Page 1

Pasado el verano, las consultas dermatológicas se llenan por los  posibles afectados de tanorexia, la enfermedad de siglo XXI. Las  personas que sufren esta obsesión nunca están a gusto con su  color de piel, aunque estén realmente morenos. Cada vez somos  más adictos al bronceado. Es esta una enfermedad psicológica,  aunque muchos médicos no la acepten como tal, sino como un  trastorno, de hecho esta muy poco diagnosticada. La tanorexia produce varios síntomas: los principales son  ansiedad si se pierde una sesión de bronceado, competencia por  obtener un color de piel mas moreno que el resto; produce una  frustración crónica ya que el color de piel no es el deseado, y para  colmo provoca el envejecimiento prematuro de la piel con la  aparición de arrugas y manchas. Las conductas son similares a las  de los fumadores o alcohólicos. Mucha gente invierte demasiado  dinero de forma descontrolada en sesiones de rayos UVA y sin  darse cuenta se están auto dañando la piel pudiendo incluso  causase cáncer. Los rayos les dan una experiencia placerenta  porque calman su adicción. Cada año aumenta el porcentaje de  afectados que padece estos síntomas. El perfil de los enfermos  que la padecen corresponde en mayor medida a mujeres con  edades comprendidas entre los 20­40 años, aunque el porcentaje  de los hombres ha aumentado en los últimos años de forma  significativa.


Un director medico de un centro dermatológico estético de  Alicante comenta: “durante los meses de invierno, las personas  que padecen esta obsesión utilizan de forma compulsiva e  incontrolada largas sesiones de solarium y rayos UVA”. La  OMS, organización mundial de la salud, informa de la  peligrosidad de las cabinas de rayos o camas solares y recuerda  que el bronceado no es una muestra de alto estatus y que no existe  bronceado saludable ya que todos afectan en mayor o menor  medida a nuestra piel. Según el doctor San Cristóbal informa: “se  trata de una trastorno psicológico, aunque suele estar  acompañada de lesiones cutáneas”. De los daños provocados  por explosión al sol (cáncer, arrugas,…) el 80% ocurre antes de  los 18 años. Ésta poco conocida enfermedad psíquica, no tiene una cura  específica pero la clave según los dermatólogos, esta en recurrir  moderadamente al sol, buscando el equilibrio entre la dosis  necesaria de tomar vitamina D y el no abusar de los rayos solares  ya que puede producir el cáncer de piel. 

tanorexia  

Aeticle about tanorexia

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you