Page 1

El Peri贸dico de Arag贸n - 15/10/2012


4 l ARAGÓN

Lunes 15 de octubre de 2012 l Heraldo de Aragón

Las lluvias caídas en el último año en buena parte de Aragón son propias de un desierto Muchas zonas del tercio central de la Comunidad han recibido menos de 250 l/m2, cantidad equiparable a la pluviometría registrada en 12 meses en desiertos como el de Gobi o Arizona ZARAGOZA. La fuerte sequía que sufre Aragón desde el verano de 2011 ha provocado que en el último año las lluvias caídas en buena parte de Zaragoza, Teruel y, en menor medida, Huesca sean equiparables a las que se recogen en un desierto. A pesar de los chubascos de las últimas horas, en 12 meses muchas áreas del tercio central de la Comunidad han recibido menos de 250 litros por metro cuadrado (l/m2), una precipitación similar a la que cae en otras zonas del planeta como el desierto de Arizona o el de Gobi. Según la red de observatorios de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), del Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) de la Confederación y de la Oficina del Regante de la DGA, entre el 1 de octubre de 2011 y el pasado 30 de septiembre el punto de Aragón en el que menos llovió fue el barrio zaragozano de Montañana con solo 157 l/m2, una pluviometría realmente baja comparable con las de latitudes todavía más áridas como el desierto del Sáhara. Esa cifra es un dato extremo, pero los registros del año hidrológico 2011/2012 muestran otros muchos lugares en los que las precipitaciones se situaron por debajo o alrededor de los 200 l/m2: en El Bayo solo se recogieron 165; en Monreal del Campo, 180; en Belchite, 181; en Fraga, 187; en Quinto, 189; en Daroca, 197; en Alcolea de Cinca, 209; en Caspe, 213... El listado de observatorios en los que no se llegó a los 250 l/m2 es todavía más amplio, y ese es precisamente el umbral que suele utilizarse para referirse a una zona como desértica. En realidad, la pluviometría es solo uno de los factores que se utilizan para definir un desierto. No obstante, está ampliamente aceptado que por encima de esa cantidad de lluvia es más correcto hablar de estepas y por debajo están los desiertos –que a su vez pueden ser más o menos secos, oscilando entre los 250 l/m2 de Arizona, los 200 de Gobi, los 100 de algunas áreas del Sáhara o los 30 de Atacama–.

El llano y la montaña En Aragón, la dificultad que encuentran los frentes para penetrar provoca que en buena parte de la Comunidad las lluvias sean bastante escasas. Aunque para el conjunto del territorio la pluviometría anual se sitúa en 548 l/m2, en el valle del Ebro, en las depresiones del Jalón y el Jiloca y en una amplia franja del sector centrooriental la precipitación media no suele alcanzar los 400 e incluso los 350 l/m2. No obstante, esas cantidades son promedios históricos. En periodos de sequía como el actual las pluviometrías son todavía más bajas y llegan a bajar de los 300, los 250 e incluso los 200 l/m2 quedándose el valores más pro-

JESÚS MACIPE

Los embalses acaban la campaña de riego en niveles de emergencia La escasez de precipitaciones ha provocado que casi todos los grandes embalses aragoneses hayan cerrado la campaña de riego en niveles de emergencia. Los pantanos del Aragón, el Gállego, el Cinca, el Ésera, el Noguera Ribagorzana, el Jalón, el Martín, el Guadalope se encuentran en el máximo nivel de aviso según el índice de sequía de la CHE, mientras que los del Huerva, el Aguas Vivas y el Matarraña están en umbrales de alerta. En la imagen, el embalse de La Tranquera, que ayer estaba al 17% de su capacidad. I. A. U.

Pluviometría entre el 1-10-2011 y el 30-9-2012 PLUVIOMETRÍA ANUAL

100

Precipitación acumulada (en litros por metro cuadrado)

En zonas del desierto del Sáhara caen 100 l/m2.

200

En el desierto de Gobi caen unos 200 l/m2.

250

En el desierto de Arizona caen menos de 250 l/m2.

Precipitaciones (m.m) 0-100 100-200 200-300 300-400 400-500 500-650 650-800 800-1.000 1.000-1.250 1.250-1.500 1.500-1.800 1.800-10.000

Déficit respecto a la precipitación media de los últimos cinco años EN ARAGÓN*

*Del 1-10-2012 al 30-9-2012 Montañana. 157 l/m2. El Bayo. 165 l/m2. Monreal del Campo.180 l/m2. Belchite. 181 l/m2. Fraga. 187 l/m2. Quinto. 189 l/m2. Daroca. 197 l/m2. Tauste. 199 l/m2. Alcolea de Cinca. 209 l/m2. Caspe. 213 l/m2. Calatayud. 222 l/m2. Zaragoza e Híjar. 224 l/m2. Boquiñeni, Pastriz y La Almolda. 225 l/m2. Luna. 228 l/m2.

Difrencia promedio Tanto por uno 0,5 0,5-0,75 0,75-0,95 0,95-1,05 1,05-4 FUENTE: JGAAÑFLDJG JAFD GADF G

HERALDO

pios de un desierto que de una estepa. En total, en el último año en Aragón ha llovido en torno a un 30% menos de lo habitual, y esa escasez ha afectado a los cultivos, a los pastos, a la vegetación, a los acuíferos, al caudal de los ríos... Sin embargo, lo que condiciona la situación de los embalses no son las escasísimas pluviometrías del valle del Ebro y de sus estribaciones, sino el déficit acumulado en el Pirineo y, en menor medida, en la Ibérica zaragozana y turolense. En el Alto Aragón, la pluviometría anual puede superar los 1.800 l/m2. Por eso, aunque en épocas de sequía las cantidades totales sigan siendo altas, el volumen de lluvia que deja de recogerse es mucho mayor que el del resto de la Comunidad. Por ejemplo, en los últimos 12 meses en Canfranc han caído 1.344 l/m2, 520 menos de lo que marcan los promedios históricos, y en el refugio de Góriz se han registrado 1.356, 386 menos que en un año normal. En la Ibérica sucede algo parecido, aunque en esas montañas la pluviometría no suele acercarse a los 1.000 l/m2. 293 millones en pérdidas Según los índices de sequía que maneja la Confederación Hidrográfica del Ebro, la falta de lluvias continuada ha provocado que casi todos los embalses aragoneses hayan acabado la campaña de riego en niveles de emergencia. Solo los pantanos del Huerva, el Aguas Vivas y el Matarraña están algo mejor, pero aún así se encuentran alerta. La situación de los ríos es igual de mala. Siempre según los indicadores de la CHE, el caudal que presentan en sus cabeceras es tan bajo que todos ellos están en umbrales de emergencia. En cuanto a los daños en el campo, el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de la DGA calcula que la sequía ha causado a los agricultores aragoneses unos 277 millones de euros en pérdidas, de los que 110 millones corresponden al regadío y el resto, 167, se han producido en los cultivos de secano. Además, la falta de pastos ha obligado a los ganaderos de extensivo a alimentar sus rebaños con un pienso de elevado precio, lo que ha supuesto un encarecimiento de los gastos de producción. La DGA cifra este sobrecoste en 10 millones de euros para las explotaciones de ovino y caprino y 6 para los productores de vaca nodriza. Lobón vuelve a pedir ayudas hoy Agricultura ya ha enviado al Ministerio esta estimación de daños. No obstante, el consejero Modesto Lobón volverá a llevar las cifras a la conferencia sectorial que hoy se celebra en Madrid. Allí pondrá sobre la mesa «lo patética que es la situación» e insistirá al ministro Miguel Arias Cañete que «ya es el momento» de aprobar un decreto de sequía «o algo parecido, aunque sea solo para la cuenca del Ebro». Ya han sido varias las ocasiones en las que Lobón ha acudido al Ministerio con esta petición y en todas ha recibido como respuesta que aún no era el momento y había que esperar –la situación es similar a la de 2005, pero ahora no hay dinero–. I. ARISTU


El Borja fue más efectivo en San Íñigo 0-1

Calatayud Borja

Calatayud Santi, Baguena, Rute, Díez, Mo-

tero, Sarriá, Toño, Sabin (Pablo, 67), Guille, Fran y José (Aarón, 46). Borja Monsalvo, Marcos, Roncal, Aranda, Pasamar, Carmelo, Perea, Gallur (Jordá, 86), Imanol, Charly Martínez y Fran (Adrián, 72). Goles: 0-1, min. 58: Fran. Árbitro: Torner. Amonestó a los locales Sarriá, Baguena, Fran, Rute y Toño, y a los visitantes Roncal, Imanol, Marcos y Charly Martínez.

CALATAYUD. El Calatayud,

que se empleó ayer a la conta, tuvo dos clarísimas oportunidades en el primera mitad, pero no supo resolver ante Monsalvo. Mientras, el Borja llevó el dominio durante los primeros 45 minutos, aunque sin la profundidad necesaria para crear peligro. El conjunto bilbilitano se adueñó del choque tras la reanudación y pudo anotar en un remate de Toño que sacó un defensor desde la misma línea. Sin embargo, Fran sí que aprovechó su única oportunidad para adelantar a los visitantes, que resistieron hasta el final ante un Calatayud que, pese a su empuje, no pudo empatar. JESÚS MARTÍNEZ

Heraldo de Aragón 15/10/2012

Noticias de Calatayud 15 de octubre de 2012  
Noticias de Calatayud 15 de octubre de 2012  

Noticias de Calatayud 15 de octubre de 2012

Advertisement