Issuu on Google+


Página 2

SUMARIO •

¿SEGUIMOS PENSANDO LO MISMO EN EL SIGLO XXI?

3

TIEMPO DE ENTREVISTA: Encuentro de Escuelas por el comercio Justo

7

INSTITUTO POR LA PAZ

9

REDACCIÓN DIRECTORA: RAQUEL HERNÁNDEZ JEFE DE REDACCIÓN; CLARA E. PANIEGO REDACTORES: CLAUDIA GASPAR, ENMA HUSZAK, DIEGO LÓPEZ, LOREA LOZANO, SARA MONRÓN BLANCA RIVERA MAQUETACIÓN: MARTA MEDRANO

NACE EN EL IES RODANAS UNA REVISTA POR LOS DERECHOS HUMANOS La comisión de trabajo del Comercio Justo

Han sido momentos de encuentro en los que

junto a un grupo de alumnos de 4ºESO, 1º y

la ilusión, el esfuerzo y un ambiente desen-

2º de Bachillerato se han comprometido a

fadado han contribuido a la realización de

llevar a cabo una revista trimestral cuyo te-

los distintos artículos.

ma es la difusión de los Derechos Humanos.

Esperamos que sea de vuestro agrado e in-

Raquel Hernández, ex alumna del IES Ro-

terés.

danas, premio extraordinario fin de Bachillerato, estudiante de periodismo y amante de la Filosofía, dirige este ambicioso proyecto que ha reunido a futuros alumnos de periodismo.

Un saludo. Los redactores.


Página 3

ARTÍCULO

¿SEGUIMOS PENSANDO LO MISMO EN EL SIGLO XXI Aunque en el último siglo se ha avanzado mucho en algunos aspectos, siguen quedando desafíos importantes para que hombres y mujeres construyan sus relaciones en igualdad y ayuda mutua. En las sociedades occidentales, donde el avance en la igualdad de sexos ha sido importante, se sigue utilizando una imagen de la mujer y del hombre estereotipada, que muestra actitudes exageradas o ridiculizantes. Estas creencias son falsas y ofensivas y se reflejan muy a menudo en el lenguaje. Rebuscando entre viejos libros de texto, encontramos un poema anónimo que leyéndolo en su día nos hizo reflexionar sobre este tema, y lo hemos recuperado para compartirlo hoy con vosotros: “Por cada mujer fuerte, cansada de tener que aparentar debilidad, Hay un hombre débil cansado de tener que parecer fuerte. Por cada mujer cansada de tener que actuar como una tonta, hay un hombre agobiado por tener que aparentar saberlo todo. Por cada mujer cansada de ser calificada como “hembra emocional”, hay un hombre a quien se le ha negado el derecho a llorar y a ser delicado. Por cada mujer catalogada de poco femenina cuando compite, hay un hombre que se ve obligado a competir para que no se

dude de su masculinidad. Por cada mujer cansada de sentirse un objeto sexual, hay un hombre preocupado por aparentar que está siempre dispuesto. Por cada mujer que se siente atada por sus hijos, hay un hombre a quien se le ha negado el placer de la paternidad. Por cada mujer que no ha tenido acceso a un trabajo o salario satisfactorio, hay un hombre que debe asumir la responsabilidad económica de otro ser humano. Por cada mujer que desconoce los mecanismos de un automóvil, hay un hombre que no ha aprendido los secretos del arte de cocinar. Por cada mujer que da un paso hacia su propia liberación, hay un hombre que redescubre el camino a la libertad.” Un tema que en especial nos preocupa es la situación de las mujeres que sigue marcada por la desigualdad y la discriminación presente en muchos ámbitos de la sociedad. Nosotras, escribiendo el artículo, queremos denunciar nuestra repulsa hacia el lado más negativo del machismo, que es la violencia de género. Por ello queremos hacer eco del relato escrito por nuestra compañera de 4ºESO Inés

Ripa. Con todo esto pretendemos hacerte reflexionar porque creemos que tu aportación es importante para cambiar la sociedad. La familia Soria vive en un chalé a las afueras de Madrid. La parte de la casa preferida por todos es el jardín, donde organizan pequeñas fiestas en verano. El padre de la familia, Álvaro, es abogado. Dedica mucho tiempo a su trabajo, pero siempre consigue hacer un hueco para disfrutar de sus aficiones: jugar al pádel y leer novelas de misterio. Su mujer se llama Olvido, y es tres años menor que él. Es profesora de literatura. Todas las mañanas va a trabajar al instituto Moraleja II. Algo que llama la atención en ella es que siempre viste de azul. Le encanta dicho color. Azul marino, azul cielo, azul lapislázuli…, da igual de que tonalidad sea, siempre y cuando sea azul. Ambos tienen una hija de trece años, Noa, que va al colegio en el que trabaja su madre. Allí le va bien, saca buenas notas, aunque últimamente empeoraron un poco; pero todo se debe a las hormonas, que las lleva un poco revueltas, como dice todo el mundo. No le gusta llevar el pelo suelto, y generalmente se lo recoge en una meticulosa trenza, más larga a medida que pasa el tiempo. Hasta aquí, una familia corriente.


Página 4

¿Seguimos pensando lo mismo en el siglo XXI?

Los dos amigos reanudan la conver-

trabajo actual ya le ocupa seis

Pero esta mañana, un ¿inesperado?

sación mientras observan alejarse al

horas al día, y no quiero ni pensar

suceso supondrá un antes y un des-

empleado.

las que tendría que meter siendo

pués en la vida de estas personas.

directora. Ni hablar. No tendría

***

¿Te sucede algo, Álvaro? Última-

Álvaro conduce temerariamente su

mente estás un poco raro. Sé que el

descapotable amarillo. Nunca había

caso que te han asignado es compli-

rebasado el límite de velocidad,

cado, pero has lidiado en peores

pero hoy quiere olvidar. El viento

plazas.

gélido le ayuda a despejar la mente y pensar con claridad. Desde la ventana del bar en el que se han citado, su amigo lo ve aparcar con la destreza que caracteriza a

tiempo de cuidar de la niña, y menos para ocuparse de la casa. Ya se le amontona la ropa sucia, cada vez dispongo de menos camisas porque están todas sin planchar.

No, no es eso. Son… problemas

Sólo faltaba que ahora la ascendie-

familiares. ¿Problemas familiares?

ran.

¿Tú? –pregunta incrédulo su amigo. Es de sobra conocido que la familia Soria siempre ha estado muy unida.

un experto conductor como Álvaro.

¿Y por eso me llamaste? - pregunta Ricardo, que no le da más importancia al asunto. Todas las pare-

Lo ve salir del coche y dirigirse

Sí, por muy raro que resulte. Esta

jas discuten; lo sabrá él, que lleva

hacia allí, siempre tan elegante, con

mañana, hubo… un incidente.

más de una década

divorcios. Mientras no vaya más

su “Armani” negro y su corbata de seda italiana. Entra en el bar y se sienta junto a él. Música de los Rolling Stones vibra en los altavoces

tramitando

Ricardo guarda silencio, no quiere

allá, no hay que darle demasiada

presionar a su amigo ni inmiscuirse

importancia.

en asuntos que no son de su incumbencia; a pesar de que le devora la

La conversación queda interrumpi-

curiosidad. Álvaro continúa hablan-

da por la llegada de los gin tonic.

Hola Ricardo– Saluda Álvaro.

do.

Tras dar un largo sorbo a su copa,

Hola, ¿qué tal va todo? Me parecis-

Mi mujer y yo mantuvimos una

te algo alterado cuando me llamaste.

fuerte discusión. Últimamente está

No, en realidad no te llamé por eso

empecinada en que quiere un ascen-

– Álvaro calla un momento, inde-

so. Directora. Quiere ascender a

ciso sobre si debe hablar de ello

directora. Y yo estoy cansado ya de

con su amigo o no. Ricardo le insta

Un camarero se acerca a su mesa y

decirle que eso no puede ser, que se

con una mirada a continuar- Yo…

les pregunta si quieren algo para

quite esa idea de la cabeza de una

ella… me hizo perder los nervios

tomar.

vez por todas.

con su obstinación, y no pude con-

Un gin tonic.

¿Y por qué no? Quiero decir, si es lo

Ya sabe que no soporto que me

que le apetece…

lleve la contraria.

del local, envolviéndolo todo.

Álvaro sigue con su relato.

Sí, es que lo estaba– dice dejando escapar un suspiro.

trolarme. Me provocó a hacerlo.

Mejor que sean dos. ¿Qué porqué no? –le interrumpe Álvaro, alzando la voz- Porque su


Página 5

No te entiendo Álvaro. ¿Adónde quieres ir a parar?

¿Por qué? ¿Sucede algo que quieras

y ella no supo darse cuenta.

comentar?

*** Subió el volumen de su MP4 hasta

Le di una bofetada. Ricardo enmudece. No sabe que decir. Eso sí que no se lo esperaba. No de él. *** Olvido balancea el pie de un lado a otro nerviosa. El aire de la sala de espera huele a ansiedad. ¿Qué cómo huele la ansiedad? No sabría descri-

Sí, bueno, algo sucedió, pero no tiene mayor importancia. Esta mañana discutí con mi marido. Quiero ascender a directora, y a él no le gusta mucho esa idea. Insistió en que no siguiera adelante, yo le contesté que la decisión ya estaba tomada, y… ¿Y?

que le dolieron los oídos. Quería dejar de oir los gritos, que permanecían grabados en su memoria, imborrables; quería olvidarlo todo. Pero no era capaz. Nunca lo sería. Se sentó en el frío suelo de su dormitorio, apoyó la espalda contra la pared; cogió su diario y un bic negro. A menudo, escribir le relajaba,

birla, pero allí huele así. Cuan corta se hace la espera cuando,

Él me… me dio una bofetada, pero –

y ver sus pensamientos reflejados en

por primera vez, deseas con todas

contesta rápidamente Olvido, antes de

el papel le ayudaba a pensar con

tus fuerzas que ese momento no

darle tiempo a Jorge a intervenir- yo

claridad.

llegue nunca.

conozco a mi marido, y sé que está

Un hombre vestido de verde oliva

arrepentido. No lo volverá a hacer.

sale de la consulta de Jorge. Tiene los ojos hinchados. Seguro que ha estado llorando, piensa Olvido. Yo también he llorado muchas veces en su compañía.

Comenzó a escribir al son de “Michael Jackson”, moviendo el pie

Entiendo que quieras defender a

al ritmo de la música; su única ami-

Álvaro, es tu marido, lo quieres. Pero

ga en estos momentos.

tienes que abrir los ojos. La persona

Las palabras acudían veloces a su

que utiliza la violencia una vez, no

cabeza y su mano no daba más de sí.

dudará en usarla dos veces. Los malos

Hoy había mucho que plasmar.

Es su turno. Entra, cierra la puerta

tratos siempre siguen un ciclo: a una

tras de sí y se sienta en el sillón que

agresión le sigue un periodo de arre-

Las palabras acudían veloces a su

tan bien conoce ya.

pentimiento; después las tensiones se

cabeza y su mano no daba más de sí.

acumulan y se produce una nueva

Hoy había mucho que plasmar.

Hola Olvido, ¿cómo te encuentras?

agresión, completando un círculo que

22 de febrero de 2011:

¿Realizaste la tarea que te reco-

se repetirá indefinidamente.

Hoy papá y mamá han vuelto a discutir. Yo me he encerrado en mi

mendé en nuestra última sesión? Ya sabes la necesidad de tu trabajo per-

No es la primera vez que Olvido ha

habitación como siempre, pero esta

sonal para que remita tu depresión –

oído hablar de la violencia de género.

mañana gritaban más de lo habi-

comentó el terapeuta.

Sabe perfectamente qué es y cómo

tual. Especialmente él. Por mucho

evoluciona sin necesidad de las char-

que me tapara los oídos continuaba

Tendrás que perdonarme Jorge, pero

las del terapeuta, pero piensa que, en

oyéndolo.

no he hecho nada de lo que me

su caso, eso no irá más allá. Álvaro

aconsejaste.

reaccionó así porque estaba nervioso,


¿Seguimos pensando lo mismo en el siglo XXI?

Quizá la causa de sus discusiones sea yo. Recuerdo que una vez le pregunté a mamá por qué se peleaban. Ella me dijo que todas las parejas tienen pequeñas disputas, pero que al final todo se arregla; que el problema era ella, que no se esforzaba demasiado en ser una buena esposa, y tenía muchos aspectos en los que mejorar. Claro que eso no es excusa para que papá le pegue. Y hoy lo ha hecho. Le dio una bofetada, le insultó, y después se marchó de casa enfadado. Cuando se fue papá, mamá comenzó a llorar y yo fui a consolarla. Tenía la mejilla enrojecida. No supe que decirle. *** Le señaló Álvaro a su amigo: Sólo ha sido una bofetada Ricardo, no tiene mayor importancia. *** Le explicó Olvido al terapeuta: Jorge, no tienes de qué preocuparte, sólo fue una bofetada, no hay que darle más importancia de la que se merece. *** Escribió Noa en su diario: Por ahora, sólo fue una bofetada. Por ahora. Realizado por Emma Huszak, Lorea Lozano, Claudia Gaspar, Blanca Rivera y Sara Morón.

Página 6


Página 7

TIEMPO DE ENTREVISTA

ENCUENTRO DE ESCUELAS POR EL COMERCIO JUSTO Escuelas por el Comercio Justo” es el proyecto del que forma parte el Instituto de Educación Secundaria de Épila desde hace tres años. Dicho acto está organizado y financiado por la Fundación Ecología y Desarrollo de Zaragoza. “La trayectoria del Instituto Rodanas con el comercio Justo es larga”, nos comenta la coordinadora del proyecto y profesora de filosofía en el Instituto Rodanas, Clara Paniego. “Cuando yo llegué al centro hace tres años decidí coger el relevo del proyecto, fomentando las actividades que favorecieran el comercio justo. Pero lo más difícil ya estaba hecho porque desde

hace unos diez años, de la mano de distintos profesores como Carmen Mancebo, que dedicaba todos los años un espacio para la venta de productos de comercio justo, se trabajaba ya con esta iniciativa. Por otro lado, el proyecto de “escuelas por el comercio justo” estaba también ya iniciado cuando yo llegué al centro por lo que mi labor, fundamentalmente ha sido continuar con ello. ECODES ) nos ha facilitado formación para profesores y alum

nado documentación sino muchísimas ideas tanto didácticas como lúdicas gracias a la colaboración de la PAI con la Fundación. Yo me siento especialmente orgullosa de cómo el alumnado va involucrándose año tras año y de cómo el grupo de trabajo de comercio Justo va creciendo cada año. En este curso, tenemos voluntarios de 4º, 1º y 2º de Bachillerato sumando un total de unos 30 alumnos, es realmente muy gratificante”.

nos que han querido formar parte del proyecto. No sólo nos ha proporcio-

El centro Joaquín Roncal de Zaragoza acoge un año más a institutos como el IES Rodanas para formar parte del proyecto ¿En qué consiste el proyecto “Escuelas por el comercio justo”? ECODES ofertó a diferentes centros de la provincia de Zaragoza, la posibilidad de formar parte de una red de escuelas que fomentara el comercio justo. Es una iniciativa que ya existe en otros países como Inglaterra, pero en España es un proyecto piloto que sólo se desarrolla en la provincia de Zaragoza.

Distintos centros de primaria forman parte del mismo el colegio de Alpartir, el CRA de Muel, el colegio de San Juan de Mozarrifar, entre otros. El único instituto que ha quedado en el proyecto es el nuestro. Para formar parte del proyecto se hizo el primer año un manifiesto y debemos cumplir cada año con unas actividades de difusión y sensibilización. Por esta razón dedicamos a cada curso una semana o unas jornadas dedica-

das al Comercio Justo, que preparamos entre los profesores y alumnos del grupo de trabajo. Por otra parte, ECODES organiza desde el año pasado un encuentro de las escuelas que formamos parte del proyecto en la que cada centro realiza una actuación relacionada con el comercio justo y tras ella se hacen una serie de talleres coordinados por la PAI.

Una danza-teatro basada en un cuento solidario fue la actividad que representaron los alumnos del Instituto de Épila, los cuales “pusieron el listón muy alto”

El año pasado se aprovechó el encuentro para darnos a las escuelas del proyecto una acreditación del sello “Fair Trade” cuyo centro está en Madrid. ¿Qué actividades organizáis el grupo de trabajo para las jornadas del Comercio justo en el centro?

Solemos hacer cada año una exposición, un puesto de productos de Comercio justo o incluso un desayuno si la fecha coincide con la efeméride del día internacional del Comercio Justo y como novedad para este curso, haremos dos pases de la representación que nuestros alumnos realizaron en el centro Joaquín Roncal de Zaragoza.


TIEMPO DE ENTREVISTA

¿Qué hacen exactamente los alumnos del grupo de trabajo? El nivel de implicación depende del curso en el que están. Los alumnos de 2º de Bachillerato se han implicado menos este curso por su falta de disponibilidad ya que el curso en el que se hallan requiere mucho tiempo de estudio. A pesar de ello, para la mesa redonda que se organizó en el centro a cargo de los ciclos formativos “Otros mundos son posibles”, quisieron expresar en voz alta sus reflexiones al respecto queriendo manifestar públicamente su apoyo a la iniciativa de valores relacionados con un mundo más justo y su paso por el instituto. Los alumnos de 1º Bachillerato junto a cuatro alumnos de 4º han preparado una didáctica para pasar por los distintos grupos de ESO, para contar a su manera, lo que es el Comercio justo. Esta es una de las actividades de mayor éxito dentro de las programadas para las jornadas. Estos alumnos fueron también los que participaron en la danza-teatro que representaron el pasado 1 de marzo en el centro Joaquín Roncal. Representación que fue posible gracias a la colaboración totalmente desinteresada, de Marian (danza terapeuta y psicóloga) y de José Luis Crespo (Jefe de Departamento de Música del instituto y miembro del grupo de trabajo del Comercio justo) que realizó el montaje de música, imagen y voz de la representación, además de sus valiosas aportaciones. Por último quiero agradecer a todos los alumnos que hacen posible este proyecto y a todos profesores que de manera directa o indirecta colaboran con el mismo, y por supuesto al director del Instituto, Fernando Pablo por el apoyo incondicional a la iniciativa y a vosotros por publicitarlo. Gracias.

Entrevista realizada por RAQUEL HERNÁNDEZ

Página 8


INSTITUTO POR LA PAZ

JUNTOS EL DÍA DE LA PAZ

Con palabras, música y un ambiente festivo comenzó el día de la Paz. Todos ayudaron a crear un ambiente de compromiso.

ÉPILA A pesar del frío, profesores y alumnos se reunieron en el recreo para llevar a cabo las actividades programadas. Fernando Pablo, director del instituto, fue el encargado de leer el manifiesto, subrayando la importancia de la no violencia, el consenso y el diálogo en la resolución de conflictos. Tras el manifiesto, Yoana Alcay y Ana Langarita, alumnas de 3º de la ESO, cantaron la canción de Diego Torres “Color esperanza”. Fueron acompañadas por alumnos del centro y dirigidos por el departamento de música. Los distintos departamentos didácticos quisieron sumarse a la iniciativa, animando a los alumnos del centro a involucrarse en ella. Ventanas, puertas y pasillos fueron decorados con palabras. La creatividad de los alumnos quedó reflejada con el uso de distintos materiales, colores y texturas que emplearon en la decoración de las mismas. “El amor y la verdad pueden sustituir a la violencia y a la guerra”, “la no violencia es la más alta cualidad del corazón, que la riqueza no es capaz de conseguir” y “no basta con hablar de paz; uno debe creer en ella y trabajar para conseguirla”. Estas fueron algunas de las frases leídas por diferentes alumnos a lo largo de la mañana. El día finalizó con la reproducción de la canción de John Lennon, “Imagine”.

Página 9



Caleidoscopio Rodanas