Issuu on Google+

No. 607

Santiago de Cali, Junio 5 del 2013 , Volumen 31, Año 17 nº 607 EDITORIAL Programa de Mejoramiento

RESULTADO ELECCIONES DE LOS DOCENTES A LOS DOS MAXIMOS ORANISMO DE GOBIERNO DE LA INSTITUCION

Académico PMA

Para que te quedes en la U ESTIMULA EL BUEN DESEMPEÑO DE LOS

CONSEJO DIRECTIVO—DOCENTES NUMERO NOMBRES Y APELLIDOS VOTOS 111 GLORIA IRINA CASTAÑEDA — suplente 112 FLOR DE MARIA AYALA 113 ALEXIS ALBERTO RAMIREZ — principal Votos en blanco Votos nulos Votos sin marcar Total Votos

65 47 66

13 1 14 206

ESTUDIANTES

ESTUDIANTES Se agota el tiempo para cumplir el Requisito de INGLES Técnicos, 2 niveles Tecnólogos, 4 niveles Universitarios. 6 niveles

CONSEJO ACADEMICO — DOCENTES NUMERO NOMBRES Y APELLIDOS VOTOS 211 CIRO ANTONIO DUSSAN 212 BORIS ADRIAN LOPEZ 213 JAMES FRANKLIN TRUJILLO 214 HECTOR GARCIA RODRIGUEZ—principal 215 SANDRA GUARAÑITA 216 CARLOS ARTURO MUÑOZ — suplente Votos en blanco Votos nulos Votos sin marcar Total Votos

FELICITACIONES A LOS DOCENTES QUE PARTICIRON COMO CANDIDATOS, A QUIENES VOTARON E IGUALMENTE A LOS ELEGIDOS.

CONSEJOS DE FACULTAD NUMERO 311

$ 50.000 /nivel 321 UNIAJC = E + D Órgano semanal de difusión de la Institución EDITOR Jairo Panesso Tascón

0 2 14 206

6 14 25 66 26 53

322 331

NOMBRES Y APELLIDOS CARLOS LINO RENGIFO (INGENIERIAS) ALVARO ANDRES CORAL (CIENCIAS EMPRESARIALES) HUBER LOAIZA (CIENCIAS EMPRESARIALES) LUZ ANGELA MACHADO (FEDV)

VOTOS 59 21 19 35


… paso a paso caminando hacia la construcción de un nuevo futuro...

Santiago de Cali, Junio 5 del 2013 , Volumen 31, Año 17 nº 607, página 2

¿QUÉ ES UN EXCELENTE PROFESOR? - parte ii ** Viene del boletín 605

Una respuesta diáfana a esta pregunta. Ella arma el núcleo de la disciplina pedagógica conocida como DIDÁCTICA. Igual a como cualquier médico ha de conocer cómo funciona el mejor corazón, contra el cual ha de comparar los miles de pacientes que atenderá en su prolongada existencia profesional. Corazón que podría no existir instalado en ningún ser humano real, pues todos presentan ciertas imperfecciones; no así el corazón tipo que estudia la fisiología del cuerpo humano. El médico que desconozca esta respuesta carece de una referencia fundamental, al igual que cualquier profesor, en el caso analógico, cuyo oficio único es precisamente ese: enseñar. Fase cognitiva Entramos pues a un tema definitivo: ¿qué hace al buen enseñante, o profesor o pedagogo? Durante siglos este ha sido un tema de arduos debates y acaloradas discusiones que, como es corriente, no conducen a ningún puerto firme. Son opiniones, consideraciones, supuestos. La genialidad de Bloom y de su gran equipo de investigadores fue diseñar un método científico y riguroso para responder tamaña pregunta. Partió de una constatación obvia, que por obvia había pasado desapercibida por décadas: que el mejor profesor es a quien más le aprenden sus estudiantes. De paso, conectó dos términos que siempre deben estar muy cerca el uno al otro enseñar para aprender. No necesariamente el mejor pro-

fesor es el más simpático, o el más jovial, o el más entusiasta, ya que su labor única es enseñar para que sus estudiantes o aprehendices, como preferimos denominarlos, le aprehendan. Y aunque demasiados colegios y universidades interrogan, de cuando en vez, a sus estudiantes sobre los profesores, sobre qué piensan ellos de tal o cual profesor: si es cumplido, si parece preparar bien sus clases, si es jovial y cercano,… Esta supuesta “evaluación” de la competencia didáctica padece de dos defectos insalvables. El primero, asumir que los estudiantes son expertos en pedagogía, que no lo son, siendo simples aprehendices. El segundo, consultar las frágiles opiniones de inexpertos en lugar indagar por los niveles de aprehendizaje alcanzados, gracias a la labor de cada profesor. Como debería ser. Este sí resulta ser el criterio definitivo, válido y científico. Decía que la genialidad de Bloom estuvo en sacar la pregunta central de la didáctica del reino de las opiniones, de expertos o de aprehendices, y ubicarla en el terreno del método científico. Durante muchas décadas diseñó creativos experimentos didácticos, pero también tuvo la sabiduría de consultar miles de experiencias en igual sentido; procedimiento conocido hoy como meta análisis. En suma, se alimentó de sus propios conocimientos y de los de otros, como siempre procede la indagación científica en este y en los demás campos Las respuestas a las preguntas centrales de la didáctica comenzaron a aparecer. Una definitiva

es que logró ponderar el aporte del profesor, junto con el de cada estudiante, al proceso del aprehendizaje. Comprobó que los buenos profesores son importantes, pero que los buenos alumnos todavía más. Dado que la enseñanza es parte del proceso. Los resultados recopilados con paciencia por Benjamín Bloom y su equipo durante décadas acabaron por demostrar un hecho didáctico de apariencia insólita. Que el mayor aporte al proceso enseñanza-aprehendizaje lo hace no el profesor, sino cada Aprehendiz. Cada estudiante contribuye con no menos de las tres cuartas partes del aprehendizaje, mientras el profesor contribuye --en el mejor de los casos-- CON UNA CUARTA PARTE del resultado, casi siempre con menos. Textualmente Bloom afirma: “Setenta y cinco por ciento o más del aprendizaje final depende de cada estudiante en particular”. Queda poco lugar a duda. Explica que la contribución del estudiante al aprehendizaje supere por mucho la respectiva al profesor resulta de que el Aprehender involucra cuatro procesos: tres psicológicos (Afectividad + CogniciónComprensión + Experticia), y solo uno pedagógico (enseñanza de calidad). Las tres primeras corren por cuenta exclusiva del estudiante. La última, la calidad educativa, a cargo del profesor.. ** Miguel de Zubiría Samper . FUNDACIÓN INTERNACIONAL DE PEDAGOGÍA CONCEPTUAL ALBERTO MERANI Continua en el boletín 609


B607 docentes 151