Page 1

CAJA RURAL DE JAÉN, BARCELONA Y MADRID, SOCIEDAD COOPERATIVA DE CRÉDITO

INFORMACIÓN CON RELEVANCIA PRUDENCIAL AL 31 DE DICIEMBRE DE 2008

1


1. REQUERIMIENTOS GENERALES DE INFORMACIÓN ..................... 4 1.1. Introducción.............................................................................................. 4 1.2. Entidad ...................................................................................................... 4 1.3. Ámbito de aplicación................................................................................ 4 2. POLÍTICAS Y OBJETIVOS DE GESTIÓN DE RIESGOS ...................... 6 2.1 Introducción............................................................................................... 6 2.2 Estrategia y principios de gestión del riesgo ........................................... 7 2.3 Gestión del riesgo de crédito..................................................................... 8 2.4 Gestión del riesgo de mercado................................................................ 15 2.5 Gestión del riesgo de tipo de interés estructural de balance ............... 15 2.6 Gestión del riesgo de liquidez ................................................................. 16 2.7 Gestión del riesgo operacional................................................................ 23 2.8 Otros riesgos............................................................................................. 24 3. RECURSOS PROPIOS COMPUTABLES................................................. 25 3.1. Recursos propios computables .............................................................. 25 3.2. Composición de los recursos propios básicos....................................... 26 3.2.1. Capital computable ..................................................................... 26 3.2.2. Reservas computables ................................................................. 26 3.2.3. Deducciones de recursos propios básicos .................................. 27 3.3. Composición de los recursos propios de segunda categoría ............... 27 3.3.1. Recursos propios de segunda categoría..................................... 27 3.3.2. Deducciones de recursos propios de segunda categoría........... 28 3.4. Recursos propios auxiliares y deducciones del total de recursos propios ..................................................................................................... 29 4. REQUERIMIENTOS DE RECURSOS PROPIOS ................................... 30 4.1. Requerimientos mínimos de recursos propios..................................... 30 4.2. Requerimientos mínimos por riesgo de crédito ................................... 30 4.3. Evaluación de la suficiencia de capital ................................................. 31 4.4. Procedimientos aplicados para la evaluación de la suficiencia de capital interno ......................................................................................... 32 4.4.1. Planificación del capital .............................................................. 34 4.4.2. Política de capitalización............................................................. 35 5. RIESGOS DE CRÉDITO Y DE DILUCIÓN ............................................. 36 5.1. Información general ............................................................................... 36 5.1.1. Definición de exposiciones deterioradas y determinación de las correcciones de valor....................................................................... 36 5.1.2. Valor y distribución de las exposiciones .................................... 37 5.1.3. Resultados por deterioro de activos y provisiones.................... 39 5.1.4. Riesgo de contraparte.................................................................. 40

2


5.2. Información complementaria................................................................ 40 5.2.1. Exposiciones ponderadas por riesgo. Método estándar ........... 40 5.2.2. Operaciones de titulización......................................................... 41 5.2.3. Técnicas de reducción de riesgo de crédito ............................... 43 6. RIESGO DE LA CARTERA DE NEGOCIACIÓN................................... 46 7. RIESGO OPERACIONAL........................................................................... 47 8. PARTICIPACIONES E INSTRUMENTOS DE CAPITAL NO INCLUIDOS EN LA CARTERA DE NEGOCIACIÓN ........................... 49 8.1 Principios y políticas contables. Métodos de valoración aplicados..... 49 8.1.1. Definición y clasificación de los instrumentos de capital ......... 49 8.1.2. Valoración y registro de resultados ........................................... 50 8.2. Valor y distribución de las exposiciones............................................... 51 9. RIESGO DE TIPO DE INTERÉS EN POSICIONES NO INCLUIDAS EN LA CARTERA DE NEGOCIACIÓN ................................................... 53

3


1. REQUERIMIENTOS GENERALES DE INFORMACIÓN 1.1. Introducción El objetivo de este informe es el cumplimiento de lo establecido en el Capítulo Undécimo de la Circular 3/2008 de Banco de España, en cuanto a requisitos de información al mercado. Dicha Circular es aplicable a las entidades de crédito, y constituye un documento adicional a las cuentas anuales de la Caja Rural de Jaén S.C.C.. Esta Circular (3/2008), constituye el desarrollo final de la legislación sobre los recursos propios y supervisión en base consolidada establecida en la Ley 13/1985, de 25 de mayo, de Coeficientes de inversión, recursos propios y obligaciones de información de los intermediarios financieros y otras normas del sistema financiero y del Real Decreto 216/2008, de 15 de febrero, de Recursos Propios de las Entidades financieras, las cuales, en su conjunto, constituyen la adaptación a las entidades de crédito españolas de las Directivas Comunitarias 2006/48/CE y 2006/49/CE. 1.2. Entidad Caja Rural de Jaén, Barcelona y Madrid, Sociedad Cooperativa de Crédito (en adelante la Entidad, la Caja o Caja Rural de Jaén), con N.I.F. F.23-009145, esta inscrita en el Registro de Cooperativas del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (Sección Central), con el número 312-SMT; en el Registro Mercantil de Jaén, folio 145, del tomo 81, hoja J-2395 y en el Registro Especial de Cooperativas de Crédito del Banco de España con el nº 3067. Se constituyó en 1957. Su capital social lo componen 39.941 socios, de los cuales 280 son cooperativas, 38.262 personas físicas y 1.399 personas jurídicas. 1.3. Ámbito de aplicación De acuerdo con lo establecido en las Normas primera y tercera de la Circular 4/2004 del Banco de España, se entiende que existe un “Grupo de entidades de Crédito” cuando una entidad ostente o pueda ostentar, directa o indirectamente, el control de otra u otras entidades, siempre que la entidad dominante sea una entidad de crédito o tenga como actividad principal la tenencia de participaciones en una o más entidades de crédito que sean dependientes y aquellos grupos en los que, incluyendo una o más entidades de crédito, la actividad sea la más importante del Grupo. La norma tercera de la Circular 4/2004 estipula: “A estos efectos, se entiende que una entidad controla otra cuando dispone del poder para dirigir sus políticas financiera y de explotación, por disposición legal, estatutaria o acuerdo, con la finalidad de obtener beneficios económicos de sus actividades. En particular, se presumirá que existe control, salvo prueba en contrario, cuando una entidad, que se calificará como dominante, se encuentre en relación con otra entidad, que se calificará como dependiente, en alguna de las siguientes situaciones:

4


a. Posea la mayoría de los derechos de voto. b. Tenga la facultad de nombrar o destituir a la mayoría de los miembros del órgano de administración. c. Pueda disponer, en virtud de acuerdos celebrados con otros socios, de la mayoría de los derechos de voto. d. Haya designado con sus votos a la mayoría de los miembros del órgano de administración, que desempeñen su cargo en el momento en que deban formularse las cuentas consolidadas y durante los dos ejercicios inmediatamente anteriores. En particular, se presumirá esta circunstancia cuando la mayoría de los miembros del consejo de administración, u órgano equivalente, de la entidad dependiente sean miembros del órgano de administración o altos directivos de la entidad dominante o de otra dominada por esta. Este supuesto no dará lugar a la consolidación si la entidad cuyos administradores han sido nombrados está vinculada a otra en alguno de los casos previstos en las dos primeras letras de este apartado.” De acuerdo con lo establecido en la Norma Segunda del Capítulo Primero de la Circular 3/2008 de Banco de España, de 22 de mayo, sobre determinación y control de los recursos propios mínimos, relativa a “Grupos y subgrupos consolidables de entidades de crédito”, Caja Rural de Jaén es la entidad dominante de un grupo consolidado de entidades cuya composición es la siguiente: 2008 % Participación Directa Indirecta 100% 24.98% 24,98%

Sociedad Rural Servicios y Tramitaciones, S.L. Clínica Geriátrica La Inmaculada, S.L. Fepaga, S.A.

5


2. POLÍTICAS Y OBJETIVOS DE GESTIÓN DE RIESGOS 2.1. Introducción En este apartado se presenta la valoración de los riesgos considerados como relevantes en la Caja. La consideración de una tipología de riesgo como relevante se enmarca dentro de un proceso anual específicamente implantado para valorar el perfil de riesgos de la entidad y su adecuación con la estrategia establecida. Dentro de este proceso se analizan los riesgos a los que se encuentra expuesta la Caja en función de su actividad y el entorno en el que opera. El objeto de este análisis es identificar los riesgos que puedan afectar a la solvencia y liquidez presente y futura de la Entidad, los cuales requerirán una especial atención en términos de dotación de recursos destinados a su gestión y control. En este sentido se acordó identificar como relevantes los riesgos de crédito, concentración, liquidez, interés y operacional en base al análisis de tres aspectos fundamentales. a) El nivel de exposición a cada tipo de riesgo analizado en términos de su magnitud y calidad. Más adelante se presentan las conclusiones de este análisis de la exposición realizado por el COAP para cada uno de los riesgos relevantes considerados. b) Aspectos coyunturales concretos que puedan afectar a los elementos anteriores o ser relevantes para determinadas categorías de riesgos. A continuación se realiza un breve comentario de la situación macroeconómica actual y sus consecuencias sobre el riesgo de crédito y liquidez. Con relación al riesgo de crédito, actualmente la Caja está sufriendo un repunte de los activos dudosos en línea con la tendencia de resto del sector financiero. Este repunte es más acuciado desde el mes de agosto de 2007 coincidiendo con el estallido de la crisis de las hipotecas subprime de EE.UU. Esta crisis ha generado una falta de confianza en los mercados de capitales y ello ha provocado una restricción del crédito, la subida de los tipos en el mercado interbancario y por tanto, la subida de tipos de interés de los clientes del sector financiero, que han visto aumentar de forma sustancial sus cargas financieras. A nivel del mercado interior, la fuerte desaceleración del sector inmobiliario, que empezó también después del verano de 2007, ya es un hecho. En este sentido, se ha producido un repunte de la morosidad en dicho sector en el que algunas entidades financieras presentan una apreciable exposición. Esta situación se está viendo repetida en otros sectores del resto de la economía española, apreciándose de esta manera el inicio de una leve desaceleración económica en el mismo sentido que la experimentada en el entorno internacional, siendo previsible que se mantenga dicha situación durante el año 2009 y parte del próximo año 2010.

6


Dado que el riesgo de concentración forma parte del riesgo de crédito, en la medida que una Entidad presente mayor nivel de concentración en personas, sectores, actividades, zonas geográficas deprimidas, etc., el repunte de la tasa de dudosos podría ser mayor. Centrándonos en temas de gestión de liquidez, desde el verano de 2007 y a raíz de la crisis de las hipotecas subprime de EE.UU., los mercados de capitales están atravesando una difícil situación debido a la ausencia de confianza de los inversionistas en productos emitidos por las entidades financieras que tradicionalmente habían tenido muy buena aceptación y que habían permitido una fuerte expansión del negocio bancario. Por tanto, el sector financiero está atravesando una importante crisis de liquidez de naturaleza sectorial que ha requerido el apoyo de las autoridades monetarias de las economías más importantes del mundo. Esta crisis de liquidez, en definitiva, está condicionando mucho a las entidades financieras a la hora de conseguir financiación en los mercados mayoristas tanto en términos cuantitativos como de coste. Para hacer frente a esta situación, las entidades se están volcando en la captación tradicional de recursos en sus mercados domésticos. c) La adecuación del marco de gestión y control del riesgo implantado por la “Entidad”. El análisis de esta adecuación se realiza de cara a identificar posibles carencias en el marco implantado que por su relevancia aconsejen la consideración de alguna tipología de riesgo como relevante. Las características del entorno de gestión y control son desarrolladas de forma específica en apartados posteriores de este documento, no habiéndose detectado ninguna carencia significativa que condicionase la consideración de un riesgo como relevante. 2.2. Estrategia y principios de gestión del riesgo La gestión del riesgo es un apartado que goza de una relevancia primordial para Caja Rural de Jaén. Dicha gestión tiene como misión principal preservar la solvencia patrimonial y solidez financiera de la Entidad mediante la identificación, valoración, control y seguimiento de los riesgos propios de nuestra actividad, a la vez que se mantiene una óptima relación rentabilidad-riesgo dentro de los niveles de tolerancia determinados por el Consejo Rector. Dicha gestión es entendida por Caja Rural de Jaén en una doble vertiente: • •

Una amenaza a evitar. Una gestión inadecuada del riesgo tendría efectos muy negativos sobre la rentabilidad, la solidez financiera y la solvencia de la Entidad. Una oportunidad. Por el contrario, una gestión avanzada del riesgo nos permitirá obtener ventajas competitivas sostenibles y una diferenciación positiva de las demás entidades.

7


Caja Rural de Jaén dedica los esfuerzos necesarios para el ejercicio de esta función, poniéndose el acento en una gestión prudente y en una correcta identificación, medición y control de los distintos riesgos, con el objetivo de maximizar la relación entre rentabilidad y riesgo. Para todo ello, es necesario disponer de la correspondiente organización y medios. Los principios básicos que rigen la gestión del riesgo en nuestra Entidad son los siguientes: •

• • • • • • • •

Implicación de la Alta Dirección. El Consejo Rector define la política de riesgos de la Entidad y delimita las atribuciones de los diferentes niveles de decisión. En este sentido, delega la ejecución de dichas políticas en la Alta Dirección y ésta, a su vez, en los diversos Comités configurados a tal fin. Establecimiento de políticas y procedimientos bien definidos y comunicados en la Entidad para facilitar la gestión de los distintos riesgos. Prudencia. Caja Rural de Jaén tiene como principio no realizar actividades especulativas, por lo que su cartera de negociación es mínima. Segregación de funciones. Las funciones de análisis, seguimiento y control del riesgo son totalmente independientes de las unidades generadoras del mismo. Visión global del riesgo, que exige una función sólida de admisión, identificación y seguimiento del riesgo autorizado. Coherencia con la estrategia de la Entidad de crecimiento sostenible. Política de precios y asignación de capital adecuada al nivel de riesgo asumido. Asegurar un marco de control interno adecuado sobre los procesos de gestión de los riesgos basado en revisiones internas y externas independientes. Adecuación del modelo de gestión del riesgo al tamaño de la Entidad y a la diversidad y complejidad de las actividades que desarrolla.

2.3. Gestión del riesgo de crédito La exposición por riesgo de crédito de la Entidad presenta un perfil de riesgo muy bajo. El riesgo de crédito representa las pérdidas que sufriría Caja Rural de Jaén en el caso de que un cliente o alguna contraparte incumpliesen sus obligaciones contractuales de pago, constituyendo un riesgo relevante. Este riesgo incluye el riesgo de contraparte, el riesgo de concentración, el riesgo residual derivado de la utilización de técnicas de mitigación y el riesgo de liquidación o entrega. En el apartado 5 del presente documento se recogen las principales magnitudes a 31 de diciembre de 2008 del riesgo de crédito de la Entidad atendiendo primordialmente a la normativa de recursos propios. A continuación se muestran las cifras más representativas desde el punto de vista contable: Principales indicadores del riesgo de crédito Porcentaje de la cartera con sector público y garantías reales Ratio de morosidad Ratio de cobertura de dudosos Porcentaje real de provisión genérica (sobre los requerimientos teóricos, Anejo IX de la Circular 4/2004)

8

Datos a 31/12/2008 56,01% 1,58% 200,03% 125%


La normativa contable en vigor (Circular 4/2004 de Banco de España) clasifica los instrumentos de deuda y de inversión crediticia en diferentes categorías en función de la morosidad y/o del riesgo existente: normal, subestándar, dudoso por razón de la morosidad del cliente, dudosos por razones distintas de la morosidad del cliente y fallido. Adicionalmente, atendiendo a la tipología de operaciones, contrapartes y garantías, se distinguen distintas subcategorías: sin riesgo apreciable (sector público, entidades de crédito, garantía dineraria), riesgo bajo (bonos de titulización hipotecarios ordinarios, exposiciones con empresas de elevada calificación crediticia y operaciones con garantía hipotecaria sobre viviendas acabadas cuyo riesgo vivo sea inferior al 80% del valor de tasación), riesgo medio – bajo (resto de financiación con garantías reales), riesgo medio (riesgo con residentes en España o en países OCDE que no se clasifique en otra subcategoría), riesgo medio-alto (financiación al consumo y países no OCDE) y riesgo alto (tarjetas, excedidos y descubiertos).

Cartera crediticia por clases de riesgo

4%

1%

22%

29%

18% 26%

Sin riesgo apreciable Riesgo medio

Riesgo bajo Riesgo medio-alto

Riesgo medio-bajo Riesgo alto

Atendiendo a la citada clasificación, a 31 de diciembre de 2008 el 40% del riesgo de crédito de la Entidad corresponde a las categorías de riesgo bajo y sin riesgo apreciable, porcentaje que se eleva hasta el 66% incluyendo el denominado riesgo medio - bajo. Ello obedece a la composición de la cartera, cuya política de concesión de crédito a las diferentes personas físicas y jurídicas establece rigurosos parámetros de solvencia y las garantías adecuadas:

9


Distribución riesgo de crédito por garantías

5% 44%

51%

Sector público

Garantía hipotecaria o real

Garantía personal

La cartera crediticia de la Entidad presenta de manera continuada en el tiempo una elevada calidad, resultado de la aplicación de políticas y sistemas rigurosos de medición, asunción y gestión del riesgo de crédito, así como de un estricto control interno. Ello adquiere especial relevancia en entornos económicos como el actual, en el que a pesar del incremento de la morosidad cabe destacar: • La existencia de mecanismos de mitigación del riesgo (garantías) de contrastada efectividad para un elevado porcentaje de la cartera. • El mantenimiento del fondo genérico para insolvencias en el límite máximo establecido por la normativa contable. • Una posición comparativamente mejor que la media de las entidades de crédito presentes en España en términos de morosidad y cobertura de la cartera de inversión crediticia y del riesgo de firma

Ratio de Morosidad 3,50%

3,17%

3,00% 2,50% 2,00% 1,50% 1,00%

1,58% 1,07%

1,06% 0,69%

0,89%

0,50% 0,00% 2006

2007

Ratio de Morosidad Entidad

10

2008 Ratio de Morosidad Sector


Ratio de Cobertura de Dudosos 400% 350%

350%

300% 250%

296% 262% 207%

200%

200%

150% 100% 69%

50% 0% 2006

2007

Ratio de Cobertura Entidad

2008 Ratio de Cobertura Sector

A 31 de diciembre de 2008, la distribución de las exposiciones sujetas a riesgo de crédito tras la aplicación de las técnicas de mitigación de riesgos consideradas admisibles conforme a la normativa en vigor y el correspondiente consumo de capital era la siguiente: Distribución riesgo de crédito por categoría de activos

100%

80%

60%

40%

20%

0% Valor plenamente ajustado de la exposición Sector público

Instituciones

Empresas

Minoristas

Requerimientos de recursos propios

Garantizadas con inmuebles

11

Mora y alto riesgo

Otras


Sistemas de medición y valoración de los riesgos En línea con la práctica habitual del sector y el impulso en la mejora de la gestión de riesgos que ha supuesto el Nuevo Acuerdo de Capital de Basilea (en adelante, Basilea II), la Entidad dispone de una serie de modelos de scoring que apoyan el proceso de admisión y cuya integración en la gestión se está realizando de manera progresiva apoyada en la experiencia real del funcionamiento de dichos modelos y en el mantenimiento de los mismos realizado por Banco Cooperativo Español de forma periódica y centralizada para las Cajas Rurales usuarias de aquellos. Estos modelos, que incorporan de forma homogénea las distintas variables de riesgo relevantes para las operaciones o el segmento de clientes de que se trate, proporcionan una calificación y una probabilidad de incumplimiento (PD) que sirven de apoyo para nuestros profesionales en la toma de decisiones de una manera objetiva, utilizando uno u otro en función del segmento de negocio correspondiente a la operación solicitada La distribución por niveles de calificación crediticia de la cartera de la Entidad a 31 de diciembre de 2008 corresponde a un perfil típico de banca comercial, con fuerte predominio del segmento minorista. Se trata de exposiciones caracterizadas por un alto grado de atomización, de modo que la diversificación resultante reduce los riesgos asociados a este tipo de exposiciones y su consumo de capital (para más detalle, véase el apartado 5). El Plan Director para la Gestión y el Control del Riesgo de Crédito ofrece una serie de detalles generales sobre las características de los modelos, así como de los principales resultados del mantenimiento de modelos realizado de forma centralizada en Banco Cooperativo Español. A modo de resumen cabe señalar que, con carácter general, tanto la construcción como el posterior mantenimiento y mejora de los modelos internos de calificación crediticia y la documentación que los acompaña, cumplen los requerimientos establecidos por Basilea II y la guía sobre validación de modelos internos publicada por Banco de España (“Dossier para el Seguimiento y Documentación de Métodos Basados en Calificaciones Internas para el Cálculo de los Requerimientos Mínimos de Capital por Riesgo de Crédito”), existiendo un Plan Director de actuación en el cual se identifican las líneas prioritarias de evolución al respecto. El seguimiento de este Plan Director y de las distintas líneas de actuación corporativas en materia de riesgo de crédito se facilita a través del Grupo de Trabajo de Riesgos coordinado por Banco Cooperativo Español, S.A. En el caso de los modelos de scoring, la calificación y la probabilidad de incumplimiento se ven acompañadas de un dictamen (aprobar, estudiar o denegar), el cual está determinado por los siguientes factores: •

Datos introducidos por el analista para la ejecución del scoring: datos de los intervinientes y de la operación (incluidos los bienes afectos en garantía), cuya calidad (rigurosidad) es crítica para un correcto cálculo del scoring y la mejora futura de éste (modelo). Modelo de scoring, el cual califica la operación en una escala de 01 (peor nivel) a 08 (mejor nivel) y proporciona la probabilidad de incumplimiento (PD) estimada a 1 año.

12


Puntos de corte: la Caja ha asignado, para cada modelo y producto (esto último en el caso de modelos multiproducto), una equivalencia entre los niveles de scoring proporcionados por el modelo y el dictamen (aprobar / estudiar / denegar) a efectos de admisión de operaciones de riesgo. Dicha equivalencia se basa en las políticas comerciales y de riesgos de la Caja. Reglas de decisión: adicionalmente, Banco Cooperativo y las Cajas Rurales usuarias de IRIS decidieron en el momento de entrada en producción de los modelos de scoring la aplicación de una serie de reglas de decisión de carácter conservador por las cuales, en caso de activarse, el dictamen del scoring (basado en los puntos de corte) se rebajaría un grado (de aprobar a estudiar o de estudiar a denegar), incorporándose el motivo de dicha “degradación” al código y literal (descripción) del dictamen.

Las principales consecuencias de la aplicación de las reglas de decisión son: •

• •

Mayor alineamiento de los dictámenes del scoring a las políticas comercial y de riesgos de las entidades siempre y cuando éstas mantengan, con la imprescindible colaboración de RSI, convenientemente actualizados los parámetros de las reglas de decisión. Cobertura de aspectos adicionales a los contemplados por los modelos de scoring que puedan incidir en la capacidad de pago de la contraparte. Mayor diversidad de dictámenes.

Seguimiento del riesgo Para el control de la calidad crediticia y la anticipación en la recuperabilidad de la inversión, se encuentra definida la función de seguimiento del riesgo, a la cual se encuentran adscritos recursos y responsables concretos. Dicha función de seguimiento se fundamenta en una atención permanente encaminada a asegurar el puntual reembolso de las operaciones y la anticipación ante circunstancias que puedan afectar a su buen fin y normal desarrollo. La red de oficinas debe colaborar en el seguimiento del riesgo de clientes y que en este sentido, deben iniciar el seguimiento del riesgo cuando se presente alguna alerta e informar de ello al Departamento de Servicios Centrales que ejerza la función de seguimiento. No obstante, existe un tramo intermedio de gestión de impagados entre las oficinas y los Servicios Centrales, denominado equipo de recuperaciones, que actúa en todos los casos en que la deuda lleve impagada más de 45 días. Está integrado por miembros de oficinas. En total hay cinco equipos, coincidiendo con las zonas en que está dividido geográficamente el ámbito de actuación. Adicionalmente hay contratado un servicio externo de telecobro, para gestionar deudas superiores a 60 €, con un plazo de impago superior a 30 días. No obstante, la responsabilidad última del seguimiento del riesgo crediticio a nivel de cliente/grupo reside en el Área de Inversiones y en concreto en el Departamento de Precontencioso. Es el encargado de preparar toda la documentación necesaria para que las deudas se puedan reclamar judicialmente por abogados externos. El área de inversiones está estructurada en seis departamentos. Uno de ellos es el de seguimiento del riesgo. 13


El Proceso de Seguimiento de operaciones de activo incluido en el Proceso Principal de Inversión Crediticia y Morosidad, incluye todas aquellas actividades que se realizan para tratar de evitar el incumplimiento por parte del cliente de la deuda contraída con la Entidad y analizar la solvencia y endeudamiento del cliente para prever y evitar futuros problemas. La vigilancia del signo del cambio constituye un factor primordial de la gestión del riesgo y el pilar básico para detectar posibles situaciones irregulares, que permitan adoptar las precauciones precisas con el fin de evitar situaciones irreversibles. En especial, la oficina colaborará en el seguimiento realizado por el Departamento de Seguimiento del Riesgo del Área de Inversión Crediticia, y debe analizar, documentar y en su caso informar al Departamento de Seguimiento del Riesgo cuando detecte o compruebe alguna circunstancia en alguno de los acreditados que indique una posible situación irregular: Con este fin, la Caja dispone de un sistema de seguimiento vertebrado en torno a dos ejes de actuación: • Seguimiento periódico de aquellos acreditados / operaciones que por una serie de criterios determinados (volumen, sector, etc.) requieran su seguimiento periódico. • Seguimiento basado en alertas, tanto de carácter predictivo como reactivo ante incidencias de pago La detección de eventuales problemas de recuperabilidad de la deuda provoca la inmediata aplicación de los procedimientos definidos al respecto en función del tipo de operación, contraparte, garantías, antigüedad de la deuda y situación de su reclamación, entre otros criterios. Riesgo de concentración El riesgo de concentración representa la posibilidad de sufrir pérdidas debido a exposiciones individuales significativas que estén correlacionadas y/o exposiciones importantes con grupos de contrapartes cuya probabilidad de incumplimiento esté sujeta a unos factores de riesgo comunes a todos ellos (sector de actividad, localización geográfica, etc.). El riesgo de concentración constituye un elemento esencial de gestión. La Entidad realiza un seguimiento continuo del grado de concentración de las carteras de riesgo crediticio bajo diferentes dimensiones relevantes: clientes (individuales y grupos), sectores de actividad, productos. En este sentido, la Entidad dispone de políticas y procedimientos de control claramente definidos y apropiados para la gestión de este riesgo. Conforme al Capítulo Noveno de la Circular 3/2008 de Banco de España, los riesgos contraídos con una misma persona o grupo económico ajeno no podrán exceder del 25% de los recursos propios de la Entidad, reduciéndose este límite al 20% en el caso de entidades no consolidadas del propio grupo económico. Asimismo, el conjunto de los grandes riesgos (definidos como aquellos cuyo riesgo, medido conforme a lo

14


establecido por la normativa vigente, supere el 10% de los recursos propios de la Entidad) no puede superar ocho veces los recursos propios computables. A 31 de diciembre de 2008, el conjunto de los grandes riesgos suponían un 54,64% de los recursos propios de la entidad, siendo el límite máximo autorizado por el Banco de España el 800% de dichos recursos, el riesgo con la contraparte con la que se mantenía una mayor exposición se situaba en un 11,24 %. Por lo que respecta a la concentración del riesgo por sectores de actividad, en el apartado 5 se puede observar su distribución antes de la consideración de técnicas de mitigación de riesgos y de la aplicación de factores de conversión (exposiciones fuera de balance). La Entidad procede a la medición periódica del riesgo de concentración sectorial bajo los estándares habituales de mercado y conforme a los requerimientos regulatorios existentes al respecto. En este sentido, a 31 de diciembre de 2008 el índice de concentración sectorial calculado conforme a la metodología definida por Banco de España a efectos del Proceso de Autoevaluación del Capital se situó en 9,72%. Información de gestión Con carácter periódico , la Alta Dirección recibe información de la evolución de las magnitudes más relevantes de la exposición al riesgo de crédito, el impacto de las técnicas de mitigación empleadas y el consumo de capital, pudiendo analizar la información desde varios puntos de vista. Asimismo, dispone del detalle de las magnitudes más relevantes para poder profundizar en su análisis. El Consejo de Administración recibe mensualmente información del riesgo de crédito con otros sectores residentes clasificado por sectores de actividad. 2.4. Gestión del riesgo de mercado El riesgo de mercado representa la posibilidad de sufrir pérdidas ante movimientos adversos en los precios de los bonos, títulos o mercaderías o tipo de cambio de monedas en la cartera de negociación de la Entidad. Este riesgo incluye el riesgo de tipo de cambio estructural de balance, definido como la posibilidad de sufrir pérdidas debido a movimientos adversos en los tipos de cambio. La composición de la cartera de la Entidad y su política de inversión permiten concluir que no se trata de un riesgo relevante, al situarse el saldo de la cartera de negociación de manera estructural por debajo del 5% de la actividad total de la Entidad y de 15 millones de euros, límites que la Circular 3/2008 de Banco de España contempla como eximentes de la obligación de aplicar el Capítulo Séptimo del citado texto legal. Ello se ve corroborado por los resultados obtenidos históricamente en la cartera de negociación, los cuales han sido nulos o de escasa importancia relativa. 2.5. Gestión del riesgo de tipo de interés estructural de balance El riesgo de tipo de interés estructural de balance se define como la posibilidad de sufrir pérdidas por el impacto negativo de las variaciones de los tipos de interés. Este riesgo

15


varía en función de la estructura y fecha de repreciación de los activos, pasivos y operaciones fuera de balance. La gestión del riesgo interés se lleva a cabo en el seno del Comité de Activos y Pasivos (COAP). Dicho comité analiza de manera sistemática el nivel de exposición la Caja al riesgo de interés. Del resultado de ese análisis y seguimiento, y con la finalidad de conseguir los objetivos generales antes citados, el COAP procede a planificar y gestionar el balance de la Entidad, persiguiéndose un doble objetivo: reducir la sensibilidad del margen financiero a las variaciones de los tipos de interés y preservar el valor económico de la Entidad. 2.6. Gestión del riesgo de liquidez Normativa legal en vigor que regula la gestión de este riesgo: • Circular 4/2004, en el apartado 3 de su norma septuagésima segunda. • Real Decreto 216/2008. • Circular 3/2008, en su norma centésima quinta, punto 2-d-vii. Definición del riesgo de liquidez. La gestión del riesgo de liquidez consiste en asegurar que la Caja dispondrá en todo momento de la suficiente liquidez para cumplir con sus compromisos de pago asociados a la cancelación de sus pasivos en sus respectivas fechas de vencimiento, sin comprometer su capacidad para responder con rapidez ante oportunidades estratégicas de mercado. En esta gestión se incluye la obtención de financiación en los mercados mayoristas al menor coste posible a medio y largo plazo. El objetivo es mantener un nivel óptimo de activos líquidos desde la perspectiva de una política prudente. Límites y diversificación. Los límites establecidos por el Consejo Rector de la entidad son los siguientes: • Ratio de tesorería líquida ha de ser superior al 10% • Indicador del cumplimiento a corto plazo ha de ser superior al 40% El COAP realiza un control y seguimiento periódico del cumplimiento del objetivo de liquidez así como de la evolución de la liquidez de la Entidad en el plazo de los próximos doce meses. A lo largo del 2009 el ratio de tesorería evolucionará siguiendo una trayectoria descendente hasta situarse a 31 de diciembre del mismo ejercicio en el 20,13%. El ratio de tesorería líquida a 31.12.08 es del 23,46%, superando ampliamente el límite establecido por el Consejo Rector En las propias reuniones que celebra el COAP, se reporta y se comenta con profundidad, el seguimiento del cumplimiento de dichos límites internos, la evolución de los distintos indicadores utilizados en el análisis de este riesgo y la conveniencia, si procede, de actualizar alguno de los límites existentes.

16


Instrumentos de mitigación Los instrumentos de mitigación del riesgo de los que dispone la Caja actualmente son los siguientes: Líneas de financiación mantenidas con Entidades Financieras. Se dispone de una línea de crédito de 164,28 millones en Banco Cooperativo Español (Grupo Caja Rural), equivalente a los Recursos Propios consolidados de la entidad a 30.06.08. Línea de liquidez con garantía de activos: La Caja puede obtener liquidez acudiendo a las subastas semanales del Banco Central Europeo, utilizando como colaterales válidos los bonos de titulización serie A, que a 31.12.08 están contabilizados en balance por un importe de 54.043 miles de euros. Desarrollo de campañas de captación de pasivo. La actual crisis sectorial de liquidez que se está padeciendo desde agosto de 2007 ha obligado a todas las entidades, como consecuencia de la falta de confianza de los inversores, a realizar campañas de captación de pasivo más agresivas en el mercado doméstico. En este sentido, nuestra Entidad no es una excepción y realiza este tipo de campañas siempre y cuando lo estime conveniente en base a la planificación de recursos e inversiones que se realiza y al seguimiento de dicha planificación que se efectúa desde varias unidades funcionales de la Entidad. Organización de la función de riesgos, facultades, responsabilidades La Caja gestiona el riesgo de liquidez desde dos ópticas complementarias: la liquidez operativa y la liquidez estructural. En la primera se gestiona la liquidez a corto o muy corto plazo mientras que en la segunda, se gestionan las posiciones generadas a largo plazo o posiciones más cortas pero de carácter continuado. Con la gestión de la liquidez estructural, se pretende asegurar que la Entidad disponga en todo momento de la suficiente liquidez para cumplir con sus compromisos de pago asociados a la cancelación de sus pasivos, en sus respectivas fechas de vencimiento, sin comprometer la capacidad de la Caja para responder con rapidez ante oportunidades estratégicas de mercado. A continuación se relacionan las Áreas que intervienen en la gestión y control del riesgo de liquidez. Se ofrece un detalle sobre la misión general de cada Departamento: •

Departamento de Tesorería.

“Asegurar la gestión, administración y adquisición de productos financieros propios del mercado monetario o del mercado de capitales dentro de las políticas y objetivos de seguridad, liquidez y rentabilidad establecidos por los órganos rectores de la Entidad y por el Comité de Activos y Pasivos.”

17


La actividad desarrollada por el Área de Tesorería tiene por objeto principal: Gestionar la liquidez y el balance de la Caja, de acuerdo con las directrices emitidas por el Comité de Activos y Pasivos. Gestionar los excedentes de Tesorería puestos a disposición de la Entidad, con el objeto de generar beneficios mediante la operativa por cuenta propia, dentro de los límites aprobados por el Consejo Rector. •

Consejo Rector:

Este es el órgano responsable de fijar las pautas para el desarrollo de la actividad de Tesorería, en función de la estrategia y los objetivos de corto y largo plazo trazados para la Caja Rural de Jaén. Complementariamente, este órgano delega la función de monitorear y evaluar la actividad llevada a cabo por el Área de Tesorería en el Comité de Activos y Pasivos (COAP) cuyas funciones se detallan en el presente manual. •

Comité de Activos y Pasivos:

Este órgano tiene como función principal la aprobación de las políticas de inversión en las diferentes carteras y los límites a las posiciones que se asuman. No está autorizada la inversión en cartera de negociación. El COAP es competente en la supervisión de los resultados, posiciones y riesgos asumidos por el Área de Tesorería. Corresponde igualmente a este órgano el control de los riesgos globales de interés y liquidez. La periodicidad de reunión de este comité es trimestral, con la posibilidad de incrementar la frecuencia cada vez que las circunstancias de la entidad o del mercado así lo requieran. Para el hipotético caso de producirse una “crisis de liquidez”, el Consejo Rector ha establecido un “Plan de Contingencia”, pero es función del COAP poner en marcha las medidas previstas con el fin de resolver una situación de falta de liquidez, o que esta se encuentre por debajo de los límites establecidos en Consejo Rector. En cada una de las reuniones celebradas por el COAP se elaborará un acta por asesoría de dirección, que será firmada por los asistentes a la misma y archivada en la Entidad. •

Auditoría Interna:

La actividad de Auditoría Interna dentro de la Entidad debe añadir valor y mejorar las operaciones, mediante un enfoque sistemático y disciplinado para evaluar y mejorar la eficacia de los procesos de gestión de riesgos, control y gobierno. En ese sentido es indispensable la existencia de un órgano de control independiente que monitoree la actividad del Área de Tesorería de acuerdo a los métodos que estime convenientes, velando por el cumplimiento de las políticas internas así como la normativa externa. A continuación se presenta una relación de las funciones de Auditoría Interna en relación a los procesos llevados a cabo por el Área de Tesorería: 18


. Velar por el cumplimiento de políticas, límites, normativa y procedimientos internos establecidos por los órganos superiores, . Vigilar el cumplimiento de la normativa de Banco de España en relación a la cobertura del coeficiente de Reservas Mínimas, y cualquier otra que pudiera afectar al Área de Tesorería. . Analizar las incidencias detectadas por el Área de Tesorería, aportando vías de solución y reportando las conclusiones a la autoridad competente, . Monitorear el cumplimiento y eficacia de los controles internos operativos en el procesamiento de las operaciones, confirmaciones, liquidaciones, etc. Complementariamente el Área realizará todas aquellas tareas inherentes a su actividad, en cada ocasión que la Caja, precisamente el Consejo Rector, lo estime conveniente. Herramientas de gestión Sistemas de medición, comunicación, control y seguimiento. Actualmente la entidad está adherida al aplicativo de Banco Cooperativo (Bankware). A través de esta herramienta, Banco Cooperativo nos ofrece un servicio para ejercer la función de ALM (Assets and Liabilities Management). Este servicio incluye un reporting sobre el riesgo de interés, el riesgo de liquidez. Metodologías de evaluación y/o medición del riesgo La cuantificación del riesgo de liquidez supone una clasificación del pasivo en función de su mayor o menor exigibilidad real, y del activo en función de su mayor o menor disponibilidad real. Para ello se debe disponer de la siguiente información: • • • • • •

Déficit-Superávit de liquidez. Sirve para realizar el seguimiento del objetivo de liquidez que ha fijado la Caja. Estructura de vencimientos de nuestros activos y pasivos, determinando los desfases o gaps existentes en cada uno de los subperiodos establecidos. Análisis de las rúbricas de inversión crediticia, las cuales nos aportan información sobre el comportamiento de estos saldos y en particular, de sus estacionalidades. Análisis evolución neta Inversión – Recursos. Considerando la diferencia entre el crecimiento mensual medio de la inversión crediticia y de los recursos, se obtienen unas necesidades medias de liquidez. Análisis de la estabilidad de los disponibles por terceros. Informe Análisis Riesgos de Balance (Bankware) relativo al riesgo de liquidez. Emitido trimestralmente por el Banco Cooperativo Español, S.A. y utilizado como documento de trabajo en el COAP.

Este informe presenta la siguiente información: . Distribución de la cartera: Detalle muy pormenorizado (desde muchos puntos de vista) de la distribución de la cartera de la Caja según los distintos productos de activo y pasivo.

19


. Gap de liquidez: En este caso, el Gap de liquidez sí que incorpora previsiones presupuestarias. Los subperiodos contemplados son mucho más numerosos. . Ratio tesorería líquida. Para su cálculo tiene en cuenta las siguientes partidas: Numerador

Activos líquidos computables = caja y bancos + entidades de crédito + reservas mínimas + cartera renta fija ajustada + cartera renta variable ajustada + disponible en Banco Cooperativo. Denominador Pasivos exigibles = 50% de disponibles terceros + pasivo comercial . Indicador de cumplimiento a corto. Para su cálculo se tienen en cuenta las siguientes partidas: Numerador

Liquidez próximos tres meses = tesorería + reservas mínimas + cuentas a plazo + vencimiento inversión crediticia + cartera renta fija. Denominador Exigencias próximos tres meses = tesorería + vencimiento pasivo comercial + 50% disponible terceros. Sistemas utilizados para aplicar las metodologías de evaluación, medición y seguimiento, control y reporting. Las herramientas informáticas que permiten la realización de la evaluación, medición, seguimiento, control y reporting del riesgo de liquidez son las siguientes: . Aplicativo Bankware Se trata del aplicativo que utiliza Banco Cooperativo para ofrecernos su servicio de ALM. Mediante este aplicativo se genera trimestralmente el informe de Análisis de Riesgos de Balance. Los datos base que nutren este aplicativo son los siguientes: -Información instrumentalizada a través de acuerdos IRIS. -Resto de información. Se presenta la siguiente: -Información del balance de la fecha del informe que no está instrumentalizada a través de acuerdos (tesorería, renta fija, renta variable, etc…). Esta información es facilitada por nuestro Departamento de Asesoría de Dirección, previa cumplimentación de la plantilla correspondiente. -Datos relativos a previsiones presupuestarias de la Entidad que obviamente son facilitados por la propia Caja a través de la plantilla que cumplimenta nuestro Departamento de Asesoría de Dirección. La información que genera Bankware relativa a la liquidez está basada en los desfases de vencimientos de activos y pasivos (gaps) La información puede obtenerse tanto a la fecha del análisis (gap estático) como a una fecha futura (gap proyectado) La política de gestión y control del riesgo de liquidez que aplica la Caja se puede considerar adecuada, ya que ante la actual crisis financiera de liquidez de carácter sectorial, nuestra Entidad ha aplicado su modelo actual de gestión y el resultado ha sido satisfactorio. La adecuada gestión y seguimiento de la liquidez de la Caja, ha supuesto que los planes de contingencia que tenemos previstos, en muchos casos no se hayan llegado a utilizar. Por otra parte, nuestra Entidad presenta actualmente una baja

20


dependencia de los mercados de capitales dado que su negocio está claramente orientado hacia la banca minorista. La estructura de gestión del riesgo de liquidez de la Caja responde a un modelo centralizado y alineado con las prácticas habituales del sector financiero. Por otro lado, la estructura orgánica implantada en la Caja para las funciones de gestión y control del riesgo de liquidez garantiza la independencia entre ambas. Indicadores utilizados para analizar la magnitud de la exposición. A continuación se detallan los indicadores más relevantes descriptivos del volumen de exposición al riesgo de liquidez, los cuales son utilizados para la valoración de la exposición a dicho riesgo: Gap de liquidez En la actividad de la Banca Comercial en el plazo corto o muy corto las fuentes financieras suelen ser superiores a la inversión, mientras que en los plazos medios o largos la situación es inversa, dado que en estos últimos plazos la inversión es de largo plazo (por ejemplo, préstamos hipotecarios a 25 años) mientras que el pasivo suele tener unos plazos más cortos (entre uno y cinco años normalmente). También está constatado que los pasivos tienen un alto nivel de renovación que implica que las entidades financieras a pesar de tener estos gaps, en base a plazos de vencimiento del activo y del pasivo, no suelan tener ningún problema por estos motivos. Con relación al Gap de liquidez, a continuación se presenta una comparativa de Caja Rural de Jaén respecto a dos entidades consideradas representativas de los sectores de las Cajas de Ahorros y de las Cooperativas de Crédito debido a su tamaño. Caja Rural Jaén Caja Ahorros (2) Coop. Cto. (3) Relación entre activo y pasivo con vencimiento superior a los 5 años (A/P) (1)

6,79

3,76

6,37 (1): Datos relativos al año 2008.

(2): Se trata de la Caja de Ahorros del Mediterráneo. Fuente: Cuentas Anuales Auditadas e Informe de Gestión depositados en la CNMV. (3): Se trata de Caja Rural de Navarra. Fuente: Cuentas Anuales Auditadas e Informe de Gestión depositados en la CNMV

El cuadro superior viene a confirmar que en Caja Rural de Jaén los activos con vencimiento a largo plazo son muy superiores a los pasivos a largo plazo, como se había apuntado antes de forma genérica. El ratio está en la línea del resto de cajas rurales.

21


Otros indicadores con comparativa sectorial Saldos vista OSR (vista + ahorro) / Total (1) Saldos plazo OSR / Total (1) Porcentaje OSR / Total pasivo

Caja Rural Jaén 53,34% 46,44% 77,19%

Cajas Ahorro 33,45% 66,55% 59,14%

Coop. Cto. 37,36% 62,64% 73,85%

Datos solo para otros sectores residentes. Fuente M1 para Caja Rural de Jaén y Boletín Estadístico

del Banco de España para la media de las cajas de ahorro y la media de las cooperativas de crédito. (1): Total depósitos en euros de OSR

.

Los datos del cuadro superior nos muestran que la estructura de los saldos de financiación obtenidos de clientes (vista y plazo) es similar en Caja Rural de Jaén con relación a la Cooperativa de Crédito. Tanto Caja Rural de Jaén como la media de Cooperativas de Crédito muestran un perfil más orientado a la financiación tradicional (banca minorista) dado el mayor peso de los otros sectores residentes (no incluye ni administraciones públicas ni entidades de crédito), recurriendo en menor medida que otras entidades del sector a los mercados de capitales para captar liquidez. Indicadores utilizados para analizar la calidad de la exposición. A continuación se detallan los indicadores más relevantes descriptivos de la calidad de la exposición al riesgo liquidez, los cuales son utilizados para la valoración de la calidad de la exposición a dicho riesgo: Grado de diversificación de las fuentes financieras Con la relación al grado de diversificación y con relación a las fuentes financieras más importantes, el 80,16% son depósitos de la clientela y el resto se repartiría entre cuentas especiales y de recaudación ( 2,32%), préstamos o líneas en otras entidades financieras ( 6,97 %), deuda subordinada ( 1,96%) y capital más reservas ( 8,59%). Las tasas intermensuales de crecimiento de dichos saldos son estables en el tiempo. Otra técnica de captación de liquidez la constituyen las titulizaciones de activos, a las que Caja Rural de Jaén recurre con otras Cajas Rurales (titulizaciones multicedentes) cuando lo considera oportuno. Incluso en el caso de mantener las posiciones de titulización originadas ante la situación de los mercados de capitales, la Entidad dispone de la facultad de utilizarlas en las subastas que haga el Banco Central Europeo Asimismo, la Entidad dispone de una línea de financiación de 164,2 millones euros concedida por el Banco Cooperativo Español (que se ha utilizado en contadas ocasiones) Desviaciones sobre el objetivo cuantitativo de liquidez El modelo de gestión de liquidez determina el objetivo cuantitativo de liquidez de la entidad. A 31-12-08, el objetivo de liquidez quedó fijado en 135,10 millones mientras que la liquidez disponible ascendió a 316,96 millones.

22


A continuación se presenta un resumen de las conclusiones sobre la valoración de este riesgo. TIPO DE RIESGO: Riesgo de liquidez VALORACIÓN DE LA EXPOSICIÓN (Alta, Media, Baja) MEDIA EXPLICACIÓN DE LA VALORACIÓN DE LA EXPOSICIÓN De no existir actualmente una crisis de liquidez sectorial, la exposición de la Caja a este riesgo sería “baja”. Históricamente nuestra Entidad ha cumplido con los objetivos internos de liquidez. En este sentido, dicha posición de liquidez, así como los procedimientos y políticas de gestión implantados nos permiten afrontar con solvencia la coyuntura actual y concluir con una valoración de exposición media. VALORACIÓN DE LA CALIDAD (Alta, Media, Baja) ALTA EXPLICACIÓN DE LA VALORACIÓN DE LA CALIDAD La calidad del riesgo es alta debido a la estabilidad de nuestros recursos ajenos. Por otra parte, a corto plazo, en concreto hasta febrero 2010, no existen vencimientos importantes de instrumentos de financiación ( obligaciones subordinadas ). Como se ha dicho antes, la Entidad dispone de una línea de 164,28 millones de euros abierta en el Banco Cooperativo que se ha utilizado en estos últimos meses de forma muy puntual. A la fecha de este informe, esta línea se encontraba sin disponer. Por otra parte, la política de gestión de la liquidez que se está ejecutando en la Caja está permitiendo que el crecimiento de la inversión crediticia y de los recursos esté acompasada, acomodándose de este modo nuestra Entidad a la coyuntura de los mercados. 2.7 Gestión del riesgo operacional El riesgo operacional representa la posibilidad de incurrir en pérdidas como consecuencia de la inadecuación o de fallos en los procesos, sistemas y personas, así como por eventos externos. Incluye el riesgo tecnológico, legal y de cumplimiento normativo. Históricamente la exposición de la Entidad a este riesgo ha sido reducida. Caja Rural de Jaén tiene previsto acceder al método del indicador básico de riesgo operacional a corto plazo, siempre y cuando se cumpla con la planificación existente para este proyecto. Nuestra Entidad ha realizado algunas de acciones al respecto: •

Involucración de la Caja.

La aplicación del método estándar requiere que toda la Entidad esté implicada para su correcto funcionamiento. En este sentido la Caja tomó dos decisiones importantes: -Se nombró por el Director General al Responsable Global de Riesgo Operacional -Se determinó que un área ( auditoría ) y un departamento ( asesoría dirección ) estuvieran directamente vinculados en la gestión de este riesgo.

23


Inicio del registro de pérdidas.

Uno de los requisitos que se impone tanto si se accede al método del indicador básico como si se accede al método estándar, es que la Entidad disponga de una base de datos de eventos de pérdida por riesgo operacional donde éstos se puedan capturar. •

Otros temas de interés.

Se dispone de una herramienta que entre otras cosas va a permitir generar un reporting regulatorio (Estados RP 41, 42 y 43) y un reporting de gestión. La herramienta se llama GIRO (Gestión Integral de Riesgo Operacional). Desde GIRO también se podrá gestionar el sistema a través del módulo de administración, el mapa de riesgos, la base de datos de pérdidas por riesgo operacional y los indicadores clave de riesgo (KRIs). -Documentos que sirven como marco en la “Gestión del Riesgo Operacional”: -Cuestionario de Control Interno. -Plan Director. -Funciones de las figuras que participan en el proceso de gestión de R.O. -Informe de Requerimientos por Modelo. -Manual de Políticas y Funciones de Gestión del Riesgo Operacional. -Manual de Proceso de Cálculo del Capital por Riesgo Operacional, según la aproximación estándar, aplicable a nuestra Entidad. -Manual de Buenas Prácticas. -Guía para la realización de las autoevaluaciones. 2.8 Otros riesgos Con respecto a otros riesgos que puedan influir en el ejercicio de la actividad inherente a la Entidad, como pueden ser riesgo reputacional, riesgo de negocio, riesgo estratégico, la Entidad considera que dichos riesgos no han de tenerse en cuenta dada la evolución, perspectivas y situación en las que la Caja Rural de Jaén se encuentra.

24


3. RECURSOS PROPIOS COMPUTABLES Tal y como indica el Banco de España, la entidad considera como recursos propios los elementos definidos en la norma Octava de la Circular de Solvencia, cuya distribución está establecida en función de si son recursos propios básicos, recursos propios de segunda categoría, y sus correspondientes deducciones y limitaciones, y auxiliares definidos en la Normas Novena y Undécima. Composición de los recursos propios

22,71% 77,29%

Recursos Propios Básicos

Recursos Propios de Segunda Categoría

Como se observa en el gráfico anterior los recursos propios de alta calidad de la Entidad son de primera categoría el 77,29% de los mismos, lo que denota una extraordinaria situación en el entorno actual. 3.1 Recursos propios computables A 31 de diciembre de 2008, los recursos propios computables de la Entidad excedían de los mínimos requeridos por la normativa al efecto en vigor, siendo su composición la siguiente: Recursos propios computables Recursos propios básicos: Capital computable Reservas computables Otros recursos propios básicos Deducciones

Miles de euros 85.435 42.761 -128 128.068

Recursos propios de segunda categoría: Principales Adicionales Deducciones

21.673 15.957 37.630

Recursos propios auxiliares

-

Deducciones del total de recursos propios

-

Total recursos propios computables

165.698

Total requerimientos mínimos de recursos propios

25

93.721


De este modo, el ratio de solvencia del Grupo a 31 de diciembre de 2008 era la siguiente: Solvencia

Porcentaje

Ratio de solvencia del que: Recursos propios básicos (Tier 1)

10,93%

3.2 Composición de los recursos propios básicos Los recursos propios básicos se engloban dentro de los recursos propios, pueden ser utilizados de forma inmediata y sin restricciones para la cobertura de riesgos o de pérdidas. Son recursos estables y permanentes para la entidad. A continuación se proporciona información adicional acerca de las características de cada uno de los elementos de los recursos propios básicos así como de su desglose a 31 de diciembre de 2008. A esa fecha, no existían importes no computables por aplicación de los límites establecidos por la Norma Undécima de la Circular 3/2008 de Banco de España. 3.2.1 Capital computable A 31 de diciembre de 2008, la composición del capital computable como recursos propios era la siguiente: Capital computable como recursos propios básicos Capital social Primas de emisión Total capital computable como recursos propios básicos

Miles de euros 85.435 85.435

El capital social de la Entidad estaba formalizado en 800.000 participaciones voluntarias y 54.350 obligatorias, de 100 euros de valor nominal, dicho capital social estaba íntegramente suscrito desembolsado a 31 de diciembre. La Entidad no posee ninguna participación. 3.2.2

Reservas computables

Conforme a lo establecido por la Norma Octava de la Circular 3/2008 de Banco de España, las reservas computables como recursos propios básicos a 31 de diciembre de 2008 comprenden: •

Reservas: importe neto de los resultados acumulados (excedentes) reconocidos en ejercicios anteriores a través de la cuenta de pérdidas y ganancias que, en la distribución del beneficio, se destinaron a esta reserva. Incluyen el fondo de reserva obligatorio (irrepartible entre los socios) y reservas de carácter voluntario diferentes de las reservas de regularización, actualización o revalorización de activos.

Intereses minoritarios: participación de terceros en el patrimonio del Grupo.

26


Resultados del ejercicio computables: resultado del ejercicio atribuido al Grupo que se destinará a incrementar las reservas conforme a las propuestas de aplicación de resultados formuladas por los órganos de administración de las distintas entidades del Grupo.

Ajustes por valoración: minusvalías contabilizadas como ajustes por valoración de activos financieros disponibles para la venta dentro del patrimonio neto. A 31 de diciembre de 2008, las minusvalías detraídas de los recursos propios básicos correspondían a la cartera de valores representativos de deuda. Reservas computables como recursos propios básicos

Miles de euros

Fondo de reserva obligatorio Reservas voluntarias Intereses minoritarios Resultados del ejercicio computables Ajustes por valoración computables como recursos propios básicos Total reservas computables como recursos propios básicos

20.973 21.788 42.761

3.2.3 Deducciones de recursos propios básicos En aplicación de la Norma Novena de la Circular 3/2008 de Banco de España, a 31 de diciembre de 2008 las deducciones de los recursos propios básicos ascendían a 128 miles de euros, conforme al siguiente detalle: Deducciones de recursos propios básicos

Miles de euros

Activos inmateriales Participaciones en entidades financieras no consolidadas en cuyo capital el Grupo participa en más de un 10% Total deducciones de recursos propios básicos

-128 -128

3.3 Composición de los recursos propios de segunda categoría 3.3.1 Recursos propios de segunda categoría Estos recursos se caracterizan por tener una volatilidad mayor que los recursos propios básicos, como por ejemplo los ajustes de valoración o las provisiones genéricas, y/o un grado de permanencia menor, como es el caso de la financiación subordinada. La composición de los recursos propios de segunda categoría a 31 de diciembre de 2008 era la siguiente: •

Recursos propios de segunda categoría principales: o Reservas de regularización, actualización o revalorización de activos. o El saldo contable de la cobertura genérica determinada de acuerdo con la Circular 4/2004 de Banco de España, correspondiente al riesgo de insolvencia de los clientes, es decir, ligada a las pérdidas inherentes o no asignadas específicamente por deterioro del riesgo de crédito de clientes,

27


en la parte que no exceda del 1,25% de los riesgos ponderados que hayan servido de base para el cálculo de la cobertura. o Ajustes por valoración: porcentaje de los importes brutos de las plusvalías (netas de minusvalías) contabilizados como ajustes por valoración de activos financieros disponibles para la venta dentro del patrimonio neto. A 31 de diciembre de 2008, las plusvalías computadas parcialmente como recursos propios correspondían a la cartera de instrumentos de capital. •

Recursos propios de segunda categoría adicionales: o Financiaciones subordinadas, cuyo detalle a 31 de diciembre de 2008 era el siguiente:

Emisión

Fecha de la emisión

Fecha de vencimiento

Importe vivo (miles de euros)

Rural Jaén Obligaciones Subordinadas II Rural Jaén Obligaciones Subordinadas III Totales

28/02/2003

28/02/2010

19.785.000

Recursos propios computables (miles de euros) 3.957.000

30/12/2004

30/12/2014

12.000.000

12.000.000 15.957.000

A continuación se proporciona el desglose de los recursos propios de segunda categoría al cierre del ejercicio 2008: Recursos propios de segunda categoría Principales: Reservas de regularización Cobertura genérica Ajustes por valoración computables como recursos propios de segunda categoría Otros

Miles de euros 9.765 11.908

21.673 Adicionales: Financiaciones subordinadas Otros

15.957 15.957

Total recursos propios de segunda categoría antes de deducciones

37.630

3.3.2 Deducciones de recursos propios de segunda categoría En aplicación de la Norma Novena y Undécima de la Circular 3/2008 de Banco de España, a 31 de diciembre de 2008 no existían importes no computables por aplicación de los límites establecidos, conforme al siguiente detalle: Deducciones de recursos propios de segunda categoría

Miles de euros

Participaciones en entidades financieras no consolidadas en cuyo capital el Grupo participa en más de un 10% Total

-

28


3.4 Recursos propios auxiliares y deducciones del total de recursos propios A 31 de diciembre de 2008, no existĂ­a importe alguno registrado como recursos propios auxiliares para la cobertura de los riesgos de precio y de tipo de cambio. Asimismo y conforme a la legislaciĂłn nacional vigente, no existĂ­an deducciones adicionales a las descritas con anterioridad.

29


4.

REQUERIMIENTOS DE RECURSOS PROPIOS

4.1 Requerimientos mínimos de recursos propios A 31 de diciembre de 2008, los requerimientos mínimos de recursos propios del Grupo ascendían a xxx miles de euros, conforme al siguiente detalle: Requerimientos mínimos de recursos propios Riesgo de crédito Riesgos de la cartera de negociación Riesgo de tipo de cambio Riesgo operacional Total requerimientos mínimos de recursos propios

Método de cálculo

Miles de euros

Método estándar Método estándar Método estándar Método del indicador básico

86.187 7.534 93.721

4.2 Requerimientos mínimos por riesgo de crédito Los requerimientos mínimos por riesgo de crédito a 31 de diciembre de 2008 se han calculado mediante la aplicación del método estándar, conforme a lo establecido en la Sección Primera del Capítulo Cuarto de la Circular 3/2008 de Banco de España. Asimismo, en el cálculo de los requerimientos mínimos de capital por riesgo de crédito se han aplicado las Secciones Tercera y Cuarta del citado Capítulo para la evaluación del impacto de las técnicas de reducción del riesgo de crédito y el adecuado tratamiento de las exposiciones de titulización. Los resultados del citado cálculo desglosados por las categorías de exposición previstas en la Norma Decimocuarta de la Circular 3/2008 de Banco de España son los siguientes: Miles de Euros

Categoría de riesgo

Exposición Neta

Ponderación Media

Consumo Medio

Requerimientos de Recursos Propios

Administraciones centrales y Bancos Centrales Administraciones regionales y autoridades locales Entidades del sector público Instituciones Empresas Minoristas Exposiciones garantizadas con inmuebles Exposiciones en situación de mora Categoría regulatoria de alto riesgo Otras exposiciones

111.299 78.287 29924 29.394 360.578 659.452 210.991 20.166 9.740 98.754

0,00% 18,18% 8,51% 19,90% 90,59% 70,00% 55,70% 89,45% 143,45% 89,65%

0,00% 1,45% 0,68% 1,59% 7,25% 5,60% 4,46% 7,16% 11,48% 7,17%

0 1.139 204 468 26.131 36.931 9.401 1.443 1.118 7.082

Exposiciones de titulización

57.755

49,13%

3,93%

2.270

Total requerimientos por riesgo de crédito calculados por el método estandar

1.666.340

30

86.187


Del cuadro anterior se pueden extraer diversas conclusiones: •

El elevado peso de la financiación minorista dentro del activo de la Entidad, que junto con las exposiciones garantizadas con bienes inmuebles (minoristas en un alto porcentaje) suponen más del 50% de la inversión crediticia(medida como exposición neta sobre exposición neta total), el favorable tratamiento de este tipo de exposiciones en cuanto a consumo de capital es uno de los principales motivos por el que los requerimientos de recursos son tan bajos. Las exposiciones en situación de mora suponen el 1,21% del total, y consumen el 1,67 % del total recursos propios.

Estos datos se consideran excepcionales con la actual coyuntura económica y financiera para una entidad de crédito. 4.3 Evaluación de la suficiencia del capital De conformidad con lo establecido en el Nuevo Acuerdo de Capital de Basilea y la Circular 3/2008 de Banco de España, la Caja dispone de un proceso de auto-evaluación de su capital. Este proceso se encuentra integrado por un conjunto de estrategias y procedimientos sólidos y exhaustivos que permiten evaluar y mantener de forma permanente los importes, los tipos y la distribución tanto de su capital interno como de los recursos propios que considera adecuados para cubrir, según su naturaleza y nivel, todos los riesgos a los que esté o pueda estar expuesto. El citado proceso asegura la adecuada relación entre el perfil de riesgos de las entidades que conforman el Grupo y los recursos propios que efectivamente mantienen, tanto en términos absolutos como de composición (recursos propios básicos -tier 1-, de segunda categoría -tier 2- y auxiliares -tier 3-) y distribución entre las distintas entidades jurídicamente independientes. En el marco de su gestión de riesgos, la Entidad procede de manera continuada a identificar, medir, controlar y mitigar los riesgos a los que su actividad se encuentra sujeta, incorporándose las conclusiones de esta gestión al proceso de auto-evaluación del capital, el cual comprende la estimación actual y futura (bajo distintos escenarios) de los recursos propios computables y de los requerimientos de capital conforme a los riesgos inherentes a su actividad, el entorno económico en que opera, los sistemas de gobierno, gestión y control de los riesgos, el plan estratégico de negocio, la calidad o composición de los recursos propios disponibles y las posibilidades reales de obtención de mayores recursos propios en caso de que ello fuera necesario. Para ello, una vez calculados los recursos propios necesarios en el Pilar 1 de Basilea, el Grupo revisa y valora los demás riesgos o factores no considerados en aquél y que por su relevancia deben ser tenidos en cuenta, estimando los recursos propios que se necesitan para cubrir todos los riesgos y mantener una holgura adecuada respecto a las necesidades mínimas legales de recursos propios del Pilar 1. El proceso de auto-evaluación del capital implementado permite concluir que el nivel de capitalización de la Entidad en su totalidad y de cada una de las entidades del mismo es elevado, cubriendo holgadamente los requerimientos (Pilar 1 y Pilar 2) actuales de recursos propios y los previstos en el período objeto de proyección (2009-2011). Adicionalmente, se debe señalar que a la fecha de publicación del presente informe no

31


existe, ni se prevé que exista en el futuro, impedimento alguno de carácter material, práctico o jurídico a la inmediata transferencia de fondos propios o al reembolso de pasivos entre las entidades del Grupo. El coeficiente de solvencia de la Entidad se sitúa al 31 de diciembre de 2008 en un 14,14%, es decir, un 6,14% sobre el mínimo regulatorio, fijado en el 8%. Como se reflejó anteriormente es de destacar la alta calidad de los recursos propios computables, por el alto peso que representan los recursos básicos frente a los de segunda categoría. 4.4 Procedimientos aplicados para la evaluación de la suficiencia de capital interno El nivel de recursos propios computables que la Caja ha fijado como objetivo cubre sobradamente los requerimientos de capital, tanto los de Pilar 1 como los de Pilar 2, y están en línea con los niveles de solvencia que la Entidad presentaba cuando estaba en vigor la Circular 5/1993 de Banco de España. En este sentido, la Caja fija su objetivo de recursos propios computables como un “suelo” del que no habría que bajar para asegurar una solvencia adecuada a nuestro perfil de riesgo y de este forma cumplir sin problemas con los requerimientos mínimos de capital por los riesgos de Pilar 1, así como con los requerimientos de capital por los riesgos contemplados en Pilar 2. La Caja entiende también que su nivel de recursos propios computables deberá ser siempre como mínimo igual al objetivo que se ha marcado y que esto sin duda, favorecerá nuestra futura calificación externa y por tanto, nuestra consiguiente salida a los mercados de capitales. A continuación se va a proceder a indicar cuál es el objetivo de recursos propios computables que ha fijado la Caja como “porcentaje de exceso” sobre los requerimientos de recursos propios mínimos por los riesgos contemplados en Pilar 1: % Exceso sobre RRPP mínimos necesarios de Pilar 1 76,8% Partiendo de este porcentaje se puede calcular el tradicional ratio de solvencia, que es que habitualmente manejan las entidades financieras, aplicando la siguiente expresión: Ratio solvencia= 8% x (1+Objetivo%)= 8% x (1+xx%) = xx% Por tanto y teniendo en cuenta el objetivo de recursos propios computables fijado por la Caja, nuestra ratio de solvencia no debería bajar del 13,5%. De esta forma se estaría 5,5 puntos por encima de los requerimientos mínimos de capital del 8% fijado en Pilar 1, y se estima que habrá capital suficiente para cumplir con los requerimientos fijados en Pilar 2. En este sentido, hay que recordar que estamos hablando de un objetivo de “capital mínimo aceptable por la Caja” y que obviamente, los datos reales de la Entidad podrán estar por encima de este objetivo fijado.

32


Respecto a la composición de los recursos propios computables de la Caja, éstos se dividen en Tier 1 (recursos propios básicos) y Tier 2 (recursos propios complementarios). La Caja no dispone de Tier 3 (recursos propios auxiliares) Al igual que en el caso del objetivo de recursos propios computables, la composición del capital también se va a fijar en línea de unos mínimos que siempre se deberían cumplir y que serían acordes con los datos que históricamente ha presentado la Caja. En concreto la composición del capital debería estar entre estos rangos de mínimos: Tier 1 (recursos propios básicos)

77,75

Tier 2 (recursos propios complementarios)

22,25

Indicar que obviamente la Caja le da mayor importancia a los recursos de Tier 1, por su mayor calidad, y por tanto, el objetivo de Tier 1 va a condicionar el objetivo de Tier 2. En este sentido, hay que recordar que estamos hablando de mínimos y que obviamente, los datos reales de la Caja en Tier 1 podrán estar por encima de este objetivo fijado. A 31 de diciembre del 2008, los recursos propios computables que presenta la Caja son los siguientes en cuanto a volumen y composición: Indicar que obviamente la Caja le da mayor importancia a los recursos de Tier 1, por su mayor calidad, y por tanto, el objetivo de Tier 1 va a condicionar el objetivo de Tier 2. En este sentido, hay que recordar que estamos hablando de mínimos y que obviamente, los datos reales de la Caja en Tier 1 podrán estar por encima de este objetivo fijado. A 31 de diciembre del 2008, los recursos propios computables que presenta la Caja son los siguientes en cuanto a volumen y composición: Volumen %Tier 1 (recursos propios básicos) %Tier 2 (recursos propios complementarios)

165.698 miles € 10,93% 3,21%

Respecto al volumen de recursos propios computables, éste implica un exceso del 76,8% sobre los requerimientos de capital por Pilar 1. En este sentido, la Entidad está cumpliendo holgadamente con el objetivo de recursos propios que se ha fijado (13,5%). Respecto a la composición del capital, los recursos propios básicos (Tier 1) suponen el 10,93% del total y en este sentido, también estaríamos dentro del rango mínimo que ha fijado la Entidad como objetivo. Como se ha comentado antes, el objetivo en Tier 2 está condicionado por el que se ha fijado para Tier 1. En definitiva, los objetivos fijados por la Entidad tanto para el exceso de capital sobre requerimientos mínimos por Pilar 1, como para la composición de los recursos propios computables (Tier 1 y Tier 2), son cifras en las que la Caja se siente confortable para mantener de forma permanente una holgura adecuada sobre las necesidades legales de capital exigidas por Pilar 1 y Pilar 2.

33


Este objetivo de capital es una decisión estratégica de la Caja y estimamos que el cumplimiento del mismo garantiza la adecuación de capital presente y futura de nuestra Entidad. A la hora de fijar el objetivo de capital, nuestra Entidad es consciente que ello tiene implicaciones importantes para poder ostentar una determinada calificación externa (rating) que sea adecuada con nuestro nivel de solvencia, perfil de riesgo, tamaño de entidad y naturaleza de nuestro negocio. Sin duda, una futura calificación externa buena facilitará el acceso de la Caja a los mercados de capitales. 4.4.1 Planificación del capital La planificación de capital que se presenta, abarca desde diciembre de 2008 hasta el cierre del año 2011 .. Líneas estratégicas. Ante el nuevo escenario económico que se presenta desde agosto 2007 y las previsiones económicas existentes, las líneas estratégicas que se fijan son las siguientes: .. Liquidez. El objetivo de liquidez nos obliga a moderar el crecimiento de la inversión y a centrarnos en la captación de pasivo. En este sentido, se mantiene la estrategia de crecer más en recursos ajenos que en inversión. .. Solvencia. El objetivo de mejora de la solvencia nos obliga a dar prioridad a la cuenta de resultados, la cual se va a ver muy condicionada por el estrechamiento de márgenes y el incremento de la morosidad. .. Entorno macroeconómico. Destacamos de forma resumida los siguientes aspectos: -Persistencia en el tiempo de la crisis financiera sectorial de liquidez. Está provocando dificultades de acceso de las entidades financieras a los mercados de capitales y encarecimiento de la financiación obtenida por éstas. -Previsión de bajadas de tipos de interés a ambos lados del Atlántico si la tasa de inflación se ha moderado. -Desaceleración económica a nivel mundial que en el caso de nuestro país están siendo muy notable. -Fuerte incremento de la morosidad debido a un deterioro importante de la actividad económica, mayores tasas de paro, mayores tipos de interés y restricción del crédito bancario. -Consenso de diferentes instituciones en que la recuperación económica se pueda producir durante el primer semestre del año 2010. Dada la situación económica comentada en el párrafo anterior, las previsiones efectuadas tomando como referencia las revisiones publicadas por el Gobierno de España, la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional y la Fundación de Cajas de Ahorros, son:

34


Pasamos a detallar brevemente los aspectos más destacados de la misma: .. Número de años proyectados. PIB Inflación Tipo oficial BCE

2009 -0,5% 0,5% 1%

2010 1,5% 1,5% 2%

Las cifras del cuadro superior reflejan las previsiones económicas existentes: .. La economía española en cuanto a crecimiento del PIB toca fondo en el año 2009 y posteriormente en 2010 se presenta una recuperación de este indicador. .. Se modera la tasa de inflación, lo cual permitirá que el Banco Central Europeo pueda realizar una rebaja del tipo oficial en 2009. .. Por prudencia el tipo oficial se deja en similar nivel en los años 2009 y 2010. 4.4.2 Política de capitalización La política de la Entidad es la de mantener una posición holgada de recursos propios que nos permita cubrir los incrementos previstos del volumen de negocio, manteniendo la calidad de los mismos. Para alcanzar el objetivo de recursos propios computables marcado por la Entidad, la Caja contempla los siguientes medios: •

Mantenimiento de la actual política de distribución de resultados. Esta es la principal fuente de incremento recurrente de los recursos propios. Al menos el 20% de los excedentes disponibles se destinan al fondo de reserva obligatorio, pudiendo la Asamblea General acordar una dotación mayor. En el pasado ejercicio se destinó el 20%, y el 80% a disposición de la Asamblea, que determinó que un 10% fuera al fondo de educación y promoción y el 70% a reservas voluntarias. Concretamente la distribución de resultados está detallada en los artículos 43 y 44 de nuestros Estatutos Sociales.

Ampliación de nuestra base social y emisión de aportaciones voluntarias al capital social.

Mejora de la información disponible sobre los diferentes activos computables para disminuir las necesidades de recursos propios.

35


5. RIESGOS DE CRÉDITO Y DE DILUCIÓN 5.1 Información general 5.1.1 Definición de exposiciones deterioradas y determinación de las correcciones de valor Un activo financiero se considera deteriorado (y, consecuentemente, se corrige su valor en libros para reflejar el efecto de su deterioro) cuando existe una evidencia objetiva de que se han producido eventos que dan lugar a: • En el caso de instrumentos de deuda (créditos y valores representativos de deuda), un impacto negativo en los flujos de efectivo futuros que se estimaron en el momento de formalizarse la transacción. • En el caso de instrumentos de capital, que no pueda recuperarse íntegramente su valor en libros. Como criterio general, la corrección del valor en libros de los instrumentos financieros por causa de su deterioro se efectúa con cargo a la cuenta de pérdidas y ganancias consolidada del ejercicio en el que tal deterioro se manifiesta. Las recuperaciones de las pérdidas por deterioro previamente registradas, en caso de producirse, se reconocen en la cuenta de pérdidas y ganancias consolidada del ejercicio en el que el deterioro se elimina o se reduce. Cuando se considera remota la recuperación de cualquier importe registrado, éste se elimina del balance de situación consolidado sin perjuicio de las actuaciones que puedan llevarse a cabo para intentar conseguir su cobro hasta tanto no se hayan extinguido definitivamente sus derechos, sea por prescripción, condonación u otras causas. La cobertura del riesgo de crédito se establece recogiendo la mejor estimación sobre las pérdidas inherentes existentes por riesgo de crédito en la cartera de instrumentos de deuda y otros activos y compromisos y garantías financieras con riesgo crediticio, tomando en consideración los métodos contenidos en el Anejo IX de la Circular 4/2004 de Banco de España, que se basan en la experiencia y la información que éste dispone del sector bancario. El método utilizado para determinar las correcciones de valor por deterioro de activos y las provisiones por riesgos y compromisos contingentes varía, conforme a la normativa contable en vigor, en función de la tipología y clasificación contable del instrumento en cuestión.: • Instrumentos de deuda valorados a coste amortizado: el cálculo de las correcciones de valor se ha efectuado de forma específica para los instrumentos de deuda en mora o considerados de cobro dudoso no valorados por su valor razonable con registro de las variaciones de valor en la cuenta de pérdidas y ganancias, en función de su antigüedad, garantías aportadas y de las expectativas de recuperación de dichos saldos. Sobre el resto de los saldos de los instrumentos de deuda no valorados por su valor razonable con cambios en la cuenta de pérdidas y ganancias, así como sobre los riesgos y compromisos contingentes clasificados como riesgo normal, se ha calculado una cobertura colectiva para cubrir las pérdidas inherentes. • Instrumentos de deuda o de capital clasificados como disponibles para la venta: la pérdida por deterioro equivale a la diferencia entre el coste de adquisición de dicho instrumento (neto de cualquier amortización de principal en el caso de 36


instrumentos de deuda) y su valor razonable, una vez deducida cualquier pérdida por deterioro previamente reconocida en la cuenta de pérdidas y ganancias. Cuando existe una evidencia objetiva de que las diferencias negativas surgidas en la valoración de estos activos tiene su origen en un deterioro de los mismos dejan de presentarse en el epígrafe de patrimonio "Ajuste por Valoración – Activos Financieros Disponibles para la Venta" y se registran en la cuenta de pérdidas y ganancias. En el caso de que posteriormente se recupere, la totalidad o parte de las pérdidas por deterioro, su importe se reconoce en la cuenta de pérdidas y ganancias del ejercicio en que se produce la recuperación (en el epígrafe "Ajuste por Valoración - Activos Financieros Disponibles para la Venta" del balance de situación, en el caso de instrumentos de capital). Instrumentos de capital valorados al coste: las pérdidas por deterioro equivalen a la diferencia entre el valor en libros y el valor actual de los flujos de caja futuros esperados, actualizados al tipo de rentabilidad de mercado para valores similares. Las pérdidas por deterioro se registran en la cuenta de pérdidas y ganancias del ejercicio en que se manifiestan minorando directamente el coste del instrumento. Estas pérdidas sólo pueden recuperarse posteriormente en el caso de venta de los activos.

5.1.2 Valor y distribución de las exposiciones La distribución media del ejercicio 2008 y la existente a 31 de diciembre del citado ejercicio del valor de las exposiciones después de la aplicación de correcciones de valor por deterioro de activos y provisiones, así como de los factores de conversión (riesgo fuera de balance) y de los efectos de las técnicas de reducción del riesgo de crédito, por categorías de activos era la siguiente: Distribución de las exposiciones netas ajustadas por categorías de activos (Circular 3/2008) Administraciones centrales y Bancos Centrales Administraciones regionales y autoridades locales Entidades del sector público y otras instituciones públicas sin fines de lucro Bancos multilaterales de desarrollo Organizaciones internacionales Instituciones Empresas Minoristas Exposiciones garantizadas con inmuebles Exposiciones en situación de mora Exposiciones de alto riesgo Bonos garantizados Exposiciones frente a instituciones y empresas con calificación crediticia a corto plazo Exposiciones frente a instituciones de inversión colectiva (IIC) Otras exposiciones Exposiciones de titulización Total

Exposición media Exposición a 31 de ejercicio 2008 diciembre de 2008 99.534 74.698 30.461

111.299 78.287 29.924

71.730 310.278 652.780 240.724 16.375 9.557

29.394 358.932 658.541 210.991 20.166 9.740

91.626 57.697 1.655.460

98.751 56.672 1.622.697

La distribución de las citadas exposiciones por vencimientos residuales y categorías de activos a 31 de diciembre de 2008 era la siguiente: 37


Distribución de las exposiciones netas ajustadas por categorías de activos (Circular 3/2008) Administraciones Centrales y Bancos Centrales Administraciones regionales y autoridades locales Entidades del sector público y otras instituciones públicas sin fines de lucro Instituciones Empresas Minoristas Exposiciones garantizadas con inmuebles Exposiciones en situación de mora Exposiciones de alto riesgo Otras exposiciones Exposiciones de titulización Total

Plazo de vencimiento residual a 31 de diciembre de 2008 Hasta Entre 3 A la Entre 1 Más de 5 3 meses y Total vista y 5 años años meses 1 año 24.043 1.273 10.794

1.316 161

13.822 567

35.895 1.544 10.470

964 64 14

3.635 28.446 6.900 16 36 22 50

283 60.306 65.030 233 1.879 125 726

4.103 40.508 145.231 7.185 1.103 6.046 26.147

51.323

40.581

142.969

54 8.843 5.274

38

51.361 53.216 1.536

111.299 71.171 23.528

21.169 248.441 387.087 271.934 13.154 3.255 71.124 57.755 278.232 1.122.277

29.243 386.544 609.521 279.368 19.135 9.512 98.060 57.755 1.635.382


Atendiendo a su distribución por sectores de actividad, el valor a 31 de diciembre de 2008 de las citadas exposiciones, así como de las exposiciones originales (antes de la aplicación de correcciones de valor por deterioro de activos, provisiones y factores de conversión, así como de las técnicas de reducción del riesgo de crédito) y de las provisiones para riesgos contingentes y correcciones de valor por deterioro de activos no computadas como recursos propios era el siguiente: Distribución de las exposiciones por Exposiciones originales Exposiciones originales Correcciones de valor sectores de actividad no deterioradas deterioradas y provisiones Actividad inmobiliaria Administraciones Públicas

17.135 33.587

1.135

-1.016 -1

Agricultura, ganadería, caza, pesca y silvicultura

125.798

510

-7.705

Alimentación, bebidas, tabaco

95.463

755

-3.163

Comercio y reparaciones

74.448

1.732

-1.880

Construcción material transporte

1.169

33

-25

Construcciones y obras públicas

49.670

10.650

-2.475

Entidades de depósito

66.787

Est. Fin. Crto.

-1.953

26

Hostelería

26.191

31

-164

Energía eléctrica, gas y agua

27.098

11

-173

Industrias extractivas Industria química Metalurg. de transf. Otra industria manufacturera Otros interm. Financ. Otros servicios empresariales Otros servicios sociales Hogares (personas físicas) Seguros Transporte y comunicaciones Vidrio, cerámica y matrial de construcción Desconocido y no sectorizables (*) Total

880

-9

555 9.327 20.746 11.328 48.717 57.336 787.682 2 28.723

-5 -160 -360 -25 -424 -240 -11.358 -4 -385

122 551 8 69 34 13.547 17

5.457

-51

21.674

-110

1.509.799 29.205 31.686 (*)Exposiciones correspondientes a activos que no suponen un riesgo con una contraparte externa o bien no se ha identificado el sector al que ésta corresponde.

Desde el punto de vista de su distribución geográfica, la práctica totalidad de las exposiciones se concentran en el ámbito de actuación identificado al comienzo del presente informe. 5.1.3 Resultados por deterioro de activos y provisiones Los movimientos producidos en el ejercicio 2008 en las correcciones de valor por deterioro de activos y las provisiones para riesgos y compromisos contingentes han sido los siguientes:

39


Correcciones de valor por deterioro de activos

Provisiones para riesgos y compromisos contingentes

40.303 7.503 -1.870

1.873 1.062 -79

-230

-1.274

45.706

1.582

Saldo al 31 de diciembre de 2007 Dotaciones netas del ejercicio Recuperaciones de importes dotados en ejercicios anteriores Utilización de fondos específicos Otros movimientos sin reflejo en resultados Saldo al 31 de diciembre de 2008

5.1.4

Riesgo de contraparte

Por riesgo de crédito de contraparte se entiende el riesgo de que la contraparte pueda incurrir en incumplimiento antes de la liquidación definitiva de los flujos de caja en operaciones de derivados, operaciones con compromiso de recompra, operaciones de préstamo de valores o de materias primas, operaciones con liquidación diferida y operaciones de financiación de garantías. La metodología utilizada por la Entidad para el cálculo del riesgo de contraparte está basada en el valor de mercado de las operaciones contratadas, al que se añade una estimación del riesgo potencial calculado mediante un modelo paramétrico que tiene en cuenta el tipo de producto y el plazo. La Entidad dispone en general de acuerdos de compensación que contemplan la posibilidad de cancelar anticipadamente las operaciones en caso de impago o concurso de la contraparte. A 31 de diciembre de 2008, la exposición por riesgo de crédito de contraparte de la Entidad es nulo. 5.2

Información complementaria

5.2.1 Exposiciones ponderadas por riesgo. Método estándar Debido a la composición y características de la cartera del Grupo, el uso de calificaciones de ECAI designadas se concentra en su práctica totalidad en la cartera de renta fija, incluidas las exposiciones de titulización. De acuerdo con lo establecido por la normativa vigente, la utilización de calificaciones de ECAI debe ser continuada y consistente en el tiempo para todas las exposiciones pertenecientes a una misma categoría. En función del número de calificaciones crediticias de una exposición por distintas ECAIs, el tratamiento a efectos del cálculo de la exposición ponderada por riesgo difiere: • Cuando para una exposición calificada sólo está disponible una calificación crediticia efectuada por una ECAI designada, se utiliza esa calificación para determinar la ponderación de riesgo de la referida exposición.

40


En el caso de que para una exposición calificada estén disponibles dos calificaciones crediticias efectuadas por ECAI designadas y dichas calificaciones correspondan a dos ponderaciones de riesgo diferentes, se aplica a la exposición la ponderación de riesgo más alta. Si para una exposición calificada están disponibles más de dos calificaciones crediticias realizadas por ECAI designadas, se utilizan las dos calificaciones crediticias que produzcan las ponderaciones de riesgo más bajas. Si las dos ponderaciones de riesgo más bajas coinciden, se aplica esa ponderación; si no coinciden, se aplica la más alta de las dos.

Siguiendo un criterio de prudencia y rigor en la utilización de calificaciones crediticias externas, el Grupo informa para cada exposición de todas las calificaciones existentes (emisores y emisiones, calificaciones a corto plazo, etc. de cada ECAI), garantizando de este modo el fiel cumplimiento de lo establecido por la Circular 3/2008 de Banco de España. En este marco de prudencia, el Grupo no utiliza calificaciones crediticias de emisiones públicas de valores para su asignación, mediante un proceso específico implementado al respecto, a activos comparables no incluidos en la cartera de negociación. A 31 de diciembre de 2008, no existían importes de exposiciones deducidas directamente de los recursos propios, recogiéndose a continuación la distribución por porcentajes de ponderación (en función del grado de calidad crediticia) de la totalidad de las exposiciones sujetas a requerimientos por riesgo de crédito (con independencia del uso o no de calificaciones externas) a la citada fecha: Distribución de las exposiciones por grados de calidad crediticia 0% 10% 20% 35% 50% 75% 100% 150% 200% 350% 1250% Otras ponderaciones de riesgo Total

5.2.2

Exposición neta sin ajustar (antes de técnicas CRM y CCFs)

Exposición neta ajustada por técnicas CRM

Exposición neta ajustada por técnicas CRM y CCFs

131.620

131.620

131.620

120.949 280.549 22.833 642.954 496.375 13.307

126.814 280.549 22.833 640.574 490.330 13.307

113.151 279.122 22.689 591.554 453.998 13.085

1.708.587

1.706.027

1.605.219

Operaciones de titulización

Los principales objetivos de una operación de titulización se pueden resumir del siguiente modo: • Optimización de la estructura financiera, con especial énfasis en la gestión de la liquidez. • Favorecer el crecimiento del negocio. • Herramienta de gestión del riesgo estructural de balance. • Transferencia de determinados riesgos (crédito, prepagos, etc.). 41


Dado el carácter multicedente de las titulizaciones en las que la Entidad ha participado, existen una serie de funciones desempeñadas a nivel centralizado por los responsables del diseño y emisión de la titulización. Sin perjuicio de ello, las principales funciones desempeñadas por la Entidad en los procesos de titulización en los que participa son las siguientes: • Selección de la cartera. • Documentación. • Gestión financiera (retención de posiciones). • Administración y contabilización de la cartera titulizada. En este contexto, en los últimos ejercicios la Entidad ha participado en varias operaciones de titulización, todas ellas de activos, tradicionales y de carácter multicedente. A continuación, se muestran los principales datos a 31 de diciembre de 2008 de las titulizaciones vivas en cuya originación participó la Entidad y las posiciones retenidas por ésta (importes en miles de euros): Titulizaciones originadas Rural Hipotecario X

Fecha de originación

ECAI designadas

30/06/08

Tipo de titulización TASNSCCE

Exposiciones Participación Posiciones Requerimientos titulizadas de la Entidad retenidas por de recursos (total) (%) la Entidad propios 56.672

3,05

-

2.270

El cálculo de las exposiciones ponderadas por riesgo y los requerimientos mínimos de recursos propios se realiza de conformidad con lo establecido por la Sección Cuarta del Capítulo Cuarto de la Circular 3/2008 de Banco de España para la aplicación del método estándar a las exposiciones de titulización. Al cierre del ejercicio 2008, el desglose de las exposiciones titulizadas atendiendo a su situación financiera y contable era el siguiente (exposiciones titulizadas correspondientes a la Entidad, expresadas en miles de euros): Titulizaciones originadas

Tipo de exposiciones

Exposiciones titulizadas no dudosas

Exposiciones titulizadas dudosas

Correcciones de valor por deterioro de activos

Rural Hipotecario X

Originador

56.600

72

466

Atendiendo a su ponderación de riesgo, la distribución de las exposiciones de titulización (retenidas y adquiridas a terceros) era la siguiente a 31 de diciembre de 2008: Posiciones en titulizaciones Exposición neta antes Distribución por ponderaciones de riesgo de técnicas CRM y factores de conversión 20% 50% 100% 350% 1250%

Requerimientos de recursos propios

55.243

54.810

877

1.700

1.687

135

1.287

1.258

1.258

42


La Entidad no ha participado en ninguna titulización sintética ni con estructuras autorrenovables. El tratamiento contable de las transferencias de activos financieros está condicionado por la forma en que se traspasan a terceros los riesgos y beneficios asociados a los activos que se transfieren: • Si los riesgos y beneficios se traspasan sustancialmente, el activo financiero transferido se da de baja del balance, reconociéndose separadamente cualquier derecho u obligación retenido o creado como consecuencia de la transferencia. • Si se retienen sustancialmente los riesgos y beneficios asociados al activo financiero transferido, éste no se da de baja del balance y se continúa valorando con los mismos criterios utilizados antes de la transferencia. Por el contrario, se reconocen contablemente: o Un pasivo financiero asociado por un importe igual al de la contraprestación recibida, que se valora posteriormente a su coste amortizado. o Tanto los ingresos del activo financiero transferido (pero no dado de baja) como los gastos del nuevo pasivo financiero. • Si ni se transfieren ni se retienen sustancialmente los riesgos y beneficios asociados al activo financiero transferido, se distingue entre: o Si la entidad cedente no retiene el control del activo financiero transferido, éste se da de baja del balance y se reconoce separadamente cualquier derecho u obligación retenido o creado como consecuencia de la transferencia. o Si la entidad cedente retiene el control del activo financiero transferido, continúa reconociéndolo en el balance por un importe igual a su exposición a los cambios de valor que pueda experimentar y reconoce un pasivo financiero asociado al activo financiero transferido. El importe neto del activo transferido y el pasivo asociado es el coste amortizado de los derechos y obligaciones retenidos si el activo transferido se mide por su coste amortizado o el valor razonable de los derechos y obligaciones retenidos si el activo transferido se mide por su valor razonable. Conforme a la normativa contable de Banco de España y las características de las respectivas titulizaciones, todas las exposiciones titulizadas con posterioridad al 31 de diciembre de 2003 se mantienen en el balance de situación de la Entidad hasta su completa amortización, sin que se haya registrado resultado alguno por este concepto. 5.2.3 Técnicas de reducción del riesgo de crédito En el cálculo de los requerimientos de recursos propios por riesgo de crédito, la Entidad ha aplicado las reglas establecidas en la Sección Tercera del Capítulo Cuarto de la Circular 3/2008 de Banco de España, recogiéndose a continuación los aspectos más destacables a 31 de diciembre de 2008. a) Técnicas de reducción de riesgo de crédito empleadas Las principales técnicas de reducción de riesgo de crédito aplicadas por Caja Rural de Jaén en el cálculo de los requerimientos de recursos propios (método estándar), siempre y cuando cumplan todos y cada uno de los requisitos de admisibilidad establecidos por la legislación vigente, han sido las siguientes: 43


• • •

Acuerdos marco de compensación relativos a operaciones con compromiso de recompra, operaciones de préstamo de valores y otras operaciones vinculadas al mercado de capitales Garantías reales de naturaleza financiera, entre las que cabe destacar depósitos en efectivo, valores representativos de deuda, acciones, bonos convertibles y participaciones en instituciones de inversión colectiva Garantías de firma

A ellas cabe añadir las garantías de naturaleza hipotecaria, que si bien bajo el método estándar no son consideradas una “técnica de reducción del riesgo de crédito” (en el sentido estricto del término, es decir, técnicas a las que les es de aplicación la Sección Tercera del Capítulo Cuarto de la Circular 3/2008 y como tales se reflejan de manera diferenciada en los estados de solvencia), tienen una elevada relevancia en el cálculo de los requerimientos de recursos propios, procediendo bajo determinadas condiciones a su reducción a través de la ponderación en base a la cual calcular los activos ponderados por riesgo. b) Políticas y procedimientos de gestión y valoración de garantías Las técnicas de reducción del riesgo de crédito empleadas, así como las medidas y disposiciones adoptadas y los procedimientos y políticas aplicados por la Caja proporcionan coberturas del riesgo de crédito jurídicamente válidas y eficaces en todas las jurisdicciones relevantes. En este sentido, la Asesoría Jurídica de la Entidad ejerce un papel activo en la elaboración y el análisis de todos los contratos que se utilizan para la constitución de cualquier tipo de garantía o colateral, garantizando que en los mismos se reconoce la posibilidad de exigir jurídicamente la liquidación de las mismas en cualquier jurisdicción atendiendo a la normativa vigente en cada momento. Adicionalmente, la Caja dispone de sistemas y procedimientos de revisión continua o periódica (según el tipo de colateral) del valor de sus garantías, cuyas conclusiones son consideradas en el cálculo de la reducción de los requerimientos de recursos propios por riesgo de crédito. La aplicación de garantías a efectos del cálculo de los requerimientos de recursos propios es el resultado de un análisis exhaustivo de todas y cada una de las condiciones de admisibilidad a un doble nivel: • Tipología de técnicas de reducción del riesgo de crédito, habiéndose aplicado criterios estrictos y prudentes, adecuadamente documentados, en la evaluación del cumplimiento de los requisitos establecidos por la normativa vigente para cada tipo de garantía (o instrumento similar) • Garantía o instrumento similar de manera individual: para cada garantía o colateral concreto perteneciente a una de las técnicas de reducción del riesgo de crédito consideradas admisibles conforme al análisis anterior, los sistemas desarrollados en el Grupo verifican de manera individualizada el efectivo cumplimiento de los requisitos de admisibilidad, su valoración y realizan los ajustes correspondientes. Entre las opciones planteadas por la Circular 3/2008 de Banco de España para la consideración, bajo el método estándar, de las técnicas de reducción del riesgo de crédito, la Entidad ha aplicado el método amplio de valoración de garantías, así como el método supervisor para el cálculo del valor ajustado de la exposición. 44


c) Valor y distribución de las exposiciones cubiertas por tipos de garantía A continuación se muestra el valor total, a 31 de diciembre de 2008, de la exposición cubierta para cada categoría de exposición y tipo de garantía, tras la compensación, en su caso, entre las partidas del balance y fuera de balance así como la aplicación de los ajustes de volatilidad (cifras en miles de euros): Distribución de las exposiciones por categorías de activos (Circular 3/2008) Administraciones centrales y Bancos Centrales Administraciones regionales y autoridades locales Entidades del sector público y otras instituciones públicas sin fines de lucro Bancos multilaterales de desarrollo Organizaciones internacionales Instituciones Empresas Minoristas Exposiciones garantizadas con inmuebles Exposiciones en situación de mora Categoría regulatoria de alto riesgo Bonos garantizados Exposiciones frente a instituciones y empresas con calificación crediticia a corto plazo Exposiciones frente a instituciones de inversión colectiva (IIC) Otras exposiciones Exposiciones de titulización Total

Exposición neta antes Garantías de técnicas CRM y de firma factores de conversión 111.299 78.287 29.924

23.529 364.974 1.469 310.991 20.166 9.740

98.754 56.672 1.105.805

4.396 1.469

5.865

(*) Incluye el valor ajustado tanto del subyacente en las operaciones con compromiso de recompra consideradas admisibles, como de los demás activos financieros admisibles aportados en garantía de las exposiciones de riesgo.

Al cierre del ejercicio 2008 no se habían aplicado otras técnicas de reducción del riesgo de crédito diferentes de las señaladas en el cuadro anterior. Las exposiciones garantizadas con inmuebles corresponden en su gran mayoría a hipotecas sobre inmuebles de carácter residencial en relación con las cuales las políticas de concesión de la Entidad se caracterizan por su prudencia, siendo excepcional la concesión de financiación a solicitudes que excedan de un ratio “loan-to-value” (en adelante, LTV) del 80% en el caso de hipotecas sobre inmuebles residenciales y del 65% en hipotecas sobre inmuebles comerciales.

45


6. RIESGO DE LA CARTERA DE NEGOCIACIÓN Como se ha comentado con anterioridad, el saldo de la cartera de negociación de la Entidad se sitúa de manera estructural (sin que la posición a 31 de diciembre de 2008 sea una excepción) por debajo del 5% de la actividad total de la Entidad y de 15 millones de euros, límites que la Circular 3/2008 de Banco de España contempla como eximentes de la obligación de aplicar el Capítulo Séptimo del citado texto legal. Consiguientemente, el cálculo de los requerimientos de recursos propios mínimos por riesgo de la cartera de negociación se ha realizado, aplicando el método estándar, conforme a lo establecido en el Capítulo Cuarto de la Circular 3/2008 de Banco de España. De este modo, los requerimientos mínimos de recursos propios correspondientes a esta cartera se encuentran incluidos en los requerimientos por riesgo de crédito citados en el apartado 4 del presente informe.

46


7. RIESGO OPERACIONAL En el momento actual, la Entidad se encuentra en proceso de implantación de un modelo de gestión y control del riesgo operacional que permitirá entre otros aspectos intensificar los controles y reducir las pérdidas o quebrantos derivados de este riesgo, fomentando una cultura interna orientada a la mejora continua. Indicadores utilizados para analizar la magnitud de la exposición. A continuación se detallan los indicadores más relevantes descriptivos del volumen de exposición al riesgo operacional, los cuales son utilizados para la valoración de la exposición a dicho riesgo: Indicadores Resultado Requerimientos mínimos de recursos propios por riesgo operacional (1) 7.534 Requerimientos por riesgo operacional / Requerimientos totales por Pilar 1 8,03% Nº oficinas 147 Nº empleados 490 (1) Dato en miles de euros y calculado conforme al método del Indicador Básico. La plataforma informática que sustenta la actividad bancaria básica de la Entidad se encuentra soportada por la empresa Rural Servicios Informáticos (RSI), que cuenta con Planes de Continuidad de Negocio que garantizan una adecuada respuesta a cualquier tipo de contingencia que pueda impactar a la disponibilidad de los sistemas. La Entidad cuenta asimismo con su propio plan de continuidad del negocio que incluye la redundancia de los sistemas críticos no administrados por RSI. La Entidad ha suscrito una póliza integral bancaria que cubre algunos de los principales riesgos operacionales: o Apropiación Indebida o Robo y Hurto o Estafa o Falsedad de documentos o Falsedad de Moneda Conclusiones generales. A continuación se presenta un resumen de las conclusiones sobre la valoración de este riesgo. TIPO DE RIESGO: Riesgo de Operacional VALORACIÓN DE LA EXPOSICIÓN (Alta, Media, Baja) BAJA EXPLICACIÓN DE LA VALORACIÓN DE LA EXPOSICIÓN Históricamente la exposición de la Entidad a este riesgo ha sido reducida, apoyándose ello en un adecuado ambiente de control y técnicas mitigadoras cuya efectividad se ha demostrado que es elevada. Sin perjuicio de ello, la Entidad es consciente de la conveniencia de evolucionar en su modelo de gestión y control del riesgo operacional. 47


VALORACIÓN DE LA CALIDAD (Alta, Media, Baja) BAJA EXPLICACIÓN DE LA VALORACIÓN DE LA CALIDAD La calidad del riesgo es baja, debido a que la gestión del riesgo operacional está en su fase embrionaria.

48


8. PARTICIPACIONES E INSTRUMENTOS DE CAPITAL NO INCLUIDOS EN LA CARTERA DE NEGOCIACIÓN 8.1 Principios y políticas contables. Métodos de valoración aplicados 8.1.1 Definición y clasificación de los instrumentos de capital Un “instrumento de capital" es un negocio jurídico que evidencia una participación residual en los activos de la entidad que lo emite, una vez deducidos todos sus pasivos. Con carácter general, los instrumentos de capital se clasifican a efectos de su valoración en alguna de las siguientes categorías: • Activos financieros a valor razonable con cambios en pérdidas y ganancias: o Cartera de negociación: incluye los activos financieros adquiridos con el objeto de beneficiarse a corto plazo de las variaciones que experimenten sus precios y los derivados financieros que no se consideran instrumentos de cobertura contable. o Otros activos financieros a valor razonable con cambios en pérdidas y ganancias: son aquellos activos financieros designados como tales desde su reconocimiento inicial, cuyo valor razonable puede ser estimado de manera fiable y que cumplen alguna de las siguientes condiciones: − En el caso de instrumentos financieros híbridos en los que sea obligatorio separar el derivado o derivados implícitos del instrumento financiero principal, no sea posible realizar una estimación fiable valor razonable del derivado o derivados implícitos. − En el caso de instrumentos financieros híbridos en los que sea obligatorio segregar el derivado o derivados implícitos, se ha optado por clasificar, desde su reconocimiento inicial, el instrumento financiero híbrido en su conjunto en esta categoría, cumpliéndose para ello las condiciones establecidas en la normativa en vigor de que el derivado o derivados implícitos modifican de una manera significativa los flujos de efectivo que el instrumento financiero principal hubiese tenido si se hubiese considerado de manera independiente al derivado o derivados implícitos, y de que exista obligación de separar contablemente el derivado o derivados implícitos del instrumento financiero principal. − Cuando por clasificar un activo financiero en esta categoría se obtenga información más relevante porque con ello se eliminan o reducen significativamente inconsistencias en el reconocimiento o valoración (también denominadas asimetrías contables) que surgirían en la valoración de activos o pasivos o por el reconocimiento de sus ganancias o pérdidas con diferentes criterios. − Cuando por clasificar un activo financiero en esta categoría se obtenga información más relevante debido a que exista un grupo de activos financieros, o de activos y pasivos financieros, y se gestionen y su rendimiento se evalúe sobre la base de su valor razonable, de acuerdo con una estrategia de gestión del riesgo o de inversión documentada y se facilite información de dicho grupo también sobre la base de valor razonable al personal clave de la dirección del Grupo.

49


o Activos financieros disponibles para la venta: en esta categoría se incluyen los instrumentos de capital propiedad del Grupo correspondientes a entidades que no sean dependientes, negocios conjuntos o asociadas y que no se hayan clasificado como a valor razonable con cambios en pérdidas y ganancias. 8.1.2

Valoración y registro de resultados

Con carácter general, los instrumentos financieros se registran inicialmente por su valor razonable que, salvo evidencia en contrario, será su coste de adquisición. Posteriormente y con ocasión de cada cierre contable, se procede a valorarlos de acuerdo con los siguientes criterios: • Los instrumentos de capital, excepto aquellos cuyo valor razonable no pueda determinarse de forma suficientemente objetiva, se valoran a su "valor razonable", sin deducir ningún coste de transacción en que pueda incurrirse en su venta o cualquier otra forma de disposición. Se entiende por "valor razonable" de un instrumento financiero, en una fecha dada, el importe por el que podría ser comprado o vendido en esa fecha entre dos partes interesadas, en condiciones de independencia mutua, y debidamente informadas en la materia, que actuasen libre y prudentemente. La referencia más objetiva y habitual del valor razonable de un instrumento financiero es el precio que se pagaría por el en un mercado organizado, transparente y profundo ("precio de cotización" o "precio de mercado"). o Cuando no existe precio de mercado para un determinado instrumento financiero para estimar su valor razonable se recurre al establecido en transacciones recientes de instrumentos análogos y, en su defecto, a modelos de valoración suficientemente contrastados por la comunidad financiera internacional, teniéndose en consideración las peculiaridades específicas del instrumento a valorar y, muy especialmente, los distintos tipos de riesgos que el instrumento lleva asociados. No obstante lo anterior, las propias limitaciones de los modelos de valoración desarrollados y las posibles inexactitudes en las asunciones exigidas por estos modelos pueden dar lugar a que el valor razonable así estimado de un instrumento financiero no coincida exactamente con el precio al que el instrumento podría ser comprado o vendido en la fecha de su valoración. o Las participaciones en el capital de otras entidades cuyo valor razonable no pueda determinarse de forma suficientemente objetiva se mantienen a su coste de adquisición, corregido en su caso, por las pérdidas por deterioro que hayan experimentado. Dichas pérdidas equivalen a la diferencia entre el valor en libros y el valor actual de los flujos de caja futuros esperados, actualizados al tipo de rentabilidad de mercado para valores similares. Como norma general, las variaciones en el valor razonable de los instrumentos financieros se registran con contrapartida en la cuenta de pérdidas y ganancias, diferenciándose entre las que tienen su origen en dividendos (que se registran en el capítulo “Rendimiento de Instrumentos de Capital”), las originadas por el deterioro en la calidad crediticia de los activos y las que correspondan a otras variaciones en el precio de los activos, que se registran por su importe neto en el capítulo “Resultados de las Operaciones Financieras (neto)" de la cuenta de pérdidas y ganancias.

50


Excepcionalmente, los ajustes por cambios en el valor razonable con origen en “Activos financieros disponibles para la venta” se registran transitoriamente en el patrimonio neto como “Ajustes por valoración” salvo que procedan de diferencias de cambio con origen en activos financieros monetarios que se reconocen en la cuenta de pérdidas y ganancias. Las partidas cargadas o abonadas en el epígrafe "Ajustes por valoración" permanecen formando parte del patrimonio neto del Grupo hasta tanto no se produce la baja en el balance de situación del activo en el que tiene su origen, en cuyo momento se cancelan contra la cuenta de pérdidas y ganancias. 8.2 Valor y distribución de las exposiciones A 31 de diciembre de 2008, las participaciones e instrumentos de capital no incluidos en la cartera de negociación de la Caja ascendían a 27.455 miles de euros. Su composición atendiendo a la finalidad de la cartera, el tipo de contraparte y su cotización en mercados organizados, se muestra a continuación: Participaciones e instrumentos de capital no incluidos en la cartera de negociación Finalidad de la cartera: Cartera mantenida con ánimo de venta Cartera mantenida con fines estratégicos Tipo de contraparte: Acciones de entidades de crédito Acciones de otras sociedades españolas Acciones de otras sociedades extranjeras Participaciones en fondos de inversión

Miles de euros

27.455 27.455 3.636 23.819 27.455

Tipo de cotización: Cotizados en mercados organizados No cotizados

27.455 27.455

Como norma general, las variaciones en el valor razonable de los instrumentos financieros se registran con contrapartida en la cuenta de pérdidas y ganancias, diferenciándose entre las que tienen su origen en dividendos (que se registran en el capítulo “Rendimiento de Instrumentos de Capital”), las originadas por el deterioro en la calidad crediticia de los activos y las que correspondan a otras variaciones en el precio de los activos, que se registran por su importe neto en el capítulo “Resultados de las Operaciones Financieras (neto)" de la cuenta de pérdidas y ganancias. Excepcionalmente, los ajustes por cambios en el valor razonable con origen en “Activos financieros disponibles para la venta” se registran transitoriamente en el patrimonio neto como “Ajustes por valoración” salvo que procedan de diferencias de cambio con origen en activos financieros monetarios que se reconocen en la cuenta de pérdidas y ganancias. Las partidas cargadas o abonadas en el epígrafe "Ajustes por valoración" permanecen formando parte del patrimonio neto del Grupo hasta tanto no se produce la baja en el balance de situación del activo en el que tiene su origen, en cuyo momento se cancelan contra la cuenta de pérdidas y ganancias.

51


Miles de euros Partidas de pérdidas y ganancias derivadas de la cartera de títulos Rendimientos de instrumentos de capital Participaciones en entidades asociadas Otros instrumentos de capital

521 521

Resultados por operaciones financieras (neto)

0

Pérdidas por deterioro de activos

0

Ganancias por venta de participaciones Pérdidas por venta de participaciones

0 0

A 31 de diciembre de 2008, los ajustes de valoración registrados contablemente en el patrimonio neto por variaciones en el valor razonable de los instrumentos de capital clasificados como “activos financieros disponibles para la venta” ascendían a 5.064 miles de euros. Conforme a lo establecido por el Capítulo Tercero de la Circular 3/2008 de Banco de España, de ese importe, 1.595 miles de euros se han considerado recursos propios de segunda categoría.

52


9. RIESGO DE TIPO DE INTERÉS EN POSICIONES NO INCLUIDAS EN LA CARTERA DE NEGOCIACIÓN El riesgo de tipo de interés se define como la posibilidad de sufrir pérdidas por el impacto negativo de las variaciones de los tipos de interés. Este riesgo varía en función de la estructura y fecha de repreciación de los activos, pasivos y operaciones fuera de balance. Los principales indicadores utilizados para analizar la magnitud de la exposición al riesgo de tipo de interés son: • Sensibilidad del margen financiero o de intermediación (visión operativa): se estima a través de la proyección a 12 meses del margen financiero en función del escenario (o escenarios) de tipos de interés previsto así como de un determinado comportamiento de las masas de balance, analizándose de forma global los desfases temporales que se producen entre los vencimientos y repreciaciones de las distintas partidas de activo y pasivo. En el caso de productos sin vencimiento contractual, se aplican determinadas hipótesis basadas en la evolución histórica de los mismos. De este modo, mensualmente se realiza una simulación del margen financiero para un período de 12 meses sobre la base de determinados supuestos de comportamiento como son el crecimiento de cada una de las partidas del balance, hipótesis de renovación respecto a diferenciales aplicados y a plazos de revisión de cada tipo de operación, supuestos relativos a amortizaciones anticipadas de préstamos y distintos escenarios de tipos de interés. • Sensibilidad del valor económico(visión estructural): el nivel de riesgo también se analiza desde la perspectiva del valor económico, medido como el efecto de las variaciones de tipos de interés sobre el valor actual y los recursos propios de la entidad descontando los flujos futuros esperados. Indicadores utilizados para analizar la magnitud de la exposición. A continuación se detallan los indicadores más relevantes descriptivos del volumen de exposición al riesgo de tipo de interés del balance utilizados para la valoración de la exposición a dicho riesgo: 31-12-07 30-06-08 171.503 164.281

Recursos propios computables

31-12-08 165.698

Datos en miles de euros

Estimación del impacto sobre el margen de intermediación de la variación de los tipos de interés producida en cada una de las fechas consideradas y mantenida constantemente a lo largo de los doce meses siguientes, y que afectase en la misma medida a todos nuestros activos y pasivos sensibles: 31-12-07 30-06-08 31-12-08 452 -252 5.787 797 2.427

Si los tipos suben Si los tipos bajan

Datos en miles de euros

53


Medición del impacto adverso sobre los recursos propios computables (valor económico) y sobre el margen de intermediación: 31-12-07 30-06-08 31-12-08 0,98% -0,55% 0,26% -0,15%

Margen de intermediación Recursos propios computables

El impacto adverso de las variaciones de tipo de interés ha sido históricamente bajo en nuestra Entidad, aspecto que condiciona el hecho de que la Caja no necesite dotar capital para cubrir el riesgo de interés. Adicionalmente, la Caja tiene establecido un límite interno muy prudente del impacto adverso sobre el margen de intermediación. El aplicativo de Banco Cooperativo (Bankware) se utiliza para la medición del riesgo de tipo de interés de la entidad. Indicadores utilizados para analizar la calidad de la exposición. A continuación se detallan los indicadores más relevantes descriptivos de la calidad de la exposición al riesgo de interés del balance utilizados para la valoración de la calidad de la exposición a dicho riesgo: Indicador: Concentración de sensibilidad por partidas de balance En el caso del activo, el 81,08% es crédito a la clientela y dentro del crédito a la clientela, están las operaciones en garantía real que suponen un 42,40% del activo total. En el caso de este tipo de operaciones suelen estar en la mayoría de casos referenciadas a tipos variables. Respecto al total activo, un 4,26% se considera no sensible mientras que un 11,14% se considera sensible pero para un plazo de vencimiento superior (repreciación) a los 12 meses. Respecto al pasivo, un 35,85% son depósitos de la clientela a plazo. Un 34,17% del total pasivo se considera pasivo no sensible (cuentas a la vista y ahorro con baja o casi nula remuneración), mientras que un 32,80% se considera pasivo sensible con un vencimiento superior (repreciación) a los 12 meses. Esta concentración por partidas de balance nos refleja un perfil de negocio básicamente dirigido hacia la banca minorista. Indicador: Concentración de sensibilidad por plazos de vencimiento Los plazos de vencimiento considerados en Focus (Bankware) son los siguientes: a la vista, hasta 1 mes; de 1 a 2 meses; de 2 a 3; de 3 a 4 de 5 a 6; de 6 a 9 meses ; de 9 a 12; de 1 año a 2 de 2 a 3; de 3 a 4 ; de 4 a 5 de 5 a 6 y más de 6 años. Respecto al activo, no hay ninguna concentración importante en volumen de riesgo en ninguno de los plazos de vencimiento (repreciación) antes citados. La concentración máxima se produce en el plazo “entre 1 y 3 meses”, la cual supone el 38,55% del activo total. Respecto al pasivo, no hay ninguna concentración importante en volumen de 54


financiación en ninguno de los plazos de vencimiento (repreciación) antes citados. La concentración máxima se produce en los pasivos no sensibles, los cuales suponen un 34,17% del pasivo total. Conclusiones generales: A continuación se presenta un resumen de las conclusiones sobre la valoración de este riesgo. TIPO DE RIESGO: Riesgo de interés VALORACIÓN DE LA EXPOSICIÓN (Alta, Media, Baja) BAJA EXPLICACIÓN DE LA VALORACIÓN DE LA EXPOSICIÓN El impacto adverso de una variación en un punto de los tipos de interés que tiene sobre el margen de intermediación y sobre los recursos propios computables (valor económico) históricamente es bajo según los indicadores cuantitativos antes expuestos. Este bajo impacto además implica que la Entidad no tenga necesidad de dotar capital adicional para cubrir el riesgo de interés. Por otra parte el control de la exposición a este riesgo se ve reforzado por la existencia de un límite interno muy prudente, el cual se está cumpliendo. VALORACIÓN DE LA CALIDAD (Alta, Media, Baja) ALTA EXPLICACIÓN DE LA VALORACIÓN DE LA CALIDAD La estructura de balance que presenta la Entidad es un balance básicamente orientado a la banca minorista donde el crédito a la clientela y los depósitos de la clientela constituyen un elevado porcentaje. Por otra parte y con relación a los vencimientos manejados por Caja Rural de Jaén para la medición del riesgo de interés, no se producen concentraciones excesivas en los plazos considerados.

55

Informe de Relavancia Prudencial  

Caja Rural Jaén

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you