Page 1

Heraldo de Aragón - 15/08/2012 COMUNIDAD DE CALATAYUD

Calatayud inicia sus fiestas más populares con el tradicional chupinazo Emilio García Larrea fue el encargado de lanzar el cohete que dio comienzo a San Roque

La plaza de España de Calatayud, llena a reventar, inmediatamente después del lanzamiento del chupinazo. JESÚS MACIPE CALATAYUD. Tarde de calor, de

mucho calor, pero pudo con él la alegría de los miles de bilbilitanos que en la plaza de España esperaron el lanzamiento del chupinazo. Fue el primer momento, el más bullicioso e intenso, uno de los que, además de color, da personalidad a las fiestas de San Roque, una celebración que por tratarse de un conjunto de tradiciones religiosas y profanas y por ser un fenómeno de atracción de visitantes fue declarada de interés turístico de Aragón en octubre de 1994. Al salón de plenos de la casa consistorial, escenario de momentos solemnes y protocolarios, fueron llegando desde las 19.00, y vestidos para la fiesta, representantes de las peñas y de la corporación municipal, el peñista del año y la cofradía con el santo. Abajo, mientras el reloj corría, la plaza se iba llenando. En el centro, de chavales que no huyen sino que disfrutan entre harina, huevos o polvos de talco, y alrededor de quienes viven este momento metidos de lleno en la fiesta, pero de otro modo… «más curioso». En el balcón, el alcalde bilbilitano, José Manuel Aranda, dio paso al peñista del año, elegido como representante de los peñistas por encarnar el espíritu sanroquero y por haber trabajado a favor de la fiesta. «Para quienes llevamos años metidos en las peñas, te puedes imaginar lo que supone este reconocimiento, a una labor, que simplemente haces por lo sientes, porque te sale», explicó Emilio García Larrea. Fue dos años peñista de El Cachirulo, pa-

só también por Los Que Faltaban, y cuando un grupo de amigos se lanzó a crear una peña, La Garnacha, tiró del proyecto. «Ellos fueron los valientes y los demás nos adherimos a esa idea», comentó. En los momentos previos al encendido de la mecha, García Larrea recordó a quienes durante tantos años han vivido la fiesta y le han hecho sentir de forma especial estos días, y a la cofradía, «que es una parte muy importante de estas fiestas», señaló. Nombró a las peñas, una a una, en el cielo bilbilitano explotó el cohete, y cayeron cintas y confeti. «Tiramos 60 kilos de papel totalmente

ignífugo y reciclable. Se duplica la cantidad para lo que es plaza y para que sea impresionante», explicó José Bueno, al frente de la logística de este ansiado momento. Y se logró el buscado efecto para el minuto uno de estas fiestas, que durarán hasta el viernes 17. Las fechas de la celebración son una de las circunstancias que hacen algo distinto este San Roque con respecto a años anteriores, porque no han cogido fin de semana. Otra novedad es que no va a haber corrida de toros, sino festejos populares. Los días en los que ha caído la fiesta y los ajustes en las economías familiares han

podido hacer que sean menos los peñistas. Se calcula que llegarán a los 4.000, pero no alcanzarán los 5.000 de las últimas ediciones. «Esperamos algo de bajada», explicó Armando Pellejer, presidente de Interpeñas, quien destacó que «para la mayoría de los peñistas, este momento se lleva esperando y preparando todo el año, así que es de lo más grande», comentó. El alcalde confió en que antes o después llegará la declaración de fiesta de interés nacional, y apelo «al civismo y al sentido común de las personas, porque la ciudad desmerece si no está limpia». SILVIA LACÁRCEL


El Peri贸dico de Arag贸n - 15/08/2012


Noticias de Calatayud 15 de agosto de 2012  

Noticias de Calatayud 15 de agosto de 2012