Issuu on Google+

Heraldo de Aragón l Miércoles 1 de agosto de 2012

JUEGOS OLÍMPICOS 2012

DEPORTES I 35

LOS ARAGONESES

HA DICHO

Con la cabeza alta Pablo Abián se despide de los Juegos tras plantar cara al indonesio Hidayat

El aragonés Pablo Abián arma el brazo derecho para rematar un volante. FELIPE TRUEBA/EFE ZARAGOZA. «Estoy

muy feliz por el torneo que he realizado. He jugado de tú a tú a un campeón olímpico, y partidos como éste te ayudan a seguir mejorando para futuras competiciones». Pablo Abián resumía ayer un estado de felicidad que podría haber sido mayúsculo si hubiera colocado su nombre en la lista de los 16 jugadores que continuaban en los Juegos en el cuadro individual. Pero el indonesio Taufik Hidayat rompió el sueño de un hombre que el lunes entró en la historia de este deporte al convertirse en el primer español que ganaba un partido olímpico de bádminton masculino. En la pista 1 del Wembley Arena, el aragonés plantó cara a la estrella mundial, campeón en Atenas 2004, a la que hizo sudar y sufrir. Pero el magnífico trabajo

La familia de Abián, ayer en la grada del Wembley Arena. ADEK BERRY/AFP

del primer set no tuvo premio (2220), y el rival no le dio tregua en el segundo (21-11). «¡Pablo, Pablo!», se escuchaba desde la grada. Gritos de ánimo de su familia –sus padres Antonio y Carmen, sus hermanos Javier y María– que

aplaudió el trabajo de un hombre que se presentaba en su segunda cita olímpica con la ambición de luchar por un diploma. «Clasificarse para unos Juegos es muy importante, y también lo es haber ganado un partido. Ha sido una pe-

na el duelo de hoy (por ayer), pero me despido contento», reiteraba el de Calatayud. Pablo Abián tenía clara la víspera del duelo cómo intentar parar a un rival con un brillante palmarés: «Para contrarrestar su inmensa calidad, intentaré que las jugadas sean largas con el fin de que se desgaste físicamente». El bilbilitano salió enchufado, logrando una ventaja de 4-0. El indonesio, un tanto despistado, le devolvió el parcial forzando a Abián a ejecutar globos defensivos que remataba con potentes ‘smashes’ desde el fondo de la pista. Abián intentaba cambiar el juego, más agresivo, moviendo de lado a lado a un Hidayat que se defendía con todas sus armas. Las superioridades que lograba Abián (5-8, 6-10, 9-11) eran contrarrestadas por el asiático, que contó con la ‘ayuda’ de la juez principal, la malasia Lin Na Yau, que le ‘regaló’

«Clasificarse para unos Juegos es muy importante, y también lo es haber ganado un partido. Ha sido una pena la derrota de hoy (por ayer), pero me despido contento» PABLO ABIÁN Olímpico aragonés de bádminton

un punto cuando el marcador reflejaba un 10-11. Abián le recriminó que el volante había tocado la línea y que el punto era suyo. «La había visto dentro; le he dicho que había dado en la línea, pero no ha querido corregir su decisión. Hay que aceptarlo, aunque eso ha cambiado bastante la dinámica del partido», explicaba el aragonés. La estrategia marcada por el seleccionador, Arturo Ruiz, no cambió: «Intentar alargar los puntos para que el partido fuera, por lo menos, a tres sets. Cansarle». Hidayat se secaba continuamente la cara. Abián no aflojaba el ritmo. El intercambio de golpes se tradujo en una alternancia de puntos en el electrónico. El choque llegaba al momento decisivo. El bilbilitano volteó un 19-17 en contra para tener franco el set: 19-20. Un punto que dominó, un ‘smash’ sencillo a media pista y... la red. Cara de disgusto de Pablo Abián. Taufik Hidayat respiró y sentenció. El aragonés quedó tocado. El juego no decreció, pero aumentaron los errores no forzados. «En cuanto das unos puntos de ventaja, juega más y tranquilo. En el segundo set me ha dominado y no he podido hacer nada», asumía. El entrenador le pedía «paciencia». «Sin paciencia no vamos a ningún lado», insistía. Pero la pista rápida y el ligero viento que hacía volar de más el volante terminaron por deconcentrar a Pablo Abián. «He peleado, he luchado. Pero, al final, ha sido el mejor. Estoy muy orgulloso de haber llegado hasta aquí», se despedía el bilbilitano, que recibió el mejor regalo: el abrazo de sus seres queridos. A. C. G.


El Peri贸dico de Arag贸n - 01/08/2012



Noticias de Calatayud, 1 de agosto de 2012