Page 1

LA PREPARACIÓN FÍSICA CONTEXTUALIZADA EN EL FÚTBOL ¡La preparación física en el fútbol no existe! Afirmaciones tan rotundas como ésta son las que destapan la caja de los truenos entre todos los que dedicamos gran parte de nuestro tiempo al estudio, la práctica y el entrenamiento de nuestro amado deporte. Haciendo un repaso de la bibliografía uno se da cuenta que estamos ante la gran pregunta que ocupa y vehicula el trabajo de los “preparadores físicos” vinculados al fútbol. En las siguientes líneas intentaré aclarar el motivo por el cual somos los propios preparadores físicos los que nos planteamos la verdadera importancia de la preparación física. ¿Existe la preparación física en el futbol? Si he de dar una respuesta simplista no dudaría en contestar que sí. Pero esta respuesta viene acompañada de matices los cuales espero poder aclarar. El fútbol es un deporte complejo que en su práctica interactúan simultáneamente varios elementos (entre ellos el apartado físico) por lo que en el entrenamiento se deberían plasmar tareas en las que aparecieran todos o la mayoría de elementos que conforman nuestro deporte. Muchas cosas han cambiado en el entrenamiento de los deportes de equipo durante las últimas décadas. Poco a poco van quedando atrás aquellas propuestas destinadas a mejorar las capacidades físicas de los jugadores sin tener en cuenta el resto de elementos que conformar la práctica de nuestro deporte. Al igual que el futbol, el futbolista debemos concebirlo des de un punto de vista global, como un todo y no como la suma de las partes. El ser humano, el deportista posee una serie de estructuras que interactúan entre si y que nuestras tareas deben estimular en mayor o menor medida.

La estructura condicional es una de las que determinan el rendimiento de nuestros jugadores pero de igual manera en el juego también participan otras: •

Estructura condicional

Estructura cognitiva

Estructura coordinativa

Estructura socio-afectiva

Estructura emotivo-volitiva


Estructura creativo-espresiva

Estructura mental

Dentro de la metodología de entrenamiento existen dos grandes corrientes. La primera es la que históricamente se ha llevado a cabo, Metodología pluridisciplinar. Ésta se basa en diseccionar cada uno de los factores claves para el rendimiento y entrenarlos específicamente y de manera aislada. La idea es que el rendimiento deportivo vendrá determinado por la suma de las partes. La aplicación práctica de este enfoque lleva a los técnicos a proponer tareas aisladas para cada uno de estos elementos. Las cargas de entrenamiento se plantean de forma aislada pretendiendo llegar a un rendimiento armónico de cada una de ellas el día de competición.

La segunda propuesta radica en la concepción global del deporte y del individuo, Metodologia Integrada. Está basada en la Teoría General de Sistemas (L. Bertalanffy, 1945) se trata de una visión holística e integral del futbolista y del proceso de entrenamiento, en ella todas las facetas que intervienen en el rendimiento del futbolista aparecen relacionadas. Así las habilidades técnicas, tácticas, físicas, psicológicas, perceptivas se expresan íntimamente unidas e interrelacionadas.

RENDIMIENTOT Qualidades Fisicas

TécnicaTáctica Habilidades Psicológicas

Habilidades visuales


Basándonos en éste segundo método, el entrenador debe proponer tareas en las que aparezcan todos estos elementos. Dentro de una misma tarea aparecen cargas de diferente tipo aunque siempre podemos focalizar la tarea priorizando alguno de los elementos que la conforman. Enmarcados en éste contexto, llegamos a la conclusión de que, generalmente el entrenamiento de las capacidades físicas (resistencia, fuerza, velocidad…) no deben de aislarse de la práctica del deporte mismo. A pesar de ello dentro de esta perspectiva globalizadora del entrenamiento los técnicos disponemos de herramientas que nos permiten clasificar las tareas según su mayor o menor grado de aproximación a la competición. Tareas Generales: aquellas compuestas por contenidos generales. La toma de decisión es nula o inespecífica. Para el futbolista una carga general sería hacer carrera continua. Tareas Dirigidas: Incluyen contenidos coordinativos del deporte. La toma de decisiones es inespecífica. Para un futbolista: circuito técnico dónde se entrena con balón la fuerza de salto, lucha, carrera y lanzamiento. Tareas Especiales: Están compuestas por los contenidos del deporte. La toma de decisión es específica al deporte. Para un futbolista: conservación posicional 6c6+4. Tareas Competitivas: Están compuestas por contenidos competitivos del propio deporte. La toma de decisiones es específica al deporte. Para un futbolista: partido reducido 5c5. Asumiendo esta segunda propuesta metodológica y volviendo a la pregunta inicial adivinamos que la preparación física del futbolista existe, aunque aparezca difuminada como una más de las partes que conforman el todo. Se trata de uno más de los elementos que ayudaran al futbolista a llegar a un éxito deportivo. Entendemos la preparación (física) del futbolista debe de ir encaminada a provocar adaptaciones específicas para jugar a futbol y generalmente nunca debe ser tratada como un elemento externo al juego. Debemos contextualizar la estructura condicional a la realidad del deporte que nos ocupa. Si bien nuestro principal objetivo como preparadores futbolísticos debe ser amoldar nuestros entrenamientos a la realidad del deporte y al modelo de juego del equipo, en ocasiones deberos recurrir a tareas o ejercicios más generales que refuercen y


complementen la estructura condicional del deportista. Aquí podemos hacer referencia al trabajo complementario y compensatorio que el futbolista debe realizar, por ejemplo para prevenir lesiones, trabajo de recuperación post partido, etc. Igualmente, sobretodo en etapas de formación, debemos ofrecer al niño/a la posibilidad de experimentar nuevas actividades que ayuden a enriquecer su bagaje motriz. Trabajos a nivel de coordinación general y de desarrollo de las habilidades motrices básicas van a favorecer el desarrollo de su esquema corporal (siempre en continua evolución) que sin duda le ayudaran a conocer mejor su cuerpo y a poder transferir estas habilidades a la práctica de nuestro deporte. Con éste breve artículo espero haber podido ayudar a entender que la complejidad del juego nos obliga sacar el mayor rendimiento del deportista en todas sus facetas. Para ello debemos entrar en contexto, si a lo que jugamos es al fútbol, entonces ¡entremos jugando!. Francesc Segura.

La preparación física en el futbol  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you