Page 1

Los árboles son vida REVISTA

CONSEJOS PARA SUS CUIDADOS - BENEFICIOS - TIPOS DE ÁRBOLES Y MÁS


En esta revista resaltaremos la importancia que tienen los árboles para nosotros como sociedad urbana. Hablaremos de tips para sembrar un árbol y unirnos a esta noble y colectiva causa. Además le presentaremos una lista de los mejores beneficios que nuestros amigos los árboles nos brindan. Entraremos más adelante una sección donde puede aprender hacerca de los tipos de arboles que existen y cuál puede ser el mejor para su vivienda.

SUMARIO Razones para sembrar árboles características de los árboles Cómo sembrar un árbol Beneficios de los árboles Enfermedades en los árboles y cómo prevenirlas

¡Te invitamos a conover más acerca de los árboles y sus beneficios en los siguientes sitios! http://www.productosjumbo.com/noticias/55/Beneficios-de-los-Arboles/ https://www.treepeople.org/espanol/beneficios-de-arboles www.natura-medioambiental. com/los-beneficios-mas-importantes-de-los-arboles/


RAZONES PARA SEMBRAR UN ÁRBOL 1 – Proporcionan oxígeno Los árboles absorben el dióxido de carbono transformándolo en oxígeno por medio del proceso de fotosíntesis. Un árbol maduro en una estación provee la misma cantidad de oxígeno que diez personas respiran en un año. 2- Reducen la contaminación Las hojas de los árboles retienen partículas de polvo y otros agentes contaminantes como los gases tóxicos que producen los carros, evitando que los inhalemos al respirar y manteniendo el aire limpio. 3- Refrescan el ambiente

y otros animales que formarán un nuevo ecosistema. 7- Evitan la erosión del suelo Las raíces de los árboles sostienen las partículas del suelo, protegiéndolo contra corrientes de agua y evitando el desgaste de los suelos. 8- Favorecen el ciclo del agua Las raíces de los árboles retienen el agua de lluvias filtrándola a través del suelo, facilitando que se dirija hasta los ríos manteniendo estable el caudal y de esta manera evita sequías e inundaciones. Un árbol mediano puede filtrar más de 8000 litros de agua al año, devolviéndola purificada al ciclo del agua

Los árboles producen sombra manteniendo los espacios frescos y ayudándonos a reducir los costos que implica el uso del aire acondicionado. También llevan a cabo un proceso llamado evapotranspiración, en el cual sus hojas liberan vapor de agua que refresca el aire y lo humedece.

9- Aumentan el valor de la propiedad

4- Protegen contra el ruido

10- Salvan la vida silvestre

Sembrar árboles en forma de barrera funciona como aislante para reducir el ruido proveniente de las calles y carreteras. 5- Generan calor

Al servir como refugio natural para la vida silvestre, un árbol puede salvar la vida de los animales que huyen de las calles, los humanos u otros animales. Además que ayudan a mantener nuestras calles y jardines limpios de lo

Los árboles absorben el calor durante el invierno manteniéndonos calientes y protegiéndonos de los fuertes vientos. 6- Conservan y aumentan la biodiversidad Sobre los árboles viven pájaros, insectos, plantas

Conforme un árbol va creciendo, también va aumentando el valor de la propiedad. Sembrar un árbol en un terreno de una zona residencial puede revalorizarlo hasta en un 15%.

que la vida silvestre puede causar.

Plantar árboles no sólo ayuda a preservar el medioambiente, sino a tener la materia prima.


CARACTERÍSTICAS DE LOS ÁRBOLES Por lo que se sabe hasta la fecha los árboles aparecieron en nuestro mundo hace 380 millones de años. Entre nosotros vive un “fósil viviente”, que si bien no es tan antiguo, lo es bastante, se trata de los Ginkgos. Los árboles son plantas que no son uniformes, sino que ocurren en las formas más variadas. Altos, bajos, anchos, delgados, de hojas anchas, hojas como púas, raíces inmensas, cortezas gruesas, lizas, con pinches, y los más variados tipos de órganos reproductores.

Los árboles pueden llegar años, o diez mil como el medir entre los 4 y 100 m como los Eucalyptus regn metros. Algunos son delga 30 metros de diámetro en babs o los Ahuehuete.


r a vivir unas decenas de l Pino bristlecone. Pueden metros de altura, con casos nans, que llegan a los 140 ados, y otros llegan a tener n su tronco, como los Bao-

Los ĂĄrboles son plantas que tienen un tronco leĂąoso. Se diferencia de un arbusto porque las ramas de los ĂĄrboles crecen a una cierta altura del suelo, y no desde la misma tierra. Otra diferencia es que esas ramas parten de un tronco en los ĂĄrboles


¿CÓMO SEMBRAR UN ÁRBOL? Si tienes un jardín en tu patio delantero o trasero, es posible que disfrutes de tener diferentes tipos de vegetación en él, incluyendo flores y árboles. Los árboles en particular no solo traerán alegría a ti y a tu familia sino que también tienen beneficios adicionales, como limpiar el aire, proporcionar oxígeno, enfriar las calles, invitar a la vida salvaje y evitar la erosión. Pero sembrar un árbol no es tan simple como excavar un agujero y arrojar un árbol dentro. Tienes que considerar la tierra, el clima en donde vives, qué plantas son adecuadas para tu área local y otros factores tales como las leyes de zonificación antes de comenzar la siembra. Si te tomas el tiempo para pensar en estos factores, podrás sembrar y disfrutar con éxito de un árbol o árboles durante los años venideros. 1 Considera tu objetivo. Antes de empezar el proceso de sembrar uno o varios árboles, primero considera tu principal objetivo. Tal vez solo quieres el puro disfrute de ver el árbol crecer e invitar a la vida salvaje, como los pájaros, a posarse en las ramas. Saber lo que quieres al sembrar un árbol te ayudará a tomar las mejores decisiones en cuanto a todo, desde el tipo de árbol más adecuado a tus necesidades hasta el lugar donde sembrarlo. 2 Piensa en el clima local. Tendrás que pensar en el clima de tu área local antes de sembrar un árbol para asegurarte de adquirir una especie que sobreviva y se desarrolle bien en tu jardín o patio. Usar la escala de zonas de rusticidad para plantas puede ayudarte a identificar no solo el clima local sino también los mejores tipos de árboles para sembrar. 3 Considera la tierra. También debes considerar el terreno en tu propiedad antes de sembrar un árbol. Los factores tales como la pendiente, los vecinos, el drenaje y la erosión pueden tener afectar los tipos de árboles que se desarrollarán bien en la tierra de tu propiedad. 4 Compra un árbol. Después de haber reali-

zado el trabajo preliminar en cuanto al clima, la tierra y las leyes de zonificación, estás listo para comprar un árbol para sembrar. Compra un árbol adecuado para tu región, clima y jardín. 5 Decide en dónde quieres sembrarlo y márcalo. Una vez que hayas tenido la oportunidad de observar tu tierra y pensar en cuál es tu objetivo, puedes elegir un lugar para sembrar el árbol. Marca este lugar con un círculo amplio y de un color vivo. 6 Prepara el agujero para el árbol. Usando una pala, excava un agujero en el cual sembrarás el árbol. Debes asegurarte de que sea lo suficientemente grande como para ajustarse al tamaño del árbol y darle suficiente espacio para crecer y enraizarse 7 Coloca el árbol dentro del agujero suavemente. Finalmente, ha llegado el momento de sembrar el árbol. Después de haber preparado el agujero cuidadosamente, coloca el árbol suavemente en su nuevo hogar. Si no encaja, sácalo y ajusta el tamaño del agujero. 8 Rellena el agujero. Usando una mezcla de compost y la tierra que excavaste mientras preparabas el agujero, rellénalo. Asegúrate de tener suficiente tierra para soportar las raíces a la vez que les das espacio para crecer.


enfermedades más populares en los árboles El 95% de las enfermedades que atacan a los árboles están producidas por hongos, pero también pueden deberse a diversas bacterias o virus. Estas son las más comunes: Fitóftora Se la conoce también como “enfermedad de los setos” porque lo más frecuente es que afecte a los setos, aunque también afecta a árboles como cedros, cipreses o tejos. Sus síntomas son que las hojas se marchitan y se vuelven amarillas y después marrones, lo que hace que el árbol se muera por pudrirse tanto raíces como cuello. Esta enfermedad aparece cuando se riega de forma excesiva o si hay mal drenaje, lo que provoca que las raíces se asfixien. No hay un producto químico que sea totalmente eficaz pero sí puede intentarse con pulverizaciones en cuello y raíces unas 4 veces al año. Hongo de la miel Es muy frecuente tanto en árboles como en arbustos, coníferas y trepadoras. Es difícil identificarlo ya que sus síntomas son similares a cuando hay sequía, daños por obras, aceites, combustibles o exceso de productos fitosanitarios. El árbol empieza a marchitarse como si no tuviera agua y termina secándose, además de que se pudren el cuello y las raíces. Cuando aparece hay que desinfectar el suelo varias veces, aunque eso no asegura que puedas salvarlo, así que hay que procurar que el ejemplar esté siempre bien cuidado y drenado para que no se encharque. Oidio También conocida como “cenizo”, es una enfermedad producida por diversos hongos, y algunos árboles son más propensos que otros a padecerla. Aparece un polvillo gris o blanco en las hojas que va haciendo que las partes enfermas se sequen y se caigan. Es un hongo que se ve favorecido por zonas húmedas y temperaturas muy suaves, especialmente en primavera. Se puede tratar con fungicidas de contacto que penetren en la hoja. Roya Es una enfermedad que viene causada por diversos hongos y que se caracteriza por mostrarse con bultitos de color rojo en las hojas y en los tallos, pudiendo ser también de color naranja, amarillo o castaño según su especie. Las hojas se secan y se caen. Aparece cuando hay mucha humedad, temperatura suave y mucha lluvia de forma prolongada, especialmente en primavera y en otoño. Debes retirar las hojas y ramas afectadas para que las demás no se infecten, y puedes prevenirla fumigando cada 10 días, especialmente si esta enfermedad ya ha aparecido con anterioridad. Negrilla Es uno de los hongos más presentes en multitud de enfermedades y también en plagas como pulgones, cochinillas o moscas blancas, que segregan una sustancia sobre la que se asienta este hongo. Si aparece cualquiera de esas plagas, hay que acabar con ellas cuanto antes para que no se desarrolle el hongo. Puedes detectarlo como un polvillo negro seco que afecta a las hojas, especialmente de forma estética aunque también puede afectar a su vigor.


Para más información sobre eventos culturales de en la U de C síguenos en Facebook:

Revista  
Advertisement