Page 1

Paloma Saiz, Paco Taibo II y su fascinante historia para hacer que la gente lea | P. 14

No. 3 abril 2016 3 pesos

Callejero Nuestra ciudad

calle por calle

La contaminación somos todos

Los ciudadanos hemos duplicado el parque vehicular en 10 años

No hay inversión para eliminar tiraderos altamente contaminantes

El gobierno ha derrumbado 13 mil árboles en tres años

Verificentros: corrupción de empresarios, autoridades y ciudadanos

Se invierte muchísimo más en 2dos pisos que en transporte público

Empresas e industria: ni quien las toque

Saúl López / Cuartoscuro.com

hacia la Constitución de la cdmx: la olvidada voz de los comunitarios P. 10

"gRAN TERRAZA": LA PLAZA DE LA DISCORDIA EN VILLA COAPA P. 4 Patricia Morales / Cuartoscuro.com


as í l as As cos

2

EDITORIAL Algunas cosas que la contaminación nos ha dejado ver 1) Que las autoridades de la Ciudad de México, Estado de México y federales ignoraron por más de una década el problema de la contaminación en todos sus aspectos. Que no cuentan con un plan integral multifactorial y que hoy están aplicando medidas necesarias, pero insuficientes, las cuales volverán a ser, por si mismas, insuficientes para terminar con la polución en la zona metropolitana del país. 2) Que una buena parte de los ciudadanos que tienen un automóvil y por lo tanto co-participes del problema de la contaminación, han cerrado los ojos a su propia responsabilidad en el uso y abuso del automóvil. Una clase media y alta, sobre todo, a la que le ha sido más fácil emprender una ola de críticas generalizadas contra las autoridades, que asumir la parte que le corresponde en el desmesurado crecimiento del parque vehicular de la zona metropolitana. Hay que recordar que, debido a las presiones de una parte importante de esos automovilistas, el poder judicial echó atrás las medidas que el gobierno de la CDMX puso en práctica hace meses para limitar la circulación de los autos chatarra. Con el beneplácito de los automovilistas y ciudadanos que hoy sólo han sabido quejarse. 3) Que el Gobierno de la Ciudad de México ha sido incapaz de desarrollar un sistema de transporte público eficiente, limpio, cómodo y rápido para la movilidad de los habitantes de esta ciudad. Durante años, las políticas sociales del Gobierno de la Ciudad de México han sido uno de sus ejes centrales y motores indiscutibles que lo han hecho diferente a los gobiernos de otras ciudades y estados del país. Sin embargo, esa política social ha tenido un gran agujero negro que hoy se está tragando todas las virtudes del gobierno de la CDMX: la política de transporte público. Hasta ahora, quienes han estado al frente de la Secretaría de Transporte o de Movilidad en la CDMX, han carecido del talento y la sensibilidad social para modernizar este indispensable rubro en la vida de la ciudad. 4) Que la mayoría de los grupos y organizaciones ambientalistas también han sido rebasados, ya sea porque igualmente dejaron de estudiar el fenómeno de la contaminación y, por lo tanto, dejaron de aportar soluciones o de hacer los llamados de atención oportunos, o porque en realidad algunas de las organizaciones ambientalistas que existen en la ciudad y en el país son meras fachadas para vivir del presupuesto sin cumplir con sus obligaciones sociales y científicas. 5) Que la corrupción es la que más contamina a una ciudad, en donde no hay prácticamente ni un solo verificentro que rechace la mordida para otorgar la calcomanía que permite circular a los autos de esta ciudad y del Estado de México. Una corrupción de la cual también son participes los ciudadanos y automovilistas que pagan 200 o 300 pesos para que su vehículo pase la verificación, a pesar de no estar en condiciones óptimas para ello. Corrupción de la que son partícipes tanto los mismos ciudadanos, como

autoridades y empresarios. 6) Que es un mito que los autos nuevos no contaminen. En todo caso, hoy queda claro que a pesar de la renovación del parque vehicular, la contaminación ha crecido de manera proporcional al aumento de autos nuevos en circulación. Y es que una cosa es que no se vea el humo que emiten los autos nuevos al quemar su gasolina, y otra que no contaminen. Por lo tanto, los autos nuevos deben ser también sujetos al no circula una vez, por lo menos, a la semana. 7) Otro problema que nos ha dejado ver la crisis actual, es que asociado al problema de la contaminación está el problema de la movilidad automovilística. Sacar autos de circulación no es necesario sólo para solucionar el problema de la contaminación, es urgente también hacerlo para solucionar el problema de la circulación en esta ciudad. Por más medidas que se tomen, los autos ya no caben en las calles y avenidas de la ciudad. Y si no se toman medidas para endurecer el hoy no circula, seguiremos viviendo el infierno de pasar horas y horas para llegar de un punto a otro de la metrópoli. Hoy, y esta es una realidad que todos constatamos a diario, los coches estacionados ocupan no menos del 60 por ciento de todas las calles y avenidas de la CDMX. ¡Sí, más de la mitad de las calles y avenidas de la ciudad están permanentemente bloqueadas por los coches estacionados…! Urge hacer algo al respecto. 8) Que, en medio de la crisis, hay empresarios voraces dispuestos al abuso absoluto, tal y como lo dejó en claro la empresa UBER, que elevó de manera desmesurada sus tarifas aprovechándose del momento. Una política que sólo mostró la inmoralidad con que operan empresarios como los de UBER, ante la complacencia de las propias autoridades que tan sólo se concretaron a dar un regaño, cuando en realidad debieron cancelar el permiso a UBER para que siguiera operando. 9) Que la contaminación en la CDMX y su zona metropolitana no se solucionará atacando sólo el problema por el lado de los automotores. Harán falta, igualmente, medidas tajantes para empresas, basureros, y otras fuentes de contaminación. Basta un ejemplo de ello: de acuerdo con el Programa Nacional para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, dependiente del gobierno federal, el llamado Bordo Poniente de la Ciudad es un depósito que contiene 74 millones de toneladas de basura, las cuales emiten un millón 200 mil toneladas de dióxido de carbono al año. Esta emisión de contaminante es igual a la que emiten en la Ciudad de México un millón de coches diariamente. Y de ello, nadie ha dicho nada. 10) Que hasta hoy, nadie, ni ciudadanos, ni autoridades, ni organizaciones ambientalistas, ni empresarios, nadie, ha sido capaz de presentar un programa integral para la solución de la contaminación y de la circulación automovilística en la CDMX y en la zona metropolitana.

Directorio Dirección Colectiva Julio Ayala Ferreira

Diana Hernández Tolentino

Diseño Diana Hernández Tolentino tolentinohdi@gmail.com

Abril 2016 | Callejero

Escribe a:

callejero.cdmx@gmail.com


E Co ntr m e ill as

3

Eliseo Moyao

UN GOBIERNO QUE informa y ARGUMENTA, ES UN GOBIERNO QUE CONVENCE

L

a contingencia ambiental que se presentó en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) en los días pasados, desató una intensa deliberación pública en la que el centro de atención se puso, de manera sesgada, en enjuiciar las fallas de la política del gobierno de la ciudad para reducir la contaminación atmosférica, como si toda la responsabilidad recayera en éste. Lo que generó mayor malestar entre la población y agudeza en las críticas de los que tienen oportunidad de opinar, es que la polución se acentúa cuando todavía no amaina la inconformidad con la puesta en marcha del nuevo reglamento de tránsito y las fotomultas adyacentes y cuando está fresco en la memoria colectiva el intento fallido por modificar el Programa de Verificación Vehicular, restringiendo el tránsito de los vehículos con holograma uno y cero de acuerdo con

su antigüedad. La proliferación de opiniones, cuestionamientos y planteamientos críticos han dejado más dudas e incertidumbre que claridad de los factores que han propiciado que se hayan rebasado los límites de contaminación establecidos por las Normas Oficiales Mexicanas, abonando a ello la incapacidad de las autoridades capitalinas para esclarecer convincentemente el sustento de su política y el grado de responsabilidad que le corresponde para la atención de los problemas, junto a los gobiernos involucrados: el federal, los gobiernos del Estado de México y de estados vecinos. El primer cuestionamiento que seguramente todos nos hacemos es: ¿Por qué razón, después de 11 años sin contingencia ambiental, se presentan de nuevo altos niveles de concentración de ozono y de otras partículas contaminantes? Incertidumbre

de la cual se desprenden las demás interrogantes: ¿Fue un descuido o abandono del gobierno capitalino de las políticas preventivas de control de la contaminación atmosférica, o es una responsabilidad compartida con sus antecesores? ¿No se atendieron oportunamente las recomendaciones hechas por los distintos organismos técnicos, como el Centro Mario Molina o la Comisión del Instituto de Ingeniería de la UNAM? Son conjeturas que con justificación todos nos hacemos y para las cuales se requieren respuestas claras. Uno de los inconvenientes que encara el gobierno de la ciudad es que tiene problemas serios para comunicar a la sociedad, con evidencias y argumentos convincentes, las razones por las que asume determinada decisión y no otra, explicando y justificando la causa por la que adopta ciertos objetivos, metas e instrumentos y no otros. Esta fue la principal debilidad que provocó el fracaso de la reciente decisión de ajustar el Programa de Verificación Vehicular, para otorgar

los hologramas en función de los niveles de emisión y del año-modelo de los vehículos, cuya reversión agravó la congestión vehicular. Después de la crisis ambiental que hemos vivido en la ZMCM –que es una crisis también de movilidad-, el gobierno debe exponer a toda la población capitalina la complejidad del problema de la contaminación atmosférica, por las diversas causas que lo provocan, con métodos eficaces de comunicación y no dejar la discusión entre los especialistas. Si la fuente que más contribuye a la contaminación es el transporte, como sostiene, debe argumentar, con la evidencia científica a la mano, para persuadir a la sociedad del enorme costo ambiental y de salud pública que conlleva el continuar con la inercia de las políticas aplicadas y concientizar, hasta convencer, de la imperiosa necesidad de restringir el uso del automóvil particular, explicando las acciones paralelas de políticas que se habrán de instrumentar para mejorar y eficientar el transporte público, así como las orientadas a restringir el crecimiento de la mancha urbana y el rescate del espacio público, con las que deberá comprometerse con plazos y metas muy claros.

Callejero | Abril 2016


Ci d

a ud

4

La Gran Terraza: Conflicto o solución; vecinos piden información clara y precisa

|La | nueva plaza de la discordia en Villa Coapa Luis Alberto Chávez, diputado del PRD, se monta en las protestas para cuestionar un proyecto que tuvo el aval de su padre, el ex delegado Higinio Chávez en Tlalpan Por César García En las calles se mezclan dos tipos de personas: los vecinos del lugar y los foráneos. En una tarde común son miles los autos transitando por la zona. Van al supermercado, a casa, al cine, a tiendas de ropa, al mercado o a restaurantes. La zona de Coapa es memorable por ser casa del club de fútbol América, por tener el Estadio Azteca, por Pericoapa, la Glorieta de Vaqueritos y demás. En las leyendas urbanas, es todo eso diferente de Satélite ubicado en Naucalpan. Coapa es tierra prometida pero por momentos parece ser tierra de nadie. Desde hace algunos años, la zona fue noticia por la aparición de plazas y centros comerciales de gran magnitud que comenzaron a competir con los comercios locales. Aún hay una fuerte presencia de locales especializados en zapatería, automóviles, tintorerías y demás. También, sus principales mercados aprendieron a coexistir con las grandes tiendas de cadena como Wall Mart, Soriana, Superama, Sams y Bodega Aurrerá. Ahora, en la zona se avizora el surgimiento de una nueva y gran macroplaza comercial. En el número 610 de la avenida Acoxpa casi esquina con Canal de Miramontes se ubica un predio de casi 63 mil 706 metros cuadrados que desde hace 26 años albergaba a cuatro espacios comerciales clásicos en la zona: los restaurantes Toks y El Campanario, las tiendas Office Depot y The Home Store, y el supermercado Soriana que años antes había sido un Gigante. Previamente, en el lugar también había una pequeña plaza en la que se encontraban salas de cine, bancos, zapaterías y demás. Después, esa plaza fue derrumbada y su espacio fue ocupado por la imperiosa necesidad de la maleza creciendo y expandiéndose a través del tiempo. El estacionamiento, amplio y al nivel del suelo, tiene un gran número de Ficus Benjamina, unos árboles muy socorridos en la ciudad. La gente recorre con calma el gran espacio vacío, la razón es que resulta más fácil cruzar entre las avenidas Miramontes y Acoxpa que por el paso

Abril 2016 | Callejero

peatonal. Adyacente, hay también un gran terreno que colinda con la avenida Prolongación División del Norte y del que se rumora, también fue comprado para integrarse al nuevo proyecto: Gran Terraza Coapa. Gran Terraza Coapa es uno de los seis centros comerciales que los grandes consorcios tienen previsto edificar en la Ciudad de México en los dos próximos años. De acuerdo con el corporativo de bienes raíces Cushman & Wakefield, La Gran Terraza Coapa se levantará sobre un terreno de 63 mil 706 metros cuadrados, en donde habrá dos grandes tiendas, cines, un espacio para comida rápida, gimnasios y todo lo que actualmente se puede ver en cualquiera de los otros centros comerciales que existen en la CDMX. Sin embargo, y tan pronto se tuvo conocimiento de la realización de la obra, habitantes agrupados en la Unión de Vecinos Coapenses han exigido que se les dé a conocer la información sobre el proyecto total de la obra, a fin de establecer la viabilidad y necesidad o no de ese nuevo centro comercial, pues consideran que en esa zona existen ya suficientes centros comerciales para abastecer la demanda, y que un nuevo centro podría agravar los problemas de tránsito y circulación que ya de por sí es caótico. A la demanda legítima de los habitantes de la zona se han montado, sin embargo, diputados del PAN y uno del PRD, Luis Alberto Chávez García, quien llegó a ese cargo apenas hace unas semanas, gracias a que su padre, Higinio Chávez, le dejó su lugar en la ALDF. Lo paradójico es que el hijo de Higinio Chávez pretende hacer responsable a las actuales autoridades de la Delegación Tlalpan, encabezadas por Claudia Sheinbaum, del partido de MORENA, por la autorización de un proyecto que en su origen contó con el aval y autorización de su padre, Higinio Chávez, cuando éste fue delegado en la misma delegación Tlalpan. Hasta el momento, las autoridades de Tlalpan

han entrado ya en comunicación y diálogo con los habitantes de la zona, así como con los empresarios promotores de la plaza para determinar las decisiones que se tomarán al respecto. En las calles cercanas, en el Mercado de Villa Coapa, en avenidas y demás, han sido colocadas mantas de color morado que rezan la leyenda “En Coapa no necesitamos NiUnaPlazaMás” en letras blancas. La hilera de casas de una de las súper manzanas que están frente al predio, parece permanecer en calma. Además de las mantas moradas que han sido colocadas por la Unión Vecinal Coapense, no hay barullo, no se cierran las calles y toda la vida parece transcurrir del mismo modo en Villa Coapa. Hasta el momento se tienen pocos datos del proyecto. Los vecinos han acudido a las oficinas de la delegación Tlalpan para protestar en contra de este desarrollo. El consorcio realizador, Grupo Gran Gigante Inmobiliaria, dio a conocer el nombre del mismo y que éste es de tipo AAA, como las plazas que tienen oficinas, vivienda y comercio al mismo tiempo, dos niveles de estacionamiento subterráneo y 176 mil 116 metros cuadrados de construcción. En los próximos días se espera que la empresa responsable presente la documentación y planos de trabajo y la delegación los analice para saber si cumplen con todas las normas legales o si es que hay irregularidades en los permisos que las autoridades hayan otorgado. El tema además, se vuelve de profundo interés por el hecho de que en menos de un kilómetro a la redonda hay dos conjuntos de supermercados, una plaza llamada Paseo Acoxpa y otra más conocida como Galerías Coapa. Durante el día, la luz del sol abraza el pavimento del predio, parece que la pintura de los grafitis va a desaparecer. En la noche, la oscuridad inunda el lugar formando un remanso de incertidumbre para los vecinos de la zona.


d ud a Ci

Predio de

5

63 mil 706 m

2

TIPO AAA 2 176 mil 116m Oficinas, vivienda y comercio DE CONSTRUCCIÓN 2 NIVELES DE ESTACIONAMIENTO SUBTERRÁNEO Callejero | Abril 2016


r Po

Ciudad de México y Zona Metropolitana

da ta

6

|La | contaminación somos todos Los ciudadanos hemos duplicado el parque vehicular en 10 años El gobierno ha derrumbado 13 mil árboles en tres años Se invierte muchísimo más en 2dos pisos que en transporte público No hay inversión para eliminar tiraderos altamente contaminantes Verificentros: corrupción de empresarios, autoridades y ciudadanos Empresas e industria: ni quien las toque ¿Por qué si en los últimos diez años la Ciudad de México prácticamente no tuvo registros de contaminación ambiental graves, de la noche a la mañana se ha visto inmersa en la mayor crisis de polución de que se tenga memoria en los últimos tres lustros? -¿Qué responsabilidad le toca a cada uno de los actores políticos y sociales que habitamos esta mega urbe? ¿Qué hizo o qué dejaron de hacer los gobiernos metropolitanos? -Y los ciudadanos, los empresarios, y los productores ¿qué parte de responsabilidad nos corresponde? ¿De verdad, sólo el gobierno es responsable de la crisis actual por contaminación? La verdad es que no. La contaminación somos todos. Porque todos aportamos algo de lo que nos ha puesto en la dramática situación actual. Negarlo, es cerrar los ojos a una realidad en donde no basta una sola medida para solucionar este grave problema, que es de origen multifactorial. Y si la contaminación somos todos, la solución es un asunto, colectivo. Por Jaime Quintana Guerrero

Los autos de hoy: más del doble de los que había hace 10 años Para empezar, es preciso tener muy claro que, en la Ciudad de México, todos queremos ir en auto hasta por el pan. Entre la necesidad real para enfrentar un transporte público de pésima calidad, la inseguridad y la mala costumbre que nos ha llevado a dejar de caminar, los habitantes de la zona metropolitana de México, nos hemos convertido en usuarios consuetudinarios del automóvil. Una práctica es, el uso adictivo del automóvil, se sostiene fomentada por una política empresarial que cada día otorga mayores facilidades crediticias para adquirir un coche. Comprar un auto se ha hecho más fácil. Y ello ha sido para las autoridades una especie de alivio, pues en lugar de asumir una política de gobierno e invertir lo necesario para contar con una red de alta calidad de transporte público, les ha resultado más fácil que cada quien se traslade por su propios medios particulares, lo que ha dado pie a un crecimiento alarmante de los automotores particulares. Los datos sobre el incremento de automóviles en circulación en la Ciudad de México de los últimos años son contundentes, de acuerdo con el INEGI, tan sólo del 2005

Abril 2016 | Callejero

al 2013 se duplicó el número de automóviles registrados en el Valle de México, al pasar de 3.5 millones a 6.8 millones de vehículos. Sí, en sólo ocho años duplicamos el número de vehículos en circulación en la zona metropolitana. Algo sin duda monstruoso, con las consecuencias que hoy vemos tanto en términos de mayor contaminación, como de menor movilidad. Antes del 2005, el Valle de México había tardado 25 años en duplicar su parque vehicular particular. En 1980 había un millón 600 mil autos registrados en la zona metropolitana, aumentando a 3.5 millones en el 2005. Hoy, se calcula que en la zona metropolitana hay más de 8 millones de autos registrados, además de los vehículos que a diario entran de otros estados circunvecinos como Hidalgo, Puebla, Tlaxcala y Morelos, principalmente. Y sin embargo, lo grave aún está por comenzar, pues de seguir las actuales tendencias en la compra y uso del automóvil, el parque vehicular se duplicará de nuevo en los próximos seis años, lo que provocará que en el la zona metropolitana haya 15 millones de autos registrados. Y si alguien quiere dimensionar la gravedad de este asunto, vale la pena señalar que las vialidades de

la zona metropolitana, tienen actualmente una capacidad para que en ellas circulen hasta 19 millones de autos.

Más de 13 mil árboles derribados, tan sólo en los últimos tres años Poco se ha hablado de ello pero el derrumbe de árboles para obras viales o inmobiliarias ha sido un hecho dramático en los últimos años en la Ciudad de México. Algo que adquiere ya tintes de ecocidio y que bien pudiera ser parte sustancial de las causas para la contaminación actual. “En la conservación de suelos está cifrado el futuro de la Ciudad de México”, explica Majory González, bióloga de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). “Los parques son fundamentales para la salud de la población, deberíamos tener 9 metros cuadrados por habitante de áreas verdes, esto es muy importante para eliminar algunos contaminantes”. Tan solo en la gestión como jefe de gobierno de Miguel Ángel Mancera, se han derribado más de 10 mil árboles para obras públicas y desarrollos inmobiliarios, según datos de la Secretaria de Medio Ambiente (fuente: Infomex).

En dicho documento se menciona que el 25 de junio del 2013, se autorizó a la empresa Desarrollo Picacho el derribo de mil 218 árboles y retiro de 119 en el Boulevard Adolfo Ruiz Cortines, Colonia Jardines del Pedregal, en la delegación de Tlalpan. En cambio, la empresa pagó una compensación de 9 millones 412 mil 218 pesos y reintegró 46 mil 200 árboles. También se menciona que el 7 de agosto la empresa Televisa derribó mil 19 árboles en Santa Úrsula Coapa, en la delegación de Coyoacán, aportando una compensación de 10 millones 712 mil 599 pesos y cien árboles. E l 9 d e s e p t i e m b re 2 0 1 4 se autorizó, para la Fase 2 del deprimido Insurgentes-Mixcoac, el derribo de 855 árboles y el pago de 4 millones 684 mil pesos de compensación. En el 2013, con la modificación a la Ley de Podas en la Ciudad de México, se abrió la puerta para el derribo de árboles, explica Marjory González, las constructoras derriban la cantidad de árboles que quieran y pagan una compensación, y con eso ya no existe ningún problema. A ello hay que sumar lo ocurrido en Tlalpan. Uno de los casos más graves es el derribo de árboles en el Viaducto Tlalpan para la construcción del segundo piso,


ta da Po r

7

Adolfo Vladimir / Cuartoscuro.com

que desembocará en la salida de la carretera a Cuernavaca: ahí se han derribado más de 3 mil árboles en el último año y no se ha repuesto ni uno sólo debido a que las obras aún no terminan. Es decir, se privilegian calles y centros comerciales, eliminar espacios verdes se resuelve con el pago de multas o compensaciones, concluye la bióloga. En cada caso, el interés económico (de la empresa que se apropia del territorio para fines comerciales, o de las instituciones que cobran la sanción) prevalece sobre el cuidado y la conservación de los recursos naturales.

Tiraderos de basura: contaminación igual a la de millones de autos D e a c u e rd o co n u n e s tu d i o del Programa Nacional para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, dependiente de la Secretaría del Medio Ambiente federal, en el Bordo Poniente de la Ciudad de México se almacenan a c tu a l m e n te 7 4 m i l l o n e s d e toneladas de basura, que emiten una contaminación por dióxido de carbono igual a la que producen a diario un millón de autos que circulan en la CDMX. El Bordo Poniente fue durante años el tiradero de basura más grande del mundo, y fue cerrado hace cuatro años, entregándosele en concesión por 25 años para la explotación de gas metano a l co n s o rc i o B M L M X Po w e r C o m pa n y S A P I . E s a e m p re s a se responsabilizaría del relleno

sanitario y el gobierno invirtió 316 millones a fondo perdido. A la fecha, la empresa no ha cumplido, y ni el gobierno federal, ni el gobierno de la CDMX, han terminado por tomar en sus manos la solución de este gran foco de contaminación.

Se ha invertido más en segundos pisos que en transporte público La contaminación en la Zona Metropolitana del Valle de México se debe a una conjunción de factores, entre ellos, destacan la mayor concentración poblacional del país y la falta de planificación urbana. Pero también, a que los recursos públicos invertidos en la Ciudad y en el Estado de México en las últimas tres décadas, se han destinado a favorecer la movilidad del transporte particular y del transporte de carga motorizado, en lugar de financiar la infraestructura para un transporte público de calidad. Ernesto Carmona, politólogo y especialista en transporte y medio ambiente de la Ciudad de México, señala, que la crisis actual no se resolverá en 15 días con una sola medida. “En semanas pasadas, hemos escuchado que el programa Hoy No Circula (HNC) es el único mecanismo para disminuir la emisión de contaminantes en la Zona Metropolitana del Valle de México. Sin embargo, este programa genera un beneficio momentáneo, en los siguientes días habrá una reducción de contaminantes, pero no puede generar un beneficio a

largo plazo. Esto ya pasó hace 25 años cuando se inventó el programa Hoy No Circula”. Tanto Carmona como Majory González, concuerdan en que las políticas públicas se han dejado en manos de empresas privadas que privilegian el dinero y la ganancia. Existe una mezcla de intereses entre lo público y lo privado, entre la corrupción, la impunidad y el clientelismo, que han sumido a la Ciudad de México en la peor de las crisis ambientales registrada en años recientes. Ernesto Carmona se pregunta: ¿Por qué se privilegió la construcción del segundo piso? ¿por qué se vuelve privado? La movilidad en la ciudad genera la congestión, explica el estudioso ambiental; “combatir la contaminación es una cosa, combatir la congestión implica otros procedimientos. La congestión tiene que ver con el problema de los traslados, que ha sido la preocupación de tres sexenios en la ciudad de México. Construyeron segundos pisos, vías rápidas que facilitan la movilidad para el automóvil y agudizan el problema ambiental”. “Todo esto tiene que ver con la movilidad de las personas, ya que transitan diariamente entre la Ciudad y el Estado de México, casi 7 millones de automóviles particulares. Éstos corresponden apenas al 20 por ciento de la población, y sin embargo, siendo apenas una quinta parte de la población, ese 20 por ciento se beneficia del 60 por ciento de la inversión pública, la cual se destina

a vialidades”, menciona la bióloga Marjory. Además, los segundos pisos, que se construyeron durante las administraciones de López Obrador y de Marcelo Ebrard, provocaron el fenómeno llamado “trafico inducido”, señala González. Esto consiste en el incremento del tráfico vehicular que sigue a la apertura de una nue va vialidad; aunque ésta disminuya m o m e n tá n e a m e n t e l a c a r g a vehicular en las rutas tradicionales, la nueva opción, aparentemente más rápida, obliga sin embargo a los automovilistas a recorrer tramos más largos para alcanzar las salidas y utilizar la vía, como demuestra la investigación Tráfico inducido en México: contribuciones al debate e implicaciones de política pública, publicada en 2006 por Luis Miguel Galindo, David Ricardo Heres y Luis Sánchez (UNAM). Se crearon vialidades rápidas, como dobles pisos de cuota para un pequeño número de usuarios. En la administración de Mancera, la inversión disminuyó con respecto a las otras administraciones. Zonas pensadas como exclusivas y para personas de alto ingresos, como Santa Fe, están colapsadas y, a causa del tráfico inducido, padecen altos niveles de contaminación.

Empresas e industria, otro foco de contaminación Aunque la atención relacionada con la crisis ambiental capitalina se enfoca en la contaminación producida por los autos particulares,

Callejero | Abril 2016


r Po da ta

8

es necesario esclarecer el impacto contaminante de la producción industrial. Según Carmona, el 80% de los gases de efecto invernadero en la ciudad, son provocados por el transporte de carga y la industria. “Se sabe que las partículas suspendidas y otros tóxicos son producidos en mayor cantidad por la industria y los tractocamiones, los cuales no serán afectados por la señalada contingencia”. Los parques industriales de la Ciudad y el Estado de México constituyen una de las zonas económicamente más importantes del país, ya que producen alrededor del 25% del Producto Interno Bruto Nacional, según datos del 2011 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía y Estadística. “La contaminación más fuerte se está produciendo en el Estado de México, pero por la industria y el patrón de vientos que existen en esa región hace que esos contaminantes ingresen a la Ciudad de México”, advierte Marjory González.

Corrupción: otra fuente más de contaminación Si bien el programa Hoy No Circula fue concebido para disminuir el uso de coches viejos y contaminantes, el mecanismo se prestó para fomentar la corrupción en los Verificentros, ya que una “mordida” a los empleados permite obtener fácilmente la verificación hasta de los autos en las peores condiciones. La parte más clara y notoria de esta corrupción permite que 600 mil micros, combis y camiones concesionados para el transporte público de pasajeros y carga pase la verificación con mordida pues se trata de unidades viejas y en mal estado. Sí, ¡600 mil unidades súper contaminantes!, que circulan única y exclusivamente por la gracia de la corrupción. Además, claro está, de los miles de autos particulares que pasan la verificación por la misma vía de la mordida.

Algunas propuestas de solución Asumir y establecer, de manera urgente, una verdadera política para la creación de una red de transporte público de calidad. Mientras esto no se haga, el automóvil seguirá siendo visto como la solución para la movilidad de los habitantes. Poner en marcha una amplia política de reforestación y ampliación de los espacios verdes. Establecer efectivos sistema anticorrupción en verificentros y normas más estrictas para otorgar el permiso de circulación a todos los vehículos, ya sean particulares u oficiales. Desarrollar un programa que dé solución al problema de los automóviles estacionados en las calles y avenidas de la CDMX. Ello permitirá recuperar para la circulación más del 50 por ciento de las actuales vialidades capitalinas. Poner fin a la corrupción y a la impunidad que permite el funcionamiento de empresas e industrias contaminantes. Analizar la reformulación del Hoy No Circula con la posibilidad de limitar a un número determinado el parque vehicular que pueda circular en la zona metropolitana. Invertir en el cierre de tiraderos contaminantes. Tomar medidas coordinadas entre la CDMX y los estados vecinos.

||Si el “Hoy no circula” es la respuesta, ¿cuál es la pregunta? Por: José D.T. Paganelli A mediados del mes de marzo y a raíz de la repetida comprobación de una mala calidad del aire en la Ciudad de México, el Gobierno de la CDMX, a través de la Secretaría de Medio Ambiente, “desempolvó” el programa “Hoy no circula”, que rigió durante más de dos décadas y fue suspendido a partir de un amparo judicial, en junio de 2015. La actual versión del programa, sin embargo, es más estricta puesto que se aplica a todos los automóviles independientemente de su modelo. La suspensión, por vía judicial, del Programa “Hoy no circula” ha sido costosa. La calidad del aire en la Ciudad de México ha empeorado en los últimos años. El número de días en que la polución excede los niveles aceptables ha ido en

Índice de calidad del aire

aumento y el problema se agrava especialmente en primavera, que es la estación del año más cálida y seca en la ciudad. La medición de la Calidad del aire en la Zona Metropolitana del Valle de México se hace a través del Índice Metropolitano de la Calidad del Aire, más conocido como IMECA. Este índice se calcula empleando los promedios horarios de la medición de los siguientes contaminantes: Ozono (O3), dióxido de azufre (SO2), dióxido de nitrógeno (NO2), monóxido de carbono (CO) y partículas menores a 10 micrómetros (PM10).

Nivel de polución

Afectaciones para la salud

0-50

Bueno

Calidad del aire satisfactoria. Polución mínima sin riesgos para la salud

51-100

Moderado

Calidad del aire aceptable. Ciertos contaminantes pueden generar efectos en grupos muy sencibles

101-150

Insalubre para grupos sencibles

Los grupos sensibles a la contaminación verán afectada su salud

151-200

Insalubre

Todos experimentarán efectos negativos por la contaminación, siendo especialmente riesgoso para los grupos sencibles

201-300

Muy insalubre

Afectaciones para toda la población y alerta sanitaria para grupos sensibles

300 +

Peligroso

Alerta sanitaria para toda la población

Fuente: Agencia de protección del medioambiente de Estados Unidos (US EPA)

Abril 2016 | Callejero


ta da Po r

9

Armando Monroy / Cuartoscuro.com

En México, las enfermedades respiratorias representan la cuarta causa de muertes. Si bien no es posible atribuir estos decesos exclusivamente a los problemas de contaminación en el ambiente, sí es cierto que la calidad del aire que respiramos los capitalinos es un elemento que lejos de neutralizar, agrava estos padecimientos. Un estudio del Instituto Mexicano de la Competitividad es contundente, al presentar la relación entre exposición a contaminantes atmosféricos e incidencia de enfermedades respiratorias y cardiovasculares, especialmente para segmentos vulnerables de la población. Las niñas y niños, por ejemplo, pasan más tiempo al aire libre que los adultos y respiran más rápido que éstos, lo que potencialmente los expone a mayores concentraciones de contaminantes atmosféricos en el exterior, como es el del tránsito. Tal exposición puede comenzar antes de que el sistema inmunológico y los pulmones de los infantes estén desarrollados por completo, lo que sugiere que sus respuestas difieren de las de los adultos. Si además de ello, sobreestimamos la calidad del aire con una medición que no pondera los contaminantes de acuerdo al nivel de riesgo, estamos frente a un problema cuya gravedad ni siquiera somos capaces de reconocer. La crisis del problema llevó al Gobierno de la CDMX a implementar una versión más estricta del Programa “Hoy no circula”. Adicionalmente, disminuyó el precio del transporte público. A través de estas respuestas, el gobierno de la ciudad identifica a los automovilistas como el grupo social causante del problema a resolver. Su hipótesis es que el nivel de emisiones de gases de efecto invernadero disminuirá significativamente si prohibimos el uso del auto particular, para todos los modelos, al menos una vez a la semana. Ahora bien: ¿Es suficiente por sí misma, o debe formar parte de un paquete más amplio de medidas? Si analizamos la definición del problema realizada por especialistas en la materia, notamos algunos matices. De acuerdo con el testimonio de los investigadores del Centro Mario Molina: “en el Valle de México, el problema de la contaminación atmosférica es complejo. Ocurre por la combinación de múltiples causas, y no existen medidas únicas o soluciones ‘mágicas’ para resolverlo. Las características orográficas ejercen una función determinante en la calidad del aire, al localizarse la CDMX en una cuenca cerrada, rodeada por una cadena montañosa, que dificultan la circulación del viento y la dispersión de contaminantes”. Si el problema es complejo, y tiene diversas causas, difícilmente entonces pueda resolverse con una sola medida. En primer lugar, el programa solo modifica comportamientos en el corto plazo y como resultado de la amenaza de sanción. Aquellos que dejan de usar el carro el día que les toca, no mantienen esa conducta cuando están habilitados, por lo que no es esperable que esa conducta (que el gobierno quiere cambiar) se modifique de manera permanente. En segundo término, disminuir el precio del transporte público no aumenta el incentivo de quienes habitualmente utilizan su

coche para movilizarse en transporte colectivo. Quienes dejan su carro guardado tienden a viajar en taxi o en Uber, cuya oferta es insuficiente frente a un aumento extraordinario de la demanda. Ello ocurrió el miércoles 6 de abril, cuando fue implementado por primera vez en el año el “doble Hoy no circula” y derivó en comportamientos abusivos por parte de la empresa de taxis privados, lo que obligó al Jefe de Gobierno a intervenir, nuevamente, de forma espasmódica y poco sistemática. Lograr que la gente deje de usar su coche requiere de la existencia de una alternativa más atractiva. En tal sentido, mejorar las condiciones de rapidez, comodidad y confiabilidad del transporte público resulta esencial. No se trata sólo de adecuar la tecnología de los camiones y peseros para disminuir emisiones, sino de crear las condiciones que hagan posible que viajar en un transporte colectivo sea más rápido e igual de seguro que un auto privado. Una segunda medida que tendría efectos inmediatos sobre la disminución del uso del automóvil, sería modificar la política de otorgamiento de licencias para circular en la ciudad. En ese sentido, el “Hoy no circula” podría complementarse con el “Si sabe, circula”. Este programa consistiría en la instalación de un sistema público de otorgamiento de licencias que sean accesibles sólo para quienes acrediten conocimientos suficientes de manejo, y especialmente de educación vial. México es uno de los pocos lugares del mundo, donde el otorgamiento de la licencia es un mero trámite administrativo, y donde no es necesario acreditar conocimientos para manejar un auto. En el mundo desarrollado, es tan difícil obtener la licencia y tan bueno el transporte público que ambos elementos desincentivan asumir el costo que implica manejar un auto propio. Si se requiere acreditar conocimientos casi para cualquier actividad humana, por qué habría de ser diferente en el caso del manejo de un automóvil. Como un efecto indirecto, disminuirían los accidentes viales, las muertes y afecciones a la salud derivadas de ellas. Para finalizar, desincentivar el uso del automóvil dado su efecto negativo sobre la calidad del aire en la Ciudad de México y los problemas que acarrea, obliga a un cambio en el enfoque del problema. Implica derribar barreras culturales y de clase, además de la creación de capacidades de monitoreo y sanción por parte de la autoridad. Dicha propuesta, a su vez, excede la discusión en torno al trasporte y a las tecnologías limpias. Incluye debates en torno a las necesidades y estrategias de movilidad, así como a los mecanismos para disminuir las primeras y ampliar las segundas. Ampliar las posibilidades de trabajar menos días o hacerlo desde la casa, dada las potencialidades de las tecnologías de información y comunicación, permitiendo, además, una mayor conciliación de las actividades laborales y familiares. Se requiere de visiones novedosas y amplias de criterio. Las viejas recetas no nos van a servir de mucho.

Callejero | Abril 2016


Ci d

a ud

10

Hacia La Constitución de la Ciudad de México

||Pueblos comunitarios: la voz de los marginados Patricia Morales / Cuartoscuro.com

Antes que los integrantes de la Comisión Redactora de la nueva Constitución de la Ciudad de México inicien sus funciones, la gente de los Pueblos Originarios tienen mucho que aportar. Al igual que las comunidades indígenas -donde encuentran su raíz identitaria-, han sido ignorados y discriminados, a pesar de que habitan en el 48 por ciento del territorio de esta ciudad. Sin ellos, y sin derechos para ellos, la Constitución de la CDMX nunca será una verdadera Constitución. Por Julio Ayala

Estanislao García Olivos es subcoordinador de la Representación Comunal de Villa Milpa Alta. No es el representante de todos los pueblos originarios, pero su voz es la de uno de ellos. Y por eso, sin duda, hay que atenderla: Como Representación Comunal no estamos de acuerdo con la Constituyente cómo ha estado planteada hasta ahora. Por principio, viola una serie de derechos de los pueblos. El artículo segundo constitucional dice que nuestro país es pluriétnico, plurinacional, y en la convocatoria nunca hacen mención de esa situación. Los pueblos tenemos un origen prehispánico y somos dueños del 48 y fracción del territorio de la CDMX y no hemos sido tomados en cuenta. Consideramos al Constituyente antidemocrático porque no se está tomando en cuenta a los Pueblos Originarios, ni a las minorías que existen en la ciudad. Hay minorías de migrantes de los diferentes grupos étnicos del país, así como migrantes trasnacionales. Pero lo más grave es que los pueblos, dueños del territorio, no son tomados en cuenta. ¿Qué facultades se otorgan los partidos al asignarse un porcentaje de participación en el Constituyente? ¿Qué facultades tienen el presidente Peña y Mancera para asignarse de mutuo acuerdo, también, un grupo de constituyentes? ¿O la Cámara de Senadores o la Cámara de Diputados cuando ya tienen una

Abril 2016 | Callejero

representación debidamente constituida a través de elecciones? Entonces lo que han hecho es un mazacote de gente que va a preparar el constituyente pero sin un peso real de la población de la CDMX. Y los diputados independientes tienen una cuota de firmas muy alta para lograr el registro que no pueden competir con los grupos partidarios. No es casual que el nombre de la Ciudad de México se empiece a manejar desde prácticamente la entrada de Mancera al gobierno del Distrito Federal. Ya desde hace tiempo que se peleó la creación de un estado, el Estado de Anáhuac, que creo que engloba más el origen del D.F., pero no se tomó esa propuesta. Ese nombre de la Ciudad de México no abarca a toda la población de lo que fue el Distrito Federal, nosotros cuando vamos a la CDMX, no decimos vamos al Distrito Federal, vamos al centro, a la Ciudad de México, porque tampoco somos chilangos, los chilangos son toda la gente que ha venido a poblar el Distrito Federal de diferentes orígenes y que han ocupado parte de los pueblos históricos que existieron en este Valle de Anáhuac. Los pueblos prehispánicos que quedaron borrados dentro de la CDMX, muchos de ellos aún conservan tradiciones. En el pueblo de la Candelaria aún se siguen haciendo festividades de tipo religioso con mayordomías en el centro de Coyoacán. En San An-

drés Tetepilco, que es otra población prehispánica, se siguen haciendo sus fiestas tradicionales. Mexicaltzingo, en Iztapalapa; Santa Anita, en Iztacalco, y así si vemos muchas delegaciones como Tlalpan, Magdalena Contreras, Xochimilco, Tláhuac, Milpa Alta, todavía en su interior de estas delegaciones, hay pueblos que han perdido territorio, pero no han perdido sus tradiciones y costumbres y no son chilangos, son Pueblos Originarios. Esas son algunas razones por las cuáles, nosotros nos oponemos a esa situación de crear un Constituyente para definir lo que es la Ciudad de México. Muchos de estos pueblos participamos en la defensa de la Gran Tenochtitlan, algunos formamos parte de la Triple Alianza con Tetzcoco (castellanizado como Texcoco) de filiación acolhua, y Tlacopan de tradición otomiana, éramos aliados de una u otra forma y existían rasgos de parentesco entre los pueblos. La mal llamada conquista vino a romper esa cohesión de Pueblos Originarios; sin embargo, los españoles en un momento dado tuvieron que reconocer la existencia de estos pueblos y en algunos casos se les otorgó, en mercedes reales, el reconocimiento de sus títulos primordiales. En el proceso de la Reforma, con la desamortización de los bienes eclesiásticos, se dio pie a que particulares y familias empezaran a apropiar de territorios de los pueblos, que estos territorios se recuperan en


d ud a Ci

11

la Revolución Mexicana a través de ejidos. La dotación de ejidos es reconocer que los pueblos no tenían territorio, que el gobierno le cede en concesión con el ejido. En el caso de los Pueblos Originarios, que tienen mercedes reales y títulos primordiales, no fue una concesión del Estado, fue un reconocimiento a la existencia de estos pueblos. Y la confirmación y titulación de esas propiedades es en reconocimiento de que estos territorios son de los pueblos. Es reconocer la existencia de los pueblos, una cosa diferente con la cuestión ejidal, donde el Estado dota territorios a los pueblos que fueron arrebatados en la categoría de ejidos. Entonces, hay una serie de contradicciones: dicen que todo el territorio nacional es del Estado y que éste la da en concesión a través del ejido, a través del reconocimiento de pequeñas propiedades -entre comillas-, y nuevos centros de población y reconocimiento y titulación confirmación de los Pueblos Originarios en propiedad comunal. En ese sentido, nosotros hemos pasado diferentes etapas históricas del país con el reconocimiento de nuestros territorios y se han respetado. Por eso no vemos cómo la nueva constituyente quiera enmarcar la situación de estos pueblos. Cumplimos dos requisitos fundamentales, como núcleos agrarios: estamos amparados en la Ley Agraria, en el artículo 127 constitucional y como Pueblos Originarios, que es un reconocimiento reciente. Esto no es casual, sino por medio de las luchas indígenas que se dieron hace 20 años con el levantamiento zapatista, sobre todo en las pláticas de San Andrés donde se exigía la autonomía de los pueblos indios. Nosotros como parte de esos pueblos indios, participamos en esos acuerdos de San Andrés, y la traición a esos acuerdos, encabezada por Fox, Bartlet y Jesús Ortega, fue una bofetada a los pueblos indios porque no se retomaron los acuerdos firmados por el Estado y los pueblos indios, sino que hicieron una manipulación. Se reconocieron, sí, algunos derechos que están plasmados en el artículo segundo constitucional, pero no era lo que se planteaba en los acuerdos de San Andrés… A pesar de las miles de personas que se movilizaron a lo largo y ancho del país, y que inclusive se llegase a la Cámara de Diputados exigiendo que se cumplan estos acuerdos, no lograron que se cumpliera su objetivo, que es el reconocimiento de los pueblos a través de los acuerdos de San Andrés. Y ante esta situación, como pueblos indios, no nos queda más que seguir oponiéndonos y exigiendo que se consagren los derechos que ya han sido expuestos en los Acuerdos de San Andrés. Sabemos que no hay una independencia entre el poder ejecutivo, legislativo y judicial, aquí el legislativo se sujeta a los dictados del presidente, salvo, algunos diputados que ocasionalmente en cuestiones excepcionales gritan y alzan la voz en la Cámara de Diputados o en la Cámara de Senadores, pero son aplastados por la mayoría priista en alianza con el PAN y los partidos paleros. Entonces, lo que exigimos es eso: que se respeten nuestros derechos históricos. No podemos esperar que el poder judicial reconozca nuestro amparo, pero si vamos a tratar de llegar a las cortes internacionales para que, si no aceptan el amparo para que se reconozcan nuestros derechos, por lo menos habremos desenmascarado las políticas absurdas de Peña Nieto.

...lo más grave es que los pueblos, dueños del territorio (48%), no son tomados en cuenta".

Callejero | Abril 2016


Ci d

a ud

12

Los niños que nada tienen que festejar este mes

||¡Los olvidados de abril: niños sin amor, sin protección, sin esperanza..! Para miles, millones de infantes, el Día del Niño que este mes de abril se festeja en México y en el mundo, no significará nada. Ellos no tendrán nada que celebrar. La pasarán ahí, entre el destino triste que la vida les ha dado y el olvido de una sociedad que no les da respuestas a sus necesidades. Niños con discapacidades y abandonados en casas hogar; niños delincuentes, sicarios incluso; niños de la calle; niños-empleados-trabajadores; niños adictos. La lista es larga y las políticas públicas para ellos prácticamente nulas. Cinco historias nos permiten recordar que ahí están, a la espera, no de que alguien les festeje el Día del Niño, sino de apoyos verdaderamente efectivos para recuperar algo que hasta hoy no conocen: la esperanza.

Por Diana Hernández, Ezra Alcázar, Julio Ayala y César García

Guillermo Álvarez de Siberio: “No somos ratas” Mi nombre es Guillermo Álvarez de Siberio, tengo 22 años y aquí es mi casa (señala hacia debajo del puente de Taxqueña), ellos son mi familia, ellos son mi verdadera familia. Desde que tengo uso de razón siempre estuve en Casas hogares, siempre he estado en estos ambientes, Casas hogares, Aldeas infantiles, Casa Alianza, hasta que me salí de todas ellas. Llevo 10 años en la calle. Este siempre ha sido mi punto, aunque he estado en otros lugares, siempre regreso porque me gusta. Yo creo que muchas veces es mejor estar aquí que en esos lugares. No sufrimos de maltrato ni discriminación, las personas que nos han cuidado en esos lugares, siempre son bien gandayas. Aquí nos ayudamos mutuamente: nos podrás ver así y que la banda se ande drogando, pero mutuamente nos ayudamos. Gracias a Dios terminé mi primaria y ahorita estoy estudiando mi secundaria, yo siempre he dicho que no hay nada imposible, el vivir en la calle no significa que no puedas salir adelante buscando tus medios y es lo que he hecho. No tengo idea de terminar una universidad, pero por lo menos la prepa si la termino. Digo no terminar la universidad porque se me hace imposible porque la carrera que quiero cuesta mucho, me gustaría estudiar gastronomía, necesito conseguirme un padrino, jajaja… a mí siempre me ha gustado la cocina, a pesar de que me han hecho bullying en los lugares en los que he estado porque dicen que es para niñas y no para niños, pero yo les he dicho que no me importa, a mí me gusta y, algún día no muy lejano, voy a ser uno de los mejores chefs de mi país. Aquí vivimos como unos veinte, éramos más, pero después de que pasó lo de Axel, que lo mataron, algunos se fueron por miedo, decían que la debía, aunque nosotros nunca nos enteramos de lo que hacía y de dónde andaba; y después, el domingo pasado quemaron todo lo que teníamos, nos dejaron sin nada; pero así es la vida, aquí nos la tenemos que rifar, ante todo con el respeto, porque, así como nos ves, no somos ratas.

Abril 2016 | Callejero

Isaac, otro hijo que Dios no protegió Isaac era un buen chico, siempre se mantuvo al margen de la realidad debido a su formación como mormón, siempre se trató de alejar de lo mundano debido a su preparación. Hijo de una familia de escasos recursos, más allá de querer obtener un título universitario, su objetivo en la vida era convertirse en un misionero de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y compartir la palabra de Dios en cualquier lugar al que lo mandaran. Sin embargo, Isaac no pudo realizar su sueño, hoy está excomulgado de la iglesia y trabaja como bailarín en fiestas y antros. Procura no llamar la atención, teme del narco y de la justicia. Desde hace varios años el municipio de Chalco en el Estado de México ha estado en disputa entre Los Caballeros Templarios, Los Zetas, La Familia Michoacana, el Cártel de Jalisco Nueva Generación y los remanentes de la organización de los hermanos Beltrán Leyva, todos trabajan ahí. Los amigos de Isaac de la primaria y secundaria son narcos o han muerto a causa de él. Sin embargo, él estuvo protegido hasta que su padre dejó de ser el obispo de la iglesia. Ahí comenzaron los infortunios: la violación de su hermana en su misma casa, las constantes amenazas contra su familia y el absoluto desapego de su padre de la realidad y sus responsabilidades como padre, obligaron a Isaac a trabajar para el narco por miedo. Empezó haciendo de mensajero, luego informante, vendedor, incluso asesino a sueldo. Primero una motocicleta, un auto, celulares inteligentes y hasta escapadas repentinas, llamaron la atención de la familia de ese chico que cada domingo se ponía camisa blanca y corbata para compartir las palabras de Cristo. En un empacho de culpa, Isaac confesó ante su familia, lo llevaron a la iglesia y ésta decidió excomulgarlo, cancelar sus papeles como misionero de la iglesia y no readmitirlo hasta confesarse a la ley y redimir sus pecados. Como la Iglesia no puede denunciar a Isaac ante la ley, la recomendación fue que él lo haga. Isaac vive ahora escondido, sin la iglesia que le dio la espalda, con temor de que narcos o policías lleguen por él. Isaac es hoy un hijo más que Dios no protegió, escondido de todos, no tiene nada que celebrar.


d ud a Ci

13

Juan Carlos cambió los juguetes por el alcohol Juan Carlos es un niño alcohólico. Hace año y medio llegó al Centro para el Tratamiento de las Adicciones Celia Meneses Rojas, en Xochimilco, para su desintoxicación. A los once años empezó a jugar con el alcohol y las drogas como la mariguana y anfetaminas, aunque confiesa que no le gustaron. Su padre también fue adicto, propinaba duras golpizas a su madre y juntos llegaban al estado de ebriedad, era el conflicto permanente sobre quién debía criarlo y en qué estado. Desde la primaria, Juan Carlos se dedicó a beber, y hoy siendo niño-adolescente, ha perdido también todo, incluso a sus primeros amores “porque tomaba muchísimo”. Del día del niño le quedan ya muy pocos recuerdos, sólo los dulces que le regalaba su mamá; y las fiestas familiares que terminaban en borracheras. Para pasar el rato, trabajó como albañil y cortinero, pero ahí también encontró la complacencia de una sociedad que promueve el consumo del alcohol a edades tempranas. No había una jornada de trabajo en la que “el maestro” no le pidiera unas caguamas al final del día. Según datos de la Encuesta de Adicciones del Distrito Federal en materia de alcohol, realizada en 2006, 171 mil 250 niños de entre 12 y 17 años eran bebedores, un 37 por ciento de la población encuestada en ese rango de edad. El programa seguido por el centro de tratamiento, al que llegó Juan Carlos, basa sus principios en distintos tipos de terapia y actividades lúdicas, culturales y algunos de las que se llevan a cabo en Alcohólicos Anónimos. Su padrino y tocayo, Juan, también comenzó a beber desde niño pero ha logrado mantenerse durante diez años. Él dice que los problemas que tienen los alcohólicos nacen de la codependencia con familiares, de la carga de responsabilidades a edades mínimas, o la sobreprotección de padres y familiares. Él pasó desde sus 15 años hasta sus treinta y tantos bebiendo; a diferencia de Juan Carlos, no pudo recuperarse en menos tiempo por tantos años perdidos. Si bien Juan Carlos ya no puede rescatar la infancia que le fue arrebatada por el alcohol y tampoco todos los días del niño que no festejó, sí puede dibujar un destino para su nueva vida.

Cortar el aguacate: las manos son de un niño Apenas a sus once años, Emmanuel viaja todos los fines de semana desde el estado de Puebla hasta la Ciudad de México para realizar su trabajo: vender aguacate y guacamole en mercados sobre ruedas. Con sus manos, corta los aguacates por la mitad y vacía el contenido en vasos de plástico en los que previamente hay una mezcla de chiles, cebollas y ajo; en ocasiones, se encarga de recibir el dinero y dar el cambio de los marchantes que acuden a su puesto. Por los dos días de jornada laboral que tiene, su padre le paga 200 pesos más lo que necesite para sus estudios. “Me gusta mi trabajo –dice- porque puedo ayudarle a mi papá y a mi mamá con los gastos de la casa”. Aunque Emmanuel y su padre no sean quienes cultivan los aguacates, sino que sólo los compran y los venden, él está dentro del 26% de niñas y niños que realizan actividad laboral en el sector comercio. Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en 2013, en México, había aproximadamente 2.5 millones de niños, niñas y adolescentes de 5 a 17 años que realizaban alguna actividad económica, y de los cuales 67% son hombres y 33% son mujeres. En la primaria, su materia favorita son las ciencias naturales, quizá, por eso corta el aguacate con ese ahínco y examina el hueso como esperando que de esa semilla crezca un nuevo árbol. Del día del niño, lo que más le gusta a Emmanuel son los festivales que hacen en su escuela porque entre todos se cooperan y llevan comida, aunque sus padres jamás le han hecho un regalo que él recuerde. En su sonrisa se nota: él quiere festejar un día del niño sin tener que trabajar. La historia es la misma para Estela y Erika, de 17 y 13 años respectivamente. Aunque ambas estudian, pasan sus fines de semana ayudando a sus padres y a sus tres hermanos pequeños a juntar dinero con la venta de ajos y cerillos. Pero ellas, a diferencia de Emmanuel, no reciben una paga por ese trabajo, sólo la convicción de que se siente bien ayudar a sus papás, originarios de Milpa Alta.

César, Juan y Rafa: Siguen siendo niños y siempre lo van a ser César padece parálisis cerebral. Es un chico de cama que tiene espasticidad, una alteración caracterizada por una pérdida del balance entre la contracción y relajación de los músculos que lleva a un estado de rigidez. No tiene lenguaje, sin embargo es mentalmente lúcido; entiende perfectamente. César está muy enojado porque está atrapado en un cuerpo que no le responde. Tiene 8 años viviendo en el Hogar, desde que lo llevó una vecina, ya que su mamá migró a los Estados Unidos. Juan es considerado un niño medio funcional, tiene 7 años y fue abandonado a los 15 días de nacido en la vía pública, por ello adquirió enfermedades graves. Duró meses hospitalizado. “Juan –Dice Rocio- es un guerrero”. Cuando llegó al Hogar tenía un grado de discapacidad severo, con la rehabilitación ahora puede caminar y su lenguaje es de 5 palabras. Rafa tiene parálisis cerebral, si bien es considerado un chico funcional, tiene capacidades independientes; puede comer, ir al baño, vestirse, lenguaje medio. Tiene 9 años viviendo en el Hogar. Cuando llegó, tuvo depresión severa debido a que en su anterior casa tenía a un compañero que adoptó como hermano –Abel-. Pasaron 3 años para que Rafa pudiera recuperarse, pero ahora tiene habilidades en los deportes y en las artes. Rafa es uno de los chicos del Hogar que puede laborar, pinta en vitral y en madera, lo llevan dos días de la semana a la casa Industrias de Buena Voluntad I.A.P. y le pagan $300.00 al mes; él decide qué tenis se va a comprar. Rocío Aguirre, directora del Hogar de Nuestra Señora de la Consolidación para Niños Incurables, que es una Institución de Asistencia Privada (I.A.P.) explica que reciben a niños de hasta 15 años de edad con discapacidad intelectual; con daño neurológico severo y en situación de abandono. Ofrecen atención médica, alimentación, hospedaje y rehabilitación. La capacidad de la casa hogar es para 60 personas, pero ahora atienden a 55, ya que los donativos no les permiten cubrir los gastos de manutención. Las edades oscilan entre 7 y 60 años. Rocío afirma que “el cómo se sienten depende de ellos, no dependen del exterior”. Enfatiza que ésta es una población abandonada, que no es prioridad para ningún gobierno, lo que reciben prácticamente no es nada. En promedio cada niño tiene un costo de $13,500.00 mensuales.

Callejero | Abril 2016


Ci d

a ud

14

Diego Simón Sánchez / Cuartoscuro.com

Cumple seis años la Brigada para Leer en Libertad

||Paloma Saiz, Paco Taibo II y su fascinante historia para hacer que la gente lea El Gobierno del D.F. la corrió hace 6 años; hoy son los principales promotores de la lectura en México. Por Ezra Alcázar

Paloma Saiz -¿Por qué surge la Brigada Para Leer en Libertad? Surge cuando tenemos broncas con la Secretaría de Cultura del Distrito Federal y nos “invitan” a irnos. Éramos unas diez o quince personas convencidas de que el fomento a la lectura que estábamos haciendo verdaderamente funcionaba, que teníamos programas exitosos, y que de repente nos veíamos echados a la calle absurdamente. Se nos ocurrió hacer una Asociación Civil. Y sinceramente, no le veíamos demasiado futuro porque no teníamos un centavo. Y aunque teníamos broncas con la Secretaría de Cultura del D.F., empezamos a hacer cosas con otras secretarías y delegaciones, además de contar con el apoyo de la Fundación Rosa Luxemburgo. Hoy, la Brigada ha llegado ya a los seis años de vida, con más de 100 títulos publicados y cientos de miles de libros regalados. -Y de todos estos programas que han hecho hasta ahora, ¿cuál te parece que ha sido el más exitoso, o que ha tenido más impacto en la difusión de la lectura? De más impacto, yo te podría decir que fue “Para Leer de Boleto en el Metro”. Estamos hablando de 250 mil ejemplares. Pero yo creo que todos los programas que hemos tenido han sido exitosos. Ade-

Abril 2016 | Callejero

más, mucha gente nos pide asesorías y replicar lo que hace la Brigada, tanto en el interior de la República como en otros países. -¿No crees que desde 2011 los actos de la Brigada se han hecho mucho más políticos que literarios? Fíjate que desde que nació la Brigada tuvo esa inclinación política. Porque el fomento a la lectura y la recuperación de la memoria histórica, que es un poco lo que tratamos de hacer con la Brigada, nos hacer pensar en que si queremos que haya más lectores y más gente que conozca su historia, es porque pensamos que este país debe cambiar. Lo que estamos haciendo es darle herramientas a los ciudadanos para que puedan tener opiniones propias, para que puedan tener suficientes armas para defenderse. Creo que en México, afortunadamente, la gente se está politizando, se está hartando de la situación, está tomando conciencia y está saliendo a la calle; nosotros también lo hemos reflejado. -¿Qué diferencias hay entre trabajar por el fomento a la lectura en una Asociación Civil a una Secretaría de Cultura? Hemos ganado una libertad impresionante. No estás atado a todos los asuntos burocráticos a los que te obligaban dentro de una secretaría. Sin embargo, estoy convencida que el fomento a la lectura

tiene que ser una tarea de Estado. Creo que el Estado tiene la obligación de hacer un gran programa de fomento a la lectura, un programa global que abarque a toda la sociedad, pero no lo hace. El Estado no está dispuesto a proveer lo necesario porque no quiere que la gente lea, el Estado no quiere que la gente sepa más. -¿Crees en realidad que el Estado no quiere que la gente lea? Quizá no lo dice abiertamente, pero lo creo. Como bien decía Fox cuando hablaba con una señora que le dijo que no sabía leer, “Ay, señora, pues va usted a ser muy feliz.” Yo creo que mientras más conciencia tome la gente, más complicado se le va a hacer al gobierno. No lo dirá abiertamente, pero no crea una política real de fomento a la lectura. En una democracia real debería ser uno de sus temas prioritarios. La Brigada Para Leer en Libertad, en este momento y en esta realidad tan abrumadora, intenta poner un granito de arena que yo creo es importante. La gente que a veces escucha a un escritor hablando sobre sus experiencias, como a Sanjuana Martínez o Pepe Reveles hablando del narco, cambia su perspectiva de algo que nunca habrían podido ver o escuchar en la televisión.


d Ci

ud a

15

Podemos hacerlo desde la sociedad civil, al demonio con las instituciones corruptas”: Pablo Taibo II

Ivan Stephens/ Cuartoscuro.com

Hoy, la Brigada ha llegado ya a los seis años de vida, con más de 100 títulos publicados y cientos de miles de libros regalados": Paloma Saiz PACO TAIBO II -¿Cómo se mete un escritor a crear una Asociación Civil de fomento a la lectura? Era un poco como una venganza frente al maltrato que le habían dado a Paloma y a su equipo en la Secretaría de Cultura del D.F. Fue como decir: “Podemos hacerlo desde la sociedad civil, al demonio con las instituciones corruptas”. Y ha sido una experiencia riquísima, desde el punto de vista de los resultados y desde el punto de vista militante, ha generado debate político y distribución de materiales en cantidades inmensas. Dejó de ser un proyecto hormiga para convertirse en un magno proyecto. -¿Cuál es la línea principal de trabajo de la Brigada? Aunque hace muchas cosas, todas van en un mismo sentido que es promover la circulación del libro, rompiendo los obstáculos tradicionales y junto con él promueve la reflexión crítica sobre la realidad nacional y el debate. Los obstáculos tradicionales como… Los obstáculos tradicionales son: un problema de educación pervertida en el cual el estudiante de enseñanza media abomina la lectura porque se le presenta como una imposición y no le interesa, el problema del precio que bloquea la compra, el problema de la pérdida del hábito de lectura por las clases medias bajas y los sectores del proletariado, que atribulados por la vida diaria pierden el tiempo para leer y lo recuperan hasta después de los cincuenta años, el analfabetismo funcional, la falta de difusión clara de lo que hay en el libro, y el mercantilismo que impera en el mundo editorial. Muchos de esos problemas la Brigada los resuelve. La Brigada tiene dos líneas de trabajo que son

fundamentales, la de fomento a la lectura y la del activismo político. Yo creo que son dos: una y la misma. No son contradictorias, al revés, cuanto más fomentas la lectura, estás haciendo activismo político. Fomentamos la lectura de una cierta manera, no estamos promoviendo la lectura de Catón o de las versiones conservadoras de Villalpando de la historia de México, no estamos promoviendo literatura chatarra de superación personal. En esta lógica hay un espíritu crítico pensado, organizado y articulado en el vivir de la Brigada. -¿Cómo conjugas eso en un país donde se demerita a la literatura que pude ser catalogada como literatura política? El problema es quién la demerita. Hay una cultura con “k” de caca que es la cultura de lo dominante aparente, que en realidad no domina un carajo porque una novela publicada por la editorial de Vuelta no vende ni un solo ejemplar, no tiene incidencia sobre la realidad. Hoy ¿quién está leyendo a Eraclio Zepeda?, debe estar vendiendo dos o tres ejemplares al año porque se defenestró a sí mismo con su actitud política en el caso del zapatismo y la Matanza de Acteal. Esa cultura con “K” es la cultura de los premios, homenajes, celebraciones, becas, el Sistema Nacional de Creadores de Arte, embajadas, investigaciones… llegó un momento en que la revista Nexos no sólo tenía 80 páginas de publicidad en color de empresas paraestatales, sino que además tenía 25 proyectos de investigación que el Estado le había dado. La realidad está en otro lado, es un terreno en disputa entre la literatura chatarra y la literatura nacional. Lo más parecido que hay hoy en día a una

Diego Simón Sánchez / Cuartoscuro.com

literatura nacional es la que un montón de cuates estamos haciendo contando historias con una incidencia muy potente con los lectores, y en conflicto con un sector conservador que ha buscado el dominio de este país. La verdad es que no tengo conflicto ni con un autor intimista, que me parece absolutamente legítimo; ni tengo conflicto con un historiador académico, que también me parece absolutamente legítimo; tengo conflicto con el historiador académico que se pasa veinte años ordeñando una vaca y que tiene telarañas en su cubículo porque no admite estudiantes, que no lo ves jamás en una biblioteca o en un archivo, esos no merecen ningún respeto, son las cacas del sistema. Siendo tú un escritor tan cercano a sus lectores, ¿crees que la Brigada ha tenido algo que ver en esto de bajar a los autores de su especie de altar y acercarlos más al lector? No digo altar, sino de una distancia mala con sus lectores y sí, hemos hecho un chingo de trabajo. Hemos hecho un trabajo enorme de difusión de los trabajos de los jóvenes narradores, de acercar a diversos autores a otros lectores que no tenía, y de dejar que la gente contacte a los escritores. A mí siempre me fascina la actitud de Guadalupe Loaeza, que es una escritora con la que no tengo afinidades desde el punto de vista literario, pero está dispuesta a ir a Iztapalapa a hablar con la plebe sin ningún miedo, así claro que le abrimos la puerta, a lo largo de estos seis años ha ido diez veces a los lugares más inusitados de México a hablar sobre sus libros. La Brigada ha hecho un buen trabajo de darle oxígeno a ciertos autores por la vía de reconquistar a sus lectores y acercarlos a nuevos.

Callejero | Abril 2016


Ci d

a ud

16

Av. Insurgentes Sur 4031, Santa Úrsula Xitla, C.P. 14420, Del. Tlalpan, Ciudad de México. Teléfono Oficina. 4993 1437, 63551950. Celular 044 55 2899 4363. mapsa07@hotmail.com

Av. División del Norte 559-6, Prados Coapa 3a. Sección, 14357. Ciudad de México.

Tel: 5603-0293 Abril 2016 | Callejero


d ud a Ci

17

Fiestas y tradiciones de la CDMX

La fiesta más grande de Xochimilco:

La Flor más Bella del Ejido

La Fiesta de La Flor más Bella del Ejido en Xochimilco busca mantener los valores y costumbres que han forjado su historia. El objetivo del certamen es revalorar y enaltecer a la mujer mestiza de la Ciudad de México. Es así como la fiesta reúne a los productores de flores de ornato, horticultores, ganaderos, artesanos, prestadores de servicios turísticos, restauranteros y más en interacción con la sociedad civil. Por Diana Hernández

Diego Simón Sánchez / Cuartoscuro.com

La historia y transformación de la fiesta actual viene de tiempos prehispánicos. Se narra que a Xochiquetzalli, diosa de las flores, se le ofrecía una esclava y flores en su honor. Este culto se transformó en el “Viernes de Dolores”, por celebrarse una semana antes de Semana Santa, en donde los indígenas acudían a ofrecer los productos obtenidos de las chinampas: verduras, flores y pescado, por lo que previo a la Semana Santa, por el Canal de la Viga, navegaban las embarcaciones con mercancía, en especial  flores, para adornar el altar de la virgen de los Dolores. A este colorido y aromático paseo se le llamó “De las flores”. Se considera que el Virrey Bernardo de Gálvez fue quien llevó la fiesta a Santa Anita, que en aquel tiempo representaba uno de los paseos más hermosos de la capital, al que acudían sólo los miembros de la alta sociedad. Hacía 1897, Porfirio Díaz le da un nuevo giro y lo llama “Viernes de la Primavera”. Posteriormente, Madero trata de dignificar la fiesta sin éxito, pues en 1917 la desecación del canal es evidente y las trajineras ya no pueden navegar con facilidad. En 1921, en el marco de los festejos del centenario de la consumación de la Independencia, se draga el canal para rescatar el ambiente festivo. El antecedente de la fiesta actual es a partir de 1921, por el concurso de “La india Bonita” promovido por el periódico El Universal, como parte de los festejos  del centenario de la consumación de la Independencia. Se dice que el autor del concepto de La Flor más Bella del Ejido fue el presidente Lázaro Cárdenas, quien le atribuyó el nombre y los objetivos del evento. El mandatario vio en esta fiesta una pieza

clave para la construcción de la identidad nacional, de la mexicanidad y de los conceptos que de ella emanan como la “belleza indígena” y el ejido. En 1953 se llevó a cabo por última vez en Santa Anita. Ahora se cumplen 61 años de realizarse ininterrumpidamente en Xochimilco. La diversidad de actividades que ofrece son -el Concurso de la Canoa Alegórica, la Muestra Gastronómica, la Expo Ganadera y Florícola, así como la venta de artesanías y productos típicos de la zona como amaranto, nieves artesanales y dulces cristalizados. La coronación de la nueva embajadora cultural se lleva a cabo el “Viernes de Dolores”. Esa noche, ante la mirada del jurado y del público, las jóvenes desfilan por última vez sobre el escenario principal portando con orgullo el traje del Altiplano Central conformado por el chincuete, blusa blanca bordada a mano, huaraches, ceñidor y rebozo de bolita. Desean conservar y resaltar los orígenes de los pueblos que en algún momento de su historia contaron, o conservan tierras de labor o ejidos, es por este motivo que solo participan 12 de las 16 delegaciones; Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Coyoacán, Cuajimalpa, Gustavo A. Madero, Iztapalapa, Iztacalco, Magdalena Contreras, Milpa Alta, Tláhuac, Tlalpan y Xochimilco. En esta ocasión las delegaciones participantes fueron: Gustavo A. Madero, Magdalena Contreras, Milpa Alta, Tlalpan y Xochimilco. Las participantes deben ser mexicanas por nacimiento, tener entre 17 y 23 años, ser solteras y sin hijos. Deben presentar un mensaje escrito con temáticas sobre: Cultura de la Delegación que represen-

tan, La mujer en la Historia, Patrimonio cultural de la humanidad, Desarrollo sustentable en Xochimilco, Ciudades Mexicanas patrimonio mundial, La juventud y la Equidad de Género. La fiesta La Flor más Bella del Ejido inicia con la presentación de las participantes del concurso en la explanada delegacional. Desde 1985, las participantes llevan nombres de flores como margarita, lis, gerbera, nardo, etc. Durante el proceso de elección el jurado tuvo que calificar varios aspectos: Características físicas, Personalidad, Porte de la vestimenta con orgullo, Mensaje oral y Desenvolvimiento social. Finalmente el jurado seleccionó a las 10 semifinalistas, las cuales respondieron una serie de preguntas enfocadas a la historia y arte de Xochimilco, así como, temas sobre la mujer y su participación en la historia. Se determinó a las tres ganadoras. Flor de Aretillo; Yeremy Ramirez Covarrubias de Xochimilco fue la ganadora del 1er. lugar, con un premio de $30,000. 00. En 2do lugar Flor de Azucena; Tzintly Cotera Nieto de Xochimilco ,su premio fue de $20,000.00 y Flor de Gerbera; Marta Gisela Montes de Oca Cabrera de Milpa Alta, ganó el 3er lugar con un premio de $10,000.00. Un evento que destaca dentro de estas festividades de la Flor más Bella del Ejido es la Canoa Alegórica, que consiste en un paseo por los canales de Xochimilco en trajineras totalmente adornadas con flores naturales; donde van las participantes. En este evento participaron 10 agrupaciones de prestadores de servicios turísticos de la delegación, cada embarcación con nombre de alguna flor de la región. Colorín de la Cooperativa Xochiquetzalli, Gardenia del Embarcadero Salitre, Tulipan del Embarcadero Puente de Urrutia, Buganvilia de los Canoeros Xochimilquenses del Embarcadero Fernando Celada, Dalia del Embarcadero Nuevo Nativitas Asociación Independiente, Pensamiento del Embarcadero Cuemanco, Orquídea del Embarcadero las Flores Nativitas, Clavel del Embarcadero San Cristóbal Agrupación Independiente y Margarita del Embarcadero Nuevo Nativitas. Hubo premios hasta el cuarto lugar, quedando de la siguiente manera: 1º Canoa Tulipán, 2º Canoa de Bugambilia. 3º Canoa Pensamiento y 4º Canoa con el Nombre de Margarita. La celebración se llevó a cabo del 13 al 20 de marzo en la explanada delegacional, con 14 a 19 actividades por día entre las que destacan, presentación de las participantes, grupos Folclóricos y presentaciones musicales. Además 25 actividades como conferencias, exposiciones, actividades deportivas y gastronómicas. De las tradiciones que nunca deben perderse..

Callejero | Abril 2016


Ci d

a ud

18

En Santo Domingo, Coyoacán

|El | Barrio se lleva tatuado en la piel “La historia del barrio se lleva tatuada en la piel”, relata Alfredo Martínez Quevedo, a quien el barrio le enseñó a tatuar y un amigo le enseñó que hacerlo es un trabajo. Todos le dicen el “Freddy”, creció en el barrio de Santo Domingo en la Delegación de Coyoacán, al sur de la Ciudad de México. Platicar con los colonos de “Santocho” es recorrer pedazos de historia de la propia Ciudad de México. Dice Elena Poniatowska que “este barrio es admirable por la valentía de los hombres, las mujeres y los niños que la construyeron, es donde ‘la realidad se hace fantasía y la fantasía realidad’ -como sentencia el graffiti en una de sus paredes-“, es una hazaña narrada por las múltiples voces de los colonos que lo fundaron con la fuerza de sus manos y que se puede leer en el libro Las mil y una historias del Pedregal de Santo Domingo. Por Jaime Quintana Guerrer

Más de 100 mil personas, migrantes de los estados de Michoacán, Guanajuato, Hidalgo, Oaxaca y Guerrero, tomaron las tierras el primero de septiembre de 1971. En este paraje construyeron de manera autogestiva sus casas, las calles, el alumbrado, el drenaje y el sistema de agua potable. El tequio y la faena fueron herencia para sus nuevas generaciones. Alfredo Martínez, artista tatuador de este barrio, cuenta: “aquí es donde nací y teníamos muchos conflictos. Cuando éramos niños esos terrenos fueron invadidos por colonos sin vivienda, en principio no había ningún servicio. Mi familia,

Abril 2016 | Callejero

como todas, vivió en una casa de láminas de cartón. Por el agua íbamos calles abajo, o poníamos tambos en las esquinas para que la pipa los llenara”. La historia del barrio se lleva tatuada en la piel, relata Freddy: “la gente del barrio siempre se organizó para presionar al gobierno para que nos dotara de algunos servicios. Mi calle la pavimentaron cuando yo tenía como 18 años, antes era pura tierra y de niños jugábamos con ella, a los ‘hoyitos’ (haces un hoyo en el suelo y avientas una pelota) y al ‘changarito’ (que se juega con tres palitos)”.

La Banda, somos el barrio de “Santocho” En los setenta y ochenta surgió un fenómeno juvenil en la Ciudad de México, llamadas “bandas juveniles”, pandillas o tribus urbanas; ésta última definición acuñada por el antropólogo Néstor García Canclini. Freddy narra: “crecí observando a los chavos y me llamó la atención su forma de vestir, su rebeldía y el rock; eran grupos de chavos que se juntaban en las esquinas, que en vez de ‘pandillas’, era la ‘banda’”.


d Ci

ud a

19

Alfredo Martínez Quevedo..."Freddy"

papeles grandes y el contorno de la figura picada, después con una esponja sólo la pasaban y se quedaba marcado el dibujo. Así hice mi papel de calavera para mi hermano.” Fue el tatuaje más chido en ese tiempo y en ese lugar, y le preguntaron quién se lo hizo. “Así empezó todo”.

El tatuaje es mi vida

Hijo de padres migrantes del estado de Guanajuato, explica cómo se fue adentrando al mundo del tatuaje: “mi padre era albañil y tenía otra familia. Mis medios hermanos, que son más grandes, llegaban a casa, ellos estaban en el rollo de las bandas, peleándose con otros chavos. A mi hermano el Polín, más grande que yo, lo aceptaron porque era muy rebelde. Ahí, entre los 10 y los 13 años ya andas con la banda”. “A mí siempre me llamaron la atención las técnicas de dibujo de los que hacen caricaturas en la calle. Me gustaba pararme y observar cómo dibujaban las caras de personas. Un día encontré a mi hermano y su banda tatuándose y me emocioné, pero como era el más chico, me corrieron -relata-“.

cuando tenía 11 años, y fueron unas letras que decían Doors. Cuando lo hice, ni siquiera se notaba, y como a la hora me ardía la piel y estaba inflamado”. Cuando se bajó la inflamación, notó que las letras se quedaron marcadas, y hasta fecha lo tiene. En la secundaria –cuenta-, conoció a chavos con tatuajes, estaban involucrados con las ‘bandas’, eran mayores de edad, fumaban mariguana, tomaban. “A uno de ellos le pregunté acerca de su dibujo en la piel y dijo: ‘es fácil, en un papel lo dibujas, le pones alcohol y te lo pones’. Yo lo intenté, pero me quedó mal”.

El tatuaje en el Barrio

Un día mi medio hermano llegó con una maquinita casera, un motor, una cuchara y agujas. Para mí fue lo máximo, era como de coser. “Como yo copiaba todo, fui a las cosas usadas; de una casetera saqué el motor y me hice la mía”. En ese tiempo no existían revistas ni mucho menos estudios de tatuajes, máquinas o tintas profesionales. “Te tatuabas con tinta china de la papelería y agujas de chaquira con puntas chatas a las que les amarrabas un hilo”. “Conocí después a un amigo con un dibujo en la uña, -él andaba en la onda punk rock y hardcore-. Le pregunté cómo se lo hicieron y él me respondió que con una máquina. Recordé la mía, llegué a mi casa y lo hice. Los chavos del barrio empezaron a preguntarme ‘cómo lo haces’, y empezaron a pedir, que ‘hazme uno’. Me buscó mucha gente que quería muñequitos en las uñas, hasta mi mamá.” Mi hermano el mediano me animó a hacer los tatuajes en la piel. Un día vi un programa de cómo pintaron las iglesias de Italia. Mostraron que hacían

“Un día no me corrieron y me dejaron ver cómo enredaban hilos en una aguja y se picaban con puros puntos. Eran dibujos muy feos, pero a mí me impresionó cómo se puede quedar grabada la tinta en la piel y cómo esto genera un aspecto muy rebelde”, cuenta Freddy. “Todo estaba relacionado: el rock, lo marginado, los tatuajes y los símbolos tatuados”, señala: “la lengua de los Rolling Stones o una suástica nazi –sin saber qué significa, pero que los chavos lo asocian con la rebeldía. Un día intenté y empecé a hacer lo mismo”. En la colonia Santo Domingo, los jóvenes vivían en una ciudad perdida, en la periferia. Era imposible relacionarse con otras colonias, ya que por los grados de violencia que existía en la colonia eran marginados. Freddy explica que era muy solitario: tenía amigos, “pero me encerraba en mi mundo, yo jugaba y dibujaba solo. Mi primer tatuaje me lo hice yo

La maquinita del tiempo

“Comencé a tatuar gente que venía de lejos. En 1992, Tatumanía fue el primer estudio que se abrió en la Ciudad de México, pero yo no sabía nada de eso. Nunca pensé ser tatuador, ni mucho menos que éste puede ser un trabajo. Con un chavo de Mixcoac vi mi primera revista de tatuajes, súper fea, pero era la única. Me regaló una y empecé a reproducirlos, sobre todo los de Banda rockera. Empecé haciendo calaveritas rockeras. Me hice amigo de Russo, le gustaron mis dibujos y nos conectamos por la música, es de Santo Domingo también. Era de la banda punk, mayor que yo, nunca nos hablábamos y yo no sabía qué hacía tatuajes. Él me invitó a trabajar, pero yo no tenía la confianza. No era lo mismo tatuar en el barrio que en un estudio. En el barrio yo cobraba 50 pesos o 20 pesos o lo que quisieran dar. Dejé el trabajo, todo, y me metí a trabajar de tatuador. Mi mamá no estaba muy convencida, cuando venían los chavos a la casa a tatuarse mi madre me decía, ‘qué tanto haces’. Yo lo mantuve en secreto porque existía un peso moral, social, de que estás haciendo algo que no es correcto. Cuando tatué a Polín, mi hermano, mi madre me dijo, ve lo que hiciste a tu hermano, así no le van a dar trabajo. Pensé ‘chale, a poco tan dramático es’. Yo no ganaba nada, pero lo hacía, era una sensación de lo rebelde, la onda contracultural y sentirte identificado con algo. Los tatuajes, la forma de vestirte, los aretes, el corte de cabello eran muy escandalosos y era la identidad. Me gustaba vivirla. Al estudio iba otro tipo de gente, yo choqué con eso. Al Russo le debo muchas cosas, él me enseñó la salida de Santo Domingo y entender que lo que hago es un trabajo. El tatuaje me cambió y me formó mi carácter. Salí del estudio de mi amigo Russo, conocí a otras personas. Trabaje en Tatumanía, y algunas veces en Iztacalco con Orión. Y así sin darme cuenta, me salí de la Ciudad de México.” En estos momentos Freddy trabaja en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, en el estudio de la Rana Roja. “Me siento orgulloso de mi trabajo. El tatuaje me dio muchas cosas, rompió una estructura de mi barrio – yo sé de dónde vengo, pero rompió esa timidez. Se rompieron mucho prejuicios y tabús”, concluye el artista del tatuaje.

Callejero | Abril 2016


Callejero Nuestra ciudad Nuestra ciudad

calle porpor calle calle calle

Segundo Informe Trimestral de Gobierno en Tlalpan

|| Se eliminaron privilegios a funcionarios y duplicamos de 350 a 700 millones de pesos el gasto social: Claudia Sheinbaum Por Diana Hernández Rindió su segundo informe trimestral, en el cuál la delegada destacó que con la eliminación de gastos superfluos ejercidos en las administraciones anteriores, se logró duplicar el presupuesto para obras y programas sociales, al pasar de 350 millones ejercidos el año pasado a 700 millones de pesos para el 2016. La delegada de Tlalpan subrayo que este incremento fue posible gracias a una nueva política de administración de los recursos públicos, con la que se han eliminado los gatos superfluos que se otorgaban los funcionarios delegacionales anteriores, tales como gastos médicos mayores, o caja chicas, así como también la reasignación de plazas de confianza en áreas operativas. Además de las denuncias presentadas al recibir su cargo como delegada, dijo que se han añadido otras 4 quejas más a la Contraloría, más otras dos denuncias ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal. Una de ellas está relacionada con 12 obras por firma de convenio del anterior delegado por más de 77 millones de pesos. Puso énfasis también en la política de dialogo con los ciudadanos, a través de 77 audiencias públicas y la atención de 20 mil 497 solicitudes en atención a las demandas ciudadanas. Informó que el jueves 14 de abril comenzó a operar el módulo de policía en el pueblo de San Miguel Topilejo, con 60 policías y un mando para dar atención a siete de los nueve pueblos que demandan mayor seguridad. Adicionalmente, en cada colonia, barrio y unidad habitacional se han puesto en operación “Comisiones Vecinales para la Prevención del Delito”, integradas por los propios habitantes de Tlalpan.

Abril 2016 | Callejero

Destaca la recuperación de tres estacionamientos que habían sido privatizados ilegalmente. También se encuentran en operación 30 de los 50 Centros para el Empleo y Servicios Culturales (CEDIC). Y actividades en los Centros de Artes y Oficios con un impacto de 3 mil personas de 100 mil a las que se buscan llegar. Comentó que una de las demandas más sentidas de los habitantes de Tlalpan, es el suministro de agua potable y reconoció que esta demarcación enfrenta una crisis en ese tema, por lo que este año se destinarán 40 millones de pesos para la rehabilitación de la red de agua potable en la zona de los pueblos. Además, en coordinación con el Instituto de Ingeniería de la UNAM, se desarrolla un proyecto de seccionamiento de la red de suministro del Ajusco Medio, que una vez que sea puesto en marcha beneficiará a más de 40 mil familias. Destacó también la construcción de dos nuevos pozos y el combate a las fugas de agua. Claudia Sheinbaum mencionó también que se dio mantenimiento mayor a 39 edificios educativos de nivel preescolar, primaria y secundaria; equivalente al 26 por ciento del total de escuelas de la demarcación. Agregó que durante 2016 se llevará a cabo el mantenimiento mayor a otro 30 por ciento de las escuelas públicas. Además, indicó que continuará con el programa de uniformes escolares deportivos para preescolar y primaria, y a partir de este año se dará un bono de 300 pesos para las niñas y niños de secundaria durante el mes de agosto, como apoyo a la economía familiar al inicio de cursos. Hizo notar que se encuentran en operación 10 de las 22 instalaciones de los Ciber Tlalpan para atender la educación para jóvenes entre 18 y 24 años de edad. Además

de reiterar el logro del funcionamiento de la Escuela de Medicina Comunitaria con 100 alumnos en curso propedéutico. Informó que para apoyar la economía de las familias se entregaron pequeños huertos de traspatio denominados “Macetohuertos”, y que en total se han donado 5 mil 867 paquetes de plantas, semillas, composta y tierra a familas que habitan en colonias de la demarcación acompañados de talleres de capacitación. Con cada huerto instalado y cultivado las familias podrán mejorar su economía al cosechar hortalizas orgánicas por el equivalente a dos mil 440 pesos en cada ciclo de producción. Durante este año, la meta es alcanzar la promoción de 10 mil “Macetohuertos” más. También, agregó se gestionó ante la Secretaría de Desarrollo Económico la entrega de cuatro mil apoyos del programa “Yo te apoyo” para pequeñas papelerías y tiendas de abarrotes; además que se han conformado casi 50 cooperativas principalmente de mujeres. Otro de los puntos de mayor relevancia del informe presentado por la Doctora Sheinbaum fue la suspensión de 65 obras irregulares y 45 giros mercantiles de alto impacto. Y en ese sentido, informó que se encuentran en proceso de calificación 292 obras y 135 establecimientos mercantiles que son irregulares. Finalmente, externó su desaprobación al proceso de elección del Coordinador de los Pueblos, pues dijo que los elegibles no podían tener demanda alguna ante el Tribunal Electoral, y el ganador lo fue a pesar de tener en su contra seis indagaciones previas en la PGDF y dos en la Procuraduría General de la República.

Callejero ABRIL  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you