Issuu on Google+

COMERCIO INTERNACIONAL UNA OPORTUNIDAD DEL CRECIMIENTO GLOBAL

Actualmente vivimos en un mundo que se encuentra en constante cambio, influenciado principalmente por los avances tecnológicos, los cuales desempañan un papel relevante en el tema de la globalización (al igual que en nosotros como ciudadanos), que se esta convirtiendo en uno de los retos más importantes para los países que se encuentran en pleno desarrollo, los cuales se enfrentan a un cambio económico y deben acoplarse a este. Cuando hablamos del comercio internacional, hablamos de esa interacción que pueden llegar a tener dos países en relación con un intercambio de bienes, productos y/o servicios, los cuales ayudan a crecer la economía de un país.

Si hablamos de intercambio ¿Como sería la actuación de la globalización en cuanto a la cooperación y los diferentes conflictos que se presentan en este proceso?

Es primordial tener en cuenta que el comercio internacional no existiría sin un mercado global, que lo llevara a participar de este intercambio de bienes o servicios con otros países. Este mercado, ha ayudado a romper muchas de las barreras que existían entre los países desarrollados y subdesarrollados, dando así el comienzo de una nueva era en donde encontramos que tanto el intercambio de culturas, de materia prima, entre otros, son muy importantes para generar una apertura económica, política y social, motivando a todos los países a participar de


este proceso. Cuando se entra a interactuar en los diferentes medios del mercado con otros países, hay que tener en cuenta cuales son las condiciones que se deben ejercer para que las partes puedan relacionarse, y cuales son las ventajas y las desventajas que pueden existir dentro del proceso, esto con el fin de tener claro que beneficios se van a obtener por parte de los países, donde cada uno de estos pueda participar en igualdad de condiciones, ofreciendo las garantías necesarias para generar una mejor calidad en los diferentes acuerdos y negocios internacionales que se hiciesen.“La importancia que tienen las relaciones internacionales en el campo comercial, político o cultural ha alcanzado a nivel mundial, un profundo significado, a tal grado que no se puede hablar tan sólo de un intercambio de bienes sino de programas de integración”[1]. Sin embargo la debilidad en el proceso de globalización y comercio internacional, está dada por diferentes factores como: la supresión y/o liquidación de pequeños empresarios en razón de la ausencia de tecnologías o de recursos para competir con las grandes empresas multinacionales; la falta de ética entre los productores mayoristas y minoristas en la aplicación y desarrollo de los diferentes negocios, el conflicto interno que se presenta en muchos países, como el narcotráfico y el terrorismo. Estos factores evitan que muchos países subdesarrollados participen del mercado mundial. Un ejemplo claro es Colombia, que a pesar de su riqueza se ve frenada a causa de los diferentes problemas, en su mayoría causadas por el terrorismo y un atraso tecnológico, los cuales se evidencian en los diferentes medios de comunicación. “El bienestar o el perjuicio sobre los más desfavorecidos dependerá de los niveles de desigualdad interna y externa, de las capacidades de


estos para beneficiarse, de la naturaleza de las negociaciones entre países que permita lo anterior, así como de la calidad de las normas que lo regulan”[2].

En conclusión se tiene que, para que haya una mejor eficacia en el proceso del desarrollo de los negocios a nivel global, es necesario una mejora económica y tecnológica junto a un fortalecimiento de las relaciones políticas y socio-culturales entre países, de manera que se tienda al bienestar de las diversas comunidades en forma ética, teniendo en cuenta los intereses, limitaciones y beneficios que pueden llegar a existir entre las partes que actúan en cada convenio internacional, buscando en todo caso un comercio justo.


COMERCIO INTERNACIONAL UNA OPORTUNIDAD DE CRECIMIENTO GLOBAL