Issuu on Google+

NÚMERO 03

adiós polaroid bienvenido instagram


SU MA RIO

un poco de sal, agua y sonrisas: el secreto de un verano feliz

cheee eeese

prepara tu mejor sonrisa porque te pueden fotografiar en cualquier momento

.8

sal & somag

con Persépolis descubrirás que Irán tiene mucho más que pistachos

.14

comida basura

reducir, reusar, reciclar... y recuperar de la basura! Los freegans te lo proponen

.28

un poco de sopa

desenmascara a Anonymus, entérate de qué es la SOPA, los ataques DDoS y más...

.24

gracias evian

nunca una botella de plástico tuvo tanta utilidad como en Filipinas

.30

redactora jefe: elena rey cortés diseño: www.studio-sananikone.com colaboradores: fernando antúnez, emma kone imprime: soloprint buzz: revista gratuita - 4.000 ejemplares depósito legal: M-45136-2011 


ha blA mos

[BUZZ]

Expresión utilizada en inglés para referirse a rumores o temas de conversación que están en boca de todos. Seguimos haciendo ruido, generando un murmullo de voces que hablan de temas interesantes, ideas originales, divertidas; artículos muy BUZZ, alejados de lo que cuentan otros medios. Y encima, ¡estamos en verano! ¿Qué más podemos pedir? Antes de que guardéis los apuntes, colguéis la corbata y llenéis la maleta de bikinis, bermudas y un buen libro, os invitamos a que disfrutéis de las páginas de este tercer número de BUZZ, que llega a vuestros buzones, como cada trimestre, para alegraros la tarde, el día, ¡la semana, si sois de los que leéis despacito! Volveremos en septiembre, morenitos, descansados y con muchas cosas que contar. Hasta entonces, felices vacacionezz.

elena rey

Consulta Buzz en internet y smartphones http://buzzrevista.tumblr.com

anúnciate con nosotros

646.77.00.06/buzzredaccion@gmail.com

Síguenos en [BUZZ]



10% de descuento para los socios de Asequi y Asimpea


2012 fin del mundo

O eso dicen por ahí, los mayas, los fatalistas, mi abuelo… El caso es saber de qué manera va a contecer tan temido (y esperado por muchos, no creáis que no) día. Se nos ocurren unas cuantas…



1.

Tu suegra se muda a tu casa. Se rompe la cadera y tienes que ayudarla tú a bañarse.

2.

El mando de la televisión se queda atascado en el botón de Telecinco; no hay manera humana de cambiar de cadena. Nunca.

3.

España no gana la Eurocopa, Nadal se retira del tenis profesional y el nuevo deporte nacional es el criquet.

4.

Las líneas móviles dejan de funcionar y no puedes acceder jamás al Whatsapp.

5.

La única comida que queda sobre la faz de la tierra son las coles de Bruselas y los caracoles.

6.

El fabuloso cantante Justin Bieber escribe la letra del nuevo himno español. Remixado por David Guetta.

7.

La única forma de diversión autorizada es hacer botellón en un parking y bailar raeggetón.

8.

Los próximos estrenos de cine son: Crepúsculo sexta parte, Torrente V y Los Bingueros de Pajares y Esteso, versión remasterizada.

9.

Se impone un uniforme obligatorio y unisex, consistente en peto vaquero, camisa de jarretas y katiuskas.

10.

El único lugar al que se puede ir de veraneo es Marina D’Or, Ciudad de Vacaciones.


PA-TA-TAS!!! por elena rey

Los reyes del mambo no siempre saben subirse al tren de las oportunidades. A veces es simplemente por falta de suerte; otras, por pura incompetencia; aunque en la mayoría de los casos los descalabros ocurren porque alguien no sabe tragarse su orgullo y reconocer que no lo sabe todo, que hay otros que todavía pueden enseñarles algo. Es lo que le ha ocurrido a Kodak: el gigante americano, cuyo nombre lleva más de un siglo siendo sinónimo de fotografía, está dando sus últimos coletazos de vida a pesar de los innumerables consejos y estrategias planteadas, a su vez, por innumerables ejecutivos desde que a finales de la década de los 70 naciera el primer modelo de cámara digital. Y la criatura se gestó en las entrañas de Kodak. Paradojas del mundo de los negocios. 


No es la única del sector. En febrero de 2.008, los amantes de la fotografía se desayunaron con otra triste noticia: la empresa Polaroid dejaba de fabricar cartuchos para sus famosas cámaras de imágenes instantáneas, condenándolas así a vitrinas de exposiciones y a la memoria de los más nostálgicos. Fue una pérdida lamentada por muchas personas que no tenían en cuenta que las razonas económicas son, desgraciadamente, mucho más poderosas que las sentimentales. Porque la Polaroid era para sus defensores más que una cámara, era una máquina para capturar instantes y volverlos eternos. Y, a pesar de la legión de seguidores en todo el mundo, de sus décadas de existencia, y de haber ganado en los tribunales al propio Kodak en 1986; las fotos del recuadro blanco han desaparecido irremediablemente.

en 2008, Polaroid deja de fabricar cartuchos ¿Es únicamente la apisonadora digital la que ha acabado con tan grandes empresas? Pues, teniendo en cuenta la buena salud que tiene actualmente la fotografía, parece ser que sí. Como decía la canción ochentera, “el vídeo mató a las estrellas de la radio”, pero en versión siglo XXI: la foto digital asesinó a la analógica. Porque lo de plasmar el momento para la posteridad se ha vuelto un acto cotidiano. Hasta hace no mucho sacábamos la cámara solamente en momentos especiales, dignos de ser recordados; y saboreábamos el momento de ver el resultado a la vuelta de la tienda de revelado. Pero con la llegada al mercado de las primeras cámaras digitales ya no importaba salir con los ojos cerrados: se borra y se repite. La democratización de la fotografía se hizo realidad. 


Hoy, cualquiera con un teléfono móvil puede erigirse como reportero, de guerra, de denuncia social o del cotilleo si apuramos; sacrificando la técnica y muchas veces la calidad en favor de la posibilidad de captar el momento oportuno. La tiranía de las redes sociales nos atonta en muchos aspectos, y la adicción al exhibicionismo público es uno de los ejemplos más claros (¡y demostrable con pruebas gráficas!) de ello. Ya sea en la playa, de cena con amigos, en un cumpleaños o haciendo la compra, muchos han adquirido la costumbre de fotografiar cada momento de sus vidas, sea relevante o baladí, para compartirlo ipso-facto con el cibermundo. Como si a los demás les fuera a interesar lo que hacen en su día a día… Los más avispados han sabido, ellos sí, aprovechar la obsesión mundana de plasmarlo y compartirlo todo, para crear un negocio en torno a ello. En octubre de 2010 dos jóvenes de San Francisco dieron los últimos retoques a la aplicación para 10

Iphone en la que llevaban trabajando durante meses. Se trataba de una herramienta gratuita para realizar fotografías con el teléfono, aplicar diferentes filtros a las mismas, y publicarlas en las redes sociales de forma instantánea. La aplicación creada por Kevin Systrom y Krieger Mike, que así se llaman los genios que la parieron, se lanzó bajo el nombre de Instagram, y en pocos meses ya contaba con más de un millón de usuarios.

en 2010, Krieger Mike y Kevin Systrom hacen público Instagram Un año después de su lanzamiento, sus responsables anunciaron que más de diez millones de personas hacían uso de su aplicación, y como dinero llama a dinero, en abril de este mismo año un tal Mark Zuckerberg se interesó por el asunto y lo compró por mil millones de dólares. Un caprichito para el dueño de Facebook.


El secreto del éxito de Instagram, especialmente en comparación con sus antecesores convertidos hoy en dinosaurios (son grandes, obsoletos y están abocados a lo muerte), es que sus creadores supieron satisfacer una demanda del mercado cada vez más creciente, de una manera sencilla, rápida y gratuita para el usuario. Aprovecharon, asimismo, la nostalgia de los amantes de la fotografía tradicional y del vintage y, en homenaje a la cámara Kodak Instamatic y a la ya mencionada Polaroid, le dieron a sus fotografías un formato cuadrado con las esquinas redondeadas y un recuadro blanco. Resucitaron las apreciadas instantáneas Polaroid, pero en versión 2.0.

en 2011, Zuckerberg, dueño de Facebook, compra la aplicación de fotografía Y lo más importante aún, los jóvenes genios tuvieron la inteligencia de vender su fabulosa idea en el mejor momento; no 12

cayeron en el error de querer ser cada vez más. Kevin y Krieger sabía muy bien que la avaricia rompe el saco. Sin embargo, más allá de cualquier análisis económico que se pueda hacer, esta aplicación es utilizada cada día por miles de personas por una sencilla razón: gracias a los filtros que propone, que le confieren a las fotografías un aspecto retro de lo más atractivo, cualquiera que usa Instagram parece un maestro de la fotografía. Poco importa que el encuadre sea digno de una película experimental sueca, o que la luz de la habitación sea un neón blanco horripilante; por arte del birlibirloque Instagram convierte cualquier chapuza en una imagen digna de Photo España. Y, lo que es mejor, el mismo proceso de embellecimiento espontáneo sucede con las personas retratadas. Adiós a los brillos, los granos, las ojeras o la piel mortecina; Instagram es el mejor tratamiento de belleza. Y el más barato. Al fin y al cabo, el narcisismo es la mejor estrategia de negocios.


  

           





   



    

             

    

por emma kone

QUÉ NECESITAS? Hay quienes tienen ideas geniales, y quienes adquieren el estatus de genio con solamente poner por escrito obviedades deducidas tras un simple ejercicio de análisis y observación. Tal es el caso de Abraham Maslow, quien en 1943 postuló la jerarquía de las necesidades humanas y, desde entonces, su teoría está presente en todos los manuales de psicología, publicidad, teoría de la comunicación y demás estudios de la rama de humanidades.

14


Según la famosa Pirámide de Maslow, el ser humano necesita cubrir sus necesidades más básicas para ser feliz y, a medida que éstas son satisfechas, desarrolla nuevos deseos cada vez más complejos. Es decir, que tenemos que comer, beber, descansar, y disfrutar de buena salud física y sexual antes de preocuparnos por cualquier otra cosa. Éstas, las necesidades fisiológicas, son la base de la pirámide, y resultan imprescindibles antes de pasar a los siguientes niveles: protección y seguridad, afecto, reconocimiento/ estima y autorrealización. Antes decía que lo que propone Maslow es evidente, porque a nadie le va a preocupar qué modelito se va a poner el viernes (estima/reconocimiento), si no tiene qué comer o sufre un insoportable dolor de muelas. Pero ahora dudo de la obviedad de la teoría de este señor; no con respecto a las necesidades básicas de la primera fase, que son indispensables para cualquiera, sea de donde sea; pero sí a propósito de las demás etapas. Porque hay gente a la que le importan más las apariencias que su verdadera situación, esos que tienen mucho ‘don’ y poco ‘din’, que se compran un Maseratti pero viven en un cuchitril. Al igual que hay otros que le dan mucha más prioridad al éxito laboral que a las relaciones sociales o familiares, que se supone tienen una mayor importancia según Maslow. Por no mencionar a aquellos que, etapa tras etapa, desarrollan siempre nuevas necesidades, precisan de cada vez más, convirtiéndose en insatisfechos patológicos. Entonces, no todos somos iguales ni jerarquizamos de la misma manera…. La pregunta que cabe hacerse no es quién tiene razón, si el señor Maslow o yo; sino qué necesitamos cada uno de nosotros para ser felices. Saberlo es el primer paso para conseguirlo.

15


PERSÉPOLIS EL OTRO IRÁN por elena rey Cuando tengo entre las manos un nuevo libro, me encanta leer la última palabra. A veces, incluso me aventuro a leer la última frase entera, aún a riesgo de que por esa imprudencia se me desvele un detalle importante que me destripe toda la intriga, como ya me ha ocurrido alguna vez. Pero no puedo evitarlo, es un ritual que llevo haciendo desde muchos hace años. En el caso de Persépolis, la obra de Marjane Satrapi, empezar por el final es más que recomendable, porque es en esa última página donde la autora desmonta, en apenas unas frases y de un solo plumazo, la idea que de Irán tenemos en Occidente. Y eso 18

ayuda mucho a empezar (esta vez de verdad, por el principio) esta novela gráfica y autobiográfica, y valga la redundancia, con una mentalidad libre de los prejuicios que solemos tener hacia el país de origen de la autora. Persépolis cuenta los avatares de Satrapi desde su infancia en plena revolución de 1979 hasta sus veintipocos años, y por el camino va desgranando, viñeta a viñeta, momentos históricos fundamentales, para Irán y por contagio para el resto del mundo, como la llegada de los islamistas al poder, la guerra contra Irak y, en definitiva, la increíble y desagradable transformación del, por entonces moderno país, hasta lo que hoy conocemos. O creemos conocer.


Porque con esta novela gráfica, vivamente aplaudida, premiada, adaptada a la gran pantalla y vuelta a premiar; aprendemos (yo por lo menos lo aprendí, ya que nunca antes lo había siquiera imaginado) que Teherán, capital de Irán, no es una ciudad polvorienta y calurosa similar a Bagdag. Es más, en invierno son frecuentes y copiosas las nevadas. Este irrelevante detalle, pues nada tiene de importante la climatología en la historia o la economía de un país, es sólo una muestra clara de lo desconocido que realmente resulta Irán para cualquier ciudadano medio de estos lares… Hagamos un pequeño ejercicio de imaginación. ¿Qué os viene a la cabeza al pensar en Irán? A mí, hasta hace no mucho, un lugar inhóspito, tremendamente caluroso, plagado de mujeres envueltas en velos negros de la cabeza a los pies, y con una sociedad civil asfixiada por un régimen totalitario. Un collage compuesto a base de retazos de imágenes obtenidas de la televisión, unidas con el pegamento de la imaginación y de la ley del mínimo esfuerzo reflexivo: “será igual que todos esos países en los que están todo el día de broncas, con el Corán

en una mano y la Kalashnikov en la otra”. Y si bien muchos de estos aspectos pueden ser ciertos, excepto lo del clima y la generalización absurda del libro sagrado y la ametralladora; no son más que una ínfima parte de lo que ese país es en su total realidad. Lo que seguro nunca nos vendría a la cabeza a la mayoría es que el idioma oficial no es el árabe, sino el persa, que hasta hace no mucho su sociedad era eminentemente laica, o que en los años 70 Teherán era conocida como el París de Oriente por su espíritu cosmopolita, elegante y vanguardista. Sorprendente, ¿verdad?

el idioma oficial no es el árabe, sino el persa Con una historia tan importante, porque no hay que olvidar que Irán es la antigua Persia; una cultura rica como pocas, y una economía fundamental en el panorama actual; resulta llamativo que la imagen que la mayoría tenemos de Irán sea tan pobre. Es, supongo, uno de los daños colaterales de esta Sociedad de la Información, 19


que, de tanto informar, acaba desinformando. No se puede explicar una historia tan compleja como la reciente iraní (o la de cualquier otro país) en unos minutos de informativos, o corriendo y deprisa en las últimas clases de junio, cuando apenas queda tiempo para terminar el temario y los alumnos sólo piensan en irse a la piscina. Tampoco ayuda el olvido forzoso al que sometieron a todos los iraníes que discrepaban del régimen totalitario islamista, quienes tenían poca elección: o aceptaban la nueva realidad del país, caracterizada por una férrea supresión de la libertad con la excusa de salvaguardar la decencia y la moralidad; o iban directos al paredón. Algunos, como Marjane Satrapi, tuvieron la suerte de poder optar por el exilio, desde donde tuvieron que luchar contra la tristeza de la separación de los suyos y los prejuicios sobre su cultura, tan extendidos en los países que los acogieron. Pero al menos estaban vivos para contarlo. Y algu20

nos, como Satrapi, se tomaron la molestia de hacerlo, no sólo entre sus conocidos y nuevos amigos, sino a voz en grito, o más bien lápiz en mano, para que todo el mundo supiera la realidad sobre Irán. Por el estilo de su narración, y por lo que cuenta ella misma, no parece que Marjane Satrapi quisiera sentar cátedra ni adoctrinar sobre su país. Persépolis es, simplemente, un diario de a bordo de la historia de su vida, una manera de exorcizar sus penas y compartir sus buenos recuerdos. Pero se ha convertido, sin ella quererlo, en un estupendo (y entretenido) manual de la historia reciente de Irán.

persépolis es una novela imprescindible Norma Editorial (Barcelona) ha sido la empresa responsable de publicar en España, en español y en catalán, la obra de Marjane Satrapi, Persépolis.


freegans por emma kone

Vegetarianos, veganos, ecologistas… Solemos etiquetarlos a todos bajo la denominación de alternativos de turno, sin siquiera escuchar lo que predican. Los freegans, el último movimiento del que he oído hablar, no son más que personas hartas del sistema imperante de comprar, tirar y volver a comprar. Ya nadie lleva su televisor a reparar, ni zurce la ropa o toma libros prestados en la biblioteca. ¿Eres de los que tiran los yogures un día después de su fecha de caducidad? Pues que sepas que no caducan, nunca. Haciendo un resumen muy sucinto, los freegans (que viene de free, gratis en inglés, y vegans) pretenden boicotear el sistema actual rechazando comprar cualquier producto, ya que la producción masiva vigente hoy en día tiene numerosos impactos negativos: destrucción de los bosques, calentamiento global, desplazamiento de comunidades indígenas, contaminación del aire y del agua… Entonces, si no compran nada, ¿de qué viven? Pues de lo que tiramos los demás, que es mucho. 22

Organizan mercadillos de trueque, van a pie, en bicicleta o autostop siempre que pueden y, una de sus actividades más notorias, apuestan por la recolección urbana; que consiste en la búsqueda de comida y otros enseres en la basura de mayoristas, mercados, colegios y oficinas. A pesar de que pueda parecer poco higiénico, los freegans sólo recuperan comida que esté en perfectas condiciones; y utensilios, libros, electrodomésticos o ropa en buen estado, o que necesitan un pequeño apaño. Para demostrar el buen funcionamiento del sistema, las comunidades freegans organizan comidas gratuitas, abiertas a todo aquel que quiera ir, y que suelen convertirse en amenas veladas donde, al final, lo de menos es de dónde ha salido la comida. Si te animas a probarlo, en Internet encontrarás la comunidad freegan más cercana; pero si lo de comer alimentos recuperados de la basura te produce rechazo, al menos plantéatelo dos veces la próxima veces que tires comida, y piensa en el cerdito que mataron para servir de chuletas, o en la persona que sudó la gota gorda para recoger las patatas.


ANONYMOUS ANARQUÍA PODEROSA

por fernando antúnez ¿Has oído hablar de Wikileaks, Julian Assange, ciberactivismo, pero no sabes realmente qué es todo eso? ¿Te intriga saber quiénes se esconden tras esa desconcertante máscara? ¿Qué o quiénes son Anonymous? ¿En qué consisten los ataques DDoS, los hackers, la SOPA? En los últimos años estos términos han protagonizado muchos titulares, se ha hablado de ellos en televisiones, prensa e Internet, sobre todo en Internet; pero todavía mucha gente se pierde con el tema. 24


Lo cual es normal, en parte porque la información nos inunda, nos atosiga, sin darnos tiempo a comprenderla, a asimilarla; pero sobre todo por la naturaleza global, desorganizada y en continuo crecimiento de este asunto en particular. Anonymous es un movimiento libre, espontáneo, de personas corrientes que, amparándose en el anonimato perfecto que proporciona Internet –de ahí su nombre- realizan diferentes acciones de denuncia, activismo e incluso ataques puntuales; generalmente en nombre de la libertad de información. No existe una jerarquía aparente ni reglas determinadas; tampoco están asociados a un partido político ni a un patriotismo concreto. Es un movimiento sutilmente anárquico, aunque todos sus miembros se rigen por el mismo lema: “El conocimiento es libre. Somos Anónimos. Somos Legión. No perdonamos. No olvidamos. ¡Esperadnos!” Bastante amenazante e inquietante. Como también lo es la imagen que han elegido como identidad: la máscara de Guy Fawkes, convertida en todo un símbolo por la novela gráfica de Alan Moore ‘V de Vendetta’, posteriormente llevada al cine en 2006. Y, aunque esta magnífica obra merezca un artículo para ella sola, para quienes no la conozcan, simplemente puntualizaré que la imagen de Fawkes, activista católico del siglo XVI,

representa la lucha del pueblo frente al poder corrupto. Toda una declaración de intenciones en sí misma.

Anonymous realiza ataques en nombre de la libertad de información El movimiento Anonymous nació en 2008, de forma espontánea, después de que la Iglesia de la Cienciología consiguiera que el portal Youtube suprimiera un vídeo que había sido filtrado sin el consentimiento de los mandamases. Fue entonces cuando Anonymous creó el Proyecto Chanology, que pretendía expulsar a la Cienciología de Internet, como castigo a sus actos de censura y de privación de libertad. En sólo unas semanas Anonymous consiguió bloquear la web de la supuesta Iglesia, congregó a más de 8.000 personas que se manifestaron en la puerta de sus sedes de 93 países diferentes, y boicotearon la presentación de la película Valquiria, protagonizada por Tom Cruise, estandarte de la Cienciología. Desde entonces, Anonymous fue creciendo en seguidores, participantes, y también en detractores; pero su fama no se hizo mundialmente conocida hasta el caso de Wikileaks: cuando Julian Assange fue detenido por haber filtrado miles de secretos de estado 25


(de muchos estados, entre ellos los Unidos o España), Anonymous se declaró enemigo de los enemigos de Assange, y llevaron a cabo ataques cibernéticos que bloquean los servidores por un tráfico masivo, conocidos como DDoS, y consiguieron tumbar durante horas las páginas web de Visa, MasterCard, PayPal, Sony o Fox; todas ellas acusadas de traidoras, y de impedir la libre información entre los usuarios de Internet. Recientemente han actuado de forma similar tras el cierre de Megaupload, portal de descarga gratuita de vídeos y archivos; y la detención de su fundador. Pero no han sido sus únicas actuaciones, ni mucho menos. Operación Sony, Proyecto Ley Sinde, Operación Payback, Operación Tequila, Operación Eureka, Operación Anti SOPA… Todas recuerdan a los nombres de los procedimientos policiales, pero son más bien las proezas de unos vengadores enmascarados; Quijotes del siglo XXI armados con teclados y módems. Cada país dispone de sus facciones y de sus propios objetivos, aunque la mayoría de ellos están relacionados con la libertad de expresión, la lucha contra la censura, y la libre circulación de archivos, documentos e información. Pero también hay quienes, aprovechando la máscara de Anonymous, llevan a cabo actos no tan heroicos, deleznables en 26

muchos casos: el 20 de mayo de 2009, declarado Youtube Porn Day, miembros de Anonymous subieron numerosos vídeos pornográficos al famoso portal, disfrazándolos de contenidos para niños utilizando tags como ‘Justin Bieber’. Según los responsables del hecho, era una protesta por los vídeos musicales eliminados por Youtube. Asimismo, las voces que se alzan en contra de los actos de Anonymous recuerdan que la mayoría de sus ataques se producen en contra de las leyes que pretenden regular la descarga gratuita de películas o música (Ley Sinde en España, SOPA en EE.UU., Ley de Antipiratería de Nueva Zelanda), anteponiendo el derecho a la libertad de información por encima de los derechos de autor. Cualquiera con un ordenador puede formar parte de Anonymous. Y sin ordenador también, puesto que cada vez son más frecuentes sus apariciones públicas, aunque siempre tras las máscaras de Fawkes; como sucedió en los premios Goya del cine español en 2011. Entonces, Anonymous, ¿son terroristas?, ¿ladrones de derechos de autor?, ¿justicieros? Son todo eso, y mucho más. Son la voz de Internet, el clamor de la red; que posee tantas caras como usuarios tiene Internet: millones. Aunque sólo conozcamos una.


por fernando antúnez

CHORRA(MO)DA No sé muy bien en qué piensan los mal llamados gurús de la moda, que a veces da la impresión de que viven en su mundo de chiffones, lentejuelas y tocados de plumas, del que no se molestan en salir para darse una vuelta por el mundo real. Aunque teniendo en cuenta las pintillas que llevan muchos de ellos (Jean Paul Gaultier o Karl Lagerfeld, sin ir más lejos), no sé de qué me extraño, la verdad… El último ejemplo de moda chorra me lo encontré hace apenas unos días, cuando mi querida novia me arrastraba de las orejas por el megacentrocomercial de turno. Allí estaban, impunemente, deslumbrando tras los cristales de un escaparate, los shorts más horrendos que uno pueda imaginar. A ver, cada vez que llegan los calores, todos estamos encantados de sacar pata y pelambre de paseo, disfrutando del solecico en nuestras pantorrillas. Así que es normal que verano tras verano aparez28

can nuevos modelos de pantalones cortos, bermudas, shorts y hasta pantalones piratas (otro horror de la moda masculina), de todos los colores, estampados y longitudes posibles. Pero lo que yo vi el otro día estaba a otro nivel: el pantaloncillo, por llamarlo de alguna manera, constaba de una goma elástica bien ancha, para ajustarla a la cintura o más bien a la cadera, a gusto del consumidor, y cosido a ella salían las perneras, cortas cortísimas, con una apertura lateral para presumir bien de muslamen; muy ajustados para marcar paquetillo como es debido; todo ello en una tela brillantosa de estampado indescifrable. Inenarrables. Después del ataque de risa pertinente, y de dar ocho vueltas más por el centro comercial, salimos por fin al parking y, qué nos encontramos: un maromo de gimnasio luciendo los shorts de marras. ¡Y encantado de conocerse, oiga! Hay gente pa’to.


UNA LUZ AL FINAL DE LA BOTELLA por elena rey Especialistas médicos aseguran que la mayoría de las personas que utilizan Internet a diario presentan una menor capacidad para memorizar datos, lo que se incrementa considerablemente entre los más jóvenes. Según los responsables del estudio, esta situación viene provocada por el uso indiscriminado de la tecnología que, a pesar de facilitarnos la vida en muchos aspectos, también tiene su lado negativo. Ya no necesitamos retener datos, fechas, direcciones o números de teléfono en nuestra cabeza, puesto que podemos tener todo eso, y mucho más, a golpe de pantalla táctil. En definitiva, nuestros cerebros se vuelven vagos, que es casi lo mismo que decir tontos… Y mientras en occidente nos volvemos perezosos mentales, hay quienes demuestran que el ser humano se crece ante la adversidad, aguzando el ingenio y encontrando soluciones útiles para los problemas. Illac Díaz es un buen ejemplo de ello. A pesar de haber nacido en el seno de una familia acomodada de Manila, este filipino nunca olvidó a quienes no tuvieron la misma suerte que él, y desde joven se esforzó por encontrar la forma de salvar esas diferencias. Paseando por un poblado chabolista a las afueras de su ciudad, Díaz comprobó que la falta de luz era una de las mayores dificultades de sus habitantes, puesto que sus casas, por llamarlas de alguna manera, ni siquiera disponían de ventanas por las 30

que entrara la luz natural. Para Illac era importante encontrar un sistema sencillo y muy económico, por lo que se fijó en los materiales dispersos entre las chabolas. Y en la basura encontró la solución: rellenando una botella de plástico con agua destilada y un poco de lejía, e insertándola en el techo de forma que los rayos de sol incidan en ella, se consigue una refracción de 360º que ilumina una estancia con la misma intensidad que una bombilla de 55 vatios. Por menos de un par de euros, cada familia puede iluminar durante el día sus hogares durante cinco años, gracias a una energía limpia, renovable y a disposición de cualquiera.

botella de plástico +agua destilada + lejía = luz La idea de Díaz, que comenzó siendo un proyecto local, ya se ha extendido a miles de hogares de Filipinas, Brasil y Méjico; y ha sido estudiada y relanzada globalmente por el prestigioso Instituto Técnico de Massachussets (MIT) a través de ‘My Shelter Foundation’, la fundación de Illac Díaz, y el programa ‘Liter of Light’, Un litro de luz. Sus promotores pretenden llevar estas botellas luminosas a un millón de hogares durante este 2012, si quieres ayudar a conseguirlo entra en www.isanglitrongliwanag.org y aporta tu donativo. Será su rayo de luz.



BUZZ#03