Page 1

Frente Amplio de Chile da pleno respaldo a la demanda marítima

“No podemos ni debemos seguir heredando a nuestras hijas e hijos problemas pendientes”.

El alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, reconoció que en la región persiste la controversia no resuelta con Bolivia, como es la salida al mar. . P. 7

Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia

EVO MORALES AYMA

Lunes 12 de marzo de 2018

FALTAN

Enzo De Luca

7

N CIA S AUD I EA CI J S A L PAR A ALES E N L OR

Diálogo

Para resolver heridas del pasado entre Bolivia y Chile

El presidente Evo Morales llevó un mensaje de unidad y fraternidad al pueblo chileno. Convocó a “construir una paz justa y duradera, con integración y complementariedad entre nuestros pueblos”.


2

#MarParaBolivia

Lunes 12 de marzo de 2018

Alejo Brignole

OPINIÓN

Mediterraneidad, un problema no sólo geográfico Las interpretaciones de este problema admiten muchos enfoques que trascienden lo geopolítico y lo económico, y se adentran en lo jurídico como instrumento para un desarrollo humano digno. La frontera entre Bolivia y Chile, donde se marca la mediterraneidad boliviana.

D

e los 44 países en el mundo que no gozan de litoral marítimo, algunos poseen la eventual prerrogativa de solucionar su mediterraneidad mediante acuerdos políticos o con algún otro recurso diplomático, e incluso militar, si fuera el caso. Debido, sobre todo, a su cercanía con el mar y a que el encierro se debe más a causas políticas que geográficas, muchas naciones pueden aspirar a solucionar sus enclaustramientos territoriales. En América Latina, sin dudas, Bolivia presenta un leading case (caso testigo) de este problema. No así Paraguay, que es un Estado cuya mediterraneidad es insalvable desde una perspectiva geopolítica. El caso paraguayo es extrapolable a muchas otras naciones, como Suiza, Austria, Hungría o Bielorrusia, por citar algunos ejemplos europeos. Similares son los casos de la República Centroafricana, Chad, Zambia o Zimbabue, entre otros muchos países de África. En ocasiones, la mediterraneidad de un territorio soberano es una condición geográfica que debe asumirse como inherente a la propia existencia del Estado sin posibilidad de cambios en el statu quo. Un caso útil para analizar desde una mirada boliviana es la República Democrática del Congo, que sí tiene litoral marítimo, aunque es tan ínfimo que es el país con menos costa en el mundo (apenas el 0,3 de su territorio es litoral). Sin embargo, esta exigua proporcionalidad ubicada en su provincia más occidental —Congo Central— le permite al país realizar transacciones directas de comercio exterior a través de su escasa franja costera, la cual toca las aguas del océano Atlántico mediante un estrecho pasillo geográfico. Cuando Bolivia obtenga su salida al mar será bajo un esquema similar: un territorio interior y un pasillo oceánico que lo comunique con el mundo a través de su propia franja costera. Para este tipo de situaciones planteadas por la cartografía política, donde algunos países sí podrían acceder al mar mediante acuerdos o tratados, la tendencia jurídica actual en el derecho público internacional es fomentar las soluciones que posibiliten la

inclusión marítima en países que no la tienen. Éste fue el espíritu asumido por el Tribunal Internacional de la Haya para dar lugar a la demanda boliviana, sustentada además en sólidas argumentaciones histórico-jurídicas. En un mundo cada vez más globalizado por las comunicaciones y donde los recursos tecnológicos permiten una mejor adaptación para el desarrollo nacional, los casos innecesarios de encierro geográfico —es decir de una mediterraneidad artificial y forzada— el criterio jurídico imperante es que tales condiciones deben cesar en tanto existan posibilidades fácticas de realizar innovaciones o cambios en la situación limítrofe sin producir graves litigios o desequilibrios en cada entorno. También es verdad que en las últimas décadas el derecho internacional marítimo adquirió una mayor complejidad al introducirse nuevas figuras jurídicas y por tanto nuevas reglamentaciones, como la zona contigua, la zona económica exclusiva, la plataforma continental y la zona de fondos marinos y oceánicos. Hasta no hace muchas décadas, el derecho internacional marítimo tuvo un carácter claramente consuetudinario y dictado por una tradición histórica más o menos asentada en el tiempo. En Latinoamérica, los usos limítrofes establecidos por la Corona española fueron de gran utilidad para determinar líneas divisorias en las nuevas repúblicas emancipadas. El uso del mar por Bolivia vino dado desde entonces hasta la guerra con Chile de 1879. Pero fue en 1958, cuando se celebra la Conferencia Internacional de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, que comienzan a adoptarse internacionalmente cuatro convenciones relativas al mar territorial, plataforma continental, alta mar, derechos de pesca y conservación de los recursos vivos. Es decir, se ampliaron algunos conceptos susceptibles de ser considerados objetos de derecho. No obstante estas innovaciones, lo que habría que destacar en la demanda marítima boliviana son dos ejes fundamentales: que sus posibilidades de una resolución efectiva a favor de Bolivia son eminentemente posibles


#ElMarNosUne ha convertido en una preocupación primordial para los que defienden una exégesis regional colonizada y facilitadora de los imperialismos de turno. Evitan señalar que una salida marítima no sólo reforzaría a Bolivia como nación finalmente integrada a un sistema oceánico colaborativo, sino que también posibilitaría un refuerzo geoestratégico del entorno sudamericano. Desde una perspectiva latinoamericana, el fortalecimiento soberano de cualquiera de sus integrantes, es una reforzamiento indiscutible del conjunto. Para darse cuenta de ello basta con ampliar la mirada y dejar de lado las visiones nacionalistas de corto alcance, pues mientras muchos de nuestros Estados regionales refuerzan antagonismos disruptores, a la par entregan sus soberanías económicas y territoriales (permitiendo la acción de ejércitos hegemónicos dentro de sus fronteras). Fomentar chauvinismos insensatos cuya única finalidad es postergar la realización plena de pueblos hermanos es, en síntesis, debilitar a los únicos verdaderos aliados naturales en un contexto mundial que se anuncia terrible para los países del sur. Una Bolivia fuerte y mejorada será, sin dudas, una fuerza añadida a nuestra región. Negarla o limitarla en un grave error de cálculo histórico que los sectores más conservadores chilenos no terminan de comprender, quizás porque la naturaleza de sus razonamientos sigue casi intacta desde 1879. Y pensar y actuar como una colonia económica significa el deceso de todo proyecto común integrador.

El escritor argentino Alejo Brignole.

3 El activista chileno Alfonso Ossandón, quien repartió El libro del mar.

Archivo

desde una mirada jurídica en el ámbito del derecho internacional y que la obtención de Litoral marítimo boliviano no debe ser considerada como un menoscabo a la situación geopolítica de Chile, sino todo lo contrario. Los que intentan reducir el reclamo boliviano a un mero avance en perjuicio de la soberanía chilena, habría que interpelarnos sobre qué tipo de lectura realizan sobre este diferendo, pues sin dudas aún persisten en el análisis de este conflicto muchas de las visiones coloniales que produjeron la Guerra de Pacífico entre 1879 y 1883. Por entonces, los intereses sectoriales del imperialismo británico y las respectivas oligarquías nacionales se aunaron para llevar las cosas a un punto de no retorno, siempre en beneficio de estas élites y en detrimento de los eslabones más débiles del conflicto: Bolivia, pero también los intereses nacionales de la propia nación vencedora, que fue Chile. No debemos olvidar que, aunque triunfante, Chile afianzó con la ocupación de los nuevos territorios, el viejo esquema exportador de materias primas (en este caso salitre) en beneficio de oligopolios europeos —fundamentalmente ingleses—, que lucraron con la anexión de los nuevos territorios. De igual manera, hoy pesan sobre el reclamo boliviano otras miradas también hegemónicas (en este siglo XXI surgidas desde Estados Unidos) para evitar que se aborden soluciones consensuadas. Que Bolivia afiance su proceso nacional económico independiente mediante un regreso a las costas del Pacífico se

Lunes 12 de marzo de 2018

SEGURIDAD

Chileno que repartió El libro del mar pide asilo en Bolivia El comunicador social de origen mapuche se vio impedido de ejercer su profesión en los medios de comunicación y entidades educativas.

Victor Hugo Chambi O.

A

lfonso Ossandón Antiquera, comunicador social de origen mapuche, envió una carta al presidente Evo Morales para solicitarle la extensión de una visa humanitaria para ingresar y residir en Bolivia. “Junto con hacer llegar a su persona y a todo el pueblo del Estado Plurinacional de Bolivia los sinceros saludos de hermandad latinoamericana, hago formal entrega a su despacho consular mi solicitud formal de patrocinio a mi visa humanitaria para desarrollar ciudadanía universal en territorio boliviano”, dice la carta fechada el 1 de marzo de 2018. Entre los argumentos que esgrime el indígena está que

actualmente se le cerró toda posibilidad de recuperar su empleo en el sistema escolar en la ciudad de La Serena y en diversos medios de comunicación a los cuales postuló, entre ellos la televisora estatal TVN, la cadena privada Mega, entre otros. Hasta el año pasado, Ossandón se desempeñaba como funcionario de la Corporación Educacional Municipal Gabriel González Videla, entidad a cargo del colegio municipal Carlos Condell de la Haza de La Serena, y fue el encargado de distribuir El libro del mar a los mejores estudiantes de Historia de séptimo y octavo básico de esa unidad educativa.

En su momento, explicó que la idea de entregar el texto surgió porque en el establecimiento hay estudiantes bolivianos que eran víctimas de bullying, por lo que se decidió como una medida de inclusión. “Chile hoy no me da garantías, ni seguridad, ni posibilidad de desarrollo comprobado empíricamente en su territorio”, asegura el comunicador en su misiva, por lo que solicita se le permita trasladarse con su familia a Bolivia. En junio de 2017, Evo Morales recibió a Ossandón en La Paz, a quien congratuló por su labor de integración de los pueblos.


Enzo de Luca

4

#MarParaBolivia

Lunes 12 de marzo de 2018

El presidente del Estado, Evo Morales (centro), a su salida de la sede del Congreso chileno, donde se realizó la transmisión de mando.

JORNADA

Presidente Evo Morales llegó a Chile con un mensaje de paz y unidad Ante la aeronave FAB 002 en el Aeropuerto Internacional de Santiago de Chile, Arturo Merino Benítez, el Jefe de Estado leyó un mensaje de integración y propuso un giro a las relaciones con Chile.

Gonzalo Pérez Enviado especial de Cambio a Valparaíso, Chile

6

horas

duró la visita del presidente Evo Morales a Chile.

4

años

es el mandato del Jefe de Estado de Chile; este periodo será de 2018 a 2022.

F

lanqueado por el ministro de Relaciones Exteriores, Fernando Huanacuni, y la cónsul boliviana en Santiago, capital de Chile, Magdalena Cajías, el presidente Evo Morales afirmó ayer que su presencia en la capital chilena, al margen de la posesión del presidente Sebastián Piñera (en su segundo mandato), fue para extender la mano del diálogo. “A nombre del pueblo boliviano traigo un mensaje de fraternidad y de integración, vengo para hablarles de la impostergable necesidad de reencontrarnos, nuestra historia y la geografía nos hizo países vecinos, nuestros pueblos nos hacen hermanos y el destino nos hará inseparables”, afirmó el Jefe de Estado, quien además hizo un llamado para que no se escuchen las voces de los que buscan “convertirnos en enemigos”.

Pidió escuchar a los que reclaman unidad para superar nuestras diferencias sobre la base del diálogo y la negociación. En su alocución en la terminal aeroportuaria afirmó que hay una oportunidad para dejar a las futuras generaciones “una relación más fraterna para resolver sus diferencias y tomar ventajas de nuevas oportunidades”. Ante la mirada atenta de periodistas, funcionarios y carabineros chilenos, el Jefe de Estado continuó su discurso y demandó una nueva era de paz con justicia social, soberanía y dignidad. “Les invito a dar un giro a nuestra relación que nos permita construir juntos una paz justa y duradera, con integración y complementariedad entre nuestros pueblos”, sostuvo. Por eso indicó que es necesario resolver las heridas del pasado, aquello que no hicie-

ron nuestros pueblos y que solo sufrieron y sienten sus efectos, y estar por encima de los intereses mezquinos que los provocaron. Luego enfatizó que el encierro al pueblo boliviano es una herida abierta en el hemisferio sur, una herida que debería ser cerrada y así mirar el futuro con mayor esperanza. En ese sentido, afirmó que Chile reconoció por más de un siglo la situación de enclaustramiento de Bolivia, por lo que la materialización de un acceso soberano al mar es de vital importancia para la región. Morales remarcó que los mares son patrimonio de los pueblos y de la humanidad. Por eso un acuerdo al que se pueda llegar, dijo, será justo y nadie podrá rechazarlo en el mundo. Hizo énfasis en que su presencia en el acto de transmisión de mando no solo era protocolar, sino para “exten-

derles y ofrecerles la mano de la fraternidad. Pongamos todo nuestro esfuerzo, no es imposible, podemos vencer nuestras diferencias. Escribamos juntos con coraje y valentía la página más significativa de la historia entre Bolivia y Chile”, para resolver el tema del enclaustramiento marítimo.

SUERTE AL PRESIDENTE PIÑERA El Jefe de Estado, tras saludar al pueblo chileno, le deseó todos los éxitos a la nueva gestión del presidente, recientemente posesionado, Sebastián Piñera, de quien dijo tener la oportunidad de volver a retomar el diálogo como una vez lo hicieron (2010) cuando se reunieron para analizar los problemas de ambos países; incluso recordó que jugaron un partido de fútbol. “Por eso queremos tener esa relación con el presidente Piñera”.


#ElMarNosUne

Lunes 12 de marzo de 2018

5

Morales acompañará dos audiencias orales en la Corte de La Haya

En ese sentido, descartó las malas interpretaciones que se hacen en las redes sociales, en cuanto a la relación entre ambos países. “Si en algo nos hemos equivocado, quiero pedirle disculpas al pueblo chileno, nunca ha sido mi intención ofenderlo, agredirlo; aunque recibo muchas ofensas de parte de algunos medios de comunicación por redes sociales. Algunos, seguramente son pocos, pero algunos saben que se me trata de indio sin plumas”, denunció el dignatario boliviano. No descartó una posible reunión con el presidente Piñera, y así se lo hizo saber a los medios de comunicación que se hicieron presentes en las afueras del Salón Vip del Aeropuerto Internacional Arturo Merino Benítez de Santiago de Chile. Para ello, el canciller Fernando Huanacuni ya se puso en contacto con su par chileno Roberto Moreno.

POSESIÓN El Jefe de Estado arribó al Aeropuerto Militar de Santiago de Chile cerca de las 09.42 hora del vecino país (08.42 hora de Bolivia), de donde se trasladó hasta la sede del Congreso chileno, más conocido como Palacio de Cerro Castillo, y participar de la posesión del presidente Sebastián Piñera, que ejerce su segundo mandato. Allí tuvo la oportunidad de saludar a algunos jefes de Estado. En la conferencia de prensa, Evo Morales señaló que la característica del pueblo boliviano es tener relaciones con todos los presidentes del mundo porque cree en la diplomacia de los pueblos, que le permite entablar un diálogo directo.

“Nosotros le damos la más alta importancia a reiniciar negociaciones para materializar un acceso soberano al mar para Bolivia”.

“Vengo para hablarles de la impostergable necesidad de reencontrarnos, nuestra historia y la geografía nos hizo países vecinos, nuestros pueblos nos hacen hermanos y el destino nos hará inseparables”. “No podemos, ni debemos seguir heredando a nuestros hijos e hijas problemas pendientes. Debemos asumir la responsabilidad histórica de crear alternativas mutuamente, beneficios que nos permitan inaugurar una nueva era de paz”. “Necesitamos resolver las heridas del pasado, aquellas que no buscaron nuestros pueblos, pero que solo las sufrieron y todavía sienten sus efectos, necesitamos estar por encima de los intereses foráneos”. “El encierro causado a mi país, a mi pueblo, es una herida abierta en nuestro hemisferio, una herida que debemos cerrar y así mirar el futuro con mayor esperanza”.

JUAN EVO MORALES AYMA Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia

“Los mares, los océanos son patrimonio de los Estados, de sus pueblos y de la humanidad. Nadie podrá negar que una solución justa será apoyada”.

MORALES, EL MÁS REQUERIDO El presidente Morales se convirtió en el más requerido de los medios de comunicación chilenos, de los ocho mandatarios que estuvieron ayer para los actos de investidura del jefe de Estado Sebastián Piñera. Morales fue cálidamente acogido por una tribuna instalada a uno de los costados de las gradas que dan acceso al Congreso, tanto o más que Bachelet, que lucía la faja presidencial chilena y que extendió la mano a los que la saludaron con fervor. Concluida la ceremonia, Morales dejó el recinto junto a sus colegas latinoamericanos y declinó asistir al almuerzo que Piñera ofreció a sus invitados de honor. Se trató de la visita más corta de las anteriores tres que realizó a ese país trasandino desde que asumió el mando de Bolivia en 2006. En una anterior ocasión estuvo más de un día y disputó un partido de fútbol con Piñera.

Enzo de Luca

“Por más de un siglo, Chile reconoció la necesidad de encontrar una solución a la situación de enclaustramiento de Bolivia”.

El presidente del Estado, Evo Morales, afirmó ayer que estará en la sede de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) al menos dos días de las audiencias orales dentro del proceso de la demanda marítima que se lleva adelante en ese máximo Tribunal de resolución de controversias entre Estados que creó las Naciones Unidas. “Vamos a acompañar por lo menos los primeros dos días y pensamos que serán evaluaciones permanentes en esta última etapa de la demanda ante La Haya”, declaró en conferencia de prensa. De acuerdo con el cronograma de sesiones dispuesta por los jueces de la CIJ, el lunes 19 y martes 20 Bolivia iniciará la ronda de los alegatos orales entre las 08.00 y 13.00 (05.00 y 08.00 hora de Bolivia). Morales reiteró que habrá una delegación que acompañará los alegatos orales, conformada por expresidentes, excancilleres, dirigentes de organizaciones sociales y empresarios, que junto al equipo de abogados nacionales e internacionales acompañarán estas audiencias que culminarán el 28 de marzo con los alegatos de los abogados de Chile.

El Jefe de Estado también expresó su confianza para que en la CIJ se haga justicia, porque considera que la humanidad creó esa instancia para que las diferencias y problemas se resuelvan mediante el diálogo. “Es el gran deseo que tenemos”, indicó la autoridad ante los medios de comunicación chilenos.

DIPLOMACIA DE LOS PUEBLOS Consultado sobre la posibilidad de reavivar un camino de diálogo, el Jefe de Estado reiteró que Bolivia es afín a la diplomacia de los pueblos, al margen de las diferencias que puedan existir en el marco de lo ideológico o programático. Recordó cómo en su momento invitó al expresidente chileno Ricardo Lagos en 2006 para su posesión y dijo que ésa era una demostración de que los pueblos no pueden estar enfrentados. En ese sentido, remarcó que al margen del proceso internacional, lo que se busca es el diálogo para allanar una demanda centenaria de retorno al océano Pacífico, y que a eso también responde el juicio instaurado ante la Corte Internacional de Justicia.

E presidente Evo Morales en la rueda de prensa en el aeropuerto de Santiago.

Medios califican de tranquila la visita de Morales a Chile La declaración con la que el presidente de Bolivia, Evo Morales, cerró ayer su visita relámpago a la nueva investidura de su homólogo de Chile, Sebastián Piñera, en Valparaíso, pareció descomprimir el clima de tensión que la precedió y del que no pudo marginarse la prensa chilena, que la calificó finalmente de “tranquila”. Contra toda suposición tocada por la susceptibilidad que conlleva las discrepancias del último tiempo, Morales dio un golpe de timón al crispado relacionamiento bilateral de los últimos cuatro años, al extender “la mano de la fraternidad” al flamante gobierno de Piñera y al

pedirle “disculpas” al pueblo chileno, si se sintió agredido por el intercambio de “tergiversados” pareceres en las redes sociales. Tras escuchar a Morales, la prensa chilena reaccionó positivamente y destacó en sus titulares de diarios digitales la vocación de diálogo. “Evo Morales llama al reencuentro entre Chile y Bolivia y pide no escuchar “las voces de quienes quieren convertirnos en enemigos”, tituló Publimetro. “Evo Morales le pidió disculpas al pueblo chileno”, reseñó Radio Agricultura. A su vez, el influyente El Mercurio abrió su edición digital con los

dichos del Presidente boliviano: “Nunca ha sido mi intención ofender” al pueblo chileno. Radio Bio Bio de Chile estampó: Evo Morales pide “disculpas” a los chilenos por mensajes en redes sociales. El Periscopio de Chile subrayó “la tranquila declaración de Evo Morales tras participar del cambio de mando”. Por su parte, CNN Chile destacó que “Evo Morales recordó”, durante su alocución, que “nunca he pensado en no venir”, mientras que Tele13 apuntó que “Morales deja Chile tras el cambio de mando y llama a resolver heridas”. (ABI)


6

#MarParaBolivia

Lunes 12 de marzo de 2018

Diputadas chilenas le piden a Evo tomarse una selfi

POPULAR

Parlamentarios del Frente Amplio, que aglutina a movimientos y partidos de izquierda, “hicieron fila” para tomarse una postal con el Jefe de Estado boliviano.

L

as diputadas del Frente Amplio Gael Yeomans (Libertaria), Claudia Mix (Poder) y Camila Rojas (I. Autónoma) se acercaron al presidente boliviano, Evo Morales, para pedirle una selfi, requerimiento que fue respondido con un gesto amable por el Jefe de Estado boliviano. Pese a la tensión política que se vivió durante el gobierno de Michelle Bachelet con el saliente ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, Evo Morales fue uno de los más solicitados durante el cambio de mando para las fotografías y no precisamente por la prensa, refirió el diario digital chileno El Dínamo (eldinamo.cl). El Presidente fue abordado por varios parlamentarios del Frente Amplio, quienes incluso hicieron fila para tomarse una selfi con la primera autoridad boliviana. Entre ellos destacaron la RD Natalia Castillo, el humanista Tomás Hirsch y de Poder Claudia Mix, además de otros miembros del conglo-

merado, como el presidente de Revolución Democrática, Rodrigo Echecopar. A los pocos minutos de aterrizar en suelo chileno, el Jefe de Estado boliviano escribió en su cuenta de Twitter: “Felicitar al presidente de Chile, Sebastián Piñera, que es posesionado hoy, y desear que su nuevo mandato sea beneficioso para el pueblo chileno“. “Reiterar que, con Chile, tenemos toda la predisposición al diálogo, que es una característica de nuestra cultura y de nuestro pueblo”, agregó. A su retorno a territorio boliviano, el presidente Morales escribió en su cuenta: “En muchas ocasiones recibo insultos, ataques políticos y hasta amenazas. Pero sabemos que, como en 1879, quienes buscan confrontar a Bolivia y Chile son oligarquías que perpetraron el asalto y cercenamiento de Antofagasta. Bolivia y Chile tenemos lazos de hermandad entre pueblos”. Morales fue uno de los más requeridos por la prensa y parlamentarios en Chile.

@KassWidemann Twitter

Cambio - Agencias

Las diputadas chilenas en el momento que se tomaron la selfie con Evo Morales.

Enzo de Luca

Canciller: Periodistas aplaudieron al Jefe de Estado

La rueda de prensa que brindó el presidente Evo Morales en el aeropuerto de Santiago de Chile.

El ministro de Relaciones Exteriores, Fernando Huanacuni, reveló que después de la conferencia de prensa que brindó el presidente Evo Morales en el aeropuerto de Santiago de Chile, los periodistas del vecino país lo aplaudieron. “Algo que a mí me conmovió muchísimo, como boliviano lo digo, después de que acabó la conferencia de prensa, que los periodistas aplaudan, eso no se ve en ningún lugar del mundo, eso demuestra la calidad de liderazgo internacional y el impacto que tienen las palabras del presidente Morales en este caso en Chile”, indicó ya en territorio boliviano.

Enfatizó que en cualquier lugar donde las autoridades del país vecino convoquen estará Bolivia para abrir un diálogo sincero y de buena fe para resolver asuntos pendientes. El jefe de la diplomacia boliviana precisó que se dejó en claro que Bolivia quiere diálogo, integración y resolver el diferendo marítimo sin que exista ganadores ni perdedores y que el mensaje de paz e integración de Morales fue ponderado por la prensa chilena. “Cabe destacar que los medios de prensa, como la televisión chilena, por ejemplo, transmitieron en directo, eso no sucede en nin-

guna conferencia de prensa, ésa es la expectativa que tiene el pueblo chileno a través de la prensa para saber qué dice Bolivia”, destacó. Como no ocurrió con otros presidentes, medios de prensa chilenos solicitaron entrevistas con el Jefe de Estado boliviano, inclusive desde el arribo a la capital. Huanacuni anunció que Morales, después de llegar de Chile, convocó a un gabinete de ministros en la residencia presidencial para evaluar lo que significó el ‘banderazo’ que se realizó el sábado en la ruta La Paz-Oruro y las repercusiones que tuvo ese acontecimiento en el ámbito internacional.


#ElMarNosUne

Lunes 12 de marzo de 2018

7

La presencia del presidente Evo Morales fue bien recibida por las organizaciones sociales en el vecino país.

Víctor Hugo Chambi O.

E

l Frente Amplio — coalición de movimientos y partidos políticos de la izquierda chilena— manifestó su apoyo a la demanda marítima boliviana que enarboló el presidente del Estado, Evo Morales, durante su visita a Chile, donde Sebastián Piñera asumió como jefe de Estado. El diputado por el Partido Humanista Tomás Hirsch sostuvo: “Me genera conflicto cómo otros presidentes se han ido acoplando al modelo neoliberal. El presidente Evo Morales ha hecho un gran trabajo en su país, nosotros humanistas siempre hemos planteado que hay que construir con Bolivia para que tenga una salida soberana al océano Pacífico”, arguyó. En tanto, el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, precisó: “Naturalmente tenemos una controversia que tiene que ser resuelta por los tribuna-

les respectivos, pero creo que eso no nos tiene que enemistar. Estoy de acuerdo con una salida soberana para Bolivia al mar”, precisó. El canal de noticias de la televisora estatal de Chile destacó las palabras que el Jefe de Estado dijo en la conferencia de prensa: “Brindar acceso soberano para el mar a Bolivia será un gran beneficio para nuestros pueblos y la humanidad”.

ORGANIZACIONES APOYAN Organizaciones del vecino país también manifestaron su pleno apoyo a la demanda marítima y recibieron con agrado la llegada del Presidente del Estado Plurinacional a la capital del vecino país. Juan Cuevas, representante de la Unidad Bicentenaria, dijo: “Planteamos derechamente que nosotros, los chilenos, la inmensa mayoría, apoyamos la iniciativa hecha por el Gobierno y su Presidente, y nos sentimos parte de la campaña mar para Boli-

El presidente Evo Morales recibe el saludo del diputado chileno Tomás Hirsch.

via con soberanía, consideramos algo justo”. Así también se pronunciaron los dirigentes de Casa Bolívar, el capítulo chileno de la Unión Bicentenario de los Pueblos y el encuentro BoliviaChile, al igual que el frente amplio Chile-Uruguay. Roberto Muñoz, miembro de Casa Bolívar, dijo que la hermandad se construye mediante el diálogo pacífico que propone el pueblo boliviano. “El actual Gobierno chileno tiene la obligación de negociar, de dialogar, porque somos pueblos hermanos, los pueblos debemos reconocernos cada vez más como un referente de unidad”, manifestó. La llegada de El libro del mar a algunas escuelas y universidades de Chile llamó la atención de estos movimientos sociales, que decidieron sumarse al petitorio boliviano al conocer la justicia que conlleva. La realización de actividades, como el ‘banderazo’ por el mar, fortaleció la unidad y la hermandad de los pueblos, señalaron dirigentes de los movimientos sociales que estuvieron en el Consulado boliviano y siguieron la agenda del presidente Evo Morales durante su visita a ese país para participar en la transmisión de mando presidencial.

Gonzales: A La Haya va síntesis de la unidad La delegación que asistirá a los alegatos orales de la demanda marítima, que se iniciarán el 19 de marzo en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, sintetiza la unidad de todos los sectores del pueblo boliviano, aseguró ayer el presidente de la Cámara de Senadores, José Alberto Gonzales. “La delegación que irá a La Haya es en chiquitito lo que fue en grande ayer (por el sábado) en el ‘banderazo’, se estima que hubo 100.000 personas, como no pueden ir 100.000 a La Haya, vamos 30, esas 30 personas trataremos de llevar sintetizado eso que se manifestó, que es la unidad”, dijo en entrevista con los medios estatales. La delegación boliviana está formada por 15 miembros del equipo jurídico nacional e internacional y otras 15 personas, que son expresidentes, excancilleres, gobernadores y dirigentes de organizaciones sociales. Gonzales destacó que esa comisión es una representación de los sectores de la sociedad porque estarán actores de la oposición al gobierno del presidente Evo Morales, que se unieron a una reivindicación que no es de carácter político sino cívico. Recalcó que lo que se pretende con la demanda contra Chile en la CIJ en 2013 es que quede atrás el proceso de “dilación” al que estaban acostumbradas las autoridades del país vecino y se sienten de manera seria a negociar y de buena fe para que se dé una solución al enclaustramiento de Bolivia.

Cambio

Frente Amplio manifiesta su respaldo a la demanda marítima

Captura 24horas.cl

JORNADA

La sala de audiencias de la Corte Internacional de Justicia con sede en La Haya.


8

#MarParaBolivia

lunes 12 de marzo de 2018

Los espías chilenos en tiempos de Mariano Melgarejo

HISTORIA

Con el interés puesto en los recursos naturales del departamento del Litoral, la oligarquía del país vecino preparó la invasión más de una década antes de ejecutarla. El general M. Melgarejo con parte de su gabinete, entre ellos —de civil— los chilenos.

Chile libró una guerra marítima con España en 1866, Bolivia fue su aliada en esa contienda internacional.

A. Laureano Chambi O. *

Aniceto Vergara Albano y Carlos Walker Martínez fueron enviados del país vecino que formaron parte del gabinete de Melgarejo.

M

ariano Melgarejo fue uno de los presidentes más nefastos en la historia boliviana, en parte debido a su actitud recia, obstinada e impetuosa. Fue un presidente temible. Corría el año 1866, la guerra marítima contra España logró algo que 40 años de diplomacia no consolidaron: una buena relación internacional entre Bolivia y Chile. Debido a que el presidente Melgarejo dio su apoyo al país araucano en este conflicto bélico, recibió medallas y el grado de general del ejército chileno. Así también, varios chilenos fueron enviados como delegados en el gobierno de Melgarejo: entre ellos estaban Aniceto Vergara Albano y Carlos Walker Martínez, quienes toman puestos dentro del gabinete, Albano como ministro y Walker como secretario. Ambos, con apoyo de las cartas de Benjamín Acuña Mackenna, mantenían una cercana confianza con el presidente boliviano, al punto de que en momentos de amena charla insinuaban al impetuoso mandatario que inicie una campaña bélica contra Perú, prometiendo apoyo de parte de Chile, con el objetivo de que Chile se adueñase del territorio de Tarapacá y Atacama, mientras que Bolivia ocuparía los territorios de Tacna y Arica, Melgarejo se negó ante tal traición al país hermano del norte.

Durante el desarrollo del tratado de límites territoriales entre Bolivia y Chile, los delegados bolivianos, encabezados por Mariano Donato Muñoz, que se encontraban en Santiago, el ministro chileno de Relaciones Exteriores Álvaro Covarrubias y el diplomático Nicomedes Ossa le daban similares incitaciones a la mano derecha de Melgarejo, quien también se negó. Consientes los delegados y diplomáticos chilenos de que no recibirían apoyo de parte de Bolivia, entendieron que tarde o temprano sería un enemigo, por ello era necesario tener noticias cada vez más actualizadas sobre su realidad. Los primeros espías chilenos empezaron sus actividades desde los puestos que ya tenían en el gobierno nacional. Albano fue asesor financiero de Melgarejo y posteriormente de Agustín Morales; Vicuña Mackenna mantenía relaciones con varios empresarios bolivianos mediante cartas, las cuales parecían triviales y personales, pero que podrían contener informes de la realidad boliviana, el clima, la economía, la política y el ejército. El descubrimiento de plata en la mina de Caracoles generó un gran movimiento económico en el departamento del Litoral boliviano, entre ellos inversores chilenos. Éstos, bajo la excusa de verificar sus inversiones en

las minas bolivianas, viajaban constantemente entre éstas y su tierra natal. Los viajeros espiaban la realidad boliviana a favor del Gobierno araucano. Algunos de estos inversionistas respondían a los intereses chilenos dando informes claros y concretos similares al personaje Cnl. Martínez, a quien hace referencia Antonio Díaz Villamil en su obra teatral La Hoguera, mientras que por otra parte, los demás inversionistas, inconscientes de su trabajo de espionaje, hablaban de manera trivial sobre la realidad boliviana, quejándose del camino, analizando la economía y criticando al gobierno boliviano, estas palabras, que prometían ser triviales, fueron de gran relevancia para el gobierno chileno. El espionaje a Bolivia fue el resultado del apoyo que diera Melgarejo al gobierno de Chile en su guerra contra España. Fue en ese conflicto que Chile pudo internar en Bolivia a sus delegados políticos, luego a sus inversores económicos e incluso a sus ciudadanos, quienes consientes o no realizarían el espionaje a favor de su gobierno. Así comenzó la Guerra del Pacífico, con el apoyo que le diera Bolivia a Chile en una guerra internacional, sin comprender que de esta manera se estaban sembrando las bases para la que sería la más nefasta guerra que sufriría el país. * Es historiador y docente

En reiteradas oportunidades, los chilenos insinuaron a Melgarejo iniciar una guerra contra Perú para apoderarse de sus territorios.

El escritor y dramaturgo Antonio Díaz Villamil hace referencia a este hecho de espionaje en su obra teatral La Hoguera.

A través de conversaciones triviales, los espías obtenían información sobre la situación política y financiera de Bolivia.

Alegatos 12-03-18  
Alegatos 12-03-18  
Advertisement