Page 49

S C I T O N

El día de viernes santo, salimos hacia Chimparina acompañados de Blakerdy, una de las Animadoras y asistente al taller de documental. Ese mismo día se fue concentrando la gente de casi todas las comunidades machiguengas del Alto Urubamba, convocadas para iniciar la huelga amazónica en lucha contra los Decretos Gubernamentales que ignoran la existencia de los nativos como sujetos con todos los derechos a participar en cualquier foro y negociación sobre los recursos de unas tierras que poseen desde tiempos inmemoriales. Este factor dio una dimensión fuerte al carácter del documental que se comenzaba a realizar. Se pidió permiso a los machiguengas y filmaron secuencias de este acontecimiento. Visitaron también la comunidad de Chimparina de donde es natural Blakerdy y pasaron una velada inolvidable escuchando la sabiduría de su abuelita auténtica "habladora" y cantadora de historias machiguengas a la luz de la luna y el estímulo del mashato.

I

A

entrevistas, etc. La segunda parte, se les entregó varias videocámaras y fueron recorriendo la comunidad de Koribeni captando planos y entrevistando a diversas personas acerca de su historia, relatos, estilo de vida, etc.

El domingo de resurrección, salimos en gira hacia las comunidades de Tipeshiari y Tivoriari y terminar con la visita a Sangobatea. Fuimos acompañados de la Animadora y técnica enfermera machiguenga, Blakerdy; quien, poco a poco, se fue convirtiendo en la protagonista del documental, en la más auténtica encarnación de "El hablador" actual. Y a fe que tuvimos dificultades. La temporada de lluvias parecía estar en apogeo y caminamos muchas horas bajo la lluvia. Tuvimos que sumar cuatro horas más que el camino habitual, ya que los "alejados" de Tipeshiari llevan clamando ya tres años por una pasarela sobre el río Kumpiro y el Municipio y sus presupuestos participativos, los ignoran solemne e impunemente. Durante la temporada menos lluviosa, se aventuran a cruzar sus siempre bravas aguas, en frágiles balsas donde arriesgan sus vidas mujeres y niños. En esta ocasión tuvimos que dar un rodeo, llegando al km. 24 de la obra faraónica carretera que unirá Quepashiato y Kimbiri, donde sí que se invierte todo lo invertible, porque hay mucho interés colono en ella. Los nativos de Tipeshiari llegan hasta aquí buscando una orolla que tienen los colonos sobre el río Kumpiro. A continuación cruzamos un puente formado por palos que se cimbrean sobres las rugientes aguas del río Puguientimari. En este punto, uno de los expedicionarios maños se tuvo que regresar porque sentía vértigo y no era para menos. El resto desandamos el camino siguiendo el río hasta la altura del camino por donde habitualmente caminan, a cuatro horas de este punto. Por supuesto que es un camino adivinado por ellos, subiendo por lugares para otros inaccesibles. No calculamos este plus de camino, con lo que oscureció caminando todavía varias horas y no faltando la presencia de una gran culebra en pleno camino. Por eso no es recomendable caminar más allá de las cinco de la tarde, que es cuando estos reptiles salen a pasear. Gracias a la señora Rosa, abuela de uno de los Animadores que nos

49

Profile for Boletin Misioneros Dominicos

176 2009  

Boletín Misioneros Dominicos, 176 (2009)

176 2009  

Boletín Misioneros Dominicos, 176 (2009)

Advertisement