Page 1

32 l

Miércoles 20 de marzo de 2013 l Heraldo de Aragón

ECONOMÍA Kimberly-Clark cerrará en mayo su fábrica de pañales de Calatayud, con 208 empleados Incapaz de conseguir comprador para la planta después de meses de negociaciones, anuncia el fin de la actividad CALATAYUD. La fábrica bilbilitana de Kimberly-Clark cerrará al no haberse encontrado comprador para la que es una de las plantas más competitivas y productivas de la multinacional americana. A mediados de mayo terminará la producción y se quedarán en la calle los 208 trabajadores directos con los que ahora cuenta esta industria, dedicada a la fabricación de pañales. El pasado mes de octubre Kimberly anunciaba que se retiraba del mercado de pañales en Europa para centrar sus recursos e inversiones en otros productos y mercados con mayor potencial. Como consecuencia de esa decisión estratégica, ponía en venta y en funcionamiento su planta de Calatayud, con instalaciones, equipos y personal, así como la italiana de Alanno y la polaca de Klucze y cerraba la de Bartón. Durante todos estos meses se ha intentado buscar un comprador, pero las negociaciones no han prosperado. Hoy, en una reunión con el comité de empresa, se explicarán las gestiones realizadas y las empresas con las se ha estado negociado porque las conversaciones se han llevado con confidencialidad y no se ha compartido la información. Según el director gerente de la fábrica bilbilitana, Agustín Sánchez, «han sido bastantes», y el proceso ha resultado «muy largo y complicado». Si la venta no se ha llegado a efectuar ha sido, según Sánchez, porque «este es un negocio muy duro y difícil». Explicó que Kimberly en los últimos 20 años ha invertido en Europa mil millones de dólares para tratar de construir un negocio sólido, y aún con la capacidad tecnológica y financiera de esta firma no lo ha conseguido. «Evidentemente cuando las distintas compañías han ido conociendo los detalles del mercado y las enormes cantidades de dinero que hay que ma-

EL COMITÉ DE EMPRESA

En desacuerdo. «El comité quiere expresar su total desacuerdo con el cierre de la planta de Calatayud. Esta decisión de Kimberly-Clark es dramática y muy dolorosa para los trabajadores directos e indirectos de la fábrica, que han mostrado un comportamiento profesional y ejemplar siempre. Además, entendemos que es tremendamente perjudicial para la comarca de Calatayud, para la que sería fundamental conservar la actividad». HAN DICHO

Trabajadores de Kimberly-Clark, a la salida de la fábrica después de conocer la noticia del cierre. JESÚS MACIPE

nejar con materias primas e inversiones, se han dado cuenta de que el negocio era enormemente difícil, cuando no imposible», señaló Sánchez. En total desacuerdo con el cierre Desde el comité de empresa, a través de un comunicado de prensa, expresaron su «total desacuerdo con el cierre» y reconocieron que la decisión de la multinacional es «dramática y muy dolorosa para los trabajadores directos e indirectos de la fábrica, que han mostrado un comportamiento profesional y ejemplar durante todos los años de historia de la planta». A principios de abril se abrirá un proceso legal de consultas con una duración de unos 30 días, y tras el periodo de comunicaciones, a mitad de mayo se extinguirán los contratos. «La com-

pañía está en la mejor disposición para alcanzar un acuerdo todo lo satisfactorio que las circunstancias actuales lo permiten», señaló el director gerente, quien añadió que si hubiera habido una opción no se hubiera cerrado. «No ha había ningún interés económico por parte de Kimberly Clark, y esta decisión les va a costar en lo económico mucho más dinero del que hubiera costado la venta, pero ha considerado que la venta no era viable y que el futuro de los trabajadores iba a estar muy en riesgo». Los representantes de los trabajadores, por su parte, indicaron que todavía no se les ha comunicado la apertura de las negociaciones y que esperarán a hacer valoraciones, puesto que están «a la espera de recibir toda la información por parte de la empresa».

El anuncio de cierre de Kimberly-Clark caía como una losa en esta ciudad, que ha perdido en los últimos años otras industrias importantes en número de trabajadores como Dana Automoción o Cisa. La noticia se conocía pasadas las 13.00, después de que los empleados de los tres turnos en los que se trabaja hubieran sido convocados a una reunión en la que participaron responsables de la compañía en Europa. El alcalde bilbilitano, José Manuel Aranda, manifestó que «es un mazazo importantísimo» el cierre de esta empresa emblemática. «Es un día tremendamente duro», dijo, y manifestó que de todas las negociaciones que se han llevado a cabo han tenido conocimiento las consejerías de Industria y Economía de la DGA. SILVIA LACÁRCEL

«Era la mayor empresa en estos momentos funcionando, es un día duro pero hay que buscar soluciones. Vamos a solicitar que Calatayud sea declarada de interés especial en cuanto a implantación industrial» JOSÉ MANUEL ARANDA Alcalde de Calatayud

«Llevamos cinco meses buscando solución. Han pasado grupos industriales, muchas empresas y hasta ahora no ha sido posible encontrarla. Lo veo difícil después de todo lo experimentado» AGUSTÍN SANCHEZ Director gerente de Kimberly- Clark Calatayud


ABC

Kimberly-Clark cierra la mayor fábrica de Calatayud: 250 empleos perdidos 19-03-2013 / Roberto Pérez

La multinacional estadounidenses Kimberly-Clark ha decidido cerrar su fábrica de pañales de Calatayud (Zaragoza). Altos directivos de la división europea de Kimberly-Clark se desplazaron este lunes desde Londres para comunicar personalmente la decisión al comité de empresa. El cierre ya tiene fecha marcada: el próximo 15 de mayo. La noticia es un mazazo para el mercado laboral de Calatayud. Es la mayor fábrica de la ciudad, de la que dependen cientos de familias en una localidad de poco más de 20.000 habitantes con escaso tejido industrial que tenía en Kimberly-Clark su mayor centro productivo, con más de 200 empleos directos y decenas más de indirectos. La plantilla fija de la factoría supera ligeramente los 200 puestos de trabajo, pero a lo largo del año eran habituales puntas de trabajo con temporadas en las que se han llegado a rondar los 250 empleos. De media, la desaparición de Kimberly-Clark puede suponer, en la práctica, la destrucción de unos 250 puestos de trabajo en Calatayud, entre directos e indirectos. En octubre del año pasado, la multinacional decidió desprenderse del negocio de fabricación de pañales en Europa por no resultarle rentable. De las tres factorías europeas que tenía para la producción de pañales, sólo decidió mantener la de República Checa. En octubre anunció el cierre de la planta de Reino Unido y puso en venta la de


Calatayud. Pero tras meses de negociaciones con varios interesados en comprar la fábrica, no ha fructificado acuerdo alguno y Kimberly-Clark ha optado por la medida más drástica: cerrarla. Fuentes directamente relacionadas con el proceso han indicado a ABC que la multinacional estadounidense estaba dispuesta a vender la fábrica a precio incluso simbólico. Pero la condición pasaba por que el comprador asumiera íntegramente la plantilla y la mantuviera durante un número de años suficiente para eximir a Kimberly-Clark de cualquier responsabilidad laboral. Y este parece haber sido el escollo que al final ha resultado insalvable. El cierre, además, es inminente, en cuestión de un par de meses. Tras comunicar la decisión a la plantilla, la fábrica permanecerá cerrada un par de días, sin actividad. Luego se reanudará mientras se negocian las indemnizaciones, que serán multimillonarias y en las que al parecer Kimberly-Clark tiene voluntad de alcanzar acuerdos con los trabajadores por encima de lo legalmente establecido para los despidos. El problema de fondo, sin embargo, no son tanto las indemnizaciones que individualmente reciban los trabajadores sino los más de 200 empleos que desaparecen de un plumazo en una ciudad de por sí muy castigada por el paro y, hoy por hoy, sin perspectivas de nuevos proyectos industriales. La Consejería de Industria del Gobierno aragonés llevaba meses pendiente de las negociaciones entre Kimberly-Clark y los posibles compradores. En varias ocasiones insistió en que quien adquiriera la factoría contaría con las máximas ayudas posibles por parte de la Administración autonómica.


ABC

Alcalde de Calatayud (Zaragoza) lamenta el cierre de la planta Kimberly Clark 20-03-2013 / 9:00: h EFE

El alcalde de Calatayud (Zaragoza), José Manuel Aranda, ha lamentado el cierre de la planta de Kimberly Clark ubicada en la localidad y se ha comprometido a buscar soluciones para las familias afectadas y para las que en la actualidad sufren el problema del desempleo. Aranda se ha solidarizado con el "dolor" de las familias que se verán afectadas por el cese de actividad en esta planta a través de un comunicado de prensa. El cierre de esta empresa, dedicada a la fabricación de pañales, fue anunciado ayer después de que la compañía no haya encontrado un posible comprador de la misma como negocio en funcionamiento tras la decisión estratégica adoptada el pasado octubre de 2012 de salir de la categoría de pañales en Europa. La planta de la multinacional Kimberly-Clark de Calatayud cuenta con 208 empleados, más 17 externos en logística y seis en seguridad y restauración, y prevé cerrar a mediados de mayo.


Aragón Digital

Economía 19/3/2013

Redacción

Kimberly-Clark anuncia el cierre de su planta en Calatayud con 231 empleados La multinacional Kimberly-Clark ha anunciado el cierre de su planta en Calatayud. La empresa desea pactar con los representantes de los trabajadores la salida de sus 231 empleados. Se espera que la planta finalice su producción a mediados de mayo de este año. La compañía asegura que se ha visto forzada a realizar este cierre. Zaragoza.- La multinacional Kimberly-Clark ha anunciado este martes el cierre de su planta en Calatayud. De esta manera, deja en la calle a sus 231 empleados, aunque la empresa ha señalado que desea pactar con los representantes de los trabajadores la salida de todos los empleados. Se espera que la planta finalice su producción a mediados del mes de mayo de este año. En octubre de 2012, Kimberly-Clark anunció su decisión estratégica de salir de la categoría de pañales en Europa. La planta de la compañía en Calatayud se puso entonces en venta a la espera de encontrar un posible comprador de la fábrica como negocio en funcionamiento. La compañía asegura que se ha visto forzada a realizar este cierre

“A pesar del esfuerzo de Kimberly-Clark y del equipo de dirección de la planta, no se ha encontrado comprador y la compañía se ha visto forzada, como única alternativa, a proponer el cierre de las

instalaciones”, ha explicado la empresa en un comunicado. Asimismo, han aclarado que “la decisión no es en modo alguno reflejo del desempeño de la planta o de sus trabajadores”. Se trata de una decisión estratégica, resultado por una parte de la revisión del negocio de consumo de Kimberly-Clark en Europa y, por otra parte, de la ausencia de interés en la compra de la planta. “Esta decisión no ha sido tomada a la ligera y lamentamos profundamente tener que proponer este cierre. La compañía trabajará proactivamente con los sindicatos en todo momento para garantizar la realización del apropiado proceso de consulta. Nuestra prioridad es garantizar que los trabajadores reciban un trato justo y cuenten con todo el apoyo necesario durante estos difíciles momentos”, ha explicado vicepresidente Europeo de Producción de Kimberly-Clark, Dave Faddis. Por otro lado, el comité de empresa de Kimberly-Clark Calatayud ha expresado su total desacuerdo con el cierre de la planta de Calatayud. “Esta decisión de Kimberly-Clark es dramática y muy dolorosa para los trabajadores directos e indirectos de la fábrica, que han mostrado un comportamiento profesional y ejemplar durante todos los años de historia de la planta. Además, entendemos que es tremendamente perjudicial para la comarca de Calatayud, para la que sería fundamental conservar actividad en la fábrica”, han asegurado en un comunicado los representantes. Para el secretario general de FSC, Enrique Gracia, este cierre es "sorprendente" porque Kimberly-Clark no es una empresa en crisis. "Es una empresa viable económicamente, que obtiene importantes beneficios, que tiene clientes, un mercado abierto y competitivo", ha añadido. Asimismo, Gracia ha asegurado que la plantilla está "desolada" porque la noticia ha caído como "un mazazo". Finalmente, han aclarado que no se ha realizado todavía la notificación de la apertura del periodo de consultas que establece la ley para los casos de despido colectivo. Además, han señalado que esperan recibir toda la información por parte de la empresa.


Aragón Digital

Economía 19/3/2013

Redacción

CHA pide al Gobierno de Aragón una solución para la fábrica en Calatayud El presidente de CHA, José Luis Soro, se ha mostrado preocupado por el cierre de Kimberly-Clark en Calatayud, previsto para el próximo 15 de mayo. Así, reclama al Gobierno de Aragón que actúe de manera inmediata para conseguir una solución, presentando además una iniciativa en las Cortes de Aragón. Zaragoza.- CHA lamenta la noticia del cierre de Kimberly-Clark en Calatayud que, tal y como se les comunicó a los trabajadores, está previsto para el 15 de mayo. El presidente de CHA, José Luis Soro, reclama que se “luche por la conservación del empleo en una empresa que siempre se ha considerado rentable”. Para Soro “no tiene sentido que durante meses la Dirección El presidente de CHA, José Luis Soro, en una imagen de archivo y el Gobierno de Aragón hayan asegurado que había compradores para la planta de Calatayud y ahora se cierre sin más”. Chunta Aragonesista critica “el desinterés del Gobierno de Aragón sobre el futuro de las empresas aragonesas”. “Hace unos meses oímos al consejero de Economía y Empleo decir que estaban “poco preocupados” por Kimberly-Clark, lástima que comprobemos lo cierto que eran sus palabras y tengamos que sufrir las consecuencias de esta despreocupación”, ha concluido el presidente de CHA. Desde CHA se presenta una iniciativa en las Cortes de Aragón. Además, se buscará una reunión con el Comité de empresa para conocer la situación y las posibles salidas para la empresa. Por su parte, Diego Percebal, presidente de CHA-Calatayud, está muy preocupado porque “la situación en la que se queda la comarca es lamentable”, es un golpe mortal al empleo que se “suma al cierre de grandes empresas”.


Aragón Digital

Economía 19/3/2013

Redacción

El PSOE espera que la DGA encuentre un comprador para la planta El anuncio de cierre de la planta de la empresa Kimberly-Clark, situada en Catalayud, ha despertado la reacción del PSOE, que espera que la DGA sea capaz de encontrar un comprador antes de mayo. El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Javier Sada, considera que la empresa tiene futuro y que su presencia allí es fundamental. Zaragoza.- El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Javier Sada, ha lamentado el anuncio de Kimberly-Clark del cierre de su planta de Calatayud, dedicada a la fabricación de pañales, con una plantilla de 230 empleados.

Imagen de archivo del portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Javier Sada

Sada ha señalado que espera que el Gobierno de Aragón haga un esfuerzo suplementario en el próximo mes y sea capaz de buscar un comprador para la empresa antes del próximo mes de mayo,

fecha del anuncio del cierre definitivo de la empresa. Sada ha indicado que “en estos momentos estamos con los trabajadores y con la empresa, por ello es fundamental encontrar una salida a una planta con futuro y en la que creemos. Y además es fundamental para toda la zona de Calatayud y Aragón”.


El Peri贸dico de Arag贸n - 20/03/2013


Calatayud pone en marcha un ciclo de talleres para familias El área de Bienestar Social del Ayuntamiento de Calatayud propone un ciclo de talleres dirigido a todas aquellas familias interesadas en desarrollar habilidades que les permitan hacer frente a retos que se les presentan en relación a sus hijos. Bajo el título ‘Educar en familia’, se propone esta serie de charlas que se desarrollarán a lo largo de todo el año y cuyo objetivo fundamental es facilitar una serie de herramientas y conocimientos que permitan incrementar la calidad de vida y bienestar social de los menores y sus familias. La primera sesión tuvo lugar ayer, pero habrá más en los próximos meses.

Heraldo de Aragón 20/03/2013

Noticias de Calatayud 20 de Marzo de 2013  

Noticias de Calatayud 20 de Marzo de 2013

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you