Issuu on Google+

Miedo Os consideráis disidentes de una sociedad absurda y hacéis vuestros pinitos por cambiarla. Nosotras somos las disidentes de l@s disidentes. Nos encerráis en reservas-armario y luego nos dais vuestro apoyo en misión solidaria, nos negáis en vuestra mente porque os negáis la posibilidad en vosotr@s mism@s, sólo pensarlo os da nauseas, os aterra, prevenís ese pensamiento en la cabeza antes de que se extienda irremediablemente por el resto del cuerpo y os tiente a probar. Y follar con una mujer no es nada, incluso es parte de la cultura más radikal-ka y colocable en el curriculum como una experiencia más; lo peor es acariciar la posibilidad de que os guste. Pero eso sí, de vez en cuando da buen rollito una visita al zoo a ver a las monitas en sus jaulas, es superdivertido, superchic, tranquiliza la conciencia y... ya se sabe, quien se mueva no sale en la foto. Bórdica Round 1998


Editorial bv nº4