Issuu on Google+

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina รก a p g


libro de oro DEL centenario de caicedonia “El mejor vividero del mundo” 100 años de desarrollo y existencia

Miguel Antonio Gualteros Forero Henry Hore Espinal Moreno Alcaldía Municipal de Caicedonia AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de Oro del Centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo” 100 años de Desarrollo y Existencia Primera edición: 2010 ISBN: 978-958-44-7561-9 © Miguel Antonio Gualteros Forero Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio electrónico o magnético sin permiso del Editor. Diagramación e impresión:

Impreso en Colombia Santiago de Cali - Valle del Cauca Noviembre de 2010

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

CONTENIDO 1.

BREVE NOTA DE PRESENTACIÓN (Juan Carlos Campillo Figueroa) ................................................................. 5

2.

ELOGIO DE LOS COLONOS Y FUNDADORES DE CAICEDONIA (Orlando de Jesús Vélez Marín) ...................................................................7

3.

ADMINISTRACIÓN MUNICIPAL 2008-2011 ..............................................12

4.

IMÁGENES DEL PASADO Y PRESENTE DE CAICEDONIA ....................15

5.

REPRODUCCIÓN PARCIAL CAICEDONIA EL MEJOR VIVIDERO DEL MUNDO, RUMBO AL CENTENARIO (Miguel Antonio Gualteros Forero) .............................................................23

3

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

NOTA DE PRESENTACIÓN DEL “LIBRO DE ORO DEL CENTENARIO DE CAICEDONIA” Con suma complacencia, en mi calidad de coordinador de este proyecto editorial que, con motivo del centenario de la fundación del poblado de Caicedonia, se concretó gracias a la ardua gestión de nuestro Alcalde, señor Orlando de Jesús Vélez Marín, ante la Asamblea y la Gobernación del Valle, presento a la ciudadanía caicedonita este “LIBRO DE ORO DEL CENTENARIO DE CAICEDONIA”. Consta el mismo de cuatro elementos temáticos básicos. En primer lugar, un emocionado elogio de los colonos y fundadores antioqueños de la Centinela del Valle, escrito por nuestro mandatario actual, con la enérgica elegancia de estilo que lo caracteriza. En segundo lugar, un pequeño homenaje a nuestro burgomaestre y su familia y a quienes componen el vigente gabinete municipal y el honorable Concejo Municipal. En tercer lugar, una colección de imágenes fotográficas que nos remiten al pasado y presente de nuestro joven y pujante Municipio. En cuarto y último lugar, una reproducción parcial del extenso trabajo que sobre los primeros cien años de este enclave paisa realizó el licenciado Miguel Antonio Gualteros Forero, incluida la separata que sobre la historia de la música en Caicedonia elaboró el también educador Henry Hore Espinal Moreno. Con la aprobación de su autor, el equipo editor de la presente obra conmemorativa seleccionó los apartes que consideró de mayor importancia, originalidad y pertinencia del “LIBRO DE ORO DEL CENTENARIO DE CAICEDONIA, “EL MEJOR VIVIDERO DEL MUNDO”, para compartirlos con nuestros niños y jóvenes, con todos los caicedonitas, quienes seguramente encontrarán en sus páginas la vívida rememoración de las muchas gestas y también errores que han hecho posible lo que hoy somos, fortunosamente con predominio de lo positivo y lo esperanzador. 5

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Esta obra es, sin duda, el mejor homenaje a nuestra centenaria ciudad y a sus habitantes de todas las épocas y condiciones. Esperamos que disfruten su lectura y que la misma sea su inspiración y acicate para vincularse cada día con mayor convicción a las innumerables cruzadas que nos esperan para hacer realidad el sueño de convertir este terruño sagrado en el mejor vividero del mundo. JUAN CARLOS CAMPILLO FIGUEROA

6

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

ELOGIO DE LOS COLONOS Y FUNDADORES DE CAICEDONIA Orlando de Jesús Vélez Marín Alcalde Municipal 2008-2011

Antioquia viajó descalza y a lomo de mula cargando en canastos los niños más pequeños con las esteras expuestas a la intemperie, colgadas las ollas y las gallinas por los lados, eso sí en el trasteo, no faltaba la escopeta de fisto, el hacha, el trocero y por supuesto el tiple y la guitarra. Qué decir del carriel que orgullosamente se acomodaba sobre el pecho y la espalda golpeándose mil veces sobre la cadera de su dueño, haciendo juego con la mulera, la peinilla en cuya cubierta colgaban los innumerables ramales con los que nos daban las muendas que hizo de nosotros, en los bolsillos del guarniel como también se le llamaba, no podía faltar la peligrosa barbera con la que era muy fácil no sólo afeitarse si no también hacer unos finos cortes en la piel de cualquier contrincante. Fueron jornadas extenuantes por trochas y caminos desafiando todas las penurias hasta llegar donde su visión adivinaba el terreno fértil para erigir los pueblos que al pasar del tiempo se convertirían en orgullo de la patria. Los caminos de aquel entonces se llenaban de grandes caravanas en las que los arrieros y las mulas conjugaban la Colombia montañera orgullosamente de estirpe campesina. Aquellos hombres aventureros y decididos encarnaban el espíritu colonizador de las nacientes migraciones, bravos y recios, capaces de transarse en cualquier pelea para defender su familia o al desvalido, pero también dueños de una jovialidad y una filantropía a toda prueba. Caicedonia soberana, nacida de una simbiosis maravillosa producto del encanto, la combinación de paisajes y la sangre propia encarnada en los 7

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Burilas, los Pijaos, los Quimbayas, orgullosa raíz ancestral sabiamente mezclada con los colonizadores al fin y al cabo hijos de Colombia. Los ríos y montañas fueron testigos silenciosos del viaje de nuestros criollos conquistadores que después de llegar a estas tierras, se detuvieron para iniciar aquí la bella aventura de poblar lo que sería mas tarde el primer pueblo después de la ribera del río Barragán y puerta de oro para entrar al Cauca, hoy Valle del Cauca. Entre la llegada de los colonos, parte de ellos venidos de Guatapé de Antioquia y la aparición de un núcleo significativo de habitantes se gestó la idea de fundar un nuevo poblado en terrenos de la sociedad Burilas y en tierra de los Caicedo, siendo importantísimo para esa época el aporte de don Daniel Gutiérrez y Arango. Aquellas primeras chozas eran un nido que daba espacio para el regocijo del corazón al calor de los castos besos de la amada, alma y compañía para construir y consolidar la casta familiar que daría origen a los nacidos en esta nuestra tierra, la Caicedonia del alma. En el transcurso de aquellos primeros tiempos fue formándose una casta original muy nuestra que fue haciendo conciencia de una nueva realidad social y cultural que supo adoptar las costumbres que nos aportaron los colonos y las encontradas en las razas autóctonas de la naciente Centinela del Valle; atrevida en sus contrastes, ama y señora de su porvenir, coqueta y enamorada del azul de su cielo y el verde esperanza de una tierra pródiga que con amor ofrecía su seno materno para que en el día el hacha y el músculo hicieran temblar la jungla y en las noches la guitarra y el tiple hicieran vibrar el alma. Tus divas dueñas sin igual del encanto mágico que irradia su mirar, pedacito de cielo hecho mujer, que con heroísmo abnegación y tierna compañía mitigas la sed de la vida y tu regazo sirve de cuna para arrullar la esperanza y de tu mano nos aferramos para transitar esta bella travesía. Tus hombres amos y señores de los desafíos, conquistadores intrépidos de los infinitos espacios, viajeros sin pausa por el mundo, nobles y sensibles, 8

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

pero valientes, que dan a nuestra idiosincrasia la particularidad de ser únicos; generosos en la proyección de nuestro futuro y atrevidos en la proclama de la libertad. Fue la época en la que la selva se negaba a morir y entonces se defendía y desataba sus cómplices los duendes, la madre monte, la llorona, la pata sola, las historias aquellas que recrearon nuestra imaginación de niños, pero que en la realidad encontraron hombres y mujeres con nervios de acero que no retrocedían ante ninguna adversidad ni ante la manifestación natural del alma de la naturaleza, y al fin rompieron la vértebra al monte que dio la luz al inmenso horizonte. Fue tal la bondad y largueza de nuestros colonizadores y fundadores que nuestras amplias calles son hoy testigos reales por donde viajan espaciosas y raudas sus ilusiones, sus hazañas y la herencia que con orgullo la generación actual debe perpetuar hasta lograr el pleno desarrollo de nuestra sociedad. Al arribar Caicedonia a sus 100 años damos infinitas gracias al divino creador como primera y única fuente de vida y además porque Él se enamoró de esta primigenia tierra suelo querido, donde ha florecido la gran familia caicedonense. Cómo no darnos cuenta de su bendición si son tan lindos nuestros paisajes, donde la soberana serranía se eleva majestuosa y dominante para decir ¡esta es la Centinela del Valle!. Es la hora de decir gracias sin pronunciar nombres, hazañas y conquistas pues necesitamos muchos volúmenes y porque además corremos el riesgo de omitir de manera involuntaria a muchos. Mil y mil gracias a todas y a todos a quienes desde el inicio del glorioso paso por la historia, han hecho de Caicedonia un lugar de maravillosas coincidencias que van desde la tierna alborada, hasta el amoroso hogar, desde la infancia, aquella que vio correr la ilusión de niño y jugó a colgar lunitas en el firmamento, hasta la conquista de lo que hoy somos y lo que hemos logrado. Gracias Dios nuestro, gracias por mis tres hijos y mi nieto nacidos en esta tierra para honra mía, gracias Caicedonia tierra encantada que haces detener 9

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

el paso aún al más osado de los caminantes, gracias por permitirme ser el Alcalde del Centenario. Caicedonia: tus 100 años son la oportunidad para el regreso, el reencuentro, la celebración, pero sobre todo para reafirmar, nuestro arraigo y gratitud por la tierra de cuyas entrañas brotaron las semillas que dieron origen a la gran familia orgullosamente Caicedonita. Tus 100 años nos invitan a reformular, a proyectar. La Caicedonia que entregaremos a las generaciones que vendrán la Caicedonia que todos queremos y amamos nos reclama mayores desafíos; los párrafos que a continuación se leerán son un recorrido a través de la historia y nos transportarán al glorioso pasado orgullo de todos. ¡Felicidades Caicedonia!.

10

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

FAMILIA DEL ALCALDE DE CAICEDONIA PERÍODO 2008 - 2011 ORLANDO DE JESÚS VÉLEZ MARÍN

11

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

ADMINISTRACIÓN MUNICIPAL 2008 -2011 ALCALDE MUNICIPAL

ORLANDO DE JESÚS VÉLEZ MARÍN

GAbINETE ADMINISTRATIVO COMISARÍA DE FAMILIA

MARÍA NELFY ARISTIZÁbAL

DIRECTOR CASA DE LA CULTURA

GISELA VARGAS ARROYAVE

GERENTE FONDO DE VIVIENDA

RUbIERY AbAUNZA LÓPEZ

CONTROL INTERNO

LUIS FERNANDO ZULUAGA GIRALDO

SECRETARIO DESARROLLO SOCIAL

LUIS EDUARDO NARANJO SERNA

SECRETARIO DE EDUCACIÓN

JUAN CARLOS CAMPILLO FIGUEROA

SECRETARIA DE GOBIERNO

ÁNGELA MARÍA CIFUENTES RENGIFO

SECRETARIO DE HACIENDA

FRANCISCO LEÓN ARIAS

SECRETARIO DE OBRAS PÚBLICAS

GERARDO ALbERT ARRUbLA FRANCO

SECRETARIO DE PLANEACIÓN

FERNANDO SAbOGAL CATAÑO

SECRETARIA DE SALUD

ORFA EDILIA HURTADO CAMPOS

SECRETARIA SERV. ADMINISTRATIVOS

LAURA CRISTINA TAbARES GIL

TESORERA MUNICIPAL

JOHANNA ANDREA VILLADA bENJUMEA

SECRETARIO TRÁNSITO Y TRANSPORTE

JAIRO ARTURO ARISMENDI

GERENTE DE EMPRESAS PÚBLICAS

EFRÉN OCTAVIO RESTREPO VÉLEZ

GERENTE DE EMPRESAS VARIAS

ALEXANDER ARDILA PEDRAZA

GESTORA SOCIAL

bRILLITE JULIETH VÉLEZ CARDONA

DIRECTORA DEL HOGAR DEL ANCIANO

LINA MARCELA VALENCIA bAENA

DIRECTOR INDERCAI

HERNÁN HUMbERTO SAAVEDRA

12

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

ADMINISTRACIÓN MUNICIPAL JULIO DE 2010

De izquierda a derecha: Efrén Octavio Restrepo, Johanna Andrea Villada, Fernando Sabogal, Rubiery Abaunza, Alexánder Ardila, Lina Marcela Valencia, María Nelfy Aristizábal, Francisco León Arias, Luis Eduardo Naranjo, Gisela Vargas, Laura Cristina Tabares, Jairo Arturo Arismendi, Orlando de Jesús Vélez (alcalde), Orfa Edilia Hurtado, Ángela María Cifuentes, Hernán Humberto Saavedra, Luis Fernando Zuluaga, Juan Carlos Campillo.

13

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

HONORAbLE CONCEJO MUNICIPAL

Ana María Ruiz Moreno Héctor Marín Peláez Fabián Ardila Gil Gilberto Gómez Gómez Mauricio Mora Ladino Jaime Rico Rodríguez Alexánder Castro Hoyos Alberto Osorio Ocampo Otoniel Pinzón Téllez Ariel José López García Oscar Iván Giraldo Mazo Rosalba Bravo Sánchez Carlos Alberto Vargas Henao Jhon Eymar Rivas Sabogal (secretario) 14

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

IMÁGENES DEL PASADO Y PRESENTE DE CAICEDONIA

Arriba: carroza de los fundadores 1930, abajo: farmacia Cruz Roja 1935.

15

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Calle 9º entre carreras 15 y 16 (foto tomada desde la torre de la Iglesia).

Fiesta de San Isidro

16

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


AlcaldĂ­a Municipal de Caicedonia

Parque principal 1940

Parque principal 1955

17

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Procesión de Semana Santa

18

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Parque Principal Nuestra Señora del Carmen 2009

19

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Cra. 15 con Cl8ª año 2009

Cl 8ª con Cra. 16 año de 2009

20

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Cra. 15 con Cl2 año 2010

Cl 12 con Cra. 15 año de 2010

Escuela Gabriela Mistral

21

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Parque Recreacional años 2010

Desfile del Yipao fiestas aniversarias 2009

Semana Santa 2010

Exposición equina 2009

Danzas de la Casa de la Cultura año 2010

22

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


CAICEDONIA, EL MEJOR VIVIDERO DEL MUNDO, RUMbO AL CENTENARIO (Reproducci贸n parcial)

Miguel Antonio Gualteros Forero

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

DEDICATORIA: A tí, VIDA, por todos los dones recibidos de tu mano generosa: Padre y madre, hermanos, mujeres, hijos, amigos (de carne y hueso y… de papel); miles de millones de congéneres, vivos y muertos, sin los cuales no habría podido alcanzar una noción real de mí mismo y de mi propósito y lugar en el mundo; pan y techo y vestido (y saberes y voluntad y azares afortunados para hacerlos posibles); cielos, mares, ríos y caminos para mi vocación de vagabundo; miradores desde los cuales asomarme a las sublimes experiencias del arte, esa fuga de la realidad en pos del sentido de la existencia; interrogantes para resolver y respuestas para los mismos; rebeldía frente a la hipocresía y la arbitrariedad de tantos que presumen de próceres y súper héroes y resignación para aceptar las heridas que, sin querer, me has causado, vida, y la inevitabilidad de la muerte, con la que emprenderé, en algún lugar y momento, la inquietante travesía por los (¿oscuros o luminosos?) parajes de la nada. A tí, CAICEDONIA, luminosa, colorida y hospitalaria, porque me acogiste en tu seno para mi encuentro con la mejor parte de esa maravilla que es la vida. A tí, MIGUEL ANTONIO, muchacho loco, carne de mi carne, sangre de mi sangre, ansia de mi ansia, hijo cuyos sueños y vida fui incapaz de salvar. A OLGA MARÍA, GALILEO y GERÓNIMO, mis otros entrañables hijos, digresiones de mi aventura humana que corresponderá a ellos, según sus particulares circuns­ tancias, vivir y escribir, ojalá con predominio de experiencias y hallazgos felices que insuflen sentido y gozo a sus personales odiseas. A mis COMPAÑERAS DE VIAJE POR LA VIDA, por todas las cosas buenas, regulares y malas que compartimos: el agua fresca de la solidaridad, el vino dulce de la ternura, el licor ardiente de la pasión, las pócimas amargas del desamor y los adioses… Gracias, por la alegría y el dolor. Una y otro me fortalecieron. MIGUEL ANTONIO GUALTEROS FORERO

25

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

CONTENIDO

HIMNO, ESCUDO Y BANDERA .................................................................29 al 31 PRÓLOGO (Reproducción parcial) ....................................................................................... 32 PRIMERA PARTE (Reproducción parcial): Reseña Geohistórica del Municipio de Caicedonia ............................................ 37 SEGUNDA PARTE (Reproducción parcial); Las instituciones públicas, cívicas, comunales y gremiales; las empresas más importantes .................................................... 199 TERCERA PARTE (Reproducción parcial): Testimonios de viva voz de algunos testigos y protagonistas .......................... 277 CUARTA PARTE (Reproducción parcial): Breve antología de periodistas y escritores caicedonitas ................................. 387

*Existe una versión completa de este documento (940 páginas) publicada por el autor, en formato de libro electrónico, con otro título: “CAICEDONIA, CIEN AÑOS: ACERCAMIENTOS A SU HISTORIA Y SEÑAS DE IDENTIDAD”.

27

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

HIMNO A CAICEDONIA Surge altiva mi raza valiente, Dando al viento su grito de honor; Fe y trabajo alimenta la fuente, Que es progreso, que es paz y es amor. De Colombia pedazo sagrado Y del Valle viril centinela; Tierra abierta al tractor y al arado, Es esfuerzo, portada y escuela. Bravos hombres de estirpe procera Le rompieron la vértebra al monte Y en la lucha tenaz y altanera, Dieron luz al inmenso horizonte. Levantemos, erguida, la frente Porque es Dios nuestro caro ideal, Y en el campo, labor prepotente Dice altiva su gesta triunfal. Son sus hombres canteras abiertas Que aprestigian un gran porvenir; Sus mujeres, virtuosas, resueltas, Son el alma para construir. Y al amparo de patria orgullosa, Van las huestes que saben luchar, Llevarán la bandera gloriosa A vencer, a vencer, a triunfar. Autores: LETRA: Ramón Jaramillo y P. MÚSICA: Gil Díaz, Orquesta Payán Arboleda

29

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

ESCUDO DE ARMAS DE CAICEDONIA

Escudo de Armas de Caicedonia, diseñado por el padre Tobías Henao García

SIGNIFICADO La estrella sobre el fondo azul simboliza la fe tradicional del pueblo. El cuadro primero, de la faja céntrica, muestra la lucha de los colonizadores para vencer la selva, las fieras y todo tipo de dificultades. Evoca la leyenda de Sandalio Guerrero, en su lucha con el oso. El cuadro segundo, de la faja céntrica, muestra la laboriosidad de los colonos para sacar fruto de la tierra. La faja inferior es el símbolo de la constancia, que tiene como complementos indispensables el amor, la esperanza, simbolizados en la túnica verde y el manto rojo de la mujer. En la antorcha que empuña y en los resplandores que la rodean está simbolizada la luz del conocimiento. El producto del esfuerzo en la labor son los frutos que rebosan en el cuerno de la abundancia, al alcance de los que trabajan. Las ramas de café que enmarcan el escudo dan idea del producto que constituye la base de nuestra economía y de cuyos colores se deriva la idea básica de nuestra bandera tricolor. El águila, con las alas abiertas y la mirada hacia el cielo, significa la bizarría del pueblo y la grandeza de sus aspiraciones. 30

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

BANDERA TRICOLOR DEL MUNICIPIO DE CAICEDONIA

Bandera del Municipio de Caicedonia SIGNIFICADO Nuestro pabellón municipal fue ideado teniendo como inspiración el árbol del café, principal producto de Caicedonia y la base de nuestra economía. El color blanco simboliza el color de la flor del cafeto; El color verde representa la hoja del árbol y la primera etapa del fruto; El color rojo representa el fruto maduro de café.

31

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

A MANERA DE PRÓLOGO EL ORIGEN DE ESTE DOCUMENTO: (Reproducción parcial) ESTRUCTURA DEL DOCUMENTO MONOGRÁFICO “CAICEDONIA CIEN AÑOS: ACERCAMIENTOS A SU HISTORIA Y SEÑAS DE IDENTIDAD”: El presente trabajo constará de cuatro partes. En cuanto a la descripción del territorio de Caicedonia y al relato histórico de los hechos, de la suma de hechos que es toda comunidad, y que son la materia básica del trabajo monográfico que nos propusimos, en esa primera etapa de la “Cátedra de Caicedonia”, los mismos fueron presentados, en su primera parte, la cual consta de diez capítulos, desde el punto de vista del autor del presente trabajo. En la segunda parte, dirigida a exaltar todas las formas de organización de la comunidad: comunales, cívicas, estatales, empresariales, etc., para captar la información básica de tales instituciones públicas y privadas, fundamentales en la gesta histórica de Caicedonia, se elaboró una ficha, la cual fue enviada, para su diligenciamiento, a más de 120 personas jurídicas, a quienes, además de información sobre sus objetos sociales, sus hitos históricos y sus integrantes más representativos, solicitamos materiales bibliográficos, foto­ gráficos y audiovisuales que dieran razón de ellas y pudieran ser copiados e incorporados al Centro de Documentación Municipal. La tarea de acopiar esa información institucional fue adelantada por María Victoria Cardona, a quien sólo la mezquindad o pereza o excesiva ocupación de algunos representantes institucionales le impidió cumplir sus objetivos en un ciento por ciento, lo cual, en el balance final, no significó detrimento para ella sino para las instituciones que no respondieron a nuestra respetuosa solicitud. 32

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Para completar el acervo documental necesario para la elaboración final de esta obra, hemos requerido la colaboración de decenas de personas con el fin de que nos facilitaran publicaciones antiguas sobre Caicedonia y material fotográfico y audiovisual, de especial interés, que han atesorado, a lo largo de muchos años, para que, debidamente editados, enriquezcan el presente documento y, sumados a los materiales producidos con mi equipo de trabajo, pasen a formar parte del Centro de Documentación Municipal. La tercera parte, presenta el punto de vista de decenas de protagonistas y testigos de los acontecimientos más importantes de nuestra vida municipal, sin importar su filiación ideológica o su cercanía o distanciamiento con los círculos locales del poder público o privado. El instrumento para allegar los relatos y opiniones de tales cooperantes a este trabajo fue la entrevista. Los entrevistados fueron seleccionados en atención a su conocimiento de la historia general de Caicedonia y de la región o de asuntos específicos de ella, en cuanto protagonistas cercanos de algunos hechos particulares, con la condición de que la responsabilidad de lo expresado por ellos sólo a ellos corresponderá y con el compromiso, por nuestra parte, de no alterar el fondo, la esencia, de lo expresado por cada uno de ellos, pero, sujeta cada entrevista a ser incorporada sólo parcialmente, si pudieren presentarse problemas de exceso de material o si defectos en su forma, hicieron obligatoria la edición de lo expresado, para corregir los problemas que se presentan en el discurso oral, pues, en lo posible, se procuró que cada entrevista se grabara en audio y se filmara, para que queden esos elementos formando parte del Centro de Documentación. En los casos en que así lo decidieron los entrevistados, se dio la opción de que los cuestionarios pudieran responderse en el computador únicamente, o en el computador y la filmación, pero, prefiriendo, para incorporar al documento monográfíco, la versión escrita que recibimos. Justo es destacar el papel que en la realización de las cerca de sesenta entrevistas adelantadas, cumplieron mis colaboradores y amigos María Cielo Mejía Ceballos, Julio Ceballos y Jhon Jairo Arboleda, quienes oficiaron como entrevistadora, camarógrafo y fotógrafo, respectivamente. De igual manera, se reconocieron los servicios técnicos de transferencia a DVD y desgrabación de registros de audio, adelantados por Martín Carrillo y Sandra Milena Marín 33

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

y Diana Gil y Yaqueline. También el apoyo ofrecido por Alexander Ardila para las ediciones penúltimas y final del texto escrito. Y, desde luego, se agradeció la generosa colaboración de todos y cada uno de los entrevistados, de alguna manera, coautores de un considerable porcentaje de este trabajo. En esa idea de concederle espacio a otros testimonios, a otras miradas a la historia de Caicedonia, no dudamos en recoger e integrar a tal documento apartes valiosísimos de los demás trabajos monográficos que, sobre el Municipio o sus instituciones, se han adelantado por personajes de reconocidos méritos intelectuales y culturales como Carlos Enrique Valdés, Óscar Vásquez Arias, José C. Aguilera, Róger Ríos Duque, Ulises Vásquez Vargas, Jairo Serna Salazar, Manuel Tiberio Bermúdez Vásquez, de quien recibí valiosa colaboración para el desgrabado del audio de algunas entrevistas y la colección de materiales en Cali; Henry Hore Espinal Moreno, quien, además de ser entrevistado, aportó a este trabajo una separata con una sucinta historia de la música en Caicedonia; Luis Ernesto Arbeláez y el equipo de educadores de la década de los cincuenta que adelantaron el segundo trabajo monográfico sobre Caicedonia; Gustavo Pérez, etc. Además de estos adalides de la caicedonidad y de sus textos, para tratar de entender la época precolombina de estos territorios y el proceso de colonización del Quindío y el norte del Valle del Cauca y las circunstancias que lo motivaron y rodearon, acudí a las bibliotecas de las ciudades de Armenia y Manizales, en las cuales pude entrar en contacto con obras de investigadores histórico-antropológicos como Sofy Morales Torres, Olga Cadena Corrales, Jaime Lopera Gutiérrez, Jaime José Grisales Otálvaro, Gonzalo A. Valencia B., Fabio Antonio Agudelo V., Alfonso Toro Patiño, etc., las cuales me permitieron aclarar algunas dudas y complementar, informativa y conceptualmente, mis ideas sobre lo que pudo acontecer durante el proceso de colonización de Caicedonia y Sevilla y sobre el papel de la Empresa de Burila en el desarrollo de Caldas, Risaralda, el Quindío y el norte del Valle. En la cuarta parte, en razón de la convicción que me anima de que nada configura tanto la identidad de un pueblo como las producciones de sus 34

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

artistas, he hecho una selección de las que considero las mejores creaciones de nuestros escritores locales, de las diferentes épocas, llámense relatos, poemas o ensayos, para que los caicedonitas, especialmente, los niños y los jóvenes, tengan una idea clara del talento literario de esa pléyade de artistas de la palabra, de pensadores, a quienes han nutrido e inspirado, por un lado, la exuberancia de nuestros valles, colinas y montañas, siempre iluminados y frescos, siempre ataviados con todos los colores de la naturaleza, y por otro lado, la lucha de un pueblo emprendedor, noble y gozoso, casi siempre, y melancólico, a veces, sobre este territorio, que ha alegrado con su risa franca y su esperanza y regado con sudor, lágrimas y sangre, fiel a su condición humana. Sin embargo, aunque ambicioso y extenso, este documento no contiene la historia y el espíritu de Caicedonia de una manera total, del mismo modo que las madres de las enciclopedias, la Enciclopedia Británica, o, si se prefiere, la Encarta, apenas pueden dar razón de una muy pequeña parte del conocimiento humano. Se trata, apenas, de un relato a grandes rasgos de los hitos históricos de nuestro pueblo; de una ligera mención de sus medianos y grandes protagonistas naturales o jurídicos, con el riesgo de una involuntaria omisión de muchos de ellos; de una búsqueda de respuestas a algunos de los miles de interrogantes que tratan de desentrañar la vida pasada, presente y futura de un pueblo; de un muestrario muy parcial de nuestros escritores y una muy pequeña parte de sus producciones, por lo demás elegidos según mis muy subjetivos criterios respecto al arte de la escritura, en ocasiones velados por la amistad. Ciertamente, son muchas más las preguntas, sin plantear siquiera, que las respuestas que este documento monográfico de Caicedonia contiene. Pero, eso es lo que lo hace rico en posibilidades, como material de trabajo para una “Cátedra de Caicedonia”, en la cual de lo que se trata no es de aprender de memoria unos datos sobre un territorio, o sobre unos personajes que han actuado sobre él, o sobre unos hechos o logros, sino de encontrar motivos para la investigación, el debate, la creación y la acción, que nos permitan desvelar las zonas oscuras de nuestra vida municipal, las amenazas 35

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

y oportunidades para nuestro desarrollo integral y sostenible, para poder actuar con mejores oportunidades de acierto, tal como se requiere para la consolidación de todo lo bueno que tenemos y para participar, con pleno conocimiento y compromiso, en el rescate de esa Caicedonia ignota, pobre, víctima de la inequidad, sin capacidad de interlocución, que se debate en la exclusión y el olvido, a la espera de la mano solidaria que la ayude a levantarse de la postración a que la ha condenado el modelo económico vigente en nuestra Nación, que la rescate de la falta de oportunidades, de la desigualdad económica, social y cultural y le permita integrarse al colectivo de los caicedonitas más favorecidos por la fortuna, para impulsar, hombro a hombro con ellos, su propia redención social y ser coprotagonistas del proceso de aceleración del desarrollo de la municipalidad, de manera que, algún día, todos, unidos, podamos llegar a hacer realidad el sueño de que Caicedonia llegue a ser el mejor vividero del mundo, lo cual deber�� pasar por la producción de mayor prosperidad, muchísimas más oportunidades de trabajo y una mejor redistribución del producto interno bruto que lleguemos a generar en el futuro. Caicedonia, febrero de 2007

36

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


PRIMERA PARTE: Reseña Geohistórica del municipio de Caicedonia

bARRIOS Y URbANIZACIONES Lleras Fundadores Urb. La Guyana El Obrero Valle del Cauca Kennedy La Ciudadela Las Américas Zúñiga María Inmaculada La Gerencia El Recreo Urb. La Isabela El Carmen Urb. El Progreso Daniel Gutiérrez y Arango La Camelia Proy. María Mercedes Proy. El Rosal Las Carmelitas

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


CAPÍTULO PRIMERO

EL TERRITORIO UBICACIÓN Y LÍMITES El Municipio de Caicedonia tiene una extensión de, más o menos, ciento setenta y dos kilómetros cuadrados, de los cuales 166 kilómetros cuadrados conforman el área rural y 6 kilómetros cuadrados conforman el área urbana. Su perímetro es de 76.5 kilómetros lineales. Está ubicado en la parte nororiental del Departamento del Valle del Cauca, división territorial situada en el suroccidente de la República de Colombia, América del Sur. Su latitud es 4º, 19´, 25´´, norte; su longitud oeste es 75º, 50´, 00´´. Sus límites son: por el norte, el Departamento del Quindío (río La Vieja); por el sur, el Municipio de Sevilla (quebrada Sinaí); por el oriente, el Departamento del Quindío (río Barragán); por el occidente, el Municipio de Sevilla (río Pijao). VIALIDAD La ciudad de Caicedonia se encuentra, aproximadamente a 170 kilómetros de distancia de Santiago de Cali, la capital del Valle del Cauca, con la cual se comunica a través de una red de vías asfaltadas que permiten a los viajeros desde Caicedonia, acceder a ella, transitando diferentes rutas. Las más habituales son: Caicedonia - Sevilla - La Uribe - Bugalagrande- Andalucía - Tuluá - San Pedro - Guadalajara de Buga - Guacarí - El Cerrito - Palmira Santiago de Cali, el recorrido más tradicional por la carretera Panamericana; y Caicedonia - El Alambrado - La Paila - La Uribe - Bugalagrande - Andalucía - Tuluá - San Pedro - Guadalajara de Buga - Yotoco - Vijes - Yumbo - Santiago de Cali, gracias a la alternativa de la vía Panorama. 39

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Desde luego, la moderna malla vial del Departamento, permite a los viajeros otras opciones; por ejemplo, en la primera ruta, después del peaje de Guacarí, tomar el desvío de Rozo y llegar a la capital del Departamento, entrando por la carrera primera, o por la carrera tercera, o bordeando los cerros tutelares del barrio Versalles. O, por ejemplo, en la segunda ruta, antes de La Paila, desviarse por Zarzal- Roldanillo-Bolívar-Riofrío, desembocando en Mediacanoa y Yotoco y continuando, desde allí, hasta la capital, por la vía Panorama. Con Santiago de Cali, también tenemos la opción de comunicarnos, especialmente, con fines recreativos y administrativos, haciendo uso del transporte férreo, gracias a la recuperación parcial del ferrocarril del Pacífico y de su ruta Santiago de Cali - La Tebaida, pasando por la, para nosotros, legendaria Estación Caicedonia. De igual manera, Caicedonia tiene conexión, por carretera, con Bogotá y Medellín, ciudades que están a menos de siete horas de nosotros, en automóvil. Sin embargo, por fuera de los límites de su Departamento, el Valle del Cauca, los dos destinos preferidos de los caicedonitas han sido Armenia, capital del Departamento del Quindío, y Pereira, capital del Departamento de Risaralda. Armenia está situada a, aproximadamente, treinta y cinco kilómetros, es decir, a escasos treinta minutos, de la cabecera municipal de Caicedonia, bien sea que se tome la ruta por La Tebaida o por el Corregimiento de Barcelona. En cuanto a la ciudad de Pereira, está situada a unos ochenta kilómetros de nuestra cabecera municipal, lo que supone un viaje de sesenta o setenta minutos en automóvil. Con esas dos ciudades nos ligan el común ancestro paisa y el atractivo de sus establecimientos comerciales, recreativos y turísticos, hechos que, de alguna manera, están teniendo unos efectos negativos para la economía de Caicedonia, pues una buena parte de nuestro producto interno bruto se fuga hacia esos dos destinos, con el consiguiente detrimento para el comercio local. Caicedonia presenta centros poblados en las veredas de Samaria, Barragán y Aures. Sus barrios, reconocidos en el Plan Básico de Ordenamiento Territorial, son: La Camelia, Lleras, Fundadores, Obrero, Gutiérrez y Arango, Valle del Cauca, Kennedy, La Ciudadela, Las Américas, El Carmen, El Recreo, 40

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

La Gerencia, Las Carmelitas y Zúñiga. A muchas de estas divisiones barriales se les han agregado urbanizaciones nuevas, algunas de las cuales, dados su empuje y tamaño, reclaman ser elevadas a la condición de barrios y hasta tienen organizadas sus propias Juntas de Acción Comunal. Para volar a cualquier destino nacional o internacional, a escasos veinte kilómetros, en jurisdicción del Municipio de La Tebaida, los caicedonitas podemos acceder al aeropuerto El Edén, lo que nos coloca a cuarenta minutos de la capital de la República. HIDROGRAFÍA La configuración del terreno determina la presencia de dos vertientes hidro­ gráficas, de regular importancia por su extensión y por sus caudales de aguas, cada día más diezmados, por efectos de la tala indiscriminada de bosques primarios y secundarios y por el mal uso cultural de los suelos, por parte de sus propietarios y usuarios. Por el oriente, se aprecia la vertiente del río Barragán, corriente de agua que nace en Juntas, a 3.000 metros sobre el nivel del mar, ha sido un inagotable productor de los materiales de arrastre –arenas y balastos– con los que se han construido la mayor parte de los pueblos y vías del Departamento del Quindío y del nororiente del Valle del Cauca, durante muchos años racionalmente explotados por los areneros de Barragán Bajo, y, en los últimos años, sometidos a una no sostenible explotación por parte de empresas mecanizadas que llegaron tras el voluminoso negocio de la reconstrucción del eje cafetero, hecho que amenaza con la extinción del río que, antaño, fue tan caudaloso y rico en peces y materiales para la construcción. En el río Barragán, vierten sus aguas las quebradas: La Cristalina, La Sonora, La Castalia, La Honda, Burila (alimentada por las quebradas Palogrande, La Cidrera y La Mina), La Pava(a la que tributan sus aguas las quebradas El Salto y Campo Azul), La Leona, Aures o Dabeiba, El Paraíso, El Salado y Sinaí. Después de recorrer kilómetros, el río Barragán confluye en el río La Vieja, a su vez afluente del río Cauca. 41

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Por el occidente, se encuentra la vertiente del río Pijao, el cual nace en La Lagunosa, en el alto Manizales, a 2.600 metros sobre el nivel del mar, separa a los municipios de Caicedonia y Sevilla y nutre con su caudal el acueducto que satisface las necesidades de agua potable de más del setenta por ciento de la población del Municipio, es decir, de los habitantes del casco urbano. Al río Pijao afluyen las quebradas: Bolivia, La Morelia (nutrida por las aguas de las quebradas La Morena, El Espanto y El Frontino), La Suiza, Zúñiga, La Rivera, El Recreo, La Camelia, Los Ángeles. Luego de un recorrido de 22.5 kilómetros, el río Pijao descarga sus aguas en el río La Vieja. Con estas dos vertientes, más el río La Vieja, se conforma la cuenca hidrográfica Barragán­Pijao, ubicada en el flanco occidental de la cordillera Central y que tiene una extensión, según el PBOT de Caicedonia, de 33.238 hectáreas. Su comunidad más numerosa es la de Caicedonia. Sus límites son: por el norte, con parte del Departamento del Quindío y el divorcio de aguas de la cuenca Cartago-Zarzal; por el noroeste, con la separación de aguas de la cuenca del río La Paila; por el sur y sureste, con el divorcio de aguas del río Bugalagrande; por el oriente, con el Departamento del Quindío. CLIMA La presencia de las cordilleras Occidental y Central y de una extensa franja del Litoral Pacífico determina la gran diversidad climática del Valle del Cauca, territorio donde las temperaturas varían desde los grados bajo cero hasta más de treinta y dos grados centígrados. En el Municipio de Caicedonia, por el contrario, apenas se reconocen dos pisos térmicos: el cálido de las zonas planas y el cálido templado de las zonas de ladera más pronunciada. En algunos períodos del año y en horas de la madrugada pueden presentarse fenómenos térmicos propios del clima templado frío. Así, el clima del Municipio se puede clasificar como templado húmedo, dado su notable régimen de lluvias. Son de clima cálido los territorios situados entre los 1.050 y los 1.300 metros sobre el nivel del mar, ubicados en el norte, centro y suroccidente del 42

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Municipio. En ellos, las temperaturas oscilan entre los 17 y 28 grados, aunque, en los últimos tres lustros, los fenómenos ocasionados por el calentamiento global han representado subidas de la temperatura por encima de los treinta grados centígrados, en la zona plana. Este piso térmico comprende, aproximadamente, ciento diez kilómetros cuadrados del área total del Municipio. Al piso cálido templado corresponden aquellos territorios que alcanzan alturas de más de mil trescientos metros sobre el nivel del mar, ubicados en los sectores sur y centro-oriental del Municipio, donde las temperaturas oscilan entre los 12 y 16 grados centígrados. Este piso térmico abarca, más o menos, cincuenta kilómetros cuadrados del área total del Municipio. El clima promedio de Caicedonia se reconoce en 23º C (veintitrés grados centígrados) .Hasta hace unos quince años, las precipitaciones pluviales se daban en dos períodos, los cuales se alternaban con dos períodos secos o de verano. Esto determinaba cierta regularidad en las cosechas de café y en la siembra de las demás especies vegetales, las que se daban en dos épocas del año: una en marzo, abril y mayo; otra en octubre, noviembre y diciembre. Como se expresó arriba, fenómenos como los de El Niño y La Niña han cambiado, de manera difícil de predecir, los períodos climáticos tradicionales, trayendo como consecuencia veranos e inviernos extensos, lo que ha afectado de muchas maneras las prácticas y economía agrícolas del Municipio. Según lo indican las mediciones del IDEAM, la precipitación promedio anual, en la Estación La Camelia, es de 2.080 m.m., medición que, en octubre, sube a los 3.160 m.m. RELIEVE El Municipio de Caicedonia presenta las características topográficas siguientes: La región norte, entre los ríos Pijao y Barragán, con pendientes de cero a tres grados, es un área de un relieve plano, matizado por alturas entre los 43

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

1.050 y 1.200 metros sobre el nivel del mar. Este tipo de topografía corresponde a las veredas La Rivera, Barragán, Montegrande, La Camelia, Bosque Bajo y Limones. Se trata de una superficie de, aproximadamente, el cuarenta y cinco por ciento de área total del Municipio. Las regiones central, suroriental y suroccidental del Municipio están conformadas por un paisaje de colinas altas y montañas, con pendientes entre el doce, veinticinco y cincuenta por ciento de inclinación, con elevaciones fluctuantes entre los 1.200 y 1.800 metros sobre el nivel del mar. Este tipo de topografía corresponde a, más o menos, el treinta y cinco por ciento del territorio. El veinte por ciento restante de la superficie de Caicedonia varía entre los 1.800 y 2.200 metros sobre el nivel del mar, con paisajes de montaña alta, de relieve escarpado y fuertemente quebrado, los cuales prevalecen en la zona sur central del Municipio. El sistema montañoso de Caicedonia se desprende, en el extremo sur, en los límites con el Municipio de Sevilla, del conjunto que forman los cerros Sinaí, Capotes y Manizales. De este conjunto montañoso, parte la ramificación de La Cimitarra, la cual forma los cerros Las Guacas, Teodolito y Manzanillo. Más adelante, de Las Guacas se desprenden los ramales de Barroblanco y San Gerardo y de éste los ramales de La Pava y La Leona. Del cerro Teodolito se desprende un pequeño ramal, hacia la vertiente del río Pijao, que va a terminar en la quebrada La Morelia, después de formar el cerro de El Frontino. Del cerro Manzanillo se desprenden tres ramales: el primero de ellos, llamado de La Rivera, cruza la región de Palogrande y forma el alto de Morroseco y, luego, se parte en dos cuchillas que van a morir al río Barragán; el segundo ramal, llamado de El Topacio, forma el cerro del mismo nombre y desciende entre la quebradas La Rivera y Zúñiga; el tercero, llamado ramal de La Quiebra, forma el cerro del mismo nombre y se extiende por El Crucero y Fuente Hermosa hasta el río Pijao y el plan de Cuba. Del cerro de Capotes sale una ramificación en dirección a El Castillo y Samaria y se extiende hasta las riberas de las quebradas Bolivia y La Morelia 44

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

y llega hasta el río Pijao, después de formar el cerro de El Castillo. También del cerro Capotes se desprende el ramal de Miravalles, del cual forman parte Morropelao y el cerro de Puerto Rico, hasta terminar entre las quebradas Dabeiba y La Pava. Del cerro Sinaí se desprenden el ramal que formará los cerros de El Paraíso y el de Barcinales, hasta terminar en las riberas de la quebrada Dabeiba y el río Barragán. SUELOS Acorde con el Plan Básico de Ordenamiento Territorial de Caicedonia, los suelos del Municipio presentan las siguientes características: “En términos generales, el área del Municipio de Caicedonia no presenta problemas severos generalizados de inestabilidad. Sin embargo, se observan fenómenos aislados de movimientos masales en algunos focos, propiciados por el desconocimiento del uso adecuado de los suelos, lo que ha generado pérdida de propiedades agrícolas y ocasionado la aceleración de procesos erosivos y deslizamientos. “La parte más inestable del Municipio se localiza a partir del centro-este del territorio, en dirección sur­este, donde afloran los esquistos metamórficos de la formación Cajamarca. Factores como la intensa meteorización de las diabasas, alta precipitación, presencia de cenizas volcánicas, relieve escarpado asociado con prácticas agropecuarias inadecuadas como el sobrepastoreo, la destrucción de las coberturas vegetales y la construcción de vías carreteables sin las especificaciones técnicas necesarias, son las responsables del proceso de erosión que se presenta en esa zona. “En el área comprendida, entre el centro-sur y el suroeste del Municipio, donde predominan las rocas sedimentarias, los materiales volcánicos, la cual abarca las veredas Bolivia, Samaria, La Suiza, El Frontino, Bosque Alto y Bosque Bajo, hasta cercanías con el Club de Caza y Pesca, el suelo ofrece una mayor estabilidad. Predominan pendientes suaves y, gracias a la adopción de prácticas culturales adecuadas en el cultivo del café, sólo se observan focos erosivos en las zonas de mayor pendiente, sobre la cabecera del río Pijao. 45

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

“Sobre el extremo norte, la zona económicamente más activa del Municipio se encuentra en un área considerable de la Asociación Caicedonia, que representa un conjunto de material piroplástico, que cubre una topografía antigua, observándose que la formación est�� compuesta por cenizas volcánicas, tobas de lapillo y aglomerados, materiales intensamente alterados a material arcilloso de colores gris, verdoso, amarillo, rojizo y ladrillo. Sobre la parte nororiental del Municipio, a orillas del río Pijao, encontramos sectores de material sedimentario cuaternario, depósitos de aluvión, colusión y depósitos de media ladera y terrazas constituidas por gravas, consolidadas en matriz areno-arcillosa. “Los suelos del Municipio se clasifican en: TIERRAS CULTIVABLES C2 “Corrsponden a terrenos ligeramente ondulados, con pendientes del 3% al 12%. Se caracteriza por presentar limitaciones para cultivos de raíces muy profundas, exige prácticas de conservación de suelos, tiene restricciones para uso de maquinaria agrícola. Se pueden utilizar para cultivos semilimpios como frutales, plátano y de emparrado, y para cultivos limpios como maíz, sorgo, soya y yuca. Estos suelos están localizados, preferencialmente, en la vereda Montegrande, en los siguientes sectores: “plan” de Cuba y alto de Barragán, Pijao, Carare, Rancho 5E, San Carlos, Maracaibo, Arboleda, La Castalia, Jamaica, Río Grande, etc. El área mapificada para desarrollar cultivos C2 es de 2.720 hectáreas. TIERRAS CULTIVABLES C3 “Estos terrenos poseen pendientes fuertemente onduladas, entre 12% y 15%, presentan erosión ligera a moderada, permiten maquinaria, únicamente, de tracción animal. Se deben establecer cultivos densos como plátano, café, cítricos, aguacate y caña panelera. De este tipo de tierras existen, en Caicedonia, 1.463 hectáreas, localizadas en La Suiza, El Brillante, La Camelia y Montegrande. 46

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

TIERRAS CULTIVABLES C4 Son terrenos con pendientes del 25% al 50%, fuertemente quebrados y escarpados, donde se pueden establecer sólo cultivos de cobertura de semibosque o policultivos multiestratos como café con sombrío. El área es de 4.934 hectáreas, ubicadas en sectores de las veredas Samaria, Bosque Alto, Palogrande, Barragán Bajo, El Brillante, El Crucaro, Limones, La Rivera, Zúñiga y Montegrande. TIERRAS PARA PRADERAS DE PASTOREO P “Estos terrenos presentan pendientes menores del 40%. Su topografía es de plano a fuertemente quebrado, poseen buena estabilidad geológica, sin erosión marcada. Su área es de 1.687 hectáreas. Las tierras de pastoreo están localizadas en sectores de la veredas Montegrande: Pijao, Verdún, Guajira, Piedras, El Mapa, Milán, La Arboleda, Nápoles, Jamaica, Miravalles, La Castalia y Rancho Grande. TIERRAS FORESTALES “Llamadas así por su naturaleza ecológica: topografía, suelo, geología y clima. Deben permanecer, por largos períodos, con una cobertura vegetal arbórea, que asegure una adecuada protección del suelo, la regulación hidrológica y la conservación forestal. Son tierras muy susceptibles y degradables. TIERRAS PARA BOSQUES PRODUCTORES F1 “Estas tierras producen maderas y especies asociadas al bosque. No compite con tierras potenciales para cultivos agrícolas. Su relieve es quebrado, presenta una pendiente entreel 20% y el 50%, de erosión ligera a moderada y se localizan entre los 1.400 y los 2.200 sobre el nivel del mar. Están ubicadas en sectores de las veredas Samaria, Campo Azul, Quince Letras, San Gerardo y El Paraíso, en un área de 3.222 hectáreas. 47

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

TIERRAS PARA BOSQUES PROTECTORES F2 “Sus condiciones ecológicas exigen la presencia de cobertura vegetal permanente. Son de relieve escarpado y con una pendiente mayor del 50%, con erosión de ligera a severa. El Municipio posee 3.253 hectáreas, ubicadas en sectores de las veredas Aures, Quince Letras, Dabeiba, La Pava, San Gerardo, Burila y La Rivera. TIERRAS PARA BOSQUES PROTECTORES F3 “Son aquellas que, por sus condiciones ecológicas, exigen una cobertura boscosa permanente, por ser altamente susceptibles de degradación. Exigen manejo altamente proteccionista. Se caracterizan por su relieve muy escarpado, con pendientes mayores del 50%. Su inestabilidad ecológica es muy alta. En Caicedonia, se consideran bosques protectores F3 los bosques naturales, ubicados en las partes más altas del Municipio.” En los suelos del Municipio de Caicedonia, en su mayoría basaltos y cenizas de origen volcánico, hay cinco asociaciones de suelos aluviales y tres asociaciones de suelos de flanco de cordillera así: De las 17.250 hectáreas que constituyen el Municipio de Caicedonia (extensión reconocida en el Plan Básico de Ordenamiento Territorial, de 1.999), el treinta y siete y medio por ciento (37.5%) corresponde a suelos de formas aluviales y el sesenta y dos y medio por ciento (62.5%) corresponde a suelos de flanco de cordillera. En general, se trata de suelos formados por limos y material residual. Por su porosidad y riqueza en materiales fértiles, se trata de suelos relativamente adaptables a todo tipo de cultivos y que facilitan condiciones óptimas de humedad, drenaje, aireación y alto contenido de materia orgánica. Los diferentes focos de inestabilidad geológica del Municipio han sido causados por factores como la baja capacidad portante de los suelos, conformados por cenizas volcánicas. 48

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Los altos contenidos de agua subterránea y el mal uso cultural de los suelos, por parte del hombre, han causado erosión y degradación en pendientes muy fuertes del terreno y en los sectores aledaños a los cortes hechos para las vías carreteables, desajustes que son muy notables en las veredas San Gerardo, La Pava, Puerto Rico, Aures, Quince Letras, Dabeiba y La Leona. GEOLOGÍA En el Plan Básico de Ordenamiento Territorial, PBOT, del Municipio de Caicedonia, se describe la composición geológica de nuestro territorio, haciendo énfasis en las fallas geológicas que lo recorren, así: “El estudio de Caicedonia está ligado a la evolución de los Andes colombianos, cuyo desarrollo es el resultado de la interrelación de las placas de Nazca, el Caribe y Suramericana. La conformación estructural de la zona se encuentra enmarcada en las grandes fallas Cauca-Almaguer y Almaguer. Los esfuerzos derivados del movimiento de esas placas, dan como resultado tres grandes fallas que amenazan al Municipio: “Falla de Romeral: su morfología es de cabalgamiento, con dirección NNE ­­SSW. Esta falla pone en contacto las rocas metamórficas de la edad paleozoica con aquellas verdes del cretáceo. “Falla de Samaria: conjunto diafásico, tiene dirección NNE – SSW, su morfología es inversa y se prolonga a partir de la cordillera hasta los sedimentos cuaternarios en cercanías del casco urbano de Caicedonia. “Falla de Sevilla: Hacia el extremo norte y cruzando un pequeño depósito aluvial, ribereño del río Pijao y la quebrada La Pastora, se manifiesta el cruce, en dirección NO 45ºE, de una falla de cabalgamiento que ha sido identificada como Falla de Sevilla…” FLORA Y FAUNA Antes de la llegada de los primeros colonos, la flora primaria de nuestro territorio era la selva espesa, en la que dominaban el yarumo blanco, el 49

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

cedro, el comino, el arrayán, el balso, el flormorado, el aguacatillo, el guásimo, el nogal, el laurel, la palma de chonta, la palma zancona, la palma de cuesco, el guayacán, el gualanday, el arenillo, el barcino, el vainillo, el arboloco, el matarratón, la guadua, el nacedero y las especies vegetales de porte medio y bajo, las cuales podían contarse por miles, pero entre las cuales pueden destacarse, por el uso que aborígenes y colonos hicieron de ellas, el maíz, la yuca, el congo, el bijao, la platanilla o heliconia, la mora, el caimo, la chulupa, las plantas medicinales como el zauco, la altamisa, la yerbabuena, la rosa amarilla, el pronto alivio, la malva, la cola de caballo, el llantén, la ruda, el paico, etc., a las que podemos sumar plantas ornamentales como el árbol del paraíso, el cayeno, la astromelia, la col de monte, las orquídeas, etc. Con el advenimiento de la colonización, llegan especies vegetales secundarias como el plátano, el café, el limonero, el naranjo, el mandarino, el guamo (macheto y santafereño), la arracacha, la caña de azúcar y diferentes pastos como el pará, la india, el yaraguá, el puntero, el imperial, la estrella de la india, la braquiaria, etc. Para suplir las extinguidas maderas preciosas de nuestros bosques primarios, ahora sembramos pino, eucalipto, nogal cafetero, cedro rosado… En materia de fauna, según se registra en diferentes documentos y a través de la tradición oral de los municipios del Quindío, Risaralda y el norte del Valle del Cauca, ésta era muy variada, hasta hace unos ochenta años, cuando todavía los efectos depredadores de la acción humana no habían sido capaces de aniquilar las numerosas especies y poblaciones animales que se arrastraban, caminaban, nadaban o volaban dentro de la comprensión territorial de lo que actualmente es el Municipio de Caicedonia. Entre los cuadrúpedos eran comunes las iguanas, el guatín, la guagua, la nutria, la comadreja, la tatabra, el venado, el zaino, el conejo, la liebre, el tigrillo, el tigre mariposo, el oso de anteojos, el perro de monte, el lobo, el zorro, los micos aulladores, los perezosos, el armadillo, etc. Entre los cientos de ofidios, se destacaban la culebra cazadora, las corales, la rabo de ají, la cuatronarices, la lomo de machete, la granadilla, etc. Entre los batracios, abundaban todo tipo de ranas y sapos. 50

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Los ríos estaban atestados de jetudo, bagre, bocachico, sardinata, corroncho, etc. La población de aves abundaba en torcazas, pavas, garzas, tucanes, búhos, patos de laguna, guacharacas, loras, gurrías, perdices, gavilanes, gallinazos y una numerosa y variada población de pájaros de coloridos plumajes y melodiosos cantos. Un altísimo porcentaje de esa biodiversidad maravillosa fue devastada por el hacha, el machete, la sierra, el fuego, los herbicidas, los insecticidas, las armas de fuego, la dinamita, los chinchorros, el barbasco, instrumentos letales en manos de miles de caicedonitas de varias generaciones que los empleamos para someter esos preciosos recursos naturales a una operación exterminio, frente a la cual nunca tuvieron defensa. En menos de una centuria, destruimos lo que la naturaleza produjo y sostuvo a lo largo de miles de años. Y, de toda esa hecatombe, sólo nos quedaron decenas de Clubes de Caza y Pesca, a lo largo de las poblaciones y departamentos que crecieron bajo el impulso paisa, a costa, hay que reconocerlo, del sacrificio de nuestra fauna y flora primarias. Todo indica que ese naturicidio, finalmente, lo pagarán nuestros descendientes, a lo largo de no se sabe cuantas generaciones. EL PLAN BÁSICO DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL DEL MUNICIPIO DE CAICEDONIA En cumplimiento de la Ley 388 de 1.997, el Concejo Municipal de Caicedonia, por iniciativa del Alcalde Hernán Duque Henao, produjo el Acuerdo número 035 de 2000, “POR EL CUAL SE EXPIDE EL PLAN BÁSICO DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL DE CAICEDONIA, VALLE DEL CAUCA, Y SE DICTAN OTRAS DISPOSICIONES”. Se pretende con este Plan dotar a la administración municipal, en su calidad de representante legítima de la ciudadanía caicedonita, de un instrumento normativo que oriente el manejo, eficiente y técnico, del desarrollo físico­ espacial y económico­social y su correcta planificación, dentro de las 51

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

concepciones del desarrollo sostenible, en ejercicio de la función pública que le compete y dentro de los límites fijados por la Constitución de 1991 y las leyes. De esta manera, las actividades que se adelanten sobre el territorio municipal o sobre sus recursos naturales, tanto a nivel urbano como rural, deberán estar ajustadas a las normas que contiene tal Acuerdo 035 de 2000 y el conjunto de normas que lo inspiraron, en beneficio de los intereses de la colectividad, los cuales priman sobre cualesquiera intereses particulares, y deberán propender por un desarrollo estable en los órdenes físico, económico, social, ambiental y cultural, y estar en armonía con las reglas para la utilización, transformación y ocupación del territorio municipal. Entre los OBJETIVOS de nuestro Plan Básico de Ordenamiento Territorial destacan los siguientes: 

Establecer los mecanismos que permitan al Municipio, en ejercicio de su autonomía, promover el ordenamiento de su territorio, el uso equitativo y racional del suelo, la preservación y defensa del patrimonio ecológico y cultural localizado en nuestro ámbito territorial y la prevención de desastres en asentamientos de alto riesgo, así como la ejecución de acciones urbanísticas eficientes.

Garantizar que la utilización del suelo, por parte de los propietarios, se ajuste a la función social de la propiedad y permita hacer efectivos los derechos constitucionales a la vivienda y a los servicios públicos domiciliarios.

Facilitar la ejecución de actuaciones urbanas integrales, en las cuales concurran en forma coordinada la iniciativa, la organización y la gestión municipal con las políticas urbanas nacionales, así como con los esfuerzos y recursos de las entidades encargadas de desarrollar dichas políticas.

En el Municipio de Caicedonia, recae en su Secretaría de Planeación Municipal la tarea de dinamizar y coordinar las acciones necesarias para que el PBOT sea ejecutado, en beneficio de la comunidad y en defensa del territorio de Caicedonia. En razón de tales responsabilidades, el Acuerdo 035 de 2000 le señala unas funciones específicas: 52

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Vigilar el cumplimiento de la clasificación del territorio en URBANO, RURAL y DE EXPANSIÓN URBANA.

Velar por el cumplimiento de lo establecido por el PBOT, en cuanto a zonificación y localización de los centros de producción, actividades terciarias y residenciales, intensidades de uso, cesiones obligatorias, porcentajes de ocupación, clases y usos de las edificaciones, etc.

Desarrollar espacios libres, parques y áreas verdes, en la ejecución de los planes parciales, en proporción con las necesidades colectivas de aire puro y sana recreación.

Determinar las zonas no urbanizables, por causas naturales o antrópicas, reglamentar sus usos, gestionar su recuperación y fijar sanciones para quienes contribuyan a su deterioro.

Como puede verse, el Plan Básico de Ordenamiento Territorial constituye una herramienta fundamental para el desarrollo de Caicedonia y su cumplimiento está íntimamente relacionado con el desarrollo ordenado del territorio y la comunidad, la que, para velar por su paulatina ejecución por parte de los Alcaldes y sus equipos de gobierno, dispone de un órgano a través del cual manifestar sus inquietudes: El Consejo Consultivo de Ordenamiento Territorial. De igual manera, es evidente que ningún Plan de Desarrollo Municipal, sea general o sectorial, puede exceder los marcos de esta carta de navegación que guía la marcha de Caicedonia, por períodos de diez años, al cabo de los cuales debe ser evaluado y reformulado, de acuerdo con las nuevas realidades y necesidades del Municipio.

53

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


CAPÍTULO SEGUNDO

EL FACTOR HUMANO PRIMITIVOS POBLADORES Existen dos hipótesis acerca de la familia indígena a la cual pertenecieron los indios Buliras o Burilas, a quienes se reconoce como los primitivos pobladores de Caicedonia. El historiador vallecaucano Miguel Camacho Perea afirma: “La provincia de los Quimbayas avanzaba hasta el río La Paila, es decir, hasta el actual Municipio de Zarzal. Y en las crónicas de López de Gómara, se habla de choques entre Quimbayas y Gorrones, en estas tierras… Es decir, que Cartago, Obando, La Victoria, Zarzal, los municipios del Departamento del Quindío, Ulloa, Alcalá, Sevilla y Caicedonia estaban dentro del grupo Quimbaya…” Los Quimbayas eran polígamos, pero su heredero era el hijo de su mujer favorita. Conocieron acerca del uso de la sal, producto que obtenían de la evaporación del agua espesa de los “salados”, uno de los cuales da nombre a una de las veredas de Caicedonia. De sus innumerables “guacas” se desprende que creían en el más allá y que llegaron a ser consumados orfebres y ceramistas, según puede apreciarse en las piezas extraídas de sus “entierros”: ajorcas, pulseras, pectorales, narigueras, brazaletes, insectos, ranas, figuras antropomorfas, husos, silbatos, platos, argollas, sellos, bastones, etc., Piezas de las que pueden apreciarse hermosos ejemplos en el Museo Quimbaya, ubicado en la vecina ciudad de Armenia, Quindío. Por otro lado, en la monografía “Caicedonia: Hitos de una Concepción Colonizadora”, el historiador sevillano Ulises Vásquez Vargas afirma: 55

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

“El territorio que hoy ocupa Caicedonia estaba poblado por tribus indígenas de la raza Pijao, de las cuales la más importante fue la de los Buliras, cuyo nombre se les daba al parecer por el toponímico que ellos asignaban a una fuente salada de su contorno…” Esta tesis es corroborada por la del periodista Róger Ríos Duque, quien, en su libro “Caicedonia: Síntesis Histórico­geográfica de una Gran Ciudad”, plantea: “Como se dijo antes, la tribu Burila hacía parte integral de los Pijaos… Por su ferocidad era muy temida y sus miembros tenían como principal ocupación la guerra, de la que hicieron su pasatiempo favorito para hostigar constantemente a sus vecinos, los Gorrones y los Quimbayas… Formaban un grupo feroz y, aparentemente, sin ninguna disposición para el arte…La principal característica de este pueblo era la antropofagia y acostumbraba, luego de matar a sus enemigos, comerse su carne. Según las crónicas de algunos historiadores, después de hartarse con la carne de otros indios, se aprovisionaban abundantemente con la de otros cuerpos. Toda esta carne era llevada, una vez ahumada y salada para evitar su descomposición, a bohíos especiales… Los Burilas, cuyos dominios se extendían hasta el río Buga­ lagrande, además de ser guerreros empecinados, tenían atlética contextura física y su musculatura realmente era recia. La mayoría de ellos presentaba la deformación de su cabeza, por que al nacer una criatura sus padres acostumbraban entablarle el cráneo con dos tablillas, una sobre el hueso frontal y otra sobre el occipital…” Estas afirmaciones, basadas, en buena parte, más en inferencias que en pruebas o testimonios reales, no arrojan una luz nítida sobre el origen de los Buliras o Burilas, en cuanto posibles descendientes de los Quimbayas o los Pijaos. Por esta razón, hasta tanto las investigaciones arqueológicas y/o históricas no hallen indicios más concretos y definidos, en uno u otro sentido, ese asunto permanecerá en esa zona penumbrosa donde, hasta hoy, ha estado. EL MUSEO ARQUEOLÓGICO DE CAICEDONIA Fue fundado en el año 2003, en mi segunda administración, bajo la orientación del Instituto para la Preservación del Patrimonio Natural y Cultural del 56

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Valle, en esa época regentado por el ingeniero Hernán Duque Henao. Esta división de la Casa de la Cultura NOG, permite, a propios y extraños, apreciar cientos de objetos precolombinos, de piedra y barro moldeados, extraídos dentro de la jurisdicción del Municipio. Por considerarlo de interés para los destinatarios del presente trabajo, reproduzco apartes del análisis que ese conjunto arqueológico generó en los expertos que hicieron la curaduría respectiva: “La muestra arqueológica procede de la época en que, en Caicedonia y en el norte del Valle, aún no se hablaba español. Muchos de los objetos exhibidos pudieron haber sido usados por nuestros ancestros, a los que identificamos, genéricamente, como Burilas; quienes, aunque no fueron los primitivos pobladores de Caicedonia, sí tuvieron contacto con las personas que dieron origen a nuestra actual forma de apreciar el mundo… “En tiempos en que los Quimbayas clásicos vivían en Caicedonia y en todo el actual eje cafetero, sobre la suela plana y en la Cordillera Occidental, en el Valle del río Calima vivieron otros grupos como los Ilamas, contemporáneos del Marrón Inciso en Antioquia, quienes también produjeron una cerámica, con incisiones de forma zoomorfa y antropomorfa que guardan una lejana relación común con el Quimbaya clásico… LOS LÍTICOS DEJADOS EN CAICEDONIA POR LOS QUIMBAYAS “Gracias a la guaquería se han encontrado en la región, objetos de piedra que dan fe del amplio conocimiento de los recursos naturales y de su diversa utilización doméstica, ritual y artística. Aunque no se reportan los contextos en los que fueron hallados, es importante señalar que se usaron durante un período muy extenso ya que los únicos metales que se manejaron en esta parte de América fueron el oro y el cobre, con fines rituales, mientras que los líticos(objetos de piedra) eran empleados como artefactos para el corte y la molienda de nueces y maíz, y en los enterramientos como parte de los ajuares funerarios… 57

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

LAS VASIJAS DE BARRO Y SUS IDENTIDADES ARQUEOLÓGICAS “El área a la que se le ha dado el nombre de Quimbaya pudo haber registrado ocupaciones prehispánicas relacionadas directamente con el resto de los emplazamientos del Cauca Medio, región que incluye a Caicedonia. “Gracias al estudio de una buena cantidad de vasijas en cerámica, proveniente de tumbas y sitios de habitación se ha inferido que, antes de la llegada de los Quimbayas que tuvieron contacto con la conquista española, la región presentaba una amplia variedad de grupos culturales emparentados entre sí. “En actividades cotidianas como la alfarería, así como en el sistema económico de intercambio de conocimientos, costumbres y estilos, se expresaban diferencias y semejanzas, lo que parece demostrar un origen común en toda la región. La región del Cauca Medio alberga la cerámica denominada Quimbaya, sin embargo, estudios científicos han permitido identificar “tradiciones mayores”, la primera de ellas asociada a los objetos de oro hallados y que identifican al Quimbaya clásico… LAS INVESTIGACIONES ARQUEOLÓGICAS EN CAICEDONIA Y SUS ALREDEDORES “Sobre Caicedonia se han adelantado en tiempos recientes dos investigaciones arqueológicas, relacionadas con el estudio de impacto ambiental. La primera de ellas se hizo sobre un trazado actual del Gasoducto de Occidente, ramal Caicedonia. La segunda sobre el casco urbano, en posibles zonas de ingerencia del Fondo para la Reconstrucción del Eje Cafetero (FOREC). “Sobre 12,4 kilómetros que tiene el recorrido del Gasoducto de Occidente en Caicedonia, se hallaron evidencias arqueológicas del complejo Quimbaya Tardío, con sitios de habitación, entierros primarios y otros que dan fe de la vida de los hombres que fabricaron, entre otras, algunas de las piezas de esta muestra. Entre las fincas La Alambrada y Tesalia, se registraron 18 sitios arqueológicos. Entre las fincas Cristales, Palermo, Piedras y El Mapa 58

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

se ubicaron tumbas intactas como las aquí expuestas, las cuales fueron excavadas como una de pozo con cámara lateral y nichos laterales, en la que apareció un entierro primario o directo. En otro programa de investigación que se denominó “Reconocimiento Arqueológico Sistemático en Ocho Municipios Vallecaucanos Afectados por el Terremoto del 25 de Enero de 1999: Bolívar, Sevilla, Caicedonia, Ulloa, Alcalá, Obando, Argelia y La Victoria”, se realizó un estudio detallado en cada municipio, con un completo proceso de investigación y evaluación que permitió determinar el área, la densidad de estratigrafía y la profundidad de los yacimientos detectados, con el fin de fijar parámetros futuros de exca­ vación de los sitios arqueológicos. En el Municipio de Caicedonia, se registraron 17 sitios arqueológicos y 31 lotes dentro de ellos, todos en suelos aluviales, los cuales en su mayoría tenían características de pequeñas elevaciones naturales…” ANTECEDENTES DEL PROCESO DE COLONIZACIÓN DEL SUROCCIDENTE COLOMBIANO Las causas y motivaciones fundamentales del proceso de colonización del suroccidente colombiano, del cual forma parte el territorio del Municipio de Caicedonia, hay que buscarlas en la segunda mitad del siglo XIX, es decir, en la República, período que siguió al de la Independencia de la Nueva Granada. En la obra, “Compendio de Historia del Quindío”, Olga Cadena Corrales, señala: “La República que se había formado durante y después de la Independencia ya no correspondía al nuevo país, que pugnaba por entrar en las corrientes económicas mundiales de mercados abiertos, de liberación de monopolios y restricciones sobre la propiedad de la tierra. A la vez, se demandaba mayor democracia, libertad de cultos y más vías de comunicación. “Entre las principales reformas de este período histórico están: el federalismo, el libre cambio, la liberación de los esclavos, la desamortización de los bienes de la Iglesia, la supresión de medidas como el estanco del tabaco y 59

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

los diezmos eclesiásticos, el incremento de la actividad exportadora, la apertura de vías de comunicación entre las regiones y las dos costas y, especialmente, el impulso a los ferrocarriles. “Entre 1850 y 1930, Colombia se integró al sistema económico mundial, como productor de bienes tropicales como quina, añil, raíz de chinchona, algodón, tabaco, café y banano y productos exportables del ganado. Esta naciente actividad exportadora hizo que se requiriera incorporar nuevas tierras al cultivo de estos productos, impulsando la colonización espontánea, que anexó grandes extensiones de tierra a la economía rural. “La vinculación al mercado mundial exigió la adopción de una política librecambista que abolió los aranceles proteccionistas, lo que afectó a los productores artesanales de la Nación… “Una medida de mucha trascendencia fue la liberación, tanto de tierras que estaban en manos de la Iglesia como de los resguardos indígenas. La exportación requería de más tierras para la agricultura. Los grandes latifundistas aprovecharon el momento para quedarse con esas tierras. Los terratenientes acordaron medidas que favorecieron a los comerciantes y generales liberales…Las tierras salieron a remate todas al tiempo, para hacer bajar los precios, e indivisas para que no pudieran ser adquiridas por personas de poca capacidad económica. Otra exigencia, que también consiguieron, fue la de pagar con bonos territoriales, que previamente habían adquirido en un 15 o 20% de su valor nominal… “La tierra, en manos de particulares, necesitaba mano de obra para trabajarla; por tanto, había que redimirla. La liberación de los esclavos se imponía. Esta medida no favoreció a los dueños de minas. Los más perjudicados fueron los del Cauca y Antioquia que debían pagar jornales; en cambio, los comerciantes vieron incrementada la demanda de mercancías por los nuevos asalariados… “La abolición del monopolio del tabaco trajo grandes consecuencias fiscales, produjo un auge en la producción tabacalera que demandó jornales y, por consiguiente, aumentó el consumo de mercancías, favoreciendo la industria, el comercio y el transporte… 60

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

“Estas reformas, sumadas a la supresión de los diezmos y quintos reales, sacudieron tan profundamente a la sociedad que las diferentes clases sociales, para defender sus intereses, se unieron en partidos políticos… “El Partido Liberal fue instrumento político de las clases sociales interesadas en el cambio, a saber: comerciantes, artesanos, pequeños agricultores y esclavos. EL Partido Conservador, de los terratenientes, comprometidos con el mantenimiento del statu quo…” TIPOS DE COLONIZACIÓN: De los hechos arriba planteados con mucho acierto por Olga Cadena Corrales, se derivan tres tipos de avance colonizador hacia el occidente colombiano: el oficial, el empresarial y el individual. La colonización oficial se daba de diferentes formas: en términos de leyes y normas que favorecían la apropiación y laboreo de tierras baldías, ejemplo de lo cual es el decreto, del 5 de mayo 1834, emitido por el Presidente Francisco de Paula Santander, a través del cual se pretendía impulsar el proceso de colonización de baldíos. En su Artículo 1, el citado decreto decía: “Cuando algunos individuos quieran establecerse en parajes desiertos o baldíos a propósito, para el establecimiento de nuevas poblaciones, el poder ejecutivo podrá conceder, con tal objeto, hasta 12.000 fanegadas de tierras baldías para cada población.” En el Artículo 2, se establecía: “A cada cabeza de familia se podrán asignar hasta 60 fanegadas, en atención a sus recursos y al número de su familia, pero, bajo ningún pretexto, se darán tierras a individuos que no fijen su residencia en las nuevas poblaciones.” En los artículos siguientes, se establecían estímulos como el no pago, durante 20 años, del diezmo eclesiástico (el diez por ciento de lo que se produjera debía ser entregado a la iglesia católica), o la exención del pago de lo que hoy se conoce como servicio militar, durante 12 años, en un país prolífico en guerras civiles, donde, en el momento menos pensado, los ciudadanos podían ser incorporados al ejército del poderoso de turno. Otra expresión de la colonización oficial la constituía el mantenimiento y ensanchamiento de los caminos, precolombinos o coloniales, y la apertura 61

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

de nuevas vías, carreteables o férreas, para apoyar la explotación y comercialización de productos mineros, agrícolas, artesanales e industriales, derivados de la actividad de los nuevos asentamientos o necesarios para estimularla. Prueba de esa preocupación oficial por los caminos es el decreto, emitido por Simón Bolívar, en 1930, a través del cual ordena, en su artículo 1: “…se abrirá un camino de herradura en el paso de los Andes, denominado Quindío, desde la ciudad de Cartago hasta Ibagué.” Se trataba, realmente de recuperar el viejo Camino Real, el cual había sido devorado por la manigua. Este sendero estrecho, años más tarde, tomaría el nombre de Camino Nacional, a cuya vera, ubicadas cada cierto número de leguas, el gobierno ordenó construir tambos o posadas de lata de palma de cera y techo de paja, para reposo y protección de quienes se aventuraran a viajar a través de él. En ese mismo sentido, en 1942, siendo Presidente Pedro Alcántara Herrán, el 27 de mayo, se expide un decreto, cuyo único considerando y primeros dos artículos dicen: “EL SENADO Y CÁMARA DE REPRESENTANTES DE LA NUEVA GRANADA, REUNIDOS EN CONGRESO, CONSIDERANDO: “Que, a pesar de las invitaciones que se han hecho hasta ahora, no se ha presentado un empresario que quiera abrir el camino que atraviesa la montaña del Quindío, cuya fragosidad embaraza en gran manera, las relaciones de comercio y dificulta el tránsito de tropas en los casos nece­ sarios, como ya lo ha acreditado la experiencia. DECRETAN: “Artículo 1. El poder ejecutivo aplicará para la construcción de un camino de herradura, desde Ibagué hasta Cartago, por la montaña del Quindío: 1. Hasta la tercera parte del producto total del Derecho Nacional de Caminos. 2. El presidio o presidios que estime convenientes. 3. El trabajo personal o subsidiario de los cantones de Ibagué y Cartago. 4. También podrá aplicar hasta doce mil pesos del tesoro nacional para el mismo objeto. 62

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

“Parágrafo único: La aplicación de la tercera parte del derecho de caminos, de que habla este Artículo, sólo se hará por el término de tres años económicos que comienzan el 1 de septiembre de los corrientes. “Artículo 2. El poder ejecutivo fijará el número de tambos o posadas que, por cuenta de la empresa del camino, deberán construirse para el servicio de los transeúntes. Los individuos a cuyo cargo estén estos tambos, gozarán de una asignación anual que fijará el poder ejecutivo, pagadera de los peajes establecidos por este derecho, y subsidiariamente del tesoro nacional.” Nota: siguen seis artículos más. Finalmente, otra manifestación de esa colonización oficial estuvo represen­ tada por el establecimiento de avanzadas militares o gubernamentales, en lugares estratégicos para la consolidación del aparato estatal o para la defensa de la soberanía. La colonización empresarial tuvo su más cabal expresión en la acción de grandes concesionarios de territorios y servicios a cargo del Estado, como fue el caso de la Empresa de Burila, protagonista de primer orden en el proceso de colonización del Quindío y el norte del Valle, cuyo objeto era la explotación de oro, carbón y salinas, o el caso de los precursores de los Ferrocarriles Nacionales, empresarios que abrieron y tendieron vías férreas aisladas en diferentes regiones del país, para su lucro personal y con el visto bueno del gobierno nacional. También aconteció que empresarios de comercio, guaqueros prósperos, prestamistas, establecidos en Manizales y otros pueblos de Caldas y duchos en los procesos de titulación, llegaron con la oleada colonizadora del Quindío y del norte del Valle, iniciada en los años ochenta del siglo XIX, y, sin ser colonos, se las arreglaron para denunciar terrenos no mejorados por ellos, o para financiar el trabajo de los pobres colonos y, luego, apropiarse de sus tierras ante su imposibilidad para pagar, lo cual era de común ocurrencia, pues el comercio de los productos de la tierra era poco retributivo y los costos de las herramientas, el levantamiento de las viviendas y el establecimiento y manutención en cuanto a vestuario y salud, era relativamente oneroso, por lo que, en muchos casos, los colonos se daban por vencidos y terminaban como aparceros de quien los despojaba 63

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

de su tierra, o se iban, más allá, a intentarlo de nuevo, o terminaban probando suerte en los nacientes poblados, como aprendices de algún oficio o como pequeños comerciantes. La colonización individual fue impulsada por los desposeídos, en ese tiempo, sin derecho siquiera al voto y casi al mismo nivel de los esclavos o libertos; o por quienes huían de los centros poblados para evitar la persecución de la ley o para no ser incorporados por los ejércitos que contendían en las guerras civiles; o por los que se cansaron del laboreo de las minas agotadas de su nativa Antioquia, especialmente, y querían probar suerte como mineros guaqueros en territorios que presentían ricos e inexplorados; o por los que empezaron a tener noticias de la feracidad de las tierras del Quindío y del norte del Valle y, urgidos por sus cabezas paternas, decidieron que era el momento de probar fortuna y hacerse un nombre y un patrimonio. Por su cercanía, habrían de proceder, en su mayoría, de Antioquia y de Caldas… LA COLONIZACIÓN ANTIOQUEÑA FORMACIÓN DEL PUEBLO ANTIOQUEÑO El oro tuvo un papel fundamental en la formación del pueblo antioqueño, tal como se le ha conocido con sus muy peculiares características, en los últimos doscientos años. Efectivamente, fue la búsqueda del oro lo que impulsó la colonización de la provincia de Antioquia, por parte de los españoles, en el siglo XVI. Como lo plantea James Parsons en su obra “La Colonización Antioqueña en el Occidente Colombiano”, sólo las leyendas acerca de fabulosas riquezas ocultas en la montañosa topografía de Antioquia fue capaz de animar a los conquistadores que llegaban a Cartagena a emprender la fatigosa travesía hacia ese territorio. Detrás de ellos, llegaron inmigrantes asturianos y vascuenses, procedentes de las regiones montañosas del nororiente de España. “El cerro de Buriticá, en la cordillera Occidental, detrás de la antigua capital: Santa Fe de Antioquia, era el punto de interés de los primeros buscadores de oro y la fuente de gran parte del oro hallado, luego, en las tumbas indígenas del Quindío y el Sinú”, asevera Parsons. 64

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

La rápida merma de la población indígena, por causa de la violencia de los colonizadores y por efecto de las enfermedades, y la dificultad para traer esclavos negros desde Cartagena, obligaron a los colonos españoles y a sus descendientes mestizos al laboreo independiente y en pequeña escala, de lo que se derivó un impulso a la tradición democrática del trabajo en Antioquia, a diferencia de lo que aconteció en el suroccidente, especialmente, en el Cauca, provincia de la cual era una parte el Valle del Cauca. De la mezcla de los españoles con indios y negros esclavos, surge la raza antioqueña. Contraria a la configuración racista de un tipo antioqueño de piel blanca, nariz aguileña, frente amplia y ojos claros, que se lee en muchas monografías de poblaciones de ancestro paisa, la verdadera tipología del pueblo paisa está ligada a los gajes del mestizaje; algunas veces, con el predominio de los rasgos arios; otras, con pronunciada presencia de lo africano; a veces, con notorios rasgos del ancestro indígena. Prueba de ello son los censos de 1912 y 1918, en los cuales la población blanca sólo alcanza el treinta y cuatro y treinta y uno por ciento, respectivamente, cifras que, a la fecha, deben haber disminuido hasta apenas un poco por encima del veinte por ciento, en la medida en que se desprestigian más y más los absurdos prejuicios raciales y el mestizaje se acelera y consolida, no sólo entre los habitantes de Antioquia y su zona de incidencia colonial, sino a todo lo largo y ancho del territorio nacional. PROCESO DE EXPANSIÓN DEL PUEBLO ANTIOQUEÑO Los siglos XVI, XVII y la primera mitad del XVIII están signados por el auge de la minería aurífera en Antioquia. En la segunda cincuentena del siglo XVIII, empieza un ostensible decaimiento de esta actividad, sobre todo en las explotaciones de Arma, Zaragoza, Remedios, Yarumal, Urrao, Anzá, Santa Fe de Antioquia y Medellín. La población crecía rápidamente como producto de las muy prolíficas uniones entre hombres y mujeres blancos y mestizos. Sin embargo, los alimentos y vestimentas escaseaban en esta tierra de hombres que privilegiaban su quehacer como mineros, de modo que un alto porcentaje de los bienes básicos de consumo procedían de Cartagena o del Cauca. 65

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Por otro lado, la concentración de la tierra en manos de unos pocos concesionarios ricos como don Antonio de Quintana, cuyos inmensos dominios comprendían los actuales municipios de Carolina, Angostura, Santa Rosa de Osos y Yarumal, y la pobre vocación agrícola y pecuaria de los pobladores contribuían a hacer más triste el cuadro de una Antioquia alimentariamente reducida al cultivo y consumo del maíz, el fríjol, la yuca dulce, la arracacha y la carne de monte, de cerdo y algunas aves de corral. El renacimiento cultural y económico, que transformó esta empobrecida provincia selvática, empezó, según Parsons y otros estudiosos del tema, en 1784, con el nombramiento del enérgico Inspector Real Juan Antonio Mon y Velarde, quien, en apenas tres años largos, despertó a la comunidad de su aletargamiento. Sus reformas económicas, jurídicas y de vasta influencia social activaron la energía dormida del pueblo antioqueño. Nuevas ciudades y establecimientos agrícolas fueron fundados en las altiplanicies, libres del paludismo, y se ofrecieron bonificaciones por la introducción de nuevos cultivos. Se expidieron rigurosas disposiciones contra la vagancia y los holgazanes fueron enviados a trabajar en los nuevos asentamientos. En uno de los informes de Mon y Velarde a la Corona, el riguroso funcionario expresa: “Sólo pudo haber facilitado el cambio de estas gentes la viva impresión que, por todos los términos, les hice concebir, desde los más grandes hasta los más pequeños, de que todos habíamos nacido para el trabajo y que había que mirar como delincuente en la sociedad humana al que era inútil a su patria y no empleaba sus fuerzas y talentos en, por lo menos, procurarse por sí mismo la subsistencia”. El nuevo empuje a la agricultura que siguió al influjo de Mon y Velarde y la terminación del litigio entre Rionegro y Santa Fe de Antioquia, por el dominio de las vegas del río Negro, contribuyeron a la primera expansión de los antioqueños hacia las vertientes montañosas del sur y el occidente de la provincia. Entonces, también se inició el embate contra el cinturón selvático situado al nororiente. Posteriormente, este embate colonizador excede los límites de Antioquia y se dirige al suroccidente del país, hacia los que, hoy, son los Departamentos de Chocó, Caldas, Risaralda, Quindío, Valle del Cauca, Cauca y Nariño, aunque con mucha menor intensidad en estos dos últimos. 66

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

La marcha de los antioqueños en pos de nuevos territorios se concretó en tres tipos de colonización, como lo plantea Ulises Vásquez Vargas, en su monografía de Caicedonia, publicada en 1.980: “Unas veces, fue la ocupación arbitraria de propiedad ajena; otras, la ocupación de baldíos nacionales; y la tercera, la colonización promovida por ricos empresarios y comerciantes que impulsaban la apertura de tierras, cediendo parcelas a colonos que se comprometían a cultivarlas bajo ciertas condiciones…” En muchas ocasiones, lo que motivaba esas cesiones de la tierra por parte de los empresarios y comerciantes era la soterrada intención de mejorar sus latifundios y acrecentar su valor, después de negociar a precios ridículos las mejoras de los colonos; en algunos casos, se hacía con la intención de ir formando centros poblados, en los cuales ensanchar sus negocios de compra y venta de diferentes productos para el consumo humano y para las labores agrícolas y pecuarias. Algo así como una estrategia para ir formando una clientela para sus establecimientos comerciales. A su paso, los corajudos colonos que tuvieron la fortuna de llegar a ser campesinos propietarios explotaban la madera de los bosques talados, establecían “fundos” de pequeña y mediana extensión, en los que sembraban pasto pará, fríjol, maíz, plátano y café, producto que se anunciaba como apropiado para las tierras de media montaña y con una demanda asegurada en el exterior. Entre los cultivos de pan coger, los que garantizaban la seguridad alimentaria de las familias, sobresalían la caña de azúcar, el maíz, el fríjol, el plátano (hartón, dominico, guayabo, guineo, banano, etc.), la sidra y la arracacha, buenos para el engorde de gallinas y cerdos, y amables vecinos del café y, además, los tradicionales alimentos de los colonos y sus ancestros. A la par con la actividad agrícola, se iniciaban pequeños hatos que tenían su origen en las vacas y los terneros, los “atados” que posibilitaban la provisión de la leche para las familias. Desde luego, no podían faltar “las bestias”, caballares o mulares, los bueyes, fundamentales para el transporte de las personas y los productos, en tiempos en que sólo caminos de herradura existían entre las fincas y los pueblos y, en la mayoría de las ocasiones, entre unos pueblos y otros. 67

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Esta marea de campesinos antioqueños, que inició y llevó a cabo la epopeya colonizadora de su propia tierra de origen y de Caldas, Risaralda, Quindío y el norte del Valle del Cauca, estaba compuesta por hombres y mujeres, en su mayoría iletrados, acostumbrados a una vida dura y de privaciones en sus campos montañosos, a la convivencia con los espacios selváticos y su fauna salvaje, plagados, además, de insectos maláricos y humedad. En su empeño titánico, los sostenía, sobre todo, la esperanza de construir un futuro mejor para sus familias, su casi fanática fe en Dios y en María Santísima y su instinto de supervivencia, afinado en la lucha diaria contra una naturaleza todavía no domeñada por el hombre. Así los describe Ulises Vásquez Vargas: “Ellos son el típico producto montañero, campesino, inculto; agricultores por tradición y por ancestro. Llevan un atuendo que los identifica y los singulariza: pantalón de tela, arremangado a la rodilla, alpargatas de fique, delantal de lona y camisa barata; cruza su pecho la banda de cuero que sustenta el carriel de numerosos bolsillos, en donde cabe todo un universo: los dados de hueso, cuerno o marfil, la barbera “Corneta Solingen”, que puede deslizarse suavemente sobre las mejillas pobladas por barba hirsuta o rasgar la piel del adversario en sangrante surco, a la hora de la contienda, la baraja, naipe o tute, ajada por el uso y el abuso, que alegrará la vigilia y el descanso; el pañuelo rabuegallo, de cuyas esquinas ha pendido más de una vez la vida de su dueño, en lances varoniles, el tabaco, la calilla o cosechero, liado en la casa familiar o adquirido en la fonda caminera; la yesca o el fósforo de palo, protegido en su cajita de nácar; la carta mustia, ajada, de la novia lejana o de la madre adorada; un infinito número de chucherías que van desde la “uña de la gran bestia” hasta la oración al justo juez, sin olvidar la navaja inoxidable, cuyos dos hojas se abren con fulgor diamantino… A su lado, o adelante, va la recua, la mulada o la bestia de silla o de carga. A su paso, desfilan los riachuelos, las hondonadas, las casuchas. A su paso, ondula la cubierta de su machete, que cuelga de su cintura. Una ruana, un poncho o una mulera descansa sobre su hombro o arropa su pecho fornido, dejando espacio para la cabeza altiva, de cabellos abundantes, cubierta por un sombrero venido a menos por el sudor, la lluvia y el barro… Este nuevo conquistador, este colonizador de fines del siglo XIX, busca horizontes, movido por la pobreza, sacudida ya la abulia, la pereza que fue su sello años 68

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

atrás, en pos de la aventura o deseoso de escurrir el bulto a las comisiones militares que, en nombre de uno u otro partido político, andaban por las veredas y aldeas incorporando soldados para la lucha fratricida que ha desencadenado la “Guerra de los Mil Días…” Hombres como el arquetipo que, románticamente, describe Vásquez Vargas fueron los heróicos protagonistas del proceso colonizador que determinó la aparición de poblaciones como Rionegro, Fredonia, Pácora, Sonsón (1797), Abejorral (1908), Aguadas (1914), Salamina (1825), Neira (1843), Santa Rosa de Cabal (1844), Manizales (1.848), Pereira (1863), Filandia (1878), Circasia (1884), Calarcá (1886), Armenia (1889), Montenegro (1890), El Águila (1899), Pijao (1902), Génova (1904) Sevilla (1903), Caicedonia (1910), Quimbaya (1914), La Tebaida (1916), y tantos otros asentamientos paisas, diseminados a lo largo y ancho de los actuales Departamentos de Caldas, Risaralda,Quindío, Valle del Cauca, Chocó, Tolima y los antiguos Territorios Nacionales. En todos estos lugares, resisten, contra los efectos disgregadores y unidimensionalistas de la modernidad y la postmodernidad, las diversas y particulares señas de identidad que componen el concepto de lo antioqueño o paisa. En esos pueblos y ciudades, una gran mayoría de sus habitantes come, bebe, habla, negocia, fantasea, hace humor, trabaja y ama…a la manera paisa: con un vitalismo entre gozoso y nostálgico, con la generosidad y el espíritu emprendedor que heredaron de sus ancestros montañeros. Sin embargo, no todos los ancestros de los caicedonitas actuales vinieron de Antioquia o Caldas. Muchos de los antiguos pobladores de nuestro Municipio empezaron a llegar a estas tierras, después de 1930, procedentes de distintos lugares de Colombia: El “Tolima grande”, la altiplanicie cundiboyacense, los Santanderes, el Cauca y Nariño y, desde luego, el plan del Valle del Cauca. Inmigrantes a los que hay que sumar los procedentes del Medio Oriente (árabes y judíos), los venidos del Ecuador y, esporádicamente, algunos europeos, gringos y chinos, que por estos lares han pasado.

69

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


CAPÍTULO TERCERO:

LA PRIMERA FUNDACIÓN DE CAICEDONIA ANTECEDENTES JURISDICCIONES EN LAS QUE ESTUVO INSCRITO EL TERRITORIO Antes de que nuestro territorio alcanzara unas entidades propias, como territorio de Zarzal, como corregimiento de Sevilla y como municipio del Valle del Cauca, antes de que se iniciara la colonización siquiera, esta comarca perteneció en el pasado a divisiones políticas diferentes al Valle del Cauca que, hoy, conocemos. Primero, formó parte del antiguo y extenso Estado Soberano del Cauca, creado por Ley del 15 de junio de 1857, al que correspondía un poco menos de la tercera parte de todo el territorio colombiano. Abarcaba Chocó, Valle, Cauca, Nariño y casi toda la actual Amazonia, sin contar la vasta extensión de selva que el país perdió en la guerra con el Perú, en la primera mitad del siglo XX. Posteriormente, en 1905, el país fue dividido en 34 Departamentos, tres de los cuales fueron el de Cartago, el de Buga y el de Cali. Entonces, este territorio, que formaba parte del Distrito de Zarzal, quedó formando parte del Departamento de Buga. Años después, en 1910, mediante Decreto 340 del 16 de abril, orgánico de la Ley 65 de 1909, dictado por el Presidente Rafael Reyes, se divide el país en 13 de Departamentos uno de los cuales es el Departamento del Valle, producto de la unión de los de Cali y Buga, pues lo que quedaba de Cartago había sido anexado a este último. 71

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Luego, la Asamblea del Valle, mediante Ordenanza Nº 8 del 13 de marzo de 1912, dispuso en su Artículo cuarto: “Mientras el poder legislativo no disponga otra cosa, el Departamento se denominará, para todos los actos oficiales, DEPARTAMENTO DEL VALLE DEL CAUCA”. LA EMPRESA DE BURILA El origen del Municipio de Caicedonia estuvo estrechamente vinculado a la Empresa de Burila, la cual se constituye en Manizales, capital del Departamento de Caldas, en el año de 1884, con el objetivo de explotar las riquezas mineras (especialmente, salinas y carboníferas) de un extenso predio de un área aproximada a las doscientas mil (200.000) hectáreas, que abarcaba los dominios de los actuales municipios de Armenia, Calarcá, Génova, Pijao, Sevilla, Zarzal y Bugalagrande. Dicho territorio, una enorme faja de terreno en forma de paralelogramo, estaba limitado así, según se declara en la escritura pública correspondiente: “Al norte, la prolongación, al oriente del meridiano terrestre, de una línea que partiendo de la quebrada “La Honda”, atraviesa el valle de La Vieja, hasta llegar a la cima de la Cordillera de los Andes, Alta Sierra de los Pijaos, como aparece en los títulos consultados para el deslinde; al occidente, lindando con tierras de Vallejuelo, cuyo lindero es la Sierra Alta de los Pijaos, como aparece en los títulos de propiedad, y más al sur, con los terrenos bajos de la Hacienda La Paila, determinados por una línea imaginaria paralela al camino público que va por la falda a la distancia de un miriámetro; al sur, con la línea que partiendo de la quebrada “Murillo”, desde su nacimiento, se prolonga hasta al oriente sobre el meridiano terrestre hasta la cima de la Cordillera Central y al oriente de dicha cordillera, denominada algunas veces, en antiguas escrituras, Alta Sierra de los Pijaos”. Estos inmensos territorios, tan imprecisamente delimitados en el instrumento público citado, habían sido entregados en el año 1641, por medio de cédula real, a los hermanos Juan Francisco y Juan Jacinto Palomino y, después de 72

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

cambiar de propietarios en varias oportunidades, habían llegado a las manos de los doctores Lisandro y Belisario Caicedo, quienes los ceden, por la suma de sesenta mil pesos, a la Empresa de Burila, en cuyo capital declarado les representaría el sesenta por ciento de las acciones. Dicha Empresa de Burila estaba conformada, según aparece en la cláusula cuarta de la escritura de constitución por: “El doctor Lisandro Caicedo, por sí y en representación de su hermano don belisario Caicedo; Pastor María Jaramillo, en representación de los señores General Eliseo Payán, General Ezequiel Hurtado, Federico Restrepo, Ignacio Vicente Martínez, Dr. Manuel María Castro, Dr. Primitivo Valencia, Dr. Joaquín Caicedo C., Dr. Luis Uricoechea, Juan de Dios Ulloa, Eduardo Holguín, Rafael Reyes, Diego Caicedo, Dr. Eladio Valencia y Vicente Romero; los accionistas de Cali, señores Ramón Sinisterra, Dr. Eustaquio Palacios, Jaime Otero, Dr. belisario Zamorano, Julio bertín, belisario buenaventura, Sra. Virginia C. de buenaventura, Manuel Carvajal, Luis F. Lozano, Gregorio Luis Velásquez, H. Simmonds, Elías Reyes, Leopoldo Triana, Dr. Manuel A. buenaventura, Sra. Emilia Caicedo, Sra. Manuela Caicedo de Triana, y José María Payán; Marcelino Arango, en su propio nombre y en representación de los señores Fortunato Cabal, Jesús María Cabal, José María Rivera G., Francisco Sinisterra M., José María Domínguez E., Juan de Dios borrero, Narciso Cabal C., Pedro Vicente Martínez Q., Dr. Manuel Antonio Sanclemente, Dr. Lucio Antonio Pombo, Manuel María Sanclemente, Dr. Lino Quintero; Norberto J. Gómez, en representación de los señores Dr. Francisco Felipe Martínez, José María buenaventura, Luis María Marmolejo, Jenaro Cruz, Luis González Z., Próspero Roldán y Tomás Wallis; Alfonso Robledo, en representación de los señores presbíteros Juan Nepomuceno Parra y Pedro Antonio Mantilla; Miguel Latorre, en representación del banco Industrial de Manizales; Simón López, en representación del banco del Estado del Cauca, con sede en Popayán; Félix bearrico, por sí y en representación de Félix A. bearrico; Víctor Cordobés; 73

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Manuel María Grisales; David R. Ceballos, en representación de sus hijos David y Salomón Ceballos, quienes, de su libre y espontánea voluntad, convinieron en asociarse para constituir una compañía con la denominación de “EMPRESA DE bURILA”, con capital limitado de cien mil pesos, dividido en mil acciones…” En las cláusulas octava y novena, correspondientes a los artículos 40, 41 y 42, de los Estatutos de la Empresa, se determinó reservar un lote de terreno de cuatro mil fanegadas, en el cruce de las vías del Tolima, el Valle del Cauca y Antioquia(Caldas), “lo más cerca posible de la confluencia de los ríos Barragán y Quindío”, en cuyo centro se marcaría el área para una ciudad con un área de cuatrocientas fanegadas, trazada conforme a las indicaciones y planos de un agente de la Empresa de Burila. De igual manera, se determinó que las tres mil seiscientas fanegadas de terreno restantes “se adjudicarían, a título gratuito, a los nuevos pobladores, fueran o no accionistas, en lotes cuadrados de veinticinco fanegadas por familia, con la condición de ocuparlos con cultivos y de perder la propiedad por el hecho de abandonarla”. Finalmente, se declaraba que esos mismos colonos tendrían derecho a un solar en el centro poblado, con la condición de que edificaran en él. Para cerrar esta breve reseña sobre la Empresa de Burila, conviene señalar que su grupo de accionistas era el producto de una alianza entre notables terratenientes del Valle del Cauca, el Cauca y representantes del alto poder político en Caldas y la capital del país, como podrá verse, a continuación: Rafael Reyes, Presidente de la República, entre 1904 y 1909; Elías Reyes, hermano del anterior; Daniel Gutiérrez y Arango, Gobernador de Caldas, Senador de la República, Representante a la Cámara por Caldas y por el Valle, miembro de la Asamblea Nacional Constituyente de 1905, Concejal de Manizales; Manuel Antonio Sanclemente, Presidente de la República en 1894; Manuel María Sanclemente, hermano del anterior; Alejandro Gutiérrez y Arango, primer Gobernador de Caldas, Ministro del Tesoro, varias veces Gobernador de Antioquia, Alcalde de Manizales; 74

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Eliseo Payán, Presidente de la República, entre1887 y 1888; Ezequiel Hurtado, Presidente (E.) de la República en 1884; Lucio Antonio Pombo, Presidente de la Corte Suprema de Justicia; los poderosos hermanos Cabal, de Buga: Fortunato, José María, Crisanto y Narciso; Pompilio Gutiérrez, Senador de la República, Presidente de la Cámara, Diputado a la Asamblea de Caldas; Marcelino Arango, Gobernador de Caldas y Ministro de Hacienda y Fomento, Ministro de Gobierno; Senador de la República y Representante a la Cámara, Diputado por el Cauca, Antioquia y Caldas; Manuel María Grisales, fundador de Manizales. Ellos, más los hermanos Belisario y Lisandro Caicedo y representantes de las más encumbradas familias del Valle. FUNDACIÓN DEL POBLADO DE CAICEDONIA Veintiséis (26) años después de protocolizada la constitución de la Empresa de Burila, los colonos que ocupaban el actual territorio del Municipio de Caicedonia (varias docenas de familias, por ese entonces, principalmente agrupados en la zona de Cuba, en torno a don Pompilio Henao y sus hijos Paulino y Andrés) empezaron a pensar en la necesidad de constituir un centro poblado que les sirviera de punto de encuentro y centro de aprovisionamiento, pues para ello debían realizar penosos desplazamientos a Armenia o San Luis de Sevilla, a través de tortuosos caminos de herradura y caudalosos ríos y quebradas. Para pasar de la intención a los hechos, a través de memorial, redactado por los señores Juan Francisco Díaz y Jorge Moreno, le hicieron saber al Dr. Daniel Gutiérrez y Arango, por esa época Gerente de la Empresa de Burila, con sede en Manizales, de su idea de fundar una población, en el lugar donde estaban asentadas las mejoras de la familia Henao y de don Rafael Hurtado. En la comunicación de respuesta, el Dr. Gutiérrez y Arango instó a los Henao y Hurtado a ceder sus terrenos para los propósitos comunitarios, a cambio de otros lotes con los que serían compensados. 75

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Ante esta sugerencia, Paulino Henao viajó a Manizales, a lomo de caballo, para formalizar la cesión de las posesiones comprometidas y la definición de los lotes que les serían dados por la Empresa de Burila, como compensación. En una ramada, levantada en un costado del actual Parque del Carmen, los colonos se reunieron el día tres (3) de agosto de mil novecientos diez (1910) para protocolizar el nacimiento de Caicedonia, según se consignaba en el Acta de Fundación, documento del que se elaboraron y firmaron tres ejemplares. El texto del Acta fundacional es: “En un punto denominado Cuba, jurisdicción del Distrito de Zarzal, Departamento del Valle y en terrenos de la Sociedad de burila, los abajo firmados, nos hemos reunido hoy tres de agosto, con el fin de fundar una población, la cual declaramos fundada con el nombre de Caicedonia, en memoria de los primitivos dueños de estas tierras, o sea la familia de Caicedo, y principalmente del Dr. Lisandro Caicedo (q.e.p.d.), último propietario de los terrenos de burila. La población la ponemos bajo la protección y amparo de nuestra Señora la Virgen del Carmen, que será nuestra patrona y a la que desde hoy imploramos humildemente y con toda reverencia para que nos proteja e interceda con su Santísimo Hijo y derrame sus bendiciones sobre nosotros, nuestros hijos y nuestras familias, así como le pedimos prosperidad y adelanto en nuestra obra, que llenos de fe y entusiasmo acometemos hoy, prometiendo darle el mayor impulso posible hasta verla coronada por la prosperidad y el progreso. “Para que conste firmamos tres ejemplares iguales, uno en papel sellado que se pondrá en el archivo de la población y los otros dos, enviar uno al Sr. Dr. Daniel Gutiérrez y Arango, Gerente de la Empresa, y para conservarlo por el señor Juez Poblador, el otro. En Caicedonia, agosto 3 de 1910. El Gerente, Daniel Gutiérrez y Arango (Fdo.), Alonso Gutiérrez (fdo.), José J. Londoño, Manuel Jaramillo, Joaquín Parra, Jesús María Ramírez, José María Zapata, Rafael A, Hurtado, Calixto Laverde, Cayetano Ayala, el Secretario de la Junta Jorge Moreno, el Juez Poblador Juan Francisco Díaz, Jesús María Velásquez, Rubén A. 76

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Vallejo, Ángel María beltrán, Francisco Vera, Paulino Henao, Pedro María Ramírez, Juan Gregorio García, Marco J. López, David Sepúlveda, Marco A. Grisales, Enrique Gómez, Jesús M. Rodríguez, Andrés M. Valencia, Zenón baena, Carmelo García, Jesús A. Osorio, Rafael Loaiza, Damián Velásquez, Hipólito Giraldo V.” En total, asistieron al acto fundacional treinta y una personas, según consta en el Acta. Además, aunque no aparecen reseñados en el Acta de Fundación, se les reconoce la condición de fundadores a los señores Marcos Castaño, Marco Emilio Ocampo, Andrés Henao, Luis Zuluaga, Lucas Alvarán, Félix Villa, Jesús María Velásquez, Ismael Zuleta, Joaquín Parra, Manuel Ospina, Ricardo Zapata, Dolores Buitrago, Rafael Molina, Julio Vélez y Víctor Suárez, personas que apoyaron el proceso prefundacional y postfundacional, pero, por diversa razones no estuvieron el tres de agosto de 1910 o no sabían firmar, como fue el caso de don Lucas Alvarán. Así narraba la señora Ofelia Giraldo, cuñada de don Jesús María Velásquez, en entrevista concedida para el libro “Caicedonia: Hito de una Concepción Colonizadora”, los detalles más cercanos al acto de fundación de Caicedonia: “…oímos decir que el Dr. Caicedo (sic.) iba a regalar terrenos para hacer un pueblo y allí en la casa se reunían los vecinos y se venían todas las tardes a tumbar montaña para hacer el caserío. Recuerdo de ellos a don Jesús Ramírez, casado con Teresa Rincón; a don Paulino Henao; a don Andrés Henao; a don Lucas Alvarán, casado con Clotilde Santa, colindantes con mi cuñado; a don José María Zapata, Agustín Osorio, Juan Antonio Osorio, Jesús María Osorio, a quien apodaban “Chucho Feo”; a don Marco Castaño, a quien llamaban “Chapola”, cuñado de Jesús María Velásquez, porque estaba casado con Clara Velásquez; a don Gregorio Vásquez, casado con Ifigenia González, quien tenía una mejora en “El Bosque”. Por el lado de Zúñiga, estaban Ventura Moreno, Pedro Moreno, Ventura Moreno hijo, Zenón Baena. “Cuando ya limpiaron la placita, la primera casa que se construyó, una ramada, fue la de Jesús María Velásquez, era larga y estaba atravesada 77

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

dentro de la Plaza del Carmen; poco a poco, fueron haciendo más casitas; allí, en la ramada, mi cuñado vendía aguardiente y telas y, en las esquinas, sobre los troncos de los árboles, como si fueran mesas, se hacían los mercados los domingos. Después, don Paulino Henao hizo la ramada donde está la Iglesia. Comenzó a llegar gente, ponían negocios, hacían casitas, las hacían de enchinado de guadua y las puertas de esterillas y el oso rondaba las casitas; atrás de la Iglesia, mataron a un oso carinegro. Recuerdo que Sandalio Guerrero era un indiecito bajito, moreno; la pelea con el oso fue por el Alto de Barragán… no había zancudos y el agua se traía de La Camelia, en tarros de guadua; tomábamos una bebida de cuasia y limón, para los fríos y fiebres…” Especial importancia reviste el hecho de que, una vez decidida la fundación del centro poblado, el Dr. Gutiérrez y Arango envió al ingeniero Julián Arango para el levantamiento de los planos de la futura ciudad. Esto es claro indicativo de que Caicedonia no fue un fruto del azar ni del espontaneísmo, sino de un plan que contó con la mentoría del Dr. Gutiérrez y Arango y con el apoyo de la Empresa de Burila, quienes, con los recios y tesoneros colonos, la proyectaron cuidadosamente. Lo que no quiere decir que, desde un principio, Caicedonia haya sido un modelo en materia arquitectónica, pues los pocos elementos constructivos de que disponían los colonos apenas permitieron el levantamiento inicial de ranchos de esterilla de palma de cuesco o de chonta o de madera y guadua, unos acá, otros más allá, en muchos casos, contrariando el orden previsto en la escritura de donación de los terrenos. Aunque está claro que el Dr. Gutiérrez y Arango no fue el único fundador de Caicedonia, pero, tampoco un fundador a distancia, debe resaltarse el papel, como actor de primer orden, cumplido por este personaje de nivel nacional que se destacó como médico, ensayista, congresista y funcionario del gobierno. Fue él quien marcó los tiempos del proceso de fundación, quien estuvo detrás de la producción de los instrumentos jurídicos que protocolizaron los diferentes pasos que se requirieron para la fundación del poblado y la consolidación del lento proceso de urbanización y de elevación a la condición de corregimiento y de municipio, esta última alcanzada en 1923. 78

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Por otro lado, aunque todo parece indicar la existencia de unas relaciones signadas por la concordia entre los colonos y la Empresa de Burila, según muy autorizados estudios, en muchas ocasiones, esas relaciones fueron en extremo conflictivas y, por momentos, bordearon en la injusticia flagrante contra los intereses de los esforzados poseedores de unos terrenos ganados a la naturaleza salvaje, después de años de fiera lucha. De estos conflictos nos da idea el relato, de fuente ya citada, de la señora Ofelia Giraldo: “En 1925, me casé con Rogelio Monroy, un policía que venía en una comisión a cuidar las tierras de la Empresa de Burila, porque los colonos se apoderaban de ellas…” Por otro lado, es importante puntualizar que tales conflictos excedieron las fronteras de Caicedonia y aún las del territorio de la Empresa Burila, contra la cual arremetía, permanentemente, la dirigencia política del Estado del Cauca, jurisdicción política que abarcaba casi la tercera parte del territorio de Colombia y que fue sometida a un proceso de desmembramiento paulatino, que se inició, en 1904, con la creación de Departamento de Nariño, siendo Presidente Rafael Reyes, accionista de la Empresa de Burila. Furiosos los caucanos, con el fin de cobrarse ese golpe de Reyes, mediante la Ordenanza número 36 del 7 de julio de 1904, elevan el Corregimiento de Calarcá, que formaba parte del Cauca, a la condición de Distrito Municipal, sabiendo que su territorio, aún no definido oficialmente, estaba dentro del inmenso globo de terreno de la Empresa de Burila. Para completar su objetivo de fastidiar al Presidente Reyes, en 1.907, la Asamblea del Cauca concedió a Calarcá un territorio de 77.343 hectáreas, lo cual le permitía al Municipio legalizar la titulación de tierras a los colonos, en perjuicio de la Empresa de Burila. Entonces, el Presidente Reyes, en represalia por lo actuado por la Asamblea del Cauca, vuelve a seccionar ese Departamento, separando de él el área disputada y anexándosela al Departamento de Caldas, con lo cual los colonos pasan a ser gobernados, de alguna manera, por sus contradictores, si tenemos en cuenta que gran parte de los accionistas de la Empresa de Burila eran de Caldas. Así, la Empresa influía en el nombramiento de Corre­ gidores en los pueblos nacientes en su jurisdicción, para que se hostigara a los colonos y en lo posible se les expulsara de sus mejoras, si no accedían a resarcir económicamente a Burila. En ese forcejeo, muchos humildes 79

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

campesinos fueron a parar a la cárcel. A tal punto se exacerbaron los ánimos que, en una ocasión, se llegó hasta el abierto desconocimiento de la autoridad, cuando decenas de colonos presos fueron liberados por Zabulón Noreña, colono también, quien, al mando de un grupo de ochenta hombres a caballo, violentó las puertas de la cárcel de Calarcá y liberó a sus compañeros de lucha. Otro episodio que da cuenta de esta puja, entre los colonos y la Empresa de Burila, es el del abogado Catarino Cardona, quien ejercía en Calarcá y quien ayudó a cientos de colonos en el litigio por la titulación de sus posesiones. Para apoyar sus alegatos, recomendaba a los colonos la siembra intensiva de los terrenos que ocupaban con café, cacao, plátano y cultivos de pan coger, en consonancia con lo dispuesto por la Ley 61 de 1875, cuyo Artículo 1 disponía: “Todo colono que ocupe terrenos incultos pertenecientes a la Nación, a los cuales no se les haya dado aplicación especial por la ley, y establezca en ellos habitación y labranza, adquiere derechos de propiedad sobre el terreno que cultive, cualquiera que sea su extensión”. En respuesta, los accionistas de Burila, validos de su poderosa influencia, lograron que el doctor Catarino Cardona fuera declarado leproso y recluído en Agua de Dios. Sin embargo, el recursivo abogado, a través de pruebas médicas irrefutables, demostró que no era verdad que fuera leproso y volvió para continuar su valerosa defensa de los colonos. En 1939, por fin, un juzgado de Tuluá declaró la invalidez de los argumentos y títulos de la Empresa de Burila, invocando la Ley 200 de 1934, la famosa Ley de Tierras, la cual dispuso que la tierra era para el que la trabajaba. Desde luego, en Caicedonia, las contradicciones no fueron tan agudas, pues el poblamiento urbano y rural de una buena parte del territorio contó con la anuencia de los propietarios de la Empresa de Burila, dado el peso en las decisiones del doctor Daniel Gutiérrez y Arango y su enorme afecto por nuestro naciente Municipio. Recordemos que la Empresa donó cuatro mil fanegadas para tal propósito: tres mil seiscientas para el sector rural y cuatrocientas para el poblado. Sin embargo, todo indica que los problemas se iniciaron cuando la colonización excedió el globo de terreno señalado en esta donación y la inmigración de colonos sobre la zona continuó creciendo de manera incontrolable. 80

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


CAPÍTULO CUARTO:

LA SEGUNDA FUNDACIÓN: CREACIÓN DEL CORREGIMIENTO Y DEL MUNICIPIO DE CAICEDONIA ELEVACIÓN DEL POBLADO A LA CONDICIÓN DE CORREGIMIENTO En abril de 1910, por Decreto número 340, se dividió el territorio nacional en trece Departamentos, uno de los cuales resultó ser el Valle del Cauca, producto de la unión de los Departamentos de Buga y Cali, en cuya jurisdicción quedó nuestro territorio. El 3 de agosto de 1910, como ya se relató, se fundó el poblado de Caicedonia. De manera inmediata, sus diligentes fundadores y demás habitantes, desperdigados en los entornos del caserío, donde se dedicaban a labores agrícolas y pecuarias (cultivos de pan coger y cañaduzales y ganadería extensiva de bovinos, caballares y porcinos), se aplicaron en el propósito de lograr, ante el Concejo Municipal de Zarzal, municipio al cual pertenecía este territorio, su elevación a la categoría de Corregimiento, lo cual se consiguió el día 11 de diciembre de 1910, según Acuerdo número 6 del Honorable Concejo Municipal. Luego, el Acuerdo número 6 fue aprobado por la Gobernación del Valle del Cauca, mediante la Resolución número 9 de enero 18 de 1911. Con entusiasmo y pompa sorprendentes, si se tiene en cuenta el reducido número de habitantes y su condición de humildes campesinos, el 16 de marzo de 1.911, se procedió a la inauguración oficial del nuevo Corregimiento. 81

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Ese día se levantó un acta, en la cual consta la asistencia del Alcalde de Zarzal, don Rozo Varela, y de su Secretario, don Manuel Morales; del Gerente de la Empresa de Burila, Dr. Daniel Gutiérrez y Arango; del señor Segundo Libreros, representante del Concejo Municipal. Se informó acerca de la delimitación entre el Corregimiento de San Luis y el de Caicedonia, tarea adelantada por una comisión intercorregimental, integrada por los señores Francisco Ceballos, Benjamín Hernández, Isaac Orozco y Antonio J. Restrepo. Los límites del recién creado Corregimiento fueron demarcados de la siguiente manera: “Del desemboque del río Pijao sobre La Vieja, siguiendo Pijao arriba hasta donde se encuentra con la quebrada La Suiza; de esta confluencia, siguiendo un camino por el cual se conduce a la salida de Aures, hasta la cordillera donde se une con el camino que conduce a la salida de burila, al punto denominado La Cimitarra. Esta línea se prolongará en la misma dirección hasta encontrarse con el límite del Distrito de bugalagrande. Esta línea divisoria se considera provisional y sólo tiene efecto para la jurisdicción y mando de las respectivas autoridades…” Además, durante esa jornada fue nombrado como Inspector de Policía el señor Marco A. Gaviria y como su suplente el señor Joaquín Caro. El Dr. Gutiérrez y Arango hizo el anunció sobre la donación de los terrenos, por parte de la Empresa de Burila, para iglesias, oficinas públicas, plazas, escuelas, orfanatos, hospital, coliseo, matadero público, parques, avenidas, etc., ofrecimiento que fue celebrado ruidosamente por los asistentes al acto. Meses después, el 18 de agosto de 1911, en el Municipio y cabeza de Distrito de Zarzal, mediante escritura pública otorgada ante el Notario de Zarzal, Pedro A. Cifuentes, el Dr. Daniel Gutiérrez y Arango efectúa la donación, al Corregimiento de Caicedonia, del conjunto de lotes para las edificaciones y espacios públicos ofrecidos durante la inauguración del Corregimiento, según se puede apreciar en aparte dedicado a la reproducción de la escritura pública citada. 82

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

ESCRITURA NÚMERO UNO, POR LA CUAL SE CEDEN LOS TERRENOS PARA ESPACIOS PÚBLICOS DE CAICEDONIA. “NÚMERO UNO.- En el Corregimiento de Caicedonia, Departamento del Valle, República de Colombia, a dieciocho (18) de agosto de mil novecientos once (1911), ante mí, Pedro Antonio Cifuentes Orozco, Notario Público del Distrito del Zarzal, y los testigos señores Juan de Jesús Correa y Rafael Molina, vecinos del mismo distrito, varones mayores de edad, de buen crédito y en quienes no concurre ninguna causal de impedimento, compareció el señor doctor Daniel Gutiérrez y Arango, Gerente de la sociedad anónima denominada “Empresa de burila”, domiciliada en Manizales, Departamento de Caldas, y el señor Joaquín Caro, Inspector del Corregimiento de Caicedonia, debidamente autorizado por el señor Personero Municipal, según oficio número 14 del 16 de los corrientes, cuyo original se agrega, y dijo el primero: Que por el presente público instrumento hace donación al Corregimiento de Caicedonia, Distrito del Zarzal, fundado el 20 de julio de 1910, de los siguientes solares y manzanas, para edificios públicos, situados dentro del área de la población, explicado dentro de la escritura número cuatrocientos treinta y uno, otorgada en Manizales, con fecha 28 de julio de mil novecientos once (1911), ante el Notario Segundo de aquel Circuito, es, a saber: A.- Media manzana de la marcada con el número sesenta y siete, en el plano respectivo, situada en la plaza de El Carmen, alinderada así: por el norte, con la plaza dicha; por el sur y oriente, con calles públicas, y por el occidente, con solares hoy de Francisco Díaz y Antonio María Aguirre, destinada para iglesia y casa cural y para una escuela de primeras letras. b.- El solar número tres de la manzana ciento treinta y cuatro, sito en la plaza de Caicedo, que la componen las manzanas ciento cincuenta y dos y ciento cincuenta tres, de veintidós y media varas de frente por cuarenta y cinco de centro, alinderado así: por el norte, con la plaza dicha; por el oriente, con solar número dos, contando de oriente a occidente; por el occidente, con solar número cuatro, y por el sur, con solar número siete, y se destina para Casa Municipal. C.- Dos solares de veintidós y media varas de frente por cuarenta y cinco de centro cada uno, en la manzana número ciento setenta y ocho, marcados con los números dos y tres y alinderados 83

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

así: por el norte, con los solares seis y siete de la misma manzana; por el sur, con la plaza del Centenario, compuesta de las manzanas ciento cincuenta y ocho y ciento cincuenta y nueve; por el oriente, con el solar número uno, y por el occidente, con el solar número cuatro, contando de oriente a occidente, y se destina para oficina de Correos y Telégrafos, Juzgados e Inspectoría. D.- Media manzana, de cuarenta y cinco varas de frente, hacia la plaza del Centenario, por noventa de centro, hacia el oriente, alinderada así: por el norte, con la avenida de Antioquia; por el occidente, con la plaza del Centenario; por el oriente, con calle pública, y por el sur, con los solares uno, dos , tres y cuatro, de la misma manzana, y se destina para iglesia catedral. E.- Los solares número seis y siete de la manzana ciento treinta y nueve de veintidós y media varas de frente por cuarenta y cinco de centro cada uno, y alinderados así: por el norte, con la plaza del Centenario; por el oriente, con solar número cinco; por le occidente, con el solar nímero ocho; por el sur, con solares números dos y tres y tres, de la misma manzana, y se destinan para colegio de señoritas y escuela de niñas. F.- Los solares números seis y siete de la manzana ciento setenta y nueve, alinderados así: por el norte, con calle pública; por el oriente, con solar número cinco; por el sur, con solares números dos y tres, y por el occidente, con el solar número ocho, y se destina para Colegio de Jóvenes y Escuela de Niños. G.- La manzana doscientos ochenta y seis, alinderada por el norte con calle pública; por el oriente, con calle pública; por el occidente, con calle pública, y por el sur, con la plaza de La Concordia, manzanas números doscientos sesenta y dos y doscientos sesenta y tres y se destina para cárcel pública. H.- La manzana número doscientos cuarenta, alinderada así: por el norte, con la plaza de La Concordia; por el oriente, sur y occidente, con calles públicas, destinada para hospital, orfanato y casa de las Hermanas de la Caridad. I.- La manzana doscientos dieciséis, alinderada por todas partes con calles públicas y destinada para biblioteca y museo, escuela de artes, escuela industrial, escuelas normales. J.- La manzana número ciento ochenta y cuatro, alinderada por todas partes con calles públicas, destinada para matadero público. K.- la manzana número ciento sesenta y cinco, alinderada por todas partes con calles públicas, destinada para coso público. L.- Las manzanas trescientos dieciocho y trescientos 84

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

diecinueve, alinderadas por todas partes con calles públicas y destinadas para cementerio católico. Ll.- Las manzanas números ciento cincuenta y dos y ciento cincuenta y tres, alinderadas con calles públicas y destinadas para plaza de ferias, denominada plaza de Caicedo, en memoria del señor doctor don Lisandro Caicedo, caballero de grandes méritos y anterior dueño de estos terrenos. M.- Las manzanas, número ochenta y dos, llamada plaza del Carmen; números cincuenta y nueve y sesenta, llamada plaza de bolívar; ciento veintiséis, llamada plaza de berrío; ciento cincuenta y ocho y ciento cincuenta y nueve, plaza del Centenario; doscientos cincuenta y seis y doscientos cincuenta y siete, plaza de la Arboleda; doscientos sesenta y dos y doscientos sesenta y tres, plaza de La Concordia; trescientos cuarenta, plaza de burila; trescientos ochenta y dos, plaza de la Independencia; trescientos setenta y siete, plaza de La Constitución, todas alinderadas, por los cuatro puntos cardinales, con calles públicas. N.- Una avenida de veinticinco metros de anchura, dirigida de norte a sur, llamada Avenida de la República. Ñ.- Dos avenidas de oriente a occidente, de veinte metros de anchura, la del norte llamada de Antioquia y la del sur llamada del Cauca. O.- Las calles públicas dentro del área de cuatrocientas manzanas y una calle circular de veinte metros de ancho. El donante declara: Primero; que cede los inmuebles expresados para el uso de la población de Caicedonia; que no han sido vendidos, enajenados ni traspasados a ninguna otra persona; que todos los que tengan lotes de mejoras dentro del área de población, están obligados a dar las calles públicas; que no podrán ser destinados a otros usos, ni vendidos, enajenados ni traspasados y, caso contrario, volverán a ser de propiedad del donante; que están libres de todo gravamen, censo e hipoteca; que los cede con todas sus anexidades, usos y servidumbre; el señor Joaquín Caro, que está presente, en representación del señor Personero Municipal, dijo: que acepta esta escritura y la cesión que por ella se hace a la población de Caicedonia. El donante advierte que los inmuebles cedidos los hubo por amparo que hizo con las dotes de las cédulas seiscientos cincuenta y ocho, seiscientos cincuenta y nueve y seiscientos noventa y uno de la Sociedad Anónima denominada Empresa de burila, por arreglos con los señores Carlos Gutiérrez y Domingo Londoño, todo según la escritura número cuatrocientos 85

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

setenta y uno, otorgada en Manizales, el 28 de julio de 1911, ante el Notario Segundo del Circuito; y sesenta plazas compradas al señor Paulino Henao, según la escritura número 1.058, otorgada ante el Notario de Armenia, Departamento de Caldas, el 17 de octubre de 1910. Para los efectos fiscales se estima este contrato en la suma de cien pesos papel moneda. Se pagaron los derechos de registro como consta de la boleta que se agrega y se advirtió a los otorgantes la obligación de hacer registrar este instrumento dentro del término legal. Firman con los testigos expresados, por ante mí. En este estado se advierte que los donatarios, o sea Caicedonia, quedan en la obligación de construir los edificios para que se han destinado los solares y terrenos, y hacer cumplir este contrato en todas sus partes. (Firmados) Daniel Gutiérrez y Arango, Joaquín Caro. Testigo: Juan de Jesús Correa. Testigo: Rafael Molina. El Notario, Pedro A. Cifuentes O. Recaudación de Hacienda Departamental. Zarzal, agosto 18 de 1.911. Pagó el doctor Daniel Gutiérrez y Arango $ 0.50, deducidos de cien pesos valor de un lote de terreno que cede al Corregimiento de Caicedonia. El Recaudador, Delio Pérez”. Como puede verse, los fundadores tenían en mente una Caicedonia generosa en materia de espacios públicos, salpicada de verdes oasis, sus parques, repartidos a lo largo y ancho del perímetro urbano. Sin embargo, aunque la donación de los terrenos estaba condicionada a que no podría cambiarse la destinación de los lotes asignados en la escritura pública correspondiente, ni transferirse a ningún título, es evidente que la dinámica urbana de la ciudad se apartó, en muchos casos, de lo planificado por quienes visionaron el proyecto original de cabecera municipal de Caicedonia, conservando, eso sí, el ancho estipulado para sus calles y avenidas. Estos cambios, considerados por algunos fundamentalistas del Derecho unas demandables violaciones a la voluntad de los donantes, los accionistas de la Empresa Burila, son apenas una confirmación de lo mucho que va de la teoría a la práctica, de la idea del desarrollo a la ejecución del desarrollo 86

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

por parte del ser humano, sometido a circunstancias casi siempre difíciles de precisar por su carácter cambiante, lo cual hace que se desborden, en parte o en todo, las previsiones de los planificadores y visionarios. CONSTRUCCIÓN E INAUGURACION DE LA PRIMERA CAPILLA Y CREACIÓN DE LA VICEPARROQUIA DE CAICEDONIA: Si nos atenemos al testimonio de don Joaquín Parra, uno de los fundadores de la aldea inicial que fue Caicedonia, el proceso de poblamiento, que siguió al acto fundacional del 3 de agosto de 1910, estuvo caracterizado por los altibajos. Empezó con mucho entusiasmo el levantamiento de las viviendas (“ranchitos”, los llama don Joaquín), pero la dureza del clima, cálido y húmedo por efecto de la selva, y el acoso de las enfermedades, especialmente, la malaria, la fiebre amarilla y las infecciones intestinales, desanimaron a muchos de los pobladores y condujeron al abandono, por parte de un buen número de ellos, de sus casuchas de esterilla de chonta y guadua o de madera, y techo de paja o de canal de guadua; o de bahareque y techo de teja de barro, ya en la década de los treinta. Sin embargo, el espíritu aventurero y colonizador que crecía entre los antioqueños y caldenses y que se extendía a los habitantes de otros Departamentos, en un país de pobres, realimentaba el proceso poblador de la naciente aldea y de los terrenos de su entorno más distante, de modo que, pese a los obstáculos, que a tantos sacaron corriendo, Caicedonia crecía sin prisa, pero crecía. De la lectura de diferentes documentos que dan cuenta de los orígenes del Municipio, se deduce que la acendrada religiosidad de sus primeros pobladores fue uno de los factores que más contribuyó al fortalecimiento de su voluntad de mantenerse en su empeño de construir un futuro para sus familias en estos parajes feraces, pero, climáticamente, feroces y, además, aislados, pues la comunicación con los también jóvenes pueblos vecinos se hacía a través de cenagosos caminos, a pie o a lomo de mula o caballo. Por lo cual, salir a Sevilla o Armenia era un problema de una, dos o tres jornadas, según fuera la crudeza del invierno, con el agravante de que, también, en esos municipios la escasez de recursos para la salud, la alimentación (física 87

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

o espiritual), la vestimenta o el mejoramiento de las construcciones era bien significativa, aunque no tanto como por estos contornos. Ese hálito de esperanza que la religión insufla en la vida de los humildes (todos los colonos lo eran), debió resultar ampliamente fortalecido con la construcción de la primera capilla, obra de los fundadores y primeros inmigrantes, quienes el 24 de julio de 1913, asistieron a la bendición de ese recinto: su capilla vice-parroquial de Caicedonia, por parte del sacerdote Ángel María Camacho, quien había sido delegado para tal efecto por el presbítero Marco Tulio Villegas, Párroco de San Luis (Sevilla). Así, durante cerca de ocho años, los caicedonitas siguen siendo asistidos espiritualmente por la parroquia de San Luis, división administrativa que, mediante Ordenanza número 26 del 2 de abril de 1914, emanada de la Asamblea Departamental del Valle del Cauca, pasó de ser Corregimiento de San Luis a ser Municipio de Sevilla, del cual entraba a formar parte el Corregimiento de Caicedonia. A partir de 1922 y hasta 1926, hace las veces de Vice-párroco de la capilla el padre Gregorio Nacianceno García, a quien sucede el padre Maximiliano Restrepo, por unos pocos días, pues muere debido a achaques propios de su ancianidad. PIONEROS DE LA EDUCACIÓN EN CAICEDONIA Uno de los hechos más sorprendentes que se advierten al indagar, a través de diversos medios, acerca del desarrollo histórico de Caicedonia, especialmente, de sus primeros sesenta años de vida municipal, es el ansia inocultable de educarse y educar que, desde los albores de la población, caracteriza a los caicedonitas. Entre los pioneros de los procesos educativos, en estos lares, se dan por igual las iniciativas privadas y las públicas. Parece ser que la primera escuela de varones fue producto de la gestión privada de don Juan Esguerra, quien, durante algunos meses, recién fundado el caserío, intentó enseñar primeras letras en su casa de habitación, pero, por causas que se desconocen, 88

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

desistió y retornó a Zarzal, de donde procedía. También se atribuye a los señores Manuel Suárez y Luis Zuluaga la condición de posibles pioneros de la actividad educativa en Caicedonia, en su condición, también, de institutores privados. Sobre lo que sí hay absoluta certeza es sobre quien fue la primera maestra oficial. Este honor recae en: Dolores Zuluaga Giraldo, designada, en el año 1912, por la Dirección Departamental de Educación del Valle del Cauca, como maestra de la Escuela Mixta Oficial, primer establecimiento educativo reconocido como oficial por las autoridades educativas seccionales, si atendemos a lo registrado en la “Monografía de Caicedonia”, editada por la Tipografía Atalaya en 1954, con el auspicio de don Luis Ernesto Arbeláez y redactada por un equipo de educadores del Municipio, especialmente del Colegio Bolivariano. En 1916, Dolores Zuluaga es reemplazada en la dirección del establecimiento educativo por Carmen Emilia Marín, a quien, años después, sucede doña María de Jesús Giraldo, posteriormente, reemplazada por doña Concepción Ocampo y Arias, mejor conocida como “Conchita”. Precisamente, es “Conchita”, durante muchos años maestra de primaria, quien, en 1936, fundó el Instituto Femenino, entidad que combinaba los saberes académicos del bachillerato clásico no oficial con la enseñanza de artes no formales como la mecanografía, la contabilidad, la modistería, los tejidos, la culinaria y la pintura al óleo. ELEVACIÓN DEL CORREGIMIENTO DE CAICEDONIA A LA CONDICIÓN DE MUNICIPIO Retornando de esta digresión al proceso de formación del pueblo de Caicedonia, es importante apuntar que, en 1915, el primer Juez Poblador, Juan Francisco Díaz, fue sustituido por una Junta Pobladora, cuyos Presidente y Vicepresidente eran don Félix A. Villa y don Miguel Duque. El 30 de septiembre de 1919, en asamblea popular, se decide realizar el primer intento para lograr que el Corregimiento de Caicedonia sea erigido como Municipio por parte de la Asamblea Departamental. 89

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Para llevar la vocería de los caicedonitas se acuerda una Junta Pro-Municipio, cuya integración fue la siguiente: Presidente: Rafael Ramírez; Tesorero: Vicente Cambas; Secretario: Erasmo Cuartas; acompañados por Francisco Marulanda, Miguel Duque, Félix A. Villa, Aristides Prado, Juan de Dios Alzate, Miguel A. Restrepo, Pablo Ceballos, Roberto López y Julio Arias, Junta que da idea de un profundo cambio en comparación con el “notablato” que, en 1.910, promovió la fundación. Al consultar al Dr. Daniel Gutiiérrez y Arango sobre esta aspiración, él los convenció de lo prematuro de la idea y el asunto se aplaza hasta tres años después, cuando se reactiva la idea promunicipalista y, con el consentimiento y la colaboración decidida del Dr. Gutiérrez y Arango, se lleva el reclamo ante la Asamblea Departamental, en razón de que el Corregimiento ya supera los cinco mil habitantes y genera recursos razonables para su funcionamiento, entre mil y dos mil pesos de esa época. Después de una larga puja con la Asamblea y con las autoridades y dirigencia política y cívica del Municipio de Sevilla, pues nuestra dirigencia local aspiraba a que se le asignara mayor territorio por la parte norocidental y, como es apenas lógico, los sevillanos no querían la secesión de los ricos territorios comprendidos dentro de la jurisdicción del Corregimiento de Caicedonia, se logra que, a través de la Ordenanza número 21 del 20 de abril de 1923, se nos conceda la autonomía reclamada y se eleve el Corregimiento de Caicedonia a la condición de Municipio. La Ordenanza que así lo determinó fue firmada por los Dres. Domingo Irurita y Elías Quijano, Presidente y Secretario de la Asamblea y sancionada por el Gobernador José Ignacio Vernaza, previa revisión y firma de su Secretario de Gobierno, Dr. José Miguel López. De acuerdo con lo dispuesto por la Ordenanza Nº 21, la vida jurídica y administrativa del Municipio de Caicedonia se inició el 1 de septiembre de 1923. Ese día, en acto solemne, se inauguró el Municipio, llevando la palabra el Gobernador, José Ignacio Vernaza y, en representación de la ciudadanía local, el Dr. Benjamín Tejada Córdoba. En esa misma fecha, se inauguró el puente “Pompilio Gutiérrez” sobre el río Barragán. Como colofón de la 90

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

histórica jornada, se levantó un acta de inauguración, la cual fue signada por personajes municipales como Miguel Ángel Valle, Juan de Dios Giraldo, Marco A. Urrea, Marco Gaviria, Nazario Maya, Miguel A. Restrepo, Rodolfo Gómez, Ramón Serna y Félix A. Villa. Ese mismo día, el señor Gobernador informó sobre los nombramientos de los señores Nazario Maya S. y Rodolfo Gómez P., como Alcalde titular el primero y como suplente el segundo. Como integrantes de una Junta Sustitutiva del Concejo Municipal, hasta el siguiente 1 de noviembre, cuando se eligieran los primeros Concejales Municipales, se nombró a los siguientes ciudadanos: Efrén López, Miguel Ángel Valle y Rogelio Jaramillo. Ellos nombraron a Rogelio Jaramillo como primer Tesorero Municipal. Meses después, fue elegido el primer Concejo Municipal de Caicedonia, cuyos integrantes fueron: Eduardo Trujillo, su Presidente, y Benjamín Parra, José Bedoya, Lázaro Correa, Marco A. Urrea y Ramón Serna G. En la Ordenanza número 21 del 20 de abril de 1923, se le asigna a Caicedonia el territorio comprendido dentro de los límites siguientes: “Por el occidente y por el norte, del punto de Veracruz, sobre el río Pijao, hasta la confluencia con el río Palomino; de este punto hasta la desembocadura del río Pijao, en el río La Vieja; por el oriente, río La Vieja arriba hasta donde toma el nombre de río barragán y por éste arriba hasta la desembocadura de la quebrada Sinaí; por ésta arriba hasta su nacimiento: de aquí una línea recta al camino que atraviesa de Sevilla a Génova, y camino abajo hasta el alto de los Capotes; por el sur, del alto de los Capotes, línea recta al nacimiento de la quebrada bolivia, siguiendo el curso de ésta hasta su desembocadura en el río Pijao, y por éste abajo hasta Veracruz, punto de partida de la delimitación”.

91

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


CAPÍTULO QUINTO

1923 - 1948: LA TERCERA FUNDACIÓN LA TESIS DE LAS MUCHAS FUNDACIONES DE CAICEDONIA Desde que empecé a incursionar en la lectura de textos sobre la historia de Caicedonia y en la reflexión sobre múltiples acontecimientos de esta comunidad, a los que he estado ligado de manera directa, como espectador cercano la mayoría de las veces y como protagonista en algunas afortunadas ocasiones, tuve la certeza de que el desarrollo de nuestro Municipio no había tenido como único hito germinal el acto fundacional del 3 de agosto de 1910 sino que el mismo era el producto, no acabado, de una sucesión de múltiples acciones, a cargo de innumerables protagonistas que, por particulares motivaciones y en diferentes momentos o épocas, constituyeron saltos hacia delante de la comunidad caicedonita, en términos de progreso material, económico, social o cultural. Es decir, de lo que se trata es de reconocer a Caicedonia como un espacio y un colectivo humano en permanente proceso de transformación, naciente y renaciente al impulso de ciudadanos providenciales, unas veces, y del trabajo de las circunstancias y de la comunidad de los ciudadanos comunes y corrientes, la mayoría de las veces. Planteada con rigor extremo, mi tesis es que, en cada acción de cualquiera de los miles de ciudadanos caicedonitas por su ciudad, de alguna manera, Caicedonia ha sido, es o será refundada, metamorfoseada, reiniciada con una imagen diferente, así esa diferencia no sea muy perceptible a primera vista. Sin embargo, para efectos prácticos de este relato, no abordaremos la tarea imposible de precisar esos innumerables actos fundacionales que, día 93

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

a día, impulsan los ciudadanos e instituciones cívicas y comunales de Caicedonia, sino que daremos el tratamiento de nuevas fundaciones de nuestro Municipio a períodos de tiempo y sucesiones de hechos de progreso que han marcado época, dadas las especiales dinámicas, circunstancias y avances extraordinarios que los han caracterizado. EL CIVISMO: MOTOR DE LA TERCERA FUNDACIÓN: Como se dijo antes, para la fecha de la elevación de Caicedonia a la condición de Municipio, la recién inaugurada división administrativa apenas contaba con una población de, más o menos, entre seis y siete mil habitantes, los cuales se supone estaban ubicados en su mayoría en el sector rural, pues, en esa época, se calcula que la proporción de habitantes de los municipios colombianos, especialmente de los más nuevos, era de entre 25% y 30% para los cascos urbanos y entre el 70% y 75% para los entornos rurales, lo cual es comprensible tratándose de un país de economía dominada por la producción agrícola y pecuaria, fuente máxima de la prosperidad en territorios aislados por la falta de vías de comunicación terrestre y donde todavía los espacios selváticos eran superiores a los “abiertos” para la producción, factores a los que se suma la hostilidad de un medio propicio para las enfermedades, con el agravante del poco auxilio médico y de la escasez de medicamentos existentes para quienes osaban fungir como protagonistas de ese proceso de colonización. Así las cosas, la cabecera municipal de Caicedonia, por esa época, no debió contar con más de 1.800 o 2.000 habitantes, asentados alrededor de la Plazuela del Carmen (hoy Parque del Carmen) y, tres cuadras más hacia el norte, del Parque de Caicedo, construido en 1930, (luego, llamado Enrique Olaya Herrera y en la actualidad de Las Palmas) y de La Plazuela, descampado actualmente ocupado por la galería municipal. Estos dos espacios nucleares de nuestro casco urbano estaban comunicados por las calles doce y trece (hoy carreras 15 y 16), vías amplias, desnudas de pavimento y arborizadas, a lado y lado, de sendas hileras de casas de madera y guadua o de bahareque y techos de canaleta de guadua y hojas de palma, de uno o dos pisos, construidas sobre lotes de amplios frentes y fondos, según fue el plan de los fundadores y la asignación de los lotes por parte de la Junta 94

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Pobladora, de acuerdo con lo dispuesto por la Empresa de Burila, en la escritura de donación de los terrenos. La llamada, en esos tiempos, calle trece se extendía hasta un poco más arriba de donde hoy queda la Cooperativa de Caficultores, aunque en un proceso irregular de urbanización. Por lo que hoy es la calle sexta, se iniciaba un proceso de urbanización estimulado por el avance de una incipiente vía, entiéndase camino de herradura, hacia Armenia, que pasaba por el caserío de Barragán, apenas en ciernes, pero ya favorecido por el puente “Pompilio Gutiérrez”, que se inauguró el 1 de septiembre de 1923, a la par con la inauguración del Municipio de Caicedonia. Igual proceso ocurría con el Parque Caicedo, hoy de Las Palmas, no lo olviden, hacia el noroccidente, pues para Sevilla y la Estación Caicedonia se salía por la vía entre el cementerio y lo que hoy es el barrio La Camelia. Aunque se carece de suficientes registros escritos, temporalmente cercanos a los acontecimientos y desarrollos públicos y privados, ocurridos entre 1923 y 1948, se sabe por algunos testimonios orales y por documentos posteriores a 1940, que dicho período estuvo caracterizado por varios fenómenos acelerantes del desarrollo físico y económico de Caicedonia: En primer lugar, seguramente estimulado por la fama de los suelos del territorio caicedonita, cuya feracidad sirvió de base para un acelerado desarrollo económico de la zona, y por las expectativas favorables que generó su declaratoria como municipio, se produjo un rápido crecimiento de su población, la cual ascendió, en el censo de 1928, a la casi increíble cifra de 16.931 habitantes, 5.239 de ellos ubicados en la zona urbana y 11.692 en la zona rural. En segundo lugar, por la consolidación de unos renglones económicos que, más allá de lo que fueron los iníciales cultivos de pan coger para la supervivencia de los colonos, significaron una abundante sobreproducción para exportar hacia localidades y regiones vecinas, cual fue el caso del ganado bovino, la caña y su subproducto la panela, y el café, arbusto que encontró, en Caicedonia y Sevilla, los suelos y el clima propicios para alcanzar altísimas tasas de productividad y calidad, hecho que empieza a generar jugosas utilidades para los campesinos y los comerciantes y a convertir a Caicedonia en un destino deseable por su prosperidad. 95

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

En tercer lugar, la apertura de vías de comunicación con Armenia, con Sevilla y con el ferrocarril del Pacífico, más específicamente, con la Estación Caice­ donia (ubicada en jurisdicción de Sevilla) y la Estación Uribe Uribe, ubicada en el Municipio de Bugalagrande y hoy conocida como La Uribe. En cuarto lugar, la consolidación del acendrado civismo de un copioso número de los dirigentes privados y públicos de la Caicedonia de ese período, los cuales hicieron causa común para colocar por encima de sus intereses particulares el interés de toda la comunidad local, conglomerado que, por ello, siempre estuvo presto a acompañar sus audaces y generosas iniciativas en pro del desarrollo infraestructural, económico, social y espiritual de la joven municipalidad. Esta época de esplendor de la participación ciudadana, en la construcción material y espiritual de la ciudad, se explica, en parte, por la debilidad de los gobiernos municipales, de escaso protagonismo en los procesos de transformación física y social locales, debido a lo exiguo de los recursos que manejaban y la brevedad de sus períodos, los cuales dependían del capricho de los gobernadores de turno. Entre 1923 y 1980, hubo en Caicedonia la friolera de cien Alcaldes. Cien Alcaldes en cincuenta y siete años, es decir, casi dos Alcaldes por año, situación que solo permitía medio acomodarse al cargo, gestionar dos o tres pequeños proyectos y despedirse de los temporales subalternos, antes de entregarle a su sucesor. Frente a esta debilidad del Estado, en su nivel municipal, y al aislamiento del Municipio, con respecto de las autoridades departamentales y nacionales, se imponía el surgimiento de un poderoso liderazgo ciudadano, si se quería desarrollar el territorio, en sus zonas urbana y rural. En esta pléyade de grandes dirigentes públicos y privados que jalonaron esta época de oro del Municipio es imperativo destacar a Félix A. Villa, Miguel Duque, Antonio José Restrepo, Miguel Ángel Valle, Luis Baena, Rodolfo Gómez, Bernardo Mejía, Jesús Gaviria A., Ricardo Escobar G., Juan Bautista Giraldo, Alberto Eduardo López, Camilo Restrepo, Jesús María Velásquez, Nazario Maya, Ricardo Jaramillo, Luis Piedrahíta, Emilio Hincapié, Marco A. Urrea, Ramón Serna Giraldo, Numa Pompilio Roldán Ossa, José María Serna, Jesús Campillo, Guillermo Reyes, Leonidas Cardona Y., Lázaro Soto, 96

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Marco Gaviria, Eleuterio Gallego, Luis Carlos Gómez, Maximiliano Henao, Rogelio Jaramillo, César Ocampo, Gregorio Cuéllar, Lázaro Correa, Manuel Alzate, Jesús María de la Parra, Shakespeare de la Parra, Marco Emilio Ocampo, Alcides Dussán, Luis Ernesto Arbeláez, Daniel Gutiérrez y Arango (quien durante ese período por temporadas, habitó en el Municipio) y los presbíteros Ismael Roldán Ossa y Tobías Henao, pilares fundamentales para la construcción del templo de la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen y de otras obras e instituciones que representaron importantes hitos en el progreso del Municipio. A la par con estos patricios, crecieron quienes, durante décadas, destacaron como los más importantes intelectuales de Caicedonia: Óscar Piedrahíta González, Óscar Vásquez Arias, Carlos Enrique Valdés, José Carlos Aguilera y otros. Al impulso poderoso de estos personajes y de muchos otros que puedan quedar por fuera del listado de notables arriba expuesto, se logró una de las más vigorosas oleadas de crecimiento que haya conocido nuestro terruño, no menos importante que la gesta del período transcurrido entre la fundación y el reconocimiento del poblado como Municipio, como se verá en las páginas siguientes. CREACIÓN DE LA PARROQUIA DE CAICEDONIA (PARROQUIA DE NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN) Y CONSTRUCCIÓN DEL ACTUAL TEMPLO: Como ya se dijo, el 24 de julio de 1913, se inauguró la humilde capilla levantada por los colonos para sus prácticas religiosas, cuya tutela fue asignada a la parroquia de Sevilla, con sacerdotes que la atendieron como viceparroquia de Caicedonia, desde esa fecha hasta su elevación a la condición de parroquia. Por la capilla viceparroquial pasaron sacerdotes tan destacados como Ángel María Camacho, célebre arqueólogo; Alfonso Sawadsky, periodista y escritor bolivarista; Lisímaco Lareau, destacado botánico, y el muy anciano Maximiliano Restrepo, quien muere dos meses después de haber asumido sus funciones, según doña Ofelia Giraldo, porque “se antojó de comer unos fríjoles con papada de marrano y enfermó y murió…” 97

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

La visita de monseñor Eladio Perlaza a Caicedonia, los días 9 y 10 de septiembre de 1920, es aprovechada por los feligreses de la viceparroquia para expresarle su aspiración de llegar a ser constituidos como parroquia. La buena acogida del obispo Perlaza a tal solicitud culmina con la formación de la junta encargada de promover la idea y preparar el terreno, lo cual empieza por el mejoramiento sustantivo de la capilla, la que pasa a ser de bahareque y techo de teja de barro, aprovechando el galpón recién puesto en marcha por don Paulino Henao. Dicha junta fue integrada así: Presidente: Rafael Ramírez; Vicepresidente: Marco Emilio Ocampo; Miguel Duque y Ricardo Pérez. Posteriormente, el 16 de septiembre de 1925, monseñor Perlaza, retorna a Caicedonia y promete el nombramiento del primer Párroco de Caicedonia, designación que recae en la persona del presbítero Francisco Leonardo Sánchez, el 22 de enero de 1926. El padre Sánchez ejerce como Párroco durante 23 meses y se retira por problemas de salud. Entra a reemplazarlo el padre Gonzalo Patiño, quien asume el día 31 de enero de 1928 y es sucedido en su ministerio por el presbítero Ismael Roldán Ossa, quien inició su administración el 23 de diciembre de 1932 y enarboló la bandera de la construcción de un templo a la altura de su Parroquia. Le ayudó en su empeño un sacerdote alemán, el padre Silvestre, encargado del diseño arquitectónico del templo, que se levantaría en honor del Señor de los Milagros. El 30 de mayo de 1935, monseñor Luis Adriano Díaz bendice la primera piedra y se declara iniciado el proceso de construcción, con el apoyo decidido de la Junta Constructora del Templo, integrada por: Luis Ernesto Arbeláez, Tobías Castaño, José Arbeláez, Salomón Saba, Juan Antonio Gómez, Jesús María Correa y Juan Bautista Giraldo, Síndico Parroquial. El templo, de estilo románico, cuya construcción tomaría dos lustros, fue edificado bajo la dirección del señor Camilo Peña, quien contó con la colaboración de Antonio Jiménez. Fueron estos dos señores quienes coordinaron las complejas obras que se requerían y las llevaron a feliz término, siendo Párroco el padre Tobías Henao García, quien había sucedido al padre Roldán a finales de la década de los treinta. 98

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Desde la casa cural, la que convirtió en gran parte en “casino parroquial”, el padre Henao García impulsó un sin número de acciones (semanas cívicas, romerías, colectas, etc.), apoyadas por su generosa feligresía, con las que recaudó gran parte de los cuantiosos recursos económicos requeridos para la realización de una obra de la magnitud de la Iglesia del Carmen, cuyo avance siguió paso a paso, hasta que la entregó plenamente terminada a la ciudadanía de Caicedonia. Pero, no sólo por la decisión total con la que enfrentó la ardua tarea de culminar el templo, obra de la cual sólo recibió avances que comprendían un poco menos del treinta por ciento de su totalidad, puede considerarse al padre Tobías Henao García un líder extraordinario. Además, impulsó la construcción de la capilla de Samaria y, no satisfecho con ello, sus ejecutorias se extendieron a la construcción del Hospital Santander, en su condición de Presidente de la Sociedad de Mejoras Públicas y Ornato, desde la que apoyó a la Junta promotora y con la cual no descansó hasta ver concluida esta obra fundamental para el bienestar de los caicedonitas. CREACIÓN DEL COLEGIO DE LAS HERMANAS (NORMAL SUPERIOR MARÍA INMACULADA): Pero, para admiración de propios y extraños, la gestión del padre Henao García se extendió a la educación, logrando la vinculación de las monjas Vicentinas al Municipio y propiciando con ellas la fundación del Colegio de las Hermanas, o Colegio María Inmaculada, hoy Normal Superior María Inmaculada, inicialmente orientado por las religiosas Sor Roncancio, Sor Duque y Sor Botero. La institución inicia sus labores en una casona, ubicada en la calle sexta, entre carreras 16 y 17, en 1940, con una extraordinaria matrícula de 240 alumnas, distribuidas entre primero, segundo, tercero y cuarto de primaria. En 1945, ofrece quinto de primaria y primero de complementaria. En 1946, segundo de complementaria. En 1951, recibe licencia de funcionamiento para los cuatro primeros grados de bachillerato superior, modalidad que funcionó hasta 1955. En 1958, según 99

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Resolución 02477 del 9 de julio de 1958, le es conferida la aprobación de estudios como Normal. El 20 de julio de 1958, gradúa su primera promoción de Normalistas. En 1959, es ascendida a la condición de Institución Educativa, por medio de la Ordenanza número 16 de 1959. Años después, mediante Decreto número 2928 del 3 de septiembre de 1964, es departamentalizada y se le aprueban los grados quinto y sexto de formación normalista y se produce su primera promoción de maestras. En 1971, se aprobó el plan de profesionalización para docentes en ejercicio, lo que permitió la acreditación de 270 docentes como “maestros normalistas”. En 1976, mediante Decreto 1.419 de 1976, se reglamentan las modalidades del bachillerato colombiano. La Normal se ve obligada a reformar su plan de estudios y a promover “bachilleres pedagógicos”. En 1982, se abre la institución a estudiantes de sexo masculino. Para dar cumplimiento a la Constitución de 1991 y a la Ley 115 de 1994 (Ley General de la Educación), se inicia el proceso de reestructuración de las Normales del país, entre ellas la María Inmaculada. Por Resolución 001 del 4 de julio de 1996, se aprueba el proyecto de reestructuración de la Normal María Inmaculada. Mediante Resolución 0033 del 4 de diciembre de 2002, se logró la acreditación de desarrollo y calidad de la Normal Superior María Inmaculada y de sus programas académicos de formación de educadores. Atendiendo lo formulado en la Ley 715 de 2001, mediante Resolución 1.883 del 5 de septiembre de 2002, se crea la Institución Educativa Normal Superior María Inmaculada, producto de la fusión de los siguientes planteles educativos: Escuela Normal Superior María Inmaculada; Centro Docente Anexa María Inmaculada; Jardín Infantil Marco Fidel Suárez; Centro Docente Las Carmelitas; Centro Docente Tres de Agosto; Centro Docente Parroquial; Centro Docente Santa Isabel. 100

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

En estas condiciones, la institución ofrece educación Preescolar, Básica, Media y Ciclo Complementario (grados 12 y 13). En la actualidad, la planta de Directivos Docentes de la I.E. NORMAL SUPERIOR MARÍA INMACULADA la componen: Rectora: Nohelia Barragán Arango Coordinador: Guillermo Escobar Baena Los docentes, adscritos a las diferentes sedes de la institución, son los siguientes: SEDE PRINCIPAL: Escuela Normal Superior María Inmaculada: Oliday Soto Vera. Aleda Brisneda Oviedo. Jorge Alberto Domínguez Torres. Pedro Pablo Jurado Isaza. Jorge Alfredo Guzmán Rodas. Francisco Javier Calderón Jaramillo. Luz Amparo Niño Camacho. Nardelly Giraldo de Álvarez. Floralba Peña Peña. Gregory Hernández Monard. Carlos Humberto Cobo Grisales. Gloria Lucía Idárraga García. Mariela Correa de Monsalve. Nancy Lucero Múnera Gallego. María Elena Duque Masso. Nelly Patricia Flórez Montoya. Blanca Adiela Torres Sierra. Luz Aída Rendón Gallón. Martha Liliana Valencia Isaza. Ada Llanos Rendón. Marly López Buitrago. Isabel López Pérez. 101

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Hernando Cortés Delgado. Gildardo Ocampo Ramírez. Sor Deyanira Alvarado Mena. Laureano Castellanos Hoyos. Excibel Díaz Ortiz. Giovanni Eugenio Gómez Mejía. Luz Aída López Herrera. Sandra Patricia Valencia Quintero. Conrado Durán Arias. Luis Alberto Becerra. Educardo Lizarazo Páez. Luz Elena Rivas López Gloria María Ramírez Arroyave. Liliana Pinzón Téllez. Marleny Ramírez de Gallego. Luz Marina López Castellanos. Elizabeth Cristina Medina Abaúnza. Carlos Arturo Mateus Castellanos. SEDE ANEXA MARÍA INMACULADA: Nancy Lucero Barrios Henao. Alba Lucía Correa de Saavedra. Nerieth Saba de Ramírez. María Oneida Lasprilla Bueno. Nery del Socorro Carvajal López. Gloria Piedrahíta Cuartas. Luz Nelly Hurtado Quintero. Jacqueline Escobar Rubio. Doralba Cuartas Ramírez. Irma Lucía Flórez Montoya. Alba Inés Marulanda. Luis Fernando Peña Peña. Martha Lucía Pineda Henao. Gloria Patricia Beltrán Cardona. María Aleda Ovalle Ardila. 102

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

SEDE MARCO FIDEL SUÁREZ: Aura Zapata Sánchez. Lina Marcela Ocampo. María Consuelo Barrios Henao. Melba Leal Acuña. SEDE LAS CARMELITAS: María Liliana Güisa Pulido. Nohra Elena Agudelo Trejos. Gloria Amparo López Castellanos. SEDE TRES DE AGOSTO: Danelly Medina Álvarez. Betty Medina Álvarez. Fanny Barragán Arango. Nelly Vallejo Betancourt. Elcy Mary García Pinzón. Arquirio de Jesús Osorio Álvarez. SEDE PARROQUIAL: Suldery Suárez López (Q.E.P.D.) Maryory Osorio Peláez. Carmen Edilma Bedoya Ruiz. Luz Elena Puentes Castellanos. Ana Cecilia Arboleda Bedoya. Luz Nelly Benjumea Palacio. SEDE SANTA ISAbEL: Gloria Inés Triviño Osorio. Marina Coca Pinzón. Margarita Carvajal Tobón. María Elena Ramírez. Nelcy Salazar de Valencia. Luz Dary Henao Ramírez. Lusly Ortiz de Lopera. 103

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

CREACIÓN, CONSTRUCCIÓN Y DESARROLLO DEL COLEGIO BOLIVARIANO Por otro lado, el padre Henao García, con el señor Víctor Eleázar Herrera, impulsó la oferta de la educación secundaria en el Colegio Bolívar, institución privada de educación para varones, que se debilita, hasta desaparecer, con la muerte de don Víctor Herrera y con la fundación, en octubre de 1943, del Colegio Bolivariano, también auspiciado por el presbítero Henao García. Sobre la primera sede de esta institución educativa, hay varias versiones: Ramiro Cardona dice que inició sus labores en una casona de dos pisos, ubicada en la calle sexta, entre carreras 16 y 17. Henry Espinal dice que empezó en el Hospital General Santander y, de allí, fue trasladada a la plaza de mercado, más precisamente, a la carrera 16, calle 13, esquina, donde estuvo el Colegio Bolívar. De allí, es reubicada en la calle 6, entre carreras 16 y 17, donde ocupa el lugar que había dejado la Escuela Santo Tomás de Aquino, trasladada a la carrera 16, calle 5. En octubre de 1947, es trasladada a donde estaba la Escuela Alonso Aragón Quintero, es decir, donde hoy está ubicada la Casa de la Cultura N.O.G. Por otro lado, Francisco Giraldo dice que el Bolivariano comenzó labores en la carrera 16, entre calles seis y siete, en la casa donde hoy funciona el Almacén Cafetero. Comenzó bajo la dirección de Miguel Ángel Osorio, su primer Rector, con apenas dos grupos, el Primero A y el Primero B, entre cuyos alumnos se contaban Milciades Manrique, Óscar Ocampo, Recaredo Trujillo, Ricardo Escobar, Efrén Franco, Alfonso Cardona, Marino Atehortúa, Ramón Duque, quienes, por diferentes razones, llegaron a ser personas bastante reconocidas a nivel local. Posteriormente, habrían de ser sus rectores: Carlos Enrique Valdés, Efraín Gómez, Miguel Ángel López, Marco Encinales, Luis E. Benoit, Luis Enrique Sendoya, Dionisio Rodríguez, Ricardo Escobar Restrepo, Jaime Cobo Arboleda, Manuel Hernández Pabón, Argemira Echevarría C., Óscar Rivera Arias y Jasmes Grajales Quiroz, quien todavía está ejerciendo esa función. Transcurridos los tres primeros años de servicio a la comunidad, mediante Resolución 900 del 27 de mayo de 1946, se aprueban los estudios hasta 104

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

tercero de bachillerato. Luego, mediante Resolución 1.128 del 21 de junio de 1949, se aprueban estudios hasta cuarto de bachillerato. En 1960, gracias a diligencia de su Rector, don Dionisio Rodríguez, quien trae alumnos de otros municipios para completar el número de alumnos (treinta) exigido para abrir el sexto de bachillerato, tarea en que lo acompañó el Club de Leones, se gradúa la primera promoción de bachilleres clásicos, compuesta por 19 egresados. La adquisición de las cuatro manzanas, sobre la que se despliega la sede central del Colegio Bolivariano, hoy Institución Educativa Bolivariano, y la construcción de su primer bloque de aulas, sobre la calle quinta, entre carreras once y doce, se produce en la segunda mitad de la década de los cincuenta, siendo Rector don Dionisio Rodríguez, y gracias a la cooperación, en primer lugar, del Club de Leones y, en segundo lugar, de la ciudadanía de Caicedonia que acudió a semanas cívicas, marchas del ladrillo y del cemento, convites y toda forma de apoyo, de sus hombres y mujeres, para la construcción de su planta física, que no ha parado de evolucionar, agregando, de tiempo en tiempo, nuevas estructuras y servicios para aprovechamiento de sus estudiantes: Talleres, sección agropecuaria y sección de hogar, laboratorios de física y química, nuevas aulas de clase, bibliotecas y canchas de fútbol, baloncesto y volibol y granja de Zúñiga, en la década de los sesenta; laboratorios de idiomas y segundo bloque de aulas, en los años setenta; laboratorios de computación y bilingüismo, domo para gimnasio, teatro terminado, nueva unidad arquitectónica para biblioteca y cafetería, nuevos bloques de aulas y una nueva granja para sus prácticas agrícolas, en los últimos veinticinco años. Entre el año 2000 y 2002, una buena parte de sus maltrechas estructuras arquitectónicas se ven favorecidas por las obras de reparación y remodelación, emprendidas por el FOREC y la administración municipal, como respuesta a los daños causados por el terremoto de 1999. En materia de desarrollo académico, bien vale la pena destacar los siguientes hitos: En 1967, se integra al Colegio el Centro Vocacional Gabriel Velásquez Palau, creado en 1956, a instancias del Club de Leones, con lo cual se refuerza, en sumo grado, la educación técnica agropecuaria. 105

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

En 1969, el Liceo Femenino es integrado al Colegio Bolivariano. En el año 2002, en cumplimiento de la Ley 715 de 2001 y normas complementarias, mediante Resolución 1878 del 5 de septiembre de 2002, se crea la Institución Educativa Colegio Bolivariano, producto de la fusión, con el Colegio, de los siguientes planteles educativos: Escuela Gabriela Mistral, Escuela Las Américas, Escuela Santa Inés, Escuela José Eusebio Caro, Escuela Valle del Cauca y Escuela Nuestra Señora del Carmen; ésta última ubicada en la vereda Las Delicias. Actualmente, su planta de Directivos Docentes está conformada así: Rectora: Jasmes Grajales Quiroz. Coordinadores: Luz Stella Cifuentes Gómez. Giovanny Patricia Gutiérrez Rogelio Zapata Rodríguez Soledad Cobo Grisales Fáiner Sabogal Galindo Su personal docente está integrado por: COLEGIO bOLIVARIANO: Mario Alzate Zuluaga Fanny María Arismendy G. Mario Ángel Botero Amparo Edilma Arroyave Q. Alonso Barragán Arango Betty María Bautista. Yolanda Beltrán Cardona María Margarita Cardona Gémber Cyrano Castaño T. Leonor Castellanos Nova Marleny Cedano Parra Jorge Eliécer Cardona L. 106

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Cenelly Correa Masso Marleny Cortés García Numbier Cuartas Ramírez Gloria Elena Díaz Palacio Lucelly García Ceballos Martha Consuelo Giraldo Raúl Giraldo Rivera Mariela Hurtado Quintero Nohora Helena Jaramillo B Enrique Jiménez Rosero Lucidia López Jaramillo Hugo Marín Jurado John Jairo Mejía Galeano Luz María Del Pilar Orozco María Rufina Perea Angulo José Duberney Pineda María Irma Pinzón Téllez Carlos Eduardo Restrepo María Inés Restrepo G. Jairo Rodríguez López Martha Rodríguez Luna Carlos Oswaldo Saavedra Gustavo De Jesús Sánchez Á. Marielly Sabogal Jiménez Luz Migdalia Sabogal T. Luz Nelly Velásquez B. Zenén Oswaldo Velásquez L. Martha Yaneth Zorrilla S. Luz Marleny Zuluaga G. JOSÉ EUSEbIO CARO: Luz Marina Álvarez Vera Martha Inés Duque Baena Martha Lucía García G. Nidia Luengas Luengas Gloria Peña Peña 107

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

María Nelly Quiceno B. Mariela Tangarife Castro GAbRIELA MISTRAL: María Amparo Álvarez G. Martha Lucía Ávila Pinzón Elsa Ruby Campuzano Molina Diana Patricia Cardona Ramírez Amparo Carrillo de Bermúdez Luz Nidia Duque Baena Nelly Duque de Fernández Alba Lucía Muñoz Ceballos María Isleny Ramírez Valderrama Ayda Zulay Roa Muñoz Flor De María Salazar Saray Martha Elena Sánchez Vera LAS AMÉRICAS: María Luzmila Camacho de Gallón Teresa de Jesús Castaño Gil Ana Gladis Cedano Parra Alba Naydú García Luz Mery Gil Jiménez Alba Lucía Izquierdo Guerra Gloria Enid Marín Peña Luz Dary Marín Peña Rosa Emilia Ortiz de Carmona Lucero Sánchez Quitián Luz Amparo Villegas Pérez Nelly Valencia de Herrera VALLE DEL CAUCA: María Cecilia Calderón Molina Carmen Rosa Castellanos Hernández Patricia Cardona Sánchez Arnulfo Fajardo 108

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

María Jesús Salazar Saray María Morelia Zuluaga Gómez SANTA INÉS: Doris Castellanos Nova Luz Amparo Chávez Vargas Elizabeth Giraldo Díaz Consuelo Henao Cuadros María Eugenia Leal Acuña Lucelly Gallego Peláez Gladis Marín Rubiela Navarro León Rubiela Rivera Sánchez NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN: Olga Muñoz de Correa Gloria Páez Sánchez DISEÑO DEL ESCUDO DE ARMAS DE LA CIUDAD Y ELABORACIÓN DE LA PRIMERA MONOGRAFÍA DEL MUNICIPIO Volviendo a los años cuarenta, finalmente, debe registrarse la extraordinaria contribución del padre Tobías Henao García a la cultura de Caicedonia, con su participación en dos proyectos dirigidos a estimular el sentido de pertenencia de los ciudadanos. El escudo de armas de la ciudad, el cual diseñó, aunque su pintura se debió al artista plástico Isaías Bernal, cuadro cuyo destino no se conoce y que fue reproducido por el artista Roberto Henao Buriticá, por encargo del Club La Frontera, de donde pasó a Rancho Club y de allí al Concejo Municipal, donde todavía reposa; y el apoyo al profesor Carlos Enrique Valdés Q. para la elaboración de la primera monografía que se conoció de Caicedonia y valioso punto de partida para los demás reseñas históricas sobre el Municipio, que se produjeron en diferentes épocas. Este conspicuo sacerdote, sin ninguna discusión, eje fundamental de los hitos de progreso que constituyeron la tercera fundación de Caicedonia, 109

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

administró la Parroquia del Carmen hasta 1948, cuando a raíz de la revuelta sangrienta que ocasiona en Caicedonia el magnicidio de Jorge Eliécer Gaitán, caudillo liberal, asesinado en Bogotá, y la explosión de un petardo en la casa cural y amenazas contra su vida y la de su familia, determina su forzado retiro de la Parroquia y su traslado a la ciudad de Cartago, en donde la Santa Sede lo nombró “Capellán de Honor del Papa”. Lo reemplaza el presbítero Luis Enrique Benoit Camacho, quien asumió el 1 de junio de 1948 como párroco y, dada su condición de educador, llegó a ser Rector del Colegio Bolivariano, hasta enero de 1951. Como homenaje al padre Tobías Henao García y como prueba de los muchos talentos que adornaban su compleja personalidad, transcribimos el prólogo que escribió para la “Monografía de Caicedonia (Valle)”, de Carlos Enrique Valdés

PRÓLOGO “Los que a pesar de no haber tenido la fortuna inmensa de ver en esta tierra la primera luz, la amamos con todo el fervor de nuestro espíritu; los que sentimos más de cerca las palpitaciones de su pujante vivir; los que en diversas formas hemos luchado porque esta ciudad se enrute por los senderos del progreso espiritual y material que sigue actualmente; los que deseamos para Caicedonia los mayores triunfos y las más brillantes coronas, no podemos menos que agradecer, con toda la sinceridad de que somos capaces, el valioso aporte que nuestro dilecto amigo Carlos Enrique Valdés Q. trae a la cultura de Caicedonia y a la del Departamento del Valle del Cauca, con su interesantísima obra “Monografía de Caicedonia”. “Es la presente una obra que, sin ser el sumum de la perfección a que pueda aspirarse en esta materia, tiene información de inmenso interés para el Municipio y el Departamento. Siendo su autor un vallecaucano de profunda raigambre, hace amar por igual el heroísmo de los valientes colonos, en su mayor parte antioqueños, que se impusieron la difícil tarea de fundar la ciudad venciendo todos los imposibles, y el espíritu 110

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

acogedor y progresista de las autoridades del Departamento, a quienes se debe en muy buena parte el estado de adelanto en que se encuentra la ciudad. “Ha tenido el autor paciencia benedictina para escudriñar apolillados archivos e inquirir informes trascendentes de los labios autorizados de varios de los fundadores supérstites, quienes fueron personajes actuantes en el drama tremendo de la colonización y fundación de la que es hoy ciudad; abnegación ejemplar para recorrer todas las encrucijadas y riscos de este desigual territorio, a fin de confeccionar el mapa municipal, que es muy completo; tenacidad admirable para extraer de oficinas diversos documentos de abrumadora fuerza probativa; habilidad pedagógica para ordenar las materias en forma llamativa y agradable, y estilo sencillo, sin dejar de ser elegante, para hacerse leer por mentalidades de todos los matices. “A los moradores de Caicedonia les recomendamos la lectura de esta obra, como medio de acrecentar el fuego sagrado del amor a la que, para unos, es tierra nativa y, para otros, tierra nutricia; y a las autoridades departamentales, suplicamos distraigan de sus diarias y complejas labores algunos instantes, para que lean esta Monografía, y así comprendan mejor que Caicedonia tiene derecho a ocupar puesto destacado en el concierto de las ciudades del Valle del Cauca, para gloria y honor de la República”. TObÍAS HENAO GARCÍA, presbítero. OTROS HITOS DEL DESARROLLO EDUCATIVO ENTRE 1923 -1948 Para tener una idea de la dinámica del desarrollo educativo de Caicedonia, en el período que nos ocupa, hay un registro escrito que me parece de capital importancia: La “Monografía de Caicedonia, Valle”, cuyo autor es el profesor Carlos Enrique Valdés Q., publicada en el año 1944. En ella, sobre un croquis del territorio del Municipio y bajo el título MAPA ESCOLAR DE CAICEDONIA se puede apreciar que, por esa época, el aparato educativo caicedonita era el siguiente: 111

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

En el sector urbano, existían un “colegio de varones” (el recién fundado Colegio Bolivariano); cuatro “escuelas de varones”; tres “escuelas de mujeres”; dos “escuelas privadas de varones”; tres “escuelas privadas de mujeres”. En el sector rural, sólo en Samaria, existían una “escuela de varones” y una “escuela de mujeres”. En el resto de la ruralía, aparecen “escuelas alternadas”, en las veredas que, a continuación, cito: La Camelia, Limones, La Suiza (al parecer Baja), El Crucero, La Quiebra, El Frontino, La Rivera, Las Delicias, Montegrande, Palogrande, Burila, Campoazul, La Pava, Aures, Dabeiba. En total, siete establecimientos oficiales de educación primaria y un colegio de secundaria oficial, en el sector urbano, alternando con cinco escuelas privadas de educación primaria. En el sector rural, dos escuelas de educación primaria y quince “escuelas alternadas”. Es decir, un gran total de un colegio de secundaria oficial y veinticuatro centros escolares oficiales de educación primaria, en un municipio relativamente pequeño, cuya cabecera difícilmente alcanzaba a tener un cuarenta por ciento del tamaño de la actual. A lo cual falta por sumarle las cinco escuelas privadas. Caicedonia 1944, un municipio que le apostaba a la educación: Treinta establecimientos educativos, como puede corroborarse en la primaria visión cartográfica de Carlos Enrique Valdés Q. Entre los establecimientos urbanos de esta época, destacaremos algunos de ellos, dadas su profunda significación para los caicedonitas: ESCUELA GABRIELA MISTRAL Dentro del concierto de las escuelas oficiales del Municipio de Caicedonia, que han mantenido una vigencia hasta la actualidad, la primera, fundada en 1930, es la Escuela Gabriela Mistral, cuyo primer nombre fue Escuela Urbana de Varones y su primer Director fue Luis Eduardo Cardozo. Años después, pasa a ser Escuela Urbana de Niñas, bajo la Dirección de Ofelia Fernández. Apenas, en 1950, recibe el nombre de Escuela Gabriela 112

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Mistral, como homenaje a la gran poetisa chilena, ganadora del Premio Nobel de Literatura. ESCUELA VALLE DEL CAUCA Este plantel educativo fue fundado en 1945, con el nombre de Escuela de Varones Valle del Cauca, siendo su primer Director don Francisco Henao, padre de don Fernando Henao Botero y uno de los más insignes educadores de Caicedonia y destacado fotógrafo, tal vez el primero de nuestra vida municipal. Posteriormente, dicho establecimiento escolar es denominado Escuela Ricardo Nieto, para honrar la memoria de un gran poeta vallecaucano, muerto en esa época. Luego, en 1960, la institución retoma su nombre original, hasta nuestros días, en que, para abreviar, simplemente la llamamos Escuela Valle. ESCUELA ANEXA MARÍA INMACULADA Su iniciación estuvo íntimamente vinculada a la fundación del Colegio de las Hermanas o Colegio María Inmaculada, hecho que comenzó en 1940, bajo el auspicio del padre Tobías Henao García y bajo la dirección de la comunidad de Hermanas Vicentinas, del cual fue su escuela de básica primaria. Su primer local estuvo ubicado en la calle 6, entre carreras 16 y 17. ESCUELA DÁMASO ZAPATA Aunque su construcción fue posterior a la de la Escuela Gabriela Mistral, diferentes testimonios indican que fue creada al final de los años treinta, sobre una manzana de terreno ubicada entre las calles 17 y 18 y las carreras 16 y 17. Su piso era de tierra y por razones obvias se le llamaba “El Pulguero”. Fue demolida en los años cincuenta y sobre ese lote funcionó, durante varios años, un destacamento militar. Luego, más de la mitad de la manzana se dedica a un programa de vivienda de interés social y en el resto se construye la Escuela Santa Isabel. Antes, se había creado en su reemplazo la Escuela Tres de Agosto, la cual se ubicó en el barrio Los Fundadores, sobre un inmenso lote, al cual le fueron cercenados los terrenos para el Coliseo de Ferias y el Vivero Municipal. 113

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

CREACIÓN, CONSTRUCCIÓN Y DESARROLLO DEL HOSPITAL SANTANDER: Según se registra en el libro por entregas: “PÁGINAS: CRÓNICAS DE VIAJES Y APUNTES SOBRE DIVERSOS ASPECTOS DE COLOMBIA” (Entrega XII), escrito por Eduardo López y publicado en 1944, el Hospital General Santander fue creado por el Municipio, según Acuerdo Nº 63, de julio 12 de 1939, para honrar la memoria de Francisco de Paula Santander, héroe de la Independencia colombiana, en el aniversario de su muerte. Su construcción se inició apenas el 8 de diciembre de 1942, gracias a que el Pbro. Tobías Henao García reavivó la idea y con el médico Alberto Eduardo López, encargado del Centro de Higiene Nacional, don Bernardo Mejía y don Juan Bautista Giraldo, pusieron nuevamente en marcha la ejecución del proyecto, para lo cual contaron con el apoyo incondicional de don Camilo Restrepo López, destacado dirigente liberal de la época, por esos años Representante a la Cámara, con conexiones a nivel departamental y nacional, quien fue fundamental en la gestión de los recursos financieros requeridos para una obra de esa magnitud. Como era común en esa época, la considerable parte de recursos faltantes los aportó la comunidad: a través de las generosas donaciones de algunos campesinos ricos y mediante todo tipo de actividades cívicas para la recolección de los pequeños aportes del resto de la ciudadanía que, entusiasta, acudía a los llamados de su diridencia pública y privada. Así, disponiendo de los recursos necesarios y con el entusiasmo y la capacidad ejecutiva del médico López y el padre Henao aunadas, se logró que, el 26 de septiembre de 1943, se inaugurara la primera parte de la obra, que comprendía: sección administrativa, sala de cirugía, portería, sala de recepción, sala de espera para enfermos externos, sección de consultorios, sala de preparación para los operandos, farmacia, sala de mujeres con capacidad para 24 enfermas, sala de hombres para 24 pacientes, terraza para convalecientes y patios internos. Por la época en que llega el cronista López a Caicedonia, cuenta él, en el mismo escrito, se avanzaba en la construcción de la capilla, una sección de 114

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

seis habitaciones para las Hermanas de la Caridad, un pabellón de pensionistas, cuatro habitaciones para servicios, la cocina y la despensa y estaba en proyecto la construcción de dos amplios salones, cada uno para 25 pacientes, hombres y mujeres. En la “Monografía de Caicedonia (Valle)”, escrita en 1944 por el profesor Carlos Enrique Valdés Q., primera reseña histórica del Municipio, se informa sobre la continuación en el avance de las obras y se reconoce a don Luis Baena, propietario de la hacienda Costa Rica, como uno de los grandes mecenas de la obra, al punto de haber costeado la construcción de un pabellón ya terminado. Igual aporte se reconoce al Dr. Jaime Cuéllar Gallego, propietario de la hacienda Cuba, destacado intelectual de ideas de izquierda, conocido con el seudónimo Anteo Quimbaya, autor de libros de ensayo económico y político que alcanzaron gran divulgación. Por parte del Departamento del Valle del Cauca, se destacan los aportes asignados por los Gobernadores Alonso Aragón Quintero, Mariano Ramos y Absalón Fernández de Soto, quienes administraron el Departamento entre 1940 y 1945. VÍAS DE COMUNICACIÓN: EL FERROCARRIL DEL PACÍFICO Y LA CARRETERA BOLIVARIANA: Aunque parezca increíble, el Ferrocarril del Pacífico se inicia en 1878, bajo la dirección del ingeniero cubano Francisco Javier Cisneros, quien da principio a la construcción del tramo entre Buenaventura y Cali, el cual apenas fue concluido en 1915, por el ingeniero militar Alfredo Vásquez Cobo. En los siete años siguientes, se construyen los tramos Cali --Popayán y Cali-Cartago, y, más o menos diez años después, el ferrocarril se extiende hasta La Virginia. Dicha empresa ferroviaria construye, en 1927, un ramal del Ferrocarril del Pacífico que se extiende hasta Armenia. En una parte intermedia, donde hoy queda “El Alambrado”, levanta la Estación Caicedonia, lugar que se convirtió en destino obligado de los caicedonitas, pues a través de ella se movilizaban cientos de miles de arrobas de café, panela, maíz, fríjol y ganado, productos básicos en la economía municipal. Entre la apertura de la Estación Caicedonia y 1948, más precisamente en 1942, en la gobernación del doctor Alonso Aragón Quintero, se pasa de la 115

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

movilización hasta ella, a través de un camino de herradura, y a pie o lomo de bestia, a la movilización por carretera destapada, a través de berlinas y de los primeros vehículos de carga que empiezan a llegar al Municipio. Además de este puerto de embarque, los caicedonitas también utilizaban para despachar sus productos agrícolas y recibir diversas mercancías las Estaciones de Armenia y Uribe Uribe (hoy La Uribe). Entre 1923 y 1948, se termina de dar apertura a, más o menos, un sesenta por ciento de las vías urbanas y un treinta por ciento de las carreteras rurales del Municipio, en la mayoría de los casos a la manera de caminos de herradura, ensanchados a pico y pala y mediante convites en los que participaban las comunidades favorecidas por dichas obras. Durante un número considerable de años, esas vías permanecieron inhabilitadas para el tráfico automotor y sin balastar y conformar sus desagües, por la dificultad para el transporte de los materiales y porque el escaso parque automotor de que disponía la población sólo transitaba en el perímetro urbano o entre Caicedonia y Sevilla, o entre Caicedonia y La Estación, o entre Caicedonia y Armenia, destinos prioritarios para los caicedonitas de esa época. En el sector rural, donde el transporte se hacía a pie o a lomo de mula o caballares, o de buey, muchas de las trochas, que se habían comenzado a trazar desde los tiempos heroicos de la colonización, fueron utilizadas como guías para el trazado y construcción de las primeras carreteras que comunicaron a las veredas con la ciudad, las cuales empezaron a construirse entre 1945 y 1955, cuando se hicieron realidad las vías rurales: Limones Fuentehermosa - La Playa - Samaria - Bolivia; Caicedonia - El Crucero - la Suiza, de esta vía se desprendió el ramal El Crucero - La Quiebra- El Frontino; y Caicedonia - Alto Barragán - La Rivera. Esta reivindicación, para los campesinos del suroriente, sólo se haría realidad a partir de 1955, cuando, en la gobernación de Diego Garcés Giraldo, se inicia la carretera entre Caicedonia y El Paraíso, pasando por Palogrande, Burila, San Gerardo, Campo Azul, Puerto Rico, Aures y Dabeiba. Nuestra comunicación con Armenia, cada día más indispensable, dado el rápido, casi milagroso, crecimiento de esa joven ciudad, empezó a facilitarse desde que el General Pompilio Gutiérrez y Arango, hermano de Daniel, 116

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

siendo Gobernador de Caldas, construyó, entre 1922 y 1923, los puentes sobre el río Verde y el río Barragán, en este último caso, sufragando su Departamento el cincuenta por ciento del costo de la obra que le correspondía al Valle del Cauca, a título de préstamo. Recordemos que el día 1 de septiembre de 1923, cuando empezó a funcionar Caicedonia como Municipio, se inauguró el puente sobre el río Barragán y que se llamó “Pompilio Gutiérrez”. Un puente estrecho, apenas suficiente para el paso de un vehículo automotor de los que, años después, llegarían a Caicedonia, pero útil para el paso de bestias y personas, sus habituales usuarios, pues la carreteras y los automotores, sólo llegarían hasta él dos lustros largos después. Todavía no existía una carretera, apenas un camino que, después, serviría de guía para una vía carreteable, a través de la cual pudieran transitar los primeros automotores. Tanto de Barragán hacia Caicedonia como hacia Armenia. En la primera mitad de los años treinta, el transporte intermunicipal, sobre todo con Armenia, con Sevilla y la Estación Uribe, empieza a facilitarse con la construcción de la Carretera Internacional o Bolivariana, tramo de la Carretera Panamericana, la cual fue concebida en 1923, dentro el contexto de la Quinta Conferencia Internacional en los Estados Unidos, para unir Norteamérica, Centroamérica y Suramérica. Este tramo de vía, destapado durante cerca de cuatro lustros, se extendía desde Ecuador a Venezuela, pasando por Sevilla, Caicedonia y Calarcá, tramo para cuya construcción, al parecer, fue definitiva la gestión de dos sevillanos: don Lázaro Roldán y Pedro Emilio Gil, según se desprende del reconocimiento que de este hecho se hace en la Monografía de Carlos E. Valdés, año 1944. Según consta en el relato del memorioso patricio sevillano don Pedro Emilio Gil J., en su libro de crónicas, “Sevilla en mis Recuerdos”, el proceso fue así: “…a poco de aprobado el trazado de la carretera hacia Sevilla, la Gobernación contrató con un comerciante amigo de hacer inversiones, Fuad Cajale, la construcción de los primeros diez kilómetros, partiendo de Murillo, hoy crucero de La Uribe, hacia esta plaza. No había en este tiempo los famosos buldózeres, ni las motoniveladoras, al menos para la obra que se iniciaba, de suerte que los trabajos 117

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

avanzaron a base de regatones, palas, carretillas de mano, barras y otros elementos de la misma índole. No obstante la carencia de maquinaria adecuada, en septiembre de 1930, el Gobernador del Departamento, Tulio Raffo, inauguró los diez kilómetros del primer tramo del contrato. Pudo transitar en vehículo, aunque con dificultades, hasta La Astelia. Luego, a caballo hizo el resto del recorrido hasta esta ciudad.” El trazado entre La Astelia y Sevilla se lograría algún tiempo después. Sólo en 1933, siendo Gobernador del Valle del Cauca, Valentín Ossa pudo inaugurarse este tramo. En las gobernaciones de Luis Felipe Rosales y Ernesto González Piedrahíta, entre 1933 y 1935, finalmente, se concluye la carretera entre Sevilla y el río Barragán, pasando por Caicedonia. De allí, se da la conexión con Armenia, pasando por Calarcá. Pero, sólo hasta principios de la década del cincuenta cuando accede al poder el Teniente General Gustavo Rojas Pinilla, en 1953, se construye el nuevo puente de ferroconcreto sobre el río Barragán, con amplitud suficiente para el paso, simultáneo, de vehículos en los dos sentidos. Posterormente, en la década de los setenta, se pavimenta la vía entre Armenia y Balboa, acortando con ello la distancia entre Caicedonia y la capital del Quindío. En los ochenta, se conecta a Armenia con Zarzal, a través de la vía de El Alambrado. Mediante gestión de don Nacianceno Orozco, ante el alto gobierno y la Federación Nacional de Cafeteros, se consigue la pavimentación del tramo de vía Cuba- El Alambrado, que conecta a Caicedonia con esa nueva vía troncal, la cual había desplazado a la antigua carretera Armenia - Sevilla, embotellando nuestro Municipio. LOS SERVICIOS PÚBLICOS PRIMARIOS SERVICIO DE ACUEDUCTO: Entre los antecedentes, en materia de un servicio de agua para la comunidad de la naciente cabecera municipal de Caicedonia, parece ser que la primera forma de acceso al preciado líquido estaba en el acarreo del mismo, desde las quebradas La Camelia y Zúñiga, haciendo uso de diferentes vasijas. Posteriormente, contiguo a la casa de la Hacienda de La Viuda, más tarde llamada de El Recreo, se construyó un gran tanque de almacenamiento, a donde iba la gente de la zona sur del poblado a aprovisionarse del agua para 118

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

sus necesidades diarias. Algunos testimonios indican que, luego, desde ese tanque se hizo una conducción del agua, mediante canaletas de guadua, hasta la Plaza del Carmen, donde la gente acudía en busca del agua. En la “Monografía de Caicedonia, Valle”, (1944), de Carlos E. Valdés, se da razón de la existencia de “un acueducto metálico, que si bien reúne algunas condiciones de salubridad, es insuficiente para abastecer a la población por el rápido crecimiento de ella”. A todas luces, se trata del acueducto construido en 1940, en la parte alta de la Hacienda El Recreo, nutrido por las aguas de la quebrada El Recreo (La Camelia). Casi tres décadas después, en 1973, se contrata con Acuavalle la construcción de un nuevo acueducto para nuestra cabecera municipal, utilizando las aguas del río Pijao. Además, se produce la renovación de las redes centrales y domiciliarias de distribución, en hierro galvanizado. Sin embargo, aunque se mejora en lo concerniente a cobertura en el servicio, la calidad del agua sigue siendo muy discutible, pues no se dispone de la necesaria planta de tratamiento. Esta mala calidad del servicio genera una serie de airadas protestas de la ciudadanía, problema que sólo vino a resolverse en 1978, cuando, siendo Gobernador del Valle del Cauca, Carlos Holguín Sardi, y Alcalde de Caicedonia, don Gerardo Osorio Idárraga, se inaugura la planta de tratamiento que resuelve, en alto porcentaje, los problemas de potabilidad del agua. A partir de ese momento, Acuavalle, entidad constructora, tomó las riendas del acueducto municipal y el Municipio pasó a ser accionista de esa empresa: la Sociedad de Acueductos y Alcantarillados del Valle del Cauca. Desde esa fecha hasta la actualidad, entre Acuavalle y la administración municipal se ha venido haciendo la paulatina reposición de las redes de conducción, cambiando la nociva tubería de metal por ductos de PVC, mucho menos dañinos para la salud humana. Para garantizar el pleno abastecimiento de una población que no cesa de ensancharse, en el año 2000, Acuavalle construyó un nuevo tanque de abastecimiento y, en el año 2006, construyó un tanque alterno de aprovisionamiento, como recurso de reserva para atender las ocasionales crisis que 119

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

producen los daños en la línea de conducción del agua a la planta principal del acueducto. SERVICIO DE ALCANTARILLADO: Hasta principios de la década del cuarenta, las aguas negras y grises de la cabecera municipal se dejaban correr libremente hacia las diferentes quebradas y caños aledaños, con grave perjuicio para el medio ambiente y para la salud pública. Apenas en la primera mitad de la década de los cincuenta, “ a partir de 1953, antes de la pavimentación de la zona céntrica del Municipio”, como lo reseña Francisco Giraldo en entrevista concedida dentro del proceso de acopio de información para el presente trabajo, se inicia la construcción de un sistema de alcantarillado en la zona de mayor influencia comercial del Municipio, red levantada en tubería de barro (gres), que existe aún en considerable porcentaje pese a los muchos tramos repuestos por diferentes administraciones. Sin embargo, pese a lo mucho que ha crecido la cobertura de este servicio, no ha sido posible resolver el problema de contaminación que generan las aguas servidas. No obstante, la solución a este grave problema parece estar cerca, pues la Corporación Autónoma del Valle del Cauca, CVC, apropió recientemente la suma de nueve mil millones de pesos para la construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales, PTAR, inmenso logro que se facilitó por la gestión del actual Alcalde, Jorge Aldemar Arias Echeverri, para la consecución de esos recursos, y del Alcalde anterior, quien gestionó los recursos para que la Universidad del Valle, a través de su Instituto CINARA, ejecutara el estudio y diseño correspondiente, insumo fundamental para la gestión de recursos. SERVICIO DE ENERGÍA Y ALUMbRADO PÚbLICO: Sobre los inicios del servicio de energía eléctrica en la cabecera municipal de Caicedonia, me parece que ningún documento es tan ilustrativo de ese tema específico como el texto en el libro “Sevilla en mis Recuerdos”, del insigne líder sevillano Pedro Emilio Gil J., que transcribo a continuación: “Ya desde antes de 1930 se hablaba de la insuficiencia de la planta para atender las necesidades de Sevilla. Se hablaba de comprar la planta del río Pijao y ampliar su capacidad generadora y, con mayor agrado, se 120

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

mencionaba la posibilidad de montar una de gran potencial en el río Bugalagrande. Desde luego, este proyecto era el más halagador, pero las finanzas municipales poco permitían pensar en estas cuestiones y, por aquellos tiempos, el crédito era más difícil que ahora. Caicedonia, que dependía para su provisión de energía eléctrica de la misma planta (la del río Pijao), anhelaba también montar su planta propia y tenía para ello mejores perspectivas que Sevilla, dado que el río Barragán se halla a muy corta distancia de la ciudad. “Tomé la iniciativa de trasladarme a Caicedonia y conversar con los dirigentes de los negocios municipales acerca de la posibilidad y conveniencia de que formáramos una sociedad y montáramos una planta de propiedad de los dos municipios. “Algunos acogieron la propuesta con notorias reticencias, pero, otros lo hicieron con franco entusiasmo. “En cambio, en Sevilla, mi iniciativa desagradó. Don Diego Botero, que a la sazón gerenciaba la planta del río Pijao, perteneciente a una firma alemana, me dijo, la misma tarde que regresé de Caicedonia, estas mismas o parecidas palabras: ‘Usted dizque estuvo en Caicedonia buscando socio pobre para montar una planta eléctrica. Hombre, cuando necesite socio, búsquelo con plata y no más pobre que usted’. Los concejales no me dijeron lo mismo, pero mostraron por la iniciativa una inquietud mortal”. Poco tiempo después, el Municipio de Sevilla compró la planta del río Pijao, la cual le fue ofrecida por el señor Federico Schindler, su Gerente General, lo cual condenó a los dos municipos, pues Caicedonia pasó a comprarle la energía a Sevilla, a seguir durante muchos años disfrutando y sufriendo un deficiente fluido eléctrico, especialmente entre las seis de la tarde y las diez de la noche. En cuanto a la famosa planta de electrificación de Barragán, para la cual se alcanzaron a construir varios kilómetros de box coulvert para la conducción 121

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

de aguas por la margen izquierda del río y a traer la gigantesca maquinaria requerida, cuando parecía inminente su puesta en marcha el proyecto se canceló. Algunas personas aducen que fue porque se descubrió tardíamente que el alto contenido de arenas del río terminaría dañando las máquinas. Otros dicen que se debió a conflictos económicos de última hora. Años después, para resolver los graves problemas que en materia de energía eléctrica sufría el Municipio, en 1960, con la mediación de la naciente CVC se adquieren y ponen en funcionamiento unas gigantescas plantas de generación eléctrica marca Lister, las cuales fueron ubicadas en la carrera catorce, calle trece, donde hoy está funcionando el “comedero” popular Bancalarga y, según otras versiones, estuvieron antes en el lote contiguo a la Escuela Tres de Agosto, donde hoy funciona el Coliseo de Ferias. A partir del año 1967, con la ampliación de la capacidad de generación de la Hidroeléctrica del Bajo Anchicayá y la puesta en marcha de las primeras fases de la Hidroeléctrica de Calima, el problema de la energía eléctrica en Caicedonia empieza a resolverse, con la extensión de las redes eléctricas a todos los municipios del Valle del Cauca, por parte de la CVC, Corporación creada en 1954. En 1971, con la concreción de los procesos de interconexión eléctrica en todo el país, Caicedonia avanza hacia el disfrute de un servicio eléctrico de muy buena calidad en el sector urbano y de un paulatino cubrimiento del sector rural, donde más de un noventa por ciento de los predios han accedido a este servicio. ESPACIOS Y EDIFICIOS PÚbLICOS: Durante los primeros años de vida municipal, entre 1923 y 1930, parece ser que la Alcaldía Municipal funcionó en una casa alquilada o prestada, de cuya ubicación no se tiene información. En 1930, se construye una casona propia, para tal efecto, donde hoy está la Escuela Gabriela Mistral. Sin embargo, la misma es destruida por un incendio en 1931. Entonces, la Alcaldía es trasladada a la casona que durante muchos años ocupó, situada en la calle trece, entre carreras catorce y quince, ruinosa edificación donde todavía funciona el Almacén del Municipio. Entre 1964 y 1966, siendo Gobernador del Valle del Cauca, 122

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Humberto González Narváez, se apropian los recursos para la construcción del edificio para el Centro Administrativo Municipal en la carrera 16, calle 8, donde ha estado casi durante cuatro décadas. Dicho edificio fue fortalecido estructuralmente y remodelado de manera completa, entre los años 2001 y 2002, dentro del proceso de reconstrucción de los edificios públicos a raíz del terremoto de enero 25 de 1999. Como quedó registrado en la escritura Nº 1, de agosto 18 de 1911, por la cual la Empresa de Burila cede los terrenos para los espacios y edificios públicos del entonces Corregimiento de Caicedonia, en el plan inicial que se diseñó para la futura ciudad, aparecen espacios para diez plazas (parques): Plaza de Caicedo, Plaza del Carmen, Plaza de Bolívar, Plaza del Centenario, Plaza de la Concordia, Plaza de Burila, Plaza de La Independencia, Plaza de Berrío, Plaza La Arboleda y Plaza de La Constitución. De ese ramillete de plazas, apenas cuatro han llegado a hacerse realidad, hasta la fecha. La primera en desarrollarse fue la de Caicedo, ubicada entre las calles doce y trece y las carreras catorce y quince. Allí se construyó en 1930 el Parque de Caicedo en honor de don Lisandro Caicedo y a imagen y semejanza del Parque de Caicedo de la ciudad de Cali. Postriormente se le denominó Parque Olaya Herrera; más adelante Parque Gutiérrez y Arango; y actualmente Parque de las Palmas, el nombre con que la gente lo denomina, por encima de resoluciones o decretos. La segunda en desarrollarse fue la Plaza del Carmen, desde los albores del Municipio destinada para alojar el mercado popular y ocasionalmente para eventos y festejos públicos: semanas cívicas, reinados, procesiones, corridas de toros o corralejas, etc. Era un recuadro de tierra, polvoriento en verano y pantanoso en invierno, en cuyo entorno se levantaron los primeros ranchos del poblado y el cual se cubría, los miércoles y sábados, de mesas y toldos de lona blanca, desde los cuales, comerciantes de todos los pelajes, abastecían de todo tipo de productos de la época a los pobladores del joven pero pujante poblado. A principio de los años cincuenta, se toma la decisión de trasladar el mercado a La Plazuela contigua al Parque de las Palmas, en esa época llamado Olaya Herrera, plaza donde se realizaba la feria ganadera y se jugaba al fútbol y aprendía a montar en bicicleta. Con la llegada al poder del Teniente General Gustavo Rojas Pinilla, a nuestro pulmón central lo 123

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

denominan Parque Trece de Junio o Rojas Pinilla. Con la caída del dictador, en 1957, el lugar se recobra su nombre original: Plaza o Parque del Carmen. La tercera plaza en desarrollarse fue la Simón Bolívar, lugar en el cual el Club de Leones hizo realidad el Parque Infantil, a principios de la década de los sesenta, con parte de los beneficios que obtuvieron en las festividades con motivo del cincuentenario de la población. Este espacio durante tantos años cerrado, fue sometido a una profunda remodelación en el año 2007, con recursos gestionados ante la Nación por el Representante a la Cámara Teodolindo Avendaño Castellanos y abierto de modo permanente a la ciudadanía. La cuarta plaza que alcanzó a hacerse realidad fue la del Centenario, en la cual en el año 2002 se construyó y dotó el Parque de la Solidaridad, con recursos gestionados por mi administración, ante el Fondo de Solidaridad Social de la Presidencia de la República, para beneficiar a la comunidad del Barrio Obrero y su entorno barrial. Así, un basurero y relleno sanitario durante décadas, pasó a convertirse en un espacio de solaz para las comunidades de su entorno. En líneas generales estos cuatro parques reclaman una mayor atención por parte de las autoridades municipales, pero sobre todo de la ciudadanía que poco cuida de estos importantes bienes públicos y en muchos casos actúa vandálicamente sobre ellos, dañando con ello la imagen de la ciudad, de la cual los parques no son sólo los pulmones que contribuyen a la purificación del aire que respiramos, sino los monumentos con los cuales rendimos un homenaje a la belleza inigualable de la naturaleza y propiciamos el más agradable espacio de encuentro para los ciudadanos. LA CONSOLIDACIÓN DE LAS ACTIVIDADES GANADERA, PANELERA Y CAFETERA: La apertura de vías de comunicación, especialmente hacia Buenaventura, a través del Ferrocarril del Pacífico y de la carretera Bolivariana que nos permitió comunicarnos con Cali, Pereira y Manizales, ciudades de un 124

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

desarrollo y crecimiento poblacional acelerados, impulsó la consolidación de productos de mediano plazo y permanentes como la caña panelera, el ganado vacuno y caballar y el café, los cuales alcanzaron excelentes promedios de productividad en términos cuantitativos y cualitativos, dados el magnífico clima y régimen de lluvias y sobre todo la extraordinaria feracidad de las tierras planas y de ladera del Municipio de Caicedonia, suerte que compartíamos con Sevilla y los vecinos municipios del Quindío. Así, con la calidad y los volúmenes necesarios para exportar hacia los demandantes internos y hacia el exterior, era apenas lógico que se consolidaran estas líneas de producción agropecuaria y se generara, en toda la zona un clima de auténtica prosperidad, pues a diferencia de los cultivos de pan coger: maíz, fríjol, plátano, yuca y arracacha consumidos en el nivel familiar y local, poco comerciables hacia fuera debido a sus bajos precios, aquellos permitían márgenes mayores de utilidad, porque su demanda era alta, sus precios en el mercado internacional y nacional eran más retributivos y sus costos de producción mucho menores. Aunque sin muchos elementos probatorios, algunos sostienen que el café pudo llegar a Caicedonia en el año 1913. Es posible, pero no seguro que así haya sido. Sin embargo, considero que la precisión de ese dato no es tan importante dentro del contexto del presente relato, como tampoco lo es el dato acerca de cual haya sido el primer cultivador de este producto determinante en el desarrollo del Municipio. Aceptemos como una versión cercana a la verdad sobre los orígenes del café en Caicedonia, la que se deduce del proceso de difusión de este arbusto en Colombia y de modo especial en Caldas y el Quindío. En su trabajo de investigación “La Colonización en el Quindío: 1842-1930”, Olga Cadena Corrales sostiene que “el proceso de la caficultura está arraigado en el comienzo de la colonización del Quindío y le dio un impulso inusitado, a principios del siglo XX…” Si consideramos que dicha actividad caficultora se extendió en Colombia desde el nororiente hacia el suroccidente, es decir, desde Santander hasta Antioquia y Caldas y desde allí hasta el Quindío, donde se sembró primero en Armenia, Calarcá, Circasia y Filandia y años después en Pijao y Génova, no es aventurado pensar que 125

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

los inicios de la caficultura en Caicedonia fueron posteriores a los de los municipios arriba citados. A Caicedonia, al parecer, los primeros árboles de café se trajeron desde Calarcá, en la segunda década del siglo XX, no está claro si a la Hacienda Costa Rica, en la vereda La Rivera, o a El Bosque (en la finca de Paulino Henao), o a El Frontino, pero lo que sí está claro es que su difusión fue muy lenta, en primer lugar por tratarse de un cultivo nuevo, casi exótico, por lo tanto todavía un débil competidor del maíz, el fríjol, el cacao, el plátano o la arracacha, el tabaco y la caña, o del ganado bovino, porcino y las aves de corral, todos ellos productos fundamentales para la alimentación de los colonos y sus familias, en un mundo aislado, carente de vías, donde la prioridad mayor era no dejarse morir de hambre, sin mercados significativos por el despoblamiento. En segundo lugar porque el café era un cultivo casi de mediano plazo, por lo cual no era opción muy apetecible para un grupo de colonos, en alto porcentaje caracterizado por sus limitaciones económicas y por ello apegados a sus cultivos de corto plazo de los cuales derivaban ingresos pequeños, pero permanentes. En tercer lugar, porque especialmente para los campesinos tradicionales, y nuestros ancestros lo eran, no era fácil cambiar sus hábitos productivos por su apego a lo conocido y por los costos y riesgos que podía generar un cultivo nuevo como el café. En esas condiciones, lo más probable haya sido que sólo a partir de 1923, el café haya empezado a generalizarse en los terrenos de ladera de Caicedonia, ayudado por la llegada del Ferrocarril del Pacífico y su Estación Caicedonia, con lo cual pudimos comunicarnos con Cali y Buenaventura y asomarnos a los mercados internacionales; por el mejoramiento de las trochas y caminos que nos comunicaban con Armenia y años más tarde, por la construcción de la vía carreteable entre Sevilla, Caicedonia y Armenia, como parte de la famosa carretera Bolivariana, lo cual sólo vino a hacerse realidad a principios de los años treinta. Así, todo indica que fue en esta década de los treinta cuando pudo consolidarse la vocación cafetera del Municipio. Ya en la primera mitad de la década de los cuarenta, podía hablarse de Caicedonia como un emporio cafetero, pues el número de cafetos, se acercaba a los diez millones y la 126

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

producción oscilaba entre seiscientos mil y setecientos mil arrobas de café. De lo anterior, dan fe Eduardo López, en su libro-revista “Páginas”, de 1944, en el cual se da cuenta de una comercialización en 1943, y sólo a través de su Estación Caicedonia, de más de quinientas mil arrobas de café, más una cantidad considerable del grano negociada a través de Sevilla y de cerca de un millón de cafetos, menores de cinco años, sembrados en nuestro sector rural. En la “Monografía de Caicedonia”, publicada en 1955, se registra una producción de un millón doscientas mil arrobas de café. Por otro lado, Caicedonia primero fue un municipio ganadero y cañicultor que cafetero, pues el ganado bovino, porcino y caballar, además de las aves de corral, y la caña y sus derivados eran fundamentales para la subsistencia del proyecto colonizador. Los hatos de bovinos se fueron formando en la parte plana del Municipio (Montegrande, La Rivera, Limones) desde la llegada de los colonizadores, en un principio lentamente, a partir de la reproducción de los “atados” que llegaron con ellos y luego con la entrada masiva de ganado cruzado del suroccidente de Colombia y de Antioquia. Así Caicedonia llegó a tener, en la primera mitad del siglo veinte, más de veinte mil cabezas de ganado bovino, de leche y de engorde, pues no podemos olvidar que, en cada finca de la zona de ladera, había un terreno destinado para la crianza y ceba de ganado, especialmente de leche, igual que para el ganado mular y caballar, fundamental para las labores agrícolas y para la movilización, en un territorio sólo surcado por caminos de herradura hasta la década de los cincuenta. Con los cerdos ocurría igual. No existía finca, por pequeña que fuera, sin su correspondiente “cochera” con por lo menos una marrana de cría y una camada de “cochinos” levantados a punta de maíz, plátano, yuca y “aguamasas” caseras. Así, no resulta exagerado hablar de una población de más de treinta mil porcinos en la Caicedonia de las décadas cuarenta y cincuenta. De manera similar, ocurría con la población de aves de corral especialmente de gallinas criollas y patos. Los huevos y la gallina producidos en casa eran fundamentales en la dieta de todas las familias caicedonitas. 127

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

La carne de novillo importada de otras regiones, la leche pasteurizada y el queso en bolsa, el cerdo, el pollo y los huevos de granja, producidos en cantidades industriales a base de alimentos procesados y químicos, sólo aparecieron en la vida de los caicedonitas a partir de 1970 a la par con el invasivo y antiecológico cultivo del café caturra que no dejó guamo en pie, ni potrero alguno, ni huerta casera, ni porqueriza, ni gallinero, pues todos esos renglones de la producción empezaron a volverse despreciables frente a la fiebre del café, estimulada por los precios fabulosos del grano en el mercado internacional (hasta cuatro dólares alcanzó a rondar el precio por libra de café), y por la avaricia que sembró en todos los campesinos de la región la Federación Nacional de Cafeteros, instándolos a sembrar más y más café. Hasta ahí fue Caicedonia emporio ganadero y avicultor. Hasta ahí fue casi autosuficiente nuestro campo en materia alimentaria. Desde el siglo XVI la caña de azúcar fue establecida en el Valle del Cauca. En 1572, se funda en el Municipio de Palmira en la Hacienda San Jerónimo, ubicada en límites con el río Amaime, el primer trapiche e ingenio para la producción de “panes de azúcar”. Este tipo de explotación en pequeña escala, se va multiplicando a lo largo de los pequeños poblados existentes entre Cali y Zarzal, especialmente en el Municipio de Buga, para satisfacer necesidades familiares y locales, pero, todavía sin excedentes para su exportación, dada la artesanalidad de los diferentes establecimientos para el procesamiento de la caña, movidos inicialmente por medios animales e hidráulicos. Sólo en la segunda mitad del siglo XIX, con la llegada al país de don Santiago Eder, se monta, en Palmira en 1867 en la Hacienda Santa Rita, un trapiche movido hidráulicamente y en 1868, inicia pequeñas exportaciones a Panamá. En 1901, don Santiago funda el primer gran ingenio: La Manuelita, movido a vapor y dotado de una planta de azúcar centrifugada. Entonces el cultivo de la caña se intensifica y se moderniza el proceso industrial, paso a paso, al punto de convertir al Departamento del Valle del Cauca en el gran emporio cañicultor y azucarero de Colombia, impulsado por grandes ingenios como Providencia, Riopaila, Mayagüez, La Industria, San Carlos, Pichichí, 128

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Meléndez, Cauca, etc. En cuanto a la caña, sus primeros “colinos” arribaron a estas tierras desde Zarzal, municipio al cual llega la caña de azúcar en la segunda década del siglo XX y al que pertenecía el territorio de Caicedonia, a comienzos del siglo XX, cuando apenas una veintena de familias estaban recién asentadas en el “plan” de Cuba. Pero, la caña panelera, la caña de ladera, nos llegó también con la colonización antioqueña a partir de 1890. Para los colonos paisas, la caña no procesada era indispensable para alimentar a las “bestias” (caballos y mulas), tan necesarias para los colonos como sus más preciadas pertenencias. Mucho más importante para ellos, eran los productos derivados de la caña: los guarapos, las mieles, la panela, los blanqueados, el aguardiente…fuentes sin iguales de calorías y parte sustantiva de muchos de los platos y bebidas que les servían para reponer sus organismos del duro trabajo que cada jornada representaba para hombres y mujeres y con los cuales, además, se fue conformando parte de la rica variedad culinaria que hoy disfrutamos los habitantes del Quindío y el norte del Valle. Así, alimentada con caña de azúcar y panelera provenientes del Valle del Cauca y de Caldas y Antioquia, Caicedonia llegó a desarrollar, especialmente en sus zonas bajas de Montegrande, La Rivera y Cuba, una notable agroindustria panelera entre 1930 y 1970, que empieza a entrar en crisis con el auge y bajos costos del azúcar y con el endurecimiento de las políticas laborales en el país y el surgimiento de las organizaciones sindicales en varias haciendas. Estos hechos determinaron una merma en las utilidades y un aumento en los conflictos con los trabajadores, por lo cual la mayoría de los propietarios cambió el uso de sus suelos, pasando a la ganadería o a otros cultivos, entre los que destacó el de la yuca, producto que durante tres lustros tuvo un auge sin precedentes en la zona plana del Municipio, pero que remitió pronto debido a los graves daños que su monocultivo estaba ocasionando en los fértiles suelos. En esos primeros tiempos, pese a la rusticidad de los entables para el despulpado, lavado y secado del café, el cultivo producía considerables dividendos porque los costos de personal eran bajos, en parte debido a que en los predios pequeños, el cultivo, mantenimiento y cosecha del grano se 129

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

hacía con la participación de toda la familia, con pocos peones asalariados. Por otra parte, no se requerían abonos dada la fertilidad extraordinaria de los suelos. También ayudaba que las necesidades secundarias no representaban mayor presión para el presupuesto familiar y los costos impositivos eran exiguos, mucho más con la abolición de los diezmos eclesiásticos. Así, aun entre pequeños y medianos productores, se fue haciendo posible la acumulación de excedentes monetarios y el fortalecimiento de los sectores de comercio y de servicios, con beneficio evidente para el crecimiento de la cabecera municipal. En Caicedonia y en el Quindío, la primera variedad fue el café Borbón y, luego, el Arábigo, variedad que terminaría imponiéndose por su resistencia y por su magnífica calidad, la misma que permitió que el café de nuestra región llegara a ser considerado el más suave del mundo y por esa razón, en el mercado internacional su demanda y su precio por libra estuvieran desde esa época, por encima de los demás países productores. Desde luego, en esa calidad no incidió sólo la variedad. También las condiciones de luminosidad y sombrío, el tipo de suelos, el régimen de lluvias y la cuidadosa selección de los granos. Hoy, esos granos pueden ser de menor calidad, pese a todo lo que han mejorado las condiciones técnicas en las labores post-recolección, porque las nuevas variedades: caturra y variedad Colombia, producen un grano más pequeño, el sombrío ha desaparecido, los suelos han sufrido detrimento por la erosión, los herbicidas y fungicidas afectan peligrosamente la composición del grano, situación que se agravó hasta grados extremos con la aparición de la roya, en los setenta y ochenta, y de la broca, en los noventa. Tal vez por esa razón, muchos productores están retornando a las viejas variedades y prácticas, estimulados por el sobreprecio que se paga en los mercados internacionales, por cafés especiales, ecológicos y más limpios. En el Plan Básico de Ordenamiento Territorial de Caicedonia se reconocen tres zonas, históricamente dedicadas al cultivo del café, hoy en día, unas más recomendables que otras para la caficultura. Veamos: “Zona marginal alta cafetera: presenta temperaturas inferiores a 18 grados centígrados. En esta franja climática, no debe sembrarse el café, porque el 130

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

frío produce enfermedades. El uso potencial de estos suelos es para el cultivo de bosque comercial, granadilla, mora de Castilla, tomate de árbol, lulo, espárragos. El área es de 2.990 hectáreas, aproximadamente. “Zona óptima cafetera: presenta temperaturas entre 18 y 25 grados centígrados, franja climática ideal para el cultivo del café, ya que su ciclo vegetativo es normal y su rendimiento, con las prácticas culturales mínimas que exige el cultivo, es rentable. Además, se puede cultivar plátano, cítricos, morera, aguacate, cardamomo, hortalizas y legumbres como pimentón, tomate, habichuela, cilantro, lechuga, perejil, pepino y fríjol. El área aproximada es de 6.962 hectáreas. “Zona marginal baja cafetera: presenta temperaturas mayores de 25 grados centígrados. En esta zona el café está muy expuesto a la acción de la broca, alta incidencia del minador, la mancha de hierro y la roya. El grano puede resultar de mala calidad y alto porcentaje de pasilla”.

131

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


CAPÍTULO SEXTO:

1948 - 1975: LA VIOLENCIA PARTIDISTA Y LA RECESIÓN Aunque un alto porcentaje de los actores individuales e institucionales, tanto públicos como privados del Municipio han sido renuentes a que se registre, en diferentes documentos del pasado, el período de la violencia entre facciones de los Partidos Liberal y Conservador, que se extendió a lo largo de más de dos décadas y que tuvo su punto de desenfreno y clímax a partir del asesinato el 9 de abril de 1948, del gran caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitán en la ciudad de Bogotá, me parece que es sano airear este tema, con todo el dolor que nos pueda ocasionar, para que esa tragedia nos aleccione acerca de los peligros del fanatismo político y la sustitución del sano debate de ideas por el perverso uso de la fuerza, frente a la cual los más débiles siempre son las víctimas. No hacerlo representaría la mutilación de un hecho que, desgraciadamente, formó parte de nuestra acontecer como comunidad, y omitirlo o negarlo sería una cobardía y una mentira histórica contraria a los propósitos de seguir construyendo con nuestros niños y jóvenes, una Caicedonia más próspera y más justa, a partir de la verdad, sobre la base firme del reconocimiento de lo que hemos sido y lo que somos: un asentamiento humano en el que, a lo largo de varias generaciones han coexistido, en permanente contradicción y ocasionales contubernios, lo bueno y lo malo, en la mayoría de los casos para beneficio de la población, pero en algunos, en detrimento de tantos que fueron gravemente dañados, sin justificación alguna. Partamos, entonces, de una breve semblanza de Jorge Eliécer Gaitán. En la obra “Forjadores de Colombia Contemporánea”, Editorial Planeta, 1986, se le describe así: 133

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

“La figura de Jorge Eliécer Gaitán ocupa uno de los más altos sitiales en la vida política colombiana del siglo XX. Como uno de los más grandes caudillos en la historia del país, como pensador en lo político y lo social, como uno de los juristas más brillantes y mejor dotados en la ciencia del derecho penal, pero, sobre todo, por su compenetración con el hombre colombiano, por su estatura moral, por su valor de hombre comprometido verticalmente con el destino de su país…” Nació en Bogotá, el 23 de enero de 1898 y murió asesinado el 9 de abril de 1948. Aunque era miembro del Partido Liberal, su vocación social y sus embates contra la oligarquía liberal y conservadora, ideas de las que hizo despliegue en sus extraordinarios discursos, gracias a su maestría en las artes de la oratoria, le granjearon adeptos a todos los niveles, especialmente en los estratos bajos de la población y el odio de terratenientes, industriales y grandes comerciantes y del imperialismo norteamericano, al que fustigó en muchas ocasiones. Eso lo lleva a separarse de la dirigencia oficial de su Partido y a lanzar su campaña de “restauración moral de la República”. Con el Partido Liberal dividido entre dos candidatos: Jorge Eliécer Gaitán y Gabriel Turbay, se produce el triunfo del candidato conservador Mariano Ospina Pérez, en 1946. Ante la derrota, Gaitán se distancia más de la política tradicional y sus posiciones políticas se acercan más al ideario socialista, aunque se mantiene dentro del Partido Liberal. Así, según “Forjadores de Colombia Contemporánea”, transcurrieron los últimos días del gran caudillo y se desató el caos en Colombia por su asesinato: “El primero de abril de 1948, recibió el título de Doctor Honoris Causa en Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Libre. El ocho obtiene un resonante triunfo en su carrera de abogado al lograr la absolucion del teniente del ejército Jesús María Cortés, comprometido por asuntos de “honor militar” en la muerte del periodista Galarza Ossa. Aproximadamente, a las dos de la mañana, cuenta José M. Córdoba, Gaitán tomó su automóvil en compañía de varias personas, allegadas a la defensa, y visitó, de paso, el Restaurante Marroco, donde departió animadamente sobre la brillante victoria profesional. 134

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

“El 9 de abril de 1948, a la 1.05 de la tarde es asesinado por un oscuro sujeto, al salir de su oficina, situada en la carrera séptima con avenida Jiménez. Una hora después, moría entre la consternación general. “La radio difundió la noticia del vil asesinato, A las tres de la tarde, ardía el centro de bogotá. El pueblo, en forma electrizante, se volcó sobre las calles, en vehículos o a pie, al grito de: “Vengaremos a Gaitán.” Se oía el sordo rumor de una multitud incontrolada y furiosa que pedía la cabeza de los hombres del gobierno y de los jefes de la violencia en Colombia…. “Fueron incendiados establecimientos oficiales como el Ministerio de Gobierno, el Palacio de Justicia, el Ministerio de Educación y Comunicaciones, la Cancillería, la Procuraduría General de la Nación y la Gobernación de Cundinamarca, dependencias eclesiásticas como el Palacio de la Nunciatura Apostólica y el Palacio Arzobispal, empresas industriales como los almacenes Croydon y el periódico El Siglo. De casi todas las cárceles de bogotá se fugaron los presos, quienes, inmediatamente, se sumaron a la revuelta. La Quinta División de la Policía se sublevó en masa, adhiriéndose a la revuelta…” El relato anterior me parece fundamental para entender lo que ocurrió en Caicedonia ese 9 de abril de 1948. De acuerdo con diferentes relatos de ciudadanos de Caicedonia que fueron testigos de lo ocurrido o que conocieron los hechos de personas cercanas a las víctimas de la revuelta, lo que ocurrió en Caicedonia, al parecer, fue así: En las horas de la tarde, después de conocer por la radio la noticia del asesinato de Jorge Eliécer Gaitán y la violenta reacción de las turbas enardecidas por ese hecho luctuoso, la gente empieza a agolparse en el entorno cercano a la Alcaldía Municipal, ubicada frente al Parque de las Palmas. Allí, según varias versiones coincidentes, el Alcalde, Hernando Prado, y el Personero, Saturo Álvarez, y la policía municipal, en lugar de apaciguar a la furiosa multitud, se suman a sus manifestaciones de protesta, se liberan algunas presos de la cárcel municipal, como si se estuviera copiando lo ocurrido en Bogotá, y parte la enfurecida marcha de protesta, 135

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

por la carrera quince, hacia la Plaza del Carmen, en medio de imprecaciones, consignas de venganza y detonaciones de armas de fuego. A esa misma hora, en la prendería La Colmena, estaban reunidos varios miembros del Directorio Conservador de Caicedonia: Juan Bautista Giraldo, Manuel Alzate, Luciano Atehortúa, Abelardo Castaño y Luis Ríos Peláez (“Macana”) pendientes de las noticias y deliberando sobre lo ocurrido en Bogotá y sobre el clima de zozobra que se vivía en el pueblo por causa de este hecho. Al parecer, no sospechaban los alcances que podía llegar a tener la manifestación que avanzaba hacia el parque, a cuyo costado, en la calle novena, entre lo hoy es el edificio del Banco Cafetero y Punto Modas, estaba ubicado su lugar de reunión. Allí fueron sorprendidos por la cada vez más enloquecida turbamulta, la cual, no están claras las circunstancias, avanzó hacia la vetusta casona, donde estaban estos pacíficos patricios, y los asesinó de modo cruento. Esa noche y los dos días siguientes fueron de auténtica pesadilla para el grueso de la población, encerrada en sus casas de habitación y negocios, mientras los furiosos amotinados sembraban el terror y la muerte en las calles, impidiendo se enterrara a las víctimas, amontonadas en un cuarto del Hospital Santander. Cuentan algunos entrevistados que nadie acudió en auxilio de la aterrorizada comunidad, pues, en la oficina de correos y telégrafos, se desinformaba a las autoridades de Buga, indicándoles que Caicedonia estaba en calma. Sólo fue posible el rescate de la población el lunes por la mañana gracias a que alguien, primero a pie y luego por medio de un vehículo que pudo abordar en la carretera hacia Buga, dio cuenta a las autoridades de lo que estaba ocurriendo y éstas vinieron a restablecer el orden. Sobre el número preciso de asesinados y heridos, que los hubo por decenas, nadie da razón, sólo se precisa la muerte de los miembros del Directorio Conservador. A este hecho lamentable, le siguió la detención del alcalde Prado, del personero Álvarez y del sargento que comandaba la policía y otros participantes en el hecho. Se nombró como alcalde provisional a don Ramón Serna Giraldo y a los pocos meses se nombró el primer alcalde militar, de los muchos que habría de tener Caicedonia por culpa de la violencia que se 136

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

desató entre liberales y conservadores, época oscura que se extendería hasta mediados los años setenta y que costó cientos de muertos, miles de desplazados y despojados de sus tierras y atraso económico y social en un territorio dominado por la brutalidad de los “pájaros” que a sangre y fuego, asolaron la región, y, hay que reconocerlo, por las oscuras ambiciones de quienes tras bambalinas, impulsaban la maquinaria de terror. Las víctimas de esa época irracional se dividen en cuatro: los que emigraron a otros lugares y alcanzaron a vender a un precio decente sus propiedades; los que debieron huir por las amenazas y perdieron todo o debieron casi regalar sus propiedades para salvar su vida; los que fueron asesinados, a veces familias enteras, conservadoras y liberales; los que, por no tener a donde ir, debieron quedarse, soportando en silencio interminables días y noches de terror. Entre los personajes y hechos tristemente inolvidables, se destacan Azarías Vargas y sus hermanos, Alcibíades Toro, “Polancho”, Melquisedec Camacho, alias “Melco”, las masacres de La Rivera y cientos de asesinatos selectivos entre los que destacan los de José C. Aguilera, Bernardo Mejía Botero, Pitágoras Cardona, Arnoldo Parra, Nury Issa Quintero, Hernando Álvarez Correa, Eulogio Aguilar, Tocayo Bedoya, Gilberto Henao, etc. Caicedonia, entonces, pasó de ser un pueblo conocido por su prosperidad, pujanza y hospitalidad de sus gentes, a ser estigmatizado como un pueblo donde imperaba la ley de los violentos, donde se vivía en un permanente clima de terror y donde era mejor no atreverse a llegar, según se extendía la leyenda negra que fueron creándole los medios periodísticos, agrandando con ello el aislamiento de la población y el empobrecimiento de nuestros fecundos campos, los cuales fueron abandonados en un alto porcentaje. Esa época tenebrosa significó estancamiento económico y social para la población de Caicedonia, cuya caficultura y cañicultura sufrieron grave disminución por la diáspora de pequeños, medianos y grandes propietarios que ocasionó y, en muchos casos, por el asesinato de cientos de campesinos. Una parte de los medianos y grandes propietarios, pese al exilio, pudo 137

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

conservar sus tierras, aunque con notable deterioro de sus cultivos, pero, un alto porcentaje de los pequeños propietarios que debieron marcharse se vio condenado a la pérdida de sus pequeños fundos, los cuales fueron comprados a precios irrisorios por un puñado de pescadores de río revuelto, cuya connivencia con la violencia, les facilitó llegar a convertirse en propietarios, cada uno, de decenas de minifundios, que fueron alindando a los que ya tenían o que los convirtieron en latifundistas dispersos. Sobre ese fenómeno de transformación de la violencia banderiza, por el trapo azul o por el trapo rojo, en violencia estimulada o aprovechada para fines económicos, de la cual todo el país fue y sigue siendo una cíclica víctima, con otros protagonistas como victimarios –guerrilleros, narcotraficantes y paramilitares–, a propósito del caso de Caicedonia, en 1974, en el libro “Colombia Amarga”, del gran periodista Germán Castro Caicedo, en la crónica que abre dicha publicación, “La Violencia Sigue Igual”, se lee: “…Pero, el habitante de la región (Caicedonia) no sólo ha pagado con su sangre el precio de este “carnaval” (de violencia). “Para el Gerente de la Caja Agraria y para el Notario Municipal, quien tiene que ver estrechamente con todas las transacciones de la tierra, “hoy el ochenta por ciento de los campesinos de Caicedonia no posee un solo centímetro de tierra. Todos ellos eran propietarios antes del cuarenta…” “Esto quiere decir que la violencia a la que fueron lanzados en nombre de dos colores, el azul y el rojo, también les costó la pérdida de sus tierras. “…Augusto Jaramillo, Gerente de la Caja Agraria, y Gerardo Pino, Gerente de la Cooperativa de Caficultores, dicen: “Los propietarios viven en las ciudades, en otros pueblos, en donde usted quiera, menos en sus fincas…” “A su vez, Gerardo Osorio, asesor tributario de varios hacendados, cuenta: “El dueño de las fincas viene dos veces al año, o sea, cuando hay que cobrar ganancias…” 138

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

El Notario de Caicedonia, luego de quince años continuos de legalizar con su firma la compraventa de tierras, señala: “Hasta antes de la violencia del cuarenta y ocho, esta zona era de minifundio. Todo el mundo tenía sus pequeñas parcelitas. Hoy sólo un diez por ciento es de minifundistas. En el resto nacieron fincas grandes, porque, en la violencia, los que tenían hombres a su mando, dinero y el respaldo de los directorios liberal y conservador de Cali, precipitaron la sangre para comprar barato o para invadir las propiedades de aquellos que huían dejando atrás a sus padres, a sus hijos y a sus hermanos muertos en la tierra de los cafetales. Ellos fueron, así, alindando (sumando) a las suyas las parcelas vecinas…” Muchos analistas del tema de la violencia partidista coinciden en que de que esa tragedia se extendiera en el tiempo se encargaron muchos de los altos dirigentes políticos liberales y conservadores, asentados en las grandes ciudades, desde las cuales, por acción o por omisión, contribuyeron a mantener vivos los odios y la maquinaria de la muerte, que habrían podido ayudar a parar con una señal de reconciliación entre ellos. Finalmente, como en todas las guerras, las consignas las colocaron los poderosos, y los pobres, los que no tenían defensa, pusieron los muertos y los desplazados, esos seres invisibles que deambulan y arrastran su tragedia, su desarraigo y desprotección por las calles insensibles de las medianas y grandes ciudades de Colombia, mientras sus victimarios se incorporan a los cada día más lumpenizados aparatos de poder privado y público del país. Eso fue lo que ocurrió en Caicedonia y en cientos de municipios colombianos, arrastrados al odio y a la muerte por un infortunado magnicidio que ellos no propiciaron y por el sectarismo y la mezquindad de sus jefes políticos nacionales y departamentales y de muchos de sus compinches. Entre liberales y conservadores, en Colombia, entre 1948 y 1975, cayeron víctimas de la locura de esta guerra sin sentido cerca de medio millón de 139

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

compatriotas humildes, cuya tragedia se extendió a sus familias, las cuales, en su mayoría, habrían de ser los marginales pobladores de unas ciudades para las que no estaban preparados, multiplicándose de esta manera, los pérfidos efectos de esa época nefasta de la vida colombiana, de ese fratricidio entre azules y rojos que habría de metamorfosearse en violencia urbana, incentivada por todas las lacras que son propias de la marginalidad social que caracteriza a amplios sectores de la población colombiana de hoy.

140

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


CAPÍTULO SÉPTIMO

1976 - 1988: LA CUARTA FUNDACIÓN Desde 1.948 hasta mediados de los años setenta, Caicedonia estuvo sumido en un considerable estado de depresión económica, social y cultural, por causa del alargamiento de las tensiones y hechos de violencia entre liberales, conservadores y rojaspinillistas, incapaces de avanzar hacia una reconciliación real, pese a la paz decretada, en el papel, por el Frente Nacional, acuerdo contra la violencia banderiza puesto en marcha desde 1958 hasta 1974. Esta fórmula, que determinó la alternación de liberales y conservadores en la Presidencia de la República y la milimetría en la distribución de los cargos públicos, mitigó el ritmo feroz de la carnicería entre “rojos” y “azules”, pero, lo hizo de una manera muy lenta. En nuestro Municipio, la persistencia de esos odios interpartidistas y entre facciones de tales organizaciones políticas y las periódicas muertes que de esas absurdas desavenencias se derivaron significó que, durante ese lapso de tiempo, se produjera el predominio de los llamados “alcaldes militares”, oficiales de la policía de bajo y medio rango, para el caso de la Centinela del Valle. Estos uniformados bien poco pudieron hacer para impulsar el desarrollo municipal dada la brevedad de sus períodos, su poca experiencia administrativa, su lógica falta de sentido de pertenencia y la exigüidad de los recursos económicos de que disponían en esa época los municipios, debido a su endeble recolección de ingresos propios y la exigua o casi nula participación en los ingresos departamentales y de la Nación, a los cuales sólo se accedía por la vía de la gestión que pudieran realizar Diputados, Representantes a la Cámara o Senadores, ante las gobernaciones, los ministerios o ante la 141

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Presidencia de la República, casi que exclusivamente en beneficio de las ciudades capitales y en muchos casos de sus personales intereses. En estas condiciones el desarrollo físico del Municipio se estancó, igual que en medio de las tensiones que generaba esa forma de “estado de sitio” local, el restablecimiento de la cordialidad entre los caicedonitas, distanciados por el resentimiento y la desconfianza, avanzó muy lentamente. A estos altos propósitos tampoco contribuyeron los Gobernadores del Departamento, quienes, igual que los de los últimos tiempos, poco importancia concedieron a Caicedonia, unas veces por sectarismo político, otras por la menguada talla de la dirigencia política y cívica local y en la mayoría de los casos por la desunión de nuestras fuerzas comunales. Caicedonia fue “negreado”, durante esas casi tres décadas y las posteriores, por los Gobernadores del Valle del Cauca, con las honrosas excepciones de Humberto González Narváez (en su primero y segundo período), Carlos Holguín Sardi (también en su primer período), Germán Villegas (en su primer período) y Angelino Garzón, el único Gobernador que distribuyó, equitativamente, significativos recursos entre todos los municipios del Valle del Cauca y desde luego en Caicedonia sin que mediara en ello sesgo o interés político alguno. En estas condiciones, con unos magros recursos propios y una exigua participación en los recursos regionales y nacionales, durante cerca de tres décadas, el progreso de Caicedonia casi que brilló por su ausencia. Sin embargo, a partir de 1976, con la consolidación del liderazgo político de don Nacianceno Orozco Gallego en el sector conservador, y del abogado Aníbal Quiroz Arbeláez entre las huestes liberales, empieza un período de distensión política y social que aclimata el retorno de los alcaldes civiles en el Municipio, los primeros de ellos nombrados en el primer gobierno de Carlos Holguín Sardi ocurrido entre septiembre de 1976 y septiembre de 1978. Esta cadena de alcaldes civiles, de origen local, se extendió con algunas breves interrupciones hasta 1988, año en que se inició el proceso de descentralización política y administrativa en Colombia. De esa época la ciudadanía recuerda a Alfredo Muñoz López, Teodolindo Avendaño, Carlos Campillo Parra, Gerardo Osorio Idárraga, Octavio Castaño Arbeláez, Hernán Osorio Ocampo, Luis Alfonso Cuartas Marín, Jesús Emilio Zapata Marín, Róger Ríos Duque, Gloria Ofelia Gutiérrez Duque, quienes de diversas maneras contribuyeron a introducir a Caicedonia en los senderos de la 142

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

modernización administrativa, a restañar viejas heridas y a retomar la dinámica del desarrollo infraestructural, interrumpido por la violencia partidista. Este período adquirió ribetes de cuarta fundación de Caicedonia por varias razones: En primer lugar, por la paulatina distensión política entre liberales y conservadores, favorecida por el fortalecimiento de dos grandes organizaciones políticas, una por cada colectividad, ambas lideradas por personas mejor dispuestas para el diálogo creativo, que caracterizó ese lapso, con lo cual la tregua inicial y el acuerdo fraterno y caicedonista pudieron concretarse para bien de toda la comunidad, contribuyendo, de paso, esta distensión a que los Gobernadores del Valle del Cauca, liberales en su mayoría o conservadores no humbertistas, cedieran en su silencioso bloqueo de recursos para el Municipio. En dicho proceso de confraternización es justo destacar a personajes como Nacianceno Orozco Gallego y Octavio Castaño Arbeláez, por el Partido Conservador, y a Aníbal Quiroz Arbeláez, por el Partido Liberal, quienes no sólo fueron grandes en la negociación y firma de los acuerdos sino en su posterior defensa frente a algunos sectarios y guerreristas que, desde ambas orillas, se resistieron a la tregua y paz acordadas. En segundo lugar, por el retorno de la civilidad a la Alcaldía, con todo lo que ello significó en crecimiento técnico administrativo y en mejoramiento del nivel de interlocución con la Gobernación del Valle, con lo cual se potenció la obtención de mejores recursos financieros y técnicos para jalonar el desarrollo material del Municipio y fortalecer la institucionalidad comunal. En tercer lugar, por el fortalecimiento del Comité Departamental de Cafeteros, gracias a las bonanzas que experimentó el sector cafetero en la década de los setenta, con amplio beneficio para la zona rural y sus habitantes, en los cuales se invirtieron cuantiosos recursos. Todo lo anterior se vio materializado en apertura de nuevas vías rurales y conformacíon de muchos tramos de vía en el sector urbano, con lo cual creció la interconexión interna y se amplió la inversión privada en todos los sentidos; mejoramiento sustantivo de los servicios públicos: acueducto 143

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

(planta de potabilización del agua para el consumo urbano, construcción de mejores acueductos rurales y el inicio de un proceso de reposición de las redes de tubería galvanizada por las de PVC); alcantarillado (canalización de varios tramos en caños que entrañaban serio peligro para la comunidad en invierno y de nuevas redes en sectores urbanos que carecían de ellas); energía eléctrica (energía permanente y de buena calidad en el casco urbano y en el sector rural); comunicación telefónica (construcción e implementación de la moderna planta de teléfonos de Telecom); construcción del nuevo Matadero y la Galería; aseo público ( modernización del equipo de recolección y adquisición y adecuación de un nuevo lote para depósito final de las basuras generadas por la creciente cabecera municipal); adquisición en préstamo y mantenimiento de un equipo básico de maquinaria pesada para atender las vías urbanas y rurales; impulso a la educación de los niveles preescolar y superior (Jardín “Marco Fidel Suárez, Hogar Infantil “Los Picarines” y Universidad del Valle, Regional Caicedonia); construcción del Parque Didáctico y ensanchamiento y pavimentación de la vía al cementerio; conformación de decenas de tramos de vías urbanas; pavimentación de carretera entre Caicedonia y El Alambrado; construcción de decenas de nuevas escuelas rurales y casetas comunales; consolidación del proyecto privado del Club de Caza y Pesca; construcción de escenarios deportivos y culturales en los sectores urbano y rural (Coliseo Cubierto, canchas gramadas para fútbol en el Estadio Alfredo Muñoz López y Colegio Bolivariana, pista atlética, canchas múltiples, teatro del Coelgio Bolivariano, etc.) y, finalmente, descollando por sobre todos los logros anteriores, se produjo la descongelación del proceso de desarrollo urbano de la cabecera municipal en dos sentidos: primero, en lo atinente a la reposición de vivienda vieja por vivienda nueva y a la urbanización de cientos de lotes de la zona de influencia, como producto de la iniciativa privada, gracias a la riqueza que se derivó de varias “bonanzas” cafeteras que, durante los setenta, ocurrieron en nuestro territorio; segundo, por la expansión del área urbana construida, gracias al fortalecimiento de las instituciones comunitarias, cuya demanda de una reivindicación fundamental como es el techo propio se vio representada en la aparición de casi una decena de nuevas urbanizaciones para los estratos populares y medios de nuestra población (Ciudadela Municipal, Covipo, Fundadores, Nuevo Horizonte, El Limonar, Condominio La Gerencia, La Camelia, etc.) , en su mayoría materializadas gracias a la poderosa alianza 144

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

entre la comunidad organizada y laboriosa y la dirigencia política y las administraciones municipales, y en menor pero muy significativa parte construidas con esfuerzo privado de varias maneras apoyado por el sector público local y la dirigencia política. Esta explosión urbana, esta notable acción refundadora de Caicedonia, acontecida entre 1976 y 1997, significó un aumento de entre setecientas y ochocientas viviendas en su mayoría de interés social, con lo cual se evitó la tugurización que se dio en tantos municipios del Valle del Cauca y de Colombia, donde las clases dirigentes fueron inferiores a la demanda de un techo propio por parte de sus habitantes de los estratos medios y bajos, cientos de miles de los cuales se vieron obligados a acudir a las invasiones de terrenos urbanos no urbanizados y al levantamiento en ellos de innumerables barriadas subnormales, carentes de los servicios básicos y en contravía de las normas reguladoras del desarrollo urbano ordenado, mejor conocidas como desarrollos subnormales, cinturones de miseria o zonas tuguriales. Tal cosa, por fortuna, no ocurrió en nuestro Municipio, gracias a la visión y al empuje de sus líderes públicos y privados y desde luego de su emprendedora población.

145

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


CAPÍTULO OCTAVO

1988 - 2010: LA QUINTA FUNDACIÓN LA DESCENTRALIZACIÓN POLÍTICO-ADMINISTRATIVA EN COLOMBIA Se necesitó el advenimiento, hecho aislado por cierto, de un gobierno de considerable vocación democrática en Colombia, como el de Belisario Betancur Cuartas, para que en 1986 se entrara a admitir la situación de casi nulo desarrollo material y social en los municipios y regiones, dados sus exiguos ingresos y la imperativa necesidad de que los mismos incrementaran su presupuesto entrando a participar de los ingresos corrientes de la Nación, hasta ese momento centralizados en la Presidencia de la República y los ministerios, para con un mayor volumen de recursos financieros girados directamente a las administraciones locales y departamentales, agilizar la ejecución de obras y acciones en toda la geografía nacional, evadiendo, de paso, la muchas veces perniciosa intermediación de los congresistas y mitigando con ello el desarrollo macrocefálico del país, pues un altísimo porcentaje de los recursos era monopolizado por Bogotá y las capitales de los departamentos más importantes, con lo cual se produjo el consiguiente estancamiento de aproximadamente un millar de comunidades locales colombianas, es decir, casi la totalidad de los municipios del país. Para ello, se tramitó en el Congreso de la República el Acto Legislativo número 1 de 1986, posteriormente desarrollado en las leyes 78 de 1986 y 49 de 1987 y en normas posteriores que precisaron, modificaron y recortaron los alcances de la idea original y de lo refrendado y añadido por la Constitución de 1991, siempre en detrimento de los municipios y los departamentos. 147

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Este proceso de descentralización política y administrativa tuvo, además, como otro eje fundamental la elección de los alcaldes, en su etapa inicial, y de los gobernadores, a partir de 1992, gracias a que la nueva Constitución de 1991 no sólo refrendó la elección de los mandatarios locales sino que extendió esta democrática reforma a las gobernaciones, pasando, a partir del primero de junio de 1992, el período de gobierno de dos años a dos años y siete meses.Luego, a partir del 1 de enero de 1995, el período se alargaría a tres años y, posterormente, para acompasarlo con el período presidencial, a partir del 1 de enero de 2004, el período fue extendido a cuatro años. Pese a las nuevas y no pocas cargas que la Nación le trasladó a municipios y departamentos y a los recortes a la proyección inicial de recursos a transferirles, especialmente en los gobiernos de Andrés Pastrana y Álvaro Uribe, el proceso de descentralización reivindicó en alto porcentaje a unas y otras divisiones administrativas y a los millones de colombianos habitantes de sus diferentes jurisdicciones, con la llegada cada año de un significativo volumen de recursos financieros nuevos, con los cuales se han adelantado un sinnúmero de obras y acciones que significaron un renacimiento del desarrollo físico y social en la provincia que durante décadas estuvo represado, por causa de la endeble capacidad fiscal de los gobiernos locales y regionales y el manejo centralista del erario nacional, monopolizado por unos pocos grandes detentadores del poder en Colombia. A la llegada de los recursos nacionales se agregó la dinamización de las administraciones de la periferia, obligadas a responder por el cumplimiento de sus programas de gobierno y por tanto a multiplicarse en lo referente a la gestión de nuevos recursos propios y externos y a tecnificar sus equipos de gobierno, para hacer más eficientes sus gestiones, incorporando personal más calificado, mejorando su acervo conocimental en las áreas jurídica y administrativa, avanzando en su capacidad recaudadora de impuestos, para mejorar sus ingresos propios y con ello hacerse merecedores de ingresos adicionales por parte de Planeación Nacional y el Ministerio de Hacienda, y, cómo no, actualizando sus plataformas tecnológicas para ponerse a tono con la nueva realidad política del país y del mundo, ámbitos comprometidos en una acelerada serie de transformaciones ligadas a la globalización neoliberal y a la increíble revolución de la microelectrónica expresada fundamentalmente en los computadores y la internet, factores que aceleraron el ritmo del desarrollo mundial y casi que acompasaron las expectativas de futuro con las realidades del presente. 148

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Desde luego, pese a la persistencia de las artimañas politiqueras que han sido características en toda democracia subdesarrollada como es el caso de la colombiana, hay que reconocer que tal proceso descentralizador, además, ha fortalecido la lucha por la democracia auténtica, propósito en el que por desgracia parece que avanzamos y retrocedemos dada la alta incidencia de la criminalidad armada (de ultraizquierda y ultraderecha) y el inmenso poder económico del narcotráfico, fenómeno social producto de la pobreza gene­ ralizada, la falta de oportunidades y la esencia filosófica misma del sistema capitalista, a cuya financiación se acude en muchas ocasiones por un considerable número de aspirantes a las diferentes corporaciones públicas y demás cargos de elección popular, con el lógico retroceso para el proyecto democrático colombiano que se reactivó muy esperanzadoramente con la participativa Constitución Política de 1991, pero cuyo avance ha sido objeto de tenaces asedios, especialmente en el extendido mandato de Álvaro Uribe y su corte, para perjuicio directo del grueso de nuestra población colombiana, la ubicada entre los estratos uno a cuatro, como quien dice, el ochenta por ciento de quienes habitamos este territorio patrio. Sin embargo, así sea lentamente, la democratización del país ha ido haciendo camino y en ello tiene mucho que ver el proceso de descentralización en que se embarcó el país a partir de 1986, en cuanto le dio a los habitantes de las jurisdicciones locales y regionales la posibilidad de decidir quiénes serían sus gobernantes y cuáles serían las propuestas de desarrollo territorial y comunitario a ejecutar, fortaleciendo, consecuentemente, la institucionalidad cívica y comunal, a la que se le asignó el derecho vigilar más de cerca el desempeño de sus equipos administrativos y hasta de adelantar procesos revocatorios de los mandatos de funcionarios cuestionados, con lo cual se avanza paulatinamente en el transparenciamiento de nuestro proceso democrático. 1988: ALEXÁNDER HENAO RAMÍREZ, PRIMER ALCALDE POPULAR DE CAICEDONIA (1 de junio de 1988 a 31 de mayo de 1990). En mi concepto, Alexánder Henao Ramírez pasará a la historia por tres razones: En primer lugar, por haber derrotado, en medio del más polarizado, turbulento y apasionante ambiente electoral que Caicedonia recuerde, al más caris149

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

mático personaje que ha pasado por la política de nuestro pueblo: el cura golcondiano Federico Arroyave, quien con su arrolladora personalidad y su encendida oratoria demosténica, en escasos seis meses puso a medio mundo de su parte e hizo tambalear un poder que parecía, por lo menos hasta ese momento, inamovible: el de don Nacianceno Orozco Gallego y su Movimiento Conservador Humbertista, aliado con el oficialismo liberal del Dr. Aníbal Quiroz Arbeláez. En la historia quedó que Alexánder derrotó a ese fenómeno de masas que era Federico, –capaz de derribar los muros más altos y sólidos, los de la lealtad a viejas tradiciones políticas y hasta los de los más complejos afectos familiares–, pero, eso sí, poniendo toda la carne en el asador y casi que dejando pelos en el alambre, como decimos en el lenguaje popular. En segundo lugar, por la mesura con la que capoteó la larga tormenta política que siguió a su controvertida victoria. Entre cinco mil y seis mil cruzados federiquistas reclamando el triunfo para su caudillo y desligitimando al primer mandatario de Caicedonia, según lo acreditaban los escrutinios de la Registraduría. Un pulso entre dos fuerzas polarizadas, suficiente para desestabilizar al más frío y equilibrado. Sin embargo, con paciencia, inteligencia y trabajando “sin prisa, pero sin pausa”, acogiendo íntimamente muchos de los reclamos de su contrincante y gobernando para subsanarlos, escuchando y hablando con la gente, abrazándola, Alexánder no sólo mitigó en alto grado el fuego de esa pasión política que amenazaba quemarlo, sino que salió por la puerta más grande y esplendorosa que haya salido gobernante alguno de Caicedonia. Nunca olvidaré la fiesta de despedida del “negrito”, a quien acompañé como Tesorero y quien me puso las llaves de la Alcaldía en el bolsillo, para que fuera su sucesor, con la posterior anuencia del generoso hijo de Nacianceno, Carlos Alberto Orozco. Así, Alexánder y Carlos Alberto hicieron realidad para mí una cosa que nunca se me había siquiera pasado por la cabeza. En tercer lugar, por la extraordinaria obra de gobierno que, apenas en dos años, realizó: culminación e inauguración de la Casa de la Cultura y el Coliseo Cubierto, obras iniciadas y desarrolladas en parte por la Dra. Gloria Ofelia Gutiérrez; impulso a las obras del Hotel de Turismo “Chamaná”; 150

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

pavimentación de veintidós cuadras de vías en el sector urbano y conformación de otras tantas; construcción de la Urbanización La Esperanza, etapa I; tendido y reposición de más de cuatro mil quinientos metros de redes de alcantarillado y cantidad similar en redes de acueducto; adquisición a crédito de una motoniveladora nueva; reubicación de los damnificados por derrumbes del Barrio Lleras e iniciación de las obras del Barrio Obrero; fortalecimiento de las Juntas de Acción Comunal, casetas y puestos de salud; mejoramiento sustantivo de las vías del sector rural, a cuya comunidad se acompañó como nunca en lo social y lo productivo, etc. Ah, y lo más importante: La restauración de la unidad comunitaria, del tejido social, severamente afectado por la polarización política, sobre la base de una permanente e inclaudicable política de mano tendida, ayudada por el carisma de Alexánder y su esposa Martha, la más activa de las primeras damas que han pasado por nuestra Alcaldía. Alexánder Henao Ramírez y, de alguna manera, el espíritu de cambio de Federico Arroyave, que quedó como flotando en el ambiente, marcaron el derrotero de lo que habrían de ser las administraciones siguientes de elección popular en el Municipio: estudiosas de la problemática local, trabajadoras, cercanas a la gente, centradas en la búsqueda de soluciones a las necesidades primarias y derechos fundamentales de los caicedonitas: educación, salud, vivienda, buenos servicios públicos, trato digno a la gente por parte de sus gobernantes, compromiso con la paulatina democratización y la participación de la ciudadanía en la gestión de su destino colectivo, etc. En mi criterio personal, en cuanto parte que fui de los hechos, me parece que en ese espejo nos miramos, consciente o inconcientemente, los que en nombre del Movimiento Conservador Naciancenista, llegamos después a la Alcaldía. Sobre la comprensión y convicción de que ese dinámico y dialogante estilo de gobierno era digno de ser imitado, tratamos de hacer de cada administración una armoniosa continuación de la anterior, al punto de que muchas obras (el matadero municipal, la galería, el ancianato, “Picarines”, el Hospital Santander, la Universidad del Valle Sede Caicedonia, la Alcaldía, el Parque Agroindustrial, el Parque Recreacional, el Parque de Las Heliconias, la Casa de la Cultura Nacianceno Orozco Gallego, el acueducto urbano y los acueductos rurales, los colegios de secundaria y escuelas, etc.) son los 151

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

productos finales de diferentes momentos y equipos de gobierno, hecho que permitió la consolidación de un ritmo permanente de desarrollo material y comunitario, del cual participó un amplio porcentaje de nuestros conciudadanos, con lo cual, como lógica consecuencia, se situó a Caicedonia en puestos de liderazgo administrativo a nivel del Valle del Cauca y, en materia de bienestar social, nos ubicó entre los cincuenta municipios con mejor nivel de vida de Colombia, dado el magnífico equipamiento en espacios y edificios públicos, servicios básicos (acueducto, alcantarillado, alcantarillado, energía, alumbrado público, aseo, medios de comunicación), red vial urbana y rural, oferta de servicios en salud y educación, construcción de vivienda nueva y mejoramiento de la usada, etc. Creo, con todo respeto, que se puede diferir de lo que estoy afirmando, en cuanto a los métodos o el volumen de los logros o los errores cometidos en el ejercicio administrativo o político, pero que iría contra la lógica, la objetividad y la justicia negar la magnitud e importancia de las obras y acciones ejecutadas durante este período de la descentralización en Caicedonia, gracias al trabajo meritorio de los diferentes alcaldes y equipos de gobierno, de los dirigentes políticos y de las instituciones cívicas y comunales que trabajaron hombro a hombro con ellos en la cristalización de esas realizaciones que han servido por igual a toda la colectividad. De la misma manera que sería un despropósito que, ya fuera del poder municipal desde el primero de enero de 2008, los seguidores del conservatismo naciancenista nos pusiéramos en la tarea de negar sistemáticamente los logros que se alcancen en el gobierno de Orlando Vélez, quien nos derrotó sin atenuantes, o en los gobiernos de caicedonitas diferentes a nosotros que puedan venir. No existe grandeza en ese tipo de conducta, venga de quien venga. LOS DEMÁS ALCALDES POPULARES DE CAICEDONIA: MIGUEL ANTONIO GUALTEROS FORERO (1 de junio de 1990 a 31 de mayo de 1992 y 1 de enero de 2001 a 31 de diciembre de 2003), GUILLERMO ESCOBAR BAENA (1 de junio de 1992 a 31 de diciembre de 1994), GLORIA OFELIA GUTIÉRREZ DUQUE (1 de enero de 1995 a 31 de diciembre de 1997), HERNÁN DUQUE HENAO (1 de enero de 1998 a 31 de diciembre de 2000), JORGE ALDEMAR ARIAS ECHEVERRY (1 de enero de 2004 a 31 de diciembre de 2007), ORLANDO VÉLEZ MARÍN (1 de enero de 2008 a diciembre 31 de 2011). 152

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

En razón de que en la tercera parte de este documento se incluyen entrevistas con los personajes arriba citados, en las cuales ellos informan acerca de cómo accedieron a la Alcaldía y sobre sus más importantes realizaciones, además de opinar acerca de episodios claves en la historia de Caicedonia y de sus expectativas sobre el futuro del Municipio, me referiré de una manera muy breve a las circunstancias y hechos que rodearon su paso por el poder y a las realizaciones de mayor relieve durante este período. A nivel de circuntancias y hechos especiales que se dieron en estas dos décadas de descentralización, vale la pena destacar lo siguiente: En la primera Alcaldía de origen popular, la de Alexánder Henao Ramírez, la característica dominante fue la tirantez política que vivió el Municipio, debido a la airada (aunque nunca expresada en violencia de hecho) oposición de las huestes perdedoras del “federiquismo” contra el gobierno representante de la coalición del conservatismo humbertista y el liberalismo oficialista que por tan estrecho margen terminó imponiéndose. Por otro lado, fue el primer ejercicio administrativo en Caicedonia sin la presencia de don Nacianceno Orozco Gallego, después de casi tres décadas influyendo sobre los gobiernos locales, pues un mes y veinte días después de iniciarse el gobierno de Alexánder, este epónimo líder político falleció víctima de una penosa enfermedad. En su ausencia se agigantó la figura de Alexánder Henao quien desde la Alcaldía, apoyado en su prestigio creciente, marcó el rumbo político del Movimiento Conservador Humbertista como nunca había ocurrido ni volvió a ocurrir, ya que tal direccionamiento siempre ocurrió a la inversa. Prueba de eso fue su alta incidencia en la designación del candidato a sucederlo en el período siguiente: quien estas páginas escribe. Mi primer período como Alcalde, cargo al cual llegué con una votación de más de siete mil votos, obtenidos en una campaña tranquila con Francisco Giraldo, estuvo caracterizado por algunas particularidades como: A nivel nacional, la realización de la Asamblea Nacional Constituyente, como producto de la paz pactada entre el gobierno y los grupos insurgentes M -19 y EPL, y el nacimiento y promulgación de la Constitución Política de 1991, que todavía nos rige y que tanto ha significado como bandera de la 153

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

reivindicación social de las mayorías y minorías colombianas condenadas a la exclusión, la participación de la comunidad, el impulso a la democracia, al pluralismo, a la tolerancia, a la equidad, etc. A nivel local, se produjo el surgimiento en el seno del Movimiento Conservador Humbertista, de una fuerza disidente encabezada por Javier Giraldo Marín, la cual terminaría en la constitución del Movimiento de Integración Holguinista, grupo del cual terminado mi período pasé a formar parte en compañía de, entre otros, Alexánder Henao Ramírez, Alba Lucía Yusti y Orlando Vélez. Esto ocurrió siendo Alcalde Guillermo Escobar, mi sucesor. Un año largo después me retiré de esa organización política y a pedido de mi amiga Gloria Ofelia Gutiérrez retorné a la “casa grande”, ya regentada por Nacianceno Orozco Grisales, quien nunca terminó de sorprendernos con el empuje y la claridad de su liderazgo. El gobierno de Guillermo Escobar, quien en la contienda electoral prevaleció sobre Alba Lucía Yepes, estuvo rodeado por la ardua emulación política entre Nacianceno hijo y Javier Giraldo, en pos del predominio de cada uno de sus movimientos políticos conservadores en el ámbito local, puja que terminó ganando el primero, pero no sin tener que esforzarse en grado extremo dada la garra y habilidad políticas de que hizo gala Javier, quien llegó a convocar en torno suyo a todas las fuerzas opositoras a la tradicional coalición del conservatismo y el liberalismo oficialista. Esa aguda polarización política jalonó una buena cantidad de obras para la comunidad caicedonita y me parece, para contrarrestar el poder del Gobernador Carlos Holguín Sardi, quien de diferentes maneras intentaba fortalecer su organización política a nivel local, determinó un crecimiento excesivo de la nómina municipal, hecho que terminó constituyendo un lunar en la muy buena gestión de Guillermo Escobar y que obligaría a sucesivas reformas administrativas en los tres períodos siguientes, para viabilizar los costos de la administración municipal. En este período se inicia la propagación de la broca en nuestros cafetales, amenaza de la que ni los cultivadores de café ni la Federación se apercibieron suficientemente y cuyo avance tendría consecuencias catastróficas para nuestros campesinos y para el Municipio, en general. 154

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Expresión del sólido liderazgo de Nacianceno Orozco Grisales fue el triunfo de Gloria Ofelia Gutiérrez Duque, quien resultó ungida como Alcaldesa para el período 2005-2007, en reñida competencia con Alberto Domínguez, cuñado y candidato de Javier Giraldo y de los movimientos políticos coaligados con Javier. A ella le correspondió gobernar en el momento de la consolidación, a nivel departamental, del holguinismo en la Gobernación, en cabeza de Germán Villegas, con quien mantuvo una amable relación y obtuvo buenos dividendos para el desarrollo municipal. En este trienio se hace más visible la amenaza de las FARC sobre el país y sobre el Valle del Cauca incluido nuestro Municipio. Empieza, además, la fatídica acción del paramilitarismo en algunos municipios del Departamento aunque sin extenderse todavía a Caicedonia. A nivel local comienza a agravarse el problema de la broca, cuya acción sobre nuestros cafetales daña un porcentaje considerable de las cosechas de café y merma el producto interno bruto de Caicedonia. Se enciende la alarma naranja en materia económica. La competencia política entre el naciancenismo y el javierismo se mantiene, pero siempre con una considerable ventaja para los primeros, lo que queda reflejado en el resultado de las elecciones en ocubre de 1997, en las que el ingeniero Hernán Duque Henao es elegido como Alcalde para el período 1998-2000, prevaleciendo sobre Alexánder Henao, por un pequeño margen de votos. El período de gobierno de Hernán Duque Henao estuvo signado por tres grandes hechos, podríamos decir trágicos, que conmocionaron a Caicedonia y, para mal y bien, marcaron su historia de manera indeleble: en primer lugar el terremoto del 23 de enero de 1999 en el eje cafetero, el cual afectó en menor grado a Caicedonia y Sevilla aunque ocasionó daños considerables, debilidad que Hernán convirtió en fortaleza, magnificando con suprema habilidad, el impacto de ese fenómeno natural sobre nuestro Municipio, con lo cual logró que se nos incluyera dentro de los municipios que entraron a beneficiarse de los recursos del Fondo para la Reconstrucción del Eje Cafetero, FOREC, de los cuales llegaron a Caicedonia cerca de veinte mil millones de pesos, el ochenta y cinco por ciento de tales recursos asignado durante el período de Hernán, extraordinaria e histórica gestión en pro de Caicedonia, y el restante quince por ciento gestionado en mi segundo período como Alcalde, es decir, entre el 1 de enero de 2001 y el 31 de diciembre de 155

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

2003, lapso en el cual se ejecutó el mayor porcentaje de las obras y acciones de la reconstrucción. En segundo lugar, por la toma de Caicedonia por parte de las FARC, seis meses después del terremoto, desgracia facilitada por la negligencia de las fuerzas militares, pues desde temprano, cuando supo del retén de la guerrilla en la vía hacia Aures, el Alcalde advirtió al Batallón Cisneros, del Quindío, sobre lo que estaba ocurriendo y sobre la amenaza que pendía sobre el Municipio. Esa negligencia quedó confirmada durante la noche de la toma, la cual se inició a las siete de la noche y sólo después de las diez empezó el Batallón Cisneros a dar señales de auxilio para nuestro pueblo, indefenso, aterrorizado y cautivo durante más de tres horas largas que se nos hicieron una eternidad, pese a estar a apenas veinte minutos de tal destacamento militar, a quince de Sevilla y a veinticinco de Armenia. Eso dolió tanto como la toma porque aumentó la sensación de indefensión, de derrota definitiva de la institucionalidad y de la ciudadanía, abandonada a su suerte en un país donde los grupos armados irregulares casi hacían su criminal voluntad. Para colmo de tragedias, más o menos dos meses después, se declara la presencia del paramiltarismo en Caicedonia, como producto de su avanzada sobre todo el territorio vallecaucano, la cual se inició en el suroccidente del Departamento y culminó en el nororiente. Este hecho infausto se inició con un horrendo triple crimen de esa fuerza criminal en dos veredas del Municipio, hecho que para infortunio de nuestra gente, sería apenas la punta del iceberg de una de las dos peores épocas de terror vividas por nuestra comunidad en toda su historia. La otra, todos lo sabemos, fue la de la violencia banderiza entre conservadores y liberales. Por fortuna, el paso de los “paracos” por la historia de Caicedonia fue mucho más breve que el de los “pájaros”, aunque no menos cruento. En medio de las angustias de la violencia paracoguerrillera y los afanes de un proceso de reconstrucción, en el segundo semestre del año 2000, por segunda vez, gracias al apoyo decidido de Nacianceno Orozco Grisales, soy designado como candidato a la Alcaldía y elegido para el cargo a finales de octubre, en una campaña en la que logramos convocar a nuestro alrededor a casi un ochenta por ciento de los votantes que acudieron a esa cita electoral, cerca de nueve mil, incluidos muchos prosélitos del grupo político de Javier Giraldo, con quien hicimos coalición. Recuerdo que quien rivalizó con nosotros por la Alcaldía fue Carlos Alberto Montoya, quien obtuvo una votación considerable. Entre las circunstancias que rodearon este gobierno vale la pena destacar: 156

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

En primer lugar, el clima permanente de tensión que debimos soportar ciudadanía y autoridades por causa de la ominosa presencia de la guerrilla en nuestra área rural y su amenaza de producir actos terroristas en la población o de atentar contra la vida de personajes del gobierno y la política local. Entre muchos episodios ocurridos, destaco, con ánimo anecdótico, el de cuando las FARC declararon objetivo militar a Nacianceno Orozco Grisales, hecho que sembró mucha desazón a nivel de los gobiernos municipal y departamental, hasta tal punto de que tomamos la decisión, bien riesgosa por cierto, de que una comisión integrada por Fabio Cardozo, Gestor de Paz del Valle del Cauca, Hernán Duque Henao, Director de INCIVA, Víctor Samuel Restrepo, Alcalde de Sevilla, y este servidor, Alcalde de Caicedonia, acompañáramos a Nacianceno hasta los dominios de la guerrilla en Santa Lucía, centro poblado de Guadalajara de Buga, en la parte más alta de la cordillera, para un diálogo abierto con los líderes de la insurgencia de los cuales provenía la amenaza y procurar que esa sentencia de muerte sobre nuestro amigo cesara. La guerrilla había aceptado esa reunión y se comprometió a que cualquiera fuera su decisión, nos permitirían regresar sanos y salvos. Entre quienes subimos a Santa Lucía el pacto era que si Nacianceno era retenido todos nos quedaríamos con él. A las cinco de la mañana salimos de Caicedonia, arrimamos a Sevilla por Víctor Samuel. En Buga, nos reunimos con la gente de la Gestoría de Paz y más o menos a medio día, ya a unos cinco kilómetros de arribar al punto convenido para el encuentro, nos topamos con la primera avanzada guerrillera, unos treinta hombres, uniformados y bien armados. Fabio Cardozo, el Gestor de Paz, habló con ellos y reprimiendo el culillo que sentíamos, continuamos la marcha sabedores de que ya nuestra libertad y supervivencia no dependía de nosotros sino del capricho de los comandantes regionales de las FARC con quienes nos íbamos a entrevistar. Entre ellos destacaban “Gerardo”, “Leonel” y tal vez “Caballo”, quienes arribaron a Santa Lucía casi una hora y media después de nosotros, sobre el filo de las dos de la tarde, acompañados de unos cuarenta insurgentes. Al principio, la reunión fue bastante tirante, por la sequedad con que fuimos tratados, pero a medida que la conversación avanzó y Nacianceno, de manera valerosa, contradijo las acusaciones que se le hacían, con el apoyo de los que le acompañábamos, la tensión cedió y ellos acordaron suspender la sentencia de muerte, mientras corroboraban lo argumentado por Nacianceno. Entre las cinco y media y las seis de la tarde, 157

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

compartimos con ellos un cocido de pollo con arroz y lentejas, y entre las siete y las nueve y pico terminamos de tomarnos dos botellas de whisky que habíamos llevado y que habíamos empezado a consumir esporádicamente desde las cuatro de la tarde. Nos despedimos en buenos términos y en los dos camperos en que subimos iniciamos el viaje de regreso a Buga, donde llegamos casi a medianoche. Comimos en el parador, nos tomamos otra botella de trago, a manera de celebración por el relativo buen resultado de la misión y por el goce de seguir vivos. Sobre las cuatro de la mañana, llegamos a Caicedonia, donde fuimos recibidos con extrañeza por nuestras respectivas familias, ninguna de las cuales conocía nada acerca de la aventura en que anduvimos metidos. La amenaza de muerte sobre Nacianceno cesó, pero tres meses después en pleno centro de Cali se produjo su secuestro. Como todo el mundo sabe, se lo llevaron en compañía de cerca de una docena de colegas Diputados de la Asamblea del Valle del Cauca, episodio que después de cuatro penosos años de injusta y cruel retención tuvo un final trágico y pavoroso: el asesinato en la total indefensión de todos los Diputados secuestrados (menos uno), hecho del que tal vez nunca lleguemos a conocer las motivaciones y circunstancias verdaderas. Además de la tensión generada por la guerrilla, esa segunda Alcaldía mía estuvo signada por la tensión que ocasionó la acción criminal del paramilitarismo, el cual, como es de público conocimiento, nunca confrontó a la guerrilla en casi ninguna parte de Colombia y sólo se dedicó al tráfico de estupefacientes y a la comisión de chantajes, extorsiones y asesinatos, de los que hicieron víctimas a la población civil, de todos los estratos y condiciones. Su acción y la de la guerrilla sobre la población caicedonita sólo vino a menguarse con la llegada del destacamento de “soldados de mi pueblo”, beneficio que Caicedonia fue el primer municipio del Valle en recibir. Esta treintena de soldados rasos, bajo el comando del sargento Macías, hizo desistir a los paramilitares (un grupo de treinta a cuarenta hombres que se habían asentado entre La Rivera y Campo Azul) de su permanencia en nuestro territorio municipal, enfrentándolos a punta de fusil y, además, mitigó en alto grado la amenaza de la guerrilla, cuyas acciones sobre nuestra población mermaron en cantidad y en intensidad. A nivel administrativo, nos correspondió la aplicación de la Ley 717 de septiembre de 2000, dirigida a la racionalización de los gastos de funcio158

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

namiento de las entidades estatales. En Caicedonia, el cumplimiento de esta ley determinó una reforma administrativa que rebajó la nómina de empleados de ciento veinte a setenta y cinco empleados. Los cuarenta y cinco empleados salientes fueron liquidados e indemnizados con apego a la ley y a un costo superior a los cuatrocientos cincuenta millones de pesos. Además, se tomaron otras medidas complementarias de austeridad en el gasto que viabilizaron los costos de funcionamiento del Municipio y lo rescataron, de modo definitivo, de las crisis financieras que cíclicamente se venían presen­ tando y que ya habían exigido medidas parciales de recorte de personal y gastos de funcionamiento en los gobiernos de Gloria Ofelia y de Hernán, anteriores al mío. Esa Ley no sólo salvó de la quiebra financiera e institucional a Caicedonia, sino a casi el ciento por ciento de los entes públicos colombianos, llámense municipios, distritos, departamentos, ministerios, institutos descentralizados, etc. Esa fue una gran acción de gobierno de Andrés Pastrana, igual que la reconstrucción del eje cafetero, semidestruido por el terremoto del 23 de enero de 2009. Méritos que, muerto el rey, ahora le son olímpicamente desconocidos a este mandatario, en un país donde con bien manipulado cálculo, el árbol de la relativa pacificación del uribismo se niega a dejar ver el resto del bosque de realizaciones del pasado. En lo atinente a la economía, gobernamos bajo el signo de la profunda crisis de los pequeños y medianos caficultores del Municipio, especialmente los del Distrito de Aures y de la zona marginal baja, literalmente “quebrados” en un cuarenta por ciento y, de repeso, bajo la égida del terror ocasionado por guerrilla y paramiltares. Ello nos obligó a gestionar recursos con la Organización Internacional para las Migraciones, OIM, entidad no gubernamental suiza con la cual invertimos cerca de trescientos millones de pesos en proyectos de bienestar social para la población campesina. De igual manera, con el FOREC y la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, CVC, el Comité Departamental de Cafeteros y la organización no gubernamental alemana GTZ, obtuvimos recursos cercanos a los ochocientos millones de pesos para proyectos de seguridad alimentaria, reforma agraria para campesinos jóvenes y recuperacón y protección ambiental. A esas inversiones se podrían agregar los ingentes recursos destinados a reparación y construcción de vivienda, de entables para el beneficio del café y de reconstrucción de más del setenta por ciento de las escuelas y colegios de 159

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

nuestra ruralía, gestionados ante el FOREC y ejecutados por la Unidad de Ingeniería del Comité Departamental de Cafeteros, entidad siempre sensible al desarrollo de la población caficultora. A Jorge Aldemar Arias Echeverry, mi sucesor, entre el primero de enero de 2004 y el 31 de diciembre de 2007, le correspondieron, en lo político, tres acontecimientos de gran importancia para el país y para nuestro Municipio: En primer lugar, la negociación del gobierno nacional con los paramilitares, para su parcial y controvertida desmovilización, con lo que los colombianos obtuvimos un poco de tranquilidad y disminuyó la pavorosa estadística de asesinatos que nos convirtió en el país más violento del mundo, más o menos en un cuarenta por ciento, alentadora realidad a la que contribuyó la arremetida de las fuerzas armadas y policiales contra la guerrilla, a la que se le impidieron las tomas de pueblos y corregimientos en muy alto porcentaje, gracias a la ubicación de pequeños destacamentos de los “soldados de mi pueblo” en cada población. En segundo lugar, asistir al prolongado duelo popular por el martirio del Diputado Nacianceno Orozco Grisales y a su cruel y absurdo asesinato final por parte de las FARC, quienes lo habían secues­ trado y retenido, junto con once colegas de la Asamblea del Valle, durante más de cuatro eternos y opresivos años. A esta muerte se sumó la de Hernán Duque Henao, exalcalde exitoso y activista político de prometedora carrera asesinado en Santiago de Cali, crimen aún no esclarecido que causó profunda conmoción entre nuestra comunidad. En tercer lugar, la circunstancia histórica de ser el último gobierno municipal de una racha de siete alcaldes de filiación conservadora naciancenista, elegidos por voto popular, pese a su buena gestión administrativa, la cual hacía esperar que la continuidad se mantuviera. Sin embargo, contra toda previsión, Orlando Vélez Marín, el candidato de la coalición oposicionista, se impuso de modo contundente: por más de dos mil quinientos votos de ventaja. Con este triunfo inesperado, pero, inobjetable, Orlando Vélez se hizo un lugar importante en la historia de Caicedonia, independientemente de lo que pueda llegar a ser su gestión administrativa, entre el 1 de enero de 2008 y el 31 de diciembre de 2011. En lo administrativo, le correspondió al gobierno de Jorge Aldemar continuar las acciones de modernización del ente municipal, en materia pensional, 160

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

fiscal y de control interno impuestos a partir de las leyes 717 de 2.000 y 115 de 2002 y normas complementarias. En lo económico, le correspondió asistir a un paulatino proceso de recuperación de nuestra comunidad rural, animada por el retorno de un relativo clima de paz, sin paramilitarismo y con menos incidencia de la guerrilla; la renovación de la inversión en el cultivo del café y en otras actividades agrícolas diversificadoras, con el apoyo permanente de Angelino Garzón, un Gobernador que no sólo recuperó las postradas finanzas departamentales, las cuales le fueron entregadas por Germán Villegas con más de un millón de millones de pesos de déficit, sino que impulsó el desarrollo económico y social de todos los municipios del Valle del Cauca, sin discriminación alguna, haciendo que cada año de los cuatro años que gobernó, cada municipio participara de los recursos departamentales, trato equitativo que impulsó el desarrollo armónico de toda la población vallecaucana. De Angelino, persona a la que tuve alguna cercanía en mi condición de Director de INCIVA, debo decir que es el mejor gobernante que he conocido, por su enorme capacidad de trabajo, por su sincero amor hacia la gente, especialmente la menos favorecida por la fortuna, y por su honradez en el manejo de los recursos públicos, los cuales siempre administró de cara a la ciudadanía y procurando su máximo aprovechamiento, para beneficio de un pueblo tan necesitado del apoyo real de sus mandatarios.

161

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


CAPÍTULO NOVENO SEPARATA

HISTORIA DE LA MÚSICA EN CAICEDONIA AUTOR: HENRY HORE ESPINAL MORENO Es difícil hablar cronológicamente en la música, debido a que la vida artística es muy corta e indefinida y está sujeta a momentos cruciales del estado de ánimo. Es más fácil personificar a alguien que se encuentra en el ambiente del canto que globalizar la historia musical de un pueblo. Tengo la mejor voluntad de ser lo más preciso posible en el trabajo que presento, pero sé que caeré en problemas de tiempo y de espacio. Pido excusas a las personas que involuntariamente haya excluido, pero, con toda sinceridad, les digo que ese error lo corregiré inmediatamente me lo hagan conocer. 1930 Parece que, los años de la década del 30 en Caicedonia, se caracterizaron por mantener organizadas bandas que amenizaban los días festivos o domingos, en el parque principal, mientras los habitantes daban vueltas y vueltas contándose sus problemas rutinarios, sus amores, sus expectativas y sus éxitos. Dichas bandas participaban en las diferentes actividades culturales, en los desfiles cívicos y en las procesiones organizadas para los parroquianos, en el recibimiento de algún importante personaje de la Nación o el Departamento. 163

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

En medio de la pólvora preparada para las ocasiones, sonaban los trombones, las trompetas, las flautas, los bongoes, platillos y timbales, que eran la base fundamental de estos grupos, dirigidos por una persona líder, pero nunca con verdaderos conocimientos musicales. Tomando esto como referencia, nos dice don Antonio Betancur que su padre Sofonías, fue creador de una de las primeras bandas de música de la ciudad y don Erasmo Arias nos cuenta que entre las que recuerda se encuentra: LA BANDA DE LA FAMILIA RENDÓN, integrada por el papá, don Antonio Rendón y sus hijos Marco, Jesús y Nacianceno. Luego, se creó la BANDA DEPARTAMENTAL, llamada así, pero conformada por personas de la ciudad, encabezados por otra familia: Roberto Vélez, quien tocaba el bajo; Francisco Vélez, tocaba el clarinete y Rafael Vélez, la trompeta. Más tarde, se organizó la banda de don Jesús Ospina, donde estuvo el señor Eustasio Hernández. Don Jesús era fabricante de guitarras. De esta década, se recuerda al señor Pedro Luis Cardona, quien tocaba muy bien la guitarra y también cantaba, pero lo hacía en las tiendas y cantinas. 1940 En los años 40, se organizó la BANDA MUNICIPAL donde participaban, entre otros, don Fabio Castaño, don Antonio Cataño y Eustasio Hernández. De esta época era el compositor caicedonense Israel Motato, quien fue muy productivo, musicalmente. Entre sus temas está “OCÚLTAME ESOS OJOS”, canción interpretada por muchos artistas nacionales y extranjeros, entre ellos el argentino ANTONIO TORMO. Además de ser compositor, lanzó al mundo de la farándula a cantantes como Las Hermanitas Calle, de Caicedonia; Gabriel González, apodado El Charrito Negro; las Estrellitas del Valle, de Sevilla y a Luis Alberto Posada. Otro de nuestros compositores fue Rubén Peláez, quien es autor de varias canciones, entre ellas la más conocida fue “POBRECITAS MUJERES AQUELLAS” interpretada por varios artistas nacionales y por su hermano Ramón. 164

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

En 1948, formábamos un grupo de pichones de artistas en la Escuela Valle del Cauca: Ómar Parra Zuluaga, Henry Hore Espinal Moreno, quienes actuábamos en las horas culturales y colaborábamos en las actividades que se programaban a nivel municipal. 1950 Fue la época de las canciones románticas. Se escuchaba constantemente las voces de Leo Marini, Hugo Romani, Pedro Vargas, Juan Arvizu, Alfonso Ortiz Tirado, Carlos Julio Ramírez, Néstor Chaires, Nicolás Urselay, María Luisa Landín, Toña La Negra, Libertad Lamarque, etc. Bajo la luz de la luna y con un fondo nocturno, a veces peligroso por la época en que vivíamos, e iluminados por una bombilla de cincuenta a ciento diez, que nos permitía la empresa de energía de Sevilla colocar en las casas de las esquinas cada cuadra, con guitarras o acordeón nos ubicábamos al frente de la ventana de la novia a cantar o pagar para que le cantaran las más hermosas canciones de la época, muchas veces con la voz aguardentosa de los trasnochadores intérpretes, a cambio de una sonrisa que nos obsequiaban al otro día, pues no podíamos esperar que saliera la “sardina” a la ventana. La década de los años cincuenta fue de gran importancia para la cultura del Municipio, debido al interés que los propietarios de los teatros “Junín”, localizado detrás del templo parroquial; “Caicedonia”, de propiedad de Héctor Castilla, más tarde, llamado “Teatro Aladino”, cuando ya era de propiedad de Héctor Osorio Idárraga, y “Colombia”, situado donde hoy se encuentra el Banco de Colombia, tenían las ganas y los recursos para traer artistas de talla internacional, como los cantantes mexicanos Juan Arvizu, Alfonso Ortiz Tirado y las tanguistas argentinas Libertad Lamarque, Amanda Ledesma y, si no me equivoco, Mercedes Simoné, quienes ocupaban el primer plano de la música lírica americana y en la interpretación de tangos, que era la música popular del momento. Más tarde, nos visitaron Andrés Falgás, Armando Moreno, Pepe Aguirre, Rodolfo Biaggi, Raúl Angeló, Tito Cortés, Olimpo Cárdenas, Alba del Castillo, Los Tolimenses, Raúl López y otros. 165

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Caicedonia fue visitada también por El Mariachi Vargas, según nos dice el señor Alberto Villa Vélez, cuando se inauguró la gallera La Camelia. Asistió, también este día, el Conjunto González, de Buga. En el pueblo, las serenatas estaban a cargo de Carlos Cardona y Carlos Osorio. Se integraron duetos y tríos que amenizaban las serenatas y las fiestas caseras, dirigidos por don Gonzaga Cardona, Moisés Restrepo, Camilo Villegas, Hernando Betancur e Idabel Osorio, quienes empíricamente hacían sonar las cuerdas de sus guitarras, emulando a los famosos tríos Los Panchos, La Rosa, San Juan y Calaveras, que también nos llenaron el corazón con la música que se deslizaba amorosamente por el aire de nuestra querida Caicedonia, que formaba pentagramas celestiales para recitárselos a nuestras muy adoradas divas de la época. Pero también, en el Colegio Bolivariano, se organizó un grupo integrado por Jorge Vergara, Luis Alfonso Pérez y Arcesio Echeverri, quienes también formalizaban para ser buenos trasnochadores. En una de esas noches, los “pájaros”, como se les llamaba a los sicarios de la época, los tomaron con arma en mano y los llevaron a dar serenatas hasta el amanecer (testimonio de uno de los integrantes). Luis Alfonso Pérez se trasladó a Medellín donde estudió música e integró varios duetos y tríos que visitaron diferentes ciudades y estuvieron en Venezuela. Jorge Vergara, continuó con su actividad cultural musical y reside en Armenia, donde forma parte de un grupo de amigos de la música de la cual es Presidente. Arcesio estudió música en Cali. Eran de la misma época Rufino Valencia, Ómar Manrique, Helio Fabio Quintero y su hermano José María, Hébert Camargo, Guillermo Duque, don Arecio Ramírez, docente de primaria, quien amenizaba las reuniones de padres de familia en la escuela, encuentros familiares y, además, en sus momentos de diversión, se reunía con sus amigos en cualquier espacio para brindar sus canciones, hasta altas horas de la noche. La alegría de los jóvenes se expresaba en combos que se organizaron para diversión del pueblo, entre los cuales recordamos a LA SONORA TROPICAL, en 1954, integrada por Miguel Loaiza, Néstor Ospina Duque, Fabio Castaño, Arcesio Echeverry, Nímer Martínez, Heriberto Gómez, Jorge Tabares, 166

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Honorio Taborda Galeano, Ricardo Albarracín, Belisario Sánchez, Julio y Óscar Gutiérrez Penagos, Gustavo Hernández Arango, Alfonso de la Cruz, Dorancé Mejía, quienes se reunían en la tienda de Humberto Aguirre. Cuando cambiaron un poco su estilo de música, haciéndola más popular, engrosaron el grupo Jesús Alberto Villa Vélez, quien compuso el porro JOSÉ BEJUCO y Jaime Albarracín y, además, le cambiaron el nombre por el de LOS ALEGRES CURRUÑAOS. En el Colegio Bolivariano, había un grupo conformado por los hermanos Ancízar y Jaffeth Campillo Marín, este último cofundador del Rincón de Antaño, en 1967, Saúl Cubillos y Jorge Vergara y, más tarde, ingresó al grupo Jorge Nieto. Formaron murgas caseras y charlatanas los hermanos Jairo y Eduardo Serna, que, luego, se unieron con la de los hermanos Jairo y Ancízar Llanos, quienes deleitaban con sus maracas, bongoes y timbales a los amigos. Entre 1951 y 1954, el profesor de música era el señor MANUEL CASTAÑO, quien a la vez era profesor de educación física. Era un enamorado del “bel canto” y sus clases eran orientadas a este tipo de música. En los corredores del Colegio, escuchábamos, en los descansos, normalmente, arias interpretadas por Enrico Carusso, Beniamino Giggli, Mario Lanza, Guisseppi D` Stefano. Organizó coros polifónicos y tenía algunos alumnos solistas, entre ellos, sobresalía Henry Osorio “El Chano”. Fue fundador del primer grupo coral que se organizó en el Colegio y tuve la suerte de formar parte de este grupo coral, por eso mi afición a la música lírica. Nuestro repertorio volaba con obras como O´ Sole Mio, Celeste Aída, Funiculí Funiculá, L´Spagnola, Santa Lucia, el Coro de los Martillos, Marcha Triunfal y otras. Además, se interpretaban algunas canciones latinoamericanas. Con él se conoció el primer Himno del Colegio Bolivariano, que, si no estoy muy equivocado, tenía letra del presbítero Luis Enrique Sendoya Horta y música del profesor Manuel Castaño. En el Colegio se realizaban revistas de gimnasia americana, con fondo de las marchas clásicas de Souza, especialmente, dirigidas por el profesor Manuel Castaño. Al retirarse, fue reemplazado, en la cátedra de Educación Física, por el profesor Alberto Escobar, quien continuó la realización de revistas, pero 167

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

basado en gimnasia sueca y también con fondo musical clásico y escuchábamos los valses de Johann y Oscar Strauss que hacían del movimiento de los participantes hermosas figuras, admiradas por los estudiantes partici­ pantes y los asistentes, muchas veces los mismos padres y profesores del plantel. Hubo un período de transición en el cual aparecen algunos grupos musicales, integrados por estudiantes que formaban tríos, duetos y murgas. Recuerdo aquellos de los que hacía parte José Elkin Villa Vélez, que participaban en actividades muy especiales con sus canciones parranderas y dignas de recordar, como fueron las HORAS CULTURALES, que se realizaban todos los miércoles, en las dos últimas horas de la tarde, en la CONCHA ACÚSTICA del Colegio, y que eran orientadas por los estudiantes con participación de ellos mismos, en teatro, poesía, danzas, ballet clásico y canciones. Se hacían por grados, cada semana, y se convirtieron en serias competencias de cultura. Muchas veces asistían los padres de familia quienes disfrutaban del espectáculo doblemente. Primero, porque valía la pena ver el trabajo realizado y, segundo, porque veían la participación artística de sus hijos. Esto permitió que las presentaciones salieran del Colegio en muchas ocasiones y se realizaran en el Teatro Aladino, que siempre estaba con cupo completo. Cuando se retiró el profesor Manuel Castaño, lo reemplazó en la cátedra de música el profesor italiano Ginno Aronna, quien fundó la Academia Santa Cecilia y organizó grupos instrumentales en el Municipio, pero poco hizo por los estudiantes. Estuvo más tarde, el profesor Alfonso Ladino, quien organizó una “banda municipal”, donde se incluían algunos de sus hijos y le aportó bastante a los estudiantes en la enseñanza de música instrumental. Al retirarse, fue reemplazado por el profesor Jesús María Osorio Jiménez, persona de mucho talento artístico. Creador de coros de música colombiana, integrados unos por estudiantes del Colegio Bolivariano y de la Normal María Inmaculada que en el momento era femenina y otro por personas amantes del canto en el Municipio. El profesor Osorio reformó el Himno del Colegio Bolivariano. 168

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

A esta época pertenece Ramiro Rodríguez Ocampo, quien tuvo importantes presentaciones, no solamente en Caicedonia sino en otras ciudades. Fue cofundador de El Rincón de Antaño y junto con el señor José Niño, los primeros que cantaron en el Rincón de Antaño la canción de William Piedrahita y J.M. Pabón, “Caicedonia”, a la cual le hizo un arreglo musical el profesor Jeremías Ocampo Cardona. Como cosa rara en nuestro medio, cuando se hizo la grabación de la canción, que fue pagada oficialmente, se prefirió un dueto que estuvo de paso por la ciudad, integrado por los hermanos Alberto y Mario López, de Santa Rosa de Cabal, que actuaban con el nombre de RAÍCES. No niego la calidad del dueto, pero tampoco encuentro de inferior calidad a los nuestros. A ellos pertenecemos Ómar Parra Zuluaga, Javier Ocampo Gaviria, quien tuvo mucho éxito como cantante y escritor en Medellín, donde estudió Licenciatura en Literatura y Vocalización, y Henry Hore Espinal Moreno. Mi primera canción con acompañamiento la hice cuando estaba en segundo de primaria con un compañero de clase: Jaffeth Campillo Marín, quien fue cofundador y ha sido el único Presidente del Rincón de Antaño. Fui ganador del primer concurso de cantantes realizado en Caicedonia en 1959, con un tango de Carlos Gardel que se llama “Muñeca Brava”, precisamente el aire popular que más interpretaba en mi época de estudiante. Dos años después formé parte del profesorado del Colegio Bolivariano y muy tarde, hice estudios de vocalización en Bellas Artes de la Universidad del Quindío. Además, tuve como instructores personales a los profesores Bernardo Sánchez Carmona y Mariela Valderrama, quienes me orientaron para publicar un disco titulado “LIRICAS LATINOAMERICANAS”, aceptado por la firma Fuentes, de Medellín, en el cual fue muy importante el maestro Luis Fernando Baena M., en la parte instrumental. He actuado en escenarios de ciudades del Quindío, del Valle del Cauca, en Pereira y Barrancabermeja, Santander. He luchado porque en Caicedonia se tenga la oportunidad de escuchar clásicos y por eso he organizado varios encuentros de música lírica, en la Casa de la Cultura y en reuniones que exijan verdadera calidad y seriedad, como los 35 y 50 años del Club de Leones. 169

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Fui cofundador y profesor de la Universidad del Valle, Sede Caicedonia, y profesor de la Universidad del Quindío, cofundador de la Casa de la Cultura Caicedonia, en 1975, cuyo último presidente fue Francisco Javier Escobar Restrepo. Formé parte de la primera nómina de profesores del Colegio de Capacitación Nocturno Marco Fidel Suárez, regentado por la Normal María Inmaculada y dirigido por el profesor Parmenio Dimaté Fonseca. Fui cofundador y Rector del Colegio Cooperativo Caicedonia, con Ricardo Escobar, Jairo Sánchez y Jairo Ospina y el apoyo del Club del Leones, cofundador de la Universidad del Valle y también fui cofundador de Alas de Libertad en 2004, entidad creada para hacer cultura en Caicedonia, de la cual me retiré por motivos personales. Como Director de Núcleo, luché hasta lograrlo por la terminación del teatro del Colegio Bolivariano, donde tuve apoyo definitivo del Diputado Javier Giraldo, quien consiguió los dineros para culminar la obra, sueño de don Dionisio Rodríguez Valderrama, invitado especial en la inauguración. Con el Alcalde Miguel Antonio Gualteros Forero, en el año 2001, nos lanzamos a la quijotesca realización del FESTIVAL DE MÚSICA RELIGIOSA, distribuyendo tres días en programas diferentes: El primer día, con música carismática en un tablado popular; un segundo día, para realizar encuentros con corales y grupos de música religiosa sea ya carismática o clásica y, el día central, con música religiosa lírica. Uno de nuestros objetivos principales era acostumbrar a escuchar este tipo de música al pueblo caicedonense. Se logró la continuidad por cuatro años. En los últimos dos, ha cambiado, pero esperamos que la calidad del Encuentro no se pierda y por el contrario las gentes de Caicedonia y los visitantes encuentren un espectáculo de calidad. En este festival tuve la oportunidad de cantar dirigido por el profesor Bernardo Sánchez Carmona, con Germán Barahona, Beatriz Helena Marín y Lady Johanna Silva Gamba, además, con María Inés Calderón, gran pianista de la ciudad de Armenia, Martha Cecilia Pardo, de Palmira, Luz Marina Sandoval, de Cali, María Zenith Cuervo Cuervo, Mariela Valderrama y Diana Patricia Salazar, quien fue también Directora de la Coral Polifónica Jesús María Osorio, entre otros. 170

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Un hecho de suma importancia en mi vida fue el reconocimiento, inmerecido y accidental, hecho por el organizador del CONCURSO DEL BOLERO, licenciado Mario Ramírez Monard, en octubre de 2006, al decir que el estudio realizado con el profesor Bernardo Sánchez Carmona, a más de “ponerme a cantar, me había convertido en cantante lírico”, y lo acepto, porque sí es cierto que la inducción definitiva estuvo en el profesor Bernardo Sánchez, aunque mi inclinación venía como lo dije antes desde la época de mi niñez. Mi discoteca siempre ha tenido los mejores tenores y artistas líricos del mundo, incluyendo cuatro verdaderos señores y damas de la canción lírica en el Quindío como son: el mismo profesor Bernardo Sánchez Carmona, Kirlianit Cortés, Beatriz Helena Marín y Leydi Johanna Silva Gamba. Agradezco, sinceramente, a mi amigo Mario, el honor que me ha hecho de reconocerme como cantante lírico. No podemos olvidar a Libaniel Cuartas González, extraordinario acordeonista, quien, además, nos divertía tocando el serrucho, lo que hacía con verdadera maestría. Fue acompañante de algunos artistas nacionales. Acompañó a Raúl Angeló en su presentación en el Teatro Aladino, artista que me dio la oportunidad de presentarme, tanto en su programa en Caicedonia como en el Teatro Palmeras, de Palmira, acompañado por Libaniel. Con Libaniel, se organizaron grupos para serenatas, muy espontáneos, integrados por Ramiro Rodríguez Ocampo, Jesús Calle, Honorio Taborda Galeano y, a veces, Luis Alfonso Quiceno, gran guitarrista, asesinado en Bogotá, por robarle un celular y Henry H. Espinal Moreno. 1960 En ese año, llegó al Colegio Bolivariano el profesor Jeremías Ocampo Cardona, quien venía de Sevilla, de familia de cantores y guitarristas, los cuales se ganaron el Primer Encuentro de Familias Musicales, realizado en Cartago. Impulsó la cultura en todos los campos, pero, muy especialmente, enseñando a tocar instrumentos de cuerda y formando con los mismos alumnos, estudiantinas, tríos y duetos. Formó parte del Rincón de Antaño. Llegó también don Ricardo Castaño, quien puso todo su interés en la formación de la Orquesta Polifónica del Colegio, donde los integrantes eran los mismos alumnos, por él orientados. 171

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Más tarde, algunos de ellos, como Alonso Barragán Arango, Ómar Barragán Marín y Argemiro Rojas Moreno, formaron o integraron grupos en Caicedonia, los primeros, y Argemiro en otros municipios y ciudades Hoy, somos muchas las personas quienes debemos agradecerles a los profesores Jeremías Ocampo C. y Ricardo Castaño. Don Ricardo Castaño, a nivel municipal, organizó la Banda Municipal y muy personalmente, considero que el trabajo que pudo haber realizado, en el Colegio Bolivariano y en Caicedonia, se desperdició por la falta de un rector y un alcalde, en el momento, que fueran amigos de la cultura. Trabajaba como conserje en el Colegio, pero, su actividad era más de profesor de música y así lo entendieron los rectores Ricardo Escobar Restrepo y Jaime Cobo Arboleda. Cuando llegó a la Rectoría, Manuel Hernández Pabón lo necesitó más como conserje y nunca le dio el apoyo suficiente para continuar con su actividad cultural, lo que causó malestar entre estudiantes y algunos docentes del plantel, quienes tratamos de convencer al Rector, pero, nunca fue posible. Esto conllevó a que los instrumentos musicales se dieran en préstamo a diferentes entidades, entre ellas la Casa de la Cultura, y nunca regresaron al plantel. En 1964, se nombró Rector al profesor Ricardo Escobar Restrepo, con quien, en la parte de cultura, vivió el Colegio el mejor momento, pues cosechó el fruto dejado por don Dionisio Rodríguez Valderrama e hizo del Colegio no solamente un edén digno de visitar, donde la cultura, el orden y el aseo se veía en el mantenimiento de los patios, jardines y corredores sino que se irradiaba en todo el Municipio. Había banda y grupos polifónicos, solistas, duetos y se participaba siempre con gran altura en los encuentros de Futuros Agricultores de Colombia, en diferentes partes de país, con orquestas, cantantes y todas las expresiones culturales. Los resultados fueron muy positivos. En Caicedonia se creó, en estos años, el DUETO LOS PALATINOS, integrado por Honorato Durán y Orlando Velásquez, inicialmente, y luego, participaron Eliécer Jaramillo, de Sevilla, y Guillermo Duque. Más tarde, lo integraron 172

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Nolberto Muñoz, Alonso Henao, radicado en Quimbaya, donde es activo en la música y Silvio Henao, quien tiene un grupo musical en Sevilla. 1970 Poco tiempo después, un ex -alumno, Alonso Barragán Arango, participaría en la creación de un grupo musical integrado por Alcibíades Ocampo Cardona, Jeremías Ocampo Cardona y Honorato Durán Arias. Formó, además, un dueto con el compañero de estudio Jesús María (Luis) Alvarez, y, más tarde, creó un cuarteto de cuerdas, con don Helio Fabio Quintero, Luis Alfonso Quiceno y el padre Serrano. Con la experiencia adquirida, organizó el combo LOS ESPACIALES DE COLOMBIA, integrado por Luis Alfonso Quiceno, gran puntero de guitarra y quien, además, tocaba el acordeón y otros instrumentos, José Herrera, autor de un PASODOBLE A CAICEDONIA, Conrado Durán Arias, Ricardo Castaño, Arlex Jiménez, Bálmer Duque y los hermanos Jairo y Arnubio Agudelo. Después, le cambiaron de nombre por LOS MAGNIFICOS, del que se derivó, más tarde, LA BANDA DOS MIL, con instrumental que adquirió en Medellín su propietario, Miguel Gualteros, para actuar, inicialmente, en su discoteca La Vía Láctea. Fue creado, también, el grupo TIERRA VIRGEN, integrado por Eduardo Gómez, Dagoberto Muriel, Gilberto Burgos, Diego Carvajal Mora y Daniel. Otra orquesta que recordamos con agrado fue la creada por Omar Barragán Marín, con el nombre de RITMO DEL PACÍFICO, integrada por Líder Montes, Arnobio Agudelo, Arlex Jiménez, Luis Alfonso Quiceno y Javier Cuartas Ramírez, producto de la gran época del Colegio De esa época, era Líder Montes, quien organizaba grupos de distracción, orientados más como papayeras, para amenizar fiestas. A Mario Ramírez Monard le gustaba cantar y lo hacía, como nosotros, en el Colegio, en diversas actividades. Al terminar el bachillerato, salió para Armenia a estudiar su Licenciatura, la que le abría las puertas nuevamente en el Colegio como profesional, aunque, por cosas de la vida, no fue el 173

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Colegio quien mejor aceptó su regreso y tomó sabiamente la decisión de regresar a la capital del Quindío, donde comenzó su vida profesional en la Universidad, que le abrió todas las puertas y le brindó muchas oportunidades dentro del ámbito cultural. Su amabilidad y respeto le llevó a ser persona muy confiable y tuvo la oportunidad de estudiar y luego ser Director de la Facultad de Bellas Artes, donde se ganó muy buenas amistades. Fue también cofundador de la emisora U.F.M., de la Universidad, donde trabaja, con mucha seriedad, en programas musicales que son cátedra de cultura musical. Fue alumno de nuestro apreciado profesor Bernardo Sánchez Carmona, quien ha participado de la formación de toda la pléyade artística del Quindío. A Mario se le abona el haber presentado, en el año 2005, al señor Alcalde, Jorge Aldemar Arias Echeverri, un proyecto para institucionalizar el CONCURSO DE BOLERO de Caicedonia, el cual fue bien acogido. En este momento, es regional, pero, la visión es hacerlo internacional, posiblemente para el año 2010, en el centenario de la ciudad. Mario, musicalmente, tiene su propia presentación, ha grabado sus canciones y espero que, como siempre, tenga muchos éxitos. Recuerdo con gran cariño la creación, hace casi cincuenta años, del grupo LOS EMBAJADORES DEL RECUERDO, integrado por don Luis Aníbal Ángel, Roberto Mejía y un compañero llamado Marcos. Luego, Luis Aníbal reestructuró el grupo con Gerardo Corrales y Aldemar Sandoval. Bajo la dirección de Luis Aníbal, sigue su curso y hoy cuenta con la participación de Medardo Osorio; también ha formado parte el señor Jesús Antonio Ángel. Han recorrido casi todo el norte del Valle del Cauca y el Quindío, deleitándonos con sus canciones y sus guitarras. Hoy, Jesús Antonio Ángel y Gerardo Corrales forman un nuevo grupo con Alfonso Monsalve y Fabio. Es importante saber que Luis Aníbal y Jesús Antonio Ángel formaron parte del grupo inicial del cantante Gabriel González conocido como el Charrito Negro. Luis Aníbal es compositor y sus temas han sido interpretados en un C. D por El Relicario. 174

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

En el Colegio Bolivariano, comenzó a organizarse el famoso grupo sevillano Bandola, cuando los profesores Óscar Gallego y Fabio Velásquez eran docentes del plantel. Dicho sea de paso, el profesor Velásquez invitó a mi hijo Carlos Orlando Espinal Gutiérrez a formar parte del naciente conjunto que, todavía, no tenía nombre. Recordando a Carlos Orlando, es bueno comentar que con Jorge Iván Campillo Figueroa, Rubiela Jurado, Sonia Gaona Jurado y María del Pilar Ospina, formaron el grupo polifónico más joven que haya existido en el Municipio. Ellos fueron alumnos de Jeremías Ocampo y se acompañaban con guitarras. Tuvieron varias participaciones, incluyendo la clausura del Colegio Cooperativo Caicedonia, en 1983. Carlos Orlando tocaba, además, la armónica, la organeta, la flauta dulce. Existió un dueto llamado DUETO TRADICIÓN, que fue muy aplaudido en las actividades culturales, conformado por Jorge Wílmer Muñoz Sánchez y Carlos Baena. Más tarde, fue fundado BARROBLANCO, un grupo de música andina que tuvo mucho éxito. Lo integraron Juan Carlos Campillo Figueroa, Excibel Ortiz, María Eugenia Torres, Guillermo Escobar Baena, Rubiela Suárez y Félix Alberto Villa Rojas. De él tenemos muy gratos recuerdos y todavía esperamos en Caicedonia que se reestructure. Siguiendo con esta reseña artística caicedonense, Félix Alberto Villa Rojas, Excibel Ortiz y Zereida Rosero crearon el grupo ÑACAHUASI. Félix Alberto se consagró con la composición de canciones de tipo andino. Actualmente, sus canciones son interpretadas por nuestra juvenil cantante Catalina Sánchez Saba, a quien le ha dado todo su respaldo. En 1975, se creó la Casa de la Cultura de Caicedonia, entidad particular sin ánimo de lucro, que realizó importantes concursos de música a nivel escolar y a nivel municipal, donde surgieron voces extraordinarias como la de Luz Mábel Borrero Marín, Nancy Giraldo, Martha Cecilia Henao Rodríguez, Alba Denny Moncada, Marlene Cubillos, quien actúa en Pereira, los hermanos Diego y Adriana Giraldo, Vicky Alzate Llanos y María Fanny Londoño, las 175

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

dos últimas actúan en Cali, con orquestas. María Fanny tiene un C.D. comercial. El logro importante de los integrantes de esta Casa de la Cultura que en su momento, presidía Francisco Javier Escobar Restrepo, fue la consecución del lote donde funcionaba el Colegio Bolivariano y el trabajo realizado ante entidades como la Federación de Cafeteros y personas particulares para adquirir los planos y realizar la construcción Otro grupo importante fue el organizado por Francisco Palacio, Heberto Serna y Orly Johann Garay con el nombre de PLAZA MAYOR. Más tarde, Francisco Palacio y los hermanos Gustavo, Carlos Hernando y Germán Darío Rincón Quintero y Mauricio Gallón Quintero organizaron el primer grupo de música rap y rock, llamado FRANKELLY, que tuvo mucho éxito en el sur del Quindío y algunas poblaciones del Valle del Cauca. Actualmente, Francisco Palacio forma parte de un grupo musical llamado JUANCHO NIEVE Y SU GAITA CABEZA E CERA en la Costa Atlántica y Carlos Hernando Rincón Quintero está integrando grupos de música carismática 1980 y 1990 De fines de los años ochenta fue la agrupación REVELACION SONORA, dirigida por Julio César Jiménez y donde se encontró nuestro joven compositor Jhon Freddy Vinasco, autor de la canción “Mi grado”, compuesta cuando terminó el bachillerato en el Colegio Normal María Inmaculada y muy bien interpretada, actualmente, por el Dueto Adoración, integrado por Conrado Durán y Dagoberto Muriel. A pesar de los innumerables problemas e inconvenientes, Julio César ha logrado sostener el grupo. Por “Revelación Sonora” han pasado artistas como María Fanny Londoño, hoy en Cali, Israel Aguirre y Pedro Nel Ramírez Sierra. Tuvimos un gran momento con la creación de MAO, por Luis Eduardo Masso Osorio y MUNSO, entidad fundada por Pedro Luis Barco, que organizaron 176

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

concursos musicales que se presentaban en tablados, construidos especialmente para ello, en el parque central. Los resultados obtenidos por estos grupos fueron positivos, pues se escucharon las voces de Luz Mábel Borrero Marín, a quien considero, en forma muy personal, la voz femenina más hermosa que se dio en su época. Su interpretación de “El Cóndor” todavía la escucho, fue de mucha calidad. William Carvajal Mora, Nubier Borrero Marín, Alba Denny Moncada Palacio, quien se caracterizaba por su voz suave y calurosa, gran intérprete de música colombiana, Aymer Baena Gallón, Oscar Sotelo, los hermanos Diego y Adriana Giraldo, Vicky Alzate Llano, Luis Carlos Baena. Mencionamos también a Mauricio y Juan Felipe Medina Ramírez, quienes estudiaron música en Cali y, actualmente, participan de un grupo de música carismática y religiosa. Son artistas de Caicedonia e hicieron una presentación en un encuentro de música religiosa. El DUETO LAS AURORAS, integrado por las señoras Rosalba Rodríguez y Romelia Flórez, fue lanzado en la V Semana de la Cultura, realizada por la Casa de la Cultura de Caicedonia, que presidía Francisco Javier Escobar Restrepo y apoyadas desde su comienzo por la Cooperativa de Caficultores y el señor Emilio Yepes Zuluaga. Hicieron correrías por el Valle del Cauca, Caldas, Antioquia, Risaralda, Bogotá, Quindío donde siempre fueron muy reconocidas por la brillantez de sus voces. Rosalba es cantautora y sus canciones las interpreta en un C.D. el cantante conocido como EL RELICARIO, quien también interpretó temas de Lila Lenny López Mogollón y Luis Aníbal Angel, director del grupo Añoranza. Se dio a conocer Jorge Iván Gil, quien en los años de escolar formó dueto con Óscar Gaviria. Jorge Iván participó con éxito en concursos como el de Futuros Agricultores de Colombia, en su época de estudiante, y en 1972 participó en LA NUEVA ESTRELLA DE LA CANCIÓN con Jorge Barón T.V.; en el Primer Festival del Retorno a la Balada, en Sevilla, y en el Festival de la Canción, en Caicedonia Hoy, con gran experiencia, visita frecuentemente al vecino país del Ecuador donde tiene una gran aceptación. 177

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Ángel de Los Ríos, nombre artístico de Ángel María Zapata Marín, persona de mucha trayectoria profesional, es muy reconocido en otros lugares, especialmente, en Ríosucio, Caldas, donde es ídolo. Además ha participado con éxito en concursos regionales y locales. Humberto Rendón Jaramillo, los hermanos Ferney, Fernando y Leidy Rincón, Guillermo Cano, El Caballero del Tango, Enrique “El Tuerto” Grajales, El Caballero del Recuerdo, Luis Rojo, los hermanos Jairo y Jorge Giraldo quienes tocan magistralmente las guitarras, los hermanos Yury Alexandra y Yéiner Hernán Alzate Izquierdo, también han destacado como intérpretes. Entre las agrupaciones actuales hay que mencionar obligatoriamente, por su calidad, la integrada por Miguel Arbeláez O., Reinaldo Gallego Arias y Jorge Wilmer Muñoz Sánchez y el GRUPO ADORACIÓN, de Conrado Durán Arias y Dagoberto Muriel. , Miguel Arbeláez Orozco es el más estudioso de todos los artistas cantores de Caicedonia. Su sueño es, en algún momento, hacer composiciones clásicas y populares. Tiene, además, una hermosa voz de tenor. Reinaldo Gallego Arias, es un soñador de la música. Si en Caicedonia se le hubiera prestado atención a sus “locuras”, haría mucho que existiría el encuentro del bolero, o el concurso de papayeras, o encuentro del nuevo bambuco colombiano, o cualquiera otra de sus propuestas, que nunca se le han escuchado, como la del “ tiple, guitarra y bambuco”, pero que de alguna manera se están cristalizando. Jorge Wílmer Muñoz Sánchez ha sido inquieto trabajador en muchos campos de la cultura. Conrado Durán Arias, profesor de la Normal María Inmaculada tiene ahora la gran oportunidad de trabajar con estudiantes y es la persona que más ha colaborado con los niñas y las niños. Es creador de concursos infantiles y juveniles. Es de los pocos cantores que lee y escribe partituras, en Caicedonia, de allí que se haya logrado hacerle un arreglo a la partitura de J. M: Pabón a la canción CAICEDONIA, la cual interpretamos en dueto, para discos Fuentes, en el año 2002. 178

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

El DUETO CENTINELA está integrado por Fernando Mendoza, Alfonso Sandoval y Gustavo Gallego. Eduardo Gómez ha sido un inquieto amigo de los tangos, desde que vivía en Caicedonia. Cuando se fue para la ciudad de Cali, se dedicó a cantar este género en el cual ha tenido mucho éxito. Se presentó en el teatro Jorge Isaacs de Cali. Otros compositores caicedonenses son Luis Antonio Lozano y Fabio Lozano. Fabio interpreta sus canciones en todo el país, pues lo ha recorrido llevando su alegría al pueblo colombiano y ha participado en encuentros musicales en Venezuela. Es de recordar también a don Félix Bohórquez, quien muchas veces nos deleitó con el violín y el serrucho, algunas veces acompañado al acordeón o con el serrucho por Libaniel Cuartas González. Con el nombre de LOS REMANSOS figuran Nelson Pineda, Jorge Wilmer Muñoz Sánchez y Carlos Baena. Carlos Ovidio Orrego, actualmente en España quien fue puntero de LOS PAISANITOS y con Abel Blandón.Ferley Motato y Dagoberto Muriel integraron el DUETO IMPERIAL El Club de Leones, también en su afán de estar presente en las actividades culturales, organizó en su sede el encuentro NOCHE DE REMEMBRANZA, en el que se invitaba a todas las personas que hubiesen cantado en nuestra ciudad alguna vez. La primera fue el 27 de marzo de 1987 y nos visitaron entre otros Ómar Parra Zuluaga, Narcés Giraldo Rivera, Gerardo Pino Londoño y casi podríamos decir que, a pesar de haber escuchado a William Carvajal Mora, en las aulas del colegio, fue la presentación oficial ante el público, como fue también la primera presentación de María Fanny Londoño, que era la menor del grupo. Nos acompañaron esa noche, también, Alba Denny Moncada Palacio, Martha Cecilia Henao Rodríguez, Ángel Zapata Marín, Luz Mábel Borrero Marín, Raúl Giraldo Rivera, Jorge Iván Gil, entre otros. 179

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Se realizaron otros dos encuentros, uno en la sede y otro en la Casa de la Cultura. William Carvajal Mora, acompañado por Jhon Jairo Méndez, a más de ser una agrupación que deleita los hogares con sus cantos, meritoriamente reconocidos en todo lugar donde se presentan, son personas que están abiertas a la ciudad realizando tertulias culturales con los artistas de la ciudad, así sean residentes o estén viviendo en otros lugares, o trayendo intérpretes de otras partes a su fuente de soda o grill nocturno o lo que se quiera decir, pero, sobretodo, centro cultural BONANZA. Personalmente, creo que es un tertuliadero cultural aunque se departe en medio de las copas que impiden la participación de los menores. Sinceramente, es el único lugar abierto a la canción en el momento actual. Pedro Nel Ramírez Sierra es persona muy dedicada al estudio y es por eso que sus trabajos, realizados con mucha propiedad en su organeta, son de calidad. Es un empírico, con una gran voluntad de hacer siempre las cosas bien. Actualmente, se ha dedicado más a la música carismática, con la cual ha reconocido todo el territorio nacional. Tiene varios C. Ds grabados con su estilo musical, y a la vez, es un gran amenizador de reuniones familiares y sociales. Líber Andrés Garay: Una persona dedicada a la música, que inclusive, está escribiendo sus propios temas. Su primera obra: DE ALLÁ SOY YO, la presentó en sociedad poco antes de las festividades de Caicedonia, en 2006, pero no tuvo el respaldo suficiente por los organizadores del evento, fue muy poca la atención que se le prestó. Se ha presentado en el Concurso del Bolero que se realiza en la ciudad. 2000 Forma parte de las nuevas generaciones Juan Carlos Quiroz Ramírez, quien estudió en Bellas Artes, de la Universidad del Quindío. Siempre ha querido poner sus conocimientos en práctica y ha organizado grupos de música carismática, donde ha dado a conocer a Verónica Valencia Osorio, Nathalí Garzón, Melissa Valencia Duque, Stéffany Aragón Jaramillo y Lorena Soto. 180

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

En el año 2006, estuvo tratando de reorganizar la Coral Polifónica de mayores y ha comenzado a trabajar con un grupo coral de niños y otro de jóvenes. Lorena Soto es una joven cantante caicedonense, que ha logrado primeros lugares en diferentes concursos. Fue ganadora de Festibuga, pero, no representando a Caicedonia, porque no encontró el apoyo suficiente. Actualmente, está radicada en España, donde es muy bien acogida en el aspecto musical. Verónica Valencia Osorio ha participado en varios concursos a nivel departamental y fue la ganadora del primer Concurso del Bolero, realizado en Caicedonia y a finales del año 2006, fue ganadora en categoría de aficionada, del Festival de la Canción de Tuluá. Actualmente, existe el grupo LOS CORDIALES, integrado por Nelson Quiceno, Arlex García, Alfonso Sandoval, Fernando Mendoza y Gustavo Gallego, quienes tienen compromisos en otras ciudades. Además, empieza a escucharse el grupo MAINLI, integrado por Mauricio Gallón Quintero y Dubernán Velásquez, de Caicedonia, y Carlos Mario Sesgativá, de Armenia. También, en forma independiente, como solistas, trabajan en música actualmente: Hernán Giraldo; Lizardo Zuluaga, (émulo de Leonardo Favio); Fabio Lozano; Luis Alberto Correa (émulo del Charrito Negro); José Domingo Valencia, quien con el nombre artístico de Caballero del Recuerdo es destacado émulo del Caballero Gaucho; Jaime Lombana, quien es exponente del tango; Jorge Iván Roldán y Gustavo Gil, un buen exponente actual del bolero. Merece especial atención el dueto integrado por Fernando Burgos y su esposa Teresita. Hoy tenemos un dueto femenino, integrado por Doralba Quiceno Bedoya y su hija Lorena Rivera Quiceno, quienes han participado en música carismática y religiosa y reuniones especiales. Otras personas que han formado y pertenecido a la farándula en nuestro Municipio son: 181

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

José Iván Quiceno, quien ha ganado varios concursos nacionales, que hoy, vive en Estados Unidos, su familia está radicada en Pereira. Fernando Quiceno Bedoya, radicado en Armenia; Educardo Quiceno Bedoya, hermano de Fernando y radicado en Caicedonia; Gladis Messa Marín, ganadora del Segundo Festival del Bolero de Caicedonia, radicada en Sevilla, donde forma un dueto con su esposo Diego Carvajal Mora, también de Caicedonia. Diego fue ganador del Primer Encuentro del Bolero, realizado en Caicedonia. Aymer Baena Gallón vive en Armenia, donde tiene esporádicas presentaciones que son muy bien recibidas. En cualquier momento de la vida, llegaremos a recordar la voz sencilla y delicada de Janneth Quintero García, quien expresa con mucho sentimiento y alegría sus interpretaciones. No olvido a los hermanos Jairo y Jorge Giraldo, quienes tocan impecablemente sus guitarras, por lo cual hicieron presentaciones en diferentes lugares. William Piedrahíta González no es propiamente músico, pero escribió la letra del bambuco “CAICEDONIA”, al cual, por medio del Rincón de Antaño, le puso música J. M. Pabón, de Popayán. Fue interpretado, como ya lo mencioné, por primera vez, por Ramiro Rodríguez Ocampo y la primera grabación fue del dueto Raíces de Santa Rosa, con el respaldo de la administración-municipal. Más tarde, fue interpretada una versión con arreglos realizados por Conrado Durán y Henry Espinal Moreno, en el álbum “Canciones Latinoamericanas” publicado por Henry. En Colombia, se realizan concursos musicales por televisión y en unos de ellos: “Factorazo”, participó el señor Jaime Trejos, en representación de Caicedonia. En su especialidad tuvo un éxito real. Jóvenes promesas indiscutibles en la música son: Catalina Sánchez Saba, de una voz clara y con mucha suavidad y ternura. Ha ganado varios concursos, a nivel local, en categorías infantil y juvenil, como el concurso de 182

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

villancicos y concurso del bambuco, en el Colegio Normal María Inmaculada, donde estudia. Fue participante del concurso que se realiza en Buga a nivel departamental. Presentó su solicitud para competir en el CONCURSO DE BOLEROS, a realizarse en Caicedonia, pero no fue aceptada por su corta edad. Sin embargo se le hizo reconocimiento, ofreciéndole participar como artista invitada que no aceptó. Es estudiosa de la música y con toda seguridad podemos esperar de ella muy buenas oportunidades para la cultura de Caicedonia. Actualmente se prepara para participar en el CUYABRITO DE ORO, concurso para niños y jóvenes, en la ciudad de Armenia. Los hermanos Christian Felipe, Julián Esteban y Mauricio Gallón Quintero, jóvenes ejemplares en nuestro pueblo, dedicados al violín y la guitarra. Son invitados especiales de las presentaciones clásicas de Caicedonia, incluyendo el Encuentro de Música Religiosa. Actualmente, estudian, los dos primeros en la ciudad de Cali, y Mauricio, en la Universidad del Valle, Regional Caicedonia. Los hermanos Juan Camilo y Ricardo López Barragán, Diana María Gualteros García, se han destacado como intérpretes musicales, en diferentes géneros. Hay otras jóvenes promesas que estudian guitarra clásica: Alvaro Julián Muriel, quien vive en Medellín, hijo de nuestro querido amigo Dagoberto Muriel y, también, Andrés Raigosa Arbeláez, quien hace sus estudios en la ciudad de Bogotá, sobrino del músico por excelencia en Caicedonia, Miguel Arbeláez Orozco. Varias veces, se ha presentado con los hermanos Gallón Quintero y ha participado en el Encuentro de Música Religiosa de Caicedonia. Es importante el trabajo realizado por el joven Daniel Felipe Carvajal Ramírez, quien ha dirigido la orquesta polifónica de Caicedonia y actualmente se encuentra estudiando en la ciudad de Armenia. 183

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Tenemos en Caicedonia tres compositores que han logrado éxito, ya sea a nivel de grupo orquestal o con la interpretación por la ORQUESTA FILARMÓNICA DEL VALLE: Félix Alberto Villa Rojas, compositor de las canciones del añorado grupo BARROBLANCO, posiblemente estas canciones serán interpretadas por nuestra niña cantora Catalina Sánchez Saba, con la dirección de Henry Hore Espinal Moreno. GÉMBER CASTAÑO, quien siguió los pasos de su padre don Ricardo. Dirigió la Orquesta Filarmónica de Caicedonia; no ha tenido el apoyo suficiente para hacer más por la música. Ha integrado grupos de música mexicana en otras ciudades y fue el creador de otro pasodoble llamado CAICEDONIA Carlos Alberto Carmona L., quien ha escrito varias obras musicales, incluyendo una a CAICEDONIA con ritmo de bambuco. Rocío Cárdenas Duque fue una extraordinaria mujer dedicada a la música de la cual era ampliamente conocedora y su participación estuvo, precisamente en divulgar cada una de las expresiones, lo cual hizo a través de periódicos, libros, revistas e interpretación de canciones. CORAL POLIFÓNICA JESÚS MARÍA OSORIO No fue la primera Coral Polifónica que se organizó en Caicedonia, pues antes, el profesor Manuel Castaño, había organizado un CORO POLIFÓNICO DEL COLEGIO BOLIVARIANO integrado por alumnos, en el cual se interpretaba música colombiana, música lírica, tanto latinoamericana como europea. Luego, el profesor Jesús María Osorio organizó varios coros integrados por alumnos del Colegio Bolivariano en este plantel; las alumnas del Colegio Normal María Inmaculada y también un coro municipal, integrado por personas particulares. Con los últimos, se cantó el Himno de Caicedonia que está grabado en cassette. 184

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

La Coral Polifónica Jesús María Osorio fue la que más representación tuvo para Caicedonia debido a su participación en el programa nacional CREA. Fue idea del Director de la Fundación Universidad del Valle, Regional Caicedonia, Lic. Guillermo Escobar Baena y apoyada por el Alcalde Miguel Antonio Gualteros Forero. Ambos educadores. Se contrataron los servicios del profesor Hoover Usma, quien era a la vez, el Director de la Coral de la Universidad el Valle, en Zarzal. Se hizo un llamado a la ciudadanía y respondió afirmativamente. Inicialmente, fue integrada por: Clarita Quintero de Zuluaga, Rosalbita Rodríguez de Gómez, Sor Hilda, Ana Sofía Pinto, Luz Mary Mendoza, Yéiner Izquierdo, Luz Dary Montes, Holanda Rivas, Luz Nelly Hurtado, Rubiela Suárez Yusty, como sopranos; Yaneth Quintero García, María Eugenia Torres, Yolanda Piedrahíta Ochoa, Adriana Giraldo, Alicia Gallón Arias, Gloria Patricia Morales, María Victoria Ocampo, Yolanda Godoy, Nelly Quiceno, Nhora Milena Valencia, Olga Lucía Valencia Ospina, Cecilia Campillo Marín, Marlene Lombana, Blanca Fanny Londoño, Nancy Giraldo, Lina María Buitrago, Yury Izquierdo, Luz Elena Puentes, Fanny Jiménez, formaban el grupo de las contraltos. Pedro Nel Ramírez Sierra, Jorge Iván Gil, Juan Carlos Campillo Figueroa, Conrado Durán Arias, Líber Andrés Garay, Reinaldo Gallego Arias y Henry H. Espinal Moreno, integraban los tenores. Nubier Borrero Marín, Libaniel Largo, Jorge Eliécer Serna, Raúl Giraldo Rivera, Carlos Muñoz, Horacio Tabares, Angel María Zapata Marín, Aymer Gallón Baena, Jesús María Carvajal, Jhon Freddy Vinazco, formaban el grupo de los barítonos y bajos. Muchos de ellos rotaron durante los diez años de trabajo, donde fue también Directora Diana Patricia Salazar, integrante del grupo coral de Carmiña Gallo, en Bogotá, y Jaime Paredes, quien forma parte actualmente, de orquestas internacionales. Una vez organizada, se dieron importantes presentaciones a nivel local, regional e, inclusive, con CREA nacional, donde ganamos la final regional en 185

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

la ciudad de Popayán y el derecho para competir en Bogotá. A última hora, nos informaron que no había el dinero suficiente para desplazarnos a la capital por lo numeroso del grupo. Con la Coral, se participó en el Primer Encuentro de Música Religiosa de Caicedonia al lado de otras corales de Manizales y Buga, bajo la dirección de Jaime Paredes. Tuvo su período más brillante durante las alcaldías de Miguel Gualteros Forero y Guillermo Escobar Baena, pero, no se continuó en las siguientes administraciones, hasta el punto increíble que una de las integrantes, doña Clarita Quintero de Zuluaga, donaba o prestaba el dinero para pagar al profesor. La Coral desapareció por falta de interés de la Administración Municipal y falta de dirigencia en la Casa de la Cultura. Actualmente, se está tratando de reorganizar bajo la dirección del profesor Juan Carlos Quiroz. EL RINCON DE ANTAÑO, fundado en 1969 por un grupo de amigos que les gusta vivir la vida de una manera más agradable y diferente a la rutinaria, donde se combina la música con la “dicharachería”, donde quien quiera desestresarse lo puede hacer con la absoluta confianza y donde, dentro del mayor respeto, se le “mama gallo” a los participantes. Posiblemente jamás pensaron que iba a ser una entidad de tanta importancia con el correr de los años y tan admirada por todas aquellas personas que la visitan. Podemos decir que por su forma, es única en el país y nos sentimos orgullosos de ello. Hoy tiene personería jurídica, local de propiedad y ha traído artistas de talla nacional, como Los Médicos, El Dueto de Antaño, Los Caballeros del Tango, El Dueto Ramírez y Arias, El Dueto Río Bamba, Los Hermanos Calero, Espinosa y Bedoya, entre otros artistas nacionales. Entre sus innovaciones está la de realizar un encuentro de canciones para que participe la gente de Caicedonia, el cual ha tenido una muy buena aceptación y se ha extendido con la participación de artistas de municipios vecinos, especialmente sevillanos. Actualmente ha sido delegado por la Alcaldía Municipal para realizar el CONCURSO DEL BOLERO, para lo cual se ha asesorado de Mario Ramírez Monard. 186

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

El INSTITUTO DE BIENESTAR FAMILIAR organiza anualmente concursos infantiles, juveniles y para mayores, la mayor parte de ellos, con finalización en la ciudad de Tulúa, sede principal. Muchas veces se pierde la asistencia a los diferentes eventos por falta oportuna de comunicación de las entidades encargadas de la cultura en Caicedonia. EL CLUB DE LEONES, fundado en 1954, fue el iniciador en 1987, de los programas de participación abierta de las personas a las que les gusta cantar en Caicedonia, con su programa NOCHES DE REMEMBRANZA ya mencionado, los cuales estuvieron bajo mi dirección. Además, desde esta institución y de la parroquia de Nuestra Señora del Carmen, se ha buscado que la gente de Caicedonia escuche intérpretes de música lírica y clásica y para ello ha contado con la presencia de artistas como Bernardo Sánchez Carmona, Kirlianit Cortés, Beatriz Helena Marín, Lady Johanna Silva, María Zenith Cuervo, Mariela Valderrama, Patricia Quiceno, Germán Barahona y Henry H. Espinal M. Este trabajo cuyo objetivo es no olvidar a las personas que de alguna manera, han participado en las actividades musicales de Caicedonia, está sujeto a modificarse, si en algunos de los casos no existe certeza comprobada y también agregar los nombres que por algún acaso se hubiesen omitido. NOTA: Me han colaborado con información don Erasmo Arias, Antonio Betancour, Honorio Taborda Galeano, Alonso Barragán Arango, Omar Barragán, Jesús Alberto Villa Vélez, Félix Alberto Villa Rojas, Excibel Ortiz, Jorge Iván Gil y Jorge Vergara. A todos ellos mi agradecimiento sincero, por ayudarme a recuperar esta valiosa información sobre el desarrollo de la música en nuestra “Ciudad Centinela del Valle”.

187

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

NOMbRES PARA TENER EN CUENTA PARA EL AÑO 2010 PERSONAL QUE ESTÁ ESTUDIANDO: Alvaro Julián Muriel, guitarrista. Andrés Raigosa Arbeláez, guitarrista. Catalina Sánchez Saba, vocalista. Christian Felipe Gallón Quintero, violinista. Daniel Felipe Carvajal Ramírez, dirección de orquesta. Jorge Ocampo Bejarano, vocalista. Juan Camilo López Barragán, vocalista. Juan Carlos Quiroz Ramirez, instrumentista. Julián Esteban Gallón Quintero, violinista. Mauricio Gallón Quintero, guitarrista. Miguel Angel Galileo Gualteros Suárez, pianista y vocalista. Miguel Arbeláez Orozco, pianista y guitarrista. Sandra Carolina Gómez Espinal, violinista. Sofia Gómez Espinal, violinista. Ricardo López Barragán, vocalista. Viviana Ocampo Bejarano, vocalista. Yeiner Hernán Alzate Izquierdo, guitarrista. PERSONAS QUE TIENEN MUCHO TALENTO Carlos Hernando Rincón Quintero, Diana María Gualteros García, Doralba Quiceno Bedoya, Gladis Messa Marín, Gloria Campillo Figueroa, Gustavo Gil, Jairo Giraldo, Janneth Quintero García, Jhon Henry Colina, Jorge Giraldo, Juan Carlos Campillo Figueroa, Líber Andrés Garay, 188

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Lorena Rivera Quiceno, Lorena Soto, Luisa Fernanda Alzate Castellanos, María Fanny Londoño, María Paula Restrepo Díaz, Stéffany Aragón Jaramillo, Vanessa Valencia Duque, Verónica Valencia Osorio, Vicky Alzate Llano. MÚSICOS CON EXPERIENCIA PROFESIONAL Blanca Fanny Londoño Carlos Ovidio Orrego Conrado Durán Reinaldo Gallego Diego Carvajal Mora Ferley Motato Fernando Quiceno Educardo Quiceno Bedoya Gustavo Gil Cubillos Jorge Wílmer Muñoz Sánchez Jose Iván Quiceno. Juan Carlos Quiroz Ramírez Julio César Jiménez Luis Fernando Quiceno Bedoya Miguel Arbeláez Orozco Rigoberto Muriel Rigoberto Muriel (Jr.) Victoria Alzate Llano Ángel Zapata Marín (Ángel De Los Ríos ) Aymer Gallón Baena Carlos Baena Fabio Lozano 189

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Gustavo Gallego Hernán Giraldo Lizardo Zuluaga Luis Alberto Correa Jaime Lombana Jorge Iván Gil Pedro Nel Ramírez Sierra Willam Carvajal Mora.

190

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


CAPÍTULO DÉCIMO

GALERÍA DE GRANDES PROTAGONISTAS PRIMERA FUNDACIÓN: Empresa de Burila, Daniel Gutiérrez y Arango, Paulino Henao, Andrés Henao, José Joaquín Londoño, Joaquín Parra, José María Zapata, Calixto Laverde, Jesús María Velásquez, Jesús María Ramírez, Ángel María Beltrán, Lucas Alvarán, Juan Gregorio García, David Sepúlveda, Enrique Gómez, Andrés M. Valencia, Carmelo García, Rafael Loaiza, Hipólito Giraldo, Juan Francisco Díaz, Alfonso Gutiérrez, Manuel Jaramillo, Rafael Hurtado, Cayetano Ayala, Rubén Vallejo, Francisco Vera, Marco A. López, Marco A. Grajales, Marco Emilio Ocampo, Jesús M. Rodríguez, Cenón Baena, Jesús A. Osorio, Damián Vásquez, Juan Bautista Ángel, todos ellos fundadores. Juan Francisco Díaz y Félix A. Villa, primeros jueces pobladores. Dolores Zuluaga de Restrepo, Juan Esguerra, Manuel Suárez y Luis Zuluaga, primeros educadores. SEGUNDA FUNDACIÓN: Marco A. Gaviria y Joaquín Caro, primeros inspectores de policía, principal y suplente del Corregimiento de Caicedonia. Nazario Maya, primer Alcalde; Rodolfo Gómez Patiño, Alcalde suplente; Rogelio Jaramillo B., primer Tesorero; José Ignacio Vernaza, Gobernador del Valle del Cauca en 1923; Domingo Irurita, Presidente de la Asamblea Departamental del Valle del Cauca en 1923; Miguel Ángel Valle, Efrén López y Rogelio Jaramillo B., quienes conformaron la Junta Sustituta del Concejo Municipal; Antonio J. Restrepo, Eduardo Trujillo, Benjamín Parra, José Bedoya, Lázaro Correa, Marco A. Urrea y Ramón Serna Giraldo, miembros del primer Concejo Municipal de Caicedonia. 191

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Juan de Dios Giraldo, Marco Gaviria, Maximiliano Henao, Miguel A. Restrepo, quienes, entre otros, firmaron el Acta de Inauguración del Municipio. TERCERA FUNDACIÓN: 1923 - 1948 Alcaldes: Nazario Maya, Rafael Navia M., Alfredo Tafur Garcés, Féliz Henao Toro, Numa Pompilio Roldán Ossa, Rafael Pérez Mejía, Enrique Estailes D., Ramón Serna Giraldo, José Raúl Bueno, Juan Bautista Giraldo A., Rafael Maya Valencia, Manuel Perea, Rafael Restrepo, Leonidas Cardona Yepes, Camilo Restrepo López, Ricardo Jaramillo M., Leonardo Ocampo, Marco Tulio Serna S., Martín González, Camilo Restrepo López, Emilio Hincapié H., Enrique Jaramillo y Caro, Félix Botero Peláez, Martín González, Bonifacio Saldarriaga A., Francisco Uribe Amador, Adolfo Isaacs, Carlos Navas, Ricardo Jaramillo M., Miguel Ángel Valle, Rafael Toro González, Luis Aurelio Bueno, Carlos Silva, Luis A. Morales, Luis Carlos Caldas, Rómulo Morales Parra, Agustín González, Cap. Guillermo Azuero, Juan Lizalda R., Alfonso Cruz, Daniel Jaramillo Uribe, Mayor Nepomuceno Sánchez, Raúl Guerrero Vega, Francisco Suárez Zamora, Rafael Patiño Aguirre, Luis Carlos Caldas, Hernando Prado. Tesoreros: Rogelio Jaramillo B., Rodolfo Gómez Patiño, Bernardino Piedrahíta, José María Marín, Rodolfo Gómez Patiño, Manuel S. Neira, Eduardo Trujillo, Miguel Ángel Valle, José J. Arbeláez, Nicolás Bedoya R., Miguel E. Navarrete V., Emilio Hincapié, Rodolfo Gómez Delgado, Jesús Ibarra Gutiérrez, Rubén Restrepo, Rubén Flórez, Sigifredo Patiño, León Morales, Leonidas Ocampo, Julio Sánchez, Rafael Patiño. Personeros: Guillermo Reyes, Juan Pablo Osorio, Miguel M. Duque B., Ricardo Escobar G., José Restrepo B., Pedro Vicente Cuéllar, Ricardo Escobar G., Fernando Caicedo V., Carlos Maya Toro, Julio Gil T., Miguel M. Duque B., Tomás Álvarez, Leonidas Cardona Yepes, Luis Alfonso Sepúlveda, Lázaro Soto Arango, Bernardo Cardona C., Eduardo Escobar Lourido, Rafael Toro González, Daniel Piedrahíta, César Itúrregui, Rodolfo Gómez Delgado, Jesús Ibarra Gutiérrez, Lázaro Soto Arango, Roberto Arias, José Mejía A., Leonidas Cardona Yepes, Cristóbal Ángel R., Alcides Dussán, Luis Carlos Caldas, Saturo Álvarez V., Rodrigo Mejía S., Saturo Álvarez V., Carlos Ocampo A. 192

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Jueces Municipales: Miguel Ángel Valle, Guillermo Reyes, Leopoldo Moncaleano M., Vicente Escarria, Félix Botero Peláez, Ernesto López M., Luis María Rivas R., Tomás E. Álvarez, Ricardo Quintero C., Luis de Greif, Rodolfo Gómez Delgado, Rómulo Morales Parra, Rodolfo Gómez Delgado, Zabulón Arce, Jesús Ibarra Gutiérrez, Heriberto Rengifo L., Jaime Zuluaga R., Alejandro Gómez G., Ricardo Trujillo, Recaredo Trujillo, Cirano Fernández García (hasta 1.955) . Dirigentes cívicos: Ismael Zuleta, Manuel Alzate, Luis A. Gómez, Juan Bautista Giraldo, Bernardo Mejía Botero, Evencio Vásquez, Jesús Gaviria, José C. Aguilera, Bernardo Vélez, Jesús Duque, Ramón Botero, Maximiliano Henao, Luis Ernesto Arbeláez, Eduardo Gómez, José J. Arbeláez, Alberto Cadavid, Jesús Ramírez, Salomón Saba, Jesús Correa, Tobías Castaño, Filibeto Cárdenas, Gregorio Vargas, Martín Flórez, Rubén Flórez, Elías Duque J., Rómulo Morales, Francisco Serna G., Manuel Salvador Giraldo, Bernardo Vallejo, Bernardo Jaramillo, Daniel Piedrahíta, Silverio Buitrago, María Mejía de G., Pepa Gómez de G., Dolores Zuluaga de R., Fabio, Albertino y Dionisio Urrea, Luis María Rivas, Alejandro Gómez G., Duván Duque, María J. Giraldo de G., Cicerón Gil, Aurelio Escobar, Alberto Eduardo López, Gregorio Cuéllar, Alfonso y Jaime Cuellar, Marco Emilio Ocampo, etc. Dirigentes políticos: Camilo Restrepo López, Bernardo Mejía Botero, Alcides Dussán, Juan Bautista Giraldo, Manuel Alzate, Jesús Gaviria, Ramón Serna Giraldo, Dionisio y Albertino Urrea, Rodolfo Gómez Delgado, Bernardo Jaramillo Caro, María Jesús Giraldo de Giraldo, Domitila de Corrales, etc. Sacerdotes: Gregorio Nacianceno García, Maximiliano Restrepo, Francisco Leonardo Sánchez, Gonzalo Patiño, Ismael Roldán Ossa, Tobías Henao García. Educadores: Víctor Eleázar Herrera, Miguel Ángel Osorio, Dolores Zuluaga Giraldo, Concepción Ocampo y Arias, Félix Vera, Alvaro Duque, Francisco Henao H., José C. Aguilera, Jesús Medina Delgado, Carlos Enrique Valdés, Efraín Gómez, Marco Encinales, Miguel Ángel López, Hermanas Vicentinas, Luisa Baena, Francisco Indalecio Ramos, etc. Periodistas: Alfredo Tafur Garcés: Unión Social; Roberto Caro: El Centauro; Enrique Jaramillo y Caro: Bandera Liberal; Camilo Restrepo López: Caice193

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

donia Liberal; Evencio Vásquez y Rafael Pérez Mejía: Orientación; Jose C. Aguilera y Ulises Vásquez Vargas: Revista Germinal. Intelectuales y artistas: Óscar Piedrahíta González, Óscar Vásquez Arias, Rubén Flórez, José C. Aguilera, Carlos Enrique Valdés, Ulises Vásquez Vargas, Jaime Cuéllar. VIOLENCIA PARTIDISTA Y RECESIÓN: 1948 - 1975 Alcaldes: Ramón Serna Giraldo, Cap. Abraham Bernal, Rubén Restrepo O., Lucio Álavarez B., Cap. Jorge Herrera D., Shakespeare de la Parra, Alfonso Mejía Azcárate, Julián Gómez Potes, Dionisio Urrea Giraldo, Nacianceno Lamus R., Gustavo Marín H. (encargado), Bernardo Vallejo G., Miguel Correa R., Ramón Becerra Domínguez, Albertino Urrea G., Vicente Daza Valencia, Julio Mario Arana G., Cap. Jaime Cortés C., Cap. Álvaro Campo Bejarano, teniente José E. Cáceres, Cap. Gustavo Camargo E., teniente Jaime Prior Varón, Cap. Hernán Hurtado V., Teniente Jaime Bernal M., teniente Ernesto Conde C., teniente José Vicente Villamil, Alfredo Muñoz López, Jaír Gómez C., Cap. Plutarco Gómez G., Cap. Alonso Prieto R., teniente Bernardo Villada M., Cap. Hernando Duarte P., Cap. Ernesto Conde C., Cap. Ramón Varón Valencia, teniente Daniel García L., sargento Aldemar Franco R. Personeros Municipales: Gerardo Osorio Idárraga, Alfredo Muñoz López, Ulises Vásquez Vargas, Álvaro Gáez, Dionisio Urrea G., Duván Duque E., Efrén Franco, Tulio Sánchez, Fabio Martínez A., Germán Álvarez V., Alfonso Conde C., Ignacio Gutiérrez I., Rodrigo Escobar R., Elías Duque Jaramillo, Vitelio Naranjo, Bernardo Parra Urrea, Heriberto Ocampo R., Pedro Yepes, Honorio Taborda, Rodrigo Martínez D. Tesoreros: Cicerón Gil V., Gerardo Osorio Idárraga, Carlos Salazar R., Marco Posada P., Manuel Gutiérrez G., José Rubio Gómez, Jorge Salazar Ramírez, Belisario Marín M., José Rubio Gómez, Educardo Mesa. Dirigentes cívicos: Luis Ernesto Arbeláez, Ernesto López García, Nepomuceno Gallón, Fernando Henao Botero, Bernardo Parra Urrea, Gerardo Pino Londoño, Héctor Iván Osorio A., Jafeth Campillo Marín, Alberto Villa Vélez, Vitelio Naranjo, etc. 194

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Dirigentes políticos: Camilo Restrepo López, Ramón Serna Giraldo, Gerardo Osorio Idárraga, Dionosio y Albertino Urrea G., Alfredo Muñoz López, Nacianceno Orozco Gallego, Gilberto Henao, Ramón Elías Osorio, Efraín Marín Ocampo, Nury Issa Quintero, Nepomuceno Gallón, Hernando Álvarez Correa, etc. Sacerdotes: Luis Enrique Benoit, Luis Enrique Sendoya, Jorge Parra Urrea, Álvaro Cabal Lerma, Pedro Claver Correa. Periodistas, intelectuales y artistas: Luis Enrique Sendoya, José Aguilera, Lucila Caro. Deportistas: Julio Monsalve, “Malicia” (atleta), “El Flaco”Medina (atleta), Welsares González (ciclista), Deportivo Alianza (fútbol). CUARTA FUNDACIÓN: 1976 - 1988 Alcaldes: Cap. Pedro Nel Moncayo, Alfredo Muñoz López, Jaime Arbeláez S., Hernando Álvarez Correa, teniente Pompilio Rodríguez L., mayor Edgar Hernández P., Cap. Humberto Madiedo, mayor Alfonso Sánchez Barazarte, Teodolindo Avendaño C., José Didier Urrea M., Rodrigo Villegas J., Fantino Rada, Gerardo Osorio Idárraga, Carlos Campillo, Cap Parra, Cap. Pablo Emilio Herrera G., Octavio Castaño Arbeláez, Luis Alfonso Cuartas Marín, Hernán Osorio Ocampo, Jesús Emilio Zapata Marín, Luis Alfonso Cuartas Marín, Róger Ríos Duque, Gloria Ofelia Gutiérrez Duque. Tesoreros: Mariela Soto M., Hernán Muñoz Q., Jaime Arbeláez Serna, Alfredo Muñoz López, Alexánder Henao Ramírez, Álvaro Muñoz Muñoz. Personeros: Carlos Arturo Saba Ospina, Luis Alfonso Cuartas Marín, Gloria Ofelia Gutiérrez Duque, Rubiela Suárez Yusti, Luis Antonio Balcero Escobar, Francia Elena Ospina. Funcionarios públicos departamentales o nacionales: Recaredo Trujillo, Carlos Campillo Parra, Mario Giraldo Giraldo, Pedro Luis Barco Díez. Dirigentes cívicos: Alberto Villa Vélez, Héctor Iván Osorio A., Jafeth Campillo Marín, Luis Fernando Arbeláez Serna. 195

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Dirigentes políticos: Nacianceno Orozco Gallego, Alfredo Muñoz López, Gilberto Henao, Hernando Álvarez Correa, Teodolindo Avendaño, Argemiro Castellanos, Aníbal Quiroz Arbeláez, Efraín Marín Ocampo, Carlos Campillo Parra, Hernán Osorio Ocampo, Fernando Carmona, Octavio Giraldo, Federico Arroyave, etc. Sacerdotes: Pedro Claver Correa, Luis Alberto Sierra, Fabio Gabriel Villalobos Hurtado, Federico Arroyave. Periodistas, intelectuales y artistas: Jairo Serna S., Manuel Tiberio Bermúdez, Óscar Piedrahíta González, Carlos Alberto Agudelo, Óscar Vásquez Arias, Róger Ríos Duque, Miguel Antonio Gualteros Forero, Pepe Hernández, Gustavo Henao Duque, Guillermo Escobar Baena, Carlos Campillo Parra, Ángel Zapata Marín, Henry H. Espinal Moreno, Eduardo Mejía Ceballos, etc. Deportistas: Pedro Nel Pinzón, Julio Monsalve. QUINTA FUNDACIÓN: 1988 - 2010. Alcaldes (Elegidos por voto popular): Alexánder Henao Ramírez, Miguel Antono Gualteros Forero, Guillermo Escobar Baena, Gloria Ofelia Gutiérrez Duque, Hernán Duque Henao, Miguel Antonio Gualteros Forero, Jorge Aldemar Arias Echeverri, Orlando Vélez Marín. Tesoreros: Miguel Antonio Gualteros Forero, Gloria Ofelia Gutiérrez Duque, Luis Antonio Balcero Escobar, Luz Inés Rodríguez, Alba Lucía Yusti Suárez, Jorge Aldemar Arias Echeverri, Flor Estelia Duque Vélez, Héctor Fabián Rojas Castro, Luz Nelsy Gómez. Personeros: Olmedo Zuluaga Marín, Aída Luz Ocampo Suárez, Rodrigo Domínguez López, Luis Alfonso Cuartas Marín, Henry Rincón Jiménez, Armando Martínez Lucas, Alba Lucía Jaramillo. Funcionarios públicos departamentales o nacionales: Carlos Campillo Parra, Pedro Luis Barco Díez, Humberto Alzate (Gobernador del Valle), Beatriz Eugenia Orozco Gil, Hernán Duque Henao, Francia Elena Ospina 196

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

León, Henry Rincón Jiménez, Miguel Antonio Gualteros Forero, Mario Giraldo Giraldo, Alberto Domínguez López, Gloria Sánchez Gutiérrez, Guillermo Escobar Baena, Aída Luz Yepes Arrubla, Aída Luz Ocampo Suárez, Rubiela Suárez Yusti. Dirigentes cívicos: Alberto Villa Vélez, Fernando Henao Botero, Martha Cecilia López de S., Dr. Diego Suárez, Fernando Arbeláez Serna, Josué Hurtado Gaviria, Pedro Nel Pinzón, Jafeth Campillo Marín, Silvio Loaiza, Jairo Gallón Arias, José Emilio Yepes, Laureano Castellanos, etc. Dirigentes políticos: Aníbal Quiroz Arbeláez, Hernán Osorio Ocampo, Teodolindo Avendaño Castellanos, Efraín Marín Ocampo, Efraín Marín Peña, Nacianceno Orozco Grisales, Daniel Vélez Mendoza, Miguel Antonio Gualteros Forero, Pedro Luis Barco Díez, Federico Arroyave, Carlos Arturo Ramírez Monard, Javier Giraldo Marín, Ernesto Sabogal Jiménez, Orlando Vélez Marín, Efrén Octavio Restrepo, Alberto Osorio Ocampo, Jaime Mejía, Ulbio Hurtado Osorio, Josué Hurtado Gaviria, Carlos Alberto Orozco Franco, etc. Sacerdotes: José Wallenstein Soto, Luis Gonzaga Valencia, etc. Deportistas: Andrés Felipe Muñoz (patinador), Duván Castaño (ajedrecista), Selección de Fútbol de Salón, etc. Periodistas, intelectuales y artistas: Ulbio Hurtado Osorio, Manuel Tiberio Bermúdez,Róger Ríos Duque, Óscar Piedrahíta González, Carlos Alberto Agudelo Arcila, Mario Alberto Agudelo, Guillermo Escobar Baena, Rodrigo Escobar Baena, Raúl Flórez Duque, Carlos Campillo Parra, Miguel Antonio Gualteros Forero, Henry Hore Espinal Moreno, Ángel Zapata Marín, Luis Eduardo Aragón, Eduardo Mejía Ceballos, Óscar Cubillos, Diego Aguirre, Andrés Aguirre, Iván Rivas, Nidia Naranjo, Carlos Galvis, Orlando Vélez, Pedro Luis Barco Díaz, Gustavo Adolfo Henao, Diego Aguirre, Nidia Naranjo, Marleny Lombana, Henry Hore Espinal, Dueto Durango, Miguel Arbeláez, Reinaldo Gallego, Orlando Quiroz, Wilmer Muñoz, Amado García, Jorge Iván Gil, Pedro, Willian Carvajal, Grupo Barroblanco, Plaza Mayor, Grupo Frankelly, etc. 197

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


SEGUNDA PARTE: Las instituciones públicas, cívicas, comunales y gremiales; las empresas más importantes

199

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

CAFESALUD E.P.S. TIPO DE INSTITUCIÓN: Entidad prestadora de servicios de salud, privada. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Caicedonia, Valle, carrera 9 # 6-36. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 660 80 70, Cali; 216 13 38, Caicedonia. MISIÓN: Es un grupo empresarial, patrimonio del sector cooperativo colombiano, que trabaja de manera permanente por el bienestar de los usuarios y la sociedad, a través de la prestación de servicios de excelente calidad, fomentando el desarrollo humano de todos sus colaboradores. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Iniciación de labores: año 1995, la A.R.S. Fundadores: Federación Nacional de Cafeteros, Comité Nacional de Cafeteros. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Prestar servicios de salud con excelencia, de acuerdo a los lineamientos de la Ley 100. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Actualmente, ser la primera I.P.S en el país. PROGRAMAS Y PROYECTOS QUE ESTAN REALIZANDO ACTUALMENTE: Un avanzado proyecto tecnológico. ****** COSMITET LTDA. TIPO DE INSTITUCIÓN: I.P.S. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 6 Nº 12-47. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 43 12. MISIÓN: Prestar servicios en pro de la salud de sus afiliados. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: junio de 2000. Fundador: Miguel Ángel Duarte ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Prestar un buen servicio y mejorar cada día más la atención para nuestros clientes. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Mejoramiento continúo del servicio. 201

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

EMPRESAS PÚbLICAS DE CAICEDONIA EPC - ESP TIPO DE INSTITUCIÓN: Empresa industrial y comercial del estado del orden municipal. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 16 Calle 8, esquina, piso 2 CAM. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: Tel. 216 16 96 Telefax 216 59 44. empublicas@ert.com.co MISIÓN: Satisfacer las necesidades de los usuarios de los servicios de aseo, alcantarillado y acueducto. Ésto lo lograremos trabajando con empuje, rectitud y lealtad, tomando todos los recursos que tenemos a nuestro alcance para cumplirle a la comunidad. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Creada mediante Acuerdo Nº 036 de noviembre 29 de 1997, mediante acto administrativo del Concejo Municipal de Caicedonia; inicio de labores el 1de enero de 1999. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Prestar los servicios de aseo, alcantarillado y acueducto rural de Barragán bajo a la comunidad con eficiencia y calidad. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA:  Reparaciones y mantenimiento de alcantarillado en varios sectores del área urbana.  Reconstrucción de cabezales de entrega de la red de alcantarillado.  Compra de vehículo compactador de basuras OGA-060  Adecuación de acuerdo a las exigencias técnicas del botadero de basura.  Elaboración del Plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos PGIRS. ****** EMSSANAR, EMPRESA SOLIDARIA DE SALUD TIPO DE INSTITUCIÓN: Administradora del Régimen Subsidiado, “privada” DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 7 # 13- 62. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: Tels. 216 51 00 – 558 66 76, www.emssanar.org.co MISIÓN: Es una organización comunitaria, centrada en la satisfacción del cliente externo e interno, que administra recursos de régimen subsidiado, presta servicios de salud, servicios mutuales y servicios farmacéuticos a los 202

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

beneficiarios del subsidio en salud asociados y público en general del sur occidente colombiano, enmarcado en una cultura de servicio con participación comunitaria y talento humano, comprometido con la transparencia, la solidaridad, la responsabilidad y el liderazgo. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Fundada en 1998, liderada por una Junta Directiva en cabeza del señor Luis Marino Portilla y gerente general Carlos Fajardo Pabón. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: A través de la unidad de servicios de I.P.S., presta servicios de salud de acuerdo a la complejidad. A través del servicio farmacéutico, organiza estrategias destinadas a proteger la salud a los usuarios con programas de promoción y prevención de la salud. A través de la Fundación Emssanar, genera y gestiona recursos para la implementación de proyectos encaminados a mejorar las condiciones de vida de los asociados en vivienda, capacitación, fomento y asesoría de proyectos productivos, de bienestar social, actividades lúdicas y de sano esparcimiento y de actividades culturales. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: La compra del lote y posterior construcción de la sede administrativa principal de Emssanar IPS, en la ciudad de Pasto, es quizás, uno de los aspectos más relevantes. Buscando el acceso y oportunidad en el servicio para todos los afiliados y asociados de la organización, se aprobó la creación de nuevas sucursales de Emssanar, servicio farmacéutico en los municipios de Cali y Zarzal, en el Valle, e Ipiales, en Nariño. La realización del plan de gestión, así como la implementación de un sistema de medición que permite medir y conocer su nivel de cumplimiento. Se apoyó la realización de cursos de economía solidaria y promoción del POS-S, así como el inicio del proceso educativo, a través de medios radiales, en los municipios más importantes. ****** ASOCIACIÓN GRUPO TERCERA EDAD TIPO DE INSTITUCIÓN: Cívica, sin ánimo de lucro. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 6 Nº 11-45. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 03 66. MISIÓN: Recuperación del adulto mayor por medio de ejercicios recreacionales, integraciones, capacitaciones. Mediante encuentros, tanto departa203

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

mentales como municipales, se logra la integración de los ancianos a la sociedad, haciéndoles sentirse útiles de nuevo. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Iniciación de labores 3 de abril de 1982. Fundadores: Luz Dary Palomino, Alicia Gallón, Gladis Gallón, Aurora Agudelo, Rosa Duarte, Elvia Marulanda, Eva Valencia, Rosa María y Bárbara Arbeláez, Enrique Arboleda, Arturo Arenas, Judith Blandón, Edilma Peláez, Aurora Salazar, Marleny Lombana Carmona, Elvia Peláez, Estelia Garcés, Melva Peláez, Inés Marulanda, Leopoldina Ospina. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Capacitaciones en danza, teatro, estudiantina, talleres de cerámica, pintura en tela, repujado, calceta de plátano, ejercicios derivados, tres (3) veces a la semana, presentaciones en ancianatos, San Isidros, Fiestas del Carmen, Reinados Municipal y Departamental. Encuentros departamentales cada dos (2) meses en diferentes municipios. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Exposiciones en eventos municipales y departamentales, participaciones en concursos, esencialmente en el nuevo comienzo por el cual se ha enviado 4 representantes a Cartagena como ganadores de ese evento. Este evento lo lidera la primera dama de la Nación, en compañía de las primeras damas del Departamento y el Municipio. El lograr que se les diera una sede para poder realizar todas sus actividades sin intervención, ya que son 5 grupos, 3 niveles, 2 urbanos con 50 integrantes cada uno. ****** HOGAR DEL ANCIANO SANTA ANA TIPO DE INSTITUCIÓN: Atención integral para abuelos. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 15 Nº 17 – 13. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 43 53. MISIÓN: Atender con calidad y en forma oportuna a los adultos mayores desprotegidos ofreciéndoles servicios médicos de apoyo, diagnóstico y rehabilitación. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: En el año 1954, lo fundaron Lucila Aristizábal Vélez, Alicia Gómez Mejía, Marina Gómez Mejía y Bernardo Mejía. En el año de 1992, gracias al apoyo del Licenciado 204

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Miguel Antonio Gualteros Forero, se municipalizó mediante el Acuerdo 001 de enero 17 de 1992. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Alimentación, lavandería, enfermería, servicios médicos, fisioterapia, terapia ocupacional, sicología, gerontología, regocijo espiritual, terapia respiratoria, recreación y cultura. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Ampliación en la planta física, remodelación, ampliación en la cobertura, ampliación en los servicios que reciben los abuelos. Se hizo capilla, sala de terapia física, comedor, sala de tv. ****** PREVENIR Empresa de Servicios de Salud Familiar I.P.S Ltda. TIPO DE INSTITUCIÓN: Privada. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 7 Nº 15-40 TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: Tel. 216 52 94 catica3@ert.com.co MISIÓN: Brindar un servicio de atención en salud, con énfasis en la familia, a través de promoción, prevención, diagnóstico, control, tratamiento y rehabilitación a los usuarios del municipio de Caicedonia y demás poblaciones circunvecinas. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Iniciación de labores: 7 de marzo de 1998. Fundadores: Carlos Alonso Llano Robayo, Luciano Cardona Barbosa, Mario Duque Masso, Nolberto Tabares Loaiza, Beatriz Cardona Vargas, María Victoria Ocampo, Mónica María Restrepo. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN Consulta general. Odontología. Terapia física y respiratoria. Programas de promoción de la salud y prevención de la enfermedad. Servicio de enfermería. Laboratorio clínico. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Ha logrado ubicarse en un puesto importante en el municipio. Se ha posicionado como I.P.S. prestadora de servicios de salud con calidad, eficiencia e integridad, con profesionales idóneos, éticos y con calidad humana. 205

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

DISTRIAPÍCOLA S.A.T. (Sociedad Agraria de Transformación) TIPO DE INSTITUCIÓN: Sociedad de derecho privado. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 9 Nº 11-39. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 45 09 – 311 7619588. distriapicola@hotmail.com MISIÓN: Fortalecer la apicultura mejorando el ingreso económico de las familias dedicadas a esta actividad, ya que, la apicultura es una alternativa de subsistencia. Fortalecer la apicultura e incrementar la polinización de los cultivos indispensables para el sustento humano. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Fundadores: Marco Antonio Otero, Bernabé Morales, Juan Jaime Gutiérrez, Iván David Gutiérrrez. Inicio de labores en el año dos mil (2.000). ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Producción y comercialización de productos apícolas 100% naturales con un buen manejo y conservación de los recursos naturales y el medio ambiente. Genera buenos empleos y beneficia varias familias. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: La consolidación como empresa con productos 100% naturales de excelente calidad. ****** EMPRESAS VARIAS DE CAICEDONIA E.V.C. - E.S.P. TIPO DE INSTITUCIÓN: Industrial y Comercial del Estado, del orden municipal. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 16 con calle 8, edificio CAM, piso cuarto. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 21 26. MISIÓN: La misión de las Empresas Varias es la prestación de servicios no domiciliarios de una manera eficiente, eficaz y con calidad; encaminada a satisfacer las expectativas y las necesidades de los usuarios y comunidad en general, con el apoyo del talento humano calificado el cual garantizará un alto nivel de desempeño y rentabilidad. 206

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Los gerentes que se han desempeñado en esta empresa son: Duvalier Niño Camacho: 1 de enero de 1999 Duván Artunduaga Zapata: 1 de abril de 2000 Alba Lucía Yusty Suárez: 1 de enero de 2001 Hector Fabián Rojas Castro: 1 de enero de 2004 Luz Myriam Calle Osorio: 1 de octubre de 2005 ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Para dar cumplimiento a su misión, las Empresas Varias tiene a su cargo tres dependencias que son: ALUMbRADO PÚbLICO: Es la dependencia encargada de realizar el mantenimiento y la expansión del alumbrado público en la zona urbana y rural del municipio de Caicedonia. Además, es la encargada de efectuar el embellecimiento de edificios públicos, parques y las calles del municipio en las fiestas decembrinas. CENTRAL DE SACRIFICIO DE GANADO: Es el lugar donde se desarrolla el sacrificio de ganado mayor (bovino) y menor (porcino) para la ciudadanía caicedonita, con óptimas condiciones de higiene y seguridad. PLAZA DE MERCADO: Es el lugar destinado para servir de centro de acopio y expendio de artículos de primera necesidad al por mayor y al detal, permanente u ocasional. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: En el año 2002, la empresa dio un avance grande en el sacrificio de ganado mayor, porque empieza a desarrollarse el faenado aéreo, dándole seguridad de higiene a la comunidad para el consumo de productos cárnicos. Con recursos de la C.V.C., se construye en la Central de Sacrificio de Ganado, la Planta de Tratamientos de Aguas Residuales (PETAR), logrando mejorar el medio ambiente, donde los habitantes de Caicedonia puedan tener la seguridad de que el sacrificio de ganado, tanto mayor como menor, no cause problemas de contaminación en el medio que lo rodea. Para el año 2005, se moderniza aún más la Central de Sacrificio de Ganado, con la adquisición e instalación de una máquina peladora de cueros. Cada año, la comunidad de Caicedonia, como se lo merece, disfruta de un hermoso alumbrado navideño, el que se esta posicionando cada vez más, a nivel del Valle del Cauca y la zona cafetera, como un espectáculo digno de apreciar. 207

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

EMPRESA DE ENERGÍA DEL PACÍFICO EPSA S.A. E.S.P. TIPO DE INSTITUCIÓN: Privada. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 15, calle 7, esquina. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: Caicedonia: 216 59 37 Cali: 321 00 00 www.epsa.com.co MISIÓN: Es un grupo empresarial que basado en el conocimiento, anticipa necesidades y ofrece soluciones integrales a los clientes del mercado de energía en Colombia, generando valor económico para ellos y para el grupo con responsabilidad social. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Enero 01 de 1995. Fundadores: Houston Industries y Electricidad de Caracas. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Tener línea telefónica las 24 horas. Prestar servicio de recaudo solo para clientes. Modernización sistemática actual y de acuerdo al mercado. Talleres de capacitación a los clientes en el uso racional de la energía. Mantenimientos preventivos a las redes de distribución de energía para entregar un servicio continuo y confiable. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Ser una empresa que genera, distribuye y comercializa la energía en todo el norte del Valle. ****** SOCIEDAD DE ACUEDUCTOS Y ALCANTARILLADOS DEL VALLE DEL CAUCA, ACUAVALLE S.A-E.S.P. TIPO DE INSTITUCIÓN: Oficial, con capital estatal. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Caicedonia: Calle 8 Nº 15-51 Cali: Avenida 3 Norte con Calle 56. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 0710, 216 4305 y 216 1759. seccionalcaicedonia@acuavalle.gov.co MISIÓN: Está dedicada al suministro de agua potable, evacuación y tratamiento de aguas residuales. Coadyuva en la conservación y preservación del recurso hídrico, propende por el mejoramiento de la calidad de vida de 208

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

sus usuarios, en forma eficiente y a precios razonables, mediante la vincula­ ción de personal profesional, técnicamente capacitado, ético e idóneo en sus funciones utilizando en sus procesos la mejor tecnología disponible. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Febrero de 1976, mediante la administración de Alfonso Sánchez Barazarte, alcalde militar del Municipio de Caicedonia. Posteriormente, el día sábado 5 de agosto de 1978, se efectúa la ceremonia de inauguración de la planta de tratamiento del Acueducto Municipal, con asistencia del señor Gobernador del Departamento, Dr. Carlos Holguin Sardi; el Gerente de Acuavalle S.A.-E.S.P., Dr. Héctor Jaramillo Betancourth, el Presidente del Comité Departamental de Cafeteros, Dr. Javier Correa, el Dr. Óscar Jaramillo Zuluaga, Director Ejecutivo del Comité de Cafeteros, el Dr. Recaredo Trujillo, Secretario de Agricultura y Fomento, el señor Nacianceno Orozco, Representante a la Cámara y líder político, Dra. Sol Beatriz Gómez, Gerente de la Beneficencia del Valle y el Dr. Gerardo Osorio I., Alcalde Municipal, en el año 1978, y el presbítero Gabriel Villalobos. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Suministro de agua potable, propende por el mejoramiento de la salud y calidad de la vida de los caicedonitas, con cobertura y calidad en forma eficiente y a precios razonables, al punto que para la presente vigencia y, desde el 1 de enero del año 2006, se ha implementado una disminución tarifaria al costo de referencia y de venta final, del 29%. De igual , tenemos vinculado personal profesional, técnicamente capacitado, certificado, certifi­ cado en normas ISO 9000, ético en sus funciones, utilizando en sus procesos la mejor tecnología disponible. Es Acuavalle S.A.-E.S.P. de las pocas empresas del país que ha dado aplicación a la Resolución 1076, certificando las competencias laborales del personal de redes y plantas de tratamiento, a fin de garantizar el profesio­ nalismo en el tratamiento de nuestro producto y la operación de los sistemas de acueducto. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: En los 30 años de existencia de nuestra Empresa en Municipio de Caicedonia, se han efectuado inversiones permanentes en las redes de acueducto de la ciudad y en la aducción, entre ellas las más importantes son: Construcción de la Planta de Tratamiento, construcción de bocatoma de fondo sobre el río Pijao, con el fin de descontaminar las fuentes que nos abastecen, mejorando 209

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

así la calidad del agua cruda, construcción de nuevo tanque de almacenamiento con capacidad de 1.250m3 que garantiza capacidad de almacenamiento, inversión y habilitación de obras para el mejoramiento de las estructuras que se encuentran localizadas a lo largo de la aducción y construcción de la caseta de cloración en la planta de tratamiento para cilindro de tonelada, garantizando disponibilidad permanente de insumos para tratabilidad del agua. ****** Centro Comercial y Hotel de Turismo de Caicedonia S.A. CHAMANÁ TIPO DE INSTITUCIÓN: De capital mixto. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 16 calle 5, esquina. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 16 71 - 216 26 65 216 18 08. www.hotelchamana.com hchamana@ert.com.co MISIÓN: Servir a los huéspedes, con respeto y amabilidad, para su máximo confort y para mantener viva la identidad de Caicedonia como el más hospitalario de los destinos a que puede llegar un viajero. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Socios fundadores: Municipio de Caicedonia, Departamento del Valle del Cauca, Sociedad Promotora Agroindustrial Cafetera, Caficaicedonia, Horacio Hurtado H., Carlos Julio Parra F., Antonio José Ceballos, Luis Alfredo Rodríguez, Crisóstomo Rubiano, Vicente Chacón Gil, Óscar Salgado Martínez, Ariel Antonio Ardila, María del Carmen Osorio de H., Guillermo Gómez Cuellar, Pablo Emilio Salinas B., Mariela Idárraga de S., Ildebrando Martínez, Fray Alonso Soler, Gilberto Muñóz, Medardo Jaramillo. La sociedad se constituyó el 09 de diciembre de 1.983 e inició labores el 12 de noviembre de 1990. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Servicio de alojamiento. Servicio de A y B. Recepciones de toda índole. Servicio de parqueadero. Paquetes turísticos. Capacitaciones. Alianzas estratégicas con diferentes destinos turísticos. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Encuentro mundial SUBUD.Encuentro de Escritores por la Paz. Capacitación Nacional Inpec. Capacitaciones Gobernación. Celebración primera década y 15 años de operaciones del Hotel Chamaná. 210

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

PROAGROCAFÉ LTDA (Sociedad Promotora Agroindustrial Cafetera) TIPO DE INSTITUCIÓN: Empresa privada. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 1680 - 216 5945 venecia1@ert.com.co MISIÓN: Representar el interés de los caficultores, mediante la organización democrática y participativa del gremio, en procura de una industria cafetera eficiente y mundialmente competitiva, tendiente al desarrollo y bienestar del caficultor, su familia y las zonas cafeteras. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: En 1970, el Comité de Cafeteros del Valle adquirió un predio en la vereda El Brillante, de 7.4 hectáreas, a la señora Natividad Pardo de Merchán. En 1979, compra un terreno a linde, con un área de 3.85 hectáreas, al señor Carlos Hurtado y Hermanos. Este terreno fue cedido en comodato al Colegio Bolivariano para la construcción y adecuación de una granja agrícola. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Contribución al bienestar de las familias cafeteras en defensa de su patrimonio, mediante el suministro de alternativas de diversificación, cuyos parámetros de adaptación y rendimiento han sido comprobados. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Instalación de huertos básicos de diferentes variedades, producción de injertos de aguacate de las variedades más adaptadas a la zona cafetera. Sus instalaciones han servido de centro de capacitación en actividades como reuniones, cursos y giras a agricultores, estudiantes y profesionales. ****** CAFECAI LTDA TIPO DE INSTITUCIÓN: Comercial. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 6, carrera 12, esquina. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 07 58 MISIÓN: Trillar café pergamino generando balance social en el municipio. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Carlos Hernán Alzate Valencia y José Emilio Yepes Rivas, en el año 1994. 211

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Trilla de café. Selección de calidades de café excelso. Despacho de café excelso para la exportación. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Generar desarrollo social dando trabajo, especialmente, a mujeres mayores de edad y cabezas de familia, dignificando en ellas el trabajo honesto, vinculando con ello capitales foráneos para dar a conocer el potencial caficultor del Municipio. ****** HOTEL CAICEDONIA PLAZA TIPO DE INSTITUCIÓN: Privada. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 16, Nº 7-21. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 07 63. MISIÓN: Brindar un servicio de alojamiento digno y confortable para todos los usuarios y procurar el crecimiento de la empresa para mejorar las condiciones de los trabajadores y sus propietarios. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: María Idélida Tabares Betancourth Octavio Benjumea Giraldo Fecha de iniciación: Julio 28 de 1995. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Servicio de alojamiento. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Prestar servicio de alojamiento para Caicedonia y todos sus alrededores. ****** HOTEL LAS VILLAS TIPO DE INSTITUCIÓN: Privada. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 16 # 11-51. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 15 88. 212

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

MISIÓN: El hotel fue construido pensando en prestar un buen servicio a residentes y visitantes, pues, hasta la fecha de iniciación de labores, la ciudad no contaba con un servicio adecuado y con tarifas ajustadas a los ingresos promedios de la ciudad. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: En el mes de agosto del año 1990, iniciamos operaciones o construcción, logrando su terminación en el 2002. Siempre pensando en servir a residentes y visitantes, teniendo en cuenta que, en la época, no había hoteles para atender la clase de visitantes que llegaban a la ciudad. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Nos preocupamos por la atención en hospedar a quienes nos visitan. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Mantenernos, aprestigiados y rodeados del cariño y la confianza de una cauda de huéspedes propia. ****** CAbLE PACÍFICO S.A. TIPO DE INSTITUCIÓN: Prestadora de servicios de televisión por cable. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 15, frente a Parque del Carmen. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 46 88. modaqh@hotmail. com MISIÓN: Expansión del servicio de televisión en la comunidad de Caicedonia y prestación de un excelente servicio a los mismos miembros de la comunidad. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Mayo 01 de 2005. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Perfeccionamiento de las redes, mantenimiento correctivo de diseño ya existente de red, además, perfeccionamiento de la atención al cliente buscando satisfacción en el mismo. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Expansión y crecimiento permanentes. 213

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

CNC CAbLE UNIÓN DE OCCIDENTE TELEVISIÓN TIPO DE INSTITUCIÓN: Cultural. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 8 # 18-55. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 312 759 54 55. MISIÓN: Irradiar la televisión informativa y cultural a los diferentes municipios del eje cafetero. En estos momentos, tenemos programación directa de Caicedonia a Sevilla. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Gerente: Javier López Echeverry. Máster: Claudia Sirley Álvarez. Ingeniero Técnico: Javier López. Inició: Enero 12 de 2006. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Programación televisiva en directo, desde cualquier parte del Municipio: Cultural, cívica, social, informativa, noticiosa y deportiva. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Cubrimientos en vivo y en directo de festividades aniversarias para Caicedonia y Sevilla, más todo tipo de actividades cívicas, sociales, informativas. Entregar más de trescientos regalos de aguinaldo a los niños caicedonitas y sin que una sola persona de Caicedonia aportara un centavo, todo ello se recibió gracias a personas ajenas al municipio por contacto y acuerdo con nuestro director Javier López Echeverry. ****** FISCALÍA GENERAL DE LA NACIÓN TIPO DE INSTITUCIÓN: Oficial. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 16 Calle 8, esquina. 4 piso, Palacio Municipal. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 46 97. MISIÓN: Garantizar el acceso a una justicia oportuna y eficaz, con el fin de encontrar la verdad dentro del marco del respeto por el debido proceso y las garantías constitucionales. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Nació en 1991, con la promulgación de la nueva Constitución y empezó a operar el 1 de julio de 1992. 214

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Es una entidad de la rama judicial del poder público con plena autonomía presupuestal y administrativa, cuya función está orientada a brindar a los ciudadanos una cumplida y eficaz administración de justicia, bajo los pará­ metros normativos de ley, emanados por el Congreso de la República. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Investigar los delitos, calificar los procesos y acusar ante los jueces y tribunales competentes a los presuntos infractores de la Ley Penal, ya sea de oficio o por denuncia. La investigación de oficio se realiza por iniciativa propia del Estado y la investigación por denuncia ante alguna de las autoridades competentes (Comisaría, Inspección de Policía o Unidad de Reacción Inmediata, URI) bajo los parámetros de la Ley 600. ****** ASOCIACIÓN DE PRODUCTORES DE CAICEDONIA “APROCAI” TIPO DE INSTITUCIÓN: Privada, sin ánimo de lucro, asociación civil. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 8 # 16-54. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 18 72. aprocai@hotmail.com MISIÓN: Incentivar la cultura conservacionista y comercial de los productos agropecuarios orgánicos que se produzcan en la región. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Francisco Javier Escobar Restrepo, Alfonso Quiroga, Arturo Cardona Trujillo, Francisco José Giraldo, Roberto Bolívar Gil, Aneth Chocontá Cuéllar, Numbier Cuartas Ramírez, Mario Giraldo Giraldo, Gabriel José Montoya, José Neón Laverde, Ramón Pasos Torres, Hernando Gallego, Jairo Calvo, Francisco Pérez. Fundada el 18 de enero de 2003 e inscrita en la Cámara de Comercio el 27 de febrero de 2003. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Se dedica a fomentar la producción de alimentos orgánicos sanos, para el consumo familiar, nacional y de exportación y devolverle al suelo su fertilidad natural, mediante la producción y aplicación de fertilizantes orgánicos; establecer cultivo agroforestales como una forma de proteger la vida del suelo, organizar a las personas dedicadas a la agricultura orgánica para crear 215

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

relaciones efectivas de cooperación; promover, coordinar y fortalecer las unidades de producción y comercialización del café y otros productos orgánicos; promover las capacitaciones de sus asociados y comunidad vinculados a otras instituciones. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Recibimos capacitaciones de técnicos y expertos profesionales en agricultura orgánica; hemos capacitado a campesinos de las diferentes veredas del Municipio; hemos participado en muestras y exposiciones agroecológicas de Bioexpo Armenia, en Sevilla, en Caicedonia; se han hecho relaciones de ventas de productos orgánicos con instituciones comerciales como la 14 en Cali; Comfandi, en Cali; Picarines de Bienestar Familiar, Caicedonia; convenios con la C.V.C, con el IMCA de Buga, con el SENA, Quindío; con Corpoica, Quindío; con ACOC-Café Sano, Riofrío, Valle; con Café Madremonte, de Oregón, Estados Unidos, con la Fundación Aurelio Llano Posada, en lo que respecta a cunicultura, en el Quindio. ****** PARQUE AGROINDUSTRIAL Y COMERCIAL DE CAICEDONIA S.A. TIPO DE INSTITUCIÓN: Sociedad Anónima de Economía Mixta. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 14, calle 21, vía a Sevilla, Valle. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 44 07. MISIÓN: Crear un espacio adecuado para establecer empresas de producción, procesamiento y comercialización, que sean autosostenibles y permitan la generación de empleo y abran el espacio para nuevas empresas. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Inicio el 20 de abril de 1974. Fundadores: Departamento del Valle del Cauca, Municipio de Caicedonia, Cooperativa de Caficultores de Caicedonia Ltda., Cupocrédito, Cooemsaval, Coagrad, Ángel Gabriel Moncada Herrera, Colegio Bolivariano, Fundación Universidad del Valle, Sede Caicedonia, Gustavo Osorio Peláez, Roberto Tisnés Mejia, José Manuel Agudelo Borrero, Raúl Giraldo Rivera, Beatriz Eugenia Orozco Gil, (gobernador del Valle del Cauca, Carlos Holguín Sardi; alcalde, Guillermo Escobar Baena y gerente, Carlos Augusto Ramírez Otálvaro). 216

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Agrupar a pequeños microempresarios que generan empleo a madres cabeza de familia, apoyo a empresas con proyectos del gobierno. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Logro de un espacio para el desarrollo industrial y comercial del Municipio. ****** PARQUE NACIONAL DE LAS HELICONIAS TIPO DE INSTITUCIÓN: Entidad del Estado. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Vereda Limones. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: parqueheliconias@hotmail.com MISIÓN: Desarrollar el Parque Nacional de Las Heliconias como un centro de educación ambiental, en el cual, se incentive la investigación y la creación de una Banco se semillas que beneficie a la ciudadanía en general, especial­ mente a los productores de flores y follajes tropicales. Además, integrar el municipio al corredor turístico del Eje Cafetero, el cual sirve como reactivador de la economía. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Municipio, C.V.C y Comité de Cafeteros. Inicio de labores: 2003, en la alcaldía del especialista Miguel Antonio Gualteros Forero. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Convenio celebrado entre el Municipio y la Univalle, por el cual se realiza un estudio de la caracterización de la antropofauna asociadas al cultivo de las heliconias. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Pavimentación de la vía, dotación de equipos y mobiliario, construcción de 2 plazoletas y 4 estaciones de sombrío, estudio por parte de la Univalle, centro de apoyo a estudiantes del Sena. ****** 217

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

FUNDACIÓN PROMOTORES AMbIENTALES COMUNITARIOS DE COLOMbIA, “FUPACC” TIPO DE INSTITUCIÓN: Sin ánimo de lucro. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 14ª, Nº 7-27. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 59 20. MISIÓN: Servir como multiplicadores, ante la comunidad en general, en lo que tiene que ver con el medio ambiente. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Luz Dary Tabares, Josefina González, Cielo Mejía, Adiela Aguilar, Margarita Calle, Reinaldo Gallego, Hugo Alejandro Franco F., Luis Carlos Aguilar Muñoz, Diego Fernando Arrubla, Áymer Bermúdez. Fundación: Marzo de 2005 Diciembre 21 de 2005, se firma primer convenio con Acuavalle para: “Realizar talleres sobre el manejo de los recursos naturales”. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Como promotores ambientales comunitarios, debemos ser multiplicadores en todo lo que tiene que ver con el medio ambiente. Enseñar a la gente como debemos conservar la fauna, la flora, el recurso agua, como tratar las basuras, residuos orgánicos, residuos sólidos, etc. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: La Fundación no tiene realizaciones importantes por ser tan nueva, lo único realizado hasta el momento es el convenio 063-05 realizado con Acuavalle. ****** FUNDACIÓN AGROECOLÓGICA Y CULTURAL “SENDERO FRESCO” TIPO DE INSTITUCIÓN: Sin ánimo de lucro. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 9 # 4-39. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 23 51 facusef@yahoo.com MISIÓN: Fomentar, proyectar, ejecutar, vigilar y desarrollar programas y actividades encaminadas a la conservación del medio ambiente y el bienestar general de las comunidades, contribuyendo al desarrollo sostenible y sustentable. 218

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Carlos Arturo Mateus Castellanos, María Eugenia Leal A. Teresita Cárdenas Vergara, Numbier Cuartas, Nora Milena Jaramillo B., Laureano Castellanos, Martha Lucía Pineda, Gildardo Ávila Pinzón, Hernando Osorio P., Gustavo Osorio, Luis Fernando Peña, José Jesús Ardila. Fundación: Junio 29 del 2000. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Campañas educativas de conservación y protección del medio ambiente, proyectos ambientales de conservación y protección del medio ambiente, programas y acciones concretas en el manejo de los recursos hídricos, residuos sólidos y aguas servidas. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Capacitación a instituciones educativas del Municipio en la elaboración de los PRAE escolares y en el manejo integral de residuos sólidos. ****** CAbILDO VERDE “CARACOLÍ” TIPO DE INSTITUCIÓN: Asociación agropecuaria. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Casa Campesina. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 46 14. MISIÓN: Elaborar y realizar proyectos que se dirijan a la protección y manejo integral de los recursos naturales renovables y del medio ambiente dentro del Municipio de Caicedonia. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Luis Carlos Aguilar, Mario Giraldo, Fernando Libreros, Alvaro Muñóz, Alexánder Henao, Fabio Solórzano, Edilbey Zapata, Alberto Domínguez, Jairo González, Enerieth Correa, José Olmedo Agudelo. Fundación: Mayo 09 de 1990. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Proyectos en pro del desarrollo de las actividades agropecuarias y de protección del medio ambiente, igual que de las cuencas hidrográficas del Municipio de Caicedonia. Promoción en escuelas y colegios, celebración de días especiales en pro del medio ambiente, jornada de trabajo en reforestación y cuidado del entorno. 219

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Proyectos de reforestación cuenca río Pijao. Proyecto de pozos sépticos sector rural. Capacitaciones en escuelas y colegios. Realización foro ambiental 2005. Trabajo en la protección Cuenca ríos Barragán y La Vieja. Trabajo con el CINARA. ****** POLICÍA NACIONAL TIPO DE INSTITUCIÓN: Fuerza pública. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 16, Calle 14, esquina. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 47 56 poliescai@hotmail.com MISIÓN: Contribuir a la satisfacción de las necesidades públicas, mediante un efectivo servicio, basado en la prevención, control de delitos y contravenciones que permita que los habitantes de Colombia convivan en paz. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Comisario Juan María Marcelino Gillibert. Fundación: 1892. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Velar por la seguridad y tranquilidad pública. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Durante su existencia ha velado permanentemente por el bienestar de la sociedad. ****** CUERPO DE bOMbEROS VOLUNTARIOS CAICEDONIA TIPO DE INSTITUCIÓN: Cívica de carácter privado, sin ánimo de lucro. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 14, calle 11, esquina. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 13 33 bcv54@hotmail.com MISIÓN: Atender todos los llamados de emergencia de la población de Caicedonia y su área de influencia prestándole un servicio oportuno, eficiente y eficaz en prevención y control de incendios y demás calamidades conexas. 220

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Para ello prepara su personal con responsabilidad y calidad en las actividades necesarias para salvar vidas, bienes y proteger el medio ambiente, sin perder de vista que la educación a la comunidad en prevención se constituye en componente indispensable en todo proceso de desarrollo sostenible. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Mayor y Primer Comandante: Luis Ernesto Arbeláez Gómez; capitán Efrain Horacio Vallejo A.; Jesús Ramírez; José C. Aguilera; capitán Fernando Henao Botero; Alberto Henao; Eduardo Patiño S. Inicio de labores: Junio 13 de 1954. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Prevención y atención de incendios y calamidades conexas: incendios estructurales y forestales, inundaciones, avalanchas, deslizamientos, sismos, accidentes de tránsito, emergencias con gas propano y gas natural, rescates, traslado de enfermos, educación a núcleos educativos, profesores, estudiantes, madres comunitarias, auxiliares bachilleres, programa labor social con jóvenes de grados 10 y 11 de los colegios. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Atención constante de emergencias y desastres en el municipio. Consecución de sede propia, Consecución de parque automotor: 4 máquinas, 2 ambulancias y 2 camperos, consecución de equipos contra incendios de rescate y de protección persona, sostenimiento del servicio voluntario, presidencia de Asobomberos del Valle, en varios períodos, Delegación Departamental de Bomberos en varios períodos. ****** ASOCIACIÓN DE RECREACIÓN “RECREACTÍVATE” TIPO DE INSTITUCIÓN: Entidad sin ánimo de lucro. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Parque Recreacional, Caicedonia, Valle. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 59 35 - 216 22 10. robava_recreacion@hotmail.com MISIÓN: Brindar la recreación a toda la comunidad caicedonita, no sólo como un fin sino como un medio de desarrollo personal, familiar y social, que trasciende los límites del simple activismo, para ser un conducto por el cual se generen procesos de crecimiento integral. 221

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Rolando Barrero Valencia, María Elizabeth Londoño Londoño, Andrés Mauricio Rodríguez Rivera, Aura María Alarcón Lozano, Sandra Londoño Londoño, Jorge Hermes Quiroz. Inicio de labores: Julio de 1.995. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Planeación y ejecución de proyectos socio-comunitarios de recreación educativa. Ejecución de vacaciones recreativas. Eventos de recreación comunitaria. Ejecución de eventos recreativos empresariales. Animación de fiestas infantiles. Capacitaciones en crecimiento personal y colectivo. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Vacaciones recreativas, desde el 1995 hasta el año 2006, anualmente. Celebración mes del niño. Organización de Encuentro Nacional de Recreación año 2000. Programa de televisión Arco Iris Recreativo con Centinela Televisión. Conformación grupo campista de Caicedonia. Participación del largometraje “Lágrimas sobre Carcajadas”. Cooperación de la institucionalización del centro de Educación Física. ****** GRUPO DE ADULTOS “AMIGOS POR SIEMPRE” TIPO DE INSTITUCIÓN: Sin ánimo de lucro. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Centro de Desarrollo Comunitario “Hernán Duque”. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 312 258 05 81. MISIÓN: Hacer ejercicios físicos, realizar actividades para pasear y recreación. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Flor María Martínez, Ana Peña, Angela Rosa Gil, Luz Mary Reyes, Flor de María Gil, Luz Mila Correa, Isaura Marín, Fidelia Durán, Alicia Ballesteros, Elvia Hernández, Erminda Martínez. Inicio de labores: Julio 14 de 1997. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Organizar rifas, tamaladas, kumis, empanadas. Mantener unido el grupo. 222

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Informar y citar a reuniones. Sacar actas. Recibir las personas que vienen a dar capacitaciones. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Los reinados, porque han integrado más a la comunidad, las fiestas de navi­ dad que son estupendas. Los paseos o encuentros que hemos realizado. ****** DAMAS VOLUNTARIAS ROSADAS HOSPITAL SANTANDER TIPO DE INSTITUCIÓN: Servicio a la comunidad sin ánimo de lucro. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 9, calle 6, esquina. MISIÓN: Humanización del servicio asistencial a los enfermos, dentro de los hospitales y educación para la conservación y prevención de la salud con comunidades geográficas vulnerables, siendo el voluntario un medio multipli­ cador en la información de la medicina preventiva. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Ofelia Gutiérrez de Duque, Sofía Parra Urrea, Odilia Sánchez de Osorio, Rosita Rincón Ocampo, Marcelina Giraldo de Giraldo. Inicio de labores: Septiembre 10 de 1968. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Campañas educativas de salud, visita a los enfermos, programas de nutrición, venta de ropa de segunda, entrega de droga, brigadas de salud en colaboración con el hospital, alquiler o préstamo de aparatos ortopédicos, reparto de mercados, todos estos servicios son para las comunidades geográficas vulnerables. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Servicio a la comunidad. ****** FUNDACIÓN SUPERAR TIPO DE INSTITUCIÓN: ONG DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 3 Nº 16-20, barrio El Recreo. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 49 91. fsuperar@edunet.edu.co www.fundacionsuperar.org 223

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

MISIÓN: Diseñar, proponer e impulsar programas de carácter social, gestionando recursos y gerenciando proyectos tendientes a beneficiar a niños y niñas que, por tener dificultades para el aprendizaje, discapacidades o limita­ ciones físicas o psicológicas o problemas psicoafectivos, presentan necesidades educativas especiales y requieren programas de prevención, diagnóstico, atención, tratamiento y rehabilitación para potenciar su desarrollo, mejorar su calidad de vida y la de sus familias e integrarlos al sistema educativo. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Iniciación de labores: Marzo 01 de 2001 Luis Fernando Garcés Pineda, María Liliana Güisa Pulido, Fanny Barragán Arango, Dora Amparo Hernández Toro, William Carvajal Mora, Martha Lucía Beltrán Cardona, María Andrea Rengifo Vélez, Luz Estella Cifuentes Gómez, Ligia Alzate Arbeláez, Gloria Inés López Salazar, Luz Hélida Ramírez Valderrama, Beatriz Cardona Vargas, Claudia Marcela González H., Hernán Duque Henao, Guillermo Escobar Baena, Martha Cecilia López Caicedonia, Diego Suárez Saavedra, Rosa Emilia Ortiz Betancourt, Martha Lucía Ávila Pinzón, Edilma de Jesús Osorio, Francia Elena Ospina León, Amparo Rojas Murillo, Cielo Gallego Peláez, José Emilio Yepes Rivas, Martha Libia Buitrago Escobar, Nancy Betancourt Bastidas, Josué Hurtado Gaviria, Luisa Inés Arias M. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Se realizan actividades de rehabilitación (fisioterapia, terapia ocupacional, psicología, fonoaudiología y equinoterapia); programa de integración escolar con los niños que pertenecen a la Fundación, pero pueden estar en un aula regular; actividades lúdicas como clases de danza, clase de artística e hidroterapia. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Citas de fonoaudiología, psicología, fisioterapia y terapia ocupacional gratis por parte de los profesionales de la fundación. El programa de ampliación de cobertura, por parte de la Gobernación. ****** 224

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

GRUPO DE LA TERCERA EDAD “AMOR, PAZ Y ESPERANZA”, DE SAMARIA TIPO DE INSTITUCIÓN: Sin ánimo de lucro. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Samaria. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 311 30426 93 profercho@hotmail.com MISIÓN: Ayudar a que los adultos mayores, del centro poblado de Samaria, realicen diferentes actividades físicas, lúdicas y de trabajo comunitario en pro del mejoramiento y la calidad de vida de las personas mayores de 50 años. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: El 12 de octubre de 1996, el docente Luis Fernando Peña Peña propone la creación de este grupo en pro de los adultos mayores. Primera Junta: Coordinador: Luis Fernando Peña Peña. Presidente: Amanda Vélez. Tesorera: Aura Vargas. Colaboradoras: Otorlina Lara, Leonor González, Nuvia Muñoz, Marcela Naranjo. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Realización de actividades físicas en pro de a salud de los adultos, recreación y terapia de grupo, trabajo comunitario en pro de la consecución de recursos. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Sobresalir como el primer grupo organizado en el sector rural. Conseguir el reinado de la tercera edad con la señora Mariela Naranjo. Sobresalir como el mejor trabajo en la construcción de fruteras en fibra y premiados con un viaje a Cartagena. ****** ASOCIACIÓN DE JUNTAS DE ACCIÓN COMUNAL (ASOCOMUNAL) TIPO DE INSTITUCIÓN: No oficial. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Casa Campesina TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 46 14 - 311 3042693. profercho@hotmail.com 225

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

MISIÓN: Fortalecer la organización comunal en todos los niveles, promover la formación de líderes y asociados, consolidando la participación comunitaria, social, política y recuperar el liderazgo a nivel local, regional y nacional. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Guillermo Gómez Giraldo, Fernando Henao, Gerardo Pino Londoño, Elías Duque, párroco Jorge Parra. Inicio de Labores: 1962. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Fortalecimiento de las juntas de acción comunal, capacitación permanente a los integrantes de las juntas comunales, trabajo con la mujer comunal, los jóvenes y el adulto mayor, participación en eventos que realiza el municipio, campañas y programas. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Foro Municipal Comunal 2004. Celebración del día comunal. Inclusión en las Juntas Departamentales y Nacionales (Federación y Confederación Nacional). Capacitación a los conciliadores y secretarias empresariales. Celebración del día de la mujer y madre comunal. Lograr el alcalde comunal 2005, Dr. Jorge Aldemar Arias. Coordinación muestra agroindustrial y realización de fiestas de San Pedro 2006. Realización del XIII Congreso Comunal Departamental 2006. ****** “PLENITUD DE VIDA”, GRUPO DE TERCERA EDAD DE bARRAGÁN TIPO DE INSTITUCIÓN: Sin ánimo de lucro. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Barragán, Valle. manzana 4, casa 4. MISIÓN: Compartir, con las personas de la tercera edad, nuestras alegrías, tristezas, ejercicios, fiestas, experiencias, fechas importantes. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Elvia Álvarez, Carmen Ospina, Donay Perafán, Verónica Bonilla, Nilsen Cortez, Tobías García, Campos Sierra, Dolores Cortez, Carmen Rosa Acevedo. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Pasar informes a los compañeros, mantener unido el grupo, participar en todas las actividades regionales y gestionar en la alcaldía para recibir apoyo. 226

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Iniciamos 30 personas, llegaron representantes de la tercera edad de Cali y se confirmó el grupo y se bautizó. Luego, realizamos actividades para recolectar fondos como ventas de empanadas, fiestas, rifas; realizamos ejercicios, participamos en el reinado de Caicedonia, fiestas de integración. ****** ASOCIACIÓN DE USUARIOS ESE HOSPITAL SANTANDER TIPO DE INSTITUCIÓN: De control popular. DIRECCIÓN DE SU SEDE: ESE Hospital Santander. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 02 23 Ext. 27. johar8@hotmail.com MISIÓN: Participar en la toma de decisiones, planeación, gestión y evaluación de los servicios brindados por la ESE Hospital Santander a la comunidad. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: 1998. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Capacitaciones, veedurías, charlas educativas a los usuarios, tanto en zonas rurales como urbanas, asistencia a jornadas de salud, participación en actividades organizadas. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Contribuir a unos mejores servicios de salud por parte de la ESE Hospital Santander. ****** VOLUNTARIO VICENTINO A.I.C (Asociación Internacional de Caridades) TIPO DE INSTITUCIÓN: Damas Voluntarias. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 13, calle 5 Nº 5-24. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 02 36. MISIÓN: Está dirigida por el espíritu vicentino que comprende: Respeto profundo por la persona humana. Dar testimonio de Cristo, especialmente, por la actitud de servicio y amor a los más necesitados. Responsabilidad en el compromiso que cada una asuma. 227

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Laura Rosa López de Domínguez, Ofelia Masso de Correa, Efigenia Gaviria de Sepúlveda, Margarita de Manrique (fallecida), Domitila de Corrales (fallecida), Inés Luna de Rodríguez (fallecida), Graciela García de Gallego (fallecida). Inicio de labores: Septiembre 30 de 1969. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Auxilio en matrículas a alumnos (as) en los colegios de secundaria, comedor para recicladores, visitas domiciliarias, mercados a familias pobres REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Luchar por elevar el nivel de vida de los empobrecidos y excluidos e influir en el cambio de las estructuras sociales injustas. ****** HOGAR INFANTIL LOS PICARINES TIPO DE INSTITUCIÓN: Privada, adscrita al Sistema Nacional de Bienestar Familiar, SNBF. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 16 Nº 5-43. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 09 73 – 216 45 47. MISIÓN: Propiciar la formación de niñas (os) preescolares a través de acciones que fortalezcan los valores y las diferentes áreas del desarrollo humano, vinculando activa y eficazmente a la familia y a la comunidad educativa, con el fin de elevar la calidad de vida, contribuir a un ambiente armónico y práctico de la sociedad en general. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Agosto 22 de 1977. Comité Cívico Femenino Bipartidista de Caicedonia, Marina de Martínez, Presidente, Ofelia Masso de Correa, Lelia de Herrera, Lucero Díaz de Ospina, Ana Rita Quintero, Sinforiana Castro. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Atención integral a 120 menores entre 2 y 5 años de edad en los niveles de párvulos, prejardin y jardín. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: En el año 1991, la entidad fue distinguida por la Cámara Junior, Capítulo 228

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Caicedonia, como la mejor institución de servicio a la comunidad. Consolidó el proceso de formación de los restaurantes escolares a través del ICBF. En el año 2000, se condecora la entidad por el Concejo Municipal con el Reconocimiento Especial y por la administración se exalta con el Botón de Honor al Mérito Caicedonista. ****** HOGAR DE MI AbUELO “LUISA DE MARILLAC” TIPO DE INSTITUCIÓN: De servicio social, sin ánimo de lucro. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 6 # 12-51. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 30 65. MISIÓN: Brindar servicio al adulto mayor desamparado, alimentación: 3 comidas al día, aseo, lavado de ropa, vigilar sus servicios médicos y medicamentos y droga, luchar por el bienestar de ellos. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Yolanda Baquero, Francisco Giraldo, Martha Buitrago, Orlando Hernández, Gloria Loaiza, Irene Ospina, César Alzate, Miralba Peña. Inicio de labores: abril de 1999. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Recolectar avenas en el supermercado Olímpica y los auxilios y donaciones de las personas de buena voluntad que conocen la obra, $300.000 pesos mensuales en mercado del Supermercado La 16, donado por la alcaldía, pago de recibos, luz, agua y gas. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Auxiliar y ayudar a los ancianos que, en su larga agonía, han fallecido en nuestra sede, a los cuales se les suministraron todos los cuidados necesarios hasta sepultarlos. El cuidado de todos los enfermos que tenemos, a pesar de no tener personal especializado, por falta de dinero. ***** ObRA VOCACIONAL PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN TIPO DE INSTITUCIÓN: Labor espiritual. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Salón Parroquial. 229

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 00 45 - 216 48 33. MISIÓN: Apoyar a los sacerdotes y colaborar a los seminaristas de escasos recursos. Somos un apoyo para la iglesia, tanto espiritual como económico. Darnos a conocer. Profundizar en la fe, comprometiéndonos con amor al servicio de los hombres. Promover la oración. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Leonor Herrera, Leonor Buriticá. Laura de Domínguez, Efigenia de Sepúl­ veda. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Convivencias, hacemos rifas, empanadas, damos cuotas para enviarle dinero a los seminaristas de escasos recursos, apoyo espiritual para los sacerdotes. Encuentros anuales de las obras vocacionales. Celebración de la misa vocacional. La adoración al Santísimo Sacramento del Altar. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Colaboración a los siguientes sacerdotes: Julio César Villegas. César Arley Valencia. Mauricio Carmona Ortiz y a otros sacerdotes del Departamento. Oración y acompañamiento espiritual. ****** INSTITUTO COLOMbIANO DE bIENESTAR FAMILIAR, ASOCIACIÓN ObRERO- CIUDADELA TIPO DE INSTITUCIÓN: Mixta: comunitaria-estatal. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Centro de Desarrollo Comunitario. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 09 21. MISIÓN: Velar por el buen trato y el mejoramiento de la calidad de vida de los niños de escasos recursos que se encuentran integrados en el programa, hacer valer los derechos de los niños. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Fundación: 1988. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Estar al tanto de las actividades a desarrollar para que todas las madres las realicen y cumplan, reunirse para tener claro cada día cómo se debe tratar los niños y no olvidar que hay que practicar los valores. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Servicio continuo a la comunidad de Caicedonia. 230

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

INSTITUTO COLOMbIANO DE bIENESTAR FAMILIAR CENTRO ZONAL SEVILLA – HOGARES FAMI FAMILIA – MUJER – INFANCIA TIPO DE INSTITUCIÓN: Oficial. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 17 Nº 10-61, Cra 10 Nº 15-61, Centro de Desarrollo Comunitario Obrero TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 03 41 MISIÓN: Apoyamos a las familias en desarrollo que tienen mujeres gestantes, lactantes, niños (as), de dos años, en la cualificación y/o mejoramiento de las relaciones intrafamiliares. Se promueve y vigila el que asista a los controles prenatales, sesiones educativas con temas como: abuso sexual, errores en la crianza de los hijos, estimulación adecuada, método de planificación familiar, prevención de enfermedades. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Inicio de labores: Agosto de 1.991. Iniciaron 15 hogares en diferentes barrios y en las veredas de Montegrande, Barragán, La Camelia y Aures. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Agentes de desarrollo social. Las Madres FAMI trabajamos medio tiempo en las tardes, de 2 a 5 p.m., los días lunes y miércoles, con sesiones educativas y elaboración de trabajos manuales que se orientan hacia el niño (a) como móviles, ajuares, muñequería, lencería, pañaleras, portateteros, portarretratos, etc. En una hora, desarrollamos temáticas como: la concepción, la gestación, parto, posparto, cuidados de recién nacido y de la madre, lactancia materna, alimentación, etc. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Mejoría en la calidad de vida de la gentes más pobre. ****** FUNDACIÓN MANOS UNIDAS DE DIOS TIPO DE INSTITUCIÓN: Comedor infantil para los niños de más bajos recursos. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Corregimiento Samaria. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 311 726 18 55. 231

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

MISIÓN: Formar una niñez sana en valores sociales, humanos y cristianos y, a la vez, garantizar su seguridad alimentaria mediante nuestro comedor infantil. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Óliver Valencia, misionero Gustavo Adolfo Gutiérrez. Inicio de labores: Diciembre 03 de 2.006 ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Campañas en las veredas y en el sector urbano, para recolectar mercados para el comedor y las personas más pobres. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Por el momento, lo único que hemos hecho es el comedor. ******* SERVICIOS POSTALES NACIONALES “ADPOSTAL” TIPO DE INSTITUCIÓN: Empresa industrial y comercial del Estado, vinculada al Ministerio de Comunicaciones. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 11 Nº 15-18. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 07 23. MISIÓN: Satisfacción total de las necesidades y expectativas de los clientes en la prestación de un efectivo servicio de correos y mensajería especializada, en el ámbito nacional e internacional. Para esto, contamos con tecnología adecuada a la demanda del mercado, un talento humano experimentado, que busca altos índices de productividad y rentabilidad y teniendo como prioridad el cliente en cumplimiento de la función social empresarial. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: En 1514, por real cédula de la Corona Española, fue creado el Correo Mayor de Indias para prestar el servicio postal entre las colonias americanas y España. Hacia 1834, se organizó en forma definitiva la oficina principal de correos de Santa fe y se crearon tres distritos en Santa Fe, Caracas y Quito. En 1938, se suscribió el primer convenio postal de América, gestor de lo que se conoce actualmente como Unión Postal de las Américas, España y Portugal “UPAEP”. La Administración Postal Nacional en sí fue creada en 1963. 232

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Prestación y administración de servicios de correspondencia nacional e internacional, giros postales, correo electrónico, servicios postales especiales (PostExpress, NotiExpress, Corra, E.M.S), servicios postales complementarios. Emite en nombre de la Nación las especies postales (Estampillas), las comercializa y promueve a través de la filatelia. Celebrar contratos de recolección, conducción y distribución del correo, vigilando su cumplimiento en forma directa y permanente, correo certificado nacional e internacional, correo normal nacional e internacional, correspondencia empresarial agrupada, encomiendas nacionales e internacionales, filatelia, giros entre otros. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Desde sus inicios, hasta la actualidad, hemos logrado que millones de personas alrededor del mundo puedan recibir correspondencia, a través de la variada gama de opciones que hemos puesto al servicio de la comunidad. Hemos logrado que nuestra empresa esté en todos y cada uno de los municipios de nuestro país, a través de oficinas o de agencias indirectas, todas adscritas y controladas por el Ministerio de Comunicaciones. ****** NOTARÍA ÚNICA DEL CÍRCULO DE CAICEDONIA TIPO DE INSTITUCIÓN: Servicios públicos. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 10 # 15-22. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 00 49. notcai@hotmail.com MISIÓN: Otorgamiento de escrituras públicas cuando la ley lo ordena para actos y contratos. Declaración extra procesal. Liquidación de herencias. Matrimonios civiles. Divorcio de cualquier matrimonio. Conciliaciones extra procesales y otros actos de jurisdicción voluntaria atribuidos a los notarios. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Fecha de iniciación: Agosto 04 de 1924. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Diligenciamiento y validación pública de contratos entre personas naturales y jurídicas, dentro de la normatividad establecida por el derecho civil. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Guardar la memoria de los contratos entre personas y dar fe de su realización conforme a las normas establecidas por el Estado. 233

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

REGISTRADURÍA MUNICIPAL DEL ESTADO CIVIL TIPO DE INSTITUCIÓN: Del Estado. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 14 # 8-58. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: registraduriacaicedonia@yahoo.es MISIÓN: Brindar oportunidad y eficiencia en el acceso a la inscripción en el estado civil de las personas, igual que desarrollar procesos que brinden una adecuada identificación a los ciudadanos y procesos electorales y mecanis­ mos de participación ciudadana, imparciales y transparentes. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Expedición de copias de registro civil, inscripción en el registro civil de nacimiento, matrimonio y defunción, expedición de documentos de identidad (Tarjetas de identidad, cédulas de ciudadanía), desarrollo de procesos electorales y mecanismos de participación ciudadana. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Se está desarrollando el PMT (Plan de Modernización Tecnológica), con el fin de sistematizar todos los procesos en la institución. ****** INSTITUTO NACIONAL DE MEDICINA LEGAL Y CIENCIAS FORENSES TIPO DE INSTITUCIÓN: Privada. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Hospital Santander. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 21 93. MISIÓN: Llevar un registro oficial de la población de Caicedonia: atender lo relacionado con la identificación de población menor y mayor de edad; coordinar los diferentes eventos electorales. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Dividido de la Nación, aproximadamente, 14 años. Antes, por intermedio del Municipio de Caicedonia. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Valoraciones médicas para las autoridades. Realización de necropsias para determinar la causa de muerte. Recuperar evidencia y determinar expectativa de vida. 234

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Peritajes médicos para autoridades. Realización de necropsias por medios legales. ****** PERSONERÍA MUNICIPAL TIPO DE INSTITUCIÓN: Pública. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 8, carrera 16, cuarto piso, Edificio Municipal CAM. MISIÓN: Propender por la garantía y protección de los derechos fundamentales en vigencia, en defensa del ordenamiento jurídico ante las autoridades públicas y privadas del orden nacional, en cumplimiento de las funciones de prevención y de control de gestión e intervención judicial. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: El Personero Municipal es otro funcionario, junto con el alcalde, herencia del Derecho español. Desde 1819, el Libertador presentó el proyecto con la figura del Procurador, pero, sólo hasta 1830, se habla de la Procuraduría. En 1853, se dio un avance en la Constitución y se eligió por voto popular. En 1886, se cambió la naturaleza del Procurador y quedó dependiendo de la Rama Ejecutiva. El cambio de trascendencia se da con el Decreto número 1333 de 1986. Se habla de la existencia de un funcionario en cada municipio, que tendrá el carácter de defensor del pueblo o veedor ciudadano y agente del Ministerio Público llamado Personero Municipal. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Funciones Constitucionales: La Personería Municipal es un organismo perteneciente al Ministerio Público que trabaja por la defensa del orden jurídico, los derechos y garantías fundamentales y el patrimonio público, por la guarda y promoción de los derechos humanos, protección del interés público, vigilancia de la conducta oficial y la intervención en la solución de conflictos. La Personería es un órgano de control que vigila la gestión administrativa para que las autoridades cumplan y hagan cumplir la constitución las leyes, los decretos, las ordenanzas y los acuerdos; para que no abusen del poder en perjuicio del ciudadano o de la comunidad, para sancionar a todo funcionario público municipal que en su cargo hace lo que se le prohibe o deja de hacer lo que esta obligado a realizar. 235

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Asesoría al ciudadano: 

   

Atiende, apoya y gestiona en forma permanente y personalizada los requerimientos de la comunidad, con compromiso social, ético, equidad, oportunidad, eficiencia, eficacia y mejoramiento continuo. La orienta para ejercer el derecho de petición y elabora los derechos de petición. Ayuda a que toda petición, que se hace ante las autoridades, sea resuelta con prontitud y eficacia. Escucha cuando le cuentan sus problemas, quejas o reclamos y le indica los caminos jurídicos o etapas para encontrar solución. Le sirve de puente y guía con las autoridades para la búsqueda y reconocimiento de sus derechos.

Defiende Los Derechos del Ciudadano:    

Elabora la acción de tutela cuando se ven vulnerados sus derechos. Escucha y atiende toda queja por violación de derechos humanos. Vigila que las empresas de servicios públicos domiciliarios no cometan abusos con los usuarios del servicio. Fiscaliza la inversión, para que se ejecute conforme a los parámetros legales, facilita la participación ciudadana para la guarda y protección de los derechos colectivos, mediante la elaboración de acciones populares y de grupo. Defiende la importancia y eficacia de las veedurías ciudadanas, promueve la protección y disfrute de un ambiente sano, facilita el ejercicio de las acciones de cumplimiento, para que las leyes, normas o actos administrativos se hagan efectivos, vigila la observancia del debido proceso y el derecho de defensa en todas las actuaciones realizadas por el Juzgado Promiscuo Municipal, la Fiscalía 10 local y la Inspección de Policía. Es miembro del Consejo de Disciplina del establecimiento penitenciario y carcelario, escucha y atiende las quejas de los internos y realiza su respectivo trámite. ****** 236

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

FISCALÍA DIEZ LOCAL DELEGADA ANTE LOS JUZGADOS PENALES Y PROMISCUOS MUNICIPALES DE SEVILLA Y CAICEDONIA TIPO DE INSTITUCIÓN: Judicial. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Palacio Municipal. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 47 26. MISIÓN: Investigar los delitos y acusar ante los jueces competentes a los presuntos infractores de la ley penal. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Fue creada con la Constitución Política de 1991, pero, la Fiscalía local inició labores, en este Municipio, en el año de 1994, siendo el primer Fiscal local el Dr. Oscar Julio Valencia Certuche. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: La labor de la fiscalía se inicia cuando llega a su conocimiento una noticia criminal y se intenta, en caso de resultado procedente, la conciliación o, de lo contrario, en conjunto con la policía judicial, se desarrolla la investigación como tal y, una vez se reúnen los elementos probatorios que demuestran la existencia del delito y la responsabilidad del autor, se acusa ante los jueces a los infractores de la ley; siempre con respeto de las normas y garantías constitucionales. ****** CÁMARA DE COMERCIO – SECCIONAL CAICEDONIA TIPO DE INSTITUCIÓN: De derecho privado, sin ánimo de lucro. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 8 # 14-20. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 21 89. MISIÓN: Somos una entidad sin ánimo de lucro, creada para servir a los empresarios en aspectos legales y en todos aquellos que procuren su desarrollo y crecimiento empresarial, mediante verdaderos procesos de actualización de sus funcionarios, de tal manera que garanticen oportunidades de mejoría continua. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Presidente: Dr. Óscar Salazar Jaramillo (Q.E.P.D) Vicepresidente: Dr. Gerardo Gómez Díez. 237

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Directora Ejecutiva: Amparo Hoyos Peña. Coordinadora Caicedonia: Gloria Ángela Arias. José Olmedo Agudelo Salazar, Juan José Ardila Rodríguez, Serafín Vacarez, Luis Ángel Cortez Delgado, José Conrado Arrubla, Rubiela Arango Muñoz. Los anteriormente citados conformaban el Comité Asesor de la Seccional. Fecha de iniciación de labores: abril 14 de 1994. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Mejorar las competencias laborales del personal. Aumentar el nivel de satisfacción de los clientes. Incrementar la productividad. Mejorar y mantener la infraestructura necesaria para prestar adecuadamente los servicios. Mejorar continuamente el sistema de gestión de calidad. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Formalización de actividad comercial en la jurisdicción. Promoción del desarrollo regional. Fortalecimiento y reconocimiento institucional. Gestión y veeduría a proyectos de infraestructura regional (Vías). Acompañamiento a nuevas iniciativas productivas (floricultura tropical, artesanías). ****** FONDO DE EMPLEADOS MUNICIPALES DE CAICEDONIA, “FEMCAI” TIPO DE INSTITUCIÓN: Empresa asociativa de economía solidaria. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Administración Municipal, Piso 2 CAM. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 45 37 Ext. 122–128 femcai@yahoo.es MISIÓN: Aumentar el ahorro entre sus asociados y realizar créditos a bajo interés. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Según registros, se iniciaron labores en el mes de noviembre de 1989, con la participación de Alexánder Henao Ramírez y Luis Antonio Balcero Escobar. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Realización de créditos ordinarios, cajas menores, anticipos de primas, para sus asociados, al igual que gestionar capacitaciones con el SENA sobre economía solidaria. 238

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Capacitaciones en liderazgo y economía solidaria, a algunos de sus asociados, otorgamiento de créditos a baja tasa de interés a sus asociados en el momento en que lo requieran. ****** CORPORACIÓN PARA LA RECREACIÓN POPULAR DE CAICEDONIA TIPO DE INSTITUCIÓN: Semi-privada. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 10, vía a El Brillante. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 22 10. MISIÓN: Prestar el servicio de recreación, deporte y aprovechamiento del tiempo libre a la comunidad caicedonita, del norte del Valle y el Quindio. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Agosto 11 de 1998. Fundadores: Club de Caza y Pesca, Cooperativa de Caficultores, Parroquia Nuestra Señora del Carmen, Damas Voluntarias, Cámara Junior, Microempresarios, José Emilio Yépes, Jesús Alberto Villa, Isabel Baena, Rubiela Ardila, Marleny Toro, Hugo Giraldo, Alfonso Giraldo, Gilberto Giraldo, Gabriel Moncada, Rogelio Buitrago, Nolberto Barrios, Orlando Castaño, Guillermo Bedoya, Indercai, Javier Giraldo, Alberto Domínguez, Héctor Mario Londoño, Jaime Salazar, Jaime Giraldo, Grupo Recreación, Nacianceno Orozco, Centro Cívico, Bernarda Galvis, José Omar Montoya, Guillermo Gómez Cuéllar, Cooperativa de Transportadores, Fundación Univalle, Asociación Municipal de Vivienda, Comisión de Árbitros de Caicedonia, María Idélida Tabares, Octavio Benjumea, José Leomar Cortés, Hernán Duque Henao, Ramiro Giraldo, Javier Parra, Darío Giraldo, Gladis Acosta, Alberto Osorio, Corporación Recreación Cali, Alvaro Hernán Hormaza, Humberto Holguín. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: El objeto de la Corporación es promover, facilitar y auspiciar la recreación, el deporte y el sano aprovechamiento del tiempo libre, a través de programas acordes con planes de desarrollo del Departamento. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Lograr el sostenimiento de la Corporación, a lo largo de estos once años de funcionamiento, así como también el reconocimiento de la comunidad como uno de los centros recreativos más importantes de la Centinela del Valle. 239

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

COOPERATIVA DE CAFICULTORES DE CAICEDONIA, CAFICAICEDONIA TIPO DE INSTITUCIÓN: Privada. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 16, calle 5, esquina. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: coopcaficultores@ert.com.co MISIÓN: Somos una empresa de carácter solidario que mediante la comercialización de café orienta sus acciones hacia el bienestar económico y social de sus asociados, familias y comunidad en general, en procura del desarrollo integral de la región. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Noviembre 15 de 1963. Fundadores: Presbítero Jorge Parra U., Capitán Ramón Varón Valencia, Dr. Fidel Valencia Jaramillo, señores Gerardo Pino Londoño, Rodolfo Gómez Delgado, Eleuterio Gallego López, Pedro Corrales López, Manuel Manrique Hincapié, Gregorio Vargas González, Francisco Javier Ospina, José Adán Salazar, Antonio Ceballos Rendón, José Ignacio López, Víctor María Pineda Quintero. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Comercialización de café, venta de insumos, almacén y fertilizantes, servicio de créditos, servicio de seguridad social, servicio de extensión. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Múltiples servicios a sus asociados y a la comunidad de Caicedonia, en lo económico, lo social y lo cultural. ****** COOPERATIVA DE TRANSPORTADORES DE CAICEDONIA LTDA. “COOTRACAICE LTDA” TIPO DE INSTITUCIÓN: Sin ánimo de lucro DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 14 Nº 12-52. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 0253 / 216 1229 / 216 2228 cootracaiceltda@yahoo.es MISIÓN: Prestar el servicio público de transporte a nivel nacional; así como también vender combustible y todos sus derivados, procurando el bienestar de todos y cada uno de sus asociados. También del personal vinculado a la Cooperativa y llevar en alto la imagen de Caicedonia. 240

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: La fundación de la empresa se remonta a 1965 y la gestión de este germen de organización de los transportadores públicos de Caicedonia se atribuye a don Luis Ernesto Arbeláez. Como antecedentes podrían citarse la Empresa de Tansportes Burila Ltda. y Trans Pacífico, empresas que aparecen como patrocinadoras de las monografías de Caicedonia, publicadas en 1944 y 1955. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Prestar servicio público de transporte a nivel nacional, veredal y municipal. Venta de combustible (gasolina y derivados) y aceites. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Prestar el servicio público de transporte en los niveles nacionales, veredal y municipal. Construcción de la estación de servicio en la carrera 14 Nº 12-52. ****** CORPOGUADUA CENTINELA “Corporación de Trabajadores de la Cadena Productiva de la Guadua de Caicedonia” TIPO DE INSTITUCIÓN: Corporación de derecho privado. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 11 # 7A-15 TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 311 725 77 19. Áymer Castellanos (Presidente) 311 302 09 97. MISIÓN: Lograr el desarrollo económico y social de la cadena productiva de la guadua, priorizando un manejo sostenible de los recursos naturales. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Áymer Castellanos, María Amparo Arias Ortiz, María Mercedes Arias Ortiz, Carlos Alberto Hoyos Ossa, Olmes Moreno Valdez, Antonio Rengifo Montes. Fecha de fundación: Septiembre de 2003. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Producción de muebles y artesanías en guadua. Aprovechamiento de guaduales nativos, material forestal que es destinado al comercio municipal departamental y nacional. Tramitología técnica ante las corporaciones para el aprovechamiento de los recursos naturales. 241

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Participación en ferias nacionales: Cenexpo, Cali, Cartago; capacitaciones con C.V.C, Cámara de Comercio, Sena, Alcaldía Municipal. Capacitación artesanal y forestal a un grupo de 13 personas, durante 4 meses, 4 horas semanales. ****** COMITÉ MUNICIPAL DE CAFETEROS TIPO DE INSTITUCIÓN: Privada. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 16, calle 5 # 15-47, piso 2. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 16 40 caicedoniaut@yahoo.com MISIÓN: Asegurar el bienestar del caficultor, a través de una efectiva organización gremial, democrática y representativa. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: 1951 ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Asegurar la compra de café al caficultor. Prestar asistencia técnica. Generar investigación científica y participativa. Capacitación y educación social y técnica. Comercializar el café con valor agregado. Apoyo a la asociatividad y el cooperativismo. Programas de generación de empleo. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Consolidación gremial. Legitimidad de la institucionalidad cafetera. Desarrollo de las zonas cafeteras. Reconocimiento de la fortaleza de su gemialidad. ****** ASOCIACIÓN DE MUJERES CAbEZA DE FAMILIA, ASOMUJER, CIUDAD CENTINELA TIPO DE INSTITUCIÓN: Asociativa, de derecho privado. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 17 # 10-03. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 0214, 311 311 78 55 asomujercaicedonia@hotmail.com MISIÓN: Dar vivienda digna a las asociadas. Capacitarlas a través de diferentes entidades como el Sena, para que ellas puedan trabajar. 242

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Rosalba Bravo Sánchez, Gladis Amparo Orozco, Rosa Ema Giraldo, Mery Pineda. Iniciación de labores: Marzo 04 de 2001. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Construcción y ejecución del proyecto plan de vivienda El Rosal. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Capacitación en confecciones de jeans y manejo de máquinas planas y fileteadora y patronaje, en el Sena Regional Quindio. Realizar proyecto de vivienda la Urbanización El Rosal; conseguir 44 subsidios a través de Fonvivienda Bogotá. Y estar construyendo, en estos momentos, es uno de los logros más grandes. ****** ASOCIACIÓN DE FAMILIAS UNIDAS DE CAICEDONIA PARA LA VIVIENDA, EL PROGRESO, EL DESARROLLO COMUNITARIO Y EMPRESARIAL. TIPO DE INSTITUCIÓN: Sin ánimo de lucro. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 16 # 19-110. MISIÓN: Gestionar recursos para la consecución de vivienda y realizar acciones tendientes a mejorar la calidad de vida de los asociados, propiciando espacios de convivencia pacífica y comunitaria por medio de actividades lúdicas, recreativas que permitan el desarrollo sostenible y equitativo de los integrantes. Mejorar la calidad de vida de las familias por medio de capacitación tendientes a generar trabajo. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Acta Número 14 de septiembre de 2002, Asamblea General de Asociados, inscrita en la Cámara de Comercio el 24 de septiembre de 2002, bajo número 00426, del libro I. Presidente: Alberto Izquierdo Arango. Vicepresidente: Luis Asdrúbal Miranda Rodríguez. Tesorero: Néstor Fabián Rivas Sabogal. Secretaria: Luz Amparo Murillo Muñoz. Fiscal: Juan Alcibíades Izquierdo Guerra. Vocal: Martha Liliana Andrade González, Luz Marina Aricapa. 243

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Realización del relato de la escritura pública ante la Notaría Pública. Integración con las familias de la asociación y reuniones mensuales. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Cuenta actualmente con un lote ubicado en la calle 16 # 19-110. Realización de los estatutos y su reglamento interno. Consecución de 2 subsidios de vivienda. Proyecto de 32 planes de viviendas de casa bifamilia, cuenta con alcantarillado y redes de energía eléctrica. Próximamente la construcción de dos viviendas. ****** EMPRESA ASOCIATIVA DE TRAbAJO “LOS ZÁNGANOS” TIPO DE INSTITUCIÓN: Asociativa. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Parque Agroindustrial. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 25 82. MISIÓN: Comercializar los productos de las abejas. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Febrero de 1995. Hildebrando Martínez, Marco Antonio O., Luis A. Morales, José Manuel Gallego, Francisco León. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Apoyo a los productores y regulación de los precios. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Promover estudios ecológicos relacionados con la finca, deforestación, erosión, control de plagas y enfermedades de las abejas. ****** ASOCIACIÓN REGIONAL DE APICULTORES DEL VALLE Y QUINDÍO “VALLEQUIN” TIPO DE INSTITUCIÓN: Asociación. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 9, Nº 11-39. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 45 09 – 216 31 06. vallequin@yahoo.es MISIÓN: La unificación del sector apícola con el objetivo de ayudarnos unos a otros y contribuir en mejorar la calidad de vida de sus integrantes. 244

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Carlos Alberto Orozco, Bernabé Morales, Iván David Gutiérrez, Adiela Aguilar Muñoz, Hildebrando Martínez, Héctor Antonio Londoño, Marco Antonio Otero. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: La creación de la Federación de Apicultores, capacitación sobre adelantos tecnológicos apícolas. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Creación de la Federación Apícola Nacional. La creación de la cadena apicola departamental y nacional. ASOCIACION DE CONSTRUCTORES DE CAICEDONIA “ASOCONCAIV” TIPO DE INSTITUCIÓN: Social. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 7, # 3-07. MISIÓN: Forma un gremio de la construcción donde se presten servicios en todas las áreas referentes a este campo, con mano de obra calificada. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Se fundó en el año 1967, como un sindicato y, luego, se conformó como asociación con los requerimientos de la fecha, conformado por: Delio Ramírez, Evelio López, Israel López, Jorge Ramírez, Luis Garay, Antonio Moreno, Efraín Alvarez. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Actividades de labor social, recreativas, educativas de aprendizaje a través del Sena, actividades laborales en el campo de la construcción en todas sus áreas. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Perteneciendo a la Asociación, don Delio Ramírez realizó las obras de: Telecom, Edificio Yuldana, Edificio El Nevado e inició Hotel Chamaná. ****** ASOCIACIÓN DE bRACEROS UNIDOS DE CAICEDONIA, “ASObRAUCA”. TIPO DE INSTITUCIÓN: Asociativa. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Casa Campesina. 245

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 46 14. MISIÓN: Tiene como misión mejorar la calidad de vida de las personas involucradas en este proceso, buscando la solidez y fortaleciendo la Asociación. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Guillermo Alfonso Pérez Aragón, Pedro Nel Parra, Enrique Barrero, Giovanny Arias, José Nelson Morales Restrepo. Se inició en Abril 05 de 2.004. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Generación de ingresos. Prestar sus servicios en el mercado municipal. Realizar procesos de aprendizaje que les permita aumentar sus conocimientos y fomentar la equidad para todos los afiliados. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Integración de las asociación de Sevilla y Caicedonia, con sus familias. CLUb DE LEONES, CAICEDONIA MONARCA TIPO DE INSTITUCIÓN: Sin ánimo de lucro. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 10 Nº 15-22. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 16 83. MISIÓN: Nosotros servimos a través de la renovación, el servicio y la eficiencia, buscamos progreso en todas las actividades culturales, cívicas y sociales que contribuyan al mejor estar de la ciudadanía. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: El Club de Leones fue creado en Caicedonia inicialmente el 10 de abril de 1946, orientando por los compañeros del club de Leones de Sevilla. Fue el séptimo Club en Colombia, después de Cali, Palmira, Popayán, Armenia, Pereira y Sevilla, pero los problemas de orden público no le permitieron funcionar sino por un corto período de 2 años y 5 meses. Sin embargo, entre sus utópicas obras se encontraron la construcción de un aeropuerto y obras del municipio; colaboración en la creación del naciente Colegio Bolivariano. Con la participación del Comercio se consiguieron bancas para colocarlas en el parque central. Sus fundadores fueron los compañeros: Jesús Eduardo Cárdenas Saldarriaga, Juan Bautista Giraldo, Rafael Oliveros T., Bernardo Mej��a Botero, Albertino Urrea Giraldo, Fabio Botero, Carlos Ocampo A., José Ramírez Cortés, Tobías Henao García, Valerio Giraldo, Hernando Mejía E., Luis Ernesto Arbeláez G. 246

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

La segunda fundación fue el día 12 de octubre de 1954 y participaron los compañeros Ernesto López García, Luis Ernesto Arbeláez G., Bernardo Vélez A., Óscar Ocampo G., Bonel Mejía, Gerardo Osorio I., Julio Cárdenas S., Celio Ceballos, Luis Enrique Sendoya Horta, Áymer Narváez Lorza, Emiro Ochoa B., Alberto Cadavid Sierra, Alfonso Saavedra, Alvaro Palomino, Bernardo Hernández, Bernardo Jaramillo, Bernardo Vallejo, Daniel Prado, Dionisio Urrea, Eduardo Patiño, Elías Duque, Elibardo Valencia, Fabio Urrea, Jaime Cortés, Joaquín Guillermo Gómez Giraldo, Julio Franco, Mario Urrea, Miguel Ocampo, Miled Chicri, Nepomuceno Gallón Velásquez, Ricardo Albarracín y Tulio Sánchez. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Brigadas de salud, con la colaboración del Hospital Santander y algunos voluntarios; actividades para mejorar el Hogar del Anciano Santa Ana y del Abuelo Santa Luisa de Marillac, dirigidas por los compañeros Jesús Alberto Villa Vélez y Orlando Gallón Restrepo; el programa “Leones Educando”, en la escuela Santa Inés, dirigido por el compañero Raúl Giraldo El más importante programa del momento es “Semillas de Paz”, dirigido por los compañeros Óliver Soto Vera, Alberto Villa Vélez, Orlando Gallón Restrepo, Rodrigo de Jesús González Palacio y la Domadora Doralba Agudelo de Ardila. Actualmente, estamos comprometidos con las actividades de los cien años de fundación de la ciudad. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: En Educación: Creación del bachillerato clásico y construcción de la planta física el Colegio Bolivariano con don Dionisio Rodríguez Valderrama. Creación de las escuelas Limones y la Bola de Nieve. Más tarde, Santa Mónica y luego Las Américas. Creación de la Escuela Agrícola Velásquez Palau. Creación de la Escuela Parroquial, con el Pbro. Luis Enrique Sendoya. Creación de la Escuela Hogar para Damas. Adquisición de laboratorios de física y química del Colegio Bolivariano. Participación en el programa Leones Educando. Creación del programa “Semillas de Paz”. Creación del Jardín Infantil Las Fieritas con la colaboración de la Dirección de Núcleo, a cargo del compañero Henry H. Espinal Moreno. Creación del Colegio Cooperativo Caicedonia, con el apoyo del Rector Ricardo Escobar Restrepo y los profesores Jairo Ospina, Jairo Sánchez y el compañero Henry H. Espinal Moreno. 247

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

En Servicios Públicos: Creación de la Central Telefónica de Caicedonia con la compañía Ericsson. Mantenimiento de los parques Infantil Luis Enrique Sendoya, Didáctico y glorieta del estadio Alfredo Muñoz López. Participación en obras como el alumbrado público, en el servicio del acueducto. En Obras Públicas: Gestión para la construcción de los edificios de los Bancos de Colombia, Cafetero, Central Hipotecario y de Telecom. Adquisición de material de uso para el Cuerpo de Bomberos Voluntarios. Actividades de construcción y reconstrucción del templo parroquial, organización de semanas cívicas, dirigidas por el compañero Guillermo Gómez Giraldo, banquetes y otras actividades para colaborar principalmente en la construcción de los colegios, Hospital y Parroquia. Se apoyó la creación de las Juntas de Acción Comunal, con la participación decidida de nuestro compañero Guillermo Gómez Giraldo. Por iniciativa del Club, se le hizo el monumento al Wyllis, medio de transporte que reemplazó a la mula e importante fuente de la cultura de nuestro Municipio y a la empanada por iniciativa del compañero Jesús Alberto Villa Vélez y el señor Gabriel Echeverry. Arborización de las zonas rural y urbana, dirigida por el compañero José Jesús Ardila Montes. En Salud: Participación el programa “Care” en las escuelas oficiales, dirigido por el compañero Hector Iván Osorio Alzate, adquisición de equipo de rayos equis para el Hospital, se participó en la creación del Ancianato Santa Ana,. Brigadas de Salud, en colaboración con el Hospital Santander y otras entidades cívicas. Jornadas de salud con los doctores Marco Emilio Ocampo y Alberto Gutiérrez Botero. Actividades Sociales: Fue fundador del Club Caicedonia, del Rancho Club. Participó en la creación de la Sociedad de San Vicente de Paul, con la colaboración del compañero Ignacio Gutiérrez Isaza y don Prisciliano Rodríguez, entre otros. Creación de la Sociedad de Vivienda Providencia, con la Sociedad de San Vicente de Paul y la Parroquia. Creación del Albergue Infantil y el Centro Nutricional. Cultura: Se organiza anualmente el programa internacional de pintura infantil “Cartel de la Paz”, cuyo tema es la paz del mundo. Se realizaron los primeros encuentros del festival de música “Noches de Remembranza”, dirigido por el compañero Henry Hore Espinal Moreno. Se han realizado encuentros de poesía, literatura, pintura y artesanías. 248

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

CRUZ ROJA COLOMbIANA DE CAICEDONIA TIPO DE INSTITUCIÓN: O.N.G DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 17, calle 18, esquina. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 49 90. MISIÓN: Prevenir y aliviar el sufrimiento humano bajo los siguientes principios fundamentales: humanidad, imparcialidad, neutralidad, indiferencia, voluntariado, unidad y universalidad. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Diego Suárez Saavedra, Martha Cecilia López de Suárez, Luis Ángel Cortez, Fernando Henao Botero, Nelson Rincón, Jorge Molina Portela. Inicio: Noviembre 10 de 1988. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Prevenir calamidades derivadas de catástrofes naturales o de naturaleza humana. Atender las calamidades que se presenten. Generar programas de atención a los recursos. Gestionar labores humanitarias con los secuestrados. Coordinar actividades con las administraciones locales. Atención a las personas desplazadas. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Presencia y asistencia en: Calamidades por inundaciones en el barrio Zuñiga. Deslizamientos en el barrio Lleras. Asistencia permanente en el terremoto de 1999. Presencia en las dificultades veredales, especialmente en Aures. Programas preventivos de salud. Visitas periódicas a los internos de la cárcel. Atención a las personas desplazadas por la violencia de las AUC y FARC. Jornadas de colecta de sangre, logrando donarla gratuitamente en casos necesariamente humanitarios. ****** DEFENSA CIVIL DE CAICEDONIA, VALLE TIPO DE INSTITUCIÓN: Sin ánimo de lucro. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 11 Nº 13-40. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 16 65. MISIÓN: Prevenir y atender oportuna y eficazmente a los afectados por emergencias y desastres de origen natural o antrópicos en el territorio Nacional para contrarrestar y mitigar los efectos generados por siniestros. 249

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Gonzálo Marín Ramírez, Daniel Vélez Mendoza, Jesús Antonio Restrepo Agudelo. Inicio: Noviembre 18 de 1971. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Prevenir y controlar las situaciones de desastre y calamidad en la fase primaria de las emergencias. Realiza las labores de búsqueda, salvamento y rescate, primeros auxilios, establece el sistema inicial de clasificación de heridos (Triage). Atiende el transporte de víctimas y apoyará las acciones de seguridad. Colabora en la seguridad interna y el mantenimiento de la soberanía nacional. Promover, entrenar y organizar a la comunidad para afrontar situaciones de desastre y calamidad. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: La institución hizo presencia fundamental y eficaz en la emergencia que se presentó en Popayán a causa de un terremoto en el año 1983; la erupción del volcán Nevado del Ruiz, que sepultó a Armero, en el año 1985; accidente aéreo en el Municipio de Buga, en el año 1993 y la catástrofe del Eje Cafetero, en el año 1999. Aparte de estas emergencias, la Defensa Civil ha colaborado en nuestro Municipio en la atención de inundaciones, derrumbes, deslizamientos, incendios estructurales y forestales, accidentes de vehículos, ataques de abejas africanizadas y apoyo en eventos culturales, deportivos, recreativos, cívicos y religiosos, beneficiando con ello a la comunidad caicedonita. ****** INSTITUCIÓN EDUCATIVA GILbERTO ALZATE AVENDAÑO TIPO DE INSTITUCIÓN: Pública. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Vereda Aures, Municipio de Caicedonia, Valle. MISIÓN: Brindar elementos de formación integral a los estudiantes de la zona rural, buscando desarrollar habilidades y destrezas para atender la necesidades, expectativas de la región y proyectarse de manera responsable con su entorno, con principios morales y de convivencia pacífica. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Nacianceno Orozco Gallego, Argemiro Castellanos, Vicente López, Porfirio Meneses, 250

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Ciro Alonso Ardila. El lote fue donado por el señor Liborio Hoyos, en el año 1954, para la escuela y posteriormente para secundaria, en 1979, en la sede principal. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Desarrollo del Plan de Estudio. Nueve (9) áreas obligatorias, seis (6) optativas, proyectos transversales (edc. Sexual, proyecto PRAES, Cepis, Cátedra de paz) REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Fusión de escuelas con la sede principal, para la conformación como institución, mediante Resolución 1877 del 05 de septiembre de 2002: La Institución Educativa está conformada por 8 sedes: Sede Heraclio Uribe Uribe, vereda Quince Letras. Sede El Paraíso, vereda El Paraíso. Sede Policarpa Salavarrieta, vereda Dabeiba. Sede La Pava, vereda La Pava. Sede Santa Teresita: vereda San Gerardo Alto. Sede Juan Pablo I, vereda San Gerardo Bajo. Sede San Luis Nº 10, vereda Puerto Rico. Sede Central, vereda Aures. Construcción de vivienda, reestructuración de aulas para clases. Pavimentación de entrada al Colegio. Proyección del grado 9º. INSTITUCIÓN EDUCATIVA LA CONSOLITA TIPO DE INSTITUCIÓN: Pública. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Vereda Samaria. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: ielaconsolita@yahoo.com.ar MISIÓN: Contribución del desarrollo pleno de la personalidad del estudiante dentro de un proceso de formación integral en el que se rescate el amor por su territorio y el deseo de mejorarlo, empleando técnicas apropiadas de producción agropecuaria y agroindustrial, que lo preparen para vincularse a la sociedad y al desempeño laboral, sin perder el deseo de superación y progreso constante. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Inicio: Aproximadamente en 1965 251

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Formación integral de los educandos, elaboración de proyectos, reformas al PEI, mejoramiento de la planta física. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Brindar servicio educativo a toda la comunidad durante más de 40 años. ****** INSTITUCIÓN EDUCATIVA bOLIVARIANO TIPO DE INSTITUCIÓN: De educación pública. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 5 # 11-15. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 15 65 – 216 14 46. bolivarianocaicedonia@yahoo.com MISIÓN: Formar personas competentes en el ámbito laboral y social, impartiendo conocimientos científicos, técnicos y atendiendo las necesidades educativas particulares de sus estudiantes, como respeto, responsabilidad y libertad. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Inicio de labores: 23 de octubre de 1943. Fue fundado como una necesidad ante el desplazamiento de los alumnos hasta otras ciudades a continuar sus estudios. Inició en una vieja edificación para el año lectivo 43-44, bajo la dirección del señor Miguel Ángel Osorio, quien fue su primer Rector. Rectores: Miguel Ángel Osorio, Carlos Enrique Valdés, Efraín Gómez, Miguel Ángel López, Marcos Encinales, Presb. Luis Enrique Sendoya, Dionisio Rodríguez (quien logró la primera promoción de bachilleres en 1960), Ricardo Escobar (quien en dos oportunidades fue Rector), Jaime Cobo, Manuel Hernández Pabón, María Argemira Echavarría Castañeda, Óscar Rivera Arias, Jasmes Grajales Quiroz (actual Rectora). Después de 1988, se da apertura al Bachillerato Tecnológico, con modalidad agrícola. El día 5 de septiembre de 2002, se fusionaron, mediante Resolución # 1878 el Colegio Bolivariano, con las Escuelas Gabriela Mistral, Valle del Cauca, Santa Inés, Las Américas, José Eusebio Caro y Nuestra Señora del Carmen (rural). 252

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Convenio con el SENA, actividades deportivas, culturales, proyectos pedagógicos y productivos, convenios con diferentes entidades. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Formación académica, técnica y social de 4.033 jóvenes de nuestra ciudad, que se desempeñan con gran éxito en diversas profesiones, a nivel municipal, departamental, nacional e internacional. ****** JUZGADO PROMISCUO MUNICIPAL DE CAICEDONIA TIPO DE INSTITUCIÓN: Oficial. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 9 Nº 14-64 Piso 2. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 4898 MISIÓN: Administrar justicia. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Administrar justicia. ****** ObRA VOCACIONAL DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD TIPO DE INSTITUCIÓN: Grupo diocesano sin ánimo de lucro. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Parroquia de la Santísima Trinidad, barrio Ciudadela Municipal. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: Parroquia: 216 2465 Vicepresidente: 216 14 10, Tesorera: 216 40 25. MISIÓN: Como laicos comprometidos en la espiritualidad que brota de la contemplación del sacerdocio de Cristo, el cual, nos compromete a la oración por las vocaciones sacerdotales y a organizar la ayuda económica para los seminaristas de escasos recursos. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Fundada por el Pbro. Hernán Darío Ospina Zapata, el 3 de marzo de 1999, contando con 25 integrantes. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Algo bingos, empanadas, rifas. 253

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Ayudar con nuestras oraciones y con nuestras actividades económicamente al Seminario Mayor “Los Doce Apóstoles”, cuya sede se encuentra ubicada en la ciudad de Buga. ****** CLUb ROTARIO DE CAICEDONIA TIPO DE INSTITUCIÓN: De servicio a la comunidad, sin ánimo de lucro. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 11 # 15-33. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 53 56. MISIÓN: Servir a la comunidad en cualquier actividad, su objetivo es estimular y fomentar el ideal de servicio como base de toda empresa digna. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Róger Ríos, Luis Carlos Jaramillo, Diego Suárez Saavedra, Faunier Correa, Javier Escobar, Mario Osorio, Fernando Arbeláez, Humberto Escobar, Gabriel Echeverry, Héctor Fabio Ramírez, Rosendo L. Giraldo, Luis Ángel Cortés, Félix Alberto Villa. Inicio: Noviembre 13 de 1985. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Promover la amistad entre todos los socios, la ayuda a la comunidad en diversos campos como la salud, medio ambiente a través de las actividades de servicio a la comunidad, servicio en el club, servicio a través de la ocupación. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Organización de Guardería en el Barrio Obrero; luego, la constitución del Centro de Desarrollo Comunitario, en el mismo local; ayuda para cirugías oculares a varias personas con problemas visuales. La realización anual del mini banquete donde se les da aguinaldo a niños de las zonas más deprimidas de la localidad, en diciembre, suministrándoles 152 regalos a los niños. ****** CAICETUR TIPO DE INSTITUCIÓN: Oficina de recaudo de servicios públicos y promotora de turismo. 254

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 15 Nº 8-32. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 07 71 Fax: 216 20 90 caicetur7@hotmail.com MISIÓN: Prestar un servicio a la comunidad, agilizando el recaudo de los servicios públicos: agua, energía, teléfono y comunicado con 387 oficinas de giros en el territorio nacional. Además, promovemos el turismo a nivel nacional e internacional, enseñando la cultura y mostrando los bellos paisajes naturales y fincas cafeteras que posee la región. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Alberto Osorio Ocampo y Héctor Fabio Ramírez Gaviria. Fundado el 23 de marzo de 1.999. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Contar con un personal capacitado en el manejo de dinero y atención al cliente. Puntualidad y experiencia en el manejo de la empresa. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Mostrar a Caicedonia en todo su esplendor, resaltando fincas cafeteras, sitios turísticos, religiosos y promoción del plato típico “Pollo a la Carreta”. Haber logrado que la casi totalidad de los usuarios de los servicios públicos cancelen sus facturas en nuestras oficinas sin sobrecosto alguno. ****** GRUPO ECOLÓGICO COLEGIO bOLIVARIANO TIPO DE INSTITUCIÓN: Pública. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 5 # 11-15. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 15 65 – 216 14 46. MISIÓN: Desarrollar actividades ambientales que permitan crear espacios educativos tendientes a valorar la ecología como componente esencial en la sostenibilidad del sistema. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Rector: Óscar Rivera Arias. Coordinador: Rogelio Zapata R. Coordinador: Javier Muñoz. Promotor Ambiental: María Cielo Mejía C. 255

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Representante de la comunidad del barrio Centinela: Grace Méndez B. Personero Estudiantil: Giovanni Toro y Grupo de Estudiantes. Inicio: Año lectivo 2000-2001. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Organización de las zonas verdes, creación de un sistema de compostaje para el colegio, cosechas de agua, establecimiento de huerta medicinal, establecimiento de jardines, organización del bosque y ornamentación general de la institución. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Proyecto de compostaje, salidas ecológicas a conocer otros grupos ecológicos, ayuda a la comunidad en organización de sus pesebres y alumbrados, representación del colegio en ferias y presentaciones. ****** EMPRESA SOCIAL DEL ESTADO HOSPITAL SANTANDER TIPO DE INSTITUCIÓN: Entidad pública descentralizada del orden municipal. Dotada con personería juríridca, patrimonio propio y autonomía administrativa. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 9 # 6-36. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 11 44 – 216 00 85 santander@ert.com.co MISIÓN: Prestar servicios integrales de salud a toda la población del Municipio de Caicedonia haciendo énfasis en los grupos sociales prioritarios, mediante acciones dirigidas a la promoción, prevención, diagnóstico, control, tratamiento y rehabilitación, teniendo en cuenta la salud individual y colectiva, los diferentes grupos etáreos a fin de desarrollar una cultura de la salud, entendida ésta como un componente fundamental del bienestar humano y del desarrollo social. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: El Hospital Santander de Caicedonia tuvo su origen con el Acuerdo Nº 63 del 1 de julio de 1939 “Por el cual se honra a memoria del General Francisco de Paula Santander “En su artículo 2 dice: “para conmemorar la clásica fecha del 6 de mayo de 1940 se procederá a adelantar las gestiones necesarias, con el fin de empezar cuanto antes, la construcción del Hospital que se denominará “Hospital Santander”. 256

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

En diciembre de 1941 que crea la Junta Pro-Hospital y señala como sitio de construcción una de las dos manzanas que conformaban la llamada Plaza de Bolívar. La Junta Pro-Hospital estaba conformada por tres principales y tres suplentes. Fueron ellos: Bernardo Mejía B., Alberto Eduardo López, José Cárdenas, Leonardo Ocampo, Evencio Vásquez y Francisco Serna. La construcción se inició el 8 de diciembre de 1942 y comenzó a prestar servicio con maternidad y sala de cuna en diciembre de 1944; el 20 de julio de 1945, se inaugura sala de hombres y mujeres, con un festival llevado a cabo frente al Hospital. En septiembre 04 de 1952, se dotó de Personería Jurídica, con el nombre de Hospital Santander; posteriormente, en el año 1994, a través del acuerdo Nº 011 se transformó el Hospital Santander en Empresa Social del Estado, dando cumplimiento a la Ley 10 de 1990 y a la Ley 100 de 1993. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Prestación de servicios de salud de primer nivel en forma permanente tales como: Urgencias, Consulta externa, Actividades de promoción de la salud y prevención de la enfermedad, Atención de enfermedades de interés en salud pública, odontología, laboratorio clínico, imagenología: radiografías, ecografías, electrocardiogramas, monitoreo fetal, hospitalización, suministro de medicamentos, traslado en ambulancia, terapia física y respiratoria. Consulta médica especializada y procedimientos quirúrgicos programados en las especializadas de: cirugía general, ortopedia, otorrinolaringología, oftalmología, ginecología y obstetricia. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: A nivel municipal, la ESE Hospital Santander se ha posicionado como la Institución prestadora de servicios de salud más grande e importante, por sus fortalezas en cuanto a infraestructura física, recurso humano y recurso tecnológico. Es la única IPS que ofrece la Estancia Hospitalaria, a través de la Hospitalización en Pediatría, Medicina Interna, Pensionados y Maternidad, atención las 24 horas del día en el servicio de Urgencias para consulta, procedimientos, sala de observación y laboratorio clínico. Igualmente, es la única IPS que presta el servicio de traslado de pacientes, para lo cual cuenta con dos ambulancias debidamente habilitadas para transportar a los usuarios, a otros niveles de atención de mayor complejidad, cuando las condiciones de salud así lo requieren. 257

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

INSTITUCIÓN EDUCATIVA ANTONIA SANTOS TIPO DE INSTITUCIÓN: Educativa, oficial. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Vereda Burila. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 1557 - 216 4699 lar_o@hotmail.com MISIÓN: Educamos en valores, canalizándolos hacia la madurez de cada estudiante. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Se inician labores escolares en 1940, en una casa grande de bahareque. Los fundadores, los señores habitantes de la vereda: Eduardo Nivia, Gustavo Vargas, Leonidas Valencia, Horacio Hurtado (Donó el terreno 1.600 metros para construirla nueva en 1958), Ramón Cifuentes. La primera profesora Doña Carmen Zapata; enseñaba todo el día, 1 y 1, adelantado con la profesora Licenia Realpe. Se llegó hasta tercero de primaria; pues pasaban a este grado los que fueran una eminencia. Todo era de memoria. Se enseñaron unos excelentes bordados a todas las niñas. En 1972, la Junta de Acción Comunal: Bernardo Osorio, Parmenio Rojas, Reinelio Peláez, Gustavo Vargas y la profesora Nidia Gómez, quien duró de 1965 a 1976, visitaron a caballo las veredas aledañas para censar niños para secundaria. Las primeras profesoras que iniciaron labores, en básica secundaria o bachillerato, fueron Luz Mary Ardila y Marielly Sabogal, en el año 1975, como Satélite del Colegio Bolivariano. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Diferentes proyectos de aula como eje transversal en las diferentes asignaturas. Programas y celebraciones que conlleva a cumplir con los valores humanos. Cada mes se tiene en cuenta un valor para resaltarlo así: ENERO – DIGNIDAD. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Creación de centro educativo para primaria y secundaria. Llevó el teléfono rural. Restaurante escolar entre 1967 a 1973. Bus Escolar. Participación de la comunidad en el Gobierno Escolar. Proyectos como: Cumple un “Compromiso con Jesús”: Primeras comuniones, bautizos. Alumbrado a la Inmaculada y celebración de la Navidad. Talleres para uso y manejo de residuos de papel en elaboración de papel maché y tarjetería (filigrana). Festivales y bingos comunales. Celebración del día de la familia de los estudiantes. Todo en cumplimiento de la convivencia. Por primera vez, en este año, participación en Danzas en Tuluá y Caicedonia. 258

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

INSTITUTO MUNICIPAL DE DEPORTE Y RECREACIÓN DE CAICEDONIA, IMDERCAI TIPO DE INSTITUCIÓN: Pública descentralizada, con autonomía presupuestal y patrimonio independiente. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 8, cra. 16, esquina. 4to piso, Edificio C. A.M. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 2161698. MISIÓN: Planear, coordinar y ejecutar proyectos para la práctica del deporte, la recreación, el aprovechamiento del tiempo libre, la educación física y la promoción extraescolar de la niñez y la juventud; dirigidos a una mejor calidad de vida de los individuos y el bienestar de la comunidad. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN: Inicialmente, funcionaba como Junta Municipal de Deportes. EL INSTITUTO MUNICIPAL DE DEPORTE Y RECREACIÓN DE CAICEDONIA (IMDERCAI) fue creado por Acuerdo No. 035 del Concejo Municipal, el 26 de octubre de 1995, fungiendo como Presidente el ingeniero HERNÁN DUQHE HENAO, bajo la Alcaldía de la Dra. GLORIA OFELIA GUTIÉRREZ DUQUE. Inició el 1º de enero del año 2000 y el primer Director fue HÉCTOR FABIÁN ROJAS CASTRO. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Deporte Formativo: A) Preparación y participación de los seleccionados de las disciplinas Baloncesto, Fútbol, Voleibol, Fútbol de Salón, Natación, Atletismo, entre otros, en torneos municipales, departamentales, regionales y nacionales. B) Creación, actualización y mantenimiento de las Escuelas de Formación Deportiva en las diferentes disciplinas. C) Capacitación a dirigentes, técnicos y profesores de educación física. D) Apoyo a las Instituciones Educativas, a través del Centro de Educación Física. Deporte Social – comunitario: A) Creación y actualización de clubes deportivos. B) Eventos masivos para motivación a la práctica deportiva. C) Brigadas recreo-deportivas en los diferentes núcleos poblados y veredas del Municipio. D) Torneos municipales y veredales en las diferentes disciplinas existentes en el Municipio. E) Apoyo a la práctica deportiva y la recreación sana en grupos de la tercera edad, discapacitados y reclusos. 259

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Recreación: A) Eventos recreativos para el sector educativo y comunitario. B) Capacitación en recreación a los alumnos de labor social de las diferentes Instituciones Educativas del Municipio. C) Construcción y mantenimiento de escenarios deportivos. Funcionarios Instituto Municipal de Deporte y Recreación Caicedonia: MARTHA GLADYS MÚNERA, Contadora; HEBER MUÑOZ MEJÍA, Coordinador Deportivo; SILVIO GALLEGO RESTREPO, Monitor Baloncesto; (Func. INDERVALLE); DANIEL MUÑOZ MEJÍA, Monitor Fútbol de Salón (Func. INDERVALLE). REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA:  CARLOS ANDRÉS ÁLVAREZ, ATLETISMO, 1500 MTS. clasificó a LOS JUEGOS DEPORTIVOS DEPARTAMENTALES 2005, celebrados en Yumbo.  FÚTBOL DE SALÓN, ESCUELAS DE FORMACIÓN CATEGORÍA A (niños nacidos a partir de primer de enero de 1995) EN SINCELEJO, octubre 2006: CAMPEONES. ANDRÉS FELIPE TULANDE RODAS, DANIEL ALFONSO VALENCIA FIGUEROA, JHON ALEXÁNDER MURILLO RENTERÍA, WILSON FABIÁN BENAVIDES GARZÓN, JUAN MANUEL CASTAÑO CATAÑO Y DIEGO LUÍS GARAY MENDIVIL. TECNICO DE FÚTBOL DE SALÓN: JOSÉ DANIEL MUÑOZ MUÑOZ.  ANDRÉS FELIPE MUÑOZ FRANCO, con su participación y alto nivel, obtuvo el cupo y asistió a: MUNDIAL DE PATINAJE, EN VENEZUELA, 2003, CATEGORÍA JUVENIL: (Siendo Prejuvenil), obtuvo medallas: 1 PLATA, 2 BRONCE. MUNDIAL DE PATINAJE, EN ITALIA, 2004. En CATEGORÍA JUVENIL, obtuvo medallas: 4 ORO, 1 PLATA, 1 BRONCE. MUNDIAL DE PATINAJE, EN CHINA, 2005, CATEGORÍA JUVENIL: obtuvo medallas: 4 ORO. 1 PLATA, 2 BRONCE (siendo este año el mejor). ODESUR, ARGENTINA, 2006, CATEGORÍA JUVENIL: Obtuvo medallas: 2 ORO, 2 PLATA, 4 BRONCE. Cuenta con 17 años, pero, desde este año.  VOLEIBOL: DEPARTAMENTALES, ANDALUCÍA, 2001: se obtuvo medalla de bronce.  DUBÁN ANDRÉS CASTAÑO: FUE CAMPEÓN NACIONAL de AJEDREZ, categoría INFANTIL. Luego, participó en España. Actualmente, es MAESTRO NACIONAL, con un rango (HELO) superior a los dos mil puntos. 260

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

ASOCIACIÓN DE ARTESANOS PARA EL DESARROLLO DE LA TÉCNICA DE CALCETA DE PLÁTANO TIPO DE INSTITUCIÓN: Asociativa, O.N.G. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 9 # 12-36. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 51 93 – 311 371 16 41. MISIÓN: Lograr el desarrollo económico y social de sus asociados priorizando la cadena productiva y aprovechando el recurso natural de la calceta de plátano. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Luis Eduardo Naranjo, Liria Inés Caro, Luz Dary Rodríguez, Luz Mery Ramírez, Cenelia Vargas, Melva Ramírez, Claudia de Caro, Rosario Jurado, Ester Julia Gallego, Alba Cecilia Zapata, José Manuel Gallego, Diana Varela, Argenis Toro, Fredy Pérez, Luz María Martínez, Flor Martínez. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Capacitaciones grupales dando cumplimiento a la cadena productiva en extracción de tela, fibra e hilo de la misma para la elaboración de productos tanto en tejidos como en enchapes, además la técnica en rollo. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Exposiciones, visitas de algunas entidades como Cartón Colombia, la C.V.C, la Epsa, Artesanías de Colombia, el Sena. Entre las exposiciones: Corferias, Bogotá; Expoartesanías, Cali; Expogobierno, Buga; El Valle Muestra sus Productos, Ferias de Buga; Armenia en Cenexpo; Semilla Festival Bandola y Fiestas Aniversarias tres oportunidades; En Medellín, Feria Artesanal; En Bogotá, Mujer Empresaria; En Caicedonia, anualmente las festividades aniversarias y semana santa. ****** FUNDACIÓN UNIVERSIDAD DEL VALLE, SEDE CAICEDONIA TIPO DE INSTITUCIÓN: Educativa. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 5 # 13-67. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 00 70 – 216 49 79. glorias0891@hotmail.com MISIÓN: Fomentar y promover el desarrollo de las actividades académicas y de servicios de la Universidad del Valle, en la ciudad de Caicedonia y toda su zona de influencia. 261

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Personas Jurídicas: Concejo Municipal, Univalle, Asociación de Vivienda Mpal., Colegio Cooperativo Nocturna, Colegio Bolivariano, Cooperativa de Caficultores, Bancolombia, San Judas y Parroquia del Carmen, Comité de Cafeteros, Bomberos, Carcafé. Personas Naturales: Nacianceno Orozco, Parmenio Dimaté, Alonso Barragán, Manuel Hernández, Campo Elías Peña, Alvaro Nieto, Róger Ríos, Rodrigo Valencia, Dagoberto Arrubla, Luis Balcero, Anselmo Ortiz. Inicio: Junio 26 de 1986. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Realización de proyectos, adquisición de bienes muebles e inmuebes, pago personal administrativo, fondo de becas para estudiantes, adquisiciones de bienes y servicios por contratos de la junta directiva, divulgar y promover los servicios ofrecidos de la comunidad educativa y otros que la junta directiva determine. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Ejecución de proyecto del Plan Colombia, proyectos con la CVC. ****** ASOCIACIÓN RINCÓN DE ANTAÑO TIPO DE INSTITUCIÓN: Sin ánimo de lucro. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 8 # 14 – 18. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 11 31. MISIÓN: Crear y mantener condiciones de desarrollo y estructuración artístico-musical en sus socios y familiares, tomando la amistad como fuerza integral del grupo. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Julio 26 de 1969 y la fecha de iniciación de labores fue el 20 de septiembre de 1969, fecha que tomó el nombre de Rincón de Antaño. Fueron fundadores: Néstor Ospina Duque, Ramiro Rodríguez Ocampo, Luis Alfonso Quiceno, Néstor Tobón Palacio, Dr. Luis Hernando Muñoz Caicedo, Óscar Gutiérrez Penagos, Jesús Alberto Villa Vélez, José Garcés Mejía, Dr. José Ítalo Álvarez Perea, José Etelberto Giraldo O., Ulbio Vélez Ceballos, Joaquín Guillermo Gómez Giraldo, Dr. Carlos Arias Agudelo, Gustavo Parra Aristizábal, Honorio Taborda Galeano, Julio Ernesto Arbeláez, Dr. Jafeth Campillo Marín, Pbro. Juan Martínez y el Dr. Edilberto Ramírez de la Pava. 262

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Se efectúan reuniones quincenales, los sábados, a las 8 de la noche, en las que la música y el canto, por cada uno de los “ancianos”, es parte fundamental del orden del día; celebración de cumpleaños de los ancianos o sardinas (esposas de los socios); lecturas biográficas de compositores e interpretes de música colombiana y latinomericana de carácter popular. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Lograr integrar un grupo de personas de características y profesiones tan diversas alrededor de un concepto único, la amistad y el canto. Lo más importante para la institución es haber logrado tener sede propia y adecuarla a sus fines y propósitos. En lo artístico: haber podido escuchar en forma exclusiva los siguientes artistas, entre otros: Dueto de Antaño, Garzón y Collazos, Espinosa y Bedoya, Wilson Choperena, Los Yumbos, Luciano y Concholón, Dueto Riobamba, Hermanos Calero, Ramírez y Arias, Los Médicos, El Indio Rómulo. ****** ASOPEMAC: ASOCIACIÓN DE MAESTROS PENSIONADOS RETIRADOS DE CAICEDONIA, V. TIPO DE INSTITUCIÓN: Asociativa, de derecho privado. DIRECCIÓN DE SU SEDE: La Asociación no cuenta con sede propia, pero cualquier información puede ser remitida a la carrera 16 Nº 3-59. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 09 12 (Actual Gerente). MISIÓN: Buscar el beneficio social, cultural y recreativo en pro de la integración, la solidaridad, la salud y la capacitación de sus asociados. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Por iniciativa y convocatoria de Humberto Escobar Restrepo y María Edelmira Arroyave Correa. Primera Junta Directiva: Presidente: Javier Escobar Restrepo. Vicepresidente: Emilio Zapata Marín. Tesorero: Humberto Escobar Restrepo. Secretaria: Ana Hierly Gualteros Caviedes. Fiscal: Ludivia Gutiérrez Gómez. Vocales: Lilia Herrera Herrera, Henry Hore Espinal Moreno. 263

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Integraciones mensuales, paseos turísticos, culturales, recreativos y ecológicos, reuniones sociales con las familias de los asociados, celebraciones de cumpleaños, solidaridad en momentos de calamidad doméstica por quebrantos de salud o pérdida de familiares, boletín trimestral informativo, educativo y cultural, cursos de culinaria, manualidades y baile, conferencias sobre legislación educativa actual, asesoría en trámites de documentos y reclamaciones pensionales. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Paseos a: Sitios turísticos del Quindío, Risaralda y Valle. Excursión a la Costa Atlántica, Boyacá y Cundinamarca. Fiestas y realizaciones de integración. Celebraciones de cumpleaños. Fiestas del Maestro, la Familia, Amor y Amistad y Navidad. Asistencia y acompañamiento enfermos y difuntos. Participación con entidades cívicas y religiosas. ****** INSTITUTO FRANCISCO JOSÉ DE CALDAS TIPO DE INSTITUCIÓN: Institución educativa de carácter privado que brinda los niveles de preescolar y básica primaria. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 3 Nº 16 - 17. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 0954. MISIÓN: Contribuir al desarrollo humano integral de los niños y niñas, a través de un discurso pedagógico que genere la construcción de un ambiente científico, investigativo, lúdico, estético, ético, cultural, social, democrático y participativo. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Martha Lucía Charry M. y Luz Dary Cardona Ch. Septiembre 02 de 1986. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Brindar educación formal en los niveles de preescolar con los grados prejardín, jardín y transición nivel de básica primaria con los grados de primero a quinto. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Iniciación de labores del nivel preescolaren 1986 bajo el nombre “ADORABLES REVOLTOSOS”. 264

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Iniciación de labores de la básica primaria, en el año de 1987. Clases lúdicas, culturales y banda marcial, desde el año 1989. Ampliación gradual del preescolar y la básica primaria hasta el grado quinto en el año lectivo 1992 – 1993, bajo el nombre INSTITUTO FRANCISCO JOSÉ DE CALDAS, cuando fue comprado por los actuales socios. Consecución de la sede propia en el año 1998. Apertura de labores de la básica secundaria, desde el grado sexto a noveno en 1999. Compra de un lote para una futura construcción de la sede. Celebración de la feria de la ciencia. Celebraciones del día de la familia, fiestas del maestro, día de los niños y navidad. Recientemente la velada navideña de gran éxito. Participación en actividades cívicas, culturales y deportivas del municipio. Participación activa de los padres de familia en la asociación de padres de familia. Seminarios de actualización docente. ****** ASOCIACIÓN DE EMbELLECEDORES DE CALZADO DE CAICEDONIA, VALLE TIPO DE INSTITUCIÓN: Asociativa. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 16, calle 3, esquina. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 4614. Alcaldiacaicedonia@hotmail.com MISIÓN: Fomentar la unidad, colaboración y solidaridad para su beneficio y el de su comunidad, ofreciendo sus servicios con respeto y consideración. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Germán de Jesús Montes Medina. José Gerardo Castro Zapata. José Reinel Moncada. José Manuel Arévalo Ceballos. Gustavo Rivillas Mejía. Fecha iniciación de labores: 17 diciembre de 2004 265

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Mejorar las condiciones y calidad de vida de los asociados y sus familias. Diseñar y elaborar proyectos y planes que beneficien a sus asociados. Promover la solidaridad permanente de sus asociados. Capacitar a los asociados en el trato al público y a los compañeros del gremio. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Capacitaciones. Brigadas sociales. Mejorar dotación para su buen desempeño y presentación. ****** ASOCIACIÓN DE LIMITADOS FÍSICOS DE CAICEDONIA (ASOLIFICA) TIPO DE INSTITUCIÓN: Sin ánimo de lucro. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 9 Nº 13 – 34. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 3104. Mamon890@hotmail.com MISIÓN: Fomentar la capacitación y el mejoramiento de las condiciones de vida de las personas con discapacidad física motora del Municipio. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Luis Elí Castro, con otras personas. Noviembre 02 de 1994. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Capacitación con el Sena con apoyo de la alcaldía municipal y desarrollo social. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Ser la primera asociación de limitados físicos que se creó en el Municipio de Caicedonia. ****** CAMEMUJER TIPO DE INSTITUCIÓN: Microempresa. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Caseta comunal La Camelia TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 7046 Cali 313 742 66 22 (Sra. María Edy - tesorera) 266

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

MISIÓN: Es trabajar por el bienestar de los hogares de La Camelia y de la misma institución, así podremos educar mejor nuestros hijos y brindarles un mejor futuro; además, nos parece importante que la mujer sea activa y también aporte al hogar, que sea independiente. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Sra. Ana Ruiz, María Eugenia Rengifo y Martha Rengifo. Iniciación: más o menos, el 15 de Junio de 2.004. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Somos madres de casa que hacemos lácteos y arequipe para ayudarnos al bienestar del hogar. NOTA: Esperamos seguir contando con la colaboración de la Alcaldía y poder dar a conocer nuestra institución a nivel nacional. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Darnos a conocer en Caicedonia por el arequipe y los lácteos que fabricamos, destacándonos por su alta calidad. Mejorar nuestra calidad de vida gracias a este programa. ****** ASOCIACIÓN JUVENIL “CORAZÓN JOVEN” TIPO DE INSTITUCIÓN: Asociativa. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 16 Nº 9 – 23, Barrio Obrero. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 311 700 1295 Florecita025@yahoo.es MISIÓN: Integrar a los jóvenes en las diferentes actividades que se llevan a cabo en el Municipio, creando espacios de participación en el ámbito social, cultural, político y económico. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Flor Marina Marín Moreno, Liz Andrea Cardona Otálvaro, Laura Yaneth Duque, Javier Frisneda, Gladis Lancheros. Fecha de iniciación: Enero 02 de 2.005. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Participación en los concejos municipales de juventudes. Actividades deportivas y recreativas. Participación en los clubes juveniles del ICBF. 267

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Campeonatos deportivos municipales. Actividades ligadas al desempeño de los clubes juveniles del ICBF que existen en Caicedonia. Publicidad al proyecto de atención básico de salud. Participación en los dos consejos municipales de juventudes. Jornadas de recreación tanto en la zona urbana como rural. ****** FUNDACIÓN LAS MERCEDES PARA UNA VIDA MEJOR TIPO DE INSTITUCIÓN: Cívica, sin ánimo de lucro. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Centro penitenciario y carcelario de Caicedonia. MISIÓN: La resocialización del interno y apoyo a su familia. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: José Gustavo Montoya, Mercedes Castillo, Martha Cecilia Sanchez, Luz Mery Rodríguez, Fabiola Castellanos, Cruz Amparo Zorrilla, Marlene Toro, Ernestina Barragán, Belisario Sánchez, Graciela Rengifo, Mercedes Camacho, Anita Ramírez, Luz Zonia, Amparo Toro Zorrilla, Olinda Gallego López y otros. Diciembre 02 de 2004. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Capacitación al grupo de internos para su resocialización, consecución de ropa y otros para entregar a las familias de los internos, celebración Fiesta de Las Mercedes, celebración día de los niños, celebración día del padre; estas actividades son con internos y familias. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Apoyo a la construcción del taller del centro penitenciario y carcelario y dos aulas para alojar internos. ****** DAMAS GRISES CRUZ ROJA COLOMbIANA TIPO DE INSTITUCIÓN: Cívica, sin ánimo de lucro. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 17, calle 18, esquina. MISIÓN: Apoyo a las víctimas, en toda circunstancia, sin discriminación, raza, condición social o credo político. 268

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Rosana Herrera, Marleny Restrepo, Lilia Cardona, Mercedes de Saldarriaga, Carmelina Osorio, Dora Amparo Hernández, Luz Ayda Espinal, Hortensia Rincón, Lucero de Ospina, Luz Dary de Salas, Martha Cecilia López de Suárez. Noviembre 10 de 1988. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Toma de presión, captación de sangre, apoyo ancianatos, trabajos con población desplazada, modistería, capacitación en primeros auxilios, prevención de desastres, servicios en emergencias, entrega kit alimentarios, otros. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Consecución de la sede de la Cruz Roja, con el apoyo del Alcalde de la época, Miguel Antonio Gualteros Forero. ****** CAICELIMPIEZA TIPO DE INSTITUCIÓN: Empresa Asociativa Trabajo, E.A.T. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 9 Nº 6 – 36. MISIÓN: Presentar un buen trabajo para nuestros clientes. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Miriam Molina, María del Carmen Barbosa, Gloria Isleny Medina, Amparo Quintero, Nidia Cobos, Luz Dary Feijó, Jesús Antonio Ospina. Noviembre 9 de 2.001. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Tener los materiales necesarios para prestar un buen servicio y un buen ánimo de trabajo, dar cumplimiento con todo lo exigido. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Hemos recibido capacitaciones para prestar un mejor servicio. Ejm: por medio de la Alcaldía hemos recibido capacitación del Sena. Capacitamos nuestras socias en la elaboración de alimentos. ****** ASOCIACIÓN FUNDADORES Y LLERAS TIPO DE INSTITUCIÓN: Asociativa, de derecho privado. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 10, Nº 15 – 61. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 0921. 269

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

MISIÓN: Velar por el bienestar del niño, preocupándonos por la nutrición, la recreación y su núcleo familiar. NOMbRE DE LOS FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: José Granario Camacho, Director del Hogar Infantil Los Picarines. Diciembre 15 de 1988. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Dar los alimentos en una forma balanceada. Cuidar del buen desarrollo físico y sicológico del niño. Brindarle recreación. Escuela para padres. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Mejoramiento de la calidad de vida de los niños y los hogares realizando escuela para padres. ****** ASOCIACIÓN CENTRO DE ACCIÓN CIVICA Y EDUCATIVA “HERNANDO ALVAREZ CORREA” TIPO DE INSTITUCIÓN: Educativa y de servicio, sin ánimo de lucro. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 16, Nº 6 – 29. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 4242 - 216 5931 2164449 senalcaicedoniahotmail.com MISIÓN: Contribuir al desarrollo educativo, cultural y recreativo, a través de la formación para el trabajo y la televisión comunitaria, sin ánimo de lucro. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Nacianceno Orozco Gallego, Teodolindo Avendaño Castellanos, Octavio Castaño A. Fecha de iniciación: Octubre de 1976 ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Prestación de servicios educativos: Computación, mecanografía, culinaria, modistería y manualidades. Servicio de televisión comunitaria sin ánimo de lucro, 50 canales internacionales y canal local. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Durante 30 años ha graduado a más de siete mil personas en distintas áreas. Desde 1994, contamos con una sala de cómputo. A partir de 1997, se logró la licencia de funcionamiento como operador de la televisión comunitaria, sin ánimo de lucro y se fortaleció el canal local “Señal Caicedonia”. En 1991, la entidad acogio la idea del alcalde Miguel Antonio Gualteros Forero de 270

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

impulsar la televisión internacional. Dicho proyecto fue gerenciado por el doctor Luis Antonio Balcero E., en representación del Municipio, el cual lo cedió al Centro Cívico para ayudar a financiar sus proyectos de educación para el trabajo. ***** CORPORACIÓN PARA EL DESARRROLLO DE LA MUJER DE CAICEDONIA VALLE “PROMUJER 2000” TIPO DE INSTITUCIÓN: O.N.G DIRECCIÓN DE SU SEDE: Caseta Comunal Barrio Kennedy. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 3106 - 3113333196 promujer@yahoo.com MISIÓN: Buscar a través de la generación de ingresos, mejorar la calidad de vida de las mujeres cabeza de hogar. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Martha Pineda, Luz Marina Castaño, María Cenelia Vargas, Nelly Suárez, entre otras. Marzo de 1998. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Capacitaciones sobre el profesionalismo de actividades caseras. Capacitación de formación empresarial, autoestima, superación intrafamiliar. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Desarrollar acciones productivas generando empleo a más o menos 45 mujeres cabeza de hogar en la ejecución del proyecto Fortalecimiento Nutricional, en convenio con la Administración Municipal y la Gobernación. ****** ASOCIACIÓN DE CARRETILLEROS DE CAICEDONIA TIPO DE INSTITUCIÓN: Asociativa, de derecho privado. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 16, calle 3, esquina Casa Campesina. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 1696. MISIÓN: Servir a la comunidad en el transporte de alimentos, materiales de construcción, transporte de muebles y enseres, etc. 271

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: La Asociación empezó por primera vez hace unos cinco años, nos reunimos en la Casa de la Cultura. Su Presidente era Miguel Mina, pero esta asociación se terminó. Hace un año, más o menos, en octubre de 2005, conformamos de nuevo la Asociación con Áymer Castellanos, Julio Astudillo, etc. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Velar por que la asociación marche bien, programar y citar para reuniones, organizar fiestas y eventos para recolectar fondos. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Volver a retomar la Asociación y organizarnos. Logramos que la Alcaldía nos uniformara y que seamos tomados en cuenta. Tenemos un fondo muy pequeño, pero nos ha servido mucho, ayudamos a un compañero que se enfermó. ****** CONSEJO MUNICIPAL DE LA

JUVENTUD “C.M.J”

TIPO DE INSTITUCIÓN: Grupo juvenil, de elección popular. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Carrera 16, calle 3, esquina, Casa Campesina. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 4614. MISIÓN: Interlocutores de los jóvenes con la administración municipal. Ser los voceros legítimos de los jóvenes. Representar los intereses de los jóvenes FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Laura Yaneth Duque, Manuel Alejandro Orozco, José Javier Frisneda, Juliana Castillo, Gerardo Esteban Chamorro, Óscar Iván Giraldo, Jhoan Núlber Borrero. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Integraciones, rumbas sanas, ciclopaseos, encuentros, veedurías, gestión. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Gestión de un telecentro para ofrecerles a los jóvenes a precios mas bajos las investigaciones en internet y recursos para el funcionamiento del CMJ. Representación de Caicedonia y de todo el Valle en eventos a nivel nacional. ****** 272

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

IGLESIA PENTECOSTAL UNIDA DE COLOMbIA TIPO DE INSTITUCIÓN: Religiosa, de derecho privado. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 13 Nº 16 – 43. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 216 1829. MISIÓN: Todo el evangelio a todo el mundo. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: Azael Perlaza y su esposa Luz Marina de Perlaza. En el año 1960, por iniciativa de la iglesia de Sevilla, Valle, administrada por el hermano Fabio Gallego. La iglesia tuvo su comienzo en el barrio Aguila Roja, hoy conocido como Barrio Los Fundadores. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Realizamos actividades teológicas en beneficio personal y colectivo, para dichas actividades tenemos los siguientes grupos: Juvenil, femenil, infantil, evangelístico y social. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: Entre las luchas más relevantes de la iglesia en Caicedonia hemos enviado tres hombres con sus familias a predicar el evangelio a otros lugares. Se fundó la iglesia en los corregimientos de Samaria y Aures. Hemos construido un edificio de tres plantas. Nos hemos sostenido durante cuarenta y seis (46) años. Hemos promovido actividades que contribuyen al crecimiento integral del ser humano. INSTITUCIÓN EDUCATIVA SAN ISIDRO TIPO DE INSTITUCIÓN: Educativa. DIRECCIÓN DE SU SEDE: Vereda Montegrande. TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: 311 6094149 soanaja26@yahoo. com.mx MISIÓN: La institución educativa forma niñas, niños, jóvenes y adultos en el desarrollo de competencias académicas, ciudadanas y laborales con énfasis en la optimización de los recursos agropecuarios y la conservación del ambiente. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: La institución es una asociación de tres sedes educativas del Municipio ubicadas en las veredas Montegrande, Alto Barragán y Barragán Bajo. A partir del 2002, en 273

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

que se expide resolución departamental (1881de Septiembre 5 de 2002) se esta pretendiendo hacer un trabajo de integración que no ha sido fácil por las características contextuales de cada comunidad educativa. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Buscar alianzas con organizaciones y empresas del sector (C.V.C, Casa de la Cultura, Indercai, etc). Solicitar acompañamiento institucional del Sena en cuanto a capacitación y asesoría hacia el desarrollo turístico ya que es la tendencia que se esta imponiendo en la región. ****** CORPORACIÓN ALAS DE LIbERTAD TIPO DE INSTITUCIÓN: Organización no gubernamental (O.N.G) DIRECCIÓN DE SU SEDE: Calle 6 entre carreras 11 y 12 (Sede de la tercera edad) TELÉFONO Y CORREO ELECTRÓNICO: Corpoalas04|@hotmail.com MISIÓN: Proponer y desarrollar programas, proyectos y acciones tendientes a la preservación, rescate y difusión del patrimonio histórico, educativo y cultural tanto material como intelectual del municipio de Caicedonia, contribuyendo a la formación artística de los niños (as) y jóvenes y al desarrollo integral de todas las personas en todas sus dimensiones, muy especialmente en lo relacionado con el arte y la estética, cultivando también los valores como el de la tolerancia y el respeto por el otro, por la diferencia y por la vida. FUNDADORES Y FECHA DE INICIACIÓN DE LAbORES: La corporación se constituyó legalmente el día 19 de Julio del 2004 en que se aprobaron sus estatutos, por parte de sus veintisiete asociados fundadores: Entre sus gestores, se encuentran: Miguel Gualteros Forero, Reinaldo Gallego Arias, Henry Hore Espinal Moreno, Jairo Idárraga Ospina, Carlos Alberto Agudelo Arcila y Guillermo Escobar Baena. ACTIVIDADES QUE DESARROLLA EN CUMPLIMIENTO DE SU MISIÓN: Como lo indica su objeto social en los estatutos, la Corporación ALAS DE LIBERTAD, se dedica a la construcción, promoción, fomento y salvaguarda de la cultura, la educación, la ciencia y la tecnología, el arte, la historia y el 274

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

pensamiento, y también a la protección y recuperación del entorno ecológico, prioritariamente en el municipio de Caicedonia y la región suroccidental de Colombia. REALIZACIONES MÁS IMPORTANTES A LO LARGO DE SU HISTORIA: En el corto tiempo de existencia la Corporación ALAS DE LIBERTAD, ha desarrollado, entre otras las siguientes actividades: - Representación del Municipio con caravanas artísticas. - Intercambios artístico-culturales con Armenia, Calarcá y Sevilla - Participación en la organización y desarrollo del cuarto Encuentro de Escritores por la paz de Colombia. ­ Organización y presentación de artistas caicedonitas en las fiestas aniversarias. - Participación en la organización y desarrollo del Concurso de Intérpretes del Bolero, en sus dos versiones realizadas hasta ahora. - Organización del Festival Escolar de Intérpretes de Música Colombiana.

275

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


TERCERA PARTE: Testimonios de viva voz de algunos testigos y protagonistas

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


ENTREVISTA CON FERNANDO HENAO BOTERO Antecedentes de organización cultural que usted recuerde, por ejemplo, ¿Hubo algunas personas que se reunían, antes de eso, recuerda usted algo más? Hubo una Casa de la Cultura, funcionó allá en el edificio del señor Baena. Como Presidente estuvo el doctor Pitágoras Cardona, él era el Presidente y yo era Secretario. Luego, el doctor murió, lo mataron y se acabó la organización. Luego, ya vino el padre Villalobos a formar la Casa la Cultura. El padre Villalobos estuvo como cinco o seis años de Presidente de la Casa de la Cultura. Luego, cuando lo trasladaron, entonces, a mí me nombraron Presidente de la Casa la Cultura. Luché mucho porque nos dieran ese lote donde está ahora. Entonces, en esos días, don Nacianceno fue a la Cámara de Representantes, y le dije: “don Nacianceno, necesitamos una sede para la Casa de la Cultura.” Me dijo: “don Fernando, me le voy a poner de frente a eso,” Entonces, el Municipio me regaló un lote, una casa vieja para la Casa de la Cultura, me dio la escritura, la cual tuve como cuatro años guardada. Era donde estaba la cárcel ahora tiempos, al frente del Parque de las Palmas. Ya cuando Nacianceno vino, yo le dije: “Nacianceno, entonces, yo tengo una escritura de algo que no es de nosotros”. Él me dijo: “Devolvamos esa escritura al Municipio y yo me comprometo a construir la Casa de la Cultura”. Pocos meses después, se inició la construcción y se hizo realidad la actual Casa de la Cultura. ¿Qué recuerda de Caicedonia, bajo el gobierno de Rojas Pinilla? Cuando Rojas Pinilla los militares eran los que mandaban. Pusieron a la Plaza del Carmen, Plaza Rojas Pinilla, y hubo ahí una estatua de Rojas Pinilla, grande, frente al Banco de Colombia. Cuando él cayó del poder, 279

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

todos corrieron a quitar eso de ahí, esa estatua de Rojas Pinilla. Entonces, me llamó el Alcalde y me dijo: “Fernando, necesito la máquina de bomberos, porque van a derribar la estatua de Rojas Pinilla”. Yo le dije que no podía hacer eso, porque la máquina era del pueblo y yo no podía irme contra el pueblo, se supone tirar agua y esas cosas y, entonces, podían dañarnos la máquina. Cuando ya fueron a tumbar esa estatua de Rojas Pinilla, vinieron todos los de los Willis, al puesto de bomberos, para que les prestáramos una manila para arrancar eso. Nosotros les dijimos que no. Entonces, se la llevaron a la brava. Entraron al cuartel y la sacaron, amarraron la estatua a unos carros y muy ligero la arrancaron y cogieron con la estatua de Rojas Pinilla para abajo. A la máquina le habían puesto Rojas Pinilla, la máquina se llamaba así y el parque, Trece de Junio. A la máquina, nosotros le quitamos ese letrero y el parque recuperó su nombre: Parque del Carmen. Fernando, quisiera que nos hablara, antes de terminar, de la leyenda de don Sandalio Guerrero, que aparece ilustrada en el escudo de Caicedonia… Fernando Henao: Cuando esto era sólo montañas, vinieron los campesinos a tumbar monte aquí. De Medellín y Antioquia, sobre todo de Antioquia. Ellos para tumbar monte traían aquí sólo tres cosas: un hacha, un machete y la familia. Cada uno tenía, por ahí, diez hijos; ellos se le metieron a éste monte. Por aquí, cerca, fue donde Sandalio Guerrero se encontró con el oso. Aquí, todavía vive una familia Guerrero, acá abajo de la plaza de mercado. A uno de ellos, hace muchos años, lo llamé y le dije: “cuénteme, ¿usted fue familiar de Sandalio?, me dijo: “yo era el nieto de él”. “Cuénteme si fue cierto lo de la pelea de Sandalio con el oso”. Me contó que él andaba por todos estos montes y se encontró con el oso. Como el oso siempre anda en dos patas, la forma de matar la gente es abrazando la persona y triturándola. Entonces, él se encontró con el oso, pero, como él tenía el machete, lo sacó y se lo metió al oso por la barriga y lo mató, pero, el oso alcanzó a quitarle un pedazo de la cara, siempre lo mordió. Después de esa versión, ya quedé más seguro de que eso sí ocurrió. 280

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

ENTREVISTA CON RAMIRO CARDONA Para empezar, cuéntenos acerca de la llegada de su familia al Municipio de Caicedonia… Mi mamá es oriunda de Andes, Antioquia, se casó en Aguadas a los veinte años, llegó a Caicedonia en 1940 y toda su vida prácticamente la dedicó a querer este pueblo. Ella murió tres años atrás, en Nueva Orleans, cuando había cumplido noventa y cinco años. Era una señora a la que, lo más curioso que a mí me parece, un día le dio por escribir poesías. Tengo más de 200 poemas. Entre ellos, le escribió a Caicedonia cerca de diez. Ella estuvo aquí, cuando Caicedonia cumplió los setenta y cinco años de fundada. Mamá tiene un poema, que no es a Caicedonia sino a Colombia, se llama “Salve, Colombia”, debería ser el himno a la bandera. Es mucho más bonito que el que hay ahora de la bandera de Colombia. Ella tiene poesías a Washington, a Disney World. A Caicedonia le hizo como diez. Me parece, en este momento en que estamos hablando de personajes, no por el hecho de que ella sea mi madre, sino porque ha sido olvidada, ella quehizo tanto por este pueblo, que se esmeró tanto por querer a Caicedonia, por el hecho de que se haya ido de Caicedonia no la olvidó. Uno puede sacar a una persona del campo, pero, no le puede sacar el campo a esa persona. Precisamente, a mi mamá, Caicedonia nunca se le salió del alma, es más, todas las cosas bonitas que tenía ella las tenía en este pueblo, ella quería mucho a este pueblo, porque ella vivió aquí sus años bonitos. Aquí tuvo cuatro hijos y aquí le mataron uno. Ella a este pueblo le tenía un cariño entrañable, pues ella escribió sobre Caicedonia muy bonito. Yo, una vez, cuando mi mamá iba a cumplir los ochenta, la oí conversar con Rodrigo Correa Palacio, preguntándole qué opina de esto que escribí, de sus poemas. Entonces, tiempo después, yo fui a Medellín y le llevé todos los poemas de mi mamá, sin orden, copiados así tal cual estaban, con letra de ella, y le dije: “Rodrigo, mi mamá lo admira mucho a usted. ¿Usted qué opina de esta obra? Me dijo: “Muestre a ver, déjemela aquí”. 281

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Yo me volví a los Estados Unidos y, a los tres meses, me llamó y me dijo: ¿A dónde le mando algo que hice? Hizo tres cassettes, con la voz de él, dedicados a mi mamá, con prólogo de él, con palabras de él, o sea, no declamando, sino él leyendo las poesías de mi mamá. Eso sólo lo tengo yo aquí. Tres cassettes, con la voz de Rodrigo Correa Palacio y con los poemas de mi mamá. Les voy a contar esto, en 1975, me conseguí una emisora, la contraté e hice un programa que se llamaba “Por los Caminos Musicales de Colombia”, primera vez que se hacía en los Estados Unidos. Empezaba con música del Atlántico, después de Antioquia, con música de toda Colombia. Yo era el locutor, que de locutor no tengo idea, y rematé con un poema de mi mamá. Yo lo iba a llamar “Desde el Exilio, Salve, Colombia”, es un poema riquísimo en donde habla de lo que es este país, de la maravilla que es este país y de las cosas buenas y malas que pasan en este país…Voy a leer un poema de doña Tulia Arcila de Correa: “¿Estás buscando a Dios? Vente conmigo, que yo te mostraré su omnipotencia. Será para tí también un gran amigo y serás muy feliz en su presencia. Tú no lo ves, pero, por doquiera que mires, hallarás su poder omnipotente: En el aire invisible que respires, en el sol que aparece en el oriente, en la tierra benéfica y sencilla, fuente de vida y de bondad sin nombre, donde cae y germina la semilla y crece en beneficio para el hombre; en el jardín donde las frescas rosas ostentan sus colores y su aroma y atraen las pintadas mariposas que engalanan los prados de las lomas; en el claro trinar de la avecilla 282

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

de variado y finísimo plumaje, que juguetona busca la semilla inquieta, revolando en el ramaje; en el período sonoro que, de prisa, avanza serpenteando la pradera, salpicando las plantas con las brisas que frágiles circundan la ribera; en el mar insondable y en el espejo del cielo azul y sus nubes bellas, de las constelaciones el reflejo; y en la noche, en la luz de las estrellas. En las olas que, inquietas y ligeras, besan la playa y a la mar regresan, porque saben que Dios puso su límite y fieles lo respetan. Por doquier que avances va contigo, siempre dispuesto a dirigir tu paso, sanando las heridas, como amigo. Y, si caes, tenderá su fuerte brazo; Él es grande, sublime y poderoso. La verdad es que yo te acepto convencida, en su mundo de luz maravilloso, do por siempre será Dios de la vida. Yo lo veo por doquier vuelvo mis ojos y, en sus obras, contempló su grandeza. Agradecida caigo ante él de hinojos y reverente bajo la cabeza”. ¿Cuántos años tenía en 1948, el 9 de abril? ¿Qué recuerda de esa fecha y de las repercusiones en nuestro Municipio de la muerte de Jorge Eliécer Gaitán? Yo tenía once años. Estaba en la Escuela Valle del Cauca, estábamos en la hora cívica, que era a las tres o cuatro de la tarde. Estaba, en ese momento, escuchando cantar a otro hijo de Caicedonia, que se llama Aurelio Gutiérrez. 283

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Aurelio estaba en ese momento en el podio. Sí, todos cantaban, yo también cantaba. Me acuerdo que estaba cantando en italiano, no me acuerdo el nombre de la canción. Como la Escuela Valle del Cauca queda tan cerca del Parque de las Palmas y, al frente de este parque, quedaba la cárcel… Todo el 9 de abril, en Caicedonia, empezó en la cárcel. Los policías se rebotaron y, como eran los únicos que tenían armas, salieron a hacer tiros en la calle y a ponerse el pueblo de ruana. La policía fue la que empezó el desorden. De la Cárcel salió la chusma, ahí empezó todo. Lo supe porque como estábamos en la Escuela y el sonido llegó muy rápido y los disparos y los gritos alertaron a los maestros y nos largaron para la casa. “Váyanse para la casa corriendo”. Nosotros salimos corriendo y, cuando llegamos a la catorce, iba subiendo una cantidad de gente con machetes, banderas y todo y haciendo tiros al aire y venían hacia el centro. Como nosotros vivíamos por el lado de la Gran Vía, cogí para ese lado y me fui para la casa y me encerré. Ahí, estuvimos encerrados todo del día y toda la noche, parece que dos o tres días estuvimos encerrados, sin salir, a pesar de que éramos conservadores teníamos miedo de que nos pasara alguna cosa.

ENTREVISTA CON ALBERTO VILLA VÉLEZ Como todo no podía ser trabajo, ¿en qué actividades se divertían los jóvenes y los viejos? ¿Cómo era la rumba? ¿Cómo era lo de las zonas de tolerancia? ¿Por esos tiempos, ya se insinuaba la deportolatría que hoy nos enajena y embrutece? ¿Cómo era la relación de la gente con las actividades artísticas? Colombia nunca dejará de ser un Estado cantinero y Caicedonia se ha divertido en fuentes de soda, bares y cantinas. Era poco el deporte y las actividades culturales que sólo las ofrecían algunos colegios, de vez en cuando. La rumba se iniciaba en las fuentes de soda y bares y se terminaba en la zona de tolerancia, único lugar permitido para las mujeres de vida licenciosa. En estos sitios se congregaban tríos, duetos y orquestas muy 284

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

buenas. Yo, artísticamente, cultivé el canto. Fui miembro de la orquesta “Sonora Tropical”. Actué, alguna vez, con la orquesta “Danubio Azul”, de Sevilla, compuesta por cinco elementos de Sevilla y seis de Caicedonia. En 1954, vino al sitio “La Gallera”, hoy sede de la Estación de Policía de Caicedonia, El Mariachi Vargas, de México, alternaría con la orquesta “González”, de Buga. En esa fiesta, reemplacé al cantante de esta última orquesta, quien enfermó. Se estaba celebrando la reinauguración de la gallera. En el desarrollo de los pueblos, la construcción de obras e infraestructuras públicas constituyen hitos inolvidables, ¿qué recuerda a propósito de la Iglesia del Carmen, de la Alcaldía Municipal, del matadero municipal, del Hospital Santander, de los parques Central y de Las Palmas, de la galería, del acueducto municipal, de la Planta de Teléfonos y, posteriormente, de Telecom, de la llegada de la energía eléctrica, de la Cárcel del Circuito? El desarrollo de Caicedonia ha tenido etapas interesantes, como la construcción del templo parroquial, por parte del presbítero Tobías Henao García, uno de los buenos párrocos que hemos tenido, además del presbítero Luis Gonzaga Valencia, con la reconstrucción del templo, después del terremoto de 1999. La Alcaldía Municipal tiene una historia simpática. Se dice que los planos para la construcción del actual CAM fueron adaptados de unos que había para hacer un hotel-teatro, en el mismo lote. Allí había espacio para ascensores y las oficinas tenían servicios como para un hotel. El ingeniero fue el doctor Rafael Barona. El matadero municipal fue una redención para la salud ya que el que había era muy antihigiénico. El Hospital Santander ha contado con la suerte de que, desde un principio, fue bien manejado. El doctor Alberto Eduardo López, primer Director, en compañía de la Junta Directiva, integrada por los señores Bernardo Mejía, Dionisio Urrea Giraldo, Luis Ernesto Arbeláez, fundamentales en su creación. Luego, siguieron el doctor Jafeth Campillo, Joaquín Guillermo Gómez, hombres honestos y comprometidos con la causa de la salud. 285

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

El Parque del Carmen ha sido el sitio visitado por propios y extraños. Con planos del doctor Álvaro Gáez Quintero pasó de plaza de mercado a sitio de reunión de los caicedonitas. Para el centenario será remodelado con los adelantos modernos, con vías peatonales, biblioteca, además de kiosco para conciertos. El Parque de las Palmas casi tiene los años de Caicedonia. No sabría decir quién lo construyó, pero, es de los más bellos del país. La galería municipal fue una amplia satisfacción, al convertir una plaza inundada de toldos de madera y lona en mercado cubierto. Esta obra fue liderada por Carlos Holguín Sardi, cuando era Gobernador del Valle del Cauca. El acueducto municipal fue un verdadero trabajo comunitario de las fuerzas vivas del Municipio, pues viajábamos constantemente a Bogotá, a solicitar a ELECTROAGUAS solución a este problema. Una de las comisiones iba encabezada por el doctor Jafeth Campillo, Presidente del Club de Leones, Gerardo Pino Londoño, Gerente de la Cooperativa de Caficultores, Hernán Gallego Cadavid, Concejal, y yo, como Presidente de la Junta Municipal de Deportes. La Planta Telefónica era propiedad del Municipio. En este empeño, recuerdo bien a Hernando Álvarez Correa, quien trabajó incansablemente para tener esta planta, que se esperaba conectara a Colombia con el resto del país y el mundo; también, don Gerardo Osorio Idárraga, don Nacianceno Orozco, don Efraín Marín, don Alfredo Muñoz López y el doctor Aníbal Quiroz Arbeláez, trabajaron con las entidades cívicas para que Telecom se vinculara a Caicedonia, con la construcción del edificio ubicado en la calle novena, entre carreras catorce y quince. La energía eléctrica era suministrada, primero, por la hidroeléctrica de La Playa, sobre el río Pijao. Luego, por unos gigantescos motores Lister, ubicados en la carrera catorce con calle trece, en el sitio donde funciona Bancalarga. Luego, la CVC apadrinó la conformación de la Cooperativa de Electrificación Sevilla­Caicedonia, con aportes de los dos municipios y la 286

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

CVC. Yo hice parte del Consejo de Administración, en compañía de don Ricardo Tisnés, Hernando Álvarez Correa, Gerardo Pino Londoño. Tenía como gerentes a don Ignacio Gutiérrez Isaza, en Caicedonia, y al doctor Efraín Rey, en Sevilla. El mayor aportante para esta cooperativa fue el gobierno de los Estados Unidos, cuando llegó a Colombia la Alianza para el Progreso. La Cárcel del Circuito, durante muchos años ubicada en el primer piso de la primera sede de la Alcaldía Municipal, se ubicó en donde hoy está situada, en un lote contiguo al cementerio católico, para satisfacción de sus reclusos y de la gente de Caicedonia, pues se trataba de el primer gran paso hacia la moderna y humanizada prisión que hoy tiene el Municipio.

ENTREVISTA CON ALBERTO RÍOS (ATALAYA) ¿Qué publicaciones periodísticas recuerda circularon en Caicedonia, en esa época? Recuerdo algunas publicaciones que hacíamos en la Tipografía Atalaya. Por ejemplo, “EL RUGIDO”, un periódico del Club de Leones. A mi hermano César le tocó editar la revista “GERMINAL”, que creo era de don José Aguilera. Mi hermano, que era muy inquieto, publicaba pequeñas revistas para días como el de la madre o fiestas patrias, con el patrocinio del comercio local. Uno de los productos de más demanda eran los carteles funerarios. Debido a la ola de víctimas de la violencia, la gente se acostumbró a ordenar esos trabajos para invitar a los entierros. Esos carteles tenían unos clientes fijos: Chepe Duque, Marino Atehortúa, el médico Cadavid, Fernando Henao, Tulio Sánchez quienes, por solidaridad con las familias de los finados, daban a conocer los decesos por ese medio. Otro de los productos con un toque simpático eran los cancioneros. El cancionero nuestro era el “Cancionero Melodía”, en el cual los muchachos enamorados enviaban dedicatorias a sus novias. Como anécdota, recuerdo mucho el agradecimiento de Ómar Osorio conmigo, porque con una de esas dedicatorias convenció a su novia. También produjimos la revista “Mi Patria”, con himnos y canciones patrióticas, 287

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

muy colombianas. Recuerdo, entre los escritores, a Óscar Piedrahíta, quien formó parte del grupo que escribió la Monografía de 1954, editada por la tipografía, auspiciada por don Luis Ernesto Arbeláez, dirigida por Roger Ríos Duque y escrita por un selecto grupo de educadores de Caicedonia, además de Guillermo Gómez y César Ríos. Fue la publicación más importante hecha por nosotros, en esa época. La produjo mi hermano César y, como salió con tantos errores de ortografía, se le anexó una “fe de erratas”, con la mala fortuna de que escribieron FE DE HERRATAS. Tras de gordos, con paperas. También se hacían en la Tipografía publicaciones de otros municipios como “LA PONZOÑA” y “LA RAZÓN”. También, LA MAÑANA, que era un periódico de Orlando Arcila. Esas publicaciones eran sevillanas. Con Manuel Tiberio Bermúdez, imprimimos su periódico SAETA, un periódico con mucho impacto, que llegó a posicionarse bien y no sé por qué se acabó. Más tarde, Álvaro Aguilera publicó el periódico GERMINAL, en memoria de la revista que su padre tuvo años atrás. ¿Qué fue peor: esa violencia banderiza o la irrupción de la guerrilla y el paramilitarismo en la vida de la población? ¿Qué memoria tiene de la noche del 23 de julio de 1999, la noche de la toma guerrillera? La del 23 de julio de 1999 fue una noche caótica para el pueblo de Caicedonia. Yo estaba en el Club Caicedonia, donde hoy está el Bingo Familiar. De repente, empezó un tiroteo muy horrible en le Banco de Colombia y en el Banco Cafetero. En esas condiciones, uno quedó como en medio de dos fuegos. Haciendo de tripas corazón, salí del Bingo y me fui a ver que había pasado con mi familia, residente en la parte alta de la Tipografía. El problema más terrible resultó que de la bóveda del Banco de Colombia, a la parte posterior de mi casa, donde estábamos recogidos, hay unos pocos metros. Como el Banco estaba siendo sometido a la acción de los explosivos, el estruendo que se sentía en la casa era pavoroso. Tanto que nos tocó bajarnos a la Tipografía, donde pasamos ese trago tan amargo. 288

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Fue una noche espantosa para Caicedonia, pero, gracias a Dios, los daños a la integridad humana fueron menores de lo que se podía pensar con una toma tan larga. Para mí era como la tercera o cuarta toma de Caicedonia, porque antes hubo otras, no menos cruentas: la del nueve de abril, que costó destrucción de bienes y la muerte de cinco personas, entre ellas, las de don Juan Bautista Giraldo y el papá de Marino Atehortúa; y la de mil novecientos cincuenta y pico, cuando mataron a Azarías Vargas y como represalia el pueblo fue tomado por los bandoleros durante dos días, en los que murió mucha gente, entre ellos el profesor Jesús Medina, Vicerrector del Colegio Bolivariano. Sin olvidar días terribles como las de la masacres de El Paraíso y de La Rivera…No, ninguna violencia tiene justificación. Al final, el pueblo humilde, la gente inocente es la que pone la inmensa mayoría de los muertos. ENTREVISTA CON OCTAVIO CASTAÑO ARBELÁEZ ¿Por qué considera su administración significó una ruptura con los viejos modelos? Cuando, con Nacianceno, me nombraron Alcalde y había un poco de muchachos profesionales de Caicedonia, en la calle, sin hacer nada, entonces, me asesoré de ellos: Javier Giraldo, Darío Cárdenas, Alba Lucía Yusti, Hernán Osorio, Patricia Piedrahíta, un poco de personas. Entonces, se nombró Secretario de Gobierno, Secretario de Obras Públicas, etc. Se contrataron otros muchachos, hubo ingeniero, arquitecto, etc. Fuimos revolucionando ésto y pensamos en grande. Había que arreglar muchas cosas: la Telefónica dando pérdidas y pérdidas, teníamos un acueducto nuestro, pero, un acueducto muy malo. Mucha gente dijo que cómo íbamos hacer eso, si ése era el acueducto de nosotros. Hubo que hacer cosas con las cuales todo el mundo no estaba de acuerdo, buscamos alianzas para que hicieran el acueducto los que estaban especializados en eso. Conseguimos un auxilio con el Comité de Cafeteros para mejorar el acueducto y pasamos a administrar este servicio con Acuavalle. Con la Telefónica, pasó lo mismo, muy buena, pero llegó el tiempo en que cumplió su vida útil y 289

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

había que cambiar, había que tener un ingeniero o alguien que estuviera allí pendiente, pues eso no daba plata para nada y necesitábamos buen servicio telefónico. Había que ampliar la planta telefónica que valía, en ese tiempo, 200 millones de pesos. A Telecom se le vendió esa planta obsoleta de contado, con la condición de que hiciera un edificio. Ahí está la Telefónica, ahí está el agua, la energía. Aquí se luchó mucho por tener la luz, una planta eléctrica propia, porque dependíamos de una planta eléctrica que se tenía en Sevilla, en La Playa. Aquí la luz la entregaban después de que ellos se acostaban, después de las 10 de la noche, y todo mundo planchaba después de las 10 de la noche, y las empresas principales, como el teatro, tenían planta propia. Después, se compró una planta muy grande para prestarnos el servicio, los gigantescos generadores Lister, estaban donde están los toldos de Banca Larga. Ahí era la planta de Caicedonia. Hasta que se fue ampliando la CVC y llegó hasta Caicedonia y pudimos empezar a disfrutar de un servicio digno de energía. Pensamos en muchas cosas, en La Ciudadela, hay que ver que la gente no tenía dónde vivir, había que ayudarle a la clase media que es la menos favorecida y se hizo esa Ciudadela, muy buena, como para la clase media: media baja y media media. Luego, el desarrollo adquirió un ritmo, se compró otro pedazo de tierra, ahí donde don Luis Burgos. Se comenzó a construir nuevas viviendas, en un pueblo que no se expandía urbanísticamente. Los principales constructores eran don Zenón Baena, que fue fundador, que construyó esa gran casa donde estuvo el Colegio de las Hermanas, que es ahora de los Yepes, diagonal donde es la compra de café de ellos. Luego, construyó, en frente, esas casas grandes donde estuvo el Colegio Bolivariano. También, construyó mucho don Lázaro Correa, abajo en la plaza, uno de los primeros edificios, diagonal a los Cevallos, era una casa, yo no sé cómo la tumbaron, con un corredor lindo, muy espacioso y un jardín afuera. Yo me acuerdo, era divina. Luego, don Luis Baena construyó un edificio cerca a dónde está el Burila. Otro buen constructor fue don Salvador Giraldo, construyó dónde está la Casa del Pollo, ahí estuvo el Banco de Bogotá, construyó donde está el Hotel Caicedonia Plaza y construyó muchas casas. Pero, urbanizaciones no había ninguna. Caicedonia sólo progresaba en su parte central. Recordemos el fracaso que fue el Instituto, casi tienen que regalar las casas. El desafío a ese freno al 290

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

desarrollo, la idea de construir urbanizaciones, empezó con La Ciudadela. Decían que era una locura meterse en esa cosa, la sacamos adelante, y por autoconstrucción, con el trabajo de todo el mundo. Todo el mundo se comprometió, la gente puso trabajo, la gente puso unas cuotas, el Club de Leones ayudó, el Departamento me dio los ladrillos, conseguimos con la Licorera el parquecito, con la Secretaría de Agricultura conseguimos esas casas que hay de artesanías. Y conseguimos, con la Beneficiencia, la cancha de basquetbol que hay en el parque. Otros recursos los conseguimos con la acción comunal, el Departamento nos prestaba las volquetas para transportar el material, el Comité de Cafeteros nos prestaba la maquinaria. Contratamos con Hernán Osorio la dirección de la obra, una muchacha del Comité de Cafeteros nos prestaba el servicio de trabajadora social, gratis, nos prestaba todo ese trabajo. Se trajo una máquina para hacer esos bloques de cemento, hasta los presos de la cárcel ayudaron a abrir las zanjas para el alcantarillado, rebajaban su condena y se ganaban una platica. Ahí empezó un polo de desarrollo muy bueno, ahí comenzó la gente a creer en las organizaciones comunales y en los beneficios de la solidaridad. Hubo problemas, desde luego, como cuando se hizo la galería, para llevar la gente que por su actividad comercial debía ocupar ese edificio, y se tuvo que hacer un poco de concesiones para que la gente se pasara para allá. Luego, también se construyó el Parque Didáctico y, más tarde, ya con el Departamento, el Parque de Recreación, y luego, con Miguel Antonio y Jorge Aldemar, el Parque de las Heliconias. Ahí vamos, haciendo cosas con la gente, trabajando poco a poco. Lo importante del Municipio no es crecer y crecer, sino obtener calidad de vida para su gente. Caicedonia puede tener buena calidad de vida, tener buena agua, buena luz, tiene teléfono, está pavimentado, no tiene tugurios, todo mundo vive más o menos bien, lo mismo en el casco urbano que en la parte rural. El Municipio necesita más que nada calidad de vida, reducir la franja de gente que está viviendo de cualquier manera. ¿Y qué se necesita? Llamar a la concordia, a la unidad, trabajar todos sin distingos de clases sociales, sin distingos políticos, sin distingos de nada, trabajar por Caicedonia unidos, que nuestra meta sea Caicedonia, que los partidos políticos se necesitan, 291

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

pero con unos programas serios. Que Caicedonia sea primero que cualquier otra consideración personal o política. Necesitamos un plan de desarrollo de largo plazo, a quince o veinte años, y que los alcaldes hagan su plan de gobierno de acuerdo al plan de desarrollo de largo plazo, para que sea una cosa seria y coherente con la idea desarrollo integral que necesita el Municipio, sólo realizable en el largo plazo. Tenemos que pensar de un modo progresista, audaz. Lo malo de las personas no es la edad que tengan sino el pensamiento que tengan. Si uno piensa como joven, si piensa hacia delante, si piensa bien las cosas, hay eterna juventud, como lo necesita Caicedonia. Así, todos hemos hecho a Caicedonia, en mayor o menor grado, el que coge café, el que maneja un almacén, el líder social, el líder político, todos hemos hecho a Caicedonia, y todos, unidos, lo tenemos que seguir haciendo. En la historia política del Municipio, ¿quiénes fueron los congresistas, representantes a la cámara, a la asamblea, cuáles fueron las personas que más se destacaron, según usted? Hasta donde yo sé, los primeros políticos, en tiempos pasados, fueron don Gustavo Giraldo, conservador, quien llegó a ser Diputado. En el Partido Liberal, Camilo Restrepo que fue Representante a la Cámara y Secretario de Hacienda Departamental. También fueron Diputados, en ese tiempo, don Ramón Serna, don Ramón Botero. El primer Diputado, hijo de Caicedonia, fue Jaime Arbeláez, dado que después fui Diputado yo, después, hay varios Diputados: Teodolindo, Alfredo Muñoz, Aníbal Quiroz, Javier Giraldo Marín, Nacianceno Orozco, padre e hijo, Carlos Arturo Ramírez y hubo un Senador, hijo de Caicedonia, Alfonso Arbeláez Jiménez, pero, él fue Senador por el Tolima, pero, al fin y al cabo, hijo de Caicedonia. En la Cámara estuvieron: Hernando Álvarez Correa, Nacianceno Orozco Gallego, Teodolindo Avendaño, Ernesto Sabogal Jiménez… Entre la gente importante, en las partes política y cívica, destacaron don Bernardo Mejía Botero, Luis Ernesto Arbeláez, Jesús Gaviria, don José Ramírez Cortés; estaba don Julio Vargas, se me escapan muchos. Todos trabajábamos, doña María Giraldo que comenzó a dar la lucha por la mujer y, entonces, adhirió al Partido Conservador, que lo manejaban don Francisco Giraldo, Ramón Serna y Hernando Álvarez. 292

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Participaron en política, además, doña Maria Jesús, doña Domitila de Corrales, doña Gabriela Montes Rivas, cuando el Presidente del Directorio Conservador era don Alfredo Muñoz y duró un poco de tiempo esa división entre “extremistas” y “laboralistas”, dentro del Partido Conservador. Después, entre alvaristas y pastranistas. Lo que queda claro es que, cada día más, la gente vota por la gente que sirve a la comunidad, que coloca el poder al servicio de la comunidad, no el poder al servicio de su interés personal.

ENTREVISTA CON ÁNGEL ZAPATA Recuerdo muchísimo que, en el Rancho Club, se celebraban las veladas. La gente iba a bailar y había artistas que se presentaban y entre esos artistas estaba usted. ¿Recuerda como fue esa época, quien lo impulsó a que fuera cantante? Yo comencé cantando en las escuelas. En las clausuras, me decían: ¿Por qué no se canta una canción? Entonces, resulta que esto llega a oídos de la gente, me escuchaban cantar y, bueno, no sé si me admiraban. Pero apareció un personaje, don Guillermo Gómez, que fue Síndico del Hospital General Santander, quien me llamó y me dijo: “Angelito, ¿usted quiere cantar cada ocho días en el Rancho Club? Pero, eso sí, canta música variadita, boleros más que todo”. Entonces, él me contrató y, cada ocho días, me ganaba mis pesitos, cantando los domingos por la noche. En esa época, estaban en apogeo Honorio Taborda, Alberto Villa, cuando eso no había pistas, ni nada. Tenía uno que llevar un acompañamiento para los boleros. Recuerdo que estaba su familia, la familia Mejía, cuando ustedes estaban en apogeo, las mujeres más bellas de este pueblo, le digo que era una inspiración para uno cantarle a esas niñas y recuerdo que, en esa época, se bailaba el bolero amacizado, tan rico, en una baldosa. Se ponía a sonar un bolero y la gente se entusiasmaba. Hugo Romani y, por ejemplo, “Desesperado Amor”. Eso no se olvida nunca. En Sevilla, me llamaban “Dominó”, porque con ese tema yo sobresalí, eso me fue formando el ambiente de cantante. Le cuento que hasta me conseguí una orquesta, estuve cantando en la Feria de Cali, en el 68, pura música 293

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

bailable. Después de viejo fue que me dio por cantar la música vieja, pero me gusta cantar más que todo la música de los 60`s y 70’s, porque yo creo que es como una música de respeto. Uno también debe respetar, por ejemplo, la música popular, que es muy linda en la actualidad, pero hay unos temas que son muy vacíos de mensaje. En cambio, uno se pone a cantar una canción de los años sesenta y setenta y la calidad de las letras es incomparable.

ENTREVISTA CON HENRY HORE ESPINAL MORENO ¿Cuál era el grado de desarrollo en cuanto a edificaciones públicas, parques, servicios de educación y salud? Yo recuerdo que Caicedonia, en el año 1945, cuando nosotros llegamos, estaba dividida en dos partes, una que venía de la parte occidental, que era prácticamente lo que es el centro de la ciudad de Caicedonia, se encontraban las carreras 14, 15 y 16. Allí se encontraba lo más importante de la ciudad. Viniéndome de sur a norte, teníamos los principales centros educativos, como era la Escuela María Inmaculada, la José Eusebio Caro, que funcionaban en dos casas grandes, en el barrio El Recreo, teníamos, también, la iglesia. La construcción de la iglesia parroquial, estaba por terminar. Teníamos un parque muy hermoso, actualmente el Parque del Carmen, que siempre se ha llamado así. Teníamos la Escuela Gabriela Mistral y el Parque de Las Palmas, en esa época el Olaya Herrera. Frente a ese parque, se encontraban la Alcaldía Municipal, la Cárcel Municipal. En la parte sur del parque, estaba la Escuela Gabriela Mistral, que ha sido uno de los centros educativos más importantes del municipio. En el año 1946, se funda, por primera vez, el Club de Leones. En abril de ese año, esta institución empezó a trabajar por Caicedonia, especialmente por lo que fuera el aeropuerto, que se tenía en proyecto, ésa era la idea del Club de Leones. Inclusive se creó una estampilla especial, la cual iba a ser como un frente de recursos para crear este aeropuerto. Estuvieron los de la Aeronáutica Nacional mirando terrenos, se habló de la Castalia, se habló de Cuba. 294

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

En la parte educativa, tuvimos la creación de la Escuela María Inmaculada, una vez que llegaron las Hermanas de la Caridad. Se creó, también, el Colegio Bolivariano. El Colegio Bolivariano nada tiene que ver con el Colegio Bolívar, creado en Caicedonia por don Víctor Herrera. Ése era un colegio particular, privado. Ese Colegio Bolívar existía en la parte norte, donde ahora empieza la galería, calle 13 con carrera 16. Luego, el Colegio Bolivariano también estuvo en la parte sur del mismo lugar donde se encuentra la galería, calle 12, carrera 16. Entonces, el profesor Carlos Enrique Vélez comenzó a trabajar por el Colegio Bolivariano, inicialmente, crearon los primeros años, primero y segundo, y después se agregó tercero y cuarto, y recuerden que, uno de los primeros alumnos del Colegio, don Ricardo Escobar Restrepo, fue más tarde Rector del Colegio. Más tarde, en el año 1947, se creó la Escuela Valle del Cauca, nombre con el que estuvo por varios años, después fue cambiado por el de Ricardo Nieto, pero volvió ser la Escuela Valle del Cauca. Más tarde, se fundó la Escuela José Eusebio Caro, que, anteriormente, se llamaba Escuela Santo Tomás de Aquino y que funcionaba al frente de la Escuela María Inmaculada. También tuvimos una escuela muy interesante acá en Caicedonia, creada por el Dr. Alonso Aragón Quintero y que llevó, precisamente, ese nombre en su memoria: Escuela Aragón Quintero. En esta escuela, se formaron los primeros estudiantes de Caicedonia, podríamos decir que, a partir de 1940, y de allí pasó a ser la Escuela Valle del Cauca, en 1947. La Escuela Aragón Quintero fue, entonces, la que dio inicio al Colegio Bolivariano. Actualmente, allí funciona la Casa de la Cultura, en el mismo espacio que antes ocupó la Aragón Quintero. Entre las construcciones que existían, en la parte central, no había ninguna propiedad del municipio, eso era todo alquilado. Allí se ubicó el Centro de Higiene, la Supervisoría Escolar y creo que, luego, la Escuela Gabriela Mistral. También se encontraba la Alcaldía Municipal, frente al Parque Enrique Olaya Herrera, actualmente Gutiérrez y Arango; se encontraba la Cárcel Municipal, en los bajos de la misma Alcaldía, el Juzgado, todas esas dependencias se encontraban en un solo local. Pero, era una casa muy grande. Recuerdo que los parques eran muy poblados de árboles, eran lugares muy bonitos para la época, nosotros nos divertíamos mucho. El Parque del Carmen sirvió de plaza de mercado y, luego, al frente del Parque Olaya Herrera o Gutiérrez Arango, teníamos nosotros el estadio o cancha de 295

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

fútbol, porque era donde se hacían los partidos de fútbol del equipo Alianza y las ferias de la época. Luego, pasaron la cancha donde está el Instituto. Después, cuando se empiezan a organizar las calles en Caicedonia, a partir del año 1950, entonces, construyen las casas del Instituto que acabo de mencionar, que era el lugar donde jugaban el fútbol y todas estas cuestiones deportivas, y se elevaban las cometas. En este lugar, entonces, se construyó el Barrio El Instituto, que fue una obra de una persona de aquí de Caicedonia que le dio por trabajar fuertemente por el Municipio. Cuando construyeron esas casas, no había quien las comprara porque se encontraban lejos de la ciudad, de la parte comercial y de todo. Estuvieron bastante tiempo desocupadas, sin poderse vender, pero cuando llegó la oportunidad de construir las calles, entonces, la gente comenzó a habitar esa región y se volvió una de las zonas más pobladas y de las más bonitas que tenemos nosotros en Caicedonia, actualmente. Podría contarnos de sus aportes al canto lírico, ¿cómo hizo usted para organizar el Festival de Música Religiosa que ha sido una de los hechos culturales más importantes que ha tenido Caicedonia? El Festival de Música Religiosa nació, precisamente, por eso. Estaba Miguel Gualteros, como Alcalde y, en algún momento, le manifesté a él mi intención de hacer un encuentro de música lírica en Caicedonia. Al inicio, él, sorprendido, me respondió que la idea era buena, pero me dijo que me tenía otra propuesta, que, en lugar de hacer un festival de música lírica, hiciéramos un Festival de Música Religiosa, en la Semana Santa. Entonces, yo acepté inmediatamente lo que el me dijo. Para mí era extraordinario, porque la música lírica se encuentra también enfocada hacia la música religiosa y, en ese mismo momento, él me dice: “Mira, hay cinco millones para ese evento”. Eso fue en enero y, entonces, yo comencé a trabajarlo, y a los poquitos días ya tenía todo organizado. Entonces, yo le dije que sí, que se iba a hacer en tres días. El primer día, con un tipo de música carismática, para la gente que le agrada toda esa cuestión. Un segundo día, para corales y, un tercer día, para música lírica. Entonces, me dijo: “Vea, pero está eso dentro de los 5 millones que hay de presupuesto” y 296

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

le dije que sí. Entonces, como la hermana mía trabaja con pintura, yo dije, por lo menos el afiche me lo gano. Hablé con ella y me hizo el afiche y se lo mostré a Miguel y le pareció estupendo. Después empecé buscar la gente que iba a participar. Recorrí el Departamento, de mi bolsillo, porque realmente fue así, buscando las personas que iban a participar.

ENTREVISTA CON CIELO MEJÍA CEBALLOS ¿Qué recuerda de don bernardo Mejía, su padre, como personaje que fue de este Municipio? Mi papá era un hombre muy culto, gran lector, aficionado a la música clásica y colombiana, incansable contertulio de personajes como el padre Sendoya, el doctor Jaime Cuéllar, Francisco Eladio Ramírez, Camilo Restrepo y el todavía muy joven Óscar Piedrahíta, a quien le prestaba libros de su biblioteca. Fue hombre cívico y público. Recuerdo que perteneció al Concejo Municipal de Caicedonia y alcanzó a ser distinguido como Representante a la Cámara, por el Partido Liberal. En las horas de las comidas, nos contaba episodios de la historia de Caicedonia. Fue miembro de la Sociedad de Mejoras Públicas y del Club de Leones. Fundó el Club La Frontera, espacio social para uso recreativo de sus socios. En 1942, ante un brote separatista hacia Caldas, pronunció una frase que hizo carrera como identificación de nuestro Municipio: “Caicedonia tiene que ser, como el cacique Chanama, el centinela de la integridad vallecaucana”. De ahí se deriva lo de Caicedonia, Ciudad Centinela del Valle. Desde la Sociedad de Mejoras Públicas y el Club de Leones participó en la fundación del Hospital General Santander, del Colegio de las Hermanas, del Colegio Bolivariano, del actual templo de la Parroquia del Carmen, pese a su respetuoso ateísmo, en lo que me hace acordar de mi amigo Miguel Gualteros, quien fue uno de los baluartes de la reconstrucción de nuestro templo, después del terremoto de 1999. 297

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Igualmente, promovió la fundación de nuestra primera planta telefónica y del primer acueducto municipal, el que quedaba en la parte alta del actual Club de Caza y Pesca y, posteriormente, en 1968, siendo Concejala de este Municipio, yo formé parte de quienes impulsaron el que se construyó con dineros de Insfopal, sobre el Río Pijao. El mismo que, luego, fue modernizado por Acuavalle, empresa que todavía lo administra. Estas obras de ampliación y potabilización se iniciaron en la Alcaldía de don Teodolindo Avendaño y terminaron y se inauguraron en el gobierno de don Gerardo Osorio Idárraga. En lo personal, recuerdo a mi papá como un gran jinete, propietario de bellos ejemplares equinos, el Palomo y el Moro, los cuales se utilizaban en romerías y en Semana Santa, para la guardia pretoriana, y el Día de Reyes, cuando se completaba la “navidad de los pobres” con la entrega de regalos a los niños pobres. Aunque nunca fue un liberal sectario, mi papá murió asesinado el 29 de diciembre de 1953, a las siete y media de la mañana, frente a donde es hoy la Alcaldía Municipal, muerte que pudo tener su origen no en motivaciones políticas, sino en la envidia de personas mediocres y, de pronto, en la ambición de ocupar su lugar en el seno de nuestra sociedad. ¿De su niñez y primera juventud, ¿cuál es la imagen que tiene de la estructura urbana de Caicedonia: servicios, vías, edificios públicos, viviendas, parques, plaza de mercado, etc.? A mediados de la década de los cincuenta, Caicedonia era mucho más pequeño y bonito que ahora, porque las casas eran fieles a la arquitectura antioqueña, con la excepción de algunas casaquintas, como Villa Nora, las casas de Inés Ramírez y Estrella Sabogal, etc. Y algunos edificios como el de la esquina donde hoy está el Café Burila y el de la Electrónica, del cual queda, como vestigio, el módulo que sirve como gimnasio en el Colegio Bolivariano. Por esa época, ya existía la hacienda El Recreo, que se llamaba la hacienda de La Viuda y el puente colgante sobre el Río Barragán. El perímetro urbano iba desde la calle del Recreo hasta el barrio El Águila Roja, hasta unos cien metros más abajo de la Trilladora La Mariela, es decir, hasta la calle 16. La calle principal del pueblo era la Gran Vía, lo que ahora conocemos como 298

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

La Sexta. La carrera 16 era conocida como la 12 y era la calle de las cantinas y las revuelterías, entre las cuales se destacaba la de doña “Rosa la de la Mora”. Por esa época, ya existía “la zona”, lugar profano del que se hablaba en voz baja, pues era sólo para las escapadas de los señores del pueblo. Quedaba en la diez o Barrio Obrero y dicen que era famoso por la belleza de algunas de las mujeres que allí vendían sus amores. Las carreras quince y catorce existían, pero como caminos y no como calles plenamente formadas. Recuerdo que la carrera 16 o doce, en esos tiempos, era arborizada con pinos importados. El Parque de Las Palmas fue el primero del Municipio y se denominó, inicialmente, Parque de Caicedo, que se construyó a imitación del famoso Parque de Caicedo de Cali. Frente a él estaba la Alcaldía Municipal y los telégrafos. En la misma casa de bahareque estaba la Cárcel Municipal, la cual sólo vino a ocupar el actual edificio a principios de los noventa, en el gobierno de Miguel Gualteros, en su primera Alcaldía popular, aunque su edificio se siguió desarrollando en gobiernos posteriores. Al lado de este parque estaba La Plazuela, donde hoy está la galería municipal. A este lugar llegaban los circos, recuerdo El Pinocho, en el cual cantaba el que tuviera valor, y las ciudades de hierro y la venta de forcha, la cual duró allí muchos años. La Escuela Gabriela Mistral estaba en el mismo lugar que ahora, pero en una bella edificación de bahareque. Allí se hacían las veladas más famosas, en las cuales cantaba Henry Espinal y bailaban danzas árabes Miryan Lombana y Durley Duque. En esta Escuela funcionaba la Biblioteca Pío XII y, alguna funcionó el puesto del ejército, comandado por Jaime Bernal Martínez, quien, además, era el Alcalde. Donde hoy está el Parque del Carmen, había una plaza abierta, adornada con una palma en su centro y un samán, en un costado, sobre la calle novena, frente al actual Bar Continental. En esta plaza se realizaba el mercado, los días miércoles, sábado y domingo. Durante las semanas 299

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

cívicas o en las fiestas aniversarias, se construían en guadua y teja de zinc unas casetas y las plazas de toros. En este lugar, se coronaban las reinas, las que necesariamente no tenían que ser solteras, como fue el caso de doña Josefina de Prado, esposa del Gerente de la Caja Agraria. El Banco de Colombia quedaba en la carrera 15, con calle 8, esquina, casa de don Luis Ernesto Arbeláez. La Caja Agraria quedaba en los bajos de la casa cural, donde funciona Dulce Hogar. La colonia oriental o calle de los turcos era sobre la carrera 15, entre calles 8 y 9. Eran comerciantes de telas y confecciones y de uno de ellos, Miller, era el Café Burila. De estos personajes los más connotados eran los Izza y los Moktla, además de los Arruch, quienes eran judíos. Frente a esta plaza, en cuyo centro había una estatua de Rojas Pinilla, estaban los cafés Hawai, Blanco y Negro, El Polo, El América, El Paisa, además, el almacén de don Rafael Oliveros, donde hoy queda La Samaritana. El almacén de don Neno Gallón quedaba enseguida de la Farmacia Latina, droguería contigua al actual Bar Continental. La Farmacia Cruz Roja quedaba en el mismo sitio donde ahora está. El servicio de acueducto era muy deficiente. El agua medio se potabilizaba gracias a los filtros que cada casa poseía. En todas las casas se recogía agua llovida, en grandes canecas de lata. En mi casa, había una estufa, como la AGA inglesa, la cual funcionaba con carbón de piedra. Arriba de esa estufa, estaban unos tanques de cobre, cuya agua se hervía diariamente, para alimentar los filtros y para el baño de las personas. La energía era casi inexistente, tan poca era su potencia. Los bombillos daban una luz opaca, mortecina, por eso, se tenían las lámparas Coleman de petróleo y caperuzas. En las viviendas y negocios, existían los elevadores, para subir la energía, de modo que pudieran funcionar las neveras y los radios, pues todavía los televisores eran tan exclusivos que sólo los tenían dos o tres familias del pueblo, las cuales colocaban los aparatos en las ventanas o vitrinas para que el resto del pueblo pudiera acceder a esa maravilla. 300

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

El acueducto, o mejor los tanques de almacenamiento, quedaba más arriba del Club de Caza y Pesca, el cual no existía todavía. Allí funcionaba un tejar y desde allí partían las romerías. Las romerías eran paseos a caballo a sitios determinados donde había comida y cerveza, además juegos, competencias y riñas de gallos, como en las kermesses de ahora, pero, en el campo: en Aures, El Crucero, El Brillante, Barragán, Samaria, etc. Los teléfonos, unos veinte, eran de caja y bocina independiente. Después, llegaron los de manivela. La conexión entre un teléfono y otro se hacía mediante operadora, doña Isabelita Lema Londoño, quien fue la primera telefonista del Municipio. Con el incendio de Noreña, se quema la primera planta, la que es reemplazada por una nueva que funcionó donde ahora es el Club de Leones. Este incendio consolida la idea del Cuerpo de Bomberos Voluntarios, apenas en sus primeros pinitos. Las calles carecían de pavimento, el cual sólo empezó a darse con motivo del cincuentenario del Municipio. Una vía muy importante era la que conducía a la Estación Caicedonia, ubicada antes del peaje, adentro de la actual carretera de El Alambrado. A Sevilla, se iba por la vía actual, todavía sin pavimentar. A Armenia, se iba por la vía a Río Verde, pasando por el puente colgante de Balboa, vía todavía sin pavimentar. Hablemos de servicios, vías y edificios públicos, ¿cómo fueron surgiendo, en qué años, en medio de qué circunstancias particulares? En los cuarenta y cincuenta, la luz eléctrica era muy débil, por eso se acudía a lámparas de caperuza, marca Coleman, a lámparas de aceite de higuerilla, a plantas de generación eléctrica, movidas a gasolina, a velas de sebo y de parafina, colocadas en candeleros de peltre. Para cocinar se utilizaba leña, carbón vegetal y de piedra. Las planchas eran de calentar en el fogón, de carbón y de gasolina. Luego, a finales de los cincuenta y principios de los sesenta, aparecieron las planchas eléctricas. La energía eléctrica era generada en La Playa y vendida por el Municipio de Sevilla a Caicedonia. En la iglesia, gran parte de la luz provenía de los cirios y de una planta de gasolina. 301

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

El acueducto, denominado Los Tanques, situado en el Bosque Bajo, se construyó en los inicios de la década de los cuarenta. Sin embargo, según testimonio de doña Inesita Jaramillo de Mejía, en la Hacienda de la Viuda, hoy conocida como El Recreo, había un tanque muy grande, alimentado por aguas de la quebrada Las Delicias o Zúñiga, del cual se surtía la gente, acarreando agua en ollas y otras vasijas. Posteriormente, en la segunda mitad de la década de los sesenta, se inicia la construcción del acueducto del acueducto del río Pijao. El agua que se consumía no era potable, en tiempos de cosecha de café olía a cereza y, a veces, era llena de gusanitos blancos, como los de la guayaba. El alcantarillado empezó a tenderse en la primera mitad de la década de los cuarenta, en la zona céntrica, en tubos de gres, a lo largo de la carreras quince y dieciséis, desde la calle seis hasta la trece. En los demás sectores, las aguas negras escurrían hacia los caños. Las basuras se recogían en carretillas y, mucho después, en volquetas. El barrido de las calles y los senderos lo hacían las amas de casa, cada una frente a su vivienda. Las vías más importantes eran la de la salida hacia Sevilla, bajando por el actual cementerio; la de la salida hacia Armenia, la famosa Gran Vía; y la calle doce, actual carrera 16, o calle de El Recreo, por la cual se salía para El Crucero y Aures, en el punto denominado Tres Esquinas. La Alcaldía, una casa de bahareque de dos pisos, estaba ubicada frente al Parque de Las Palmas, el cual se llamó antes Plaza de Caicedo y, luego, Parque Olaya Herrera. Se trataba de la misma casona donde estuvo antes la Cárcel Municipal y, ahora, está el almacén del Municipio. Posteriormente, la Alcaldía se construye donde hoy está. Esto ocurrió en 1961, en un lote de terreno que era de mi padre, Bernardo Mejía, en el cual él planeaba construir un hotel. Yo estaba en Popayán, cuando don Tulio Sánchez, que era el Personero, fue a convocarme para que me reuniera con don Alfredo Muñoz, el Alcalde, con el fin de que donara el lote, pues el Municipio carecía de recursos. Hablé con mi familia y se acordó hacer 302

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

realidad esa donación. El edificio construido se hizo sobre los mismos planos diseñados para el frustrado hotel, debido al asesinato de mi papá, en 1953. Mientras se construía el nuevo edificio, la Alcaldía funcionó en el segundo piso del edificio donde, hoy, está el Directorio Conservador Naciancenista. La Cárcel Municipal siguió funcionando frente al Parque de Las Palmas, en la vieja sede de la Alcaldía. Sólo en el primer gobierno de Miguel Gualteros se logró la adecuación del edificio al lado del cementerio para que funcionara allí la Cárcel del Circuito. Usted es la hermana de nuestro más consagrado pintor, un hombre por demás extraño, ¿cómo lo recuerda en cuanto persona y artista, qué le parece quiso expresar Eduardo en los tres cuerpos de su mural del Aula Máxima de la Casa de la Cultura? Eduardo era una persona a la que le gustaba la música, especialmente el jazz, Edith Piaf, los Beatles, los libros, especialmente los esotéricos y los clásicos europeos, y desde luego, la pintura y el dibujo. Todo ello para disfrutarlo, preferiblemente, en soledad. Era un excelente hermano; siempre, en cada viaje, traía un detalle para cada miembro de la familia. El mural del auditorio de la Casa de la Cultura se realizó por iniciativa del Alcalde Miguel Gualteros, entre los años 1991 y 1992. En esa obra, mi hermano quiso plasmar la epopeya, la historia de Caicedonia, pero también quiso resaltar la flora y la fauna, el agua y los cielos de nuestro Municipio. En el primer cuadro, emerge, como un guardián de nuestra riqueza natural, el cacique Chanama, y sobre la montaña ondean las palmas, zancona y de cuesco, típicas de la zona de Montegrande. La figura del cacique está acompañada de la cerámica que producía su pueblo. Él está adornado con pectorales, aros y narigueras de oro. En el segundo cuadro, es un homenaje a los colonos antioqueños que fundaron y, con su civismo, forjaron el progreso de esta tierra. En primer plano, aparece un jinete hidalgo, inspirado en la figura de patricios como don Juan Bautista Giraldo, Marco Emilio Ocampo, don Luis Baena y mi padre, Bernardo Mejía Botero. Detrás, aparece la Estación Caicedonia, la zona de tolerancia y una alusión a la lucha bipartidista. También, se destaca el mercado antiguo, con sus toldos, con el colorido 303

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

humano y frutal, destacando la figura de doña Rosa la de la Mora, vendedora de frutas, quien fue todo un personaje que hizo la delicia de pequeños y grandes con su variada oferta de frutas. Además, se ven alternando arrieros, campesinos y cachacos, y el infaltable homenaje a los camperos Willys. Desde un postigo, asoma la curiosidad extrema de doña María Peñalosa y el Café As de Oros se contrapone con la iglesia del Carmen. En el tercer cuadro, se hace alusión a una carrera de autos, se contraponen los personajes típicos más humildes, representados en José Bejuco, con personajes encumbrados de la política y el civismo y un grupo de tres personas que representan la intelectualidad del Municipio, simbolizada en Óscar Piedrahíta, Luis Enrique Sendoya y su amigo Miguel Gualteros. Se ve una figura de mujer, como homenaje a lo que ha representado la figura femenina en el desarrollo del Municipio. En la parte derecha, se mezclan el rito religioso, la procesión, y el desfile cívico, del día que se puso la primera piedra del Hospital Santander y se inauguró el Himno a Caicedonia. En el extremo, oscura, amenazante, la siniestra figura del “pájaro” de la época de la violencia partidista. La biblioteca Municipal Pío XII está muy ligada a sus afectos, ¿podría hacernos una breve reseña histórica de ella, de su Videoteca Científica y Cultural anexa? Desde la Escritura Pública número 1, se asignó un lote en la manzana 216, donde hoy están el Cuerpo de Bomberos y la Escuela Gabriela Mistral. En 1940, según documentos de la época, doña Margarita Castaño organizó la primera marcha del libro pro Biblioteca Municipal. En 1950, por decreto nacional, se crean las bibliotecas públicas, anexas al Archivo Nacional del Ministerio de Educación. A través de Camilo Restrepo y Bernardo Mejía Botero, se gestiona una dotación completa para la biblioteca de Caicedonia, a cargo de la Sociedad de Mejoras Públicas y Ornato. El Ministerio de Educación Nacional asigna tres funcionarios para su atención y dota toda la biblioteca, no sólo de material bibliográfico, técnicamente procesado, sino de todo el amoblamiento requerido. En 1954, empieza a funcionar en la esquina de la Escuela Gabriela Mistral, siendo su primer Director don José Aguilera, prestigioso intelectual, y luego, Ulises Vásquez, sevillano que, en la década de los setenta escribe una Monografía del Municipio de Caicedonia. 304

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Le sucede Dora Alvarez de Bedoya y sigue Adalgiza Gutiérrez, última bibliotecaria a cargo de la Nación. A partir de ese momento, el Municipio se hace cargo de la Biblioteca y entra como Bibliotecaria Carmen Celia López. Por esa época, la Biblioteca ya estaba ubicada en el primer piso de la Alcaldía. Luego, siguió Martha Rodríguez, a quien sucede Cielo Mejía, esta servidora, en la primera Alcaldía Popular, cuando pasa a la Casa de la Cultura. Me reemplaza Lucero Rendón Gallón, en la Alcaldía de Guillermo Escobar. Actualmente, la bibliotecaria es Fanny Giraldo. ¿Quiénes han sido, según su leal saber y entender, los cinco personajes que más han influido en la historia de Caicedonia? En primer lugar, los colonos campesinos que dieron su vida para hacer ciudad y campos de labranza, que han alimentado cuerpos y sueños, a lo largo de casi cien años. En segundo lugar, los arrieros, quienes con sus recuas de mulas abrieron los caminos que hicieron posible la entrada y salida de los insumos que alimentaron la economía de la región. En tercer lugar, los hombres cívicos y sus instituciones, quienes, cuando el tesoro público era escuálido e insuficiente para jalonar el progreso, se echaron al hombro la responsabilidad de desarrollar el Municipio, en muchos casos, colocando importantes sumas de dinero de sus bolsillos, aun para ayudarle a la Administración Municipal a sobrevivir. En cuarto lugar, un puñado de políticos de diferentes épocas, quienes han colocado los intereses de la comunidad por encima de cualesquiera otras consideraciones y han sido permanentes y esforzados gestores de recursos para el progreso del Municipio. En quinto lugar, los artistas, quienes, superando el menosprecio del común de la gente y de los poderosos, con su arte han forjado la identidad de nuestro pueblo y construido el patrimonio intangible de la belleza generada por su privilegiada espiritualidad e inteligencia. 305

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

ENTREVISTA CON ÓSCAR PIEDRAHÍTA GONZÁLEZ ¿Cómo fue su niñez en el Municipio de Caicedonia? Describo Caicedonia como lo describo en el poema, un niño descalzo jugando trompo, elevando cometas. Por eso, digo que mis huellas están debajo del pavimento de Caicedonia. Era un niño tremendo, éramos siete hermanos hombres y, como el hermano mayor estaba excluido, entonces yo era el jefe de la pandilla. Éramos tremendos, jugábamos todos los juegos, hacíamos diabluras, pero, nunca hicimos cosas que se pudieran catalogar como delitos. A mí me encantaban los muchachos bravos, de esos que le enseñaron a uno a pelear, a atrapar tórtolas, a hacer escopetas. Con esos muchachos aprendí mucho, pero, cuando ya uno veía que hacían cosas muy graves, entonces, uno los dejaba. ¿Qué hacía un muchacho no muy bien preparado, como era su caso, en qué lo ocupaban? Yo vendía helados, en una carreta, donde don Hernando Sabogal. Recorría las calles pregonando los helados de crema y kumis, cuando me daba mucha sed me sentaba a comer helados en la carreta. Trabajé en los cafés, trabajé en el Club Social, de camarero, yo trabajaba de todo. Yo trabajaba cometas, las vendía en el portón de la casa, y vendía cometas como un diablo. El último lunes del mes, me iba y ayudaba a atajar ganado, llevaba los animales que vendían a las fincas y ganaba plata. Así le ayudaba a mi mamá y compraba revistas y compraba libros. Yo leía “Gorrión”, que eran las revistas buenas de esa época, compraba libros porque me aficioné a la lectura, leyendo los libros que dejó mi padre, toda la poesía de Barba Jacob. Me dediqué estudiar por mi cuenta, se me ocurrió estudiar contabilidad y, cuando me sentí capaz, como no tenía máquina de escribir, dibujé del teclado de una máquina en un cartón, así aprendí a escribir a máquina. Entonces, cuando llegué a los bancos ya sabía escribir. Pedí puesto en el Banco de Colombia, el Gerente era don Gustavo Arana, y don Gustavo me hizo un examen, en el que salí muy bien. En esa época, sólo había el Banco de Colombia y la Caja Agraria, en Caicedonia. Él me dio 306

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

el puesto y así hice toda la carrera bancaria. Cuando me fui de Caicedonia, para Bogotá, en el año 55, yo era Secretario del Banco de Bogotá. Óscar, ¿cómo imaginarse a la Caicedonia del año 2030? Pues, para esa época, yo estaré, como digo en un poema mío, en un lugar que no sea el cementerio, “Que me entierren en Caicedonia, mi pueblo, en un sitio donde no sea el cementerio, donde no haya cruces y llantos, sólo nubes y viento; donde una rosa blanca le diga al caminante lo que fui, una espina lo que sentí y un aroma lo que pensé”. Es decir, para esa época, yo estaré en ese sitio o quién sabe dónde, pero, ya bajo tierra, pudriéndome, con los gusanitos, porque a mí no me gusta la cremación.

ENTREVISTA CON EDUARDO GÓMEZ ALZATE ¿Cómo era Caicedonia? Eran casas de bahareque, no estaba construido en material. Inclusive, la casa cural era de bahareque también, todo era de bahareque. Estaba únicamente el Parque de las Palmas, en la plaza de arriba no había parque, había un samán grande allá, había palos de mangos, uno se levantaba a las 6 a recoger los mangos, ahí se hacía el mercado; cada ocho días, sacaban toldos. Hasta 1948, no había Parque del Carmen, el que hoy conocemos. Ahí se sacaban los toldos a vender panela, a vender carne y todos los granos. ¿Qué recuerda de los acontecimientos trágicos del 9 de abril de 1948, en Caicedonia? La gente conservadora, ese día en que mataron a Jorge Eliécer Gaitán, toda se tuvo que esconder. Se cerró el comercio y en el almacén de Juan Bautista 307

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Giraldo, que era el Presidente del Directorio Conservador, era primo hermano mío, se pasó el tío Manuel Alzate, Luciano Atehortua, ambos del Directorio Conservador, un señor que le decían Macana, el hermano de Tobías Castaño. Les dijeron: “cierren, miren que se cerró todo el comercio”. Ellos dijeron: “pero, qué nos va a pasar, si nosotros no hemos hecho nada”. Subía la manifestación del Alcalde y, no se me olvida, Saturo Alvarez, adelante con un machete. Álvarez era Personero, el alcalde era otro tipo. Como yo estaba pequeño, fui a dejar unas vacas a la finca, me vine y vi cuando estaban echando el discurso y gritaban allá: “a vengar la sangre del caudillo”, así gritaban, y empezó esa marcha. Yo me fui corriendo para la casa. Cuando llegó esa marcha a la plaza, vieron la tienda de Juan Bautista Giraldo abierta, se lanzaron allá y los mataron a todos: Tista, Manuel, Tobías Castaño, “Macana”, Luciano Atehortúa, cinco personas inocentes que fueron masacradas, sin que la autoridad hiciera nada por evitarlo. ¿Hubo más víctimas como producto de ese amotinamiento? Sí, hubo más muertos en esos días, todo el que era conservador corría peligro. Todos estuvimos encerrados, hasta el lunes a las seis de la mañana. Un hermano mío tenía un carro y consiguió un chofer y lo mandó a Buga a avisar que eso estaba llevado del diablo en Caicedonia; porque el Alcalde avisaba a la Tercera Brigada que estaba todo tranquilo, el telégrafo que estaba todo tranquilo. Al muchacho lo detuvieron creyeron que era mentira, finalmente, llegó la tropa, el lunes a las seis de la mañana y la gente salió a la calle. Lo anterior, ¿significa que el Alcalde fue cómplice de la tragedia ocurrida? Era liberal y fue cómplice de lo que pasó, todos eran liberales, la policía era liberal, era un pueblo en su mayoría liberal. ¿Qué hechos se desencadenaron como consecuencia de esa jornada de violencia? Pues, que siguió la violencia. Ya los conservadores se organizaron también y nacieron los “pájaros”, eso del estado soberano de Aures, en la época de 308

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

esos Vargas… Allá mataban a todo el mundo. Y estuvo más grave cuando mataron a Azarías Vargas, una cosa así. Por ejemplo, a Bernardo Mejía, que era un personaje liberal, lo mataron muy tristemente en Caicedonia. Eso fue una violencia muy miedosa después del 9 de abril, entonces, tomó el control el Partido Conservador. Entre los muertos, estuvo el papá de Humberto Alzate, el que fue Gobernador, en reemplazo de Gardeazábal… El papá de Humberto Alzate Castaño y el presbítero Edgar Alzate Castaño. Don Manuel Alzate era el padre de ellos, ellos quedaron pequeños, quedaron como de 7 años, cuando lo mataron a él. Lo asesinaron, esa gente no se pudo enterrar, los tiraban allá en el Hospital, dizque en la pieza del olvido. Yo fui a verlos, los enterraban a la una de la mañana del lunes, en una fosa común. Después fue que los sacaron y les hicieron el entierro. ¿Sienten algún rencor hacia el Municipio? Con el Municipio, no, porque todos los que nacimos allá en Caicedonia seguimos yendo. Mi hermano Jorge lo quiere mucho, colabora con todas las cosas que hacen en Caicedonia. Sí, vamos con frecuencia a Caicedonia. ENTREVISTA CON DOÑA ROSMIRA HENAO Me llamo Rosmira Henao, soy hermana de Tobías Henao, párroco de Caicedonia, más o menos, entre los años de 1938 a 1948. ¿Qué recuerda del 9 de abril de 1948 y de los hechos que motivaron la salida de ustedes de Caicedonia? A nosotros nos tocó vivir en carne propia muchas cosas. Esa tarde fue, como a la una de la tarde, que dijeron que habían matado a Gaitán. Se revolucionó el pueblo y empezaron las manifestaciones. Por la casa cural, que era al frente de la plaza había una prendería, La Colmena, de Manuel Alzate, y allá se reunieron todos los conservadores: Tista Giraldo, Manuel 309

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Alzate, un señor Atehortúa., no sé quienes más. De todas maneras, en medio de la revolución, vimos que allá enarbolaban la bandera roja. Eso me impactó y me impactará hasta mi muerte. Cuando gritaron, como a la una: “mataron a Gaitán”. Entonces, eso fue la cosa más terrible, salieron a la calle, la gente, la manifestación estaba en la prendería de Manuel Alzate, donde se se reunieron varios señores para tomar medidas. Los amotinados cogieron a los que estaban allí, Manuel Alzate, Tista, el señor Atehortúa, los asesinaron sin piedad. Por la noche nos dimos cuenta de que los habían masacrado. ¿Es cierto que hubo un atentado contra la casa cural y ustedes, sus habitantes? En la casa, cuando la manifestación, se iban a subir. Entonces, uno de los policías dijo: “no, eso no lo hagan”. Porque decían: “vamos a acabar con las hermanas del cura, vamos a comer albóndigas de cura”, así decían en la manifestación. Entonces, se fueron a subir por una escalera al balcón de nosotros. Pero, un policía que iba ahí, pero, tal vez, más decente se opuso: “Eso sí no lo permito, eso sí no lo hagan.” Entonces, nos tiraron, le tiraron al Padre una granada o no se qué por la ventanita. Entonces, mire el castigo de Dios, al tipo que tiró la granada, le rebotó, la cayó en la cara y le reventó los ojos. No lo mató, pero quedó ciego. Nos tocó encerrarnos, pero el Padre tenía un señor que era el que le hacía los mandados y todo, como a él lo conocían que era liberal, entonces, él podía salir, salió y fue el que nos informó lo que había pasado, porque nadie podía salir, oíamos los quejidos de la gente, nadie podía ir a auxiliarlos ni nada.

ENTREVISTA CON BENJAMÍN GÓMEZ ¿Qué recuerda acerca del acueducto en los primeros años de Caicedonia? El abastecimiento del agua venía por una zanja, por la tierra, entonces, de las casas sacaban el agua para lavar en la parte de abajo. Después, vino un 310

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

señor y la taponó y le hizo un tanque en la tierra, unas cuadras adelante, empató con una tubería y echó el agua por El Recreo hasta la plaza de mercado. En la plaza del centro, ahí, había un tanque en la tierra, porque no había cemento, ni había ladrillo, se construía con guadua, madera, barro, boñiga de caballo... Todo el que iba a servirse del agua tenía que pagar cinco centavos por el mes. El tanque quedaba donde está la pileta ahora, en el parque del centro.

ENTREVISTA CON LUIS FERNANDO ARBELÁEZ SERNA Su padre y usted son reconocidos protagonistas de la historia del Cuerpo de bomberos Voluntarios de Caicedonia, ¿podría describirnos los hechos y momentos más importantes de esa relación? Sí, mi padre, en compañía de otras personalidades de Caicedonia, porque es importante destacar que él sólo no podía hacer nada, contó con la ayuda de unos personajes muy destacados de la comunidad. Inicialmente, hubo la idea del Cuerpo de Bomberos, a raíz del incendio de Noreña. Para intentar sofocarlo, vinieron Cuerpos de Bomberos de Armenia, de Sevilla, Calarcá. En esa casa, vivían don Erasmo Noreña y su familia, vivía también, a un lado, doña Josefina de Prado, esposa del Gerente de la Caja Agraria. Ese incendio fue muy charro, porque todo el mundo tiraba muebles por la ventana y se formó un show, que armó, si no estoy mal, Fabio Ospina, llorando porque no se le fueran a quemar los bienes a doña Josefina de Prado, porque era una señora muy querida, que, como dije, había sido reina y todo en Caicedonia. Posteriormente, por la inquietud de la misma comunidad se empezó la Telefónica, porque en esa época se quemó lo que era la Empresa de Teléfonos de Caicedonia. Y, lamentablemente, a raíz de ese incendio, don Erasmo Noreña se desequilibró y fue y se tiró del puente del río Barragán. Esos hechos aceleraron la creación del Cuerpo de Bomberos, que se inició con una semana cívica. El Alcalde era Julio Mario Arana. También estaba el Capitán, me parece que era Campo Bejarano, el que estuvo en esa época. Recuerdo que esa semana cívica fue en esta parte de arriba, la plaza 311

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

principal, donde levantaron casetas y hubo la recolección de dineros, cerca de veinte mil pesos, o algo más de veinte mil. De esa semana cívica hicieron, con parte de lo recaudado, un monumento a la bandera, donde es hoy el Parque Infantil, ésto orientado por el Club de Leones. Los integrantes de la Junta fueron: un personaje cívico grande de Caicedonia, don José Aguilera; don Alberto Henao Jaramillo, casado con doña Stella Aristizábal, quienes todavía tienen vínculos con Caicedonia con unas tierras por los lados de Altomira, Sevilla; don Jesús Ramírez, don Eduardo Patiño Serna. En el momento se me escapa alguien de esta Junta, pero, ellos y mi padre trabajaron decididamente por la conformación y la fundación, de la que participó el Capitán Efraín Horacio Vallejo, que también fue gestor del Cuerpo de Bomberos. Hicieron un llamado a la comunidad, asistieron muchos, iniciaron, y tengo para decir que, en los libros de registro de la institución, hay unas personas que ingresaron al Cuerpo de Bomberos, días después de haber iniciado gestiones y no aparecen como fundadores y que deberían ser fundadores, lamentablemente, eso está escrito y uno no puede cambiar el curso de lo que hay escrito. Esta máquina, la primera del Cuerpo de Bomberos, fue construida en los talleres de los hermanos Marín, de Pereira, con los cuales tuvo gran actividad y participación don Tobías Valladares, que era un ecuatoriano que vivía en Caicedonia y quien estaba apegado, aferrado a nuestra tierra y trabajó y funcionó mucho por ello y quien fue, posteriormente, oficial de la institución. Esta máquina dio guerra y fue ensamblada con una bomba de una máquina de segunda, que era una bomba centrífuga; esa bomba duró por muchos años, hasta hace varios años. Yo tuve la oportunidad, como Comandante, de hacer una repotenciación de la máquina y se le cambió esa bomba, esa turbina, que debía tener por lo menos setenta u ochenta años y se cambió por una bomba moderna. Esa unidad está como si fuera una máquina modelo 2005, porque tiene todo como para cumplir su función. Mi padre fue Comandante por espacio de nueve años. Como decía ahora, con la ayuda de otras personas de la comunidad, consiguió el lote para la construcción de lo que es hoy el Cuerpo de Bomberos. Ese lote lo consiguió con la administración municipal. La primera máquina, cuando llegó, fue guardada en la bomba de gasolina que, hoy, llamamos del Centro, que era la Estación de Servicio Arbeláez. Cada que la necesitaban la sacaban de 312

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

allá. Luego, donde es el lote o la construcción de lo que era la Caja Agraria, en la carrera 16 con calle 10. Como en esa esquina mi padre tenía su negocio, su almacén, ahí separaron una pieza, donde estuvo funcionando inicialmente el Cuerpo de Bomeros, cuyos guardias eran Dorancé Rengifo e Israel Tabares. Esos guardias mantenían la máquina; en el día, en la calle, a la intemperie, tapada con hojas de zinc, y, en las horas de la noche, pasaba a donde son hoy las instalaciones del Club de Leones, que eran de Telecom, de la empresa de teléfonos. Esa casa fue donada por la comunidad de Caicedonia, cuando el incendio de Noreña. Telecom, o la empresa telefónica de Caicedonia, aducían que no tenían donde instalarse. Entonces, la misma comunidad por donación de todos, de muchas gentes, compró esa casa y se la adjudicó a Telecom. Por eso, mi padre, siendo del Club de Leones, fue uno de los que propuso de que le escribieran a Telecom, para solicitar que esa casa se la adjudicaran al Club de Leones o que la vendieran por un valor ínfimo, no sé, exactamente, no me acuerdo cuál fue la negociación. De todas maneras, esa casa fue entregada por Telecom al Club de Leones. Tanto Israel Tabares como Dorancé Rengifo, que eran los guardias de Bomberos, prestaban servicio nocturno en Telecom. Para completar los ingresos para su sustento. Cuando eso los teléfonos eran magnéticos, eran de manivela, entonces, había que llamar a Telecom para que lo comunicaran a uno con otra casa. O sea, la comunicación interna o externa del pueblo, en la noche, era un servicio que prestaba el Cuerpo de Bomberos. Luego, ingresaron Fernando Henao, Álvaro Aguilera, el doctor Alberto Cadavid Sierra, Jaime Narváez Lorza, Humberto Hernández Arango, odontólogo, y otras personalidades que, en el momento, no me acuerdo. El Cuerpo de Bomberos se ha hecho a base de la ayuda de la comunidad y de todos los que lo han integrado. Es algo que no se puede perder en Caicedonia y a lo que se debe volver. Es que el Cuerpo de Bomberos fue construido, prácticamente, en convites. Se recogió mucho cemento, se traía el material de río y todo fue siendo construido por pedazos. Mi padre, como dije, fue nueve años Comandante, fue relevado por Hernando Alvarez Correa. 313

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

En la época de mi padre también consiguieron otra máquina, una máquina que fue un chasis y lo compraron con miras a cargar material para la construcción. Rifaron varios carros, unos Chevrolet, unos Studebaker, aprovechando que mi padre tenía buena ascendencia con los KF Yensen, que eran los dueños de Cementos del Valle y consiguió esos carros a crédito. De los primeros dineros de la semana cívica, quedó la máquina. Si no estoy mal, costó el chasis como once mil quinientos o doce mil quinientos pesos. De unos dineros que sobraron, hicieron unos trámites e importaron la sirena. La sirena tiene lo que tiene el Cuerpo de Bomberos, prácticamente. Trajeron mangueras, trajeron una serie de equipos, porque hicieron rendir los dineros que habían recaudado. De esa manera, el Cuerpo de Bomberos fue cogiendo forma, fueron construyendo parte por parte. Hubo una parte de la terraza que se terminó y le tocó a Hernando Álvarez Correa terminarla definitivamente. Hernando estuvo como Comandante un tiempo y fueron famosos los bailes en la terraza del Cuerpo de Bomberos. Eso marcó un hito en Caicedonia. Ahora está perdida esa tradición, que creo es importante restacar. Ha habido como una pereza para ello. Posteriormente, al fallecer trágicamente Hernando Álvarez, entró a la comandancia José Garcés Mejía, quien estuvo ahí un tiempo. Antes de José Garcés, en la transición que hubo del Cuerpo de Bomberos, vale la pena destacar a alguien que hemos tenido olvidado, que fue Comandante encargado, así hubiera sido por ocho días, Francisco Salas González. Pacho Salas, como comúnmente le decimos, ingresó al Cuerpo de Bomberos, si no estoy mal, por allá en 1957, 58, no tengo presente. Inclusive, estando en el Cuerpo de Bomberos, Pacho Salas se casó y le hicieron gran fiesta. Caicedonia siempre ha tenido un puesto destacado en la parte bomberil del Valle del Cauca, porque hay que reconocer que Hernando Álvarez lideró en la Asociación de Bomberos del Valle del Cauca, como Presidente, una época en la que trabajó y luchó para beneficio de los bomberos de Caicedonia y del Valle del Cauca. Después de la muerte de Hernando, ingresé al Cuerpo de Bomberos con la administración de José Garcés y entré a colaborar. Ingresé como Subteniente. Estuve colaborando en el Consejo de Oficiales. Posteriormente, fui nombrado unos días como Presidente de tal Consejo. 314

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Luego, fui nombrado como Comandante, sucediendo a José Garcés Mejía, quien no quiso continuar trabajando por diversos problemas personales. Ya como Comandante del Cuerpo de Bomberos estuve alrededor de seis, siete años. Coordinamos varias fiestas aniversarias que la administración municipal nos dejó al Cuerpo de Bomberos, para su beneficio. Logré que se construyeran unos dormitorios y unos garajes. Cabe destacar mucho la participación de la mujer en el Cuerpo de Bomberos. Hacia el año de 1959, ya ad portas del cincuentenario de Caicedonia, para los años sesenta, fue creada la Legión Femenina. Ingresaron al Cuerpo de Bomberos un grupo de damas, entre las cuales se destacaba como Capitana Danelia Cardona, quien había sido la líder de uno de los grupos de esta semana cívica. Ingresaron Cielo Mejía, Enerieth Correa, no, Enerieth ingresó posteriormente; ingresó Sayde Marín, Margarita Gutiérrez, Adily Motla, Danelia Cardona, Esneda Cardona, Nédila Mazo, Magnolia Giraldo, en fin, otras personas a las que vale la pena también hacer reconocimiento. Posteriormente, estuvo Enerieth Correa, América Mejía, Graciela Atehortúa… Esa Legión, luego, tomó el nombre de Brigada Femenina, y no ha parado de trabajar por la institución. Se han destacado Luz Dary Bedoya, esposa del mayor Salas, Amanda Taborda, Martha Guarín, Amparo Hurtado, etc. Años después, tuve ya una segunda ocasión de comandancia, en la cual estuve alrededor de nueve años, y durante ese período, logré la construcción de esa parte del Cuerpo de Bomberos, se obtuvo también la banda ciudadana. También entre las actividades mías adquirí un jeep, que es maquinaria para la educación. Ese carro lo trajeron como desecho de la guerra del Vietnam, lo compré en Cali, por ochenta mil pesos, es el J6 o Willys que tenemos.. También obtuvimos, con Fernando Henao en la Comandancia, una camioneta con la CVC, luego, en el terremoto, se obtuvo en comodato con la CVC un jeep Toyota, así como también la ambulancia que cabe destacar que fue participación del Comité de Cafeteros, la Gobernación del Valle y Fernando Henao. Adquirieron esa ambulancia que ha prestado innumerables servicios a Caicedonia, la cual ha sido a veces un dolor de cabeza, pero, si no fuera por 315

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

la rigidez que se tiene en el Cuerpo de Bomberos para el manejo de sus equipos, no tendríamos nada. Luego, ya en mi comandancia, con el Consejo de Oficiales y con toda la gente de Caicedonia, como decía se construyó y se rentaron unas partes del Cuerpo de Bomberos. Después del terremoto, se vino la labor de reconstrucción, la cual fue una labor difícil porque no querían dar los dineros que eran y una de las labores difíciles fue la demolición, porque la demolición del cuartel, que quedó muy averiado, hubo que pelearla con muchos, por el amor que se tenía a lo que había. Yo era uno de los que debería haber discutido que no se tumbara, porque había sido construido gran parte por mi padre y otra gran parte por mi gestión, pero teníamos que pensar en el desarrollo de la comunidad. Por fortuna, hoy tenemos unas instalaciones que vale la pena destacar, que son de las construcciones o edificaciones más funcionales de Cuerpos de Bomberos a nivel nacional. También vale destacar que los equipos que tenemos, sin ser lo más moderno, es algo que hemos obtenido y que por nuestro celo se mantiene; también obtuve una máquina con la administración del doctor Germán Villegas. Con la oportunidad mía en la Junta Nacional de Bomberos logré conseguir recursos casi por quinientos millones de pesos para el Cuerpo de Bomberos, con los cuales, fuera de la construcción, obtuve parte de los dineros con el apoyo de la administración municipal para la terminación del salón múltiple de capacitación. También obtuve una serie de elementos de rescate, elementos que valen cerca de cien millones de pesos, que son para búsqueda y rescate en espacios confinados. También obtuve una ambulancia para el Cuerpo de Bomberos, una ambulancia japonesa, que ha prestado innumerables servicios como unidad alterna para la comunidad de Caicedonia. A raíz del terremoto, también obtuvimos la máquina japonesa que es la máquina número cuatro. En cuanto a dotación del Cuerpo de Bomberos, obtuve doce equipos de respiración autónoma o aire autocontenido que permite que los bomberos entren a cualquier espacio sin mayor riesgo para sus vidas, en cuanto a la parte respiratoria, de intoxicaciones por inhalación de gases peligrosos. Igualmente, equipos de acercamiento y protección y mangueras. A raíz de la ley 322 de 1996, se han obtenido unos convenios con el Municipio, con dineros que aporta la comunidad como una sobretasa, lo que ha ido paulatinamente incrementándose. 316

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Ha habido muchas personas que, en el Cuerpo de Bomberos, han trabajado toda una vida, como fue Raúl Cardona, que hay que destacarlo, que fue un celoso servidor y hoy nos hace gran falta. Joaquín Hoyos estuvo una época, también Urbano Castaño, quien se acaba de jubilar como guardia y que lleva cerca de treinta y cinco años, así como el Mayor Salas, Sabino Reyes, el Sargento Juan Jacinto Burgos, quien ha sido una hormiguita, y Albeiro Ardila, no queriendo desconocer muchos otros como Fernando Moreno y Welsares Morales, que llevan muchos, muchos años trabajando con la institución. Es de destacar que, entre las administraciones municipales, algunas han han colaborado mucho, para muchas actividades, para la misma construcción, parte de la reconstrucción del Cuerpo de Bomberos; Guillermo Escobar nos colaboró mucho, lo mismo que Miguel Gualteros, en una parte de materiales para los locales y hay que destacar también de una asesoría que tuvimos del arquitecto Hernán Osorio. Hernán Osorio nos colaboró estupendamente para el Cuerpo de Bomberos, en cuanto a su gestión económica. En fin, ha habido muchas personas que han colaborado directa o indirectamente, gente que a uno se le pasa, no por ingratitud, sino que, en el momento, a uno se le borran. Por ejemplo, una vez, Ómar Montoya, de su salario, regaló silenciosamente diez overoles, diez uniformes para el Cuerpo de Bomberos. Es importante destacar que, en la reconstrucción del Cuerpo de Bomberos, Hernán Duque, como Alcalde y con el Forec, fue mucho lo que colaboró. Seis meses antes de la toma, el 25 de enero de 1999, se produjo el más trágico terremoto que haya afectado al Quindío, Risaralda y el norte del Valle del Cauca, ¿cómo afrontó ese doloroso acontecimiento en su condición de Comandante del Cuerpo de bomberos de Caicedonia, tanto a nivel regional como local? Pues, realmente, ese fue un proceso bien difícil, por la magnitud del hecho. Inicialmente, todos estábamos ciegos. Pasada la una de la tarde, yo estaba haciendo una siesta, cuando el movimiento telúrico. Inmediatamente, lo que hice fue salir hacia la entidad bomberil, para ponerme al frente de lo que había acontecido, sin cuantificar ni magnificar lo que había sucedido. Cuando empezamos a darnos cuenta, comencé a trabajar, a recorrer y a ver qué era, 317

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

a que se recogieran los informes del Cuerpo de Bomberos. Empezamos a llevar algunos heridos a la institución hospitalaria y, entonces, tuve la oportunidad de ver que empezaron a llegar unos heridos del Quindío.A las tres, tres y media de la tarde, vine a darme cuenta del impacto del terremoto. Quedamos realmente como en estado de shock. Uno trabajaba, pero como un zombi. Cuando ya otras personas hablaron de la magnitud del evento en Armenia y que Armenia había sido casi destruido y empezamos a averiguar, supimos que estábamos en una emergencia grande, que el Quindío estaba realmente colapsado. Armenia había sido arrasado. Como ya habíamos atendido toda la comunidad de Caicedonia y todo estaba, más o menos, en forma, entonces, organicé una comisión y nos fuimos, en la máquina Nro. 3 de bomberos, con un personal, y en la ambulancia se fue el Capitán Cardona. Cuando empezamos a ver por la carretera todo ese cuadro de destrucción y la gente toda, como decía, en shock, como zombi, la inquietud crecía entre quienes íbamos. Llegamos al Cuerpo de Bomberos de Armenia, encontramos destruido todo, y la gente dando vía para que subieran las máquinas. Logré preguntar e irme hasta el apartamento de la familia y ver que los daños habían sido menores y que no había habido nada y a alertar sobre algunas cosas. Como Presidente de la Asociación de Bomberos del Valle del Cauca, frente a la estación de bomberos en ruinas, con otras unidades, me puse a ver qué hacíamos, con el personal de bomberos que estaba llegando de todo el Valle, a ver qué proponíamos porque los bomberos de Armenia estaban en una crisis total. Frente al Colegio San José de Armenia, vino la réplica, que fue supremamente dura y me tocó ver cuando cayeron todos esos muros y todas esas cosas. Hubo muchos más muertos, porque la réplica fue de gran intensidad. En Caicedonia, había quedado encargado el Capitán Castaño y otros oficiales e informaron que ya todo estaba como estabilizado, entre comillas. Entonces, empezamos a pedir ayuda, a Caicedonia, para que mandaran, por ejemplo, gasolina o ACPM para unas plantas que había, que mandaran agua y a decirle a la gente que no fuera. Inicialmente, estuve tres días allá, 318

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

pero fueron tres días en que uno ni comía ni nada, porque realmente a uno se le pasa el tiempo, sin darse cuenta. Ya cuando llegó el Presidente de la República, a mí me tocó hablar con él, me tocó con el Comandante General del Ejército, pedir buldózeres y todo y, con otros Comandantes de bomberos, ver cómo se iba manejando la situación, cómo se iba haciendo el trabajo y se iban delegando funciones. Nos pusimos a las órdenes de quienes estaban en el puesto de mando unificado y fuimos empezando a ir como soltando, a que los bomberos fueran a donde habían ciertos pedidos de incendios, donde habían pedidos de evacuación de familias y se fue orientando con el personal de Caicedonia muchas cosas. Con la ambulancia trabajó muy, muy decididamente, el Capitán Cardona, junto con otras unidades, cargando heridos y toda clase de personas que requerían auxilio. Colaboramos con lo que pudimos en Armenia, colaboramos con Pijao, con Génova, con Buenavista. En Caicedonia, organizamos un puesto de mando unificado, con la administración municipal empezamos a hacer como un centro de acopio y de esto queda una experiencia grande: que debemos manejar mucho la prevención, tomar conciencia de que tenemos que tener mucho orden en muchas cosas y que tiene que haber realmente una metodología, ciertos protocolos, para que no caigamos en errores.

ENTREVISTA CON FRANCISCO SALAS, JOSÉ HERNÁNDEZ Y LUZ DARY BEDOYA Para su participación en la Tercera Vuelta a Colombia, ¿quien habló con usted, recuerda cómo fue eso, cómo se organizaron? Pacho Salas: Bueno, eso fue a las carreras. Faltaban 15 días para cerrar la inscripción para la Vuelta. Don Arturo Sabas, Julio Gutiérrez, Dorancé Peñalosa, me llamaron la atención, que si yo quería correr la Vuelta a Colombia, pero yo lo tomé en charla y les dije: “No, cómo voy a correr si yo no estoy preparado, yo no estoy preparado para eso”. Ellos me dijeron: “se mete a la Vuelta y ahí va aprendiendo”. Entonces, así careado, yo acepté. 319

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Ahí, ya a ellos se pusieron a trabajar en forma, para conseguir el dinero con el comercio y las bicicletas con Humberto Aguirre, cuatro bicicletas muy buenas y, así fue como se organizó lo de la Vuelta y nos fuimos. Y, ¿quién prestó el carro para acompañarlo? Pacho Salas. El carrito nos lo prestó doña Olma de Jaramillo, era una berlina modelo 53. Nos la prestó y lo manejó don Tobías Valladares. En agradecimiento a doña Olma, cuando terminamos la Vuelta a Colombia, le hicimos un retoque del carro y lo dejamos otra vez como nuevo. ¿Qué detalles recuerda de su participación en esa Vuelta? Pacho Salas: Don Miller fue el representante que me acompañó; también, Tobías Valladares; como mecánico actuó Éverth Camargo, a quien reemplazó José Hernández, a partir de Sevilla, de la etapa Sevilla-Cali, hasta terminar la Vuelta. Bueno, en mi carrera yo tuve mucho problema, por eso fue que yo no pude hacer un buen papel, como se lo merecía Caicedonia, porque yo corrí la Vuelta pensando en Caicedonia, porque sus gentes estaban muy entusiasmadas con el ciclismo, pero, tuve muchos problemas, muchos accidentes. El accidente más grave fue de Manizales a Aguadas. Tuve una caída que me hizo rodar por un abismo y se me reventó la dirección de la bicicleta y, en la caída, sufrí una fractura en la mano izquierda, tuve una cortada en la cabeza, en la rodilla. En todo caso, yo salí medio y me iban a retirar, pero, yo no quise. Me curaron y perdí un cuarto de hora, mientras me curaban y todo eso y me monté en la bicicleta y seguí hasta terminar. Llegué a Aguadas y seguí la carrera. En Medellín, hubo un problema, porque el corredor Conrado Gallo tuvo un accidente y resulta que la Vuelta se iba terminar. Si éste corredor se moría o fallecía, entonces, la carrera se terminaba. Por fortuna, no fue así sino que hubo un día de descanso y, gracias a eso, yo me recuperé un poquito y así pude seguir. Otro problema fue que, entre Medellín y Riosucio, pinché 22 tubos, imagínese veintidós pinchazos, pero llevaba un buen material y logré llegar bien. Es que, como las carreteras eran tan malas, tan destapadas, entonces, todos los corredores pinchábamos a montones, manteníamos 320

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

pinchando a toda hora, pero, gracias a Dios, el material de recambio era de sobra y material muy bueno, barato. Al fin, la Vuelta la terminé, aun cuando fue un poquito rezagado, pero, la terminé. ¿Que recuerdan de la época en que se inicia el Cuerpo de bomberos, cómo consiguieron la gente, como fue el incendio de Noreña, que repercusiones tuvo, como fue que la gente empezó pensar que debía haber un Cuerpo de bomberos? Pacho Salas. Para empezar, digamos que el origen del Cuerpo de Bomberos fue el señor Tobías Valladares, ecuatoriano. Resulta que hubo un incendio, el famoso incendio de Noreña. Yo ya estaba con él, con Tobías, porque estaba aprendiendo a trabajar en cuestión de mecánica. El taller de Tobías era donde, hoy, es Olímpica. Cuando reventó el incendio yo arranqué con él, a ver que era la cosa y resultó que el incendio estaba muy propagado. Decenas de personas, con sus baldes de agua, corrían a ayudar a apagar el incendio. Cuando llegó Tobías, al frente vivía una familia Piedrahíta, alguien nos abrió la puerta y vimos ahí un tanque de agua, sí, señor un tanque de agua. Entonces, don Tobías formó, hizo una línea, una fila y así fue que fuimos sacando el agua, bien organizados, y don Tobías echaba el agua donde debía de ser. Después de terminar el incendio, don Tobías le dijo al pueblo: “Caicedonia necesita un Cuerpo de Bomberos” y así fue como se empezó. Don Tobías comenzó a organizar la Junta, con don Luis Ernesto Arbeláez, como primer miembro y, luego, se organizó toda la Junta y así se organizó el Cuerpo de Bomberos. Recuerdo que se consiguió el chasis para la primera máquina, un chasis Ford con el que ensamblaron la máquina en Pereira, con los hermanos Marín y el Loco Monard. Ensamblaron una belleza de máquina, quedó muy buena y fue así como empezó el Cuerpo de Bomberos. Me acuerdo también de los primeros entrenamientos. Eso también lo hizo Tobías Valladares. Sin tener máquina, ya nos ponía a trotar al personal en las calles, cada uno con su balde. Ya los bomberos éramos como diez. Eran los tiempos en que se atacaba el fuego a base de balde de agua, todavía no teníamos máquina, ni material, ni nada sino los meros baldes de agua, con los que se hicieron como cuatro entrenamientos. Así, en todo caso, se consiguió la 321

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

máquina, la número uno. El cuartel era en la parte de arriba de la casa de don Luis Ernesto Arbelaez. Él nos brindó parqueo y la maquinita la teníamos en la calle, tapada con una hoja de zinc para protegerla. Luego, ya se hizo una parte acá del Cuerpo de Bomberos, después de que luchamos mucho para hacer ese cuartel, digamos a base de empanadas y bazares, bailes y todo eso.

ENTREVISTA CON BERTHA ELENA RODRÍGUEZ NIETO Entre los más grandes gestores de recursos para la reconstrucción de Caicedonia estuvo, sin duda, la Administración de Caicedonia, liderada por su alcalde Hernán Duque Henao. ¿Qué apreciación tiene de la manera como Hernán y su equipo de colaboradores internos y externos actuaron en pro de los intereses de los caicedonitas en ese momento trágico? El alcalde Hernán Duque nos dio una lección de coraje, de fortaleza, con su inagotable capacidad de trabajo, con su poder de gestionar, con ésa habilidad de negociador tan grande que tenía. Todas esas capacidades y cualidades las puso al servicio de Caicedonia. En esa época que le tocó a él vivir como Alcalde, y de la cual nosotros, en la primera fase, que fue la atención de la emergencia, pudimos estar muy cerca de él y él muy cerca de nosotros, nos pudimos dar cuenta de su calidad humana y de dirigente, tan inmensa e invaluable. El primer día, él actuó como debía ser e inmediatamente instalamos, en el Cuerpo de Bomberos, el puesto de mando unificado, para manejar la emergencia. Aquí teníamos los vehículos de emergencia, teníamos la radiocomunicación y teníamos los equipos. Él trajo a sus Secretarios de despacho e instaló un computador, en el cual empezamos a registrar todos los nombres, las direcciones de las familias afectadas y desde aquí se empezó manejar la emergencia con el alcalde a bordo, con el señor comandante de la institución. Aquí llegó no solamente la administración en pleno, llegó la policía, llegó la Cruz Roja, la Defensa Civil. Recuerdo que del Club de Leones llegaron todas las personas que querían ayudar, que querían colaborar. Aquí empezamos a organizar los recursos, a mirar cómo podíamos ayudar. 322

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

¿En qué circunstancias se produce su ascenso al cargo de Comandante del Cuerpo de bomberos Voluntarios de Caicedonia, hecho que tiene el mérito adicional de que usted ha sido una de las pocas mujeres que ha tenido este honor en Colombia? En el año de 1998, el Consejo de Oficiales decidió contratarme como Jefe de Estación y estuve trabajando al lado del capitán Luis Fernando Arbeláez, durante esos años, él como Comandante, yo como Jefe de Estación y la verdad es que logramos hacer un equipo de trabajo que benefició mucho los procesos de la institución. El Capitán Arbeláez había visualizado, desde hacía mucho tiempo, que la actividad de los bomberos había cambiado, el mundo actual necesita bomberos dinámicos, oportunos, eficientes, eficaces, modernos, que se tenía que profesionalizar la actividad. Entonces, yo logré interpretar ésa visión que el Capitán Arbeláez tenía y manejamos un equipo de trabajo bien interesante. Cuando al Capitán Arbeláez, por su trayectoria, lo nombraron Coordinador General del Sistema Nacional de Bomberos, debió desplazarse a la ciudad de Bogotá, para ejercer allí las funciones de su cargo. El Consejo de Oficiales decidió que yo me quedaría como Comandante. Eso fue en el año 2003. Luego, se me ratificó en el cargo y ejercí otros dos años, y ahora, en el año 2006, en junio que terminé, de nuevo, decidieron que yo me iba a quedar en el puesto de Comandante un nuevo periodo, o sea, dos años más. ¿En resumen, qué grandes etapas o períodos distingue usted en el Cuerpo de bomberos Voluntarios de Caicedonia? De acuerdo al conocimiento de los primeros 25 años de la institución, por referencias, por la tradición oral de nuestros oficiales más antiguos y por los documentos que he tenido la oportunidad de leer y las fotografías que he podido ver, percibo que en sus inicios el Cuerpo de Bomberos nació a raíz de la gran fortaleza del mismo, del querer de la gente solucionar un problema muy grande que se presentaba y eran los incendios tan voraces que había en esa época. Una cantidad de hombres, aguerridos y más con corazón que por tener recursos o técnica, lograron fundar la institución. Pienso que, en esos primeritos años, lo que es la parte del voluntariado, de la fortaleza y de la buena voluntad, prima sobre todo. 323

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Luego, ya viene una segunda etapa, que es donde tenemos que empezar a aprender a manejar y a conseguir tecnología y técnica para el Cuerpo de Bomberos, porque el mundo empieza a cambiar, los medios de producción empiezan a cambiar, se empieza a ver más transporte, más comercio, más industria. Eso diversifica la cantidad de riesgos. Donde hay desarrollo humano hay generación de riesgos. De manera que estamos en una época donde tenemos que tener técnicos y donde tenemos que empezar a conseguir, digamos, a mejorar la sala de máquinas, a mejorar los equipos, a mejorar todo lo que es la ayuda técnica, para que el personal de bomberos pueda manejar las emergencias. Ahora, se visualiza una tercera etapa, donde ya no solamente vamos a tener técnicos. Ahora necesitamos expertos porque se globalizó la generación de riesgos. Nosotros podemos ver, por ejemplo, que ya se manejan muchos productos peligrosos y hablemos solamente del ámbito de Caicedonia, en lo que es el sector de industria y comercio se maneja tal cantidad de productos químicos, de combustibles y productos peligrosos que, cuando se presente una emergencia, va a exigir no solamente expertos en el conocimiento y cómo se manejan esas sustancias, sino que va a exigir equipos especializados para acercamiento, para penetración y para poder manejar y neutralizar esas emergencias.

ENTREVISTA CON GLORIA OFELIA GUTIÉRREZ DUQUE ¿Cómo inicia su larga carrera como administradora pública en el Municipio de Caicedonia, en qué cargos llegó a ser la primera mujer caicedonita en ocuparlos? Es cierto que mi carrera administrativa ha sido larga. Cuando aún no alcanzaba la mayoría de edad, mi primer cargo fue como Liquidadora de Impuestos Varios. Recuerdo con mucho cariño a mi primer jefe, don José Rubio Gómez Ramírez, quien era el Tesorero de esa época. Luego, siendo Personero don Vitelio Naranjo, fui ascendida como Secretaria de la Personería Municipal. Allí duré dos años. Luego, me trasladé a la ciudad de Armenia a laborar como Secretaria del B2, dependencia en donde no laboraba ningún 324

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

civil, pero pude hacerlo por ser hermana de militar. Allí aprendí cosas muy valiosas para cualquier funcionario: prudencia y secreto y organización en la elaboración de documentos. De allí, retorné a Caicedonia y entré a laborar en el Banco de Colombia como Jefe de Cartera, cargo de ingrata recordación, por el trato inhumano que recibíamos del Gerente de esa época. Pero, como no hay mal que por bien no venga, renuncié e inicié mis estudios universitarios y duré sin trabajar, más o menos, cinco años y, cuando estaba terminando mi carrera de Derecho, empezó en forma mi carrera administrativa y, rompiendo una tradición machista, ocupé cargos en los que fui la primera mujer en ocuparlos, en algunos casos: Inspectora de Policía; Personera Municipal, durante dos períodos; Secretaria de Hacienda; Tesorera Municipal; Alcaldesa por nombramiento, durante 18 meses; Asesora Jurídica Municipal; Alcaldesa por elección Popular; Administradora del Hospital Santander; Asesora Jurídica del Hospital Santander; Jefe de Personal de la Contraloría del Valle; Directora Subregional del Departamento del Valle. Además, fui Concejal de Caicedonia y Jueza Municipal, en Toro, Valle del Cauca. ¿Cómo se produjo su llegada a su primer período como Alcaldesa? ¿Qué obras y logros más destacados tuvo en esa experiencia administrativa? En aquella época, el Partido Conservador se había retirado del gobierno departamental. Al retirarse Roger Ríos de la Alcaldía, para retornar al periodismo, fue nombrado un Visitador de Alcaldías en su reemplazo. Don Nacianceno Orozco Gallego, preocupado por esa situación y aprovechando sus buenas relaciones con el Gobernador, Manuel Francisco Becerra, contrariando las directrices de su Partido, me presentó como candidata para el cargo, en el cual fui nombrada, siendo, por ello, la última Alcaldesa por nombramiento de Caicedonia, pues, a continuación, se inició la elección de Alcaldes por voto popular. ¿Cómo se produce su acceso a la Alcaldía por elección popular, para qué período? En la lista de los Alcaldes elegidos, me correspondió el cuarto lugar. Goberné entre el 1 de enero de 1995 y el 31 de diciembre de 1997. Para ser candidata 325

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

oficial del Movimiento Conservador Naciancenista, presenté mi aspiración a la par con el ingeniero Hernán Duque Henao. Diferentes instancias de esa organización política analizaron nuestras hojas de vida y posibilidades de triunfo y me escogieron como la candidata que habría de enfrentar a Alexander Henao Ramírez, a quien superé en votación efectuada a finales del mes de octubre del año 1994.

ENTREVISTA CON JESÚS EMILIO ZAPATA MARÍN ¿Cómo podría resumirse el proceso de desarrollo del Colegio bolivariano? El proceso de desarrollo del Colegio Bolivariano fue, haga de cuenta, como cuando nace un niño y empieza a crecer. Así sucedió con el Colegio Bolivariano, un niño que empezó a crecer y crecer y, cuando tuvimos la época aciaga en el Colegio fue cuando el padre Luis Enrique Sendoya tuvo que renunciar a la Parroquia y, por lo tanto, a la dirección del Colegio, lo que fue motivo de enorme consternación para toda la comunidad educativa, porque, bajo su sabia dirección, la institución crecía lentamente, pero con paso firme, entregando resultados de gran calidad. Por fortuna, quien vino a sucederlo en la Rectoría, don Dionisio Rodríguez, era una persona de gran formación y enamorado de la educación, enamorado del Colegio Bolivariano. Dijo: “el Colegio es incompleto, no tenemos sino hasta cuarto o quinto de bachillerato, tenemos que conseguir alumnos para quinto y sexto”; especialmente, para fundar el sexto, porque ya el quinto se había fundado y ya estaba reconocido en el Ministerio de Educación. Don Dionisio se puso a recoger firmas de posibles alumnos para sexto de bachi­ llerato, porque tenía que tener como mínimo un total de 30 aspirantes para poder abrir ese grado. Entonces, como él había venido del Valle del Cauca, se fue para allá y recogió una cantidad de alumnos para sexto de bachillerato que, en sus municipios, tampoco podían hacer su sexto. Don Dionisio les ofreció muchas facilidades y esos alumnos vinieron y engrosaron el grupo de Caicedonia y se completaron los 30 alumnos necesarios para crear el sexto de bachillerato. 326

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Entre los primeros graduandos que hubo en ese sexto, estuvo Henry Espinal y muchos otros. Había un muchacho Plaza, venido del Valle, que se graduó y se fue para Zarzal, donde vivía su familia, y, esa misma noche, murió allá. Esa es una de las anécdotas que tienen esos primeros bachilleres. A partir de esa época, empezó el Colegio a crecer en el Valle del Cauca y a crecer, no solamente en el Valle del Cauca, sino a nivel nacional, y el Colegio Bolivariano se convirtió, prácticamente, en un centro educativo piloto del Ministerio de Educación, porque, cuando en el Ministerio de Educación querían hacer algo innovador, pensaban en nuestra institución, la cual ya tenía la modalidad agropecuaria, que tenía como base la Escuela Velásquez Palau, costeada con recursos del Punto Cuarto, la que manejaba Héctor Iván Osorio. Los muchachos que salían, salían, muchas veces, como bachilleres agrícolas, lo hacían ya contratados para llevárselos para el ICA, que fue una de las oportunidades de empleo que tuvieron los muchachos en esa época. ¿Cómo retrataría usted a los diferentes rectores que tuvo durante su larga permanencia en el Colegio bolivariano? Los rectores más importantes o los que yo conocí, fueron: el padre Luis Enrique Benoit, que era el Rector, entre el año 1948 y 1950, y, luego, el padre Luis Enrique Sendoya, el extraordinario poeta e intelectual, con el cual me vinculé al Colegio Bolivariano, quien, el 3 de julio, con el acontecimiento de la muerte de Azarías Vargas, tuvo que renunciar, no sólo a la Parroquia sino al Colegio Bolivariano, pienso que fue la primera pérdida grande que tuvo Caicedonia, no solamente en cuanto educador sino como hombre, como filósofo, como poeta, porque el padre Luis Enrique Sandoya era un escritor renombrado, reconocido a nivel nacional, perteneciente a la escuela Piedracelista. Entonces, tras la renuncia del padre Sendoya, vino don Dionisio Rodríguez, quien impulsó el Colegio, tan notablemente que a él se debe que tengamos actualmente la sede que tiene el Colegio Bolivariano y la gran cantidad de alumnos que alberga. 327

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Posteriormente, vino Ricardo Escobar que también fue un gran rector, con el cual el Colegio culturalmente avanzó mucho, porque Ricardo fue una persona enamorada de la cultura, sobre todo del teatro, de la música, de todo lo que fuera cultura. Entonces, el Colegio Bolivariano empezó a sobresalir, no solamente a nivel departamental sino nacional, en muchas cosas. Aquí venían misiones del Ministerio de Educación, de la Secretaría de Agricultura, a revisar como eran los planes del Colegio Bolivariano, para implantarlos en otras partes; por ejemplo, los INEM que, actualmente, hay en el país, esos colegios nacieron a imagen del Colegio Bolivariano, porque del Ministerio vinieron y tomaron como base los programas del Colegio Bolivariano.

ENTREVISTA CON GUILLERMO ESCOBAR BAENA Entre 1992 y 1994, usted se desempeñó como Alcalde del Municipio de Caicedonia, ¿en qué circunstancias se produjo este hecho, de qué modos esta experiencia transformó su vida. Entre los años 1992 y 1994, fui el tercer Alcalde de Caicedonia por elección popular. Más que por mi trabajo político, considero que llegué a esa honrosa posición por mi trayectoria cívica y cultural. Tal hecho transformó mi vida al tener la oportunidad de servir a mi pueblo y a nuestras gentes para lograr una visión integral de lo que significa el poder al servicio del desarrollo y de los componentes del bienestar. Fue una experiencia formadora para mí, de la que, gracias a Dios, salí bien librado y con la cabeza en alto, rindiendo culto culto a la honestidad que me enseñaron mis padres y con muchos más amigos que enemigos. ¿Cuáles recuerda como las obras o acciones de gobierno más trascendentales de su período como Alcalde? Entre las acciones más trascendentales de mi período como Alcalde, me parece destacan el impulso a la actividad cultural; el apoyo a los sectores educativo y de salud; a los programas de vivienda; a las vías rurales, cuya pavimentación se inició en mi período; la construcción del Polideportivo Valle del Cauca; la contribución para los procesos de construcción de la Cárcel 328

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

del Circuito de Caicedonia y del Hospital Santander, así como la pavimentación de calles, la apertura de la calle segunda y la carrera novena. ¿Cómo fue su intervención en la constitución y desarrollo de la Casa de la Cultura N.O.G.? En Caicedonia, se fundó una primera Casa de la Cultura como organización de carácter privado, en el año 1978, bajo el auspicio del Párroco Jorge Villalobos y de otras personalidades del Municipio como Fernando Henao Botero, Marlene Lombana, Humberto Escobar, entre otros, los cuales le dieron gran impulso al trabajo cultural y a los eventos, pero, fue en el año 1988 cuando don Nacianceno Orozco Gallego logró, como Senador de la República, gestionar los dineros para la construcción de la actual Casa de la Cultura que, hoy, lleva su nombre. Fui yo quien elaboró el proyecto de Acuerdo para que el Concejo Municipal la aprobara como entidad descentralizada del orden municipal, adscrita a la Alcaldía, sustentando que es el Estado el que debe financiar con recursos públicos la actividad cultural. Esa tesis, en su momento, no fue bien comprendida y recibí algunas críticas, pero, hoy, me confirmo en ella y el tiempo me ha dado la razón, por cuanto se ha demostrado que sólo así se ha podido sostener el funcionamiento de tan importante entidad, aunque por el recorte de las transferencias se haga más difícil impulsar la cultura.

ENTREVISTA CON PEDRO NEL PINZÓN GARAY Usted fue, con “Malicia” y con “El Flaco” Medina, uno de los más importantes atletas de fondo de Caicedonia, a lo largo de una década o más, ¿qué recuerda de ellos, cómo se inició usted, cuáles fueron sus logros deportivos más importantes? Mi vida deportiva y atlética se inició en el Colegio Bolivariano, en las clases de Educación Física, en las cuales siempre sobresalimos Julio Monsalve (“Malicia”), su hermano Marco Monsalve, “El Flaco” Medina y yo. Fuimos grandes amigos y contendores en las carreras de mediofondo y fondo, en las cuales nos alternábamos los primeros lugares. Mis participaciones más importantes las inicié con la Maratón Transindustriales de Yumbo, donde 329

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

alterné con Víctor Mora y Álvaro Mejía, los dos más grandes fondistas colombianos de la historia. En esa prueba obtuve el tercer lugar, en el año 1968. Luego, en 1969, en la Maratón Leonardo Amaya, recibí el trofeo al mayor esfuerzo deportivo. En 1970, en Sevilla, ocupé el segundo puesto en la Maratón Hugo Toro Echeverri. En la competencia atlética de las fiestas aniversarias de Caicedonia de 1971, me coroné como campeón. A finales de ese año, fui galardonado como el mejor atleta de nuestro Municipio. En la prueba de 10.000 metros, realizada en Sevilla el 30 de julio de 1971, también resulté campeón. En 1973, en Palmira, fui campeón departamental bomberil. Además de mi vida deportiva, he encontrado grandes satisfacciones en la vida comunitaria y social, ejerciendo un liderazgo que me sido reconocido por la administración municipal y las instituciones cívicas y comunales. Mi pertenencia activa a la Junta de Acción Comunal de La Ciudadela me ganó el cariñoso apodo de “El Alcalde de La Ciudadela”, barrio para el cual conseguí hasta festividades propias. Llegué a ser Presidente de la Asociación Municipal de Juntas de Acción Comunal y soy delegado de la Federación. Fui Presidente del Comité Municipal de Atletismo, fundador del Colegio de Arbitros de Caicedonia y ocupé otros cargos como dirigente deportivo local. De alguna manera, la construcción del barrio La Ciudadela, en la que usted estuvo desde el comienzo, representa como una segunda fundación de Caicedonia, ¿podría contarnos sobre el origen y desarrollo de ese proyecto fundamental para Caicedonia, sobre sus grandes protagonistas y sobre lo que vino después para emularlo en otros sectores? En cuanto a la construcción de la Ciudadela Municipal, puedo decirles que fue una de tantas ideas progresistas de Octavio Castaño, apoyada por don Nacianceno Orozco Gallego e intermediada por la Asociación Municipal de Vivienda, liderada por el Dr. Alonso Barragán. Esta organización compró los terrenos y con el apoyo del Municipio diseñó el proyecto y planificó la ejecución del mismo por la vía de la autoconstrucción. Perfectamente unidos –comunidad, Alcaldía, Asociación Municipal de Vivienda y clase política, representada por don Nacianceno, quien era el que gestionaba recursos y todo el tiempo ayudaba y animaba a la gente– trabajábamos sin pausa para hacer realidad nuestras viviendas, hasta que el barrio cobró forma y llegó a 330

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

ser un hito histórico en el desarrollo urbano del Municipio y un proyecto detonante en la medida en que, a partir de él, nuestra cabecera municipal recobró su dinámica y nuevos proyectos empezaron a aflorar en otros sectores. Hoy en día, podemos decir que la Ciudadela Municipal es el único barrio a nivel nacional donde sus beneficiarios terminamos pagando cuotas de tres mil pesos mensuales, un proyecto modelo, ni más ni menos. Una vez terminadas la casas y trasteados sus propietarios, inicié con unos amigos la organización de la primera Junta de Acción Comunal del barrio. A través de ella, empezamos a solicitar a las esferas gubernamentales la iluminación de los espacios públicos, lo que logramos gracias a la ayuda del de siempre: don Nacianceno. A continuación, enfocamos nuestro esfuerzo en otras necesidades del barrio. Recuerdo que con el premio que obtuvimos por nuestra participación en los alumbrados navideños, los cuales levantamos en medio del barro, compramos el primer teléfono público para La Ciudadela y lo colocamos donde, actualmente, está la Casa Artesanal. Empezamos, entonces, a trabajar más duro por la pavimentación, para lo cual, con el apoyo de los mismos actores de la construcción de las viviendas, y bajo la orientación técnica del arquitecto Hernán Osorio, retomamos el sistema de la autoconstrucción y empezamos a pavimentar de la calle 10ª, trabajando de noche, de siete a diez, y los domingos, de siete de la mañana a la una de la tarde. De verdad, fue un trabajo duro y constante, pidiendo apoyo todos los días a la Administración Municipal. Era tanto lo que pedía que me veían llegar a la Alcaldía y decían: “Ahí llegó Pedro Volqueta”. Ya sabían que, cuando este servidor llegaba, algo necesitaba para La Ciudadela. En nuestro barrio hemos luchado por todo, con todo y con todos. Así, hemos conseguido el polideportivo, el patinódromo, la iglesia y la parroquia de la Santísima Trinidad, el kiosco, el parque, es decir, un barrio mejor equipado para el bienestar comunitario que cualesquiera otros de Caicedonia.

ENTREVISTA CON PEDRO LUIS BARCO DÍEZ Entre sus iniciativas en pro de Caicedonia, sabemos que hay una por la cual siente especial predilección: El Encuentro Nacional de Escritores ¿Qué lo indujo a impulsar este proyecto, quiénes lo acompañaron en su gestión, en qué años se han realizado las diferentes ediciones del mismo, qué escritores han participado en el total de los Encuentros? 331

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Bueno, yo siempre he tratado de ser amigo de los libros y siento especial admiración por quienes los escriben. Caicedonia es un pueblo que se resistía a aparecer en la página cultural de los periódicos y se dejaba ver con mucha frecuencia en las páginas judiciales. En 1984, el audaz reportero Alberto Pérez López, “Alpelo”, me remachó con sorna ese hecho y decidí que era hora de hacer un encuentro de escritores, para meter en las páginas culturales a Caicedonia. Llamé a mis dos amigos Miguel Gualteros y Tiberio Bermúdez y les propuse que hiciéramos el Primer Encuentro de Escritores Vallecaucanos en Caicedonia. Y lo hicimos, con mucho éxito. Recuerdo que nos acompañaron Gardeazábal, Fernando Cruz Kronfly, J. Mario Arbeláez, Enrique Cabezas Rher, Orietta Lozano, Ana Milena Puerta y mi amigo el poeta Farías. La coordinación del evento estuvo a cargo del especialista norteamericano en literatura latinoamericana más famoso de su época: Raymond Williams. El cura Federico Arroyave, quien, después, iniciaría la tempestad política más notable, o la única que hemos tenido en la historia de Caicedonia, fue el maestro de ceremonias. Caicedonia se volcó al Teatro Aladino y nos dimos el gustazo de que el periódico El País le dedicara una página completa al pueblo: “Caicedonia se llena de plumas”, fue el título de la deliciosa crónica que el propio Alpelo le dedicó al evento. Fue una felicidad enorme saber que entrábamos en las páginas culturales por primera vez. Infortunadamente la Casa de la Cultura no entendió que este esfuerzo era para repetirlo en forma anual y tuvieron que pasar muchos años hasta que creamos CORPOCAICA, con Tiberio, Lucas Quiroga y otros e hicimos los Encuentros Nacionales que tanta fama y lumbre le han dado a nuestro pueblo. Entre los hechos de violencia producidos por la guerrilla, el de la toma guerrillera de Caicedonia el 23 de julio de 1999 nos afectó de manera especial ¿Cómo fue su experiencia personal durante ese suceso, qué consecuencias tuvo para nuestra población? La otra escena que no puedo borrar de mi mente fue la toma de la guerrilla de las FARC al Municipio, la que desde la cafetería del Hotel Chamaná, con un estupor desprovisto de valentía, registramos varios caicedonitas que agasajábamos al Gobernador encargado Humberto Alzate, un hombre nacido en Caicedonia. Eso fue increíble, volaban celulares por todas partes, 332

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

como si fueran cucarrones. Como pudimos, salimos del Hotel y metimos, o mejor, embutimos al Gobernador en un cambuche secreto de una casa cercana y como por su corpulencia no cabía en el hueco, lo empujamos con Hernán Duque, sin ningún miramiento por su investidura. En el despelote de los celulares extraviados yo cogí uno del suelo que resultó ser el del Gobernador; con ese aparato trasmití la toma para CARACOL y le negué a varios periodistas donde estaba el primer mandatario del Departamento. Siempre he considerado que ese fue un día que marcó para siempre a Caicedonia; después de la toma, las cosas no fueron como antes: habíamos entrado a la guerra, no como espectadores o tribuneros, sino por la vía del dolor, un dolor que, todavía, está radicado entre nosotros.

ENTREVISTA CON AMPARO ROJAS MURILLO De esa época de su infancia y adolescencia, ¿qué instituciones educativas desaparecieron posteriormente, y cuáles que hoy funcionan, todavía no existían, en el nivel formal y no formal? Algunas instituciones educativas de las por mí conocidas en mi época de infancia y adolescencia, desaparecieron y otras cambiaron su nombre. En el espacio que hoy ocupa la Casa de la Cultura funcionó el Liceo Femenino, centro educativo que como su nombre lo indica, ofrecía educación secundaria para la población femenina del Municipio; su desaparición origina el cambio de población atendida por el Colegio Bolivariano, que pasa de atender población masculina a atender una población mixta. Las escuelas Santa Mónica, Ricardo Nieto y Dámaso Zapata, cambian sus nombres por los de Las Amèricas, Valle del Cauca y Tres de Agosto, respectivamente. En la década de los cincuenta, por iniciativa del padre Luis Enrique Sendoya, se funda el Colegio Parroquial y en octubre de 1973, el Jardín Infantil Marco Fidel Suárez y la escuela Lisandro Caicedo. Igualmente, en las décadas de los 70 y los 80 se crean las Escuelas Rurales Heraclio Uribe Uribe en la vereda Quince Letras, Celio Baena en la vereda Risaralda, María Jesús Ochoa en la vereda La Suiza Baja y Juan Pablo I en la vereda San Gerardo 333

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Bajo. En materia de educación no formal, fue famosa la escuela que en su casa tenía doña Raquelita (Raquel Velásquez de Hincapié), connotada líder liberal que enseñaba mecanografía, taquigrafía, ortografía y nociones de correspondencia. Labor similar desarrollaba, igualmente en su casa, la educadora Rosalba Hurtado de Irurita. En 1976, por iniciativa de un grupo de líderes conservadores, entre los cuales se cuentan don Nacianceno Orozco Gallego y Teodolindo Avendaño Castellanos y las distinguidas damas Beatriz Gutiérrez de Correa, Belma de Jaramillo, entre otros, se funda la Institución de Educación No Formal “Centro de Acción Cívica y Educativa Hernando Älvarez Correa”, donde se ofrecen programas de formación para el trabajo y el empleo. Posteriormente, surgieron otras instituciones de educación no formal como Mercanotac, orientada por el profesor Ángel María Zapata Marín; Coffeecom, de propiedad del señor José Manuel Agudelo; H&S (Hardware y Software) donde el señor Luis Ernesto Arbeláez Gómez orientaba la enseñanza de los sistemas; Sistem Class, de Jacqueline… (no recuerdo su apellido); el Instituto Robinson Crusoe, de Juan de Dios González, y Comfamiliar. De éstos, perviven el Centro Cívico, Sistem Class y Comfamiliar. A nivel de bachilleratos nocturnos y acelerados, ¿recuerda las instituciones que han ofrecido tales servicios y las personas que los han impulsado y dirigido? En materia de educación formal para adultos, ofrecida a través de los bachilleratos nocturnos y acelerados, es de destacar la labor realizada por los señores Parmenio Dimaté Fonseca y Ricardo Escobar; el primero, fundador del Centro de Adultos Marco Fidel Suárez que por varios años funcionó en la Escuela José Eusebio Caro, ofreciendo la básica secundaria (en ese entonces 1º a 4º de bachillerato) y que generó la necesidad, que posteriormente satisfizo el Colegio Cooperativo, de garantizar la culminación de este nivel con el ofrecimiento de 5º y 6º (en la actualidad, 10º y 11º, o educación media). La amplia demanda de este servicio educativo, permitió que otros establecimientos se instalaran en el municipio, para ofrecer el bachillerato acelerado, 334

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

tal como lo hizo ASED, institución privada que tenía su sede central en el Municipio de Cali y que llegó a esta región por gestión del licenciado Miguel Antonio Gualteros Forero, ante el Secretario de Educación Departamental del momento. Al desaparecer este establecimiento educativo, la modalidad fue ofertada por COMFAMILIAR; en la actualidad, se ofrece también en la Institución Educativa Bolivariano, en jornada nocturna.

ENTREVISTA CON HERNÁN DUQUE HENAO (Q.E.P.D.) Pasando al tema de sus logros como gobernante, ¿en materia educativa, cuáles considera sus más significativos logros? Sin duda, lo más importante es la gestión que se ha realizado ante el FOREC para la consecución de recursos, miles de millones de pesos, para la reparación y reconstrucción de muchas edificaciones públicas y particulares, locales escolares, cuatro de ellos recostruidos en alto porcentaje y nueve en proceso de reparación profunda, edificios gubernamentales, viviendas, que con estos dineros se convertirán, en corto plazo, en construcciones de muy buen nivel de seguridad para los ciudadanos, estudiantes, docentes y funcionarios que laboren en ellas, como es el caso de la comunidad escolar de la institución educativa “Tres de Agosto”, cuyo local hemos reconstruido plenamente. Igual está ocurriendo con otros locales escolares, cuyas obras de remodelación están en proceso. Además, se concluyeron y dotaron los Laboratorios Integrados, se compraron lotes de terreno para la Normal María Inmaculada, construida sobre un lote de la comunidad de Hermanas Vicentinas, y para el patio de recreo de la Escuela Sagrado Corazón de Jesús. Por otro lado, hemos dotado de material didáctico y equipos de informática a una buena cantidad de establecimientos educativos, más de veinticinco de ellos, tratando de mejorar ostensiblemente la calidad de nuestro servicio educativo. Complementariamente, se entregaron más de 6.600 subsidios escolares, a lo que sumamos el otorgamiento de seis subsidios de quinientos mil pesos cada uno para el estudio, en Univalle, Caicedonia, de igual número de bachilleres destacados de la localidad, lo que evidencia nuestra preocupación y voluntad de cooperar con los caicedonitas para hacer realidad el 335

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

derecho de sus hijos a la educación. Se mantuvo el apoyo a la educación superior, manteniendo los convenios con la Universidad del Valle, Sede Caicedonia, a al cual se entregaron más de cien millones de pesos para su funcionamiento académico. De igual modo, se firmaron convenios de apoyo con el Colegio Cooperativo Nocturno, el Hogar Infantil Los Picarines, el Centro de Acción Cívica y Educativa Hernando Álvarez Correa, etc. Vale destacar el proceso de saneamiento administrativo adelantado por usted. ¿Cómo se dio tal proceso? Es cierto. El Municipio venía atravesando una difícil situación financuera. Para enfrentar esta situación empleamos algunas medidas de choque como: reducción de nómina, mejoramiento en la eficiencia de los servicios públicos, ahorro en gastos de funcionamiento, pequeños ahorros que, sumados, nos permitieron recuperar la credibilidad financiera. Muy importante, dentro de tal proceso de saneamiento administrativo, fue la creación de las Empresas Varias y las Empresas Públicas, empresas industriales y comerciales del orden municipal, especializadas, la primera, en el manejo y gestión del alumbrado público, la central de sacrificio de ganado y la plaza de mercado, y la segunda, en el servicio de aseo y manejo de residuos y orgánicos, y en el servicio de alcantarillado, financiadas con los recaudos que se deriven de tales servicios, cedidos por el Municipio, ente que asumió los pasivos laborales causados hasta su fecha de creación, de modo que estas empresas gocen, desde el principio, de una sanidad financiera y puedan cumplir sus objetivos sin ningún problema. En la Alcaldía, hoy en día estamos cancelando salarios a tiempo y empezamos a actuar frente a pasivos prestacionales, turnos de vacaciones, etc. De igual manera, avanzamos en el pago de pasivos parafiscales: Sena, Bienestar Familiar, Confamiliar, entre otros. Así mismo, en el manejo de la deuda hemos sido muy responsables, pues cuando recibimos la Alcaldía la deuda superaba los dos mil millones de pesos y vamos a entregar con una deuda inferior a los mil quinientos millones de pesos. Usted fue doblemente galardonado por la Cámara Junior de Caicedonia, como el Ejecutivo del Año 1999 y como el burgomaestre Popular del Milenio. ¿Cóm recibe estos reconocimientos? 336

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Pienso que hemos trabajado muchísimo para engrandecer a Caicedonia. Por ello, la Cámara Junior tuvo el noble gesto de exaltar a esta Administración con esos galardones. Los recibimos como premio al esfuerzo, por la cantidad de cosas que nos correspondió y que hemos sabido manejar, como son: La crisis económica municipal, la temporada invernal, el terremoto de enero de 1999, la toma subversiva, la masacre paramilitar, las desapariciones forzadas, entre otros. Estas situaciones las sobrellevamos y superamos gracias al esfuerzo de todas las secretarías de despacho, de todos y cada uno de sus empleados y de las instituciones cívicas y comunales. Con todos ellos comparto los reconocimientos recibidos.

ENTREVISTA CON ALBA LUCÍA YUSTI SUÁREZ La ley 100 de 1993 y sus normas complementarias significan un cambio muy profundo en el servicio de salud pública en la República de Colombia. En su condición de Secretaria de Salud Municipal, ¿podría explicarle a la gente de qué manera opera el sistema de salud, sus diferentes opciones en materia de salud y atención social, cuáles son las competencias de este campo, en los gobiernos departamental y municipal, qué puede y qué no puede hacer su Secretaria por los caicedonitas? La Ley 100 le dio un cambio sustantivo a la salud en Colombia, pero, considero que estamos en mora de realizarle una modificación. La ley 100, según mi forma de ver, hizo que la salud tuviera que ver con muchos intermediarios, ¿por qué? Porque la Ley 100 permite la creación de empresas prestadoras de servicios de salud, que llamamos EPS, que son aquellas que están destinadas a prestarle servicios a los empleados y a los beneficiarios de ellos, a través del régimen contributivo. Por otro lado, la Ley 100 ha venido permitiendo que se creen las administradoras del régimen subsidiado, que nosotros llamamos ARS, o sea, aquellas personas que gozan de un subsidio 337

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

especial por parte del Estado para la prestación de los servicios de salud. En cuanto a la salud en Caicedonia, en este momento, nosotros tenemos en el régimen contributivo a 8.557 personas; en el régimen subsidiado, o sea aquellos cuya salud es administrada por las ARS, las administradoras del régimen subsidiado, en el momento tenemos en Caicedonia, 13.553 personas. Ni siquiera alcanza al cuarenta y nueve por ciento de la población pobre y vulnerable de los niveles uno y dos del Sisbén, y lo más doloroso es que nosotros tenemos, en Caicedonia, el cincuenta y tres por ciento de los pobres y vulnerables que nosotros llamamos vinculados, que son atendidos por medio del SISBEN en servicios de salud. Desafortunadamente, Caicedonia no es un municipio certificado en la salud, cuando empezó a regir la ley 715 de 2001, pues había tanta prevención, se pensaba que descentralizarse o certificarse era malo, por lo tanto, no accedimos a esa oportunidad. Eso representa que los recursos que son del Municipio, para atención a la población vinculada, sean administrados directamente por la Secretaría de Salud Departamental. Ellos hacen los convenios con la ESE Hospital Santander, pero, la plata se está quedando en los intermediarios. Cuando yo digo que es urgente una reforma a la Ley 100, es como lo tiene planteado el gobierno, acabar con tanto intermediario y que los recursos sean administrados directamente por el mismo municipio, que solamente las administradoras del régimen subsidiado que están cumpliendo a cabalidad con lo que dice la norma, puedan seguir prestando el servicio. En Caicedonia, para hacer una síntesis, nosotros tenemos en la Secretaría de Salud los siguientes servicios: nosotros coordinamos el régimen subsidiado, o sea estamos pendientes de la atención que se le están dando a esas trece mil y pico de personas que tienen régimen subsidiado, a través de las ARS Cafesalud y Emsanar. Nosotros velamos para que esa atención que se les esté prestando a ellos, sea de manera oportuna y de buena calidad; nosotros hacemos gestión para que nuestra población sea atendida en los lugares indicados; para que los medicamentos, aquellos que están obligados a suministrársele porque pertenecen al régimen subsidiado, se les entreguen de manera oportuna; para que los procedimientos que se les hagan sean los que verdaderamente requieren. Con respecto al régimen contributivo, nosotros hacemos vigilancia para que las personas que contraten empleados los afilien a una EPS. También aquí 338

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

prestamos servicios de atención, pero esa atención es, específicamente, en promoción y prevención. Nosotros hablamos de promoción de la salud y prevención de la enfermedad, el gobierno las denomina acciones de PIP, y esas se cubren con recursos de salud pública a través del plan de atención básica, tal como lo contempla la circular 018 del año 2004. El régimen subsidiado es regido por el acuerdo número 244 del mismo año, o sea, nosotros aquí lo que hacemos es vigilancia a los servicios que se prestan, vigilancia a la salud pública, vigilancia a las enfermedades de interés en salud pública, servicio de atención a la comunidad, y la coordinación del régimen subsidiado. Ahora por voluntad de la administración municipal ha quedado en la Secretaría de Salud, también, la oficina del SISBEN, porque es que el Sisbén presta servicios, es una herramienta de planeación, pero, en un gran porcentaje, esa herramienta le favorece mucho más a la oficina de salud.

ENTREVISTA CON MARTHA LUCÍA BELTRÁN Y DORA AMPARO HERNÁNDEZ Entre los muchos proyectos de desarrollo social desarrollados en Caicedonia, destaca por su persistencia el Centro de Desarrllo Comunitario del barrio Obrero. ¿Cómo fue la génesis de ese proyecto y su proceso de consolidación? DORA AMPARO HERNÁNDEZ: El Centro de Desarrollo es un espacio de encuentro de las comunidades, alrededor del cual se generan unas posibilidades de desarrollo. Nosotros, en Caicedonia, tenemos un espacio en comodato con la Alcaldía; es una casa donde funcionó, hace muchísimos años, la Escuela Jesús Obrero. Posteriormente, por la historia que me han narrado, tengo entendido que funcionó la Escuela Camilo Torres, que la lideraba don Arecio Ramírez, el papá de Melva Ramírez, y cuando nosotros llegamos allá, ya había funcionado, durante un tiempo, como un satélite del Hogar Infantil Picarines. Había algunas modalidades funcionando de medios abiertos, donde una jardinera del hogar infantil iba en las tardes, a encontrarse con las personas de las comunidades y les brindaban atención a los niños, 339

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

y los niños participaban de estos encuentros educativos y lúdicos. Cuando nosotros llegamos allá, en 1989, ya con la idea de Centro de Desarrollo Comunitario, se organizó un comité donde estaban el Club Rotario, el Club de Leones, la Cámara Junior, el mismo Hogar Infantil, la Junta de Acción Comunal, la Alcaldía… Bueno, cantidad de gente de Caicedonia que creyó en la propuesta de Centro de Desarrollo y, efectivamente, nos apoyó. Recuerdo mucho el deseo y la gana que Alberto Henao le puso a ese proyecto; Alberto Henao, en ese tiempo vinculado con Rotarios, asumió ese liderazgo. También, se apropió Enerieth Correa, muchas señoras de este pueblo fueron las que nos ayudaron, organizamos una pequeña biblioteca. Cielo Mejía, en ese tiempo, estaba en la Biblioteca Pública de Caicedonia, nos mandó una “biblioteca viajera” que la dejamos por eterna memoria allá y que nos la han ido surtiendo con el paso del tiempo, porque, vale la pena recalcarlo, por la distancia que hay desde el sector del Barrio Obrero hasta la Biblioteca Pública, que tenemos en la Casa de la Cultura, pues es mucho más cómodo que los muchachos de ese entorno, las niñas, vayan a la biblioteca del Centro de Desarrollo. Se organizó el restaurante escolar y, en ese tiempo, empezamos con atención a ancianos, a niños, a mujeres embarazadas, quienes eran población prioritaria, hablo del Barrio Obrero, zona de tolerancia, en su momento, con calles no pavimentadas, destapadas. MARTHA BELTRÁN: Quiero que recalquemos algo: para montar el Centro de Desarrollo, nosotros hicimos un diagnóstico y ahí fue cuando se invitó a todas las instituciones cívicas, instituciones no gubernamentales, a participar de ese análisis. Todo lo hicimos muy manualmente y el croquis que hicimos de Barrio Obrero de 1989 es totalmente diferente al de 2006. Ahora está la Urbanización Las Ceibas, todo eso que hay nuevo. Recuerdo los convites que nos tocó hacer, cuando empezamos a pintar la casa, a organizarla, porque la casa andaba en un estado de deterioro muy avanzado y, entonces, no fue una carretica de basura, fueron volquetadas de basura. Incluso, ese sitio estaba siendo, en ese momento, invadido por viciosos, por gente de malas costumbres. Entonces, hubo que limpiar ese patio. Por lo único que José Granario peleó fue por su palo de mango y, 340

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

todavía, el palo de mango existe allá. Posteriormente, en la Alcaldía de Miguel, nos hicieron toda la estructura del restaurante escolar. Fue una de los primeros que construyó la Alcaldía, en el Municipio de Caicedonia. Montamos la panadería, la panadería vende el pan, todavía hoy, año 2006, a los Hogares de Bienestar y es la que genera los ingresos con los que el Centro de Desarrollo se sostiene, le vende la parva a los restaurantes escolares, al proyecto de desayunos escolares… Estamos dando la batalla por la parte económica, pues esa es una casa muy grande. Cada año, son muchos los pesitos que el Centro de Desarrollo, de sus ingresos, debe invertir en el mantenimiento y sostenimiento de la casa. Hace como 8 años, hubo una reparación general de techos, se colocó cielo raso. Se bajaron los cielos rasos en peine mono, se sacaron unas oficinas. En otros tiempos, allá fue el sitio donde se hacía la profilaxis a las señoras que trabajaban en prostitución, ellas debían ir por obligatoriedad allá, eran valoradas por un médico y les expedían un carné, para que ellas pudieran trabajar el fin de semana en bares y cantinas… El salón grande, que construyó Hernán en su época de Alcaldía, se utiliza para las reuniones con la comunidad, para los encuentros de madres comunitarias y también sirve como sala de velación. Allá han sido muchas las personas que se han velado. Entonces, en estos diecisiete, casi dieciocho años de trabajo, han sido muchas las cosas que, allí, se han hecho en beneficio de la comunidad caicedonita. Tiene, con toda seguridad, mucha importancia que al Centro de Desarrollo le han ayudado muchas instituciones cívicas y gubernamentales. Recuerdo que la dotación inicial del restaurante escolar, por un monto de 94.462.383 pesos la donó la Beneficencia del Valle, a través del doctor Pedro Luis Barco, cuando era Gobernador del Valle Mauricio Guzmán y era Alcalde Miguel Antonio Gualteros Forero. La verdad es que todo surgió con el granito de arena, que fueron poniendo el uno y el otro. ¿Es cierto que, de alguna manera, el Hogar Infantil Los Picarines, está ligado, en sus orígenes, a la consolidación de la paz entre conservadores y liberales? El Hogar Infantil Los Picarines tiene sus inicios en el año 1976, con ciertas labores que hizo el Comité Cívico Femenino Bipartidista, presidido, en ese 341

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

entonces, por doña Marina Giraldo de Martínez y un grupo de señoras prestantes del Municipio. Ellas comenzaron desde el año 76, pero su inicio en labores con niños fue el 22 de agosto de 1977. Quiere decir que, el año entrante, vamos a cumplir 30 años servicio de manera interrumpida a la comunidad caicedonita, especialmente a la población escolar. La sede inicial del Hogar Infantil es la misma que tiene hoy, en la carrera 16 No. 5-43; esa casa fue comprada por el Comité Femenino Bipartidista, el año de 1977. Después, el Comité cedió los derechos completos al ICBF. La primera remodelación fue conjunta entre el Comité Cívico Bipartidista, y el ICBF, pues ésta era una construcción de bahareque, una casa muy grande. La verdad es que yo no tuve la oportunidad de conocerla, pero quienes conocieron la casa, dicen que era una casa de habitaciones muy amplias y el ICBF hizo las remodelaciones iniciales para comenzar a funcionar allí. Comenzó exactamente con 25 niños. El Hogar Infantil siempre ha tenido la direccionalidad del ICBF. Inicialmente, empezó con la vida jurídica del Comité Cívico Femenino Bipartidista, pero, la verdad es que, entre las mismas personas que conformaban el Comité, había como mucha dificultad, porque eran personas como con ideas muy contrarias, el nivel de tolerancia no era mayor. Entonces, el ICBF le dio la administración a la Cooperativa de Caficultores, entonces gerenciada por el doctor Jairo Gallón Arias. La Cooperativa tuvo la direccionalidad del Hogar Infantil durante un año, lo entregó y el Hogar Infantil adquirió vida jurídica como tal y cambio el nombre, porque el primer nombre que tuvo fue el de Alianza para la Paz, porque, en ese entonces, Caicedonia vivía un problema político muy grande, y el Comité Cívico se formó para apaciguar los ánimos. La vida jurídica, como Hogar Infantil los Picarines, empezó el 03 de marzo de 1982. El nombre de Hogar Infantil se lo dio la Junta Administradora elegida para esa época y el nombre en sí fue aportado por la licenciada Sinforiana Castro, quien era miembro de tal Junta. Hablemos del programa de madres comunitarias, ¿cómo se formó, cómo ha sido su evolución, hasta dónde llega su cobertura en Caicedonia? 342

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

DORA AMPARO: Cielo, yo les quiero contar que en este momento en Caicedonia tenemos un grupo bien interesante de Madres Comunitarias. Tenemos 65 madres familiares. Llamamos “hogares familiares” a los que nos atienden los niños todo el día, de 8 de la mañana a 4 de la tarde, cinco días de la semana, 20 días al mes más o menos. Y tenemos los hogares Famy, a los hogares Famy van las mujeres que están gestando, que están lactando o los que tienen hijos menores de 2 años. Hogares Famy tenemos 19, o sea que en total, en Caicedonia, tenemos 84 hogares de bienestar, en las dos modalidades. Hace 17 años, el programa empezó en Caicedonia un 15 de diciembre de 1988. Este año el programa cumple 18 años. Para su vinculación a él, bastaba con que las señoras supieran leer y escribir. Era un programa del gobierno de Virgilio Barco, pero después de que esos hogares empezaron a funcionar, se entendió que el cuidado y la atención de los niños tenían que estar en manos de personas cualificadas, con una mejor formación, con una mejor estructura y es así como se las empezó a motivar, no cambiamos la gente que empezó, se les empezó a motivar para que ellas ingresaran al sistema escolar.

ENTREVISTA CON MARTHA CECILIA LÓPEZ DE SUÁREZ A propósito de la Cruz Roja de Caicedonia, ¿cómo se produjo su fundación, quiénes la impulsaron, quiénes han sido sus Presidentes? La Cruz Roja de Caicedonia cumple, el 23 de marzo del 2007, veinte años de estar laborando como entidad de socorro. Un grupo de amigos se reunió una vez en el Cuerpo de Bomberos, y entre esos tenemos que mencionar a don Fernando Henao Botero que en ese entonces era el Comandante, persona que siempre ha apoyado a la institución y que es fundador de la misma; Alberto Mora, un socorrista de Sevilla, Carlos Llano, Rubiela Suárez, María Victoria Ocampo, Diego Suárez Saavedra, médico. Ese grupo de personas tuvo la dicha de llamarnos a conformar una institución. En ese entonces llamaron un grupo de personas y fue así como nació en Caicedonia con el grupo de socorrismo, porque aquí inició primero con el grupo de 343

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

socorrista. Así nació la Cruz Roja de Caicedonia. En esa época, dependíamos de Sevilla, porque Caicedonia no tenía conformada su Junta Directiva y se tenía mucho recelo de estar creando más unidades municipales que de pronto no tenían una fortaleza y no fueran autosuficientes para su soste­ nimiento. Dependíamos de las Cruz Roja de Sevilla y empezamos a trabajar, a trabajar, un proceso de 2 años, donde gracias a la gestión de Chucho Mora, quien en ese entonces era un bombero de Caicedonia, se empezó a hablar de conformar las Damas Grises, empezamos a buscar dentro de la población personas que tuvieran un carisma, que les gustara trabajar con la comunidad. Fue así cuando llegamos 17 personas, entre ellas voy a mencionar algunos que siempre una las tiene en mente: Hortensia Rincón, Luz Aida Espinal, Anabel Gutiérrez, Dora Amparo Hernández, Rosanna Herrera, Lilia Cardona, Marlene Restrepo, estaba yo, y algunas otras que de pronto en este momento se me escapan, pero que fueron compañeras con las que impulsamos ese grupo de Damas Grises. Eso fue un 10 de noviembre y este 10 de noviembre vamos a cumplir 18 años. Fui la primera Presidenta de las Damas Grises, arrancamos de cero, podemos decirlo así, nos reuníamos en las instalaciones de Bomberos, no teníamos una sede. Fue así como este mismo 10 de noviembre logramos que se formaran el grupo de Damas Grises con 17 compañeras, 17 voluntarias, y también la primera Junta Directiva de la Cruz Roja, siendo presidente Diego Suárez, estaba de vicepresidente Luis Ángel Cortés, estaba don Fernando Henao Botero, Nelson Rincón… Fue así como nació la primera Junta Directiva y este 10 de noviembre cumplimos 18 años de estar laborando. En años anteriores, cuando Alexánder Henao era Alcalde, él nos dio en comodato un lote, ubicado en el barrio Fundadores, en la carrera 17, con calle 18, esquina. Ahí había una vivienda que era del Municipio. En ese entonces, empezamos a gestionar que nos dieran algo en propiedad, que nosotros podíamos hacer algo más importante y no estar de sitio en sitio, porque estuvimos en la Alcaldía, en una oficina, en Bomberos, después en el barrio Fundadores, donde nos dieron un espacio, allá donde era en ese entonces el puesto de salud. 344

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Así, fuimos creciendo, poco a poco, con los alcaldes de turno, en especial tengo que hacer un reconocimiento muy especial a Miguel Antonio Gualteros. En esa época, hablábamos de que podían darnos unas ayudas económicas a la institución y decía no hay problema, el siempre tenía a la Cruz Roja en su mente, siempre era el apoyo para la Cruz Roja. El fue un apoyo grande, porque ahí fue cuando medio empezamos a fortalecernos y a poder comprar unas cositas que no las teníamos. Porque cada unidad municipal, como nos llamamos cada Cruz Roja en cada municipio, debía ser autosuficiente, conseguir sus propios proyectos para generar unos ingresos. Empezamos ese proceso con Miguel Gualteros, persona muy especial, muy querida, un dilecto amigo. Posteriormente, los alcaldes de turno nos apoyaban y cuando volvió nuevamente Miguel a la Alcaldía ese apoyo continuó. En su primer mandato empezamos con dineros de la Beneficiencia del Valle. Con la doctora Martha Rocío Palomino empezó a gestionar para que se construyera en ese lote que se nos había entregado en comodato en la Alcaldía de Alexánder Henao. Empezaron a construir lo que en ese entonces podía llamarse la sede de la Cruz Roja y siempre el proyecto ha sido planteado proconstrucción sede Cruz Roja. Pasaron unos años, la construcción se quedó quieta y nosotros seguimos ahí, en el puesto de salud. Después, el padre José nos prestó un espacio en lo que es la Casa Hogar de Paso. Ahí nos fuimos, empezamos a trabajar y fue cuando sucedió el terremoto. Como la doña Tera cartagenera, usted ha sido alma y nervio del Reinado del Agroturismo en Caicedonia, ¿en cuantas ediciones de este evento ha participado, quiénes componen con usted el equipo que ha hecho posibles tan complejos eventos, cuáles han sido las tres reinas más bellas y carismáticas, qué personajes recuerda entre los muchos jurados que nos han acompañado, cuál es su más bello recuerdo del Reinado? Anteriormente, se manejaba el Reinado de la Simpatía. Entonces, Hernán quiso que ya no se llamara así, sino el Reinado del Agroturismo, porque ya 345

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

estábamos hablando del turismo en Caicedonia, empezaban a darse las primeras fincas de agroturismo, para nosotros también promocionar a nuestro Municipio como destino turístico. Fue así como empecé a trabajar, me tocó el reinado. El año anterior, lo había hecho participando como una persona de apoyo al Comité de Reinas. Hernán me llamó a que participara a fondo con el Reinado del Agroturismo, llamó a un grupo de personas entre las que estaba Carlos García, con quien todavía estamos en el equipo de trabajo. A él, jocosamente, todos lo llamamos don Raimundo, pero decimos que el Raimundo macho. Empezamos a formar un equipo interesante, Chucho Carvajal, una persona muy comprometida, una persona que conoce mucho de reinados, pues está metido con su negocio en el mundo de la moda, entonces se puede brindar una buena asesoría a las candidatas. Ahora está Estella López. Antes estaban Enerieth Correa y otro grupo de personas que por sus ocupaciones, no están en el momento en el Comité de Reinas. Yo llevo hasta el día de hoy 6 versiones del reinado. Con el tiempo, empecé a venderles la idea a los Alcaldes de “por qué no hacemos que esa niña que gane, no solamente quede como la reina del pueblo, sino que la niña que quede reina acá empiece a foguearse en otros reinados regionales y así se ha venido haciendo en las últimas ediciones. Después de que empezamos con pequeñas rutinas de etiqueta, empezamos a mostrarles a ellas, por ejemplo, fogueo periodístico, cómo modelar en los desfiles, como comportarse en otros tipos de eventos. En este momento, el reinado está tan posicionado que tenemos alrededor de 14 participantes. De pronto, empezamos, cuando CON BELLEZA nos apoyaba, a hacer que la niña que quedaba aquí de reina, fuera y participara al Reinado del Bordado, en Cartago, que es el primero donde ella participa, porque eso sale siendo a finales de agosto. Luego, que fuera al Reinado de la Seda, en Ansermanuevo, también por esa fecha y, obvio, que fuera y participara como candidata al Reinado de Señorita Valle. Es así como ya hemos tenido 3 candidatas, que han tenido buen desempeño en el reinado departamental de Señorita Valle. Recordar en especial a tres reinas de que han pasado durante los 6 años, yo creo que cada una tiene su historia, tiene su momento, cada una ha sido 346

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

muy especial. En cuanto a lo de su año de reinado, ha habido algunas que se han destacado, porque se han metido más como en el trabajo con comunidad. Algunas, de pronto, al principio, no lo hacían por su timidez y porque no tenían manejo de lo social. Entre los jurados cómo no recordar a Everardo Murillo, exdirector del FOREC y quien tanto nos ayudó con motivo del terremoto y en en reinado nos acompañó en dos ediciones. El otro es Albertico Pereiro, quien siempre estuvo apoyándome, inicialmente con los trajes de las candidatas y ahora apoyó como jurado y permanentemente sigue apoyando. El último escenario fue con aporte de él, él trajo su montaje, nos ayudó en la decoración, él continúa, el dice que a Caicedonia lo adora.

ENTREVISTA CON ALBERTO OSORIO OCAMPO Su vocación como hombre cívico de Caicedonia se ha centrado en la pervivencia del Club de Caza y Pesca, ¿en qué año se fundó el Club, quiénes fueron sus impulsores, cómo fue su paulatino desarrollo infraestructural, cómo se produjo su crisis institucional y financiera y su posterior operación de rescate, cuál es la actual situación y las perspectivas futuras? El Club de Caza y Pesca se fundó en 1957. Lo fundó don Ancízar Montealegre, en compañía de don Julio Cárdenas, don Vitelio Naranjo, don Libardo Valencia, don Neno Gallón, entre otros. El Club se fundó cuando Caicedonia era muy rico en la fauna. Sobre todo, había mucho venado, conejo sabanero, guatín, guagua, riqueza piscícola. Estos amigos fundaron un Club para ellos que tenían sus cuerdas, sus perros cazadores. Salían a cazar frecuentemente a la zona de Barragán, a la zona de Aures, a la zona de Riolejos. Entre 10 amigos fundaron el Club de Caza y Pesca, se reunían donde don Ancízar Montealegre, donde don Vitelio Naranjo, donde don Julio Cárdenas. En las casas comenzaron con el cuento de fundar un Club de Caza y Pesca y se fundó en 1957, exactamente el 27 abril de 1957. 347

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Ya más adelante, en el año de 1967, con don Neno Gallón, que era socio no fundador, vinieron a ver el lote donde hoy funciona el Club de Caza y Pesca. Aquí funcionaba en otros tiempos un tejar y tenía un lago de donde sacaban el agua para el tejar, pero esto era del Coronel Dousdevés. Don Neno Gallón propuso comprar el lote de 5 cuadras y dijo que él prestaba la plata y prestó los 60.000 pesos que valió el lote. Luego, ya vino la Junta Directiva: don Vitelio, Celio Osorio, don Alberto Villa, Javier Corrales, entre otros, Hernán Osorio, Héctor Montealegre, Hernando Montealegre, y estaba yo también, no en la Junta Directiva sino en el club. Se empezó a trabajar en el lago. Primero que todo se hizo el lago, se hicieron canecas de gasolinas de esas metálicas, se hizo un planchón. Todos los muchachos veníamos al lago a eso, cuando era un gran paseo montar en esas canecas en el lago. Ya con Hernán Osorio, Alberto Villa, Javier Corrales, don Nacianceno Orozco Gallego, que colaboró mucho, se construyó la piscina y luego se fue haciendo, poco a poco fuimos creciendo. Yo ingresé a la Junta Directiva en 1974 y comenzamos a hacer la sede. La sede principal nos costó $1.700.000, porque la hicimos por autoconstrucción. Todo el mundo vino a trabajar, todo el mundo participó en ella y tenemos una sede muy linda hoy. Ya más adelante hemos ido haciendo lo que tenemos: el salón del restaurante, los kioskos, la fonda del restaurante… Pero, el Club entró en una crisis económica bastante grande. ¿Qué pasó con el Club de Caza y Pesca? Cuando el terremoto del Quindío que nos afectó también a nosotros, teníamos más o menos una situación no muy buena, pero se nos agravó porque la gente no colaboró. Porque, tengo que decirlo, la gente de Caicedonia no quiere lo que tiene, la gente de Caicedonia no conserva lo que le va a servir. Es más la gente que nos visita de otras partes que la gente de aquí; la gente que más nos visita es la parte del Quindío, Armenia, Génova, Pijao, Buenavista, bueno, y del Valle, Zarzal y Sevilla. Llegamos a una situación económica muy difícil, teníamos un déficit de $120.000.000 y cualquier día se nos ocurrió la idea de hacer un cambio en el Club y llamamos a la gente a que nos colaborara y había gente atrasada en dos años de cuota de mantenimiento, de veinte, de treinta mil, que la cuota era de diez mil pesos. Entonces, dijimos: “Vamos a hacer una 348

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

reorganización del Club.” Llamamos a los socios y digo: “Bueno, vamos a aportar un millón de pesos y vamos a pagar lo que debemos y esa es la forma de que el Club salga adelante”. Para eso se apuntaron 75 socios, quienes aportaron de a un millón de pesos. Entonces, pagamos 25 millones de pesos, y comenzamos a trabajar en el restaurante, y nos comenzó a ir muy bien, comenzamos a trabajar muy fuerte haciendo unas buenas auditorías, unos buenos inventarios y encontramos una buena administradora: Alba Lucía Hurtado. Hoy en día, creo que es una de las empresas que ha salido adelante en Caicedonia. Si tenemos un déficit de 18 millones de pesos, es mucho; pero, no creo que lo tengamos. Además del Club de Caza y Pesca, usted ha sido un doliente del Coliseo de Ferias y el más constante y fervoroso promotor de la Feria Exposición Equina, ¿cómo e impulsado por quiénes aparece el Coliseo Cubierto, quiénes han sido sus sostenedores; cuantitativa y cualitativamente, cómo ha sido el desarrollo histórico de nuestra Feria Exposición Equina? En 1973, más o menos, se hizo la primera Feria Exposición Equina, gracias a Jaime Arbeláez, Alcalde en ese entonces, y al Coronel Dousdevés y algunos amigos de Caicedonia. Se hizo en el Colegio Bolivariano, donde era la Gerencia. Luego, ya en 1975, conformamos una Junta Directiva, donde entramos a trabajar Óscar Parra, don Elí Giraldo, Hernán Osorio, varias personas y yo. Empezamos a trabajar en el predio de Alberto Henao. Yo siempre he sido un convencido de que parte fundamental del turismo es tener unos buenos eventos, que el turista venga y vea esos eventos. La Feria Exposición Equina nuestra es una feria tradicional grado B; nosotros nunca hemos querido pasar al grado A, porque en grado B nos hemos sentido muy bien. Nuestros caballistas tienen sus caballitos que se pueden mostrar en un grado B, mientras que al grado A es muy difícil. Nosotros hemos llegado a tener 170 animales en la Feria. Nos asociamos al de Occidente, que es nuestro patrón hoy en día, nuestro aval. Eso nos ha llevado a que en Colombia se nos reconozca a nivel equino, porque es que desgraciadamente, Cielo, a nosotros nos reconocen como pueblos violentos, a nosotros no nos reconocen por las buenas obras, por las buenas cosas que tenemos. 349

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

A propósito, entre sus grandes impulsores, ya hay varios ilustres fallecidos… Yo he perdido dos grandes amigos en la feria de exposición equina, tres con Hernán, que por lo menos se fue vivo para Armenia. Pero Óscar Parra Giraldo, quien fue un gran promotor de la Fferia Exposición Equina, murió. Por eso, en su nombre, el Coliseo de Ferias se llama “Óscar Parra Giraldo”. Él y yo trabajamos duro, como trabajó el Coronel Dousdevés, en su tiempo. Luego, vino la gran pérdida que fue Alberto Henao, desaparecido en un accidente absurdo. Alberto Henao fue mi gran amigo, un gran trabajador en la Feria Exposición Equina. Por eso, hoy en día, la gran cabalgata del tres de agosto se llama Luis Alberto Henao Gallego. ¿Qué papel le atribuye al Dr. Aníbal Quiroz Arbeláez en la vida de la colectividad liberal caicedonita, en particular, y en la historia de Caicedonia, en general? Aníbal Quiroz para mí fue un berraco. Admiré mucho a Aníbal Quiroz porque se sostuvo en una violencia tan grande como la que tuvo Caicedonia y siempre estuvo al frente en la política, sólo se entregó por sus dolencias físicas, por su problema de salud. Sin lugar a dudas, representó mucho para Caicedonia, porque la paz que tenemos se le debe mucho a Nacianceno Orozco Gallego y a Aníbal Quiroz, quienes lograron ese acuerdo, quienes se sentaron a dialogar, quienes dijeron no más guerra, no nos matemos más.

ENTREVISTA CON FAUNIER CORREA ¿Cómo recuerda que fue la fundación del Club Rotario de Caicedonia, quiénes sus impulsores, cuáles son los objetos sociales de las mismas? En mi archivo personal y como tarjeta de presentación, existen frescas memorias de uno de mis grandes logros: Soy fundador del Club Rotario en esta localidad. Cuando en el mes de noviembre de 1986, desaparecía el Club Rotario de Armero, nacía nuestro Club Rotario de Caicedonia. 350

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Con el aval del Club Rotario de Armenia, presidido por Jorge Vergara Guzmán, en asocio del periodista Róger Ríos Duque, en ese momento Alcalde de Caicedonia, iniciamos la formación del grupo con amigos muy cívicos, y para el mes de marzo del año siguiente recibimos la Carta Constitutiva. Se inicia el trabajo social con los postulados del Rotary Internacional, con su lema estandarte “DAR DE SÍ, SIN PENSAR EN SÍ”, que significa el impulso vital para nuestro naciente club. Llegamos hasta las clases menos favorecidas, las cuales constituyen la colmena donde confluyen los esfuerzos que una organización cívico-social como la nuestra aporta a cualquier sociedad.

ENTREVISTA CON ENERIETH CORREA DE OSORIO Usted fue una de las precursoras de la floricultura tropical en Caicedonia, ¿cómo se dio esa incursión en este campo de la producción, cómo aprecia el desarrollo de esa actividad económica en Caicedonia? Como tú los has dicho, Gloria Mejía y yo somos muy inquietas y muy amantes de las flores y del jardín, de toda clase de matas. Gloria, cuando iba a paseos a San Andrés, a todas partes, me traía los pedacitos de maticas en los bolsos, bien escondidos, para que no la fueran a requisar. Entonces, el sueño siempre de nosotras era ver a Caicedonia lleno de flores, sembrábamos en los parques, traíamos de las fincas las orquídeas y se las pegábamos a los árboles del parque. Desafortunadamente, la gente se las robaba. No pelecharon nunca. Entonces, hubo una exposición y le dije a Gloria: “Participemos con un stand pequeño”. Le colocamos por nombre el Jardín Caicedonita, nos dieron un galardón. Entonces, ya siguió la inquietud del Jardín Caicedonita. Nosotras íbamos a exposiciones a Pereira, a Manizales, a Cali, a Armenia, a todas partes, y veníamos cargadas de nuestras matas, con hijuelos de matas de todas clases. E íbamos sembrando, ella en su finca y yo en la mía. Cuando Óscar Ospina se vino a radicar en Caicedonia, entonces, a él le llamó mucho la atención el jardín de heliconias que yo tenía en la finca. 351

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Entonces, Óscar Ospina fue el promotor directo de la formación del Jardín Caicedonita. Luego, le cambiaron el nombre por Jardín Tropical. Ese fue el nacimiento del Parque de las Heliconias, que se inició como el Jardín Caicedonita, de un sueño de Gloria Mejía y Enerieth Correa.

ENTREVISTA CON JOSÉ EMILIO YEPES ¿Podría contarnos acerca de Cafecai, de su fundación, de sus actividades, de su importancia como empresa generadora de empleo? Cafecai se genera hace 14 años con la proyección que sigue teniendo hoy, una empresa con balance social, una empresa cuya la principal fuente de trabajo la genera en las señoras. Eso es muy importante decirlo, porque Caicedonia ha adolecido durante toda su existencia de grandes fuentes generadoras de empleo y el empleo que mejor se remunera, donde la plata se ve mejor invertida, es aquel que se le pueda dar a las mujeres y, ante todo, darles status a las mujeres, no dejar a muchas personas en el ámbito femenino sin una oportunidad de trabajo. Cafecai siempre ha querido, durante estos 14 años, generar más fuente de ingreso digno para las mujeres, quienes la platica que cogen la saben aprovechar para la educación de sus hijos, para la alimentación de sus hijos, para el vestido de sus hijos. En la mujer se aprovecha mucho más la plata que en nosotros los hombres. Esa fue, es y será la filosofía de Cafecai, una empresa que se genera para un cambio semi-industrial del café, para intentar traer capital extranjero o capital nacional de otras ciudades del municipio y poder así generar una actividad económica, donde se beneficie, principalmente, a esa parte en la economía que es tan importante tener sólida como es la economía femenina del Municipio. Donde mayormente dejó traslucir su vocación como hombre cívico en este Municipio fue en la Cámara Junior, ¿cómo aparece esta institución en Caicedonia, cuál fue su objeto social, cuáles sus logros durante su corta existencia y qué fue lo que determinó su desaparición? ¿En la Cruz Roja alivia su nostalgia de la Cámara Junior? 352

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

La Cámara Junior recordemos que es la escuela de formación de líderes más importante que hay en el mundo. Esa Cámara Junior inicia en Caicedonia, en los años 87 – 88, yo no fui fundador, pero un año después de haberse fundado la institución yo empiezo a pertenecer a la Cámara Junior. Aproveché muchas oportunidades que me dio la institución y crecí mucho en ella, fui directivo nacional, durante muchos años, representé al Municipio, trabajé de la mano de la administración municipal para traer proyectos, junto con la Cámara Junior, la cual me dejó un sin número de enseñanzas. El estar hoy en la Cruz Roja no es nostalgia, cada institución es distinta, pero la Cruz Roja es una institución filantrópica de la cual me honra ser el Presidente de la Unidad Municipal, y comparativamente con la Cámara Junior, creo que el fin es servir a los demás, una de una manera, la otra de otro modo, pero, servir, al fin y al cabo, de una manera altruista, desinteresada.

ENTREVISTA CON ÉDINSON GRANJA SANTIBÁÑEZ ¿Cómo se produce la llegada del Programa de Regionalización de la Universidad del Valle y la apertura de la Regional Caicedonia? El Programa de Regionalización de la Universidad del Valle se inició en 1986, con base en el Acuerdo 001, de enero 22 de 1985 y sus Acuerdos modificatorios de julio 7 de 1986 y de agosto 15 de 1986, respectivamente, todos del Consejo Superior de la Universidad. Las sedes iniciales fueron ubicadas en los Municipios de Buenaventura, Buga, Caicedonia, Palmira, Sevilla, Tulúa y Zarzal. Cabe anotar que, legalmente, se crearon dos opciones para el nororiente del Valle: una en Caicedonia y otra en Sevilla. La consideración de Sevilla se hizo por ser ésta cabecera de distrito administrativo, mientras que la de Caicedonia se hizo por solicitud expresa de la comunidad caicedonita representada por el entonces Alcalde, Róger Ríos y por el entonces Presidente del Consejo Municipal de Caicedonia, Teodolindo Avendaño, como es expresado por el entonces Rector de la Universidad, Harold Rizo, en su libro “Apuntes para la Historia Regional del Valle del Cauca”, “Caicedonia, como Zarzal, no figuraba en nuestro planes iniciales”. La perseverancia de los caicedonitas y la falta de apoyo en el Municipio de Sevilla, determinaron que la Universidad centrara sus esfuerzos en consolidar 353

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

la sede de Caicedonia. En aquella época, académicamente, la sede giraba en torno a dos modalidades de formación, el denominado Sistema de Educación a Distancia, en el cual los estudiantes cursaban toda su formación en la sede, y eran dirigidos a través de un sistema de tutoría, que contaba con un coordinador académico en la sede, sistema que dependía de la Dirección de Educación a Distancia, posteriormente, Vicerrectoria de Educación Desescolarizada, y el sistema de educación presencial, dirigido por el Decano Regional, cuyo jefe era el Director de Regionalización, posteriormente, Vicerrector de Regionalización. La sede contó con los ciclos básicos de ingeniería, oferta que se desarrolló durante diez años. En esta modalidad, los estudiantes cursaban en la sede entre tres y cuatro semestres, para posteriormente ser trasladados a la Facultad de Ingeniería en la ciudad de Cali, donde culminaba su formación. Cuando ocurrió mi vinculación a la sede en calidad de Decano, la Universidad contaba con programas terminales en la misma sede, es decir, estudiantes admitidos para cursar toda su formación en la sede, en los siguientes programas: Contaduría Pública, Tecnología en Sistemas, Tecnología en Administración de Empresas y Comercio Exterior.

ENTREVISTA CON ALEXÁNDER HENAO RAMÍREZ Usted fue el primer Alcalde de Caicedonia elegido por voto popular, honor al que llegó después de una reñida e histórica contienda con el Padre Federico Arroyave, ¿qué memoria guarda de ese episodio político, de qué manera marcaron su gobierno Federico y su ideario político-administrativo? Cuando se decretó la elección popular de alcaldes, don Nacianceno me citó en el Directorio. “Usted va a ser nuestro Alcalde”, me dijo. Yo apenas pasaba de los treinta años. Tenía cierta experiencia en la administración municipal y sabía de memoria lo que le hacía falta al pueblo, pero no era una figura reconocida, no tenía manejo de masas, apenas sabía rudimentos de política. Mi oratoria era aún incipiente, comparada con la muy elocuente del Padre Federico. Me faltaban un par de años para graduarme como economista e 354

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

intuía que un proyecto tan absorbente como el de la Alcaldía, no sólo interrumpiría mis estudios, sino que me catapultaría de tal forma que me impediría retomarlos. Don Nacianceno no cedió, por más que le insistí que pensara en otra persona, siempre me repetía: “Los honores no se declinan”. Al final, acepté ser el candidato por el Partido Conservador, como si se tratara de una orden paterna. No imaginé que la contienda fuera tan pesada. Mi rival fue el Padre Federico Arroyave, hombre inteligente, dueño de un discurso cuyo vigor y largo aliento tenían ya cierta celebridad nacional. En un pueblo como Caicedonia la gente todavía ora con humildad y de corazón, de manera que Federico fascinaba a miles. Caicedonia llevaba años de una violencia partidista iniciada tras el asesinato de Gaitán. Se manejaba una intolerancia tan absurda que había que tener cuidado con hacerle hurras a cualquiera de los partidos. Una imprudencia era una muerte segura. Con los años, la animadversión se descaró menos, pero, los líderes seductores no dejaron de desaparecer. Con la elección popular de alcaldes, el odio partidista se extremó. Había oportunidad de demostrar quién tenía más poder. Fue una tragedia. Al final, después de un año de andar de una vereda a otra, después de cientos de discursos enardecidos, después de pasar los sustos del peligro, se llegó el día de la votación. Nadie sabía quién ganaría. Las encuestas mostraban un cabeza a cabeza. Fui primero por un milagro de 303 votos. El ambiente estaba tan tenso en el pueblo que celebrar hubiera sido una provocación, así que mejor nos tomamos unos tragos y nos acostamos temprano custodiados por la policía. La herida de los federiquistas demoró en cerrar. Trataron de hacer imposible mi gobierno. Lo que me dolió era que se oponían a mis proyectos no porque fueran malos, sino porque querían desquitarse por la derrota. Nunca pensaron en el porvenir del pueblo. Eso, por supuesto, no fue impedimento para que hiciéramos un gobierno decente y lleno de realizaciones tangibles e intangibles. 355

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Ya como Alcalde 1988-1990 de Caicedonia, ¿cómo se las ingenió para contener la ofensiva del federiquismo, contra usted y el Movimiento Conservador Naciancenista, y para culminar con reconocido éxito su período de gobierno? Algo de eso dejé entrever en la respuesta anterior. El poder me volvió prudente, respetuoso, inteligente, morigerador y sereno. El federiquismo se me opuso a todo, como si en vez de querer hacer algo bueno por Caicedonia, pretendiera derribarlo bruscamente. Por fortuna, teníamos mayoría en el Concejo, por lo cual superamos algunos escollos con más prontitud. Sin embargo, muchas cosas se obstaculizaron y entonces tuve que echar mano de mi habilidad para el convencimiento. Había demostrado que mis intenciones con el porvenir del pueblo eran las mejores. No busqué protagonismo, sólo quise hacer lo que sabía que debería hacerse. No utilicé el poder para reprimir o hundir a mis contrincantes. Lo utilicé como una herramienta delicada que puede romperse con una presión excesiva, y lo utilicé, ante todo, para restaurar la unidad comunitaria, que para mí fue la obra de gobierno intangible más relevante. Algo de eso debió notar el liberalismo, porque su animadversión fue menos cruel y mi proyecto de gobierno se materializó casi por entero. Lo único que lamento es no haber tenido más tiempo para hacer más o esa segunda oportunidad que el pueblo no me dio en el 97, cuando me postulé para la Alcaldía por segunda vez. Algunos años después, usted se reconcilió con Federico, ¿qué significado tuvo ese hecho para usted? Con el padre Federico tuve muchas diferencias, las cuales no se dieron porque en persona nos la lleváramos mal, sino porque el ejercicio de la política enemista. No volvimos a atacarnos después de que dejé la Alcaldía. Cuando aspiré a ella de nuevo, esta vez en contra del movimiento en que nací, Federico, cuyo liderazgo estaba disminuido por el retiro, reconoció en mí a un elemento apropiado para darle un mejor rumbo a Caicedonia. Me apoyó, pero sin que interviniera su oratoria de pólvora ni su fogosidad temeraria. No fue una fuerza fundamental en mi campaña. Fue un amigo más que se sumó a la causa, un brazo más que trató de ganarle el pulso a la máquina. Fue una hormiga más que acudió al nido, pero no tuvo el deseo 356

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

de guiarlo junto con mis compañeros. Lo entendí: no podía exigirle un compromiso de corazón, cuando habíamos sido rivales políticos y más cuando, de por medio estaba el antecedente de una contienda cuya ferocidad pasó a la historia del pueblo como la más encarnizada de cuantas ha habido.

ENTREVISTA CON MIGUEL ANTONIO GUALTEROS F. Frente a dos hechos que marcaron la historia reciente de Caicedonia: el terremoto de enero de 1999 y la toma del casco urbano por la guerrilla de las FARC, ¿cómo las recuerda desde su personal experiencia? La historia reciente de Caicedonia quedó marcada por tres episodios profundamente dolorosos: el terremoto de 1999, la toma guerrillera por parte de las FARC, meses después, y la posterior avanzada del paramilitarismo en nuestro territorio. Esos tres hechos llenaron de pavor y desazón a los caicedonitas y, de alguna manera, se convirtieron en agentes negativos para nuestro desarrollo, aunque el primero de ellos terminó siendo un factor positivo de cambio para los sectores urbano y rural de Caicedonia. El terremoto lo viví en la carrera 13, calle 6, en mi apartamento. Fue un remezón feroz. Con resignación esperé que se me viniera el techo encima, que le edificio de dos pisos se derrumbara. Por fortuna ninguna de las dos cosas ocurrió. En Caicedonia la afectación resultó mucho menor que el susto que vivimos sus habitantes. El horror fue ver a Barcelona y Armenia semidestruidas. El dolor del Quindío lo sentimos los caicedonitas como propio y activó nuestra solidaridad. Y la del gobierno de Andrés Pastrana, quien, a través del FOREC, Fondo de Recontrucción del Eje Cafetero, destinó billón y medio de pesos para las tareas de recuperación de los municipios más afectados del Quindío y algunos de Risaralda, Caldas y el norte del Valle, entre ellos Caicedonia y Sevilla, beneficiados con cerca de cuarenta mil millones de pesos, bien invertidos en reparación de edificios públicos y viviendas, construcción de vivienda de interés social, infraestructura de servicios públicos, etc. Hernán Duque, el Alcalde de Caicedonia en esos momentos, actuó, frente a ese hecho triste, de manera providencial y con ello se ganó un lugar más que merecido en la historia de este pueblo. 357

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Meses después, en julio, una desgracia de envergadura similar cayó sobre la convaleciente Centinela del Valle: la guerrilla, en una noche infame, se arrojó sobre el casco urbano de Caicedonia y nos hizo sentir la humillación y la impotencia de estar bajo su arbitrario dominio, abandonados a nuestra suerte por el gobierno nacional y las fuerzas armadas. Recuerdo que esa noche estaba en el mismo apartamentico donde me agarró el terremoto, viendo televisión. De pronto, aprovechando que yo había dejado abiertea la puerta de la casa, irrumpió mi amigo Henry Rincón Jiménez, Personero Municipal, acezante y despavorido, seguido por su familia, su mujer y sus dos hijitos. “¿Qué pasó, viejo, que lo veo tan asustado?” Le pregunté. “Guevón, la guerrilla se acaba de tomar el pueblo”, me contestó. “Apague esa luz, hermano y encerrémonos”, agregó. Le dije que no lo podía creer, que era imposible que la guerrilla se nos metiera, estando a veinte minutos del Batallón Cisneros y a veinticinco minutos de Armenia y a quince minutos de Sevilla. Apagamos luces, acomodamos a los niños al fondo del apartamento, en el baño, y él, su mujer y yo nos sentamos en mi cama a comentar entre susurros, mientras oíamos la emisora local. Recordé que tenía dos botellas de ron en la sala. Fui por ellas y destapamos la primera, para darnos valor, para que si la guerrilla iba por nosotros no nos encontrara tan cagados del susto. Afuera se oían las detonaciones y, contra toda lógica, gente que corría por las calles en vez de esconderse. Más de dos horas después, escuchamos el rumor del avión fantasma, vimos su luz estallar sobre el pueblo y sentimos el ronroneo de los motores de los carros subiendo por la carrera dieciséis y el tableteo de las ametralladoras, que después supimos eran del avión fantasma, disparando sobre la fugitiva caravana de insurgentes. Pasada media hora, encendimos las luces y seguimos terminando de emborrachar nuestro miedo de ciudadanos desarmados en medio de un país tomado por las bestias negras de la guerra, todas ellas disfrazadas de libertadoras. Cuando apenas se insinuaba la parte final de ese año nefasto, una nueva horda de bárbaros cayó sobre nosotros: el paramilitarismo, la forma más asesina del terrorismo. Durante cerca de tres años esta banda criminal asoló a Caicedonia. Su único lenguaje fue el soborno, el chantaje y el sicariato, expresado en el asesinato de personas humildes que nunca tuvieron nada que ver con la guerrilla. Por fortuna, el apoyo valeroso del sargento Macías 358

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

y sus soldados campesinos nos salvó de ese horrible flagelo, después de poner en fuga a un grupo de más cuarenta uniformados que intentaban hacer de nuestro oriente cafetero su campo permanente de operaciones. A propósito de la dirigencia política y cívica de Caicedonia, ¿cuál es su percepción, su escalafón de personajes destacados, tanto en colectivo como en lo individual? Hasta donde alcanzan mis lecturas sobre la Caicedonia anterior a 1.960 y mi experiencia personal en la Caicedonia de los últimos cincuenta años, distingo cinco grandes colectivos de liderazgo cívico-político: 1.El que en 1910 jalonó la fundación del poblado inicial. Gente como Daniel Gutiérrez y Arango, Jorge Moreno, Juan Francisco Díaz, Jesús María Velásquez, Andrés y Paulino Henao, Zenón Baena, Marco Emilio Ocampo, Joaquín Parra, Félix Villa, Luis Zuluaga y los demás que signaron el acta fundacional. 2. El que impulsó entre 1910 y 1923 la elevación del centro poblado y su entorno a la condición de Corregimiento de San Luis de Sevilla, primero, y de Municipio, después. Personajes como Daniel Gutiérrez y Arango, otra vez, Nazario Maya, Rodolfo Gómez Patiño, Miguel Ángel Valle, Rogelio Jaramillo, Antonio José Restrepo, Benjamín Parra, Lázaro Correa, Marco Antonio Urrea, Ramón Serna Giraldo, Marco A. Gaviria, Miguel Duque, Juan de Dios Giraldo y otros no menos ilustres. 3. El que lideró el extraordinario proceso de desarrollo urbano y económico que vivió el Municipio entre 1923 y 1948. Hablo de patricios como Juan Bautista Giraldo, Marco A. Urrea, Ramón Serna Giraldo, Manuel Alzate, Bernardo Mejía, Jesús Gaviria, José Carlos Aguilera, Camilo Restrepo, Chepe Duque, Ramón Botero, Maximiliano Henao, Luis Ernesto Arbeláez, Eduardo Gómez, Salomón Saba, Jesús Correa, Tobías Castaño, Pbro. Ismael Roldán, Luis Zuluaga, Pbro. Tobías Henao, Pbro. Gonzalo Patiño, Rubén Flórez, Jesús María y Shakespeare de la Parra, Carlos Enrique Valdés, Elías Duque, Francisco Serna Giraldo, Bernardo Parra, María Mejía 359

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

de Giraldo, Fabio, Albertino y Dionisio Urrea, Lázaro Correa, César Ocampo, Gregorio Cuéllar, Virgilio Arias, Juan Antonio Gómez, Marciano Ocampo, Eleuterio Gallego, Luis Baena, Juan de Dios Alzate, Manuel José Gómez, Luis Piedrahíta, María Jesús Giraldo de Giraldo, Víctor Herrera, Tobías Castaño, Roberto Caro Escobar, y tantos otros que, en ausencia de una administración municipal fuerte, se echaron al hombro el compromiso de hacer progresar a Caicedonia a un ritmo difícilmente igualado después. 4. El que entre 1976 y 1988 posibilitó el retorno de la paz a Caicedonia y de la mano de Nacianceno Orozco Gallego, Hernando Álvarez Correa, Teodolindo Avendaño, Arturo Saba, Gerardo Osorio I., Octavio Castaño, Gerardo Osorio Idárraga, Alfredo Muñoz López, Aníbal Quiroz Arbeláez, Carlos Campillo Parra, Hernán Osorio Ocampo, Gloria Ofelia Gutiérrez Duque, Róger Ríos Duque y otros que los acompañaron en este despertar a la reconciliación y al progreso. 5.El que actuó en roles protagónicos dentro del contexto de un municipio favorecido por la descentralización política y administrativa colombiana, proceso que arrancó en 1986 y se concretó en 1.988, con la primera elección de alcaldes, inaugurada en Caicedonia con Alexánder Henao Ramírez. Además de él, fueron actores destacados Róger Ríos Duque, Gloria Ofelia Gutiérrez, última alcaldesa por nombramiento de la Gobernación, Carlos Campillo Parra, Pedro Luis Barco, Federico Arroyave, Nacianceno Orozco Gallego, Aníbal Quiroz Arbeláez, Teodolindo Avendaño, Hernán Osorio Ocampo, Alberto Osorio Ocampo, Efraín Marín, padre, y Efraín Marín, su hijo, Fernando Carmona, Javier Giraldo Marín, Guillermo Escobar Baena, Hernán Duque Henao, Jorge Aldemar Arias, Nacianceno Orozco Grisales, Beatriz Eugenia Orozco Gil, Martha de Suárez, Eduardo Mejía Ceballos, Alberto Villa, un poco este servidor y, desde luego, otro buen número de hombres y mujeres que impulsaron acciones cívicas y hechos administrativos y políticos que aceleraron el desarrollo de Caicedonia, como en ninguna otra época se vio. Por otra parte, en cuanto a méritos individuales, sin ninguna duda, descuellan dos personajes de cualidades antagónicas: por un lado, en los albores municipales, la personalidad extraordinaria del Dr. Daniel Gutiérrez y Arango, arquitecto de la primera y la segunda fundaciones de Caicedonia y hombre de una vasta formación académica (estudios en 360

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Bogotá, Londres, París Roma y Nueva York), que lo catapultó a posiciones de primerísima importancia a nivel nacional: Senador de la República, Presidente de la Cámara de Representantes, Gobernador de Caldas, Cónsul en Estados Unidos, etc. No ha habido en nuestra corta historia caicedonita más ilustre que este caicedonita abejorraluno de nacimiento y manizalita de adopción. Por otro lado, a partir de 1970, don Nacianceno Orozco Gallego, el líder del renacimiento caicedonita, después de la larga recesión que el Municipio sufrió como producto de la violencia banderiza que lo azotó. Aunque de poco recorrido académico y de naturaleza tímida, don Nacianceno se sobrepuso a base de constancia, generosidad de espíritu y bonhomía, a los demás dirigentes políticos que emulaban con él, unificó al Partido Conservador local, accedió a la Asamblea, a la Cámara y al Senado, escenarios desde los que gestionó ingente cantidad de recursos para el desarrollo vial, educativo, cultural, administrativo y agropecuario de Caicedonia, gracias a lo cual su movimiento político y su figura dominaron durante veinte años (y hasta su deceso en 1988) la esfera política municipal. Tan grande fue su influencia que su poder político se prolongó durante veinte años más, hasta el 2008, cuando su movimiento perdió la Alcaldía, después de ocuparla sus representantes durante siete períodos consecutivos, caso único en el occidente colombiano. En fin, Daniel Gutiérrez y Arango y Nacianceno Orozco Gallego, dos personajes epónimos de Caicedonia, aunque ambos fueron oriundos de Antioquia. Pero, destacarlos sólo a ellos sería una tremenda injusticia. En un nivel un trisito más bajo, cómo no reconocer la gestión política del Dr. Camilo Restrepo, político liberal en las décadas de los cuarenta y cincuenta, y del sucesor de don Nacianceno, su hijo Nacianceno Orozco Grisales, quien durante una década larga refortaleció el movimiento heredado de su padre y forjó una gestión de recursos tan inolvidable como la de él. En un escalón más abajito, cómo no reconocer lo hecho por don Hernando Álvarez Correa, don Alfredo Muñoz López y don Teodolindo Avendaño y el Dr. Aníbal Quiroz Arbeláez, en materia de gestión política y de recursos. Cómo desconocer el liderazgo posterior de Javier Giraldo Marín, Hernán Osorio Ocampo y su hermano Alberto, mi inolvidable amigo. De Carlos 361

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Alberto Orozco que siempre estuvo en la trinchera política, sin aspirar a otra cosa que servir a su pueblo y al movimiento que fundó su padre.O de Orlando Vélez, quien con su triunfo como Alcalde 2008 – 2011, cortó una hegemonía de treinta y cinco años de gobiernos municipales del conservatismo naciancenista, lo que representa un hito histórico innegable. Cómo negar los méritos como juristas y funcionarios públicos de Amparo Campillo y Carlos Campillo y Pedro Luis Barco, la primera juez incorruptible; el segundo, abogado de alto vuelo y detentador de cargos públicos de alto nivel, y el tercero, también funcionario departamental de alto nivel y asesor político de campañas políticas triunfadoras como las de Gustavo Álvarez Gardeazábal, Jesús Piñacué y Jorge Iván Ospina. Cómo no resaltar gestiones administrativas tan destacadas como las de los Alcaldes Octavio Castaño Arbeláez, Alexánder Henao Ramírez y Hernán Duque Henao, un trío de carismáticos e incansables mandatarios y sin iguales activistas políticos. Entre las mujeres, cómo ignorar lo hecho, a nivel de la administración pública, por Gloria Ofelia Gutiérrez Duque, Beatriz Eugenia Orozco Gil, Alba Lucía Yusti Suárez, Claudia Marcela González, Amparo Rojas Murillo. Entre los grandes dirigentes cívicos, cómo no elogiar lo hecho por cinco curas, ilustrados y de hacha y machete para trabajar, como Ismael Roldán, Tobías Henao, Luis Enrique Sendoya, Federico Arroyave y Luis Gonzaga Valencia. Cómo olvidar a servidores inolvidables de esta comunidad como don Bernardo Mejía, Juan Bautista Giraldo, Jafeth Campillo, Luis Ernesto Arbeláez, Luis Fernando Arbeláez, Alberto Villa, Fernando Botero, Marta Cecilia López de Suárez y Henry Espinal Moreno. Cómo hacer caso omiso de los talentos artísticos indiscutibles de personajes como Óscar Piedrahíta, Carlos Alberto Agudelo, Eduardo Mejía Ceballos y Luis Enrique Sendoya. Honores a quienes los merecen. Sin que ello quiera decir que en ellos se agota la lista de los que, de muy diversas maneras, han honrado a este 362

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Municipio con su dedicación a la causa hermosa de hacer caicedonismo. Hablo de cientos y miles de hombres y mujeres, de diferentes profesiones y oficios, que han nutrido y labrado con su talento, amor y tesonero esfuerzo la grandeza de esta tierra.

ENTREVISTA CON MANUEL TIBERIO BERMÚDEZ VÁSQUEZ Con Jairo Serna, Rodrigo Tabares, Miguel Gualteros y Henry Rincón, usted impulsa varias publicaciones locales y regionales, ¿recuerda cuáles y movidos por qué razones, que tanta vigencia alcanzaron esas publicaciones? Bueno, inicialmente con los compañeros de colegio hacemos “El Volcán”, que ya precisé lo que significó para nosotros. Luego vino “Saeta”, que lo inicié con Rodrigo Tabares y Jairo Serna Salazar. Fue una publicación mensual que duró –con interrupciones y demás reveses- unos 5 años en nuestro Municipio. El motivo inicial de la realización del periódico fue lo cultural, queríamos que sirviera para exaltar, promover, provocar y difundir a quienes de alguna manera, se sentían atraídos por la literatura y sus manifestaciones: poesía, narrativa, etc. Allí tuvieron cabida muchas personas que querían expresarse y que encontraron en “Saeta” esa posibilidad, que hacía falta en el pueblo. Pero como uno no se puede sustraer, por más que quiera, al entorno en el que se desenvuelve, fueron apareciendo colaboraciones que tocaban temas sociales y políticos que analizaban la realidad en la que vivíamos y el periódico se abrió a estas temáticas, se produjeron algunas molestias. Luego, yo viajo y el periódico se termina. Otro periódico, que tuvo muy corta vida, fue “Bosquejos”. Era una publicación institucional de El Movimiento de Unidad Social, MUNSO, un grupo de jóvenes que buscaban el mejor estar para el pueblo y sus gentes y que desarrollaban proyectos educativos, sociales, para alcanzar sus metas. Yo pertenecía a la entidad y, por lo tanto, estuve muy cercano al periódico. Posteriormente, Henry Rincón y Miguel Gualteros editan “Testimonio Vallecaucano”, una publicación de corte social y político que dirigían Henry y Miguel. Algún viaje de Henry lo obliga a abandonar el periódico pero me pide que lo siga haciendo yo. Efectivamente, asumo la dirección editorial de la publicación 363

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

y hago varios números con la línea cultural, social, hasta que, en la contienda política por la Alcaldía de Caicedonia, entre Federico Arroyave y Alexander Henao, Henry me dice que le devuelva la dirección de su periódico para sumarlo a la campaña en cuestión, volviendo la publicación a su origen político y social inicial. Si no estoy mal, este fue el último periódico que salio de “Testimonio”. También participé en “Noticias Hoy”, un periódico que tuvieron Juan Manuel Agudelo, Félix Alberto Villa y otras personas de Caicedonia. Tampoco duró mucho tiempo. Creo que la experiencia periodística en Caicedonia ha sido importante para la ciudad, porque le ha dado a conocer nuevas voces, nuevos pensamientos, otras maneras de ver nuestro Municipio. Es triste e incomprensible que hoy por hoy Caicedonia no cuente con una publicación local. De la poesía, su interés literario se desplaza a la crónica periodística, especialmente a las remembranzas de corte costumbrista, expresadas mediante artículos, casi todos publicados a través de diarios tan importantes como “Occidente” y “El País”, textos que posteriormente son compilados en un libro: “Gracias a Dios Soy Montañero”, ¿en qué año aparece el libro, cómo fue recibido por los lectores, qué cree que le da unidad a los textos de que consta, ha seguido escribiendo? Esa es otra faceta de mi oficio con la palabra. De alguna manera, busco la forma de ser corresponsal para el Diario Occidente y comienzo a enviar noticias desde el pueblo, con los sucesos más o menos relevantes que allí se dan. Me consigo una corresponsalía con el Noticiero Todelar, de Armenia, y también hago radio, pues ya había incursionado en ese campo en las emisoras que hubo en la ciudad. Radio Súper, de Javier Grisales, también en la emisora que tuvo Rodrigo Galvis. Así mismo, en Radio Juvenil y más tarde Radio Súper de Caicedonia, empresas que siempre me acogieron de manera generosa. Me voy a vivir a Cali y allí sigo escribiendo para el Diario Occidente, gracias a la gentileza de Róger Ríos y se me dá la oportunidad en el Diario El País, de escribir en las revistas “Viernes Cultural” y “Nueva”, y es allí donde 364

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

empiezo a hacer crónicas que tenían un corte entre humorístico y serio. Me permiten escribir sobre temas que yo escojo y, de un momento a otro, veo que hay un gran número de escritos que podrían dar lugar a ser compilados en un libro y es cuando me decido a publicar “Gracias a Dios soy Montañero”, libro que recoge todas esas crónicas. El libro se hace gracias a personas como Miguel Gualteros, quien era alcalde de Caicedonia cuando me decido a publicarlo y a una serie de amigos que confiaron en el proyecto. El libro sale en agosto del 2.003 y pienso que quienes lo han leído lo recibieron con muy buena aceptación. Actualmente, continúo escribiendo como columnista del Diario Occidente y muchos de mis textos son reproducidos en sitios de internet como “Colombia Informa”, de los Ángeles, “Red y Acción”, una revista virtual de la cual soy codirector, junto con el poeta Ricardo León Peña-Villa, y publicaciones como la revista “La Esquina Regional”, las revistas de poesía “Alex Lootz”, “Somos Vallecaucanos”, “Noticias Literarias”, “Enfocarte”, “Red Voltaire”, “Actualidad Colombiana”, entre otras.

ENTREVISTA CON JORGE ALDEMAR ARIAS ECHEVERRY ¿A cuáles instituciones y personas reconoce como apoyos externos fundamentales para su gestión administrativa? Por el volumen de recursos aportados al progreso de Caicedonia, debo expresarles un especial reconocimiento a tres personas: Por un lado, Angelino Garzón, Gobernador del Valle del Cauca, especialmente en los tres primeros años, cuando, pese a la mala leche de algunos de sus asesores para con Caicedonia, hubo una relación abierta de cooperación y aportes muy significativos para programas y proyectos de educación, salud y vivienda, principalmente. Por otro lado, a los Directores Ejecutivos de la CVC, Julián Camilo Arias, primero, y José Willian Garzón, ahora, quienes fueron fundamentales para la concreción de una obra esencial para Caicedonia: su Planta de Tratamiento de Aguas Residuales, PTAR, para la cual nos fueron asignados diez mil millones de pesos ($10.000.000.000), 365

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

distribuidos así: seis mil cuatrocientos millones de pesos para la primera etapa y tres mil seiscientos millones de pesos para la segunda etapa, el más grande proyecto de inversión en la historia de nuestro Municipio. Finalmente, al ex representante a la Cámara por Caicedonia, Teodolindo Avendaño, esforzado gestor de recursos para el Hospital Santander y el Municipio, por más de cuatro mil millones de pesos para diferentes obras, el paquete de obras que forma parte de la Ley Centenario, cuya ejecución se inició el pasado mes de octubre y otras obras por ejecutar en el corto plazo, en la antesala del centenario. Además, debo agradecer el apoyo de Ruby Jaramillo de Orozco, la esposa de Nacianceno, por su constante labor de intermediación con la Gobernación del Valle y otras instancias regionales. Gracias también a nuestro amigo y dirigente Nacianceno Orozco Grisales y al aguerrido Hernán Duque Henao, ambos lamentablemente sacrificados. Igual a Óscar Salazar Henao, Alcalde de Sevilla, y a Miguel Gualteros, siempre dispuestos para la amistad y el diálogo constructivo sobre los asuntos político-administrativos; aun en la distancia, siempre presentes, lo mismo que Nacianceno y Hernán. Su relación con la gente y con las organizaciones cívicas, gremiales y comunales, fue tan buena que llegó a distinguírsele como el mejor Alcalde Comunal del Valle del Cauca, del año 2.005, y uno de los diez mejores Alcaldes Comunales de Colombia. ¿Cuáles fueron las claves para esa armoniosa relación con la comunidad y cómo acogió la distinción que se le hizo? Al principio, por mi timidez, no me fue muy fácil una relación fluida con la gente. Pero la práctica hace al maestro. Durante la campaña hacia la Alcaldía, por necesidad y por ese roce continuo con la gente, me fui relajando, abriéndome al diálogo. En ese proceso de socialización, descubrí que los líderes comunales y cívicos y nuestra población en general sabían mucho sobre el Municipio y sobre sus problemas y posibles soluciones. Deduje que con unos adecuados canales de comunicación y motivación, esos saberes y deseos de participar de la comunidad podrían llegar a significar una gran ayuda para un gobernante. Fue así como explorando posibilidades con mi equipo de gobierno, afinamos nuestros métodos de acercamiento a la gente y los mecanismos para su participación efectiva en la mayoría de nuestros programas y proyectos, con significativos resultados en téminos de eficiencia 366

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

y calidad. El reconocimiento que se me hizo como mejor Alcalde Comunal del Valle del Cauca durante el año 2.005, lo recibo con alegría y gratitud, por mí, por mis compañeros de trabajo y por mis conciudadanos, auténticos gestores de tal distinción, porque sin una comunidad solidaria y dispuesta para el trabajo asociativo el desarrollo social es imposible. Para cerrar esta entrevista, ¿cuál es su mensaje final para los caicedonitas? A mis conciudadanos, muchas gracias por la confianza en mí depositada y en el equipo de gobierno que me acompañó. Espero no les hayamos defraudado. Tengan la seguridad de que cuando acertamos y cuando nos equivocamos, actuamos movidos por la buena fe. Por los logros que sabemos pudimos alcanzar durante este cuatrienio no nos ufanamos ni pedimos reconocimiento alguno. Tengan la plena certeza de que no existe para nosotros mayor satisfacción que habernos esforzado para corresponder al honor que ustedes nos concedieron de poder representarlos en el manejo del Municipio, de este territorio y su cultura, invaluables patrimonios de ustedes. Gracias a los honorables miembros del Concejo Municipal, quienes una vez más, han dejado claro que llegaron a esa corporación para servir a su pueblo con respeto y no para ser servidos. Gracias al Representante Teodolindo Avendaño por toda su gestión de recursos en pro de Caicedonia y por su valioso acompañamiento a esta administración. Gracias a Angelino Garzón y a muchos de us funcionarios por el apoyo que recibimos de ellos. Gracias a mi madre, a mi esposa, a mi hija, a mis hermanos, a mis amigos, siempre a mi lado en los momentos difíciles. Para los que nos sucederán en el gobierno municipal, muchísima suerte. Queremos, con toda la sinceridad lo digo, que les vaya mejor que a nosotros, porque nada nos alegrará tanto como saber que tampoco en sus manos, el progreso y el bienestar de los caicedonitas se detendrán. Ad portas del centenario, apreciados conciudadanos, esa historia de grandeza que es Caicedonia nos requiere unidos, fraternos, solidarios y laboriosos, al pie de sus de sus gobernantes y sus dirigencias cívica y política. Ojalá el tres de 367

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

agosto de 2.010 nos encuentre fraternamente abrazados a nuestra bandera, disfrutando de la maravilla de ser felizmente caicedonitas, sin importar la orilla política o religiosa en que estemos.

ENTREVISTA CON EL PADRE LUIS GONZAGA VALENCIA Al hacerse cargo de la Parroquia, ¿cuál es el estado del templo y de los espacios físicos que lo complementan? El estado en que recibo la parroquia es lamentable. El desastre del terremoto del Eje Cafetero dejó el templo semidestruido, a tal punto que se hablaba de que era mejor tumbarlo totalmente y construir un templo nuevo. Frente a la situación de grave deterioro físico de esas estructuras, ¿cómo elabora el plan de reconstrucción y quiénes son sus más cercanos aliados en este propósito, con qué obstáculos iniciales se encuentran y cómo los van superando? No fue fácil empezar la reconstrucción del templo. Primero, mucha reflexión, ¿por dónde empezar? El elemento humano fue lo más importante. Encontré un gran señor y caballero, el especialista y en ese momento, alcalde, Miguel Antonio Gualteros, a quien se suman otras personalidades del Municipio, a damas como Alba Lucía Yusti Suárez, una Junta Económica Parroquial con ganas de trabajar. Entonces empezamos los análisis técnicos de toda la estructura del templo. El ingeniero Hugo Girado Parra y una serie de ingenieros arquitectos, la consecución de dineros adicionales con el FOREC, para lo cual acudimos al mismo Andrés Pastrana Arango, en ese tiempo presidente de la República. Después de un año, arrancamos con valentía, con la decisión de no retroceder, pensando siempre en ir adelante, sacrifi­ cando un año completo, celebrando en las calles, cerrando el templo. Con tenacidad, empezamos a reforzar paredes, arcos, columnas y fue así como levantamos este símbolo de Caicedonia, este patrimonio histórico, testigo de tantos sueños, sacrificios y luchas, y templo de la cultura y de la fe. Dificultades se presentaron muchísimas, pero las fuimos superando, una a una, y por fin, se logró la recuperación estructural, interna, de nuestro valioso y amado templo. 368

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Cronológicamente, ¿en qué etapas se fue dando la reconstrucción y a qué costos, con quiénes fuiste obteniendo los cuantiosos recursos financieros que se requirieron, quiénes fueron los ingenieros y arquitectos que contribuyeron en la dirección técnica de cada fase del proyecto? Las etapas en que se fue dando, cronológicamente, dicho trabajo, pueden resumirse así: primero, un estudio concienzudo de la real situación en que quedó el templo, como producto del terremoto; segundo, un estudio de las soluciones requeridas a corto, mediano y largo plazo y la presupuestación de los altos costos de tales obras. Empezamos con un aporte de doscientos cincuenta millones de pesos del FOREC, más de trescientos millones de aportes extranjeros de entidades de iglesias prestantes, también aportes pequeños de la misma comunidad, colectados en San Isidros, rifas y actividades y los aportes de la administración municipal en dinero y en especie. Todo eso nos fue permitiendo adelantar la obra, cuyo costo se aproximó a los mil millones de pesos, invertidos en la restauración de la parte interna del templo, en la reparación maravillosa de los vitrales de la parte baja del templo, pintura y, luego, como un regalo a esta obra, la construcción de la capilla del Señor de los Milagros y su réplica maravillosa, que movió multitudes en un encuentro desde Bugalagrande hasta Caicedonia, permaneciendo ahora como testigo fiel este Cristo negro, símbolo del pueblo vallecaucano, regalo de la señora Gladis Osorio Valencia y el contador público Jorge Aldemar Arias Echeverri. Igualmente, la construcción del Salón de Pastoral “Lecti Divina”, destinado para reuniones con los grupos de pastoral, a un costo de ochenta millones. Para la parte final, la del levantamiento de la torre, hubo varias opciones, ¿cuáles fueron y por qué se decidieron por la obra que, finalmente, se llevó a cabo; qué papel jugaron en esta parte la Alcaldía Municipal y la Gobernación del Valle? Terminada la parte interior del templo y el Salón de Pastoral había que pensar en la torre. Entre las muchas opciones, lógicamente estaba reconstruir la torre original, pero era demasiado costosa y peligrosa, pues ante las fallas geológicas que el Municipio presenta, era mejor elevar una torre mediana, 369

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

sin mucho peso y rebajando costos de ochocientos millones a doscientos setenta millones de pesos, dándole un cambio armonioso, respetuoso de la imagen de la torre destruida y del resto del templo. Nuestro agradecimiento al Gobernador saliente Germán Villegas, al doctor Angelino Garzón, Gobernador actual, al contador público Jorge Aldemar Arias Echeverri, gobernantes que apoyaron esta etapa del proceso de reconstrucción, y desde luego, a la Junta Económica y a la comunidad en general.

ENTREVISTA CON MAGNOLIA GIRALDO Y FRANCISCO GIRALDO A propósito del Colegio bolivariano, ¿recuerdas, Pacho, en qué locales funcionó? Cuando yo empecé a estudiar ya estaba donde está actualmente la Casa de la Cultura, pero inicialmente el Colegio Bolivariano comenzó a funcionar en el edificio o casa donde está actualmente el Almacén El Cafetero, que es de Fabio Correa, en la parte alta. El primer Rector fue don Efraín Gómez. Estaba don Jesús Medina, estaba un señor de nombre Enrique Valdez, pero también otro señor que fue después abogado. Don Jesús Medina también fue sobresaliente, y en esa época estaba de Rector el padre Benoit, quien fue el cura párroco a partir del año 49, después de que salió el padre Henao de acá. El padre Benoit fue Párroco y al mismo tiempo fue Rector del Colegio Bolivariano. ¿Qué recuerdan acerca de la iniciación de la actividad bancaria en el Municipio? Magnolia: La verdad fue que la primera entidad bancaria fue la Caja Agraria, después el Banco de Colombia, después vino el Banco de Bogotá. Luego, el Banco de Bogotá desaparece y lo reemplaza el Banco Cafetero. Francisco: Yo trabajé en la Caja Agraria que estaba en los bajos de la Casa Cural, donde está actualmente el almacén Dulce Hogar, 370

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

En las década de los cuarenta y los cincuenta, ¿quiénes destacaban como los personajes más importantes de Caicedonia? Francisco: En la época que yo me crié los personajes eran hombres como don Bernardo Mejía, Juan Bautista Giraldo, Manuel Alzate, don Camilo Restrepo, que fue el primer diputado que tuvo Caicedonia, hermano del padre Jesús Restrepo; y en cuanto a las señoras destacaban Ana de Mejía, doña Ana Joaquina de Gómez, doña Rita Escobar de Duque, mi mamá María de Jesús Giraldo de Giraldo, etc. No me acuerdo de otras, pero las mujeres eran muy cívicas, le aportaban mucho a Caicedonia.

ENTREVISTA CON CLAUDIA MARCELA GONZÁLEZ HURTADO ¿Conoce algunos pormenores en relación con la Fundación del Hospital Santander y la construcción de su sede original? El Hospital Santander de Caicedonia tuvo su origen con el Acuerdo N° 63 del 1de julio de 1939, “Por el cual se honra la memoria del General Francisco de Paula Santander.” En su artículo 2° dice: “Para conmemorar la clásica fecha del 6 de mayo de 1840, se procederá a adelantar las gestiones necesarias, con el fin de empezar, cuanto antes, la construcción del Hospital que se denominará “Hospital Santander.” La construcción se inició el 8 de diciembre de 1942 y comenzó a prestar servicio con maternidad y sala cuna en diciembre de 1944. El 20 de julio de 1945, se inauguran las salas de hombres y mujeres con un festival llevado a cabo frente al Hospital. Algunos directores del Hospital han alcanzado un extraordinario reconocimiento por sus valiosos servicios a la institución y por sus grandes méritos, como personas y médicos, ¿de cuáles de ellos y por qué razones destacaría usted su paso por la institución? La historia del Hospital debe partirse en dos, antes y después de la Ley 100, norma que transformó el Sistema General de Seguridad Social en Salud. De esa misma forma, son dos los Gerentes que considero deben destacarse: 371

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

El primero de ellos, el más recordado y el que más tiempo permaneció como gerente antes de la reforma, el Dr. Jafeth Campillo Marín, quien desarrollaba labores administrativas y también asistenciales como medico. El segundo gerente, después de la reforma, a destacar es la Dra Martha Cecilia Castrillón, quien a pesar de permanecer en la Institución por muy poco tiempo, lideró el proceso más difícil pero necesario por el que ha atravesado la institución: la reestructuración administrativa y el paso a un nuevo modelo de servicios hospitalarios. La ley 100 divide la historia del Hospital en dos, ¿que fue lo que esa norma y otras que la complementaron cambiaron en cuanto a la administración de la salud en Colombia y al servicio que deben prestar los hospitales? En cuanto al Hospital se refiere, el impacto más grande por el cambio de la norma, corresponde a la transformación de los recursos, pues se pasó de una transferencia de recursos a la oferta por recursos a la demanda. Esto significa que antes de la ley 100, los recursos los transfería la Nación directa­ mente a los hospitales y con ellos se cubría su funcionamiento. Después de la norma, los recursos los trasladan a las aseguradoras, llámense ARS O EPS, y es con ellas con quienes debemos contratar la prestación de los servicios para recaudar recursos. Los únicos dineros que nos traslada la Nación directamente, llegan por la prestación de los servicios de salud a la población pobre no asegurada, los cuales deben también facturarse. Por lo anterior, la atención en los Hospitales cambió, pues antes de la ley 100, se atendía toda la población que lo requería y después de la norma sólo se atienden las personas aseguradas, siempre y cuando sus empresas aseguradoras tengan contrato con el Hospital y la población pobre no asegurada (SISBENIZADA), la cual es responsabilidad nuestra. ¿Cuáles son los factores que más acrecentaron la morbilidad y la mortalidad entre los caicedonitas en los últimos veinte años? La violencia cada año ocupa los primeros lugares de la morbilidad y mortalidad de la población caicedonita. De igual forma las enfermedades crónicas como la hipertensión arterial, la diabetes, la dislipidemia, etc, a causa del 372

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

sedentarismo, la falta de actividad física y los malos hábitos alimenticios. También, en los últimos años es preocupante el aumento de Infecciones de Transmisión Sexual y en especial del VIH­SIDA, por la población flotante que se maneja por la economía del Municipio, la irresponsabilidad con que se maneja la sexualidad, a causa de la descomposición familiar, falta de valores, baja autoestima, etc.

ENTREVISTA CON EL DR. ALBERTO GUTIÉRREZ LÓPEZ En la parte médica, por la complejidad y calidad de los servicios ofrecidos a los caicedonitas, ¿cuál recuerda como la mejor época del Hospital Santander y por qué razones? El Hospital vivió una larga época, desde el Dr. Cadavid hasta el Dr. Campillo, pasando por el Dr. Correa, en la que dimos mucho de qué hablar por los grandes servicios prestados a la comunidad, hasta la llegada de la Ley 100 en que esa época se termina y nos convertimos en remitidores. ¿A quiénes, y por qué razones, considera los cinco personajes, médicos o no, que más han influido en el desarrollo del Hospital Santander? Muchas han sido las personas, médicos y no médicos, que han trabajado por el Hospital. En esa larga lista, destacan personajes como el doctor Guillermo Toro, el doctor Alberto Cadavid, el doctor Jafeth Campillo, el doctor Javier Correa, don Guillermo Gómez, etc. ¿Qué diferencias encuentra entre el Hospital Santander de antes de la Ley 100 y el Hospital Santander a que nos condujo la Ley 100? Antes de la Ley 100, posiblemente el Hospital era más elemental, con menos dotación, pero le prestaba extrordinarios servicios a la comunidad. Después de la Ley 100, tenemos un edificio extrordinaio, excelentemente dotado, con reformas diarias para dar gusto a los dirigentes de escritorio. Sin embargo el servicio es prestado en otras partes y el Hospital transporta los enfermos por medio de su flota de ambulancias. 373

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

ENTREVISTA CON CARLOS ALBERTO AGUDELO ARCILA Su hijo Mario Alberto resultó ser un poeta de vocación precoz, ¿cómo es el proceso de descubrimiento de esa potencialidad estética, qué cree caracteriza a la poesía de su hijo, en su fondo y en su forma? Sí, es un poeta de vocación precoz. Un poeta genuino. Esto no tiene nada que ver con el hecho de que sea mi hijo, no. Lo observamos varios escritores del Quindío, vimos su aptitud, su precocidad. A la edad de acho años, ya incursionaba en varias revistas y periódicos del Quindío. Empezó a leer. De un momento a otro, nadaba entre poesía y literatura. Recorría, de igual manera que yo, el camino hacia la biblioteca del escritor Humberto Jaramillo Ángel. Alcanzaba a divisar en él mi propia fiebre literaria, veinte años atrás. Senegal también fue determinante en su formación. Desde niño incursiona en el teatro. A la edad de once años crea en Caicedonia La Casa de Poesía, con el apoyo de la Casa Silva de Bogotá, que dirigía la poetisa María Mercedes Carranza. Por este mismo tiempo, funda la revista Caicedonia Literaria. A los catorce años, sostiene una columna de comentarios literarios en el Diario del Quindío y es invitado al Festival Mundial de Poesía de Medellín, repitiendo esta experiencia al año siguiente. Con lo anterior declaro que no hubo ningún descubrimiento porque el hecho poético estaba ahí. Sólo abrí mi corazón, me compenetré con él y nos hicimos amigos desde lo profundo de la poesía. Con el actual Director de nuestra Casa de la Cultura, ha realizado algunos talleres de iniciación literaria con niños y jóvenes, ¿cómo han sido esas experiencias, cómo hacerlas más sistemáticas y profundas para que puede llegar a aflorar y consolidarse un semillero de noveles escritores? Se creó un taller que se llamó INDUCCIÓN A LA POESÍA. Niños y jóvenes, de 7 a 13 años, realizaron en forma lúdica una experiencia poética que condujo a la imaginación y al asombro, produciendo una FLORESÍA* de magia con la palabra. (*semillero de niños sensibles que germinan en poesía). 374

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Se lograron varios poemas colectivos y era maravilloso sentir cómo estas generaciones hablaban un lenguaje extraño para quienes sólo ven en el pan el pan, sin entender que la piedra es nube, o el amanecer vino que beben las palmeras. Lo único que hice al dictar los talleres fue desempolvar la susceptibilidad, para luego deleitarme viendo el brillo resplandeciendo en la palabra. Y aprendí. Existen talleres que conducen a la formación de un semillero de noveles escritores. Para que estas experiencias sean más sistemáticas y profundas, es necesario dar un espacio continuo a personas que tengan conocimiento real del asunto. Es muy delicada la formación, los resultados pueden ser sorprendentes o trágicos de por vida; de ahí que no se puede dejar a un simulador impartir sus supuestos conocimientos. Es necesario tener un diálogo individual con los talleristas para explorar si su intento es real, si es sensible, si la poética de la existencia vibra en él. Cuando se seleccionan las personas, el curso fluye por sí sólo, porque ellos mismos son la profundidad, la poesía en la flor de la vida. El siguiente poema que concibieron demuestra que con su imaginación y asombro, iluminan el mundo de esperanza: LA RELIQUIA MÁS GRANDE En una cajita de fósforos se pueden guardar muchas cosas. Un rayo de sol, por ejemplo. (Pero hay que encerrarlo muy rápido, si no, se lo come la sombra). La gota del color del mar, el alma de una cruz, el aroma fresco del cafetal, el suspiro del viento. En una cajita de fósforos se pueden guardar muchas cosas, como por ejemplo: la montaña de la verdad, el acontecer de la arboleda, la casa de las ilusiones, 375

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

la cadena de la tristeza, el borrador del odio, la luna del amor, el agua de las emociones, una moneda de sol, el vuelo del remordimiento. En una cajita de fósforos se pueden guardar muchas cosas, el universo del poema, la estrella del deseo, la manta de la sombra, el pétalo de la paz, el reino de la amistad, un anillo de pensamientos, la llave del destino, el carro de la alegría, el cristal del tiempo, el carbón de la pena, la savia de las hojas de oro. En una cajita de fósforos, se pueden guardar muchas cosas, entre ellas la reliquia más grande: La alegría que nos produce escribir este poema.

ENTREVISTA CON MARIO Y HELÍ GIRALDO ¿Qué tan desarrollada estaban las redes viales urbana y rural a mediados del siglo XX? HELÍ: Por la carrera catorce, no había salida sino hasta el Parque de Las Palmas. De ahí para allá no había paso, había que voltear por la quince o por la dieciséis, para subir al Parque del Carmen y cuando eso era otra nomenclatura. 376

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Aquí no había sino una salida para la zona de tolerancia que era por el Café Burila, por la calle novena, por ahí se iba hasta la carrera diez y se volteaba hacia el norte, en la diez, abajo, donde termina la carrera diez, allí quedaba “la zona”, donde estuvo el Balajú. La única entrada que había al pueblo, viniendo de Sevilla era por La Camelia, se venía por la carretera vieja, se subía por el cementerio a salir a la esquina de la galería, donde es Toño Cincel. Ahí volteaban los carros que iban para Armenia, que venían de la Estación, y subían por la carrera dieciséis hasta el depósito de los Yepes y de ahí salían derecho hacia Barragán por la Gran Vía, hoy la calle sexta. Estamos hablando todavía de las décadas de los cuarenta y principios de los cincuenta. Los carros no andaban sino por esa carrera y por donde es hoy la catorce, después de que se rellenó, a pico y pala, en convites comunales, el tramo entre la calle sexta y la octava. De lo otro no había nada, eran sólo colinas bajas y cañadas. La sexta y la novena eran las únicas calles que desembotellaban el pueblo. Los alcantarillados se hicieron a base de romerías y de eso el ejecutor fue el padre Henao. Cuando eso no había carretera por El Mapa. Esta vía para ir a Montegrande era un camino de herradura apenas. No había carretera. La ida a Montegrande era por Verdún. Toda la panela la traían en mulas, igual que la madera, porque, de allá, salía mucha madera. Ni mi tío, ni mi papá compraron finca en esa zona de Montegrande, porque le tenían miedo a la fiebre amarilla. Allá los colonos llegaron mucho después. La zona preferida era El Frontino, El Bosque y La Rivera, donde menos zancudo había. Allá nació Gratiniano Osorio y toda esa gente vieja de los Osorio, que fueron los que se establecieron por esos lados, todos esos Baenas, Torres, son de allá de la montaña. Nadie se atrevía casi a ir a Montegrande hasta mediados de la década de los cuarenta, porque ya en el cuarenta y cuatro, cuarenta y cinco comenzaron a subir mucha madera, a traer la panela, que la traían en mulas, en unos costales de cabuya. En 1943, ¿usted quiere saber qué fincas había? Vea, aquí, alrededor del pueblo, había dos muy grandes. Una era la finca de don Marco Emilio Ocampo, casi toda de caña y panela. El trapiche era movido con una rueda de agua, ahí tenía, yo me acuerdo de esa rueda, una rueda pelton.La otra era la de doña Sofía, la otra abuela de Marco Emilio, La Sonora, donde 377

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

también tenían una de esas ruedas pelton. De aquí para abajo, estaban el establecimiento de don Luciano Atehortúa, el papá de Marino Atehortúa (lo mataron el nueve de abril) don Luciano Atehortúa, una finca de caña y de panela. A don Luciano lo mataron el nueve de abril con Tista Giraldo, con don Manuel Alzate, el papá de Humberto Alzate, que fue Gobernador del Valle, con Luis Ríos, “Macana”, y con un hermano de Tobías. Ah, y un policía, don Germán González se encontraba con ellos, pero él salió disparando y según dicen, él fue el que mató al policía y se voló, él se alcanzó a salir, pero a los otros los mataron ahí. Cuando eso fue la misma policía la que hizo la masacre. Yo no me acuerdo quien era el Alcalde. A ellos vinieron y los detuvieron y al Personero. De las vías intermunicipales e interdepartamentales, ¿que conocimiento tienen? HELÍ: Hacia Caldas, desde cuando yo nací, desde que me conozco ya había vía, carretera hacia Armenia. Por Barragán venía el puente colgante, el puente viejo, y por la carretera vieja, pasando por esa finca del doctor Arbeláez, había que pasar un túnel. Uno se gastaba medio día para ir a Armenia, en carro. Cuando eso el chofer era Chano Osorio, tenía una berlina modelo 37. Hacia el Valle, casi siempre se iba uno por tren, la mayor parte de la gente, porque a La Estación había muy buena vía. Por Sevilla era muy mala la vía, el mismo trazado que existe ahora. Lo que sí cambió fue un pedazo aquí en La Camelia, porque no era por por el Alto de las Piñas, sino más a la derecha. Esa es la misma Carretera Bolivariana. Aquí no había vía para otra parte. Yo iba con don Jesús Ramírez a sacar ganado para Cartago y lo hacíamos por la Estación Caicedonia. Más allá del río La Vieja no había vía ni para Armenia, ni para ninguna otra parte. La vía llegaba nada más a la Estación Caicedonia. Por ahí se cargaba el ganado que se mandaba para otras partes, el café, todo, y la gente se iba en autoferro. A mí me tocó ir en autoferro a Cali. Esa vía no llegaba sino hasta el tejar de un señor Gómez, no estaba el puente sobre el río La Vieja. La vía del Alambrado a Armenia no existía, por ahí no había nada. La vía a Sevilla fue primero, claro, pero, era muy mala. Fíjese que cuando yo trabajé en la Recaudación, en el año cincuenta y tres, a mí me tocaba, muchas veces, conseguir un caballo 378

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

alquilado con don Chucho Villegas para ir hasta Sevilla y de allí coger carro para Tuluá. Las vías rurales se iniciaron en los años cincuenta. Creo que por allá en el cincuenta y cuatro. HELÍ: Las vías rurales se hicieron casi simultáneamente, la de Aures y la de El Crucero, a la par, como en el cincuenta y cuatro. MARIO: A los jeeps, para poder caminar esas carreteras les ponían cadenas. MARIO: La de Samaria, ya el último tramo, entre La Suiza y Samaria, eso fue como en el sesenta, a principios de los sesenta. Y después, la carretera por el Club de Caza y Pesca hacia El Frontino fue una carretera relativamente nueva, una carretera de los años sesenta y seis, sesenta y siete, la de Bosque Bajo, Risaralda. Lo mismo que esa carretera Bosque Alto, Campo Azul, esas son carreteras muy nuevas. HELÍ: Esas sí son carreteras muy nuevecitas, porque fíjese que cuando yo compré La Laguna, que era ya cerquita de ustedes, cada rato nos veíamos con don Anatolio, su papá, subiendo a la finca. Yo empecé esa carretera, por La Mina, la hice por las cañadas, a subir a la finca, no había más nada. Entonces, un día le escribí al Director de Caminos Vecinales que era primo nuestro, que nosotros estábamos haciendo esa carretera y que si Caminos Vecinales tenía la oportunidad de colaborarnos para hacer unos puentes, porque a veces se crecían esas cañadas y no había paso, estoy hablando de las quebradas de El Espanto, La Mina y La Betulia. Me contestó que, si yo quería él le escribía al Comité de Cafeteros para ver si había que hacer una carretera por ahí. Entonces él y nosotros, intervinimos ante el Comité de Cafeteros y se hizo la carretera. MARIO: De El Frontino a salir a Samaria, eso fue en el setenta, sí. Es una carretera relativamente nueva. La otra carretera: Bosque Alto – Campo Azul, también, es una carretera nueva, esa es más nueva todavía. HELÍ: A mí me tocó ir a ayudar a resolver el problema de esa carretera, porque el doctor Arbeláez, el Rector de la Universidad la Gran Colombia, no dejaba pasar la vía por su predio, y Martín Arboleda, una persona que me 379

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

quería mucho, pues tuve muchos negocios con él, me dijo: “Helí, yo no quiero ir allá, a hablar con ese doctor, porque a mí me da rabia y de pronto le pego un tiro. ¿Por qué no va usted en representación mía?” El doctor ha sido muy conocido de nosotros. Entonces fuimos a la reunión en la finca de Gilberto Clavijo, pero el doctor seguía oponiéndose, hasta que al fin lo convencimos y nos dio permiso para hacer la carretera y ahí se inició la carretera para ir a Campo Azul. De Palo Grande a Campo Azul. MARIO: Son carreteras muy recientes, son carreteras del setenta para acá. La de Limones -- Fuente Hermosa -- Samaria, esa si es viejita, una carretera que la hicieron casi siguiendo el trazado de un camino de herradura viejo. HELÍ: Sí, eso era un camino de herradura, desde acá hasta allá. Esa carretera es como de finales de los cuarenta y principios del cincuenta. MARIO: Sí, porque, ya después, la de Verdún -- Montegrande es como de los cincuenta. Nosotros, en el cincuenta y tres nos accidentamos y se mataron tres compañeros. Ya estaba esa carretera por allá, por Verdún – Carare. El Carare tenía un camión, en el que cargaban panela, y nosotros veníamos de Los Quingos, en el carro de Marcelina. En toda la curva, ahí donde está el Leo, exactamente al frente del motel Leo, por la parte de adentro, nos encontramos con ese camión y con un costado de su carrocería cogió el carro por el parabrisas y todos los que había por ese lado los sacó. Mató tres muchachos. Los que íbamos por el otro lado quedamos aporreados, Jairo Giraldo, Gustavo Parra, Francisco, el hermano mío, y otros que veníamos ahí. Esa carretera a Carare y Montegrande es del cincuenta y piquito. Ustedes siempre han estado ligados al campo, ¿cómo se fue dando el desarrollo agrícola y pecuario en el Municipio? HELÍ: El café, el maíz y la caña fueron de los primeros cultivos. MARIO: El café vino con el proceso de colonización del occidente colombiano. Llega por Calarcá, viene desde Salamina, punto de entrada de la gente que llegaba de Antioquia. Salamina, Manizales, Filandia, Calarcá y Caicedonia, fue la ruta del café, aproximadamente a principios de siglo. Estas zonas 380

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

también entraron dentro del café, claro que con otros cultivos: el maíz, el fríjol, la caña, el plátano, fundamentales para la subsistencia. Me imagino que cuando usted y mi papá llegaron a La Gerencia ya había café. HELÍ: El café mi papá lo sembró. Pero ya estaba en la parte alta. Allí estaban los Osorios, todos los Osorios, y los Baenas, en El Frontino y el Bosque Alto y Bajo. Todo eso fue de los papás de Gratiniano Osorio, de los Restrepo, los Baenas. Ellos eran los que mandaban la parada en El Frontino y por allá por todo eso. Don Luis Baena, también, don Luis Baena era el hombre más colaborador y más trabajador que usted haya conocido en la vida. Usted iba a la finca de don Luis Baena y lo encontraba como cualquier trabajador, pero, lo veía venir al pueblo y creía que era un ministro. Él venía desde la finca, donde la hermana que vivía a todo el frente de la iglesia, enseguida de la abuela de nosotros. Se encachacaba con chaleco y vestido de paño y sombrero de copa y se montaba en un carro Cadillac que tenía, la cosa más hermosa. MARIO: La caficultura empezó en el Valle, se dice, más o menos, en 1913. HELÍ: Tista vino en 1925 y puso un almacén aquí y se dedicó a comprar café, pues ya había muchas plantaciones de café. MARIO: Lo de la panela de Montegrande sí es después. HELÍ: No, había plantaciones muy viejas en la zona de Montegrande. Estaba la finca de doña Sofía, La Sonora; estaba San Pedro, que era lo más viejo que había, era de don Virgilio Arias; estaba Italia; estaba Piedras; estaba Verdún, no se había fundado el Carare todavía; estaba La Mejora; estaba la finca de los Loaizas, todas eran tierras paneleras. Pero también hubo café toda la vida, un café bajo sombrío acompañado de cacao era el que se daba en Montegrande. El plátano poco mercado tenía, aunque lo había en casi todas las fincas. Fíjese que a nosotros, mi papá nos hacía madrugar a las cuatro de la mañana a cortar plátano para sacarlo al potrero y picárselo a las vacas. También servía para alimentar marranos, pero no se vendía. Cuando trabajábamos en el almacén, yo llegué a tener más de cien marranos en compañía. Inclusive 381

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

que el papá de los Díaz, Mano de Mica, me engordaba a mí, casi permanentemente, seis o siete marranos. Mano de Mica mantiene bravo conmigo por eso: “Vos que me hiciste recoger aguamasa cuando estaba muchacho”. MARIO: El emporio panelero lo terminó el problema de los sindicatos y del seguro social. Cuando llegaron esas leyes y se consolidaron los sindicatos, los propietarios empezaron a pensar en otros cultivos, pues la panela empezó a perder mercado y la competencia desleal de los derretideros de azúcar para panela, sumados a la responsabilidad del aseguramiento social de tantos trabajadores como los que requerían la caña y los trapiches reducían demasiado las utilidades. Entonces, vinieron otras alternativas de producción. Vino gente nueva como don Arturo Arismendy, a sembrar cultivos temporales, como el millo. Empezó Ricardo Tiznés con plátano tecnificado. Después comenzaron a cultivar la yuca. Vino un programa del CIAT, entidad que en los años setenta, setenta y uno, setenta y dos, en convenio con la Federación de Cafeteros, manda un grupo de agrónomos, entre ellos a Samuel García. Caicedonia, con suelos nuevos, sin estrenar, con buena capa vegetal empezó hacer los primeros ensayos y los rendimientos fueron extraordinarios. Cuarenta y cincuenta toneladas por hectárea. Entonces, cuando se fue la vía al llano, en el tramo de Quebrada Blanca, la yuca llanera dejó de ser la que mandaba en el mercado de Bogotá y entró la chirosa de Caicedonia. Los yuqueros de aquí empezaron en ese tiempo a vender viaje a diez mil pesos, y eso era muy buena plata, y terminaron vendiendo a treinta y cinco mil pesos, que era una millonada. Vino así la bonanza de la yuca en Caicedonia y coincidió con la bonanza del café. Esa década del setenta fue la época de mayor auge económico que ha conocido Caicedonia. Fue cuando más plata y derroche hubo en Caicedonia, cuando se encendían los cigarrillos con billetes y mejores muchachas se vieron en la zona de tolerancia y casas de cita. Pero viene el problema de la yuca. Empieza la gente a deteriorar los suelos y entonces las producciones se fueron al piso. Entonces, se viene un plan quinquenal de la Federación de Cafeteros, el cultivo de los cítricos. Empezó en el año de 1984. De los cultivos semestrales como el millo, el maíz y la soya, a los cultivos permanentes de naranja, mandarina y limón, que han 382

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

sido el motorcito. Cítricos, maíz y soya cambiaron totalmente la estructura económica de Montegrande. Es aterradora toda la dinámica que tienen los cítricos. En este momento Caicedonia tiene alrededor de mil cien hectáreas en cítricos, en la zona de Montegrande y aquí en el pie de monte. En El Palmar todo va a quedar en puros frutales y acabaron de comprar Piedras, que son quinientas cuadras más. Eso era de Cicolsa pero lo compró un señor, el dueño de Crem Helado, compró toda esa tierra y ahí va a haber cuatrocientas o quinientas cuadras más de cítricos. Los cítricos aquí son una propuesta interesante y que va para adelante. Es que la productividad de Caicedonia son sesenta, setenta toneladas por hectárea, que no se consiguen en ninguna otra parte. No las da sino esta zona, por hectárea. HELÍ: En el sesenta y seis, recuerdo se inició la siembra del café caturra, porque Jairo Giraldo compró Fuente Hermosa en el sesenta y seis. Jairo sembró puro caturra. MARIO: Entonces, el auge del caturra empezó a mediados del sesenta, en el sesenta y cuatro, sesenta y cinco. Eso empieza a aumentar la productividad hasta, más o menos, un millón doscientas mil arrobas. Este auge se dio, básicamente, hasta el año ochenta y nueve, año en que hay ruptura del Pacto Cafetero, empieza la apertura económica, la Federación reduce los subsidios a los cafeteros y la banca limita los créditos, ante el excesivo endeudamiento de los cafeteros. Para el colmo de la desgracia, llega a nuestros cafetales la peor plaga que recordemos: la broca. Ahí fue la debacle total, la quiebra de caficultura y caficultores. Recuerdo que el día que murió mi papá, en abril de 1983, ese día se encontró la roya en Montegrande. La roya era producida por un hongo en las vagas de las tierras más calientes. Pero no afectó tanto porque la gente lo supo manejar y la Federación ayudó a tiempo y, además, el precio era muy retributivo. Por lo cual se pudo controlar. Pero, con la broca fue a otro precio, porque su avance fue devastador y los productores no tuvieron recursos técnicos y monetarios para contrarrestarla. Más de medio mundo se quebró. Entonces, llegó la pobreza más grande que ha vivido Caicedonia, peor que la crisis del veintinueve. Yo no sé como Caicedonia fue capaz de sostener a 383

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

la gente en el campo. Ayudaron varios factores: primero, un avance en la diversificación, estaban los cítricos, algunos frutales como el aguacate y la papaya, el plátano, que generaron empleo y aportaron alimento. Segundo, un proyecto que hizo la Administración con el SENA, con CORPOICA, con el ICA, para mejorar el cultivo del plátano, los cultivos de ladera. Eso fue fundamental porque la gente viéndose en la pobreza en que estaba, entendió que en el plátano había un renglón acompañando el café que mejorándolo, podía significar ingresos. Es que fue un problema de proporciones mons­ truosas, casi el sesenta por ciento de fincas abandonadas. Nosotros nos íbamos para Aures y no encontraba un solo carro ni jeep haciendo carreras, ni carro particular, eso era aterrador. La gente no subía a la finca, a qué, los carros yiperos a qué iban, porque no había clientela, eso indicaba el estado tan berraco de pobreza que hubo.

ENTREVISTA CON FERNANDO LIBREROS ¿Cuál es la relación entre el Taller Rural de Industrias Integradas y el Comité Departamental de Cafeteros, cuántos puestos de trabajo proveen las Industrias Integradas en Caicedonia y cuántos en el Valle del Cauca? Ese es un programa muy interesante que jalonó el doctor Óscar Jaramillo, Director Ejecutivo del Comité de Cafeteros del Valle por más de treinta y cinco años. La política central de la Federación Nacional de Cafeteros es propender por el desarrollo de las comunidades cafeteras y del caficultor. Por eso el lema de “primero el caficultor y después lo demás”. El doctor Jaramillo, con el propósito de crear fuentes alternativas de trabajo para las familias cafeteras, diseña el programa de talleres rurales y dan comienzo a un modelo de cooperativismo con las mujeres campesinas, para que ellas participen en las labores y el diseño de ropa, etc., pero, lentamente, haciéndose propietaria, porque quienes participan son asociadas propietarias del Taller Rural. Entonces, el Comité y la Federación les inyectaron recursos y ellas fueron empoderándose y digamos cogiendo fuerza interna dentro de sus organizaciones. Entonces, el Comité se fue retirando y, hoy por hoy, digamos se hace una asesoría técnica, asesorías comerciales, pero, digamos que ya ellas son autónomas, ellas son autosostenibles dentro de su negocio 384

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

y generan mano de obra. En Caicedonia el taller rural lleva más o menos unos diez, doce años y hoy en día es un polo de desarrollo y un polo de generación de empleo muy importante. Ellas tienen convenio con empresas, ellas hacen maquila a empresas como Croydon, a Simphony. Bueno, ha habido cantidades de gente que vienen y contratan con ellas la producción de sus empresas. ¿Qué factores determinaron la intervención y operación rescate del Comité de Cafeteros en lo que antes fue la Cooperativa de Caficultores y ahora se conoce como Caficaicedonia, qué se está haciendo y, en su concepto, qué se requiere para que esa empresa vuelva a ser próspera, útil para los productores cafeteros y administrada por caicedonitas? Cielito, el tema de la Cooperativa de Caficultores es algo que es bien intere­ sante para el Municipio. Es la segunda o tercera empresa generadora de recursos en nuestro Municipio, y yo creo que por ello merece una atención muy directa de toda la población cafetera. La Cooperativa venía de un tiempo para acá perdiendo plata, decreciendo en sus compras de café, porque no era competitiva en los precios de compra del grano y muchos socios terminaron retirándose, etc. A raíz de eso, el Comité le echó mano a la situación y dijo: “bueno, vamos a hacer alianzas con otras cooperativas cafeteras”. Entonces, se hizo un convenio con Tuluá, con la Gerencia de Tuluá, el doctor Silvio Bedoya, quien atiende la Gerencia Administrativa y la Gerencia Comercial y amarra todos esos volúmenes de café. Los de Tuluá, Caicedonia y Sevilla. Con ello se aumenta el poder de negociación, con unos costos de administración mucho menores. Así, una Cooperativa que el año pasado se entregó con un déficit de ciento cincuenta millones de pesos a junio, a diciembre de ese año sólo cerró con cuarenta millones de déficit, o sea se recuperó en seis meses y a diciembre próximo estamos cerrando con más o menos cincuenta millones de pesos de ganancia, netos ya. Mejoramos los precios al productor, ganamos menos por arroba, pero más por volumen y nos hemos convertido en reguladores de precio, en beneficio de nuestros caficultores. Usted es reconocido como experto y pionero en Caicedonia de la floricultura tropical, ¿cómo ve el avance de esta alternativa agrícola en Caicedonia, por qué no se ha extendido a un ritmo más acelerado? 385

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Cielito, sí, la verdad es que esa ha sido toda una historia. Cuando yo llegué aquí la floricultura no era fuerte, pero la realidad es que en esa tenacidad mía y mi condición de coleccionista, hicieron que me propusiera investigar sobre el tema durante casi diez años. Conseguí un banco de germoplasma muy interesante, tengo un banco muy, muy hermoso, las variedades que tengo dentro del género es muy grande. Y lentamente la gente se fue metiendo, se fue metiendo, y con prudencia yo les fui mostrando, soltándole unas variedades etc, etc. Después la gente ya consiguió especies por otros lados, porque realmente pues ya están en el medio. Hoy por hoy, Caicedonia tiene unas treinta y seis hectáreas en heliconias, con problemas de mercado no tan fluido, pero ya hemos despegado si comparamos con la situación de antes. Ya la gente vende sus heliconias, tiene su ingreso adicional y ha despertado mucho interés en mucha gente y en muchas entidades, tanto así que en Caicedonia nace el Parque, etc, etc. Yo creo que así como vamos y con el impulso que le podamos dar y digamos con el apoyo del Estado, podemos sacar este proyecto adelante.

ENTREVISTA CON MARÍA INÉS RESTREPO Cómo fue el ciclo de Cristian, en su calidad de torero profesional? Cristian estuvo en España, en Portugal, en Lisboa, estuvo en muchas partes toreando. Estuvo en Ecuador muchísimas veces, en el Perú, en México; estuvo en la plaza de Las Ventas, en la Monumental de México. Él ha estado en muchas partes toreando, pero no pudo seguir la carrera como debía ser porque él tiene varias lesiones en la columna, por el mismo ejercicio con los toros, porque él empezó desde muy niño a trabajar y lidiar un toro no es fácil. Necesita una cirugía, así que él ha estado en reposo. Ahora, él también hizo lo mismo de mi papá, ya tiene su propia plaza de toros, la cual monta en pueblos y hace algunas corridas. Él ha estado estudiando, es un muchacho juicioso.

386

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


CUARTA PARTE: breve antologĂ­a de periodistas y escritores caicedonitas

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

WILLIAM PIEDRAHÍTA GONZÁLEZ CAICEDONIA A Caicedonia le canto porque la llevo en el alma, porque en sus calles, traviesa, descalza, corrió mi infancia. Entre aromas de cafetos, maduraba mi esperanza, que era racimos de ensueños tejidos en noches blancas. Dulce tierra montañera, hija del tiple y del hacha, son del Valle tus palmeras, pero, antioqueña es tu casta. Hoy que regreso a su lares, después de ausencia tan larga, se me achican los pesares y el corazón se me agranda.

LUIS ENRIQUE SENDOYA CANTO A CAMILO “El amor como las lágrimas aspira a ser recíproco. Cuando sufre el alma de un gran pueblo, toda la vida está perturbada, los espíritus libres se estremecen, y los que tienen un noble corazón inmaculado, van al sacrificio”. Leonidas Andreiev. 389

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Levantó el corazón a la noche en donde están la piedra y el silencio. Levantó la ilusión a las miradas de los que eran hambre y sed. De cuantos gemían abandonándose en los extramuros de su alma. Arrojó delirante un guijarro azul a los estanques en donde están los hálitos dormidos como única promesa de la sangre. Con decididas manos con yunques de palabras con fragmentos de llamas erigió la ternura a la medida fraternal de los hombres. Iba a pie como un camino. Como dardo al dolor. Como una isla que no hubiese conocido el mar. Y, sin embargo, su compañero no fue Caín el trashumante sino Abel, el inocente y puro. Hizo venir al mundo todas las banderas los cascabeles duros de los grillos las combatidas alas las caravanas pobres de la especie los cataclismos de los orbes sublunares. Y le dio su dolor al oleaje de las aguas más altas 390

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

al curso libre de los siglos representado en las estatuas. Hubo un largo rumor como de cosas despeñadas. Un eco una angustia sin fin unas hachas de miel y de furor como cuando se acaban las razones y empiezan las espadas. Después, fue el vendaval, la negación y la batalla cruenta de la espiga enrojecida por el mal. Iba entregando bronces ávidos arcangélicas lanzas trompetas con himnarios entusiasmadas hondas palos de luz para enastar el día semillas en el trance de ser árboles. Iba entregando surcos a la lluvia y arados para que se amotinaran los veranos. Iba quitando escamas al otoño para que se despertaran las ciudades. Iba llevando ríos para que surgiera la tierra del olvido. Iba dando horizontes tahalíes ceñidos a la cintura de la historia Para que la Patria fuera una torre de señales, iba con dedos ágiles sumando a la verdad las estaciones los épicos laureles 391

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

que dan zumos amargos. Iba en la cresta de la voz como anunciando los relámpagos. Iba en el anca de la resurrección. Quiso gemir, quiso danzar queriendo ser la inmensidad. Quiso vivir hasta morir. Quiso durar y perdurar, como Jacob hasta el amanecer. Quedóse solo, a la intemperie por el destino de los hombres. Desfallecieron las sustancias de las raíces y los bosques. Y de la encina primordial sólo quedaron vagos sones. Y sus hermanos fueron tímidos, avergonzados de sí mismos. Y de la copa de los robles, ya sin la savia arborecida, los huracanes furibundos troncharon ramas amarillas. Desde los caracoles sepultados desde las rocas invisibles oyó romperse el mar a solas emigrar los navíos descender las estrellas fundirse el plúmbeo cielo a la tormenta. Vió naufragar a las ciudades que habían ya sido hundidas debajo de la luz y las tinieblas. 392

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Se desbocaron homicidas los cuchillos las garras de mil fieras los pávidos instintos animales. Se derrumbaron las canciones las trojes del futuro las escoradas naves de la espera las brújulas de humo las catedrales solas en la arena. Fue niño en el combate y firme en el suplicio y verdadero. Más ahora ya no será posible ponerle túneles al miedo desfiladeros a los huesos litorales al grito del silencio simples cadenas a los muertos. Porque el Amor vigila los instantes y marcha, paso a paso, al infinito.

ÓSCAR PIEDRAHÍTA GONZÁLEZ CANCIÓN DE LA AMISTAD Abro mi corazón al amigo como a la lluvia se abre el campo. Me doy como el sol a las criaturas y al viajero la sombra del árbol. En el mundo, en que soy tan pequeño, ­hoja de hierba, ínfimo grano­ como apoyo de padre amoroso para todos voy extendiendo mi mano. 393

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Hay un niño perdido en mi sangre que suaviza la voz en mi canto: en su dulce presencia se baña todo aquél que se ciñe en mi brazo. Amo tanto las cosas pequeñas como las grandes cosas, y reclamo igual sonrisa para el hombre bueno que para el hombre rudo y malo. Entre bosques de rostros oscuros he vertido la miel de mi canto y he encontrado -milagro pequeñoel amor escondido en sus gajos. Oh! Misterio evidente y profundo, -descubierto al igual que velado-, aunque el hombre malvado se muestre, algo noble palpita en su barro. MI PUEbLO Caicedonia es mi pueblo. Así, clavado a su cruz, exánime y rendido, o sobre el pedestal inadvertido de su propio destino y su pasado…. Al Valle por Antioquia arrebatado con la ruana y la arepa, y defendido por la hidalga barbera que ha sabido vencer a los tiranos y ha dejado rotos los lazos de la tiranía; así, sobre la alta serranía, parado con su tiple y su carriel, Caicedonia es mi pueblo, y su regazo es tan caro a mi alma que hasta acaso ni el mismo cielo cambiaría por él. 394

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

XII Soy poeta. Hago muñecos de barro y hago cántaros. Cántaros que ruedan abajo. muñecos que viven y mueren -que mueren cantandoMuñecos iluminados. Hijos del sol y el pecado, lujuriosos ídolos de barro. Excolmulgados, saltimbanquis del llanto. XIII Soy un guerrero. Siempre seré un guerrero. Donde quiera encuentre sombras, dispararé mis luces. Mis ideas son balas dum dum y mi cráneo es una trinchera… Y en mis manos pelean guerreros que odian como yo todo lo que sea sombras

DIGO CAICEDONIA

(A Julio Gutiérrez Penagos, amigo de la infancia) Digo Caicedonia con la voz del niño y se vuelve de mieles mi saliva; Caicedonia se dice fácilmente y es dulce patria de la espiga. 395

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Su nombre elemental tiene la forma de la primera cometa, el primer trompo… ¡Y el cuerpo de la abuela está en su suelo hondo, hondo, eternamente hondo!... Yo recogí mi nombre por sus calles letra a letra, para hacerme un nombre. Recuerdo que mi padre nos decía que al nombre sólo lo hace el hombre. Y me iba con Julio a las laderas A contarle luceros a la noche Y a soltar nuestros sueños que salían Como briosos corceles al galope. (Julio amaba a Clarita.¡ Ah, Clarita, si hubiéramos estado más varones…! En el parque rizado de palmeras era el nido de los niños amores). Mi pecho adivinó entre sus cafetos que el pecho de la patria tiene sangre y que los azahares en las ramas son las banderas de los cafetales. Y te amé, Caicedonia, te amé tanto como se ama a la novia y a la madre y a los nidos que tejen en el viento la sinfonía de sus madrigales. Pero un día soltaron a la muerte preñada de fusiles y puñales y los hombres rodaron por el suelo manchando con su sangre tu paisaje. Hombres malos soltaron a la muerte; rudos hermanos de Caín, ¡chacales! Los torvos enemigos de la espiga que defiende la vida en los trigales. 396

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Ya el cielo de la infancia está tan lejos como la hermana muerta y su sonrisa… ¡Digo Caicedonia con la voz del hombre y se vuelve de hieles mi saliva!

LUIS EDUARDO ARAGÓN SALAZAR CRÓNICA DE UNA GESTA COLONIZADORA (Fragmento) Era el año de 1910, año en que, desde lejanas tierras y por arriscados caminos, unos mocetones fornidos arribaron a estas breñas para descuajar montañas cual se arrasa un nido. Eran los colonos paisas, pioneros de una raza, que, en estas feraces laderas, vinieron a sembrar el alma, y así germinó una nueva generación: Los hijos del viejo Caldas. Los albos toldos templaron, y bajo sus aleros durmieron sus sueños y esperanzas, y allí nacieron renuevos de esa raza paisa: Vallecaucanos de la tierra, pero antioqueños del alma. Eran gentes de casta, eran gentes de valor, como Milciades Manrique, 397

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Santiago Gaona, y Cicerón Muñoz, y otros que hoy no son, que lejos de su patria y muy cerca del Japón, en la guerra del Corea, lucharon con bizarría y con honor, izando la bandera tricolor, era el alma arriera, allende en las fronteras. Es el alma caminera, posada en esta tierra, enraizada en las gentes de la Ciudad Centinela. Aquí sentó sus reales, la nómada raza antioqueña. Eran hombres berracos Que no le temían ni al diablo. Buen ejemplo de ello fue Sandalio Guerrero, pues según cuenta la historia, en la meseta del Recreo, haciéndole honor a su apellido y noble ancestro, enfrentóse a un oso muy fiero… MARIPOSA Mariposa, tú y yo somos pequeños, dichosos son mis sueños y tus alas, tú, que puedes volar, no tienes sueños; yo, que puedo soñar, no tengo alas. 398

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

MARIO ALBERTO AGUDELO ESTRADA RAÚL (A Raúl Gómez Jattín) Hay rostros como estrellas tristes iluminados en el vacío de la soledad Ya tus ojos Raúl son la memoria eso que llaman recuerdos Es algo así como la alegría que no fluye Y te has vuelto loco para ver con el corazón Los hombres a veces somos de piedra Raúl y el tiempo nos oxida Nos olvidamos de ser niños Raúl y por eso hay rostros como estrellas tristes. AMIGOS A todos Los amigos como versos en el cielo caminan por la tierra Dos amigos más dos sombras son cuatro hermanos 399

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Sonrisas y miradas son espejos Los amigos se prestan el alma y hasta la vida misma Los amigos son juegos de Dios cuando edifica el amor Los amigos como el viento como el agua como el tiempo como los sueños son el corazón de uno palpitando en el otro. En la escritura del viento he encontrado una bella palabra. No define un nombre es esencia claridad. En su imborrable memoria carga un amuleto vestido de carne, soplo y vanidad. Letra perfecta. Puño de viento. Me he sentido sangrante y feliz. V Evitar las guerras Estrechar las manos Unir los pueblos Llamarnos hermanos. 400

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

CARLOS ALBERTO AGUDELO ARCILA (Del libro inédito Perros Metafóricos) COMED Y bEbED La poesía es trigo, es uva. El hombre que come de este pan, se embriaga de poesía. El hombre que bebe de este vino se embriaga de poesía. Comed y bebed de este pan y de este vino. Quien come y bebe de esta poesía se embriaga de pan y vino; se convierte en alucinado sublime. DE VERDAD, LA POESÍA Ladridos parecidos a moscas que después de husmear los aires posan sus alas sobre perros muertos. Persisten, ladran, se hacen camaleón y se convierten en corderos ladrándole a un lobo que Caperucita Roja descuartizó para extraerle una abuela que abominaba de la poesía. Saber que un ladrido, un ladrido único, de vez en cuando aparece ante la blancura de un pétalo y en su abismo expele un perro que jamás lanza un ladrido. Así, la poesía. De verdad, la poesía. ¿ACEPTACIÓN? La cabeza del decapitado, que descansa sobre una piedra en el camino, da sus primeros pasos hacia el mundo de los sueños. 401

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

Anhela un cuerpo. Poco a poco su sueño, en el sueño se hace realidad; sólo que él se piensa como hombre, y aquella nueva vida se torna carne de mujer. La cabeza del decapitado estancia en otra semblanza, y se ruboriza ante su desnudez. El resto del cuerpo, de la cabeza del decapitado, se puso la cabeza de una mujer decapitada. Ahora la cabeza de la mujer decapitada se mira en el espejo, se asombra de pertenecer a alguien . ¿ENTONCES? Los borrachos, los Carlos, también mueren; mueren de borrachos, de Carlos, de uno que otro cáncer, de células viejas, de amor, de un día cualquiera; mueren frente a un lunes. . . que se queda en la esquina, mientras observa la bala, el filo momificando la carne, mueren de haber nacido. El soberbio, el que vitupera, Pedro, él, María, ella, mueren el miércoles preciso . . . 402

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

de muerte que les horma, día que se putrefacta en aquellos que también mueren. ¿Entonces? (Del libro ¿DE QUÉ COLOR ES EL AZUL?) LECTURA (A Clarisa Arcila, mi madre, pájaro que vertebra su vuelo en el aire del amor.) El gato de mi casa es hijo del perro de mi casa El perro de mi casa maúlla El gato de mi casa ladra No es que sean extraños no es que viven a imagen y semejanza de mi lectura Cuando el perro de mi casa ladra y el gato maúlla pierden su gracia entonces recurro a volverme sangre de los libros y de pronto el perro de mi casa cacarea y el gato brama Así el perro y el gato de mi casa se hacen poetas en la casa de mi alma AIRE AbIERTO Aire abierto a la piedra que se desangra de sol, a la pierna que supura su andar amputado, al trino de la lluvia, a la lluvia del pájaro, 403

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

al pan imposible que mastica el hambre de cada día, al pasto que reverdece la sombra de la vaca. Aire abierto a la magia del existir. Por si sola suena la flauta, A una serpiente por nacer.

ESTANCIA EN CASA DE UNOS AMIGOS POETAS (A Umberto Senegal.) I El viento pasa, toca la cortina, abre la puerta, se baña, se viste, cepilla sus dientes, lee en el viento el viento, escribe poemas al viento que respira. Viento de viento. ¿El viento o el viento? II (A Leidy Bibiana Bernal R.) La luna que fisgonea por un portillo del tiempo, me deja ver el uno en la flor, el verde que canta el pájaro sobre el aleteo del ramaje: Una música, una música blanca y centelleante, traspasa la noche. 404

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

VIDA (A Miguel Gualteros) De mar y siglos Olvido y hormigas Madera y sangre Andén y Picasso Frente y vacío Misterio y lechuga Muerte y trino Tinieblas y aguacate Tejido y tejido, vida.

MANUEL TIBERIO BERMÚDEZ TE RECUERDO Te recuerdo esta noche en que duelen los recuerdos. Esta noche en que el pensamiento vaga por los rincones estrechos de la vida. Esta noche, en que me siento todo: Dios Hombre Niño Bestia Te recuerdo esta noche, con nostalgia de oasis, en mi gran desierto.

Nada.....

405

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

¿Sabes, muchacha? Esta noche tenderé el puente de recuerdos -que nos unaolvidaré -por un momentola triste payasada existencial, el hongo de las bombas, los gritos que salen del tugurio, el salario irrisorio del obrero, la pequeñez tan larga que es la vida.

JAIRO SERNA SALAZAR bRINDIS POR CAICEDONIA Brindo por tí, ciudad de la amalgama, del pasado rojo-sangre y la verde esperanza, que viste un día clarear tus bosques por brazos nobles: corazón y hacha. Hijos de la hidalga Antioquía, dirigieron su mirada a tierra extraña: escalaron montes, vadearon ríos, desafiaron fieras, trazaron surcos y, por fin, sembraron en sus huertos almas. Y la tierra extraña desplegó su manto, extendió sus brazos y aceptó ser patria. Se acercaron pueblos, costumbres, anhelos... Familias de puntos distantes, ideas y sangre... Para formar -cual forma el poeta sus versos en la silente soledad del sueñouna raza altiva, un pueblo con nervio tan grande que es imposible llegar a olvidarlo. 406

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Cómo no amarte, ciudad! Si en tus calles se aspira el aroma del cafeto que sembró mi padre en una mañana de fresca esperanza junto con sus viejos de cabeza cana. ¡Cómo no amarte, ciudad! Cómo no amarte! Si fuiste la causa de tantos pesares y das el reposo, adentro, en tu alma, a los ascendientes que fueron mi sangre. ¡Cómo no amarte, ciudad! Por tí, que me has dado sonrisas y llanto, en tu nombre brindo: Porque sea más verde tu verde esperanza. Y aunque fueras injusta en ciertos momentos -si acaso lo fuiste por tus propios hijosse te perdona todo, mi ciudad del alma.

LEONARDO HENAO HENAO Carta de renuncia a premio literario. No sé por qué entré a Economía. Estaba sin alternativas que llamaran mi atención, me encontraba en un limbo de indecisión que resolví de la peor de las formas: eligiendo a ciegas. Debo lamentarme, pues no escuché la voz interior que me aconsejaba que ése no era mi camino y que le diera salida libre a la pasión extemporánea que vine a cultivar en la soledad: la literatura. Mentiría si dijera que mi afición por las letras comenzó desde niño. Debo ser honesto. Los primeros libros que devoré con gran satisfacción y una asiduidad de escritor profesional, los degusté cuando descubrí horrorizado que el estado de mi saber era patético, que mi conversación estaba ciega a toda luz de razón y que mi profundidad analítica tenía medidas microscópicas. Me aislé y en mi cuarto floreció un universo de historias geniales con las que Balzac, Dickens, Cervantes, Proust, Vargas Llosa y García Márquez pintaron, 407

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

con los colores del asombro, unos días grises. Poco después entré a la universidad convencido de que cualquiera podía ser una buena carrera y de que tal vez mi fiebre literaria iba a desaparecer bajo el hielo de tomos académicos sin la sal del misterio, sin la pimienta de lo épico y lo peor: sin la refrescante dulzura ensoñadora de lo poético. Me engañé. Porque pospuse mis deberes académicos por libros que desataron mi imaginación, dotándola de una libertad sin prejuicios y de un deseo de poner en el papel todo cuanto se me ocurriera, sin que me preocupara su calidad y sin que me avergonzara de haber violado con desatinos dementes su virginidad a líneas. Y fui feliz, pues con la escritura me hallé como hombre, me sobrepuse a mis miedos de niño malcriado, expresé, con modos muy lamentables, lo que quise, rompiendo por fin la cadena que me ataba a una piedra de frustraciones, y conocí que mis días no tendrían sentido si en alguno de ellos (así fuera el último de mi vida) no gritaba que era escritor. Por supuesto mis estudios de economía se han resentido al ser relegados a un plano de sombra. Desde hace mucho que tienen la misma prioridad que la sensualidad más sádica da a cualquier esfuerzo por exaltar la virtud más pura. Pese a todo, le estoy agradecido a la carrera que escogí por equivocación, porque me enseñó que cualquier camino que se prefiera necesita de sacrificio y dedicación, de un valor a prueba de amenazas, de humildad, paciencia y una perseverancia que muy bien se confunde con la ambición; porque me probó que son muchos los que apuntan a un mismo objetivo, que no puede pertenecerle sino a uno, y porque en una de sus clases sofocantes se me ocurrió escribir un mal cuento que aspiro a reformar y el cual, sin que se me pasara por la cabeza que pudiera hacerlo, ganó un premio cuya noticia me dio el aliciente que esperaba para decidirme a lanzar al vacío de la peor de las luchas: la que se tiene con uno mismo. Al escribir “La soñadora de desgracias” tuve la impresión de que había hecho algo llamativo. Pero mi opinión cambió cuando mis lecturas excluyeron autores que poco aportaban a mi lento progreso artístico y se especializó en los clásicos inmortales. Un día me sentí con la sangre fría y un ojo crítico mejor ajustado para evaluar mi cuento. Mi diagnóstico creo que coincide con el de cualquier hombre sensato: es vergonzoso, aunque hay algunas cosas rescatables. Entré en pánico. Estaba presentando un horror con el que, de 408

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

un modo muy callado y casi en el anonimato, consideraba que daba mis primeros pasos en firme en la literatura. Y uno jamás, por más pequeño que sea un asunto, si tiene alguna injerencia en nuestro destino, debe permitirse el pecado de hacerlo sin meticulosidad, sin que antes nuestro sueño y nuestra salud hayan estado comprometidos, y sin que consideremos con imparcialidad que cualquier otro trabajo adicional que se tome para hacerlo más brillante es una incursión directa en el lodazal de lo imposible. Un escritor, sin que interese si se está haciendo o si ya se sentó en el éxito, debe escribir con el alma, debe poner todo su genio en cada sílaba, debe sentir cómo cada vez que crea un pedazo de su existencia se desprende, juntándose a muchos otros que estructurarán una figura que nació de la nada y que ahora, después de borrar, de llorar, de romper, de releer, se yergue sin que sus bases vacilen, sin que su torso se doble, sin que el rostro con que se remata pierda sus facciones inolvidables. Jamás el arte será perfecto, pero la misión del artista es acercar su genio a la perfección, aunque en realidad medie entre ella y nosotros la misma distancia que hay entre la sonrisa que hizo célebre a Da Vinci y la pintura eterna que Dios vertió sobre el universo. El compromiso por mejorar debe convertirnos en nuestro adversario más enconado. Hay ejemplos ilustres ¿El gran Balzac no llegaba a corregir sus pruebas hasta dieciséis veces? ¿Y no es su “Comedia humana” la labor intelectual más descomunal y preciosa construida jamás y cuyos ineludibles excesos condujeron a su autor a una muerte prematura? ¿No escribió Cervantes su Quijote en la más penosa calamidad? ¿Acaso no se evidencia la sangre que perdió Vargas Llosa en su “Conversación en la Catedral”? ¿No hay entonces tras cada obra de estos hombres eminentes un afán de perfección que no alcanzó su objetivo, pero cuyos trozos se recogen con admiración y se pegan con orgullo en el paredón de la Historia? Ruego que no se considere lo anterior como una alusión a que “La Soñadora de Desgracias” alguna vez será una obra de arte con un valor inestimable ¡Lejos de mí los despropósitos! Soy muy consciente de los alcances de mis facultades. Lo que sólo quiero decir es que mi insignificante obra no está siquiera en sus comienzos más adelantados y que yo, decidido a hacerme escritor, a renunciar a los coqueteos de una vida sin obstáculos, a emprender un camino de dificultades, no puedo aceptar que algo inconcluso, algo que 409

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Libro de oro del centenario de Caicedonia “El mejor vividero del mundo”

creé sin premeditación, algo que surgió como un chispazo que estoy seguro que en realidad no dejó huella, vaya a plasmarse en un libro, como si lo mereciera, como si cualquier cosa pudiera santificarse con una esmerada labor editorial, como si el asignarle un premio excusaran sus múltiples debilidades, sus vacíos inexplicables, su evidente carencia de trabajo. No albergo duda alguna de que seré escritor. Por supuesto tengo grandes temores. Ignoro si el poco talento con que cuento podré desarrollarlo hasta moldearlo y darle una atracción irresistible. Nada me dice que mi trabajo sea admirable; todo lo contrario, cada vez que lo evalúo me parece digno del fuego. Y eso me estimula, porque sé cuánto tengo por aprender, cuántos aspectos debo fortalecer con lecturas atentas, cuánta humildad sincera y máxima especialización debo anteponer a cada uno de mis escritos futuros. Tengo muchas cosas por hacer. Sueño con leer a Balzac en francés y a Faulkner, Shakespeare y Dickens en inglés; con conocer con profundidad de autor las obras de García Márquez y de Vargas Llosa, y con alguna vez, aunque sea a diez metros, ver sus respetables figuras mientras me digo que es mentira, que en verdad existen, que artistas de tan gran talla respiran y caminan como cualquier otro mortal. Sueño con estar atrapado por una historia y entregarle mis fatigas, narrándola una vez, haciéndola pedazos después, reinventándola con alegría, desilusionándome luego con un juicio justo, y al final, cuando ya me desmaye sobre su reinvención, cuando sienta cómo el drama que sufría en mi piel lo traslade sin remordimientos a unas pocas hojas, llore por la satisfacción de haberme acercado a lo que es el verdadero arte y sin que en mí tenga repercusiones la crítica feroz. Ese día me consideraré escritor aunque el escaso éxito de mi obra me tenga en la mendicidad. Es normal entonces que siendo yo mi guía más severo, que siendo yo mi propio dictador, que exigiéndome pureza cuando estoy sucio de ignorancia, me niegue a aceptar terminantemente el premio que la universidad me concedió. Siento pena, pues tardé mucho en comunicar esta noticia, pero lo hice porque hasta último minuto traté de hacerle a “La Soñadora de Desgracias” las correcciones que exige para que por lo menos fuera decente. 410

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Alcaldía Municipal de Caicedonia

Por lo sucedido está visto que no lo logré. Y eso me alegra, porque aprendí que para todo hay un tiempo, que las prisas sólo conducen a la nulidad y que los arrebatos literarios, antes que a lo sublime, concluyen, por su improvisación, por tener el mismo final que las acciones impulsadas por la pasión: el de la horca del completo olvido. Ofrezco disculpas por los inconvenientes que causó mi renuncia tardía. Agradezco al jurado que con su veredicto cambió mi vida. Felicito a quien habrá de reemplazarme aceptando el premio que he rechazado y a quien invito a que también lo rechace. Porque así nacería en su interior un mayor compromiso con el pulimento de su arte incipiente y se iniciaría en el moldeamiento de un elemento vital del cual carecemos los escritores en pañales: el de escribir por placer, sin aguardar alabanzas, o esos aplausos malditos que tanto sobredimensionan nuestro orgullo y que terminan perdiéndonos para siempre. Hay que escribir porque es un exigencia del alma y no del mundo; porque se nos hace tan imprescindible como el amor; porque de otra manera nada sería el atardecer en el mar, ni el viento que nos levanta en las montañas, ni la Luna casi volcada sobre la Tierra, ni el olor de las rosas tiernas, ni el cuerpo desnudo de la mujer a la que le entregamos el corazón y que reposa en la cama a la espera de que nuestros labios escriban poesía en su piel. Como todavía gozo de juventud y como mi convicción por ser escritor no tiene punto de quiebre, seguiré indeclinable, leyendo hasta que los nervios me rindan, escuchando a tantos que se desahogan regalándome historias preciosas, dando lo mejor de mí para narrarlas sin ponerme barreras y mejorando aquellas que afloraron sin que pudiera controlarlas y que como “La Soñadora de Desgracias” me tienen en vilo, porque en mí no hay sosiego una vez tomo el lápiz y derramo el cántaro de mis palabras y consigo ubicarlas donde deben, intentando darles cada día una armonía sinfónica y un sentido claro. Pero sé que se llegará la hora en que mi arte florezca en una primavera radiante y tantas cosas que anidan en mi corazón y que desesperan por salir, emergerán naturales, emancipándose de la larga condena a que las sometió mi falta de preparación y el apresuramiento que así como en un segundo las trae al mundo en otro lanza sus cenizas al infierno. 411

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


Esta obra fue seleccionada por la mesa Directiva de la Asamblea Departamental del Valle del Cauca, en cabeza de su presidente doctor Emilio Merino González, para ser publicada en cumplimiento al Artículo 1 de la Ordenanza 194 de diciembre de 2004, que reza: “La Asamblea Departamental se reservará la selección y escogencia de una (1) obra por año que publicará la Imprenta Departamental a través del Fondo de la Colección de Autores Vallecaucanos de la Secretaría de Cultura del Valle del Cauca”.

AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g


AS ECH s FL a l do ice Util u tecla r la s a s e d a pa par ina a p g