Issuu on Google+

A 31 AÑOS DE LA MASACRE DE LA EMBAJADA DE ESPAÑA EN GUATEMALA AUN NO SE HA JUZGADO A LOS AUTORES MATERIALES E INTELECTUALES DE ESTE CRIMEN DE LESA HUMANIDAD. El 31 de enero de 1980, las fuerzas represivas del gobierno de turno recibieron la orden de incendiar las instalaciones de la embajada de España en Guatemala, la cual había sido tomada pacíficamente por dirigentes campesinos del Occidente del país, acompañados por estudiantes de la Universidad de San Carlos, para denunciar los crímenes que eran cometidos por el ejército de Guatemala en contra de población civil del norte del Quiché. Como resultado de esta acción represiva de las fuerzas de seguridad, 37 personas murieron calcinadas al interior de la embajada, únicamente salvaron su vida el embajador Máximo Cajal y el campesino Gregorio Yujá, quien luego fue secuestrado del hospital donde era tratado por graves quemaduras. Su cadáver con señales de tortura fue lanzado frente a la Rectoría de la Universidad de San Carlos. A 31 años de ocurrido este crimen de lesa humanidad por parte de las fuerzas represivas del Estado, el manto de la impunidad sigue protegiendo a quienes fueron los responsables materiales e intelectuales cimentando y fortaleciendo los pilares del olvido. Es por eso que durante todos estos años los familiares de las víctimas y organizaciones civiles nos hemos dado a la tarea de dignificar y mantener viva la memoria de aquellos y aquellas que se atrevieron a denunciar valientemente los crímenes que eran cometidos por el ejército de Guatemala en contra de población civil durante los años del conflicto armado interno. Queremos la verdad, que las guatemaltecas y guatemaltecos conozcan lo que ocurrió aquel 31 de enero de 1980, que se conozca la identidad de quiénes fueron los responsables materiales e intelectuales de este crimen que lastima la dignidad de la humanidad entera y que los mismos sean llevados a los tribunales de justicia para que respondan y sean juzgados por tan horrendo crimen. La justicia es fundamental como garantía de la no repetición, por eso instamos a los jueces y magistrados a actuar apegados a derecho, respetando la legislación nacional y aquellos tratados internacionales suscritos por el Estado. Manifestamos nuestro respaldo al actuar de la actual fiscal General y Jefa del Ministerio Público Licenciada Claudia Paz y Paz en quien depositamos nuestra confianza a fin de que estos casos sean juzgados, reiterando que con voluntad política e independencia judicial de las autoridades se logrará justicia. Porque honrar la memoria de las víctimas no es solamente recordarles, honrar la memoria es JUZGAR los delitos que se cometieron contra ellas, es recuperar la memoria histórica, reconocer la verdad de lo ocurrido y decirla, es fortalecer el sistema de justicia y la legislación nacional para que estos crímenes no se vuelvan a repetir.

Para que se conozca, para que no se olvide Coordinación y Convergencia Nacional Maya WAQIB´ KEJ Comité de Unidad campesina -CUCFundación Rigoberta Menchú Tum Coordinación Genocidio Nunca Más Guatemala 31 de enero de 2011.


A 31 años de la Masacre de la Embajada de España en Guatemala