__MAIN_TEXT__

Page 261

u identidad, claro está, es un secreto. Su nombre artístico es Zao, simplemente Zao, el apodo desde la secundaria. Colabora con la revista Super Luchas, es músico alternativo –toca enmascarado– y editor de la revista Ad libitum y de la página en internet titulada La Cuarta Caída… ¡La Web Enmascarada! (http: //www.geocities.com/lacuartacaida). Alrededor de 1995 empezó a tocar música con el rostro tapado. Usaba la máscara de Mazámbula, “una máscara muy llamativa, negra, con boca y ojos redondos en blanco, un hueso blanco y círculos rojos y amarillos. Expresa mucho esa máscara. Hasta el 2001 hice mi primer diseño. El ojo derecho de mi máscara es una deformación del tatuaje que tengo en la muñeca, y para mí significa mi hija. Cuando me enteré que mi esposa estaba embarazada me tatué esto, y luego lo transformé en mi máscara. Tengo tres máscaras. El lado derecho nunca cambia –negro con vivos plateados–, el lado izquierdo siempre es diferente. “Me enmascaro para tomar fotos como homenaje a los luchadores. […] muchos de ellos me han dicho que está muy bien el concepto. De hecho creo que soy el primer fotógrafo con máscara –no sé si en todo el mundo–. Primero fue el concepto de La Cuarta Caída y de ahí derivó el asunto de tomar las fotos. Empecé a tomar fotos en diciembre del 2002, para juntar material para la página. Todos los que hacemos la página usamos máscaras. Está gente como Rostro Oculto; tenemos un corresponsal en Monterrey –también escribe para Super Luchas–, se llama Mireirock; en Tijuana está Alberto Ledesma –él no usa máscara–. También colabora con nosotros The Killer Film. “La Cuarta Caída es un concepto mío. Yo pienso en la otra caída, en el lado que no se ve de la lucha libre, en la caída cultural, el lado sociológico. Es lo que se trata de explotar en La Web Enmascarada. Cuando empezábamos a acreditarnos, los empresarios nos decían: ‘Está bueno el concepto’. Los luchadores también se acercaban y nos preguntaban: ‘¿Ustedes para qué hacen eso?’ No, que para una página de Internet ‘¡Ah! Qué buena onda’. También hay luchadores que no les agrada: creen que uno lo hace como mofa. Han llegado a agredirnos. “Me empecé a aficionar a las luchas como a los once, doce años. Siempre iba a la Arena México y a la Arena Coliseo. Recuerdo mucho al Superastro. Iba cada semana, así como feligrés. De hecho es un gusto nacido por mí mismo, porque mi familia odia la lucha libre, a nadie le gusta. Ahora menos a mi esposa, porque me quita tiempo. Yo quise ser luchador y empecé a entrenar a los 14 años. Estuve alrededor de un año en el gimnasio de Ham Lee. Me daba clases un hermano de Los Brazos: el hermano cibernético, que ya falleció. Estuve hasta que me lastimé la rodilla. Por no usar rodilleras se truncó mi carrera de luchador. En fin, enmascararme, de cierta forma, llena un poco el hueco de no haber llegado a pisar un cuadrilátero.”

zao

S

César Flores. Zao, fotógrafo enmascarado, cumple con su labor durante una función en la Arena Naucalpan. Al fondo se ve El Brazo de Plata, alias Super Porky. Estado de México, 2003. 259

LUCHAS-2014.indd 259

29/04/14 10:58

Profile for Centro de la Imagen

Luna Córnea 27. Lucha Libre  

La revista hace un recorrido por algunos de los principales luchadores, cuyos nombres y maneras de desempeñarse en el encordado se ha vuelto...

Luna Córnea 27. Lucha Libre  

La revista hace un recorrido por algunos de los principales luchadores, cuyos nombres y maneras de desempeñarse en el encordado se ha vuelto...

Profile for c_imagen