Issuu on Google+

humilde contribución en la búsqueda de ese fin supremo. Ratificamos una vez más nuestro lema empresarial: “no somos el problema, somos parte de la solución”. Las puertas de la Cámara de Comercio de Puerto Cabello siempre estarán abiertas para el ejercicio del diálogo constructivo y conciliador. Bajo estas premisas iniciamos un nuevo ciclo de realizaciones. No desviaremos el rumbo iniciado por nuestros antecesores. No escatimaremos esfuerzos para conservar el sitial de honor que ocupa nuestra querida institución en el corazón de los porteños.

Hago propicia esta oportunidad para expresar mi apoyo moral a los trabajadores de Intermarca y a sus familiares quienes en estos momentos se encuentran retenidos a la orden de las autoridades. Esperamos que más temprano que tarde puedan demostrar su inocencia. También nuestra palabra de aliento a los trabajadores portuarios que defienden valientemente sus puestos de trabajo y reivindicaciones laborales. A mis colegas empresarios para que no decaigamos en la lucha por ser cada día más eficientes y eficaces en el desarrollo de nuestras actividades, a no descuidar a nuestros trabajadores e implementar todas

12 12

PUERTO PUERTO

las medidas posibles que contribuyan a mejorar las condiciones laborales, a ejercer la solidaridad social. Sin embargo, debemos comprender que más allá de generar riqueza y puestos de trabajo, tenemos que defender con firmeza y dignidad las libertades ciudadanas en peligro de ser conculcadas. A nuestras autoridades y demás fuerzas vivas de la región reiteramos nuestra indeclinable voluntad de trabajar mancomunadamente y sin prejuicios en la solución de los problemas que nos aquejan. Con gran fervor por el bienestar de todos los venezolanos, ofrecemos nuestra

Concluyo mis palabras con un llamado a mis compañeros. Antes que empresarios somos ciudadanos y nuestra ciudadanía debemos ejercerla de manera responsable, en función de los más altos intereses de nuestro país y nuestra sociedad. Muchas gracias.


Revista_6_-_pg_12[1]