Page 1

“Vacaciones en Paz” Programa de acogimiento temporal de niños y niñas saharauis procedentes de los campamentos de refugiados en Tinduf Canarias se suma al programa “Vacaciones en Paz” en el año 1980. Entonces, el Gobierno de Canarias subvencionaba la estancia de unos 30-40 niños y niñas saharauis que se alojaban en residencias. Fue por el año de 1993 cuando el programa se abre a las familias, acogiéndose alrededor de cuatrocientos niños y niñas. Son las familias junto con la Asociación quienes trabajan para sufragar los gastos de traslado a nuestras islas. Los Organismos e Instituciones Canarias dedican el dinero a proyectos de Ayuda Humanitaria para la población de los Campos de Refugiados en Argelia. El aumento en la cantidad de niños y niñas acogidos durante el verano, así como la responsabilidad que recae en las familias canarias que acogen a estos niños y niñas, nos obliga a ser rigurosos en la organización. Para ello es necesario que tanto las familias, los coordinadores de las distintas zonas de nuestra provincia y la Asociación, estemos formados e informados de qué hacer y cómo hacerlo de la mejor forma posible. En esta tarea estamos implicados: • El Servicio Canario de Salud • Dirección General de Atención al Menor • La Delegación del Frente Polisario • Las Familias Canarias participantes en el programa Amistad con el Pueblo Saharaui

• La Asociación Canaria de


• Muchas personas y entes que de forma altruista y desinteresada participan en el mencionado programa. La Asociación Canaria de Amistad con el Pueblo Saharaui en colaboración con la delegación del Frente Polisario en nuestra isla, continua año tras año gestionando el programa “Vacaciones en Paz” y lo plantea en un marco de solidaridad y de ayuda desinteresada por parte de las familias acogedoras, con la finalidad de ofrecer unas vacaciones a estos niños y niñas que han nacido y viven en el desierto, en los Campamentos de Refugiados de Tinduf ( Argelia)

Los objetivos por los que este proyecto se lleva a cabo son:

Evitar su estancia durante el verano en los Campos de Refugiados ya que las temperaturas son muy elevadas (más de 50º)

Por razones de salud: se les brinda la oportunidad de una revisión médica y actuar adecuadamente, pues en los campamentos el sistema de salud no es suficiente para detectar enfermedades y curarlas. De igual manera se les proporciona una alimentación en condiciones durante estos meses, ya que suelen estar faltos de vitaminas y proteínas.

Por razones de intercambio cultural: para ofrecerles la oportunidad de conocer formas distintas de vida, de culturas, un nuevo idioma, de manera que ello contribuya a su formación y a mejorar la comunicación y el entendimiento entre el pueblo saharaui y el nuestro.

Por razones políticas: estos niños y niñas son embajadores, de propio derecho, de su pueblo y de su causa; de un pueblo que lucha por su autodeterminación y por la recuperación de su territorio, ocupado por Marruecos.


Premiarles por su labor escolar que desarrollan a lo largo del año, lo que les puede motivar para esforzarse en mejores notas.

Por qué acoger a un niño o niña saharaui Acoger a un niño saharaui es una experiencia única y no exenta de dificultades. Cualquier familia que decida realizar este esfuerzo debe saber que, en realidad, no está haciendo sólo una obra de caridad. Todos oímos en multitud de ocasiones que es una lástima traer a estos niños a Canarias, para que durante dos meses gocen de comodidades y disfruten de lo más elemental y luego, al volver, retornen de nuevo a una vida llena de carencias. En realidad no es así. Es muy importante que estos niños vengan a Canarias durante el verano. El programa "Vacaciones en paz" se pone en marcha en la época en la que los niños canarios no tienen colegio, lo que permite a los niños saharauis y a los canarios un intercambio cultural extraordinario y les da a unos y a otros la oportunidad de contactar con una cultura distinta, con personas diferentes, con otras costumbres,.... Conocer esta realidad hará más tolerantes a nuestros hijos. Pero no es esto lo más importante. En los dos meses de verano se producen en la 'Hamada' argelina, la zona en la que se ubican los campos de refugiados saharauis, temperaturas de más de 50º C a la sombra. La deshidratación, la escasez de alimentos,... provoca un empeoramiento de la salud de estos niños, que no pueden crecer en las mismas condiciones que cualquier otro. Pero aún hay más. Quizá el aspecto más importante de la campaña "Vacaciones en paz" es el programa sanitario que los responsables de la campaña hemos diseñado. Este programa, que se realiza en colaboración con el Servicio Canario de Salud, permite que todos estos niños sean sometidos a reconocimientos médicos cada vez que vienen a nuestras islas. Estos reconocimientos anuales hacen posible que los niños saharauis disfruten de una vigilancia periódica de su salud, lo que les da, al mismo tiempo la posibilidad de detectar cualquier anomalía que requiera diseñar el tratamiento idóneo, para que se pueda superar con éxito durante su estancia.


Lo que deberían saber las familias • Que a estos niños y niñas sólo se les acoge de forma temporal, en condiciones normales, que tienen una familia a la que deben de volver una vez acabado el programa, que generalmente acaba a principios de septiembre. • Que forman parte de un grupo de seres humanos que viven en unas condiciones infrahumanas para recuperar su territorio usurpado. No deben hacer que el número disminuya cada año. No debemos motivarles a quedarse aquí, por muy duro que nos resulte. Algunos pedirán quedarse y te llamarán papá y mamá, creando así un mayor apego emocional. Debemos respetar a sus padres y no darles al niño/a falsas esperanzas, aunque queramos que se queden. • Profesan la religión islámica y , por lo tanto, ni pueden ni se les debe de dar de comer carne ni embutidos de cerdo. En los campamentos no hay mezquitas, y se suele rezar en el desierto mirando a la Meca. Es posible que quiera rezar en su habitación, es importante que respetemos esta decisión proporcionándole intimidad. • La selección de los niños/as que participan en este programa de vacaciones, se realiza en los campos de refugiados y es responsabilidad de la propia organización saharaui. • El compromiso de las familias acogente es el de la atención y cuidados durante el verano de estancia y, siempre, a través de la Asociación, así como participar con el niño o niña saharaui en aquellas actividades que se programan desde ésta. Manifestación a favor de un Referéndum para el Sahara y visitas al Cabildo y Parlamento de Canarias. • La Dirección General del Menor, La Delegación del Frente Polisario, la Asociación y los Coordinadores de zonas, velarán por el mejor estar y mayor seguridad durante la estancia de los niños y niñas saharauis.


Pautas de actuación El intercambio de culturas, lejos de ser un problema, puede ser una experiencia enriquecedora para toda la familia. La visita de un niño/a saharaui que entra en nuestras casas por algún tiempo, puede convertirse en un verdadero regalo. Estos niños y niñas vienen en representación de su pueblo y por un tiempo podrás disfrutar de sus besos, abrazos, caricias, sus palabras etc. Aunque al principio podamos encontrarnos con un niño/a tímido y receloso, no es más que la nostalgia ante un medio desconocido, con diferentes costumbres, sin su familia, con otro idioma y en definitiva fuera de su entorno natural. Esta actitud la va superando al paso de los días, aunque tengamos que ganarnos su confianza. Con cariño y paciencia se irán superando las dificultades.

El juego con otros niños y niñas. Si es posible, los primeros días que juegue con niños y niñas saharauis; les ayudará a alejar los miedos.


Están habituados al aire libre, no es conveniente tenerles mucho tiempo ante el televisor. Aceptan las reglas de los mayores, aunque algunos son cabezones, como los nuestro, pero suelen ser despiertos e inteligentes y aprenden bastante rápido. Las golosinas, cosa de niños, tenemos que controlárselas.

Les gusta como a todos los niños y niñas, saltar, tirarse, etc..son muy activos, pero no debemos olvidar que al desconocer los peligros de nuestra sociedad, pueden tener accidentes, por lo que habrá que enseñarles a jugar en determinados sitios.

El agua les encanta, aunque no saben jugar con ella, debemos en la medida de lo posible, enseñarles a nadar, a moverse en las piscinas, en el mar etc.

Les gusta contar cosas sobre su cultura, su familia, sus amigos etc.


Dos meses de convivencia

A las familias canarias no sólo les da la oportunidad única de conocer de primera mano una cultura diferente. La acogida de un niño saharaui nos permite hacer una buena obra y nos da la oportunidad de transmitir a nuestros hijos unos valores personales únicos, basados en la tolerancia, el respeto a los demás, la generosidad, la convivencia en paz,...

La convivencia de los niños saharauis con niños canarios no está exenta de dificultades. Es natural que el niño/a sienta nostalgia por su país, su familia, sus amigos y en general por todas sus cosas. El mantenerle ocupado y las demostraciones de afecto lograrán desvanecer en parte su retraimiento.


En definitiva, acoger a un niño/a exige un esfuerzo que sólo se puede realizar con generosidad y con comprensión. El niño saharaui tiene otras costumbres, otra cultura, otro idioma,... Él, sin duda, realizará un esfuerzo enorme por adaptarse a nosotros, pero nosotros también debemos acogerle como merece.

Los niños saharauis son personas extraordinarias: serviciales, amables, obedientes, tolerantes.... Se trata de niños que van a poner mucho de su parte. La convivencia, como todas, será dura, pero no estará exenta de enormes satisfacciones.


Actividades programadas por la AsociaciĂłn Visita al Parlamento de Canarias El Parlamento de Canarias abre sus puertas a los niĂąos y niĂąas saharauis.


Visita al Cabildo de Tenerife


Manifestaciones


El retorno Los niños saharauis pasarán dos meses en Canarias que sin duda les harán más felices. Con una salud mejor y con una periódica vigilancia médica, con más vitalidad y mejores alimentos, con nuevos amigos y la sensación de tener una familia canaria, el niño/a saharaui regresará a su casa a principios de septiembre.

Será, sin duda, un momento duro para todos. Sin embargo, no hay que pensar que los niños saharauis se van para ser unos desgraciados. Les estamos dando en Canarias una oportunidad para crecer más sanos, conocer otra realidad, aprender otro idioma y vuelven a su casa deseando ver a su familia. En definitiva, son, aunque nos cueste creerlo, felices pese a las carencias con las que están creciendo.


Qué mandar con el niño/a cuando regresen a los campamentos Cuando el niño/a regresa con su familia, le encanta llevarles algún regalo tanto para sus padres como hermanos, como niños que son les gustaría llevarse de todo, pero tenemos que pensar en cosas que sean prácticas para su medio y contar con el peso permitido de equipaje 20 K. de maleta y 5 de bolsa de mano. Por todo ello recomendamos lo siguiente: Toda la ropa que le hayamos comprado (es conveniente que sea ropa práctica y duradera, y no de colores muy claros, ¡hay poco agua para lavar! Las medicinas que pueda necesitar y le sean imprescindibles. Algunos regalos prácticos para sus padres y hermanos. Algo de dinero ¡necesario! Las fotografías más importantes de las vivencias realizadas, y de las personas con quien han convivido. Fotocopia del informe médico para que lo tenga su familia. Algo de material escolar. Miel.

Cómo acoger a un niño/a saharaui Acoger

a un niño saharaui es muy sencillo. Lo más importante es tenerlo perfectamente claro, saber que nos vamos a enfrentar a una prueba importante que, aunque llena de buenos momentos, también va a ser dura.

Tomada la decisión, es fundamental asesorarse en los Comités de apoyo del municipio o zona a la que pertenezcan. Las asociaciones de Amistad y de Solidaridad del Pueblo Saharaui constituyen el canal idóneo: ellas prestarán asesoramiento eficaz y podrán aportar su experiencia para que las familias canarias conozcan con detalle cómo pueden acoger en las mejores condiciones a un niño o niña saharaui.


Cómo financiamos el programa Son las familias junto con la Asociación y los distintos comités quienes organizan actividades para recaudar fondos destinados a sufragar los gastos del programa. Cenas, rifas, venta de lotería etc.

Día 17 de Junio de 2006- 21hora BAR RESTAURANTE EL JUNQUITO. Crret. General Las Cañadas km. 4.8

Tlf. De contacto: 650989484-660150611

18€

Si te interesa participar, bien para acoger a un niño o niña saharaui en tu casa, bien para colaborar económicamente con los gastos, ponte en contacto con nuestra asociación: Asociación Canaria de Amistad con el Pueblo Saharaui. C/ Benito Pérez Armas 4 (Esquina con la "Tasca Anchieta", al principio de la Avda. Trinidad, entrando por la autopista) La Laguna Teléfono y fax: 922253713

E-mail: acapsaharaui@gmail.com

http://tenerifeconelsahara.blogspot.com/ Nº 0001

Nº 0001

18€

VACACIONES EN PAZ. SANTA CRUZ DE TENERIFE  

Acogimiento temporal de niños y niñas saharauis, procedentes de los campamentos de refugiados de Tinduf, durante los meses de julio y agosto...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you