Page 1


INTEGRANTES: Fabio Cavassa Christian Rodríguez Álvaro Velásquez No nos engañemos, ahora que la vida es más rápida y existe más tecnologías y Juan Diego Aranda lujos todo se torna más peligroso. Sabemos que en la vida hay ladrones, amigos de lo ajeno y hay que saber qué hacer ante estos malandrines y malhechores que atentan contra los ciudadanos y su tranquilidad.


1. No salir en horas peligrosas. Las calles suelen ser tranquilas, pero existen las horas punta, es decir las horas de fuego donde el peligro abunda en las calles y cada esquina puede ser una trampa mortal. Cuando las calles a luces escarlata se vuelven peligrosas, se tiĂąen de malicia, miedo, peligrosos, deseos y maldad, mas aun cuando la luz del alba yace ya muy lejos de nuestro cielo, y tan solo nos deja sus huellas para iluminarnos. Hay que tener muchĂ­simo cuidado al caminar por la calle en altas horas de la noche.


2. Ser precavido. A veces las personas creen que tienen en lo que la jerga denomina “calle” es decir que saben caminar que no les pasará nada, y que son intocables, pero nadie está a salvo de esta amenaza, todos pueden ser atacados por los ladrones, ya que ellos atacaran siempre a la presa más débil, si bien no puedes mostrarte asustado, tampoco puedes mostrarte con exceso de confianza, ya que siempre debemos estar atentos ante cualquier circunstancia.


3. Aprender defensa personal Una mejor forma de evitar los robos es saber defenderte (no es obligatorio, muchas veces puede resultar incluso peligroso). Esta táctica debe de emplearse tan solo cuando notas ciertas características, como que el ladrón está solo, y no posee armas punzocortante o algún tipo de pistola, la defensa personal ayuda en caso de que quieran agredirte después de haberte robado, por lo general lo mejor es tan solo darle lo que quiere, ya que lo material no es tan importante, pero si pretende agredirte (en especial el caso de las mujeres) siempre es bueno saber defenderse.


4. No caminar por zonas peligrosas La zona influye mucho en cuanto a los robos, ya que el entorno puede jugar a favor o en contra de las personas, existen obviamente zonas tranquilas donde hay m谩s seguridad, como existen las conocidas zonas rojas, donde las pandillas y los ladrones merodean las calles. Pero si uno sabe medir porque zonas transitar y porque otras no tienes cierta ventaja, ya que el local siempre ataca dos veces, y la gacela que sabe por d贸nde correr tiene m谩s probabilidades de evitar que el le贸n la case.


5. No salir con objetos llamativos Así como el camaleón se camufla con su entorno, uno también debe saber pasar desapercibido es decir no resaltar, ni llamar mucho la atención. Salir con objetos o ropas llamativas te pone en la mira de cualquier ladrón que encuentra en ti una gran oportunidad para robar ya que ve en ti algo que quiere poseer, algo que lo incentiva a que seas tú la victima de su asalto. Y si sales con objetos llamativos hay que tratar que estos puedan ser ocultados, es decir que sea difícil verlos.


6. No salir solo En la ciudad por más que haya mucha gente cerca de ti, los dueños de lo ajeno siempre sabrán que no estás acompañado y serás un blanco fácil para que te quiten tus posesiones. Es por eso que cada que salga a la calle siempre trata de hacerlo con otra persona y preferiblemente alguien que sea intimidante para que a los ladrones les sea más difícil poder robarte, porque como bien sabemos la unión hace la fuerza, es más difícil robarle a un gran grupo que a una sola persona.

7. No estés perdido


El no saber donde estas te hará sentir desorientado, no saber por dónde irte, por donde caminar que lugar son más peligrosos, te convertirá en una persona atrapada en la jungla de cemento, pero tu mejor aliado será cada rincón y pasaje. El ladrón esperara que tu no sepas que hacer, que no sepas por donde caminar, que te adentres en sus dominios, pero no debes mostrar debilidad muchos menos mostrarte perdido, eso es ser un camaleón sin la capacidad de camuflarse, o una gacela coja.

8. Saber convencer al ladrón


Muchos robos se pueden evitar si es que logras entablar una conversación con el ladrón, ya que puedes lograr persuadirlo para que te haga nada y puedas salir ileso, también puedes convencerlo de lo que está haciendo está mal y que no te robe, que se ponga en tu lugar. Esto muchas veces no funciona ya que los ladrones suelen ser drogadictos, pero muchos solo lo hacen por necesidad y entablar una charla con el podría evitar este asalto.

9. Evitar escuchar música u otros.


Cuando caminas por la calle debes procurar tener la mente despejada, siendo la música una gran distracción que baja tus defensas, muchas veces dejándote llevar por la canción y olvidándote el camino que estás siguiendo, es decir estando con la mente en otro lugar, lo que te vuelve obviamente presa fácil.

10. Estar atento al personal de seguridad


Cuando transites por las calles es bueno siempre observar por donde hay agentes de seguridad ya sean serenos, policĂ­as, guardias entre otros, porque ellos serĂĄn siempre uno de tus mejores aliados ya que te podrĂĄn defender e indicaran que la zona se vuelve segura, y en caso de que te roben sabes hacia donde salir corriendo para evitar el robo.

manual para evitar un robo  

ajosohisusiu

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you