Page 1


SUMARIO

Selector de frecuencias {SF} ......pag 4 01 {Literatura} ......pag 5 02 {Cine}....pag 12 Premio - Microrrelatos de terror- ...pag 10 03 {TV } La TV es nutritiva ......pag 14 04 {Teatro}....pag 18 05 {Desarrollo personal} ......pag19 07 {Música}....pag 20 Espacio artistas visuales......pag 24 Tapita Literaria .......pag 70 Entrevista a Jose Luis Cuerda ...pag 31 Agenda BUK ......pag 38 Off the Record..pag 36 Páginas centrales: literatura de terror + Entrevista a Patricia Esteban Erles...pag 42, 44 Pequeñas editoriales, grandes textos: Vibok..pag 50 La actualidad según..pag 52 Madre imperfecta...pag 48 Mektres, Arte...pag 74 Poesía....pag 56 Detrás del telón......pag 58 Cómic Buk: ....pag 66 Me dijiste cántame...pag 54 El último pasajero del Nostromo: ciencia para tod@s...pag 64 No es que sea mala......pag72 Colabora con BUK ...pag 78 Mapa Buk ....pag79

BUK06 Equipo:

Redacción y Colaboración: Daniel Bermúdez Castro, Olga Besolí, Berta Díaz, Elena Fernández Orellana, Antonio Gandiaga, Paloma Garei, Saúl Ibáñez, Jesús Jurado Anaya, Alixe Lobato, Daniel Martín Reina, Eva Mirror, Diana P. Morales, Jaime Neria Amaya, Miguel B. Núñez, Luisa Salazar, Trinidad Sepúlveda, Jose Iván Suárez, Mar Tercero Valero, Mektres, Juan Vera Sugrañes, Alonso Zaragoza

Diseño y Maquetación: Mariola Fernández Raposo y Eva María Espejo Barea. Comercial: Marta Neria. Social Media Manager: Carmen Grimaldi. Coordinación: Diana P. Morales.


selector de frecuencias

Buk 4

(Buk) LITERATURA 01 CINE 02 TV/ SERIES 03 TEATRO 04 DESARROLLO PERSONAL 05 NOVELA GRÁFICA 06 MÚSICA 07 Hemos degustado estos libros, películas y series de actualidad y así te lo contamos. Déjate arrastrar por las ondas, seguro que encuentras algo en tu misma frecuencia.


(lit 01) (h)adas Mujeres que crean, programan, prosumen, teclean

Buk 5

Remedios Zafra Editorial Páginas de Espuma

“¿Qué es un libro? Ese artificio creado de vacíos, lodazales de letras y partes ordenadas para sugerir o incitar preguntas, ideas, acciones.” [(h)adas, Remedios Zafra] (h)adas es un ensayo literario sobre el uso creativo del tiempo propio desde una perspectiva de género. Su título aparece escrito así, todo en minúsculas pero con la mudez entre paréntesis, lo cual nos recuerda la presencia-ausencia de aquellas mujeres que se recreaban en la ropa tejida para otros. Además, hace honor a la primera programadora, Ada Byron, (sí, fue mujer) y reivindica el abandono de los roles femeninos de cuento de hadas. La autora se fascina por la estructura, aparentemente des-jerarquizada, de las redes de comunicaciones, pero advierte que, intervenidas estas por los viejos poderes capitalistas y patriarcales, las relaciones que se establecen allí son necesariamente desigualitarias, apuntando a una visión feminista (entendido el feminismo como redistribución horizontal de poderes) para elaborar nuevos programas que ya no estén controlados por los viejos órdenes. Remedios Zafra ilumina los márgenes de la producción y el consumo e invita a quienes ahí nos encontramos a participar de forma creativa en la deconstrucción de la domesticación, la sumisión y el orden tradicionalmente impuesto. Una apuesta por la gestión libre de nuestros gustos y afectos que empuja a traspasar umbrales y pone de relieve lo que tradicionalmente ha quedado fuera de foco. Berta Díaz


(lit 01) La misma ciudad

Luisgé Martín Anagrama, 2013

Buk 6

La misma ciudad —apreciable novela escrita con la pulcra sencillez de quien domina sus recursos— reflexiona «sobre la identidad y sobre el sentido de la vida» (y sus crisis). Brandon Moy, un Dante neoyorquino cuya «selva oscura» parece ser su sometimiento a una vida «apacible» e «insustancial», aprovecha una austeriana circunstancia azarosa (relacionada con el atentado de las Torre Gemelas) para iniciar, «hacia la mitad de la vida de las personas», un viaje liberador: cambia su identidad por la de Albert Tracy y Nueva York por Boston y Boston por México; y a su mujer Adriana por Daisy y a Daisy por Angelita. Pero su crisis identitaria no deriva de la monotonía circundante sino de un ethos insatisfecho, de manera que su alter ego, tras vivir diversas peripecias cuasi picarescas y finalizar su poemario «La ciudad», deviene un gris profesor de vida «ordenada y monótona». Kavafis advirtió que «esta ciudad irá donde tú vayas», pues «quien muda solamente de lugar» —don Pablos dixit— siempre habita La misma ciudad. Así, en su huida, Moy ha sido un Odiseo inconsciente en perpetuo regreso a Ítaca, si bien ha logrado, mientras tanto, que «el camino sea largo» y distinta su mirada.

Juan Vera Sugrañes


(lit 01) Redes de indignación y esperanza Manuel Castells Alianza Editorial

Qué dulce ironía encontrar en la vasta Internet un lugar de encuentro, un lugar autónomo fuera de la presión de las instituciones y los estados donde poder compartir valores, ideas, intereses e inquietudes comunes. Más aún que esa fuera la chispa de aquello que acabamos conociendo como la primavera árabe Este libro pretende ser una pequeña ventana a este mundo naciente. Manuel Castells autor de Redes de indignación y esperanza es un prestigioso sociólogo catalán cuya bibliografía muestra un claro interés en los movimientos y la acción social. No en vano en las últimas décadas ha realizado una minuciosa investigación de las relaciones existentes entre la evolución económica y las transformaciones sociales y culturales En este libro muestra con precisión de cirujano una cronología, con sus causas y efectos, de las revoluciones árabes que conmovieron al mundo, sacudiendo el orden político y desafiando a las instituciones políticas de sus respectivos países, arrojando así una tímida esperanza al decadente occidente. Pero va más allá y decodifica las características esenciales de los movimientos sociales y su importancia en la red de redes: desconfianza de los medios de comunicación, ausencia de un liderazgo nítido, rechazo de cualquier organización formal etc. Redes de indignación y esperanza intenta arrojar algo de luz sobre estos movimientos, su formación, dinámica, valores y perspectiva de cambio social. Castells consigue un texto cuidado, interesante y dinámico como aquellos movimientos que estudia, logrando arrojar la indignación y esperanza necesaria para reflexionar sobre el mundo que permitimos Daniel Bermúdez Castro


(lit 01) La solterona

Edith Wharton. Traducción: Lale González-Cotta Editorial Impedimenta

La editorial Impedimenta recupera este clásico de Edith Wharton en el que la autora elabora con precisión un retrato de las profundidades del alma femenina, trazando un entramado social de la alta sociedad neoyorquina de mediados del siglo XIX, la cual conocía de primera mano por haber pertenecido a ella. Unas cuantas familias adineradas dominan esta sociedad puritana, saturada de un formalismo excesivo, en la que sus jóvenes miembros contraen matrimonio entre ellos para preservar la tradición familiar. Pocos días antes de llevarse a cabo el casamiento entre Charlotte Lovell y Joe Ralston, la joven le confiesa un secreto a su prima Delia, una muchacha sensata y formal, casada con Jim Ralston. Dicha confidencia marcará la vida de ambas para siempre y llevará a Delia a tomar decisiones que perturbarán su existencia y removerán su disciplinada conciencia, revelándose ante lo establecido pero a su modo, haciendo uso de una gran sutileza femenina. A partir de ese momento entablarán un vínculo inquebrantable en el que anidarán la amargura y el rencor pero también la ternura y el afecto. A lo largo de la historia las protagonistas se plantean temas tan actuales como la maternidad, el matrimonio o el papel de la mujer en la sociedad. Un clásico que no defrauda.

Trinidad Sepúlveda


(lit 01) Estrella del Alba

Wu Ming 4 Acuarela y Machado, 2012

Fiel al estilo del colectivo al que pertenece, Wu Ming 4 nos presenta en “Estrella del Alba” una novela histórica alejada de los tópicos. Diferentes tramas e historias personales se entrecruzan en el ambiente universitario de Oxford apenas finalizada la Primera Guerra Mundial, cuando miles de jóvenes soldados retornan a sus estudios. Destaca el legendario Lawrence de Arabia, uno de los líderes de la gran rebelión árabe contra el Imperio Otomano: sus hazañas constituyen el hilo principal de la trama de la novela, alternándose con episodios de la vida cotidiana en Oxford. Lawrence, leyenda viviente, conoce a los que serán dos grandes narradores: el poeta de las trincheras Robert Graves, futuro autor de Yo Claudio; y el joven filólogo J. R. R. Tolkien, que sueña con un mundo de fantasía mientras trabaja como etimologista. Esta relación a tres bandas suscita interesantes reflexiones sobre cómo se construyen los mitos e imaginarios colectivos, sobre el poder de la épica y la fragilidad de la verdad. Como contrapunto a los episodios en Arabia, la obra refleja cuidadosamente los efectos de la guerra en las rutinas diarias de los hombres que vuelven del frente y las mujeres que les esperaron durante años. Los fuertes conflictos interiores de los personajes –especialmente de Lawrence, que se siente un traidor a la causa árabe– se enmarcan en el zozobrante clima de la Gran Bretaña de posguerra, marcado por la sublevación de Irlanda, las guerras coloniales, la conflictividad obrera y las reivindicaciones feministas.

Jesús Jurado Anaya


“TENGO MIEDO, MAMÁ”

PREMIO DE MICRORRELATOS DE TERROR

En esta ocasión el premio ha quedado desierto. Volveremos a convocar otra edición el año que viene y esperamos vuestras más terroríficas historias. Eso sí, hemos querido destacar a los siguientes finalistas, enhorabuena a tod@s:

Igansio Moreno Flores Se aparecía en mis sueños, cada noche, en el salón de mi casa. Su cuerpo destrozado como si se hubiera tirado desde mi octavo piso. Me decía “es tu culpa, me reventaste la vida”. Las primeras veces le pedía explicaciones, luego desistí del todo. Me limitaba a escuchar reproches sobre nuestra supuesta vida juntos, lo fatal que me porté con ella. El día que me di cuenta de que me había enamorado me despertaron llamando a la puerta. La abrí, soñoliento, y escuché una voz: “Soy tu nueva compañera de piso”. Solté un grito cuando vi que era ella.

Mel Nebrea Desde hace unas semanas tengo la sensación de que alguien me sigue al regresar a casa. Intermitentemente he creído ver una sombra, me basta para preocuparme, porque aunque llevo años huyendo, sé que nunca estaré del todo a salvo. Ayer me quedé en casa y vigilé a través de las ventanas. Volví a verla agazapada entre los coches. Sé que hoy vendrá a por mí. Me he atrincherado y por si acaso he afilado el cuchillo de la cocina. He dudado sobre tomar o no los tranquilizantes que me recetó el doctor, no, mejor no, llevo un tiempo sin hacerlo…


Yolanda Giner Manso Representación sindical Deberías calmarte. ¿No es eso lo que siempre dices en las asambleas? Predica con el ejemplo. Eras mi representante ante la Junta, sólo tenías que defender mi derecho a la jornada reducida, mi derecho a estar con mi hija más tiempo. ¿Y no pudiste lograrlo pese al treinta por ciento de reducción de horas de trabajo que te proporciona tu cargo? Tranquilo, cumpliré la ley, y respetaré escrupulosamente esa proporción al mutilarte. Cuando quieras, podemos empezar a negociar qué parte de tu cuerpo prefieres. Es más, deberías dar gracias de no ser un liberado sindical.

Buk 11

Gonzalo Lee Martin Le aconsejaron que no se acercase a la Maison de los Marineros. Él era de naturaleza curiosa y se dejó caer por allí. Iba solo. Se asomó. Mediaba un silencio siniestro. No había nadie. Llamó a la puerta y le abrió alguien engalanado. Medallas al mérito cubrían su casaca de Capitán del Bounty. “¡Por fin algo de compañía!” dijo. Se asustó. Aquel uniforme chirriaba. Todo era anacrónico. Sabía a siglo XVIII. Le alargó una armónica y una partitura. “¡Canta esto!” La puerta se tapió y él elevó un romance roto. De la pared colgaban trofeos marinero-cefálicos. Era el romance del marinero taxidermista.


(Cine 02) Por Antonio Gandiaga

‘Elysium’: No future Buk 12

Neill Blomkamp Estados Unidos, 2013

Sea consecuencia del colapso global o de algún estudio de mercado, quién sabe, el caso es que el verano de 2013 ha sido en lo cinematográfico aquel en el que Hollywood se ha empeñado en poner una y otra vez al planeta al borde del colapso, presentando visiones del futuro a cada cual más devastadora. Tras ‘Oblivion’, ‘After Earth’ y ‘Pacific Rim’, el póker lo completa ‘Elysium’, el esperado segundo trabajo de Neill Blomkamp tras su debut cuatro años antes con otra ficción distópica como ‘District 9’, que sorprendió (para bien) a la mayoría. Por desgracia, Blomkamp minimiza los aciertos y realza los defectos de su ópera prima en esta aventura, ciertamente similar en muchos puntos. El realizador sepulta lo que parece en su primer acto una propuesta con peso ideológico (el argumento es una metáfora evidente sobre las diferencias entre el primer y el tercer mundo, caracterizado este por una creciente deshumanización), con toneladas de ruido, estética de videoclip hortera y un repertorio inagotable de trucos de guión. La conclusión, a tener en cuenta antes de enfrentarse a sus futuros proyectos, es que estamos más cerca de un Michael Bay con complejo de culpa que de un Ken Loach con vocación profética.


(Cine 02) ‘Kon-Tiki’: Los límites del océano Joachim Rønning, Espen Sandberg Noruega, 2012 Estreno en España: 27 de septiembre Para los que gustan de esquematizar el cine de ayer y hoy, lo más importante de la producción escandinava puede trazarse en unas pocas líneas. A saber: Sjöstrom y Bergman como figuras influyentes de Suecia para el mundo, Finlandia como territorio de los Kaurismäki, y Dinamarca ofreciendo con más regularidad autores de importancia, de Dreyer a Von Trier. ¿Y Noruega, qué? Pues a tenor de las cuatro películas de dicho país que han llegado a tener distribución en España en los últimos años, ‘Zombis Nazis’, ‘Siempre feliz’, ‘Headhunters’ y esta ‘Kon-Tiki’, parece que los cineastas de tan próspera nación no tienen mayor empeño que tratar de imitar a la perfección los modelos establecidos desde Norteamérica. De la otra América, la del Sur, partió en 1947 la expedición real en la que se inspira el film. Con Thor Heyerdahl al frente, cruzaron el océano hasta la Polinesia en una balsa de madera, y demostraron al mundo que los nativos ya hicieron ese recorrido muchos siglos antes. Ronning y Sandberg, ya reclutados por Hollywood para la próxima entrega de ‘Piratas del Caribe’, se inspiran en el cine de aventuras clásico, presentando un film de factura perfecta, personajes de estimable complejidad y momentos de genuina emoción. Nos quedamos sin tener una idea de “lo noruego”, pero recibimos en cambio dos horas de buen cine.


( TV 03) LA TV ES NUTRITIVA

Buk 14

…porque las series son el nuevo cine. Diana P. Morales

PROBAMOS BOCADO :

LOW WINTER SUN

Analizamos el piloto de una nueva serie y os contamos qué tal. Llega a nuestro menú una nueva porción de drama tenso, desasosegante. El policía “bueno” pasó de moda: ahora la carta de series revienta con personajes corruptos, desagradables, infieles, con genio incontrolado y otras menudencias. Cójanse varios de ellos (un par de polis, media docena de traficantes) y mézclense con medio litro de cinismo, kilo y medio de calles de Detroit sin ley, un cadáver, una historia de amor trágica y varias cucharadas de misterio. Espolvorear con un puñadito de frases lapidarias. Servir frío. Advertencia: este plato puede tener un regusto amargo. Esta serie es la adaptación de una miniserie británica, que, curiosamente, tenía al mismo actor como protagonista (Mark Strong), interesante y muy contenido, un hombre de silencios. El piloto no deja resquicio para nada parecido a la esperanza: comienza con los policías protagonistas cometiendo un delito y a partir de ahí se va sumergiendo cada vez más en el lodo, hasta que costará incluso respirar. Un plato que no será para mí, no porque sea malo (en absoluto, la factura es exquisita y la trama tiene giros sorprendentes) sino porque hay platos que, aunque estén deliciosos, a uno simplemente no le gustan.


( TV 03) Entrante :

DATES

God Save The Queen! Gran Bretaña viene, como cada año, cargada de manjares deliciosos para paladares exigentes. Dates es uno de ellos. Sobresaliente en originalidad: no se parece a nada actualmente en antena. La serie consta de episodios de media hora, en cada uno de los cuáles seremos testigos de una cita a ciegas (los personajes utilizan una página de citas por internet) entre dos personajes. Los hay que se repiten y otros solo aparecen un capítulo, desde el inicio al final de la cita. Notable en actuación y diálogos: con un elenco compuesto casi por completo por caras desconocidas, los británicos no defraudan en esto. Magníficamente realizada e interpretada. Punto. Destaca Ben Chaplin, guaperas de los 90 que llevaba un tiempo perdido y que ganaría mucho si engordara unos kilitos y Oona Chaplin (no son familia, ojo), la prometida de Rob Stark en Juego de Tronos. Un único “pero”: demasiado complejas todas las citas. Entiendo que es una serie y tiene que haber tensión, pero me parece poco realista que en todas ellas ocurran cada una de esas anécdotas... Mucha mala (y buena) suerte reunida. En citas como esas, normalmente, lo peor que te puede pasar es que sean un soberano aburrimiento. Por experiencia lo digo.


( TV 03)

PLATO FUERTE :

WHAT REMAINS

Y sin embargo Gran Bretaña, ese gran imperio (también en series) puede perder batallas. “What remains” es una miniserie de misterio de cuatro capítulos, de éstas que los británicos suelen manejar con maestría. Y, en parte, hay que reconocer que la maquinaria funciona. Una joven pareja se muda a un nuevo edificio y descubren los restos (esos “remains”) de una de las vecinas en el desván, al parecer lleva muerta varios años y es imposible saber la causa. Len, un policía que se jubila ese mismo día, decide investigar a pesar de que sus compañeros creen que no hay caso. El personaje de Len es, desde luego, uno de los aciertos de la serie, enternece a pesar de meter las narices donde no le llaman. Y saben sembrar muy bien la intriga, los personajes tienen aristas más que sobradas para que sospechemos casi de todos. Sin embargo, esto que debió ser un “llegar, ver y vencer” va perdiendo batallones enteros y en lugar de conquistar el terreno se planta allí pero herido de muerte. Sencillamente se hace irreal que en ese pequeño edificio haya tantísimo personaje al borde de la consulta del psiquiatra. “La comunidad” de Álex de la Iglesia parece infantil a su lado y era exagerada porque era una comedia. Pues eso.


( TV 03) Recomendación del chef: THE BRIDGE Buk 17

¡Aleluya! Esta es la serie del mes sin ninguna duda (si exceptuamos el final de Breaking Bad, que ha copado toda la atención). Recomendable a todos los niveles y para tod@s los seriéfil@s. Adaptada de una serie sueco/danesa (Bron/Broen), el puente es, en su versión americana, la frontera que separa dos mundos bien distintos: El Paso (EEUU), con su comisaría odenadita, limpia –en todos los sentidos- y Juárez (México), donde el caos y la corrupción lo inundan todo y donde los asesinatos y las desapariciones de mujeres son el plato de cada día, tanto que casi ni se investiga. La historia comienza con el asesinato de dos mujeres cuyos cuerpos aparecen en medio del puente y, por lo tanto, obliga a que ambas policías se encarguen del caso. La pareja protagonista se come la pantalla: Demián Bichir borda el papel del complicado policía mexicano Marco Ruiz, uno de esos que atrae los problemas a pesar de tener un fondo honrado. Diane Kruger interpreta a una policía con síndrome de Asperger, muy sobria y con sorprendentes momentos humorísticos. Y hay muchos secundarios roba-escenas, como los traficantes mexicanos que protagonizan diálogos soberbios. Uno de los mayores aciertos es que, al contrario que Breaking Bad, los actores mexicanos lo son realmente… e incluso se han atrevido a incluir bastantes escenas enteras en español. Ole y ole. A falta del capítulo final y ya resuelto el asesinato principal, la historia sigue con un curioso e interesante giro hacia una nueva trama. Me ha atrapado.


(04) Teatro “ESPAIN, DOLOR DEL BUENO” Teatro musical Buk 18

Este mes de octubre, en el teatro Barts de Barcelona, se estrena el espectáculo musical “Espain, dolor del bueno”, una obra que descontextualiza algunos tópicos de la cultura, el arte y la música de nuestro pasado acercándolo a nuestro presente de forma original y desenfadada. “Espain” arranca con muy buenas referencias. Por un lado, el guión y la dirección corren a cargo del televisivo presentador y cómico Andreu Buenafuente. Por el otro, veremos sobre el escenario a la cantante y bailarina gaditana Elsa Rovayo, más conocida por el nombre artístico de “La Shica”, en una apuesta arriesgada que actualiza el flamenco con loops electrónicos, con pianos de juguete, utilizando la danza contemporánea o el cabaret, y que usa recursos cercanos a la videocreación. Todo un proyecto innovador que vale la pena presenciar. Sobre todo para descubrir si el peculiar humor de Buenafuente se destila en este espectáculo que, después de su paso por la Ciudad Condal, se trasladará a Madrid a finales de año, para luego iniciar su gira por España.

Olga Besolí


El camino de las

(05)

lágrimas

D esarrollo Jorge Bucay personal

Editorial Grijalbo

La muerte es un tema desconocido y, la mayoría de las veces, evitado por casi tod@s. No nos es fácil afrontar la idea de la propia muerte y tampoco la de nuestros allegados y seres queridos. Cuando la pérdida de alguien cercano es una realidad, experimentamos un proceso llamado duelo. Este proceso se compone de diferentes fases que pueden darse de manera correlativa o simultánea. La superación de cada etapa es muy importante y de ello dependerá la superación de nuestra crisis... Tras esta experiencia, habremos crecido personalmente o, en palabras de Carls Rogers, nos habremos convertido en Personas. Sin embargo, como toda crisis, el duelo encierra un peligro: el estancamiento o la no superación. Para evitar que esto pueda ocurrir, podemos ponernos en manos de un profesional de la psicoterapia, ya sea asistiendo a consulta o leyendo uno de los mejores libros que se han escrito sobre la superación del proceso de duelo como es “El camino de las lágrimas” de Jorge Bucay (editorial Grijalbo). Mediante este libro, Bucay da a conocer el proceso de duelo y cada una de sus fases, ilustra sus explicaciones y comentarios mediante historias con su magnífico estilo habitual y sabe acompañar al lector a través de su dolorosa experiencia, de manera que cualquiera que le lee, siempre y sin duda, se sentirá acompañad@; entendid@ y reconfortad@. La obra no sólo trata la temática del duelo por muerte. Las rupturas sentimentales, el hecho de perder la propia salud o la juventud, también son sucesos que experimentan un proceso similar y son tratados en este libro. Por último, Jorge Bucay, también trata de orientar a quienes acompañan a l@s que sufren el duelo. Les explica cuál es la mejor manera de ayudar y apoyar. La obra está escrita de manera sencilla y muy didáctica. Es entretenida y provee al que la lee de un gran apoyo profesional que ayuda con creces a transitar y superar el dolor de la pérdida.Muy recomendada para aquellas personas que hayan experimentado o estén experimentando un proceso de duelo de cualquier índole, o que deseen ayudar y apoyar a quienes transcurren por una experiencia similar. Mar Tercero Valero, Psicóloga.

Buk 19


Música (07) ETERNALLY YOURS VELVET CRUSH: Teenage Symphonies to God INSPIRACIÓN Y LOCURA

Buk 20

Voy a homenajear a uno de esos grupos que en un momento puntual de su carrera les tocó la varita mágica de la inspiración para alumbrar una joya que estará en la memoria de los amantes del powerpop. Año 1994. La melódica banda americana Velvet Crush publica su segundo álbum y su mejor trabajo con título dedicado a Brian Wilson: un flamante y variado LP de doce canciones, con guitarras ultramelódicas, riffs y coros exquisitos. Influenciados por los Byrds, la Big Star, o el country-rock de Gram Parsons, el disco abre con “Hold me up”, inicio enérgico, pop emocional, al estilo de las primeras canciones de los Beatles. A destacar “My Blank Pages” con aumento enérgico de las guitarras briosas. “Why Not Your Baby”, magnifica versión del tema de Gene Clark, con sonido country y cercano al pop clásico. Sabor a verano y romance con “Time Wraps You”. Guitarras hawaianas aunadas con la melodía perfecta en “Atmosphere”. Otras como “Faster days” o “Weird Summer” son auténticos clásicos dentro de este estimable repertorio. Estoy segura de que satisfacerá a aquellos y aquellas que disfruten con las grabaciones de Teenage Fanclub o de los Flying Burrito Brothers. Uno de los discos más sublimes en cuanto a composición, brillantez y transparencia de la ola noventera.

Luisa Salazar


Música (07) Right thoughts, right words, right action FRANZ FERDINAND Género: Rock. Sello: Domino Records. País: Gran Bretaña.

Después de crear y consolidar su estilo con dos espléndidos primeros álbumes, Franz Ferdinand inició el camino de la búsqueda de nuevas sonoridades. Si en “Tonight” (2009) incorporaban de manera puntual la épica y la electrónica, en el último trabajo de los de Glasgow se produce una expansión por el espacio exterior que les ha llevado a perderse en nebulosas. El viaje se inicia en unas coordenadas conocidas, las de su anterior disco, con tres canciones, “Right action”, Evil eye” y “Love illumination”, que son sin duda lo mejor que nos ofrecen los de Kapranos. A partir del cuarto corte, “Stand on the horizon” y hasta el final, el itinerario transcurre por un universo sixtie en estado de formación a través del ensayo (y el error). Beateliano (“Fresh strawberries”) rockero (“Bullet”, “Treason! animals”) con toques étnicos (“Goodbye lovers & friends”) y en general marcado por una psicodelia un tanto forzada cuyo resultado son agregados de segmentos melódicos que apelan más a la curiosidad que al sentir estético. Esperemos que “Right thoughts, right words, right action” suponga un tramo de extravío en el periplo evolutivo de la banda, un tránsito que los devuelva a su punto de partida o que les conduzca hacia terrenos más firmes, menos movedizos. Alonso Zaragoza.


(07)

Forest Swords Disco: Engravings Género: dub, post-rock, psych-rock, doom Sello: Tri Angle Records Pais: Uk

Buk 22

El día 26 de agosto salió a la venta el maravilloso disco Lp Engravings,de ForestSwords. Lo que primeramente se creyó que acabaría siendo un Ep ha terminado naciendo como todo un hermoso disco para acompañar nuestras entradas tardes otoñales. ForestSwords es Matthew Barnes, un productor británico cuya obra existe en alguna intersección del diagrama de Venn- sobre todo - inexplorada entre lo atemporal, emotivo post- dubstep y ambiental. Hace tres años, él lanzó un mini LP llamado DaggerPaths que cosechó un montón de elogios. Barnes tomó mucho tiempo en conseguir sacar el disco adelante, en parte debido a los problemas de audición que casi terminaron su carrera discográfica. Engravings es un álbum más tranquilo y se nota una influencia de John Carpenter, así que tal vez eso es evidencia de los problemas de audición de Barnes en el trabajo. Puede parecer que él es de los que escucha DeadMan la banda sonora de Neil Young, o el viejo Aphex Twin. Este disco en realidad no suena como ninguno de esos artistas, pero su sonido tiene la misma atracción física, la misma desolación azotada por el viento del alma, soledad e introspección poética. En realidad, el álbum no suena como cualquier artista que conozcamos: es personal, mágico, envolvente, marciano. Barnes es un guitarrista o hasta un beatmaker, un espíritu errante, cuya música suena a hip hop instrumental y a post rock... ¿bella combinación, no?

Eva Mirror

Eva Mirror


Buk 24

Buk 21


espacio de artes visuales 06 PALOMA GAREI Paloma Garei no es fotógrafa profesional, la fotografía es su pasión. Ha aprendido investigando por su cuenta y conversando con quienes compartía ratos de cámara. Gracias a ello ha conseguido exponer y colaborar con algunas revistas de manera esporádica. Desde pequeña jugaba a ser pintora y, aunque finalmente se dedique a un campo más social que artístico, esa necesidad de expresar lo que siente mediante imágenes le acompaña íntimamente en su vida. Sus fotografías captan escenas propias de películas, de silencios, de olor a tierra mojada o a café recién hecho.

Flickr: http://www.flickr.com/photos/palomagr


Entrevista a José Luis Cuerda : de cabras, cabritos y cabrones

en un cuestionario y sus cuestiones. Por Luisa Salazar Creo que puedo hablar de Cuerda como el AUTOR con mayúsculas, el intelectual con propiedad archiprotegida por la admiración y el respeto de todos. El director de “Amanece que no es poco” salta cual cabra de arte en arte y se lleva la mejor parte. Dirige, escribe, pinta y produce uno de los mejores vinos españoles en sus Bodegas de Sanclodio, en la comarca del Ribeiro (Galicia). Tiempo atrás ya se acercó al entorno mágico del campo gallego para rodar “El bosque animado” (1987) y ahora esta tierra ha vuelto a ser protagonista de su última película “Todo es Silencio”. En esta entrevista hemos querido destacar la faceta de José Luis Cuerda como escritor. Los pensamientos del cineasta son recogidos cual “aforismos” en un genial titulo “Si amaestras una cabra, llevas mucho adelantado” publicado por Ediciones Martínez Roca. Los dibujos que aparecen en esta irrepetible obra, incluido el de la original portada, son del propio autor. Se refiere, según explica, “a la cabra que todos llevamos dentro y que debemos ir metiéndola en vereda, dialogando con ella, amaestrándola para que se adapte a las convenciones sociales”. Y de cabras va nuestro cuestionario con su permiso.

Buk 31


Buk: La cabra es de los primeros animales domesticados por el hombre (más de 10.000 años) y ahora para amaestrar tal como

está la educación, ¿adelantaremos mucho?

JLC : Amaestrados como estamos por cabrones, y condenados a educación cara y domadora, adelantaremos mucho, pero marcha atrás.

Amaestrar lo que representa una cabra, la lujuria, potencia, virilidad, el aquelarre goyesco, ¿harto difícil, no? Pero aunque sea difícil hay que intentarlo. Esas potencias, si no se amaestran para su mejor y más placentero uso, son un desperdicio.

El cabrero depurando la garganta por malagueñas y la mitad de la población escribiendo greguerías en twitter ¿qué opinión le merece? Que hay gente para todo. ¿Cómo se depura la imaginación para desembocar en la greguería (tan poco gregaria)? Las greguerías del cabrero habría que verlas.

El chupacabras como banquero. El vampiro empieza por el ganado y termina por el cuello de dulces damas. El banquero, de paso, vampiriza a todo el que pilla por medio, no discrimina sangres.

¿Cuando las vacas estaban locas las cabras se fueron al Congreso? A los consejos de administración, sobre todo. Y convertidas en cabritos y cabrones.

Beterano de Betera (Valencia) pregunta en internet que si le da a sus cabritas enanas paja o alfalfa, ¿llevará mucho adelantado? Con la paja hay que tener cuidado, se pueden enviciar. Hay que repartir juego. La tierna alfalfa, su perfume, su matizado sabor permite un mayor gozo. Hasta como lecho es útil. Con la alfalfa hará un adelanto mejor acompañado. Por cierto, ¿Alfalfa no será el nombre de alguna princesa árabe?


Las alimañas son un peligro, los forrajes se echan a diario, los animales estabulados no producen en relación a lo que comen salvo que sean de ordeño. Es decir, ¿no somos rentables, José Luis? ¡Joder, que no! Si hasta los huesos y los suspiros aprovechan de nosotros. Lo que pasa es que no tienen hartura.

Salvo que los forrajes los consigamos baratos por lo demás no nos amaestran ni en el monte de piedad ¿no cree usted? No hay montes piadosos. No entiendo a los escaladores. Terminas hecho polvo. Hay que ser masoca para sentirse compensado con semejante ejercicio. Los montes son errores geográficos. Un acabado deficiente. Les está costando siglos aplanarse. Ponerse a ras de tierra. Democratizarse.

Un cabrito gallego regado con un blanco de sus bodegas ya no sabría a “todo es silencio” como su última película, sino a autoría y dedicación, melodía ¿y a algo más? ¡Y yo qué sé! No me líes. Se hace vino y se hacen películas para placer del consumidor. Y para ayudarle a discurrir. Los procesos de elaboración de ambos procesos tienen muchos elementos comunes: Sensibilidad, imaginación, autenticidad, trabajo agotador... Y dificultades injustificables de comercialización.

Las cabras pueden balar como si fuera el grito de un hombre, ¿por eso estamos los hombres como cabras? No, por eso somos tan tiernos algunas veces. ¿O no es así? Reconocedlo las chicas. Que no siempre somos unos cabestros. (Aunque sí, a veces, unos cabrones).

El macho cabrío de la Arcadia griega al toro de Miura de la España añeja, ¿qué prefiere? Al macho cabrío. El toro me parece una hermosura, pero demasiado trágica. Y le echa excesivos huevos. (El cabrón tampoco anda mal dotado).


Cuando Madrid es atravesada por rebaños trashumantes entre ruido de balidos y cencerros, perros pastores, chaleco y zurrón, ¿usted se cabrea? No. Me gustaría hacer un trecho con ellos por alguna dehesa.

El cabrón o el cabrito ¿cual prefiere? El cabrito para comer y el cabrón para demoler.

El haber nacido en un lugar llano, planiforme como es Albacete, ¿le motivó para subir a las alturas a por la sal y los líquenes de las presas? Me ayudó a adquirir amplitud de miras. Y a comprender lo que significaba la cúpula celeste. Las estrellas en el firmamento de horizonte plano de una noche de verano albaceteña son gordas, de unos brillos juguetones, abundantísimas y cercanas. Y te envuelven, te aplastan contra la tierra y le hacen ver a uno la poca cosa que es. La facilidad con que se puede prescindir de ti, sin que se mueva una molécula del cosmos.

Baco y “Sanclodio”, el encanto de la vacuidad letril en twitter (va por 60.000 seguidores), ¿y su cabra interior balándole? Baco y Sanclodio han hecho buenas migas (manchegas extraterritoriales) Y yo he estado en el ajo. El ajo mataero o ajo pringue es un suculento plato manchego que marida, pruébenlo, milagrosamente con el Sanclodio que manufacturo en el Ribeiro. Quién lo iba a decir.


Simón el estilista visto por Buñuel con un enano y sus cabras diableando de noche por el desierto. ¿Rajoy? Rajoy no se merece la columna de Simón ni que su nombre sea escrito en la compañía del de Buñuel. Me temo que lo único que acercaría al extraterrestre Don Mariano al estislita Simón, sería el vivir tan lejos de suelo y el que no consiguiera tentarle Silvia Pinal.

El domine cabra dormía de lado según Quevedo por no gastar las sábanas. ¿Se aprieta usted cual Domine también el cinturón a la hora de hacer cine? ¿Y si se aprieta uno en la cama con quien tenga al lado, se gastan mucho las sábanas?

Si saliera ahora mismo una cabra de una lámpara maravillosa, ¿qué le pediría? Que me hiciera compañía un rato. Que me contestara a un cuestionario como este. Que me diera un poquito de leche. Que cagara. Las cagarrutas de cabra son como para hacerse un collar, perlas negras.

¿Cabría decir que la cabra de José Luis Cuerda está más que amaestrada? Pues no cabría en la cabra mía esa í intermedia.

Algunos monstruos del Apocalipsis de San Juan son mitad cabras y mientras tanto no nos queda otra que ¿leer, ir al cine o twittear? Ninguna de ellas es desdeñable. Y hay otras. Hay otras. Ya hablamos.


CUESTIONARIO

1. Un objeto de la infancia

Si regresamos a la infancia tengo varios recuerdos sobre objetos que me impresionaron en mis primeros años pero el más interesante fue una guitarra, me pareció algo mágico de hecho tiré al fuego de la chimenea una de las guitarras que tenía mi abuelo. El era “tocaor” y yo rondaba los 3-4 años que nadie me tome por Jimmy Hendrix.

2. La última vez que cogiste un tren ¿adónde te llevó?

No muy lejos… a Loja, Granada.

3. Algún dispositivo obsoleto que aún conservas (y usas)

Una caja de ritmos Roland de los ochenta. Nadie usa ya eso, es obsoleto y a veces latazo, pero a mí me mola.

4. Tu verbo preferido del castellano

Atisbar.

5. El primer juego de ordenador al que jugaste

Al… ¿Come-cocos?.. Puede ser.

OFF THE RECORD guitarrista lapido

VÍCTOR SÁNCHEZ Víctor Sánchez es sinónimo de buenas vibraciones, un músico que llama la atención por su calidad y entusiasmo en los directos y que ha militado en bandas como Del Ayo, Jean Paul y desde hace diez años integrado en la banda de José Ignacio Lapido. Ahora este granadino se estrena en solitario para debutar con un disco de seis canciones de pop eléctrico y brillante titulado “Yo quemé a Gram Parsons”, proyecto al que se le han unido nombres como Antonio Lomas (Lori Meyers, Grupo de Expertos) o Raúl Bernal (Lapido, Grupo de Expertos).

6. ¿De qué hablas sin parar cuando estás en los bares?

De canciones, de guitarras, de amplis, de mujeres y de vino.

7. ¿Un clásico literario que no nos recomendarías?

Si es clásico literario me niego a no recomendar ninguno, leed lo máximo que podáis. Por favor.

8. De pequeño querías ser...

En un principio fui futbolista: para más señas me situaba en la portería. Pero claro, pensaba en la guitarra todo el día. Era un colador…

9. ¿Una canción que te levanta el ánimo? I Want You, de Bob Dylan.

10. ¿Qué ha significado para ti tocar con José Ignacio Lapido?

Para mí tocar con José Ignacio Lapido es una triple satisfacción ya que tengo la oportunidad de aprender así como de hacer su música a la vez que puedo expresarme tal y como quiero en cada momento y eso es difícil hoy en día. Por otro lado yo hago canciones antes de tocar con José y eso es lo que continuo haciendo lo que ocurre es que ahora comenzáis a saber de mí. Tan solo eso.

11. ¿Tienes algún bolo confirmado en solitario?

El día 18 de Octubre Tocaremos en Loja (Granada), presentando Yo Quemé a Gram Parsons con el motivo de la inauguración del Nuevo Teatro de esta localidad. En día 22 de Noviembre estaremos en Granada en la sala Planta Baja.


agenda

Buk 38

c u l t u r a l

octubre 13 MÚSICA .

CICUS http://cicus.us.es La Traviata http://www.seviocio.es/tag/centro-cultural-cajasol

IV Festival de la Guitarra de Sevilla 2013 http://www.seviocio.es/agenda/15-a-19-oct-iv-festival-de-la-guitarra-de-sevilla-2013

SALA CUSTOM Mala Rodríguez.

http://www.seviocio.es/agenda/11-oct-mala-rodriguez-concierto-en-sala-custom

SALA MALANDAR http://www.nvivo.es/sala-malandar-salas-293

Añoranza y Ruido Blando. Flamenco en el

Teatro Central

http://www.seviocio.es/agenda/4-oct-anoranza-y-ruido-blando-flamenco-en-el-teatro-central


agenda

c u l t u r a l

octubre 13 LITERATURA

ULTRAMARINA EDITORIAL

http://editorialultramarina.com/

LA SEMANA DE LA ARQUITECTURA DE Sevilla OCTUBRE

http://www.seviocio.es/agenda/programacion-de-la-semana-de-la-arquitectura-de-sevilla-2013

TALLERES LITERARIOS “EL PORTAL DEL ESCRITOR” http://www.portaldelescritor.es/

COPERATIVA TRAMALLOL http://www.tramallol.es/ CINE, LITERATURA, Y MAS.... C/ Pasaje Mallol 22 41003

Buk 35


agenda

Buk 40

c u l t u r a l

octubre 13

Sylvia Sleigh

ARTES PLÁSTICAS

en el CAAC http://www.caac.es/

Cinefórum Literario del CICUS http://www.seviocio.es/cine/programacion-del-cineforum-literario-del-cicus

Exposición: “NO HAY CRISIS CREATIVA” CICUS http://cicus.us.es/


agenda

c u l t u r a l

octubre

13

TEATRO

SALA CERO TEATRO cia. PERROS EN DANZA

http://www.sevillaguia.com/sevillaguia/Teatros/listadoteatros.asp Buk 37

TEATRO ALAMEDA http://www.sevillaguia.com/sevillaguia/Teatros/listadoteatros.asp

TEATRO DE LA MAESTRANZA

http://www.teatrodelamaestranza.es/


Breve informe literatura de terror Por Diana P. Morales

Buk 42

Si eres de los que de niñ@ disfrutabas en el Tren de la Bruja estás de suerte. Coge sitio en el vagón y agárrate, vamos a adentrarnos en el túnel del terror y a pasar miedo. Empezamos a movernos, ¿sientes el traqueteo? ¿Y el estómago encogido? Agárrate, allá vamos. Y recuerda que está permitido gritar. En este túnel del terror no pueden faltar, para empezar, los fantasmas, un clásico que siempre ha dado miedo: bien lo sabía Henry James, quien se lanzó de lleno a ellos en Otra Vuelta de Tuerca, esa historia de una institutriz que cuida de unos niños en la Inglaterra victoriana y tiene que lidiar con el fantasma de la institutriz anterior, muerta en extrañas circunstancias. Sentó cátedra, también porque el autor siempre escribió novela realista. Y más cerca en todos los sentidos, en El escondite de Grisha (Ed. Salto de Página) Ismael Martínez-Biurrun también nos lleva de la mano de un niño que es perseguido por fantasmas. No pueden faltar en nuestro recorrido en el tren del terror los vampiros, empezando por la primera novela jamás escrita sobre ellos: Carmilla, de J. Sheridan Le Fanu, una novela corta absolutamente sorprendente, reeditada recientemente por Ultramarina Editorial en una preciosa edición bilingüe e ilustrada, para degustarla con placer. Cinco años después Bram Stoker publicaría su famoso Drácula, que no necesita presentación ni resumen.


Pero sí la recomendación de leerlo, pues, como suele ocurrir el libro es mucho más detallado que las películas que lo adaptan. Acercándonos más a nuestro tiempo, nos topamos con Anne Rice, la reina de los vampiros, famosa desde Entrevista con un vampiro, pero desde aquí recomendamos Vittorio el vampiro, una novela ajena a la saga pero escrita con un estilo muy poderoso. En la siguiente curva de nuestro tren nos encontramos con el payaso terrorífico: pocas profesiones dan más miedo que un payaso si tiene mala baba y bien que lo explotó Stephen King con It (Eso). El demonio en sus diversas formas ha sido tam-

bién fuente de terror en literatura y por supuesto en cine: pocos saben que La semilla del diablo fue antes un libro, concretamente de Ira Levin, lo mismo que El exorcista, escrita por William Peter Blatty. Desgraciadamente las películas son tan famosas que es casi imposible disfrutar del libro sin ver a los actores y las escenas que todos conocemos. Una pena, porque una de las ventajas que tiene un libro sobre una película es que los rostros de los personajes, los paisajes, los ambientes… son diferentes y únicos para cada lector. Los mostruos de toda la vida están también en nuestro túnel del terror, por supuesto: como Frankenstein, de Mary Shelley, esa novela que cuentan que nació de una apuesta entre escritores y que significó el culmen del movimiento romántico. ¡Cuidado! Sentado junto a ti está el hombre que se vuelve loco. ¿No ves su sonrisa maléfica y los ojos desorbitados? Aléjate enseguida. Esta figura ha dado muchísimo juego, desde el clásico El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde, de Robert Louis Stevenson a la también muy conocida El resplandor de Stephen King. Otro hombre que da miedito es Patrick Bateman, el protagonista de American Psycho (Ediciones B), de Bret Easton Ellis.

El libro es mucho más oscuro que la película; eso sí, hay que ir con el estómago preparado. Curiosamente, cuesta encontrar a la vieja bruja en libros de terror: la tenemos en Brujas de Mayfair de Anne Rice, pero no es una figura que siembre tanto miedo como otras. A veces el terror viene de muy lejos y entonces da verdadero pánico: bien lo sabe H. P. Lovecraft, quien escribió El color que vino del espacio y otros clásicos, como su saga Chtulu. ¿Notas una corriente de aire en tu espalda? ¿O simplemente sientes un escalofrío, la sensación de que hay algo que te amenaza, pero que no logras identificar? El peor miedo es el miedo que no se ve, como en Casa Tomada, de Julio Cortázar. Y no podemos despedirnos sin los monstruos de moda, los zombies. Hasta reconocidos autores, como el norteamericano Colson Whitehead, han hecho sus pinitos en el género. En este caso, con la curiosa novela Zona uno (Planeta). Soy Leyenda de Richard Matheson, aborda el género de forma muy peculiar (en muchas novelas o películas no se hace distinción entre muertos vivientes e infectados por alguna enfermedad que les vuelve caníbales). Y entre los autores de aquí tenemos Apocalipsis Z (Ed. Dolmen), un hit patrio de Manel Loureiro que nació como un blog y que a raíz de su éxito tomó formato libro. Salimos vivos del túnel y deseando coger estos libros para leerlos bajo el edredón, a la luz de una linterna, con la adrenalina bombeando nuestro cuerpo y la sensación de estar más vivos que nunca. Porque quizá eso es lo que conseguimos, disfrutar aún más de la tranquilidad de nuestras vidas sin peligros sobrenaturales que nos amenacen. Hay otras cosas que nos dan miedo… pero eso, como dijo el escritor, es otra historia y debe ser contada en otra ocasión.


Buk 44

PATRICIA ESTEBAN ERLÉS

<< El camino más sombrío puede aterrarnos, sin duda, pero brinda grandes momentos para la creación>>

Patricia es la autora de un libro de microrrelatos de terror, Casa de muñecas (Ed. Páginas de Espuma) confeccionado a cuatro manos con la ilustradora Sara Morante.

Entrevista por Diana P. Morales


¿Qué es para ti un microrrelato? Un reto. Contar implica siempre un despliegue de palabras, la narración es un acto extensivo. En cambio el microrrelato pretende contar desde el silencio y la síntesis, sugerir y hacerte partícipe de un mundo, unos personajes, una historia, pero plegando el propio instrumento, el lenguaje.

¿Es tu género preferido? ¿Qué es lo que más te gusta de él? Es un género que me apasiona, de la misma forma que el cuento o la novela. La finalidad que persiguen es la misma y llegan a ella utilizando caminos más o menos largos, o atajos.

¿Cómo surgió la idea de Casa de Muñecas y la colaboración con la ilustradora Sara Morante? De una forma espontánea, no nos conocíamos en persona pero éramos amigas en facebook y conocíamos el trabajo de la otra. Yo quería pedirle que hiciera la cubierta del libro, porque su mundo y su manera de narrar en imágenes los sentía muy próximos. Ella me envió un día uno de los microcuentos que había colgado en mi muro con una ilustración preciosa y entonces nos planteamos ya bailar juntas el libro.

Creo que has probado a hacer incluso talleres de microrrelato y dibujo, ¿crees que es inspirador mezclar diferentes artes? Es un camino poco explorado aún en literatura, ¿le ves posibilidades? Sí, creo que los caminos de la creación pueden entrecruzarse de forma muy satisfactoria. De hecho, mis narraciones suelen tener como punto de arranque una imagen, una fotografía o dibujo que toca algo por dentro y encuentra la historia asociada. Creo que es una forma de superar el bloqueo inicial que suele agarrarnos por el cuello a los que escribimos. Yo lo uso en los talleres y funciona muy bien

Buk 39


Cuéntales a nuestros lectores qué es lo que van a encontrar en esa Casa de Muñecas. Encontrarán un recorrido por una casa y sus habitaciones. Hay diez estancias o espacios y en cada uno de ellos diez relatos asociados a personajes, miedos, obsesiones, que podrían suceder en esas habitaciones. Quisimos que nuestra casa tuviera cuarto de juegos, dormitorio infantil, principal, cuarto de baño, biblioteca, salón, cocina, cripta, desván de los monstruos y exteriores, de forma que el lector puede recorrerla y encontrar recuerdos asociados a todas las edades de la vida, historias que suceden de puertas para adentro. Las muñecas tienen un papel importante en el interior de la casa. La muñeca como juguete muchas veces terrorífico, que encierra secretos o maldiciones, es un modelo femenino desde siempre, una especie de maestra para las niñas, que aprenden las actitudes o papeles tradicionalmente asignados a la mujer. Por otro lado, también encontrará una serie magnífica de ilustraciones en negro y magenta que son obra de Sara Morante, la segunda autora del libro, capaz de contar sus propias historias, o contar las mías a su manera, a través del trazo y los colores.

¿Sientes desde siempre fascinación por el lado oscuro o te surgió solamente a raíz de estas historias? Desde siempre me ha parecido que la realidad eran dos cosas distintas, dos vías que una puede transitar de forma aislada. El camino más sombrío puede aterrarnos, sin duda, pero brinda grandes momentos para la creación y escribir sobre ese lado oscuro ayuda a perderle el miedo, en cierta medida.

¿Te parecería acertada esta adaptación del refrán: “El miedo, si breve, dos veces miedo”? Creo que el miedo de verdad nunca es breve, sino una sensación sostenida, que se va haciendo más intensa y profunda en el interior del ser humano. No, no estoy muy de acuerdo, pienso en historias que me han aterrado y todas ellas necesitaban un desarrollo lento, progresivo.


Sueles usar facebook para escribir pequeños microrrelatos (imagino que inéditos y fruto del momento), inspirados en imágenes a menudo estremecedoras. Siento curiosidad por saber de dónde vienen las imágenes… Las imágenes suelo buscarlas en la red, en blogs de fotografía de TUMBLR, sobre todo. También utilizo ilustraciones, retratos, todo lo que en algún momento llama mi atención y guardo en una carpeta, intuyendo que puede servirme como apoyo de un texto.

¿Te sirve esa red social como inspiración? ¿Se le saca provecho, como escritora? Creo que las redes sociales son instrumentos útiles y mecanismos que devoran tu tiempo a la vez. A mí me han servido para conocer a personas a las que admiraba profesionalmente y para recibir a tiempo real una primera impresión entre mis contactos de los microcuentos que voy colgando. También para dar noticias que tienen que ver con mis libros y cursos de relato. Pero es conveniente ponerse límites y encauzar bien el tipo de perfil que deseas mostrar.

Por último, ¿tienes algún autor de referencia en el género del microrrelato? Recomiéndanoslo/a. Muchísimos y muchísimas. Destacaré a mi preferido, todo un clásico, Juan José Arreola, y una de las más grandes autoras de la actualidad, la argentina Ana María Shua


Buk 48

Elena Fernández Orellana

De cómo criar a un freak Mis hijos son freaks, de eso no hay duda. Bien es cierto que nosotros les damos buena bola poniéndoles “hora de aventuras” en modo loop y, aunque Mario Potter entre a saco, Superbebé me mira con cierto desdén, la verdad, pero bueno, es lo que hay –ajo y agua. Hoy Mario jugaba en el parque cuando de repente se ha puesto a gesticular al bajar del tobogán diciendo “El terror, el terror está en tus manos”. Sí. Así ha sido. No me preguntéis por qué pero al chaval se le ha ocurrido eso. Cierto que yo tengo una insufrible tendencia al melodrama y de casta le viene al galgo pero… ¡joé! ponerse a gritar eso mirando al cielo en mitad de un parque repleto de niños que juegan, ignorantes ante tal arrebato de poesía en Carretera Carmona, pues no sé, a mí me parece friki, la verdad. Incluso a mí me sorprende. Y conste que soy madre de la criatura en cuestión. La madre humana eso sí; que Mario dice que tiene otra madre en el espacio.


Bueno de hecho tiene otra familia: son catorce en total. Hace poco acaba de tener otra hermanita allí. Por eso por las noches no descansa, porque va a ver a su nueva hermana. Y es que claro, con tantos compromisos… Superbebé está, no obstante, en otra dimensión. Su padre y yo tenemos todas las esperanzas puestas en esta chavala. Me la veo mangoneando a alguien de buena familia, engañando a algún estúpido chaval millonario (sí ya sé lo que estáis pensando, es cierto, tendré que hacer una pequeña inversión para alternar en algún momento con la alta sociedad y poder introducir esta pequeña bomba de relojería en sus entrañas. Está todo pensado. Ya he hablado con Cofidis y les parece buena idea). Que hable francés, esperanto, y sea ladrona de guante blanco ¿que no? Un rollo a lo Cary Grant en Charada. De Mario lo mínimo que espero es que sea bisexual. El día que unos buenos amigos le regalaron un disfraz de princesa vi la luz: notario, homosexual y mago ¿hay algo mejor?.

Desde madrilandia restrasmitiendo vuestra amiga: Madre Imperfecta.


PEQUEÑAS EDITORIALES, GRANDES TEXTOS Buk 50

1. ¿Cómo surgió la idea de crear Vibok Works? Vibok Works comenzó cuando finalizó mi labor como co-editora de Neutra, revista del Colegio Oficial de Arquitectos de Sevilla. Después de cuatro números trabajando con un equipo de quince compañeros, el colegio decidió mutilar el presupuesto de cultura y con él la revista. Pensé en Vibok como un proyecto independiente en el que desarrollar mis propias ideas, experimentar con nuevos formatos y que además pudiera recoger, al menos en parte, la energía que habíamos puesto en marcha en el equipo de Neutra. ¡Con muchos de ellos sigo colaborando!

2. Contadnos el origen del nombre Viene de una síntesis entre Vivo y Book, algo así como libros vivos. Nos interesan los procesos y el uso y la transformación de los “productos”. Esto vale para la arquitectura o las publicaciones. Entendemos la arquitectura como un proceso vivo que involucra el contexto, el diseño, los habitantes, la naturaleza, todo son fuerzas vivas, en desarrollo. Entonces, ¿por qué no pensar en los libros cómo algo vivo, que crece, cambia o se modifica? ¿Por qué no trabajar para que pueda ser leído de diferentes formas, introduciendo al lector en la experiencia? ¿Porqué no hacer incluso que los receptores de los libros sean parte de su proceso antes incluso de imprimirlos?Un ejemplo es nuestra serie “Rewrite this book”, cuyos libros van acompañados de “acciones editoriales” con autores y lectores, y que cada cierto tiempo se reeditan actualizados.


3. Explicadnos el por qué, tal como vosotros declaráis, Vibok “no es una editorial” ¿qué os diferencia de otros proyectos editoriales? Nos vemos como un estudio creativo que tiene los libros no como su fin sino como un medio. Nuestra misión es explorar, a través de los libros, las nuevas condiciones (sociales, económicas, estéticas, políticas e incluso espaciales) en las que el auge de los new media sitúa a los editores. Es por ello que Vibok Works tiene algo de de investigación y laboratorio.

4. ¿Cuál fue el primer trabajo que editasteis? ¿Cómo fue esa primera experiencia? El primer libro, Arquitecturas Colectivas, una iniciativa de Santiago Cirugeda que movilizó a docenas de colectivos para reciclar y dar uso a 45 contenedores-viviendas provenientes de un asentamiento temporal desmantelado. El libro se realizó a la vez que se desarrollaba la aventura por decenas de colectivos. La idea de este libro era que se ampliara con el tiempo, sumando nuevos proyectos. Así surgió la serie “Rewrite this Book”. Recibimos por este libro el Premio FAD de Pensamiento y Crítica, algo de lo que nos sentimos muy muy orgullosos. Pero lo mejor fue conocer y trabajar con esta red de colectivos.

5. Tenemos entendido que habéis participado en la última edición del Pechakucha Night ¿Contáis con ayudas o apoyos? ¿Cómo financiáis el proyecto? Para nosotros es una gran oportunidad asistir a eventos como este, pues son noches donde ves y aprendes de proyectos muy interesantes que con creatividad y trabajo se hacen hueco en el mercado. Y sobre todo, recibes feedback para continuar mejorando. El proyecto que vamos a contar en Pechakucha es Book-a, una plataforma de micro-mecenazgo para editores que estamos construyendo junto a una red de colaboradores. Book-a. Consiste en un canal especializado para cofinanciar y distribuir libros de arte, arquitectura, fotografía o literatura relacionada con los espacios habitados. Cada editor en Book-a tiene un diario de sus libros, con avances de contenidos, entrevistas a los autores y pequeñas historias sobre el proceso que hay detrás de hacer libros. Nuestra financiación también se basa en Book-a, combina el apoyo de los mecenas que cofinancian nuestros libros en book-a.net y los lectores que los adquieren una vez producidos.

6. ¿En qué estáis enfrascados ahora mismo, qué se está cociendo en la cocina de Vibok? Acabamos de publicar el libro Missbehave, dedicado al trabajo de la fotógrafa y artista Simona Rota, y en el que hemos tenido el honor de contar con el escritor Agustín Fernández Mallo. Las fotografías y textos de Rota hablan sobre las tensiones de los habitantes con el espacio que los rodea, por ello lo vemos como un libro de arquitectura además de fotografía. Consiste en una serie limitada de 100 ejemplares que sólo se puede encontrar en Un Gato en Bicicleta y Lugadero, además de nuestra web. Por otro lado, estamos trabajando en mejorar y adaptar la plataforma Book-a para acoger a nuevos editores. Hace poco estuvimos en la Trienal de arquitectura de Lisboa, de la que trajimos nuevos ideas y conexiones que nos servirán para dar los próximos pasos. Un futuro que miramos entusiasmados por la buena acogida de los proyectos que están saliendo y los que tenemos en mente para seguir avanzando.


UN DÍA IBA A PASAR ESTO: Obama y Bachir Al Assad

La actualidad según… Jaime Neria Amaya Buk 52

Cuando jugaba de niño me sentía como un semidiós, capaz de convertir al perverso Skeletor -adalid del mal en su más pura esencia- en un salvador de playmobils amputados mientras luchaba contra He-Man, ese tirano metrosexual y repleto de esteroides ilegales. A veces venía algún amiguito a merendar y entonces la guerra tomaba otras dimensiones: un caos absoluto en el que no quedaba clara la línea que separaba el bien del mal y los juguetes deambulaban moribundos de un propietario a otro, en una debacle de sangre imaginaria. En esas cruentas batallas afloraban mis más oscuros sentimientos de venganza, resentimiento y deseo, creando un mundo a mi medida. Imagino que un sentimiento parecido es el que debe sentir Obama y Bachir Al Assad: el caso es que los dos juegan como niños felices, contentos e irresponsables, aunque un poco cabrones, porque, igual que cuando yo era niño, ganan los dos. Obama está muy contento porque, mientras juega con Bashir, nadie se acuerda de la crisis económica, todos compran sus armas, y además, como es rico y compra botes grandes de Nesquik, siempre le toca premio: por ejemplo un dictador para ponerlo donde quieras. Algunos brillan en la oscuridad y todo. Bahir Al Assad también se lo pasa pipa porque ya nadie piensa ya en la democracia y su oposición ahora es mala, cruel, fundamentalista y sube el petróleo y muchas cosas más porque todos juegan a los cromos y se los intercambian con amiguitos.


Así se cambian juguetes y el adalid del mal que era Al Quaeda se transforma en un cruzado de los derechos sociales, hasta que llega la mamá y dice: ¿Quién ha tirado esta bomba de peste??? -Tú- responde uno. -Yo no, tú- responde el otro. -Tú una vez tuviste una. -Pero ahora no, y tú tienes una caja llena en tu cuarto. Bachir es el niño travieso cuyos padres no tienen dinero para una niñera sudamericana y van de abuelo en abuelo, le pega cosquis a sus primos pequeños en las fiestas de cumple y dice palabrotas. Pero Obama sería el típico niño de papá con cara de pan y bien vestido, de esos que a los ocho años en las comuniones los visten como si tuvieran 10 meses, y a los 14 como a su abuelo; ese que jode a los otros niños por lo bajini. ¡¡Cómo va a ser este niño con lo bueno que es y lo bien vestido que va!! Ah, bueno, en medio del campo de juego quedan los playmobil amputados, pero como hay muchos, y ya están rotos... no importa, ¿verdad?


ME DIJISTE CÁNTAME

UNA NOVELA CANTADA Buk 54

Por SaúlIbáñez

En una entrevista de hace dos años a la revista Mondosonoro con motivo de la publicación de Let England Shake (2011), PJ Harvey comentaba que concebía sus discos como poemarios, que necesitaba que las grabaciones tuvieran un hilo conductor, un elemento vertebrador para que no fueran sencillamente un puñado de canciones grabadas a la vez. La comparación la poesía de nuevo, esa que tanto me molesta. Además, pienso, ¿por qué nunca la igualación con otros géneros literarios? Por ejemplo una novela, la música popular está llena de discos, óperas rock y demás que se acercan a la narrativa. Es algo más propio de los anglosajones, pero en España también hay ejemplos. Uno de ellos es el injustamente ignorado segundo disco del jerezano Julio de la Rosa, Las Leyes del Equilibrio (2006). Después de un disco de debut con guitarras agresivas y sucias, el siguiente sería una vuelta de tuerca inesperada, un álbum con un alto componente experimental, capas electrónicas, loops, canciones de estructuras esquivas. El sonido del disco es bastante homogéneo, pero es la historia la que manda. En estas once canciones (nueve si restamos las dos instrumentales) seguimos la historia de Manuel después de la ruptura que abre el disco: “El puente” («No quiero que me quieras, dijo, entiendes, no soy feliz. ¿Te has preguntado lo que habré pasado para haber llegado hasta aquí?»). Después del abandono llega la fase de autodestrucción en canciones como “Tani’s Pub” («Entró en un bar. Dominicanas y rumanas trabajaban duro.


Di, ¿qué vas a tomar?») o “Accidente” («Cuentan que en un coche le han visto correr en sentido contrario, maldiciendo, animándose»). Manuel encontrará cierta paz («Todo está mejor que el día que hablamos, no es el equilibrio pero está bien», canta en “La carta”) antes de hallar un final trágico en “Pueblo en fiestas”. En la última canción del álbum, el personaje se encuentra de nuevo con la chica, que se negará a hablar con él antes de la abrupta conclusión («Cerraste la puerta, entré por la fuerza. ¿Cómo iba a pensar que esto acabaría así? La noche rompió en fuegos artificiales, yo escuchaba una guerra»). En el forcejeo ella caerá, posiblemente encontrando la muerte: «Nadie la empujó, ella tropezó, le falló el equilibrio», repite una y otra vez la voz de Julio de la Rosa hasta el final del disco. En las letras encontramos muchas fórmulas propias de la narrativa, como el uso del pasado o los diálogos, que están perfectamente integrados en las canciones sin necesidad de más de una voz para entenderlos como tal. Pero quizás lo más interesante sea que el hilo conductor del disco, lo que de verdad estructura las canciones, es la historia. Es uno de los pocos casos en España en que encontramos un letrista trabajando así, contando una historia más larga que una canción, y cantando esa historia a lo largo de un disco completo. Un disco inolvidable que no se puede escuchar solo una vez.


VERSOS & ACORDES

Por Jose Iván Suárez

por Jose IvÁn SuÁrez Buk 56

Si el arte es una gran familia, la poesía y la música son dos hermanas que comparten la misma infancia. Los versos crecieron jugando con los acordes y las notas compartieron juegos con las rimas, prestándose ritmos y cadencias, palabras y sonidos, como dos hermanas que se intercambian la ropa. La música y la poesía, hijas de la misma sangre, necesitadas la una de la otra. Si el arte es una familia, la canción y el poema, son gemelas persiguiendo el mismo destino; el instante de belleza perpetua. El momento mágico que alumbra a los músicos y poetas en un asombro mutuo. Serrat no sería el mismo sin los versos de Miguel Hernández. La poesía joven sería otra sin las canciones de Joaquín Sabina. La poesía y la música, juntas desde que eran chiquillas. Músicos que cantaron poesía como Carlos Cano, Nacha Guevara, Pablo Milanés, Mercedes Sosa, Víctor Jara, Luis Pastor, Alberto Cortez, María Dolores Pradera, Amancio Prada o Chavela Vargas. Poetas que hacen canciones como Manolo García o Silvio Rodríguez. Y cantautores que hicieron del poema el mejor pentagrama. Entre los más implicados de las últimas décadas, Pablo Ibáñez, que ha cantado a Manrique, Machado, Lorca, Goytisolo y otros tantos versolaris del tiempo. El trabajo de los actuales Zapata o Paco Damas. Interesantes búsquedas, como la voz canaria de Pedro Guerra cantando los versos asturianos de Ángel González. Afinidades pese a la distancia, como la devoción de Ismael Serrano por Mario Benedetti o la fascinación de Juan Perro con Poe. O Pablo Neruda, cantado en cientos de tabernas. Y es que un verso no sería lo mismo sin música y una canción estaría coja sin palabras.


POESÍA POETRY POÉSIE POËSIE

Y a veces pasa, que música y poesía se encuentran en el momento mágico y lo que surge del incesto artístico es una sorprendente maravilla: el disco-libro El Desenterrador de Vivos (Galaxia-Gutemberg) es uno de estos prodigios para el oído y la consciencia. El poeta gaditano Carlos Edmundo de Ory se convirtió en carne de canción gracias a las guitarras y las voces de dos de sus grandes amigos, Luis Eduardo Aute y Fernando Polavieja. El magnífico Ory siempre estará vivo en sus libros y también en canciones tan extraordinariamente místicas como Finis Musicae o Totum Revolutum. Y es que ocurre, que versos y acordes encuentren el lugar común y aflora entonces la esencia nueva. Y en eso anda empeñado el andaluz Fernando Polavieja, un cantautor con alma de blues, criado en el rock, a las orillas del flamenco. Una voz contundente y original que ha rescatado del silencio de la página a poetas clásicos como Cernuda o Salinas. Y a contemporáneos como Prado, García Montero, Benítez Reyes, Josefa Parra, Rafael de Cózar, José Ramón Ripoll, Juan José Téllez o Fernández Palacios. Y es que música y poesía son siamesas en la obra de Fernando Polavieja. Su último disco, La Amante, dedicado a Alberti, interpretado junto a un cuarteto de cuerda, ya espera iluminar pronto, en la fraterna convivencia de los acordes y los versos.

Buk 57


(de)TRÁS (d)EL TELÓN Buk 58

Los autores ya no son inocentes. De hecho, nunca lo han sido. Nos convencen de que la literatura es un escenario, pero se trata del edificio entero. Además de las tablas, incluye los bastidores, las luces y el patio de butacas.

(de)TRÁS (d)EL TELÓN

intentará pasearse por los recovecos misteriosos del

Teatro Literario.


(de)TRÁS (d)EL TELÓN

EL NIÑO QUE QUISO ESCRIBIR Buk 60

(A partir de «El niño al que se le murió el amigo», de Ana María Matute)

Por Juan Vera


El niño de los ojos grandes y distantes quería escribir. Pero nadie lo entendería, pensó, así que aquel sería su secreto. La madre, atenta, observó cómo el niño apartaba siempre los deberes de matemáticas y naturales debajo del plato, mientras que se detenía a devorar los de lengua, sobre todo si debía escribir una redacción de tema libre; en esos casos, rebañaba el plato hasta dejarlo limpio y sonriente. Así que le compró una pluma de plata. Sin embargo, a él le pareció que aún no era digno de utilizarla y, junto a las cuartillas en blanco, la guardó en el cajón.

Pero el niño seguía soñando Soñaba con tener su nombre debajo del título, como en los libros que la maestra le prestaba. «Toma, seguro que te gusta», le había dicho al ofrecerle Los niños tontos, el último libro que le había prestado. Y soñaba más, y soñaba más, y soñó una biografía propia, como la de la señora cuyo nombre canturreaba debajo de Los niños tontos. Ana María Matute, así se llamaba la señora, y había nacido en Barcelona en 1925; hacía mucho tiempo. Se contaba de ella que escribía, ayudada por la luz de una linterna, bajo las sábanas de su cama de infancia. Hablaba de hadas desaparecidas entre corbatas y capazos y de unicornios perdidos en aquel sol de la infancia. Pero también de niños pobres y de madres más pobres aún. De traiciones y pérdidas y silencios. El niño pensó que seguramente le hubiera gustado acompañar volando a Wendy al País de Nunca Jamás. Entonces había escrito ya Los Abel, Pequeño teatro, Los niños tontos —claro—, Primera memoria y La torre vigía, pero no, en cambio, Olvidado rey Gudú, La oveja negra o Paraíso inhabitado.

Y la maestra se marchó del colegio, muy lejos Antes de abandonarlo, hizo que el niño le prometiera que no la olvidaría nunca; y el niño, con un débil susurro casi aritmético, lo prometió. Pero, aunque siguió soñando, él se había empeñado en resolver problemas sobre trenes y en memorizar la clasificación de los artrópodos y la olvidó. Solo conservó, dentro del cajón, el último libro, las cuartillas, el sueño y la pluma de plata. En el último libro de la maestra había un cuento titulado «El niño al que se le murió el amigo». Trataba de un niño que se marchaba de casa para buscar al amigo que se había muerto. Al final, como no había conseguido encontrarlo, volvía, y la madre le compraba «un traje de hombre, porque el que llevaba le venía muy corto».


Así de sencillo. Entonces, ¿por qué lo recordaba después de tantos años? Porque el niño, que ya no era un niño desde hacía tiempo, una noche abrió el cajón, apartó la pluma de plata, vio el libro y lo cogió. Allí seguían los niños tontos y el niño al que se le murió el amigo. Ahora le parecía que el cuento estaba muy bien construido, y le resultaba reconfortante haberse percatado de las miguitas que Ana María Matute había diseminado por el cuento en forma de verbos.

De la madre brotaban verbos como «se murió», «no pienses» y «busca otros»; «entra» y «le abrió». En cambio, los verbos del amigo eran «no estaba», «se murió», «no le llamó» «ni le oyó». El niño, por su parte, seguía la senda trazada por sus propios verbos: «se levantó», «fue a buscar», «volvió», «se sentó»; pero, enseguida, «volverá», «pensó», «no podía ser»; «no quería entrar», «se levantó», «se fue», «pasó buscándole» toda la noche; así que «lo tiró todo» y «volvió». «Ha crecido», «ha crecido». Así pues, la escritora había logrado, gracias a una escritura delicada y precisa, sobrevolar con palabras sencillas (lo llamaría prosa lírica) sobre un asunto importante de la vida. La pérdida. Y su aceptación. El olvido necesario que impulsa la existencia. ¿Hacia dónde? El niño que quiso escribir ha revivido

«una larga noche casi blanca» durante la cual ha acompañado de nuevo al niño al que se le murió el amigo por el camino de su duelo. El niño no acepta la pérdida del amigo. No puede ser que continúen allí las cosas que compartían —«las canicas, el camión», «la pistola de hojalata», y ese reloj que, casualmente, «ya no andaba»— y que el amigo no venga a buscarlas. No se resigna y se aventura a buscar al amigo aunque es de noche. Pero el amigo no está. Se enfada y muestra desprecio hacia las cosas del amigo, «qué tontos y pequeños son esos juguetes». Lo tira todo y vuelve a casa. Acepta que el amigo no volverá a estar. Pero esta asunción tiene consecuencias: durante esa noche mítica, el traje se le ha llenado de polvo y se le ha quedado muy corto. «Cuánto ha crecido este niño». Al niño que quiso escribir, ahora que no es niño desde hace tiempo, le enorgullece su capacidad para analizar cómo los autores cuyos nombres aparecen bajo los títulos han logrado vivir ahí, bajo los títulos. También su propia habilidad para describirlo. Ahora lo entiende todo, y sabe perfectamente la técnica que hay debajo de las palabras que tanto le habían gustado cuando aún era un niño. El hombre en que se ha convertido ha suspirado. No importa. Siempre guardará la pluma de plata y el sueño. Siempre. Se ha acercado al cajón, se ha asegurado de que aún conservaba todas las cuartillas en blanco, y ha vuelto a depositar el libro junto a estas, junto al sueño y bajo la pluma de plata.


EL ÚLTIMO PASAJERO DEL NOSTROMO Ciencia para tod@s

Por Daniel Martín Reina

Las apuestas de Stephen Hawking Buk 64

El físico inglés Stephen Hawking es uno de los científicos más importantes y famosos de la actualidad, no sólo por su trabajo en cosmología, estudiando el Big Bang y los agujeros negros, sino también por su labor divulgativa: sus libros han vendido millones de ejemplares en todo el mundo. La imagen de Hawking, postrado en una silla de ruedas y hablando a través de un ordenador desde hace décadas, es ya un icono popular que ha trascendido de los círculos científicos. Lo que no es tan conocido es que a Hawking le encanta hacer apuestas con sus colegas sobre asuntos científicos, aunque a la vista de los resultados hay que reconocer que no se le da tan bien como la física teórica.


Ya en 1975, Hawking apostó contra Kip Thorne que la fuente de rayos X Cygnus X-1 no contenía un agujero negro. En caso de ganar, Thorne conseguiría una suscripción anual a la revista Penthouse, mientras si Hawking tenía razón obtendría una suscripción a la revista satírica Private Eye durante cuatro años. En esta ocasión podríamos decir que Hawking se cubrió las espaldas. Como él mismo dice en su famoso libro Historia del Tiempo, sería una desgracia (para él) si los agujeros negros no existiesen, después de todo el tiempo que él les ha dedicado. En tal caso, al menos tendría el consuelo de ganar la apuesta y disfrutar de Private Eye. La apuesta todavía tiene que resolverse, aunque los científicos están seguros al 99 por ciento de que Cygnus X-1 contiene un agujero negro. De nuevo Thorne, junto con John Preskill, fue el protagonista de la siguiente apuesta de Hawking en 1991. Hawking aseguraba que nunca podríamos observar directamente un agujero negro, porque nada puede escapar de él, ni siquiera la luz. Sin embargo, en 1997 se demostró matemáticamente que, bajo determinadas circunstancias concretas y muy improbables, seríamos capaces de ver el corazón de un agujero negro, un punto infinitamente pequeño con una densidad infinitamente grande. Esto es lo que se conoce en el argot como una “singularidad desnuda”. Hawking aceptó a regañadientes que había perdido y pagó los 100 dólares a sus colegas. También tuvo que imprimir camisetas con un eslogan admitiendo la derrota. Hawking escogió “La Naturaleza aborrece las singularidades desnudas”, lo que en parte también era una reivindicación de su punto de vista. Ese mismo año, Thorne cambió de bando y se alió con Hawking, apostando ambos contra Preskill que un agujero negro destruye para siempre toda la información que cae en él. Preskill, en cambio, creía que existe un mecanismo por el que esa información sí se podría recuperar. Por increíble que resulte, se ha demostrado que Preskill tenía razón: existe un proceso, que irónicamente el propio Hawking demostró, por el cual un agujero negro se evapora muy lentamente, y al hacerlo emite parte de esa información que se daba por perdida. En 2004 hizo entrega de su regalo a Preskill, una enciclopedia de béisbol. Según el contenido de la apuesta, “el perdedor debía pagar su deuda con la enciclopedia que eligiera el ganador, de la que la información se puede recuperar cuando se desee”. Por último, hace algo más de una década, en 2000, Hawking se jugó cien dólares con el físico estadounidense Gordon Kane a que nunca se encontraría el bosón de Higgs, la elusiva partícula del modelo estándar que daría masa al resto de partículas elementales. Después de años de búsqueda, el LHC del CERN confirmó oficialmente su descubrimiento el verano de 2012. Poco después, un sorprendido Stepehn Hawking admitía su derrota con un lacónico “parece ser que he perdido 100 dólares”, a la vez que felicitaba a los científicos del CERN. Todo esto no desmerece la enorme labor científica de Hawking, eterno aspirante a premio Nobel y capaz por sí solo de cambiar nuestra visión del Universo. Otra cosa es que ésta sea la última apuesta que pierda... ¿Te juegas algo?


LA MIRADA FURTIVA DE LOS ESTÚPIDOS SIN DESTINO. ALIXE LOBATO (textos) Y MIGUEL B.NUÑEZ (ilustración) Buk 66

- Que una vez se encontraron y huyeron despavoridos sin saber ciertamente quien era su enemigo. Furtivos que se esconden de las sombras blancas veladas a la luz del día. Estúpidos porque no son conscientes que las sombras blancas a la luz del día no son sombras. -


Mostra de Venecia:

El documental entra por la puerta grande Buk 68

Daniel Bermúdez Castro

El documental fue el inicio. El Verbo del cine. Aquellas imágenes de los obreros saliendo de una fábrica o el tren parando en la estación constituyeron no sólo el inicio de un nuevo arte, sino también el de su primer género: el documental. Luego llegaría la El regador regado y la ficción. Por eso me duele ver al género documental tratado como un hermano adoptivo del cine. Siempre en segundo plano, a pesar de que llevamos ya muchos años viendo como se ha producido una autentica (r)evolución del género. Y por eso me alegra también que haya sido precisamente un documental el ganador del León de Oro en la Mostra de Venecia que se ha venido celebrando a principios de Septiembre. Sacro Gra de Gianfranco Rosi. Un documental que narra pequeñas historias insertadas en la Grande Raccordo Anulare (GRA), la circunvalación que rodea todo Roma, y que magníficamente filmó Federico Fellini en su película homónima. En cierta manera Bernardo Bertolucci, presidente del jurado de este año, se homenajea a sí mismo otorgando el premio a una cinta que tiene puesto un ojo en el gran maestro italiano y otro en Las ciudades Invisibles de Italo Calvino. Malicias aparte, me alegro por el documental como ya he dicho, poco acostumbrado a este tipo de reconocimientos (de hecho es el primero en su género que gana en los setenta años del festival), si bien es cierto no parece haber sido la película más aclamada. Nunca quien gana lo es.


Tsai Ming Lian nos enseña otra personalísima obra llena de rarezas para el espectador occidental. Su Stray Dogs parece satisfacer a los enamorados de su poesía y de su particular visión de una Taipei moderna y liberal. En un mundo donde prevalece el “ya” y el “ahora” se agradece alguien cuyo pulso narrativo más cercano al documental que a la ficción. En palabras suyas “la lentitud es tan hermosa como la vejez”. Pues eso, Tsai Ming Liang en estado puro. Y además Premio especial del Jurado. También el británico Stephen Frears partía como favorito con Philomena, una película que cuenta la búsqueda durante 50 años de una madre a su hijo dado en adopción. El excéntrico actor Steve Coogan se lleva el premio al mejor guión con este drama que ha perturbado a gran parte de la crítica. La otra gran triunfadora por sorpresa parece haber sido la griega Miss Violence con el Leon de plata al mejor director y la Copa Volpi a mejor actor para Alexandro Avranas y Themis Panou respectivamente. Hay otros nombres como el recientemente retirado Hayao Miyazaki, Amos Gitai, Jonathan Glazer, Gianni Amelio o Philip Groning que también presentaron sus películas, pero me gustaría terminar con otro documental, de otro director italiano. Nada menos que de Ettore Scola, amigo íntimo de Fellini, que con su Che strano chiamarsi Federico! nos enseña un retrato del orondo maestro italiano llena de reminiscencias de otra época y de imágenes reales que harán las delicias de los aficionados a su cine. Cómo le gustaba decir a Federico: “La vida es una fiesta” y ver al documental compitiendo de tú a tú con la ficción también lo es.


TAPITA LITERARIA

Buk 70

Elogio de lo irreparable Sé involuntaria. Sé febril. Olvida sobre la cama hasta tu propio idioma. No pidas. No preguntes. Arrebata y exige. Sé una perra. Sé una alimaña. Resuella busca abrasa brama gime. Atérrate, mete la mano en el abismo. Remueve tu deseo como una herida fresca. Piensa o musita o grita «¡Venganza!» Sé una perdida, mi amor, una perdida. En el amor no existe lo verdadero sin lo irreparable.

Félix Grande


NO ES QUE SEA MALA... ... por Olga Besolí Buk 72

... Y AÚN ASÍ CONFIESO QUE LEO BEST-SELLERS ¿Pueden estar equivocados millones de personas? Tal vez. Aunque es poco probable. Y hablar de libros que son best-sellers o –como nos correspondería definir en nuestra lengua– superventas, es hablar de una inmensa cantidad de usuarios que, en todo el mundo, se decantan por adquirir, leer y recomendar a sus conocidos y allegados un cierto libro, produciendo un efecto de bola de nieve que le hace escalar posiciones de forma vertiginosa en las listas de ventas. El hecho más excepcional dentro del ámbito de los best-sellers mundiales sucedió hace unos pocos años con las novelas de la saga de Harry Potter, cuya venta anunciada a bombo y platillo con bastante antelación–

y dispuesta simultáneamente a la misma hora del mismo día en las tiendas de todo el mundo, provocó colas interminables delante de las librerías esperando a que los dependientes abriesen las persianas ypuertas de sus establecimientos para pelearse hasta por el último volumen. Nunca antes se vio nada parecido. Al menos que yo sepa. No por un libro. No por llegar a casa y devorar unas páginas repletas de personajes ficticios. No en el mundo de la literatura. Cuando todos creíamos que los fans solo se daban en ciertos ámbitos, J.K.Rowling nos demostró que un libro puede provocar el mismo efecto que un cantante pop. Claro que muchos críticos explican este fenómeno basándose en las estrategias puramente comerciales, de publicidad, marketing y merchandising utilizadas por las grandes editoriales. Puede que en parte tengan razón. Pero por mucha manipulación mediática que acompañe a un producto, uno no se lee siete volúmenes de una media de seiscientas páginas cada uno si esos libros no contienen algo especial que engancha y emociona al lector, ¿no?


En mi vida he leído muchos best-sellers. Y reconozco que muchos son de gran calidad. Recomiendo especialmente «El tiempo entre costuras» de María Dueñas, con dos millones de ejemplares vendidos en España y «La sombra del viento» de Carlos Ruiz Zafón, con cinco millones. ¡Si alguien afirma que estas dos preciosidades literarias son producto del efecto de los mass media sobre la audiencia es que no se ha enfrascado en su lectura! Pero no solo leo best-sellers. Nadie debería hacerlo. Alguien dijo una vez: peor que no leer ningún libro es leer uno solo. Y en las lecturas, como en las modas, uno no tiene que dejarse llevar siempre por lo que viene marcado.

Conviene perderse a menudo en las librerías para buscar y re buscar entre sus estantes, evitando la mesa central donde descansan ostentosamente los últimos éxitos de la temporada. Nunca sabes dónde se esconde una joya literaria –a veces lo hace bajo el nombre de un autor desconocido o bajo la humilde impresión de una editorial pequeña– y hay un placer especial en descubrirla. Y aunque confieso que soy lectora de best-sellers, vivo más allá de su dictadura. Existen demasiados libros que no gozan de los privilegios o la suerte necesarios para llegar a convertirse en superventas, y que merecen de ser leídos.


Jardines, sol y´ arte contemporaneo Por Mektres

Buk 74

Nos pasamos por los alrededores del CAAC con la excusa de ver los jardines y empezamos a descubrir obras por allí desperdigadas. Algunas de nueva instalación u otras que llevan más tiempo. Aquí van algunas de las que más nos gustaron. El sevillano Curro González tira de ironía en Como un monumento al artista, donde juega a la confusión con el público mediante el concepto de artista multidisciplinar, la búsqueda de la fama y una instalación sonora donde no todo es lo que parece. Pasando por el espacio al compás de las fanfarrias nos encontramos con la propuesta de Cristina Lucas, quien relee a Lewis Carroll en Alicia, una instalación de grandes proporciones que sobresale por dos ventanas con una crítica a la opresión sufrida por las mujeres en sus propios hogares. Pintar en la pared, quizás ahí empezó todo. Jessica Diamond dirige sus mensajes ácidos a quien quiera mirarlo. Sus mensajes han servido de fondo en el escenario de Nocturama. La búsqueda de transmitir sensaciones, contenido; las propuestas de la artista estadounidense rebosan eso. Lagunas, de Maura Sheehan provoca sentimientos encontrados: la ruina, aquello que fue y que ya no está, contrasta con el azul de las distintas piezas que evoca el pasado fabril de la Cartuja, su transformación en recinto para la Expo´92 y luego el páramo, el lento pero irreversible deterioro con el paso del tiempo que va tumbando las piezas y las sumerge bajo la lámina de agua.


Buk 49


La obra de Rogelio López Cuenca sufrió de la censura, no pudiéndose exhibir en la Exposición Universal de Sevilla. El artista malagueño rediseñó los paneles indicativos del gran evento convirtiéndolos en copiascon un lenguaje crítico e ininteligible, a primera vista, que causaban desconcierto entre quienes los observaban. Leave all hope spectators, this is a spectacle se puede leer en uno de ellos. El paseo continuó y tuvimos la oportunidad de encontrar todas las obras. Algunas de ellas abandonadas con el paso del tiempo, perdidas entre los jardines, dejándonos un regusto agridulce.

Mektres está constituido por Pablo y Paloma. Es un blog con base en Sevilla de contenidos relacionados con el arte, la fotografía, lugares interesantes, patrimonio no tan conocido y cultura en general. www.mektres.com


Buk 78

COLABORA CON BUK MAGAZÍN Si te gusta escribir, puedes participar en el próximo número de

Buk Magazín:

envíanos un texto de 500 palabras máximo a bukmagazin@gmail.com Te esperamos.


Buk 79

2

3 1

1 2 3

lab , laboratorio de imagen. doctor bar

la caja habitada , hostel.

“LA SEVILLA EFERVESCENTE”


Buk06  

La cultura en estado efervescente

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you