Page 1


La psicometría es el área científica que se encarga de medir todos los aspectos psicológicos de una persona, tales como conocimiento, habilidades, capacidades o personalidad, el método empleado varía desde el método científico empírico propio y el componente matemático del modelo formal de medición. Son dos las principales características del método de la psicología matemática, de un lado la presentación formal, por lo general en términos matemáticos del componente teórico, es decir el estudio en si y de otra parte la deducción que se hace del procedimiento deductivo basados en la lógica y en los procedimientos de simulación, ósea los resultados del estudio. La aplicación que se hace del método científico en la psicología lleva a que la psicometría desempeñe un papel fundamental en todo el proceso de estudio y medición, para Arnau las relaciones entre el plano teórico y el empírico del método científico se da en tres niveles, el nivel teóricoconceptual, que se da dentro del planteamiento del problema, hasta la formulación de la hipótesis empíricamente contrastable, el nivel técnico-metodológico que cubre todo el

La psicometría se utiliza para proceder a medir ciertos aspectos psicológicos de una persona como son sus habilidades, su conocimiento, su estado de opinión, la actitud que presenta, los rasgos de su personalidad e incluso sus capacidades mentales. La teoría psicométrica se refiere a contenidos empíricos que deben de llevar una conexión con el método científico y cuando se habla de psicometría y el método matemático nos referimos a una obtención de datos que lleva su respectiva investigación con su herramienta necesaria.


. nivel técnico-metodológico que cubre todo el proceso de investigación y la recogida de datos y el nivel estadístico-analítico donde se organizan estadísticamente los datos y las inferencias sobre las hipótesis sometidas a contrastacion , el ciclo se cierra con la generalización de los resultados que hace retornar la aplicación del método al nivel teórico-conceptual, la psicometría hace presencia en los tres niveles de aplicación.

El método de la psicometría Meliá (1990) plantea que la conexión entre la Psicometria y la psicología matemática, permite considerar el método de la Psicometría desde una doble vertiente: por un lado, en tanto que la teoría psicomélrica se refiera a contenidos empíricos, el método no es otro que el método científico propio de toda ciencia empírica: y por otro lado, el componente matemático de los modelos formales de medición, sujeta a la teoria psicométrica, como a la psicología matemática, a los criterios formales de las matemáticas. La relación entre la psicología matemática y la Psicometría ha llevado a algunos autores a defender que el método de la Psicometría es el de la psicologia matemática. El esquema elaborado por Jáñez (1989) es la referencia obligada a la hora de presentar el método de la psicología matemática. De manera resumida, dos son las características distintivas del método de la psicología matemática: a) la presentación formal, generalmente entérminos matematicos, del componente teórico y b) el recurso a procedimientos deductivos basados en la lógica o a procedimientos de simulación a la hora de derivar las consecuencias del modelo matemático.


Mención especial merece la simulación, por la preponderancia que esta adquiriendo en Psicometria. El papel metodológico de la simulación no resulta fácil de establecer. Muchos campos de la Psicometria la utilizan como técnica de obtención de datos, cuando el problema de investigación hace imposible contrastar el modelo con datos empíricos. Este es el caso cuando se pretende descubrir las propiedades y características de indices estadisticos, métodos de estimación, potencia de contrastes, etc. Además, la simulación preserva también el estatus de método en cuanto generadora de conocimiento. El analisis del método no puede obviar el papel instrumental de la Psicometria como herramienta metodológica para la contrastación empírica de las teorías psicológicas. La aplicación del método científico en psicología obliga a que la Psicometria desempeñe un papel activo en diferentes momentos del proceso. Arnau {1989) articula las relaciones entre el plano teórico y empírico del método científico en tres niveles: el nivel teórico-conceptual, que abarca desde el planteamiento del problema hasta la formulación de hipótesis empíricamente contrastables; el nivel técnico-metodológico que abarca el plan de investigación y la estrategia de recogida de datos; y el nivel estadísticoanalítico, donde se realiza la modelización estadística de los datos y las inferencias sobre las hipótesis sometidas a contrastación. La generalización de los resultados hace retornar la aplicación del método al nivel teóricoconceptual con lo que se cierra el ciclo.

Nunnally, Jum C. Teoría Psicométrica. Editorial Trillas, 1991


Modelos en Evaluación Psicológica A pesar de las diversas confrontaciones que se han sucedido a lo largo de la historia de la Psicología, podría ser un motivo de acuerdo el afirmar que el objetivo de la Evaluación Psicológica es el análisis del comportamiento humano que se produce en un contexto determinado, sin embargo, el peso otorgado por cada enfoque a lo que prioritariamente determina esa conducta nos lleva a posiciones diferentes. Según la propuesta clasificatoria de R. Fernández Ballesteros (1983) tendremos centrada a la evaluación psicológica en tres ejes: el sujeto, la teoría y las técnicas. Otra alternativa sería sintetizar los principales paradigmas evaluativos ya que la dificultad por encontrar una definición única de Evaluación proviene del énfasis que puede darse a aspectos diversos, en función de los objetivos de medida y de las opciones teóricas asumidas. Al referirnos a "modelo" queremos significar un constructo epistemológico en el que se encuentran implicados tanto los datos empíricos, como los postulados teóricos que posibilitan su adecuada contextualización, Torres (1988).

La psicometría se utiliza para proceder a medir ciertos aspectos psicológicos de una persona como son sus habilidades, su conocimiento, su estado de opinión, la actitud que presenta, los rasgos de su personalidad e incluso sus capacidades mentales. Puede presentarte en distintos modelos, los cuales pueden ser evaluados o diagnosticados dependiendo de los factores o variables que los distinguen.


Evaluación psicológica centrada en la persona

Siguiendo a Forns (1991) encontramos el énfasis evaluativo en esta categoría en lo que el sujeto "es", interpretando la personalidad como la resultante de variables intraorganísmicas, relativamente estables, subyacentes al comportamiento observable y si bien existirán diferencias entre biologicistas, psicodinámicos, teóricos del rasgo y humanistas; todos ellos interpretan la conducta como signo de variables subyacentes (Goldfried y Kent, 1972) que no pueden aprehenderse directamente pero que determinan el comportamiento de la persona. A pesar de estos factores comunes, dentro de la rama personologicista existen varios modelos, diferenciables por el valor que le otorgan a la variable organismo: el médico-psiquiátrico, el de atributos, el psicodinámico y el fenomenológico rogeriano. Y, además, por los niveles de inferencia atribuibles a cada uno; ya sea que los grados de abstracción sean de tipo I al interpretar la conducta como muestra del comportamiento que se pretende evaluar; tipo II si la información se generaliza en categorías comportamentales más amplias (taxonomias); tipo III que implica interpretar la conducta como signo de constructos hipotéticos que la determinan; y tipo IV en el que los datos de la conducta se organizan en función a una teoría compleja de la personalidad (Korchin, 1976)


Modelo Médico – Psiquiátrico Es también llamado Modelo de Enfermedad pues parte del supuesto de que la conducta puede explicarse en función de variables endógenas o internas. La formalización teórica sería C = f ( O ) , la conducta en función del organismo. La aplicación de este modelo organicista al campo de la medicina ha dado lugar al modelo de enfermedad con sus cinco submodelos: traumática, genética, funcional, infecciosa y toxicológica. Su extensión a la psiquiatría llevó a considerar que quien manifiesta alteraciones del comportamiento está enfermo o sea padece una enfermedad mental que se manifiesta por signos y síntomas. El objeto de estudio del modelo de enfermedad es el síntoma. El objetivo fundamental es el diagnóstico del sujeto por medio de la descripción de síntomas y la clasificación que facilitará el pronóstico y el tratamiento. El ámbito de este modelo se ha centrado totalmente en el contexto clínico. 

Evaluación psicométrica en el modelo médicopsiquiátrico

• La función de la evaluación es el examen del estado mental de la persona con el fin de llegar a un diagnóstico, en un proceso en el que se distinguen las siguientes fases 1. Determinación de síntomas y signos 2. Determinación de síndromes 3. Elaboración del diagnóstico 4. Elaboración del pronóstico 5. Planificación terapéutica 6. Valoración de los resultados del tratamiento


Modelo de Atributos Es el también denominado Modelo Psicométrico y recibe diferentes calificativos en función de qué se quiere resaltar: a) sus fundamentos metodológicos: Modelo Correlacional; b) su relación con la disciplina centrada en la medida psicológica : Modelo Psicométrico; c) su interés por las diferencias individuales: Modelo Diferencial; o d) las variables objeto de estudio: Modelo de Atributos Este modelo considera que la conducta está determinada por atributos intrapsíquicos o variables organísmicas (habilidades, intereses o rasgos) que diferencian a unos sujetos de otros. Su formalización teórica es C f ( O ) , la conducta está en función del organismo que es entendido como el conjunto de rasgos o atributos diferenciales del sujeto. La metodología empleada preferentemente es la correlacional focalizando en determinar las diferencias individuales y ubicar al sujeto en relación al grupo normativo respecto a un rasgo o dimensión cuantificable. Las variables objeto de estudio del Modelo Psicométrico son variables intrapsíquicas evaluadas mediante tests estandarizados construidos según estrategias teórico racionales, empíricas y factoriales, apoyándose en el supuesto de estabilidad de la conducta. Entre los objetivos de evaluación se encuentran: a) describir que es explicitar las características más sobresalientes del comportamiento de un sujeto a partir de los datos obtenidos a través de las diferentes técnicas de análisis; b) clasificar que implica la organización de la información en función de criterios previamente fijados; y c) predecir que es establecer una previsión probabilística de una conducta futura a partir de una conducta actual.


Modelo Psicodinámico También denominando Modelo Psicoanalítico muestra algunas contradicciones dentro de la Evaluación Psicológica, ya que por un lado rechaza el diagnóstico nosológico de origen médico llegando a considerarlo como un obstáculo para el psicoanálisis y por otro utiliza lenguaje médico y establece criterios para el diagnóstico diferencial por medio de técnicas proyectivas. En los primeros trabajos de S. Freud hay referencias a la evaluación a través de la evocación y evaluación de contenidos inconscientes pero es a partir de Ana Freud y Hartmann que se constituye un diagnóstico psicoanalítico centrado en la evaluación de los estados del yo y los mecanismos de defensa y adaptación y así las técnicas proyectivas son utilizadas por los psicoanalistas para facilitar el diagnóstico. La escuela Kleiniana se centra en la evaluación de las relaciones objetales y aparecen pruebas como el Pata Negra o el Test de Relaciones Objetales (Avila, 1992). El modelo psicodinámico considera que los factores intrapsíquicos constituyen la causa de la conducta manifiesta y se producen bajo la forma de impulsos, motivos, deseos y conflictos. Su formalización teórica sería C = f ( O ), la conducta en función del organismo pero a diferencia del modelo de enfermedad o médico, la “O” se refiere a un constructo intrapsíquico. Las variables objeto de estudio según Avila (1992) son: los procesos y contenidos inconscientes con el fin de conocer su dinámica, la estructura psíquica del yo y de los recursos adaptativos a su servicio; y la accesibilidad del sujeto al tratamiento psicoanalítico. El objetivo básico de este modelo de evaluación es ayudar al cambio terapéutico, restando importancia a la clasificación nosológica o a la comparación interindividual. Y el método empleado según R. Fernández Ballesteros (1983) es inductivo, o sea, a partir de observaciones clínicas, se infieren los elementos dinámicos y


estructurales que dan cuerpo a la conducta y que permiten su comprensión. La evaluación es idiográfica, enfatizando al sujeto concreto del que se capta toda su personalidad de un modo global. El ámbito de aplicación por excelencia es el clínico, y fuera de él, las técnicas proyectivas tienen una utilización significativa en los contextos de selección de personal y orientación vocacional, como complemento de tests psicométricos tradicionales. El problema más serio de este modelo radica en su metodología de trabajo, la acientificidad del paradigma por ser sus presupuestos inmunes a la contrastación empírica básicamente necesaria en toda disciplina científica. Lo cierto es que el impacto revolucionario de la teoría psicoanalítica tanto en la Psicología en general como en la Evaluación Psicológica, en particular, es innegable y actualmente numerosos investigadores provenientes de la Psicología Cognitiva Moderna encuentran soporte científico para las inferencias freudianas, fundamentalmente en el campo del Procesamiento de la Información (Dixon, 1981; Smith y Lerner, 1986 y Erdelyi, 1987). En los últimos años serios esfuerzos por mejorar la confiabilidad de algunos instrumentos de evaluación han conseguido resultados positivos en la adopción de enfoques experimentales en la investigación por ejemplo del Test de Rorschach, considerando las respuestas al test más como una muestra representativa de la conducta del sujeto ante una tarea, que como expresión simbólica de sus conflictos internos como en los trabajos de Exner (1993).


Modelo Humanista Este modelo proviene de un movimiento que tiene por objetivo el estudio de la experiencia subjetiva del individuo y del significado que éste atribuye a los eventos de la realidad, manteniendo una concepción holística del hombre y con el interés centrado en la comprensión de las personas más que en la predicción o control de sus conductas. La investigación psicológica que se realiza da prioridad al objeto por encima del método, fundamentalmente los individuos sanos, en cuanto a su necesidad intrínseca de desarrollar su potencial. Avila (1992) señala como pilares de este modelo la psicología individual de Adler, las formulaciones guestálticas que postulan una concepción totalista de la conducta, los constructos personales de Kelly, y las obras de Rogers y Maslow centradas en la autorrealización y crecimiento personal. El modelo rogeriano asienta el comportamiento humano en las experiencias subjetivas del individuo, de allí que se lo conozca con el nombre de enfoque centrado en la persona (Person-Centered Approach) y demuestra que la teoría trasciende la simple relación de ayuda para abarcar ámbitos más amplios de aplicación. La concepción de personalidad se sustenta en el constructo de "self" y de organismo (Hall y Lindzey, 1985); este último es el lugar donde se originan todas las experiencias, internas y externas, que en su conjunto conforman el campo fenoménico que permite la diferenciación progresiva del Yo en base a las experiencias del organismo. Por esto algunos autores toman esta postura como perteneciente a los modelos de interacción. La técnica primordial utilizada por Rogers es la entrevista libre o no estructurada y es pionero en el uso de medios audiovisuales para grabar las sesiones terapéuticas con los clientes (hall y lindzey, 1985). también se basó


en la utilización de la técnica de clasificación q de stephenson y los análisis de contenido y las escalas de estimación (rating scales) también utilizó tecnología clásica tanto proyectiva como psicométrica como el rorschach o el m.m.p.i. es el ámbito clínico el campo de mayor aplicación de este enfoque, pero en el educativo, con su "freedom to learn" (rogers, 1969) que establece las bases para una mejor relación profesor-alumno y un mejor proceso de enseñanza-aprendizaje y el comunitario también se aplican sus presupuestos. Sintéticamente, centrándonos en la evaluación psicológica, coincidimos con forns (1991) en que si bien no existe un proceso de evaluación contrastable, ni unas variables claramente delimitadas y mensurables; sí existe evaluación psicológica, por un lado, por la autoevaluación psicológica del propio sujeto, y por otro, por el estudio del cambio operado en el sujeto después de la terapia. la autoevaluación como proceso consciente de conocimiento y guía de sí mismo, la misma que se encuentra presente en tanto elemento subjetivo, en casi todos los modelos de evaluación ya que cuando un evaluador extrae ciertas características de personalidad a partir de un cuestionario psicométrico, en realidad se está basando en las propias apreciaciones del sujeto que ha contestado. además, existe la evaluación del proceso de cambio del sujeto sometido a terapia y del propio terapeuta y de la relación con el cliente. ANASTASI, A. (1965) “Tests Psicológicos” Edit. Aguilar AVILA E., A. (1992): Evaluación en psicología clínica I: Proceso, método y estrategias psicométricas.


Qué es un test Según Anastasi, un test psicológico constituye esencialmente una medida objetiva y tipificada de una muestra de conducta. Podemos afirmar entonces que proporciona una medida objetiva, de lo que se intenta medir, cuando: •Existe uniformidad de criterios, a ejecutar por todos los examinadores, en el proceso de aplicación del test en lo referente a consigna, condiciones generales de aplicación, como son: iluminación, ventilación, preparación de los materiales necesarios, la forma de responder a las preguntas de las personas examinadas, y todos los detalles de la situación de examen. Esto se conoce como tipificación en el proceso de aplicación de un test determinado. La tipificación incluye además, la velocidad con que se habla, las inflexiones de la voz, las pautas, la expresión facial, etc. •Se mantiene el procedimiento tipificado de calificación, es decir, se otorgan las puntuaciones tal como está pautado para dicho test. •La interpretación de las puntuaciones son objetivas en

Los tests psicológicos juegan un gran papel en el conocimiento de la conducta humana. Puede consistir en una serie de pruebas psicológicas y neuropsicológicas formales o estructuradas, así como entrevistas clínicas diseñadas para identificar y describir los problemas emocionales, de comportamiento o de aprendizaje que pueden contribuir a los problemas que la persona esta teniendo. Deben de permitir la cuantificación objetiva y cumplir con los estándares del objeto de medición.


cuanto son independientes del juicio subjetivo del examinador en particular. Es decir, el proceso de interpretación esta igualmente tipificado para las diferentes puntuaciones del test, en relación a la muestra de conducta que el test mide. En ocasiones la tipificación interpretativa de la puntuación incluye la consideración de algunas variables como la edad, el sexo, etc., ya que estas variables pueden introducir diferencias significativas para la muestra de conducta que se estudia. •Existen normas tipificadas de la conducta que el test intenta medir para la población en la cual se aplica el test, lo que permite la interpretación de los resultados obtenidos por ese instrumento.

La teoría de los tests puede verse como un esquema conceptual formalizado para hacer inferencias a partir de las puntuaciones de las personas en los tests y permitir la toma de decisiones que impliquen el constructo objeto de la medición. La teoría de los tests proporciona los fundamentos para la elaboración y uso de los tests, aportando además las herramientas para examinar las propiedades métricas de las mediciones obtenidas con ellos. La definición de “test” no ha variado de forma significativa conforme evolucionaba la teoría de los tests. un test psicológico es esencialmente una medida objetiva y tipificada de una muestra de conducta; es un procedimiento estandarizado que busca mostrar la índole o grado de instrucción, aptitud o manera de ser de un sujeto. Otras características definitorias de un test psicológico son que los tests deben permitir la cuantificación objetiva de acuerdo con unas reglas establecidas y que los autores de los tests deben aportar información técnica sobre la precisión y relevancia Se han elaborado diversas clasificaciones de los tests


para el objetivo de la evaluación de las mediciones aportadas por el test utilizando diferentes criterios. Crocker y Algina (1986) ofrecen una clasificación útil de los tests atendiendo al carácter general de la tarea que deben realizar las personas: tests de ejecución óptima, en los que se instruye a la persona para que conteste lo mejor que pueda (incluiría los tests de inteligencia, aptitudes y rendimiento); y tests de ejecución típica, que demandan de la persona información sobre sus actitudes, sentimientos, intereses, etc., donde se incluirían los cuestionarios e inventarios de personalidad. Crocker y Algina (1986) enumeran los problemas por los que la medida psicológica está contaminada por el error: • Ausencia de aproximaciones únicas a la medición de la mayoría de los constructos. • Muestreo limitado del comportamiento (muestreo reducido de situaciones y momentos temporales). • Presencia inevitable de los errores de medida. • Evolución de las teorías psicológicas (el significado de las mediciones siempre estará sujeto a la evolución de la teoría de la que forma parte). La finalidad de la teoría de los tests es aportar soluciones para minimizar el impacto de estos problemas sobre la medición psicológica (Martínez-Arias, 1995). La imposibilidad de observar de forma directa la mayoría de las variables psicológicas obliga a considerar la teoría de los tests como una maquinaria conceptual para la inferencia psicométrica. El papel de los ítems


es el de provocar que las respuestas de las personas en una situación estandarizada, reflejen la conductas que en situaciones “espontáneas”, se considerarían los indicadores conductuales del constructo. La cuantificación se produce cuando a través de un procedimiento de escalamiento se asignan valores cuantitativos a los patrones de repuesta de las personas en el test. El objetivo principal de la teoría de los tests es estudiar el proceso de inferencia y aportar procedimientos para realizarla (Crocker y Algina, 1986). Este objetivo ha hecho que bajo la denominación “teoría de los tests” tengan cabida contenidos tan diversos como: construcción de tests, elaboración de ítems, análisis de ítems, métodos de puntuación e interpretación de las puntuaciones y, de forma preponderante, el análisis de la fiabilidad y validez de las medidas aportadas por los tests. La teoría de los tests suele dividirse en dos grandes ramas: la teoría clásica de los tests (parte de la concepción de que la puntuación observada en el test está compuesta de un componente verdadero y otro de error) y la teoría de respuesta a los ítems (o teoría del rasgo latente).

https://crecerpsi.files.wordpress.com/2014/02/psicometria-libro-completo.pdf


Los instrumentos de evaluación psicológica son las técnicas mediante las cuales se recogen los datos referentes a las características psicológicas de las personas estudiadas. Son muchos los instrumentos que sirven para este fin y variadas son también las formas que adquieren los test, su modo de presentación, el material con que están hechos, el objetivo que persiguen, etc., es tan amplia la cantidad de instrumentos que existen que se encuentran clasificados en diversas categorías, y todos ellos constituyen el arsenal tecnológico y metodológico con que cuenta nuestra ciencia para realizar sus mediciones; estos instrumentos constituyen la base sobre la cual descansan los fundamentos de la exploración y el análisis del comportamiento del hombre, concebidos de tal forma desde que surge la necesidad de evaluar las diferencias humanas. Los instrumentos psicológicos son construidos en base a teorías psicológicas que intentan explicar el comportamiento humano. Los resultados de los mismos se integran al proceso evaluativo y a la toma de decisiones en relación a la persona en estudio; de forma tal, que la aplicación de los instrumentos de medida se constituye en la fase más importante

La Evaluación Psicológica es una disciplina de la Psicología que se ocupa de la medida de algunos aspectos del comportamiento humano; esta medición se realiza por medio de metodologías básicas entre las que se encuentran las técnicas psicométricas y las proyectivas y otros métodos como la observación, la entrevista, los autoinformes. Todos estos instrumentos requieren rigurosos procesos para su selección y metódicos pasos en su aplicación y calificación.


del proceso de evaluación psicológica; igual ocurre en cualquier otro campo de la actividad humana, donde el uso correcto o incorrecto de los instrumento de medida determinan la calidad de la información que se obtiene, y por ende de las conclusiones finales a las que se arriban partiendo de dichos datos.

Orígenes y desarrollo de los instrumentos de evaluación psicológica Para hablar del origen y desarrollo histórico de los instrumentos de evaluación psicológica tenemos que remontarnos a la época en que se constituye la Psicología como ciencia independiente; este hecho está muy ligado al nombre de Wilhelm Wundt (1832-1920), psicólogo alemán, al que algunos autores consideran el padre de la Psicología. Wundt, a finales del siglo XIX crea el primer laboratorio de psicología experimental (1879); en ese laboratorio estudia las cualidades y los procesos psíquicos de forma aislada, mediante técnicas de laboratorio. Sin embargo, en ese mismo tiempo, y también anterior a Wundt, existían otras ideas acerca del estudio de los fenómenos psíquicos, pero desde una óptica diferente a lo que planteaba el psicólogo alemán; esas otras ideas referían que si bien todas las personas son muy parecidas en cuanto a sus procesos psíquicos - memoria, atención, inteligencia, emociones, etc. - también son diferentes en relación a esos mismos procesos psicológicos en los cuales son semejantes. Un grupo de psicólogos se interesó en el estudio de los procesos psicológicos como lo hiciera Wundt, y otros se inclinaron por el estudio de las diferencias observadas en esos mismos procesos psíquicos, de unas personas a otras.


Es precisamente esta idea sobre las diferencias entre las personas, y el cómo medir dichas diferencias lo que da origen al surgimiento de los instrumentos de evaluación psicológica. Fernández Ballesteros (1993), al hablar de la historia del Psicodiagnóstico, diferencia las fuentes del mismo de su constitución como disciplina científica. Distingue la prehistoria de la historia, de acuerdo a determinados ejes de referencia: en la primera sobresalen los grandes paradigmas del conocimiento humano (mítico, racional-especulativo y científico), y en la segunda, los grandes modelos psicológicos (experimental, correlacional y aplicado). Los comienzos de la evaluación científica de las diferencias humanas se deben en parte a los esfuerzos de Galton (1822-1911), quien funda en Londres, en 1884, un Laboratorio Antropométrico, donde realiza mediciones a las personas sobre su estatura, peso, capacidad auditiva, agudeza visual, capacidad sensorial discriminativa y otra serie de evaluaciones sensoriales, perceptivas y motoras, su mayor aportación fue la sistematización de la recogida de datos y su tratamiento estadístico. De esta forma, introduce las bases de la evaluación cuantitativa de las diferencias humanas y da inicio al estudio psicológico de las diferencias individuales frente a la psicología experimental de finales del siglo XIX; algunos autores consideran esto como el punto de partida de los test mentales.


Momentos que marcan el auge de los instrumentos de evaluación psicológica Posterior a Binet y en la primera mitad del siglo XX, hubo un gran desarrollo en la creación de instrumentos de evaluación psicológica siguiendo la línea psicométrica; acontecimientos internacionales propician este incremento: La I Guerra Mundial (1914-1918) favorece el auge en la creación de instrumentos de evaluación psicológica. Se solicita a los psicólogos la necesidad de clasificar a los soldados sobre la base de dos aspectos de utilidad a los fines de la contienda: 1. El ordenamiento de los hombres basado en la capacidad intelectual, lo que motivó el desarrollo de los tests de inteligencia: el Alfa y el Beta. 2. La tipificación de los soldados en cuanto a la posibilidad de que pudieran sufrir crisis nerviosas, esta necesidad dio lugar a que el psicólogo estadounidense Robert Woodworth elaborara la "Hoja Personal de Datos", que es considerada, por algunos autores, como el antecedente de los modernos tests de personalidad. La II Guerra Mundial (1939-1945) realiza a los psicólogos las mismas encomiendas, lo cual posibilita la aparición de nuevos instrumentos. Entre la I y II Guerra Mundial, etapa donde se mantienen las hostilidades entre los países participantes en la guerra , también se desarrollan un amplio número de test psicológicos con el modelo psicométrico, como por ejemplo el Wais en 1930 y Las Matrices Progresivas de Raven en 1936.


. Los instrumentos psicométricos no son los únicos que surgen en la primera mitad del siglo XX. Desde una perspectiva diferente y a partir de la obra de Freud, La interpretación de los sueños, publicada en 1900, aparecen algunas técnicas para el estudio de la personalidad que se les denomina técnicas proyectivas. Algunos ejemplos de técnicas proyectivas: 1906: Test de asociación de palabras de C. Jung 1921: El Rorschach de Hermann Rorschach 1926: Test del dibujo de la figura humana de Goodenough. 1938: TAT de Murray 1944: El Test de tolerancia a la frustración, de Rosenzweig En general, se puede decir que en la primera mitad del siglo XX se originan y consolidan los modelos psicométrico y proyectivo en su concepción teórica y tiene lugar un aumento considerable la producción de instrumentos y técnicas de evaluación psicológica.

https://crecerpsi.files.wordpress.com/2014/02/psicometria-libro-completo.pdf


El fundamento de la teoría representacional consiste en que toda medición debe asegurar una adecuada representación del atributo real medido mediante los símbolos o números asignados Así, los datos obtenidos como medidas deben representar los atributos de las entidades reales que pretendemos caracterizar y el manejo de dichos datos debe preservar las relaciones que existen entre dichas entidades. Para establecer medidas debemos partir de nuestra observación del mundo real o dominio. .¿Cuáles son las medidas cotidianas qué hacemos? Longitud, Tiempo y Velocidad. La distancia entre dos puntos de la ciudad, el tiempo que nos tomará llegar al punto deseado y la velocidad que deberíamos tomar si es que vamos caminando. Masa y Fuerza. Cuando nos piden llevar algo nosotros calculamos el peso estimado del objeto y la fuerza que

Esta teoría nos dice que toda medición debe asegurar una adecuada representación de los atributos reales del medio, utilizando símbolos o números establecidos y el manejo de dichos datos debe preservar las relaciones que existen entre dichas entidades. Para establecer correctamente cada medida debemos realizar una perfecta observación del medio y características físicas notables.


debiéramos aplicar para llevarlo. Temperatura. Observamos la temperatura que hace en el ambiente e intentamos calcular a cual podría cambiar luego para así elegir que vestir. ¿Qué es una medida? La medición se puede definir como la asignación de valores o símbolos a atributos de entidades u objetos del mundo real, siguiendo determinadas reglas establecidas. ¿Qué es medir? El hecho de medir hace que los conceptos sean más visibles y controlables. De la misma manera existen dos tipos de cuantificaciones: a) Cuantificación directa, implica medir b) Cuantificación indirecta, implica calcular La validez es la utilidad que un test tiene para medir una variable que necesitamos conocer, siempre y cuando la prueba mida lo que dice medir y no otra cosa. Indudablemente, la pregunta más importante que se debe hacer sobre cualquier test psicológico se refiere a su validez, es decir, el grado en que aquel mide realmente lo que pretende medir. Margen de error en el proceso de evaluación psicológica Ningún test tiene la capacidad para ser absoluto en la elaboración de un Psicodiagnostico. Siempre será recomendado apelar a múltiples fuentes de información y diferentes métodos que permitan conocer integralmente a un ser humano.


integralmente a un ser humano. Como afirma Anastasi, (1980), el puntaje que una persona obtiene en los tests psicológicos puede predecir aproximadamente cual sera su conducta en ciertas situaciones de la vida real. Por lo tanto, el profesional debera acudir, a otra serie de herramientas en pro de tener una visión mas global del sujeto evaluado, que permita validaciones internas de la información recopilada y apelar a la validez de las herramientas escogidas con gran criterio y rigor. Otro tipo de dificultad relacionada con los errores en los procesos de evaluación psicológica esta más relacionada con el profesional que con sus herramientas. Otro factor que facilita el error en procesos de medición tiene que ver con la presión del propio psicólogo para dar resultados, que lo apremia a tener candidatos aptos en pro de llenar las vacantes en los tiempos requeridos. Siendo asi, realiza procesos donde ve lo que quisiera ver, y descalifica señales importantes que afectaran los resultados positivos. Si bien, la medición psicológica cuenta con un margen de error, como todo lo relacionado a variables sociales, su control esta directa y proporcionalmente relacionado con la experiencia del psicólogo. EL PROBLEMA DE LA MEDICION EN PSICOLOGÍA: Definir claramente la característica a medir. Esto es un problema ya que en psicología no encontramos una única definición de un atributo. Saber cuál es la definición más útil y cuáles son los atributos que representan


mejor los datos obtenidos son relativos y son solo una parte de la persona evaluada. Las medidas pretenden llegar a atributos muy complejos e intangibles, por lo que hay una gran diversidad de manifestaciones. Es necesario que los ítems estén basados en muestras muy amplias para que los datos sean significativos. CRÍTICAS A LA MEDICIÓN EN PSICOLOGÍA INSTRUMENTOS. VENTAJAS E INCONVENIENTES.

Y

A

SUS

• VENTAJAS: • Ahorro • Objetividad • Ayuda a pronosticar aunque con una posibilidad de error • Ayuda a la comunicación entre profesionales de forma más precisa y más significativa. • INCONVENIENTES: • No hay consenso, cada uno mide una cosa diferente dependiendo de su modelo de partida. • El problema de sí los ítems son representativos o no • Critica social


• Muchos test tienen una gran carga cultural y verbal Hay que tener en cuenta las condiciones de los sujetos de la muestra para saber la representatividad de los porcentajes • Critica ética: hasta qué punto se entromete en la vida privada • Los test favorecen clasificar y etiquetar y esto en psicología es un error. PROBLEMAS BÁSICOS DE LA MEDICIÓN Medir es el proceso que suministra datos cuantitativos sobre un objeto o fenómeno. La medición, en el fondo es una observación cuantitativa y suele dar mayor significado a la observación cualitativa. Es distinto decir el agua esta tibia que decir que tiene una temperatura de 22°C. Cuando se mide, se compara una magnitud con otra que es la unidad patrón o estándar; de esta forma, cuando se dice que un saco de harina tiene una masa de 42 kilos se hace referencia a una unidad patrón; el kilogramo: el saco de harina tiene una masa 44 veces de unidad patrón. La psicometría trata dos grandes áreas: a. Contenido de aplicación, cómo se desarrollan y aplican los test. b. Contenido teórico de la teoría de los test (estadística e informática). Los test psicométricos son una medida objetiva y tipificada de una muestra de conducta que han sido cuidadosamente elegidos y que están controlados de antemano. Fundamentalmente nos permiten hacer descripciones, una descripción es mucho más exacta si conlleva o no medición. Nos permiten con posibilidad de errores hacer pronósticos, más exactos que solo cualitativos. Nos sirve para comparar a una persona con otra, a una misma persona en diferentes momentos de su vida; deben existir reglas para medir y comparar (también es un campo de la psicometría). Los test deben saber utilizarse, miden bien si están bien utilizados. Es necesario elegirlos en base a la naturaleza de la cuestión a medir. El valor de un test es relativo (p.e. un microscopio nos puede servir para ver partículas pero no para ver astros), puede servir para una personas pero para otras no, y cuesta determinarlo (riesgo de utilizar inadecuadamente un test por eso hay que saber a quién y para qué se usa).

Texto Paralelo/Psicometría  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you