Page 31

garabatos en tres dimensiones». Por su parte, María (Jipi Jipi) es hija de una modista, pero nunca se había interesado por el mundo de la costura hasta que tuvo a su hija y decidió dejar su trabajo como directora de casting para poder dedicarle más tiempo. En cambio, Eva (Misako Mimoko) empezó a trabajar con materiales textiles cuando estudiaba Bellas Artes: «Me gustaban artistas como Annette Messager, Tony Ousler, Mike Kelley, Tracy Emin, Sarah Lucas... que incorporaban elementos de la vida cotidiana a sus obras y utilizaban mucho prendas de ropa y muñecos para construir personajes. Dejé de hacer estas cosas durante un tiempo, pero lo retomé después de asistir a unos talleres de amigurumi [técnica japonesa que se utiliza para coser muñecos de ganchillo]». Las primeras veces tienen un don especial para grabarse en la memoria, así que los primeros softies no iban a ser menos. Lana Pelana cuenta que el suyo fue un regalo de cumpleaños para su pareja, «una especie de mini-él. El regalo quedó raro, parecía un muñeco de vudú. Eso fue hace unos cinco o seis años y desde entonces he aprendido mucho, tanto en el cosido como en cuanto al patrón. Ahora lo hago todo más simplificado». La historia del primer softie de Eva es bastante más atípica: «Sentí la necesidad de hacer una muñeca de trapo el día que murió mi abuela. Me pasé la noche antes del entierro cosiendo una pequeña. Cuando la terminé, la perfumé con la colonia que yo solía llevar, se la entregué a mi padre y la enterraron con ella». Más adelante, «el primer muñeco que hice como Misako Mimoko fue siguiendo un patrón de una muñeca de Emily Martin que corría por entonces en la Red y que acabó siendo un muñeco con cuatro patas totalmente diferente». El secreto está en la expresión La creación de cada muñeco implica un cuidado por la estética, los colores, la combinación de telas empleadas, la expresividad, las formas, el acabado... Todas ellas parten de un boceto previo que sirve como guía a la que ser infieles durante el proceso de creación. María intenta que no pierdan la individualidad y cose «un primer modelo que en ocasiones lo cambio varias veces hasta que el softie expresa lo que yo me había imaginado», confiesa. Marta disfruta de todo el proceso: «Empiezo con un boceto, luego consigo las telas (muchas son ropa vieja reciclada, otras las compro) y voy buscando la mejor combinación. Me encanta bordar la cara de cada uno, ahí es cuando cobran vida. El primer muñeco era muy historiado, ahora no me importa tanto el detalle y valoro más que tengan expresión en la cara, un toque desgarbado y unas telas bonitas». Misako Mimoko va más allá y también habla de las tareas comerciales ligadas a la creación de los muñecos, a las que ella concede la misma importancia que a lo demás: «La fotografía, la presentación en el blog, en las redes sociales, en la tienda... Vendo únicamente on line, así que también cuido mucho la relación con la gente que compra mis cosas, se trata de algo muy personalizado. El proceso del empaquetado es la guinda final. Intento que la experiencia de la gente desenvolviendo el paquete que les ha llevado el cartero a su casa sea una fiesta, como abrir un regalo la mañana de Reyes». Niños grandes Al principio, Jipi Jipi tenía mucho cuidado de que todas las telas fueran orgánicas, pensando en que sus dueños serían niños. Pero María ha descubierto que «son muchos los adultos que los compran para ellos mismos». Marta sabe que la mayoría de sus clientas son treintañeras que a veces adquieren softies para sus hijos, y otras, para ellas. Igual le pasa a Eva, salvando una peculiaridad: sus clientes son «algunas mamás que compran para decorar la habitación del bebé y, sobre todo, gente aficionada a muñecos y juguetes antiguos. La gran mayoría son extranjeras: muchas estadounidenses, francesas, australianas, inglesas... La gente de aquí, al llegar a ciertas edades, no suele comprar muñecos, como tampoco compra cuentos infantiles. Creo que es básicamente una cuestión cultural». Y tú, ¿aún sigues pensando que los muñecos son para niños?

Jipi Jipi

Lana Pelana

Jipi Jipi

Más fotos en:

31

calle20#69  

La revista de la nueva cultura

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you