Page 1

-


Les proponemos un recorrido hacia los albores y el desarrollo de la literatura infantil en nuestro país. Desde el último cuarto del siglo XIX hasta la década de los 60, vamos desgranando a través de editoriales, colecciones e ilustradores el desarrollo de este singular sector.

Finales del siglo XIX

Incialmente representado por un conjunto de relatos moralizantes en los que apenas se tenía en cuenta la atracción que pudieran ejercer sobre el público al que iban dirigidos. Posteriormente el panorama cambiará con colecciones más atractivas.

Principios del siglo XX

El desarrollo de la industrialización en el mundo editorial y el aumento de personas al-

fabetizadas en España logró, junto al empeño de los editores, que la literatura infantil llegara a ser un género en sí misma.

Primera década del siglo XX. El auge de la Ilustración La muy cuidada presentación de las obras de esta época respondía, entre otros condicionantes, al deseo de considerar el libro como un bien en sí mismo.

Los años 20. Un nuevo impulso

Las iniciativas públicas ayudaron de forma importante al crecimiento de las editoriales dedicadas a la literatura infantil. El público continuaba creciendo y el género se asentaba en el mercado.


La década de los 30. El final de una etapa

Hacia un nuevo horizonte

Años 40. La oscura postguerra

El recorrido está además aderezado con los grandes hitos que marcaron cada etapa: los primeros pop-up en España de la Editorial Molino, los inicios del álbum ilustrado de la mano de la Editorial Sopena, “Celia”, “Mari Pepa” y “Antoñita la fantástica”, la revista “Bazar”, las cuidadas e innovadoras ediciones de Calleja, Juventud, Araluce o Maucci, la genialidad de Bartolozzi y de tantos ilustradores que con su soplo de aire nuevo revolucionaron y trasladaron su arte al territorio doméstico.

Nuestra literatura infantil se ve reforzada con figuras como Elena Fortún o Antoniorrobles. Sin embargo el estallido de la Guerra Civil supuso un truncamiento en la carrera de muchos de estos autores e ilustradores y marcó de manera decisiva la evolución de las editoriales.

El exilio de muchos de los jóvenes brillantes que habían comenzado una nueva andadura en la literatura española, junto a otros problemas, como el aislamiento y empobrecimiento general del país, marcaron de manera inevitable esta etapa. A pesar de ello muchos personajes de nuestra literatura sobrevivieron en una época oscura y difícil.

Superadas las dificultades de la postguerra, una nueva etapa se abre para las editoriales que han logrado superar las décadas anteriores. Nuevas colecciones y planteamientos de gran disparidad para un panorama encorsetado en lo político y lo social.


Exposición "Hubo una vez..."  

Díptico explicativo de la exposición "Hubo una vez..." celebrada en la Biblioteca Municipal Torrente Ballester del 22 de octubre al 19 de no...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you