Issuu on Google+


Grand Slam

Las primeras siete bazas de MarĂ­a Enriqueta


4


Una mano con muuuuuuy buenas cartas Comodines y mosqueteras Tres que son multitud (y cuatro, ni te cuento)

Heredados o abrojados Los parientes que forman tu familia grande

Marta Guerrico Tere Bernasconi Isa Busquet y Serra

Los de la vida Amigos sin fecha de inicio, ni de vencimiento

Bibi Iturrioz Los Pinasco Cris Busquet y Serra Ali Bidondo Cecilia Leonhardtson Elvira Bedoya Lupe y Molly Rueda Laura Black Sarita Escardó Inés Luro de Labadens Los Barbosa Cristina N. A. de Garat Mary Azumendi Alejandra Gorostiza de Coria Maria Noguerol

Un puente hecho de cartas Las amigas del bridge

Guigui Arduino Alice Guido Lavalle Helena Sala Celina Beguerie de Ruiz Frias Telma Benitez Mora Gortari Almudena Caldani y Graciela Toranzo

Los Borrazás Elizabeth y Alfredo Mac Laughlin María José de Sagastizábal Mónica y Gaucho Mazzarol Leonora Randle Tiny Acuña

Leslie Tu otra mitad Reina de corazones Los chicos, las chicas, los nietos

Enrique Mac Laughlin Patricio Mac Laughlin Santiago Mac Laughlin Felipe Mac Laughlin Ube Noceti Caro Randle Virginia Mazzarol Gloria Basavilbaso Mateo MacLaughlin Delfina Mac Laughlin Tobías Mac Laughlin Juan Mac Laughlin Nacho Mac Laughlin Pepe Mac Laughlin Luz Mac Laughlin Pía Mac Laughlin Joaquín Mac Laughlin Salvador Mac Laughlin Marcos Mac Laughlin

Exa… bruptos Testigos diarios de Enri en acción

Agus, Marcela, Tere, Pampa y Josefina Mercedes (madre), Enrique Exa – Sector Alquileres, Marcelo Carolina, Ma. Elena, Laura, Pía, Paula y Lola Silvia, Vivi 5


6


7


8


9


10


Comodines y mosqueteras Tres que son multitud (y cuatro, ni te cuento).

11


En todas Marta Guerrico Amiga querida, compañera en los momentos alegres y tristes. Nos unió la vida en nuestra juventud por los chicos en el jardín del Champa, y seguimos con nuestros maridos. Pasamos momentos felices en aquellos veranos de Pinamar, iniciando la temporada festejando nuestro cumpleaños de las Capricornianas. Los divertidos paseos en el barco con Leslie y Catonio metidos entre los fierros con el infaltable gin tonic, las idas a Mendoza y al campo… En fin, tantas vivencias juntas que nos fuimos sintiendo cada vez más amigas. Luego vino la tristeza de la pérdida de nuestro querido Catonio, y fueron con Leslie mis

12

compañeros durante y después. Y luego la pérdida de Leslie y también superamos todo juntas. Ahora, con unas cuantas canas más, hemos dedicado nuestra vida a los hijos y nietos, y nuevas amigas, con el maravilloso bridge que ayuda mucho a pasar el tiempo. Tan juntas estamos que hasta mis nietos te tomaron como de la familia y te bautizaron como a una abuela: “Marriqueta“. Espero que sigamos festejando varios 70 años más juntas como hasta ahora. Te quiero mucho y feliz cumpleaños. Marta


Escalones de amistad Tere Bernasconi Gracias al bridge te conocí. Coincidíamos en todo, en tipo de familia, en amor por los hijos y los nietos, en gustos para hacer programas, etc. Teníamos muchas amigas en común y también mucha gente conocida. ¡¡¡Pero la amistad es otra cosa...!!! Y fue a medida que pasaron los años, que realmente te descubrí. Tu alegría y tu optimismo me deslumbraron. Y fue tu apoyo incondicional lo que hizo que te pusiera en ese escalón de la amistad del que no te voy a bajar nunca. Con Isa y Marta formamos el grupo “Comodines”, nos hemos ido a miles de lados, Punta, Salto,

Gualeguaychú, Santa Fe, y lo hemos pasado tan pero tan bien… Juntas, sin importarnos si ganábamos o perdíamos, nos hemos divertido como adolescentes, riéndonos hasta altas horas de la noche. ¡Los fines de año en “La Matilde”! ¡Tantos festejos de tu cumple el 5 de enero! Este año vas con tus hijos a festejar tus 70 años. Va a ser para vos maravilloso. Por eso, como no vamos a estar para darte un fuerte tirón de orejas, te quiero expresar todo mi inmenso cariño. Un abrazo Tere

13


Isa Busquet y Serra

14


15


16


Los de la vida

Amigos sin fecha de inicio, ni de vencimiento.

17


La traga y la vaga Bibi Iturrioz Querida María Enriqueta: Ya van nada más que 56 años que “la traga” y “la vaga” compartimos las cosas buenas y las malas... Cuántos años transcurridos, cuántas cosas vividas, qué te puedo contar de nuevo que no conozcas, si sabés la historia de mi vida y de mi familia tanto como yo de la tuya. Pero en todos estos años, lo que nunca surgió fue la oportunidad de decirte lo mucho que te quiero y que has sido una amiga leal, además de muy divertida. La distancia o la frecuencia de los llamados no pudieron con nosotras. Las amigas de verdad son así. Que disfrutes a full tus primeros 70..., ya sos de mi camada ¡¡¡jaja!!! Bienvenida al Club. Un beso muy, muy grande. Bibi

Risas y más risas Los Pinasco ¡¡¡Cómo me he reído a carcajadas con María Enriqueta en las distintas etapas que hemos pasado juntas!!! En los almuerzos del Club Champagnat, íbamos con Leslie a almorzar todos los sábados cuando los chicos jugaban al rugby. Nos reíamos de las personas que conformaban la mesa: de un gordo, de un obstetra, etc., todos grasas y engreídos. Y Leslie contaba chistes mientras tomábamos vino Santa Ana. Risas, risas... A Mar del Plata íbamos para los campeonatos de rugby. Una vez Leslie salió como un zumbido con lluvia para Mar del Plata, y creo que llegó en dos horas. Ignacio y yo estábamos aterrados en el auto y María Enriqueta no podía parar de la risa por la situación que estábamos atravesando. En los veraneos de Pinamar... En las invitaciones a comer en su casa... etc. etc. ¡¡¡Las Navidades!!! Por algunos años las pasamos juntos. Y ahora sí una anécdota que es inolvidable para nosotros. Leslie y María Enriqueta, que venían con sus hijos y la madre en Navidad, siempre traían manjares. Una navidad iban a traer tres carrés de cerdo, y 18

la abuela traía siempre masas. ¡¡¡Por supuesto vinos de primera!!! Ignacio, pensó agasajarlo con un cordero. Se fue con mis hijos a comprarlo el día anterior, a la mañana, y pasó un carro de caballos con corderos ¡¡¡y lo compró ahí!!! Eligió el más gordito. Lo cuereó con los chicos y se encontró que la panza del cordero estaba llena de agua. El cordero se transformó en un perrito. Y... se achicó más en la parrilla. Leslie llegó con sus carrés y no podía creer... María Enriqueta ya se empezó a reír... Pensar que para todos era el carré y el perrito para ¿quién? Y… los chicos, que se comen todo. Yo sufría, y más sufrí cuando Ignacio puso los vinos de Leslie, al llegar, bajo un árbol, y Leslie tomaba un vino berreta que le daba Ignacio. De golpe Leslie gritó: “¿Dónde carajo pusiste mis vinos?”, y fuimos a buscarlos bajo los árboles... La comida pasó más o menos, muy buenos fueron los vinos y las masas de la abuela y lo mejor de todoooooooooo María Enriqueta que no pararabaaaa de reír a carcajadaaas. Un fuerte abrazo María Enriqueta, me has alegrado muchas veces la vida. Gracias. María Marta e Ignacio


19


Cris Busquet y Serra

20


21


De cal y de arena Ali Bidondo

Con el ánimo siempre arriba Lupe Rueda

Querida Enriqueta: La verdad es que me siento muy honrada de que tus hijos me hayan invitado a participar en este libro tan importante para vos. Hace muchos años que nos conocemos y hemos compartido muchas tristezas y alegrías, y aunque no nos vemos tan seguido, te considero una gran amiga. Quiero desearte un muy feliz cumpleaños y de esta manera poder acompañarte en esta fecha. Es una bendición para vos poder compartir momentos de tanta alegría con esa familia tan maravillosa que formaron Leslie y vos ¡y que ha seguido creciendo sin parar! Te deseo todo lo mejor y te mando un beso muy grande, Ali.

Maria Enriqueta, alias Enri... Tendría muchas cosas para contar, compartidas también por supuesto con Leslie, pero como tengo que elegir una, opto por una vez que salimos los cuatro a pasar el fin de semana en un crucerito que teníamos. Salimos con un día maravilloso, felices y el plan fue pasar la noche anclados en algún lugar del Delta. Así lo hicimos, pero lamentablemente el tiempo empeoró. Nos acostamos después de haber jugado al bridge, comido y pasarlo bárbaro. Empezó a soplar viento. Todos dormían y yo, como tenía un poco de miedo, permanecía despierta, por supuesto abrazada al rosario. En eso descubro que el barco estaba mucho más lejos de la costa y a punto de chocar con otro. Se había soltado la amarra. ¡¡¡Todos arriba!!! Empezaron las peripecias, el motor no andaba, Enri siempre contenta y optimista. Después de mucho luchar pudieron solucionar todo y pasamos otro día bárbaro, teniendo la noche como anécdota. Pero lo que nunca me olvido es el ánimo de Enriqueta, su optimismo y buen humor. ¡¡¡Una genia, como dicen los chicos!!! Enriqueta es una amiga y persona maravillosa, estoy contentísima de ser su amiga. Un beso Lupe

Un buen comienzo Cecilia Leonhardtson Querida EnrI: Bien sabemos vos y yo que nuestra relación se dio a partir de un forro. Sin embargo, pasados los años, las dos sabemos que fue un buen comienzo. Primero por el recuerdo de ese día, porque no paramos de reírnos cada vez que nos acordamos, y segundo porque lo que siguió, todavía sigue y es una amistad compartida no sólo en lo que al bridge se refiere. Ricardo y yo te admiramos por la familia que supiste conseguir. Enri, que sigas siempre dispuesta, ¡siempre de buen humor y siempre atenta! ¡¡¡Sé que tu festejo es inolvidable!!! ¿Y qué más? FELIZ CUMPLEAÑOSSSSSSSSSSSSS Cecilia

Muuuuchos años Elvira Bedoya Enri, una de mis amigas más fuertes en estos treinta y siete años de amistad. Un ejemplo de amiga, de madre y de mujer. Beso enorme. Elvira

22

Cerca del corazón Molly Rueda ¡¡¡Muy felices 70!!! Es una gran alegría poder compartir con vos y tu queridísima familia este cumpleaños tan importante. Vos sos una persona muy especial, por lo buena, generosa, familiera, positiva y laburadora. Sos un ejemplo para todas nosotras, tus amigas. Siempre es un placer tenerte entre nosotras y disfrutar de tu compañía y alegría. Te deseo el mejor de los festejos rodeada por tus hijos, nueras y nietos que tanto te quieren y tan feliz te hacen. Lástima que la fecha de tu cumple siempre nos tiene alejadas, pero sólo físicamente, porque en el corazón y la memoria estás súper presente. Con Alejandro te deseamos toda la felicidad de este mundo y que la salud te siga acompañando por muchos años más. ¡¡¡Que Dios te bendiga AMIGA!!! Te quiere, Molly.


23


Trapito Laura Black Con M. Henri y Leslie compartimos muchos momentos muy lindos. ¿Una anécdota? Fuimos todo un grupo de amigos a Calafate. Ella llevaba un gorrito muy abrigado y ridículo y Carlos Molina la bautizó “la trapito” del grupo. Habíamos alquilado dos autos y cada vez que partíamos a algún lado cantábamos presente para no dejar a nadie olvidado. Y “la trapito” generalmente se quedaba atrás admirando algún paisaje. ¡Nos alegró la gira con su risa cantarina!

24


Aventuras Sarita Escardó Este año será un año especial para vos, pero te digo que llegar a este número nada agradable, por suerte ¡¡no duele!! Y mucho menos como estarás, en esta fecha, rodeada de todos tus amores. No puedo dejar de recordar cuando nos conocimos y todas las “aventuras” que pasamos juntas. Una de ellas fue nuestro viaje al Perito Moreno, donde fuimos los “Lomelo Klause pol 12”, título con el que nos recibió el dueño de las cabañas donde nos hospedamos. Toda clase de vicisitudes tuvimos en nuestro paso por los glaciares. Compartimos una cabaña muy linda, pero hacía tanto frío que tuvimos que pedir más abrigo a los dueños orientales, que no nos entendían lo que pedíamos.

En otra oportunidad fueron los Esteros del Iberá, donde después de los paseos habituales, rodeados de yacarés y otros animalejos del lugar, lo primero que hacíamos, era jugar al bridge. Siempre hemos estado unidas por este juego que te deleita y seguirá haciéndolo con el paso de los años, junto a las innumerables amigas que has sabido conservar, hermanas de la vida. Un agradecimiento eterno: fuiste la que hizo que dejara de fumar. Me diste el envión necesario para poder hacerlo y estoy muy contenta con este logro. Por todo esto y muchos recuerdos más que sería muy largo enumerar, te deseo todo lo mejor, y que disfrutes esta nueva etapa junto a todos tus seres queridos. Besos mil, Sarita. 25


Bien merecido Inés Luro de Labadens

Excepcional Los Barbosa

Querida Enri Cómo se nos pasa la vida ¿no? Estamos todas llegando a esta edad en la que podemos gozar de nuestros hijos y nietos... y hacer y decir lo que se nos da la gana... sin complejos y culpas. Has formado con nuestro amigo y tan recordado Leslie una gran y maravillosa familia, cuatro hijos varones, que te quieren y cuidan, y Dios te regaló unas nueras que reemplazan y con creces a las hijas que no tuviste y unos nietos divinos, de los que estás tan orgullosa. Más no se puede pedir, ¿no? Quisiera que este cambio de década te encuentre en paz, sana y buena, y con muchas ganas de vivir la vida, ¡te lo merecés! Lo bueno si breve, dos veces bueno, así que me despido querida amiga y vecina capricorniana y ¡que los cumplas muy feliz! Inés

Es muy linda la idea de poder escribir un mensaje y tener la oportunidad de decirle a nuestra querida amiga María Enriqueta todo lo que la queremos y todo lo que sobre ella pensamos, como que es una madre ejemplar dedicada siempre a sus hijos, que fue una gran esposa, una compañera entrañable de nuestro queridísimo amigo Leslie, y como amiga simplemente podemos decir que nos distingue y enorgullece tenerla como tal. Es una gran amiga, una persona excepcional. Tenemos muy lindos recuerdos de todos los momentos que juntos disfrutamos. Le deseamos muy felices 70 en compañía de sus hijos y nietos. Con gran cariño, un beso grande Marisa y Hernán

26


Todo está en la onda Cristina N. A. de Garat

Con la energía de una pendex Alejandra Gorostiza de Coria

Querida amiga de la vida, de las barajas, de los hijos… Te ha llegado el momento de dar otra vuelta al codo... lo cual no tiene mayor importancia porque la edad se lleva en la onda que uno le ponga. La verdad es que vos le ponés toda. No sé si algún día te lo dije, pero siempre admiré la garra que pusiste ante la adversidad, no sólo ante la enfermedad, sino también ante los momentos económicos. Jamás bajaste los brazos, y siempre con una gran sonrisa y buena onda. Soy una bestia para escribir… pero dejé que mi corazón hiciera de las suyas y espero te guste lo que pienso de vos. Te felicito por esa enorme familia que tenés, que por lo que vos contás, son todos unos divinos. Lamento no estar en su momento porque estaré en Miramar, aunque por ahí vas y allí nos tomaremos una copita para brindar todo el camino andado y todo lo que te toca andar. Con el mayor de los cariños que si bien no nos vemos nunca sabés que te tengo en mi corazón. Cristina

Yo soy amiga de M. Enriqueta desde hace unos años, mi marido Alfredo -que murió antes que Leslie- y él eran muy amigos, así que compartimos muy buenos momentos juntos. M. Enriqueta es un amor de persona, muy buena, alegre y solidaria, apasionada de su familia, amigas y el bridge, muy luchadora. Yo la quiero mucho y el cambio de década primero no se nota y ella tiene la energía de una pendeja. Besooooooooooooooooooooooooooooo grandote. Alejandra

Te quiero, cortito Maria Noguerol Excelente amiga con una risa inolvidable: sentido del humor, siempre es agradable compartir momentos con Enriqueta. ¡¡¡La quiero mucho!!!. María

¡Vendamos el depto! Mary Azumendi María Enriqueta querida: Feliz cumpleaños, que los cumplas feliz junto a la espléndida familia que supiste conseguir. Debo decirte que es una suerte para mí el haberte conocido y tenerte como amiga. También celebro la paciencia y el cariño que tuviste las seis veces que me ayudaste a mudarme, yo creo que habrás temblado cada vez que levantabas el teléfono y oías “¡¡¡Hola!!! ¡¡¡Enriqueta!!! Pongamos el departamento en venta…”. Pero nada te paró y con tu increíble polenta pudimos hacer excelentes negocios, te lo agradezco enormemente y te deseo lo mejor que la vida pueda darte. Y por ahí, quién te dice, que no tengas que levantar de nuevo el teléfono...

27


28


Un puente hecho de cartas Las amigas del bridge

29


Cocineras de luxe Guigui Arduino

Deptos, cartas y amistad Alice Guido Lavalle

Mi querida amiga Enriqueta, siempre con su sonrisa y dispuesta a todo, siempre que le pedí direcciones, teléfonos de personas que me podían resolver algún problema nunca me las negó. De todo este grupete de bridge que somos catorce, Enri y yo, Guigui, somos la mejores cocineras… casi unas chefs. Ustedes como hijos casi perfectos -como los ve vuestra madre- lo sabrán y comerán esas delicias que prepara. Te quiero mucho y que la nueva década en que entrás la disfrutes mucho con esa familia tan linda que tenés. Un beso. Guigui

Hace unos cuantos años que nos conocimos primero como inmobiliarias, después como bridgistas y ahora como amigas, y seguimos compartiendo nuevas actividades y amistades en común con alegría ¡qué lindo! Con todo cariño, Alice

30


Maestra Helena Sala

Buena onda Celina Beguerie de Ruiz Frias

Hola Enri: Seguramente hoy pasarás un día espectacular con todos tus hijos y nietos, que difícilmente olvidarás. Yo te quiero desear lo mejor para este cumpleaños ya que es un número especial y hay que celebrarlo. Yo te recuerdo muy a menudo por muchas cosas, la primera cuando hace doce años hicimos ese maravilloso viaje al Norte Argentino junto con Martha y Ma. Elena que nos reímos tanto y compartimos en gran armonía diez maravillosos días, y lo mismo fue durante el viaje a Europa del Este con Marta Alfonso y Teresita, y por si fuera

Tu alegre risa y tu “buena onda” me llamaron la atención el día que te conocí con Leslie en casa. Con el paso del tiempo fueron muchas tus virtudes que afloraron. Todas en conjunto hacer que te tenga como una amiga verdadera. Celina

31


32


Los secretos de tu cocina Telma Benitez Henry: Lamento no tener pluma fácil para poder expresar correcta y armoniosamente lo que siento por ti. Si bien no hace mucho tiempo que nos frecuentamos, he comprobado que sos una chica 10: buena madre, buena amiga, excelente abuela, gran bridgista pero… ¡un poquito egoísta, ya que no quieres compartir conmigo tus recetas de cocina que tanto me interesan! Te deseo para tu próximo cumpleaños muchas felicidades y mucho amor de todos los que tenemos la suerte de tenerte como amiga. Espero que estas lineas no se conviertan en un best seller! Un gran abrazo Telma

Compartir Almudena Caldani Querida Maria Enriqueta: Luego de tantos momentos de juego, de risas, de diversión, de compartir, no queríamos dejar de mandarte con todo cariño un beso y un abrazo para tu cumpleaños, que lo pases re bien con toda tu lindísima familia: Tus amigas del bridge de los jueves.

Grand slam Graciela Toranzo Queridísima Henrriette: Esto de cambiar de década, no es un “cache”, no piensa ser 4 tréboles ni 4 carreau... ¡¡¡Hay que cumplir este Gran Slan!!!! Son 7 bazas... ¡Felicitaciones! Qué gran jugadora... te estás acercando a mi puntaje. ¡¡Ja!! ¡¡Ja!! Bueno, ahora en serio; qué privilegio ser tu amiga y compartir tantas experiencias, en lo cotidiano, en los torneos y en las comilonas de los viernes y de los domingos. Sos una muy buena persona, espontánea, optimista, charleta, con gran sentido del humor y eso sí para cocinar… ¡¡¡estás para darle clases al Cordon Bleu!!! Qué paciencia, cuando te toca jugar conmigo... HAPPY BIRSDAY!!!! y Good 33


34


Exa… bruptos Testigos diarios de Enri en acción

35


Agus

Marcela

Resulta imposible felicitar a Enri “locomotora” en su cumpleaños, sin hacer mención de algunas de sus tantas frases célebres o anécdotas que hacen a la vida cotidiana, y que inevitablemente nos arrancan carcajadas y nos hacen valorar su fuerza, su alegría, su sentido del humor y la maravilla de no haberla visto ni un solo día de mal humor, aún cuando hubo situaciones para estarlo. Enri o “martillo neumático” para sus compañeras de oficina, siempre va para adelante con una energía envidiable, por eso queremos recordar algunas cosas como aquel día que llegó a la oficina con un zapato negro y el otro marrón… fue todo un hito; o su clásica frase “…mi querida…” cuando en realidad quiere estrangular al interlocutor habla de su aguda inteligencia social; o ese vicio que tiene de trabajar descalza..; ni hablar de su ingreso en el mundo cibernético… le saca chispas al teclado y cada 15/20 minutos grita un “…auxilio…” porque está por borrar la memoria entera de la PC… Y así podría seguir, pero todo esto se resume en algo tan simple como: “Valoro mucho tu presencia en la vida cotidiana que nos toca compartir y admiro lo que sos como laburante, como madre, abuela y compañera de trabajo. Que tengas un año maravilloso, con tu extraordinaria familia… Feliz Cumple Enriquetona.

Enriqueta, ¡¡¡muy felices 70!!! Admiro mucho tu fuerza y energía, que a pesar de cualquier dificultad siempre estás para el trabajo, para tus hijos y tus amigos. Un beso grande.

36

Tere, Pampa y Josefina Enri, nuestra querida “Bubucela”, te dejamos todo nuestro cariño en un abrazo grande, devolviéndote toda la fuerza que vos nos transmitís. ¡Te queremos mucho y brindamos por 70 más!

Mercedes (madre) Enri: Feliz cumpleaños y muchas gracias por elegir a esta gran familia que es Exa, donde después de tantos años de trabajar juntas nuestro vínculo va más allá de lo laboral. Un beso muy grande y el mejor deseo de compartir muchos años más.

“Me metí en un baúl lleno de fotos viejísimas y adjunto las que creo más definen a Enri: con una enorme sonrisa y recibiendo el premio a la mejor vendedora!!! Durante casi 20 años, sacó todos los años ese premio... Eso tenía que figurar porque habla de su fuerza, polenta y lo luchadora que es.”


Enrique

Silvia

Querida Enri: A pesar de nuestros diferentes gustos futbolísiticos con tu familia, quería felicitarte por tu cumpleaños y sobre todo por la calidad humana y laboral que nos das desde hace tantos años. Un beso muy grande y que compartas disfrutes tu cumple con todos los que te queremos.

Enriqueta: No sé los años que estamos trabajando juntas, sin nunca haber tenido un “NO”. Valoro tu fuerza diaria y fortaleza, tanto en los momentos malos y tu alegría en los buenos momentos. Pido a Dios, que me dé la posibilidad de aprender a tener tu fuerza, la dedicación incondicional a tus hijos, nietos y nueras. Extrañamos tu ausencia, al no tener quién pregunte “¿Quién hace la guardia?” Creo que nos quedan muchos años más juntas, para romper los nervios en el sector, preguntando ”¿Qué pasa que no funciona la computadora...?”, esperando que mejoren las impresoras para que no saquen tantas copias juntas ante nuestros nerviosos dedos. Espero que a partir de tus 70 podamos bajar las revoluciones para que quien escuche nuestras charlas, no piense que estamos locas… A la mejor vendedora de Exa, un beso enorme, sabés que te quiero.

Exa – Sector Alquileres ¡Feliz cumple, querida Enri! Estar al lado tuyo es un aprendizaje constante: “madre, abuela y vendedora”. Muchos cariños, tus compañeras/os.

Marcelo ¡Muy feliz cumpleaños! Que tengas un muy feliz año con tu familia.

Carolina, Ma. Elena, Laura, Pía, Paula y Lola ¡¡¡Ay Enri!!! Esperamos que ahora que sos mayor de edad, por fin puedas hacer las rayas del libro de visitas y nos des una mano. Y a la “Reina de las Ventas”, ¡¡¡no hay como alcanzarla!!! En tu gran día, acá la “Banda de la esquina”, te mandamos un gran beso.

Vivi “Después de tantas horas compartidas No puedo dejar de saludarte en este día Me la pasé pensando que te diría… ¿la “verdad verdadera”?: ¡larga el teléfono mi querida!” ¡¡¡Feliz Cumple!!! 37


38


Heredados o abrojados Los parientes que forman tu familia grande

39


Unas pequeñas líneas para una gran mujer Los Borrazás ¡María Enriqueta! Llegaste a nuestra familia como la novia de Leslie cuando tenías 15 años. Y desde entonces siempre fueron María Enriqueta y Leslie. Se casaron. Formaron una familia como pocas Y siempre ¡María Enriqueta! fuiste una esposa y una madre ejemplar. ¡María Enriqueta! Esa alegría que va iluminando la vida cuando pasás es una de tus cualidades más lindas. De ella disfrutaron y siguen disfrutando tu familia, tu casa, tus amigos, todos los que pasamos por tu vida. ¡Cuántos años pasaron! Y yo sin darme cuenta de tu grandeza como mujer, como amiga. Siempre perdonando, siempre ayudando. Cuantas veces fuera necesario. De haber estado más cerca tuyo ¡hubiera aprendido tanto! y probablemente ¡mi vida hubiera sido tan distinta! Ahora te admiro. Por tu manera de ser, porque sabés vivir, porque para cada cosa sabés lo que hay que hacer, lo que hay que decir. Te admiro también por tu fortaleza, por haber sabido salir adelante en los momentos difíciles. Y entre las

40

lágrimas siempre una sonrisa. Esa sonrisa grande y generosa, siempre a flor de labios para todo el que la sepa apreciar y recibir. ¡María Enriqueta! Esa amiga fiel, querida por todos, siempre presente para los que te necesiten en el momento que lo necesiten. Con todo mi cariño te mando un muy ¡¡¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS!!!! Ana María junto con Lorenzo, Marián y Diego, Fran, Agus y Mauricio y todos los chicos.

Recuerdos de antaño Elizabeth y Alfredo Mac Laughlin Uno de mis recuerdos más lindos relacionados con María Enriqueta (sí, ¡en esa época era María Enriqueta!) eran los días que pasamos juntas en la casa que ellos alquilaban en Hurlingham. Disfrutábamos mucho de esas largas tardes de verano, charlando , imaginando el futuro, jugando a las cartas, y esperando la visita de Leslie y Alfredo que todos los días hacían un largo viaje en tren (ni pensar en que les prestaran el auto) para visitarnos y “festejarnos”, ya que hablar de noviazgo en esos días eran palabras mayores.


Lo que nos une María José de Sagastizábal Ayer recibí el mail… y pensaba y pensaba cuál de tantas vivencias compartidas podría ser importante para vos… Y de pronto se me presentó la Clínica del Sol Arenales, los Mac y yo esperando algo inolvidable, re importante y emocionante...: el nacimiento tan alegremente esperado de MATEO, tu primer nieto, yo ya tenía a Martu y Tini, pero cada nieto trae consigo algo especial. Pasamos muchas horas, acompañándonos, ansiosos y excitados, hasta que al fin apareció Chucho (bueno, Enrique) a avisarnos, ¡¡¡que estaba todo muy bien!!! Qué alegría, qué emoción y de pronto comenzábamos a compartir la familia los Mac, los Noceti y el Pompón uniéndonos fuertemente. Era tu Mateo, tu primer nieto... ¡¡¡Te faltaba el moño rosa!!!.... que ya llegaría dos años más tarde con Delfina, Pepi y a partir de ahí, la familia se agrandó y hoy Enri, tenés una MARAVILLOSA FAMILIA, que te merecés y de la cual Leslie sentiría lo mismo: amor... amor y amor. Felicidades consu y besos de tu consu primera jajaja (pero es verdad) María

Mucho y muy bueno Mónica y Gaucho Mazzarol La vida nos permitió compartir muchos momentos agradables. Sólo deseamos disfrutar otros tantos. Te deseamos que en compañía de los tuyos tengas un muy feliz cumpleaños. Te queremos, Mónica y Gaucho

Tantas cosas Leonora Randle Aquí va mi humilde e incondicional apoyo. ¡Ay, ay Enriqueta, cuántas cosas tenemos para decir de vos! Supongo que son las mismas que te dirán todos: sos bárbara, alegre, divertida, positiva, ayudadora, pata para todo, incondicional, generosa, etc., etc., y además una flor de consuegra. De entrada no más sentí que te conocía de toda la vida, que nos llevaríamos regio (y así fue).

Una anécdota que te pinta de cuerpo entero: cuando Carol y Pato se fueron de luna de miel, vos y yo fuimos a arreglar algo del departamento y regalos, y después a almorzar en un restaurant. Hablamos hasta por los codos y vos dijiste de pronto: “¡Qué bueno hablar son que nadie nos corrija”. Ojo los y las “nadie”… Nos reímos mucho al respecto. Como dice Luz, sos mi amiga, y como tal te deseo un muy feliz cumple ¡y que cumplas muchos más! Leonora

Urbi et orbi Tiny Acuña Querida “Consuegra”: Cómo agradezco la oportunidad de poder por este medio expresarte “Urbi et Orbi” todo el afecto y cariño que te tengo. Siempre has sido tan positiva, alegre, llena de vida y eso me da tanto gusto de estar contigo. También me encanta compartir a las “nietas Mac Lindas” y tantos momentos alegres y agradables que hemos pasado juntas. Sé que esto será así siempre. Te deseo todo, todo lo mejor, Tiny. 41


42


Leslie Tu otra mitad

43


44


45


46


47


48


49


50


51


52


53


54


Reina de corazones Los chicos, las chicas, los nietos

55


56


57


58


59


Madreabuelaza Enrique Mac Laughlin

Mamá como Patricio Mac Laughlin

¡¡¡Feliz cumple Ma!!! ¡¡¡70 años!!! Una bocha de años Ma, pero qué bien que estás. Pensaba, que suerte tengo después de tantos años de poder tenerte a mi lado. Qué importante fuiste en mi vida y qué importante sos en mi vida en este momento. Qué buena madre fuiste y qué excelente madre sos. Me encante hablar con vos, me gusta escucharte, me gusta reírme con vos... me gusta estar con vos. Te quiero mucho, muchísimo. ¡Y qué abuela! Una abuela bárbara, se nota en el cariño enorme que tus nietos te tienen. La verdad vieja tenés que estar orgullosa. Una familia de hijos, nueras y nietos que te aman. Eso es todo tuyo, todo respuesta a todo el cariño que das. ¡¡¡Sos una madreabuelaza!!! En estos 70, te felicito.

Querida mamá. Es un buen día para decirte lo mucho que te quiero. Te lo tendría que decir mucho más seguido, pero vos sabés cómo me cuesta hablarlo. Te quiero como mi mamá, porque siempre estás presente, siempre me escuchás, me cuidás, me ayudás, me acompañás y siempre puedo confiar en vos. Porque se que sufrís cuando yo sufro y te alegrás cuando yo lo hago. Porque soy una persona feliz viéndote a vos todos los días. Porque siempre me dedicás tu tiempo aunque estés muy cansada. Te quiero como amiga, porque siempre me aconsejás y me hacés pensar en cómo hacer ciertas cosas o cómo seguir en otras. Siempre tratás de ver el lado positivo y mostrarme el medio vaso lleno. Incluso si algunas veces, aunque no me gusta lo que me decís, te doy gracias porque me decís la verdad. Te quiero como la abuela de mis hijas, porque

60


sos la mejor abuela que una nieta puede tener. Te vi revolcada en el piso durante horas con ellas, jugando, leyéndoles un cuento y malcriándolas. Porque siempre te ven con una sonrisa dispuesta a todos. Luz y Pía disfrutan un montón con vos. Te quiero como ejemplo de familia, en el equipo que formaron con Papá. Con la educación, el cariño, la guía, la conducta, las cosas buenas y las cosas malas, lo que corresponde y sobre todo en cómo comportarnos entre nosotros, con mis hermanos y con los demás. Siempre trataron de hacernos sentir importantes, de que nos esforzáramos para cumplir las normas, de perseverar en todas las situaciones, de alegrarnos por los pequeños logros, de perdonar y que pidamos perdón. De disfrutar la vida. Nos dieron todo, a veces con razón, otras no tanto. Son un modelo para mí y todos los días pienso en cómo harían vos o Papá en algunas situaciones. Y siempre encuentro la forma de hacerlo. Te quiero como compañera, porque siempre puedo ir con vos cuando no estoy en mis mejores momentos y siempre siento tu apoyo, tu atención y sabés exactamente qué necesito. No hace falta

que te diga nada. Solamente me siento al lado tuyo y eso es suficiente. Y también puedo estar cuando estoy contento por cualquier cosa que vos vas a estar muy más contenta que yo por eso. Te quiero por muchas cosas más, porque siempre estás sonriente y con energía para lo que tu familia necesite. Estás feliz con la vida, aún en los tiempos difíciles que tuvimos. Disfrutás de la vida y me enseñaste a hacerlo. Te quiero también porque aunque me cueste hablar de mis cosas, vos sabés cómo hacer para que lo haga. Me gusta hablar con vos. Siempre confiás en mí, y eso hace que yo también pueda confiar en mí mismo, que intente superarme. Porque siempre pude confiar en vos. Te quiero, por cómo sos como suegra. En cómo la querés a mi mujer, en cómo la hacés sentir, como si fuera tu hija. Y eso no tiene precio. Porque siempre estuviste y estás. Por suerte pude, puedo y voy a poder seguir disfrutando de ser hijo, compañero y amigo de vos, mi mamá, mi amiga y mi compañera. ¡Te quiero! Pato

61


Desde mi privilegiado lugar Santiago Mac Laughlin Querida mamá: Hoy te escribo en ocasión de tus setenta años. Un libro sobre vos es un testimonio que medianamente debería expresar todo lo que fuiste y significaste para mí a lo largo de mi vida. La evocación de los recuerdos no discrimina calidad ni cantidad. Recuerdo desde el primer día de colegio hasta el día que me regalaste un paquete de Sonrisas cuando tenía 6 o 7 años. Recuerdo los interminables viajes a la finca y el amor que le pusiste a la decoración de esa casa. También recuerdo las veces que ibas a la dirección del colegio por cualquiera de nosotros a explicar lo inexplicable. Recuerdo tu paciencia con Papá así como tu apoyo incondicional en todo lo que él se proponía, porque es imposible recordarte a vos sin Papá, no se entendería nada. Siempre los hijos vamos cambiando ideas y conceptos sobre el mundo a medida que crecemos e incorporamos vivencias y experiencias, y no siempre coincidimos con

62

nuestros padres. Pienso que eso también fue mérito tuyo y de Papá. Mi vida ha tenido muchos cambios a raíz de mi profesión, que me obligaron a adaptarme a situaciones nuevas, no siempre muy placenteras, haciendo que durante los primeros años sintiera cierto enojo y decepción. Pero vos siempre me acompañaste, sobre todo estos últimos tiempos. Gracias. Lo que no ha cambiado nunca es el amor que siempre me diste. Sin querer aburrirte tengo una historia que representa todo lo que siento. “¿Por qué? ¿Cuál es la razón? ¡Explíquemelo!”, fueron algunas preguntas que salieron de la boca de un indignado oficial de justicia durante mi declaración en una causa de maltrato paterno de una niña de 8 años posteriormente denunciado por nosotros. Mi respuesta no explicó nada. Lo único que dije no sirvió: “Mire, yo vengo de una familia que procuró darme siempre todo lo que


necesitaba, y que se preocupó por hacer de mí una buena persona, pero sobre todo me dio amor, muchísimo amor, que es el mismo que ahora yo les doy a mis hijos. Las preguntas que usted me hace no las puedo responder desde mi privilegiado lugar.” A medida que pasan los años me convenzo que lo importante en esta vida vos me lo diste. En estos años he descubierto que no todo el mundo tuvo la suerte que yo he tenido y no todos han tenido ni tienen una madre como la que yo tengo. ¡¡¡Gracias mami!!! Santi

Gracias Felipe Mac Laughlin Mamá: Sería difícil resumirte lo que fuiste para mí durante estos 40 años y más aún transformar en palabras mis sentimientos, pero qué buena oportunidad para hablarte en otro formato… sobre todo en mi caso que me cuesta bastante. Y me voy a tomar licencia para viajar por algunos lugares que son difíciles de olvidar ya que sus recuerdos vuelven a cada rato ahora que soy padre y me sirven perfectamente como excusa a la hora de argumentar ciertas conductas con mis hijos. Podría empezar con ese primer día de colegio, con 4 años, en el que tuve que separarme de Santi para empezar en clases separadas, aterrado por la situación y la mano de Papá que no quería soltar por nada del mundo mientras vos hacías lo propio con Santi…te imagino volviendo a casa con el corazón partido. Vos sabés más que nadie que mí me tocó vivir la vida con un hermano distinto del resto con quien, por su condición, hizo que algunos momentos sean el doble de felices y otros el doble de tristes; con quien de a ratos formamos una barrera infranqueable a las normas, con secretos realmente bien guardados y con iniciativas llevadas a la práctica peligrosamente rápidas por tener un alma gemela que asentía con la misma vehemencia la inmediata acción… y cuando miro

para atrás o veo casos similares ingobernables… pienso en VOS. Siempre sostuviste que lo primero era la unión y que si el mundo se caía, esto nos iba a salvar. No fue tarea fácil, pasamos momentos de perro y gato, adolecimos, noviamos, nos enojamos y vos siempre en el medio preocupada por nosotros y por ese único salvoconducto que debíamos cuidar. Esto obviamente era extensivo al resto de mis hermanos con los que tenemos muchas anécdotas en las que, con el afán redundante de unir, no hacías otra cosa que divertirnos. Como aquella vez que me peleé con Pato en la habitación y luego de un rápido intercambio de gritos con un exabrupto mío característico le grité “¡¡¡No seas forrito!!!” un poco antes de finalizar la discusión. Y vos, luego de haber escuchado el intercambio de adjetivos desde algún lugar de la casa te acercaste y a solas me pediste que por favor no lo dijera más “Gordito” a Pato cuando en realidad el calificativo había sido otro… en fin… gran carcajada. Y no hay vez, cuando mis hijos se pelean (casi todos los días) que no me acuerde de mi Mamá y les diga…”No hay nada más importante que tu hermano” y me miren con la misma cara que seguramente ponía yo. GRACIAS. Hay momentos en la vida de los chicos en los que sólo debemos darles seguridad y alejarles cualquier miedo a pesar de tener que incurrir en alguna omisión o mentira piadosa, sobre todo antes de la adolescencia en la que uno empieza a preguntarse un montón de cosas, y por lo general quien estaba más a mano era vos. No recuerdo puntualmente alguna anécdota en particular pero sí una frase típica tuya ante una pregunta sobre si lo iba a hacer bien o no… ”¡Pero por favor! ¡Te va a ir perfecto!”…y esto me alcanzaba para creerme el cuento y que me fuera bien. A pesar de aquellos años de gran inconsciencia en los que tuve cualquier cantidad de accidentes debido a mi exceso de confianza, te quiero agradecer por esa seguridad que me diste para crecer y para enfrentar mi vida. GRACIAS Y a propósito de los accidentes, tampoco me puedo olvidar tu papel ante tanta “mala suerte”: 63


Todos los años me pasaba algo, me quebraba, me cosían, me atravesaba un dedo con la máquina de coser, me golpeaba jugando rugby, etc. Por lo general Papá se ponía como loco y salía corriendo para llevarme a la clínica o para implementar alguna medida de urgencia y en el mientras tanto me puteaba en todos los colores. Cuando todo pasaba yo tenía garantizado que vos me abrazabas, me dabas un beso y me decías: “Si no fuera porque la Virgen te lleva de la mano estarías muerto”. Siempre me acuerdo de ese momento y trato de imitarlo con mis hijos. GRACIAS Cómo olvidarme de Mamá en los viajes… El equilibrio perfecto. No entiendo cómo hacíamos para entrar en el Falcon Rural, vos, Papá, nosotros

64

cuatro, la abuela y por supuesto, el perro; pero entrábamos y nos íbamos hasta Mendoza. Papá cargaba todo en el techo y partíamos a la supuesta “velocidad crucero” del viejo... y en silencio yo pensaba… algo va a pasar… veamos qué nos toca en esta oportunidad. Efectivamente nos pasó de todo: pinchaduras, recalentadas importantes, falta de nafta, etc., etc. Como aquella vez que perdimos lo del techo… sí, se voló todo y tuvimos que volver a buscarlo… vos en silencio, preocupada de que nosotros no nos acercáramos a la ruta mientras Papá volvía a poner todo encima. En otro viaje Papá se dio vuelta para revolear una trompada y se la puso a la abuela… gran golpe. O aquella vez que el motor reventó alcanzando el rojo vivo y


Papá nuevamente con esa cara de “Yo no fui” tan característica de él, fue a pedir ayuda al pueblo más cercano. Las cosas que tuviste que aguantar hasta que llegó tu famosa frase…”Vos fundiste todos los autos” y se armó. Sí, se te acabó la paciencia y la catarata de improperios fue inolvidable…Papá en silencio. Y nunca voy a olvidarme el comentario de Enrique ya adolecente que en silencio me dijo al oído con mucha seguridad: “No molestes que se van a separar”… me arruinó el viaje. Cada vez que me toca mirar los boletines de los chicos me acuerdo de vos y tu eterna batalla para que no me rajaran del colegio por problemas de conducta. Sobre todo durante el secundario en el que estuve 4 de los 5 años en “condicional”. Era normal entrar al despacho del Director y encontrarte con cara de culo esperándome. Y la escena se repetía de esta manera: El “Chancho” (Director) te contaba lo que yo había hecho y vos me decías “¡¡¡¿Cómo hiciste eso?!!!” Yo negaba

todas las imputaciones y me retiraba. Luego tenía que volver a casa y ahí estabas para seguirla durante el almuerzo… ¡Y así durante 4 años! De los momentos tristes tengo grandes enseñanzas. Cuando papá tuvo el ACV la cosa se puso muy difícil. Papá era muy demandante y para vos no fue nada fácil. Me acuerdo que en algún momento, quizá el peor, me acerqué, preocupado por vos, y te dije sin pensar, que si seguías viviendo así te iba a hacer mal y que no tenías por qué hacerlo. Me acuerdo perfectamente tus palabras…”Yo me casé con tu padre para toda la vida, en las buenas y en las malas, y nunca lo voy a dejar solo”. Si bien no era “exactamente” lo que yo quería, juro que me arrepentí mucho de haber dicho semejante pavada. Y me quedó claro que el amor se construye siempre, cuando está todo bien y cuando no lo está. Siempre tenemos que luchar por nuestra familia y no buscar la salida más fácil sin recordar nuestros compromisos. Podría seguir recordando pero prefiero imaginarte 65


66


67


Y esto… recién empieza Ube Noceti Querida Aba: Qué lindo estar cumpliendo 70 años con toda tu energía, buena onda, rodeada de amor de amigas, hijos, nueras ¡y tantos nietos! ¡Y Leslie que estará mirando desde el cielo orgulloso de vos! Madre del amor de mi vida, abuela de dos seres a los que quiero como a nada en este mundo… sos realmente muy importante para mí. Guía y ayuda en varios momentos de mi vida… una persona con la que sabemos que siempre podemos contar. Hace muchos años que nos conocemos, sin embargo, cada año vamos conociéndonos más y compartiendo más momentos, más emociones, nuevas experiencias. Tenemos momentos memorables juntas., al escribir, me voy acordando de algunos: El primero que viene a mi mente es nuestro viaje a NY… ¡inolvidable! Mucho paseo, shopping, ricas 68

comidas (y algunas cervezas…), inolvidable Sandy (ejemplo de “al mal tiempo buena cara”)…. juegos de cartas, charlas ¡y mucho mas! Aprovechamos todo al máximo…. ¡Compañera EXCEPCIONAL! Fue un placer compartirlo con vos. Almuerzos y comidas en casa… esos asaditos de Chucho tan ricos y acogedores… Tardes de charla y juego de cartas… divertidas cariocas… alegrías compartidas. Tranquilidad en los viajes que hicimos con Chucho… ¡siempre contamos con vos! Volver y saber que todo estuvo bien… ¡Qué placer! Consejos de diseño para nuestra casa en la primera y en la segunda etapa (gracias a vos, tenemos hoy el “jardín de invierno”, uno de los lugares que más disfrutamos)… Comidas de fin de año siempre pensando en algo divertido (mago, restaurant español, restaurantes tops…. Lo que sea para que estemos todos


Idas al casino... Aquellos almuerzos en Pacheco… Muchos pero muchos momentos más… Qué bueno es contar con vos: sos una persona excepcional, buena onda, gamba, a la que cada día ¡quiero MÁS! De todo corazón te deseo Aba un muy feliz Cumple!! Y... a seguir disfrutando que esto recién empieza.

Mi suegra prefe Caro Randle

juntos disfrutando ese momento) Paradas en tu casa cuando salía del gimnasio, pegarme un baño y seguir,… dormidas en Juncal para poder ir a la facu temprano… Yendo un poco más para atrás… Aquellos días de verano en la playa de Miramar… Aquel verano que pasamos juntos en la casa de las Lomas con mi querido suegro, Mateo un niñito y Delfi… un sueño. Idas al Jockey (Leslie colorado de vergüenza cuando entré embarazada)… Nacimiento de tus dos nietos mayores… ¡Qué buenos momentos! ¡Qué ayuda nos dieron!! Asesora de vestuario para acompañar al sultán… para mí nada fácil disfrazarme, vos ayudaste a disfrutarlo… Las comidas de los domingos con empanadas o tartas en Las Heras…. Mi primera ida al hipódromo…

Cazar a Pato en edad complicada, sin cría al pie, y encima darte la excusa de tejer kilómetros de rosa, llegar última y ser la prefe es algo que mis cuñadas jamás me perdonarán. Pero bue, qué le vachaché, así fueron las cosas y bien merecido que me tengo ese título. En el arco opuesto de esta cancha (de rugby, por supuesto), los que me ven de afuera de esta familia que se las tira de irlandesa pero es más tana que los Campanelli, saben cuánto te quiero, aunque seas mi suegra. Saben que a tenaz nadie te gana, que sos capaz de organizar un bautismo digno de un hijo de William y Kate, con el vestido de quién sabe quién, rescatado de quién sabe dónde, con la cinta de raso del color que corresponda, en el Socorro o en la mismísima Westminster Abbey si se diera la ocasión. Saben que si es inmueble lo vendés (no importa qué) y si es para tus nietos, lo comprás (tampoco importa qué). Saben que ni Einstein tuvo tantos nietos superdotados. Saben que o tenés bridge, o tenés un nieto que cuidar. En el medio, nada. Saben que, como el canto de las sirenas, el tuyo haría que cualquier marinero se tirase al mar, o al cemento desde un piso 15. Saben que, como los tiburones, tenés que estar siempre en movimiento. Y saben que me han visto llorar cuando las noticias del médico no fueron las que yo esperaba. Porque, Aba, sos la mejor abuela que mis hijas pudieran soñar, y la madre que rompió lo suficiente para que Pato fuera el sol que es. Gracias. Te quiero como una hija. 69


70


Virginia Mazzarol

71


Gloria Basavilbaso

72


73


Valor Mateo MacLaughlin Aba querida: Qué tantas cosas decirte en esta situación de tus 70 años con la calidad de persona que sos y todas las virtudes que tenés. Primero que nada gracias por todo y todos los momentos que vivimos y disfrutamos. Realmente no me salen las palabras para expresar tantos sentimientos y valores, menos con una persona como vos “mi abuela” que la verdad me emociona la forma de ver la vida que tenés, lo comprometida que sos con las cosas y el entusiasmo que le pones, lo que valoras todo lo que hacés como tu trabajo, de la forma que valorás a las personas y por eso mismo tenés tanto VALOR. Aba realmente sos una de las cosas más grandes que tengo en la vida, no sé qué haría sin vos porque tuve el gusto de ser tu primer nieto, por lo que soy el que más años tuvo el placer de pasar tiempo con vos. Gracias por tanto amor que me diste y seguís dando, espero poder yo darte una

74

parte de lo que vos me das. Recordando anécdotas y viajes entre tantos, me acuerdo el de las Cataratas con vos, es algo que nunca me voy a olvidar en mi vida y realmente me marcó mucho por el hecho de pasar días juntos solos incluyendo grandes desayunos, visitas y recorridos etc. Otro recuerdo es cuando íbamos a dormir a tu casa con Pepi y salíamos a comer afuera disfrutando de la vida y de la abuela mágica que tenemos. Con el transcurso de la vida aprendí que todo en la vida pasa por algo y que Jesús nos mando al mundo con una función, y creo que el rol que el te dio lo cumplís con excelencia… Sos muy triunfadora con tu trabajo… A simple vista creo que te das cuenta cómo te valoran las personas como tus amigas, tus hijos, nietos el amor y las cosas que sienten por vos. Realmente valórate mucho porque sos una persona increíble, respetuosa, sabe siempre lo que quiere, guerrera,


completamente sincera, que siempre está cuando uno la necesita no importa momento complicado o simple, básicamente muy querida. ¡SIMPLEMENTE GRACIAS, GRACIAS POR TODO! FELICES 70! Con amor Mateo

Aba cómo te quierooooo Delfina Mac Laughlin Aba/Abuela: Hooola Aba, bueno primero que todo muy feliz cumple, espero que la pases muy bien en tu día, y que disfrutes tu cumple de 70 años en la estancia con tu familia. Te quiero agradecer un montón por la excelente e increíble abuela que sos, de 10!! Gracias por

TODOS los momentos que pasamos; como el viaje a NY (que volvería con vos), como las veces que iba a tu casa y mirábamos “mi pobre angelito” o películas, cuando comíamos en el Patio Bullrich, en Mc Donalds, cuando íbamos a los juegos, al Jockey y muchas cosas más, por esto te digo GRACIAS. Aiii Aba Aba cómo te quierooooo, no tengo palabras para explicarte toodo lo que te quiero, sos una abuela ÚNICA. Me encanta la confianza que hay entre nosotras y la buena persona que sos conmigo, dándome todos los gustos. No te debes dar una idea de lo que te quiero, porque siendo la persona que sos todo el mundo entero te podría querer, pero nunca como yo! Bueno, te mando un beso enorme gracias por todo y quiero que sepas que siempre voy a estar

75


TobĂ­as Mac Laughlin

76


Juan Mac Laughlin

77


Nacho Mac Laughlin

78


Pepe Mac Laughlin

79


Luz Mac Laughlin 80


PĂ­a Mac Laughlin

81


JoaquĂ­n Mac Laughlin

82


Salvador Mac Laughlin

Marcos Mac Laughlin 83


“Y todavía faltaba Marcos...”

84


85


86


Cerrando el 2012 ...y más allá de esa pesada manía de hacer balances, tenemos también un montón de cosas para agradecer. La llegada de Marquitos y su induscutible Nro 11, que lo de mamá fue solo un susto, que River volvió a Primera, que con Santi llegamos a los 40 y ni se notan…y Pepi cumplió 15 y se notan!, que Mate no se llevó casi nada, que Luz y Pía recuperaron al papá quien se bajó de la banda y suspendió las giras, que Ube y Caro han dormido con mamá… jeje, que a Joaco no lo cocimos y que Salva pinta más tranqui, que Pepe superó el vitíligo y Nacho se come crudo a todos en el fútbol de jardín, que Tobi y Juan salieron segundos en el torneo de fútbol consolidando lo aprendido, que la Flaca se aguantó un año “pesado”… en fin, que estamos todos bien y unidos. Un abrazo Phil 87


http://www.behance.net/JuanIRandle


Libro Aba 70