Issuu on Google+

Entrevistas -Peque単o-


“ENRIQUE BUNBURY ELOGIO DE LO PEQUEÑO”


Una producción sencilla y sin pretensiones. Temas que se pueden disfrutar "hasta en un radiocasete barato". Nadie sabe cómo, pero Enrique Bunbury ha borrado por completo el recuerdo del cantante de Héroes del Silencio, aquel ser chulesco que resonó como un trueno por el rock español a comienzos de los años noventa. Hoy, reflexivo y abierto a las críticas, con un discurso a prueba de suspicacias, Enrique sólo se enciende a la hora de defender los temas de "Pequeño" (Chrysalis), un disco lejos de estereotipos y lleno de influencias que sorprenderá a más de uno.   P/¿Es este el disco más ecléctico de su carrera? Es el más abierto, el más mediterráneo. Yo creo que ya en "Radical Sonora"  mostré mis intenciones: investigar otras músicas y asumir pequeños riesgos.  Y es que me gusta el rock, pero también el jazz, la música electrónica, la  étnica, el flamenco.... Un cambio que puede decepcionar a sus seguidores. Asumo que el público puede rechazar mi nuevo trabajo. Yo quiero que  guste, claro está, pero si no es así qué le vamos a hacer; yo grabaré otro  disco. Bueno, si la discográfica me deja. P/¿Qué ha quedado del arrogante cantante de Héroes? Empecé en Héroes del Silencio a los dieciocho años y tuvimos mucho éxito,  demasiado. Vendimos un millón y medio de ejemplares de "Senderos de  traición" y pensábamos que aquí no teníamos el reconocimiento que nos  merecíamos. Nos molestaba la actitud de la prensa española y yo respondí  con una arrogancia que no ayudó en nada.

P/¿No perderán la esencia sus nuevas canciones al tocarlas en directo? La gente va a ver un concierto, no a escucharlo. Para eso me compro el disco  compacto y lo pongo en mi casa, donde se escucha mejor y no me pisan ni  me empujan. La música no ha de llevar todo el peso de un espectáculo: hay  que cuidar la escenografía, la parte visual, ofrecer algo más. P/¿Es cierto que cualquiera que sube a un escenario se convierte de inmediato en algo "sexy" y deseable para su público? Sí, y yo también me aproveché de ello, con placer y disfrutando al másimo,  quizás hasta la estupidez. Tenía veinte años y a esa edad haces cosas que ni  tú mismo podías imaginar. Hasta que te llega el tortazo. P/¿Se imagina de gira con cincuenta años? Puede que no esté en la música, quizá me dedique a la contemplación o algo  así. Estoy contento con lo que he conseguido hasta ahora, pero quiero hacer  totras cosas: mi vida es más importante que mi carrera

ENTREVISTA EN LA REVISTA WOMAN, OCTUBRE -1999

P/¿Por qué se metió en esto del rock? Parece un tópico, pero mi revelación particular fue Elvis. Tenía ocho años  cuando vi "King Creole" por la televisión y él estaba en la plenitud de su arte,  tenía todos los elementos que el rock ha ido perdiendo con los años:  magnetismo sexual, una capacidad animal de seducción. Eso era rock and  roll.



bunbury