Issuu on Google+

Deportes


El deporte es Una actividad Física Reglamentada , normalmente de Carácter competitivo, Que puede mejorar la Condición física (Antúnez, M. 2001) de quien lo practica, y tiene propiedades que lo diferencian del juego. La RAE, en su Diccionario de la lengua española, define deporte como una «actividad física, ejercida como juego o competición, cuya práctica supone entrenamiento y sujeción a normas; también, en una segunda acepción, más amplia, como «recreación, pasatiempo, placer, diversión o ejerc icio físico, por lo común al aire libre. Por otra parte, la Carta Europea del deporte lo define como: «Todas las formas de actividades físicas que mediante una participación organizada o no, tienen como objetivo la expresión o la mejora de la condición física y psíquica, el desarrollo de las


relaciones sociales o la obtención de resultados en competición de todos los niveles. Institucionalmente, para que una actividad sea considerada deporte, debe estar avalada por estructuras administrativas y de control que se encargan de reglamentarlo (las organizaciones deportivas). El hecho de que alguna actividad no esté reconocida institucionalmente como deporte, no impide que pueda estarlo popularmente, como ocurre con el deporte rural o con los deportes alternativos. La mayoría de las definiciones de deporte lo definen como actividad física, pero se puede diferenciar actividad física con «ejercicio físico, existiendo actividades de bajo o nulo ejercicio físico que son considerados como deportes por algunas instituciones deportivas como el COI, considerando que la mente es una parte más del cuerpo cuya actividad está considerada también como actividad física, aunque no se trate de ejercicio físico propiamente dicho. Ejemplo de ello son juegos como el ajedrez, el tiro 5


deportivo o los deportes electrónicos, para cuya práctica no se requiere realizar ejercicio físico. Otros ejemplos de aparentemente escasa actividad física son el tiro con arco, el automovilismo, el billar, entre otros. Por el contrario, existen actividades físicas extenuantes que no son un deporte, por no cumplir con la definición. Así mismo, de acuerdo con el Comité Olímpico Internacional, la práctica del deporte es un derecho humano, y uno de los principios fundamentales del Olimpismo es que «toda persona debe tener la posibilidad de practicar deporte sin discriminación de ningún tipo y dentro del espíritu olímpico, que exige comprensión mutua, solidaridad y espíritu de amistad y de juego limpio.


Fútbol El nombre fútbol proviene de la palabra inglesa football, que significa “pie” y “pelota”, también conocido como balompié o soccer. Es un deporte que se juega sobre un campo rectangular con dos porterías entre dos equipos de once jugadores con una pelota esférica. Es el que más se practica en el mundo y también el más popular entre los espectadores, con un seguimiento de millones de aficionados. El objetivo del juego es introducir el balón el mayor número posible de veces en la portería del contrario, esto se llama marcación de un gol, el equipo vencedor es el que consiga introducir más goles. La duración de un partido es de 90 minutos, dividido en dos tiempos de 45 cada uno. Un equipo en la cancha está conformado por el portero, defensas, centrocampistas o medios y delanteros. Las destrezas específicas que debe dominar el jugador son correr, saltar, driblar (con los pies), cabecear y chutar o patear de manera fuerte y rígida. Los jugadores no pueden tocar el balón con las manos a no ser para realizar los saques de banda, y solo el portero puede usar las manos, pero solo


para evitar los goles en su portería. El campo de juego puede ser de césped (natural o artificial), o de tierra

Reglas del fútbol Ante vCada equipo contara con 11 jugadores como maximo y 9 como minimo al inicio del encuentro (en caso de ser menos no podran jugar y perderan el partido), si en el transcurso del partido el arbitro expulsa a algun integrante del equipo no podrá ser remplazado, en caso de que el equipo quede con menos de 9 jugadores pierde el partido. El objetivo es introducir el balón en la portería rival. Los jugadores pueden jugar el balón con cualquier parte del cuerpo, menos las manos. El único que puede jugar con las manos es el portero, en una zona delimitada, ya que su función es impedir que el balón entre en su portería. Las faltas leves son obstruir al rival, tocar el balón con la mano innecesariamente y voluntariamente. En estos casos el árbitro debe


favorecer al equipo afectado con un tiro libre o con un penal en caso de fuera dentro del área de gol. Las faltas de amonestación son tocar el balón intencionalmente interrumpiendo el juego, obstaculizar con violencia a un jugador rival. En estos casos el árbitro saca una tarjeta amarilla en señal de amonestación, dos tarjetas amarillas conllevan la expulsión. Las faltas graves son agredir a un jugador sin intención de jugar al balón, obstaculizar ilegalmente una opción de gol del equipo rival, agredir verbal o físicamente al árbitro o a un espectador. En este caso el jugador debe abandonar el campo de juego hasta finalizar el partido. El partido se divide en dos tiempos entre 30 y 45 min cada uno, más los minutos agregados que salen del tiempo perdido en el reglamentario. El equipo ganador es el que ha anotado más goles en el tiempo reglamentario, se puede dar un empate, en caso de una eliminatoria, el tiempo se


amplía a dos tiempos entre 10 y 15 min extras cada uno, en caso de que el resultado siguiera siendo empate se procede a los lanzamientos penaltis.

Tipos de futbol Fútbol sala El fútbol "normal" requiere un campo enorme, de más de 100 metros de largo, con 11 jugadores por equipo, y al aire libre. Muchas veces las circunstancias impiden este tipo de juego. Por eso se inventó esta variante, que se practica en un espacio bastante más reducido (40x20 m), con menos gente (cinco por equipo: cuatro de campo y el portero) y en superficies lisas que perfectamente pueden ser pabellones cubiertos. Aparte de esto, salvo por alguna


diferencia menor, las reglas son esencialmente las mismas.

Fútbol adaptado Todo el mundo tiene derecho a dar patadas a un balón; los ciegos no iban a ser menos. Por eso, se ha diseñado una versión especial para ellos. Es similar al fútbol sala, pero con dos particularidades: el balón incorpora un elemento sonoro, como un cascabel, para que los jugadores puedan guiarse por el oído, y además el campo de juego está rodeado de vallas, para evitar que la pelota esté constantemente yéndose fuera. Todos los jugadores son invidentes (y además, para evitar suspicacias, llevan un antifaz) menos el portero. Detrás de las porterías se coloca un asistente, que sí ve, quien les va dando indicaciones a voces.


Rugby Si los que hemos visto hasta ahora son "hijos" del fútbol, aquí tenemos al "hermano". En los primeros tiempos del balompié moderno, en pleno siglo XIX, se asumía como costumbre que el balón se pateaba con los pies, pero no había ninguna norma explícita que obligara a ello. Por eso, cuando el jugador William Web Ellis (natural de la ciudad inglesa de Rugby) agarró la pelota con las manos y salió corriendo con ella, muchos se sorprendieron, pero nadie le pudo decir que era ilegal. Para evitar que se repitiera el problema, aquel deporte primitivo se dividió en dos, que son el fútbol y el rugby tal como los conocemos ahora. El balón es ovalado para agarrarlo con más facilidad.


Fútbol canadiense Es muy parecido al fútbol americano, pero con suficientes diferencias para que se le considere un deporte distinto y tenga sus propias competiciones. Básicamente se distinguen por el número de jugadores por equipo (12 en Canadá, 11 en los Estados Unidos) y por permitir cuatro "Down" por ataque en vez de tres (un "Down" se produce cuando el jugador que tiene la pelota toca el suelo con algo distinto a sus pies o sus manos, algo frecuente en casos de placaje; en ese momento se para el juego y todos vuelven a sus posiciones... salvo que se haya llegado al límite, en cuyo caso el balón cambia automáticamente de equipo).


Fútbol gaélico Se practica casi exclusivamente en Irlanda, donde lo llaman caíd. Hay que meter el balón en una portería en forma de H; si pasa por el hueco inferior, defendido por un portero, vale 3 puntos, y si es por el superior, sólo 1. Es válido golpear el balón con los pies y las manos, pero no lanzarlo ni llevarlo agarrado más de cuatro pasos. Es uno de los deportes más populares de la isla, atrayendo multitudes de decenas de miles de personas a los partidos... y sin embargo, la normativa prohíbe el profesionalismo: se juega sólo por el orgullo de representar al propio equipo.


Fútbol australiano Es el raro de la familia. Se juega en un campo ovalado en cuyos extremos hay cuatro postes. Meter la pelota entre los dos centrales v ale seis puntos (siempre que se haga chutando con el pie), y entre uno de los del centro y otro de un extremo (o entre los centrales, pero con algo distinto al pie), sólo uno. Las demás reglas se parecen a las gaélicas, por lo que también existe un "fútbol de reglas internacionales", híbrido de ambos, que permite a Irlanda y Australia competir entre sí. Sepa Tarawa Es un juego tradicional y tremendamente popular en el sureste asiático que, básicamente, mezcla voleibol y fútbol. Los jugadores han de hacer pasar una pelota (bastante más pequeña de lo habitual) al campo contrario, por encima de una red, sin usar sus brazos. El espectáculo es


muy vistoso por los increíbles saltos que dan los competidores para rematar y para bloquear los disparos rivales.

Futboles Puede considerarse "el sepa tara de la playa", aunque lo cierto es que se desarrolló de manera independiente. Más bien es el esfuerzo brasileño por mezclar dos de sus grandes pasiones: el fútbol y el vóley playa. En aquel país hay campeonatos profesionales de la materia, y las competiciones internacionales son muy prestigiosas.


Calcio Fiorentina Hay quien dice que, en realidad, el fútbol no se inventó en Inglaterra. Sí es cierto que en culturas a lo largo y ancho del planeta, desde tiempos inmemoriales, ya había juegos que se basaban de una forma u otra en golpear con los pies algo parecido a una pelota. Un ejemplo es el calcio (literalmente "patada") que se disputaba en la Edad Media en Florencia, y que se sigue jugando como recuerdo histórico y atractivo para turistas. El objetivo es llevar una pelota a la red que custodia el equipo rival; cada vez que se consigue se suma un punto... pero con cuidado, porque si se falla y el balón sale alto, es medio punto para el oponente. Es válida literalmente cualquier técnica para desplazar la pelota y quitarse de encima a los jugadores del equipo contrario, lo que lo convierte en un juego un violento.


Deportes