203 2014

Page 1

BOLETÍN INFORMATIVO Año XXIV, Número 203, Ene-Feb-Marz 2014

VICARIATO REGIONAL DE SANTA ROSA DE LIMA - PERÚ

.. ..

"Alabar, bendecir y predicar a Dios en todas partes"

SUMARIO

Árboles a 50 soles (4) Una Mirada al interior (9) País en derrumbe (11) La Sexta Vía (14) La Navidad del Adiós (17) Asamblea del Vicariato Regional de Santa Rosa (25) Ordenación presbiteral y diaconal: Fr. Hilario y Fr. Jesús (30)


Director: Fr. Samuel Torres Rosas, O.P.

E mail: bolmisdom@hotmail.com

Dirección: Santuario de Santa Rosa de Lima Jr. Chancay 223, apartado 1296 Teléfono (01) 425 12 79

Diseño de edición: Centro Cultural José Pío Aza

Edición electrónica: www.selvasperu.org

Recepción de artículos: Hasta el 16 de Junio 2014. Enviarlo por correo electrónico

Foto de portada: Misioneros Dominicos del Vicariato Regional de Santa Rosa


L R

I

A

Editorial

T

O

Iniciamos un año más la labor de ediciones de nuestro Boletín. A partir de ahora serán trimestrales, esperamos continuar con ilusión y empeño este encargo que nos han confiado pero con la esperanza de poder dar pronto la posta a un hermano con mayor competencia en estas lides.

E

D

I

Este año lo hemos iniciado de una manera muy especial, con un acontecimiento muy significativo para la vida de nuestro Vicariato Regional, el Capítulo Intermedio, es sin duda para nosotros los dominicos un tiempo de gracia, pues los capítulos son espacios de diálogo, de encuentro fraterno, de discernimiento, de búsqueda de la voluntad de Dios para mantenernos en la fidelidad al carisma que hemos recibido; es un intento para que nuestra Orden concretizada en esta parte del mundo pueda responder con mayor eficacia y trasparencia a las exigencias que nos presenta la sociedad peruana actual, pedimos al Buen Dios que nos ayude a llevar a cabo todo lo que se ha propuesto en dicha reunión. En esta edición un breve recuento de todo lo acontecido allí. Por otro lado presentamos como siempre artículos de gran interés, compartimos noticias y acontecimientos del quehacer de nuestro Vicariato. Una noticia que nos entristeció mucho es la partida de nuestro hermano Regino, quien por muchos años trabajó en estas tierras, presentamos una breve reseña de su vida, como homenaje a su cariño y entrega por la misión. Como siempre les sigo invitando a todos los frailes, hermanas, laicos que conforman nuestro Vicariato a apoyar con sus reflexiones y artículos a este medio de comunicación, espero con mucha esperanza que este año tenga abundancia de aportes. Para finalizar quiero hacerles llegar a todos y todas nuestros/as lectores/as una afectuosa y gozosa felicitación por las cercanas fiestas de Pascua de Resurrección, Que el Señor resucitado nos anime y fortalezca a con su gracia vivificadora Un abrazo a todos. Fr. Samuel Torres Rosas, O.P Director del Boletín

3


O L

ARBOLES A 50 SOLES

A

R

T

Í

C

U

Fr. Roberto Ábalos, OP Misión Koribeni

Suelo contar a modo de chiste la comparación entre un quechua y un matsigenka cuando ven un árbol. Antes, cuando lo miraba el quechua, veía plata. Cuando lo miraba el matsigenka, veía vida. En los tiempos actuales, cuando el quechua ve un árbol, sigue viendo plata y cuando el matsigenka ve un árbol, ahora BE BIDA. Acaba de finalizar el proyecto de escuela, hábitat para dos maestros y posta médica en la comunidad de Tipeshiari. Gracias a Tasorintsi y a la plata del gas de Kamisea, es decir, al espíritu de la antepasada vida amazónica del río Urubamba, los proyectos ya comienzan a llegar a las comunidades nativas. Lo malo es su administración que acaba en fraude grosero. Los mismos matsigenkas de Tipeshiari han denunciado la ejecución de este proyecto con el siguiente escrito fechado en diciembre del 2013: "A las autoridades competentes responsables de la supervisión de las obras construídas por el municipio Echarati y demás autoridades: De nuestra mayor consideración, nos es grato dirigirnos a su honorable despecho con la finalidad de informar lo siguiente: Que teniendo la necesidad de contar con una buena infraestructura para los niños de nuestra comunidad asimismo con el local del centro de salud, solicitamos al municipio de Echarati este apoyo, del cual hemos sido aceptados y la obra se ejecutó con un presupuesto de quinientos mil soles y más, que se dió inicio en noviembre del 2012 y concluyó el 2013 en julio. Durante la ejecución de esta obra existió para nosotros una malversación del presupuesto puesto que el material es todo madera, una parte calamina, ya que hasta la fecha no nos han cancelado la deuda de los árboles que nosotros los otorgamos con

4


O A

R

T

Í

C

U

L

precio de 50 soles por árbol. Tuvimos maltratos por parte del residente cuando trabajamos en la obra, en muchos aspectos. Para nosotros quedaba bien la obra, hasta que hoy nos damos cuenta que esta construcción no durará más de un año, pues no está concluída al cien por ciento. Después de verificar el expediente técnico vimos que muchas cosas no se consideró ni se dispuso en la obra. Es una infamia que de esa manera estas personas responsables no realicen las cosas a la legalidad. Tanto dinero para una construcción que para nosotros no cubre ni al 50% de la construcción. Tal vez el aprovechamiento será que somos muchos no leídos y desconocemos de estos aspectos, pero no hay razón para obrar de esa manera. Para veracidad presentamos las copias de inversión del expediente. Esperamos ser tomados en cuenta esta denuncia para así que otras comunidades no perescan lo que a nosotros nos sucedió y sacar del camino a estas personas que a costa de otras personas se llenan el bolsillo de dinero perjudicando a muchos. Esperamos de su comprensión, Dios mediante, documento que le damos fe de la veracidad. Atentamente". Siguen 40 firmas. Veamos. Cuando la misión Koribeni construyó hace cuatro años una escuela y hábitat para maestro y alumnos en la misma comunidad de Tipeshiari, gastó un total de 7.000 soles. No hubo mas que contratar un buen aserrador con su motosierra y con capacidad para dejar las tablas bien acabadas y él mismo levantó la escuela con ayuda de otro peón y algún voluntario de la misma comunidad. Las medidas y diseño de la actual escuela y hábitat para dos maestros, son casi idénticas, con la excepción que ahora la madera se ha puesto machihembrada. También hay que añadir que va incluída la posta médica que no tiene más amplitud y diseño que la misma escuela. Hay que decir que para esta obra con cargo al canon y sobrecanon del gas matsigenka de Kamisea, precisó de arquitecto, de ingeniero jefe, ingeniero supervisor, ingeniero residente, personal asignado a cada uno de ellos, con su propio Toyota cada uno, almacenista, cocinera, etc.etc. Pues bien, el monto del actual proyecto ha sido de 564.000 soles. Claro que lo mismo en el proyecto de la misión como en el del Distrito de Echarati, la madera la han puesto los nativos de la comunidad. La misión no pagó nada por ella, pero sí lo hizo el Distrito a razón de 50 soles por cada árbol. No es extraño que ahora los matsigenkas se están acostumbrando a vender los árboles de sus comunidades a 50 soles. Hay que decir que el monto dedicado a la madera según el presupuesto del proyecto era superior a los 170.000 soles. Para vergüenza de los responsables de esta obra: Alcalde de Echarati, Ingeniero Jefe, Ingeniero supervisor, ingeniero residente, maestro de obras, etc., la obra no ha podido quedar peor. La madera fue colocada todavía húmeda, y aunque machihembrada, ahora ya ha surgido grietas que se van acentuando con el paso del tiempo. Las ventanas son de lo más simple y frágil y con tan solo una malla y de la peor calidad que pronto comenzará a agujerearse. El alero de los tejados de todos los edificios, es increíblemente corto y para más vergüenza, no han

5


O T

Í

C

U

L

colocado la canaleta que yace en una caseta que sirvió de almacén para la obra. De esta manera cuando llueve, y ya hemos sido testigos, el agua penetra hasta mitad de todos los salones formando charcos e incluso ya hemos sentido alguna gotera. En el caso de la posta, a ningún paciente se le puede mantener allá si llueve o hace frío, porque terminará con una buena mojada y pulmonía. Las barandas son tan frágiles que cuando un niño se cuelgue de ellas, se vendrá abajo. El sistema de alumbrado, con cables descolgados por los salones, viene de un sistema de placa solar cuyas baterías y conversores están prácticamente a la intemperie y no tardarán en deteriorarse por la abundancia de lluvias que los mojan totalmente.

A

R

Con tanto responsable, todos cobrando su parte sustanciosa: ¿cómo ha sido posible que se realice una chapuza de tal calibre y de tan desorbitante costo? De nuevo nuestra pregunta que se la lleva el viento del desierto de ausencia del Estado: ¿Dónde está la Inspección del Estado que impida este flagrante fiasco a las arcas del Estado?. Una vez más acudimos a la oficina de la Contraloría de la Nación que existe en el Palacio de Gobierno del Distrito de Echarati para denunciar este nuevo caso que se añade a la lista de denuncias que ya hemos realizado y que gozan del sueño de los injustos. Todo parece un contubernio para que nadie mueva ficha no sea que se derrumbe todo el sistema enfilado como fichas de dominó o castillo de naipes.

6


S E

PROYECTO ESCUELA Y POSTA EN TIPESHIARI

I

N

F

O

R

M

Noviembre 2012-Julio 2013 Presupuesto 546.237,01

7


8

I

N

F

O

R

M

E

S


O L

Una Mirada al Interior

A

R

T

Í

C

U

Fr. Edwin Silva Quispe, OP Misión Shintuya

Dar una mirada al interior de nuestra vida es contemplar la belleza que hay en nuestro mundo. Podemos tener un mundo lleno de alegrías, de tristezas, de mucha preparación, pero si no se presta atención a lo que nuestra mirada nos da, tan solo se quedará en "una mirada". Mirar nos toca todos los días, cuando tomamos conciencia de lo que hemos recibido, cuando damos lo que hemos aprendido, en este tiempo nos toca entregar todo de nosotros sin mirar las condiciones. Ha pasado ya un tiempo de formación académica, aunque la formación es de toda la vida. He sido destinado a un puesto de misión que es la misión de Shintuya, para una vida diferente a la formación, una vida en la que se pone de manifiesto lo que se sembró en la mente y en el corazón, es decir, tratar de poner en práctica lo aprendido. Una mirada al interior de mi ser implicó ver mi propia realidad como ser humano, como fraile, como hijo de Dios. Esta mirada a mi conciencia era darme cuenta de lo grandioso que puso Dios en mi corazón, el comprender a la gente en su realidad, el conocer sus costumbres de cada tiempo y circunstancia, y una comprensión de la realidad fue tan breve pero gratificante en la comunidad de Koribeni antes de ir a la comunidad de Shintuya, donde la gente luchaba por la paz interna y externa, tiempos un poco difíciles, tener y colmar de paz era una tarea grande, la lucha armada era latente, pareciera que predominara las armas, las confusión, el caos, la violencia, era una mirada al interior del País, lugares por donde los noticieros solo comentaban de lejos sin muchas veces comprobar, y en ocasiones confundir a la gente, noticieros reconocidos a nivel nacional, periodistas de gran nivel, ellos mismos confundían y distorsionaban la realidad, tiempo de gratitud a Dios.

9


O L U C Í T R A

Pasado un tiempo más, tenía que ir al puesto de misión destinado, esta vez a la misión de Shintuya, ubicado en el departamento de Madre de Dios. De la ciudad del Cusco está como a 10 horas aproximadamente en carro, es un viaje al interior del País. Una realidad diferente, costumbres marcadas en los corazones de los habitantes, diferentes Etnias, Harakmbut, Quechuas, Machiguengas, Piros, cada uno con su propia riqueza, aún conservan lo que es la caza, la pesca, sin embargo eso va decayendo por la ola de "modernización". Esta modernización esta revestida de grande cosas, ofrecen valores materiales, pero muy poco valores morales, esto quiere decir que ya está dentro de estas comunidades indígenas la globalización, y lo preocupante es como están recibiendo cada persona, cada comunidad nativa, cada familia. Esta ola de "buenas nuevas", tiene también sus buenas facultades, por ejemplo los medios de comunicación están mejorando, las rediocomunicaciones están en cada comunidad, se intercambia mensajes, noticias, avisos de cada momento, por este medio todos que estén por la misma frecuencia pueden enterarse de las notificaciones, no así por el celular que es más privado, sin embargo la comunicación de persona a persona en ocasiones se hace menos personal. En la educación, los chicos quieren aprender más, sin embargo el Estado no hace eco ni presta atención a las voces del interior del País, las leyes y normas tan solo funcionan en la capital, pero cuando quieren intervenir y ven alguna competencia de buena fe, ahí si se ponen a actuar, me refiero a inspeccionar y buscar algún error, no actúan en la bases fundamentales, que es: la salud, educación, medios de comunicación. En la comunidad de Shintuya, hay energía eléctrica con motor de la propia comunidad, y tiene su horario, de 6:00 pm hasta 9:00 pm, y cada familia tiene que poner un aporte para el combustible, que en muchas ocasiones es escasa. Dicen la energía ya está llegando , lo que cuestiona es ¿De qué forma cambiará las vidas? De lo que sí se sabe es que va cambiar las vidas de cada persona, puesto que la energía eléctrica traer muchos cambios, y ya no será unas horas, podrá ser más horas en su funcionamiento. En este sentido los misioneros de esta zona nos toca relacionar el valor de la persona con el valor de los cambios sean lo que sean, poniendo más énfasis en la propia persona, en su integridad. Jesús puso y pone a la persona como principal, el resto viene por su trabajo, y es tan importante el pensamiento y sentimiento de una persona, como importante son las construcciones de casas para poder vivir, un centro educativo para poder aprender, una posta de salud para ser atendido de alguna enfermedad, una Iglesia para poder conversar con Dios, sabiendo que el dialogo con Dios no solo es en la Iglesia, sino más bien con la misma naturaleza que rodea, ambas cosas son tan importantes. Este tiempo de cambios, nos toca ser creativos en presentar el Evangelio a la gente, sin perjudicar su cultura, enseñando y aprendiendo de cada uno de ellos. Una mirada al interior implica cerrar los ojos, pero no por miedo a algo, sino más para mirar hacia dentro, con los ojos cerrados se agudiza todo cuanto podamos. En este mundo solo somos simples administrativos de los bienes de Dios.

10


S E

PAÍS EN DERRUMBE

M

Cuatro accidentes mortales en diez díaz y en el mismo lugar (Ruta del Vía Crucis de Quillabamba a Ivochote)

I

N

F

O

R

Fr. Roberto Ábalos, OP Misión Koribeni

Suena a maldición que en DIEZ días haya habido cuatro accidentes con un saldo de 6 muertos y un montón de heridos alguno de ellos graves, acontecidos en las últimas fechas de diciembre y primeras de año nuevo. El primero de un carro particular que se salió de la carretera y cayó al río muriendo sus tres ocupantes. El segundo otro carro particular que se salió y volteó, gracias a Dios sin llegar al río y que produjo lesiones graves a algunos ocupantes aunque sin lamentar muertos. El tercero un camión volquete que igualmente se fue por el barranco. El último y más grave, un autobús de la empresa El Cazador que iba con 50 pasajeros y se salió cayendo al camino que conduce a Salvación y por poco no termina en el río donde las muertes hubieran sido mucho más numerosas. Murieron en principio (habladurías), 10 personas, pero al poco resucitaron siete. Todos ellos en un breve tramo de la carretera que va de Quillabamba a Ibochote y entre las poblaciones de Salvación y Palosanto, en un tramo no superior a dos kilómetro y en tan solo quince días. ¿A qué se debe ésta fatal coincidencia? En primer lugar a la excesiva velocidad de los choferes apurados por llegar a su destino. No se puede ir a tanta velocidad con un autobús cargado con cincuenta pasajeros, con un vehículo en mal estado y quizá sin los controles necesarios. Y menos por una carretera que con el intento de asfaltado, ha quedado muy estrecha para dos direcciones y que además cada día, ahora en tiempo de lluvias, el río va lamiendo la plataforma y aparecen huecos o vacíos de la noche

11


S E M R O F N I

a la mañana y el chofer que pasó la víspera, hoy se ve sorprendido por uno nuevo. Este chófer no puede llevar el vehículo a tumba abierta por tanta curva y a tal velocidad porque cualquier imprevisto lo deja sin capacidad de maniobra. A cada poco hay derrumbes, piedras enormes que se desprenden de unas montañas horadadas por las aguas que filtran y hacen cuñas en las rocas hasta su desprendimiento. No digamos la cantidad de baches que nacen también a diario en estas sufridas y peligrosas rutas hacia el interior. Las llantas que llevan muchos de estos vehículos están desgastadas propiciando el deslizamiento en este tiempo de lluvias y lodazales. Por otro lado, todos los vehículos y de forma especial los más grandes: autobuses, camiones, combis, debieran avisar con su claxon su aproximación a tanta curva como dibuja el peligroso camino; mucho más cuando una gran mayoría de conductores no respeta para nada su derecha e invade el carril del contrario. Ciertamente que la mayor responsabilidad ante estos accidentes los tienen los conductores por una muy deficiente educación vial y falta de respeto a las normas de tránsito, a la vida propia y a la de los pasajeros. No respetan las horas de descanso y en no pocas ocasiones, su estado no es lo lúcido que se debe exigir para manejar con tanto riesgo. Y resulta hermoso ver a la gente que acude para auxiliar en estos momentos; pero resulta especialmente horroroso, doloroso y repugnante ver como en el lugar aparecen también, como zopilotes, gentes, y no pocas, que rebuscan entre los restos del accidente para quedarse con las pertenencias de las víctimas. Esto dice mucho de esas personas y su sensibilidad mucho más pobre que la de las alimañas. Ante todo esto: ¿qué hacen las autoridades competentes? Hemos visto que en algunos lugares peligrosos, sobre todo por deslizamientos de los barrancos que sustentan la plataforma o carretera, han colocado como única señal de peligro, una cinta roja o algunas piedras. Absolutamente insuficiente. ¿Dónde está la responsabilidad de las zonales que tienen bajo su competencia la seguridad de esos tramos viales? ¿Dónde están los agentes de tráfico que tan solo se les ve en los centros más poblados, pero nunca en los lugares de mayor peligro y transgresión. En alguna ocasión, por una coima corrupta, se ha dejado pasar a choferes y vehículos que transgredían las normas, y que luego han sufrido accidente. Entre todos debemos hacer que las carreteras no se conviertan en vía crucis, en un extenso y asfáltico cementerio. Cada día son más los lugares señalados por las flores que dejan los que añoran a sus seres queridos que perdieron la vida la mayoría de las veces por descuidos asesinos. Y como no hay mal que por bien no venga y aprovechando que estamos en tiempo de cuaresma, reflexión y conversión, traigo a colación un artículo que en su día

12


S M

E

escribí con el título: "La sexta vía", aludiendo a las pruebas acerca de la existencia de Dios y acabo de descubrir que está inédito, quizá lo fuera por censura, no recuerdo; así que con su benevolencia y quizá el "nihil obstat" de nuestro editor, lo damos a luz gráfica a continuación.

O

R

-------------------------Accidentes recientes:

I

N

F

En ese mismo tramo y mes de enero del presente 2014, cuando me dirigía a Koribeni desde Quillabamba con Fray Juan, mi sobrina voluntaria y una maestra de nuestra institución, como a diez metros vemos como una inmensa roca caía verticalmente sobre la parte de la carretera por la que íbamos transitando, la que por unos segundos no nos remostó debido a su volumen que se fracturó en tres enormes trozos. El sábado día 15 de febrero, a partir de las ocho de la noche comenzó un derrumbe progresivo de un montón de toneladas de roca y lodo de la montaña sobre el puente de Koribeni en la misma carretera de Quillabamba a Ivochote. Culminó el derrumbe a las doce, con el mayor estruendo y cantidad de rocas que humillaron y doblegaron dicho puente que ya estaba para poco. Desde entonces estamos utilizando la vía de la margen derecha del Urubamba para acceder a Palma Real.

13


S E

(Otra prueba irrefutable de la existencia de Dios) Fr. Roberto Ábalos, OP Misión Koribeni

I

N

F

O

R

M

LA SEXTA VÍA

Nuestro hermano dominico Tomás de Aquino, se devanó los sesos y pasó media vida intentando demostrar la existencia de Dios. Y nos dejó sus famosas y hermosas cinco vías por las que ha transitado toda la escolástica y ha llegado a formar parte del currículo teológico de nuestras facultades. De haber sido contemporáneo y misionero como nosotros en Perú, la primera vía que hubiera propuesto sería la que denominamos como sexta, para respetar el ingente esfuerzo del Aquinate. Esa vía se definiría, al estilo tomista y escolástico, bien semejante a la primera de nuestro insigne teólogo, que es la del movimiento y que demuestra la Providencia de Dios sobre todas sus criaturas, de forma especial las más necesitadas, aquellas de las que tan solo El se acuerda a cada instante; y se definiría de la siguiente manera: 1º. Es innegable que hay millones de carros por las carreteras de Perú que transitan día y noche en las siguientes condiciones: Carreteras que se tienen por tales, pero a la gran mayoría de ellas deberíamos negarles tal categoría. Son caminos bacheados, curvilíneos donde no sabes por donde va a salir la curva y si por tu mismo lado viene otro vehículo usurpándote la vía a riesgo de chocarte u obligándote a subirte al barranco o a precipitarte en el vacío, según el sentido que lleves.

14


S F

O

R

M

E

Caminos que transitan por alturas de cuatro mil y más metros donde con demasiada frecuencia y debido a derrumbes constantes sobre todo en tiempos de lluvias, cambian la vía y te sorprenden con un nuevo y cada vez más peligroso trazado. Barrancos por donde las llantas que van sobre él, a veces se quedan en el aire y en el piso, el agua y el lodo forman una combinación asesina. Y si ejercicio de virtud automovilística es manejar en tiempos de lluvia, no lo es menos en plena sequía cuando el camión que va delante, aunque sea a un kilómetro de distancia, te deja un camino envuelto en una nube de polvo y humo en que no ves absolutamente nada y debes tomar la debida distancia hasta que se disipe un tanto la polvorienta envoltura.

I

N

Otros peligros son los cruces de caminos donde nunca, nunca, encontrarás una señal que te diga dónde estás, qué riesgos te aguardan o te pongan en ruta a tu destino. Sorpresa que comienzas sin saber cómo ni donde termina y que a veces lo hace bruscamente ante un precipicio increíble que de no preverlo, te lleva al vacío. La mayoría de los vehículos forman parte de un parque obsoleto hace muchos años, con frecuentes averías que, gracias a la pericia de los pilotos, casi siempre, a pesar de casi desguazarlos en plena ruta y no se cuentan nunca las horas de labor, terminan por rugir de nuevo y continuar su ruta; eso sí, desprendiendo una nube negra y tóxica, mortal de necesidad para el que viaja detrás de estas fábricas de contaminación. Normalmente viajan cargados con casi el doble de pasajeros por asiento, más en los pasillos. Paran a cada poco y en cualquier lugar, aunque sea ante el más temible barranco, porque, eso sí, el servicio público es la norma y te dejan allá donde lo solicitas, ante tu propia puerta si está en la ruta. Estos sufridos viajeros, van dormidos, no tanto por confianza en los pilotos, sino como un mecanismo de defensa ante tanto riesgo: "ojos que no ven, corazón que no siente". Muchos pilotos no tienen el brevete o carnet de conducir. No es infrecuente que lleven unas copas y a veces varias botellas de más y en completo estado de ebriedad; baste escuchar el telediario de cualquier día, en que siempre desayunas sangre en carretera y se termina con la gacetilla: "el piloto iba en estado de ebriedad". Eso sí, han colocado con esmero y devoción el rótulo en el frontis de su vehículo: "Yo manejo, Dios guía". Dirán los protestantes que estos creyentes "alcohólicos, apostólicos y romanos", son sacrílegos por utilizar el nombre de Dios en vano; pero no deja de ser una auténtica profesión de fe, porque tienen la experiencia bien y casi a diario contrastada que, a pesar de manejar borrachos, Diosito los protege. En Perú, existe una aseguradora infalible para los pobres que los cubre de todo riesgo y a diario: Seguros Dios que nunca falla. Pero si alguna vez, por tanto trabajo

15


S E M R O F N I

acumulado, se distrae un poquito… ahí tenemos la tragedia para unas cuantas familias que es también pan de cada día, pero siempre minúscula migaja teniendo en cuenta los miles diarios que de no ser por tal providencia, ocurrían. Ciertamente, como repiten nuestros misioneros más veteranos: "vivimos de milagro" un milagro que acontece cada día, en cada carretera, en cada curva, ante los mil y un peligros que acechan nuestra vía. 2º. Es así que en estas condiciones es absolutamente lógico que cada día debiéramos lamentar cientos de accidentes con multitud de víctimas mortales. Pero no sucede así; a pesar de todo lo dicho, la mayoría de esos vehículos y en esas condiciones, logran llegar a su meta. 3º. ¿No demuestra todo esto la existencia de un Dios Providente que está pendiente de cada curva y barranco de nuestro difícil camino? Que Dios nos siga protegiendo y permitiéndonos vivir del milagro de cada día que ya es frase que deberíamos incluir en el padre nuestro.

16


O L

LA NAVIDAD DEL ADIÓS

A

R

T

Í

C

U

Fr. Roberto Ábalos, OP Misión Koribeni

Toda Navidad es una gozosa celebración de la llegada del Hijo de Dios a nuestra humana espesura. Pero estas navidades serán tristes y de despedida en la Misión San José de Koribeni. Estaremos diciendo adiós a nuestras hermanas misioneras dominicas; y el año 2.014 será difícil para las niñas que sentirán transformado el internado en orfanato. El pasado día 19 de noviembre celebramos los cien años de la llegada de las Misioneras Dominicas del Rosario a Perú. Esa misma fecha nos confirmaban también la salida de las Misioneras Dominicas de la Misión de San José de Koribeni. A punto de cumplir sus bodas de oro de este hermoso matrimonio que habían contraído con esta Misión donde llegaron un día 13 de abril de 1965. Las tres primeras madrecitas que llegaron a Koribeni fueron: Lourdes, Rosalía y Virginia. Curiosamente madre Virginia, será una de las que diga adiós, junto con Esther, Lupe, Claudia y Aida, a esta fecunda presencia de casi 50 años entre matsigenkas. De bien nacidos es ser agradecidos y tenemos que recordar y agradecer a las madres que han regalado lo mejor de sus vidas, alguna casi toda ella, al servicio de estas hijas e hijos de la selva en la Misión Koribeni, junto al río Urubamba. Decía allá por 1963 el P. Daniel que tuvo la inmensa alegría y privilegio de recibir a las primeras madrecitas que llegaron a la misión que el dirigía y nos relata en su diario de permanencia en Koribeni la situación de esta comunidad en el momento de la llegada de las primeras misioneras dominicas:

17


O L U C Í T R A

La población ha aumentado, ya son veinticinco familias, parte de las que yo conocía y parte que se han formado con los jóvenes preparados en la Granja y en el Colegio de las madres. La misión está a cargo del P. Manuel Díez Flecha, con la gran ayuda del hermano Luís Pulido. Antes no había escuela ahora hay una escuelita atendida por las misioneras seglares con unos cuarenta alumnos, de ellos veinticinco matsiguengas y quince de los colonos de las cercanías. La escuela había sido creada en el año de mil novecientos sesenta y uno, empezando con los niños de los primeros grados y a cargo de la Srta. Antonina Valdeiglesias y ahora de la señorita Mercedes Vélez, aunque hay todavía un grupo de alumnos estudiando en la Granja de Misiones y en el internado de las Madres Dominicas en Quillabamba. La carretera, ya para noviembre (1963), está cerca de Palo Santo y ahí se queda medio paralizada hasta que pasen las lluvias. Con la carretera cerca ya empiezan los problemas, puesto que las tiendas van avanzando con la carretera y si fuesen solamente tiendas, no habría problema, pero todas ellas están convertidas en cantinas, donde la cerveza y el cañazo están a la orden del día, aumentando las borracheras, y con ellas infinidad de problemas entre la gente y los nativos, sin contar que gastan en bebida lo poco que ganan. 1964. Lo de las madres parece que va en serio, el Sr. Obispo ha dejado a su provicario el encargo de que mueva las cosas. Por eso el seis de febrero de mil novecientos sesenta y cuatro, de nuevo nos visita la M. Provincial y el P. Antonio Martín, claro que, como otras veces, no vienen solos, sino que les acompañan algunas madres del hospital y del colegio, (Quillabamba) que aprovechan para tener un día de descanso, para ver si ya se pueden establecer las madres para este curso, pero no se encuentran las cosas en las debidas condiciones, así que hay que posponerlo todavía. Aunque la casa del padre ya se está haciendo, pero como se han estado haciendo otras tres más, todavía queda por hacer y hasta que

18


O L U C Í T R A no se acabe no se podrán empezar los arreglos en la casa misión, hay que esperar algo más hasta que todo se encuentre en las debidas condiciones. Por fin la casa del padre y otras tres para los matsiguengas, que habían hecho adobes, ya están inauguradas y yo en mi nuevo palacio, pues tengo dos habitaciones, revocadas de cemento las paredes; piso también de cemento y el cielo raso de madera; cada habitación es de cuatro por cuatro. Suficiente para lo que necesito. Ya se puede empezar a arreglar la otra casa para las madres. En abril de 1965, por fin, está todo en orden para poder ingresar las madres dominicas. Las madres que vinieron a fundar fueron Lourdes, Rosalía y Virginia. Posteriormente vino la madre Javier. Como la carretera ya llega hasta la misión y han hecho una bajada hasta la pampa no han tenido problemas para traer todo su equipaje. Son recibidas con mucho alborozo sobre todo sus ex alumnas. Como han llegado antes del almuerzo, lo restante del día lo han empleado en acomodarse, aunque antes se han dado tiempo para visitar a todas las familias en sus casas. A los pocos días ya estaba acomodada la casa para ellas y también para ir recibiendo a las chicas que iban a quedarse en el internado. Quedan varias cosas que hay que ir acomodando y adaptando a las nuevas necesidades. Como ellas se encargarán de hacer la comida para los padres, el gallinero y la cocina queda a su disposición. Desde luego la M. Virginia nos trata muy bien. Desde que llegaron las madres era necesario hacer una escuela nueva, la que estamos utilizando está resultando demasiado reducida, por eso nada más llegar mi esfuerzo se orienta en esta dirección, así que aprovechando los planos que

19


Naturalmente el costo de la construcción de la escuela, como la queremos, supera con mucho la posibilidad de la economía de la misión. En la visita tanto del obispo, como de la madre provincial de las religiosas, comprendieron esto y ahora al volver de España se hace realidad el ofrecimiento de ayuda que nos hicieron para su construcción.

O A

R

T

Í

C

U

L

Cooperación Popular tiene para las escuelas que se están haciendo por la zona con su ayuda, nos proponemos hacer una buena escuela.

En su construcción todos hemos puesto el hombro. El costo fue de ciento quince mil soles. Monseñor puso dos cuotas la primera de quince mil y la segunda de veinte mil. La madre provincial también contribuyó con quince mil y las madres con diez mil, la comunidad contribuyó con su trabajo por una cantidad de once mil, los trabajos de carpintería, valorizados en cinco mil lo hizo el padre y los restantes treinta y nueve mil los puso la misión, además del uso de maquinaria y herramientas de la misión, que no se ha contabilizado. La escuela, después de muchos sudores, por fin la hemos concluido y el nuevo curso de mil novecientos sesenta y siete comienza en ella, la inauguración la hemos hecho el día de Pentecostés con motivo de la visita del Señor Obispo. Desde la creación de la escuela del Sirialo, mis visitas a esta escuela suelen ser bastante regulares, no sólo por la gente que vive en los alrededores, sino sobre todo por los chicos que asisten a la escuela y las señoritas Delia Ruiz y Teresa Astuhuanca que la atienden, y que algunos pobladores en lugar de estarles agradecidos les suelen causarles no pocos problemas y a veces lo pasan mal. Las visitas a las otras agrupaciones suelen ser muy esporádicas, no existen poblados establecidos y fuera de las escuelas de los lingüistas, a las cuales no nos invitan, no hay más escuelas y rara es la vez que invitan para ir a los arriendos a celebrar.

20


O L U C Í T R A

La carretera de penetración va avanzando lentamente. Pero para estas fechas (1968) ya han llegado al río Sirialo, donde tenemos una escuela atendida por las misioneras seglares Delia Ruiz y Teresa Astuhuanca. Al final de su estancia en Koribeni, el P. Daniel López escribía a modo de resumen del tiempo que ha permanecido: "Al acercarse el cincuentenario de la Misión de S. José de Koribeni, quisiera hacer algo de historia, al menos de los años que he vivido en ella. "En el transcurso de sus cincuenta años de vida cada misionero ha ido dejando su impronta, unos y otros con más o menos éxitos y sacrificios, pero sí todos con su mejor buena voluntad y espíritu de entrega, nos han legado la realidad que hoy tenemos. "La Misión está situada a la orilla del rió Urubamba, frente a la desembocadura del Koribeni, limpio y torrentoso, comunicada al exterior por la reciente carretera que tantos sacrificios ha costado y en la que tanta ilusión y esperanzas han puesto todos los colonizadores. "Actualmente (la misión) se encuentra rodeada de campesinos, que han venido de todas partes buscando fortuna o mejor vida para ellos y sus hijos. Sus habitantes, matsiguengas en su mayoría, educados por los misioneros y misioneras en la Granja-escuela de Quillabamba y en el colegio de las madres Dominicas, se encuentran ya en condiciones de enrolarse entre los pueblos independientes y cristianos del Perú. Por eso pienso que no está lejos el día en que dejando de ser misión, decidan en convertirla en parroquia. "Por otra parte el pueblo ya tiene hace años luz eléctrica, un hermoso salto de agua con su turbina. Salto que ya se ha iniciado su aprovechamiento para tener agua corriente y que quizá pueda entrar en funcionamiento en su totalidad antes de fin de año, ya que parcialmente funciona hace meses.

21


O L U C Í T R A

“Tienen también su escuela, y escuela atendida como pocas en el valle, con su internado de niñas. Esto fue un gran acontecimiento. Por fin las madres iban a venir a Koribeni, pero no de visita, como muchas otras veces, sino permanentemente y trasladando el internado de niñas, que hasta entonces había funcionado en Quillabamba y un poco alejadas de su ambiente. "La casa hubo que acondicionarla y aunque insuficiente, de momento ha solucionado el problema. Para ello el padre tuvo que hacer otra casa con dos habitaciones, para dejarles totalmente libre la anti-gua casa misión. Las madres llegaron llenando de alegría a sus antiguas alumnas, un día de mediados de abril de 1965... Y si desde el principio comenzaron a trabajar con ilusión en todo lo que se les presentase, esta ilusión y su mucho entusiasmo, ha ido en aumento de día en día, y no han defraudado las esperanzas que habíamos puesto en ellas. "Pero si desde su llegada fueron nuestro alivio y nuestra ayuda, también vinieron a crearnos un nuevo problema; la insuficiencia del local provisional en que venía funcionando la escuela, atendida por las señoritas Misioneras Seglares. Los medios económicos habían sido agotados con las preparaciones y reformas para su venida. Pero como lamentándose y cruzándose de brazos no se iban a solucionar los problemas, se propuso el caso a las autoridades y éstas respondieron prontamente y con generosidad. La broma de todas las maneras, nos costó quedar algo malparados por algún tiempo en nuestra economía, pero al fin podemos contar con una hermosa escuela, que es orgullo de la misión, admiración de todos los que la ven y de inmejorables condiciones para la enseñanza. Habiendo podido ser inaugurada el día de Pentecostés del 1967. “La labor ha sido ingente durante muchos años; pero debemos tener la satisfacción de haber formado, entre todos, un pueblo para Dios y para la Patria" Estas han sido las bellas flores que han formado un delicado y hermoso jardín en esta su querida misión de abril de 1965 a diciembre de 2013: 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. 10. 11. 12. 13.

22

Lourdes Fernández (murió) Rosalía Irúrzun Virginia Garavito Imelda Criado Lucy Núñez (postulante y salió) Leonor Angulo (postulante y salió) Inmaculada Diago Esperanza Alegría Eulalia Córdova (salió) Julia Vega (salió) Carmen Eliza Imelda Martín María Unamuno


O R

T

Í

C

U

L

Ester Sánchez Rosario Rodríguez Carmen Santiago Ana Ortiz Rocío Venero Enriqueta Corral Teófila Echeverría Alejandrina Barrios (salió) Mercedes Sarmiento (murió) Lidia Garcés Carmen Borrell Guadalupe Cuba Nelly Bustincio Clotilde Blanco Giovanna Aliaga Elena Cornejo Antonieta Segovia Ester Rojas Luz Marina Amaru Pauline de la India Ayda Chancay Claudia Portillo

A

14. 15. 16. 17. 18. 19. 20. 21. 22. 23. 24. 25. 26. 27. 28. 29. 30. 31. 32. 33. 34. 35.

Gracias madres por vuestra hermosa y fecunda maternidad. "Algo se muere en el alma cuando un amigo se va" y cuando es una madre la que se despide, muchísimo más y no digamos si se va toda la comunidad, ya no se pierde algo, sino el alma misma de la misión. La Misión se compromete a continuar con el internado pensando en la fidelidad a nuestro compromiso con los más desfavorecidos y en homenaje a todas las que han entregado lo mejor de sí mismas; pensando en la necesidad para las muchachas que viven lejos y no tienen otra oportunidad de estudiar. Asimismo porque si cerramos, también el colegio se va a resentir con cuarenta alumnos menos con lo que disminuiría el número de profesores. Se han comprometido varias profesoras a responsabilizarse de él, lo que agradecemos profundamente y en una buena noticia que nos lleva a pensar en una nueva forma de misioneras y de misión. Desde estas páginas, retamos a nuestras hermanas misioneras dominicas a que escriban una memoria más detallada sobre su benemérita e insustituible presencia en esta su misión de San José de Koribeni.

23


O L U C Í T R A

UNA ATÍPICA OFRENDA Fr. Roberto Ábalos, OP Misión Koribeni

Era una tarde de domingo y tenía celebración eucarística a las siete en el centro poblado de Palma Real. Arriesgo porque el camino, recién habilitado por la margen derecha del Urubamba, es peligroso, luego de varias noches de lluvias torrenciales. La otra margen está imposibilitada por la caída del puente sobre el río Koribeni que es la ruta habitual de un gran tráfico. A pesar de las dificultades, llego en una hora exacta, y casi una hora antes de comenzar la celebración. La puerta del templo ya está abierta y la profesora Vilma está vistiendo el altar ayudada de su hijo que estudia medicina en Cuzco. No hay otros fieles. Al poco llegan dos personas en completo estado de ebriedad. Uno con gorra y todo, metiendo bulla bien sonora. El otro se quita la suya con fervor y le reprende al compañero para que baje el tono de su borracha cantinela y siga su ejemplo despojándose de su visera. Yo me acerco a ellos y les agradezco su presencia y aconsejo moderación al tenor. No son abundantes los feligreses y sería un lujo despreciarlos, en este centro poblado, colmado de plata y proyectos, pero con evidente abandono de las cosas de Dios. Van llegando otros fieles y los dos alegres y primerizos compañeros se han acomodado también con fervor y el más exaltado ha ido perdiendo fuelle hasta que veo le vence su estado desequilibrado y queda profundamente callado y dormido. Al cerrar la boca, ha cesado también el flujo etílico que emanaba como incienso venenoso que se expandía por el templo. Cuando somos unos treinta fieles y ya prestos a celebrar el cuaresmal domingo, aparece otro paisano, bien tieso, pero también con evidentes señales de ebriedad. Me quedo estupefacto cuando veo que camina con esa pose marcial hacia el presbiterio, cargado con una enorme lata de cerveza en cada mano. Sube las gradas del presbiterio y se centra en el altar mayor como si fuera él quien oficiara la Eucaristía. Hace una gran reverencia y coloca una cerveza junto a cada velón ya encendido para el oficio. Repite la profunda inclinación y, desentendido del todo del público, tan impresionado como yo, abandona el templo con el mismo paso marcial aunque también claudicante. Agradecí a Dios esta inusitada hierofanía porque me dio la pauta para la homilía de este tiempo de conversión. Me pregunto en voz alta: ¿qué mueve a tanto aficionado a la bebida con gradiente, a buscar el templo como refugio de su

24


O L

inestabilidad? ¿Qué ha movido a nuestro hermano a depositar a modo de ofrenda, las dos cervezas sobre el altar?

R

T

Í

C

U

El evangelio de este tercer domingo de cuaresma es el hermoso diálogo de Jesús, cansado y sediento, con la Samaritana que acude con el ánfora al brocal del pozo para colmarla de agua. Un diálogo a dos niveles: el agua cristalina que apaga la sed y el agua viva que produce un surtidor que alcanza las alturas del cielo. Pero ambos lenguajes confluyen cuando se caen los prejuicios de la mujer de Samaría y comienza a descubrir en Jesús un hombre nuevo y un mensaje de profunda humanidad que le hace salir corriendo de alegría, como su hermana de Magdala, a comunicar la buena noticia del hombre junto al pozo que le ha invitado a saborear el agua viva.

A

Nuestros protagonistas de Palma Real, llegaron saciada su sed de cerveza. Se acercaron a remansar su caudal en la placidez del templo donde los santos nunca los miran con desprecio. Saben de un buen Dios al que aprendieron de boca de sus papás a llamar también Padre. Y se sienten a gusto en el lugar y no es para nada infrecuente verlos llegar a este remanso de paz, cansados y sedientos de no sabemos bien qué sed y qué ofensas recibidas. La borrachera casi siempre es el síntoma de una enfermedad sembrada y crecida en el re-sentimiento. El portador de las dos cervezas, quizá quiso hacer esa ofrenda de abstenerse al menos de ellas dos e iniciar un proceso de alejamiento de esa dependencia e iniciar simultáneamente una aproximación al pozo de agua viva, sabiendo que la cerveza consumida no sacia la sed; mas bien la incrementa. Con su doble sacrificio, está haciendo una promesa, como quien enciende un cirio para llamar la atención de Dios. Curiosamente las ha colocado en la mesa del altar, pozo de donde sacamos el pan y el vino sacramental. No era un borracho cualquiera. Nadie es un borracho cualquiera: todos tienen su historial que si lo conociéramos, con otros ojos los habríamos de mirar. Con la misma ternura de Dios manifestada en Cristo. Con la ternura con que Jesús mira a la Samaritana y a todos los que se encontraba en su camino y se acercaban a su pozo. Me llamó también la atención al sentir el respeto del resto de concurrentes en la celebración, que para nada molestaron a nuestros tres enfebrecidos feligreses. Los miraban también con compasión y quizá más de uno sentía el reflejo de su propia experiencia en algún momento de su vida. Los miraban con mayor misericordia que los apóstoles cuando vieron a su maestro dialogando con una mujer de Samaría junto al pozo de Jacob. Terminada la celebración, nos despedimos; pero quedaba todavía dormido el alcohólico anónimo. Tuve que despertarlo y acompañarlo a la salida del templo, no fuera que se quedara y al despertar consumiera las dos cervezas que dejé junto al altar, respetando la atípica ofrenda de su compañero de fatigas. Me hubiera jodido la homilía.

25


S E M R O F N I

ENERO-FEBRERO-MARZO

26


S E I

N

F

O

R

Fr. Marco Nureña, OP Secretario de la Asamblea

M

ASAMBLEA DEL VICARIATO REGIONAL DE SANTA ROSA DE LIMA 2014

Los días miércoles 22 al viernes 24 de enero del 2014 tuvimos los frailes la Asamblea del Vicariato Regional de Santa Rosa de Lima. Un día antes del comienzo de la Asamblea, el martes 21, se reunió el Consejo del Vicariato para la aprobación de presupuestos. Igualmente días previos los frailes jóvenes que se han incorporado más recientemente a la labor pastoral en el Vicariato se reunieron bajo la coordinación de Fr. Luis Ricardo Villegas y Fr. Hilario Yucra. Esto último fue a petición del Consejo del Vicariato, para que en un momento de la Asamblea presenten sus reflexiones y dialoguen con los demás frailes. La propuesta base para compartir entre los jóvenes fue la que sigue: Las ilusiones en el inicio de la labor pastoral en el Vicariato, los principales retos que esta labor les ha planteado, los logros obtenidos y las dificultades encontradas en la consecución de esta labor y en la integración dentro del Vicariato, y los desafíos que ven de cara al futuro de sus respectivas presencias y trabajos en el marco de las opciones prioritarias del Vicariato. Todos los días de la Asamblea en la mañana los frailes celebramos la Eucaristía (con la Oración de Laudes incluida) a las 7 am y a continuación el Desayuno. Después de las sesiones de la Asamblea había un Descanso a las horas de 10:30 a.m. y 12:30 am., y el almuerzo a la 1:00 p.m. Y en las tardes a las 5:30 p.m. y a las 7:30 p.m. otro Descanso que se prestaba al diálogo más o menos informal. A las 8:00 p.m. había conjuntamente Vísperas y Completas, y luego la Cena a las 8:30

27


S E M R O F N I

p.m. Cabe recordar que las reuniones y la oración fueron en la Casa de Espiritualidad Santa Rosa, en tanto que el alojamiento de los frailes y las comidas fueron en el Santuario Santa Rosa, aneja a la Casa de Retiro. La Agenda General de la Asamblea fue la siguiente. El día 22 a las 9:00 a.m. la Primera Sesión consistió en la ponencia "Cambios estructurales en la Iglesia y su repercusión en la Iglesia Peruana" a cargo de fr. Gustavo Gutiérrez. La Iglesia está para evangelizar, dijo Fr. Gustavo recordando a Pablo VI. El reconocido teólogo manifestó que la frase "nueva evangelización" es una expresión nueva pero la evangelización siempre es una tarea nueva. Según el teólogo los tres grandes desafíos de evangelización para la Iglesia en el mundo actual son la modernidad y la postmodernidad, la pobreza, y las religiones. Estos desafíos no están separados sino que están concatenados. El ponente señaló que la Espiritualidad, la Teología y la Evangelización están engarzadas en la vida de nuestra Orden. Tras el receso hubo un diálogo de la Asamblea con Fr. Gustavo. A las 11:00 a.m. la Segunda sesión fue una Reflexión y el trabajo. La Tercera Sesión del día, ya en horas de la tarde día fue el Informe sobre el Capítulo General de Definidores y Capítulo Provincial de España, mientras que la cuarta y última Sesión fue una Reflexión sobre dichos informes. El día 23 a las 9:00 a.m. la Primera Sesión fue el Informe sobre los avances de lo ordenado por el Capitulo Regional 2012 al Prior regional y su Consejo. La Segunda Sesión trató sobre la Modificación de Estatutos de Centro Cultural José Pío Aza, unido al Debate sobre la situación de la casa de acogida a los estudiantes nativos amazónicos localizada en el distrito de San Miguel. El mismo día 23 en la tarde se presentó el Informe sobre las presencias significativas dominicanas en cada zona del Vicariato, y la Cuarta Sesión fue la Reflexión a la luz de los recientes documentos de los Capítulos General de la Orden de Predicadores y el Capítulo Provincial de España. El último día de reunión fue el viernes 24. La Primera Sesión fue sobre la Nueva mirada generacional sobre el quehacer y perspectivas del Vicariato, y la Segunda sesión fue sobre Proceso de convergencia: Avances y dificultades entre las dos entidades de frailes dominicos en Perú. En la tarde tanto el Mons. Francisco González, Obispo de Puerto Maldonado, como el Fr. Juan José Salaverry, Prior Provincial de la Provincia San Juan Bautista, dialogaron con la Asamblea, la misma que horas después finalizaría. Los frailes asistentes en su condición de vocales fueron 21, y los frailes invitados 10, con un total de 31 dominicos. La Asamblea es un encuentro formal pero es también una ocasión de encontrarnos como hermanos una mejor presencia de la Orden en nuestro país. Además del trabajo realizado durante la Asamblea, como suele suceder hubo encuentros y conversaciones sobre nuestras vidas y nuestro trabajo pastoral. Algo generalizado fue la dificultad de acceso a Internet debido a la congestión "virtual": ¡muchos frailes para una exigua capacidad de Internet! Ahora esperamos, en breve, la concreción por escrito de las Actas y de su puesta en práctica.

28


A C

R

Ó

N

I

C

Crónica en fotos

29


A C I N Ó R C 30

Crónica en fotos


A C

R

Ó

N

I

C

Crónica en fotos

31


S E I

N

F

O

R

M

ORDENACIÓN PRESBITERAL Y DIACONAL: FR. HILARIO YUCRA Y FR. JESÚS BEDOYA

El Sábado 25 de enero recibieron el sacramento del Orden en le grado de Presbítero y Diacono nuestros hermanos Hilario Yucra y Jesús Bedoya, respectivamente. La ceremonia estuvo presidida por Mons. Francisco Gonzalez Hernández, O.P, obispo de Puerto Maldonado y acompañaron a nuestros hermanos, todos los frailes que había participado en el Capitulo Intermedio, los de la Provincia San Juan Bautista del Perú, religiosos y religiosas, familiares, amigos y amigas de los ordenandos. Fue una ceremonia de gran emotividad y mucha familiaridad. Fr. Hilario ha sido asignado a la Misión de Shintuya y Fr. Jesús a la Misión de Sepahua donde venían haciendo su experiencia pastoral. Muchas felicidades a ambos y que el señor les conceda vivir en la fidelidad a la vocación recibida.

32


A C

R

Ó

N

I

C

Crónica en fotos

33


S I

N

F

O

R

M

E

NUEVA PUBLICACIÓN FR. JUAN JOSÉ UNGIDOS Nuestro hermano ha publicado un nuevo libro con el título "Lo que debemos recuperar". Esta obra bibliográfica contiene en sus primeras páginas la carta de aprobación de Mons. Francisco González, OP, Obispo Vicario Apostólico de Puerto Maldonado que a continuación se la compartimos: "Con sumo gusto recibimos un nuevo volumen de su ya extensa colección de tratados sobre temas religiosos, cristianos, morales y de valores, dirigidos a sectores populares, a quienes, con un lenguaje directo, sencillo y efectivo, alcanza a hacerles comprender, formando e informando, sobre las grandes verdades y cuestiones que nos atañen a todos los creyentes. La popularidad y el aprecio por estos sencillos y claros temas, hace que uno tras otro sean buscados y estimados por catequistas, grupos parroquiales, profesores de Religión, así como feligreses con formación cristiana y otros sin apenas formación pero a quienes les resulta perfectamente accesibles y esclarecedores. Rogamos a Nuestro Señor para que no decaiga en este empeño por hacer llegar de manera clara y sencilla a nuestro pueblo fiel, la Buena Noticia de la Salvación y la Verdad del Amor de nuestro Dios a todos. Y que, Santa Rosa de Lima, desde cuya casa natal escribe, le sea luz y ánimo incansable en este hermoso cometido". Esta publicación contiene cinco capítulos referidos a: ¿Qué son los valores?; Necesidad de los valores; ¿Cómo se adquieren los valores humanos?; ¿Dónde aprendemos y desarrollamos los valores? y ¿cuáles son? (humanos, espirituales y virtudes espirituales). Puede ser adquirida en la tienda del Santuario de Santa Rosa de Lima (Av. Tacna cdra. 1, Lima) o en el Centro Cultural José Pío Aza (Jr. Callao 562, Lima).

34


S M

E

ORDENACIÓN DIACONAL DE FR. MARC EN PUERTO MALDONADO

N

F

O

R

El día jueves 16 de enero fue ordenado diácono fr. Marc Bellión, dominico de la Provincia de Francia, quien, desde setiembre del 2013 reside en la Misión de San Jacinto en Puerto Maldonado. Marc es luxemburgués, y está realizando una experiencia dominicana en nuestro Vicariato al concluir su período de estudiante y realizar su profesión solemne en agosto del año pasado, en Lille.

I

La ceremonia se realizó en la Catedral de Puerto Maldonado, y fue Monseñor Paco quien ofició la ordenación. Para tal ocasión, fr. Tomás María Gillet diácono, compañero de Marc, quien realiza una experiencia parecida en Quillabamba; Frank Dubois, maestro de estudiante de la Provincia de Francia, y Xavier Pollart, Prior del Convento de Lille acompañaron a fr. Marc junto con la comunidad de San Jacinto. La comunidad parroquial estuvo presente, y fue testigo de este momento importante en la vida de fray Marc. Fr. Franck, su ex maestro de estudiantes, destacó la experiencia de fr. Marc de vivir en un contexto cultural diferente, del reto que eso significaba y el modo en el que Marc lo ha sabido aprovechar. Por su parte, fr. Xavier agradeció muy profundamente la acogida por parte de la comunidad dominicana y de la comunidad parroquial hacia Marc y que ellos valoraban muy positivamente. La liturgia, sencilla y alegre, fue complementada con la participación en el auditorio de una recepción organizada por los diferentes grupos parroquiales. Fr. Marc Bellion se ha encargado durante su permanencia en Maldonado, de la iniciativa de un Taller sobre la fe, y de la profundización de la palabra de Dios en el tiempo de adviento; iniciativas que le han permitido ser conocido y estimado en la parroquia. Después de unos días compartiendo juntos en Cuzco, Marc y Tomás nos acompañaron en el Capítulo intermedio del Vicariato, en la ciudad de Lima. ¡Muchas felicidades en tu vida ministerial, Marc!

35


A C I N Ó R C 36

Crónica en fotos


S M

E

TOMA DE HÁBITO FR. JAIME Y FR. JOHN

I

N

F

O

R

El 15 de febrero en el Convento de Santo Domingo de Cusco tomaron el Habito Dominicano, Jaime Rojas y Jhon Jaider Gómez, dos jóvenes que había concluido su etapa de Prenoviciado. Son vocaciones para nuestro Vicariato Regional. A la ceremonia asistió nuestro prior Regional quien les impuso el santo hábito. Felicidades a nuestros hermanos novicios y oramos por su perseverancia y fidelidad al Señor en la singular y hermosa Vocación Dominicana.

37


Fr. Roberto Ábalos, OP Misión Koribeni

S E I

N

F

O

R

M

RESEÑA HISTÓRICA DE FRAY REGINO SÁNCHEZ VAQUERO

Nació en Palaciosrubios (Salamanca) el siete de setiembre de 1.930. Ingresó en el Seminario Hispano Americano de Misioneros Dominicos de Villava (Navarra) con veintiséis años y como Hermano Cooperador. Hizo su primera profesión el 6 de noviembre de 1956 Salió de Villava a primeros de enero del año 1959, hacia Perú, su primer destino, donde llegó en febrero del mismo año 1959. Estuvo en Lima tres meses y lo destinaron ya a Quillabamba, a la Granja de Misiones, donde ejerció todos los oficios aprendidos como Hermano Coopeador en Villava: talleres, huerta, animales… También estuvo encargado con los muchachos de la granja. Desde siempre tuvo especial vocación por los jóvenes y la enseñanza. Casi todos los muchachos de la Granja Escuela, eran nativos, incluso nos cuenta trajeron un grupo de "kogapakoris" de las montañas de Shintuya. Sufrió bastante con ellos porque no les gustaba la comida, se escapaban continuamente al monte porque no les gustaba la escuela ni menos estar encerrados. Poco a poco se fueron acostumbrando y él también a ellos. A los tres años, con esos mismos chicos, lo destinan a Shintuya, con los maskos. En este viaje tuvieron un naufragio. Fray Regino no sabía nadar, pero milagrosamente se vió encima de la canoa, pero en un remolino, se hundió la canoa y gracias a los nativos lo pudo contar. En Shintuya sustituyó a un Hermano

38


R

M

E

S

Donado natural de Quillabamba, que se ahogó. Allá le tocó hacer la casa y la escuela, trabajando de albañil. Estuvo con el P. Elías Murguizu y el P. José Alvarez "Apaktone", que era quien conseguía la plata. Los tres edificios siguen en pie y utilizados en la actualidad. Yendo con los jóvenes a sus comunidades, le agarró la enfermedad de la "uta".

I

N

F

O

A los tres años es destinado a la misión de El Pilar. También con indígenas de la etnia Masko. Aquí las cosas estaban mas organizadas, con buena vaquería de la que también se hizo cargo. Estuvo en esta misión, con el P. Silverio, otros tres años. Entonces es destinado a Timpía con el P. Silverio que se resistía ir allá si no era con un Hermano. Y lo eligió a él. Allá se encuentran sin nada, sin casa, porque la casa que había dejado el P. Venancio estaba arruinada. Aquí le tocó también de albañil construyendo unos tambitos porque no tenían plata para nada. Estuvo una semana en Sepahua donde el P. Ricardo Lobo quería retenerlo, pero Regino tiró para arriba. Aquí en Timpía, como apenas tenían nativos, salió en diversas expediciones en su busca: a Ticumpinía, a Saringaveni, a los "kogapakoris" de alto Timpía donde nadie había llegado todavía. Fue famosa esa expedición que fue filmada por el P. Adolfo Torralba y cuenta fray Regino con todo detalle los sustos que pasó al quedarse solo frente a ellos sin saber como actuar y qué iban a hacer los "kogapakoris". De Timpía bajó un año a Kirigueti donde se encontró con el P. Daniel López. Dice que aquí lo revolvió todo con el deporte. Organizó todo un campeonato deportivo con todas las comunidades y escuelas que visitaba con frecuencia. Dice que el P. Daniel disfrutó mas que nadie. Se juntaron católicos y evangélicos, todos felices. Al año, regresó ya a Quillabamba donde permaneció hasta su salida definitiva a España el año 2.009? Siempre buscando actividad, se metió con el deporte. También a clases sustituyendo al P. Tomás. Con el deporte se ganó a la juventud. Y a través del deporte ha fomentado la promoción de muchas vocaciones para el sacerdocio. Desde Quillabamba, fue a la zona de Santa María, con el P. Luis Verde y el P. Pedro. Iban y venían desde Quillabamba residiendo del domingo al jueves en Santa María. Desde allí, recorría todas las comunidades cristianas de la zona. Recorría todas las escuelas primero con la moto que aprendió a manejar. Después utilizaría el famoso Land Rover sin llegar a tener nunca el permiso de conducir y pasando todos los días por delante del cuartel de la policía. Aquí en Quillabamba celebró sus bodas de oro como fraile Dominico. Toda la sociedad Convenciana se volcó en este homenaje bien merecido.

39


A C

R

Ó

N

I

C

Crónica en fotos

40

¡Descansa en Paz Querido Hermano !


Vicariato Regional Santa Rosa Misioneros Dominicos

¡Felices Pascuas de Resurrección! Centro Cultural

José Pío Aza Misioneros Dominicos