a product message image
{' '} {' '}
Limited time offer
SAVE % on your upgrade

Page 50

Enfoques Ascensores residenciales y accesibilidad ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○ ○

España trata de avanzar con una norma que genera tensión en los consorcios A dos años de finalizado el plazo para que las comunidades de propietarios cumpliesen con los requisitos de accesibilidad universal para personas con movilidad reducida o discapacidad, hay cinco millones de edificios que en España no son accesibles y 1,2 millones carecen de ascensor, según datos difundidos a la prensa por la Federación Empresarial Española de Ascensores (FEEDA). Desde la Fundación Mutua de Propietarios señalan que "escalones, inexistencia de rampas o elevadores son algunas de las barreras arquitectónicas a las que al menos 3,8 millones de españoles con movilidad reducida tienen que enfrentarse diariamente". El País apunta en su portal que "colocar un ascensor no es un paseo en barca" y subraya que "bien lo saben los propietarios que ya han pasado por semejante periplo, cuando obras, ruidos, derramas y conflictos vecinales se convierten en el menú diario durante unos meses". El diario dice que, sin embargo, la cuestión "merece la pena y no solo porque da calidad de vida a los más vulnerables y evita su aislamiento entre cuatro paredes" y agrega al respecto que "el ascensor influye para bien en el precio de la vivienda". Según calculan las inmobiliarias, en grandes ciudades como Madrid o Barcelona, el precio de un departamento en un edificio con ascensor puede subir hasta un 35 por ciento, en tanto que en la periferia, para construcciones de tres y cuatro pisos, un 15 por ciento.

El impacto en las cuentas del consorcio del importe que genere la instalación del ascensor no deberá superar doce mensualidades de gastos comunes. Subir & Bajar I Enero / Febrero 2020 I 50

Generaciones enfrentadas "Guerra de generaciones por el ascensor del edificio. Todos los vecinos deben pagar el equipo si hay mayores de 70 años o discapacitados y siempre que el coste no merme las cuentas de la comunidad", fue el título elegido para ocuparse del tema en la prensa. La normativa vigente detalla que el impacto en las cuentas del consorcio del importe que genere la instalación del ascensor no deberá superar doce mensualidades de gastos comunes. En términos concretos, el costo promedio de un ascensor ronda los 75.000 euros y si un banco o la empresa financian la obra a un año y la comunidad tiene un presupuesto anual de unos 48.000 euros, el vecino que solicita el ascensor deberá pagar los 32.000 euros restantes. Si se financia a dos o más años, la comunidad de propietarios debería afrontar el costo total. Para el caso en que el propietario que haya solicitado el elevador no dispusiera de recursos o no fuera capaz de encontrar financiación, el edificio se quedará sin ascensor. Una salida a este problema podría llegar a ser analizar las subvenciones que ofrecen las distintas administraciones públicas locales y regionales -que se pueden pedir una vez terminada la obra- y negociar con la firma que hace el trabajo un sistema de pago que puedan asumir todos los propietarios.

Presupuestos y financiamiento Desde el Colegio de Administradores de Fincas de Madrid, detallan que una vez que el informe técnico establece que es posible instalar un ascensor en el edificio, se convoca a una asamblea del consorcio en la que el asunto del ascensor figure como punto del orden del día. Es la instancia en la que se deben presentar tres o cuatro presupuestos, con precio cerrado y posibilidades de financiación. Agregan que si el propietario es mayor de 70 años o tiene una discapacidad o en el edificio vive, trabaja o presta servicios de forma altruista o voluntaria alguna persona con

Profile for Camara de Ascensores

Subir & Bajar 131  

Revista de la Cámara de Ascensores y Afines de la República Argentina

Subir & Bajar 131  

Revista de la Cámara de Ascensores y Afines de la República Argentina