Issuu on Google+

CIUDAD DE LA HABAA

EL CAPITOLIO NACIONAL


El Capitolio acional de Cuba. Es una de las obras más relevante de la arquitectura cubana. Aparece en la clasificación internacional como uno de los seis palacios de mayor relevancia a nivel mundial.EL Capitolio de La Habana es inspirado, como el de Washington y otras ciudades del mundo, en el original romano pero mejor dotado, tiene una gran escalinata de granito de 55 escalones, una fachada neoclásica,e impresionante cúpula de 91,73 metros de altura(quinta en el planeta y segundo punto más alto de la ciudad). Fue la residencia del "Poder Legislativo acional" y que como producto de una encuesta popular recibió el nombre de "CAPITOLIO". Está emplazado este edificio en el mismo corazón de la Capital de la República, ocupando los terrenos que inicialmente fue una ciénaga, la cual fue dragada a principios del siglo XIX para su aprovechamiento urbano. Estando el terreno ocupado por un vertedero de basura ubicado junto a la muralla de tierra, se instaló allí un jardín botánico, el primero en la historia de la ciudad, fundado el 30 de mayo de 1817. Bajo el auspicio de la Sociedad Económica de Amigos 1


del País, en 1834 éste se trasladó a los terrenos de los Molinos del Rey, actual Quinta de los Molinos, situados en las faldas de la loma de Arostegui, donde está emplazado el Castillo del Príncipe. En este mismo año comenzó en el mismo emplazamiento la construcción de una estación para el ferrocarril que enlazaría La Habana con Güines. Se le dio el nombre de Estación de Villanueva, llamada así en memoria de Claudio Martínez de Pinillos, Conde de Villanueva, Intendente General de Haciendas y primer presidente del Consejo Directivo del Ferrocarril. En 1817 se inauguró el primer tramo a Bejucal y

2


un año después llegó a Güines. En 1839 se concluyó dicha estación en los terrenos contiguos al Campo de Marte. En 1840 la línea ferroviaria alcanzaba ya la localidad de Cárdenas En 1910 se produjo un cambio de los terrenos ocupados por la Estación de Villanueva (que con los años se quedó insuficiente y desubicada) por otros pertenecientes al antiguo Arsenal de La Habana, con el fin de construir en ellas la nueva estación terminal de ferrocarril y a su vez erigir en dichos terrenos el Palacio Presidencial, ya que hasta estos momentos el presidente de la república se mantenía ocupando el edificio del Palacio de los Capitanes Generales en la Plaza de Armas. Después de innumerables avatares, de inicios y paralizaciones que abarcaron un prolongado periodo de casi quince años, el lugar se había convertido en un gran caos en el que convivían los restos del edificio abandonado, con las estructuras de un parque de diversiones. ‎E n el año 1925 el General Gerardo Machado Morales asumió su primer periodo presidencial con el propósito de celebrar en La Habana en 1928 -año de culminación de su mandato- la Sexta Conferencia Internacional Panamericana, 3 .


en un edificio por construir. Carlos Miguel de Céspedes, su secretario de Obras Públicas, encargó a la firma de arquitectos Govantes y Cabarrocas el estudio del nuevo proyecto del Capitolio, a partir de unas bases ya sentadas, introduciendo las modificaciones que fueran necesarias. Estos terrenos miden un total de 43,418.0 metros cuadrados que se repartieron de la manera siguiente: 13,483.0 metros cuadrados que ocupa el área de la armazón del edificio; 26,391.70 metros cuadrados que se dedicaron a parques y jardines y los 3,543.0 metros cuadrados restantes que se dedicaron a ampliar las calles y aceras contiguas al edificio. El costo total de la obra ascendió, según declaración oficial, a $16.640,743.30. Sus proporciones gigantescas admiran a los visitantes y mide desde su base hasta la cúpula solemne, una altura de 91.73 metros siendo su largo, en la fachada principal, que es la que mira al Paseo de Martí, de 207.44 metros. Contemplando sus fachadas se puede apreciar que en ellas predomina e impera la severidad del "Estilo Clásico de la Escuela Francesa 4


Moderna". Enfrent谩ndose con su fachada principal se ve que la integran: un cuerpo central al que se entra, subiendo una monumental escalinata de estructura de concreto reforzado y revestimiento de granito que mide 35.90 metros de ancho por 27.43 metros de largo; consta de 55 pasos interrumpidos por mesetas, con guarderas robustas y escalonadas que se ven coronadas por dos grupos escult贸ricos de bronce, de 6.50 metros de alto, obras del gran escultor italiano Angelo Zanelli y que representan a "La Virtud Tutelar del Pueblo" una y la otra "El Trabajo". La airosa escalinata termina en un gran P贸rtico Central que mide 36.0 metros de ancho por m谩s de 16.0 metros de alto y lo forman dos macizos en los extremos y 12 columnas de 5


granito del Orden Jónico, de un diámetro de 1.55 metro y una altura de 14.10 metros, midiendo sus bases 2.15 metros. Los capiteles de estas columnas pertenecen al Orden Jónicorromano. El Pórtico Central descrito da acceso a la Entrada Principal del Capitolio, a través de unas puertas artísticas que miden 7.70 metros de alto por 2.35 metros de ancho, cada una. Sobre cada una de las puertas principales descritas y de los "paneaux" laterales del hermoso pórtico se destacan unos bajorrelieves que resultan ser motivos de alta decoración y de bello simbolismo; están esculpidos en mármol boticcino, ejecutados en Estilo Romano Clásico por el mismo escultor Zanelli, siendo sus asuntos: "El Espíritu Destructor de la 6


Guerra" el de la izquierda y "`El Espíritu Constructor de la Paz" el de la derecha; en el centro de ambos se destaca un admirable Escudo de Armas de la República. La Fachada Posterior, que mira a la Calle de Industria, sigue en sus líneas las mismas características que predominan en la fachada principal. Esta fachada posterior presenta también un Cuerpo Central saliente que acusa una entrada que es la "Porte-Cochere" para los carruajes. A ambos lados sobresalen los dos cuerpos de edificio correspondientes a ambos hemiciclos, de forma semicircular, con sus alas de unión intermedios, entre dichos cuerpos. Finalmente se destaca la Cúpula que está emplazada en la intersección de los ejes del Salón de los Pasos Perdidos y el Pórtico Central. La enorme Cúpula consta de un estibolato cuadrado y el basamento del peristilo corintio lo 7


constituye un cuerpo cilíndrico. Encima del peristilo se destaca un cuerpo más retirado que es el último cuerpo cilíndrico de la estructura. Del entablamiento que remata este último cuerpo parten 16 nervios resaltados del domo. Entre estos nervios se destacan los paneles recubiertos con doble lámina de oro de 22 quilates que forman el gran casquete de la Cúpula. Como punto final que remata todo el edificio y, en particular la Cúpula, está la Linterna, con sus 10 columnas jónicas y su entablamiento; sobre ella se ve una cupulilla toda laminada también en oro. Forman esta linterna cinco grandes reflectores giratorios, cuyos rayos lumínicos, en horas de la noche, tienen un alcance teórico de 50 millas. Si la vista exterior de lo que fue Palacio del Poder Legislativo de la República de Cuba se impone por su majestuosidad, su interior hace repetir aquello de que: "Es realmente el Templo de la Patria y Santuario de sus ideas". Las entrañas de este coloso granítico las determinan cuatro regias plantas y unos amplios sótanos, que iremos siguiendo paso a paso, 8


dentro del margen de esta síntesis. La Primera Planta, llamada también Planta Baja o Primer Piso consta de cuatro vestíbulos de entrada y una rotonda central, convertida en "Cripta del Soldado Mambí Desconocido". En la parte posterior tiene un gran vestíbulo que da acceso a las regias escaleras interiores de honor, a los ascensores que conducen a cada uno de los dos Cuerpos Legislativos y a las inmensas galerías, a cuyos lados se encuentran las salas, oficinas y, en un punto destacado, la Biblioteca Maceo. La Segunda Planta es la más regia y por lo mismo la Planta Principal. Se impone al visitante por la majestuosidad de sus dependencias, con su gran rotonda y cúpula dividiendo el Salon de los Pasos Perdidos, presidida por la 9


gigantesca Estatua de la República, inspirada en la modelo habanera LilyVálty, la cual es otra obra monumental del ya citado escultor italiano Angelo Zanetti ocupando un artístico y apropiado nicho. Dicha estatua ocupa el tercer lugar en el mundo de las más altas bajo techo, y fue instalada en 1929. La majestuosa escultura de bronce laminado en oro de 22 quilates, mide alrededor de 17 metros, incluyendo su base de mármol ónix antiguo egipcio. Solamente el Buda de Oro de ava, en Japón, y el Memorial Lincoln, en Washington, superan la altura de nuestra colosal estatua. En la parte central del pavimento de esta rotonda luce todo su esplendor el famoso Brillante del Capitolio que marca el punto central del salón y el "lugar cero", de donde parten las carreteras de la nación. 10


En esta planta ademas de la grandiosidad imponente del famoso Salón de los Pasos Perdidos llamado también Salón Verde, con sus bóvedas y sus paramentos; puede admirar la hermosa, rica y bien dotada Biblioteca del Congreso, el Salón Martí o vestíbulo de la mencionada Biblioteca. La Tercera Planta estaba dedicada a los Salones de los Comités Parlamentarios de las Provincias y de los Comités de Relaciones Exteriores así como a las Galerías de los dos Hemiciclos. La Cuarta Planta era el asiento de las oficinas particulares de los señores congresistas, situadas a ambos lados, en conformidad con la situación que corresponde a cada uno de los dos Cuerpos. Además, en ella se encuentra la Sala de Armas, el Bar, el Restaurante y el Depósitos de Libros del Congreso. Los pisos de estas cuatro plantas están formados por más de 58 variedades distintas de mármoles 11


del mundo y, están colocados de manera tal que sus colores armonizan con el decorado y la forma de cada una de las dependencias, salas, pasillos y galerías que deben adornar y a que están destinados. En cuanto a los dos hemiciclos, hemos de hacer constar que el Hemiciclo del Senado de la República es un vasto espacio semicircular, con galería para el público y una gran sala central donde se encuentran los escaños individuales para 35 senadores y capacidad para 20 escaños más. El Hemiciclo de la Cámara de Representantes es igual al del Senado, con idénticas galerías y salón central donde se encuentran 169 escaños individuales, para otros tantos señores representantes y que están colocados en ocho filas, situadas en gradas especiales. 12


Las anteriores dependencias se ven adornadas por 24 cuadros alegóricos representando cada uno de ellos: 1) "La Maternidad"; 2) "La Historia"; 3) "Las Leyes"; 4) "Las Artes"; 5) "La avegación"; 6) "La Oratoria"; 7) "La Agricultura"; 8) "El Trabajo"; 9) "El Derecho"; 10) "La Justicia"; 11) "La Guerra"; 12) "La Paz"; 13) "La Igualdad"; 14) "La Fraternidad"; 15) "La Patria"; 16) "La Filosofía"; 17) "Las Letras"; 18) "La Política"; 19) "La Libertad"; 20) "La Ciencia"; 21) "La Enseñanza"; 22) "La Victoria"; 23) "El Progreso" y 24) "El Comercio". El majestuoso edificio fue inaugurado el jueves 20 de mayo, en horas de la tarde, con la presencia del presidente de la República y el cuerpo diplomático acreditado en la Isla. El equipo que participó en la ejecución de los planes definitivos del 13


Capitolio, estuvo integrado por ingenieros y arquitectos cubanos bajo la dirección artística y técnica del también arquitecto, Eugenio Raynieri Piedra. Fue necesaria una superficie de 388 700 metros cuadrados, para que la casa constructora Púrdy Hénderson –la misma que construyó el Centro gallego, el Palacio de los Asturianos y el Banco de Obispo y Aguiar, todos en La Habana Vieja, levantara, en apenas 3 años y 2 meses, el impresionante inmueble.

14


Las cifras son también impresionantes, pues para su edificación se desembolsaron cerca de 17 millones de pesos, cifra enorme para la época, unido al trabajo de más de ocho mil obreros especializados. En materiales los anales recogen la utilización de cinco millones de ladrillos, 38 mil metros cúbicos de arena y 40 mil de piedras, 150 mil bolsas de cemento, tres mil 500 toneladas de acero estructural y dos mil de cabillas, cantidades verdaderamente impresionantes. La historia también tiene su espacio en El Capitolio, pues en sus salones sesionó en 1940 la 15


Asamblea Constituyente y se promulgó la Constitución. El Capitolio acional hoy es la sede de la Academia de Ciencias de Cuba y varias entidades del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA),en algunas de sus salas se llevan a cabo diferentes exposiciones así como diferentes e importantes eventos . Está abierto para ser admirado por el público nacional y extranjero previo pago de la entrada. El costo de la misma es de 3 CUC aprox para los turistas extranjeros y 3 en moneda nacional para los visitantes nacionales. FUETE: “Así es Cuba” por Alberto Boix Comas. Aparentemente editado a principios de la década de 1950. (Ensayo ejemplar) Cubaweb Edición e elaboración: Luis Brito Septiembre 2012 16



El Capitolio Nacional