Page 1

SÁBADO 31 de mayo de 2014 / Año 2 / N° 67

Wikipedia

El cristianismo occidental la conoce como la iglesia del Santo Sepulcro. El cristianismo oriental la conoce como ‫ ﻛﻨﻴﯿﺴﺔ ﺍاﻟﻘﻴﯿﺎﻣﺔ‬ Kanisat Alquiamah, es decir la Iglesia de la Resurrección.

FRANCISCO EN TIERRA SANTA


31 de mayo de 2014

christusrex.org

2

Introducción

Viajar por Tierra Santa no es nada fácil, a no ser que uno sea israelí, norteamericano o europeo y que ingrese por el aeropuerto israelí de Ben Gurión. Si uno es cristiano oriental procedente de Grecia, Rusia o de un país árabe, o cristiano palestino, la cuestión se hace bien complicada, especialmente en el último caso. Incluso durante esta visita del papa Francisco, pocos de los cristianos palestinos disfrutaron y participaron en su recibimiento. El tener que conseguir un permiso de las autoridades militares para trasladarse de Belén a Jerusalén o viceversa (una distancia de 8 kilómetros) se logra algunas veces, otras no. El tiempo para esta travesía puede ser de varias horas. Ahora el caso de un cristiano de la Franja de Gaza que quiera ir a Belén o Jerusalén para visitar los santos lugares es un caso perdido. Las autoridades de la ocupación no permiten ni siquiera a los enfermos llegar a los hospitales de Jerusalén. Pero este no es el caso de Francisco (visita del 24 al 26 de mayo de 2014). Las complicaciones que tuvo que sortear (con bastante éxito) durante esta visita son de otra índole sin dejar de ser complejas. En primer lugar están sus relaciones con el propio Israel. El Vaticano se negó a aceptar la Declaración Balfour (en la cual el Imperio Británico, en 1917, se comprometía a crear el Estado de Israel en Palestina), y con anterioridad no reconoció al Mo-

vimiento Sionista. Creado este Estado colonial por la fuerza de las armas en 1948, el Vaticano se negó a reconocerlo. Este reconocimiento surgió recientemente en 1993. Al aplicar Israel, en las tierras que se apoderó en 1948, la limpieza étnica contra los originarios palestinos, se apoderó de las propiedades eclesiásticas de los mismos. Esto incluye propiedades católicas y de otras varias iglesias (especialmente en la Alta Galilea y Nazaret). La ocupación israelí en 1967 de la Cisjordania y Franja de Gaza agudizó el problema, especialmente por las apropiaciones en la zona de Belén y Jerusalén. Las negociaciones entre las dos partes llevan años desarrollándose con resultados parciales, pero sin lograr una solución definitiva. El otro problema se refiere a los derechos nacionales inalienables de los palestinos, herederos de Moisés, Jesús, y Mohammed como de Abraham.

Archivo

Redacción internacional

La cueva donde nació el niño Jesús (iglesia de la Natividad, en Belén).

En términos generales se puede decir que el Vaticano ha sido propicio a la visión palestina de lograr su Estado nacional independiente en Cisjordania y la Franja de Gaza (el 20% del territorio original de Palestina) con capital en Jerusalén Oriental. Pero esto que parece tan simple y de sentido común, en el Israel actual, con predominio creciente de la derecha y ultraderecha, es considerado una herejía. El otro gran problema que tuvo que afrontar Francisco es el problema del Gran Cisma Cristiano de 1054, a partir del cual el cristianismo se dividió en la Iglesia Católica occidental y la ortodoxa oriental. De todos modos, Francisco I, en este caso, es continuador de Papas anteriores que han trabajado, especialmente durante sus giras en tierra palestinas, para acercar a las dos iglesias. Otra de las realidades vigentes en Tierra Santa es la predominante convivencia de siglos entre cristianos de varias iglesias como entre cristianos y musulmanas, sin dejar de tener sus contradicciones marginales. Más que un problema, se trata de un contexto casi ignorado por los cristianos occidentales, como es el caso de la Iglesia del Santo Sepulcro. Pero en vez de seguir explicando en términos generales, es mejor ir a lo concreto. Haciendo notar que no se va a hacer una exposición pormenorizada de esta gira papal tan rica en matices, significados, mensajes, realidades como espiritualidades.

Wafa

Francisco en Tierra

Es evidente la empatía entre Francisco I y Mahmud Abbas.


31 de mayo de 2014

IGLESIA DEL SANTO SEPULCRO, ¿SEPULCRO O RESURRECCIÓN?

Santa

cretó dos obligaciones a dos familias musulmanas respecto del templo cristiano. Una se refiere a la familia Judeh, que entonces ostentaba la función de prestar los servicios de mantenimiento de la Explanada de las dos mezquitas, la Copula de la Roca y la del Aqsa. Saladino le recomendó la salvaguarda de la llave de la puerta de la izquierda. El servicio de la portería fue designado a la familia musulmana Nusaiba. Cada madrugada un miembro encargado recoge la llave y abre la puerta y por la noche la cierra y devuelve la llave a la familia Judeh. Esta práctica está vigente desde 1187 hasta el día de hoy. El caso es que a lo largo de los siglos transcurridos, el hecho no suscitó fricciones o conflictos. Las diversas iglesias presentes en la ciudad lo ven como solución adecuada, ya que en el caso de que estos servicios se le recomendara a alguna de las mismas, podría suscitar recelos y competencias por parte de las otras iglesias. La ocupación israelí vigente desde 1967 no pudo modificar este estatus de convivencia.

EL VATICANO Y EL ESTADO PALESTINO Ya se ha adelantado la posición favorable del Vaticano respecto del derecho nacional palestino de crear su propio Estado, pero quien siguió los detalles del periplo papal le fue muy notable la empatía entre Francisco, cabeza visible del Vaticano, y Mahmud Abbas, el presidente palestino. Después de encontrarse en Belén, ambos celebraron una conferencia de prensa en la cual Abbas, dirigiéndose a al Papa, le manifestó, entre otras cosas: “Aspiramos a que su santidad despliegue los esfuerzos que posibiliten a nuestro pueblo el logro de su independencia y construir su estado con capital en Jerusalén oriental”. “Usted vio el muro de separación que la opresora potencia ocupante está construyendo en nuestras tierras”. “Somos un pueblo que aspira a vivir en libertad y con dignidad sobre su suelo patrio lejos de las bayonetas de la ocupación”. “Apreciamos su encuentro con los adolescentes de los campamentos de refugiados y el hecho de compartir con ellos el almuerzo”. “Los principios de justicia y paz ya es hora de que sean aplicados en Tierra Santa”. “Desde aquí dirigimos un mensaje de paz a nuestro vecinos israelíes, invitándoles a que vengan y que hagamos juntos la

paz. Lo que procuráis de bienestar y desarrollo para vuestro pueblo es a lo que igualmente aspiramos nosotros” “Cualquier iniciativa que lance el papa Francisco a favor de la paz y el logro de los derechos nacionales palestinos es bien acogida de parte nuestra”. De su parte, Francisco le expresó a Abbas que “le agradece al creador esta oportunidad de estar con vuestra gente, aquí en el lugar dónde nació Jesús, el príncipe de la paz”. “Oriente medio vive desde hace décadas las dramáticas consecuencias del conflicto que ya ha producido heridas incurables, como incomprensión e inseguridad… migraciones de grupos humanos enteros, divisiones y agresiones y dolores de varia índole”. “Al identificarme con los que sufren como consecuencia del conflicto, quisiera expresar de todo corazón que ya es hora de poner fin a esta situación que ya no es aceptable. Despleguemos los esfuerzos y las iniciativas para crear las condiciones apropiadas para una paz estable, basada en la justicia y el reconocimiento de los derechos de cada individuo, en la seguridad mutua… la valentía para lograr la paz en el principio del derecho de los dos Estados (Israel y Palestina) a la existencia y al disfrute de la seguridad y la paz dentro de fronteras reconocidas internacionalmente”.

INICIATIVA PAPAL El deseo papal de contribuir al logro de una salida al conflicto que sufren los palestinos no podía ser dirigido al actual primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, por su conocida intransigencia colonialista y expansionista. El presidente israelí, Shimon Peres, tiene un papel protocolar y ninguno político, pero es el único a quien Francisco podía dirigir una invitación igual a la que dirigió al presidente palestino, Abbas, para que los tres juntos en el Vaticano puedan orar el 6 de junio por la paz y el fin del conflicto en Tierra Santa.

Boeplo

Saliendo del Getsemaní y dirigiéndose un poco más al sur, a lo largo del valle del Cedrón, se encuentran algunas tumbas monumentales excavadas en la roca que se remontan a los siglos II-I a.C.

El cristianismo occidental conoce el lugar donde fue crucificado Jesús y enterrado con el nombre de Santo Sepulcro, en cambio en árabe, como en lenguaje del cristianismo oriental, se le conoce como ‫ ﻛﻨﻴﯿﺴﺔ ﺍاﻟﻘﻴﯿﺎﻣﺔ‬ Kanisat Alquiamah, es decir la Iglesia de la Resurrección. La iglesia fue construida el año 325 por Helena, madre del emperador Constantino, durante su visita a Palestina. Para el cristianismo occidental, la iglesia más importante y de mayor valor y significado religioso es la de San Pedro, en el Vaticano. En cambio para el cristianismo oriental, esta primera iglesia es la de la Resurrección, la del Santo Sepulcro. Si contemplamos la foto de esta iglesia vemos que tiene dos puertas. La de la derecha está totalmente tapiada y la de la izquierda está abierta. Esto se debe a un decreto de Saladino (1187), quien liberó la ciudad de la ocupación de las cruzadas (primer intento de expansión colonial europea fuera de sus fronteras). Con el fin de evitar una vuelta de los cruzados o una posible infiltración de los mismos, Saladino de-

La oración silenciosa de Francisco en el muro de separación. Silencio que ha tenido varios ecos.

3


4

31 de mayo de 2014

Se trata de un muro de 720 kilómetros que Israel está construyendo con el pretexto de lograr seguridad para sus ciudadanos y separarlos de los palestinos. El caso es que gran parte de este muro está construido en tierras palestinas y separa palestinos de palestinos, separa al campesino de su tierra de cultivo, al alumno de su escuela, al enfermo de su hospital. Este muro rodea y asfixia a la ciudad de Belén. Francisco, con tacto y finura durante su gira por esta santa ciudad, paró de modo imprevisto, se encaminó hacia este muro y en una actitud de reflexión se quedó pocos minutos apoyado en el muero. Nadie oyó su oración, todo fue en silencio que su eco molestó al primer ministro israelí, Netanyahu, que como contraparte invitó al Papa a visitar el monumento a las víctimas israelíes del terrorismo. Como es de esperar, Francisco aceptó la invitación y allí rogó por todas las víctimas del terrorismo.

HEBREO O ARAMEO

bolministry.or

FRANCISCO Y EL MURO DE SEPARACIÓN O LOS ECOS DEL SILENCIO

La iglesia del Getsemaní, vocablo arameo que significa molino de aceite. En la parte superior a la derecha se observa la iglesia ortodoxa, en la parte inferior a la izquierda está el famoso huerto de Getsemani.

Milenario olivo del huerto de Getsemaní. Uno de los últimos análisis con carbono 14 indica que tres de estos olivos, como el de la foto, tienen algo más que 900 años.

picbg.net

Gran parte de las iglesias occidentales, pero en especial los cristianos sionistas (desde la reforma puritana reclaman la creación de Israel como condición esencial para la vuelta del Misiás), difunden su creencia de que el idioma que hablaba Jesús era el hebreo. El sionismo recogió esta mitología como un modo de justificar su ideología y colonialismo. En uno de los encuentros de Francisco con el primer ministro israelí, Netanyahu, éste le da la bienvenida y reclama: “Jesús es de esta tierra, es de aquí… hablaba el hebreo”. El Papa con calma y finura le corrige “hablaba el arameo”. El caso es que en occidente está la creencia generalizada de que el arameo ya es un idioma muerto y que no se habla en la actualidad, mientras que en Oriente Medio la comunidad cristiana siriaca lo sigue hablando. Son alrededor de cinco millones repartidos entre Iraq, Siria y Palestina.

images.terra.com

FRANCISCO I, BARTOLOMÉ I Y EL GRAN CISMA CRISTIANO

El patriarca de Constantinopla, Bartolomé I, de la Iglesia Ortodoxa; junto con el papa Francisco I, en la Iglesia del Santo Sepulcro, en Jerusalén.

El Gran Cisma ocurrió el año 1054, cuando la iglesia de Roma quiso imponerse a la de Constantinopla, que se consideraba la iglesia de los primeros cristianos. Ambos: Francisco y Bartolomé (patriarca ortodoxo de Constantinopla) celebraron un encuentro ecuménico en la iglesia del Santo Sepulcro en pro de la unidad cristiana y firmaron una declaración conjunta que llama a persistir en camino de acercamiento entre ambas iglesias. En realidad, esta labor de Francisco I es continuidad de sus predecesores Pablo VI y Juan Pablo II, que en sus viajes a Tierra Santa iniciaron el camino de acercamiento y entendimiento entre ambas instituciones religiosas. Las actividades papales, durante sus tres días de gira, abarcaron más acciones, aquí hemos recogido las más

importantes y lo que el espacio de nuestro suplemento nos permite. Francisco I ha querido darle a esta visita un carácter puramente religioso tal como lo declaró con anterioridad a la visita, pero por encima de su voluntad, esta visita es y será interpretada según cada sujeto o observador. En este contexto, e independientemente de la voluntad papal, la visita puso en el tapete de la discusión y el debate la urgencia de soluciones a problemas agudos como el de Palestina y Siria. De todos modos es aún prematuro evaluar los resultados de esta gira papal de hace menos de una semana. De momento, su voluntad y su visita han sido bien acogidas por las poblaciones palestinas y jordanas. En el caso de Israel, hubo encuentros oficiales y no actividades de masas.

Especial Internacional 31-05-14