Page 1

Heraldo de Aragón - 25/05/2012

Fernández Díaz avisa de que no habrá más Guardia Civil en los pueblos pese a los robos El ministro de Interior visitó ayer Calatayud sin comprometerse con la nueva comisaría CALATAYUD. El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, fue claro ayer en Calatayud: no habrá más efectivos de la Guardia Civil en el medio rural a pesar de los numerosos robos que se vienen registrando en Aragón. «Faltaría a la verdad si dijera que estamos en condiciones de incrementar notablemente las plantillas, porque estamos en la situación que estamos», reconoció refiriéndose a las dificultades presupuestarias. Según explicó el máximo responsable de la seguridad, desde el Gobierno central se ha hecho «un esfuerzo especial» para que la tasa de reposición en la oferta de empleo público, tanto en Policía Nacional como en Guardia Civil, no tenga el tope que se ha fijado para el conjunto de la administración pública. «A pesar de eso, no cubrimos las bajas que se producen», reconoció Fernández Díaz. El titular de Interior manifestó que la situación de los efectivos de este último cuerpo es un asunto que iba a abordar con la Guardia Civil en su visita de ayer a Aragón. «Vamos a hacer todo lo que podamos», comentó, pero también aludió a que en los momentos actuales hay que tratar de «hacer más con menos». Este argumento también es de aplicación a las nuevas infraestructuras de seguridad, por lo que el ministro tampoco se comprometió claramente a dotar a la ciudad de Calatayud de una nueva comisaría para la Policía Nacional. Era esta una de las peticiones que se le hacía desde el Ayuntamiento bilbilitano. «En la medida de nuestras posibilidades, y a pesar de las dificultades, procuraré atenderla», se comprometió Fernández Díaz, si bien reitero lo importante que es «la cooperación y eficacia en los distintos niveles administrativos» en un momento en el que «las administraciones estamos inmersas en un esfuerzo colectivo de consolidación fiscal, que debe guiar toda nuestra actividad».

Fernández Díaz –en el centro de la comitiva oficial– recorre el paseo de Calatayud. JESÚS MACIPE

Con su visita a Calatayud, el ministro respondió a la invitación que le hizo el alcalde bilbilitano y compañero de partido, José Manuel Aranda, para conocer la antigua fábrica de harinas de La Merced, de propiedad municipal, y que se ofrece a Interior para que se rehabilite y se convierta en nueva comisaría en una zona de expansión y con buenos accesos. El primer edil dijo no ser ajeno «a la difícil coyuntura económica», pero afirmó que era su obligación trasladar «nuestras carencias» y solicitó al ministro y al director adjunto operativo de la Policía Nacional «el refuerzo y el mantenimiento» de esa plantilla y el apoyo para que disponga de unas instalaciones «anheladas en esta ciudad». Aranda expresó su reconocimiento a los miembros de los cuerpos de seguridad del Estado «por su alto grado de compromiso, eficiencia y eficacia» y agradeció la colaboración y la

UNA VISITA ESPECIAL

El ministro vivió en Calatayud entre los 10 y los 14 años. Calatayud fue uno de los destinos del padre de Jorge Fernández Díaz, militar de profesión. El ahora ministro vivió en la ciudad de los 10 a los 14 años y pasó los veranos en Maluenda y en Paracuellos de Jiloca, donde un tío suyo era sacerdote. Ayer recordó cuando en estas localidades recogía fruta caída de los árboles que después, con mulas, se llevaba a Calatayud para hacer mermelada. Visitó el instituto en el que estudió y la colegiata del Santo Sepulcro y también recorrió el paseo, del que recordaba la tómbola que se instala por San Roque.

«excelente» coordinación de la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Local. Fernández Díaz llegó a mediodía a la casa consistorial de la plaza de España, donde le esperaban la corporación municipal, autoridades civiles y militares y el director del instituto de educación secundaria Leonardo de Chavacier –antes Primo de Rivera–, el centro en el que el ahora ministro de Interior estudió primero de bachillerato. Después de saludarlos uno a uno, firmó en el libro de honor. «Si no fuera por el cariño tan vinculado a mi experiencia vital y a mi biografía personal, previsiblemente yo hoy no estaría aquí», confesó, pero esta visita de trabajo, según dijo, fue prioritaria en su agenda. La estancia del ministro se prolongó hasta media tarde, y en ella, reconoció algunos de los lugares que recordaba de una parte de su infancia. SILVIA LACÁRCEL


Aragón Digital Zaragoza 24/5/2012

Elsa del Cacho Gallego

Calatayud presenta al Ministerio del Interior una propuesta para convertir su antigua fábrica de harinas en Comisaría El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha viajado este jueves a Calatayud para conocer las instalaciones de esta fábrica y los detalles del proyecto. El Ayuntamiento de Calatayud ha ofrecido este edificio al Ministerio para que se rehabilite y se traslade a él la actual Comisaría de Policía Nacional de la ciudad, ya que ésta tiene algunos problemas de espacio. Calatayud.- El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha visitado este jueves Calatayud para conocer en profundidad el proyecto a través del que el Ayuntamiento de esta ciudad propone ubicar una nueva Comisaría de Policía Nacional en el edificio principal de la antigua Harinera de “La Merced”. El Consistorio bilbilitano propone ceder este espacio (de reciente propiedad municipal) al Ministerio para que se rehabilite y acondicione como comisaría. El Ayuntamiento ha explicado que las instalaciones gozan de óptimas condiciones para este fin y que, sobre todo, resolverían las carencias de la actual comisaría. Fernández Díaz ha asegurado que “el ofrecimiento se estudiará”. Tal y como han explicado desde el Consistorio de Calatayud, “la antigüedad de unos 40 años de las instalaciones de la actual Comisaría de Policía Nacional (situada en la confluencia de las calles Juan Gualberto Bermúdez y Coral Bilbilitana), así como sus ajustadas Las autoridades durante la explicación del proyecto dimensiones” son las razones que les han hecho proponer “la posibilidad de establecer los mecanismos de colaboración necesarios para facilitar la construcción de un nuevo edificio que permita poner al día las instalaciones de este servicio público”. Además, el Ayuntamiento bilbilitano “entiende que no se trata únicamente de construir un edificio nuevo, sino que se debe aprovechar el momento para permitir obtener dentro del tejido urbano del municipio una ubicación estratégica y clave que posibilite una rápida actuación en cualquier punto y que garantice la seguridad de las propias instalaciones”. Así, el Consistorio ha presentado un proyecto en el que propone trasladar la Comisaría de Policía Nacional al edificio principal de la antigua Harinera de “La Merced”. “Quiero solicitar apoyo para que el Cuerpo Nacional de Policía en Calatayud disponga de un nuevo espacio y, en este sentido, quiero ofrecer en nombre de la ciudad un edificio de propiedad municipal, ubicado en una zona de expansión con excelentes accesos, para que albergue esas instalaciones tan anheladas y necesarias para esta ciudad”, ha afirmado el alcalde bilbilitano, José Manuel Aranda. El primer edil ha enseñado al ministro del Interior; al delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde; y al consejero de Política Territorial e Interior del Gobierno de Aragón, Antonio Suárez, el edificio de la antigua harinera. En una carpa instalada frente al mismo, el arquitecto municipal y autor de la memoria valorada de rehabilitación de esta edificación, Salvador Esteras, ha expuesto el proyecto en profundidad. El edificio La fábrica se encuentra en el extremo noreste del casco urbano de Calatayud, en el principal de los accesos a la ciudad, al lado de la Academia de Logística del Ejército de Tierra y junto al eje vertebrador de todo el municipio, la antigua Nacional II que atraviesa el casco urbano de la ciudad de este a oeste. Así, se ha explicado que la propuesta de este emplazamiento “se basa en su inmejorable situación urbana, en sus perfectas comunicaciones con el resto del municipio, su situación aislada sin edificios colindantes que permite optimizar las condiciones de seguridad, su relativo buen estado de conservación estructural y formal y su planta libre de obstáculos y particiones que permite un aprovechamiento óptimo de la superficie construida”. De hecho, el texto del proyecto asegura que “la edificación presenta un estado de conservación aceptable, necesitando mínimas actuaciones de carácter estructural como el saneo y los cosidos de las grietas existentes, la sustitución o el refuerzo de alguna de las vigas y correas de madera que constituyen la cubierta y los forjados de las plantas o el levantado y repaso de los tejados”. Además, los suelos que rodean a la fábrica también son de propiedad municipal, por lo que se podrían incluso ampliar las instalaciones. Por último, el Consistorio bilbilitano ha indicado que “será preciso realizar con carácter previo la tramitación de la modificación puntual del uso actual del edificio pasando del de equipamiento socio-cultural al de equipamiento servicios públicos”. El ministro del Interior ha asegurado que el proyecto se estudiará y que “dentro de las dificultades presupuestarias que todas las administraciones atravesamos, es imprescindible colaborar para mejorar la gestión de los recursos, ya que éstos son escasos pero son muchas las necesidades”. Otras necesidades Además de nuevas infraestructuras en el ámbito policial, el alcalde de Calatayud también ha transmitido al ministro la necesidad del “refuerzo y mantenimiento de las plantillas del Cuerpo Nacional de Policía en la ciudad”. Fernández Díaz ha asegurado “tomar buena nota de estas palabras” y que “a pesar de las dificultades y en la medida de nuestras posibilidades, procuraré atenderlas con el mejor de los espíritus posibles”.


Aragón Digital Política 24/5/2012

Luis Miguel Gabás

Interior reconoce dificultades económicas para incrementar la seguridad en los pueblos El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha reconocido que existen dificultades económicas para incrementar la seguridad en el medio rural. Por ello, ha señalado que bajo la premisa "hacer más con menos" se intentará realizar una reestructuración de la plantilla. Calatayud.- Los robos con fuerza en los domicilios aragoneses han aumentado en los primeros tres meses del año un 56,7%. Un importante incremento que sufren especialmente en las localidades del mundo rural. A los habitantes de estos municipios se ha dirigido el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, durante una visita a Calatayud, a quienes les ha asegurado que luchará por mejorar esta problemática. Una problemática que ha formado parte del orden del día de la reunión que Fernández Díaz ha realizado con el delegado del Gobierno de España en Aragón, Gustavo Alcalde; el alcalde de la localidad, José Manuel Aranda, y dirigentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha estado en Calatayud

No obstante, ha reconocido las dificultades económicas existentes en la actualidad para reestructurar la plantilla. “Faltaría a la verdad si dijéramos que estamos en condiciones de incrementar notablemente las plantillas”, ha advertido. Asimismo, ha reconocido que tampoco se cubren las bajas que se producen tanto en Policía Nacional como en

Guardia Civil, pero que va a “hacer todo lo que pueda”. A pesar de estas palabras desesperanzadoras, el titular de Interior ha puesto de relieve que la Oferta de Empleo Público en la Guardia Civil y en el Cuerpo Nacional de Policía no tiene el tope del conjunto de la administración pública. Los robos con fuerza en domicilios aragoneses han aumentado un 56,7% en los tres primeros meses de 2012, según los datos facilitados este martes por el Ministerio del Interior. En total, 633. Una cifra muy por encima del 22,3% del Estado. Este delito se produce cuando el que va a robar en una vivienda lo hace rompiendo una ventana o puerta, rompiendo armarios para sustraer su contenido, mediante el uso de llaves falsas, inutilizando sistemas específicos de alarma o guarda o escalando. Todo ello está castigado con las penas de entre un año y tres de prisión. La provincia de Huesca es en la que más ha aumentado este hecho delictivo con un 93,5%, seguida de Teruel con un 70% y de Zaragoza con un 51,1%. Además, la mayoría de ellos se registran en zonas rurales, dejando patente, según el secretario general de la Asociación Unificada de Guardia Civiles (AUGC), Juan José García Calvo, la necesidad de cerrar el 80% de las casas cuartel para “ganar en eficacia”. Todo, porque el despliegue territorial de la Benemérita data “de tiempo fundacionales” y “las cosas han cambiado mucho a nivel de comunicación o de transporte”.


El Peri贸dico de Arag贸n - 25/05/2012


El Peri贸dico de Arag贸n - 25/05/2012


El Peri贸dico de Arag贸n - 25/05/2012


Heraldo de Aragón - 25/05/2012

Dos detenidos por robar en una casa en Moros La Guardia Civil ha detenido esta semana a dos hombres por acceder a una vivienda de Moros forzando la puerta del balcón. Los ladrones sustrajeron varios objetos del interior, por lo que se les imputa un delito de robo con fuerza. Según informó la Comandancia de Zaragoza, los arrestos se produjeron el martes y el miércoles en Calatayud, a raíz de la denuncia interpuesta por la víctima en el puesto de la Guardia Civil de Ateca. Los autores son dos varones de nacionalidad extranjera, con iniciales O. N., de 22 años, e I. G., de 19, y residentes en la provincia de Zaragoza.

Noticias de Calatayud 25 de mayo de 2012  

Noticias de Calatayud 25 de mayo de 2012

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you