Page 1

Cinco de Mayo: Capítulo LETRASque se Diluye en el Olvido Periódico de Cultura y Opinión

MAYO-JUNIO 2008 Año 1 No. 4

www.la-mandragora.org

sao pablo s a g n Ta s e r t En agüa y En

el gigante carioca

santa clara

nostalgia c de una r a F s a L hoy revolución e d

Circulación Internacional en Estados Unidos, Ecuador, Colombia, México y España.


LA CALLE ME LO CONTÓ

Los Indigentes en Paterson

Una Herida Que Crece…

Por Eli Zwillenberg New Jersey, Estados Unidos. Publicado en The Patersonian Traducción por Juan Esteban Villegas

D ¿Es usted autor, publicista,diseñador web?

@

¿Está elaborando su tesis doctoral o de grado?

¿Necesita una revisión o la redacción de cualquier tipo de texto en español o inglés, una traducción o la corrección de una traducción? Cubrimos diferentes necesidades en el área del tratamiento de textos: revisión y corrección ortográfica y de estilo, edición, lectura de contenidos, redacción, traducciones y redacción web. ¡Las palabras son nuestra pasión!

Llámenos ahora al (973) 405-1756 o escríbanos a juanvillegas@optonline.net 

e a c u e rd o a l p ro y e c t o d e censo nacional Point-In-Time Homeless (PIT), entre el 2006 y el 2007, el número de mendigos del condado de Passaic incrementó en más de un 165%. No obstante, este porcentaje ha sido puesto en duda ya que el estudio fue hecho en base al número de mendigos que deambulan en las calles y que se hospedan en albergues de emergencia transitorios, ignorando que el indigente de verdad, el que sufre, no quiere dejarse ver. Una de estas personas es Terry, quien nunca ha escuchado del censo nacional Point-In-Time Homeless. Lo espíe durante una excursión de arquitectura histórica a la que fui, realizada por la Factoría Flux, una organización artística sin ánimo de lucro. Pensé que si lo que buscaba era a aquellas personas que el proyecto PIT no incluyó en sus conteos, éste sería el mejor lugar para empezar. Le pregunto a Terry si sabe que la ciudad planea derribar muy pronto el edificio abandonado que le sirve de hogar. Su respuesta suena algo cínica, pero es de sentido común. “Se va a caer por si sola de lo vieja que está; no tienen que venir a tumbarla”. Una combinación de fuego, abandono y falta de recursos ha conspirado para destruir la fábrica abandonada en la que Terry duerme noche tras noche. Los pocos ladrillos que quedan están totalmente resquebrajados. La mayor parte del acero está retorcido, dejando puntas con bordes carcomidos y puntiagudos. Tuberías y partes del segundo piso se han convertido en el primer piso. Terry no me dice (o quizás no recuerda) el tiempo que ha estado viviendo allí. A juzgar por la pila de contenedores de comida china repletos de orín, uno deduce que Terry o ha estado ahí desde hace mucho tiempo, o las fiestas que hace en “su casa” son cosa seria.

Su acento sureño, de Georgia dice el, ya no es tan fuerte, y su barba alcanza sus hombros. Terry es una de esas tantas personas que viven en Paterson a las cuales usted nunca vería a menos de que las busque. El estadio Hinchliffe, ubicado justo al lado de las cataratas, a todo el frente de la escuela numero 5, ha estado abandonado desde hace 11 años. No es cosa nueva toparse con colchones, botellas vacías o restos de alguna fogata. Es de noche, camino de puntillas, apretando las llaves de mi carro para evitar que hagan ruido. En mi morral traigo sánduches y un paquete de cigarrillos. Con mi linterna diviso a alguien, nuevamente Terry. Me pide que apague la linterna. Le ofrezco uno de mis sánduches. No lo acepta. Saco uno, luego me pide que le de. Mientras comemos, me doy cuenta de que no somos las dos únicas personas allí. ¿Tiene cigarrillos? Le doy un Newport y se sienta con nosotros. Se llama Cal, aunque admite que ese no es su verdadero nombre. Es flaco, delgado, inquieto y sonriente. Lo máximo que ha estado sin techo donde dormir – me cuenta – es un año. Abandonó su casa a los 14. “Lo que yo vivo le pasa a muchas otras personas mas aquí en Paterson, quienes se hospedan en diferentes “campos”, compartiendo lo que tienen”, comenta. “Si no se comparte no se sobrevive, así lo que se comparta es lo que nos mate”. Según el, los indigentes de Paterson que piden dinero son solo la minoría, y por eso es que el resto pre f i e re p a s a r p o r d e s a p e rc i b i d o s . Terminamos el sánduche y me marcho. Por más noble que sean los esfuerzos de organizaciones que den albergue, co�������������������������� mida y�������������������� observación médica a estas personas (como es el caso d e E v a ’ s K i t chen), la verdad es que esto es tan solo una venda para tan grande herida que poco a poco crece. Lo más probable es que el censo PIT de este año muestre un incremento en el número de indigentes de Paterson quienes �������� tendrán menos lugares en los que refugiarse y el mismo número de habitos destructores que hasta allí los condujeron.


VOCES DEL LETRAS SUBSUELO

Las Reinas de la Guerra En Angola acaba de culminar el primer Reinado Señorita Mina Antipersona, un certamen en el que mujeres amputadas hablaron de su tragedia y sus sueños en medio de las sesiones fotográficas y el glamour típico de un certamen de belleza. Por Alfonso Rico Torres Madrid, España.

E

s el turno de Filomena Domingos Da Costa, de 35 años de edad. Según dice, su color favorito es el rojo, ojalá oscuro; su pasatiempo preferido es estar junto a su esposo, que comparte la misma situación física que ella, y su sueño es conseguir un empleo que le permita sacar adelante a su cónyuge e hijos, de 9, 7, 3 y 2 años de edad. Y aunque es consciente de que sus medidas distan de los 90-60-90 de una candidata tradicional, ahí estaba ella, con un traje rojo que dejaba al descubierto sus hombros y le llegaba hasta las rodillas, luciendo ante las cámaras unas joyas que nunca pensó tener. Rozagante, orgullosa, Filomena lucía así por estar representando a Malanje, una provincia de Angola, en el primer reinado de belleza dedicado a las mujeres víctimas de minas antipersona. Tal vez menos nerviosa lució Maria da Fatima Conceicao, una de las favoritas, según el público. Ella, víctima de una mina antipersona en 1999 que le destruyó la pierna izquierda, posó frente a las cámaras sentada sobre una toalla, luciendo un traje verde, su color favorito, y escogiendo de fondo una piscina. Sin embargo, lo que más llamó la atención no fue su seguridad, mucho menos su limitación física. En realidad su mayor atractivo lo constituyó su vientre, pues dejó en evidencia

que está a pocos días de dar a luz. Maria nació en la ciudad de Luena y llegó al reinado a representar a la provincia de Moxico, considerada por las autoridades de Angola como la zona que más minas antipersona tiene en el país. A sus 19 años de edad, esta mujer no tiene trabajo, pero espera encontrar en su novio el apoyo para hallarlo y para darle un buen futuro al bebé que está por nacer, el primero que tendrá. Como estas, muchas son las historias que reúne este reinado de belleza, historias que no habría sido posible conocer de no ser por un artista noruego. “El proyecto nació hace cuatro años y medio, cuando visité Angola por primera vez, en 2003. El efecto de las minas creó en mí un gran sentimiento, ya que la guerra civil había terminado apenas un año antes. Había restricciones muy fuertes en cuanto a donde uno podía pisar si estaba fuera de las ciudades, porque el campo estaba lleno de minas”, aseguró a El Espectador Morten Traavik, director y actor de teatro y cine a quien se le ocurrió hacer este reinado a partir de un caso particular. “En cierta oportunidad, tuve una impresión muy fuerte cuando vi que la gente bromeaba con un supuesto desfile de belleza en una calle. Varios niños organizaron todo por sí mismos. Niños de 7 a 17 años desfilaban y hacían todos los movimientos típicos de un concurso de belleza con gran seriedad y dedicación. Entonces tuve la impresión de combinar lo que había visto con el efecto de las minas y surgió esta idea”, recordó Traavik desde Luanda, la capital de Angola, mientras ultimaba detalles del reinado, que tuvo lugar el miércoles pasado. Traavik había llegado a Angola es un momento histórico para ese país. En 2002 había culminado un conflicto que durante tres décadas protagonizaron la Unión Nacional para la Independencia Total de Angola y el Movimiento Popular de Liberación de Angola. El saldo, miles de víctimas y cientos de minas antipersona sembradas por doquier. Hoy en día, la Comisión Nacional de Desminado de Angola no tiene claridad acerca de cuántas de éstas están sembradas en el país, pero calculan que la cifra podría rondar los seis millones.

La convocatoria Más tardó este actor noruego en abrir la convocatoria que en recibir el apoyo del gobierno de ese país, de firmas de joyas, centros estéticos y diversos organismos dedicados al trabajo con personas que han sido víctimas de estos artefactos. “Muchas mujeres se presentaron. Al final, luego de una votación hecha a través de internet, 18 candidatas fueron seleccionadas para representar a igual número de provincias de Angola”, según

Traavik. En ese proceso de selección llegaron a la noche de coronación mujeres de todas las características, desde vendedoras ambulantes, pasando por mercaderistas, hasta desempleadas con más de tres hijos, todos menores de edad. “Conté con la colaboración del gobierno de Angola, de una Comisión Nacional de Desminado de este mismo país y otra Comisión Nacional de Asistencia Humanitaria, entre otros. La idea fue promover cánones de belleza distintos, reemplazar a la ‘víctima’ pasiva con el término de ‘sobreviviente’, un término más activo, hacer que la mujer se divierta, crear conciencia acerca del impacto de las minas y ofrecer más información al respecto”, aseveró.

Y la ganadora es... Noche de nervios en el recinto en Luanda. En las votaciones por internet ya ganó Maria Restino Manuel, la representante de la provincia de Cuanza Sul, una asistente de ventas que quiere ser enfermera. ¿Pensará igual el jurado? La primera dama de Angola, Ana Paula dos Santos, toma la corona y se dispone a ponérsela a la primera soberana de las Minas Antipersona que tendrá el mundo. La afortunada es Agusta Urica, de la provincia de Luanda, quien recibe la banda y un ramo de rosas. Gracias a su triunfo, su sueño será cumplido. Un centro ortopédico de Noruega le entregará una prótesis. “Estamos preparando la versión Camboya 2009 de este reinado y abro la posibilidad de hacerlo en Colombia si así lo desean. A los colombianos víctimas de las minas sólo les digo que espero verlos pronto”, puntualizó Morten Traavik.

Fotos - Cortesía Miss Landmine.




VOCES DEL SUBSUELO

Asquerosamente Materialistas... Espantosamente Ignorantes La abundancia de países “independientes” en Latinoamérica se refleja en la abundancia de inmigrantes que desconocen la abundancia de sus tierras y sueñan con abundancias ajenas…

Por Michael J. Martínez Toronto, Canadá.

T

engo una tía que me confunde como hijo y me expresa sus deseos de verme graduado “el periodista de la familia.” Yo estoy de acuerdo; pero difiero. Me quieren encorbatado, llegando al mediodía para la frijolada con carne y jugo de guanábana; me quiero en frente de una computadora sacándole el jugo a la “triple-w” antes de que las cadenas corporativas me saquen una frijolada por la carne. Entonces estallan los encontronazos—lo que para mi tía es una diversión peligrosa, para mí es periodismo en potencia. Mi tía no está sola. El número de hispanos activos en “la

villa global” es casi invisible—luz verde para que otras comunidades más involucradas asuman nuestra identidad cultural. Para el mundo, hablando en general, nuestra cuna es la selva, nuestra infancia la fe, nuestra madurez la ignorancia y nuestra muerte la emigración. Mexicanos y cubanos contando con cierto grado de protagonismo—se nos distingue a los latinos como “ilegales”, “comunistas”, “coyotes” o “balseros”. En comparación con otros inmigrantes, los hispanos demostramos más confianza con nuestro nuevo hogar. Los medios se han encargado de familiarizarnos con la búsqueda constante del placer al mejor estilo norteamericano. Nuestra televisión se vuelve menos nuestra—“Latin American

Idol.” Los hispanos no pensamos hispano, actuamos más gringos de lo que temiéramos y tenemos suficiente talento y pretexto para participar en la revolución actual de los medios de comunicación (léase, Internet.) Aún así, nuestra respuesta es una aterradora indiferencia que amenaza seriamente con convertirnos en Ayer sin haber saboreado nuestro Hoy. Los únicos “revolucionarios” que uno encuentra en autopistas como YouTube parecen dedicarse estrictamente a expandir la Minoría de Uno mediante excusas comunitarias, como es el caso de los ateos quienes, gozando de sabiduría científica, son portadores de una actitud más arrogante y menos humana. El caso es que no estamos haciendo nada. Nos falta más participación en la Internet—nos estamos quedando atrás. Pretendemos estar a la par con lo más nuevo—creemos que todo se trata de comprar un iPod. Somos un excelente mercado para los medios corporativos. Nos pueden deslumbrar como a niños cuando les convenga. Nos predican necesidades que no conocíamos—y las aceptamos como los incautos que somos. Digerimos sin masticar. Creemos que para fomentar “progreso” en nuestra sociedad debemos lucir los artefactos más raros, o al menos ser amigo de alguien que los haya comprado, o haber leído acerca de ellos. Pero de ahí no pasamos. Somos excelentes consumidores, lo que nos trae ilusionados como una sociedad sofisticada. Pero ¿sabe algo? ¡No lo somos! No estamos avanzando. No estamos produciendo. Estamos pagando, eso sí, siempre listos a presumir de lo que consumimos. Somos asquerosamente materialistas, espantosamente ignorantes. Después de todo, los que tuvimos educación tuvimos que pagar por ella. Nuestra costumbre de sobre-valorar la formación escolar es pésima formación—y no nos damos cuenta. No tenemos embajadores en la villa global. Exportamos cualquier idiota que cante en inglés y nos damos por bien servidos—pero a Shakira nadie la determina y a Paulina Rubio mucho menos. No podemos ver más allá de nuestras banderas, patético emblema de independencia impulsiva. JunglAmérica somos muchos países tontos. Me da coraje ver cómo permitimos que otras comunidades nos definan en base a estereotipos. Me entristece esta ignorancia, esta indiferencia. Somos demasiados conformistas, llenos de excusas para evadir el compromiso del cambio. Queremos pasar desapercibidos. Queremos vivir en paz, exigiendo ocasionalmente “derechos” sin saber en que consisten estos. Y vuelvo y repito, ¿qué estamos haciendo los hispanos al respecto? Los recatados discúlpenme la palabra: ni mierda. Como dije antes, nos damos por satisfechos con que nos provean variedad, pero no nos molestamos en generarla porque los dueños de las fincas a las que pertenecemos nos quieren hacer creer que no estamos capacitados para ello. Nota: Para leer el artículo en su formato original, sírvase descargarlo yendo a la página � Web ���� http://www.fileden.com/ files/2007/4/1/946436/OrgulloHispano.doc

La Prostitución de la Palabra “Justicia” Por Juan Esteban Villegas New Jersey, Estados Unidos.

T

ras la exoneración de los tres agentes de la policía de Nueva York en el caso “Sean Bell”, grupos activistas de los derechos humanos, organizaciones no gubernamentales, estudiantes, artistas e intelectuales de todo pelaje, se han volcado a las calles para expresar su descontento. Y no es para menos, por que si bien Sean Bell - de raza negra - había sido en ocasiones pasadas arrestado por tráfico de drogas y posesión de armas, aquella fatídica noche del 25 de noviembre del 2006 (en plena fiesta de despedida de soltero), Bell murió con cincuenta tiros en su cuerpo, sin él ni siquiera estar armado. Por fortuna, el veredicto no resuelve completa-



mente los asuntos alrededor del caso. Después que fue anunciado, la oficina de la fiscalía de Estados Unidos dijo que ha venido monitoreando a los fiscales del estado y que conducirá una revisión independiente del caso. “Este veredicto es una ronda perdida, pero la batalla está lejos de terminar”, expresó el reverendo Al Sharpton, representante de la familia Bell, en su programa radial. “Lo que vimos en la corte de Queens no fue un error de la justicia. La justicia no comete errores. Esto fue un aborto de la justicia”. Como grupo minoritario que somos, es necesario, pues, brindar apoyo a la comunidad negra y exigir justicia, término que en un país como este – tan defensor de la democracia y la libertad, según sus cartas magnas y políticos de segunda – ha sido tan vilmente prostituido.


VOCES DEL LETRAS SUBSUELO

El Hambre

No Estudió Economía en Harvard Por Leopoldo de Quevedo y Monroy Cali, Colombia.

D

esde el escritorio, con las yemas, trato de tocar el hambre del pueblo. Como escritor sin título ni premio, camino por las calles, entro a los supermercados y converso con el chofer que me traslada. Soy un hombre con tentáculos y “nada de lo que es humano me es ajeno”. Tengo sana mi médula espinal, siento, palpo, veo y sufro, me compadezco de las penurias de los otros. No soy de la familia de J.O. ni de quienes con él conviven, ni participo de las ideas cortafranelas de Jefferson o Franklin. Más bien, soy amigo de Sarmiento y Kalmanovitz, moderados y realistas. Pienso que el aire es para todos, no sólo para quienes devengamos de papá gobierno. El país se compone de labriegos que siembran papa, de los panaderos que amasan nuestro alimento diario, de los arroceros, de los muchileros que suben en carretas el mercado que nos llega a casa. De los obreros que sudan frente a las máquinas en las fábricas para llevar a fin de mes a su familia un salario mínimo. Y de los que devengan tomando tinto por un dineral con los impuestos de los “de allá abajo”, como decía Azuela. Y el escritor debe hablar de todo esto. De lo que pasa, de lo que está escondido, hacer preguntas por lo que no se entiende… El escritor debe ser “la voz de los que no tienen voz”, de los que no tienen Internet ni teléfono en su casa para clamar por un mendrugo. Ellos nunca saldrán en The Economist ni en Dinero ni en Poder, ni por su causa nadie ganará un Oscar ni una India Catalina. A nosotros nos corresponde tocar los temas y problemas del diario de casa y de la del lado. ¿Por qué Colombia y Sur América está cada vez más aislada, y por qué cada día es menos autosuficiente, por qué el pobre de día

en día se vuelve un miserable? Me llegan mails con sonrisas, pero también con reparos, porque dije o me faltó decir. Que por qué no defendí al rico y poderoso y que por qué hablé bien del pobre sin serlo yo. Ese es mi oficio. Rasguñar el aire con el teclado, como la guitarra, para que se produzcan acordes o chillidos y alguien goce o se incomode. En este mundo no puede uno pensar que a todos les gusta el chocolate, el mute, la calabaza, el cerdo o la carne roja. Unos están a dieta, unos son católicos, otros judíos, unos son de seda y otros de piel de ortiga. ¡Qué le vamos a hacer al día que prende el sol para que todos vean y a la noche que nos cubre con su tela negra para cubrir nuestras vergüenzas! No podemos culpar al día por mostrarnos la corrupción, las disculpas y las prebendas ni a la noche por permitirnos el descanso de tanta afrenta. Ni mucho menos al escritor por desnudar la verdad a mediodía y dejarnos ver sus lacras

nauseabundas. Porque la verdad aquí en Colombia no es rosa ni anda en bikini. El hambre es desarrapada, sin padres vivos, huérfana y ni el Dane se acuerda de ella. No figura sino en el frío sótano de la OMS para memorias y estadísticas, en el Herald o la FAO. No asiste a consejos comunitarios, ni tiene micrófono en la ONU, ni es invitada cuando viene un Papa. A su casa no llegan reporteros cuando regresan de subienda de pescar el último crimen de las farc o de los paras o de descubrir una caleta entre paredes. El día que un policía la encuentre en su requisa y piense esculcarla, la encontrará sin pantalones, sin estómago y sin dientes porque sólo probaba aguapanela con agua de lluvia.




PILDORAS EDITORIAL GLOBALES

Administradores del Hambre Cuarta Edición Mayo-Junio 2008 Con ediciones en: Paterson, Passaic, Clifton, Hackensack, Union City, West New York, Elizabeth, Harrison, Kearny, Plainfield, Queens, Mount Vernon, and Westchester. Cuenca, Medellín, Madrid, Ciudad de México Oficinas Administrativas: 50 Elk St. Paterson, NJ 07503 Tel: (973) 405-1756 241 Wilson Ave. Kearny, NJ 07032 Tel: (201) 998-3868 Gerente General Fausto Romero gerencia@la-mandragora.org Editor en Jefe Juan E. Villegas edicion@la-mandragora.org Ejecutiva de Ventas Patricia Bernal ventas@la-mandragora.org Diseño Gráfico © Johnny Lino C. jlinomipais@gmail.com Guayaquil, Ecuador.

Registrado en:

Por: Juan Editor

L

Esteban Villegas

as conferencias mundiales sobre el hambre sólo han tenido dos asistentes: los ricos y los más ricos. Así que estas cumbres ha tenido, por un lado, la multitud de los administradores del hambre y la burocracia que lleva la cuenta de los que se mueren antes del desayuno, porque hay otros que se mueren a deshora y ésos no entran en las estadísticas. Europa se ha vuelto muy cínica, aunque siempre lo fue, y Estados Unidos tiene el convencimiento, tan americano, de que lo que ocurre lejos de América nunca es pecado mortal. Más que una Conferencia o Cumbre sobre el hambre, tenemos que tener presente que una Cumbre sobre el hambre no puede funcionar porque los discursos se echan a los postres y el hambre no conoce el postre. El capitalismo se ha hecho de derechas sin haber dejado nunca de serlo. El hambre forma parte de la economía mundial como la nutrición. En estas cumbres sobre el hambre, después de cada ponencia, dan un cóctel. Por eso hay gente. El director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) les ha dicho a los líderes mundiales que las promesas no sirven par dar de comer. El máximo dirigente de la FAO, Jacques Diouf, hizo un llamamiento para que cumplan su compromiso, hecho hace diez años, de bajar a la mitad el número de pobres en 2015. Lejos de haberse reducido, una década después de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación de 1996, llevada a cabo en Roma, hay más hambrientos en el mundo en los países en desarrollo: 820 millones. Desafortunadamente, La Mandrágora no se puede comer, pero por lo menos si habrá de servir para abrir los ojos de aquellos que tienen un plato en la mesa, para que tomen, pues, acción al respecto.

Las colaboraciones se deben enviar al editor de La Mandrágora, especificado claramente autoria, fecha, país de procedencia, y en general cualquier otro dato de interés. Si se trata de material procedente de otro sitio y publicación, debe contar con el permiso de reproducción, e incluir toda la información relevante sobre las fuentes para su inclusión en nuestro periódico. Nos reservamos el derecho a publicar los aportes recibidos, y no nos responsabilizamos por las opiniones emitidas por columnistas y colaboradores.

La Misión del Papa Benedicto XVI Por

Juan Gabriel Vásquez Bogotá, Colombia.

L

a visita del Papa Ratzinger A Estados Unidos es, probablemente, el ataque más contundente que la sociedad laica ha recibido de la Iglesia católica en mucho tiempo. En todos sus aspectos —el momento escogido, los lugares escogidos, las palabras escogidas— el mensaje de Ratzinger fue declaradamente integrista y dueño de niveles de intolerancia que no pueden ser ya de recibo en las sociedades modernas. Cosa que no puede sorprender a nadie: Ratzinger ya les había declarado la guerra a los ideales de la Revolución Francesa, había decretado el fracaso absoluto del racionalismo y establecido que no hay salvación para el hombre fuera de la fe. El momento escogido: es año de elecciones, que en Estados Unidos tiene invariablemente una importancia definitiva. La relación entre la Iglesia y el Presidente ha cambiado mucho en cuarenta años: para ser elegido, Kennedy tuvo que comprometerse de manera inequívoca a separar sus creencias religiosas de sus convicciones políticas; hace unos años, en cambio, el candidato demócrata John Kerry fue amenazado de excomunión por anunciar exactamente eso en el tema del aborto. Ahora Ratzinger ha dado sus discursos literal o metafóricamente acompañado por Bush, cuya base política es la derecha cristiana para la cual ‘liberal’ y ‘secular’ son insultos similares a ‘terrorista’. El lugar escogido: las apariciones públicas más importantes de Ratzinger han tenido lugar en Nueva York, y en especial en la ONU, donde su mensaje previo llevó a que Ban Ki-Moon, secretario general, le recordara que estaba dentro de una organización secular. Las palabras escogidas: Ratzinger no dejó lugar a dudas. Todos los matices del discurso iban dirigidos a un objetivo único: desmontar la sociedad laica. “Ninguna actividad humana, ni siquiera en los asuntos temporales, puede sustraerse a la soberanía de Dios”, dijo. La idea misma es francamente integrista, comete el viejo error de olvidar que hay una sociedad fuera de la Iglesia católica, y olvida también que la soberanía de Dios, en la vida pública, en la vida de los asuntos temporales, no existe: existe la soberanía del Papa y del Vaticano (que increíblemente es un Estado reconocido). “No debería ser nunca necesario negar a Dios para disfrutar de los derechos de cada cual”, dijo también. Es una vieja manera de quitar crédito al laicismo, cuya verdadera filosofía es precisamente la contraria: evitar que el Estado adopte o prefiera una religión determinada, y luchar por que el cada persona tenga el derecho a practicar la religión que quiera libremente. Lo contrario, por supuesto, es el absolutismo moral. Después de Estados Unidos, la conclusión parece evidente: una iglesia desesperada por su pérdida de autoridad ha decidido que la solución está en volverse más autoritaria.

Señor comerciante/empresario: sea solidario con La Mandrágora Anuncie y venda con nosotros. Escríbanos a ventas @la-mandragora.org o llámenos al (201) 998-3868 Dear businessman: Please support LA MANDRÁGORA. Advertise and sell with us. E-mail us at ventas@la-mandragora.org or call us at (201) 998-3868. 


LETRAS LOS COLORES DE MI BARRIO

La Ferry Street de Newark:

Retazos de Samba, Fútbol y Fado

Por

Fausto Romero

New Jersey, Estados Unidos.

N

os mudamos a la zona portuguesa en el año 92. Cuando digo mudamos, me refiero a mi esposa, mi hija y yo. Inquietos, recorrimos tiendas y supermercados, con la sorpresa que todo lo que hablaban los portugueses pudo ser entendido por nuestros oídos. Era gracioso porque siempre le agregábamos a cualquier palabra del español la terminación “iña”. Claro, a veces funcionaba, otras no. Caminando por allí, entro a cortarme el pelo en el salón de Don Antonio Teixera, hombre de buenas maneras, cordial, con el cual converso del barrio y los aconteceres políticos de hoy día. Bairradino (así se llama la peluquería) lleva ochenta años cortando cabezas en la Ferry, calle que empieza en la Penn Station de Newark, y termina casi llegando al New Jersey Turnpike). La primera palabra que aprendí a decir – esta vez sin la “iña” – fue obrigado, que en español traduce a “gracias”. En un principio – me cuenta don Antonio – el Iron Bound era de inmigrantes italianos. Luego vinieron los cubanos, portugueses y brasileños, y en la actualidad hay una serie de migrantes de todas partes del mundo, entre los que se destacan los ecuatorianos, famosos por fundar el club deportivo “El Tambo”. Cuando yo, Fausto, pisé la Ferry por primera vez, había, si mucho, 10 familias ecuatorianas. Hoy son miles. Pero volviendo a Bairradino, Don Antonio, mientras echa tijera, me cuenta que un uruguayo le vendió la peluquería a un tal don Manuel y luego éste se la vendió a él, hace 16 años para ser más exactos. Apasionados del futbol combinan la samba brasileña, el fado y los gallos de Portugal y el toque andino ecuatoriano para celebrar los triunfos de estos equipos en campeonatos de talla mundial. Allí, portentos de hembras, con poca ropa y enseñando los balones del triunfo entre morbo y festejos, bailan para celebrar las glorias de sus equipos. En aquel entonces – hoy ya no, por que las deudas no dejan – nos uníamos a la celebración con los piropos muito linda minina, y sonrisas coquetonas que a veces eran correspondidas. Íbamos también a bailar al famoso Tasca de Pedras bar y discoteca. Poder coger la cintura de una dama y entre copas declararle nuestro amor: esas eran nuestras intenciones...intenciones que se desvanecían cuando, para nuestra sorpresa, nos encontrábamos con señoras solas, viudas y buscando presa, algunas de ellas jóvenes. A mi me tocó una de la primera edad, y digo primera por que eso de la tercera es mentira ya que, a la hora de bailar, estas dejan sus muletas, fajas y repollos en las sillas. En la pista, a medida que nosotros les apretábamos, ellas iban soltando rienda y se convertían en quinceañeras bajo el neón y el humo de la discoteca....quinceañeras solitarias y con arrugas descansando en los brazos de gente solitaria como nosotros, recién llegados a este país. En junio la cosa era – y sigue siendo - más seria.

“Apasionados del fútbol combinan la samba brasileña, el fado y los gallos de Portugal y el toque andino ecuatoriano para celebrar los triunfos de estos equipos en campeonatos de talla mundial”.

Para la celebración del día de Portugal y el festival Brasileño, ríos de gente atraviesan ésta avenida en honor a las patrias de Pessoa y Garrincha, respectivamente. En las aceras se tramita con cerveza, pollo, diamantes del África, candelabros de Aladino, manteca de culebra del amazonas, y cuy, comida del imperio andino que a muchas personas asusta. Súmele a eso ninfas de ojos violetas, verdes y negros, con el pelo parado, asentado, dorado, músicos locos, prostitutas de polvo fresco, doctores, moralistas, flacos, gordos, enanos, gigantes, políticos liberales de hoja y policías no tan policías. Pero más serio que eso es Don Manuel Fajardo, quien a la hora de hablar de economía y comercio sabe

más que el mismísimo Adam Smith. Y es que él, por medio de su carrito ambulante en el que comercia con gorras, vasos de caipiriña, gafas, mote y bacalao, se las sabe todas en materia financiera. Allí, gente trabajadora en la construcción, donde se mueve dinero para el carro del año y el celular en la cintura, habla español mezclado con portugués, brasileño e inglés. Conversan del Porto, de Sao Pablo, de la Liga del Ecuador y de lo caro que esta todo hoy día. Y mis pensamientos en torno a la Ferry terminan de manera simultánea con el corte de pelo que me termina Don Antonio. “Muito obrigado”, le digo a Texeira. Y eso mismo le digo a usted, desocupado lector, por haberme leído.




NOTAS COMUNITARIAS.

“El Mundo Es Nuestro”:

Embajador Holguín

Chris Bowllage., alcalde de Elizabeth, NJ (izq.) - Embajador Hernán Holguín (der.)

Por Juan Esteban Villegas New Jersey, Estados Unidos.

E

n un restaurante de la ciudad de Elizabeth, New Jersey, y ante una mini-audiencia conformada por periodistas, dirigentes cívicos,

docentes, artistas, empresarios, políticos y uno que otro curioso, el embajador ecuatoriano, Hernán Holguín, presentó a sus connacionales La Casa del Migrante, una especie de consulado con sede en New York en el que se espera brindar servicios de índole legal, social; psicológico, educativo, cultural y de salud. El evento estuvo bajo la batuta de la líder comunitaria ecuatoriana, señora Blanca Ortiz. En el campo cultural, se destaca la reactivación de mecanismos para que aquellas personas que en el Ecuador se desenvolvían en el ámbito artesanal, puedan también hacerlo aquí, y que cuando ellos decidan regresar, puedan, pues, retornar con las herramientas necesarias para capacitar a los que allí viven. “Enfatizaremos mucho en el concepto de interculturalidad. Hay que acabar con esas practicas xenofóbicas y hacer que los ecuatorianos se conviertan en ciudadanos del mundo”, aseveró Holguín.

q q q q q q qq q q q q

Las Colinas restaurante ¡Especialidad en comida ecuatoriana e hispana! Colinas I 56 Orchard Street, Elizabeth, NJ 07202 Tel: (908) 352-2224

Colinas II 187B Elmora Avenue, Elizabeth, NJ Tel: (908) 629-0070

Multiservicios Colinas en las dos direcciones: -Traducciones de documentos -Income Taxes -Registro de Compañias ITIN number (Tax ID) Tel: (908) 419-3877.



“No estamos de acuerdo con la mentalidad de países como Estados Unidos o Israel, quienes, en materia cultural, se oponen a la globalización...eso sería como desacreditar al resto de culturas y tradiciones que tanta belleza y magia le han brindado al mundo”, adhirió. En materia migratoria, Holguín expresó también que el término “ilegal” - usado para referirse a aquellos que no tienen sus papeles en regla ya sea aquí o en otro país - debe ser eliminado de cualquier vocabulario. “El mundo es nuestro”, dijo el diplomático, parafraseando, quizás, aquella canción de Arjona que reza: “Si la visa universal se extiende el día en que nacemos y caduca en la muerte, ¿por qué te persiguen, mojado, si el cónsul de los cielos ya te dio permiso? La Mandrágora se pone más que a disposición de la Casa del Migrante en New York, e insta a los ministerios de relaciones exteriores de los países que tienen connacionales aquí viviendo a que adopten dicha iniciativa.

LA DIRECTIVA DEL PERIÓDICO DE CULTURA Y OPINIÓN LA MANDRÁGORA Ante el infortunado fallecimiento de la señora:

RAQUEL HORTENCIA ZAMORA GUTIERREZ VDA. DE ENCALADA Presenta su afligida nota de pesar a sus familiares y de manera especial a sus hijas y al Ing. Eduardo Encalada Zamora. Paz en su Tumba

Sus amigos Fausto Romero, Patricia Bernal, María F. Romero y Juan E. Villegas, se unen a su dolor y le expresan toda su solidaridad en tan agrios momentos.


exclusiva

Cinco de Mayo: Capítulo que se Diluye en el Olvido

Por Ricardo García Jiménez Oaxaca, México.

L

as nuevas generaciones de mexicanos saben poco o nada de la historia de nuestro bello país, gracias a que los últimos dos gobiernos del conservador del Partido Acción Nacional han intentado, paulatinamente, borrar pasajes de la historia de nuestra nación, han buscado que esos momentos de lucha popular se pierdan en el olvido. Un ejemplo de ello ha sido la celebración de la Batalla de Puebla, que se llevo el 05 de mayo de 1862. Esta epopeya del ejército y pueblo mexicano, que defendió el intervencionismo e invasión de países como Inglaterra, España y Francia, fue un hecho que se conmemoraba con un día de asueto y magnas ceremonias que reconocían el heroísmo de quienes defendieron la patria con su vida. Los gobiernos conservadores mexicanos han hecho de este momento heroico sólo grises ceremonias que se llevan a cabo en el Estado de Puebla, dejando de ser un día de asueto nacional y celebración. El Cinco de Mayo de 1862, tras largos años de guerra entre México y Estados Unidos que luego continuaron contra los colonizadores franceses y europeos, se dio la Batalla de Puebla en ese lugar, y donde participaron -como parte esencial del hecho- mexicanos y descendientes de éstos quienes para el momento ya vivían en territorio americano a raíz de las últimas definiciones territoriales entre estos dos países. ¡Viva México! ¡Viva Juárez! ¡Viva el 5 de mayo!… fue el grito de Guerra que vociferaron 3000

indígenas zapotecos y mestizos escasamente armados, bajo las órdenes de Ignacio Zaragoza. Juárez, quien había asumido la presidencia de los Estados Unidos Mexicanos en 1858, había decidido suspender el pago de la deuda exterior, contraída en los aguerridos años anteriores. Entonces España, Inglaterra y Francia vieron en la invasión una manera de cobrar sus “generosidades”, aun cuando más tarde Francia puso en evidencia su intención, un poco más perversa, de tomar parte en América para aprovechar sus recursos y vigilar de cerca a la creciente Unión Americana. Ante el desembarco de tropas europeas en el Puerto de Veracruz, el 8 de diciembre de 1861, Juárez ordenó, aupando a su escuálido ejército con un discurso nacionalista que exhortaba a la lucha a muerte en nombre del respeto y de la inviolabilidad de la soberanía de la Nación, enfrentarse a los franceses. Los españoles e ingleses se habían retirado, pero el ejército francés

estaba convencido de su dominio, pues algunas clases oligárquicas mexicanas le simpatizaban. Así, cuando los hombres de Napoleón III se aproximaron a los fuertes de Loreto y Guadalupe, en las afueras de Puebla, el ejército patrio los enfrentó con furia hasta vencerlos. Desafortunadamente se había ganado la batalla más no la guerra. México debió enfrentarse posteriormente al régimen de Maximiliano de Habsburgo de Austria, pero ya había un precedente en cuanto al poderío de sus guerreros. Y Aunque el triunfo fue momentáneo, esta batalla es importante para nuestro país debido a que simboliza el valor de los mexicanos al defender la integridad nacional ante fuerzas extranjeras. La celebración del 5 de mayo es tal vez, una celebración más chicana que mexicana; en Estados Unidos, los que así lo sienten, toman “su día” para festejar con desfiles, bailes folclóricos, concursos y música típica, en donde se siguen recaudando fondos para la cooperación mexicoamericana. Los descendientes de mexicanos y chicanos agrupados en los estados de Arizona, California, Nuevo México y Texas, quienes en aquel momento se organizaron para ayudar en los años siguientes al ejército de Juárez (refugiado al norte de México desde donde se prepararon para derrocar y capturar a Maximiliano de Austria), ven en la fecha 5 de mayo el triunfo de su aporte como fieles respetuosos de la cultura y la soberanía mexicana. Tristemente, de aquel campo de batalla, ahora solo queda un Parque Monumento al gran hecho heroico....y por supuesto, cientos de artículos como este, publicado en La Mandrágora, escritos en honor a tan memorable fecha.




MOCHILEANDO POR SURAMÉRICA

SAO PAULO ...El Gigante Carioca

Por Merlinna Delois Sao Pablo, Brasil.

S

i Río de Janeiro es la ciudad turística de Brasil, Sao Pablo (en español, San Pablo) es la principal megalópolis del continente americano y una de las más pobladas del mundo, con un área metropolitana que alberga 15 millones de personas, es el centro financiero. Tales dimensiones urbanas hacen de San Pablo, fundada hace cuatro siglos y medio, un caótico batiburrillo de rascacielos y coches, con grandes contrastes entre los barrios ricos y de clase media, habitados por cultos profesionales liberales, y los barrios de chabolas, dominados por la marginación. Esta ciudad es fárrago, actividad incesante, moles de cemento que se levantan de la noche a la mañana, fábricas que brotan de la tierra, gente y más gente que va y viene del trabajo. Ha crecido en tal forma que fue absorbiendo los pueblos aledaños, incorporándolos al casco urbano, de manera tal que los poetas aventureros aseguran que se puede deambular por kilómetros saltando de techo en techo...

10

También es cada tormenta eléctrica que una vez al día, a cualquier hora, llega casi sin lluvia para recordar a los paulistas que la madre naturaleza sigue allí, bajo sus pies y por encima de sus cabezas. Los altos niveles de ruido y contaminación han llevado a las autoridades a reconvertir San Pablo en una ciudad más habitable y atractiva para residentes y turistas, recuperando el centro histórico y otros edificios emblemáticos, como el barroco Teatro Municipal, el edificio Copan diseñado por Oscar Niemeyer, el Museo de Arte o el Patio de Colegio, del siglo XVI. Quedan en la ciudad, pese al frenesí constructor que dejó poco y nada, algunos testimonios coloniales como el de la iglesia do Carmo y el convento da Luz: sin embargo, su carácter más auténtico es el que se desprende del distrito bancario y comercial del Triángulo y la Avenida Paulista. San Pablo es también ciudad de inmigrantes, por eso tiene zonas donde apreciar las influencias italianas, árabes, alemanas o japonesas, y sobre todo se ha convertido en uno de los grandes centros culturales de Brasil, por lo que no hay que perderse la visita al Museo de Arte de San Pablo (MASP), el Museo de Arte Contemporáneo y la Pinacoteca del Estado. Camine por el parque Trianon, siéntese en uno de los bancos a recuperar el aire que a veces falta entre tantos coches

y edificios. Con suerte, un mediodía se puede coincidir allí con algún ensamble de jazz bajo la arboleda. Recorra la avenida Paulista y la Rua Augusta. Góceselas. Échese al hombro la ciudad moderna de Brasil por excelencia, al menos una con historia propia y no nacida del toque de varita mágica del siglo XX, como sucedió con Brasilia. Avenidas, rascacielos y cosmopolitismo son las marcas de fábrica del gigante del brasil, donde se rinde culto a la cultura del trabajo y de los negocios (como para despegarse fuera y dentro de las fronteras de los alegres carnavales cariocas).


MOCHILEANDO POR SURAMÉRICA

Santa Clara

: Nostalgia de una Revolución Por Juan Esteban Villegas New Jersey, Estados Unidos.

E

l 15 de julio de 1689, según reza la historia, se verificó el acto trascendental de la fundación del pueblo, que más tarde, al andar del tiempo, sería cuna de benefactores, patriotas y mártires. La tradición coloca allí, bajo la sombra del tamarindo, la celebración de la primera misa en Villaclara. Ese acto religioso, dio significación excepcional a ese lugar; al tiempo que el tamarindo se erigía como el primer monumento; monumento levantado al azar por la Naturaleza y escogido como símbolo por aquellos pobladores que tal vez no imaginaron que ese monumento, el primero, habría de ser, al correr de las centurias, el único que señalara el lugar en que se fundara este pueblo. Este pueblo que llegó a ser una ciudad moderna, libre, culta, dotada en lo urbano de bellos edificios, parques, hoteles confortables, bancos, sociedades, clubs, etc. Villa Clara se llamó y clara y plena de luz se ofrece al viajero que la visitaba. Desde la pequeña altura que llaman de Monte Capiro, al inmediato este de la ciudad, se goza de un bellísimo panorama. Sus auroras y sus crepúsculos no son para describir, sino para ofrecerlos a la mirada de quien sepa gustar de la belleza que la naturaleza puso en esta tierra privilegiada. Esa es Santa Clara, ciudad cubana en la que duerme la tumba del doctor argentino, el jugador de rugby, el lector insaciable de Twain, el guerrillero romántico y barbado (bárbaro, para algunos) quien junto a Fidel Castro, comunista que viste de Adidas, y Camilo Cienfuegos, hicieron temblar a Batista por allá en el 58. Si, hablo de El “Che” Guevara, ese hombre cuyo rostro hoy se pasea por camisetas de niños burgueses que montan patineta sobre plena 5ta avenida de New York. Y ya que hablamos de paseo, pasearse por el Parque Vidal es darle de comer a la esperanza. Cada día se observan a los niños que juegan, a los ancianos del Círculo de Abuelos que realizan sus actividades de baile como terapia, a los adolescentes recibiendo clases de Educación Física, o a uno que otro transeúnte ansioso por descansar o refrescarse del veraniego calor bajo las sombras de los árboles que cobijan los bancos de granito que bordean los canteros de la jardinería. Cuna de mitos y leyendas como el Burro Perico, la Loca de Cerro Calvo, la Casa de los Huesos y la Cruz del Puente. Esa es Santa Clara, una ciudad que duerme cobijada por los árboles de tamarindo y la nostalgia de una revolución que para muchos aún no llega.

11


REALIDAD SICÓTICA

La Incapacidad de Entender y Pensar Correctamente

Las

Farc

de hoy

Por Juan Leonardo Cardona del Río Tuluá, Colombia.

Joaquín Villalobos, autor de este artículo publicado en el diario ‘El País’ de Madrid, dibuja un retrato de lo que son las Farc en este momento.

H Fernando Botero.

Por Joaquín Villalobos Londres, Inglaterra.

Cuando comencé a conocer el conflicto colombiano me costó creer que los jefes de las Farc viajaban en vehículos con aire acondicionado y que sus campamentos tenían muchas comodidades; igual me sorprendió el evidente sobrepeso de algunos de sus comandantes. La Guerra Civil salvadoreña se explicaba por el exceso de poder del Estado, contrariamente, el conflicto colombiano se explica esencialmente por la debilidad del Estado en el control de su propio territorio. Colombia tiene lugares donde no hubo gobierno durante más de 40 años. Este vacío lo llenaron paramilitares, guerrilleros, narcotraficantes y bandidos que se convertían automáticamente en autoridad, bajo la indiferencia o anuencia de los gobiernos. Los guerrilleros salvadoreños disputamos en combate cada metro cuadrado de nuestro pequeño país a gobiernos autoritarios sostenidos militarmente por los Estados Unidos. En Colombia, por el contrario, las Farc han sido una guerrilla sedentaria, que sin combatir mucho controló extensos territorios en los que no había gobierno. Por ello llevan 43 años en el monte y algunos de sus jefes han muerto de viejos. Sin embargo, en la misma Colombia, el Movimiento 19 de Abril (M-19) fue la primera guerrilla latinoamericana que, a costa de muchos muertos, negoció reformas políticas democráticas. Ahora el M-19, como parte del Polo Democrático, es la segunda fuerza del país. Es decir, que en Colombia la izquierda podría ganar las próximas elecciones, como ya ocurrió en Chile, Argentina, Uruguay, Ecuador, Bolivia, Brasil, Perú, Panamá, República Dominicana, Venezuela, Guatemala y Nicaragua. Hay quienes continúan viendo a Latinoamérica como repúblicas bananeras en las que la violencia política es legítima. El mapa, los tiempos y el dinero de la cocaína coinciden con el crecimiento de la violencia de las Farc en los 90. Antes de eso eran una insurgencia perezosa, y por lo tanto poco relevante. En 1990, al morir su líder político Jacobo Arenas, las Farc se quedaron sin contención ideológica frente a los cultivos de coca que proliferaban en sus territorios. Comenzaron extorsionando narcotraficantes y terminaron de dueños de la mayor producción de cocaína del mundo. Transitaron de última guerrilla política latinoamericana a primer ejército irregular del narcotráfico, convirtiéndose en un reto real para el Estado colombiano. Los gobiernos de los últimos 20 años tuvieron que comenzar a revertir la debilidad del Estado y a corregir abusos pasados. Primero acordaron la paz con las insurgencias políticas, luego desarticularon a los grandes carteles de narcotraficantes que dirigía Pablo Escobar, seguidamente un gobierno bogotano inventó formas exitosas de combatir la cultura de violencia, y finalmente iniciaron la recuperación del campo. Propusieron negociaciones a las Farc que fracasaron debido al secuestro de doce parlamentarios que fueron ejecutados en junio de 2007.  La fuerza del Ejército y la Policía crecieron y se desplegaron de forma permanente en los 1.120 municipios de Colombia. Los paramilitares empezaron a ser combatidos y desmovilizados. Los jefes guerrilleros perdieron sus vehículos con aire acondicionado y sus campamentos con refrigeradora. Acorralados, incurrieron en el terrorismo. Ciento diecisiete pobladores murieron refugiados en la iglesia de Bellavista cuando ésta fue destruida por las Farc; un coche bomba con 200 kilos de explosivos demolió un club bogotano lleno de familias; esto se volvió cotidiano, y los civiles muertos y heridos sumaron miles. Sin embargo, ahora la violencia de las Farc es decadente y en 2007 no pudieron realizar una sola toma u hostigamiento a los poblados que controla el Estado. Sus combatientes se desmovilizan masiva y voluntariamente, 2.400 sólo el año pasado, y hay evidencia pública de que algunos jefes guerrilleros han recuperado las comodidades perdidas en el territorio venezolano. Las Farc no tienen futuro como guerrilla, aunque lo tengan como narcotraficantes. La inmensa selva colombiana les facilita mantener a los rehenes que secuestraron en el pasado y usarlos cómo su último cartucho político. Las duras condiciones en que mantienen a éstos evidencian desmoralización y pérdida de control; ni siquiera sabían dónde estaba el niño Emmanuel. Las Farc hicieron del secuestro, la extorsión y el narcotráfico sus principales actividades, son los mayores secuestradores del planeta. Una insurgencia negocia a partir de la legitimidad política de sus demandas o de la fuerza militar que detenta, pero exigir legitimidad a cambio de rehenes maltratados y amenazados de morir, equivale a pedir respeto por ser malvado. El anti-neoliberalismo no justifica explotar el dolor de las familias de los rehenes.   Si Chávez estuviera sólo ayudando a salvar rehenes sería positivo, pero su reconocimiento político a las Farc, reaviva la violencia colombiana, le abre las puertas de su país a la cocaína y lo convierte en protector de unos crueles narcoterroristas”. Joaquín Villalobos (San Salvador, 1951) es un hombre que alguna vez tomó las armas para buscar un cambio social en su país, El Salvador. Hoy Villalobos vive en Inglaterra en donde se dedica a la enseñanza en la Universidad de Oxford.

12

ace algunos meses, en Estados Unidos, una asesora de la cancillería de ese país, reconoció en público no tener la más mínima idea de lo que aconteció durante la llamada “crisis de los misiles”; suceso que, como bien sabemos, estuvo a punto de desencadenar la Tercera Guerra Mundial, por allá, a inicios de los años 70, es decir, en pleno apogeo de la guerra fría; y precisamente, por un asunto de relaciones exteriores que bien debería conocer cualquier diplomático. Sin embargo, parece que el hecho de haberse tratado de una mujer muy joven auto-exoneró a esta diplomática de cualquier “culpabilidad profesional”. Lo anterior no es otra cosa que aquello de lo que, apocalípticamente, nos previniera el escritor Giovanni Sartori hace apenas diez: de los nocivos efectos que traería el empobrecimiento de la inteligencia, al materializarse en la incapacidad de comprender; de unir hechos e ideas; de poner en contexto lo leído; de sacar conclusiones; de abstraer y, sobre todo, de poder hacer inteligibles las cosas y los sucesos mucho más allá de las simples apariencias y de lo que los mismos medios de comunicación de siempre nos dicen. Aunque algunos (sobre todo aquellos jóvenes que confían ciegamente su educación en lo que ven en videos, sin leerse nunca un libro), se molestan antes de tener que reconocerlo, lo cierto es una persona sólo puede llegar a ser considerada culta en función de lo que sepa; y el saber (que es distinto a estar informado) sólo se adquiere a través de la lectura. Pero hoy, con el desplazamiento que lo visual esta haciendo de lo escrito, los jóvenes intelectuales no sólo ya no leen; sino, y esto es lo más preocupante, están convencidos de que no tienen ninguna obligación de hacerlo; sin enterarse siquiera, que del simple acto de ver no ha surgido jamás ciencia alguna; porque la ciencia se basa en explicaciones y argumentaciones formalizadas a través de conclusiones que sólo se adquieren leyendo. El intelectual de antaño, producto de una cultura leída y escrita, está siendo reemplazado por un “intelectual” que no piensa sino que solamente ve. Para este tipo de intelectuales, que poco o nada han aprendido leyendo, pues todo lo que “saben” lo han visto en videos (cuando más en cine), lo importante es cómo se vean o se hagan ver las cosas, no qué tanto se pueda comprender o entender de ellas, a través de ellas o a partir de ellas. Siguiendo al Giovanni Sartori, pienso que el desconocimiento de nuestra historia nunca había sido tan generalizado como ahora (cada día habrá menos historiadores, así como cada día habrá menos filósofos). Gracias al empobrecimiento de lo que verdaderamente educa, el ser humano cada día se hace más incapaz de leer, de pensar reflexivamente; esto es, de deducir, de debatir, de no estar de acuerdo, de inferir, de concluir, de contrastar, de comparar; operaciones de la mente que sólo se desarrollan y se potencializan a través del ejercicio constante de lectura. Por eso, cualquier intento por recuperar la capacidad de comprender nuestra historia, deberá hacerse desde la ardua y constante tarea de hacer que la gente se interese por leer. Mientras la gente no lea, seguiremos el desconcertante rumbo que suelen trazar quienes lo único que saben de su pasado es lo que han visto en un video o en una fotografía.

foto: Oscar Martín, 2008.


ARTE Y PARTE

Calatrava: Poeta de la Escuadra

TibairÉ Useche Ritmo Latino Bailando en el Mundo

Por David Freire New York, Estados Unidos.

Por Inés Ruiz San Cristóbal, Venezuela.

U

no de los aspectos más admirables del trabajo del arquitecto español Santiago Calatrava es la consistencia. Su arquitectura e ingeniera, quizás en los últimos quince años, ha colado imágenes de un esqueleto o formaciones óseas no descubiertas hasta ahora unidas a cables y alambres que asemejan los tendones y ligamentos. Sus edificios siempre dan la impresión de poder echar vuelo como un pájaro en cualquier momento.

M

Uno de sus últimos trabajos es el Turning Torso, ubicado en Suecia. Una vez completado, será la torre residencial más alta en toda Europa. No obstante, la altura no es lo que verdaderamente llama la atención de esta obra arquitectónica. Inspirado por la escultura de un cuerpo humano hecho por Calatrava mismo, el edificio simula un torso que sube en espiral. El resultado es una edificación que rota 90 grados desde el piso hasta el techo, dándole, pues, un dinamismo, con vistas únicas en cada piso. En este caso, la obra es una escultura en la cual se puede habitar. No hace mucho le concedieron la construcción del rascacielos más alto de los Estados Unidos. El proyecto ha recibido el nombre de Chicago Spire, una torre de 610 metros de altura que se situará en la ciudad de Chicago, convirtiéndose en un icono y superando con creces a la actual Torre Sears de 442 metros. En Oviedo se está llevando a cabo la obra del futuro Palacio de Congresos Princesa Letizia y se han proyectado tres torres inclinadas de 130 metros de altura y 39 pisos, las ‘trillizas’ de Calatrava.

Elogio al Artista Por Luis Cardillo Extraído de su libro: Los Tangos de Sabina Página 158. Año: 2003.

C

obardes hijos de puta, aquellos que deciden hacerse taxistas, albañiles o ejecutivos de oficina por que no pueden vivir de la música. Ingratos con ellos mismos los que dejan de pintar, de escribir, de actuar o de cantar para poder ganar dinero trabajando. Maricas que no tienen derecho a mirarse en el espejo. Pobres de alma y espíritu que no son capaces de morir, aunque sea en el intento. Los artistas son héroes y mártires que merecen monumentos en todas las esquinas del mundo. Hasta el soldado desconocido tiene homenajes y estatuas. Los creadores que han muerto de hambre en las calles por monedas y golpeando las puertas de los productores no tienen nada. Van Gogh ganó millones cuando los gusanos ya habían acabado con él. Podía haberse hecho plomero o zapatero, y habría comido todos los días. ¡Dejen que levanten las paredes los albañiles! ¡Que caven zanjas los analfabetos! ¡Que queden ciegos por las computadoras los oficinistas! ¡Que se hagan millonarios los políticos! ¡Que sean felices los tarados! ¡Ustedes, los artistas, cáguense de hambre pero no dejen de pelar por lo que creen! El futuro del mundo depende de eso.

ovimiento, ritmo, creación y sentimiento es lo que transmite Tibairé Useche cuando sube al escenario y apasionadamente baila al compás de la música y expresa a través de su cuerpo. Su pasión, que nació cuando tenia nueve años, hoy constituye una forma de vida con múltiples matices, porque para Tibairé la danza no es solo estética, es también una opción del ser humano para mejorar su manera de vivir, pues se nutre del movimiento, que nos acompaños, hoy constituye una forma de vida con múltiples matices, porque para Tibairé la danza no es solo estética, es también una opción del ser humano para mejorar su manera de vivir, pues se nutre del movimiento, que nos acompaña desde el nacimiento. Ella, una bailarina nacida en esta ciudad venezolana, pero enraizada en Los Andes, es la protagonista de nuestra historia, quien en su familiar habitación de San Cristóbal, acompañada de algunas funciones inolvidables como Rapaz y la Hilandera nos regala una tarde de domingo para hablarnos sobre sus dos años de vida en Londres, y de esta manera nos permite contarles como ha hecho para conjugar creatividad, libertad y disciplina en el afán de construir su propio mundo. Nos cuenta que su amor por la danza nace en Yaracuy, marcado por el ritmo caribeño y tambores de origen africano; pero por cuestión del destino aun pequeña llega a Los Andes y es aquí, en el estado de Táchira, específicamente en la Escuela Nacional de Danza de San Cristóbal, donde fortalece su formación artística. En esta institución cumplen especial papel las profesoras y también bailarinas Esperanza Plazzola y Sara Roby, quienes se convierten en maestras, le instruyen y acompañan en Kreadanza, agrupación que le presento al Táchira una forma de bailar, llamada danza contemporánea. Con la ilusión, la vivacidad y la fuerza de la juventud, Tibairé decide hacer de la danza su vida, y al dejar Kreadanza, funda y dirige En Puro Pié, luego estudia un año en el Instituto Superior de Danza de Caracas, baila con la agrupación merideña Terpsis y ya con madurez profesional y sintiéndose atraída por la formación europea, audiciona y es aceptada en el Laban Center de Londres, donde ofrecen la carrera en danza contemporánea, mención coreografía. En su afán de crecimiento profesional, Tibairé se aventura también hacia el Mediterráneo, mas específicamente en la región de Altea, España, para estudiar en la Universidad Miguel Hernández. Gracias a esta experiencia, su cuerpo es hoy mucho mas universal, pues en España baila con profesores de Uruguay, Colombia, España, Francia, Italia, especialistas en danza caribeña, en fin, en este periodo hace un amplio recorrido que nutre y fortalece el ritmo y la creatividad, que según afirma caracteriza al bailarín venezolano. Para Tiba, como la llamamos sus amigos, hoy la danza, aunada a la escritura, es el alimento de su alma, que sirve como terapia curativa, como antídoto contra el estrés, como expresión artística y en fin, se convierten en una herramienta para vivir a plenitud y alcanzar la felicidad en sana paz entre cuerpo, alma y mente. “Para mi la danza es un estado en el cual te conectas contigo mismo y sin querer la mayoría de las veces comunicas al espectador todas las cosas que te están ocurriendo. Ese hecho libera, aporta la oportunidad de crear, de sacar lo que haya adentro....”

13


LETRAS PILDORAS GLOBALES

Revolución a

Punta de Versos

Los verdaderos poetas nunca han creído que la poesía constituye un reino aparte ni que les pertenece a perpetuidad como para pensar que con ellos la poesía llegó a la cima y a su acabose. Más bien pensaban de alguna manera que con ellos la poesía alcanzó un punto óptimo más allá del cual venciendo las sombras surgirían los horribles trabajadores del horizonte listos para afirmar que “la mano en la pluma vale lo que la mano en el arado”.

Por Juan Calzadilla Caracas, Venezuela

L

o s v er d a d er o s p o et a s no escribieron para prevalecer ellos, sino para que prevalezca y reine la poesía. Para ellos era igual escribir en una recamara del palacio que en un rancho bajo la sombra de un samán oyendo el rumor del río. Les resultaba igual escribir sobre el tronco aplanado de una Ceiba preparado para escribir el cuerpo de una canoa que sobre un escritorio con piso y gavetas enchapadas en oro o marfil. O sobre la plataforma de una carreta de heno salpicada por el canto del vendaval o el ruido de metralla del ejército del Norte. Nadie duda que Góngora, Mallarmé,

14

Valéry, Darío, Guillermo Valencia o Andrés Bello, fueron grandes poetas. Pero mas que del prestigio personal y de la perfección de sus versos, de lo que se trata ahora es de encontrar poetas que sepan decir “presente”, poetas que deseen juntarse al resto de los mortales para luchar por sus causas, poetas que se unan a sus semejantes en un momento de la humanidad en que estamos obligados a ser fuertes, apasionados, irreverentes. Pero hay los enemigos del espíritu, los que piensan que lo que está en juego es la muerte de la poesía y que no teniendo ésta más función que cumplir lo mejor que harían los poetas sería plegarse sin condiciones a los que promueven las trampas de la globalización. A las complicidades de la guerra preventiva de alta precisión. A la balística, la misilística, a la electrónica que

arroja mensajes por boca tiránica de los canales de televisión en forma de biberones de mierda para amamantar el pensamiento común, a las frituras de carne humana causadas por las operaciones de represalias en serie ante el fracaso de la invasión y la multiplicación de la muerte de miles de civiles encontrados culpables de estar vivos. Y hay quienes conjeturan que en un mundo desequilibrado y carcomido por las presiones y miserias de las crisis que empujan desde todos los lados para que los más fuertes se hagan más fuertes y los más débiles más débiles, los poetas deberían ocuparse de cosas mas útiles como garantizar para siempre que lo que digan o hagan en adelante no perturbe ni profese odio y no incite a la subversión. Y hay también los profesores y académicos que desde sus tronos todavía consideran buena noticia el hecho de que los poetas puedan ser contados con los dedos de las manos para así facilitar la tarea de irlos eliminando uno por uno. Y hay los que profesan todas las formas de insatisfacción con el orden impuesto, los abanderados de sí y los que se foguearon en la tarea de divulgar la fe en la poesía como una verdad práctica, y los que se comprometen con sus obras más de lo que les está permitido a sus propias vidas. Y los que hacen tentáculos de las frases agónicas del último chamán. Y los que llevan como emblema grabada en sus frentes la frase según la cual la poesía debe ser hecha por todos o mas exactamente que todos debemos ser hechos por la poesía y los que piensan que si es gran hazaña llevar la poesía a la revolución como una manera de darle mas poder y convertirla en emoción e ideas cual flamantes banderas que bate el viento de la esperanza, mas hazaña seria llevar la revolución a la poesía y reconstituir sus poderes de nombrar por boca, no de uno sino de todos, la transformación de la vida. Tendría entonces razón Arthur Rimbaud, el niño poeta y revolucionario, cuando dijo que la poesía no ritmará con la acción sino que irá delante de ella abriéndole camino. La acción de la palabra poética, entonces, dice y hace presentes ya las nuevas formas que una revolución está en la obligación de restituir a la vida que nos merecemos.


HABLEMOS DE SEXO

TANGAS ENAGUAS El editor

Entre Y

Por Andrea Quiñónez Cúcuta, Colombia.

U

La petición para ésta columna fue hablar sobre lo que diferencia el sexo de nosotros... o nosotras (eso no me quedó claro) con el sexo de nuestras abuelas, y digo que no me quedó claro porque existe un abismo enorme entre el sexo de las abuelas y el sexo de los abuelos.

na pequeña anécdota infantil me permite afirmar esto; tendría unos 9 años cuando a media noche salí de mi habitación al baño, pasando por la sala, donde ese momento estaba la Tv y ¡oh sorpresa!! Veo la primera escena porno de mi vida... “una bella señorita atravesada desde atrás por un (no le vi la cara, así que no puedo decir si era bello también) caballero”. Imagen que nunca se borraría de mis recuerdos. Estaba tan sorprendida, que tardé unos cuantos segundos en darme cuenta de quien estaba frente al televisor era...mi abuelito, que, en su embelesamiento, ni siquiera se percató de mi presencia. Una duda me invadió desde ese día: ¿Mi abuelita cómo queda en todo esto? No encajaba la fotografía colgada en la habitación de ellos con el recuerdo de la escena... ¿ellos también lo harían así? Algunos años me costó entender que la venerable anciana que me empacaba la lonchera todos los días nunca se prestaría para eso y “¡menos ahora mija que ya no estoy pa’ esos trotes!”, citando una de sus frases... (y que ni se entere

que la cambié de contexto, porque me manda excomulgar). Entendí pues, que pa’ eso se necesita estado físico, ganas, tiempo y alguna que otra instrucción particular. Ella no tenía nada de eso; entre criar 8 hijos y atender al abuelo, que hacía como por 10, a la pobre mujer solo le quedaba tiempo y energías pa’ dejarse preñar... Y nosotras, en estos tiempos, que tenemos la vida tan resuelta, podemos disfrutar del sexo, como de un parque de diversiones... he ahí la primera diferencia. Ellas no terminaban de crecer cuando ya las estaban sacando de la casa y metiéndolas en otra casa y en una cama matrimonial, encajándole el primer muchacho a los dos meses de matrimonio, dejando las muñecas por los bebes... Nosotras... ya ni muñecas queremos y ¿pa’ que bebes? Múltiples cosas nos separan de nuestras abuelas. La globalización, a la que ellas no se acostumbran, nos educa en la cama incluso desde el Internet. Y así es como por ejemplo nos enteramos, por ejemplo, de qué carajos es una “LLUVIA DORADA” (le podemos preguntar al señor Google, para más información) y emitimos argumentos a favor o en contra. Los tiempos que manejamos también distan mucho. Así pues, podríamos preguntar, ¿cuánto se tardaron en

dar la pruebita?? A ver... ¿dos, tres años? tal vez más... ¿ahora no hay que pedir nada y esperar??? Menos... y después del primer polvo: “ah por cierto, me llamo Claudia, ¿y tú?” El acelerado ritmo al que crecieron nuestras abuelas, no les permitió conocer muchas de las cosas que nosotras manejamos a la perfección, incluso antes de cumplir los quince años. Como cuan útil puede resultar una minifalda; porque: “esas son cosas de vagabundas mija!!!” (aquí si no estoy descontextualizando), y quien me dice ¿cuántas, vagabundas de otrora, son ahora abuelas? La conclusión es que lo que les faltó fue juventud, para ver... porqué los abuelitos terminaban donde las putas. Ese paso entre la inocencia de los 13 años y la mojigatería de los 60, ellas lo dieron a los 15, privándose así de una de las mejores dimensiones de la vida. Llenándose de canas, arrugas y achaques, no le dieron a su cuerpo más que un uso “productivo” y “reproductivo”, y ahora, que tienen tiempo, ya no tienen ganas o el abuelo ya no funciona, terminando, pues, un ciclo sin haberlo empezado: el del placer compartido.

15


16


La Mandrágora  

Periódico de Cultura y Opinión el cual pretende darle una voz a los que habitan en el subsuelo...una voz a los sin-voz.

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you