Page 23

R

T

Í

C

U

L

O

Nuestro reclamo es otro. Es la marginación que se oculta en la consulta lo que ha promovido las reivindicaciones de Bagua. Aquí, los Decretos y la falta de consulta han sido los detonantes, pero el reclamo ha sido la marginación de los indígenas. Por lo tanto, en cierto modo, el Convenio 169 no es un problema de los indígenas nativos sino un problema de los otros, del Estado, de la Agraria, de INRENA, de INDEPA, del Ministerio de Educación y de otros Ministerios, de los andinos que invaden nuestras tierras, de las compañías madereras, de las compañías petroleras, de las misiones, de los antropólogos, de las ONGs, que van a nuestro territorio, o que nos invaden como de superior a inferior, como el poderoso al que no tiene poder. Al final se trata de que el nativo es marginado y excluido, ninguneado, despreciado. En este sentido el Convenio 169, más que para los indígenas amazónicos, es para la sociedad nacional y regional. Y como es tanto para uno como para otros, para entenderlo, hay que promover la inculturación, que es el arte de tender puentes entre los diferentes para poder entenderse y llegar a acuerdos.

A

La historia de la selva es una historia trágica para los nativos. Desde el momento de la colonia hasta el día de hoy, los nativos han sido y son marginados. Invadidos, perseguidos a sangre y fuego, nunca han podido recuperar su dignidad humana, aunque se hayan dictado leyes de protección. El derecho a la consulta debe tener en cuenta esta historia, pues la marginación ha sido y es el origen de muchas reivindicaciones promovidas por los grupos étnicos en diferentes momentos de la historia y también podemos considerar lo sucedido en Bagua como una reivindicación indígena. Pero no perdamos de vista que esta marginación es sobre su identidad humana, sobre sus derechos, sobre las tierras, sobre la salud, sobre la educación, sobre la ecología y el medio ambiente, y, por lo tanto, el derecho a la consulta se debe referir también a estos temas. Todas las instituciones y personas arriba indicadas, tienen responsabilidad en este hecho, unas más y otras menos. No es, por tanto, legítimo cargar la responsabilidad de la marginación y de las reivindicaciones únicamente sobre un tema y sobre una institución, sabiendo que son muchas las que intervienen. Podemos señalar tres escalas de marginación o de problema de los indígenas y otras tres escalas de consulta. 1. La marginación de la identidad indígena. Desde siglos los nativos han sido marginados y excluidos. No han sido valorados sus derechos humanos como le corresponde. Se le puede invadir, despreciar, explotar, no reconocer sus estudios ni títulos, sin impunidad. Le marginan las regiones, los ministerios, los andinos, los comerciantes, los madereros, los inmigrantes. El nativo está acumulando estos desprecios y marginación durante años y años, y espera la ocasión de promover sus reivindicaciones, que algún día llegarán. Hablar de consulta en estas condiciones será muy difícil. Habría que desterrar antes los prejuicios racistas y etnocéntricos de la sociedad nacional y regional, lo cual es difícil.

23

Profile for Boletin Misioneros Dominicos

176 2009  

Boletín Misioneros Dominicos, 176 (2009)

176 2009  

Boletín Misioneros Dominicos, 176 (2009)

Advertisement