__MAIN_TEXT__

Page 1

Foto Diego M. Garce / Parque Nacional Uraba habia Máñaga / Costa pacífica - Buenaventura, valle del cauca

PACÍFICO: ENTRE EL MAR Y LA MONTAÑA Bosques territorios de oportunidad

DIRECCIÓN TÉCNICA

ALIADO

Fascículo

02

APOYAN


Bosques territorios de oportunidad

Datos ambientales claves de Colombia

COLOMBIA ES UN PAÍS RÉCORD 1.

El Chocó no es solamente un departamento, sino el nombre que se le da a una ecoregión que va desde el norte de Ecuador hasta Panamá y cubre 187.400 kilómetros cuadrados. El Chocó biogeográfico incluye en Colombia lo que usualmente se conoce como el Pacífico, y abarca algunas áreas de Antioquia y Risaralda. Sus costas son visitadas por especies migratorias, como la ballena yubarta, las

Pág 10

tortugas carey, caná, negra y caguama, y aves como los chorlos y los gaviotines. Esta diversidad biológica se suma a la de sus diferentes tipos de bosques, en donde se calcula que viven al menos 7.000 especies. Sin embargo, la región está amenazada por la pérdida y fragmentación de sus ecosistemas, lo cual le ha otorgado el título de área crítica de la biodiversidad global.


2.

PODER HÍDRICO Con 750 kilómetros y navegable durante todo el año, el río Atrato es uno de los tres más importantes del país.

Recientemente, Colombia hizo historia al otorgarle derechos, obligando así a su protección y cuidado.

Foto Diego M. Garces / Niños chocó

Se calcula que 4.000 personas de nueve municipios, del chocó y tres de antioquía para quines esa línea es la tierra de sus vidas.

5.400

especies de flora registra la segunda reserva forestal más grande del país, ubicada en el Pacífico.

2,2

5 de cada 20

millones de colombianos viven en el Pacífico: 135.000 pertenecen a pueblos indígenas y casi un millón a comunidades negras.

especies de plantas y animales que viven en el Pacífico no existen en ningún otro lugar del globo. Esto se conoce como endemismo.

Pág 11

Pueblos indígenas como los emberas y los wounaan viven a orillas del río.

En el lugar donde nace el Atrato fue declarado como un área protegida de casi 18.000 hectáreas en 2016.

En esta zona del complejo de Páramos del Sol – Las Alegrías confluyen páramos, bosques andinos y bosques de zonas bajas.

Fotos 1) Diego M. Garces / Bromelia 2) Diego M. Garces / Río Atrato


Bosques territorios de oportunidad

DIRECCIÓN TÉCNICA

ALIADO

Pág 12


1.

Manglares, un tesoro en peligro

UN BOSQUE SUMERGIDO Al ser una región que va desde las costas del océano Pacífico hasta la cordillera Occidental, en el Chocó biogeográfico se encuentran diferentes tipos de bosques. Uno de los más representativos es el bosque de manglar, que cuenta con 292.726 hectáreas. El mangle es un tipo de planta que crece en lugares donde el agua dulce de los ríos se mezcla con la salada del mar. Constituye uno de los ecosistemas más productivos y complejos del planeta desde el punto de vista biológico, pues se calcula que un 80% de las especies marinas dependen de él para subsistir. Este bosque funciona como un criadero viviente de varias especies y sus ramas superiores son elegidas por muchas aves costeras para sus nidos. Además, protegen las áreas costeras de la erosión y las marejadas.

311.565 hectáreas tiene Encanto de los Manglares, un área creada en el Chocó en el 2017 para proteger este ecosistema.

Foto Diego M. Garce / Manglar

CHOCÓ BIOGEOGRÁFICO

190.282 hectáreas dedicadas a la protección del manglar se designaron en el delta de la cuenca del río Mira, que comparten Colombia y Ecuador.

BOSQUE DE MAR Y RÍO El manglar protege organismos como las algas y los camarones, la piangua que viven en su intrincada red de raíces.

Muchas comunidades consideran los manglares como símbolos y parte de su patrimonio cultural, turístico y ecológico.

Los manglares son claves para la pesca industrial, artesanal, tradicional y de subsistencia para las comunidades.

Aves como el paujil (Crax rubra), en peligro crítico, y la pava de monte (Penelope purpurascens), en peligro, viven en manglares.

Los mangles tienen mecanismos que les permiten tolerar la sal, la exposición al oleaje y las mareas.

35%

de los manglares a nivel mundial han desparecido, según cálculos recientes. La cifra llega al 50% en la India, Filipinas y Vietnam. Foto 1) Felipe Garcia/ Recolección de pianguas

APOYAN

Pág 13


Bosques territorios de oportunidad

1.

Oportunidades culturales

ARTESANÍAS DEL BOSQUE El oquendo es un árbol que al descomponerse deja en el centro una fina madera para ser aprovechada. Fernando Asprilla, un artista de Bahía Solano, en el Chocó, la ha convertido en una oportunidad para 14 artesanos que ya se han asociado. Con este material crean figuras para la venta, como pájaros, delfines y ballenas. También trabajan otros materiales del bosque, como las semillas de tagua, las palmas de memé y zancona, la achira, las lágrimas de moisés y la fibra de iraca.

RIQUEZA AMENAZADA La tala ilegal ha convertido a la región del Chocó Biogeográfico en uno de los once puntos más amenazados por pérdida de bosque en el mundo.

La minería ilegal de oro practicada en el Pacífico puede contaminar los suelos y las aguas con mercurio, además alterar el cauce de los ríos.

Se estima que 42% de la producción de madera en Colombia es ilegal. Esto amenaza especies como el molinillo, en peligro crítico de extinción.

La contaminación y la sobreexplotación han puesto en riesgo ecosistemas en el Pacífico que proveen el 80% de los peces consumidos en Colombia. 2.

UN MOLUSCO SABROSO

La recolección de la piangua, un molusco que vive en el manglar, es el sustento de más de 125 comunidades en Nariño.

Más de 10.000 personas, de las cuales el 78% son mujeres y niños, se dedican a pianguar, una tradición ancestral.

Pág 14

El encocao con guiso de piangua es un plato típico que depende de la salud del bosque de manglar para obtener sus ingredientes.

Fotos 1) Diego M. Garces / Madera ilegal 2) Diego M. Garces / Pesca


Oportunidades económicas y sociales

PARA ENAMORAR AL TURISTA Arrecifes coralinos, manglares y el bosque húmedo tropical se dan cita en la ensenada de Utría, en el Chocó.

El Parque Nacional Natural Utría cuenta con la playa La Aguada, la primera en el país certificada en turismo sostenible.

Allí viven mamíferos como el mico tití, el mono cariblanco, la zorra comegallina, el tigrillo y el perezoso.

Foto Luis Gérman Naranjo / UMico Cebus capucinus

El turismo sostenible se ha convertido en una opción para cientos de comunidades en el Pacífico. Desde destinos apreciados por turistas de todo el mundo como Bahía Solano, hasta tesoros aún por descubrir, como el Santuario de Fauna Acandí, Playón y Playona, los viajeros se convierten en motores de desarrollo para la región. El avistamiento de las ballenas jorobadas, de tortugas como la caná y la carey, de aves como la oropéndola del Chocó, la cotinga azul o la guacamaya verde-limón, además de murciélagos y ranas venenosas, es una de las actividades con mayor potencial.

Foto Diego M. Garce / Utría

DESTINO POR DESCUBRIR

Habitantes de Nuquí, Bahía Solano, Alto Baudó y Bojayá, en el Chocó, han consolidado un modelo de ecoturismo en Utría.

Miembros de la comunidad se encargan del mantenimiento de las posadas, el transporte, las visitas guiadas y los restaurantes.

Allí se realiza el Festival de la Migración Pacífica, que homenajea el viaje de las ballenas, aves y tortugas en octubre.

Pág 15


Bosques territorios de oportunidad

Oportunidades de conservación

INICIATIVAS SOSTENIBLES

Foto Diego M. Garces / Mujer Waunnan

Para quienes viven en las ciudades, los bosques pueden parecer lejanos. Sin embargo, en el Pacífico, miles de personas habitan en zonas boscosas y dependen de su conservación para tener acceso a alimentos, medicinas naturales y agua. En los municipios de Timbiquí, Guapi y López de Micay, en el Cauca, se está dando ejemplo de esta relación. Allí han comenzado a usar estufas eco-eficientes que requieren menos madera y conservan el calor. Esto evita la tala innecesaria y la degradación de los bosques que los rodean. Las comunidades, además, usan técnicas de agricultura tradicional para producir cacao, plátano, frutales y leguminosas, lo cual también es una forma de proteger el bosque, pues no es necesario talar los árboles para sembrar.

UN TESORO CALEÑO

MUNICIPIOS

MÁS DE 196.000 HECTÁREAS

El Parque Nacional Natural Farallones de Cali cuenta con 1.086 nacimientos de agua en sus 196.429 hectáreas.

Gracias a esta área protegida, Cali, Jamundí, Buenaventura y Dagua cuentan con abastecimiento de agua.

El Parque Los Farallones es el refugio de 115 especies de anfibios, 30 de mamíferos, 766 tipos de plantas y 612 aves, como el tucanito rabirrojo y la tángara multicolor.

Pág 16

Profile for BIBO

Pacífico: entre el mar y la montaña  

Pacífico: entre el mar y la montaña  

Advertisement