Page 1

Número 1: Septiembre, 2013

VERANOS TELEVISIVOS

Los 10 éxitos y batacazos que acompañaron las vacaciones de los españoles


¿TIENES PUBLICIDAD? Nosotros la insertamos.

Contáctanos en: cacahuetele@gmail.com o a través de Twitter: @Cacahuetele

CacahueTele Número 1, septiembre de 2013 Especial Digital Veranos Televisivos. Los 10 éxitos y batacazos que acompañaron las vacaciones de los españoles. Autores: Francisco José Borreguero y Pedro M. Lozano Imagen de portada: VayaTele.com


Ha acabado el verano, amigos. Tan triste programas televisivos del verano español. como suena. No es que queramos hacer sangre, pero toca volver a la rutina del trabajo, los estudios y, en general, todas esas cosas aburridas de las que, unos más que otros, tan merecidamente hemos descansado en las últimas semanas. Tras de nosotros, dejamos un verano que, televisivamente hablando, ha dado tanto que hablar como la gran parte de los anteriores. Muchos de los programas culpables de ello son analizados en otras secciones de esta web, así que No dudéis en echarle un vistazo, y seguir navegando por la pá- En su lugar, hemos preferido hacer una selección de los diez más indudablemente gina. recordados por el público... por el motivo No obstante, antes que esos programas, que sea. Así pues, preparaos para todo. hubo otros muchos que provocaron, adic- Para llorar, para reir, para sentir vergüenza ción, asco, risas, odios, críticas, vergüen- ajena. Porque aquí, como en cualquier caza... Todo lo posible para un formato tele- nal de televisión, cabe todo. Sin excepción visivo, vaya. Por eso, aquí en Cacahuetele, ...y sin connotaciones erótico-festivas. hemos querido empezar el otoño, con algo tan refrescante como el tiempo que Por nuestra parte, todo está preparado, se nos avecina, con un especial que haga sólo faltáis vosotros. Sentaos en el sofá -o honor al calificativo. Y qué mejor que re- frente al ordenador-, coged el mando -o cordar algunos de aquellos programas el ratón-; y sintonizad en vuestras memorias el canal que prefiráis. Que ya podéis que no dejaron indiferente a nadie. pasar de página, vamos.

14

PROGRAMACIÓN

12 Son diez los elegidos. Pero avisamos de antemano para evitar represalias: no son los diez programas de mayor calidad. No vamos a cometer la arrogancia de creernos mejores que nadie, como para decidir cuáles merecen estar en el ‘top ten’ de los

1. El Grand Prix del Verano

4

2. Mójate

6

3. Fútbol de Verano

7

4. Humor Amarillo

8

5. Caliente

10

6. El Puente

11

7. El Gran Juego de la Oca

12

8. Qué Apostamos

13

9. Lo Sabe, No lo Sabe

14

10. Verano Azul

3

16


1. El Grand Prix del Verano

Imagen: Carta de ajuste

Por muchos programas que sugiramos en las páginas sucesivas, ninguno será tan relevante para el verano televisivo, como lo es el que ahora nos ocupa: el Grand Prix.

Al Grand Prix, hay que agradecerle muchas cosas… casi tantas como las que le podríamos reprochar, pero vamos a centrarnos en lo positivo, que estamos escribiendo de día y todavía es pronto para empezar a crispar.

En contra de lo que muchos pueden creer, el formato nació como una apuesta de entretenimiento de Televisión Española para la temporada 95-96. Al frente, como no podía ser de otra manera en este tipo de concursos, se encontraba un cada vez menos inspirado Ramón García, Ramontxu para los más ‘groupies’.

En primer lugar, el programa puso en el mapa a algunos de los lugares más recónditos de la geografía nacional. Por citar un ejemplo cercano –espacialmente hablando, claro-, gracias al Grand Prix, los 46 millones de personas que viven, trabajan y delinquen en este país (que cada uno se englobe donde considere), también saPor cierto, que ya no lo veáis con su capa ben, desde hace unos años, que Murcia en la Puerta del Sol, no implica que haya tiene una pedanía llamada Llano de Brumuerto. Nada más lejos de la realidad, de jas. hecho, pues hace un años se pasó al periodismo teóricamente serio y, en la Ac- Otro aspecto a valorar positivamente, es tualidad, dirige y presenta el magazine que la población de dichos municipios vespertino radiofónico La Tarde de COPE. acudía en masa al programa. No faltaba

4


nadie. Los ciudadanos más atrevidos se enfrentaban a una serie de pruebas de equilibrio y habilidad, cuya mecánica, en la inmensa mayoría de los casos, rozaba el ridículo. Sus paisanos, mientras tanto, les animaban desde la grada, ataviados con ropas del color que correspondiera: o bien azul, o bien amarillo. Pero cuando hemos dicho que no faltaba nadie, no lo hacíamos de forma baladí. Y es que, acaudillando esos pequeños ejércitos pueblerinos, se encontraban sus aparentemente honrados (nunca se sabe) Alcaldes. Los Primeros Ediles de las localidades a concurso, tenían su minuto de gloria en una prueba llamada “La Patata Caliente”, en la que debían a responder correctamente a una pregunta numérica, del tipo “¿Cuántos años puede vivir un caracol?”, antes de que el globo que sostenían les explotase en la cara.

Imagen: YouTube

La anterior es sólo un ejemplo de la extensa lista de pruebas que el Grand Prix del Verano dejó para la posteridad. Entre las más esperadas por la audiencia (los que escriben, incluidos, faltaría más), destacan los bolos, o aquellos troncos locos que nunca dejaban de girar y tirar concursantes al agua.

Imagen: FórmulaTV.com

Todas las pruebas, merece la pena recordar, eran presentadas por un nada despreciable grupo de bailarinas, que provocó más de un infarto entre el 50% del público objetivo al que se destinaba el programa. “¡Es el Grand Prix, es el Grand Prix! ¡El programa de los abuelos y los niños!”

Ficha del programa Nombre: Grand Prix del Verano. Fecha y país de nacimiento: 1995, España. Creador: Francesco Boserman. Género: Concurso de pruebas. Canales de emisión: TVE y Autonómicas. Lo mejor: El lado humano y “artístico” de los Alcaldes e invitados. Lo peor: La ridiculez de muchísimas pruebas. Nuestra valoración en una sola frase: “Ni siquiera la evidente falta de sentido o calidad televisiva puede derrumbar al mito entre los mitos”.

Apenas hemos hablado aún de aquellas vaquillas que aparecían tras los inolvidables golpes de ingenio de algún guionista -suponemos, en prácticas-. “Mariquilla, la vaquilla redondilla” o “Manuela, la vaquilla que siempre se cuela” son algunas de las creaciones más recordadas. Huelga señalar, no obstante, la importancia capital de estos animales en el programa. Los concursantes debían superar algunas de las pruebas, bajo la atenta mirada de distintos “no astados”, que representaban, así mismo, el elemento más emblemático del, posiblemente, formato veraniego más visto en la historia de la Cacahuetele.

5


2. Mójate El verano puede ser muchas cosas, pero ante todo, es agua –de playa o piscina-, calor y bañadores y/o bikinis. Por tanto, los programas de televisión emitidos en dicho período estival no van a ser menos. Esto, según parece, es lo que debió pensar el iluminado creador de Mójate, un formato veraniego al que la web de crítica ¡Vaya Tele! calificó como “uno de los programas más ridículos de la historia”. Y no es para menos, porque la dinámica del ¿concurso? es tan simple como absurda: chicos y chicas (generalmente, una perfecta selección aria en ambos casos) bailan sobre el trampolín de una piscina. Sin más. Si esperáis que continuemos ampliando el argumento, ya podéis decepcionaros, ya que es eso exclusivamente. Los presentadores, los otrora profesores de Fama Marbelys y Rafa Méndez, sólo hacían una cosa: elegir a los dos ¿concursantes? que habían bailado mejor. Tras esa criba de rigurosísimo criterio artístico, el resto de cuerpos bronceados que no caían en gracia de los -dicho con el mayor de los sarcasmos- inteligentes presentadores, sí lo hacían al interior de la piscina.

Imagen: La Opinión de Málaga

Ficha del programa

Así de divertido, ingenioso y cultural. Eso sí, el afortunado ganador de cada edición, aunque sin dignidad, volvía a su casita con 1.000 euros en la buchaca, que tal y como está la cosa, no vienen nada mal.

Nombre: Mójate. Fecha y país de nacimiento: 2011, España. Padre/madre de la criatura: Algún becario del área de creatividad de Zeppelin TV. Género: ¿Concurso? de baile. Canales de emisión: Cuatro y LaSiete. Lo mejor: Marbelys en bikini. Lo peor: Todo lo demás. Nuestra valoración en una sola frase: “Si fuésemos de Fuengirola (Málaga), intentaríamos eliminar cualquier indicio que relacione al municipio con el programa”.

Imagen: VayaTele.com

6


3. Fútbol de Verano Vale, es verdad, nos habéis pillado. No es un programa de televisión como tal. Pero, al fin y al cabo, somos hombres y hay que meter el fútbol por algún lado. Además, aunque pueda parecerlo, no lo estamos haciendo de forma baladí, pues en nuestras felices infancias, tuvieron un protagonismo especial las pretemporadas de nuestros equipos del alma: Barcelona y Betis, por si hay algún curioso.

aún hoy en disputa, aunque carentes del mismo interés tras el éxodo estival de los dos gallitos y el consiguiente abandono del patrocinio televisivo.

Sólo hemos citado tres, aunque la lista es mucho más extensa: Trofeo Naranja, Villa de Gijón, Joan Gamper, Santiago Bernabéu… Como anécdota, cabe decir que el primer torneo veraniego del que se tiene constancia en España, el Trofeo Playa y Quizá los más jóvenes no sabéis de lo que Sol, se disputa, cada 15 de agosto, aquí en estamos hablando, puesto que, ahora, la Región, concretamente, en la localidad los Barça, Madrid y compañía se pasan el costera de Águilas. verano en Corea o Estados Unidos; y los debates futbolísticos de la barra del bar Pero no sólo hablamos de los torneos, empiezan ya con la Supercopa de España, también algunos amistosos (partidos del a mediados de agosto. Sin embargo, hará centenario, sobre todo) y presentaciones cosa de 10, 15 años, esto no era así. de las nuevas plantillas con las que los equipos afrontaban sus respectivas avenAntes de que Florentino Pérez empezara turas futbolísticas, copaban una parte a fichar a golpe de talonario y paseara a fundamental de la parrilla televisiva. No sus estrellas por todo el planeta fútbol, olvidan los béticos, por ejemplo, aquella los equipos de la clase media/baja del tarde de agosto del 98 en la que el enbalompié español, ponían en más de un tonces máximo mandatario verdiblanco, apuro a los teóricamente grandes, en tro- Manuel Ruiz De Lopera, daba la bienvefeos tan legendarios como el Colombino, nida a Denilson en un abarrotadísimo –y el Ramón de Carranza o el Teresa Herrera, en obras- Benito Villamarín.

Imagen: PlusFútbol.com

7


4. Humor Amarillo

Imagen: On Screen Asia

Imaginaos a vuestros hijos… Va, probablemente tendréis nuestra edad y, por ende, habréis carecido de tiempo para engendrar vástagos o cualquier otro tipo de descendencia. Imaginaos a vuestros hermanos -¿eso sí, no?-, cayéndose desde un cuarto piso, bañándose en el lago en pleno invierno o dando vueltas dentro de la lavadora. Así, de entrada, no parece gracioso. Y no lo es, compartimos vuestra opinión, compañeros.

el caso de los que sí (cinéfilos, sobre todo), es el nombre original de Beat Takeshi. Para los que sigáis más perdidos que Falete en un Natur House, os daremos más datos. Takeshi Kitano, además del creador de Humor Amarillo, es un reverenciado actor y director de cine japonés. Sí, antes hemos dicho chino, pero reconocedlo, vosotros tampoco los diferenciáis. Ha aparecido en Battle Royale o Johnny Mnemonic, por ejemplo. Y como cineasta, hemos de ¿agradecerle? Dolls, Brother, Zatoichi o El Verano de Kikujiro, entre otros peñazos. En resumen, Beat Takeshi es uno de los chinos japoneses de los más antibuobos, pero no inventó la confusión. Véase Miss Panamá.

Ahora bien, y si en la ecuación cambiamos a ese hermano por un chino con un casco. Eso sí os hace gracia. No lo neguéis, picaruelos. Es carne de YouTube, reconocedlo. Es más, reconocedlo abiertamente, porque no sois los únicos a los que se les ha pasado por la cabeza que eso de ver a un chino recibiendo la del pulpo, de manos de otro chino más grande, podría ser gracioso e incluso, por qué no, un éxito de televisión.

En su lugar, el amigo Kitano ideó un castillo de su propiedad, al que una curiosa –es un término un poco light, pero es que no queremos herir sensibilidades- selección de aspirantes, cada cual más pintoresco, había de llegar, tras superar diferentes pruebas de “destreza”. Hemos entrecomillado el término porque es el que emplea la Wikipedia, aunque vaya por delante

Y es que, antes que a vosotros, se le ocurrió al gran Takeshi Kitano. Quizá a algunos os suene…o quizá no, tampoco hace falta que ahora os las deis de “gafapastas”. En

8


Imagen: YouTube

nuestro completo desacuerdo con su utili- cualquier vestigio que indicara cierto guszación en este caso. El premio para el que to televisivo. Eso, ni más ni menos, era Hulo conseguía era de un millón de yenes. mor Amarillo. Sobre todo, “ni más”. Ahora bien, tenía su gracia, todo hay que decirPor poner sólo algunos ejemplos de esas lo. ¿Que dice muy poco del criterio de los pruebas: el pinball mortal, la seta asesina, que escriben? Puede ser, pero no olvidéis el pelotón de la muerte, el columpio del esa crítica cuando vuestros ojos estén interror o el dominó mortal. Como veis, la yectados en salmorejo como fruto de la palabra muerte y sus derivados apare- hipnosis que supone la última perla de cen en multitud de ocasiones. No se ha YouTube. Sobre todo, si ésta es un vídeo constatado la defunción de ninguno de de un chino chocándose con una ventana. los concursantes del programa, pero la no repetición de ninguno de ellos, los constantes golpes que éstos recibían y, Ficha del programa en general, la enorme facilidad que, por motivos faciales y demográficos, supone Nombre: Humor Amarillo. sustituir a cualquier chino por otro, ha Fecha y país de nacimiento: 1986, Japón. alimentado desde el Paleolítico la ruPadre/madre de la criatura: Takeshi Kitano. morología a este respecto. Nosotros no hemos podido confirmarlo, reiteramos. Género: Concurso de pruebas. Lamentamos mucho no saciar vuestra téCanales de emisión in Spain country: Teltrica curiosidad. ecinco y Cuatro. Lo mejor: El Chino Kudeiro. Dícese del pringado de turno que se convertía en el auténtico ídolo de los comentaristas. Lo peor: En el fondo, sentíamos lástima por los concursantes... más que por los golpes por su pérdida de cualquier forma de dignidad. Nuestra valoración en una sola frase: “Madre mía, Takeshi... ¡madre mía!”

Mención especial merece la prueba “Con sumo gusto”. Los más avispados, ya habréis pillado el juego de palabras, y entendido en qué consistía. Los que no, seguid exprimiendo esa naranja que tenéis por cerebro. Recordatorio: es un programa japonés. De nada. En resumen, muchos chinos –japoneses- sufriendo cuál piñatas en el décimo cumpleaños de un niño mal criado; y una carencia total de lógica y, por descontado,

9


5. Caliente

Hugo Stuven Imágenes: LaInformación.com (izq.) y El Mundo (der.)

Uno de los clásicos –más por viejo, que por Diablo… o clásico- entre la televisión veraniega de los 90 responde al sugerente nombre de Caliente. Os dejamos esta frase de colchón para que especuléis cuánto podáis, con el motivo de emplear tal término en la designación del título. Ya está, continuamos. En él, podríais encontrar (nosotros no nos incluimos, nacimos sólo un año antes del estreno) a la bióloga más conocida de este país, Ana Obregón –no amigos, no es un error-, rodeada de un séquito de segundones sin gracia como Rody Aragón o Fofito. El programa, emitido por La 1 de TVE desde Aquópolis, mezclaba entrevistas de actualidad con actuaciones musicales en directo, algo parecido al humor y sobre todo, chicas voluptuosas en bikini. Respecto a esta última cuestión, la dirección de Caliente estimó oportuno buscar la completa satisfacción del espectador masculino, por lo que grabó en tres dimensiones las citadas apariciones de las señoritas, y comercializó en kioskos unas gafas especiales con las que se podía hacer algo así como visualizar dichas imágenes.

10

Ficha del programa Nombre: Caliente. Fecha y país de nacimiento: 1991, España. Padre/madre de la criatura: Hugo Stuven. Género: Programa de variedades. Canales de emisión: La Primera de TVE. Lo mejor: Uno de los momentos más mágicos de la historia de la televisión. En una entrevista a Alessandro Lequio, su pareja de entonces, Ana Obregón, se citó a sí misma en tercera persona al leer el Teleprompter. “Doctor en historia […] y futuro marido de Ana Obregón”. Lo peor: Establecimiento de unos cánones de dudosa idoneidad televisiva, que multitud de formatos posteriores han imitado.. Nuestra valoración en una sola frase: “Caliente, caliente, ¡eeoo! Caliente, caliente, ¡ooaa!”


6. El Puente Históricamente, siempre ha habido dos preguntas recurrentes que comparten un mismo sintagma inicial. Hablamos, como imaginaréis, del ya manido hasta el hartazgo “¿Qué fue primero…?” y sus variantes clásica “¿…el huevo o la gallina?” y televisiva “¿…Crónicas Marcianas o la telebasura?”. Lamentablemente, somos incapaces de responderos a la primera cuestión, aunque, por mojarnos, diremos el huevo. Respecto Imagen: LaInformación.com a la segunda, por contra, sí tenemos una respuesta para vosotros: la telebasura. No lo dudéis. de Sálvame, Sálvame y el Templo Maldito, Sálvame Zombie, etcétera. Igual nos heY es que, apenas tres meses antes de que mos pasado con estos últimos programas, Xavier Sardá empezase a denigrar hasta pero habéis captado la esencia de lo que la náusea su prestigio periodístico, Tel- queríamos decir. ecinco estrenó El Puente, un programa presentado por el catalán Tinet Rubira, en Un último dato para que os hagáis una el que un particular grupo de tertulianos idea de la “relevancia” de El Puente dentro debatían sobre asuntos de actualidad. del panorama televisivo nacional: de ahí, salió, entre otros, el Padre Apeles.

Ficha del programa

Tinet Rubira Imagen: Zapping Magazine

Como habréis deducido en esa ácida entradilla, los temas a tratar no eran especialmente serios, por lo que las discusiones acostumbraban a ser lo suficientemente acaloradas como para ganarse a un público concreto, ése que, en los años posteriores, ha reventado los audímetros en las emisiones de Crónicas Marcianas, Dónde Estás Corazón, Salsa Rosa, La Noria, Sálvame, Sálvame Deluxe, Las Bodas

11

Nombre: El Puente Fecha y país de nacimiento: 1997, España. Padre/madre de la criatura: Toni Cruz, Josep María Mainat y José Ramón Mainat (Gestmusic) Género: Debates y prensa rosa. Canales de emisión: Telecinco. Lo mejor: El plató, ambientado en los puertos marítimos tradicionales del Siglo XVIII. Lo peor: Podemos decir, casi con total seguridad, que es el germen de la telebasura actual. Nuestra valoración en una sola frase: “¿Quién os mandaría a vosotros?”


7. El Gran Juego de la Oca apostar en dicha prueba. El primero en conseguir llegar a la casilla número 63, ganaba el concurso y, por consiguiente, el bote económico que fuese capaz de recaudar. Desde su estreno, el programa cosechó unos notabilísimos datos de audiencia, aunque éstos se vieron afectados negativamente por el cambio de dirección al frente del mismo.

Imagen: LaInformación.com

Una noche de verano, concretamente de agosto de 1993, aparecía en la pantalla de nuestros televisores –entonces, analógicos- una oca sonriente y envuelta en un aro púrpura que acompañaba la siguiente escritura: El Gran Juego de la Oca.

Antena 3 sustituyó a Emilio Aragón por el creador original del formato italiano, Jocelyn Hattab. No obstante, tanto éste, como el resto de cambios introducidos por Hattab para la nueva temporada (presentadores, escenarios…), no cuajaron entre el público y el programa acabó siendo Y es que, tras el fracaso de su programa cancelado a finales del 94. Noche, Noche, Emilio Aragón, uno de los pocos artistas españoles que puede presumir de tener siempre algo nuevo que ofrecer (véase, por ejemplo, su última Ficha del programa película: Pájaros de Papel), apostó por adaptar una idea original de Jocelyn Hattab para la Rai italiana: Il Grande Giocco Nombre: El Gran Juego de la Oca. dell’Oca. En ambas ediciones, el formato contó con una mecánica muy similar. Consistía en avanzar las 63 casillas del tablero tradicional en el que se veía convertido el plató. Así pues, los cuatro concursantes (rojo, azul, verde y amarillo) habían de enfrentarse a las particulares y, en ocasiones, rocambolescas pruebas a las que los dados habían tenido a bien enviarles. Todas las casillas, a excepción de las que suponían el avance propio de la oca (para los que no hayáis jugado nunca, en vuestras casas, al original: “De oca a oca, y tiro porque me toca”), contenían una prueba diferente. Antes de realizarlas, los concursantes tenían que decidir qué cantidad del dinero acumulado hasta ese momento querían

12

Fecha y país de nacimiento: 1993, Italia. Creador: Jocelyn Hattab. Adaptación española: Emilio Aragón. Género: Concurso de pruebas. Canales de emisión: Antena 3 y Telecinco. Lo mejor: La espectacularidad y el entretenimiento de la primera temporada. Lo peor: Los cambios innecesarios de la segunda, especialmente, la designación de Pepe Navarro como nuevo presentador del programa. Nuestra valoración en una sola frase: “Una de las propuestas de entretenimiento más sólidas que ha ofrecido jamás la televisión”.


8. Qué Apostamos Los noventeros nos hemos criado con Ramón García. Eso es así. ¿Y triste? Puede ser… pero, sobre todo, así. Ya hemos hablado del Grand Prix como paradigma. Pues ahora, toca hablar de Qué Apostamos, un referente televisivo para aquellos que hemos nacido después del Mundial de México, la caída del Muro de Berlín o, lo más innegablemente importante de aquellos años, el nacimiento de Leo Messi. Tranquilos, sabemos que vosotros sois más de Neymar y no vamos a seguir por ahí.

pañola, el programa no acaparó más que premios y elogios, tanto por parte del público como de la crítica. Lo novedoso del formato y, sobre todo, la originalidad de las pruebas que incluía, supuso, para la dirección de Qué Apostamos el reconocimiento de los ‘TP de Oro’, consiguiendo, en dos ocasiones, el galardón de mejor concurso televisivo. Bien distinta fue la suerte que corrió el formato, en su reedición de 2008, en las principales cadenas autonómicas nacionales. Con Carlos Lozano y Rocío Madrid al frente del programa, éste patinó de forma estrepitosa, registrando los datos de audiencia más bajos desde su estreno en 1993 y provocando, a la postre, la cancelación definitiva de Qué Apostamos.

Qué Apostamos surgió como una idea original de Francesco Boserman para Televisión Española. Fue en el verano de 1993, y bajo la presentación de Ana García Obregón y el auténtico rey de este tipo de formatos: el bilbaíno Ramón García (hoy en la COPE, por si alguien le ha perdido la pista). Este triste final dejó un sabor de boca injustamente amargo para despedir un proSe emitía de noche y consistía en apues- grama con tantísima solera. tas ficticias que los invitados al programa -siempre personajes de renombre, todo hay que decirlo- hacían tras escuchar a Ficha del programa qué clase de pruebas iban a enfrentarse los concursantes. Por poner un ejemplo significativo. En 1996, acudió al programa un chico de Madrid que aseguraba conocer la identidad de todos los toros lidiados en España, entre 1991 y 1995. Mientras Sofía Mazagatos -protagonista de otro de los momentos más mágicos de la historia de la televisión, gracias a su mítico “Siempre he seguido a Vargas Llosa, aunque nunca he tenido la suerte de leer nada de él”- se jugó 200.000 pesetas a que era incapaz de conseguirlo, el torero Rafa Camino y el mismísimo actor italiano Franco Nero (Django vaya, pero el original, no esa estrella del rap que se ha inventado Tarantino), entre otros, subieron las apuestas en dirección contraria. Como muchos imaginaréis, fue Sofía Mazagatos, una vez más, la que quedó como idiota. En sus siete temporadas en Televisión Es-

13

Nombre: Qué Apostamos. Fecha y país de nacimiento: 1993, España. Creador: Francesco Boserman. Género: Concurso de pruebas. Canales de emisión: Televisión Española y FORTA. Lo mejor: La originalidad de la mayor parte de las pruebas. Lo peor: Ese desacertado intento de resurrección a cargo de las autonómicas. Nuestra valoración en una sola frase: “Puede que sea fruto de la nostalgia de los que escriben, pero, para nosotros, es el mejor concurso de los años 90”.


9. Lo Sabe, No lo Sabe

Imagen: Vallecas Digital

Probablemente, muchos no lo sepáis, pero uno de los fenómenos televisivos del momento nació un verano. Concretamente, el de 2012. Sí amigos, aquel en el que el paro llegó, por primera vez en la historia de España, a superar la barrera de los cinco millones de personas, pero no nos importó porque la Selección de fútbol ganó su tercera Eurocopa. Y tras este ataque político-social tan gratuito, continuamos.

Como diría Iker Jiménez, “hasta aquí, todo normal”.

Lo Sabe, No lo Sabe es la adaptación española del formato israelí Smart Face. La mecánica en ambos casos es la misma: un presentador (en el caso patrio, el ex CQC Juanra Bonet) pasea por diferentes puntos de esta geografía con forma de cabeza de toro de perfil que tenemos, y selecciona ‘al azar’ ( ja ja ja) a unos concursantes a los que formula preguntas de cultura general.

Así, si la intención es saber el nombre de último ‘tronista’ de Mujeres, Hombres, Bíceps y Berzas (¿es así, no?), lo más adecuado sería encontrar a una chica de, pongamos, 16 años, y su nivel intelectual sea próximo al de esas escotadas rubias de bote a las que veneran vía Tuenti a la hora del vermut. En condiciones normales, pediríamos perdón por el chiste, pero algo

No obstante, LSNLS va más allá de lo que han llegado otros concursos al uso, por lo que su objetivo no es que dichos ‘afortunados’ contesten a las cuestiones, sino que encuentren a otros pobres transeúntes que, según el caso, conozcan la respuesta o bien yerren al decirla.

14


nos dice que tampoco lo habrían cogido. Por otro lado, si la pregunta es “¿Cómo se llamaba la actriz que encarnaba a Annie Hall en la película de Woody Allen?”, quizá lo más apropiado sería evitar a los hombres, de entre 40 y 60 años, con pinta de saber de cine. Nuevamente, la chica Tuenti podría ser una buena opción. En este sentido, imaginamos lo frustrante que debe resultar el ser elegido para responder las preguntas de “No lo sabe”. Diane Keaton, por cierto. Pues todo eso, a grandes rasgos, es Lo Sabe, No lo Sabe, un programa concebido inicialmente como un mero complemento de sobremesa al resto de la programación estival de Cuatro, pero convertido, a la postre, en una de las propuestas más atractivas de la franja post-informativos, en uno de los estandartes de Mediaset y, además, en el mayor dolor de cabeza del cómico leonés Dani Martínez, pues dicen las malas lenguas que la irrupción del nuevo formato pospuso, hasta la cancelación, el estreno de su inédito programa Guasap!

Ficha del programa Nombre: Lo Sabe /No lo Sabe Fecha y país de nacimiento: 2012, Israel Creador: Oded Menashe. Adaptación española: David Cardona y Raúl Zafra. Género: Concurso de preguntas. Canales de emisión: Cuatro. Lo mejor: Su presentador, Juanra Bonet. Lo peor: Su duración (45 minutos) y su periodicidad (diaria) pueden convertir el programa en un formato un tanto repetitivo y sin capacidad de sorpresa. Nuestra valoración en una sola frase: “La prueba viviente de que, aún hoy, la televisión puede ofrecer originalidad”.

Imagen: Grupo Joly

15


10. Verano Azul

Imagen: Cooking Ideas

No es un programa como tal, pero sería un crimen imperdonable, y un insulto a la generación de nuestros padres, concluir esta revista sin, al menos, hacer una mención al producto televisivo veraniego que más nostalgia despierta en nuestro país: Verano Azul.

pintora melancólica y solitaria; y a Chanquete, un viejo marinero que vive en su propio barco, “La Dorada”, y cuya relevancia no tiene parangón en la historia de la ficción seriada española.

Por nuestra edad (ambos somos nacidos en 1990), resulta evidente que estamos hablando de la serie sin tener una constancia total de lo que supuso en su momento, pero sí, creemos, de lo que representa para la cultura televisiva nacional.

La serie es obra del maestro Antonio Mercero, autor también de Farmacia de Guardia o el fantástico telefilm La Cabina. Entre los miembros del reparto, se encuentran algunos de los intérpretes más conocidos de la televisión española de los 70 y 80, como Antonio Ferrandis, María Garralón o Carlos Larrañaga, entre otros.

Verano Azul cuenta las aventuras y experiencias de un grupo de chicos y chicas que, aunque de edades y procedencias distintas, veranean juntos en la localidad malagueña de Nerja. Allí, conocerán, entre muchos otros personajes, a Julia, una

Quizá los más jóvenes únicamente logren quitar esa cara de estar escuchando japonés al mencionarles a Juanjo Artero (Javi en la serie), conocido por sus papeles del subinspector Charly en El Comisario y del Capitán Ricardo Montero en El Barco.

16


Imagen: Carta de Ajuste

Como dato anecdótico, cabe decir que la serie, a pesar de contar con el verano como eje argumental de la trama, no fue emitida, originalmente, en los meses de julio y agosto, sino que, además de haberse rodado en las cuatro estaciones

del año, se estrenó bien entrado octubre de 1981. Las innumerables reposiciones, no obstante, sí han respetado el tiempo de la historia, emitiéndose a lo largo del período estival, en la mayoría de los casos.

Ficha del programa Nombre: Verano Azul Fecha y país de nacimiento: 1981, España. Creador: Antonio Mercero. Género: Serie dramática. Canales de emisión: Originalmente, La 1 de Televisión Española. Lo mejor: El aura de grandeza que, más de tres décadas después, aún rodea a la serie. Lo peor: La ausencia de referentes de tal calibre, para los espectadores nacidos en los años siguientes al 81. Nuestra valoración en una sola frase: “...y en una sola palabra. Maravillosa”. Antonio Ferrandis Imagen: Carta de Ajuste

17


Septiembre 2013

Francisco JosĂŠ Borreguero Valverde Pedro M. Lozano PiĂąero cacahuetele@gmail.com Twitter: @CacahueTele

Nº1 CacahueTele: Veranos Televisivos  

La revistal digital online 'Cacahuetele' presenta, este mes de septiembre, su especial "Veranos televisivos. Los 10 éxitos y batacazos que a...

Advertisement