Issuu on Google+

BOLETÍN IPUC CENTRAL BOGOTÁ - Edición No.63 - AGOSTO - 2010

Edificando mi vida en Cristo El arrepentimiento: un tema actual en nuestra vida. Pág. 3

Las 7 dispensaciones de la Biblia. Pág. 4

La misericordia es lo que el Señor Jesucristo quiere que practiques Pág. 10


Editorial

Edificando mi vida en Cristo  Pastor Carlos Urrego Delegado de la Junta Rodolfo Palacios

Directiva: Ricardo Meneses Alexandra Martínez Magali Duque María del Pilar Castro Armando Calderón Orlando Aguillón Colaboradores: Ofir Duque John Anzola Luz Dary Castro Laura Realpe Cristian Palma Diseño y Diagramación: Gillberth Ramírez Correo electrónico: buenasnuevasipuc@gmail.com

Ricardo Meneses, director del Comité de Prensa.

El Comité de Prensa da a la IPUC CENTRAL un saludo de bienvenida en el glorioso nombre de nuestro Señor Jesucristo en este segundo semestre de 2010. Esperamos que cada edición del boletín Buenas Nuevas continúe siendo de gran bendición y edificación en la vida de cada miembro de la congregación y, aún más, para toda persona que tenga la oportunidad de leer cada artículo, enseñanza, reflexión, mensaje, testimonio, entre otros. En esta edición incluimos temas como “Edificando mi vida en Cristo”. La Palabra del Señor dice “Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor; en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el espíritu” Efesios 2:20-22. Existen dos maneras básicas y definitivas para lograr nuestro crecimiento y edificación: 1- Oración: nuestra comunicación directa con Dios es lo que nos permite encontrar respuesta a muchos de nuestros interrogantes y solución a nuestros problemas. Por medio de la oración podemos sentir la presencia de Dios obrando en nuestras vidas y, lo más importante, conocer cuál es su voluntad santa y perfecta, en donde por su misericordia y revelación aprendemos a renunciar a nuestra voluntad y hacemos lo que Él nos ordena. 2- Estudiar la Biblia: así como toda edificación necesita de buenos cimientos, también nosotros, al estudiar la Palabra del Señor todos los días, nuestro fundamento será más fuerte al ser Jesucristo la roca de nuestra fe; de manera que nada ni nadie nos podrá separar de nuestro Dios. Iglesia de Dios, es importante que tengamos presente que para poder crecer en el conocimiento de Cristo, debemos alimentar nuestro espíritu a cada momento.


Reflexión

El arrepentimiento: un tema actual en nuestra vida 

Por: Ofir Duque

C

uando vemos nuestro entorno, en donde la culpa no es un factor que determina el actuar, pues para todo existe una explicación lógica y consecuente con las situaciones que vive el mundo. Por lo tanto, pocas veces los jóvenes, adultos y niños tienen el tiempo para reflexionar sobre su proceder frente a Dios. El mandato de Dios de no satisfacer aquellos deseos pecaminosos que batallan en contra del alma, no son considerados para el actuar, ya que simplemente el ser humano se ha conformado con su propia satisfacción y objetivos.

 Con el tiempo, entonces, existe inconformidad constante, ya que no logra satisfacer sus propósitos, a sus amigos, sus relaciones y su aspecto físico, llevándolos a la frustración que, sin poderla superar, desemboca en el suicidio o en vidas vacías sin objetivos reales que lleven a la verdadera felicidad, en una carrera desenfrenada por obtener un puesto en la sociedad. Se ha dicho que existen miles de peligros que nos asedian y tratamos de evitarlos, y miles de situaciones adversas que nos estorban; existen miles de perversas artimañas que atentan contra nuestra vida, pero jamás nos imaginamos que muchas de ellas manan desde lo más interno de nuestro ser. Dice la Biblia en 1 Timoteo 4:16: “Ten cuidado de ti mismo...” y es precisamente ese egocentrismo que nos aleja de Dios. Por ello es hora de que el ser humano deje de lado esa visión egoísta de la vida, ya que existe un gran arquitecto de la vida, el Señor Jesucristo, quien nos da los elementos que llevaran a nuestros propósitos a un estado de satisfacción personal, con un alto grado de victoria en lo que nos proyectemos, pues está asegurado que si hacemos su voluntad nuestra vida tendrá su perdón; de ahí que agrega a tu lista de temas actuales que: “La sangre de Jesucristo nos limpia de todo pecado. . .” (1 Juan 1:7)

3


Estudio

Las

Dispensaciones p en la

Biblia B

D

ios ha gobernado su casa de diferentes maneras en diferentes tiempos. Esto significa que las REGLAS DEL HOGAR no han sido siempre las mismas. Adán, Noé, Abraham, Moisés y el apóstol Pablo vivieron en el mismo mundo, bajo el mismo Dios, pero sujetos a DISTINTOS REGLAMENTOS. Las ordenanzas bajo las cuales vivió Abraham eran diferentes a las ordenanzas bajo las cuales vivió Pedro. Al haber diferentes reglamentos, significa que ha habido diferentes DISPENSACIONES. Notemos que dispensación es más que sólo “reglas del hogar”. En cada dispensación Dios no ha entregado solo mandamientos, sino también ha revelado alguna VERDAD que el hombre debe creer, obedecer y utilizar apropiadamente. Los reglamentos y las leyes van unidos a privilegios, oportunidades y responsabilidades, por cuanto Dios ha puesto su verdad en las manos del hombre. Cuando hablamos de distintos reglamentos o reglas del hogar, no significa que cambia todo el conjunto de reglamentos, responsabilidades y privilegios. Algunas reglas y privilegios cambian, pero otros permanecen iguales.

4


Estudio

“Vinieron los fariseos y los saduceos para tentarle, y le pidieron que les mostrase señal del cielo. Mas él respondiendo, les dijo: Cuando anochece, decís: Buen tiempo; porque el cielo tiene arreboles. Y por la mañana: Hoy habrá tempestad; porque tiene arreboles el cielo nublado. ¡Hipócritas! ¡que sabéis distinguir el aspecto del cielo mas las señales de los tiempos no podéis! (Mateo 16: 1-3) Así como la naturaleza nos da señal de lo que va a ocurrir en términos naturales, el Señor a lo largo de la historia de la humanidad, y muy específicamente en relación a Su pueblo, siempre ha dado a conocer lo que ha esperado de ésta. El Señor Jesús hubiera esperado de los dirigentes religiosos de su época que hubieran captado que Él, el Mesías de Israel estaba en medio de ellos. No obstante, lejos de eso, los fariseos y saduceos, no sólo no lo intuían, sino que descaradamente le pedían de continuo señales asombrosas para tentarle. Podían discernir en cuanto a lo natural, pero siendo supuestos hombres de Dios, no podían distinguir los tiempos en términos espirituales; las sazones u oportunidades que Dios ha ido concediendo, en ese caso, la misma venida del Mesías en medio de ellos. Por tanto, Dios quiere que seamos conocedores de todo lo que es y ha sido su mover hacia los hombres, a lo cual llamamos dispensaciones, es

decir, resoluciones divinas hacia los hombres en cuanto a diferentes tiempos, paralelas a sus Pactos; todo lo cual está en la Biblia. En la Biblia encontramos los diferentes Pactos que Dios ha hecho con el hombre, así como sus diferentes dispensaciones. Por tanto, podríamos encajar toda la historia de la humanidad en diferentes dispensaciones, entendiendo mejor este término en el sentido teológico por: “Un periodo durante el cual el hombre es puesto a prueba con referencia a cierta revelación específica de la voluntad de Dios” (C.I. Scofield) El diccionario bíblico define la dispensación o dispensaciones, como: “El trato ordenado con los hombres por parte de Dios en la variada administración de sus caminos en distintos tiempos” Claramente podemos contemplar siete diferentes dispensaciones en las Escrituras. Éstas las llamamos: 1. La Inocencia; 2. La Conciencia; 3. El Gobierno Humano; 4. La Promesa; 5. La Ley; 6. La Gracia; 7. El Reino. Buenas Nuevas desea colocar en sus manos a lo largo de las diferentes ediciones que le siguen, un análisis de cada una de las diferentes dispensaciones, por lo que comenzamos con esta introducción para este número. Seamos fieles seguidores de sus próximos números.

5


Tema Central

Tema Central

Hasta que llegu uemos… 

Por: john Anzola

“Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangeelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificacción del cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un n varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; para que ya no seamos niños fluctuantes, lllevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astuccia las artimañas del error, sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, estoo es, Cristo, de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.” Efesios 4:11-16.

F

ue en una de las iglesias de Antioquía en donde a los seguidores de Jesucristo se les llamó por primera vez cristianos. El apelativo, en principio, era un término dado por los gentiles que contenía una carga peyorativa y burlona; no fue sino hasta el siglo II de nuestra era que la palabra pasó a ser honrosa. Hoy, en pleno XXI, el apelativo cristiano se ha generalizado de tal manera que todos o muchos son cristianos, principalmente en los países latinoamericanos. La discusión en torno a qué significa ser cristiano está vigente. Si bien es cierto que la palabra ya no tiene una carga burlona o desagradable, ha pasado a significar un estado: soy cristiano. Hemos dejado de lado el hecho que ser cristiano también es un proceso. Ser cristiano debe significar que somos seguidores del Señor Jesucristo porque creemos en lo que Él hizo y lo que Él dijo. Creemos en un plan de salvación y vivimos de acuerdo con ello. Ese vivir de acuerdo con lo que creemos modifica toda nuestra vida y, en ningún caso, es algo que sucede de la noche a la mañana, es un proceso que dura toda la vida.

6

En la Biblia encontramos una serie de metáforas o comparaciones de lo que es ser cristiano o tener una vida cristiana y en todas ellas se puede evidenciar que es un proceso: un edificio, una planta, la luz del día, la vida humana, una carrera. Cada una de estas metáforas nos deja ver que la vida cristiana está llena de etapas, de momentos, de pasos, de peldaños. El deber del cristiano es ser consciente que su vida y su relación con Dios es un progreso continuo, un constante crecimiento, una edificación diaria. De acuerdo con esto, ser cristiano significa hacer todo lo necesario para crecer día a día. Haciendo uso de algunos conceptos de arquitectura, somos como un edificio, nuestra base, nuestro fundamento es el Señor Jesucristo (Efesios 2:19-22), y si escuchamos y hacemos lo que él nos dice edificamos nuestra casa sobre una roca y nadie ni nada puede derribarla (Mateo 7:2425). El fin es llegar a ser un templo santo y agradable a él.

Tomando la metáfora de una planta, él es el tronco principal, nosotros somos una rama que crece poco a poco y llega a dar fruto. Como la rama depende del tronco, nosotros dependemos de él; como la rama desprendida del tronco no puede dar fruto, nosotros fuera de él tampoco podemos llevar fruto (Juan 15:1-5). Pero es bueno recordar que la rama, una vez nace del tronco, toma su tiempo para dar su fruto. Es un proceso. Todos los seres humanos nacemos, crecemos, nos reproducimos y morimos. La comparación también es adecuada. Como cristianos nacemos (Juan 3:7) y poco a poco vamos creciendo; damos un paso detrás de otro, a veces nos caemos, pero siempre hay alguien que nos ayuda a levantar ¿Quién no se cayó aprendiendo a caminar? ¿Quién no recibió ayuda para levantarse y seguir? Ésa es la vida cristiana, es un proceso. Como cristianos debemos hacer todo lo posible por crecer, por edificarnos, por hacernos fuertes para poder dar fruto, por dar un paso más en nuestra carrera, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento de Dios, hasta que lleguemos a ser un varón perfecto, a la medida y la estatura de Cristo (Efesios 4:11- 16).

La oración y el estudio de la Palabra de Dios deben convertirse en dos cosas básicas para nuestro crecimiento. Es como el alimento del niño, la sabia de la planta, la bebida de la carrera, el cemento del edificio. Sin oración y estudio bíblico nunca creceremos adecuadamente. Como líderes estamos en la responsabilidad de hacer todo lo que esta en nuestras manos para contribuir positivamente en éste proceso. Él dio dones y talentos a los hombres con el fin de perfeccionar a los santos para la edificación del cuerpo de Cristo. No hacerlo, o hacer otra cosa, es hacer lo que Él no dijo que hiciéramos. ¿Es usted consciente que su vida cristiana es un proceso? ¿Está usted en el proceso? ¿Qué hace usted para crecer? ¿Cuánto ha crecido en el último año? ¿Como líder, diseña proyectos para la edificación del cuerpo de Cristo? Es bueno mencionar que en este proceso no estamos solos, Él dijo: he aquí yo estoy con vosotros hasta el fin del mundo (Mateo 28: 20). Sólo nos resta crecer hasta que lleguemos a su estatura. Largo camino nos resta. La carrera hasta ahora comienza.

7


Eventos y Actividades

El Señor Jesucristo permitió a un lindo grupo de jóvenes participar en un Campamento realizado a principios del mes de junio, en el cual el tema central fue Descubriendo lo que soy en las manos del Señor. Allí se contó con la participación del Hno. Luis Angarita Flórez, pastor misionero en la ciudad de Siguatepeque-Honduras. Con una asistencia de aproximadamente 80 jovenes, Nuestro Dios se manifestó de manera especial, ya que el grupo fue instruido en su Palabra y sintió su poder glorioso. Este hermoso campamento fue organizado por nuestro Comité de Jóvenes del primer semestre en cabeza del Hno. John Jairo Anzola.

8


Eventos y Actividades

Del 24 al 27 de junio pasado se llevó a cabo en la Iglesia Central de Bogotá un evento que se constituyó en una gran bendición: La Semana Bíblica Juvenil, cuyo lema fue Edificando mi vida en Cristo. El invitado fue el pastor misionero de Honduras, Hno. Luis Angarita, quien también estuvo en el Campamento Juvenil. Durante la Semana Bíblica nos gozamos con hermosas enseñanzas que nos ayudaron a comprender por qué es necesario edificar todos nuestros asuntos en el Señor Jesucristo. De igual manera, los testimonios que narró el Hno. Angarita sobre sus experiencias en Honduras fortalecieron nuestra fe en Aquel que todo lo puede. Gracias a Dios por el sentir que tuvo el Comité de Jóvenes al organizar este precioso evento.

9


Consejos

La misericordia

es lo que el Señor Jesucristo quiere que practiques 

Por: Alexandra Martínez Ávila

“Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento” (Mateo 9, 13).

E

stas palabras las dijo el Señor Jesucristo a los fariseos que murmuraban de Él cuando se sentaba a dialogar con los publicanos y pecadores. En ningún momento el Maestro juzgó a quienes se acercaban a Él para escuchar sus hermosas enseñanzas, por el contrario, los exhortaba con amor para que dejaran sus malos caminos y se arrepintieran de corazón. Ésa es la manera en que podemos actuar en cada instante de nuestra vida: cuando escuchemos que a nuestra Iglesia llega una persona cargada de faltas y

10

pecados, acojámosla con todo nuestro amor y misericordia, porque de esta manera estamos obedeciendo al Señor Jesucristo, y lograremos que muchos conozcan el amor entrañable de Nuestro Dios por todos aquéllos que andan por su vida sin dirección. La misericordia es una cualidad muy linda que nuestro corazón necesita, porque en el momento que le hablamos a un pecador de la misma manera como el Señor Jesucristo lo haría, logramos que esta persona se enamore plenamente de este glorioso evangelio.


Pasatiempo A 3

B 6

C 9

D 12

E 15

F 18

G 21

H 24

I 27

J 30

K 33

L 36

M 39

N 42

Ñ 45

O 48

P 51

Q 54

Busca la letra correspondiente a los números de las casillas y completa este versículo que te habla de lo que el Señor pide de cada uno de nosotros….

R 57

S 60

T 63

U 66

V 69

W 72

COLOSENSES 1: ___

X 75

Y 78

Z 81

Completa el versículo:

51

3

57

3

54

66

9

48

39

48

15

60

60

15

45

48

57

15

42

63

48

18

57

66

63

48

48

6

57

3

15

42

15

36

12

15

12

27

3

12

21

48

15

78

9

48

15

3

42

12

15

12

27

21

42

48

57

3

12

3

42

36

36

15

69

3

42

63

48

12

3

27

60

12

15

36

12

48

36

15

42

12

48

6

66

15

9

57

15

9

27

15

42

12

48

48

42

48

9

27

39

27

15

42

42

3

63

48

60

11


De interés

Cumpleaños de Agosto... NOMBRES Y APELLIDOS

DÍA

NOMBRES Y APELLIDOS

DÍA

NANCY GARCÍA

1

LUZ MARINA RODRÍGUEZ

16

OMAR SÚA

2

MARÍA H. BARRIOS

20

IGNACIO SÚA

3

BERNANDO CEBALLOS

22

JOSÉ DAVID CUBILLOS

4

ÁNGELA ANDREA ORTIZ SÚA

24

JOSÉ GUILLERMO TORRES

6

NIYIRETH VEGA

26

NILFREDO CAÑÓN MORENO

7

KAREN SOLANILLA

27

NANCY FIGUEROA

7

MARÍA ISABEL DE PITA

27

MARISOL OSPINA

8

WILLIAM AMAYA

27

CLAUDIA GÓMEZ

9

EMETERIA ZAMBRANO

28

LUIS A. GRANADA

10

FREDY LEONARDO MONROY

28

DANIEL PALMA CASTRO

10

LISBETH CALLE

29

MARÍA I. COLORADO

12

PAULA RAMÍREZ

29

ESCILDA MAGÓN

16

NELSON DUQUE

31

Este mes... Martes:

10:00 a.m. Reunión de Adultos Mayores

¿Necesitas apoyo? Pastores:

Carlos Urrego González Cecilia Escudero de Urrego

6:30 p.m. Reunión de Oración

Miércoles: 10:00 a.m. Oración de Intercesión

Secretaria:

Cleo de Pachón

Jueves:

6:30 p.m. Reunión Damas y Caballeros

Ignacio Súa

Viernes:

6:30 p.m. Reunión Lugares de Predicación

Intercesión: Portería: Ujieres:

Sábados:

Alexandra Martínez A.

4:00 p.m. Escuela de Capacitación

6:30 p.m. Reunión de Jóvenes Domingos: 8:00 a.m. Reunión Dominical 10:30 a.m. Escuela Dominical 5:00 p.m. Reunión Lugares de Predicación Se realizarán eventos y actividades adicionales durante todo el mes. 12

Alcides Cerero / Lored Meléndez

Iglesia Pentecostal Unida de Colombia Central - Bogotá Tel. 2454684 - 3380757 Calle 33 A No. 13-49 Correo Electrónico: iglesiacentral34@hotmail.com Grupo Facebook: **IPUC CENTRAL BOGOTA!!!** Si deseas recibir o enviar a alguien este informativo por medio electrónico, escribenos a buenasnuevasipuc@gmail.com


63. BN_Ago.10