Issuu on Google+

V ER SOS DE UN H O M B R E ENA MOR A DO J O S É C R E S P O ECHE VA R R Í A


V E R S O S DE U N HOM BR E ENA MOR ADO


V E R S O S DE U N HO M BR E ENAMOR ADO

J O S É C R E S P O E C H E VA R R Í A


2011© José Crespo Echevarría Ninguna parte de esta publicación puede ser reproducida, almacenada o transmitida de manera alguna, ni por ningún medio, ya sea electrónico, químico, mecánico, óptico de grabación o fotocopia, sin permiso del autor y/o Agüeso & Garzón Editores. Argüeso & Garzón Editores. Bogotá, Colombia - San Juan, Puerto Rico Primera Edición: septiembre de 2011 ISBN: 978-958-99523-4-4 Diagramación y diseño: Carlos Martínez cafemaco85@gmail.com Impreso en Legis S.A Bogotá, Colombia Patrocinado por Incarnate Words Foundation Visite nuestro sitio web www.incarnatewords.com


P R Ó L O G O O

En este libro expongo a través de mi poesía la conexión intrínseca que existe entre el amor en sus diferentes variantes y la existencia misma. A través de mis versos pretendo explorar la importancia de mantener vivo y presente este sentimiento que a todo ser humano, desde su concepción hasta la muerte misma, nos pertenece por derecho propio y más aún como deber supremo. “Te amo, te quiero, te extraño”… son expresiones distintas de un mismo sentimiento. ¿Quién no ha escuchado las frases “No me ames tanto” ó “Quiéreme más y ámame menos”? Esto es un ejemplo de que el amor es a cada quién lo que los colores son al lienzo: una expresión única y personal, tan subjetiva como la experiencia misma. Como autor estoy convencido de que todo ser humano es capaz de reproducir vida genuina a través de los sentimientos y que no hay otra manera de alcanzar la luz si no es amando. La obra de Goethe recoge este principio cuando Margarita por amor entrega su vida y alma a Fausto y al final su amor la salva. Aún las experiencias negativas, por así llamarlas, son prueba inexorable de la fuerza del amor. ¿Acaso no pasa la uva por el proceso de ser arrancada de su surco, pisoteada y exprimida para que al final produzca uno de las más excelsos sabores, el vino? Así nuestra existencia de una u otra manera será moldeada a través del proceso purificador que fermenta el amor.


En nuestro siglo las corrientes de pensamiento neoliberal sólo ven en este sentimiento el detonante para la explotación sentimental del ser humano, en aras de la acumulación de vida material (un tipo de amor). Por fortuna el amor tiene vida en sí y trasciende el mundano ritual que representa el amor adornado con lazos de colores y tarjetas decorativas. Si nos esforzamos en vivir amargados, encadenamos el amor propio y encerramos el amor a los demás. Si decidimos explorar nuestros sentimientos encontraremos en nuestras almas todo un deleite de sentimientos en ebullición, listos para emprender el camino a la liberación del espíritu. “Al que no vive amando no se le puede creer, porque tiene el fracaso como fin último.”

José Crespo Echevarría, MRC, LRC


He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré en él, y cenaré con él y él conmigo. Apocalipsis 3:20

Amigo lector, ¿Cuándo contestarás el llamado?


C A PÍT U L O I

POEM AS

MÍSTICOS


El rapto de Psique, William-Adolphe Bouguereau (1895)


Hacia el umbral que separa lo real de lo futuro caminé despacio buscando mi sendero. A la puerta había un ángel de luz Que sostenía la llave que conduce al cielo. Ser transfigurado en mitos de sueños Ataviado en túnicas bordadas con esmero, sus ojos reflejaban especial destello. Jamás había visto cabellos tan bellos. Su voz melodiosa contaba verdades de quimeras rotas por las tempestades, y desilusiones que el viento comparte que sólo sufrimos las almas mortales. Un libro tomó con sus manos suaves escrito con letras de nubes astrales. Me leyó dos versos tan trascendentales que a mi corazón fueron dos verdades. Eran la evidencia de nuestra existencia. No somos humanos, somos la evidencia, de espíritus libres, buscando experiencias de los que habitamos en esta materia.

14


Luego cerró el libro y en forma apacible comenzó a explicarme de lo incomprensible. Pregunté su nombre y tras una pausa me dijo: “Soy yo, la mujer que amas.” No pude entenderlo, pues en mi existencia lo que un día fue amor se volvió tristeza, De mi corazón sólo quedan piezas que nadie reclama que sea su dueña. Mi incredulidad quedó descubierta con sólo mirar su sonrisa eterna, Me tomó la mano, me sentó con ella Sobre un arcoiris fuimos por respuestas. Pregunté de nuevo ¿cómo amarla a ella? Nunca conocí figura más bella. En mi corazón sólo quedan huellas y justo el amor se marchó en la niebla. Me dijo: “Sin duda soy esa mujer que tu corazón quiere conocer.”

15

J O S É C R E S P O E C H E VA R R Í A


Sentado en un pasillo justo al cerrar la puerta; (estaba el amor de mi vida al otro lado) tratando de pensar como sanar la herida que me infringió su voz en triste despedida. Nublado el pensamiento no encuentro la salida. Acepto que tu amor murió desencantado, por falta de calor su fuego fue apagando en un mar de recuerdos náufrago desterrado. Me siento hoy vacío sin brújula y sin fuerza, tu amor desvaneció como sombra en la niebla, siento la sensación de estar solo en la tierra no encuentro a donde ir, he perdido tus huellas. Un frío aterrador corta mi piel expuesta. Se aprovechan de mí el miedo y la tristeza, vagabundo seré si no te tengo cerca. Empobrece mi alma mientras tu luz se aleja. ¡Regresa, por favor, no soporto esta pena! Es tan desgarrador que mis ojos se queman. mi cuerpo se consume como fuego a la cera. Perdóname, amor mío, antes de que por ti muera.

28


Muchos cosas se han escrito sobre el amor y el tiempo, Que ambos son inseparables y se separan por tiempos. Que son cómplices eternos De corazones unidos Y de otros corazones Enviados al olvido. Primero viene el amor Va creciendo con el tiempo, Con el tiempo la apatía Ese amor va consumiendo. El tiempo te hace esperar, a la espera te encadena. Larga condena es llevar Amor sin correspondencia. Unos aman sin pensar Que el tiempo se le ha escapado, Aprisionan con crueldad A quienes nunca han amado. quienes aman de verdad, el tiempo los ha premiado si les dio oportunidad de encontrar el ser amado. Otros no saben de amor, el tiempo no les ha enseñado que el amor va acompañado de perdón, dolor y entrega.

29

J O S É C R E S P O E C H E VA R R Í A


C A P Í T U L O II

POEM AS DE D E A M O R Y DE DE

E S P E R A N ZZ AA


Mother and Child , Frederic Leighton (1865)


Si te invade la tristeza y te acompaña el dolor, no permitas que la ausencia pinte de gris tu color. No le hagas reverencia a quien manchó tu ilusión, dejando tus rosas secas y un jardín de desamor. Busca romper las cadenas que secuestran tu pasión, busca sacar esos miedos, que amedrentan tu valor. El amor es sacrificio, es voluntad y es perdón. No te amó quien fue mezquino y te vendió un falso amor. La respuesta está en ti mismo, en la voz del corazón. No hay montañas ni hay abismo que acallen tan fuerte voz.

42


Me es grato mirar el cielo adornado de la luna y de estrellas infinitas que alumbran el firmamento. Me place sentir la brisa acariciando mi cuerpo con olor a margaritas, susurrándome secretos. Me agrada sentir la lluvia suave como el terciopelo. Es un concierto de música que se escapa entre los dedos. Disfruto cada momento del regalo de la vida. En ella encuentro el aliento para seguir cada día.

43

J O S É C R E S P O E C H E VA R R Í A


C A P Í T U L O III

POEM AS DE D E A MOR ES

IN O LV IDA BLES BLES


Tri(e)ste, Emiliano Dominici (2009)


En una mañana bañada de sol comenzó el porqué de mis sentimientos. Fue en una mañana bañada de sol que besé tus labios, respiré tu aliento. Bajo unas palmeras brotó la ilusión que fortaleciera un amor intenso. La playa observaba llena de emoción, fueron los testigos las olas y el viento. Bajo un sol radiante sellamos los dos el amanecer a un nuevo comienzo, sin decir palabras juramos amor un beso fue símbolo de un amor eterno. Quedamos callados, casi sin movernos, en nuestras miradas brillaba el deseo. Tu cara sensual, de labios risueños, cautivó mi vida, me hizo prisionero. En una mañana bañada de sol conocí el amor que feliz me ha hecho. Vivo dando gracias a nuestro Señor por darme el tesoro que guardo en mi pecho.

60


Recuerdo con amor nuestro comienzo aquellos días que nos fuimos conociendo, recuerdo con ternura y no te miento: aquel amor con el tiempo fue creciendo. Recuerdo desde aquel primer momento tu voz sensual y tus cabellos sueltos, tus manos suaves que tomé sin entenderlo aquellos besos de amistad que nos unieron. Dentro de mí fue surgiendo un sentimiento que me obligaba a buscar tu compañía, y al pasar del tiempo yo fui comprendiendo que necesitaba más de ti día tras día. Me enamore de ti de tal manera que mi única ilusión es estar contigo, hoy te amo con locura y sólo digo que te amaré siempre hasta el día en que muera. Recuerdo con gozo nuestro gran comienzo y lo guardo como el mayor tesoro, de él surgió el amor que por ti hoy siento y mi amor es tuyo, ¡si yo a ti te adoro!

61

J O S É C R E S P O E C H E VA R R Í A


C A PÍT U L O V

POEM AS DE D E A MOR ES

DID OS PPE E R DI


El caminante sobre el mar de niebla, Caspar David Friedrich (1818)


Muchos años han pasado desde aquel bello momento Que tu rostro vi brillar con tus labios sonriendo. No pude disimular ante aquel primer encuentro Tú no me viste al pasar, pero me quedé perplejo. Un traje azul adornaba un hermoso cuerpo esbelto, Tus cabellos enrizados me robaron el aliento. Preguntaba en mi interior quién será tan linda estrella Que dejaba al caminar el aroma de su estela. Desde ese mismo instante despertaste en mí el deseo De poderte conocer, besar tus labios de fuego. Entre miradas furtivas poco a poco fui cayendo En las redes de tu amor allí quedé prisionero. No hacía más que mirar de tus ojos el destello La dulce voz de tu hablar, la belleza de tus gestos. Cuando te tuve muy cerca te robé el primer beso Allí detuvo el reloj el tiempo para querernos.

96


Fue el momento que marcó el camino que trazamos, Bellos momentos vivimos cuando estabas a mi lado, Entre besos y caricias a escondidas nos amamos Nunca vi tanta belleza en un cuerpo recostado. Eres tan bella y preciosa, me sentí tan agraciado Ser el dueño de tu amor cuando todo lo entregamos. Han pasado muchos años desde que te conocí. Nunca nadie ocupará el lugar que te he guardado. Eres la más especial mujer que nunca haya conocido, Con ternura sin igual como la flor o el rocío, Hoy quiero decirte, amor, aunque mucho me he tardado Que te quiero con el alma y te necesito a mi lado.

97

J O S É C R E S P O E C H E VA R R Í A


C A P Í T U L O VI

POEM AS DE D E A MO OR R YY

D E S E O


Bed Kiss, www.flickr.com (2009)


El fulgor de tus ojos brillantes iluminan el rostro más bello, Reflejo de una piel radiante Adornada de hermosos cabellos. Al sonreír me regalas El rostro de la alegría, Ese encanto que resalta El rosal de tus mejillas. Tu voz suave tiene fuerza De aplacar la rebeldía, Y llevar al corazón Un mensaje de alegría. Quién pudiera ser el cielo Para verte noche y día, Darte un mensaje de amor A través de melodías. Envolverme en la pasión De tus labios de clavel, Entregarte mi calor, Fundir mi piel en tu piel.

120


Rogarle al tiempo un favor Cuando extasiada te encuentres, Que detenga su reloj Para amarnos para siempre. Amanecer embriagado De tus besos y caricias, gustar de la miel divina Que destila el cuerpo amado. Con mis labios saborear El aliento de tu boca, Juntos el cielo tocar Fantasías que provocas. En la cárcel de tus besos Encerrarme por robar A la Princesa más bella Su corazón de cristal. Así te siento, mi reina, Al estos versos plasmar, No sólo inspiras dulzura, También el amor carnal.

121

J O S É C R E S P O E C H E VA R R Í A


La fantasía más bella Que jamás he imaginado La tuve anoche contigo Cuando te tuve en mis brazos. Sentí como suspirabas Cada vez que nos besamos, Tu piel ardía en pasión Mis labios no la apagaron. Nos amamos con ternura. Con fuerza descontrolada, Los dos fuimos uno solo Nuestros cuerpos lo deseaban. Caricias, besos y amor, Todo eso regalamos, Cada quien dio lo mejor De los secretos guardados. Nuestra entrega fue total, Por largas horas vibramos, El éxtasis fue tan intenso Que enmudecidos quedamos.

124


F I N


• Chispas del Yunque (poemas), 2007, Barry J. Trick • Un Álbum Americano (poemas), 2007, Robert Michael Morris • Vive Tu Vida A Plenitud: lo que este psiquiatra aprendió en el camino (autoayuda), 2008, Dr. José A. Franceschini Carlo • Dios Me Envió Rosas Amarillas (novela), 2008, Luis R. González Argüeso • God Sent Me Yellow Roses (novela), 2008, Luis R. González Argüeso • Ofrendas de un Peregrino (poemas), 2008, William F. Pilder • Alba de Otoño (sonetos), 2008, Fernando Soto Aparicio • Remembranzas y Renovación (poemas), 2009, Joe Wessling • El Proyecto Cicerón (comentarios de texto clásico), 2009, Donald Wigal • Consejos Para Niños y Padres del Hada de los Tres Pelos (autoayuda), 2009, Dra. Juliana Villate • Caño Abajo (novela), 2009, Jesús Méndez Díaz • Extractos de Mi Diario (poemas), 2009, Paul E. González • Los Hombres También Lloran (cuentos), 2009, Santiago Barrios Vázquez • Hudo Ricci, Carpeta 2704, ¡Inocente! (memorias), 2009, Miguel Hudo Ricci y Luis R. González Argüeso


• Uncommon Bonds: My Years as a Marianist (memorias), 2009, David C. Pfriem • Patología de la Rodilla (medicina), 2009, Dra. Kelly Anzola • Corazón Parti’o, Corazón Cosi’o (poemas), 2010, Jossie Sepúlveda • Fórmula 1: El Camino Rápido al Éxito (autoayuda), 2010, Carlos Jiménez • La Visión de un Ciego (memorias), 2010, Frank Pérez Concepción • Consentimiento Informado en Investigación Biomédica (libro científico), 2010, Dr. Fabio A. Garzón Díaz • La Supervisión Ante Nuevos Retos (gerencia), 2010, Milagros Guzmán • Transformando Cuerpos (rutinas de ejercicio), 2010, Ana Soler • El Rescate del Colonizado (novela), 2011, Luis R. González Argüeso • Versos de un Hombre Enamorado (poemas), 2011, José Crespo Echevarría • Anthology 1: Plays from the Mind of Robert Michael Morris (obras dramáticas), 2011, Robert Michael Morris • Casting the Invader From My Heart (novella), 2011, Luis R. González Argüeso


Argüeso & Garzón Editores, el proyecto editorial de la Fundación Incarnate Words, entidad sin fines de lucro dedicada a facilitar legados literarios y filántropicos, se complace en publicar VERSOS DE UN HOMBRE ENAMORADO, la poesía de José Crespo Echevarría, totalmente identificados con su tesis existencial de que el hombre alcanza su plenitud en la medida en que encarna de forma cotidiana el amor al prójimo, en todas sus manifestaciones y niveles, y completamente deleitados por la musicalidad y encanto de estos versos que reflejan lo mejor del hombre puertorriqueño.

ww ww ww.. ii nn cc aa r n a t e w o r d ss .. cc oo m m


¿Te atreves, soñador, a buscar en ti mismo la llave que conduce a un largo laberinto? ¿Sumergirte en el lago de tus miedos escondidos, sacar al exterior el hombre primitivo? Libéralo y verás como el amor florece Se marcharán tus miedos y la luz resplandece. En un jardín dorado un ángel aparece, ese será el amor que amarás para siempre. ISBN: 978-958-99523-4-4

(fragmento de “Perdiendo el Miedo”) José Crespo Echevarría


Versos de un Hombre Enamorado