para comer al paso en La Paz

26

ías

Turbulencia Las 7Diferencias

“El periodismo no es un circo para exhibirse, sino un instrumento para pensar, para ayudar al hombre en su eterno combate por una vida más digna y menos injusta”. Tomás Eloy Martínez


ías

4

Retina domingo 12 de agosto de 2018

Manos gigantes La impresionante infraestructura está ubicada en la cima de la localidad de Ba Na Hills, un complejo residencial de montaña con abundante vegetación. Fotos: AFP

Entre el cielo y la tierra Al caminar por el puente, los turistas contemplan un paisaje que se pierde entre la vegetación y la neblina.


Caminata Los turistas aprovechan el recorrido para tomarse selfis en el excéntrico atractivo turístico que atrae a miles por su novedad.

Camino de los Santos l de a n to a e p te n e u p o n Un moder ace furor en Vietnam 150 metros h eOro’, mide 150 m

‘Puente de l espectraduce como el se e qu , ng pcional vista de Va ce u ex a El Ca un s ta ris rece a los tu de las montañas. tros de largo y of etnam, en medio Vi , ng Na Da de evado a 1.400 tacular paisaje ente peatonal el pu e nt na es manos io es pr o por dos enorm id en Se trata de un im st so r ta es do que parece aestructura ha si metros de altura en junio, la infr , ra tu er ap su e de piedra. Desd s. sinfín de turista bajo el dominio visitada por un Vietnam estaba do an cu , es coloXX o gl si l de las autoridad es on A principios de ci ca va de anceses, fue lugar das y jardines fr en vi francés, esta zona vi s la de as (Agencias) berga réplic s de extensión. ro et niales. Ahora al m ló ki 8 5, leférico de además de un te

Arte arquitectónico El diseño conjuga de manera armoniosa las manos de tonos envejecidos con las barandas doradas del puente.

Retablo de la Virgen de los Remedios La imagen en la piedra refleja cómo apareció en los sueños de una persona. Fotos: Gonzalo Jallasi/Cambio


ías

6

Destino Turístico domingo 12 de agosto de 2018

Cómo llegar Buses y minibuses parten a Irupana desde la Terminal Minasa, en Villa Fátima. El viaje tarda entre tres y cuatro horas y media, y el pasaje varía de Bs 30 a Bs 40, de acuerdo con el tipo de transporte. Otra alternativa es desde la plaza Líbano, en San Pedro, que demora una hora más, pero se observan los nevados Mururata e Illimani.

Irupana el destino de los parapentistas 1


Destino Turístico

Diego Ponce de León M.

I 2

rupana se encuentra a 151 kilómetros de la sede de gobierno (cuatro horas de viaje), en la segunda sección municipal de la provincia Sud Yungas del departamento de La Paz. Allí se desarrolla cada año una de las actividades de deporte extremo que atrae a cientos de parapentistas nacionales y extranjeros. Este municipio tiene “características de toda Bolivia por sus tres pisos ecológicos: altiplano, valle y trópico”, según el alcalde Clemente Mamani. “Inicia con el Illimani en el altiplano, luego siguen los valles y en ambos están las redes arqueológicas. En el trópico se encuentran los cultivos de plátano, naranja, café y coca”, explicó Mamani, quien promueve el festival del Irupanapente como una marca del municipio. La actividad deportiva se practica desde 2003, consiste en volar y descender desde una cierta altura en un parapente (planeador flexible similar a un paracaídas). Este año se organiza la decimoquinta versión, que anualmente reúne al menos a 5.000 personas en el campo deportivo de Churiaca, que sirve de pista de aterrizaje. El Alcalde asegura que el evento es como una escuela

ías

7

del parapente al que cada vez se suman más aficionados. Es una oportunidad para conocer los atractivos turísticos del pueblo yungueño, como las ruinas arqueológicas de Pasto Grande, Calacaya, Marcapata y Hornopata. Además, en las cercanías se puede visitar la localidad de Chicaloma, donde se vive una experiencia inolvidable con demostraciones de danza y la música afroboliviana, o visitar el Santuario de la Exaltación de Laza, en Chulumani. Irupana tiene una oferta hotelera variada. Los costos varían de Bs 50 a Bs 200, lo cual depende de los servicios que brindan alojamientos, residenciales y hoteles. También existen espacios para acampar con carpas. La gastronomía es variada. “Tenemos el chocolate con jawitas, hecho por las manos de irupaneñas, y el lojro yungueño, una deliciosa sopa que se elabora con pollo, maní y carne”, detalla Mamani. Tiene una temperatura que varia de 25 a 30 grados centígrados durante todo el año, por lo que se recomienda llevar ropa ligera, bloqueado solar y repelente.

SU HISTORIA Fue fundado el 25 de julio de 1746 por los españoles marqueses Tagle, Gayoso y Mena, quienes atraídos por la riqueza de plata se asientan en el poblado y lo bautizan como Santiago de Irupana en homenaje a Santiago de Compostela, patrono de España.

Este año, el festival se desarrollará el 24 y 25 de agosto. Una experiencia única para volar.

3

1. Piloto concursa en la competencia de disfraces de alto vuelo y aterriza en el campo deportivo Churiaca. 2. Modalidad de vuelo biplaza (dos personas), en la que un experimentado piloto guía a un principiante para volar correctamente. 3. El pueblo de Irupana, que se ubica a cuatro horas de viaje desde La Paz. 4. Infografía: Javier Pereyra

4

Fotos: cortesía Irupanapente


ías

8

Personaje

1

2

El actor y poeta proyecta su talento a cada instante

Jorge Ortiz Diego Ponce de León M.

E 1. Jorge Ortiz, en el rodaje de El juego de la araña y la mariposa. 2. El actor (izq.) en una escena de la película El atraco. 3. Durante su actuación en un filme nacional, en El Alto. 4. Ortiz, en la entrevista con 7Días. Fotos: Carlos Barrios / Cortesía Adán Saravia

mpezó a trabajar como actor independiente recién a los 28 años de edad, casi de manera accidental, y a partir de esa situación inesperada es que desarrolló su carrera formal en las artes escénicas. Jorge Ortiz nació en Tarija en 1951, pero vive en La Paz desde sus tres años. Parte de su trayectoria se visualiza en las películas en las que ha participado, como Para recibir el canto de los pájaros (de Jorge Sanjinés, 1994), Cuestión de fe (de Marcos Loayza, 1994) y El día que murió el silencio (de Paolo Agazzi, 1998), entre otras. 7Días conversó con el actor sobre algunos pasajes de su vida artística.

¿Cómo fue su formación para la actuación? Me considero un autodidacta. La primera vez que hice teatro fue a los 28 años, pero en serio y con las reglas claras. Fue después de tres o cuatro años de pequeñas pruebas, ensayos y sinsabores que quise convertirme en un actor. En ese tiempo, el cine era algo que jamás imaginé hacer. Creo que tuve demasiada suerte en algunas etapas de mi vida, porque he trabajado con muchas personas que hicieron más por mí que por ellas mismas en sus carreras.

¿Cuándo comenzó su incursión en el cine? No sé si he tenido suerte o mala suerte. Cuando empecé a trabajar como actor a mis 28 años, una edad un poco avanzada para hacerlo, tuve la posibilidad de estar en cine. Me inicié en la mal llamada ‘época de oro del cine’, que no entiendo cómo surgió porque no se cumplieron muchas cosas que estaban programadas. No se logró recuperar inversiones que se realizaron en un inicio para apoyar los proyectos. No había un gremio para los actores y no éramos tomados muy en cuenta; además que muchas veces fuimos utilizados como catapultas (instrumento de lanzamiento). Pasar del teatro al cine es algo que no he sentido, pero considero que en el teatro había más exigencia que en el cine, y cuando tuve la oportunidad de comentarlo —críticamente— fue mal visto por los directores por malas interpretaciones. ¿A qué se dedicaba antes de ingresar al mundo de las artes escénicas? Estudié en el colegio San Calixto. Cuando quería podía ser un buen alumno o no. Las exigencias en el colegio eran muy distintas, creo que antes había una formación especial para dedicarse a hacer las cosas por gusto.

Me atraía la materia de artes. Recuerdo que mi padre le dedicaba bastante tiempo a la pintura porque tenía cierto gusto por las acuarelas. Salí del colegio en 1975 y al año tuve la intención de entrar a la antigua Escuela de Bellas Artes, pero mi familia no compartía esa posición y no me apoyó, así que tomé un año sabático y me dediqué a trabajar en lo que se podía para ganar un poco de dinero y pasar el tiempo. Trabajé como ayudante en un taller de montaje de motocicletas, hacía encuestas en la cárcel de San Pedro y también fui albañil de un empedrado en una calle de Sopocachi. Estaba convencido de buscar algo relacionado con el arte y lo más cercano era estudiar arquitectura, por lo que entré a la facultad, pero por motivos de golpes de Estado, que hacían que se cerrara constantemente, no terminé la carrera. Y por una oportunidad del destino en la que un amigo me convocó para actuar en una obra, me incliné hacia la actuación. ¿Aportaba a los guiones? Sí, dentro de mis posibilidades. Considero que el aporte del actor es más importante de lo que se escribe.

›› Jorge Ortiz es actor de teatro desde 1985 y cofundador de varios elencos. Participó en más de 60 obras teatrales. ›› Fue docente en la Escuela de Cine y Audiovisuales (ECA). ›› Participó en varias producciones de cine, como Cuestión de fe, El atraco, American visa, Olvidados, entre otras. ›› Publicó tres libros: El agua cóncava del ciego (1991), La vida (1999) y Autorretrato acodado (2009).


Personaje domingo 12 de agosto de 2018

ías

9

3

Cuando empecé a tomarme las cosas en serio supe que me iba a costar, porque por mi carácter suelo obsesionarme con la manera de hacer las cosas. Leer y releer los guiones, estudiar y pensar las maneras de cómo interpretar un papel son mi afición, y lo hago con mucha disciplina.

Soy muy crítico respecto a mi trabajo; me gusta dar la esencia que me parece correcta al personaje que interpreto.

¿Formó su familia? Nunca me he casado ni he tenido hijos, y tampoco pienso tenerlos. Pero ese tiempo mío siempre lo he querido invertir en mi trabajo como actor, observando cómo es el diario vivir de la gente, cómo reacciona a diferentes sucesos. Es la mejor escuela para un actor. ¿Qué otras aficiones tiene? Escribo poesía todos los días, lo hago por lo menos una hora en cualquier momento y lugar porque me encanta. He escrito tres libros y estoy pensando en publicar el cuarto próximamente. Me gusta ir a caminar por el Montículo y el barrio de Sopocachi, porque es la zona en la que crecí y conocí a todas las personas de mi entorno. ¿En qué proyectos está trabajando actualmente? Tengo entre manos un proyecto de cine, es un diálogo entre dos actores que será de bajo presupuesto, pero aún debo pulirlo un poco más. Me causa placer encerrarme uno o dos días para hacer el trabajo. Por otra parte, sigo participando en cortometrajes de todo tipo, sólo para no oxidarme.

Escribo poesía todos los días, lo hago por lo menos una hora en cualquier momento y lugar porque me encanta.

4


ías

10

Reportaje

1

2

Melina Valencia Achá

A

penas uno ingresa a una cabina, ésta se convierte en un balcón-mirador en movimiento. A medida que avanza hacia una estación, el pasajero tiene la oportunidad de admirar los mejores paisajes de las ciudades de La Paz y El Alto. Por el cielo de estas urbes, miles de personas viajan a diario a través de la red de teleféricos que el Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia implementó como alternativa al transporte terrestre. Entre los 3.650 y 4.150 msnm, actualmente están en funcionamiento siete líneas que unen diferentes barrios con el centro de ambas ciudades. El recorrido a través de sus cabinas —que están sujetas a cables de acero— poco a poco obtuvo reconocimientos y

1. Ingreso a las cabinas de la línea Roja desde la estación 16 de Julio. 2. Dos pasajeras admiran la vista de la ciudad durante el recorrido. 3. Las cabinas de la línea Amarilla. Fotos: Jorge Mamani Karita

fama en el ámbito internacional y hoy el teleférico de Bolivia es conocido como el sistema de transporte por cable más largo y alto del mundo. Este año, entre cruceros, excursiones y actividades culturales, el recorrido en Mi Teleférico fue incluido entre las 10 mejores experiencias de Sudamérica, ganadoras del premio Travellers’ Choice, distinción que otorga TripAdvisor. Desde la inauguración de su primera línea, hace cinco años, ha sido inspiración para un sinfín de documentales y reportajes de medios de comunicación internacionales, además de ser modelo para otros países como Colombia, Italia, Perú, Chile, Brasil, Honduras y Panamá, que solicitaron información acerca de este sistema.


Reportaje

Miradores en movimiento para conocer La Paz desde el cielo En toda la red de la ‘ciudad de los teleféricos’, la postal que se gana todas las miradas es el nevado Illimani: achachila (espíritu protector aymara) y símbolo que ha inspirado a pintores, escritores y músicos.

3

domingo 12 de agosto 2018

ías

11


ías

12

Reportaje

CONOCIENDO LAS URBES DESDE EL CIELO

4

Contar con la red de teleféricos “ha sido significativo para la promoción turística” de las ciudades de La Paz y El Alto, resalta el gerente general de la empresa estatal de transporte por cable, César Dockweiler. Por ejemplo, a través de la línea Azul, que tiene cinco estaciones, desde la zona 16 de Julio hasta el cruce de Río Seco, en sólo 20 minutos de viaje se puede conocer los singulares ‘cholets’, edificaciones que caracterizan la arquitectura aymara y que sobresalen por sus fachadas de tonos chillones. Los jueves y domingos, entre la primera y segunda estación, la vista se distrae con las carpas de los puestos de venta de la Feria 16 de Julio, casi interminables; además de la actividad de los yatiris y amautas en el mirador del sector de Waka Jampatu, muy cerca de las paradas de las líneas Roja y Azul. Durante todo el trayecto se impone el paisaje natural con la cadena montañosa de nevados de la Cordillera Real, que se disfruta a diario en la urbe alteña y que siempre es una excusa para tomarse una foto.


Reportaje domingo 12 de agosto 2018

5

ías

13

8

7

6 De cinco a ocho personas que ingresan a una cabina en horas pico, al menos dos o tres fijan su mirada en las vistas panorámicas de la ciudad, mientras que otros aprovechan para tomarse una selfi, aunque no faltan aquellas que se sumergen en sus celulares, indiferentes ante lo que sucede a su alrededor. La línea Azul se conecta con la Roja en la estación 16 de Julio; esta última desciende hacia el centro de La Paz en sólo 10 minutos, tiempo de viaje en el que se revela a la vista la complicada topografía de la hoyada, entre calles y callejones que parecen laberintos entre viviendas edificadas sobre pendientes. En la mitad del camino, en la estación Ajayuni, aparece ante la vista el Cementerio General, que data de 1826, cuya estructura fue destacada por la revista estadounidense de arquitectura y diseño de interiores Architectural Digest, que resaltó el hecho de que el camposanto paceño está entre los cementerios más increíbles por sus nichos simétricamente expuestos en pabellones. Cinco minutos más adelante está la Estación Central, donde se construirá el Parque de las Culturas y la Madre Tierra, además de un museo ferroviario porque este lugar fue la antigua terminal de

4. Línea Azul del transporte por cable que recorre desde la zona 16 de Julio hasta Río Seco. 5. Vista de la urbe alteña desde una de las cabinas. 6. Dentro de las estaciones existen servicios modernos, como las escaleras automáticas. 7. Un ‘cholet’ que se puede observar en el recorrido por la línea Azul. 8. La Feria 16 de Julio, que se desarrolla sólo los jueves y domingos. 9 . Pasarelas que conectan las estaciones.

Fotos: Jorge Mamani Karita.

9 ferrocarriles de La Paz, que todavía conserva la fachada y algunos vagones adornan la zona de las boleterías del teleférico. Desde este espacio continúa la línea Naranja hacia la plaza Villarroel (Villa Fátima), con dos estaciones intermedias en la calle Armentia y la Periférica. A través de este recorrido se puede apreciar las edificaciones modernas como la Casa Grande del Pueblo, donde actualmente funciona el Poder Ejecutivo, a una cuadra de la plaza Murillo. Sus 26 pisos con diseños tiwanakotas sobresalen entre las antiguas casas coloniales y religiosas en el centro de la hoyada paceña. Al pasar por la estación Apachita (Apacheta), zona de la Periférica, uno tiene la impresión de que las cabinas van a chocar con los nichos y tumbas del cementerio La Llamita, un lugar que surgió de forma clandestina y que ahora, desde el aire, es un atractivo turístico para los visitantes. Allí, la empresa estatal proyecta la construcción de un parque de Todos Santos. La línea Naranja tiene una estación final en la plaza Villarroel, de donde el pasajero puede continuar el paseo a través de la línea Blanca.


ías

14

Reportaje

Por esta vía aérea se recorre primero la avenida Busch, pleno centro del barrio de Miraflores, que hace un siglo era conocido como un valle de sembradíos de choclo, guindas y hortalizas. Con el tiempo y la modernidad, ese paisaje se convirtió en torres de edificios que se extienden como hilera por toda la avenida. Hace un par de años, durante la implementación de la infraestructura del teleférico, se encontraron restos arqueológicos de los primeros habitantes de este valle. Las piezas son expuestas en el museo aéreo terrestre Putu Putu, dividido en sus tres estaciones: plaza Villarroel, monumento a Busch y plaza Triangular. Durante su inauguración, Dockweiler explicó que el nombre tiene origen en el denominativo que tenía el barrio de Miraflores en la época precolombina. Sin embargo, Putu Putu tiene varios significados, como ‘fuego’, ‘ayllu antiguo’ o ‘hueco’ debido a la actividad minera del lugar en el pasado. En realidad, este museo es aéreo-terrestre porque el turista puede conocer de esa cultura en cada una de las estaciones o dentro de las cabinas a través de una aplicación que se descarga de Play Store y que lleva el nombre y el logo del museo. Durante el recorrido, el usuario puede acceder a paneles informativos e históricos sobre las culturas precolom-

10. El cementerio La Llamita, en la Periférica. 11. La Casa Grande del Pueblo, desde una cabina de la línea Naranja. 12. La avenida Busch, en Miraflores.

10

Cuando tenía sólo cinco líneas (10 km de extensión), la red de teleféricos ingresó al Libro Guinness de los récords mundiales 2018.

binas, además puede admirar los 12 bustos que fueron remozados y restituidos, que invitan a caminar por la jardinera central de la avenida. Por ejemplo, desde el monumento a Busch se conoce sobre la historia bélica del país a través de sus héroes, como Eduardo Avaroa (defensa del Litoral boliviano) o Maximiliano Paredes (Guerra del Acre). Pero en los 11 minutos que dura el recorrido, las vistas se complementan con la panorámica del estadio Hernando Siles y las formaciones rocosas de las laderas de la ciudad. Esta ruta finaliza en el barrio de San Jorge, donde comienza el recorrido por la línea Celeste para dirigirse al centro de la ciudad o a la zona Sur si uno se conecta con las líneas Amarilla y Verde. En toda la red, la postal que se gana todas las miradas es la montaña nevada del Illimani, que tiene uno de los picos más altos de la Cordillera Real, de 6.438 msnm. Es el achachila (espíritu protector) de los paceños y un símbolo que a lo largo de la historia ha inspirado a los artistas para crear composiciones musicales, escribir libros o pintar cuadros. Incluso puede ser vista desde la línea Azul, que recorre la ciudad de El Alto. Es así que a través de un paseo por el transporte masivo por cable se pue-

3

11


Reportaje domingo 12 de agosto 2018

14

15

13

12

de conocer La Paz en un par de horas, mediante sus siete líneas en actual funcionamiento. “Creemos que las mejores vistas se van a desarrollar con un viaje en el teleférico”, comenta el gerente general de Mi Teleférico, quien asegura que la red de transporte aéreo apoyará a la marca ‘La Paz, ciudad del cielo’ que fue elegida recientemente por el municipio paceño, que organizó la votación a través de ánforas y redes sociales. “Nosotros hemos tenido varios programas usando el concepto del cielo; somos la ciudad de los teleféricos y por supuesto nos vamos a unir para esta importante campaña de la marca de la ciudad. De acuerdo con un estudio que realizó la empresa estatal en 2017, se registró un promedio de 940 turistas por día que utilizaron el teleférico para conocer la ciudad. Pero también tienen el récord de haber transporta-

13. La línea Celeste, recientemente inaugurada, que une el centro de la ciudad con la zona Sur. 14. Representación de las culturas precolombinas que habitaban en la zona de Miraflores. 15. La fila en la estación de Río Seco, El Alto, para transportarse en teleférico.

Fotos: Jorge Mamani Karita

do en un día a 80 mil pasajeros en la línea Amarilla. Además, Mi Teleférico posee la torre más alta del mundo, de 59,18 metros, que se encuentra en la zona Niño Kollo (El Alto) y forma parte de la futura línea Morada. La recomendación antes de iniciar este recorrido es contar con una tarjeta (boleto electrónico) que evita hacer dos filas, una para comprar el ticket y otra para ingresar a las cabinas. La empresa ofrece varios tipos de tarjetas: Normal o Familiar, con crédito inicial de Bs 15; Preferencial, para adultos mayores de 60 años y personas con discapacidad, que pagan Bs 1,50; Estudiante, que beneficia a personas de tres a 17 años de edad pues sólo pagan la mitad de la tarifa; Mujer, con diseño único; Dorada, que permite recuperar tu crédito en caso de robo o extravío. En un tiempo más se lanzará la tarjeta turística. No puedes irte de La Paz sin visitar el teleférico...

ías

15


ías

16

Sabores

Ceviche, E

Javier Prado Rodríguez

una delicia marinada para comer al paso en La Paz

l ceviche es una preparación a base de trozos de pescado crudo marinado en jugo de limón o algún otro cítrico de acuerdo a la región, que se acompaña con maíz tostado, camote, papa, cebolla picada y algunas especias como el cilantro. No existe una teoría exacta sobre su origen, pero se cree que ya se elaboraba en la época precolombina, así como en otros continentes. Sin embargo, en Sudamérica es un plato que identifica a los peruanos. En la ciudad de La Paz, el ceviche se degusta al paso en la plaza Triangular, donde existen puestos callejeros que ofrecen la delicia con una variedad de

mariscos. “Yo he crecido junto con el ceviche y se podría decir que tengo una habilidad para memorizar o aprender muy rápido las cosas”, comenta Álvaro Romero, de 22 años, que ayuda a su mamá en su cevichería. El joven comenta que el alimento que prepara su mamá aporta omega 3 al organismo. Según datos del Ministerio de Salud de Perú, el ceviche tiene una gran cantidad de calorías, proteínas y carbohidratos de fácil digestión, como el camote y el choclo. La cevichería Romero tiene una oferta variada, de puro pejerrey o mixto. El ceviche mixto contiene pulpo, porciones extra de langostinos, almejas y camarones, que tiene un costo de 35 a 45 bolivianos, al gusto del cliente.


Sabores

ías

domingo 12 de agosto de 2018

EL TIEMPO JUSTO La carne de pescado debe marinarse el tiempo justo para que sea agradable al paladar, porque de lo contrario queda como un corcho. “Primero se añade la sal, luego la cebolla y al final el limón por un minuto, y se sirve al instante”, recomienda la propietaria de la cevichería Romero.

17

Para degustar Ingredientes • 300 gramos de pargo (una variedad de pescado) • 3 cucharadas de yuzú (cítrico), puede reemplazar con limón

NO CONGELAR

• 1 clara de huevo

Uno de los errores más comunes durante su elaboración es utilizar pescados que han sido congelados por horas o días, como los que se suelen vender en los supermercados. Para el ceviche se requiere que estén frescos.

• 30 ml de leche de coco, 4 limas (para exprimir), 6 tomates cherry pera, 1 cebolla morada, ¼ de ají amarillo, ¼ de locoto • 50 gramos de choclo, ½ palta • Cebollín y cilantro (al gusto)

PROHIBIDO GUARDAR Es un alimento que se debe evitar guardar para comer después, dicen los expertos. Pero si lo guarda, se recomienda consumir máximo con tres días en refrigeración, aunque varía el sabor y las verduras se oxidan, y su presentación deja de ser atractiva.

Preparación 1. Escamar y cortar el pescado por la espina para sacar los filetes de los lomos. Cortar los lomos en cubos pequeños. 2. En un bol, verter el zumo de las cuatro limas, la clara de huevo, el limón y la leche de coco. Mover la mezcla ligeramente. 3. Añadir la cebolla cortada en juliana, la palta y los tomates cortados en dados pequeños. 4. Agregar el ají (sin las pepas) y el locoto cortados en trozos pequeños. 5. Añadir los cubos de pescado a la mezcla y dejar reposar. Luego el cilantro y mezclar bien. 6. Desgranar el choclo y saltear en una sartén con un poco de aceite de oliva hasta que queden crujientes. 7. Servir en un plato hondo con el ceviche en la base, decorar con el cebollín, una hoja de cilantro y los granos de choclo por encima. Receta: Hermanos Torres @torrescocinatve


ías

18

Ciencia y Tecnología domingo 12 de agosto de 2018

1

La cuenca amazónica,

2

sostén de la diversidad aviar


Ciencia y Tecnología

ías

19

EFE

D

1-2. Algunas especies de las 1.500 que se registran en la selva amazónica. 3. El Escudo guayanés. Fotos: Blogspot

Dos ríos han ejercido de “barreras secundarias” para evitar el flujo genético entre poblaciones aisladas geográficamente. 3

os importantes ríos de la cuenca del Amazonas han tenido un papel crucial en el mantenimiento de la diversidad aviar en la región y al menos uno de ellos influyó en la generación de nuevas especies, según un estudio publicado en la revista Science Advances. Los investigadores Luciano N. Naka, del Departamento de Zoología de la Universidad Federal de Pernambuco (Brasil), y Robb T. Brumfield, de la Universidad Estatal de Luisiana (EEUU), elaboraron para su trabajo una gran base de datos con información genética y geográfica de más de 28 mil registros individuales de aves del Escudo guayanés, ubicado al noroeste de América del Sur. Si la Amazonia es el pulmón izquierdo del planeta, el llamado Escudo guayanés sería el derecho, ya que concentra el 25% de los bosques tropicales del mundo y una interconexión de grandes ríos que van a parar al gigante Orinoco. Dos de estos ríos, el Negro y su principal afluente por el margen septentrional, el Branco, son los examinados en este estudio. La principal conclusión de los investigadores es que ambos ríos han servido básicamente de “barreras secundarias”, cuyo principal efecto es “evitar el flujo genético entre poblaciones aisladas geográficamente”, según explicó el profesor Naka. “En el contexto de las aves amazónicas, que un río represente una barrera secundaria significa que el surgimiento de éste no fue responsable de la separación de las especies que actualmente separa”, sostuvo Naka. Para llegar a la conclusión de que los ríos fueron más importantes para el desarrollo evolutivo como barreras secundarias, los investigadores analizaron la genética de 74 pares de taxones de aves ecológicamente similares pero geográficamente separados en las dos cuencas fluviales. La amplitud del período en el que se observa la diversificación genética entre esos pares y que abarca un rango de 0,24 a 8 millones de años atrás refuerza la teoría del papel de los ríos como barreras secundarias, no primarias. “La primaria puede ser considerada responsable de la separación de una población ancestral, un fenómeno que se conoce como ‘evento vicariante’ y que abriría el camino, con el paso del tiempo, a que nuevas poblaciones se transformen en nuevas especies”, detalló Naka. “En este caso, una barrera primaria sería responsable de la formación de dos especies a partir de una, en lo que llamamos ‘evento de diversificación’”, agregó el experto. Su investigación también ha encontrado algunas evidencias de que el río Negro sí actuó como barrera primaria para alentar la diversificación de un grupo de 12 pares de taxones de los 74 analizados. Según Naka, “el efecto de las barreras ribereñas en el Amazonas es sin duda incomparable por el número de ríos que funcionan como tales y por el de especies que hacen parte de este fenómeno”. Estudios recientes han mostrado que algunos otros cauces también pueden ser importantes barreras biogeográficas, como el Misisipi en Estados Unidos o el Congo en África central, “pero el número de especies afectadas aparentemente es muchísimo menor”, concluyó Naka.


ías

20

Historia de Vida

Los afrobolivianos

en el ‘infierno verde’ Se sumaron a la defensa del territorio nacional de forma voluntaria Airton Laureano Chambi Ocaña

F

ue la Guerra del Chaco (19321935) la que convocó a los bolivianos, la mayoría jóvenes, a defender el territorio. Entre los miles que marcharon a combatir se destacan los afrodescendientes, quienes salieron de su trabajo en el campo a ser parte de los destacamentos militares. Se unían a sus hermanos indígenas y mestizos a luchar por el suelo que los vio nacer. Entre los muchos que fueron a la guerra de forma voluntaria son recordados varios nombres, como Claudio Campos, Pablo Cardón, Demetrio Barra, Daniel Deheza, Ángel Palacios, Alejandro Pinedo, Pablo Murga, Bernabé Valdez, Demetrio Peralta, Juan Pinto, Alejandro Zabala, entre otros. Algunos volvieron con el deber cumplido y otros fallecieron durante la contienda. Demetrio Medina Peralta, un valiente afroboliviano, revela en una entrevista —realizada por Omar Molina Arrieta— la valentía, temores y alegrías de los soldados. En el texto se respeta el lenguaje con el que se expresaba el combatiente, quien nació en 1916 en los Yungas (La Paz), desde donde salió como voluntario a participar en la guerra: “Los jóvenes de Ocobaya nos hemos ‘animau’, yo había ‘cumpliu’ 19 años. (Era) principios de octubre de 1934, como 50 seríamos, una cosa de ocho o nueve negritos nomás, no había mu-

1. Pedro Andaveres luce sus condecoraciones. 2. El afroboliviano Demetrio Medina escribe una carta. Fotos: Archivo 7Días

chos soldados de la raza, eran casi todos campesinos. El que ha ido primerito era un tal Eloy Salinas, después un Apuco y un Silverio. Difícil era ir a prestar servicio, los patrones no dejaban (…). En La Paz más queridos hemos ‘siu’ los negritos porque sabíamos hablar el castellano; los soldados del altiplano hablaban aymara, los del lado de Cochabamba, Potosí y Chuquisaca, quechua nomás. De noche hemos ‘llegau’ al fortín Tesen de segundo cuerpo. Los pilas (soldados paraguayos) ‘cerquinga’ estaban esa semana de carnaval y disparaban nomás los morteros. ¡Bolivianitos! — nos gritaban— aquí viene un aguinaldo de coca, cigarro, lejía pa ustedes y pum, pum pum... ése había ‘siu’ su aguinaldo. Había días que los ‘pilas’ todo el rato disparaban: ¡Tat tat tat! venía la bala; yo me agachaba, agarraba mi fusil ¡k’aj k’aj! disparaba también, pero no sabía dónde estaba disparando. ¡Ay de la balas que venían! y mi corazón bum bum bum. Eso había ‘siu’ la guerra. Hemos ‘estau’ en la línea el 27 de noviembre y han ‘atacau’ fuerte los pilas, se han ‘metiu’ y nos han ‘cercau’. Nos han puesto dos piezas pesadas y éramos 130 nomás. ¡Abrir fuego! Hemos abierto fuego y nos han ‘metiu’ bala. Un muerto ha ‘caiu’ en mi delante; yo lo he ‘acomodau’ y me he ‘metiu’ debajo del muerto. No me he ‘moviu’ más toda la noche, escuchaba que soldaditos gritaban !ay! ¡acábame de matar!, pedían.

1


Historia de Vida domingo 12 de agosto de 2018

Al día siguiente ¡k’an! ‘mey’ metido al chume. Un soldadito ha aparecido, después otro, otro y otro, que hemos ‘siu’ cuatro. Tonteando nos hemos ‘quedau’ dos días y dos noches sin comer y sin tomar agua. Hemos ‘empezau’ a caminar, pero no sabíamos si estábamos yendo al norte o al sur. Cuando en un lugar de esos, nos dicen ¡manos arriba! Al lado de los pilas nos habíamos ido. Un soldadito de los cuatro había tenido todavía cartucho... ¡kh’an kh’an! a un pila lo ha matado. No sé cómo nos hemos ‘salvau’ esa vez. Ya presos nos han sacado con dirección a Puerto Casado. 48 horas nada hemos ‘comiu’ hasta que apenas hemos ‘pescau’ en el río y crudo el pescado hemos ‘comiu’ (…) Nos han ‘llevau’ hasta un lugar que se llama Tacumbú que había ‘siu’ alambrado como el estadio La Paz. Tenía alambre de púas alrededor, así que ni con la mano podías tocar (…) Ha ‘llegau’ una volqueta y de ahí ha ‘bajau’ un hombre que me ha ‘gritau’: ¡Ese brasilero, venga! ‘Hey’ ido yo. ¿Y usté por qué viene de Brasil a pelear con Paraguay?, me dice. Yo no soy brasilero, mi jefe, le digo. A la Bolivia no hay negros, me dice. ‘Habemos’ negros en Bolivia, le digo. ¿De qué parte de la Bolivia eh?, me pregunta. Yo soy parte de Nor Yungas, le digo. ¿Usted trabaja agricultura?, sí trabajo. ¿Y qué hace producir en los Yungas?, me pregunta. En ahí, yo pongo la coca, arroz, yuca, plátano, walusa, maíz, frijol, naranja, mandarina... Todo eso. ¿No es de Brasil, no sabe hablar portugués? No sé qué será portugués, le digo. ¿Usted qué sabe hablar?, me dice. Sé hablar castellano. ¿Y qué más? Un poco de aymara domino. Después me ha ‘preguntau’: Ahora, ¿quiere ir conmigo a trabajar agricultura aquí a Paraguay? Cómo no, mi jefe —le digo— quiero ir. Bueno, busque 18 bolivianos más, con usted 19, para llevar a mi quinta a trabajar. Y nos ha ‘llevau’, pues. Había ‘siu’ el comandante Juan Ayala y después en una fábrica de ladrillos nos ha hecho trabajar. (…) Me ‘veniu’ de Asunción de ocultas. Junto conmigo se ha llegado mi primo Valentín. Aquí nadie sabía si estaba vivo o si estaba muerto.

¡Abrir fuego! Hemos abierto fuego y nos han ‘metiu’ bala. Un muerto ha ‘caiu’ en mi delante; yo lo he ‘acomodau’ y me he ‘metiu’ debajo del muerto. No me he ‘moviu’ más toda la noche, escuchaba que soldaditos gritaban ¡ay! ¡acábame de matar!, pedían.

ías

21

Cuando en 1937, en el mes de enero, ‘hey llegau’ a La Paz, habían ‘estau’ yendo al cuartel mis primos y hey ‘llegau’ a la fiesta en Cocayapu. Se han sorprendido grave ¡El muerto se ha vuelto!, diciendo; después nos hemos alegrado juntos. Así fue la historia vivida por Demetrio Medina, quien luchó por Bolivia y sobrevivió al cautiverio en el Paraguay. Él falleció en los Yungas en 2007, a los 91 años de edad. Entre los yungueños, verdaderos héroes de la guerra, también se destacó Pedro Andaveres Peralta, quien nació en Coripata (Nor Yungas) el 29 de junio de 1906. De niño quedo huérfano de padre y tuvo que migrar con su madre a Chicaloma. Durante su juventud se dedicó a la agricultura y realizó su servicio militar en el regimiento Bolívar 2 de Artillería. Al poco tiempo de terminar su servicio fue cuando inició la guerra contra el Paraguay. Es en la campaña que se le incorpora al Regimiento Campos 6 de Infantería, en cuyas filas combatiría con valor en el combate de la Mula Muerta. Estuvo presente en la batalla del 10 de noviembre de 1932 en kilómetro 7, acción en la que ascendería a cabo por su valor. Junto con sus camaradas retomó a sangre y fuego los fortines Platanillos y Alihuata, luego fue ascendido a sargento. Estuvo presente en el sangriento combate de Nanawa, en julio de 1933. Después de esta batalla fue incorporado al Regimiento Campero 5 de Infantería combatiendo en Gondra y Puesto Urey, donde obtuvo el grado de suboficial. Luego acorralado con su regimiento en el cerco de Campo Vía —en un valiente intento—, buscó romper el cerco junto con sus camaradas, pero fueron diezmados, muchos de ellos perecieron y los pocos que quedaban vivos, entre ellos Andaveres, fueron tomados prisioneros. Obligado a trabajar en distintas faenas durante los 36 meses que duró su cautiverio en diferentes campos de prisioneros, como Tacumbú, Viñascué, Isatí y la Recoleta —considerado un mercenario brasileño por sus custodios paraguayos—, fue enviado como castigo al leprosario de Sapucáy para que contrajera la terrible enfermedad y pereciera allí, pero Andaveres se mantuvo fuerte y estoico, y resistió toda afrenta que se le hacía con la firme esperanza de regresar a su tierra natal, hecho que ocurrió en 1936, con la firma de devolución de prisioneros. Andaveres sobrevivió a la guerra y el cautiverio, evitó las heridas y el contagio de la lepra para regresar sano y salvo junto a los suyos que lo esperaban en Chicaloma. Hasta el día de hoy es uno de los bolivianos que tuvo mayores condecoraciones por méritos de guerra en Bolivia, debido a que el mismo año de su regreso fue condecorado con la Orden del Mérito Militar en el Grado de Caballero, ese mismo año recibió la medalla La Cruz de Hierro, posteriormente obtuvo la insignia de Héroe Nacional y en 1964 recibió de manos del presidente René Barrientos Ortuño la distinción del Cóndor de los Andes en Grado Especial, la máxima condecoración que el Estado otorga a un boliviano. Vivió rodeado de seres queridos y honra2 do por varios coterráneos suyos a lo largo de su vida. Don Pedro Andaveres falleció el 4 de mayo de 1986 a los 80 años de edad.


ías

22

Mi Salud domingo 12 de agosto de 2018

Fotoenvejecimiento Cristina Sánchez/EFE

E

l fotoenvejecimiento, resultado de la exposición acumulada a la radiación solar, tiene relación con el desarrollo de tumores malignos en la piel; por ello, la protección es importante para evitar lesiones y hasta cáncer, advirtió la dermatopatóloga Marcela Saeb. “A este proceso en que la piel se va deteriorando por los efectos del sol se le llama fotoenvejecimiento, el cual empieza con cambios que pueden derivar en crónicos o agudos”, señaló la especialista del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, en México. Explicó que este problema se produce por una exposición crónica a los rayos ultravioleta (UVR), que desencadena la mayor parte de los cambios en la apariencia de la cara asociados a la edad. “Cuando los rayos ultravioleta golpean la piel, los melanocitos luchan por producir melanina para depositarla en la epidermis. Éste es el proceso que le da un bronceado, que es en realidad una reacción de defensa contra la radiación para que no penetre en la piel”. Esta radiación se va acumulando y, por ello, los daños se pueden ver en la edad adulta, a veces prematuramente.

Dijo que esto es preocupante, sobre todo porque ahora la expectativa de vida se ha incrementado y se predice que para 2050 será, en promedio, de 81 años. “Esto establece que la población estará en mayor riesgo de padecer enfermedades dermatológicas, especialmente fotoenvejecimiento y cáncer de piel”, agregó. Exponerse al sol puede provocar cambios agudos, que son las clásicas quemaduras que enrojecen la piel, luego generan ampollas y desprendimiento de las capas superficiales. Otros daños pueden ser los vasos sanguíneos dilatados, padecimiento conocido como telangiectasia, así como arrugas, coloración que va del amarillo hasta el gris y el posterior cambio con la flacidez de la piel o un aspecto acartonado. “Pero conforme esos daños se van haciendo crónicos, se modifica la dermis y la epidermis, que es la capa que cubre la piel, y se hacen modificaciones en las células que conllevan la formación de lesiones premalignas y hasta pueden desarrollar neoplasias o melanomas”, advirtió. Todo esto, dijo, se puede evitar y revertir con el uso diario de protector solar, que se debe aplicar cada tres o cuatro horas.

Una consecuencia de la radiación solar que deteriora la piel PROTECTOR SOLAR SEGÚN EL TONO DE PIEL Se debe tomar en cuenta que la piel blanca, como no tiene la misma capacidad de producir melanina que la morena, requiere factores de protección más altos. En ambos casos, la aplicación es diaria, incluso en días nublados.

OTROS FACTORES QUE ENVEJECEN LA TEZ Una persona que trabaja en oficina y se expone a la luz de las computadoras o las lámparas fluorescentes también puede tener efectos en su piel debido a los rayos ultravioleta que generan estos dispositivos.

MEDIDAS PREVENTIVAS DESDE LA NIÑEZ La especialista recomienda usar protector desde los seis meses de edad porque el daño que causa el sol se acumula y puede desarrollar en la edad adulta problemas dermatológicos.


Aldea Global domingo 12 de agosto de 2018

Un laberinto C en Armenia revoluciona el turismo

ías

23

Mariam Harutyunyan/AFP

uando Tosia Gharibian le pidió a su esposo que le hiciera una bodega para conservar las patatas (papas), no podía imaginar que excavaría todo un laberinto subterráneo, que ahora se convirtió en una de las principales atracciones turísticas de Armenia. Durante más de 23 años, Levon Arakelian perforó una red de salas y túneles en la tierra ocre debajo de su casa de Arinj, un pueblo de 6.000 habitantes cerca de Ereván. “Cuando empezó a excavar fue imposible pararlo”, relata su esposa.


Aldea Global

1

2

3 1. El laberinto que se denominó “El subterráneo divino del Maestro Levon”, en la aldea de Arinj. 2. Tosia Gharibian baja las escaleras y explica los detalles de la obra de su esposo. 3. La gente puede encender velas en un altar dentro del túnel. 4. Un turista camina a través de la red de salas y túneles hecha en esta tierra ocre. Fotos: Karen Minasian/ AFP


Aldea Global domingo 12 de agosto de 2018

ías

25

Cada día trabajaba durante más de 18 horas, haciendo sólo una pausa para una siesta antes de regresar a su dédalo (laberinto). “Discutí mucho con él, pero se obsesionó con su objetivo”, recuerda Tosia. “Nunca dibujó ningún plano, solía decirnos que veía en sus sueños lo que tenía que hacer a continuación”, relata la mujer y precisa que su esposo estaba convencido de estar “guiado por el cielo”. Levon excavó a más de 21 metros de profundidad un laberinto de 280 metros cuadrados, ayudándose sólo de herramientas manuales y sacando con cubos el equivalente a 600 camiones de escombros, asegura Tosia. Aunque la primera capa del subsuelo estaba compuesta de piedras negras de basalto, Levon rápidamente llegó a las de tiza micácea, más porosas y fáciles de picar. En 2008, cuando consiguió unir los dos extremos del último túnel, falleció a los 67 años de edad de un ataque al corazón.

TURISTAS DEL MUNDO ENTERO Tras enviudar, Tosia decidió sacar partido del extraño patrimonio que le dejó su marido. Visitantes de todo el mundo se desplazan ahora al pueblo de Arinj para descubrir el laberinto “divino” de Levon. Algunos días, autobuses cargados de turistas hacen el trayecto hasta la casa, la única atracción del pueblo. Guiados por Tosia por las glaciales y silenciosas galerías, los visitantes profieren gritos de admiración al descubrir que Levon decoró las salas con jarrones y hasta un altar, y grabó en las paredes motivos decorativos que recuerdan a los de las iglesias de Armenia.

Levon excavó a más de 21 metros de profundidad un laberinto de 280 metros cuadrados, ayudándose sólo de herramientas manuales y sacando con cubos el equivalente a 600 camiones de escombros. La luz de las velas en el recorrido añade encanto a la visita. “En este lugar increíble uno se da cuenta de cuán ilimitadas son las capacidades físicas y espirituales de una persona”, dice Milad, un turista de 29 años originario de Irán. Para rendir homenaje a la labor titánica de su marido, Tosia construyó un pequeño museo en su honor al cumplirse 10 años de su muerte. Situado en el centro del pueblo, representa la construcción del laberinto. Tosia vende también tazas, camisetas y delantales con la efigie de Levon, cuya obstinación se ha convertido en un símbolo para algunos armenios y turistas. A sus 44 años de edad, su hija, Araksia, recuerda una infancia con un padre apasionado día y noche por su proyecto. “Mi principal recuerdo de infancia —explica— es el ruido sordo del martillo de mi padre proveniente del sótano durante la noche”.


domingo 12 de agosto de 2018

7

DIFERENCIAS

Crucigrama

Solución del anterior

N C

E

L

E

I

R

V

O

I

S

N

E

G

PAÍS DE LA SAMBA

BORO AZUFRE

B E

R

B

I

S

N

EEUU (INV.)

FUERA (INGLÉS)

CONSONANTES

T E

MUNICIPIO BOLIVIANO

O U

I G

R

NORTE

N

S

U

C I

A

I

A

C

A L

O

A

R

U

L

CIUDAD ITALIANA (INV.)

A

QUIMERA MANIACO ANTORCHA (INV.)

A N EXPONE

16 Y 27 LETRAS

T

T

A

D

O

ZOOLÓGICO

Z

GANSO

I

O

OXÍGENO POLONIO

OSERO

O S

COMPAÑÍA (ABREV.)

N

R

PARTE DEL CALZADO

INÚTIL

A N

O

P O

RECE

I

D

L

O

Y

S

26 LETRA

I

este sector no va

R

N A O B

ASUETO

E

A

SODIO

RESOLVER IRIDIO

Por Máximo Choque

ALFA OMEGA MEDITO (INV.) PERCIBE (INV.)

D

M

R

PUERTO PERUANO

ARAÑA

E

CONSONANTES

A

A

R M

GORJEO

T

M T

21 LETRA

E

E D

O N

TRES

R

P

HOSTIA

VOZ DE ARRULLO (INV.)

E

E

PADRE DE LA SOCIOLOGÍA

O C

I

O

R

A

N

A

R

A

N

E

19 LETRA

ENSALCE (INV.)

N

I ONDA (INV.)

D

TOCADO (PLURAL)

O

ALUVIÓN

DESCENDÍ (INV.)

NOMBRE DE MUJER OSCURO

TOMEN

NOMBRE DE LETRA NEÓN

SOÑADOR (INGLÉS)

PLOMIZO

I

MONTE DEL HIMALAYA

años de edad, que había sido sacrificado en el actual yacimiento arqueológico de Tlatelolco, en Ciudad de México. También se conoce que el misionero franciscano Bernardino de Sahagún describió cómo en una fiesta dedicada a Tezcatlipoca (dios azteca de la noche) se sacrificaba un joven honrado como representación del dios en la tierra, guarnecido con todos sus atributos, entre ellos un silbato, con el que producía un sonido semejante al del viento nocturno. (BBC)

DEIDAD EGIPCIA

Los sonidos que emiten estos silbatos parecen imitar al viento y a ciertas aves, pero hay unos que llaman la atención en particular, son los que producen gritos y aullidos aterradores. El ingeniero Roberto Velázquez Cabrera hizo una exhaustiva investigación, en la que identificó un grupo de silbatos que él mismo llamó “silbatos de la muerte”. Este término surgió en 1999, a raíz del hallazgo de los restos de un hombre, de 20

A

ORIGINAL CORAMBRE

ORGANISMO INTERNACIONAL

O

ENTE

T

UNDÉCIMO

servían los aterradores “silbatos de la muerte” de la cultura azteca?

SEDUCIR

I

REY DE LA SELVA

7 dias 5 AGOSTO BOLIVIA

NUEVO (PORTUGUÉS) (INV.)

p

B

RÍO DE ÁFRICA

S A Í B A S é ... ara qu

05-08-2018

CARO

ACUDIR

las

ELIGE

Encuentra

BATRACIO

26

Turbulencia

SU CAPITAL JARTUM

ías

CONSONANTES


Revista 7 DIas 12-08-18  
Revista 7 DIas 12-08-18  
Advertisement